Вы находитесь на странице: 1из 2

El sonido se toca: control del gesto, háptica y lo táctil

Es bien sabido en el circuito de los músicos que la relación táctil-mano


incide sobre la expresión musical. Es un tipo de memoria que procura …

Xxx ( autor ), ya reconocían en el proceso de aprendizaje de una obra,


que el trabajo mental incidía en el proceso de memorización y
regulación de las gradaciones dinámicas del performance. Estudios
reients reconocen la relación oido-aparato motor, y su interrelación con
el ptoducto final que es una obra musical “acabada”.

El sonido como materia y elemento reponderante de la naturaleza nos


remite a un significante y un significado como elemento hacia una
decodificación de lo que se llama “ mensaje”, y el cual hace referencia al
discurso musical y a la gramática desde la cual la música se construye
como lenguaje.

El sonido como elemento físico tiene atributos que se interrelacionan y


convergen hacia tipos de memoria: visual, auditiva y tactil, evocando
sensaciones. Kandinsky en su teoría de los colores asignaba al sonido un
color, lo cual aunque científicamente no está soportado es un
antecedente y discurso de la relación que estudios han
demostradonentre los tipos de memoría y las conecciones neuronales
que se establecen en el proceso de aprendizaje y performance de los
musicos. Commented [LA1]:

El aparato motor responde al aparato mecánico como artilugio que es un


instrumento musical. Sin las gradaciones de articulación, peso, fuerza
del aparato osteo-muscular del ejecutante no se podría entender el
discurso musical como respuesta a la regulación sonora, que
corresponde a los elementos agógicos y dinámicos del sonido
independiente aún del discurso o lenguaje estilístico del producto
compositivo y que organizativamente prospectivamente dan sentido al
discurso desde lo expresivo.

Es desde esa relación discurso-expresión que cobra sentido el papel de


la música no ya tanto desde discurso, sino no como lenguaje que
permea al músico, al ejecutante y como este hace parte del entorno
sonoro, del producto que se quiere comunicar.

El Lenguaje musical se traspone a lo puramente gesticulativo y traspasa


como metalenguaje, sí y solo sí el producto ha sido atravesado por las
gradaciones mecanícas idóneas por parte del intérprete musical y su
impronta personal.

La sensibilidad táctil por lo tanto debe responder a la comprensión


sensible del sonido, en el marco del sentido agógico y dinámico que
componen el discurso musical.

El control emocional es parte preponderante y determinante para


encauzar la intención y dar a conocer el mensaje musical. Muchos
intérpretes de instrumentos musicales desconocen este principio e
incoscientemente traslapan la sensibilidad subjetiva desbordada
emocionalmente en gestos que no responden a la intención musical de
la frase y de todo el discurso musical.

La estructura de la música y el lenguaje son idénticos en el marco


discursivo, es decir el sentido y el mensaje. Hay conecciones sintácticas
que cobran sentido entre frases, entre dinámicas y entre agógica, y es
cuando estas propiedades tienen coherencia y están ligadas lo que
marca la diferencia entre una gran interpretación y el simplemente
tocar.

El ejercicio mental es mucho mas importante que el mecánico o la


adquisición de la parte mecánica del tocar un instrumento, el control del
gesto está controlado por el oido interno y el control emocional del
discurso musical. Es natural para el ser humano el desbordarse en
emociones cuando no se ha desarrollado esta parte, la consciencia que
viene ligado al ejercicio juicioso y consciente de la audición interna.