Вы находитесь на странице: 1из 5

UNIVERSIDAD NACIONAL DE PIURA

ESCUELA DE POSGRADO

PROGRAMA DE MAESTRÍA EN GESTIÓN


EDUCATIVA

Asignatura:
Gestión de Recursos humanos y liderazgo

Docente:
Dra. Betsy Linn Vegas Serrano

Estudiante:
Lic. Fanny Cornejo Sernaqué

Talara - 2018
EL BUEN TRATO EN LAS RELACIONES DE CUIDADO CON NIÑOS Y NIÑAS

El buen trato es la relación entre personas, que está basada en un profundo


sentimiento de respeto y valoración hacia la dignidad del otro.

En el cuidado infantil, el buen trato se refleja en poner en el centro la


satisfacción de las necesidades de cuidado y bienestar del niño/a, de modo que se
asegure el desarrollo de sus máximas potencialidades en ambientes cariñosos,
respetuosos y seguros afectivamente.

Características del Buen Trato:

 Empatía para entender las necesidades de los demás


 Comunicación Efectiva
 Resolución NO violenta de conflictos
 Adecuado ejercicio de la jerarquía y el poder en las relaciones

Tratar bien a los niños desde que son pequeños es la mejor manera de
educarles para construir una sociedad mejor. Si tenemos en cuenta que los niños
aprenden a desarrollar comportamientos por imitación, es decir, copiando las
conductas de sus padres, la cultura del buen trato a los niños es la clave para la
construcción de una sociedad sin violencia.

El buen trato en la escuela y en la familia


En el ámbito escolar y familiar el buen trato es la base de toda relación sólida.
Una relación en la que hay respeto y empatía con los demás. De estos factores
parte la importancia de que se cultiven los buenos valores para garantizar más una
generación y una cultura de paz.

Practicando el buen trato podemos obtener cambios que favorecen las


relaciones positivas en el ambiente escolar y familiar. Además, mejorará la
autoestima en los menores, la motivación, interés personal y fortalece la seguridad
para la toma de decisiones cuando lleguen a edad adulta.
El buen trato se pude fomentar en la escuela poniendo en práctica la disciplina
positiva, es decir, los maestros deben usar palabras y frases adecuadas para
dirigirse a los educandos, de esta manera, ellos aprenderán a dar un buen
recibimiento a sus profesores y toda la comunidad educativa. Para los padres y
madres es recomendable crear un clima de amor con sus hijos, estar en
comunicación con los maestros sobre el comportamiento de estos, evitar
negligencia cuando sus hijos muestran cambios emocionales o de conducta,
mantener el diálogo, escucharlos cuando hablan y darles respuestas satisfactorias
cuando hacen preguntas.

La comunicación entre los educadores y los progenitores será siempre un punto


importante dentro de las conductas que va desarrollando el educando.

El objetivo primordial es la lucha contra todas las formas de maltrato, mejorar la


protección de la infancia y promover un clima de buen trato.
La escuela es el lugar idóneo para educar dentro de la cultura para la paz, cultura
que debe ser acompañada por padres y/o tutores, para que los niños y las niñas
crezcan con herramientas que le permitan desarrollarse emocionalmente y sin
violencia. Por ello, tenemos 5 principios de buen trato en la escuela:

 Reconocimiento
 Empatía
 Colaboración y participación
 Comunicación efectiva
 Negociación y mediación

BUEN TRATO EN LA FAMILIA

Desarrollar el rol de padres y madres encierra una gran complejidad, sobre todo
el ejercicio positivo de la función parental, y a fin de evitar el mal trato y el uso de la
violencia con los hijos/hijas, te proporcionamos algunas herramientas para la
crianza positiva y el buen trato en la familia.
 Proporcionar afecto y apoyo.
 Dedicar tiempo para interaccionar con los hijos.
 Comprender las características evolutivas y de comportamiento de los hijos
a una determinada edad
 Comunicarse abiertamente con los hijos, escuchar y respetar sus puntos de
vista y promover su participación en la toma de decisiones y en las dinámicas
familiares.
 Establecer límites y normas para orientar el adecuado comportamiento de
los hijos y generar expectativas de que cooperarán en su cumplimiento.

Se reconoce como persona con derechos, a los niños y niñas y debemos


tratarlos con respeto, tanto en la escuela como en la familia, es decir que es una
persona la cual se valora a sí mismo y debe ser amado y respetado.

El Método Montessori se basa en el estudio


científico del desarrollo natural del niño. Montessori
considera la educación como una ayuda activa para el
perfecto desarrollo del ser humano en proceso de
crecimiento. Los conceptos de esta gran pensadora son
parte del movimiento que se llamó ESCUELA NUEVA.
Podemos decir que la escuela nueva es un
movimiento de la nueva pedagogía activista que prácticamente surge a raíz de la
inconformidad que algunos pedagogos tenían con el método educativo
tradicionista. La "Escuela Nueva" consiste prácticamente en una educación para la
vida en general, y especialmente, para la vida en sociedad; se trata pues, de una
formación total (moral , social, física, intelectual y espiritual ) del ser humano. La
innovación de este movimiento consiste, en su mayoría, en la libertad del
aprendizaje por medio de la experiencia (sin dejar de lado los conocimientos
teóricos-intelectuales ) de la cual se pretende que el hombre se vaya auto formando
en un a conciencia crítica y en la que desarrolle el carácter científico (observación,
hipótesis , comprobación y ley ) y la autodisciplina ; tales criterios pretenden crear
en el hombre en espíritu de libertad que lo lleve a ser consciente y a responder a la
necesidad de la comunidad en la que se desenvuelve y a sus propias necesidades.
Desde el punto de vista de la pedagogía contemporánea y de la psicología del
aprendizaje, se puede afirmar que la teoría educacional y el material didáctico
desarrollado por María Montessori rompen la línea pedagógica tradicional. Modificó
las prácticas educativas al combinar la libertad con la organización del trabajo. Así
al quebrar la rígida estructura del aula tradicional y brindar al niño libertad de
movimiento, de experimentación y de expresión, la Dra. Montessori respondió a la
realidad del niño y creó un ambiente que facilitó el camino de la autoconstrucción
del hombre.