Вы находитесь на странице: 1из 7

Proteínas

¿Qué son las proteínas?


Las proteínas son moléculas formadas por aminoácidos que están unidos por un tipo de
enlaces conocidos como enlaces peptídicos. El orden y la disposición de los aminoácidos
dependen del código genético de cada persona. Todas las proteínas están compuestas por:
 Carbono
 Hidrógeno
 Oxígeno
 Nitrógeno
Y la mayoría contiene además azufre y fósforo.
Las proteínas suponen aproximadamente la mitad del peso de los tejidos del organismo, y
están presentes en todas las células del cuerpo, además de participar en prácticamente todos
los procesos biológicos que se producen.

Funciones de las proteínas


De entre todas las biomoléculas, las proteínas desempeñan un papel fundamental en el
organismo. Son esenciales para el crecimiento, gracias a su contenido de nitrógeno, que
no está presente en otras moléculas como grasas o hidratos de carbono. También lo son
para las síntesis y mantenimiento de diversos tejidos o componentes del cuerpo, como los
jugos gástricos, la hemoglobina, las vitaminas, las hormonas y las enzimas (estas últimas
actúan como catalizadores biológicos haciendo que aumente la velocidad a la que se
producen las reacciones químicas del metabolismo). Asimismo, ayudan a transportar
determinados gases a través de la sangre, como el oxígeno y el dióxido de carbono,
y funcionan a modo de amortiguadores para mantener el equilibrio ácido-base y la
presión oncótica del plasma.
Otras funciones más específicas son, por ejemplo, las de los anticuerpos, un tipo de
proteínas que actúan como defensa natural frente a posibles infecciones o agentes externos;
el colágeno, cuya función de resistencia lo hace imprescindible en los tejidos de sostén o la
miosina y la actina, dos proteínas musculares que hacen posible el movimiento, entre
muchas otras.

Propiedades
Las dos propiedades principales de las proteínas, que permiten su existencia y el correcto
desempeño de sus funciones son la estabilidad y la solubilidad.
La primera hace referencia a que las proteínas deben ser estables en el medio en el que
estén almacenadas o en el que desarrollan su función, de manera que su vida media sea lo
más larga posible y no genere contratiempos en el organismo.
En cuanto a la solubilidad, se refiere a que cada proteína tiene una temperatura y un pH que
se deben mantener para que los enlaces sean estables.
Las proteínas tienen también algunas otras propiedades secundarias, que dependen de las
características químicas que poseen. Es el caso de la especificidad (su estructura hace que
cada proteína desempeñe una función específica y concreta diferente de las demás y de la
función que pueden tener otras moléculas), la amortiguación de pH (pueden comportarse
como ácidos o como básicos, en función de si pierden o ganan electrones, y hacen que el
pH de un tejido o compuesto del organismo se mantenga a los niveles adecuados) o la
capacidad electrolítica que les permite trasladarse de los polos positivos a los negativos y
viceversa.

Clasificación de las proteínas


Las proteínas son susceptibles de ser clasificadas en función de su forma y en función de su
composición química. Según su forma, existen proteínas fibrosas (alargadas, e insolubles en
agua, como la queratina, el colágeno y la fibrina), globulares (de forma esférica y
compacta, y solubles en agua. Este es el caso de la mayoría de enzimas y anticuerpos, así
como de ciertas hormonas), y mixtas, con una parte fibrilar y otra parte globular.

Tipos
Dependiendo de la composición química que posean hay proteínas simples y proteínas
conjugadas, también conocidas como heteroproteínas. Las simples se dividen a su vez en
escleroproteínas y esferoproteínas.

Nutrición
Las proteínas son esenciales en la dieta. Los aminoácidos que las forman pueden ser
esenciales o no esenciales. En el caso de los primeros, no los puede producir el cuerpo por
sí mismo, por lo que tienen que adquirirse a través de la alimentación. Son
especialmente necesarias en personas que se encuentran en edad de crecimiento como
niños y adolescentes y también en mujeres embarazadas, ya que hacen posible la
producción de células nuevas.

Alimentos ricos en proteínas


Están presentes sobre todo en los alimentos de origen animal como la carne, el pescado, los
huevos y la leche. Pero también lo están en alimentos vegetales, como la soja, las
legumbres y los cereales, aunque en menor proporción. Su ingesta aporta al organismo 4
kilocalorías por cada gramo de
proteína. https://cuidateplus.marca.com/alimentacion/diccionario/proteinas.html
¿QUÉ SON LAS PROTEÍNAS?
Son muchas las ocasiones en las que leemos, escuchamos e incluso hablamos sobre temas
de nutrición en los que están involucradas las proteínas. Pero, ¿sabemos realmente qué son
las proteínas?. A continuación le daremos respuesta a ésta y otras cuestiones sobre las
mismas.
Concepto de proteína
Del griego protos, “lo primero”.
Las proteínas son sustancias orgánicas compuestas por carbono, hidrógeno, oxígeno y
nitrógeno. Son el principal componente estructural del tejido muscular. Son nutrientes que
poseen funciones esenciales para la vida y que por tanto deben estar presentes en la dieta.
¿Para qué sirven?
–crecimiento y desarrollo corporal
–mantener y reemplazar la musculatura y conectivo dañado. El tejido conectivo rellena los
espacios existentes entre los órganos corporales y otros tejidos del organismo.
-producir enzimas (moléculas de naturaleza proteica que aceleran las reacciones químicas de
nuestro organismo)
-constituyente esencial de hormonas
-adecuado funcionamiento del sistema de defensas
-fuente de energía (aunque no son la principal fuente)
¿En qué alimentos se encuentran dichas proteínas y cómo las
podemos conseguir?

En el reino animal: carnes, pescados, mariscos, lácteos y huevo.


En el reino vegetal: cereales, legumbres, frutos secos, semillas y pseudocereales como la
quinoa.
Complementación proteica:
Proteína animal son completas, es decir, contienen todos los aminoácidos esenciales.
Proteína vegetal son incompletas por tanto, no contienen todos los aminoácidos
esenciales. La buena noticia es que combinando diferentes alimentos vegetales podemos
obtener un adecuado aporte de aminoácidos.
Las proteínas están compuestas de aminoácidos, pero no todas
son iguales…

¿Qué estructura tiene una proteína?


Las proteínas son moléculas formadas por aminoácidos, digamos que son las piezas básicas
que las componen.
Los aminoácidos se unen formando una cadena que recibe el nombre de péptido y éste a su
vez se une con otros péptidos formando finalmente una proteína.

¿Qué son los aminoácidos esenciales?


Son aquellos aminoácidos que nuestro organismo no puede sintetizar por sí mismo y que por
tanto debemos incorporarlos a través de la dieta. Para que nos entendamos: son las piezas
que construyen una proteína completa, es decir, una proteína está compuesta por 20
aminoácidos de las cuales 9 son esenciales (BCAA). Esto significa que una proteína está
compuesta por 20 piezas y tiene 9 que son imprescindibles para considerarlas “completas”
para cumplir sus funciones plásticas principales.

Los aminoácidos esenciales (los que hacen que las proteínas tengan las piezas básicas) son
las siguientes: histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, triptófano, treonina,y
valina.
¿Y por qué necesitamos proteínas completas? para que nuestro organismo pueda formar
adecuadamente tejido muscular, es decir, para que tenga todas las “piezas” necesarias para
poder construirlo.
¿Cómo combinar las proteínas vegetales para que sean completas?
Existen tres posibilidades:
1.Cereal + legumbre. Ejemplo: arroz + lentejas.
2.Cereal + frutos secos. Ejemplo: pan elaborado con frutos secos.
3.Legumbre + frutos secos. Ejemplo: ensalada de garbanzos con nueces

http://bodyquick.es/que-son-las-proteinas-y-por-que-no-podemos-vivir-sin-ellas/
¿Qué ocurre si no comemos suficientes proteínas?

Muchas dietas se basan en la reducción de la ingesta de proteínas. Los expertos avisan de


su importancia: aportan aminoácidos fundamentales para la salud, sobre todo de múculos y
huesos. Los vegetarianos también pueden encontrar estos aminoácidos en alimentos como
los frutos secos, la soja o algunas legumbres. Salchichas y carne en un plato. GTRES
Muchas dietas se basan en la reducción de la ingesta de proteínas, es decir, de alimentos
ricos en ellas como la carne, los huevos o los lácteos. Pero son fundamentales para nuestra
salud, por lo que los expertos avisan de los graves efectos que tendría no ingerir la cantidad
suficiente, recoge la revista Time. Las proteínas son fuente de aminoácidos fundamentales
para nuestra salud, sobre todo para el desarrollo muscular y de los huesos, así como para la
salud cardiovascular. Por eso, alerta el doctor Harold Franch, profesor asociado de la
Facultad de Medicina de la Universidad de Emory, si no se consumen suficientes proteínas,
el cuerpo empezará a buscar los aminoácidos que necesitamos en nuestras estructuras
corporales, en concreto en los músculos esqueléticos, que se llaman así porque están unidos
al esqueleto. Es entonces cuando se produce una pérdida de masa muscular esquelética,
algo conocido como sarcopenia. Los efectos son debilidad física, dificultades en el
equilibrio y la fragilidad general. El doctor Douglas Paddon-Jones, de la Universidad de
Texas, compara un cuerpo con falta de proteínas con una casa con termitas. Las principales
fuentes de proteínas son la mayoría de alimentos de origen animal, como carne, pescado,
huevos o productos lácteos. Pero los veganos también tienen fuentes de dónde obtener los
aminoácidos necesarios: soja, frutos secos o legumbres son fuentes suficientes de
proteínas.

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/2781903/0/efectos-comer-menos-pocas-


proteinas/#xtor=AD-15&xts=467263

Usted preguntó: ¿Qué sucede si no como suficientes proteínas?

La proteína es un tema candente entre los gurús de la pérdida de peso y la


nutrición. Algunas de las últimas investigaciones sugieren que las porciones
regulares de macronutrientes pueden ayudarlo a sentirse más lleno, por más
tiempo. Al mismo tiempo, los expertos todavía están divididos cuando se trata
de la cantidad exacta de proteína que necesita para una salud óptima.

Pero todos están de acuerdo en que nuestros cuerpos requieren los


aminoácidos que se encuentran en las fuentes de proteínas de los alimentos
para mantenerse saludables.

Según el Dr. Harold Franch, profesor asociado de medicina en la Universidad


de Emory, desde las paredes de su corazón hasta los músculos que envuelven
los huesos de sus brazos y piernas, los aminoácidos proteicos son los ladrillos
y el mortero que utiliza su cuerpo para construir sus diversas estructuras
celulares. ¿Quién ha estudiado las muchas formas en que el cuerpo humano
utiliza proteínas dietéticas.

Consumir muy poca proteína, dice Franch, y su cuerpo comenzará a derribar


algunas de sus estructuras existentes para obtener los aminoácidos que
necesita.

Su sistema no realiza esta autodemolición indiscriminadamente. "Cuando se


vea obligado a tomar una decisión, su cuerpo tomará aminoácidos de su
músculo esquelético para abastecer su corazón y algunos otros órganos", dice
Wayne Campbell, profesor de ciencias de la nutrición en la Universidad de
Purdue, cuya investigación analiza los efectos de las proteínas. Ingesta en el
envejecimiento saludable.

Esta pérdida de masa muscular esquelética les sucede a todos a medida que
envejecen, explica Campbell. Conocida como sarcopenia, esta pérdida
muscular generalmente comienza durante los años 40 o principios de los 50, y
continúa de manera constante durante el resto de sus vidas. "Esto conduce a
debilidad física y dificultades para equilibrar y levantar objetos, y finalmente a
fragilidad", dice Campbell.
Agrega que tu cuerpo está en el departamento de proteínas, y la descomposición del
músculo esquelético relacionada con la edad puede cambiar a una sobrecarga, añade.
"Eso no significa que comer mucha proteína prevendrá la sarcopenia", dice. Pero
comer proteínas adecuadas y hacer ejercicio le da al cuerpo los aminoácidos que
necesita, lo que puede retardar la degradación celular relacionada con la edad, dice.

Para los adultos sanos, los efectos de comer muy poca proteína son insidiosos.
"Existe la suposición de que muchos saldrán mal muy rápido", dice Douglas
Paddon-Jones, profesor de la Rama Médica de la Universidad de Texas que, junto
con Campbell, ha estudiado la interacción de la proteína y la vejez. "Pero la
respuesta inmediata es que probablemente no pasará mucho".

Ayuda a comparar un cuerpo privado de proteínas con una casa expuesta a las
termitas. Si la casa está construida sólidamente, el daño por termitas podría tardar
mucho tiempo en causar problemas. Del mismo modo, si eres joven y estás en
forma, pueden pasar años antes de que aparezcan los efectos de una ingesta
inadecuada de proteínas, dice Paddon-Jones. Pero cuando lo hacen, cuidado.
"Se enfrentará a una lesión o enfermedad, y encontrará que la capacidad de su
sistema inmunológico para responder a estas crisis se verá comprometida", explica.
"Podrías caer y descubrir que no tienes la fuerza para atraparte. O podrías estar en
cama con una enfermedad durante algunas semanas, y descubrir que tu fuerza y
energía desaparecen muy rápido ".

Al igual que la casa rodeada de termitas que se ve bien en el exterior, su cuerpo


privado de proteínas se habrá debilitado durante muchos años. Exactamente cómo
dependerá de la persona y el tipo de adversidad que enfrenta. "No es tan simple
como estar atento a algunas señales de advertencia específicas", dice Paddon-Jones.

Franch está de acuerdo. "No será posible auto diagnosticar una deficiencia de
proteínas", dice.

La buena noticia es que probablemente no estés en riesgo de tener una. Paddon-


Jones explica que casi cualquier tipo de alimento de origen animal (carne, huevos,
pollo, pescado, productos lácteos) es una fuente completa de aminoácidos
esenciales. Si estás comiendo esos alimentos, probablemente no tengas nada de qué
preocuparte.

Incluso los veganos y otros grupos que no consumen productos animales pueden
obtener todos los aminoácidos que necesitan de una mezcla de alimentos de origen
vegetal. La soya, los guisantes, las nueces y los frijoles son buenas fuentes de
muchos aminoácidos esenciales, dice Campbell.

Si está siguiendo ese tipo de dieta restrictiva, o si tiene más de 65 años, está
embarazada o amamantando o está luchando contra una enfermedad o enfermedad,
hable con un médico o dietista registrado sobre su ingesta de proteínas, aconseja
Campbell. "Realmente necesitas la guía de un experto para asegurarte de obtener
todos los nutrientes que necesitas".
http://time.com/4374959/protein-health-benefits-nutrition/