You are on page 1of 13

UNIVERSIDAD CATOLICA LOS ANGELES DE CHIMBOTE

FACULTAD DE CIENCIAS CONTABLES FINANCIERAS Y


ADMINISTRATIVAS

DOCENTE:

Roció Alvares Palomino

CURSO:

MATEMÁTICA FINANCIERA II

TEMA:

INTERÉS COMPUESTO EN EL FINANCIAMIENTO A LARGO


PLAZO
INTEGRANTE:

 Viviana Carranza Príncipe


 Sergio Carrillo Flores

TRUJILLO- PERU

2016
TEMA:
“INTERES COMPUESTO EN EL FINANCIAMIENTO A LARGO PLAZO”

INTEGRANTE:

 Viviana Carranza Príncipe


 Sergio Carrillo Flores
DEDICATORIA

A dios, quien nos dio la vida y quien nos ha acompañado durante nuestros
Estudios, dándonos inteligencia y salud. A nuestros padres quienes nos han
brindado su apoyo todo este tiempo.
Contenido
INTRODUCCION ..........................................................................................................................................................5
Formulación del Problema: .......................................................................................................................................6
Objetivo General ........................................................................................................................................................6
Objetivos específicos .................................................................................................................................................6
MARCO TEÓRICO .......................................................................................................................................................7
La fórmula del interés compuesto ........................................................................................................................7
Diferencia entre interés simple e interés compuesto ..........................................................................................8
El Efecto Multiplicador ..........................................................................................................................................9
Ejercicios: ............................................................................................................................................................ 10
CONCLUSIÓN ........................................................................................................................................................... 12
BIBLIOGRAFIA ......................................................................................................................................................... 13
INTRODUCCION

Cuando un banco o cualquier otra institución financiera aumentan el número de periodos en el


año en los que pagan intereses, ¿el capital aumenta más rápidamente mientras más
pequeños son esos periodos? Si un inversionista recibe intereses cuatro veces al año sobre
su capital, ¿es mejor si los recibiera sólo una vez al año? Si dos bancos ofrecieran las mismas
tasas de interés, pero éstas difirieran en el número de periodos de pago de intereses,
¿estarían ofreciendo los mismos rendimientos? Éstas son algunas preguntas cuyas
respuestas dependen de la forma en que se acumula el capital. El objetivo de este capítulo es
mostrar el proceso de acumulación del capital en el que los intereses generados se
reincorporan al capital para producir nuevos intereses. Al finalizar el capítulo, el lector será
capaz de seleccionar entre el modelo de interés simple y el compuesto para que a partir de la
tasa nominal de interés y el plazo de la operación obtenga los más altos rendimientos, así
como elegir el mejor rendimiento a partir del cálculo de tasas de interés equivalentes. Al
proceso de acumulación del capital que se verá en esta unidad se le conoce también como
régimen de capitalización.

En los problemas de interés simple, el capital que genera los intereses permanece constante
todo el tiempo de duración del préstamo. En cambio, cuando el interés es compuesto, el
interés generado en un periodo se convierte en capital en el siguiente periodo. Esto es, el
interés simple generado al final del primer periodo se suma al capital original, formándose un
nuevo capital. A partir de este nuevo capital se calcula el interés simple generado en el
segundo periodo y este interés se suma al capital; y así sucesivamente. La suma total
obtenida al final del proceso se conoce como monto compuesto. A la diferencia entre el monto
compuesto y el capital original se le llama interés compuesto.

El periodo convenido para convertir el interés en capital se llama periodo de capitalización o


periodo de conversión. Así, por ejemplo, la expresión "periodo de capitalización semestral" (o
bien, "periodo de conversión semestral) significa que el interés generado se capitaliza, es
decir, se suma al capital, al término de cada 6 meses. De igual forma, al decir periodo de
capitalización mensual se está indicando que al final de cada mes se capitaliza (se suma) el
interés ganado a lo largo del mes. El periodo de capitalización se puede definir como el
intervalo de tiempo.
Formulación del Problema:

¿Cómo influye el interés compuesto en el financiamiento a largo plazo?

Objetivo General

Determinar la importancia, explicar y definir la situación del interés compuesto con el


financiamiento a largo plazo.

Objetivos específicos

1: Comparar y diferenciar el interés simple del interés compuesto.

3. Plantear y resolver ejercicios referentes al interés Compuesto.

Justificación
La presente investigación fue realizada para determinar la importancia, explicar y definir la
situación del interés compuesto en el financiamiento a largo plazo para de esta manera ver
cómo nos ayuda a comprender un capital a largo plazo el cual gana un interés compuesto
durante los años depositados en una determinada financiera, es de mucho beneficio para el
ahorrista, del mismo modo nos esclarece su particularidad en relación a otros tipos de interés.
MARCO TEÓRICO

Es aquella situación futura en el cual el capital cambia al final de cada periodo, debido a que
los intereses se adicionan al capital para formar un nuevo capital denominado monto y sobre
este monto volver a calcular intereses, es decir, hay capitalización de los intereses, esta
capitalización por ser a largo plazo supera los 10 años.

En otras palabras, se podrá definir como la operación financiera en la cual el capital aumenta
al final de cada periodo por la suma de los intereses vencidos. La suma total obtenida al final
se conoce con el nombre de monto compuesto o valor futuro.

Se llama monto de un capital a interés compuesto o monto compuesto a largo plazo la suma
de capital inicial con sus intereses acumulados a un plazo mayor a los 10 años.

La diferencia entre el monto compuesto y el capital original es el interés compuesto. El


intervalo al final del cual se capitaliza el interés recibe el nombre de periodo de capitalización.
La frecuencia de capitalización es el número de veces por año en que el interés pasa a
convertirse en capital, por acumulación.

La fórmula del interés compuesto

El interés compuesto en el financiamiento a largo plazo es muy favorable por su capitalización


sistemática hasta el tiempo establecido.

Hemos dicho antes, al calcular el interés simple, que el capital permanece constante durante
el plazo del préstamo. Cuando se calcula el interés compuesto, el capital aumenta por la
adición de los intereses vencidos al final de cada uno de los periodos de tiempo a que se
refiere la tasa. Siempre que no se paga efectivamente el interés al final de un periodo, sino
que se añada al capital, se dice que los intereses se capitalizan. Se comprende que cuando
empiezan a correr el segundo periodo de tiempo, el capital es mayor de lo que era el
comienzo del primer periodo, y, en consecuencia, el interés al final del segundo periodo es
mayor que al final del primer periodo. Análogamente, para cada periodo sucesivo durante el
plazo de la deuda, el capital se va haciendo constantemente mayor, y, en consecuencia, el
interés a pagar al final de cada periodo sucesivo es mayor que el periodo anterior.

La capitalización del interés puede tener lugar en cualquier intervalo de tiempo mayor a los 10
años. De acuerdo con el convenio que ha servido de base para el préstamo, si el interés
vence al final de cada año y no es pagado en esta fecha, sino que se añade al capital, se dice
que el interés se ha capitalizado anualmente. En este caso el periodo de capitalización es un
año.

Si el interés se añade al capital cada seis meses, se dice que se capitaliza semestralmente.
Análogamente el periodo de capitalización puede ser trimestral, mensual o cualquier otro
periodo. Pocas son las personas que se dan cuenta de la enorme diferencia entre el enteras
simple y el compuesto cuando se trata de largos periodos de tiempo. Cuanto más tiempo
permanecen sin pagar las deudas, más ingentes son los pagos que hay que hacer en el
futuro.

Diferencia entre interés simple e interés compuesto

Con un interés simple, los intereses producidos por el capital principal en un cierto periodo no
se acumulan para generar los intereses que corresponden al siguiente periodo.

Por lo tanto, a diferencia del interés compuesto, el interés simple que produce el capital
invertido será igual en todos los periodos mientras dure la inversión y la tasa y el plazo se
mantengan sin variación.
El Efecto Multiplicador

Para comprenderlo mejor puede decirse que existe un interés compuesto cuando tiene lugar
el efecto multiplicador del dinero, es decir cuando los diversos intereses producen alguna
ganancia, esto ocurre por ejemplo en las cuentas corrientes, donde los intereses se depositan
en la misma cuenta donde tenemos el capital.

Para ejemplificar esta explicación supongamos que disponemos de 1000 euros en una cuenta
que nos da el 10% anual y dichos intereses los cobramos una vez al año. Al cabo de dos años
no dispondremos de 1200 euros sino de 1210 ya que al terminar el primer año acumularemos
110 euros de intereses, los cuales se sumarán a nuestro capital para dejar a nuestra
disposición 1210 euros.

Es importante señalar que, a diferencia de lo que se cree, el interés compuesto no se calcula


multiplicando el capital inicial por la tasa de interés y la cantidad de períodos de cálculo, es un
poco más complicado. Se trata de multiplicar el capital actual derivado del capital inicial (C)
por cada uno de los intereses de cada período.
Ejercicios:

Recuerda que la metodología para el cálculo del interés compuesto es similar al interés
simple. En todo momento se trabajará con la expresión (1+i), (1+i *n)………….Lo que hace
diferente este tema, es desde luego la capitalización de las tasas y el incremento de “P” en “n”
tiempo con “i” tasa. De ahí que la variable “n”, sale de (1+i*n) y va al exponente (1+i)n

Supongamos que ahorraste 150,000.00 a una tasa del 10% anual (0.83% mensual, o sea
0.0833), a un plazo de un mes. En teoría, tomamos la fórmula del monto del interés simple,
quedando de la siguiente manera:

S  P(1 in) =150,000.00(1+0.00833*1)

=150,000.00(1.00833)=151,249.50

Supongamos, que nuevamente se quiere invertir la misma cantidad a otro mes y con la misma
tasa. Desde luego sin retirar el interés, de lo contrario caemos en el interés simple y de lo que
se trata en este tema es de estudiar el interés compuesto.

Entonces tenemos que:

S  P (1in) =151,249.50 (1+0.0833*1)

=151,249.50*(1.00833) *1=152,509.41
El inversionista, nuevamente desea invertir otro mes y con la misma tasa, el importe de su
capital. (Se continúa con el mismo procedimiento anterior.)

Se imagina que una persona requiera estar calculando 100, 200 o 300 meses……… Es por
ello que el interés compuesto, viene a proporcionar una forma simple de poder capitalizar
cada uno de los meses en que se desea estar invirtiendo. 73 De ahí que, tomando la fórmula
de interés simple integramos las capitalizaciones (enviando n al exponente). Esto es, el
interés ganado en una inversión se integra al capital, lo que se denomina como “la
capitalización” y al período en que el interés puede convertirse en capital se le llama período
de capitalización.
CONCLUSIÓN

El interés compuesto a un largo plazo es una decisión muy hábil por parte del
depositante, Porque a medida que nuestro ahorro va estando más años depositado en una
cuenta con interés compuesto, genera mayores diferencias. No necesitamos hacer nuevas
aportaciones para que la cantidad siga aumentando y las diferencias con un depósito con
interés simple se hagan mayores. Porque, por ejemplo, en una cuenta que nos pague los
intereses de manera mensual, cada vez generamos mayores beneficios. Asimismo, porque
supone la diferencia más gráfica entre ahorrar dinero poco a poco y sin que crezca o plantar
dinero y recoger frutos jugosos al cabo de un tiempo.
BIBLIOGRAFIA

1. MOORE, Justin H. Manual de Matemáticas Financieras. México, editorial Hispano-


Americana

2. ROSENBAUM, Roberta S. Y HIGHLAND, Esther H. (1987). Matemáticas Financieras,


3era edición. Prentice Hall

3. REDONDO, A. (2006). Curso práctico de matemática financiera. Cuarta reimpresión.


Centro contable Venezolano, Caracas, Venezuela.