Вы находитесь на странице: 1из 3

REPORTE 13

PACHECO MARTÍNEZ MARICELA

Elementos de existencia o esenciales del acto jurídico

7.1. Métodos de estudio del acto jurídico


El estudio del acto jurídico se ha realizado de acuerdo con dos caminos o métodos:
a) El deductivo, que va de lo general a lo particular.
b) El inductivo, que va de lo particular a lo general
El primero es el que sigue el código civil alemán, que antes de analizar los actos jurídicos particulares
(testamentos, contratos) hace un estudio general del acto jurídico, y los principios que se establecen
en esta parte se aplican después a cada acto jurídico en particular.
El segundo es el que sigue el código civil francés, o sea, del estudio de un tipo de acto jurídico en
particular se inducen reglas de aplicación general para los otros actos.
El método deductivo es el que establece el art. 1859 del Código Civil para el Distrito Federal, por lo
cual la reglamentación contenida a partir del art. 1792 se aplica a todos los contratos no
reglamentados expresamente, así como a los otros actos jurídicos: convenios, testamentos, etc.,
conforme a las disposiciones del contrato con el que tengan más analogía de los reglamentados
expresamente.

7.2. Elementos de existencia del acto jurídico


Se ha establecido que el acto jurídico es la manifestación de voluntad bilateral o unilateral que tiene
por objeto crear, transmitir, modificar o extinguir derechos y obligaciones. El contrato se ha
considerado como el tipo más caracterizado del acto jurídico.
La doctrina ha clasificado los elementos del acto jurídico en dos grupos:
a) Elementos de existencia o esenciales.
b) Elementos o requisitos de validez.
Los elementos de existencia o esenciales son aquellos que se requieren como indispensables para
que se produzcan los efectos jurídicos, de modo que la falta de ellos no permite la constitución del
acto.
El Código Civil para el Distrito Federal establece que la existencia del contrato (acto jurídico) requiere
dos elementos: consentimiento y objeto, que puedan ser materia del contrato; esta disposición se
aplica a todos los actos jurídicos, de acuerdo con el art.1859. Por ello, a partir de nuestra legislación,
los elementos de existencia del acto jurídico son la voluntad o el consentimiento y el objeto.
7.3. Consentimiento, objeto y solemnidad
a) El consentimiento es la manifestación de voluntades concordantes, pero los actos jurídicos
también pueden ser unilaterales, por tanto, basta con la manifestación de una sola voluntad. Así, la
manifestación de la voluntad puede ser:
Unilateral (el testamento).
Bilateral (la compraventa).
Plurilateral (la sociedad).
El proceso de formación del consentimiento consta de dos etapas sucesivas: propuesta o policitación)
y aceptación. La primera consiste en la promesa que parte hace de dar una cosa o de hacer o no
hacer un hecho, por ejemplo: la promesa celebrar una compraventa. La segunda es el acto por el cual
una parte admite o aprueba lo que otra le ha ofrecido o dejado, por ejemplo: la manifestación de la
voluntad representativa del consentimiento de intervenir en un contrato de compraventa cumplir
con las obligaciones que de él se deriven, o el hecho de aceptar una herencia.
b) El objeto es la creación de una relación de derecho, o sea, de un vínculo obligatorio consistente en
deberes jurídicos y derechos subjetivos. Sin embargo, el Código Civil dispone que el objeto de los
contratos es la cosa que el obligado debe dar o el hecho que debe hacer o no hacer. En esto no existe
contradicción, pues la definición se refiere al objeto directo o inmediato y el Código al objeto
indirecto o mediato, también llamado objeto de la obligación.
c) La solemnidad es otro elemento de existencia de los actos jurídicos en casos, entendida como la
forma a la que la técnica jurídica y la legislación han llevado a tal categoría. El Código no menciona la
solemnidad, pues en el derecho mexicano no hay contratos solemnes, pero sí actos jurídicos
solemnes, como. el matrimonio y el testamento, en los que la voluntad debe expresarse en la forma
establecida por la ley para que exista el acto. La solemnidad es a los actos jurídicos lo que la
acuñación a la moneda: los actos no existen, aunque se declare la voluntad, si no se hacen en la
forma exigida.

Actividad 29
l. Comente el art. 1859 del Código Civil de San Luis Potosí
(Distrito Federal) 1859.- Las disposiciones legales sobre contratos serán aplicables a todos los
convenios y a otros actos jurídicos, en lo que no se opongan a la naturaleza de estos o a disposiciones
especiales de la ley sobre los mismos.
(San Luis Potosí) ART. 1859.- Si fueren varios los obligados a prestar la misma cosa, cada uno de ellos
responderá, proporcionalmente, exceptuándose los casos siguientes:
ART. 1695.- Las disposiciones legales sobre contratos, serán aplicables a todos los convenios y a otros
actos jurídicos, en lo que no se opongan a la naturaleza de éstos o a disposiciones especiales de la Ley
sobre los mismos.
I.- Cuando cada uno de ellos se hubiere obligado solidariamente;
II.- Cuando la prestación consistiere en cosa cierta y determinada que se encuentre en poder de uno
de ellos, o cuando dependa de hecho que sólo uno de los obligados pueda prestar;
III.- Cuando la obligación sea indivisible;
IV.- Cuando por el contrato se ha determinado otra cosa.

Actividad 30
1. Responda la pregunta siguiente:
¿Qué requisitos debe reunir la existencia del acto jurídico?
Los considerados indispensables para que produzca efectos jurídicos: consentimiento y objeto, y en
algunos casos de la solemnidad algunos casos la solemnidad.

Actividad 31
1. Mencione los elementos de existencia de los siguientes ejemplos de actos jurídicos: compraventa
de contado y arrendamiento de inmueble.
2. Clasifique los ejemplos siguientes, con base en el número de voluntades intervinientes en el
consentimiento:
a) Oferta de venta al público. Unilateral
b) Alquiler de una casa-habitación. Bilateral
c) Fianza por la cual una persona se Plurilateral
compromete con el acreedor a pagar por el
deudor si éste no lo hace.
d) Legado de la biblioteca particular del
Unilateral
testador a una universidad.
e) Contrato de depósito de valores o
Bilateral
documentos que devengan intereses.

ROJAS, E. B. (s.f.). Derecho civil. Introducción y personas. OXFORD. pp. 72-75