You are on page 1of 2

EL ESPERMATOZOIDE Y SUS TRASTORNOS

El espermatozoide es la célula sexual masculina. El encuentro entre el óvulo y el espermatozoide


durante el coito pone en marcha el milagro de la vida. Descubre cómo se desarrollan los
espermatozoides en el cuerpo del hombre a lo largo de su vida.
Cuando el hombre alcanza la pubertad, sus testículos empiezan a segregar testosterona, una
hormona que estimula la producción y maduración de los espermatozoides, que se almacenan en
el epidídimo (un conducto anexo a los testículos), a la espera de ser expulsados.

¿Cuántos se fabrican diariamente?


Los espermatozoides se fabrican continuamente (hasta varios millones al día).
Se calcula que el semen que expulsa el hombre al eyacular puede contener entre 200 y 500
millones.

LA AZOOSPERMIA (Ausencia de espermatozoides en el semen)


La azoospermia es una alteración de la calidad del semen caracterizada por la ausencia total de
espermatozoides. En función de la causa que lo produzca, podemos definir dos tipos principales:
la obstructiva y la secretora. En este artículo hablaremos de la forma de diagnosticar este problema
de fertilidad en el varón, así como de los síntomas y tratamientos que existen para que un hombre
con azoospermia pueda tener hijos.

1. Diagnóstico: seminograma
La forma de saber si un hombre presenta azoospermia es realizando un estudio completo de su
muestra de semen, es decir, hacer un seminograma, también conocido como espermiograma o
análisis seminal.
En esta prueba, el paciente deposita el semen en un bote estéril. La muestra deberá ser obtenida
tras un periodo de abstinencia eyaculatoria de unos 3 a 7 días aproximadamente.

A continuación, el especialista la analiza bajo el microscopio y cuenta el número de


espermatozoides que existen. Si no observa ninguno, se diagnosticará la azoospermia, es decir,
si el recuento es igual a cero espermatozoides/ml. Si encuentra algún espermatozoide, no
estaríamos hablando de azoospermia, sino de oligospermia (menos de 15 millones de
espermatozoides/ml) o de criptozoospermia (menos de 100.000 espermatozoides/ml).
Normozoospermia (más de 20 millones de espermatozoides/ml)

Tipos y causas
Como hemos comentado, existen dos tipos principales de azoospermia:
 Azoospermia obstructiva: aparece cuando la ausencia de espermatozoides va asociada a
problemas en los conductos seminales, pero no implica alteraciones en la producción
espermática. Esto significa que el testículo, donde ocurre la espermatogénesis (producción de
espermatozoides), no está alterado, pero existe un bloqueo en los conductos de eyaculación
(epidídimo, conductos deferentes o uretra) que impiden que los espermatozoides formen parte
del eyaculado.
 Azoospermia secretora o no obstructiva: no se observan espermatozoides en el eyaculado
porque el testículo no los está produciendo. Esto puede ser debido a diferentes causas como
alteraciones de la regulación hormonal, traumatismos, aumento de la temperatura, alteraciones
genéticas, etc.

2. Síntomas
La azoospermia no da lugar a síntomas notables en el día a día como puedan ser dolor, molestias,
hinchazón, etc. Por ello, la forma segura de diagnosticarla no se basa en los síntomas, sino
únicamente en el resultado del seminograma.
Por esta razón, existen muchos hombres que no saben si presentan o no azoospermia hasta que
llevan un año buscando el embarazo sin éxito y acuden a una consulta de fertilidad.