You are on page 1of 7

Álvaro Salas Chacón

Espiritualidad, violencia y androcentrismo.


Retos prácticos de los feminismos para el siglo XXI
en América Latina

Abstract. This article discusses three cuestionar el ideal femenino marianista y la visión
challenges of Latin American feminisms for católica de la mujer basada en un esencialismo
the 21st century. These challenges are the biológico, la feminización del altruismo y la
need for spirituality, the fight against gender complementariedad de género, porque minimiza
violence, and the androcentric Catholic view of la violencia de género y proscribe todo debate
women. Spirituality will help feminists overcome sobre los derechos reproductivos de las mujeres.
negative attitudes such as resentment, feelings
of victimization, self-righteousness, separatism, Palabras clave: feminismo, espiritualidad,
and dogmatism. Gender violence must not be violencia de género, visión católica de la mujer.
minimized by a moralistic discourse aimed
at teaching women to keep their place. It is
important to question the Marianista female
En su libro La masacre de los soñadores, la
ideal and the Catholic view of women based
escritora feminista chicana Ana Castillo explica
on biological essentialism, the feminization of
que el marxismo entre las activistas chicanas
altruism and gender complementarity because
de los setentas fracasó porque esta doctrina no
it minimizes gender violence and precludes any
tomaba en cuenta las preocupaciones espirituales
debate on women’s reproductive rights.
de estas mujeres. Estas activistas habían crecido
y vivían en una sociedad en la que el catolicismo
Key words: feminism, spirituality, gender romano permeaba todos los aspectos de su vida y
violence, Catholic views on women. la de sus familias, pero el marxismo ignoró este
hecho. Las preocupaciones de carácter espiritual
Resumen. Este ensayo explora tres retos deben ser tomadas en cuenta en la práctica de los
de los feminismos en América Latina para feminismos. Por lo tanto, este es el primer tema
el siglo XXI. Esto retos son la necesidad de que discutiré. En este ensayo, desarrollaré sola-
espiritualidad, la lucha contra la violencia de mente tres de los muchos retos de los feminismos
género y la visión androcéntrica de la mujer en en América Latina: primero, como ya lo dije, la
el catolicismo. La espiritualidad le ayudará al importancia de la espiritualidad para las luchas
feminismo a superar actitudes negativas como el feministas, segundo la lucha contra la violencia
resentimiento, los sentimientos de victimización, de género, y tercero el androcentrismo de la
las pretensiones de superioridad moral, el visión católica de la mujer. Para desarrollar mi
separatismo y el dogmatismo. La violencia primer punto parto del supuesto que los feminis-
de género no se debe minimizar mediante un mos, al igual que los marxismos en el siglo XX,
discurso moralista dirigido a enseñarles a actúan por una reacción del ser humano ante la
las mujeres a ocupar su lugar. Es importante injusticia, en este caso, la reacción de las mujeres

Rev. Filosofía Univ. Costa Rica, XLIV (111-112), 65-71, Enero-Agosto 2006
66 Álvaro salas chacón

ante injusticias vividas en carne propia y que cosas, ideas o experiencias. Entre estos valores
producen heridas, resentimientos y enojo. Estas espirituales encontramos la tolerancia, la paz, la
personas heridas y victimizadas creen encontrar humildad, la capacidad de escucha, el diálogo, la
en el feminismo los medios para enfrentar injus- buena voluntad, la comprensión, la colaboración,
ticias tales como la violencia contra las mujeres, la resistencia pacífica y la búsqueda de la justicia.
la discriminación de las minorías sexuales, y el La violencia, por el contrario, incluye la agresión
autoritarismo y abuso de poder de los hombres física y sicológica y las actitudes que la antece-
tanto dentro del núcleo familiar como en la den como la intolerancia, el juzgar a los demás,
sociedad. el odio y el resentimiento. Tales actitudes fueron
En primer lugar me referiré a la necesidad comunes en la luchas de clases marxistas del
de operar sobre una base de valores espirituales siglo XX, y también han aparecido en las luchas
para conseguir el éxito de las reformas feminis- de algunos feminismos contra la injusticia. Me
tas en América Latina. El lunes 27 de setiembre referiré a cuatro actitudes negativas que dismi-
del 2004, el Dalai Lama visitó la Universidad nuyen la efectividad del movimiento feminista
de Costa Rica. Este popular líder habla con su como una vez disminuyeron la del marxismo:
sola presencia a favor de los intereses del pueblo estas actitudes son el resentimiento, el sentimien-
Tibetano en el exilio. ¿Qué es lo que fortalece to de victimización de sus miembros aunado a la
su lucha? Su pueblo violentamente invadido por satanización del grupo opresor, el separatismo
el ejército Chino perdió su soberanía y el dere- y el dogmatismo. Analicemos estas actitudes en
cho de practicar su religión milenaria. Muchos detalle y veamos cómo los valores espirituales
monjes budistas murieron, sus monasterios fue- nos ayudan a superarlas.
ron destruidos y el Dalai Lama tuvo que salir Los feminismos que actúan movidos por el
al exilio. Él, sin embargo, no opuso resistencia resentimiento, el odio, o el revanchismo hacia
violenta al ejército Chino, pero tampoco cooperó los hombres son ineficaces para generar el apoyo
con ellos. A pesar de una violenta persecución, que necesitan las reformas feministas en regíme-
el Dalai Lama no predica el odio, sino la paz, la nes democráticos. Por esto, cuando se escucha
solidaridad y la comprensión. Si el Dalai Lama hablar del feminismo, la mayoría de los hombres
predicara la violencia, el odio o el rencor, su y no pocas mujeres reaccionan negativamente.
figura y su mensaje perderían atracción. Otros Muchas personas perciben al feminismo como
ejemplos podemos apreciarlos en el siglo XX, una amenaza a la armonía social, como una
donde grupos o naciones injustamente oprimidas forma de neonazismo o marxismo que plantea
en la India, Estados Unidos y Sudáfrica consi- una agenda intransigente, separatista, beligerante
guieron la reivindicación de sus derechos con y antirreligiosa basada en resentimientos. Esta
una lucha basada en la no-violencia y los valores percepción crea un ambiente negativo para las
espirituales; las luchas de Gandhi, Martin Luther reformas feministas. Además, el mensaje de cier-
King, y Nelson Mandela han sido más efectivas tos feminismos radicales se parece al mensaje
que la predica del odio y el resentimiento para de grupos afroamericanos de los sesenta tales
conseguir cambios concretos, y la lucha del Dalai como las Panteras Negras y la Nación del Islam.
Lama aunque no logra su objetivo por el momen- De la misma forma que un líder como Malcolm
to, genera mucho apoyo y simpatía en el mundo. X generó rechazo entre la mayoría blanca en los
Así, considero entonces que los feminismos del Estados Unidos, líderes feministas tales como
siglo XXI pueden aprender de estos líderes el Susan B. Anthony, Elizabeth Cady Stanton, Kate
valor de la espiritualidad y de la no-violencia para Millett, Bella Azbug o, en Costa Rica, la diputada
conseguir cambios concretos. Gloria Valerín, han generado rechazo en lugar de
Los valores espirituales son aquellos que apoyo por sus estrategias de confrontación hacia
nos ponen en una relación de armonía y acep- el patriarcado. Esta clase de liderazgo beligerante
tación con lo que se percibe como positivo y en produce una actitud defensiva en lugar de coope-
una posición de resistencia no violenta contra ración y apertura entre los que no se consideran
lo negativo, ya sean personas, seres animados, feministas. Y es que guste o no, el feminismo

Rev. Filosofía Univ. Costa Rica, XLIV (111-112), 65-71, Enero-Agosto 2006
Espiritualidad, violencia y androcentrismo 67

necesita de la cooperación de los hombres, la usar la violencia para mantener el control sobre
otra mitad de la humanidad, para lograr sus aquellas personas que considera como inferiores
reformas sociales. y que a la vez se perciban a sí mismas como
Otros feminismos que alienan la buena tales. La otra cara de esta satanización de los
voluntad de la mayoría son los que enfatizan la hombres es la elevación de la mujer a un plano
victimación de la mujer y exageran la naturaleza moral superior, lo que muchas veces aliena a
sadista y misógina de los hombres. Una persona otras mujeres que no comparten esta idea de su
al sentirse víctima de otros, el proletario a manos supuesta superioridad moral. Los valores espiri-
del capitalista o la mujer a manos de los hombres, tuales pueden ayudar a las personas agredidas a
desarrolla resentimientos y enojo. Si la persona se encontrar medios positivos para sanar sus heridas
siente impotente ante la agresión, surgen también y reclamar pacíficamente sus derechos.
sentimientos de victimización, autocompasión y La tercera actitud negativa, el separatismo, es
de autojustificación. De este modo, las personas más difícil de analizar. Ciertos feminismos han
oprimidas pueden llegar a pensar que son de dividido y enfrentado a las mismas mujeres entre
alguna manera mejores que sus opresores. De sí debilitando al propio movimiento. Pero, ¿qué es
acuerdo a esta forma de pensar, si tan sólo los lo que causa este separatismo? Volviendo a nuestra
oprimidos pudieran tener el poder todo cambia- analogía con el marxismo, el marxismo también
ría. Esta actitud estuvo presente en el marxismo, causó mucha separación. Podemos preguntarnos,
en el liderazgo del movimiento negro de los años ¿es la separación mala o es un efecto inevitable de
sesenta y en no pocos feminismos. Esta especie los movimientos de reforma? El cristianismo, la
de superioridad moral da al grupo oprimido el reforma de Lutero, la lucha de Gandhi han cau-
derecho a juzgar y a condenar al opresor sin sado separación no sólo entre familias, sino entre
tratar de entenderlo o ponerse en su lugar. Por naciones. Por el contrario movimientos de refor-
el contrario, líderes como Martin Luther King o ma racial como los de Mandela y Luther King han
Mandela rehusaron adoptar una posición de vícti- buscado la convivencia de los grupos en conflicto.
mas y de superioridad moral para más bien hacer El marxismo provocó separación al promover
énfasis sobre la igualdad entre negros y blancos. la lucha de clases. Los otros movimientos men-
La historia enseña que cuando un grupo detenta cionados han causado separación debido a ideas
el poder tarde o temprano oprime a otros. Los religiosas incluyendo la partición de la India, entre
hombres negros que luchaban contra la opresión musulmanes e hindúes. El feminismo puede cau-
del hombre blanco oprimían a la vez a las mujeres sar dos tipos de separación: una separación entre
negras. Las mujeres que se consideran víctimas hombres y mujeres, muy similar a la causada por
de los hombres pueden ser a la vez opresoras de el marxismo con su teoría de la lucha de clases, y
sus niños o de otras mujeres de grupos étnicos o una separación debido a ideas religiosas. La sepa-
clases sociales menos poderosas. Los oprimidos ración por motivos religiosos que puede causar el
no son blancas palomas a pesar de las injusticias feminismo es un poco distinta a la causada por
que sufren. Al luchar contra las injusticias, es el marxismo. Las mujeres católicas o cristianas
necesario hacerlo con ecuanimidad sabiendo que que serían la mayoría en Latinoamérica rechazan
es un hilo muy delgado el que separa al oprimido ciertos feminismos cuando estos cuestionan los
del opresor y que no se puede ser juez de nadie. dogmas y las enseñanzas religiosas de sus iglesias.
El sentimiento de victimización, ira e indignación Asuntos como el cuestionamiento del liderazgo
ante los hombres es común entre teóricas feminis- religioso masculino, el aborto, la aceptación de los
tas radicales como Mary Daly y Andrea Dorkin derechos de las personas homosexuales, la inclu-
que satanizan a los hombres presentándolos como sión de las mujeres en el liderazgo religioso, y la
sádicos torturadores y violadores de las mujeres. igual autoridad con el hombre en el matrimonio
Dadas las estadísticas de violencia de género, esta son ideas feministas que dividen a las mujeres. La
forma de pensar es comprensible. Sin embargo pregunta es, ¿existe alguna forma de evitar esta
creo que el problema de la violencia es un proble- división o es por el contrario inevitable y por qué
ma de poder. La persona que tiene el poder puede no, hasta deseable?

Rev. Filosofía Univ. Costa Rica, XLIV (111-112), 65-71, Enero-Agosto 2006
68 Álvaro salas chacón

El feminismo llevado al plano de las ideas autocrítica. Sólo un valor como la humildad abre
religiosas es esencialmente separatista y con- el camino para identificar y rectificar errores
frontacional. Las religiones más populares en el teóricos y estratégicos. Los diversos feminismos
mundo actual, así como las iglesias cristianas con se basan en distintas posiciones teóricas a veces
más adeptos han sido creadas por hombres sobre muy diversas y susceptibles, como toda teoría,
una visión androcéntrica del mundo. Ante este a tener planteamientos falaces. El feminismo
hecho, las mujeres pueden adoptar tres posicio- debería ser una actitud de búsqueda más que
nes: aceptar tal visión androcéntrica, rechazarla, una certeza teórica. Este reconocimiento de las
o buscar reformarla. Las mujeres que aceptan propias limitaciones teóricas lleva a la apertura al
la visión patriarcal de su religión se convierten diálogo y a evitar el dogmatismo y el proselitismo
a menudo en incondicionales defensoras de la intransigente. Sólo por medio de un liderazgo
ortodoxia. Las que rechazan toda idea religiosa basado en valores espirituales es posible tener la
patriarcal pueden optar por el ateismo o el agnos- humildad de aceptar los errores y la entrega para
ticismo o por crear a su vez una versión matriar- corregirlos.
cal de la religión basada en tradiciones de la El segundo reto de los feminismos en el siglo
hechicería y de la mitología. Para las mujeres que XXI es la lucha contra la violencia de género.
escogen la tercera opción, el reformar las ideas Las estadísticas sobre violencia de género en los
de sus iglesias, la confrontación con los líderes países del tercer mundo hablan por sí solas: cerca
religiosos y con las mujeres que los apoyan es de 400 mujeres asesinadas en Ciudad Juárez en
inevitable. Estas feministas deben enfrentar la un período de once años, 383 mujeres asesina-
visión androcéntrica de Dios, de la mujer, de la das por las maras en Guatemala en 2003 y una
moral, de los libros sagrados, y de la estructura de proyección de 700 víctimas para el 2004. La
poder y organización de sus religiones. Interpelar violación, mutilación y asesinato de las mujeres
al liderazgo masculino de sus religiones y sus convertidas en objetivo militar en Colombia, y los
motivaciones androcéntricas inevitablemente crea homicidios de mujeres a manos de su pareja en
confrontación. El problema es más grave para las Costa Rica son tan sólo algunos de los casos. Sin
feministas de Latinoamérica y del medio oriente caer en la satanización de los hombres al mejor
en donde la influencia de la religión en el poder estilo de Daly o Dworkin, es evidente que la vida
político es uno de los principales obstáculos para y los derechos de las mujeres en nuestros países
el cambio de dinámicas injustas de género. Una están muy amenazados. Muchas organizacio-
feminista que actúe según su conciencia debe a nes feministas se ocupan de la prevención de la
menudo actuar en contra de una organización en violencia doméstica. Pero además de este impor-
la que creció y a la que muchas veces todavía per- tante trabajo de prevención ¿puede el feminismo
tenece. Estas situaciones de gran conflicto sólo teórico hacer algo por detener esta violencia?
pueden llevarse de manera no-violenta por medio Entre las muchas cosas que hay que hacer está
de sólidos valores espirituales. Estos valores han el desmantelamiento de la dinámica de género
permitido a los seguidores de Gandhi, Luther producida por el machismo y el marianismo en
King, Mandela y el Dalai Lama soportar la repre- América Latina. La mujer marianista es muy
sión física y psicológica sin caer en la violencia, el vulnerable a la violencia por las características de
odio o el resentimiento. su personalidad. Este tipo de mujer desarrolla su
Finalmente, la espiritualidad es también personalidad de acuerdo a una visión tradicional
necesaria para estar abiertos a la posibilidad y androcéntrica de la Virgen María. La maria-
del error en los postulados teóricos o estrategias nista de América Latina es una mujer sufrida,
políticas y evitar así el dogmatismo. Pretender mártir, sumisa, obediente, asexual, maternal, sin
ser poseedores de la verdad absoluta es peligroso educación y sin una adecuada inserción laboral
para cualquier ideología, y además la “verdad” y política. En el número 16 de la “Carta sobre la
como tal no existe, hay muchas “verdades.” colaboración del hombre y la mujer” publicada
El marxismo y otros sistemas absolutistas no por el Vaticano el presente año, se señala el peli-
dejaban espacio para la crítica externa y para la gro que presenta para la iglesia católica el imitar

Rev. Filosofía Univ. Costa Rica, XLIV (111-112), 65-71, Enero-Agosto 2006
Espiritualidad, violencia y androcentrismo 69

esta imagen pasiva y vulnerable de la Virgen el hombre para el cuidado de la misma, mientras
María: “Mirar a María e imitarla no significa, sin que el hombre se acerca al misterio de la vida por
embargo, empujar a la Iglesia hacia una actitud medio de la mujer. Juan Pablo II ha presentado a la
pasiva inspirada en una concepción superada de filósofa judía conversa al catolicismo, Edith Stein,
la femineidad. Tampoco significa condenarla a a la Madre Teresa de Calcuta y a la visión andro-
una vulnerabilidad peligrosa, en un mundo en el céntrica de la Virgen María como ejemplos de esta
que lo que cuenta es sobre todo el dominio y el mayor sensibilidad de la mujer ante los problemas
poder.” En este texto se previene a la iglesia del de otros y de su mayor capacidad para dar amor y
peligro de adoptar actitudes vulnerables basadas cuidar de otras personas. Ya que en el catolicismo
en una visión tradicional de la mujer; sin embar- romano las injusticias entre los sexos son atribui-
go, no se dice nada del peligro de fomentar las das a la naturaleza caída de los seres humanos
mismas actitudes a través del ideal marianista, tanto hombres como mujeres (el pecado original),
por ejemplo, en la mujer latinoamericana que esta visión del mundo no parece dar cabida a la
muchas veces debe convivir con un hombre vio- existencia de una correlación entre la violencia y
lento y machista. género. Los hombres y las mujeres son igualmen-
El tercer reto de los feminismos en el siglo te pecadores y parecería que no hay nada a nivel
XXI es el androcentrismo de la visión católica teológico o bíblico que indicase que los hombres
de la mujer. El feminismo conservador católico sean más propensos a cometer actos de violencia
presenta aspectos positivos tales como el cultivo contra la mujer que viceversa, aunque muchos
de valores espirituales. Las seguidoras de este pasajes del Antiguo Testamento y las estadísticas
feminismo presentan por lo general una actitud actuales así lo demuestren. Es muy interesante que
de apertura y acogida hacia los hombres, no pre- este “genio de la mujer” esté orientado principal-
dican el odio, ni el resentimiento sino al contrario mente hacia los niños y hacia los esposos y no así
la cooperación. Sin embargo, este feminismo es hacia los sufrimientos y necesidades de mujeres
un feminismo androcéntrico ya que se basa en agredidas y de minorías sexuales condenadas por
las ideas sobre la mujer y el eterno femenino el catolicismo. Entre los objetos de comprensión
de teólogos como Henri de Lubac, Hans Urs y de aceptación del “genio de la mujer” no se
Von Balthazar, y sobre todo Juan Pablo II. Este encuentran las personas homosexuales, a no ser
feminismo pone como ideal de mujer a la imagen cuando estén muriendo de Sida.
androcéntrica de la Virgen María. Debido a su La complementariedad de los sexos es el
visión masculinista de la realidad, este feminis- tercer presupuesto teórico de la visión andro-
mo minimiza el problema de la violencia contra céntrica de la mujer. El hecho de que existan
la mujer y se enfoca en la prescripción de roles diferencias entre mujeres y hombres no implica
genéricos. Por ejemplo, las obras de la teóloga la construcción de estas diferencias como exclusi-
alemana Jutta Burgraff o la reciente “Carta sobre vamente biológicas y complementarias. Los roles
la colaboración del hombre y la mujer en la iglesia de género son generalmente complementarios
y el mundo” del Vaticano no prestan la debida debido a la división social del trabajo pero no por
atención al problema de la violencia de género. una esencia biológica. Las diferencias biológicas
Lo que es más, lo minimizan. y psicológicas existen, pero no están divididas
Esta visión androcéntrica de la mujer está uniformemente por género. Si existe comple-
construida sobre tres supuestos teóricos: el esen- mentariedad entre un conjunto de características
cialismo biólogico, la feminización del altruismo, biológicas y psicológicas disponibles para los
y la complementariedad de los sexos. Los dos pri- seres humanos, no es una complementariedad
meros conceptos se funden en lo que Juan Pablo por género sino más bien entre características
II llama como “el genio de la mujer.” Existe según de personalidad que pertenecen tanto a hombres
se dice un genio de la mujer que le ha sido dado como mujeres. Las divisiones de roles genéricos
en razón de su capacidad biológica para engen- de nuestra sociedad crean tal complementariedad
drar, sea que tenga hijos o no. La mujer entonces y ésta puede darse incluso entre dos hombres o
está más cerca de la vida y mejor equipada que entre dos mujeres entre sí.

Rev. Filosofía Univ. Costa Rica, XLIV (111-112), 165-71, Enero-Agosto 2006
70 Álvaro salas chacón

Algunas conquistas del feminismo a nivel Los feminismos del siglo XXI en América
mundial aún no están plenamente consolidadas Latina enfrentan los retos de integrar valores espi-
en América Latina debido a la influencia de esta rituales a su lucha, encontrar una forma efectiva de
ideología androcéntrica católica. Las mujeres en enfrentar la violencia de género y superar la visión
Latinoamérica aún no han podido ganar el poder androcéntrica de la mujer. El feminismo del siglo
legal para discutir, decidir y legislar sobre el cuer- XXI debe encontrar un liderazgo espiritualmente
po femenino y sus funciones reproductivas sin la positivo que atraiga, una, y dé fortaleza espiritual a
interferencia del catolicismo. El 100 por ciento de sus seguidores para enfrentar conflictos de mane-
las personas que abortan y tienen hijos son muje- ra no violenta. A veces lo más fácil es adoptar
res, mientras que el 99 por ciento de los obispos actitudes que repelen, dividen, y ofrecen un fácil
que se oponen al aborto son hombres, decía de escape en el separatismo de géneros. Para cambiar
manera sarcástica la teóloga norteamericana Mary la imagen negativa de algunos feminismos por
Daly. Las doctrinas religiosas sobre el aborto una imagen positiva, sólida y atrayente, es nece-
y la salud reproductiva de las mujeres han sido sario el surgimiento de un liderazgo sin rencores
elaboradas desde una perspectiva masculina. Los ni violencia, un liderazgo semejante al del Dalai
teólogos católicos ven este asunto desde un punto Lama, Martín Luther King, Ghandi o Mandela.
de vista abstracto, moralista y filosófico sobre el Una característica de estos liderazgos es el de
cual se sienten autorizados a opinar y juzgar en estar basados en sólidos principios espirituales o
virtud de sus estudios y las prerrogativas de su car- morales que hunden sus raíces en el grupo étnico
gos. Muchas mujeres, en cambio, lo ven como un del líder. Se necesita un liderazgo feminista con
asunto personal, relacionado con su propio cuerpo, hondas raíces culturales y espirituales. Tal tipo de
un asunto que les atañe a ellas y otras mujeres de liderazgo ha estado ausente del movimiento femi-
manera inmediata y no de manera abstracta y filo- nista en los últimos cuarenta años. Los valores
sófica. Es interesante como aún mujeres compro- espirituales pueden contrarrestar el resentimiento,
metidas con organismos religiosos difieren de las el odio, la autovictimización, la condenación, el
doctrinas de sus iglesias sobre este asunto cuando separatismo y el dogmatismo, con el trabajo en
están en contacto con la situación concreta de conjunto, la autovaloración, la resistencia pacífica,
mujeres cuyas vidas muchas veces dependen de un la capacidad de escucha, el diálogo, la humildad,
aborto, de una esterilización o del uso de anticon- y la apertura a la crítica. La violencia de género
ceptivos. El feminismo enfrenta un doble reto para es muy compleja, pero una de las primeras cosas
lograr cambios legales sobre derechos reproducti- por hacer es eliminar todo condicionamiento de
vos: primero, crear conciencia entre los hombres género que ponga a las mujeres en situaciones de
en el poder del androcentrismo de la visión católi- vulnerabilidad como la que se genera al presentar
ca y de la necesidad de cuestionar estas “verdades” el modelo androcéntrico de la Virgen María como
filosóficas y religiosas; y segundo, la necesidad de ejemplo de vida para la mujer en América Latina.
ver este problema desde la posición de las mujeres. Finalmente, es necesario cuestionar la visión
Es irracional que un hombre quiera decirle a una androcéntrica de la mujer del catolicismo romano
mujer como manejar su salud reproductiva. El basada en el esencialismo biológico, la femini-
reto del feminismo no es tanto la aprobación del zación del altruismo y la complementariedad de
aborto o del uso de otros medios anticonceptivos, géneros. Esta visión masculinista de la realidad
como el crear conciencia de que las legislaciones atribuye a la mujer la cualidad esencial de cuidar
de los países deben de brindar un espacio para la de otros, minimiza el problema de la violencia
libre discusión de este asunto sin ninguna presión de género y proscribe la libre discusión sobre los
externa y sin la creación de leyes que proscriban derechos reproductivos de las mujeres.
de plano tal discusión como se ha hecho en Costa Es necesario señalar todas aquellas instancias
Rica al suscribir convenios internacionales sobre que intentan minimizar o ignorar la influencia del
la protección de “la vida antes del nacimiento” o género en la violencia. Es muy preocupante que
con reformas a la constitución como se ha hecho el catolicismo romano y el feminismo conserva-
en Irlanda. dor católico minimicen la violencia de género

Rev. Filosofía Univ. Costa Rica, XLIV (111-112), 65-71, Enero-Agosto 2006
Espiritualidad, violencia y androcentrismo 71

tan rampante tanto en los textos del Antiguo Castillo, Ana. Massacre of the Dreamers. Essays on
Testamento como en la realidad de América Xicanisma. New York: Penguin, 1994.
Latina. Los teólogos católicos siguen moralizando Congregación para la doctrina de la fe. Carta sobre la
y teorizando sobre el bien y el mal desde un punto colaboración del hombre y la mujer en la igle-
de vista masculino y abstracto alejado del sufri- sia y el mundo. San José, Costa Rica: Promesa,
miento y de la vida real de miles de mujeres. 2004.
Pescatello, Ann, ed. Female and Male in Latin
Bibliografía America. Essays. Univ. of Pittsburgh Press, 1973.
Al Día. “Mujeres: ‘objetivo militar’. Violadas y mutila- Stevens, Evelyn P. “Marianismo: The Other Face of
das en Colombia.” Jueves 14 de octubre 2004. Machismo in Latin America.” En Pescatello, Ann,
Al Día. “Las Mujeres pierden batalla en Guatemala. ed. Female and Male in Latin America. Essays.
350 crímenes al año.” Sábado 2 de octubre 2004. Univ. of Pittsburgh Press, 1973, pp. 89-101.
Burggraf, Jutta. Hacia un nuevo feminismo para el
WMST-L File Collection. “Marianismo: Origin and
Siglo XXI. San José, Costa Rica: Promesa, 2001.
________. ¿Qué quiere decir género? En torno a un Meaning.” Enero, 2000. 4 Julio, 2002. <http://
nuevo modo de hablar. San José, Costa Rica: research.umbc.edu/korenman/wmst/marianismo.
Promesa, 2001. html>.

Rev. Filosofía Univ. Costa Rica, XLIV (111-112), 65-71, Enero-Agosto 2006