Вы находитесь на странице: 1из 74

MANUAL DE EDUCACIÓN

CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y
DERECHO

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 0


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Índice

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO................................................. 0

Introducción ................................................................................................................................... 2

SOBRE LAS PERSONAS Y SUS DERECHOS.................................................................................... 3

La persona: naturaleza .................................................................................................................. 3

La persona: dignidad ..................................................................................................................... 4

La persona: derechos humanos .................................................................................................... 4

Relevancia ...................................................................................................................................... 4

La persona: Tipos de personas...................................................................................................... 7

La familia: Concepto ...................................................................................................................... 9

La familia: Matrimonio civil ........................................................................................................ 12

La sociedad: normas de convivencia social................................................................................ 15

La sociedad: El Derecho............................................................................................................... 17

La Constitución ............................................................................................................................ 19

La Constitución: Historia Constitucional de Chile ..................................................................... 20

La Constitución: el Poder Constituyente.................................................................................... 25

La Constitución: clasificación de las constituciones.................................................................. 27

La Constitución: bases y principios del régimen constitucional chileno ................................. 28

La democracia .............................................................................................................................. 33

La democracia: formas de gobierno democrático .................................................................... 36

La democracia: participación ciudadana .................................................................................... 38

El Estado ....................................................................................................................................... 39

El Estado: sistemas políticos ....................................................................................................... 44

El Estado: poderes del Estado chileno ....................................................................................... 45

El Estado: organismos del Estado ............................................................................................... 47

El Poder Legislativo ..................................................................................................................... 49

El Poder Legislativo: La Cámara de Diputados .......................................................................... 50

El Poder Legislativo: El Senado................................................................................................... 50

El Poder Legislativo: El Congreso Nacional ............................................................................... 51

El Poder Legislativo: La Ley ......................................................................................................... 58

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 1


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
El Poder Legislativo: Etapas del proceso de formación de la ley ............................................. 60

HISTORIA DEL PODER JUDICIAL ..................................................................................................... 66

La Primera Real Audiencia con sede en Concepción. ................................................................ 66

Resurgimiento de la Real Audiencia con sede en Santiago ...................................................... 66

La Cámara de Apelaciones, su breve existencia y el nacimiento del Supremo Tribunal


Judiciario ...................................................................................................................................... 67

La Corte Suprema de Justicia ...................................................................................................... 67

1. La Suprema Corte de Justicia como Primera Magistratura Judicial del Estado de Chile en
la Constitución de 1823............................................................................................................. 68

2. La Judicatura en la Constitución de 1828 ............................................................................ 68

3. Constitución de 1833 y la Ley de Atribución y Organización de los Tribunales de 1875.... 68

4. A la espera de las Leyes de Enjuiciamiento ......................................................................... 69

5. Nacen los Códigos de Procedimiento Civil y Penal ............................................................. 70

6. El Poder Judicial en la Constitución Política de la República de 1925 ................................ 71

7. La Constitución de 1980 ....................................................................................................... 71

8. Importancia y estabilidad Institucional de la Corte Suprema ............................................ 72

Misión ....................................................................................................................................... 73

Visión ........................................................................................................................................ 73

Valores ...................................................................................................................................... 73

Introducción

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 2


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
El presente Manual ha sido elaborado por el Departamento de Selección de la
Corporación Administrativa del Poder Judicial de nuestro país. Tiene como objetivo
general, el ayudar a la evaluación de las competencias correspondientes a los cargos
del Escalafón Secundario y otros de la Corporación, en las personas que postulan
continuamente a ellos.

Tal como en otros procesos previos a la existencia de este examen, cabe


recordar que el proceso de incorporación al Poder Judicial pasa por la aplicación por la
Corporación Administrativa del Poder Judicial de exámenes y pruebas, sobre materias
relacionadas a las diversas normas que serán vistas por los postulantes, de posicionarse
en el cargo deseado. En este caso, la Educación Cívica ha sido considerada primordial,
como fuente de conocimientos ciudadanos, los cuales debiesen manejar a cabalidad los
funcionarios de nuestra Institución. Ha sido siempre un interés en que sea visualizada
en dicha capacidad y es con orgullo que finalmente, por medio del presente Manual, se
haga presente en nuestros procesos de selección.

La información contenida en este Manual tiene su origen principal en diversos


recursos online disponibles a través de varias fuentes, como por ejemplo la Biblioteca
del Congreso Nacional, entre otros.

Sin más, y esperando que el presente texto sea de utilidad en su proceso de


formación y postulación, nos permitimos dejar en sus manos el presente Manual.

SOBRE LAS PERSONAS Y SUS DERECHOS

La persona: naturaleza

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 3


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
La naturaleza humana se constituye a partir de dos ámbitos: el físico-biológico y el
psíquico-espiritual. El primero guarda relación con las necesidades básicas de
sobrevivencia de todos los seres vivos: respirar, comer, beber y dormir, lo que nos
relaciona con el medio ambiente.

La otra esfera responde a la esencia misma de ser persona y constituye la base de la


dignidad humana. Significa que hombres y mujeres, sin distinción, están provistos de
una parte psíquica-espiritual que les permite tener razón e inteligencia, capacidad de
conocer y aprender, pensar, encausar la vida hacia los objetivos planteados, discernir
entre lo bueno y lo malo, lo justo y lo injusto, amar, ser amado y tener la conciencia de
“existir”.

Una característica esencial del ser persona es su sociabilidad. La historia nos muestra
cómo el hombre desde que llega a la Tierra está en permanente interrelación no sólo
con la naturaleza sino también con otros hombres. Es más, el ser humano sólo alcanza
su felicidad y realización a través de su relación con los demás.

La organización es otra cualidad del ser persona, y que algunos autores denominan el
ser político de la persona humana. Surge de la búsqueda del ser humano por estar con
los demás y formar grupos con objetivos comunes, con distintas ideas de cómo llevar a
cabo un proyecto, de cuándo hacerlo y con qué recursos. Es en este momento que la
organización del grupo se vuelve indispensable. Es necesario decidir entre todos las
líneas de acción o la planificación de las actividades para llevar a cabo la iniciativa y tal
vez considerar la elección de uno del grupo que se transforme en el representante de la
opinión de todos.

La persona: dignidad

Los seres humanos, a diferencia de los otros seres vivos, tenemos particularidades
únicas: razón, inteligencia, sentimientos y voluntad de decidir. Nuestra esencia está
dada por la capacidad de pensar, reflexionar, inventar y ejecutar nuestros proyectos.

Somos capaces de aprender y memorizar, tener el dominio de nosotros mismos, es


decir, tener voluntad para dirigir nuestra conducta o comportamiento. También
gozamos de afectividad la que nos permite amar a otros seres, comunicarnos, adherir a
valores, y sobre todo, tener conciencia de nosotros mismos y de nuestra existencia.

Lo anterior explica el significado de la dignidad humana, ese concepto consustancial al


ser, que no distingue edad, sexo, etnia, color, creencia religiosa o política, situación civil
o económica.

La persona: derechos humanos

Relevancia

Conocer y respetar los derechos humanos significa valorarnos a nosotros mismos como
personas, como seres únicos e irrepetibles dotados de dignidad. Y son nuestros padres,
familia, escuela y sociedad los que tienen la responsabilidad de educarnos e

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 4


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
informarnos desde el día en que nacemos sobre cuáles son nuestros derechos y su
importancia para la vida.

Estos derechos no son ajenos a nosotros, aunque a veces lo parezcan; significa respetar
y tolerar las diferencias, no provocar daño a los demás con nuestros actos, respetar mis
derechos y el de los otros.

En nuestro país los derechos de las personas están contemplados en la Constitución de


1980, algunos de ellos son: el derecho a la vida y a la integridad física y psíquica de la
persona, la igualdad ante la ley, la libertad de conciencia, la libertad de educación y de
libre enseñanza, la libertad de emitir opinión y la de informar, el derecho de asociarse
sin permiso previo, el derecho a desarrollar cualquiera actividad económica que no sea
contraria a la moral, el derecho de la propiedad, entre otros.

El hombre y la mujer han tomado conciencia desde la Antigüedad a nuestros días cuáles
son sus derechos fundamentales, sus derechos civiles y políticos, sus derechos
económicos, sociales y culturales.

Clasificación

Nuestros derechos como personas conforman un todo integral, relacionándose y


complementándose unos con otros. Sin embargo, para su mayor comprensión y
estudio se clasifican en razón de la materia que abordan como también a la visión del
investigador del tema.

Normalmente se distinguen derechos individuales (referidos a las personas) y derechos


colectivos o de los pueblos.

Dentro de los individuales, según las materias que tratan están:


1. Derechos civiles y políticos: como el derecho a la vida, integridad física, libertad
de opinión, de conciencia, igualdad ante la ley, de reunión, de asociación, entre
otros.
2. Derechos económicos, sociales y culturales: como el derecho a la propiedad, al
trabajo digno y libre, a la salud, a la seguridad social, a la educación, a sindicarse
libremente, a la vivienda, entre otros.

Dentro de los derechos colectivos están:


o El derecho a la paz
o El derecho al desarrollo
o A la no contaminación del medio ambiente, entre otros.

Definición y características

Los derechos humanos son el conjunto de características y atributos propios del ser
humano derivado de su dignidad, por lo que no pueden ser afectados o vulnerados. Sin
ellos las personas no pueden existir ni llevar una vida propiamente humana, por tanto,
es imprescindible que los Estados y sus leyes los reconozcan, los difundan, protejan y
garanticen.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 5


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
El artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos dice: "Todos los seres
humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón
y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros". Y continúa en
el artículo 2: "Toda persona tiene todos los derechos y libertades (...) sin distinción
alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquiera índole,
origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición".

Sus principales características son:


o Son inherentes o innatos al ser humano: todos los seres los poseen pues se
generan a partir de la misma naturaleza humana.
o Son universales: se extienden a todo el género humano, cualquiera sea su
condición histórica, geográfica, etnia, sexo, edad o situación en la sociedad.
o Son inalienables: no se pueden quitar ni enajenar pues son parte consustancial
de la propia naturaleza humana.
o Son inviolables: no se pueden o no se deben transgredir o quebrantar y en caso
de ser así , el ciudadano víctima puede exigir una reparación o compensación por
el daño causado a través de los tribunales de justicia.
o Son imprescriptibles: es decir, no caducan ni se pierden por el transcurso del
tiempo.

En cuanto al ejercicio en plenitud de los derechos humanos, existe una cierta


relatividad ya que dicho ejercicio está limitado por las exigencias del bien común de la
sociedad: "Mi libertad termina donde comienza la tuya".

Relación con el Estado

La Declaración Universal de los Derechos Humanos plantea que los Estados han de
comprometerse y garantizar en cooperación con la Organización de las Naciones
Unidas al respeto universal y efectivo de los derechos y libertades fundamentales del
hombre.

De tal modo a los Estados les corresponde:


o Reconocer los derechos humanos, declarar y manifestar su existencia y
contenido.
o Respetarlos , sin infringir los derechos de las personas ya sea por acción directa
o por omisión.
o Garantizarlos, crear las normas legales y condiciones materiales que permitan el
ejercicio de los derechos de todas las personas.
o Armonizarlos, es decir, compatibilizar los derechos de unos y otros buscando el
bien común.
o Promoverlos, educar a la población en torno a sus derechos.
o Crear condiciones y adoptar medidas que apunten al pleno ejercicio de los
derechos humanos.

La Constitución de 1980, en su capítulo III, "De los Derechos y Deberes


Constitucionales", declara normas que buscan asegurar los derechos de las personas.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 6


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Para garantizar los derechos de las personas, existen diversos procedimientos legales a
los cuales toda persona tanto natural como jurídica puede recurrir. Entre los recursos
que se interponen en los tribunales de justicia competentes están:
1. El recurso de amparo o "habeas corpus" (del latín "que tengas tu cuerpo, que
seas dueño de tu persona"). Es un medio de defensa legal cuando la libertad
personal es limitada. Cualquier persona puede interponer este recurso, sea o no
el afectado.
2. El recurso de protección busca la protección jurídica a diversos derechos
constitucionales que no contempla el recurso de amparo. La persona que
interpone este recurso puede ser natural o jurídica, pública o privada e incluso un
colectivo sin personería jurídica.

En el plano internacional , existen:


o La Comisión de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos
(OEA)
o La Corte Interamericana de Derechos Humanos
o La Corte Europea de Derechos Humanos, entre otros.

La persona: Tipos de personas

La persona natural

La persona, legalmente hablando, es todo ser capaz de tener y contraer derechos y


obligaciones. Cuando los derechos y obligaciones los ejerce un individuo en forma
particular se habla de persona física o natural.

Según nuestro Código Civil las personas naturales son "todos los individuos de la
especie humana, cualquiera que sea su edad, sexo, estirpe o condición".

La existencia legal de la persona natural comienza al nacer y termina con la muerte.

Los requisitos para la existencia legal son:


o Que haya nacimiento. Es decir, que la criatura sobreviva al parto.
o Que el niño sea separado completamente de su madre. Es decir, que su cuerpo
salga íntegramente del vientre de su madre.
o Que la criatura haya sobrevivido de la separación un momento siquiera.

Estos requisitos se tornan significativos en muchas instancias legales como los relativos
a la herencia.

Atributos de personalidad en la persona natural

Atributo de personalidad es la cualidad que poseen los seres y que los diferencian de
los demás siendo esenciales e inherentes a cada persona. Sin ellos, la vida del hombre
sería confusa. Los atributos de personalidad de las personas físicas o naturales son:

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 7


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
1. Nombre: Es la denominación por la cual se individualiza a una persona. Está
formado por el nombre propio (nombre de pila) y el nombre patronímico o
apellido (o de familia). El primero es determinado por los progenitores a su libre
voluntad, sin embargo el patronímico está ligado a la filiación y revela los
orígenes del individuo.

El nombre de cada persona se inscribe en el Registro Civil e Identificación


correspondiente por uno de los padres dando origen a su partida de nacimiento.
En algunos casos el nombre de pila puede ser cambiado, previa autorización de
un juez alegando menoscabo moral o material.

El sobrenombre que a veces podemos usar para denominar a un amigo carece de


valor jurídico en tanto el seudónimo se encuentra amparado en nuestra
legislación por la ley de propiedad intelectual.
2. Domicilio: Es el lugar de permanencia del individuo. Es de carácter libre y ayuda a
completar la identificación de la persona. Existen tres tipos de domicilio:

El voluntario, el convencional, que lo fijan las personas para determinadas


obligaciones, y el domicilio legal, el cual es determinado por la ley o una persona
para el ejercicio de sus derechos y cumplimiento de obligaciones.

La residencia es el lugar de hecho donde una persona habitualmente vive, en


tanto que la habitación es el lugar donde el individuo tiene asiento ocasional y
transitorio.

El domicilio de una persona es importante legalmente porque, entre otras


razones, determina el lugar de celebración del matrimonio civil, y
debe corresponder el Registro Civil al domicilio de uno de los cónyuges.
3. Capacidad jurídica: Es la aptitud que tienen las personas para ser sujetos pasivos
o activos de relaciones jurídicas. Esta capacidad puede ser de goce , la cual surge
en el momento del nacimiento y está indisolublemente ligada a la personalidad, y
la capacidad de ejercicio, la cual poseen las personas aptas con discernimiento
para actuar por sí mismas, ejerciendo sus derechos y obligaciones como también
administrar sus bienes.
4. Estado civil: Situación particular de las personas en relación con la institución del
matrimonio (soltero, casada, viuda, etc.) y con el parentesco (padre, madre, hijo,
hermano, abuelo, etc.). El estado civil de una persona tiene las siguientes
características: toda persona tiene un estado civil, es uno e indivisible, es
permanente (ya que no se pierde mientras no se obtenga otro) y las leyes del
estado civil son de orden público, es decir, no se transfieren, no se transmiten y
no se renuncia.
5. Nacionalidad: Es la situación o vínculo de carácter jurídico, que tiene la persona
con el Estado, pudiendo ser nacional o extranjero. De allí se desprende su calidad
de ciudadano o no. La nacionalidad puede ser originaria o adquirida. La
nacionalidad puede perderse cuando se cometen delitos contra la dignidad de la
patria o por cancelación de la carta de nacionalización entre otras.
6. Patrimonio: Es el conjunto de derechos y obligaciones que son susceptibles de
valorarse económicamente.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 8


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
La persona jurídica

La persona, legalmente hablando, es todo ser capaz de tener y contraer derechos y


obligaciones. Cuando unos individuos se unen con el fin de lograr un objetivo en
común, dispuestos a cumplir obligaciones y ejercer derechos, se habla de persona
jurídica o moral, un ente ficticio creado por la ley.

Como requisito para la creación de una persona jurídica es necesario que surja como
una entidad independiente y distinta de los miembros individuales que la forman y que
a esta entidad le sean reconocidas por el Estado sus derechos y obligaciones. Existen
dos tipos de personas jurídicas:
1. Personas jurídicas de derecho público: Aquéllas que representan a la autoridad
en sus funciones administrativas (el Estado, las municipalidades, etc.).
2. Personas jurídicas de derecho privado: aquéllas que dependen de la iniciativa
particular, siendo de dos tipos:
1. las que persiguen fines de lucro llamadas sociedades civiles y
comerciales.
2. las que no persiguen ganancias, como las corporaciones y las
fundaciones.

Las corporaciones son personas jurídicas que no persiguen fines de lucro y que
están formadas por un cierto número de personas asociadas para conseguir la
realización de un fin o interés común.

Las fundaciones si bien tienen un fin lícito de interés general, éste se realiza por
medio de bienes determinados afectos permanentemente a su consecución.
Ambas requieren la autorización del poder público.

Atributos de personalidad de las personas jurídicas

Atributos de personalidad son aquellas propiedades o características propias a la


persona y que son únicas a cada una de ellas. Estos atributos son:
1. Nombre: Denominación con la cual se distinguen las personas morales.
Normalmente corresponde a la razón social.
2. Domicilio: Corresponde al lugar donde la persona jurídica tiene la administración
de su sociedad.
3. Nacionalidad: Se encuentra regulada por el ordenamiento jurídico.
4. Patrimonio: Son los recursos o medios que les permite a las sociedades realizar
sus fines, sin los cuales no podrían desarrollar sus funciones, pues quebrarían.

La familia: Concepto

La familia es un grupo de personas unidas por vínculos de parentesco, ya sea


consanguíneo, por matrimonio o adopción que viven juntos por un período indefinido
de tiempo. Constituye la unidad básica de la sociedad.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 9


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
En la actualidad, destaca la familia nuclear o conyugal, la cual está integrada por el
padre, la madre y los hijos a diferencia de la familia extendida que incluye los abuelos,
suegros, tíos, primos, etc.

En este núcleo familiar se satisfacen las necesidades más elementales de las personas,
como comer, dormir, alimentarse, etc. Además se prodiga amor, cariño, protección y se
prepara a los hijos para la vida adulta, colaborando con su integración en la sociedad.

La unión familiar asegura a sus integrantes estabilidad emocional, social y económica.


Es allí donde se aprende tempranamente a dialogar, a escuchar, a conocer y desarrollar
sus derechos y deberes como persona humana.

La base de la familia en Chile es el matrimonio, el cual está regulado por nuestro Código
Civil.

Funciones de la familia

La familia en la sociedad tiene importantes tareas, que tienen relación directa con la
preservación de la vida humana como su desarrollo y bienestar. Las funciones de la
familia son:
o Función biológica: se satisface el apetito sexual del hombre y la mujer, además
de la reproducción humana.
o Función educativa: tempranamente se socializa a los niños en cuanto a hábitos,
sentimientos, valores, conductas, etc.
o Función económica: se satisfacen las necesidades básicas, como el alimento,
techo, salud, ropa.
o Función solidaria: se desarrollan afectos que permiten valorar el socorro mutuo
y la ayuda al prójimo.
o Función protectora: se da seguridad y cuidados a los niños, los inválidos y los
ancianos.

Origen y evolución histórica

Difícil es dar una fecha exacta de cuándo se creó la familia. Ésta, tal como la conocemos
hoy, tuvo un desarrollo histórico que se inicia con la horda; la primera, al parecer, forma
de vínculo consanguíneo. Con el correr del tiempo, las personas se unen por vínculos
de parentesco y forman agrupaciones como las bandas y tribus.

Las actividades de la agricultura obligan contar con muchos brazos, de allí entonces la
necesidad de tener muchos hijos e integrar el núcleo familiar a parientes, todos bajo un
mismo techo.

Con la industrialización las personas y sus familias se trasladan a las ciudades, se divide
y especializa el trabajo, los matrimonios ya no necesitan muchos hijos y
económicamente no pueden mantenerlos; surge la familia nuclear o conyugal que
contempla al padre, la madre y los hijos.

Algunas características de vínculos de parentesco que se han dado en la historia:

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 10


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
o La horda: Hombre y mujer se unen con fines de procreación, búsqueda de
alimentos y defensa. Sus miembros no tienen conciencia de vínculos familiares y
la paternidad de los hijos es desconocida.
o El matriarcado: El parentesco se da por la vía materna. La mujer-madre es el
centro de la vida familiar y única autoridad. Su labor es cuidar a los niños y
recolectar frutos y raíces para la subsistencia; en tanto el hombre se dedica a la
caza y pesca. La vida que llevan es nómade.
o El patriarcado: La autoridad pasa paulatinamente de la madre al padre y el
parentesco se reconoce por la línea paterna. Se asocia con el inicio de la
agricultura y por consecuencia con el sedentarismo. El hombre deja de andar
cazando animales y la mujer se dedica a la siembra y cosecha de frutas y verduras.
Se establecen todos juntos en un lugar, hombres, mujeres y niños. Estando
asegurada la subsistencia, la vida se hace menos riesgosa y más tranquila. El
grupo humano se estabiliza y crece. Se practica la poligamia, es decir, la
posibilidad de que el hombre tenga varias esposas, lo que conlleva a un aumento
de la población.
o Familia extendida: Está basada en los vínculos consanguíneos de una gran
cantidad de personas incluyendo a los padres, niños, abuelos, tíos, tías, sobrinos,
primos y demás. En la residencia donde todos habitan, el hombre más viejo es la
autoridad y toma las decisiones importantes de la familia, dando además su
apellido y herencia a sus descendientes. La mujer por lo general no realiza labores
fuera de la casa o que descuiden la crianza de sus hijos. Al interior del grupo
familiar, se cumple con todas las necesidades básicas de sus integrantes, como
también la función de educación de los hijos. Los ancianos traspasan su
experiencia y sabiduría a los hijos y nietos. Se practica la monogamia, es decir, el
hombre tiene sólo una esposa, particularmente en la cultura cristiana occidental.
o Familia nuclear: También llamada "conyugal", está compuesta por padre, madre
e hijos. Los lazos familiares están dados por sangre, por afinidad y por adopción.
Habitualmente ambos padres trabajan fuera del hogar. Tanto el hombre como la
mujer buscan realizarse como personas integrales. Los ancianos por falta de lugar
en la vivienda y tiempo de sus hijos, se derivan a hogares dedicados a su cuidado.
El rol educador de la familia se traspasa en parte o totalmente a la escuela o
colegio de los niños y la función de entregar valores, actitudes y hábitos no
siempre es asumida por los padres por falta de tiempo, por escasez de recursos
económicos, por ignorancia y por apatía; siendo los niños y jóvenes en muchos
casos, influenciados valóricamente por los amigos, los medios de comunicación y
la escuela.

Vínculos de parentesco

El parentesco es la unión al interior de una familia. Los vínculos que se generan entre
sus miembros están dados por tres fuentes de origen:
o Consanguínea, es decir, el vínculo que existe entre descendientes de un
progenitor común (padre, hijos, nietos, bisnietos, tataranietos, etc.)
o Afinidad, es el nexo que nace con el matrimonio y las relaciones con los
parientes del cónyuge (suegra, nuera, cuñada, etc.)
o Adopción, vínculo que se origina entre el adoptado y los adoptantes. En Chile
hay sólo un tipo de adopción la cual otorga igualdad con los hijos biológicos.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 11


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
El parentesco se mide por grados, es decir, el número de generaciones que separa a los
parientes, siendo cada generación un grado. Además la serie de grados conforman una
línea, vale decir, la serie de parientes que descienden los unos de los otros o de un
tronco común.

Hay dos tipos de líneas:


1. Recta: se compone de una serie de grados que se establecen entre personas
que descienden unas de otras como padre-hijo-nieta.
2. Colateral o transversal: se forma de una serie de grados que se establece entre
personas que sin descender unas de otras, tienen un progenitor común como son
los tíos, sobrinos, primos etc.

La familia: Matrimonio civil

El matrimonio civil, según nuestro Código Civil, "es un contrato solemne por el cual un
hombre y una mujer se unen actual e indisolublemente por toda la vida, con el fin de
vivir juntos, de procrear y de auxiliarse mutuamente" (art.102).

En Chile, el matrimonio es el único medio legal para fundar una familia.

Los hombres y mujeres que hayan cumplido 18 años (mayoría de edad), no están
obligados a obtener el consentimiento de ninguna persona para contraer matrimonio.

Los novios pueden casarse por la Iglesia, según sea su religión. Sin embargo, sólo tiene
validez legal el matrimonio civil.

Características

Las características del matrimonio son:


o Es un contrato, por tal motivo requiere del acuerdo de quienes contraen el
matrimonio y el cumplimiento de derechos y deberes.
o Es solemne, se formaliza el acto del matrimonio en un documento y se realiza
ante un oficial del Servicio de Registro Civil e Identificación, sea en el recinto del
Servicio o en la casa de uno de los cónyuges.
o Se efectúa entre un hombre y una mujer, en Chile no existe matrimonio entre
homosexuales. Además el matrimonio ha de ser monogámico, es decir, no se
permite que el esposo tenga más de una mujer (poligamia) ni que la mujer tenga
más de un marido (poliandría).
o Es una unión actual, rige desde el momento que se contrae.
o La finalidad es vivir juntos y procrear, por lo tanto vivir bajo el mismo techo,
asistirse uno al otro en las buenas y en las malas y tener hijos.

Requisitos e impedimentos

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 12


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Los requisitos fundamentales para contraer matrimonio en Chile, así como sus
impedimentos, están determinados en el Código Civil.

Los principales requisitos son:


o Existir libre voluntad de los novios para contraer matrimonio.
o Haber cumplido 16 años de edad para ambos sexos.
o Contar con el consentimiento de los padres o tutor si han cumplido 16 años
y son menores de 18 años de edad.
o Celebrar el vínculo matrimonial ante un oficial del Servicio de Registro Civil e
Identificación, correspondiente al domicilio de la novia o del novio.
o La presencia de al menos dos testigos mayores de edad.

Algunos impedimentos para casarse son:


o Falta de edad requerida por la ley.
o No tener el consentimiento de los padres o tutor.
o Tener parentesco consanguíneo cercano.
o Que uno de los novios esté casado.

Derechos y deberes

"Los cónyuges están obligados a guardarse fe, a socorrerse y ayudarse mutuamente en


todas las circunstancias de la vida. El marido y la mujer se deben respeto y protección
recíprocos", dice el artículo 131 del Código Civil. Si bien nuestra legislación contempla
algunas diferencias en cómo se ejercen los derechos y deberes del esposo y la esposa,
como por ejemplo lo relativo a régimen patrimonial, tienen en su origen los mismos
derechos como el de fidelidad mutua, ayuda, respeto y protección recíproca. Cuando
algunos de los cónyuges trasgreden los derechos del otro, existen normas e instancias
que permiten defender su dignidad. Por ejemplo, cuando existe agresión física o
psicológica, la persona agredida tiene derecho de hacer la denuncia en Carabineros o la
Comisaría de la Familia, quien deriva el caso al tribunal de justicia correspondiente.

La filiación

La filiación es el grado de parentesco o relación de descendencia que existe entre dos


personas, una de las cuales es madre o padre de la otra. El origen de la palabra filiación
viene del latin "filus" que quiere decir "hijos". Durante mucho tiempo en nuestro
ordenamiento jurídico, se consideraron varios tipos de filiación, a saber: legítima,
ilegítima, natural y adoptiva, y dentro de esta última, simple o plena. Sin embargo,
desde octubre de 1999 rige en nuestro país una nueva legislación relativa a la filiación y
adopción, la Ley N° 19.585 y la Ley N° 19.620, respectivamente. Ambas se
complementan otorgando igualdad de derechos para los hijos, sean biológicos o
adoptivos. La Ley de Filiación considera, entre otras cosas, que ésta puede ser
matrimonial o no y consagra el principio de la libre investigación de la paternidad y de la
maternidad utilizando pruebas de ADN. Por su parte, la Ley de Adopciones plantea que
la adopción es una y que pueden acceder a ella no sólo los matrimonios chilenos y
extranjeros residentes en Chile sino también personas solteras y viudas.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 13


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Regímenes patrimoniales

Los regímenes patrimoniales son sistemas que regulan las relaciones económicas al
interior del matrimonio. Y cuando un hombre y una mujer se casan ante el oficial del
Registro Civil, los novios deben optar libre y voluntariamente a cuál sistema de
administración de bienes se acogen.

En Chile existen tres sistemas patrimoniales, los cuales se distinguen por la forma en
que se administran los bienes y por cómo se protege a los esposos en situaciones de
deuda. El primero de estos regímenes se crea con el Código Civil en 1855 y es la
sociedad conyugal, el segundo se crea en 1934 y es el llamado separación de bienes y el
último aparece en 1994 y se denomina participación de los gananciales.

Los cónyuges estando casados, por distintas razones, pueden pasar de la sociedad
conyugal a la de separación de bienes o a la participación de gananciales pero no a la
inversa. En tanto, sí pueden cambiar de separación de bienes a participación de
gananciales y viceversa. Todos los posibles cambios son a cuenta de los interesados,
tanto en escrituras como abogados.

Algunas características de los regímenes patrimoniales:

Régimen de sociedad conyugal: El marido pasa a ser el jefe de la sociedad y es el único


que puede administrar los bienes que la integran. Para cualquier operación relativa a
los bienes conyugales, necesita de la autorización de la mujer. Son parte del
matrimonio los bienes adquiridos durante y antes de contraer el vínculo. Si se termina
el matrimonio, se liquidan los bienes quedando cada uno con la mitad.

Régimen de separación de bienes: Hombre y mujer son independientes para


administrar sus bienes. El patrimonio de cada cónyuge queda protegido en caso de que
uno tenga problemas con acreedores. En caso de fallecimiento cualquiera puede dejar
a través de un testamento una mejora en la situación del cónyuge sobreviviente.

Régimen de participación de los gananciales: Durante su vigencia se considera


separación de bienes pero para ser aval uno de ellos necesita de la autorización del
otro. Al momento de optar por este sistema los esposos deben redactar un inventario
de los bienes; también deben hacerlo en caso de liquidar la sociedad, repartiendo en
forma equitativa las ganancias o bienes adquiridos.

El divorcio

En Chile el divorcio está regido por la Ley N° 19.947, nueva Ley de Matrimonio Civil,
publicada en mayo de 2004. Según esta norma, el divorcio puede solicitarse cuando
exista violación grave de los deberes y obligaciones del matrimonio, que tornen
intolerable la vida en común (por ejemplo: atentados contra la vida, maltrato psíquico
contra el cónyuge o los hijos, o conducta homosexual) o cuando exista separación de
los cónyuges, de tres años o cuando la pareja ha estado separada por un tiempo
mínimo de entre uno y tres años, dependiendo de si el divorcio es pedido por ambas
partes o por un solo cónyuge.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 14


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
En el caso del divorcio solicitado por separación, los Tribunales de Familia deberán
iniciar un procedimiento, llevado por un juez, llamado "audiencia de conciliación", sea
para reunir a la pareja o para que ambas partes lleguen al mejor acuerdo posible en lo
relativo, por ejemplo, a la tuición de los hijos, pensiones alimenticias y régimen de
visitas. De no resultar esta vía, la pareja puede someterse a un proceso de mediación en
el que una tercera persona, imparcial y sin poder de decisión, trabaja para que las
partes logren un acuerdo satisfactorio para todos.

La sociedad: normas de convivencia social

Una de las características de la persona humana es su sociabilidad. De allí, entonces que


no podamos vivir solos sino que acompañados, rodeados de otras personas formando
sociedades.

Fuera del grupo es difícil conservar y desarrollar la vida. Las personas tenemos
necesidades de distinta índole que solos no podemos satisfacer. El sabio Aristóteles
decía: "El hombre aislado o es un bruto o es un dios".

Es en el medio social donde hombres y mujeres nos desarrollamos como personas


humanas. Cada individuo forma parte de numerosas agrupaciones sociales: la escuela,
el club deportivo, la junta de vecino, el sindicato, la empresa, el grupo religioso, el
partido político, el centro de alumnos etc.

Distintos propósitos pueden tener las personas cuando forman grupos, sin embargo
cuando se quiere realizar una tarea en común es preciso converger hacia un fin que sea
acordado y aceptado por todos para que éste se logre realizar. Esta idea está presente
cuando se forma una sociedad, una organización de personas. Cuando las costumbres,
la cultura, el entorno geográfico y lazos afectivos unen a un grupo humano se habla de
comunidad de individuos.

Tanto en las sociedades como en las comunidades existen normas y reglas que facilitan
la convivencia, de no ser así, la vida entre varias personas con distintas características,
intereses, ideas, etc., es difícil de llevar, especialmente cuando se debe respetar los
derechos y deberes que cada uno tiene por igual.

Las comunidades

Las comunidades son agrupaciones humanas que comparten una cultura y modo de
vida en común. Normalmente residen en un área geográfica determinada.

Estas agrupaciones como grupos étnicos y linguísticos se forman en virtud de hechos


anteriores a una decisión deliberada de las personas que las integran, como por
ejemplo las comunidades indígenas en nuestro país.

Son conscientes de que comparten cierta unidad y que pueden actuar colectivamente
en busca de una meta. Las relaciones entre sus miembros son muy fuertes y con pautas
de comportamiento acordadas por tradición, costumbres que tienden a mantener
siempre.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 15


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Las sociedades

Las sociedades son una forma de agrupación humana, en la cual sus integrantes se
unen según intereses comunes, quienes determinan los objetivos que desean lograr.

Para obtener la meta propuesta, la sociedad de personas se organiza; establece normas


y procedimientos a seguir, elige autoridades, se determinan responsabilidades, etc.

Hay muchos tipos de sociedades: clubes deportivos, sindicatos, empresas, hospitales,


escuelas, municipalidades, etc.

En relación a la sociedad políticamente organizada, han existido entre otras desde la


Antigüedad: la polis griega, el Imperio Romano, la socieadad feudal y el Estado
moderno.

El Estado de Chile tal como lo conocemos hoy es un tipo de sociedad. Es un sistema


social más amplio y complejo, está institucionalizado. Contiene un ordenamiento
jurídico que marca las pautas y normas a seguir para conseguir el bien común general
de la nación chilena.

Cuando las personas naturales o jurídicas quieren poner algo en común con el fin de
repartir entre sí las ganancias que de ello provenga, reúnen capitales y aunan esfuerzos
para lograr los objetivos propuestos. Estas personas deben celebrar un contrato de
sociedad determinando el tipo de actividad lícita que van a realizar, no contraviniendo
las leyes ni el orden y la moral social establecida en la Constitución.

En consecuencia, resultan variados tipos de sociedades, a saber: las sociedades civiles y


las comerciales, las de personas y de capitales como las sociedades anónimas abierta o
cerrada, las sociedades en comandita y las sociedades de responsabilidad limitada.

Normas de comportamiento

Al vivir en sociedad, se hace indispensable un orden, un mecanismo que regule la


conducta de las personas, de tal manera que se respeten los derechos y las libertades
de todos por igual; con ello surgen las normas.

La norma es una ordenación del comportamiento humano según un criterio que


conlleva una sanción al no ser cumplida. La norma también puede ser coactiva, la
posibilidad de utilizar la fuerza para que se cumpla.

Las normas tienen como finalidad establecer cómo debe comportarse la persona, es un
"deber ser" u obligación.

Existen variadas normas de comportamiento o "sistemas normativos". Estos son:


o La norma religiosa católica: Regula el comportamiento según un punto de vista
sobrenatural. Su fin es que la persona alcance la santidad a través del
convencimiento libre y espontáneo, no existe obligación de acatar los preceptos
religiosos y la sanción es la no salvación del alma.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 16


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
o La norma moral: Apunta al perfeccionamiento del hombre, desde la perspectiva
de su bien personal, su fin es la bondad. La sanción está dada por el hecho de no
lograr el perfeccionamiento. Por otro lado es incoercible.
o La norma de trato social: Tiene por meta regular el actuar social de tal modo de
lograr una convivencia lo más agradable posible. Varían según la cultura, la
época, etc. No son coactivas pero existe una obligación forzada por el medio o
grupo social al cual la persona pertenece.
o La norma jurídica: Es un conjunto de reglas que tiene por objeto ordenar y
garantizar la vida en sociedad de la persona humana. Los valores que la sustentan
son la seguridad y la justicia. Es de carácter imperativo y coercible pues impone
deberes y obligaciones que han de ser cumplidos, pudiendo hacer uso de la
fuerza en caso de no ser acatada.

La sociedad: El Derecho

El Derecho es un conjunto de normas que regulan la conducta externa de las personas


y para cuyo cumplimiento el Estado puede emplear la fuerza.

En latin formal la palabra "derecho" era "ius", en tanto en latín vulgar se usaba
"directum", palabra que daba la idea de lo que es recto, razonable, legítimo e imparcial.

Primitivamente el Derecho se ejercía según la tradición y las costumbres, como el


Derecho Consuetudinario, pero a medida que se impone la razón se establecen las
leyes escritas apareciendo el Derecho Objetivo o Positivo, el cual contiene el
ordenamiento jurídico del país, y el Derecho Subjetivo, facultades que tiene la persona
frente a sus pares y el Estado.

La característica fundamental del Derecho es que constituye una norma jurídica, la cual
contiene regulaciones al comportamiento, sanciones y situaciones de coacción.

Las principales fuentes formales del Derecho, es decir, donde se encuentran contenidas
estas normas, son la Constitución Política del Estado y las leyes de la República.

Clasificación

El Derecho es uno solo e igual para todos, sin embargo es necesario hacer distinciones
para facilitar su ejercicio y estudio, de allí que surjan variadas clasificaciones. Según la
fuente de donde emana la norma jurídida se habla de Derecho Escrito y Derecho
Consuetudinario; si se refiere al país o el extranjero está el Dereho Nacional y el
Derecho Internacional.

Cuando se trata de las personas propiamente tales se distinguen el Derecho Público y


Derecho Privado.

Derecho Público

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 17


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Es el conjunto de normas que rigen la actividad y la organización del Estado, como
asimismo las relaciones entre los particulares y el Estado, en cuanto éste actúa como
poder soberano. Dentro de este Derecho se destacan:
o El Derecho Constitucional: conjunto de principios y normas jurídicas que regulan
la forma del Estado, las funciones de los poderes públicos, las relaciones entre
éstos y las garantías individuales y de los cuerpos intermedios de la sociedad. Las
fuentes formales de este Derecho están dadas por la Constitución Política, las
Leyes de Rango Constitucional, Leyes Orgánicas Constitucionales y Leyes de
Quórum Calificado, como también los fallos del Tribunal Constitucional.
o El Derecho Administrativo: Regula la administración pública.
o El Derecho Penal: Conjunto de leyes que permiten al Estado imponer penas a
autores de delitos y faltas, estableciendo también medidas que protegan a la
ciudadanía.
o El Derecho Procesal: Conjunto de normas que señala los pasos a seguir ante los
tribunales de justicia.

Derecho Privado

Es el conjunto de normas que regulan las relaciones de los particulares entre sí o las
relaciones de éstos con el Estado u otros organismos cuando actúan como simples
personas privadas, pudiendo ser el Estado también. Dentro de este Derecho destacan:

El Derecho Civil: Es el conjunto de normas que regulan los actos que tienen que ver con
la organización de la familia y la propiedad. Determina los hechos y actos principales de
la vida humana, como el nacimiento, el matrimonio, el divorcio, la patria potestad, el
parentesco, la filiación, la adopción, la tutela, los regímenes patrimoniales, etc. Las
fuentes formales del Derecho Civil están en la Constitución Política, el Código Civil y
leyes especiales como la Ley de Adopciones, Ley de Matrimonio civil, etc.
o El Derecho Comercial: Regula las relaciones que surgen con motivo de la
realización de actos de comercio y los derechos y obligaciones de quienes
realizan esta actividad.
o El Derecho del Trabajo: Es el conjunto de normas que regula las relaciones entre
el trabajador y el empleador, el régimen sindical y los empresarios y trabajadores
con el Estado.
o El Derecho Agrario: Es el conjunto de normas y disposiciones que se refieren a la
propiedad de la tierra, su redistribución, aprovechammiento de agua, bosques y
ganadería.
o El Derecho de Minas: Es el conjunto de normas que trata de la propiedad
minera.
o El Derecho de Aguas: Regula las captaciones, transporte, almacenamiento, uso
y restitución de las aguas.

Por otra parte, el Derecho Internacional se divide en:


o Derecho Internacional Público: Es el conjunto de normas jurídicas que rigen las
relaciones entre los Estados, señalando sus deberes y derechos. La base de este
Derecho reside en el reconocimiento de la igualdad de los Estados.
o Derecho Internacional Privado: Es el conjunto de leyes aplicables a las personas
en sus relaciones internacionales. Normalmente, señala cuál es la ley aplicable
para resolver una determinada controversia.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 18


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
La importancia del Derecho

El Derecho es importante porque permite coordinar y armonizar los derechos de todas


las personas, permitiendo una convivencia social en paz y tranquilidad. Impide abordar
los desacuerdos o conflictos por medio de la fuerza bruta, pues se basa en la razón y la
justicia.

El Derecho garantiza la seguridad, la paz y el orden social, teniendo como base la


equidad y la justicia.

Ciertamente, como norma jurídica el Derecho resta libertad pero si no fuese así, la
libertad sería una facultad sin control o no existiría, cualquiera podría oponerse a lo que
el otro deseara realizar y no tendría sanción.

SOBRE EL ESTADO DE CHILE Y SU CONSTITUCION

La Constitución

Constitución política de la República de Chile

La Constitución es la norma jurídica, sea escrita o no, de más alto rango en el


ordenamiento jurídico de una sociedad, destinada a regular los aspectos
fundamentales de la vida política.

Esta Carta Fundamental determina la estructura política del Estado, su funcionamiento,


los órganos de poder y sus atribuciones, las relaciones entre los órganos del Estado, los
derechos y garantías de las personas y los cuerpos intermedios de la sociedad, los
sistemas para hacer efectiva la supremacía constitucional y el procedimiento de
reforma parcial o total de la Constitución. Se complementa con leyes orgánicas: leyes
complementarias que la misma Constitución considera, conjuntamente con leyes que
se dictan para interpretar sus preceptos. Una Constitución es legítima cuando refleja
los valores, principios y las creencias aceptadas por la sociedad.

Partes de una Constitución Política

Algunas Constituciones consideran cinco partes, otras en cambio no contemplan


preámbulo ni disposiciones transitorias.
o Preámbulo: En esta parte introductoria se dan antecedentes y razones por las
cuales el Poder Constituyente establece la Constitución.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 19


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
o Parte dogmática: Se establecen los valores y principios básicos, los derechos y
garantías constitucionales.
o Parte orgánica: Se expresa la forma jurídica del Estado, la forma de Gobierno,
Poderes del Estado, órganos estatales, las relaciones entre ellos y sus respectivas
competencias.
o Procedimiento de reforma de la Constitución: Aquí se indican los órganos,
procedimientos y quórum requeridos para modificar la Constitución.
o Disposiciones transitorias: Son normas que tienen como finalidad facilitar el
paso de un ordenamiento jurídico regido por determinadas normas
constitucionales a otro ordenamiento constitucional.

La Constitución: Historia Constitucional de Chile

Entre 1811 y 1830 se suceden en nuestro país diversos intentos por reglamentar la
convivencia nacional. Esta etapa ha sido considerada como un período de "ensayos
constitucionales" o de "organización de la República". Con la Constitución de 1833 se
organiza el Estado en armonía con las necesidades de la sociedad y se abre un período
de estabilidad institucional importante que dura casi un siglo. En el siglo XX, la
Constitución de 1925 consagra un régimen presidencialista puro y otorga al Estado un
rol importante en el desarrollo económico y social del país.

Ensayos constitucionales

Posterior al establecimiento de la primera Junta de Gobierno de 1810, en el período


conocido como Patria Vieja, surgen algunas normativas de carácter temporal, mientras
se encuentra cautivo el Rey de España, Fernando VII.

Al año siguiente de haberse establecido la Primera Junta Nacional de Gobierno del 18


de Septiembre de 1810, se dictó el primer reglamento constitucional, denominado
Reglamento para el Arreglo de la Autoridad Provisoria de 1811.

Ese texto establecía un Ejecutivo colegiado de tres miembros y un Congreso


unicameral, el cual tenía facultades propias del Ejecutivo como el Patronato
Eclesiástico, el manejo de las relaciones exteriores, el mando de tropas, entre otros. Un
golpe militar, el 15 de noviembre de 1811, pone término a este reglamento.

Aprobado por la Junta de Gobierno, el Reglamento Constitucional de 1812 establece un


Ejecutivo a cargo de tres personas, un Legislativo unicameral (Senado Consultivo) y se
reconoce la autoridad del Rey de España.

El Reglamento Constitucional Provisorio de 1814 fue promulgado a fines de la Patria


Vieja, orientado principalmente a instaurar el título de Director Supremo con amplias
facultades, en gran parte influenciado por la guerra de la independencia. Su cargo tenía
una duración de 18 meses, al término de los cuales quedaba sujeto a juicio de residencia
y en caso de enfermedad o ausencia sería reemplazado por el Intendente de Santiago.
Con este reglamento, el Senado perdió su carácter representativo, transformándose en
un organismo meramente consultivo.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 20


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Con la proclamación y jura de la independencia nacional el 12 de febrero de 1818 en
Santiago, se dio inicio a una nueva etapa para Chile: la Patria Nueva. Varios gobiernos
hasta 1830 ensayan normas que regulen la convivencia de los chilenos a través de
diversos textos constitucionales. Estos son:
o Constitución Provisoria de 1818
o Constitución Política de 1822
o Constitución Política de 1823
o Proyecto Constitucional de 1826
o Constitución Política de 1828

Con la declaración de la independencia en 1818, el Director Supremo, Bernardo


O'Higgins, nombra una Comisión Constituyente con el propósito de redactar un
Proyecto Constitucional. Este texto fue promulgado después de un plebiscito nacional
entre las localidades de Copiapó y Cauquenes.

La Constitución Provisoria de 1818, la primera Carta Fundamental de nuestro país,


consagra el principio de soberanía nacional en cuanto la Nación tiene la facultad de
instalar su gobierno y dictar las leyes que lo han de regir. El país queda dividido en tres
provincias: Coquimbo, Santiago y Concepción; se reconoce la separación de poderes; el
Poder Ejecutivo es ejercido por el Director Supremo con amplias atribuciones; el Poder
Legislativo está conformado por un Senado con cinco vocales designados por el
Director Supremo, y cuya función era velar por la observancia de la Constitución y las
leyes, y el Poder Judicial fue entregado a un Supremo Tribunal Judiciario y a una Corte
de Apelaciones y juzgados subalternos.

Cuatro años más tarde, surge la Constitución de 1822 en reemplazo de la de 1818. En la


redacción de este texto se trata de adaptar a la nueva forma de gobierno semi-
republicano la Constitución de Cádiz de 1812, además de algunas disposiciones de la
Constitución de 1818. Plantea que el Gobierno de Chile será siempre representativo,
compuesto por tres poderes independientes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial. Consagra
las garantías individuales y declara que todos los chilenos son iguales ante la ley sin
distinción de rango o privilegio, entre otros.

Lo novedoso de este texto constitucional para el Legislativo es la adopción de un


sistema bicameral compuesto por una Cámara de Diputados y un Senado. Los
diputados se elegían por cada 15 mil habitantes aproximadamente y la Cámara de
Senadores, que no era lectiva, la componían distintas personalidades del mundo
político, religioso y cultural como los ex directores supremos, los miembros de la Corte
de Representantes, los ministros de Estado, entre otros.

La Constitución Política de 1823 se promulga posterior a la abdicación de O'Higgins. Su


principal redactor es Juan Egaña, quien preside la comisión designada por el Congreso
Constituyente. En este texto se declaran los derechos fundamentales y sus garantías, la
soberanía nacional, la separación de poderes, entre otros. Sin embargo, la complejidad
de las instituciones que en ella se establecen y el procedimiento engorroso
determinado para la tramitación de las leyes, como la intención de pretender
reglamentar y valorar el comportamiento incluso privado de los ciudadanos, hacen
imposible ponerla en práctica. De allí que será conocida como la Constitución
"moralista" de Egaña.

El Proyecto Constitucional de 1826 tiene sus orígenes en las ideas del federalismo
propiciadas por José Miguel Infante, gracias a los logros obtenidos por Estados Unidos

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 21


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
de Norteamérica; los celos de Coquimbo y Concepción frente a la hegemonía
santiaguina, y en las leyes federales dictadas por el Congreso en 1826, que dividían al
país en ocho provincias, dotadas cada una de asambleas provinciales y con un
intendente designado por las municipalidades respectivas. Sin embargo, este proyecto
federalista no prosperó, debido a la escasez de recursos propios de cada provincia y a
la falta de facultades concedidas al Ejecutivo. A lo anterior se sumó la autodisolución
del Congreso, lo cual generó inestabilidad política.

En 1828 se forma un Congreso Constituyente acordando que la forma de gobierno


fuera la "popular representativa republicana". Se designa una comisión encargada de
redactar un proyecto constitucional, que en la práctica queda encargada al literato
liberal español José Joaquín de Mora.

La Constitución de 1828 fue promulgada el 8 de agosto del mismo año y pretendía ser
equidistante entre el fracasado esquema federalista y el autoritarismo centralizador
que propiciaban algunos "pelucones" y "estanqueros". Por primera vez en un texto
constitucional se utiliza la denominación "Presidente de la República" para el Ejecutivo
y se establece la institución del Vicepresidente. El Poder Legislativo reside en dos
Cámaras: Senado y Cámara de Diputados. El Poder Judicial queda integrado por
ministros de la Corte Suprema de Justicia, nombrados por el Congreso, y los jueces
designados por el Ejecutivo. Esta Constitución fue la más completa a la fecha de su
promulgación y superior a todas las anteriores, aunque como aquéllas, no respondía a
la realidad social y cultural del país.

En todo caso, sus disposiciones esenciales fueron la base para la Constitución Política
de 1833.

Constitución política de 1833

El Estado de Chile se conforma realmente con la Constitución de 1833, la cual fue


promulgada el 25 de mayo de 1833. Con esta nueva carta se estructura al Estado según
las necesidades de la realidad social y política de aquel tiempo y otorga un período de
estabilidad importante para el desarrollo del país.

El principal ideólogo de esta Carta es Diego Portales, quien sostenía la idea de crear un
Ejecutivo fuerte e impersonal, con un Gobierno apoyado bajo el principio de autoridad
y el respeto a la ley, con el fin de asegurar el orden público. Los redactores del texto
fueron el liberal Manuel José Gandarillas y el conservador Mariano Egaña, quienes
debieron ceder en sus posiciones ideológicas para llevar a buen término su cometido.

La Constitución constaba de 168 artículos, agrupados en 12 capítulos. En su preámbulo


declara que el régimen de gobierno es "popular representativo" y que "la soberanía
reside esencialmente en la nación, que delega su ejercicio en las autoridades que
establece la Constitución".

La religión del Estado es la Católica Apostólica Romana, con exclusión del ejercicio
público de cualquier otra. En lo que se refiere a la ciudadanía dice:

"Son ciudadanos activos con derecho a sufragio los chilenos que habiendo cumplido 25
años, si son solteros y 21, si son casados, y sabiendo leer y escribir, tengan alguno de los
siguientes requisitos: una propiedad inmueble o un capital invertido en alguna especie

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 22


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
de giro o industria y el ejercicio de una industria o arte, o el goce de algún empleo,
renta o usufructo".

Se reconocen garantías constitucionales como: igualdad ante la ley, igualdad en la


admisión a todas las funciones públicas y empleos, igualdad en el reparto de los
impuestos y contribuciones a proporción de los haberes, libertad de permanecer en
cualquier punto de la República, inviolabilidad de todas las propiedades, derecho de
petición, libertad de imprenta y mantención del régimen de mayorazgos con algunas
salvedades.

La adquisición de la nacionalidad estaba condicionada a la posesión de capital o


industria, residencia de diez años para los solteros y seis para los casados con
extranjera y tres para los casados con chilena.

El Poder Ejecutivo recaía en un ciudadano con el título de Presidente de la República,


quien administraba el Estado y era Jefe Supremo de la Nación.

Para ser elegido debía haber nacido en el territorio nacional y tener no menos de 30
años de edad. Duraba en su cargo cinco años, pudiendo ser reelegido por un lapso igual
de tiempo. Se elegía por votación indirecta por los electores designados por los
departamentos.

Entre sus principales atribuciones estaban: designar a los ministros, intendentes y


gobernadores; ejercer el patronato y el exequátur; vetar por un año los proyectos de
ley que le presentaba el Congreso, y decretar el Estado de Sitio, entre otras.

Los ministros de Estado podían desempeñar simultáneamente cargos parlamentarios,


pudiendo asistir a sesiones de las ramas del Congreso y participar en sus deliberaciones,
aunque no tenían derecho a voto aquellos que no formaban parte de la respectiva
Cámara. Los ministros no podían ser acusados constitucionalmente por el Congreso,
destituyéndolos de sus cargos.

La Constitución del 33 estableció un Consejo de Estado compuesto de personas


designadas por el Presidente de la República, los cuales emitían su opinión frente a las
consultas del jefe de Estado.

El Poder Legislativo reside en un Congreso Nacional, compuesto por dos Cámaras: una
de diputados, elegidos por los departamentos de votación directa (uno por cada
20.000 habitantes), y otra de senadores, integrada por 20 senadores nombrados por
electores, que para este objeto designaban los departamentos en número triple al de
los diputados.

Entre las atribuciones exclusivas del Congreso estaban: la de "autorizar al Presidente de


la República para que use de facultades extraordinarias, debiendo siempre señalarse
expresamente las facultades que se le conceden y fijar un tiempo determinado a la
duración de esta ley". La misión del Congreso era de discutir y aprobar las leyes, entre
las cuales estaban las llamadas leyes periódicas (actualizables cada 18 meses) , la ley de
presupuesto (autorizaba los gastos del Estado), la Ley de Cobro de Contribuciones cada
18 meses y la ley referente a la existencia de Fuerzas Armadas de mar y de tierra.

La Constitución establecía que no podían ejercer funciones judiciales ni el Presidente de


la República ni el Congreso Nacional. Los tribunales establecidos eran los encargados
de hacer justicia. Se establecía la inamovilidad de los jueces, salvo en casos especiales

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 23


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
como cohecho, falta de observancia de las leyes o mala administración de justicia. Las
Fuerzas Armadas eran una entidad obediente y no tenían derecho a deliberar.

La Constitución de 1833 no respondía claramente al modelo presidencialista ni al


modelo parlamentario. Durante los primeros cuatro decenios de su vigencia tuvo una
aplicación esencialmente presidencialista; sin embargo, a partir de 1871, se dará
comienzo a una serie de reformas constitucionales que contribuirán, hacia fines del
siglo XIX y principios del XX, a la instauración en Chile de un régimen parlamentario o a
un "parlamentarismo a la chilena".

Algunas de las principales reformas a la Constitución Política de 1833:


o En agosto de 1871, se dispuso por ley que el Presidente de la República durara en
el ejercicio de sus funciones cinco años, sin poder ser reelegido para el siguiente
período.
o El 25 de septiembre de 1873 se aprueba una ley que se refiere a los quórum que
necesitan las cámaras para sesionar. El Senado sesionaría con la tercera parte y la
Cámara con la cuarta parte de sus miembros. En 1874, se modifican las
condiciones para la nacionalización por parte de los extranjeros: después de un
año de residencia en el país se obtiene la nacionalidad. Por otra parte, se agregan
a las garantías constitucionales el derecho a reunión sin permiso previo y sin
armas, el derecho de asociación y el derecho de petición y la libertad de
enseñanza.
o También en 1874 se reforma la manera de elección de los diputados y se dispone
que los senadores se escojan por votación directa en las provincias. Además, se
aprueban varias leyes que otorgan mayores atribuciones al Congreso. Entre las
más importantes está la ley que permite agilizar la acusación a los ministros del
gobierno de turno. Otra se refiere a otorgar al Ejecutivo un plazo no mayor a la de
un año para restringir la libertad personal y la libertad de imprenta.
o En enero de 1882 se establecieron nuevas normas para las reformas
constitucionales.
o En agosto del mismo año, se amplía el universo elector pues se dispone que son
ciudadanos activos con derecho a sufragio los chilenos que hubieren cumplido 21
años de edad, que sepan leer y escribir y estén inscritos en los registros
electorales.
o El 26 de febrero de 1924 se introdujo una importante modificación al Texto
Constitucional. Esta consistía en que los disputados podrían manifestar si los
ministros merecían o no confianza. Con esta modificación se consolidaba
definitivamente el sistema parlamentario de gobierno.

Constitución política de 1925

Este texto constitucional establece el presidencialismo como régimen de gobierno.


Rige buena parte del siglo XX, otorgándole el Estado un papel fundamental en el
desarrollo político, económico, social y cultural del país.

En 1925, reasumiendo la Presidencia de la República Arturo Alessandri Palma, decide


convocar a una asamblea de hombres de todos los partidos políticos (de conservadores
a comunistas), representantes de las organizaciones sociales y del ejército, con el
objeto de preparar un proyecto constitucional que reemplazara a la Constitución de
1833.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 24


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Se trataba de cambiar el sistema parlamentario por el presidencial, con el fin de que el
Presidente pudiese designar libremente a sus ministros y que éstos no pudieran ser
derribados por mayorías ocasionales en el Parlamento. En definitiva, se deseaba que el
Presidente de la República fuera efectivamente el Poder Ejecutivo y que el Congreso
Nacional se concentrara en su labor legislativa. El nuevo texto constitucional fue
redactado por José Maza Fernández y aprobado en un plebiscito en julio de 1925.

La Constitución de 1925 crea un Ejecutivo fuerte, con amplias atribuciones


administrativas, sin desmedro de las libertades públicas y de las garantías individuales.
El Presidente es Jefe de Gobierno y de Estado. Nombra y remueve discrecionalmente a
los ministros de Estado, ejerciendo importantes funciones colegisladoras y nombrando
a los jueces de los Tribunales ordinarios de Justicia a proposiciones en ternas o quinas
de las Cortes de Apelaciones o Corte Suprema de Justicia según sea el caso. El
Presidente duraría en su cargo seis años, siendo elegido por sufragio universal directo.
Se crea la incompatibilidad entre los cargos de parlamentario con la de Ministro de
Estado.

El Poder Legislativo lo conforma un Congreso bicameral compuesto por el Senado y la


Cámara de Diputados. Los diputados, que ejercen además de la función de fiscalización
de los actos de gobierno y de la administración, pueden acusar constitucionalmente
ante el Senado al Presidente de la República, los ministros de Estado, generales y
almirantes, intendentes y gobernadores, entre otros funcionarios por los delitos que la
Constitución establece. La forma del Estado era unitaria y establecía una cierta
posibilidad de descentralización provincial. La Constitución consagra un Estado Social
de Derecho, el que fue perfeccionándose durante su evolución entre 1925 y 1973. Se
estableció la protección al trabajo, a la industria y a las obras de previsión social,
especialmente en lo que se refiere a la habitación sana y a las condiciones económicas
de la vida, en forma de proporcionar a cada habitante un mínimo de bienestar,
adecuado a la satisfacción de sus necesidades personales y a las de su familia.

Estableció la separación de la Iglesia del Estado y garantizó la más amplia libertad de


conciencia y de cultos. Suprimió el Consejo de Estado y la Comisión Conservadora que
consagraba la Constitución del 33 por carecer de justificación. Creó el Tribunal
Calificador de Elecciones, reemplazando al sistema de la Constitución anterior, en que
las propias cámaras calificaban las elecciones de sus miembros.

La Constitución de 1925 terminó con las leyes periódicas como fuente de presión
política del Congreso hacia el Presidente de la República, disponiendo que si el Poder
Legislativo no aprobaba las leyes de presupuesto presentadas por el Ejecutivo en un
plazo fijado por la Constitución, regiría automáticamente el proyecto presidencial. A su
vez, el texto de 1925 estableció un sistema de control de constitucionalidad de las leyes
con efecto para el caso particular que conocía. Este se concretaba a través del recurso
de inaplicabilidad por inconstitucionalidad, el cual la jurisprudencia lo limitó a la
inconstitucionalidad de fondo.

Esta es una de las razones que lleva a establecer en 1970 un Tribunal Constitucional
encargado de realizar un control preventivo de constitucionalidad de los proyectos de
ley, es decir, un control que se realiza antes de que la ley sea promulgada, con efecto
derogatorio de la norma considerada inconstitucional.

La Constitución: el Poder Constituyente

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 25


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
El Poder Constituyente es aquél que tiene la facultad para establecer la Constitución
Política del Estado y se encuentra radicado en el pueblo o Nación.

Este poder se pone en acción cuando nace un nuevo Estado y cuando cae un régimen
político como consecuencia de un quiebre institucional.

Los procedimientos que originan las constituciones se clasifican tradicionalmente en


procedimientos monárquicos, autocráticos y democráticos.

a) Los procedimientos monárquicos dan origen a constituciones otorgadas, donde el


poder constituyente lo conforma únicamente el monarca, y las pactadas, donde
negocian la Carta Fundamental el monarca con el pueblo.

b) Entre los procedimientos autocráticos contemporáneos para la formación de la


Constitución están: para los estados autoritarios, la adopción en forma unilateral por el
detentor del poder de la Constitución; para los estados socialistas, la adopción de la
decisión constituyente por un órgano del partido único, y otro sistema donde la
aprobación de la Constitución está dada por un órgano determinado del partido y luego
es sometido a la ratificación de la asamblea parlamentaria.

c) Los procedimientos democráticos para establecer una Constitución parten del


principio de que el poder constituyente se encuentra radicado en el pueblo, siendo éste
el único que legítimamente puede darse una Carta Fundamental. Los procedimientos
más utilizados son:
o Asamblea Constituyente: Los ciudadanos en elecciones libres, competitivas y
limpias eligen a los miembros que conforman la Asamblea, la cual elaborará la
nueva Constitución Política del Estado. Este procedimiento fue utilizado para la
Constitución de Estados Unidos de Norteamérica, las constituciones francesas de
1791, 1848 y 1875, la Constitución peruana de 1979, la de Brasil en 1988, entre
otras.
o Referendo o plebiscito: El pueblo se pronuncia entre distintas alternativas que
surgen del seno de una comisión representativa de los distintos sectores del país.
Este procedimiento fue utilizado para la Constitución chilena de 1925, la
Constitución francesa de 1946, la española de 1978 y la reforma constitucional
chilena de 1989, entre otras.

El Poder Constituyente para la Constitución de 1980

La génesis de la Constitución Política de 1980 se encuentra en el trabajo de la Comisión


de Estudio de la Nueva Constitución, la cual fue designada por la Junta de Gobierno de
la República de Chile, en ejercicio de la potestad constituyente.

Dicha comisión, de la exclusiva confianza de la Junta de Gobierno, estuvo integrada por


siete miembros, presidida por Enrique Ortúzar Escobar.

El resultado del trabajo se plasmó en un anteproyecto, el cual fue entregado en 1978


para su revisión. Este anteproyecto constitucional fue revisado primero por el Consejo
de Estado, presidido por el ex Presidente Alessandri Rodríguez, quien entregó su
informe en julio de 1980. Luego, una segunda revisión por la Junta de Gobierno,
encabezada por el general Augusto Pinochet, permitió en definitiva la aprobación de un

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 26


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
texto de 120 artículos permanentes y 29 transitorios, el cual más tarde fue sometido a
plebiscito, el 11 de septiembre de 1980, encontrándose el país en estado de sitio.

La Constitución, tras haber sido aprobada en el plebiscito, fue promulgada con fecha 21
de octubre de 1980 y publicada el 24 del mismo mes en el Diario Oficial. Sin embargo
sólo entraría en vigencia seis meses después de su aprobación plebiscitaria, vale decir,
el 11 de marzo de 1981.

La Constitución: clasificación de las constituciones

Clasificación según autores

Existe una gran variedad de maneras de clasificar las constituciones de los Estados.

Mario Verdugo y Ana María García agrupan las constituciones en tres grandes grupos:
1. Material y formal: Las constituciones materiales son aquéllas que consideran
normas escritas o no, pero referidas a la organización fundamental del Estado, en
tanto que las formales se refieren a un sistema de normas según la estructura del
poder estatal.
2. Sumarias y desarrolladas: Las constituciones sumarias se limitan a regular los
aspectos esenciales de las instituciones y las desarrolladas pormenorizan
materias propias de la ley ordinaria.
3. Escritas y reales: Las constituciones escritas son aquéllas que están en un texto
y las reales, no.

En tanto, Karl Loewenstein distingue:


1. Constituciones normativas ("el traje queda a la medida"): textos que deben ser
observados y practicados por gobernantes y gobernados.
2. Constituciones nominales ("el traje queda grande"): es una Constitución
jurídicamente válida, pero la dinámica política social no se adapta a sus normas.
3. Constituciones semánticas ("un disfraz"): en la que los detentores fácticos del
poder buscan justificar su gestión a través del texto constitucional.

Clasificación tradicional

Tradicionalmente las constituciones se clasifican en:


1. Escritas o consuetudinarias: Las constituciones escritas son aquéllas en que el
ordenamiento jurídico del Estado y su Gobierno se plasman en un texto. Las
constituciones consuetudinarias o no escritas son aquéllas que se forman por la
lenta evolución de las instituciones del Estado y de prácticas constantes
consagradas por el uso y la tradición histórica.
2. Breves o desarrolladas: Las constituciones breves o sobrias son textos básicos
que contienen únicamente el esquema fundamental de la organización de los
poderes públicos. Las constituciones desarrolladas o extensivas son textos con

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 27


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
gran cantidad de artículos que tienden a reproducir con abundancia y precisión
las normas y principios esenciales del ordenamiento jurídico del Estado.
3. Flexibles o rígidas: Estas constituciones se refieren principalmente en cuanto al
proceso de reforma constitucional que ellas se permiten. La Constitución flexible
es el texto que puede ser modificable por el órgano legislativo ordinario en la
misma forma que una ley ordinaria. La constitución rígida establece una serie de
procedimientos que se traducen en obstáculos técnicos que impiden reformas o
derogaciones rápidas, permitiendo en cierta manera una continuidad de los
preceptos constitucionales.

Algunas constituciones establecen cláusulas pétreas, normas que son inmodificables.

La Constitución: bases y principios del régimen constitucional chileno

En la Constitución Política de 1980 reformada en 2005, se establecen las bases y


principios esenciales del régimen constitucional vigente.

Este texto constitucional, según Humberto Nogueira, recoge una concepción


personalista del Estado y expresa derechos fundamentales en cuanto el Estado "está al
servicio de la persona humana y su finalidad es promover el bien común, para lo cual
debe contribuir a crear las condiciones sociales que permitan a todos y a cada uno de
los integrantes de la comunidad nacional su mayor realización espiritual y material
posible, con pleno respeto a los derechos y garantías que esta Constitución establece"
(artículo 1°, inciso 4°).

Además se establece que "El ejercicio de la soberanía reconoce como limitación el


respeto a los derechos esenciales que emanan de la naturaleza humana".

Es deber de los órganos del Estado respetar y promover tales derechos, garantizados
por esta Constitución, así como por los tratados internacionales ratificados por Chile y
que se encuentren vigentes" (artículo 5°, inciso 2°). Chile se rige por un Estado Derecho,
el cual se encuentra configurado por la Constitución y las leyes.

Nuestro país es una república democrática, es decir, posee una forma de gobierno
representativa, basada en valores de dignidad, igualdad y libertad humana,
conjuntamente con el principio de la autodeterminación de los pueblos y respeto a los
derechos humanos, entre otros.

El Estado de Chile es unitario, cuenta con un solo centro político de impulsión central,
cuyos órganos establece la Constitución Política. A su vez el territorio se divide en
regiones y éstas en provincias, las cuales para efectos de su administración interior se
dividen en comunas.

Además, la Constitución establece que la administración del Estado será funcional y


territorialmente descentralizada o desconcentrada en su caso, en conformidad a la ley.

El gobierno y la administración del Estado corresponden al Presidente de la República,


quien es el Jefe del Estado.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 28


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Los ministros de Estado son colaboradores directos e inmediatos del Primer
Mandatario en las labores de administración y de gobierno. El gobierno regional goza
de personalidad jurídica de derecho público, con funciones y patrimonio propio. Lo
encabeza el intendente, el cual es de la exclusiva confianza del Presidente de la
República y constituye el órgano ejecutivo de la región. Preside el Consejo Regional de
Desarrollo, órgano de carácter normativo, resolutivo y fiscalizador a nivel regional, que
tiene entre sus máximas atribuciones aprobar los planes de presupuesto del gobierno
regional, ajustados a la política nacional de desarrollo y al presupuesto de la nación,
como también resolver la inversión de los recursos consultados para la región en el
Fondo Nacional de Desarrollo Regional, sobre las bases de propuestas que formula el
Intendente.

La administración local de cada comuna reside en una municipalidad, la que está


constituida por un alcalde, que es su máxima autoridad, y por el concejo integrado por
concejales, quienes son elegidos por sufragio universal y duran en sus cargos cuatro
años, pudiendo ser reelegidos.

Las municipalidades son corporaciones autónomas de derecho público, con


personalidad jurídica y patrimonio propio, cuya finalidad es satisfacer las necesidades
de la comunidad local y asegurar su participación en el proceso económico, social y
cultural de la comuna. Una ley orgánica constitucional reglamenta todo su
funcionamiento. De acuerdo a las atribuciones que este texto constitucional concede al
Poder Ejecutivo, nuestro país constituye un régimen presidencialista latinoamericano
de gobierno.

El Poder Legislativo lo ejerce el Congreso Nacional, el cual está compuesto por la


Cámara de Diputados y el Senado. Ambas concurren a la formación de las leyes en
conformidad con la Constitución y las leyes. En tanto, la facultad de conocer de las
causas civiles y criminales, de resolverlas y de hacer ejecutar lo juzgado, pertenece
exclusivamente a los tribunales de justicia, establecidos por la ley.

Constitución y Derechos Fundamentales

En la Constitución Política de 1980 se consagran una serie de disposiciones que tienen


por objeto esencial asegurar a todas las personas ciertos y determinados derechos y
garantías fundamentales. La consagración constitucional de estos derechos y garantías
tiene por objeto darles una mayor difusión y socialización, garantizar su ejercicio en
forma adecuada y la posibilidad de reglamentarla debidamente.

Estos derechos no son sólo aquéllos que están expresamente enumerados en el texto
de la Constitución, ya la misma se encarga de señalar que cualquier otro derecho
esencial que emane de la naturaleza humana es objeto de protección, debiendo los
órganos estatales promoverlos, garantizarlos y respetarlos. Este mismo deber de los
órganos estatales se establece respecto de los derechos asegurados por los tratados
internacionales sobre derechos humanos ratificados por Chile y que se encuentren
vigentes, los que en conjunto con las normas de la propia Constitución se entiende que
conforman un bloque constitucional de derechos humanos. Se hallan en tal situación el

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 29


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos
Sociales, Económicos y Culturales de Naciones Unidas, como asimismo el Pacto
Interamericano de Derechos Humanos de San José de Costa Rica, incorporados al
derecho positivo chileno, entre otros.

Finalmente, en el artículo 19 número 26, el texto constitucional consagra una garantía


general respecto de los derechos relativa a “La seguridad de que los preceptos legales
que por mandato de la Constitución regulen o complementen las garantías que ésta
establece o que las limiten en los casos en que ella lo autoriza, no podrán afectar los
derechos en su esencia, ni imponer condiciones, tributos o requisitos que impidan su
libre ejercicio”.

La Constitución contempla un verdadero catálogo de derechos asegurados, los que de


conformidad con la clasificación de los instrumentos internacionales sobre derechos
humanos pueden ser calificados de:

a. Derechos Civiles

La Constitución asegura expresamente el derecho a la vida y a la integridad física y


psíquica de la persona; se proscribe todo apremio ilegítimo, considerando como tal
toda coacción física o psíquica. Adicionalmente, la Constitución expresa que toca a la
ley proteger la vida del que está por nacer.

De igual modo, la Constitución consagra el respeto y protección a la vida privada y


pública y a la honra de la persona y de su familia. La infracción de este derecho a través
de un medio de comunicación social constituye delito. Esta protección de la vida
privada se complementa con el derecho a la inviolabilidad del hogar y de toda forma de
comunicación privada, salvo en los casos y formas determinadas por la ley.

Se asegura también el derecho a la libertad de conciencia y la manifestación de todas


las creencias y el ejercicio libre de todos los cultos que no se opongan a la moral, las
buenas costumbres o al orden público.

Igualmente, la Carta Fundamental reconoce el derecho a la libertad personal y a la


seguridad individual, la libre residencia, circulación y entrada o salida del país, en las
condiciones establecidas por la ley, y además una indemnización por error judicial, que
cubre los perjuicios patrimoniales y morales que haya sufrido el procesado o
condenado por resolución o sentencia injustificadamente errónea o arbitraria,
declarada así por resolución de la Corte Suprema de Justicia.

Asimismo, la Constitución establece los principios del debido proceso: el derecho a


defensa, la legalidad del tribunal, el juicio previo, la irretroactividad de la ley penal y la
tipicidad de los delitos, proscribiendo la existencia de leyes penales en blanco.

Se aseguran también el derecho a la libertad de emitir opinión y la de informar sin


censura previa, en cualquier forma y por cualquier medio, sin perjuicio de responder
por los delitos y abusos que se cometan en el ejercicio del derecho. Se prohíbe el
monopolio estatal sobre los medios de comunicación social y se establece el derecho a

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 30


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
rectificación gratuita para las personas injustamente aludidas en el correspondiente
medio de comunicación social.

También se contempla el derecho de reunión pacífica sin permiso previo y sin armas,
como asimismo el derecho de asociación sin permiso previo.

Sólo para gozar de personalidad jurídica se requiere constituirse en conformidad con la


ley. La Constitución garantiza que nadie puede ser obligado a pertenecer a una
asociación.

Se asegura la libertad de trabajo, el derecho a la libre contratación y a la libre elección


del trabajo con una justa retribución, prohibiéndose cualquier discriminación que no se
base en la capacidad e idoneidad personal. Con todo, en determinadas circunstancias,
la ley puede exigir nacionalidad chilena y límites de edad.

Se garantiza el derecho a desarrollar cualquier actividad económica que no sea


contraria a la moral, al orden público o a la seguridad nacional, respetando las normas
legales que las regulan. El Estado podrá desarrollar actividades empresariales o
participar en ellas sólo si una ley aprobada por mayoría absoluta de los diputados y
senadores en ejercicio lo autoriza.

La Constitución asegura la libertad de enseñanza. Ella comprende: 1) la facultad de


abrir, organizar y mantener establecimientos educacionales, y 2) el derecho de los
padres a escoger el establecimiento de enseñanza para sus hijos. La enseñanza
reconocida oficialmente no puede orientarse ni propagar tendencia política partidista
alguna. Las limitaciones a la libertad de enseñanza están dadas por la moral, las buenas
costumbres y la seguridad nacional.

La Constitución reconoce el derecho a la propiedad en sus diversas especies sobre toda


clase de bienes corporales o incorporales. Sólo la ley determina el modo de adquirir,
usar y gozar de la propiedad y disponer de ella, como asimismo las limitaciones y
obligaciones que derivan de su función social. Esta función social comprende “cuanto
exijan los intereses generales de la Nación, la seguridad nacional, la utilidad y
salubridad públicas y la conservación del patrimonio ambiental”. El titular de la
propiedad sólo puede ser privado de ella o de algunos de los atributos o facultades
esenciales del dominio por una ley general o especial que autorice la expropiación por
causa de utilidad pública o interés nacional, calificada por el legislador. El expropiado
tiene, por cierto, derecho a indemnización por el daño patrimonial efectivamente
causado.

Prosigue la Constitución reconociendo el derecho de propiedad intelectual e industrial,


el que, a diferencia de lo que ocurre con la propiedad común, es por su propia
naturaleza de carácter temporal.

Con relación a las igualdades que forman parte también de los derechos civiles y
políticos, la Constitución asegura las siguientes:

• La igualdad ante la ley. Ni la ley, ni autoridad alguna pueden establecer


diferencias arbitrarias, es decir, diferencias no fundadas racionalmente o injustas.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 31


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
• La igual repartición de los tributos en proporción a las rentas o en la progresión
o forma que fije la ley, y la igual repartición de las demás cargas públicas, la no
discriminación arbitraria en el trato que deben dar el Estado y sus organismos en
materia económica, como, así mismo, la igual protección de la ley en el ejercicio de sus
derechos.

• La igualdad en la admisión a todas las funciones públicas, sin otros requisitos


que los que impongan la Constitución y las leyes.

b. Derechos Políticos

La Constitución señala que son ciudadanos los chilenos que hayan cumplido dieciocho
años de edad y que no hayan sido condenados a pena aflictiva.

La calidad de ciudadano otorga los derechos de sufragio y de optar a cargos de


elección popular, como asimismo, el derecho a organizar partidos políticos.

Finalmente, los ciudadanos tienen derecho a participar en la aprobación o rechazo de


reformas constitucionales bajo los supuestos establecidos en la propia Carta
Fundamental.

c. Derechos Económicos, Sociales y Culturales

La Carta de 1980 no establece disposiciones relativas a un nivel de vida digno o


adecuado como un derecho de las personas. Sólo en el artículo 1° sostiene que “el
Estado debe contribuir a crear condiciones sociales que permitan a todos y a cada uno
de los integrantes de la comunidad nacional su mayor realización material y espiritual
posible”. Tampoco se menciona a propósito del derecho al trabajo, ocasión en que sólo
se reconoce “la libre elección del trabajo con una justa retribución”. No obstante lo
anterior, de acuerdo al mandato del propio artículo 5 inciso final, es posible sostener
que nuestro ordenamiento jurídico contempla en forma clara estos derechos
denominados económicos, sociales y culturales a través de la ratificación de tratados
internacionales de derechos humanos, como el Pacto Internacional de Derechos
Sociales, Económicos y Culturales de Naciones Unidas, entre otros.

El derecho a sindicación se asegura en los casos y en la forma que la ley señala; la


afiliación sindical será siempre voluntaria; estas organizaciones sindicales adquieren
personalidad jurídica por el solo registro de sus estatutos en las formas que señala la
ley.

Lo que debía ser el derecho a un nivel de vida digno tiene como subcomponentes,
entre otros, el derecho a la salud, a un medio ambiente sano, a la seguridad social y a la
educación.

El derecho a la protección de la salud está asegurado constitucionalmente, al sostener


que “El Estado protege el libre e igualitario acceso a las acciones de promoción,
protección y recuperación de la salud y de rehabilitación del individuo”. Es deber

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 32


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
preferente del Estado “garantizar la ejecución de las acciones de salud, sea que se
presten a través de instituciones públicas o privadas. Cada persona tendrá el derecho a
elegir el sistema de salud al que debe acogerse, sea éste estatal o privado”.

La Constitución consagra también el derecho a la seguridad social, estando la acción del


Estado dirigida a garantizar a todos los habitantes el goce de prestaciones básicas
uniformes, sea que se otorguen a través de instituciones públicas o privadas.

También se reconoce por el constituyente el derecho a vivir en un medio ambiente libre


de contaminación, constituyendo un “deber del Estado velar para que este derecho no
sea afectado y tutelar la preservación de la naturaleza”. La ley puede establecer
restricciones a ciertas libertades y derechos para proteger el medio ambiente.

Entre los derechos culturales se consagra el derecho a la educación; se asegura el


derecho preferente de los padres de educar a sus hijos. La educación básica y media
son obligatorias, debiendo el Estado financiar un sistema gratuito con tal objeto,
destinado a asegurar el acceso a ella de toda la población. Además, la Constitución
sostiene que corresponde al Estado “fomentar el desarrollo de la educación en todos
sus niveles; estimular la investigación científica y tecnológica, la creación artística y la
protección e incremento del patrimonio cultural de la Nación”.

d. Garantías Constitucionales

Un simple listado de derechos establecidos en el texto de la Constitución, por muy


completo que éste sea, no serviría de mucho si no se consignaran los recursos o medios
idóneos que permitan a las personas recurrir a un órgano jurisdiccional objetivo e
imparcial cuando los derechos fundamentales sean amenazados, perturbados o
conculcados por acto de autoridad o de particulares, para que éste restablezca el
imperio del derecho.

La Constitución contempla un sistema de protección de los derechos a través de los


recursos de reclamación por pérdida de la nacionalidad, el recurso de protección y el
recurso de amparo; además se contemplan órganos que ejercen jurisdicción
constitucional, en que toman parte el Tribunal Constitucional, la Corte Suprema de
Justicia y la Contraloría General de la República.

Las restricciones que el constituyente impone al ejercicio de la soberanía, al obligarle al


respeto y promoción de los derechos previstos en ella y en demás instrumentos
internacionales sobre derechos humanos, también constituyen un valioso resguardo
para los derechos fundamentales.

La democracia

En el mundo contemporáneo existen una pluralidad de imágenes y usos para el


concepto de democracia. En la mayoría de los casos la palabra "democracia" es usada
como sinónimo de libertad, de igualdad, de gobierno de mayoría, de justicia social, de

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 33


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
fraternidad, etc. Sin embargo, para algunas personas es símbolo de ineficacia, anarquía
y de politiquería.

Lo cierto es que la democracia constituye un régimen político que implica no sólo una
forma de gobierno y estructura económica social, sino también valores, actitudes y
conductas democráticas. Además, es el sistema político usado en la mayor cantidad de
países en el mundo.

El fundamento de la democracia es el reconocimiento de la dignidad de la persona


humana. Las personas son libres y conscientes de su libertad, tienen la facultad de
decidir y elegir.

La democracia es la forma de organización social y política que mejor garantiza el


respeto, el ejercicio y promoción de los derechos humanos. La democracia, al igual que
los hombres y las mujeres, es perfectible.

Desde el punto de vista político, la democracia es una forma de gobierno en que la


propia sociedad, orienta y dirige el poder del Estado. Abraham Lincoln en 1863 la
definió como "el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo".

El gobierno democrático parte del supuesto de que todos los miembros de la nación
están llamados a intervenir en su dirección. Da la posibilidad de participar en el destino
de la sociedad, para el interés común general.

La democracia como hecho histórico tiene su origen en el siglo V antes de Cristo, para
designar la forma de organización política que adopta la polis de Atenas. Este régimen
fue instaurado después de un largo proceso de reformas y cruentas revoluciones.

Etimológicamente, la palabra "democracia" se compone de dos palabras griegas:


"demos", que significa pueblo, población, gente, y "kratos", que significa poder,
superioridad, autoridad.

Características de la democracia

o Es constitucionalista, pues sienta sus bases en una Carta Fundamental donde se


establece la organización y atribuciones de los poderes públicos como también se
reconocen y garantizan los derechos humanos.
o Establece el bien común como fin del Estado.
o Es el Gobierno de la mayoría con respeto a los derechos de las minorías.
o Permite el pluralismo ideológico y político.
o Incentiva las libertades políticas que rodean al proceso electoral.
o Permite elecciones libres periódicas de los gobernantes según las normas
preestablecidas, con sufragio universal, secreto, personal, igual y debidamente
informado de los ciudadanos.
o Se da una competencia pacífica del poder. Se descarta todo tipo de violencia
tanto física como verbal, al igual que el terrorismo.
o Se distribuye el Poder del Estado en órganos diferentes, para evitar el abuso de
uno de ellos a través del control de los otros.
o Se reconoce la autonomía de los cuerpos intermedios de la sociedad para que
los ciudadanos satisfagan diversas necesidades.
o Permite la vigencia efectiva de un estado de derecho.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 34


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Atributos de la democracia

Los atributos se refieren a los valores, principios y reglas que todo régimen
democrático ha de tener.

I) Valores democráticos

La dignidad de la persona: Reconocimiento y valoración integral de todos los


individuos por el hecho de ser persona humana. Todos, sean de distinto sexo, edad,
etnia, condición socioeconómica y cultural, tienen una misma dignidad inalienable.

La libertad: Es una característica de toda persona humana que la trae consigo al


momento de nacer. Ella le permite optar o elegir, tomar decisiones, definir su vida
personal y social. La libertad es inherente a nosotros mismos.

La igualdad: Es un valor que reconocemos a todas las personas humanas por igual.
Todos nacemos iguales en derechos y dignidad.

II) Principios esenciales de la democracia

Respeto, promoción y garantía de los derechos humanos: El Estado está obligado al


respeto de los derechos de las personas, a promoverlos y garantizarlos a través de
normas jurídicas y mecanismos eficaces ante un Poder Judicial independiente. Los
ciudadanos tienen, por su parte, la responsabilidad de valorar, respetar y promover los
derechos de sus semejantes en el medio social que se desarrollan.

La autodeterminación del pueblo o la Soberanía popular: Constituye el reconocimiento


efectivo de que el pueblo, es decir, el conjunto de ciudadanos-electores a través del
sufragio universal, tiene la capacidad y el poder de elegir el tipo de gobierno que estime
conveniente con total independencia y libertad. El pueblo es la fuente donde nace y se
origina el poder del Estado, quien lo delega en autoridades o gobiernos. Ninguna
persona o grupo tiene el derecho de imponer sin el consentimiento del pueblo una
determinada forma de organización política.

III) Reglas democráticas


o Gobierno de la mayoría con respeto a los derechos de las minorías.
o Pluralismo político e ideológico.
o Búsqueda de solución pacífica a los problemas.
o Elección periódica y libre de los gobernantes.
o Existencia de un estado de derecho.
o Respeto por la autonomía de los cuerpos intermedios.

Atributos variables de la democracia

Los atributos variables se refieren a características cuya intensidad, frecuencia o grados


pueden variar o no ser similares entre regímenes democráticos.
o Intensidad y frecuencia de la participación ciudadana.
o La mayor o menor fidelidad con que el sistema de elecciones de las autoridades
refleje y represente la voluntad ciudadana.
o Mecanismos que garanticen los derechos humanos.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 35


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
o La existencia de estructuras organizativas que favorezcan el acceso del mayor
número posible de ciudadanos a los cargos de responsabilidad.
o La posibilidad de controlar las tareas de las autoridades electas y la posibilidad
de hacerlas dimitir en el momento que no desempeñen correctamente sus
cargos.
o Posibilidad real de participación política de la oposición.

La democracia: formas de gobierno democrático

Gobierno presidencialista

Este régimen posee las características del gobierno presidencial, pero acentuando el rol
del Ejecutivo. Este tipo de gobierno presidencialista que se da en países de América
Latina, llamado también de cesarismo representativo, se caracteriza por un Ejecutivo
fuerte con amplias atribuciones, mayores que los otros dos poderes del Estado.

Los presidentes latinoamericanos disponen a menudo de atribuciones co-legislativas


junto con el Congreso o Parlamento, tales como: iniciativa de ley, convocatoria a
legislatura extraordinaria, declaración de urgencia en la tramitación de los proyectos de
ley, participación en el debate parlamentario de la ley a través de los ministros de
Estado, veto parcial, etc.

A pesar de las facultades amplias del Jefe de Estado, su poder no es ilimitado ni


arbitrario, ya que está normado por una Carta Fundamental o Constitución
preestablecida, que respeta las instituciones y garantiza las libertades públicas. Su
autoridad proviene de una elección popular competitiva, de tal modo debe responder
políticamente al país y sus electores.

Gobierno parlamentario

Este tipo de régimen democrático es un gobierno representativo de separación flexible


o colaboración de poderes, ya que tanto el Parlamento como el Gabinete Ministerial
colaboran en la gestión de gobierno, pudiendo el Parlamento destituir a uno de los
ministros con "voto de censura" o "denegación de confianza", como el Ejecutivo (el
Gabinete) solicitar al Jefe de Estado la disolución de una de las cámaras o el órgano
legislativo completo.

Existe un Jefe de Estado (Rey o Presidente de la República) que carece de facultades


decisorias en el proceso político, pero cumple un importante papel simbólico como
factor de integración nacional, como por ejemplo el rey Juan Carlos en España o la reina
Isabel II en Inglaterra.

El Poder Ejecutivo es un órgano colegiado, constituido por un Gabinete Ministerial


presidido por un Primer Ministro o Jefe de Gabinete, que cuenta con la confianza de la
mayoría del Parlamento y responde políticamente ante éste.

Los Parlamentarios pueden ser al mismo tiempo ministros de Estado.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 36


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Según quién sea el Jefe de Estado se distinguen regímenes parlamentarios
monárquicos y republicanos.
1. Gobierno parlamentario monárquico: Este sistema ocurre en los Estados donde
un Rey o Príncipe es el Jefe de Estado; su permanencia en el cargo está
determinada a partir de las normas de sucesión al trono. El ejemplo clásico es el
Reino Unido.
2. Gobierno parlamentario republicano: El Jefe de Estado es un ciudadano que
pasa a ser Presidente de la República por medio de una elección realizada en el
Parlamento, por un período determinado de tiempo. Ejemplos: Italia, Grecia, etc.

Los sistemas de gobierno parlamentario pueden clasificarse también de acuerdo a la


existencia o no de mecanismos jurídicos que regulen la relación entre los poderes,
distinguiéndose los clásicos donde prácticamente no hay una regulación jurídica entre
el Ejecutivo y el Legislativo (Inglaterra) y los racionalizados (Grecia, España), donde sí
se encuentra una normativa ya sea en la Constitución y/o las leyes, en materia de
relación de poderes, sus restricciones, etc.

Gobierno presidencial

Este tipo de gobierno democrático supone que la misma persona es a la vez Jefe de
Estado y Jefe de Gobierno.

El Poder Ejecutivo de tipo monista lo encabeza el Presidente de la República quien es


Jefe de Estado, representando los intereses permanentes del Estado y Jefe de
Gobierno, dirigiendo la política gubernamental con el respaldo de los ciudadanos-
electores, quienes lo han elegido a través del sufragio popular.

Teóricamente, este sistema se caracteriza por la existencia de una separación rígida de


poderes.

Tanto el Poder Ejecutivo como el Legislativo son elegidos por el pueblo en elecciones
periódicas, respondiendo políticamente ante el electorado. Ambos órganos políticos
mantienen un cierto equilibrio ya que el Presidente de la República no puede disolver al
Parlamento que lo fiscaliza ni el Parlamento puede hacer dimitir al Presidente, quien
debe ejercer su cargo según el mandato popular.

Los eventuales abusos de poder de alguno de los órganos del Estado son eliminados
por el control del Poder Judicial u otros organismos que velan por el respeto de la
Constitución y las leyes.

El Presidente de la República nombra a los ministros de Estado formando el Gabinete


Ministerial, siendo colaboradores de la confianza exclusiva de la máxima autoridad de
gobierno.

Los ministros están imposibilitados para ejercer como parlamentarios al mismo tiempo.

El régimen presidencialista de gobierno fue establecido por primera vez en la


Constitución norteamericana de 1787, donde se establecen las instituciones de
Presidente de la República, Congreso y Poder Judicial.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 37


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Gobierno semipresidencial

Esta forma de Gobierno democrática es una modalidad del siglo XX. Ejemplos son
Francia, Portugal, Austria, etc.

Este sistema se caracteriza porque existe un Ejecutivo dualista, compuesto por el


Presidente de la República, elegido por sufragio universal, y por un Gobierno que sólo
puede desarrollar sus funciones si el Parlamento no se opone a él.

El Presidente de la República dispone de facultades políticas que puede ejercer sin el


acuerdo del Gobierno, puede revocar de sus funciones al Jefe de Gobierno o disolver el
Parlamento, vetar las leyes o reformas constitucionales, convocar a un referéndum o
plebiscito, iniciativas de ley, etc.

El Presidente, aparte de sus atribuciones como regulador del sistema político, ejerce en
forma autónoma las materias de Fuerzas Armadas, Justicia y Relaciones Exteriores. El
Gobierno está integrado por el Jefe de Gobierno y los ministros de Estado, quienes para
mantenerse en sus funciones deben contar con la confianza principalmente del
Parlamento. Es esta institución la que se encarga de dirigir la política contingente,
asumiendo la responsabilidad política ante la ciudadanía.

La democracia: participación ciudadana

La democracia, como sistema político, ha sido creada por las personas para realizar una
vida en común. Para que este sistema de resultados, no basta con tener estructuras de
poder democráticas sino que es imprescindible adoptar valores, actitudes y conductas
democráticas tanto entre los gobernados como los gobernantes.

Las actitudes y modos de comportamientos democráticos tienen como base la


adhesión a valores de la dignidad de la persona humana, de la búsqueda de la verdad,
del desarrollo de la libertad y de la justicia. "La fuerza de una democracia depende de la
voluntad de un pueblo en mantenerla" (Mario Verdugo y Ana María García).

Los griegos llamaban "politikos" a los hombres que se interesaban y participaban


activamente en todos los problemas de la polis, en tanto a los indiferentes, quienes
permanecían ajenos a los asuntos del bien común, se les llamaba "idiotikos" (idiotas).

En la actualidad, en las sociedades democráticas, se desarrolla una especialización de


funciones; hay hombres y mujeres dedicados a la política, otros a la ordenación y
administración del Estado y otros ajenos a la actividad política, limitándose a
comportarse dentro de las leyes y a depositar su voto en una urna, cada cierto tiempo,
o a pronunciarse en alguna asamblea o partido político.

Ciertamente, una básica participación ciudadana en la "cosa pública" es ejercer el


derecho a sufragio, para lo cual según la legislación chilena, es preciso estar inscrito en
los registros electorales a contar de los 18 años de edad. Pero la participación del
ciudadano tiene relación también con atreverse a dar la opinión, cuestionar, criticar y
discutir cuando el caso así lo amerite; ya sea en el colegio, la universidad, el trabajo, el
gremio o el sindicato, la junta de vecinos, el partido político, etc.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 38


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Con el aumento de complejos problemas en el mundo moderno se requiere más que
nunca de una real, efectiva y continua participación ciudadana.

No puede permitirse al ciudadano democrático la actitud de que "el otro lo haga" y


como lo dice Murray: "El hombre que se somete a los abusos públicos a fin de
ahorrarse molestias o gastos, o que paga con tal que le dejen en paz, o que orgulloso
de su probidad y de sus triunfos en los negocios, pretende despreciar la política,
contribuye a la degradación del gobierno y a la demolición de la estructura tan ardua y
penosamente erigida por los auténticos demócratas" (Verdugo y García).

Actitudes y conductas del estilo democrático

o Tolerancia
o Disposición a escuchar al otro
o Sentido del diálogo
o Espíritu reflexivo
o Juicio personal
o Admitir la opinión del otro
o Reconocer los derechos de los demás y no atropellarlos
o Desarrollo de una libertad responsable
o Sentido de solidaridad
o Amistad cívica
o Sentido de compromiso y lealtad
o Aceptar el pluralismo ideológico
o Reconocer los derechos del adversario político

El Estado

Definición, origen y clasificación

Con la Revolución Francesa, la situación de los Estados absolutistas se ve alterada por


las ideas liberales dando paso a un Estado más democrático, constitucional y con
división de Poderes.

Antes de dar una clasificación de los Estados, es necesario precisar dos conceptos:
forma de Estado y forma de gobierno.

Referirse a la forma de Estado es atender principalmente a la estructura del poder del


cual el Estado es el titular y a su distribución espacial, en tanto que forma de gobierno
concierne a la manera que se ejerce el poder y cómo son designados los gobernantes.

Existen Estados de estructura semejante, pero regidos por formas de gobierno


distintas y a la inversa. Estados federales semejantes en su estructura como Estados
Unidos y Alemania Federal, con gobierno presidencialista el primero y parlamentario el
segundo; o Estados de estructura distinta, uno unitario como Chile y otro federal como
México pero ambos con una forma de gobierno similar, el presidencialista.

En relación a la clasificación de los Estados existen dos grandes grupos:

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 39


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
1. Estado simple o unitario: Es aquél que posee sólo un centro de poder, ejercido a
través de órganos encargados de diferentes funciones, con sede en la capital del
Estado. Las personas obedecen a una sola Constitución y la organización política
abarca a todo el territorio nacional. La administración puede ejercerse de manera
centralizada o descentralizada administrativamente, entendiendo por esta
última, la forma que tiene el Estado de hacer más eficiente su funcionamiento
otorgando personalidad jurídica y atribuciones expresadas en la ley, con
patrimonio y responsabilidad propia a organismos involucrados indirectamente al
poder central.
2. Estado federal: Su actividad es objeto no sólo de descentralización
administrativa sino que también de descentralización política. De tal modo este
tipo de Estado reconoce a varias fuentes originarias de poder político, una que
corresponde al gobierno central y otra que es propia de los gobiernos regionales,
actuando de forma coordinada pero independiente cada uno. Existe además una
pluralidad de ordenamientos constitucionales entre los cuales destaca uno como
principal y al cual están subordinados los demás. Dos principios sustentan al
sistema federal: la autonomía gubernativa-administrativa y la participación a
través de una Cámara federal.

Elementos

Tradicionalmente se considera que los elementos constitutivos o de existencia del


Estado lo conforman tres elementos: el humano, el territorio y el poder.

Primer elemento: el elemento humano o poblacional

Es la agrupación de hombres y mujeres. La población reunida en diversas etapas de su


vida, desde la infancia a la vejez. Pueden las personas agruparse en comunidades y
sociedades. Las personas pueden ser nacionales o extranjeras y los nacionales pueden
ser reconocidos como ciudadanos para participar en la organización política del país.

La Población es la pluralidad de seres factible de ser contada. Cada diez años se lleva a
cabo en nuestro país un censo de población que permite saber cuántos chilenos y
extranjeros somos, qué edad tenemos, a qué sexo pertenecemos y muchos otros datos
relativos a características espaciales, sociales, económicas y culturales. El organismo
encargado de registrar, sistematizar y difundir esta información es el Instituto Nacional
de Estadísticas (INE).

La Nación es un conjunto de individuos que ha reunido a través de la historia, una serie


de elementos que los une y otorga características particulares. Los nacionales son
aquéllos que la Constitución Política, en su capítulo II, determina.

Las fuentes de nacionalidad son: La Ley, el hecho de haber nacido en territorio de Chile
(jus solis), el hecho de haber nacido de padre y madre chilenos (jus sanguinis) y la
fuente legal, como la nacionalización, que es un acto jurídico por el cual se adopta una
nueva nacionalidad renunciando a la anterior y la nacionalización por gracia según lo
establece la ley.

La ciudadanía es la capacidad política para intervenir en la "cosa pública" y de acuerdo


a la Constitución son ciudadanos los chilenos que hayan cumplido dieciocho años de
edad y que no hayan sido condenados a pena aflictiva.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 40


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Los ciudadanos, para ejercer su derecho a sufragar y optar a cargos de elección popular
y los demás que la Carta Fundamental o la ley establecen, deben estar inscritos en los
registros electorales.

Segundo elemento: el territorio

El territorio es la fijación sedentaria de la población en un determinado lugar


geográfico. La Nación de un Estado requiere de un terreno para vivir, desplazarse,
realizar actividades de subsistencia, etc. El territorio guarda riquezas relevantes para el
desarrollo de la población que habita en él.

El territorio físico nacional está delimitado por sus fronteras: al norte limita con el Perú,
hacia el este con Bolivia y Argentina, con el sur con el Polo Sur y al oeste con el Oceáno
Pacífico.

La superficie total del territorio de Chile incluídas su parte continental, antártica y


polinésica, es de 2.006.626 Km2. De ellos, 756.765 Km2 corresponden a la parte
continental e insular, correspondiendo a la Antártica chilena una superficie de 1.250.000
Km2.

Chile tiene una longitud de 4.270 kilómetros y si se considera la Antártica chilena su


largo aumenta a 8.000 kilómetros. El promedio de anchura es de 180 kilómetros, siendo
el ancho máximo de 468 ilómetros en las proximidades del Estrecho de Magallanes
desde Punta Dungenes hasta los islotes Evangelistas (52°21´S) y el ancho mínimo de 90
kilómetros frente a Illapel medidos entre el paso cordillerano Casa de Piedra y Punta
Amolanas ( 31°32´S ).

El territorio está comprendido por:


1. Espacio terrestre: Comprende el suelo, subsuelo, lecho de mar y el subsuelo del
mar territorial. El suelo constituye el territorio firme del Estado, encerrado dentro
de sus límites o fronteras. El subsuelo abarca del suelo hacia el centro de la Tierra.
Además el espacio terrestre comprende a islas y aguas nacionales o internas.
2. Espacio marítimo: Es la prolongación del espacio terrestre hacia el mar.
Comprende al Mar Territorial y Mar Patrimonial. El Mar Territorial es la extensión
de la soberanía de un Estado a una franja de mar adyacente a sus costas,
incluyendo el lecho y el subsuelo marino. Abarca una zona comprendida entre la
costa y las 12 millas marinas. La Zona Contigua es una zona donde el Estado ejerce
jurisdicción y se extiende hasta las 24 millas marinas. El Mar Patrimonial es una
Zona Económica Exclusiva de 200 millas marinas, donde los Estados ribereños o
costaneros tienen la facultad de explotar sus riquezas, tanto renovables como no
renovables que se ubican en las aguas, suelo y subsuelo respectivo.
3. Espacio aéreo: Es aquél que se encuentra sobre el espacio terrestre y mar
terrritorial.
4. Espacio jurídico: Son los lugares que los tratados y las costumbres
internacionales reconocen como parte de la jurisdicción estatal. De tal modo
constituyen territorio chileno: las naves y aeronaves de guerra y comerciales
nacionales en alta mar, conjuntamente con las embajadas y legaciones
acreditadas. Se excluye a los consulados, pues tienen calidad de agencias sólo
para asuntos comerciales.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 41


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Tercer elemento: el Poder

El Poder es "una fuerza al servicio de una idea" (Georges Burdeau).

Un pueblo que habita en un territorio requiere de cierta organización para actuar en


conjunto. De tal modo, la sociedad se organiza políticamente, surge el Estado. En el
seno de esta institución existe organización, lo que implica dirección y normativas que
conlleven a sus integrantes, la Nación, hacia los fines propuestos, el bien común.

En toda sociedad es necesario que algunos de sus miembros tengan un poder de


mando y un poder de coerción ya que los objetivos propuestos no pueden ser
obtenidos por la colaboración espontánea de sus integrantes. Se explica entonces la
necesidad de que algunos gobiernen.

La necesidad de una autoridad, de un poder, se hace imperiosa en una sociedad política


tan compleja como la del Estado. De no existir, se viviría en la anarquía, las personas no
sabrían cómo actuar para lograr un orden y una convivencia justa que les permitieran
realizar los objetivos comunes en provecho de todos. Surge entonces como titular de
este poder el Estado y no como un individuo determinado.

El Poder del Estado se caracteriza por ser:


o Originario: su realidad y cualidades son inherentes e inseparables de su
existencia.
o Autónomo: no existe otro poder de mayor jerarquía.
o Independiente del exterior: sus decisiones no dependen de fuera del Estado.
o Coactivo: posee al monopolio de la fuerza organizada al interior de la sociedad.
o Centralizado: emana de un centro de decisión política al cual la Nación está
subordinada.
o Delimitado territorialmente: rige en el territorio del Estado y a los habitantes de
éste.

El poder político es legal cuando se somete a la Constitución y las leyes en tanto se


transforma en autoridad, cuando no cuenta sólo con la fuerza de coacción, sino que
fundamentalmente es obedecido por su legitimidad, por el consentimiento de sus
ciudadanos, quienes consideran a sus gobernantes e instituciones políticas como
buenas, necesarias y justas .

Una cualidad del poder del Estado es la soberanía, en el sentido que dicho poder no
admite a ningún otro ni sobre él, ni en concurrencia con él.

¿Quién es el titular de la soberanía?

Esta pregunta se la han hecho muchos pensadores en distintas épocas. En la


actualidad, se sostiene que la soberanía reside en la Nación y ésta la ejerce a través de
elecciones periódicas, mecanismo mediante el cual los ciudadanos-electores escogen a
su representantes sea Presidente de la República, parlamentarios, alcaldes, etc.

La Constitución Política de 1980 establece que la soberanía reside esencialmente en la


Nación, que su ejercicio se realiza por el pueblo a través del plebiscito y de elecciones

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 42


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
periódicas y, también por las autoridades que esta Constitución establece. Ningún
sector del pueblo ni individuo alguno puede atribuirse su ejercicio (capítulo I, artículo
5).

El Estado cuenta con tres poderes: el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, los cuales
realizan funciones distintas entre sí. Esta división de poderes permite garantizar mejor
la libertad y los derechos de las personas.

Fin del Estado

El objetivo del Estado es el bien común.

El bien común "no se refiere al bien de todos -como si todos fueran una unidad real-,
sino el conjunto de condiciones apropiadas para que todos -grupos intermedios y
personas individuales- alcancen su bien particular" (Mario Justo López).

Según la corriente aristotélica-tomista, el fin objetivo del bien común está dado por la
búsqueda del orden, la justicia, el bienestar y la paz externa. En tanto que el fin
subjetivo trata de los objetivos propios de cada Estado, cuyos contenidos varían según
el tipo de sociedad y el momento histórico como también la doctrina política
imperante.

De acuerdo a la Constitución Política de 1980, la finalidad del Estado es estar al servicio


de la persona humana promoviendo el bien común. De tal modo debe crear las
condiciones que permitan a todos y a cada uno de los chilenos su realización tanto
espiritual como material posible, respetando los derechos y garantías constitucionales.
Además es deber del Estado resguardar la seguridad nacional, dar protección a la
población, la familia y su fortalecimiento, promover la integración armónica de todos
los sectores de la Nación y asegurar el derecho de las personas a participar con
igualdad de oportunidades en la vida nacional (capítulo I, artículo 1°).

Estado de Derecho

Estado de derecho significa que el Estado está sometido a un ordenamiento jurídico, el


cual constituye la expresión auténtica de la idea de Derecho vigente en la sociedad.

Las bases del estado de derecho son:


o El imperio de la Ley: Las normas deben ser expresión de la voluntad popular y
deben someterse a ella tanto gobernantes como gobernados.
o Distribución del poder estatal en diferentes órganos: De esta manera el poder
del Estado no se concentra en una sola institución, sino que se distribuye
permitiendo mayor eficiencia y los debidos controles evitando arbitrariedades y
abuso de poder.
o Legalidad de la administración y responsabilidad de las autoridades, sea penal,
civil, administrativa y política.
o Respeto y garantía de los derechos humanos a través del ordenamiento jurídico
el cual también contempla los mecanismos o recursos que se pueden interponer
en caso de atropello o violación.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 43


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
El Estado: sistemas políticos

El régimen político o sistema político de un Estado responde a un concepto amplio, que


involucra la forma de gobierno del Estado, la organización de los poderes públicos y sus
interrelaciones, las estructuras socioeconómicas, las tradiciones, las costumbres y las
fuerzas políticas que impulsan el funcionamiento de las instituciones.

Desde la Antigüedad clásica existe interés en definir los sistemas políticos; fueron
estudiados por Aristóteles, Polibio, Santo Tomás, Maquiavelo, Montesquieu, Rousseau,
etc.

En la actualidad, varios son los teóricos que se han dedicado a analizar las formas de los
Estados y tipificarlos, como por ejemplo Karl Loewentein, Georges Burdeau, Raymond
Aron, Paolo Bisgaretti di Ruffia, Jiménez de Parga, etc.

La división más común de los regímenes políticos es:

Regímenes autocráticos

Los autocráticos, en términos generales, son aquéllos donde los gobernados deben
comportarse según las reglas que les dicta el gobernante.

Se dividen en:
1. Régimen totalitario: Los gobernados pueden participar en el proceso político a
través de un solo canal o partido único, el cual está orientado por una ideología
totalizante que controla y regula todos los aspectos de la vida de las personas.
No se admiten ni toleran minorías discrepantes al orden establecido. El partido
político único de gobierno desarrolla la educación y la propaganda que da
sustento permanente al régimen establecido.
2. Régímen autoritario: Existe un pluralismo político limitado y no responsable. No
existe una ideología elaborada que lo guíe como el totalitarismo, sino que existen
"mentalidades" distintas, que más bien defienden y justifican la estructura
política existente sustentada por las costumbres y la tradición. Estos regímenes
se caracterizan por ser de élite, donde un grupo de elegidos resuelve los
problemas públicos sin consultar al pueblo. De tal modo este grupo elítico busca
la desmovilización de los miembros de la sociedad civil fomentando la apatía
política, hasta donde no les sea contrario a sus intereses. En la mayoría de los
casos estos regímenes son radicalmente transitorios pues dependen de un líder
carismático fundador y de la élite que lo rodea; desaparecido el líder pueden
derivar a un sistema democrático o a uno totalitario (Humberto Nogueira).

Regímenes democráticos

Los regímenes democráticos se caracterizan porque el poder político se encuentra


distribuído en tres órganos, las autoridades son elegidas en elecciones libres,
competitivas y limpias, la acción política de la oposición es aceptada e incentivada,

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 44


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
existe un respeto y garantía por los derechos de las personas y en general priman los
valores, principios y atributos de la democracia.

El Estado: poderes del Estado chileno

Tres son los Poderes del Estado: el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder
Judicial.

El Poder Ejecutivo

El Presidente de la República de Chile encabeza este Poder. Es un Ejecutivo monista en


cuanto el Presidente desarrolla las funciones de Jefe de Estado como también las de
Jefe de Gobierno.

Según la Constitución de 1980 reformada en algunos artículos en 2005, la autoridad del


Presidente se extiende a todo cuanto tiene por objeto la conservación del orden
público en el interior y la seguridad externa de la República, de acuerdo con la
Constitución y las leyes.

Cada 21 de mayo ante el Congreso Nacional, el Presidente de turno debe dar cuenta al
país de la situación administrativa y política de la nación.

El Presidente cuenta con un cúmulo de atribuciones tanto en materia de gobierno y


administración como en la labor legislativa, judicial y económica. Entre sus atribuciones
se encuentran:

Concurrir a la formación de las leyes. Proponerlas a través de los "Mensajes",


sancionarlas y promulgarlas.

Ejercer la potestad reglamentaria, es decir, la facultad de dictar normas para


implementar las leyes.
o Convocar a plebiscitos.
o Nombrar y remover a los ministros de Estado.
o Otorgar indultos.
o Cuidar de la recaudación de las rentas.
o Nombrar a embajadores, ministros diplomáticos y a representantes ante
organismos internacionales.
o Conceder jubilaciones, retiros, montepíos y pensiones de gracia con arreglo a las
leyes, etc.

El Presidente de la República puede ser acusado constitucionalmente por la mayoría de


la Cámara de Diputados en ejercicio y ser resuelta dicha acusación por el Senado que
actúa como juez. La acusación ha de considerarse en caso que la administración haya
cometido gravemente el honor y la seguridad de la nación o infringido la Constitución
y/o las leyes. Un organismo consultivo, destinado a asesorar al Presidente de la
República en asuntos nacionales de trascendencia, es el Consejo de Estado.

Los requisitos para ser elegido Presidente son:


o Ser chileno.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 45


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
o Tener cumplidos 35 años de edad.
o Ser ciudadano con derecho a sufragio.

El período de mandato es de cuatro años, no pudiendo ser reelegido para un período


siguiente.

El Poder Legislativo

Este Poder del Estado lo ejerce el Congreso Nacional, a través de un parlamento


bicameral integrado por la Cámara de Diputados y el Senado de la República.

Ley Orgánica Constitucional del Congreso Nacional

Una ley orgánica constitucional regula las atribuciones y funcionamiento del Congreso
Nacional en materia de tramitación de los proyectos de ley, los vetos del Presidente de
la República y tramitación de las acusaciones constitucionales.

El Poder Judicial

Este Poder del Estado tiene como misión esencial administrar justicia.

La Corte Suprema de Justicia es el más alto tribunal existente en el país. Es un órgano


colegiado integrado por 21 ministros. Su jurisdicción abarca todo el territorio nacional.
Le corresponde la superintendencia directiva, correccional y económica de todos los
tribunales de la nación, salvo el Tribunal Constitucional, el Tribunal Calificador de
Elecciones, los Tribunales Electorales Regionales y los Tribunales Militares.

Los integrantes del Poder Judicial deben establecer lo que es justo para cada caso
particular del cual les toca conocer y fallar, enmarcado dentro del ordenamiento
jurídico vigente y según su competencia.

En la Constitución de 1980 se establece que el Poder Judicial tiene "la facultad de


conocer de las causas civiles y criminales, de resolverlas y de hacer ejecutar lo juzgado,
pertenece exclusivamente a los tribunales establecidos por la ley. Ni el Presidente de la
República ni el Congreso pueden, en caso alguno, ejercer funciones judiciales, avocarse
a causas pendientes, revisar los fundamentos o contenido de sus resoluciones o hacer
revivir procesos fenecidos" (capítulo VI, artículo 73).

Jerárquicamente, por debajo de la Corte Suprema, se encuentran las Cortes de


Apelaciones, que se distribuyen a lo largo del territorio nacional. Dependiendo de la
Corte de Apelación respectiva se ubican los juzgados. Hay juzgados civiles, de menores,
de familia y del trabajo. En materia penal, existen los Tribunales Orales en lo Penal y los
Juzgados de Garantía.

Las bases constitucionales del Poder Judicial están dadas por los principios de:
o Independencia de los otros poderes del Estado para el cumplimiento de sus
funciones.
o Legalidad, es decir, los tribunales deben estar establecidos por ley al igual que
las causas que tramitan y fallan.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 46


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
o Inamovilidad, los jueces permanecen en sus cargos aunque no de manera
absoluta, permitiendo que los tribunales actúen libres de presiones y con
imparcialidad.
o Inexcusabilidad, los jueces deben resolver siempre los asuntos de su
competencia, sometidos a su consideración a pesar de que no exista una ley
respectiva.
o Responsabilidad de los actos que se ejecutan dentro de las funciones como
jueces.

El Ministerio Público, si bien integra el sistema judicial, es un organismo autónomo y


jerarquizado, creado a partir de una ley orgánica constitucional. En consecuencia, no
pertenece al Poder Judicial. Lo encabeza el fiscal nacional y lo integran 18 fiscales
regionales, encargados, a través de los fiscales adjuntos y sus equipos, de ejercer la
acción penal pública, llevar a tribunales a los imputados y proteger a víctimas y testigos
de los delitos.

El Estado: organismos del Estado

Tribunal Constitucional

Es el órgano encargado de cautelar el principio de supremacía constitucional,


fundamento del Estado de Derecho.

Entre sus atribuciones, señaladas en el artículo 93 de la Constitución Política de 1980


(modificaciones incorporadas por la Ley Nº 20.055 de 2005), ejerce el control y resuelve
cuestiones de constitucionalidad de proyectos de ley, de reforma constitucional o de
proyectos aprobatorios de tratados internacionales. Asimismo, conoce sobre la
constitucionalidad de autos acordados de los Tribunales de Justicia, decretos con
fuerza de ley, decretos y reglamentos del Ejecutivo y declara la inaplicabilidad e
inconstitucionalidad de un precepto legal.

Este Tribunal está integrado por diez miembros. Tres designados por el Presidente de la
República, cuatro elegidos por el Congreso Nacional, de los cuales dos nombrados
directamente por el Senado y dos son propuestos por la Cámara de Diputados para su
aprobación o rechazo por el Senado, tres elegidos por la Corte Suprema.

Los miembros duran en sus cargos nueve años y se renuevan por parcialidades cada 3
años y son inamovibles. El tribunal funcionará en pleno o dividido en dos salas. En el
primer caso el quórum para sesionar será de ocho miembros y en el segundo caso de a
los menos cuatro.

Tribunal Calificador de Elecciones

Este tribunal está constituido por cinco miembros designados; tres ministros (o ex
ministros) de la Corte Suprema, un abogado elegido por la Corte Suprema y un ex
Presidente del Senado o de la Cámara de Diputados.

En las regiones existen los tribunales electorales regionales encargados de conocer el


escrutinio general y la calificación de las elecciones, como también resolver las

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 47


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
reclamaciones y proclamar los candidatos electos. Sus resoluciones son apelables ante
el Tribunal Calificador de Elecciones.

Este organismo regional está constituido por un ministro de la Corte de Apelaciones


respectiva y dos miembros designados por el Tribunal Calificador de Elecciones.

Los miembros de estos tribunales duran en sus cargos cuatro años.

Este organismo tiene como misión llevar a cabo el proceso electoral nacional, vale
decir, el escrutinio general y la calificación de las elecciones para Presidente de la
República, Diputados y Senadores. También se encarga de los plebiscitos y de las
posibles reclamaciones que se sucedan por estos procesos y proclama a los candidatos
que resultan elegidos por la ciudadanía-electoral. (Capítulo IX)

Contraloría General de la República

La Contraloría General de la República de Chile es un organismo autónomo que tiene


como función controlar de acuerdo a la ley los actos administrativos, fiscalizar los
gastos del Fisco, las municipalidades y los organismos y servicios estatales, como
también llevar la contabilidad general de la nación (Capítulo X de la Constitución
Política 1980).

El Contralor General es nombrado por el Presidente de la República con acuerdo de la


mayoría del Senado.

Fuerzas Armadas, Orden y Seguridad Pública

Las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública son dependientes del Ministerio de
Defensa Nacional. (Capítulo XI)

Las Fuerzas Armadas son: el Ejército, la Armada y la Aviación. Su misión es defender a la


patria. Las Fuerzas de Orden y Seguridad están integradas por Carabineros e
Investigaciones y son las encargadas del orden público y seguridad interior del Estado.

Los comandantes en Jefe del Ejército, de la Armada, de la Fuerza Aérea y el General


Director de Carabineros son elegidos por el Presidente de la República de entre los
cinco oficiales generales de mayor antigüedad.

Consejo de Seguridad Nacional

Este Consejo es un organismo asesor del Presidente de la República, cuya función


esencial es cooperar en el mantenimiento de la seguridad nacional. (Capítulo XII de la
Constitución de 1980 ).

La "seguridad nacional" está referida a medidas encaminadas a garantizar la estabilidad


institucional, la paz interior del Estado y la seguridad exterior del país. Este organismo
es presidido por el Presidente de la República e integrado por los presidentes del
Senado, Cámara de Diputados y Corte Suprema, por los Comandantes en Jefe de las
Fuerzas Armadas, el General Director de Carabineros y por el Contralor General de la

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 48


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
República. A sus sesiones también pueden asistir, si el Presidente de la República los
convoca, los ministros de Interior, de Relaciones Exteriores, de Defensa Nacional, de
Hacienda y de Economía.

Como Secretario del Consejo actúa el Jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional.

Banco Central

El objetivo principal del Banco Central es velar por la estabilidad de la moneda y el


normal funcionamiento de los pagos internos y externos.

El Consejo del Banco Central está formado por cinco miembros, nombrados por el
Presidente de la República mediante un decreto supremo previa aprobación del
Senado. La duración como integrantes del Consejo es de diez años, en tanto el cargo de
presidente del Consejo, quien es el presidente del banco, es de cinco años.

Este banco es un organismo autónomo, con patrimonio propio y de carácter técnico,


cuya composición, organización, funciones y atribuciones están determinado en una ley
orgánica constitucional.(Capítulo XIII de la Constitución de 1980 ).

Fiscalía o Ministerio Público

Es un organismo autónomo, cuya función es dirigir la investigación de los delitos, llevar


a los imputados a los tribunales, si corresponde, y dar protección a víctimas y testigos.

Se organiza en una Fiscalía Nacional, encabezada por el Fiscal Nacional, y 18 fiscalías


regionales, cada una de las cuales son dirigidas por un Fiscal Regional y un equipo
directivo. En cada región hay fiscalías locales, que son las unidades operativas de las
fiscalías regionales, y están compuestas por fiscales adjuntos, ayudantes de fiscal, y
otros profesionales, como sicólogos y asistentes sociales; técnicos y administrativos.

La Fiscalía trabajan en colaboración con Carabineros de Chile y la Policía de


Investigaciones de Chile (PDI) y los organismos auxiliares como el Servicio Médico
Legal, el Servicio de Registro Civil e Identificación y el Instituto de Salud Pública.

El Poder Legislativo

El Congreso Nacional de Chile conforma el Poder Legislativo en Chile y está compuesto


por una Cámara de Diputados y un Senado.

El Congreso Nacional tiene entre sus principales objetivos, ejercer la representación de


la ciudadanía, concurrir a la formación de las leyes con el Presidente de la República y
fiscalizar los actos del Gobierno.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 49


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Quienes integran cada una de las ramas del Congreso, tanto los 120 diputados como los
38 senadores, representan al pueblo que los eligió y reflejan sus distintas posiciones,
ideas y sensibilidades. Es en esta institución donde la democracia existe y cobra mayor
sentido.

El primer Congreso se estableció el 4 de julio de 1811 en Santiago, luego de que la Junta


de Gobierno de 1810 dispusiera su convocatoria. Este Parlamento fue de carácter
unicameral integrado por 41 diputados y su principal tarea fue redactar el "Reglamento
para el arreglo de la Autoridad Ejecutiva Provisoria de Chile".

En la actualidad, el Congreso Nacional se rige por la Constitución Política de 1980 y la


Ley Orgánica Constitucional N° 18.918. Esta institución se localiza, a diferencia de los
otros poderes del Estado, en la ciudad de Valparaíso, Quinta Región de nuestro país.

El Poder Legislativo: La Cámara de Diputados

La Cámara de Diputados está integrada por 120 miembros elegidos en votación directa
por los distritos electorales que establece la ley orgánica constitucional respectiva.
Duran en sus cargos cuatro años y pueden ser reelegidos.

Requisitos para ser elegido diputado

o Ser ciudadano con derecho a sufragio.


o Tener 21 años de edad.
o Haber cursado la educación media o equivalente.
o Residir en la región a que pertenece el distrito al menos por dos años.

Funciones

La Cámara de Diputados tiene como objetivo legislar en conjunto con el Senado y el


Presidente de la República.

Sus atribuciones exclusivas son:


o Fiscalizar los actos del Gobierno por medio de acuerdos u observaciones que en
ningún caso afectan la responsabilidad política de los ministros de Estado.
o Ejercer control sobre autoridades públicas. La Cámara está facultada para acusar
políticamente al Presidente de la República con el voto de la mayoría de los
diputados en ejercicio y sólo con la mayoría de los diputados presentes a los
ministros de Estado, ministros de tribunales superiores de justicia, generales,
almirantes, intendentes y gobernadores.

El Poder Legislativo: El Senado

Composición

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 50


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
En la actualidad el Senado está compuesto por 38 senadores elegidos
democráticamente. Estos corresponden a dos por cada una de las diecinueve
circunscripciones en que se divide el país.

Requisitos para ser elegido senador

Los requerimientos para ser elegido senador por medio del sufragio universal son:
o Ser ciudadano con derecho a sufragio.
o Tener 35 años de edad.
o Haber cursado la educación media o equivalente.

Duración en el cargo

Los senadores electos por el pueblo ejercen sus cargos por un período de ocho años.
Sin embargo, el Senado se renueva en parcialidades cada cuatro años,
correspondiéndoles en una ocasión a los senadores de las regiones impares y luego a
los senadores de las regiones pares.

Funciones del Senado

El Senado, además de legislar en conjunto con los diputados y el Presidente de la


República, tiene atribuciones exclusivas, ellas son:
o Conocer de las acusaciones constitucionales entabladas por la Cámara de
Diputados.
o Declarar si hay o no lugar a la formación de causa contra los Ministros de Estado
para hacer efectiva su responsabilidad civil.
o Conocer de las contiendas de competencia entre autoridades políticas o
administrativas y los tribunales de justicia.
o Otorgar la rehabilitación de la ciudadanía.
o Prestar o negar su consentimiento a los actos del Presidente de la República
según la Constitución y las leyes.
o Declarar la inhabilidad del Presidente de la República.
o Autorizar al Presidente para ausentarse por más de 30 días.
o Aprobar por la mayoría de sus miembros en ejercicio, la declaración del Tribunal
Constitucional.

También el Senado:
o Participa en el Consejo de Seguridad Nacional.
o Elige a abogados que integran el Tribunal Constitucional.
o Presta acuerdo al nombramiento del Contralor General de la República.

El Poder Legislativo: El Congreso Nacional

Funciones exclusivas

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 51


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Las atribuciones exclusivas del Congreso Nacional son:
o Aprobar o desechar los tratados internacionales que le presentare el Presidente
de la República antes de su ratificación. La aprobación de un tratado se someterá
a los trámites de una ley.
o Pronunciarse respecto del establecimiento del estado de sitio.
o Tomar conocimiento de la proclamación de Presidente de la República.

Normativas comunes para diputados y senadores

Inmunidades y privilegios parlamentarios

La inmunidad parlamentaria es un privilegio que la Constitución le concede a los


parlamentarios, con el objeto de asegurar la independencia del Congreso y la completa
libertad de acción de sus miembros.

En ella destacan:
o El fuero parlamentario, que permite que un diputado o senador, desde el día de
su elección, designación o incorporación, no pueda ser procesado o privado de su
libertad, salvo el caso de delito flagrante, sin que antes exista un
pronunciamiento de la Corte de Apelaciones respectiva. Si un parlamentario es
desaforado queda suspendido de su cargo y sujeto al juez competente como
cualquier otro ciudadano.
o La inviolabilidad parlamentaria: los diputados y senadores son inviolables por
las opiniones y votos que emiten tanto en las sesiones de sala como en las
comisiones.
o La dieta parlamentaria, que constituye la remuneración que los diputados y
senadores perciben mensualmente, la cual es equivalente al sueldo de un
Ministro de Estado incluidas todas las asignaciones que a éstos corresponden.

Incompatibilidades

Los cargos de diputado y senador son incompatibles entre sí y con todo empleo o
comisión retribuidos con fondos del Fisco, de las municipalidades, de las entidades
fiscales autónomas, semifiscales o de las empresas del Estado o en las que éste tenga
intervención.

Tampoco pueden los parlamentarios asumir tales empleos sino transcurridos seis
meses desde el término de su mandato. Se exceptúan los empleos relativos a la
docencia.

Cesa en el cargo un parlamentario que celebre contrato con el Estado, actúe en juicios
contra el Fisco o como director de banco o de alguna sociedad anónima.

La Constitución señala que pierde su cargo el diputado o senador que ejercite cualquier
influencia ante las autoridades administrativas o judiciales a favor o en representación
del empleador o de los trabajadores en negociaciones o conflictos laborales. También,
se aplica la sanción en caso que un parlamentario intervenga en actividades
estudiantiles, con el objeto de atentar contra su normal desenvolvimiento.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 52


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Corresponde al Tribunal Constitucional pronunciarse sobre las inhabilidades,
incompatibilidades y causales de cesación en el cargo de los parlamentarios.

Vacantes

La Constitución establece que las vacantes (por muerte, incapacidad o inhabilidad) de


diputados o senadores elegidos por votación directa se llenan con una persona
designada por el partido político al que pertenecía el parlamentario que cesó en el
cargo.

Si el diputado o senador que provocó la vacante tiene la calidad de independiente, no


será reemplazado a menos que hubiese postulado al parlamento integrando una lista
en conjunto con un partido político. En ese caso deberán designar, en su declaración de
candidatura, a un partido de la lista para que elija a su eventual reemplazante.

El nuevo diputado o senador durará en el cargo el tiempo que le faltaba al anterior para
completar su período y no se harán elecciones complementarias.

Funcionamiento del Congreso Nacional

Durante el período de sesiones, el Congreso y cada una de sus ramas (Senado y Cámara
de Diputados) deben sesionar para ocuparse de todas las materias que les han sido
encomendadas, pudiendo ejercer en plenitud todas sus atribuciones.

El Congreso Nacional no funciona ininterrumpidamente todo el año. Existe un período


de receso del Congreso, cuya justificación se encuentra en las necesidades de descanso
de los congresistas, en la conveniencia de que éstos tengan la oportunidad de
acercarse a su electorado y en los requerimientos propios del estudio y preparación de
los proyectos de ley.

Quórum mínimo para empezar a sesionar y para adoptar acuerdos

La Cámara de Diputados y el Senado requieren la concurrencia de la tercera parte de


sus miembros en ejercicio para entrar en sesión y para adoptar acuerdos.

Debe tenerse presente que la Constitución establece que el quórum de un tercio de


miembros en ejercicio se exige para los efectos que la Cámara respectiva pueda entrar
a sesionar y adoptar acuerdos, de manera que no existe ninguna disposición que
impida la continuación de una sesión cuando durante el debate se ausente un número
de parlamentarios que haga desaparecer el quórum de inicio de sesiones, sin perjuicio
que al momento de efectuarse la votación se reintegren a la sala los miembros
necesarios para lograr el quórum constitucional.

Las sesiones

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 53


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Cada Cámara tiene la facultad de dictar sus propias normas reglamentarias para regular
su organización y funcionamiento interno.

Ambas Cámaras funcionan en sesiones de Sala y sesiones de comisión.

Sesiones de Sala

Cada reunión del Senado, de la Cámara de Diputados o del Congreso Pleno se


denomina "sesión". Cada sesión debe contar con un quórum, es decir una determinada
mayoría exigida, para sesionar y adoptar acuerdos. El quórum necesario para que
sesione cada Cámara es de un tercio de los diputados o senadores en ejercicio.

Siempre que la Constitución Política no establezca una mayoría especial, los acuerdos
se adoptan por la mayoría absoluta (la mitad más uno o el 50% más 1) de los miembros
presentes. En la votación final para la resolución de un acuerdo, el cómputo no
considera a los senadores o diputados que están desaforados y los que se encuentren
fuera del país con permiso constitucional.

Las sesiones de Sala en la Cámara de Diputados serán:


1. Ordinarias, especiales y pedidas
2. Públicas o secretas

Cada semana se celebrarán hasta tres sesiones ordinarias, en los días y horas que la
Cámara designe, cuya duración será, a lo menos, de tres horas.

Habrá sesiones especiales cuando las acuerde la Cámara, cuando la Mesa las disponga o
cuando las solicite el Presidente de la República.

Las sesiones pedidas se celebrarán cuando lo solicite por escrito un tercio de los
diputados.

Las sesiones de Sala en el Senado pueden ser:


1. Ordinarias
2. Extraordinarias o especiales

Son ordinarias las que se celebren en los días y horas fijados al comienzo de cada
legislatura. Extraordinarias son las que se celebren en días u horas distintos de los
señalados para las ordinarias y se pueden celebrar cuando lo pida por escrito un tercio,
a lo menos, de los senadores en ejercicio, o comités que representen un número
equivalente de senadores.

Las sesiones especiales se efectúan cuando lo pide el Presidente de la República;


cuando lo estime conveniente el Presidente del Senado; cuando lo pida por escrito un
tercio, a lo menos, de los senadores en ejercicio, o comités que representen un número
equivalente de senadores, o cuando el reglamento del Senado lo disponga.

Las sesiones o sus partes podrán ser públicas o secretas.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 54


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Sesiones de comisión

La parte más importante del trabajo legislativo se realiza en las comisiones,


especialmente en las que tienen un carácter permanente. El funcionamiento de las
comisiones permanentes constituye la regla general dentro del marco de la labor
legislativa.

Las comisiones permanentes desarrollan su actividad en base a sesiones. Estas son las
reuniones que los parlamentarios miembros de una comisión, que tienen lugar siempre
que concurra un número mínimo de ellos, pudiendo en este caso, adoptar acuerdos
válidos que obligan al resto de los integrantes. Estas sesiones deben realizarse en la
sala destinada a ellas. Estas sesiones son de carácter reservado, en el sentido de que el
público no tiene acceso a ellas, excepto los invitados de la comisión para la ilustración
de sus debates y las audiencias legislativas públicas.

Las comisiones

La comisión es un organismo colegiado compuesto por un número determinado de


diputados y senadores, cuya función principal es el estudio pormenorizado y
especializado de cada uno de los proyectos de ley y de las materias que por disposición
de los reglamentos internos, son sometidas a su conocimiento. Cada rama del
Congreso tiene el número de comisiones que sus respectivos reglamentos establecen.

Tipos de comisiones legislativas

Las comisiones legislativas pueden ser clasificadas desde diversos puntos de vista:
1. Según su duración, se distingue entre comisiones permanentes y no
permanentes. Entre estas últimas se comprenden, a su vez, las especiales, las
unidas y las mixtas.
2. En consideración a sus integrantes, se las clasifica en: comisiones excluyentes,
integradas sólo por diputados o por senadores, como es el caso de las
permanentes, las unidas y las especiales; y comisiones mixtas, esto es,
compuestas por miembros de ambas ramas del Congreso Nacional.
3. Según la materia de que conocen, existen comisiones exclusivas, en cuanto su
trabajo se centra sólo en el objeto predeterminado por la ley o el reglamento de
la Corporación. Entre éstas se cuentan las permanentes y las unidas. Pero
también encontramos comisiones cuyo objeto de estudio e informe no está
previamente determinado por normativa alguna, siendo la Cámara quien lo
establece, denominándose comisiones especiales.
4. Según su origen normativo, pueden ser constitucionales (comisiones mixtas),
legales (permanentes, unidas o especiales), o reglamentarias (mixtas, por
acuerdo de ambas ramas del Congreso Nacional).

En definitiva, las comisiones legislativas pueden tener el carácter de permanentes,


especiales, unidas o mixtas.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 55


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Comisiones permanentes

Cada Cámara establece en su reglamento las comisiones permanentes que estimen


necesarias para informar los proyectos que se sometan a su consideración. Estas se
dividen por materias, correspondiéndoles, en general, los mismos tópicos en base a los
cuales se estructuran los diversos ministerios.

Puede decirse que las comisiones permanentes son aquéllas establecidas en forma no
transitoria por los reglamentos de cada una de las Cámaras, según las necesidades de la
legislación y que conocen de las materias genéricamente determinadas en forma previa
por ellos. Sin embargo, la ley obliga a que cada Cámara tenga una Comisión de
Hacienda, encargada de informar de los proyectos de ley en lo relativo a su incidencia
en materia presupuestaria y financiera del Estado, de sus organismos o empresas.

En la Cámara de Diputados existen 19 comisiones permanentes, compuestas por 13


miembros cada una, elegidos por la Cámara a propuesta de la Mesa (autoridades
elegidas por los propios parlamentarios para dirigir la Corporación). La Comisión de
Régimen Interno la integran, además de 13 diputados, la directiva de la Mesa de la
Cámara. Las comisiones son:
o Gobierno Interior, Regionalización, Planificación y Desarrollo Social
o Relaciones Exteriores, Asuntos Interparlamentarios e Integración
Latinoamericana
o Constitución, Legislación y Justicia
o Educación, Cultura, Deportes y Recreación
o Hacienda
o Defensa Nacional
o Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones
o Agricultura, Silvicultura y Desarrollo Rural
o Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente
o Salud
o Trabajo y Seguridad Social
o Minería y Energía
o Economía, Fomento y Desarrollo
o Vivienda y Desarrollo Urbano
o Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía
o Familia
o Ciencias y Tecnología
o Pesca, Acuicultura e Intereses Marítimos
o Régimen Interno, Administración y Reglamento

Las comisiones permanentes del Senado están compuestas por cinco miembros y cada
senador debe pertenecer, a lo menos, a una comisión. Los miembros serán elegidos por
el Senado a propuesta del Presidente y durarán en sus cargos todo el período
legislativo. La Comisión de Régimen Interno tendrá a su cargo la supervigilancia del
orden administrativo e interno de los servicios de la Corporación y la administración del
edificio y sus dependencias. Las comisiones son:
o Gobierno Interior, Descentralización y Regionalización
o Relaciones Exteriores
o Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento
o Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología
o Hacienda

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 56


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
o Defensa Nacional
o Obras Públicas
o Agricultura
o Medio Ambiente y Bienes Nacionales
o Salud
o Trabajo y Previsión Social
o Minería y Energía
o Economía
o Vivienda y Urbanismo
o Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía
o Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura
o Transporte y Telecomunicaciones
o Régimen Interior
o Revisora de Cuentas

Cada comisión, tanto en Cámara como en Senado, tiene un presidente y está sujeta a
días y horas de funcionamiento.

Bancadas y comités parlamentarios

Las bancadas son grupos organizados, según el partido político, que se da al interior de
un comité, tanto para la Cámara de Diputados como para el Senado.

Los comités parlamentarios son los organismos que agrupan a un número de diputados
o senadores y a través de su jefe permiten la relación con las Mesas de las
Corporaciones, con el fin de hacer más expedita la tramitación de los asuntos
sometidos a su conocimiento.

En el caso del Senado, el o los senadores de cada partido político constituyen un


comité. Tres o más senadores independientes podrán reunirse para los efectos de
constituir un comité. Cada comité debe designar un máximo de dos representantes
(jefes de comité), quienes actuarán por él conjunta o separadamente. La
representación de un comité tendrá tantos votos como senadores en ejercicio lo
integren.

A través de los jefes de comité, la Mesa del Senado o de la Cámara de Diputados se


relaciona con los demás integrantes del Congreso Nacional con el fin de hacer más
eficientes las labores propias de sus cargos.

Las votaciones parlamentarias

En su labor legislativa, los parlamentarios ejercen el derecho a voto en aquellas


materias en las que no se haya alcanzado acuerdo previo.

Se ha establecido que en los asuntos que interesen directa y personalmente a los


parlamentarios, a sus ascendientes o descendientes, a su cónyuges o parientes
colaterales, lo afectados no tendrán derecho a voto.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 57


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Tipos de votaciones

Existen dos tipos básicos de votaciones: públicas o secretas.

En la Cámara de Diputados las votaciones públicas pueden ser nominales o


económicas. En el Senado, es posible que revistan el carácter de nominales o
individuales.

Las nominales pueden llevarse a efecto mediante un sistema de votación electrónica,


de cédulas o papeletas (especialmente cuando hay que elegir a personas para ocupar
ciertos cargos), o bien, el parlamentario manifiesta su voto a viva voz según el orden en
que estén sentados, debiendo dejarse constancia de su voto en el acta.

La característica fundamental de las votaciones económicas es que no es necesaria la


fundamentación del voto, y se puede realizar por diferentes sistemas: manos
levantadas en un orden determinado, votando, en primer término, los parlamentarios
que sostienen una posición afirmativa respecto a lo planteado, luego los que sostienen
una posición negativa, y en último lugar, votan los que se abstienen. Otros sistemas
son: votación electrónica o de parlamentarios sentados, parados, o cualquier otro.

Las votaciones individuales, en el Senado, consisten en la petición que se hace a sus


miembros uno a uno, de acuerdo al orden en que estén sentados, empezando por el
primero de la derecha para concluir con el Presidente, y emitiendo su voto en voz alta,
o por medio de un sistema electrónico que mantenga el carácter público de la votación.

Las votaciones secretas pueden llevarse a cabo por medio de votación en base a
balotas.

Los pareos: El sistema de pareos se aplica entre parlamentarios de partidos opuestos y


se hace efectivo en caso de ausencia de una de las dos personas. Los parlamentarios
pueden parearse entre sí, por escrito, obligándose a no participar en ninguna votación
o elección durante el plazo que convengan, o en aquellas votaciones o elecciones
específicas que indiquen.
El Poder Legislativo: La Ley

Según Planiol la Ley es una "regla social obligatoria, establecida en forma permanente
por la autoridad pública y sancionada por la fuerza".

Que la Ley sea una regla social obligatoria implica que hay una voluntad superior que
manda y otra inferior que obedece. Que la Ley esté establecida por la autoridad pública
quiere decir que hay quienes están investidos como tales según lo determina la
Constitución y según nuestra actual legislación corresponde al Congreso Nacional y al
Presidente de la República, ambos colegisladores, la responsabilidad de establecer
dichas reglas. Que la Ley sea sancionada por la fuerza pública, implica que junto a
establecer una regla se determina una sanción al no cumplirla, la cual puede ser
preventiva o represiva a través de una multa, prisión o pena.

Nuestro Código Civil en su artículo 1° expresa que la Ley es: "Una declaración de la
voluntad soberana que, manifestada en la forma prescrita por la Constitución, manda,
prohíbe o permite".

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 58


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
La voluntad soberana reside en la Nación. Su ejercicio se realiza por el pueblo a través
del plebiscito y de elecciones periódicas y también por las autoridades que la
Constitución de 1980 establece. Ningún sector del pueblo ni individuo alguno puede
atribuirse su ejercicio.

Tipos de normas jurídicas

La expresión "Ley" comprende distintos tipos de normas jurídicas. Según su grado de


importancia son:

Constitución Política

Es la ley fundamental del Estado. Ella establece la forma de gobierno, los poderes
públicos, sus atribuciones y determina los derechos y garantías de las personas.

Las leyes propiamente tales

Declaración de los órganos legislativos de carácter abstracta, general y obligatoria,


creada según el procedimiento señalado en la Constitución, y que tiene por objeto
mandar, prohibir o permitir una determinada conducta.

Tipos de leyes y sus quórum:


o Leyes interpretativas de la Constitución: Son las que precisan o explican el
sentido y alcance de un precepto o una expresión de la Constitución Política de la
República. Para ser aprobada, modificada o derogada, se requiere de los tres
quintos de los diputados y senadores en ejercicio.
o Leyes orgánicas constitucionales: Son normas complementarias de la
Constitución relativas a ciertas materias expresamente previstas en el texto
constitucional. Son objeto de un control preventivo de constitucionalidad y no
pueden ser materia de delegación de facultades legislativas. Para ser aprobadas,
modificadas o derogadas, se requiere de cuatro séptimas partes de los diputados
y senadores en ejercicio.
o Leyes de quórum calificado: Son las que tratan sobre materias señaladas en la
Constitución. Para ser aprobadas, modificadas o derogadas, requiere de la
mayoría absoluta de los diputados y senadores en ejercicio.
o Leyes ordinarias o comunes: Son las normas restantes que regulan aspectos de
la vida social que la Constitución define como materia de leyes. Para ser
aprobadas, modificadas o derogadas, se requiere de la concurrencia de la
mayoría de los diputados y senadores asistentes a la sesión.

Los decretos con fuerza de ley

Cuerpos normativos que emanan del Presidente de la República y que recaen sobre
materias legales, en virtud de una delegación de facultades del Parlamento, o bien para
fijar el texto refundido, coordinado o sistematizado de las leyes.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 59


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Los decretos leyes

Actividad legislativa de los gobiernos en períodos de anormalidad constitucional,


consistente en una norma que dicta el Ejecutivo sobre materias propias de una Ley, sin
que en ellos intervenga el Poder Legislativo.

Los tratados internacionales

Constituyen acuerdos formales internacionales suscritos entre Estados y regidos por el


derecho internacional, jurídicamente vinculantes. Un tratado puede ser bilateral o
multilateral: entre dos partes o entre más de dos partes.

En Chile, la conducción de las relaciones internacionales del país son atribución


exclusiva del Presidente de la República. El rol que se le asigna al Congreso Nacional en
esta materia es aprobar o rechazar los tratados internacionales que el Presidente de la
República le someta para su conocimiento y aprobación.

El Poder Legislativo: Etapas del proceso de formación de la ley

I) Iniciativa

En esta primera etapa se da el impulso inicial para que una proposición sea analizada
por el Congreso Nacional.

Según nuestra Constitución tienen iniciativa de ley el Presidente de la República a


través de un Mensaje y los parlamentarios, tanto diputados como senadores, a través
de una Moción. Esta última no puede ser firmada por más de diez diputados ni más de
cinco senadores.

Tramitación de un proyecto de ley

Un proyecto de ley debe obligatoriamente presentarse a una de las dos Cámaras que
conforman el Congreso Nacional. La Cámara de acogida del proyecto recibe el nombre
de Cámara de Origen, en tanto la otra pasa a constituirse como Cámara Revisora.

Algunas materias sólo pueden tener su origen en la Cámara de Diputados y otras sólo
en el Senado. En tales casos, el Presidente de la República deberá enviar su Mensaje a
la Cámara correspondiente.

En el caso de las Mociones, éstas sólo pueden ser presentadas por parlamentarios que
formen parte de la corporación respectiva. Ejemplo: Las leyes sobre tributos,
presupuestos de la administración pública y sobres reclutamiento, sólo pueden tener
origen en la Cámara de Diputados. Las leyes sobre amnistía e indultos generales sólo
pueden tener origen en el Senado.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 60


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
II) Discusión del proyecto de ley

En esta etapa se produce el estudio, análisis y deliberación que hacen las Cámaras
sobre el proyecto de ley, el cual da diversos pasos.

En la Cámara de Origen: Primer trámite legislativo

El Presidente de la Cámara da cuenta del ingreso de un proyecto a la oficina de partes.

Luego, el proyecto se envía a la comisión de estudio correspondiente para ser


analizado en sus aspectos generales, salvo por acuerdo unánime de la sala de omitir
este trámite.

Una vez estudiado el proyecto en forma general por la comisión, se informa de sus
conclusiones a la Cámara, la cual discute y decide si aprueba o rechaza la idea de
legislar sobre él.

Esto se conoce como discusión general, cuyo objetivo es admitir o desechar en su


totalidad el proyecto de ley, considerando sus ideas fundamentales y admitir a
discusión las indicaciones que se presenten sobre el proyecto, por el Presidente de la
República, los ministros de Estado y los parlamentarios.

En caso de que no se hayan presentado indicaciones, se entenderá aprobado el


proyecto sin necesidad de hacer la siguiente discusión.

De aprobarse el proyecto de ley con indicaciones, es enviado nuevamente a la comisión


para que se estudie en sus aspectos particulares e incluir en el análisis las indicaciones
efectuadas en la Cámara.

Estudiado el proyecto profusamente, se elabora un segundo informe que es entregado


a la cámara. Con este informe, se procede a la discusión particular, cuyo objetivo es
examinar, artículo por artículo, los acuerdos contenidos en el segundo informe de la
comisión, resolviendo sobre las indicaciones que hayan sido presentadas.

Concluido el debate, se procede a la votación según el quórum requerido por la


Constitución.

El resultado de este primer trámite legislativo desencadena tres resultados posibles:


o Que el proyecto sea aprobado en su totalidad. En tal caso pasa inmediatamente
a la Cámara Revisora.
o Que el proyecto sea aprobado en general, pero la Cámara de Origen le introduce
cambios o adiciones. De ser así, el proyecto que pasa a la consideración de la
Cámara Revisora contendrá todas esas modificaciones.
o El proyecto es desechado en su totalidad durante su discusión general en la
Cámara de Origen. En tal caso su tramitación no continúa, quedando impedido de
presentarse sino después de un año.

Si el proyecto rechazado fuese de iniciativa del Presidente de la República, éste podrá


solicitar que el Mensaje pase a la otra Cámara. En ésta, requerirá de la aprobación de
dos tercios de sus miembros presentes. De aprobarse por ese quórum, retornará a la

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 61


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Cámara de Origen, donde sólo podrá volver a ser desechado con el voto de los dos
tercios de sus miembros presentes.

En la Cámara Revisora: Segundo trámite legislativo

Aprobado el proyecto en la Cámara de Origen, pasa a la Cámara Revisora, la cual


procede de la misma manera como lo hizo la primera, es decir, hay primeramente una
discusión general y luego una particular.

La Cámara Revisora podrá aprobar, modificar o rechazar el proyecto de ley proveniente


de la Cámara de Origen.

Los resultados posibles con el segundo trámite legislativo son:


o Que el proyecto de ley sea aprobado en su totalidad por ambas Cámaras. En tal
caso, se le remite al Presidente de la República, quien si también lo aprueba
dispondrá de su promulgación.
o Que el proyecto sea objeto de adiciones o enmiendas por parte de la Cámara
Revisora. Entonces, es devuelto a la Cámara de Origen para la consideración de
estas modificaciones.
o Que el proyecto sea desechado en su totalidad por la Cámara Revisora. De
producirse esta situación, el proyecto debe ser considerado por una comisión
mixta de ambas Cámaras, la cual tendrá como objetivo proponer una fórmula
para resolver el desacuerdo existente.

El proyecto de ley en comisiones mixtas

Las comisiones mixtas se crean al no producirse acuerdos entre las Cámaras. Cuando se
da acuerdo en la comisión mixta, el proyecto vuelve a ser considerado por ambas
Cámaras, donde requiere de la mayoría de sus miembros presentes para ser aprobado.
Hay diversas situaciones que originan estas comisiones, a saber:
o Cuando un proyecto es aprobado en la Cámara de Origen y rechazado en la
Cámara Revisora.
o Cuando un proyecto modificado por la Cámara Revisora, es rechazado por la
Cámara de Origen e insiste en su proyecto anterior.

Procedimientos a seguir en caso de que un proyecto sea aprobado en la Cámara de


Origen y rechazado en la Cámara Revisora: Si hay acuerdo de la Comisión Mixta, el
proyecto vuelve a ser considerado por ambas Cámaras, donde requerirá de la mayoría
de sus miembros presentes para ser aprobado. En caso de no haber acuerdo en la
Comisión Mixta, o si su propuesta es rechazada en la Cámara de Origen, ésta puede
insistir, a petición del Presidente de la República, en su proyecto anterior. Esta
insistencia requiere de una mayoría de dos tercios de sus miembros presentes. Si la
Cámara de Origen acuerda la insistencia, el proyecto pasa por segunda vez a la Cámara
Revisora, el cual sólo podrá ser reprobado con el voto de los dos tercios de sus
miembros presentes. De no lograr este quórum, el proyecto se da por aprobado y
continúa su tramitación.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 62


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Procedimiento a seguir en caso de que un proyecto modificado por la Cámara
Revisora sea rechazado por la Cámara de Origen: Si la comisión mixta llega a acuerdo,
el proyecto vuelve a ser considerado en ambas Cámaras, bastando para su aprobación
la mayoría de los miembros presentes en cada una de ellas. En tal caso el proyecto es
remitido al Presidente de la República. Si no hay acuerdo en la comisión o alguna de las
Cámaras rechaza su propuesta, el Presidente de la República puede solicitar a la
Cámara de Origen que considere nuevamente el proyecto tal como venía aprobado por
la Cámara Revisora. En caso de que la Cámara de Origen cambie su decisión y apruebe
el proyecto, éste continúa su tramitación. Si la Cámara de Origen vuelve a rechazar,
esta vez necesitando los dos tercios de sus miembros presentes, las adiciones o
modificaciones hechas por la Cámara Revisora, no habrá ley en las partes rechazadas.
Pero si este rechazo no logra los dos tercios, el proyecto pasará nuevamente a la
Cámara Revisora, la que para aprobarlo requiere de una mayoría de dos tercios de sus
miembros presentes.

III) Sanción del proyecto

Aprobado el proyecto de ley por ambas Cámaras, es enviado al Presidente de la


República, para que éste también lo apruebe o lo rechace. Si no dice nada en un plazo
de 30 días desde que recibió el proyecto, se entiende que lo aprueba, de tal modo se
procede a su promulgación como Ley de la República.

Si el Presidente desaprueba el proyecto aprobado por el Congreso, formulando vetos u


observaciones, el proyecto es devuelto a la Cámara de Origen, con las observaciones
mencionadas, dentro del plazo de 30 días. Estas observaciones presidenciales deben
tener relación directa con las ideas fundamentales del proyecto, a menos que hubiesen
sido consideradas en el mensaje respectivo.

Si ambas Cámaras aprueban las observaciones, el proyecto es devuelto al Ejecutivo


para su promulgación como ley.

Si las dos Cámaras rechazan todas o alguna de las observaciones del Presidente, e
insistieren, por los dos tercios de sus miembros presentes, en la totalidad o parte del
proyecto aprobado por ellas, se devolverá el proyecto al Ejecutivo, el que debe
promulgarlo como ley.

En caso de ser rechazadas por las dos Cámaras todas o algunas de las observaciones
hechas por el Presidente, pero no se reuniera el quórum de dos tercios para insistir en
el proyecto previamente aprobado por ellas, no habrá ley respecto de los puntos de
discrepancias.

IV) Promulgación

Aprobado el proyecto de ley por el Presidente de la República, éste debe dictar un


decreto, que se denomina decreto promulgatorio, dentro de un plazo de 10 días, en el
cual se declara la existencia de la ley, dejando de ser un mero proyecto y se ordena sea
cumplida.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 63


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
V) Publicación

Dentro de un plazo de cinco días hábiles desde que queda totalmente tramitado el
decreto promulgatorio, el texto de la ley debe publicarse en el Diario Oficial y desde ese
momento es obligatoria y se presume conocida por todos.

VI) Urgencias

La tramitación de una ley no está sujeta a un tiempo determinado, por lo tanto su


demora dependerá del grado de dificultades que encuentre en las etapas del proceso
de su formación.

Sin embargo, el Presidente de la República podrá hacer presente la urgencia para el


despacho de un proyecto de ley, en uno o en todos sus trámites, en el correspondiente
Mensaje o mediante un oficio dirigido al Presidente de la Cámara respectiva o al Senado
cuando el proyecto estuviese en comisión mixta.

Estos plazos se denominan urgencias. Existen tres tipos:


o Simple urgencia: el proyecto debe ser conocido y despachado por la respectiva
Cámara en el plazo de 30 días.
o Suma urgencia: el proyecto debe ser conocido y despachado por la respectiva
Cámara en el plazo de 15 días.
o Discusión inmediata: el proyecto debe ser conocido y despachado por la
respectiva Cámara en el plazo de 6 días.

Estos plazos corren desde la sesión de la Cámara correspondiente en que se dé cuenta


del Mensaje u oficio que requiere la urgencia a una de las Cámaras.

Se entenderá hecha presente la urgencia y su calificación a las dos Cámaras, cuando el


proyecto se encuentre en trámite de comisión mixta, salvo que el Presidente de la
República circunscriba la urgencia a una de las Cámaras.

Los plazos que tienen las Cámaras como las comisiones mixtas son:
o Simple urgencia: Comisión mixta 10 días, cada Cámara 10 días,
o Suma urgencia: Comisión mixta 5 días, cada Cámara 5 días.
o Discusión inmediata: Comisión mixta 2 día, cada Cámara 2 día.

Los plazos señalados para estas tres situaciones se contarán desde el día en que se dé
cuenta de la urgencia, calificada por el Presidente de la República.

En el cómputo de estos plazos se cuentan los días de feriado legal.

Las urgencias determinan el orden de la tabla de discusión.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 64


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
SOBRE EL PODER JUDICIAL EN NUESTRO PAIS

Una de las bases de nuestra institucionalidad es la Independencia del Poder Judicial

El Poder Judicial es uno de los tres pilares que sostienen el estado democrático de
derecho de nuestro país, junto al Poder Ejecutivo y el Legislativo. Está conformado por
tribunales de diversa competencia: civil, penal, laboral y familia- y su labor está
destinada a otorgar a las personas una justicia oportuna y de calidad.

Su trabajo está enfocado a generar confianza entre los ciudadanos, fortaleciendo la


democracia y contribuyendo a la paz social. Para ello, cumple su función de administrar
justicia de manera honesta, confiable y eficiente, bajo el concepto de servicio de calidad
a las personas, donde priman el respeto, la no discriminación y el más amplio acceso a
la justicia.

A la cabeza del Poder Judicial se encuentra la Corte Suprema y bajo ella se sitúan 17
Cortes de Apelaciones, ubicadas en las distintas regiones del país. De estas últimas
dependen 465 tribunales de primera instancia, distribuidos en todo el territorio
nacional.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 65


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
HISTORIA DEL PODER JUDICIAL

Los orígenes de la Corte Suprema, previos a 1823, los encontramos en la Real Audiencia
y, en las funciones jurisdiccionales del Consejo de Indias; y luego, a partir del siglo XIX
en los tribunales republicanos.

La Primera Real Audiencia con sede en Concepción.

Los antecedentes indirectos de nuestro máximo Tribunal se remontan a la época


indiana, con ocasión de la creación de la Real Audiencia el 27 de agosto de 1565, con
asiento en la ciudad de Concepción. Estuvo integrada inicialmente por cuatro
miembros: tres oidores (Juan Torres de Vera y Aragón, Egas Venegas y Gabriel de Sierra
Ronquillo) y un Presidente (don Melchor Bravo de Saravia). Su instalación definitiva se
produjo el 10 de agosto de 1567. Durante sus cortos años de funcionamiento- hasta
1575- actuó como tribunal de apelaciones, ejerciendo además, la jurisdicción
administrativa de nuestro país.

La creación de esta Real Audiencia surgió del informe que el Presidente de la Audiencia
de Lima, Lope García de Castro, efectuó dando cuenta de ciertos excesos que en Chile
se habrían estado produciendo y el poco castigo y justicia que dichos actos recibían, sin
perjuicio de otras consideraciones económicas que se tuvieron a la vista.
Su instalación en Concepción, se explica por las atribuciones políticas y administrativas
que poseía.

Desde sus inicios fue concebida para el ejercicio no sólo de funciones judiciales, sino
también de gobierno, a fin de cumplir el objetivo principal de entregar éste a letrados y
no exclusivamente a militares, con la esperanza de resolver los problemas derivados de
la guerra de Arauco principalmente desde una perspectiva jurídica al estilo de la que
existía en el Virreinato del Perú, la cual había sido capaz de afirmar el régimen español.
Lamentablemente dicho objetivo no se logró, y es así que entre julio y septiembre de
1573, varias Reales Cédulas fueron dictadas disponiendo, entre otras cosas, el
reemplazo de Bravo de Saravia por Rodrigo de Quiroga, como Presidente, y
posteriormente la supresión misma de la Real Audiencia.

Resurgimiento de la Real Audiencia con sede en Santiago

No fue sino hasta el 23 de marzo de 1606 que, por una nueva Cédula Real proveniente
del Rey Felipe III, la institución de la Real Audiencia ve nuevamente la luz. Producto de
las peticiones de diversos sectores sobre la necesidad de instituir una instancia que
resolviera y regulara las pugnas de poder existentes en el Reino de Chile, se reestablece
esta institución el 8 de septiembre de 1609, esta vez en la ciudad de Santiago y con una
integración de cuatro Oidores, un Fiscal, un Procurador, un Protector de Indígenas y un
Presidente, cargo que asumió el gobernador don Alonso de Rivera. Sus funciones se
desarrollaron básicamente en cuatro grandes ámbitos: judicial, gubernativa, consultiva
y protectora. Dentro de la primera, conocía de las causas falladas por los tribunales de
primera instancia del Reino de Chile. Las causas que conocía en primera instancia se
denominaban "casos de corte". Entre sus atribuciones de gobierno, le correspondía- a
falta de gobernador- asumir el mando en corporación, del cargo de Capitán General y,

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 66


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
por ende, de Gobernador y Presidente de Chile mediante su oidor más antiguo, como
fue el caso de don Juan de Balmaceda Cenzano, en 1767. Dicho orden de sucesión
interina se mantuvo hasta 1806, año en que se fijó uno nuevo, quedando el oidor
decano en cuarto y último lugar, y desapareciendo la Real Audiencia, como cuerpo
colegiado de aquel orden. Por su parte, como órgano consultivo del Gobernador, la
Real Audiencia se reunía periódicamente con el Presidente en las denominadas "salas
de acuerdo", de las cuales emanaban resoluciones denominadas "autos acordados".
Mediante esta función consultiva se desarrolló una notable y directa interrelación entre
la potestas y la auctoritas: quien tenía el "poder" consultaba a quien tenía el "saber."
En su función protectora, debía amparar a los vasallos en paz y en justicia, según las
fórmulas de la época, lo que se traducía en una serie de medidas de control tales como
la vigilancia de la conducta de los corregidores (a través de las visitas de la tierra que
practicaban los oidores) y, la autorización de la vigencia interina, por dos años, de las
ordenanzas de los cabildos hasta la aprobación definitiva por parte del Consejo de
Indias. Por su parte, en el ámbito administrativo, debía recibir y ejecutar las
providencias reales, pudiendo suspender su cumplimiento si contenían vicios de
obrepción (esto es, fraude que se comete en la obtención de alguna gracia, rescripto,
empleo o dignidad callando en la narración hecha al superior alguna verdad que era
necesario manifestar para la validez del acto) y subrepción (vale decir, engaño que se
realiza en la obtención de dichas cosas avanzando hechos contrarios a la verdad). Por
último, se le reconocían a la Real Audiencia, atribuciones en materias religiosas, entre
las que se encontraban el velar por el Real Patronato en Chile, informando al Rey el
mérito de los diversos eclesiásticos que podían ser promovidos; comprobar que la
Bulas Papales contaran con el pase del Consejo de Indias y conocer del recurso de
fuerza, interpuesto contra el dictamen de un juez eclesiástico. La Real Audiencia
permaneció en funciones por más de dos siglos, siendo la instauración del gobierno
republicano la que marcó el fin de aquélla.

La Cámara de Apelaciones, su breve existencia y el nacimiento del Supremo Tribunal


Judiciario

La primera Junta Nacional de Gobierno, suprimió a la Real Audiencia el 24 de abril de


1811, por la sospecha de la participación de ésta en el denominado "motín de Figueroa",
acaecido el 1º de abril de ese mismo año, reemplazándola por una Cámara de
Apelaciones, el 13 de mayo de 1811.
La existencia de este último tribunal fue extremadamente breve, suprimiéndose por el
Reglamento Provisorio el mismo año de su creación, el 4 de octubre de 1811,
estableciéndose lo que se denominó el Supremo Tribunal Judiciario, precedente
inmediato de la actual Corte Suprema.
Al referido tribunal le estaba encomendado la substanciación y fallo de los recursos de
injusticia notoria, segunda suplicación y otros extraordinarios que se interpusieran
contra las últimas sentencias de los tribunales del Reino; absorbiendo así
completamente la competencia que con anterioridad se radicaba en la Real Audiencia.

La Corte Suprema de Justicia

A partir de 1823 se establece la Suprema Corte de Justicia, la que, sin perjuicio de


cambios en su denominación y ampliación de atribuciones, es la que se mantiene hasta
la fecha como tribunal superior de la República.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 67


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
1. La Suprema Corte de Justicia como Primera Magistratura Judicial del Estado de Chile
en la Constitución de 1823

Con el regreso al poder de los españoles, durante el período denominado de la


reconquista, revive la Real Audiencia, aunque sólo por un breve período,
desapareciendo definitivamente con el triunfo de los patriotas y la restauración del
Supremo Tribunal Judiciario que funcionaría a lo largo de su existencia al amparo de
varias Constituciones.
Será, sin embargo, en la Constitución de 1823, promulgada el 29 de diciembre del
referido año, cuando toma el título de "Suprema Corte de Justicia", designándosela
como la "Primera Magistratura Judicial del Estado".
A partir de dicha Constitución se configura, en términos similares a los actualmente
vigentes, una organización piramidal de los tribunales de justicia, encontrándose en su
cima a la Suprema Corte de Justicia, más abajo a la Corte de Apelaciones como tribunal
de segunda instancia y finalmente, en la base, a los Juzgados Letrados.
Dicha Carta Fundamental le otorga a la Suprema Corte la "superintendencia directiva,
correccional, económica y moral ministerial sobre todos los tribunales y juzgados de la
nación", así como también la de la policía criminal, conforme al reglamento que se dictó
sobre sus atribuciones.
Aunque el Congreso Constituyente de 1823, no realizó variaciones en el número de
ministros integrantes de la Suprema Corte de Justicia,- con respecto a los que hasta
entonces tenía como Supremo Tribunal Judiciario- el 31 de diciembre del mismo año, se
nombra como primer Presidente a don José Gregorio Argomedo, acompañado en sus
altas funciones por los Ministros señores Lorenzo Villalón, Francisco A. Pérez y Gaspar
Marín. En el cargo de Procurador Nacional fue designado el insigne jurista don Mariano
Egaña.
Hasta esa fecha el Supremo Tribunal Judiciario de 1811, había sido sólo una aspiración,
suplida en la realidad por comisiones especiales, radicándose las facultades de
competencia del Consejo de Indias español en la Cámara de Apelaciones. Es desde ese
momento, entonces, que en Chile se configura un sistema de justicia similar al que
actualmente nos rige. Sin embargo, y tal como se ha sostenido por algunos autores, es
posible afirmar que la Corte Suprema creada en 1823 no es ni un substituto de otro
tribunal anterior ni tampoco un ente foráneo, lo que queda de manifiesto al analizar sus
atribuciones, que comprendían algunas entregadas al Consejo de Indias y otras a la
propia Real Audiencia. Si bien toma el nombre de su similar de Estados Unidos, sus
raíces están en Hispanoamérica.

2. La Judicatura en la Constitución de 1828

Con la dictación de la Constitución de 1828, se mantiene en líneas generales el plan de


organización de la Suprema Corte, variando eso sí, su denominación de Suprema Corte
de Justicia a Corte Suprema y modificando además su composición a cinco ministros y
un fiscal.
En dicha Carta destaca la atribución entregada al máximo tribunal relativa al
conocimiento de los asuntos sobre infracción a la Constitución; el juzgamiento de los
conflictos de competencia; los juicios contenciosos entre las provincias; aquéllos que se
produjeran como consecuencia de contratos celebrados por el gobierno y por sus
agentes en su nombre; las causas civiles del Presidente y Vicepresidente de la
República, de los ministros del despacho y de los miembros del Congreso; las causas
sobre suspensión o pérdida del derecho de ciudadanía, entre otras.

3. Constitución de 1833 y la Ley de Atribución y Organización de los Tribunales de 1875

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 68


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
La Carta Fundamental de 1833 no innovó en el régimen orgánico de la Corte Suprema,
salvo en lo que se refiere al nombramiento de los ministros del máximo tribunal,
quienes, a partir de entonces, serían designados por el Presidente de la República de
una propuesta formulada por el Consejo de Estado, previo informe confeccionado en
tal sentido por el tribunal superior.
Lo restante fue entregado a una futura ley de organización de los tribunales, por lo que
en todo cuanto a determinación de la organización y atribuciones de los tribunales se
refiere, regiría el orden existente hasta ese momento, permaneciendo vigentes la parte
judicial de las Constituciones de 1823, de 1828 y demás prescripciones dictadas hasta el
momento.
Durante el tiempo posterior a la Constitución de 1833, se dictaron diversos decretos,
autoacordados y disposiciones de carácter general preparándose el camino a la ansiada
codificación, la que no llegaría sino hasta 1875 a través de la dictación de la ley de
Atribución y Organización de los Tribunales.
Transformándose en un verdadero Código en la materia, la mencionada ley le dio
consistencia a la Corte Suprema y demás autoridades del orden judicial. En virtud de lo
ordenado por el artículo 113 de la Constitución, dicha ley, señaló a la Corte Suprema,
como el tribunal llamado a ejercer la superintendencia directiva, correccional y
económica sobre todos los demás tribunales de la nación, detallando sus atribuciones.
A partir de entonces, la Corte Suprema comenzó a tener competencia para conocer,
entre otras materias: en única instancia, de los recursos de casación en contra las
sentencias de las Cortes de Apelaciones; en segunda instancia, de las causas que
conociere la Corte de Apelaciones o un Ministro de Corte Suprema.
Adicionalmente, se designó a la Corte como el tribunal que debía evacuar las consultas
del Supremo Gobierno y las del Consejo de Estado en materia de patronato y
protección, de carácter contencioso.
Se modificó también la integración del tribunal, elevando sus miembros a siete,
dejando la sexta y séptima plazas en suspenso hasta que se dictara la futura ley de
enjuiciamiento.

4. A la espera de las Leyes de Enjuiciamiento

Sin embargo, y a pesar de los avances, aún faltaban muchos años para que la
codificación patria hiciere desaparecer los restos de la antigua legislación, siendo las
leyes de enjuiciamiento las indispensables para tal cometido.
Entretanto, varias leyes dictadas con posterioridad a la ley de Organización y
Atribuciones de los Tribunales, iban supliendo las deficiencias del sistema, y afectando
a la Corte Suprema y a los demás tribunales dependientes de ésta en diferentes
aspectos. Es así que durante el período previo a la guerra civil de 1891, se dictaron
varias leyes modificándola. A saber: las leyes de 1845, 1849, 1884 y 1888, que crearon las
Cortes de Apelaciones de Concepción, La Serena, Iquique y Talca respectivamente, así
como la que creó las Cortes de La Serena y Concepción, que trajeron como resultado la
supresión de la jurisdicción criminal de segunda instancia que hasta ese momento tenía
la Corte Suprema, otorgándosela a aquéllas dentro de sus respectivos territorios
jurisdiccionales.
Es interesante destacar que en este período, y entre el 2 de marzo de 1891 y el 7 de
septiembre del mismo año, la Corte Suprema permaneció sin sesionar. El libro de
Acuerdos de la Corte Suprema de 1831-1911, página 61, consigna lo siguiente:
"En Santiago a 7 de Setiembre de mil ochocientos noventa y uno, los infrascritos
miembros de la Corte Suprema de Justicia teniendo en consideración, que el decreto de

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 69


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
5 del corriente dictado por la Excelentísima Junta de Gobierno ha declarado
restablecido el régimen constitucional de la República en lo relativo al servicio judicial,
y, que con esto ha cesado la fuerza mayor, que ha impedido a los tribunales superiores
y de primera instancia ejercer sus funciones legales desde el 2 de marzo último, se han
reunido con el objeto de reestablecer por su parte el indicado servicio desempeñando
los deberes y atribuciones que les son propios.
Dicho acuerdo lo suscribieron los ministros titulares señores: Gregorio V. Amunátegui
Aldunate; José María Barceló Carvallo y Carlos Risopatrón Escudero, y como integrante
el ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago don José S. Vial Recabarren y su
fiscal don Ambrosio Montt.
En 1889, se dictó la ley que anticipó la composición de la Corte Suprema, fijando en
siete el número de sus miembros y determinando además su división en dos salas para
el despacho de las causas de hacienda y de las criminales en que había prevenido,
poniéndose término para lo futuro a su competencia en lo criminal, que fue transferida
a las Cortes de Apelaciones respectivas, según ya se ha señalado.
Normalizada la situación política institucional, la dictación fructuosa de leyes
relacionadas con la organización de tribunales y sus dotaciones continuó, teniendo
como finalidad primordial, la eficiencia del servicio judicial.
Entre ellas se destacan las siguientes leyes: a) la que autorizó a la Corte a dividirse
discrecionalmente en salas según el recargo que ésta tuviere (1892); b) la que declaró la
inamovilidad de los Fiscales de la Corte Suprema y de las Cortes de Apelaciones (1893);
c) la que aumentó los sueldos judiciales y dispuso la incompatibilidad de los cargos
favorecidos con dicho aumento, con cualquier empleo público, y determinó que, para
los efectos de la jubilación de los jueces sólo se tomaría en cuenta el setenta y cinco por
ciento de sus sueldos (1894); y d) la que otorga a la Corte Suprema y a las Cortes de
Apelaciones, la facultad disciplinaria de suspender de sus funciones hasta por cuatro
meses a los jueces de su jurisdicción (1894).
Finalmente cabe destacar la ley de 28 de agosto de 1902, mediante la cual se aumentó a
diez el número de miembros del personal del máximo tribunal, incluyendo su fiscal, y
determinando, además, su división en salas, las que se sortearían el primer día hábil de
cada año. Dentro de otros objetivos de esta ley se cuentan: la fijación de un mínimo de
siete Ministros para la vista de los recursos de casación en el fondo y revisión, pudiendo
las salas, de cuatro Ministros a lo menos cada una, conocer de los demás recursos; el
traslado de la jurisdicción de hacienda a la Corte de Apelaciones de Santiago; y el
traspaso a cada Corte de Apelaciones del conocimiento de los reclamos municipales.

5. Nacen los Códigos de Procedimiento Civil y Penal

Fruto de un arduo trabajo iniciado en 1852 por parte de connotados jurisconsultos, y


con el objeto de poner término a las leyes dispersas que regían en materia de
Enjuiciamiento Civil, entra en vigencia, el 1° de marzo de 1903, el Código de
Procedimiento Civil, bajo el gobierno de don Germán Riesco. Dicho cuerpo legal precisa
las atribuciones de la Corte Suprema en materia de casación en lo civil.
El trabajo de la Corte Suprema se intensificó excesivamente, situación no prevista por
los jurisconsultos creadores del nuevo Código, como tampoco por aquéllos que
creyeron suficiente el número de siete ministros para conocer de los recursos de
casación. Adicionalmente, lo anterior se vio acrecentado con la entrada en vigencia del
Código Procesal Penal, bajo el mismo gobierno, en 1907. Así, la recarga de trabajo
aumentó ostensiblemente, haciendo dificultoso el desempeño de las altas funciones
entregadas a los escasos magistrados existentes.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 70


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
Dicho cuerpo legal fue consecuencia de un largo proceso iniciado en el año 1894 con la
remisión del proyecto al Congreso, seguido de doce largos años en espera de la
aprobación legislativa.
Con el objeto de aminorar en parte los inconvenientes señalados, en 1918 se dicta una
nueva ley que, entre otros objetivos, aumentó el número de integrantes del supremo
tribunal a un total de trece y determinó la competencia de cada una de las salas de la
Corte Suprema. Además introdujo reformas al Código de Procedimiento Civil y a la Ley
Orgánica de los Tribunales, como aquella relativa a la elección del Presidente de la
Corte Suprema, determinando que, en lo sucesivo, se realizaría cada tres años, a
propuesta en terna, por el mismo tribunal. Se establecieron también, una serie de
medidas de carácter económico y disciplinario o de integración, entre ellas, la que
impuso la obligación de dictar un autoacordado relativo a la forma de redactar las
sentencias; la que obligó al Presidente de la República a expedir un reglamento para el
mejor funcionamiento de esa Corte y de las Cortes de Apelaciones; y finalmente, la que
determinó la necesidad de una nueva edición del Código en vista de las numerosas
reformas de las que ya había sido objeto.

6. El Poder Judicial en la Constitución Política de la República de 1925

Con la Constitución Política de la República de 1925 se comienza a hablar por primera


vez en nuestro país del Poder Judicial, dándosele a éste el carácter de poder
independiente dentro del Estado. En su capítulo VII la Carta Fundamental determinó,
dentro de otras materias, la designación de los ministros y fiscales de la Corte Suprema,
quienes serían elegidos por el Presidente de la República de una lista de cinco
individuos propuesta por la misma Corte, dejándose atrás la tradicional terna, que
hasta ese momento regía. Se establece además la inamovilidad de los jueces, no
obstante la autorización de permutas y traslados de los mismos a otros cargos de igual
categoría que el Presidente de la República, a propuesta o con acuerdo de la Corte
Suprema, podía realizar.
Por otra parte, y recogiendo lo establecido en la ley de Atribuciones y Organización de
los Tribunales, se consagra que la Corte Suprema tendría la "superintendencia directiva,
correccional y económica de todos los tribunales de la nación, con arreglo a la ley que
determine su organización y atribuciones".
Esta Constitución entregó por primera vez a la Corte Suprema la facultad de declarar la
inaplicabilidad por inconstitucionalidad a través del denominado recurso de
inaplicabilidad, conforme al cual "la Corte Suprema, en los casos particulares de que
conozca o le fueren sometidos en recurso interpuesto en juicio que se siguiere ante
otro tribunal, podrá declarar inaplicable, para ese caso, cualquier precepto legal
contrario a la Constitución". Del mismo modo, se le otorga la atribución de resolver
contiendas de competencia que se suscitaren entre autoridades políticas o
administrativas y tribunales de justicia, cuya resolución no correspondieren al Senado.
La atribución de conocer de los reclamos que se interpusieran con motivo de la
cancelación de la carta de nacionalización no fue entregada a la Corte Suprema por el
texto original de la Carta de 1925, ello se hizo posteriormente por medio de la reforma
constitucional de 1957, contenida en la Ley Nº 12.548.

7. La Constitución de 1980

Con la promulgación de la Constitución de 1980, se le confirieron a la Corte Suprema


otras competencias, tales como el conocimiento de la declaración de error judicial
(norma programática en la carta de 1925), el reclamo por pérdida de nacionalidad (cuyo

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 71


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
antecedente se remonta a 1957) y, por último, se fortalece la petición de inaplicabilidad.
A todo lo anterior debe agregarse que desde 1976 conoce en segunda instancia del
Recurso de Protección.
En cuanto a la superintendencia directiva, correccional y económica que se le otorga, se
hace expresa mención de los tribunales que quedan exceptuados de ésta: el Tribunal
Constitucional, el Tribunal Calificador de Elecciones, los tribunales electorales
regionales y los tribunales militares en tiempos de guerra.
Otra de las novedades que nuestra actual Carta Fundamental presenta, se refiere a la
inclusión de dos ex ministros de la Corte Suprema -elegidos por ésta en votaciones
sucesivas- como integrantes del Senado, por un período de ocho años.
A su vez, otra de las innovaciones la constituye la integración del Tribunal
Constitucional, por parte tres ministros de Corte Suprema, como asimismo la
composición del Tribunal Calificador de Elecciones por tres ministros o ex ministros del
máximo tribunal.
Con posterioridad a su dictación, la Carta de 1980 ha sido objeto de importantes
reformas concernientes al Poder Judicial.
Así, con la dictación de la Ley Nº 18.374 de 1984, se modifica la composición del máximo
tribunal aumentándola de trece a dieciséis Ministros, número que posteriormente es
ampliado a diecisiete en virtud de la Ley Nº 18.750 de 1988.
Igual mención cabe a la reforma del año 1997, realizada por Ley Nº 19.541, en virtud de
la cual los ministros y fiscales judiciales de la Corte Suprema son nombrados por el
Presidente de la República, previo acuerdo del Senado, eligiéndolos de una nómina de
cinco personas que en cada caso propone la Corte en Pleno; el aumento del número de
miembros del máximo tribunal, de diecisiete a veintiún ministros; la consagración
constitucional de dicha composición; la exigencia de que cinco del total de miembros
de la Corte Suprema sean abogados extraños a la administración de justicia; el
establecimiento del límite de 75 años de edad para desempeñarse como ministro de
Corte; etc., todas modificaciones que han tenido como objetivo de mejorar y hacer más
eficiente la administración de justicia.

8. Importancia y estabilidad Institucional de la Corte Suprema

No obstante las precarias condiciones iniciales y las innumerables dificultades


materiales que a lo largo de su historia ha debido sortear, nuestro máximo tribunal -el
más antiguo de Hispanoamérica-, ha caracterizado su labor por una incuestionable
moralidad, rectitud, entereza y sapiencia de sus integrantes, lo que la ha transformado
en el baluarte fundamental de nuestra justicia, símbolo del Estado de Derecho,
contribuyendo así de manera eficaz al desarrollo de nuestras instituciones
republicanas.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 72


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.
CORPORACIÓN ADMINISTRATIVA DEL PODER JUDICIAL

La Corporación Administrativa del Poder Judicial (CAPJ) es una institución al servicio de


los tribunales de justicia, administrando los recursos humanos, físicos, financieros y
tecnológicos del Poder Judicial.
Su misión es brindar un servicio de calidad e incidir en una mejor justicia para las
personas.
La dirección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial está a cargo de un
Consejo Superior, integrado por el Presidente de la Corte Suprema, quien lo encabeza,
y cuatro ministros del máximo tribunal, elegidos por sus pares por un período de dos
años.
A nivel central, la administración está liderada por un director y un subdirector y
diferentes jefes de departamento. En regiones, cuenta con 17 administradores zonales,
repartidos en todos los territorios jurisdicciones del país.

Misión
Somos una organización de personas dedicadas a brindar un servicio de excelencia a
los tribunales de justicia, contribuyendo a mejorar la calidad de la Justicia y facilitando
el acceso de la comunidad a ella, administrando en forma eficiente y transparente los
recursos del Poder Judicial.

Visión
Ser una organización técnica, conocida, validada y legitimada para el Poder Judicial y la
comunidad, debido a la excelencia de los servicios que presta, que contribuyen a
mejorar la calidad y el acceso a la justicia en el país.

Valores
Respeto por las personas.
Integridad y transparencia.
Eficiencia
Gestión orientada a las necesidades del Poder Judicial y la comunidad.
Innovación y sustentabilidad.

MANUAL DE EDUCACIÓN CÍVICA, CONSTITUCIÓN Y DERECHO 73


Propiedad del Departamento de Selección de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Prohibida la reproducción o copia total o parcial de este material.

Похожие интересы