Вы находитесь на странице: 1из 26

Mayo 2011

Nº 0

Lisergia.org
Indice de contenidos

1 - Personaje Lisergia (Dr. Albert Hofmann)


2 - Guía de cultivo hongos (PF Tek) (Guía de cultivo
de kits)
3 - Guía de cultivo de cactus (Peyote)
4 - Guía de cultivo de plantas (Psichotria viridis)
5 - Cannabis (El cáñamo y el cannabis psicoactivo)
6 - Trip Report (Las setas de Septiembre)
7 - Arte (Blotter Art)
8 - Pasatiempos
Personaje Lisergia: Dr. Albert Hoffman

Albert Hofmann (11 de enero de 1906 – 29 de abril de 2008) fue un intelectual y químico
suizo que descubrió la dietilamida del ácido lisérgico (LSD) estudiando los alcaloides que
producía el cornezuelo de centeno.

Doctorado en Zurich con distinción, trabajó en los laboratorios Sandoz. Junto a A. Stoll sin-
tetizó también la Hydergina, se emplea en el tratamiento de algunas alteraciones geriátricas,
y el Dihydergot, que contiene dihidroergotamina como ingrediente activo y se utiliza en el
tratamiento de trastornos circulatorios. También sintetizó por primera vez la psilocibina.

Las autoridades suizas permitieron en diciembre de 2007 que se lleven a cabo experimentos
en psicoterapia con pacientes que sufren de enfermedades físicas terminales. Será el primer
estudio sobre los efectos terapéuticos del LSD en el mundo en 35 años.

Citas:

- El LSD quería decirme algo, me dió una alegría interior, una mentalidad abierta, un agra-
decimiento, los ojos abiertos y una sensibilidad interior sobre los milagros de la creación.

- Me invadió el miedo terrible de volverme loco. Me llevaron a otro mundo, otro tiempo,
otro lugar. Mi cuerpo parecía sin sensación, sin vida, extraño.

- Es muy, muy peligroso perder el contacto con la naturaleza viva.

- De repente me sentí extrañamente embriagado. El mundo externo cambió como en un sue-


ño. Los objetos parecieron ganar relieve, adoptaron dimensiones inusuales y los colores se
volvieron más brillantes. Incluso la percepción de mi mismo y del tiempo se vieron alteradas.
Con los ojos cerrados, vi imágenes de color que brillaban y desaparecían en un cambiante
caleidoscopio. Después de unas horas, la no del todo desagradable embriaguez que había
estado experimentando mientras permanecía totalmente consciente, desapareció. ¿Qué había
originado este estado?.
Guía de cultivo de hongos: PF Tek
El método PF Tek es un sistema de cultivo de hongos que se lleva utilizando desde hace al-
gunas decenas de años y fue desarrollado por Psilocybe Fanaticus (de ahí el nombre).
Prepararemos los vasos llenos de vermiculita y harina de arroz integral de cultivo biológico
sobre el que crecerán los hongos. Los pasos son los siguientes:

• Preparamos los vasos y los inoculamos (inyectamos esporas).


• Esperamos a que colonicen.
• Los situamos en el fructificador (Tupper grande).
• Los recolectamos y disfrutamos.

PREPARANDO LOS VASOS

Asegúrate de que no sobrepasas la cantidad de agua que pones en los vasos. Las propor-
ciones son dos partes de vermiculita y una de harina de arroz integral (de cultivo biológi-
co); recomendamos añadir un poco menos de agua para evitar que se sobre humidifique la
mezcla, ya que esto puede ralentizar todo el proceso considerablemente e incluso detener el
crecimiento.
Sigue las instrucciones exactamente. La forma de proceder es crítica en este punto.

Para esterilizar los vasos, la parte superior de los vasos la tapamos bien con papel de alu-
minio y lo pegamos con esparadrapo, el que he comprobado que funciona bien es el blanco
hipoalergénico que venden en farmacias, del que no hace daño al despegarlo (se puede apre-
ciar en la foto de los vasos). Una vez hecho esto procedemos al proceso de esterilización, que
se puede realizar al baño maría.

Si vamos a ponerlos al baño maría se deben esterilizar más o menos durante una hora y cuar-
to, no olvides poner un paño en el fondo para que los vasos no se rompan mientras hierve
el agua. El nivel de agua debe no llegar a la altura total del vaso para minimizar el riesgo de
que se despegue el esparadrapo.
Si es con olla a presión, en cuanto empiece a salir el vapor por la válvula, baja el fuego hasta
conseguir mantener un constante escape de vapor, sin subidas ni bajadas. Una vez llegues a
este punto, esteriliza los tarros durante 45 minutos.

Antes de inocular asegúrate de que los vasos están bien fríos.


COLONIZACIÓN

A pesar de lo que leas sobre incubadoras para los vasos, esto no es necesario si tu casa está
en un rango de temperatura normal (por encima de 18,33 ºC). Las incubadoras añaden coste
a tu cultivo y pueden incrementar el ratio de contaminaciones, ya que altas temperaturas tam-
bién incrementan el crecimiento de contaminantes que no crecerían si no usaras incubadora.
Si vas a usar incubadora no sobrepases los 26,67 ºC de temperatura.
Los valores dados en muchos TEKs de 30,00º C están obsoletos y el crecimiento óptimo está
sujeto alrededor de los 26,67 ºC Esto se debe a que los propios vasos producen un poco de
calor que hace que la temperatura óptima sea 28,33 ºC
Sé PACIENTE. Aunque el crecimiento se puede apreciar a los pocos días, a veces puede
tardar una semana o más.

FRUCTIFICADORA

Desde la receta original de PF Tek se ha desarrollado la idea del terrario agujereado. Instruc-
ciones para realizar uno:
Para el buen desarrollo de los primordios necesitas las condiciones necesarias que le digan a
tus pasteles que produzcan setas. Los más importantes en orden de importancia son:

• Completa colonización. Una vez el micelio (la cosa blanca que produce setas) ha colo-
nizado completamente el vaso sabrá que es hora de fructificar.
• Alta humedad. Debe estar por encima del 95%, siendo lo ideal el 99% para este tipo
de pasteles (vasos colonizados).
• Intercambio gaseoso. Los hongos necesitan grandes cantidades de aire fresco. Necesi
tas tanto intercambio como puedas sin reducir la humedad ambiental.

• Luz. Las setas crecen hacia la luz. Unas pocas horas es suficiente y necesitan también
un periodo de oscuridad. La mayoría de los cultivadores emplean un periodo de 12h de luz y
12 de oscuridad. La luz indirecta es lo mejor; lo segundo es la luz de fluorescentes compac-
tos en el rango de temperatura de luz de día (sobre los 6000ºK). No uses bombillas normales
ya que producen un tipo de luz incorrecta y producen mucho calor.

DUNK AND ROLL

Esta es otra técnica añadida al estándar PF Tek. Básicamente consiste en sumergir los pas-
teles en agua de 12 a 24h (para reemplazar la pérdida de agua producida durante la coloniza-
ción) y entonces se “rebozan” con vermiculita seca, se sitúan en el fructificador y se humidi-
fican (la vermiculita actúa como una reserva de agua).

Un último consejo. Recomiendo que sitúes los pasteles juntos entre si en el fructificador. De
esta forma la humedad que sale de ellos crea un microclima mejor para el crecimiento de las
setas.

Debería tener el aspecto de la imagen de la siguiente página:


COSECHA

Recoge las setas justo antes o justo después de que abran el sombrero y el velo se rompa para
evitar que todo se llene de esporas provocando un desastre en el fructificador.
Asegúrate de aprender a hacer sellos de esporas para ser autosuficiente y no tener que com-
prar esporas cada vez. Si decides hacer sellos de esporas considera donar algunas al FSRE,
ya que ellos intentan que haya esporas disponibles para todos gratis y dependen de las dona-
ciones.

* Fuente: http://www.shroomery.org

Parámetros de cultivo del Psilocybe cubensis


* Tipos de micelio: rizomórfico a lineal, de color blanquecino en general aunque a menudo
tiene manchas azules donde se daña.
* Sustrato de crecimiento estándar: Grano de arroz.
* Sustrato de fructificación: Grano de arroz, paja de trigo, estiércol de vaca o caballo y
compost / paja con una humedad relativa entre 71% y 74%.
* Preparación: El sustrato de fructificación se pasteuriza poniéndolo a 140 F (60 C) duran-
te 2 horas.
Preparación del Spawn (colonización del sustrato de fructificación)
Condiciones para que colonice el sustrato de fructificación:
* Humedad relativa: 90%
* Temperatura del sustrato: 29-30 C. El micelio muere a 41.1 C. Nota de Lisergia: Tener
en cuenta que el micelio produce su propio calor, con lo que puede ser más adecuado una
temperatura de 27ºC en el lugar donde pongamos los vasos.
* Duración: 10-14 dias.
* CO2: 5000 - 10000 ppm
* Intercambios de aire: ninguno.
* Tipo de casing: Después de que haya colonizado completamente, cubrir con una prepara-
ción estándar de casing de un grosor de 1-2 pulgadas a un pH entre 6.8 - 7.2.

Casing de la etapa previa a formación de primordios


* Humedad relativa: 90%.
* Temperatura del sustrato: 29 - 30 C.
* Duración: 5-10 dias.
* CO2: 5000-10,000 ppm.
* Intercambios de aire: ninguno.
* Luz: incubar en total oscuridad.

Etapa de formación de primordios


* Humedad relativa: 95-100%.
* Temperatura del aire: 23,3 - 25,6 C.
* Duración: 6-10 dias.
* CO2: menos de 5000 ppm.
* Intercambios de aire: 1-3 por hora. De forma práctica, ventilar un terrario entre 2 y 3
veces al dia es suficiente.
* Luz: natural difusa o exposición durante 12-16 horas al dia a fluorescentes con mucha
cantidad de luz azul (480nm)

Cosecha
* Humedad relativa: 85-92% (para pasteles 95-100%)
* Temperatura del aire: 23,3 - 25,6 C.
* CO2: menos de 5000 ppm.
* Intercambios de aire: 1-3 por hora. De forma práctica, ventilar un terrario entre 2 y 3
veces al dia es suficiente.
* Rehidratación: cada 5-8 dias.
* Momento de cosechar: cuando el sombrero se empieza a volver convexo y pronto mues-
tra rasgaduras en el velo.
* Luz: natural difusa o exposición durante 12-16 horas al dia a fluorescentes con mucha
cantidad de luz azul (480nm)
* Potencial de producción: 900-1800g / pie cuadrado después de un periodo de 5 semanas
de fructificación.
* Contenido de agua de las setas: 92% de agua y 8% de materia seca.

Fuente: Mushroom Cultivator: A Practical Guide to Growing Mushrooms at Home.


Guía de cultivo de Kits
En Holanda son legales para autocultivo a pequeña escala. Sin embargo en muchos otros
paises son alegales o ilegales. Por tanto si te estás planteando hacer un pedido por internet y
resides en otro país debes consultar la legislación antes de pedir nada, recuerda que el único
responsable de tus actos eres tú y aquí nos limitamos a dar información para que se le de un
buen uso.

Variedades
* B+. Cuando fue descubierto, muchos micologistas pensaron que el B+ pertenecía a una
especie completamente diferente: Psilocybe azurescens. Este es el abuelo de todos los hon-
gos que crecen de forma natural en la costa del pacífico en el noroeste de los Estados Unidos.
Muchos de estos micologistas mantuvieron su opinión por asumir que este hongo era tan
potente como el Psilocybe Azurescens, posteriormente el descendiente B+ fue correctamente
reclasificado como Psilocybe cubensis.
* Cambodian. La variedad Cambodian tiene su procedencia en el Sudoeste Asiático. Las
primeras esporas fueron descubiertas por el famoso John Allen en uno de sus viajes a Cam-
bodia, donde encontró este hongo famoso en el templo antiguo de Angkor Wat. Se recomien-
da esta variedad a principiantes debido a que es un colonizador agresivo que produce micelio
muy rápidamente. El P. cubensis cambodian crece muy bien en diferentes sustratos en gran-
des cantidades y tienen fama de ser potentes.
* Mazatapec. Estas setas proceden de Mazatapec, México. Estos hongos mexicanos tien-
den a producir muy poderosos viajes espirituales y reciben muy buenos comentarios en Ams-
terdam de personas que los prueban.

Cultivo
Para comenzar el cultivo abre una esquina de la tapa. Llena la caja con agua fria del grifo o
agua destilada si el agua del grifo es dura. Algunos pedacitos pueden caerse y no hay proble-
ma por ello. Comprueba que el sustrato esté totalmente dentro del agua, tápalo y déjalo así
durante 24 horas.

Después de las 24 horas abres otra esquina de la tapa y escurre el agua. Es muy importante
escurrir toda el agua o correrás el riesgo de contaminar el kit. A continuación retira la tapa
completamente (sécala y guárdala) y colócala el kit dentro de la bolsa con filtro de aire. Do-
bla la parte superior y píllala con los clips.

Pon la caja en un sitio caliente (23-25 C) con luz natural, no colocar directamente al sol o en-
cima de la calefacción. Deja la bolsa cerrada y en 7-10 dias aparecerán los primeros hongos,
los cuales se vuelven adultos al cabo de una semana aproximadamente.
Los hongos crecen en oleadas (flushes), lo ideal es recolectarlos justo antes de que abran el
velo. A veces uno o dos hongos crecen más rápido que otros así que lo ideal es ir recogiéndo-
los conforme estén listos y dejar a los demás crecer, aunque normalmente se recolecta cada
lote de una vez. También es normal que crezcan hongos en los laterales de la caja, lo mejor
es recogerlos cuando sean grandes y no escarbar evitando así contaminaciones. Si los reco-
lectas demasiado tarde es posible que suelten esporas y aparezcan colores nego/morado en el
sustrato y las setas, es normal, aunque nunca olvides el riesgo de contaminación.

Directamente después de la cosecha tienes que poner la caja de nuevo en agua fría. Limpia la
superficie del sustrato cogiendo los pequeños hongos, después pon la tapa en el kit lleno de
agua y déjalo reposar durante 24 horas, como la primera vez. Deja escurrir el agua sobrante y
pon la caja dentro del saco. Ahora el kit está listo para el lote siguiente. El proceso de cultivo
y cosecha puedes repetir hasta que el sustrato es agotado. El tiempo normal entre cosechas es
de 9 a 10 días.

Normalmente la caja produce cuatro lotes.


Guía de cultivo de cactus: Peyote
El peyote es un pequeño cactus sin espinas perteciente a la familia de las cactáceas originario
de la región sur oriental de Norteamérica y del centro de México. Son cactus de crecimiento
extremadamente lento, tardando entre 6 y 10 años en alcanzar la madurez. Sin embargo culti-
vándolo puede crecer más rápido.

Considerada especie en peligro de extinción por su lento crecimiento y la recolección masiva


en su hábitat, el Peyote es el cactus alucinógeno que contiene un mayor número de alcaloides
además de la mescalina. Estos otros alcaloides por sí solos no provocan un viaje enteogénico
(aunque hay personas que afirman haber experimentado estos efectos); sin embargo, ingeri-
dos en combinación con la mescalina, potencian los efectos de ésta. Esta planta, para muchos
nativos norteamericanos, conlleva la habilidad de abandonar la existencia física para comuni-
carse con los espíritus, y “alcanzar la plenitud”.

El cactus Peyote crece de forma extremadamente lenta, tardando entre 6 y 10 años en alcan-
zar la madurez. Sin embargo cultivándolo en cautividad puede crecer más rápido. Debido a
este lento crecimiento y a la sobrerecolección, el Peyote está considerado en peligro de extin-
ción.

Jonathan Ott expone en su Pharmacotheon:

Debido a que el Péyotl tiene un rango tan restringido, y el cactus requiere más de una déca-
da para madurar, el abastecimiento es naturalmente limitado. Debido al CITES [Convenio
del registro internacional de especies en peligro de extinción] es ilegal traficar con cualquier
especie de cactus silvestre, aunque la venta de material cultivado está permitida. [...] Sugie-
ro que la “Native American Peyote Church” y la “Peyote Way Church of God” establezcan
jardines de Trichocereus peruvianus en los Estados Unidos, como medio de asegurar un
abastecimiento renovable, seguro y continuo de cactus sacramental para sus ritos, y quitar así
la presión de la extinción de los remanentes silvestres del cactus peyótl en Texas. Tal vez los
chamanes sudamericanos del San Pedro pudieran ser invitados a asistir en una integración
sintética de las mitologías del San Pedro y el péyotl.

Mitchell tomó un extracto líquido de péyotl una tarde en 1896. Tras sentirse deliciosamente,
en un estado de lánguido bienestar y de percibir formas similares al vidrio de color cuando
cerraba los ojos, Mitchell entró en una habitación a oscuras. Allí experimentó visiones que le
llevaron a hablar del péyotl al mundo. Más tarde relataría (Mitchell 1896):

Estrellas... películas de color flotando delicadamente... entonces un repentino torrente de


incontables puntos de luz blanca cruzó el campo de visión, como si las miríadas ocultas de
la Vía Láctea hubieran de fluir en un río centelleante ante mis ojos... líneas zigzagueantes de
colores muy brillantes... Estos colores adquirieron entonces una forma reconocible... todos
los colores que jamás he podido contemplar me parecen apagados comparado estos.
La historia cuenta que el pueblo Huichol tiene un dios que es de carácter maligno y aparte de
eso era mortal, por lo que trataron de matarlo. éste huyó hacia el desierto y al huir dejó unas
huellas ensangrentadas en las cuales nació este tipo de cactus. El pueblo Huichol tiene como
penitencia un ritual anual, que consiste en buscar entre los iniciados, la tierra de los peyotes
sagrados y deben ayunar y hacer meditación para pagar por haber herido al Dios Huichol.
En 1560 el franciscano español Bemardino de Sahagún fue el primero en escribir sobre esta
planta (Sahagún 1950; Sahagún 1982):

Ay otra yerva que se llama peiotl... hazese hazia la parte del norte: los que la comen o beben
ven visiones espantosas o de risas, dura este emborrachamiento dos o tres días y después se
quita. Es como un manjar de los chichimecas que los mantiene y da ánimo para pelear y no
tener miedo, ni sed ni hambre y dicen que los guarda de todo peligro.

El consumo de cactus enteógenos ha sido frecuente en muchas culturas en todo el mundo,


como vehículo hacia una mejor y mayor percepción del entorno y del individuo en sí. El pe-
yote, planta endémica del norte de México y sur de Estados Unidos ha sido utilizado durante
miles de años por varios grupos indígenas en rituales de espiritualidad y como planta medici-
nal.

Cultivo del Peyote


En su hábitat natural, el cactus del Peyote crece bajo arbustos o detrás de piedras ya que no
le gusta el sol directo. Debemos proteger al cactus del frío, ya que la temperatura no debe
bajar de 12ºC por la noche.

Sustrato
El de Compo cactus da buen resultado aunque si son para consumir se recomienda 100%
cultivo biologico. En otro caso se puede preparar esta mezcla:
• 50% sustrato de plantas.
• 20% arena gruesa.
• 20% Grava.
• 10% Perlita.


Riego
En invierno prácticamente no será necesario regar el cactus. Hay que tener cuidado ya que si
regamos el cactus en invierno con temperaturas bajas esto puede dañarlos. En primavera es
cuando más crecen y cuando se riegan más; nunca más de una vez por semana.

Los hongos son un enemigo de este cactus sagrado, para evitarlo puede ser conveniente regar
con un fungicida polivalente sistémico una vez cada tres meses, o usar propolux o algún otro
preventivo fúngico ecológico una vez al mes.

Germinación de semillas
Para germinar las semillas de peyote utilizaremos un tupper rectangular de poca profundidad
y le haremos diversos agujeros de drenaje a lo largo del fondo. Pondremos una capa de unos
5cm de profundidad del sustrato mencionado anteriormente.

A continuación debemos regar la tierra por inmersión colocando el tupper sobre una super-
ficie con agua hasta que el sustrato esté empapado. Una vez hecho esto colocamos las se-
millas y tapamos el tupper con film transparente para que se mantenga la humedad; es muy
importante que no se seque el sustrato para que las semillas puedan germinar. La temperatura
deberá estar entre 26 y 32 C. Las semillas germinarán en unas pocas semanas, cuando empe-
cemos a ver puntitos verdes naciendo es el momento de agujerear el papel film para facilitar
el intercambio gaseoso, ya que los cactus necesitan CO2 para crecer.

En unos meses cuando los cactus sean más grandes retiramos el film transparente y colo-
camos el tupper en un lugar cálido con luz solar indirecta. Si todo va bien, en un año ya se
podrán transplantar los cactus a una maceta.
Guía de cultivo de plantas: Psychotria
Viridis
Es una especie botánica de arbusto de la familia del café y contiene entre 0.1 y 0.61% de
DMT.

Cultivo
La Psychotria Viridis, popularmente conocida como “Chacruna” es el arbusto que contiene la
DMT en la mezcla original de plantas para la preparación de la Ayahuasca. Su cultivo no es
complicado, hay que tener en cuenta que aun que se trata de un arbusto más bien acidófilo,
no es para nada exigente en el sustrato. El ph. ideal para la mayoría de arbustos de la familia
de las Rubiaceaes sería de 5.5 aproximadamente, aunque la verdad es que se adapta a un ph.
más neutral con facilidad. Le gustan los climas húmedos y cálidos, el arbusto está más vigo-
roso a partir de los 20ºC y exige más nutrientes, la floración va desde mayo a julio. Aguanta
temperaturas bajas, yo los he tenido a temperaturas inferiores a los 0ºC y me lo han soporta-
do bien pero si es posible lo recomendable es entrarlos en un “greenhouse” en invierno.

Plagas

No son muchas las que muestren interés por estos arbustos, al margen de la cochinilla no les
conozco ningún otro huésped indeseado. En el caso de la cochinilla, bastará con un rociado
preventivo de aceite de primavera-verano a principios de temporada (marzo) y hacer un pe-
queño mantenimiento; por mi experiencia personal los perros y los gatos suelen ignorarlos.

Propagación
Las semillas verdes, suelen madurar en la planta, al cabo de 8 meses a la que se han vuel-
to completamente rojas ya son aptas para germinar. Estas, germinan entre los 30 y 90 días,
colócalas en un invernadero a la sombra manteniendo una alta HR, temperatura constante y
mantenlo entre los 27ºC como mínimo y a poder ser sin sobrepasarte de los 35ºC. Es impor-
tante antes de ponerlas a germinar, desinfectarlas sumergiéndolas en una taza con agua y una
cucharadita de lejía por unos 20 minutos. Si no hacemos eso probablemente cuando germine
morirá por una infección por hongos generada en el mismo residuo del fruto (de la semilla)
restante. Lo mejor es sin duda enterrar una hoja del arbusto madre y esperar, si le ha gustado
el sitio, al cabo de un par de meses de la hoja saldrán raíces y de esas raíces saldrá (en un
mes más) uno o varios según el caso.
Recomendaciones
Le gusta estar en un sitio bien iluminado pero con sol filtrado, como todos los arbustos su
crecimiento es más lento que los de una planta, no requiere muchos conocimientos de botá-
nica, admite bastante margen de errores. Se puede abonar con variedades de abonos, presenta
pocos síntomas de carencias, muy raramente de hierro. Es importante no dejar secar el sus-
trato con demasía.

Abonos naturales
• Ricos en N Emulsión de pescado
• Ricos en P Bat Guano
• Ricos en K Ascophyllum Nodosum

* Imagen sacada de Wikipedia


Cannabis
La Cannabis sativa es una de las plantas útiles más antiguas de Europa, la cual a pesar de ser
una planta milenaria muy ecológica está demonizada en muchos países. Hay que distinguir el
cáñamo industrial con baja concentración de sustancias psicoactivas (con un límite del 0.2%
en THC) de las plantas de cannabis que se utilizan con fines terapéuticos y recreativos (con-
centración de THC del 23% aproximadamente), seleccionadas para producir flores. Es decir,
las plantas de cáñamo industrial no son válidas para consumir porque son seleccionadas para
producir fibra; al contrario de las flores de plantas hembra de cannabis que son seleccionadas
para producir sustancias psicoactivas.

El cáñamo es una planta muy ecológica que requiere pocos cuidados, de crecimiento muy
rápido (en 100 días puede alcanzar 3m de altura), que tiene la propiedad de acabar con la
maleza por sí sola, sin conocerse hasta el momento ninguna enfermedad que amenace espe-
cialmente a esta prodigiosa planta. Se trata de una planta de la cual se aprovecha todo: desde
el tallo hasta el resto que sobra al prensar las semillas para extraer aceite de cañamones.

El cáñamo industrial tiene muchísimas aplicaciones en la industria alimenticia, farmacéuti-


ca y textil desde tiempos inmemoriales. Se ha empleado para elaborar comida para pájaros,
papel duradero y resistente (utilizado como medio de pago y para imprimir la primera Biblia
de Gutemberg), ropa, material aislante, pasta de cáñamo, té y chocolates libres de sustancias
psicoactivas y sanos, aceite de cañamones - con más ácidos grasos insaturados que ningún
otro aceite comestible -, y además tiene una sustancia que no existe en ningún otro aceite:
el ácido gammalinoleico, que se puede emplear para alimentación y como medicina natural.
También se utilizó en la construcción de barcos y actualmente en diversos ámbitos de la in-
dustria, como la fabricación de material aislante o la fabricación de parachoques.

“Si todos los combustibles fósiles y sus derivados, además de la tala de árboles para papel
y construcción, fueran prohibidos con el fin de salvar al planeta, revertir el efecto inverna-
dero y detener la deforestación, en este caso, sólo conocemos un recurso natural renovable
anualmente que puede proveernos de la práctica totalidad de papel y textiles, abastecer todas
las necesidades de energía para el transporte, la industria y los hogares, además de reducir
la polución, regenerar el suelo y limpiar la atmósfera, todo a la vez. Y esta sustancia es la
misma que lo ha hecho siempre: el cannabis, cáñamo, marihuana.” Texto extraído del libro:
“El emperador está desnudo, el cáñamo y la conspiración de la marihuana”. 1995. Jack Herer
(R.I.P.).
Cannabis psicoactivo
Además de para la producción de fibra, la Cannabis sativa también es plantada y selecciona-
da para la producción de alcaloides (fundamentalmente THC, CBD y CBN) y resinas para
darle un uso recreativo o medicinal. En este caso se seleccionarán las plantas que produzcan
la mayor cantidad de resinas con la más potente concentración de alcaloides y den una mayor
producción, de forma que haya que respirar menos humo para producir los efectos deseados.

Los principales efectos al usar el Cannabis de forma recreativa son la euforia, relajación y
cambios en la percepción. Los efectos varían dependiendo de la dosis; empleando dosis bajas
son sensación de bienestar, suave mejora de los sentidos (olfato, gusto, oído), cambios sutiles
en el pensamiento y la expresión, locuacidad, risas, aumenta la apreciación de la música, au-
menta el apetito y suaves efectos visuales con los ojos cerrados. A dosis más altas el sentido
del tiempo se altera, la capacidad de atención y la memoria se ven frecuentemente afectadas
y los procesos de pensamiento y percepción mental pueden estar significativamente altera-
dos.

Uno de los comentarios más comunes sobre el Cannabis es que mejora la apreciación de
experiencias sensoriales sin cambiar sustancialmente la experiencia perceptiva. Muchas
personas atribuyen su amor por la música, su aprecio por las nuevas formas de la música, y la
capacidad de tocar instrumentos al uso de cannabis.

A dosis más altas los efectos son a menudo como otros psiquedélicos y el pánico y la disfo-
ria (mal humor) son más comunes. Las altas dosis, sobre todo cuando se ingieren oralmente,
pueden a veces resultar en experiencias difíciles y viajes a Urgencias por taquicardias, con-
fusión extrema, pérdida de la memoria a corto plazo y pánico. Después de experiencias con
altas dosis, especialmente y entre aquellos que no son usuarios regulares, los efectos secun-
darios pueden durar entre 1 y 2 días.
Paradójicamente, aunque el cannabis es normalmente considerado un relajante / depresor,
sus efectos son estimulantes para una parte sustancial de sus consumidores. Mientras algunas
personas lo usan como ayuda para dormir, otros no pueden dormir durante 3 a 6 horas des-
pués de haber fumado.
* Imagen sacada de Wikipedia
* La parte “Cannabis Psicoactivo” ha sido traducida de Erowid
Trip Reports: Las setas de Septiembre
Terminaba el verano del año pasado y volvía a Valencia a emprender, si todo va bien (y va
como estaba planeado), mi último año de carrera. El curso empezaba el 19, pero decidí venir-
me justo una semana antes con un colega, para pasar los últimos días de vacaciones en plan
“Miedo y asco en Las Vegas”.

El viaje (el real)


Salimos de Córdoba a las diez menos cinco. Nos esperaban siete largas horas en tren, pero se
hicieron más cortas a base de cerveza. Las dos primeras entraron bien, pero a partir de la ter-
cera dejé de pensar en el tiempo que quedaba de viaje. Recuerdo que mi colega me contó que
tenía una sorpresa para cuando tomásemos las setas (Golden Teacher), pero no quiso decirme
qué era. Durante el trayecto, intentamos encontrar un lugar donde no nos afectase la reciente
ley antitabaco para trenes, influenciados por la cerveza. Por unos minutos pensábamos que lo
habíamos encontrado. Solitario, relativamente tranquilo, y escondido. Pero de repente apare-
ció un guarda de seguridad a decirnos que saliéramos del pasillo entre vagón y vagón, que no
se puede fumar en ninguna parte del tren (la ley es la ley, pero yo aún sigo pensando que ahí
no se molestaba a nadie).

Sobre las cuatro y media llegamos a la estación de Valencia. Cogimos el metro y llegamos a
mi piso a eso de las cinco y media. Nada más llegar, soltamos las maletas e hicimos el des-
pliegue setil sobre la mesa. También pusimos algo de marihuana a mano para cuando llegara
el momento. Antes del “viaje”, teníamos que comprar comida y tabaco, así que nos hicimos
un porro de maría, hicimos la lista de la compra y salimos.

La estancia en el Mercadona fue un poco extraña, ya que nuestra compra estuvo claramente
influenciada por el cannabis: chocolate, cervezas caras, ositos (de Chiquilín) con miel, e in-
cluso una inverosímil bebida de fresa que en aquel momento nos pareció lo máximo y al final
de la noche acabaría con un par de vasos menos de contenido.

Volvimos a casa y nos dimos una ducha (cada uno en un cuarto de baño, ojo). El problema
fue que mi casera olvidó dejarme las llaves de la terraza y el termo estaba fuera. Por suerte,
era verano y una ducha fría sentaba de muerte. Tras la ducha, preparamos el salón. Me traje
mis Creative Inspire 2.1 de mi cuarto y los puse en la repisa encima de la tele, y luego conec-
té el portátil a la televisión y los altavoces, para escuchar música durante el viaje.

Y llegó el momento. Dividimos las setas y apartamos las pequeñitas para hacer una infusión
que tomaríamos después. Las comimos y esperamos a que empezasen a hacer efecto. Serían
las siete más o menos. Antes de las ocho, comenzó el viaje.
El pelotazo de setas, para aquellos que no lo conozcan, tiene varias fases (al menos en mis
dos experiencias). Primero tienes que esperar entre media y una hora a que empiecen a ha-
certe algo. Luego pasas por un momento, que dura más o menos una hora, en el que las sen-
saciones se vuelven totalmente nuevas, y sientes que todo ocurre de una forma vertiginosa.
Mi descripción, que no llega a explicar bien la experiencia, es que te sientes como si fueras
un ser inerte al que de repente le conceden los sentidos. Vista, oído, olfato, gusto y tacto
cambian completamente, con un denominador común: todo es placentero. La tercera fase es
mi favorita, y comienza aproximadamente a partir de la segunda hora, tiene una duración de
hora y media o dos horas que se te hacen muchísimo más largas, con lo cual, doble placer. Y
finalmente viene la cuarta etapa, la de la bajada. No es un bajón traumático, como puede ser-
lo el del alcohol. Vas sintiéndote completamente normal a ráfagas, y enseguida vuelven las
sensaciones placenteras. Así hasta que finalmente vuelves a la normalidad, aproximadamente
a las 6 horas de la ingesta. Bien, como decía, estábamos al principio del viaje.

La primera fase
Las dos únicas malas experiencias que he tenido con las setas han sido un dolor de cabeza
bastante molesto, la noche de la primera vez que las tomé (que yo achaco a la mezcla con
alcohol), y algunos retortijones la segunda vez (esto se explica porque las setas pegan mejor
en ayunas). Al final de la primera hora me empezaron a entrar náuseas, acentuadas con la
infusión que, reconozcámoslo, no sabe muy bien. Le comenté mis náuseas a mi colega y sólo
me dijo “Toma”, alargando su mano con un porro de marihuana hacia mí. “A partir de aquí,
el viaje va a ser distinto”. Y tenía razón. El estómago se me estabilizó enseguida (no en vano,
la marihuana se usa terapéuticamente en trastornos estomacales).

La segunda fase
Pusimos el Winamp en modo aleatorio con más de 800 mp3 de grupos sueltos que llevo
recopilando desde hace unos años, y en la televisión el R4, un plugin de visualización del
Winamp que, si bien es impresionante verlo de normal, estando de setas se convierte en un
compañero de viaje perfecto. Aprovecho para recomendárselo a cualquiera.

La marihuana y las setas empezaron a hacer efecto combinado. No tardaríamos mucho en


notar que nuestros sentidos se alteraban. Las vetas de las puertas de madera del mueble del
salón parecían derretirse hacia el suelo. El mismo suelo se movía formando remolinos por
debajo de las líneas que formaban las losetas. Parecía que nos movíamos sobre un suelo
transparente debajo del cual había un montón de piedras colocadas en un orden lógico, como
si fueran patrones que se repetían a lo largo y ancho de todo el piso.
La música era la guinda del pastel. Nunca he disfrutado más de mis canciones favoritas como
aquel día. Podría decirse que te sumerges en ellas, incluso que puedes situar los sonidos en
el espacio. Empezó a darme hambre, de modo que fui en busca de las delicias que habíamos
comprado dos horas antes.
Ya había olvidado aquella pizza que comí durante mi primera experiencia setil, pero en
cuanto me comí el primer osito (aunque suene cruel) lo recordé perfectamente. Sentía que
mi boca y mi lengua eran gigantescas. Era incluso capaz de visualizar mi lengua repasando
todos y cada uno de mis enormes dientes y, por encima de todo, era un placer indescriptible
saborear cada porción de galleta que extraía de entre mis dientes.

La tercera fase
Pasamos mi fase favorita, como dije antes, aquella en la que comprendes y sientes plena-
mente el significado de los conceptos, que no simples palabras, “paz” y “felicidad”. Ya había
pasado el torbellino de sensaciones de la segunda fase, y ahora pasábamos a otra etapa que
en mi primera experiencia definí como “enjoyable” (en inglés de Cuenca, no en español, es
decir, “disfrutable”). Todo, absolutamente todo, durante las siguientes horas era placentero,
desde beber un vaso de agua hasta fumarse un porro, o algo tan sencillo como es levantarse
del sofá y andurrear por el piso.

De repente, mi compi dijo “¡Hostia!!”. Yo me quedé un poco extrañado, sobre todo por la
repentina salida de mi estado de alucinamiento. Mi amigo fue a su mochila y sacó lo que pa-
recía una pastilla de jabón blanca con forma de corazón, del tamaño de la palma de una mano
y envasada en un plástico muy tenso. No daba crédito a lo que veía. Me acerqué y leí lo que
ponía:

“Dove Sumerja el contenido en agua durante una hora y obtendrá una practica toalla.”

Mi compañero y yo nos miramos. “¿Pero esto qué es? ¿Cómo es posible?”. Empezamos a
reírnos de lo que nos rondaba por la cabeza. ¿Era cosa de las setas? No, realmente ponía eso
en la pastilla. Pero, ¿cómo diablos podía “eso” convertirse en una toalla? Pensábamos que se-
ría una toalla como las de bebé o algo así. Después de un buen rato debatiendo cómo diablos
podía ser posible ese “milagro”, decidimos que lo mejor era irse de una vez al fregadero de la
cocina y meterla en agua.

Fuimos dando saltos de alegría, ya que parecía que íbamos a descubrir una especie de secreto
al alcance de pocos. Abrimos el grifo y, mientras que el fregadero se llenaba de agua, pusi-
mos la mano bajo el chorro. La sensación era indescriptible, como si el chorro de agua fuera
en realidad un tubo sólido de alguna sustancia que, al contacto con mis manos, se desliza-
ra suavemente hasta llegar al suelo donde se reunía con el resto de esa sustancia que se iba
amontonando.

Abrimos el plástico y quitamos el papel de las instrucciones. El contenido parecía como un


montón de capas de papel higiénico cortadas en forma de corazón, apiladas una encima de
otra y prensadas fuertemente. Paramos el agua y lo sumergimos. Aquello empezó a pujarse
lentamente y después de unos minutos decidimos volver al salón.
Volví a la bolsa de ositos. La primera vez que los comí, una hora antes, aluciné al masticar-
los y lamerlos, pero ahora la cosa iba a más. Tuve la impresión de que al meter mi mano en
esa bolsa estaba accediendo a un mundo paralelo del que cogía esos ositos. No es lo mismo
explicarlo con palabras que sentirlo, pero más o menos se entiende. Le ofrecí uno a mi cole-
ga y, aunque en principio lo rechazó no sé muy bien por qué, luego decidió probar uno, y no
se arrepintió. Decidimos dar rienda suelta a las sensaciones placenteras, manteniendo nuestra
heterosexualidad, claro.

Lo primero tenía que tener relación con la música, de modo que pinché “Tender surrender”
de Steve Vai, que se podría decir que es nuestra canción favorita común (cada uno tiene la
suya, pero en común tenemos sentimientos afines más potentes con este temazo de Vai). Las
visualizaciones del R4 influenciaban cada vez más fuertemente nuestros sentidos. Repetía-
mos los gestos de Vai en el video de esta canción, y cada lick, cada inicio y parada de solo,
cada guitarrazo, cada maremoto de tapping era un huracán de sensaciones audionáuticas, que
explotaron definitivamente cuando, aún no entiendo muy bien cómo, llegamos a visualizar el
video original (con Vai tocando con una banda en directo) a través de las imágenes del R4.
Ese es uno de esos momentos que unen a dos amigos, una experiencia que se te queda graba-
da a fuego para siempre.

Decidí pinchar algunas canciones que alterasen más nuestros ya de por sí alterados sentidos.
Entre todos los temas que fueron sucediéndose hubo uno, “Myxomatosis” de Radiohead, al
final del cual acabamos ambos rompiendo en aplausos ante el festival audiovisual que había-
mos presenciado.

Y en esto que caímos en la cuenta de una cosa: “¡La toalla! ¡Ya han pasado dos horas!”.
Como dos niños en la mañana de reyes, atravesamos el salón corriendo y dando saltos, gri-
tando por lo que estaba por venir. Llegamos al fregadero de nuevo y allí estaba. Una toallita
de baño perfecta, con sus flecos perfectamente hechos y un bordado de hilo rojo y amarillo,
si mal no recuerdo. La sacamos del agua y empezamos a mirarla. ¡Era realmente una toalla!
Nos preguntamos si esto no era otra alucinación, pero no lo era, pues al día siguiente, per-
fectamente sobrios recién despiertos, permanecía allí. Nos la llevamos al salón y mi colega
pensó que sería buena idea escuchar cada uno su música con los auriculares. En cierto modo
era lógico. Hasta ahora habíamos escuchado música que nos gustaba a ambos, pero cada uno
tiene ciertas preferencias con las que el otro no conecta, de modo que sacamos los auricula-
res, mi compi los enchufó a su minidisc y yo al portátil, y cerramos los ojos.
La etapa final
La escucha con auriculares realmente fue una gran idea. Fue la primera y única vez en la
vida en la que he sentido un sonido envolvente real. Sonaban secuencialmente “Silverfuck”,
“Heavy metal machine”, “Bodies” (todas ellas de Smashing Pumpkins), y con los ojos cerra-
dos era capaz de situar cada instrumento en el espacio y hasta de visualizar a los miembros
del grupo tocando estas canciones a lomos de una especie de serpiente de piedra (parecida a
la que recorrió Goku en busca del maestro Kaito, en el mundo de los muertos).

Por momentos me sentía normal, pero luego me volvía una ráfaga de efectos setiles. Esta eta-
pa ya es la más relajada. Se ha pasado la euforia inicial y se siente un cansancio equivalente
a cuando vuelves de pasar un día en el campo. Mi amigo y yo hablamos de todo un poco:
drogas, cultura, sociedad, música, política… Es curioso cómo hacen pensar las setas y otras
drogas. Y es más curioso aún que las únicas legales sean precisamente las que, o bien no
hacen divagar, o bien nublan la mente (sí: tabaco y alcohol). Paramos la música y puse la tele
mientras mi colega se peleaba con un porro que no se dejaba liar (lo cierto es que acciones
tan elementales como liar un cigarro o porro, en esas condiciones, es un poco complicado, ya
que el tacto es bien diferente).

Recuerdo que en programas de debate y entrevistas veíamos a la gente como rodeada por
un aura negra y en relieve (o el fondo más alejado de la cuenta). En un anuncio de un coche
un poco siniestro creímos ver la cara del diablo en un hombre que sonreía misteriosamente
mientras decía no recuerdo bien el qué. Recuerdo haber escuchado a mi compi decir varias
veces que pasaba de liarse el porro, a la vista de la dificultad, y que a la tercera vez que se
propuso retomarlo, se encontró que ya estaba liado. ¿Cuando lo había hecho? No importaba.
Lo encendimos y procedimos a fumarlo.

No es ésta una incitación a tomar setas, sino un relato de mi experiencia. No he vuelto a


tomar setas desde entonces, pues no he tenido necesidad. Sencillamente es algo que apetece,
como irse una semana a una casa de campo o fuera de España, o pasar un fin de semana en
un camping o un festival de música (no en vano, la palabra “viaje” no se aplica gratuitamente
cuando se habla de drogas). Pero volveré a hacerlo tarde o temprano, siempre con respon-
sabilidad, que es como se debe hacer, y seguro que más de una vez será en compañía de mi
colega, ya que estas experiencias unen, sobre todo si se trata de gente como él.

Fin.
Arte
Mark Mccloud es un artista de blotter art y pionero en su coleccionismo. Su trabajo más fa-
moso es el de Alicia mirando a través del espejo.

Se pueden ver tanto sus obras como algunos de sus blotter de su colección en su página web:
http://blotterbarn.com/
Un cuadro completo

El detalle de dicho cuadro


Pasatiempos
En esta sección iremos cambiando los distintos pasatiempos, cruzadas, sopas de letras, labe-

rintos, autodefinidos, etc. En este número está el Laberinto y el Problema de Lógica.

Laberinto:
Problema de Lógica

5 amigos tienen una variedad de marihuana diferente cada uno, cada uno vive en una calle
diferente y cada uno tiene un grupo favorito de música.

Completa el tablero siguiendo las pistas:

- Paco es fan de Black Sabbath


- Alex vive en la C/ Fortuna
- El que fuma Sensi lo hace escuchando ZZ Top
- El que vive en la C/ Campo prefiere a Led Zeppelin mientras fuma AK 47
- En toda la C/ Salud huele a White Widow
- El que vive en la C/ Estrella prefiere la Skunk
- Julián vive en la C/ Luna
- La música de AC/DC suena mejor cuando se fuma Amnesia
- En la C/ Luna no suenan los Rolling Stones, no como en la C/ Salud
- El que escucha Black Sabbath no fuma Sensi como Julián
- Alvaro no estuvo en el concierto de AC/DC porque el es fan de los Rolling Stones
- Paco no vive en la C/ Campo como Antón

Nombre Variedad de Hierba Dirección Grupo favorito