Вы находитесь на странице: 1из 13

EXPEDIENTE: 269/2015

JUICIO: EJECUTIVO MERCANTIL


ASUNTO: Recurso de revocación

JUEZ DE LO CIVIL
DISTRITO JUDICIAL DE CHIAUTLA, PUEBLA.
PRESENTE:

GERARDO CLARA CASTILLO, en mi carácter de abogado autorizado por


ALEJANDRO AGUILAR CIELO, endosatario en procuración de MARGARITA TLASECA GUZMAN, con
cedula profesional número 090600039, personalidad que me ha sido reconocida en los autos del
juicio en que promuevo, virtud a que la exigencia derivada del artículo 1069 1 del Código de
Comercio, en su párrafo tercero, de “… mostrar la cédula profesional o carta de pasante para la práctica de la
abogacía en las diligencias de prueba en que intervengan”, fue colmada al inicio de la diligencia que se verificó
el día 13 de octubre del año 2016; así, ante Usted de la manera más atenta comparezco para
manifestar:

Que, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 1334, 1335 y 1340 del
código de Comercio vengo a promover RECURSO DE REVOCACION 2, en contra de contenido de
diversas disposiciones contenidas en la diligencia de DESAHOGO DE PRUEBAS3 de fecha 13 de
octubre del año 2016, que me fue notificado el día 13 de octubre del año 2016, ello con sustento
en los siguientes:

AGRAVIOS:
PRIMERO.- Me causa agravio el contenido del desahogo de la prueba testimonial
y específicamente en la formulación de preguntas por parte del abogado patrono de la demandada
oferente de la prueba, al testigo SILVESTRE DOMINGUEZ SANCHEZ y su CALIFICACIÓN DE LEGAL,
por parte del Tribunal, ocurrida en la diligencia de desahogo de pruebas de fecha 13 de octubre
del año 2016, que en lo conducente dice:
“… Uno, que diga el testigo si este conoce a los señores Leobardo Augurio Aguilar
Valle y Gustava Arriaga Flores, calificada de legal, contestó: si los conozco, porque
soy mecanico y el profesor tiene un coche caribe color blanco el cual yo le hago
composturas, arreglos, reparaciones y en una ocasión fuimos a traer piezas usadas
para su carro en su casa y conocí a su esposa.
DOS, que diga el testigo si este conoce a las señoritas Guadalupe y Nélida ambas de
apellidos Aguilar Arriaga, calificada de legal, si las conozco, por el mismo motivo
son hijas del profesor Leobardo Augurio.
TRES, , que diga el testigo el domicilio de Leobardo Augurio Aguilar Valle, Gustaba
Arriaga Flores y Guadalupe y Nélida ambas de apellidos Aguilar Arriaga, calificada
de legal, contestó: calle once poniente número ocho, barrio la conchita.
CUATRO, que diga el testigo si este tiene conocimiento de la existencia de algún tipo
de amistad relación de negocios, mercantil o de cualquier otra naturaleza entre
Leobardo Augurio Aguilar Valle, Gustava Arriaga Flores, Guadalupe y Nélida ambas

1
AUTORIZADO PARA OÍR Y RECIBIR NOTIFICACIONES. EL PROFESIONISTA DESIGNADO EN TÉRMINOS
DEL ARTÍCULO 1069, PÁRRAFO TERCERO DEL CÓDIGO DE COMERCIO CUENTA CON FACULTADES DE
MANDATARIO JUDICIAL PARA EJERCER LOS ACTOS A QUE SE REFIERE LA NORMA, A MENOS QUE EL
AUTORIZANTE LO LIMITE EXPRESAMENTE PARA ESE ÚNICO EFECTO. Época: Novena Época, Registro:
170852, Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito, Tipo de Tesis: Aislada, Fuente: Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta , Tomo XXVI, Diciembre de 2007, Materia(s): Civil, Tesis: I.8o.C.282 C, Página: 1679.
OCTAVO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL PRIMER CIRCUITO. Amparo directo 498/2007.
Industrias Zahori, S.A. de C.V. 20 de septiembre de 2007. Unanimidad de votos. Ponente: José Juan Bracamontes
Cuevas. Secretaria: María de los Ángeles Reyes Palacios.
2
REVOCACIÓN. PROCEDE ESE RECURSO CONTRA AUTOS INAPELABLES, DICTADOS EN JUICIOS
MERCANTILES CUANDO POR SU MONTO SE VENTILEN EN JUZGADOS DE PAZ O DE CUANTÍA MENOR, O
EL MONTO SEA INFERIOR A DOSCIENTOS MIL PESOS. Época: Novena Época, Registro: 163734, Instancia:
Primera Sala, Tipo de Tesis: Jurisprudencia, Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo XXXII,
Septiembre de 2010, Materia(s): Civil Tesis: 1a./J. 59/2010, Página: 157. Contradicción de tesis 51/2010. Entre las
sustentadas por el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Civil del Tercer Circuito y Primer Tribunal Colegiado en
Materia Civil del Sexto Circuito. 23 de junio de 2010. Cinco votos. Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretaria:
Luisa Reyes Retana Esponda. Tesis de jurisprudencia 59/2010. Aprobada por la Primera Sala de este Alto Tribunal,
en sesión de fecha siete de julio de dos mil diez.
3
PRUEBAS EN MATERIA MERCANTIL. INCUMBE A LAS PARTES Y NO AL JUEZ REGULAR SU CORRECTO
DESAHOGO. En materia mercantil corresponde a las partes en juicio vigilar el correcto y oportuno desahogo de las pruebas que respectivamente
hayan ofrecido para acreditar sus pretensiones y no al Juez, en virtud del equilibrio procesal y para evitar que alguna obtenga ventajas o privilegios,
ya que no tiene justificación legal que el juzgador ordene el desahogo de una prueba respecto de la cual el oferente no vigiló que se hiciera en forma
correcta u oportuna, sino que únicamente puede hacerlo cuando ese desahogo no se hubiere conseguido por causas ajenas a la voluntad de aquél, dado
que dicho resolutor no cuenta con facultades para subsanar descuidos, desinterés o falta de impulso procesal de la parte que propuso la probanza, en
tanto que ello implicaría la revocación de sus propias determinaciones, lo cual sólo es susceptible de lograrse mediante la interposición de los recursos
ordinarios establecidos en el Código de Comercio. De ahí que en caso de que el Juez ordene el desahogo de una prueba fuera del término probatorio, o
insista sobre aquella que incorrectamente se llevó a cabo, se verían quebrantados los principios de firmeza, de preclusión y de igualdad de las partes en
el proceso, en clara contravención de las reglas establecidas en el ordenamiento legal invocado, que fijan los límites en que debe desarrollarse la actividad
jurisdiccional, ya que el juzgador con su actuación estaría ilícitamente desconociendo resoluciones firmes y subsanando la intervención negligente o
deficiente de la parte oferente. Época: Novena Época, Registro: 186473, Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito, Tipo
de Tesis: Jurisprudencia, Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo XVI, Julio de 2002,
Materia(s): Civil, Tesis: I.8o.C. J/13, Página: 1201. OCTAVO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL
PRIMER CIRCUITO. Véase: Semanario Judicial de la Federación, Octava Época, Tomo XII, agosto de 1993, página
524, tesis XVI.2o.1 C, de rubro: "PROCESO MERCANTIL. CARÁCTER DISPOSITIVO DEL.".
de apellidos Aguilar Arriaga y la señora Margarita Tlaseca Guzmán, calificada de
legal, contestó: desconozco, no sé.
CINCO, dice, que diga el testigo si este recuerda las actividades que desarrolló o
efectuó el día treinta de marzo de dos mil doce, calificada de legal contestó:
recuerdo estas llegando a un hospital de la Ciudad de Puebla, hospital Belén e
compañía del profesor Leobardo Augurio Aguilar Valle, su esposa Gustava Arriaga
Flores y sus hijas Guadalupe y Nélida de apellidos Aguilar Arriaga entrando a un
hospital no recuerdo la hora exacta pero serian como a las dos de la mañana para
ingresar de emergencia a la señora Gustava Arriaga Flores a dicho hospital”.

SEGUNDO.- Me causa agravio el contenido del desahogo de la prueba testimonial


y específicamente en la formulación de preguntas por parte del abogado patrono de la
demandada oferente de la prueba, al testigo FELIPE SALDIVAR GUZMAN, y su
CALIFICACIÓN DE LEGAL, por parte del Tribunal, ocurrida en la diligencia de desahogo
de pruebas de fecha 13 de octubre del año 2016, que en lo conducente dice:
“Uno, dice, que diga el testigo si este conoce a los señores Leobardo Augurio Aguilar
Valle y Gustava Arriaga Flores, calificada de legal, contestó: si los conozco, desde
hace aproximadamente quince años, y los conozco porque el profesor trabaja para
el magisterio.
DOS, dice, que diga el testigo si este conoce a las señoritas Guadalupe y Nélida
ambas de apellidos Aguilar Arriaga, calificada de legal, contestó: si las conozco,
mediante los años he necesitado con la ayuda de la computadora y ellas me han
ayudado hacer papeleo de documentos que necesitaba.
TRES, DICE, que diga el testigo del domicilio de Leobardo Augurio Aguilar Valle,
Gustava Arriaga Flores y Guadalupe y Nélida ambas de apellidos Aguilar Arriaga,
calificada de legal, contestó: once poniente número ocho, barrio Tezoquipa,
Chiautla de Tapia.
CUATRO, dice que diga el testigo si este tiene conocimiento de la existencia de algún
tipo de amistad relación de negocios, mercantil o de cualquier otra naturaleza entre
Leobardo Augurio Aguilar Valle, Gustava Arriaga Flores, Guadalupe y Nélida ambas
de apellidos Aguilar Arriaga y la señora Margarita Tlaseca Guzmán, calificada de
legal, contestó: no creo que exista ninguna relación personal, o amistad, porque el
maestro trabaja con gente de Chiautla, no creo que conozca a esa persona.
CINCO, dice , que diga el testigo si este recuerda las actividades que desarrolló o
efectuó el día treinta de marzo de dos mil doce, calificada de legal contestó: bueno
nos trasladaos a Puebla con el profesor Augurio Aguilar Valle, su esposa finada
profesora Gustava Arriaga Flores, sus hijas Guadalupe y Nélida Aguilar Arriaga, lo
acompañamos con mi amigo Silvestre Domínguez Sánchez, llegamos
supuestamente ese día a las dos de la mañana a Puebla, a la clínica Belén está en el
centro cerca de paseo Bravo, y ahí nosotros esperamos para saber de ella como
seguía en su estado de salud ya fue cuando entonces por la mañana nos
comunicaron que seguía internada y que iba a seguir internada y entonces le
dijimos al profesor Leobardo Augurio Aguilar Valle que nos íbamos a retirar pero
antes de hacerlo el ofrecimos el apoyo moral si se necesitaba de nuestra ayuda que
nos comunicara vía telefónica, el profesor y sus dos hijas se quedaron en la clínica y
nosotros nos vinimos después de comida con Silvestre llegando a las siete de la
noche aquí, y el día lunes fuimos a Puebla, a recogerlos, con la finada Gustava
Arriaga Flores, y llegamos oscureciendo entre siete u ocho de la noche los dejamos
en su domicilio calle once poniente número ocho, barrio tezoquipa y que nos
retiramos. ”

TERCERO.- Me causa agravio el contenido del desahogo de la prueba testimonial


y específicamente párrafo vigésimo, de la diligenciad de desahogo de pruebas de fecha 13 de
octubre del año 2016, que en lo conducente dice:

“Vista la manifestación de GERARDO CLARA CASTILLO, de acuerdo a lo dispuesto por el artículo 1270 del Código
de Comercio, dígase al profesional que no ha lugar toda vez que dicha disposición manifiesta que LAS PARTES
PODRÁN ASISTIR AL ACTOR DEL INTERROGATORIO DE LOS TESTIGOS, PERO NO DE INTERRUMPIRLOS NO
HACERLES OTRAS PREGUNTAS o repreguntas…”

DISPOSICIONES VIOLADAS.

I. Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos:


Artículo 16 Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o
posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente,
que funde y motive la causa legal del procedimiento.

II. Código Federal de Procedimientos Civiles:


Artículo 173 Para el examen de los testigos, no se presentarán interrogatorios escritos. Las
repreguntas serán formuladas verbal y directamente, por las partes o sus
abogados, al testigo. Primero interrogará el promovente de la prueba, y, a
continuación, las demás partes, pudiendo el tribunal, en casos en que la demora
puede perjudicar el resultado de la investigación, a su juicio, permitir que, a raíz
de una respuesta, hagan las demás partes las repreguntas relativas a ella, o
formularlas el propio tribunal.
Artículo 175 Las preguntas y repreguntas deben estar concebidas en términos claros y
precisos; han de ser conducentes a la cuestión debatida; se procurará que en
una sola no se comprenda más de un hecho y no hechos o circunstancias
diferentes, y pueden ser en forma afirmativa o inquisitiva. Las que no satisfagan
estos requisitos, serán desechadas de plano, sin que proceda recurso alguno;
pero se asentarán literalmente en autos.

III. Código de Comercio:


Artículo 1069 Las partes podrán autorizar para oír notificaciones en su nombre, a una o varias
Párrafo tercero personas con capacidad legal, quienes quedarán facultadas para interponer los
recursos que procedan, ofrecer e intervenir en el desahogo de pruebas, alegar
en las audiencias, pedir se dicte sentencia para evitar la consumación del
término de caducidad por inactividad procesal y realizar cualquier acto que
resulte ser necesario para la defensa de los derechos del autorizante, pero no
podrá substituir o delegar dichas facultades en un tercero. Las personas
autorizadas conforme a la primera parte de este párrafo, deberán acreditar
encontrarse legalmente autorizadas para ejercer la profesión de abogado o
licenciado en Derecho, debiendo proporcionar los datos correspondientes en el
escrito en que se otorgue dicha autorización y mostrar la cédula profesional o
carta de pasante para la práctica de la abogacía en las diligencias de prueba en
que intervengan, en el entendido que el autorizado que no cumpla con lo anterior,
perderá la facultad a que se refiere este artículo en perjuicio de la parte que lo
hubiere designado, y únicamente tendrá las que se indican en el penúltimo
párrafo de este artículo.

CONCEPTOS DE VIOLACIÓN

PRIMERO. Lo hago consistir en la violación al derecho consignado en el artículo


16 de la Constitución Política de los Estados Mexicanos y 175 del Código Federal de
Procedimientos Civiles.
“Articulo 16.- Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio,
papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad
competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento.”
“Articulo 175.- - Las preguntas y repreguntas deben estar concebidas en
términos claros y precisos; han de ser conducentes a la cuestión debatida; se
procurará que en una sola no se comprenda más de un hecho y no hechos o
circunstancias diferentes, y pueden ser en forma afirmativa o inquisitiva. Las
que no satisfagan estos requisitos, serán desechadas de plano, sin que
proceda recurso alguno; pero se asentarán literalmente en autos.”

Derivado del contenido del artículo 16 de la Constitución Política de los Estados


Unidos Mexicanos, se entiende que el particular que vaya a recibir una afectación, debe recibir el
mandamiento escrito antes de que el acto se realice, o bien, simultáneamente a su realización, para
que no exista duda de su fundamentación y motivación.
Mediante la fundamentación lo que se busca es que la autoridad, en el texto del
acto de molestia, señale los preceptos legales que regulan el acto de molestia, señale os preceptos
legales que regulan el acto de que se trate y as consecuencias jurídicas, es decir, la autoridad debe
basarse en una ley previa que revea la situación actual, ya que se debe apegar al principio de que
la autoridad solo puede hacer lo que la ley le permite. Aunque no es suficiente que la autoridad
señale la ley correspondiente, sino que es necesario que también señale los artículos específicos.
Sin embargo, al calificar de legal las preguntas que fueron formuladas oralmente
por el abogado CRISTOBAL SARMIENTO CORDERO, en la diligencia de fecha 13 de octubre de
2016, con respecto a la formulación de preguntas al testigo SILVESTRE DOMINGUEZ SANCHEZ, el
juez calificó de legal la pregunta que textualmente dice: “Uno, dice que diga el testigo si este
CONOCE a los señores Leobardo Augurio Aguilar Valle y Gustava Arriaga Flores, calificada de legal
contestó: si los conozco, porque soy mecánico y el profesor tiene un coche caribe color blanco, el cual
yo le hago composturas, arreglos, reparaciones y en una ocasión fuimos a traer piezas usadas para
su carro en su casa y conocí a su esposa”, sin haber señalado el fundamento legal ni el motivo por
el cual la calificó de legal.
Cabe señalar que el artículo 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles,
dice que las preguntas deben estar concebidas en términos claros y precisos, así mismo que han
de ser conducentes la cuestión debatida, así mismo que en una sola pregunta más de un hecho y
no hechos o circunstancias diferentes siendo que si no satisfacen estos requisitos serán
desechadas de plano., pero la pregunta formulada por el abogado patrono oferente de la prueba
testimonial, atenta contra este dispositivo legal, pues alude al verbo CONOCER, que sustantivado
hace referencia al CONOCIMIENTO, actividad humana tan variada como personas humanas hay en
el mundo, lo que obviamente hace imposible conceder que la pregunta fue formulada haciendo
uso de “TÉRMINOS”, que además sean “CLAROS” y “PRECISOS”. Y ya de entrada el verbo “conocer”
es asumido conceptualmente por algunas personas, no para todas, siendo así que su contenido es
evidente únicamente quoad nos, mas no quoad nos omnes, lo que implica que el testigo debió ser
apabullado por la pregunta, dada su extrema complejidad, ambigüedad y vaguedad, lo que habría
dado como resultado que el Tribunal de plano desechare dicha pregunta por ser ilegal, esto es, por
atentar contra lo estatuido en el artículo 175 del Código Federal de Procedimientos Penales, por
cuanto hace a la técnica para la formulación de preguntas a los testigos y acorde con su obligación
de velar porque el negocio se ventile en el idioma natural de las partes, excepción hecha de haber
demostrado ignorancia del mismo, lo que obligaría al Tribunal a nombrar algún perito traductor;
pero siendo el caso que el propio Tribunal está obligado a persuadir a las partes en los asuntos
que les conciernes de tal modo que el lenguaje sea asequible para los destinatarios, es obvio que
las partes deben conducirse también con dicha lealtad frente al Tribunal y frente a los testigos, por
lo cual, es imperativo que deban seguirse estrictamente las normas derivadas del idioma español
para la formulación de las preguntas a los testigos, y para todas las actuaciones judiciales, como se
prevé en el artículo 10554 del Código de Comercio.
En conclusión, la omisión de la autoridad de señalar el fundamento legal y el
motivo por el cual calificó de legal la pregunta formulada por CRISTOBAL CORDERO SARMIENTO,
abogado patrono del oferente de la prueba, deficiente en su formulación e ilegal por no colmar las
exigencias de CLARIDAD y PRECISIÓN que para tal efecto exige el artículo 175 del Código Federal
de Procedimientos Civiles, atenta contra las obligaciones que tiene toda autoridad derivadas del
artículo 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, a saber: el deber de fundar
y motivar todos sus actos, incluyendo la CALIFICACIÓN DE LAS PREGUNTAS FORMULADAS POR
EL ABOGADO PATRONO DE LA PARTE DEMANDADA, en lo que éste Tribunal fue omiso, lo que
atenta contra mi derecho de seguridad jurídica y legalidad por lo cual el acto reclamado debe
revocarse.

Asimismo, el artículo 1263 dispone claramente que solo las partes, no el abogado
autorizado por las partes, podrán formular preguntas al testigo, pero en el caso que nos ocupa, las
preguntas fueron formuladas por CRISTOBAL SARMIENTO CORDERO, abogado autorizado por la
parte demandada.
Veamos:
Para el desahogo de la prueba pericial, la parte oferente de la prueba, debe
formular las preguntas que pretenda hacer al testigo.
El Tribunal habrá de calificar las preguntas formuladas por la parte oferente de
la prueba testimonial.
Hecho lo anterior, el Tribunal llamaría al TESTIGO a que responda las preguntas
que hubiesen sido calificadas de legal.
A dicho acto de interrogación podrían comparecer las partes pero tendrían
prohibido:
a) Interrumpir al testigo.
b) Hacer nuevas preguntas al testigo.
c) Formulas repreguntas al testigo.
Todo ello sin duda se desprende del contenido del artículo 1270 del Código de
Comercio que invoca el Tribunal como sustento de su negativa a conceder a mi abogado GERARDO
CLARA CASTILLO el poder de formular preguntas a los testigos.
Es curioso que la autoridad niegue al abogado GERARDO CLARA CASTILLO la
potestad para formular preguntas y/o repreguntas a los testigos ofrecidos por la parte
demandada, cuando es evidente que concedió al abogado autorizado por la parte demandada
CRISTOBAL SARMIENTO CORDERO, el derecho de FORMULAR PREGUNTAS A LOS TESTIGOS,
cuando el artículo 1263 del Código de Comercio, claramente prohíbe tal situación, cuando dice:
Para el examen de los testigos no se presentarán interrogatorios escritos. LAS PREGUNTAS SERÁN
FORMULADAS VERBAL Y DIRECTAMENTE POR LAS PARTES, tendrán relación directa con los puntos
controvertidos y no serán contrarias al derecho o a la moral. Deberán estar concebidas en términos claros
y precisos, procurando que en una sola no se comprenda más de un hecho. El juez debe cuidar de que se
cumplan estas condiciones impidiendo preguntas que las contraríen. Contra la desestimación de preguntas
sólo cabe el recurso de apelación en el efecto devolutivo, de tramitación conjunta con la sentencia definitiva.
Pero todas las preguntas que calificó de legal el Tribunal y que respondieron los
testigos ofrecidos por la parte demandada fueron formuladas por el abogado de la demandada.
En consecuencia, es evidente que dicha preguntas son ilícitas y así debe
declararse.

SEGUNDO. Lo hago consistir en la violación al derecho consignado en el artículo


16 de la Constitución Política de los Estados Mexicanos y 175 del Código Federal de
Procedimientos Civiles.
“Articulo 16.- Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio,
papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad
competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento.”
“Articulo 175.- - Las preguntas y repreguntas deben estar concebidas en
términos claros y precisos; han de ser conducentes a la cuestión debatida; se

4FUNDAMENTACIÓN Y MOTIVACIÓN. PARA EL DEBIDO CUMPLIMIENTO DE ESA GARANTÍA ES NECESARIO


QUE EL MANDAMIENTO SE REDACTE EN ESPAÑOL RESPETANDO, EN EL MAYOR GRADO POSIBLE, LAS
REGLAS Y PRINCIPIOS QUE RIGEN LA ESCRITURA, A EFECTO DE QUE EL SIGNIFICADO DE LA VOLUNTAD
DE LA AUTORIDAD SEA COMPRENSIBLE. Época: Novena Época, Registro: 166948, Instancia: Tribunales
Colegiados de Circuito, Tipo de Tesis: Aislada, Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo XXX,
Julio de 2009, Materia(s): Común, Tesis: V.2o.C.T.9 K, Página: 1930. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN
MATERIAS CIVIL Y DE TRABAJO DEL QUINTO CIRCUITO. Amparo directo 26/2009. Teléfonos de México, S.A. de
C.V. 27 de marzo de 2009. Unanimidad de votos. Ponente: David Solís Pérez. Secretaria: Ana Kyndira Ortiz Flores.
procurará que en una sola no se comprenda más de un hecho y no hechos o
circunstancias diferentes, y pueden ser en forma afirmativa o inquisitiva. Las
que no satisfagan estos requisitos, serán desechadas de plano, sin que
proceda recurso alguno; pero se asentarán literalmente en autos.”
El particular que vaya a recibir una afectación, debe recibir el mandamiento
escrito antes de que el acto se realice, o bien, simultáneamente a su realización, para que no exista
duda de su fundamentación y motivación.
Mediante la fundamentación lo que se busca es que la autoridad, en el texto del
acto de molestia, señale los preceptos legales que regulan el acto de molestia, señale os preceptos
legales que regulan el acto de que se trate y as consecuencias jurídicas, es decir, la autoridad debe
basarse en una ley previa que revea la situación actual, ya que se debe apegar al principio de que
la autoridad solo puede hacer lo que la ley le permite. Aunque no es suficiente que la autoridad
señale la ley correspondiente, sino que es necesario que también señale los artículos específicos.
Sin embargo, en la diligencia de fecha 13 de octubre de 2016, con respecto a la
formulación de preguntas al testigo SILVESTRE DOMINGUEZ SANCHEZ, el juez calificó de legal la
pregunta que textualmente dice: “DOS, dice, que diga el testigo si este conoce a las señoritas
Guadalupe y Nélida ambas de apellidos Aguilar Arriaga, calificada de legal, contestó: si las conozco,
por el mismo motivo son hijas del Profesor Leobardo Augurio”, sin haber señalado el fundamento
legal ni el motivo por el cual la calificó de legal.
Cabe señalar que el artículo 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles,
dice que las preguntas deben estar concebidas en términos claros y precisos, así mismo que han
de ser conducentes la cuestión debatida, así mismo que en una sola pregunta más de un hecho y
no hechos o circunstancias diferentes siendo que si no satisfacen estos requisitos serán
desechadas de plano., pero la pregunta formulada por el abogado patrono oferente de la prueba
testimonial, atenta contra este dispositivo legal.
En conclusión, la omisión de la autoridad de señalar el fundamento legal y el
motivo por el cual calificó de legal la pregunta formulada por CRISTOBAL CORDERO SARMIENTO,
abogado patrono del oferente de la prueba, que atenta contra el artículo 16 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos y 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles. Y
que atenta contra mi derecho de seguridad jurídica y legalidad por lo cual el acto reclamado debe
revocarse.

TERCERO. Lo hago consistir en la violación al derecho consignado en el artículo


16 de la Constitución Política de los Estados Mexicanos y 175 del Código Federal de
Procedimientos Civiles.
“Articulo 16.- Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles
o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente,
que funde y motive la causa legal del procedimiento.”
“Articulo 175.- - Las preguntas y repreguntas deben estar concebidas en términos
claros y precisos; han de ser conducentes a la cuestión debatida; se procurará que
en una sola no se comprenda más de un hecho y no hechos o circunstancias
diferentes, y pueden ser en forma afirmativa o inquisitiva. Las que no satisfagan
estos requisitos, serán desechadas de plano, sin que proceda recurso alguno; pero
se asentarán literalmente en autos.”
El particular que vaya a recibir una afectación, debe recibir el mandamiento
escrito antes de que el acto se realice, o bien, simultáneamente a su realización, para que no exista
duda de su fundamentación y motivación.
Mediante la fundamentación lo que se busca es que la autoridad, en el texto del
acto de molestia, señale los preceptos legales que regulan el acto de molestia, señale os preceptos
legales que regulan el acto de que se trate y as consecuencias jurídicas, es decir, la autoridad debe
basarse en una ley previa que revea la situación actual, ya que se debe apegar al principio de que
la autoridad solo puede hacer lo que la ley le permite. Aunque no es suficiente que la autoridad
señale la ley correspondiente, sino que es necesario que también señale los artículos específicos.
Sin embargo, en el auto de fecha 13 de octubre de 2016, con respecto a la
formulación de preguntas al testigo SILVESTRE DOMINGUEZ SANCHEZ, el juez calificó de legal la
pregunta que textualmente dice: “TRES, DICE, que diga el testigo el domicilio de Leobardo Augurio
Aguilar Valle, Gustava Arriaga Flores y Guadalupe y Nélida ambas de apellidos Aguilar Arriaga,
calificada de legal, contestó: once poniente número ocho, barrio la conchita”, sin haber señalado el
fundamento legal ni el motivo por el cual la calificó de legal.
Cabe señalar que el artículo 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles,
dice que las preguntas deben estar concebidas en términos claros y precisos, así mismo que han
de ser conducentes la cuestión debatida, así mismo que en una sola pregunta más de un hecho y
no hechos o circunstancias diferentes siendo que si no satisfacen estos requisitos serán
desechadas de plano., pero la pregunta formulada por el abogado patrono oferente de la prueba
testimonial, atenta contra este dispositivo legal.
En conclusión, la omisión de la autoridad de señalar el fundamento legal y el
motivo por el cual calificó de legal la pregunta formulada por CRISTOBAL CORDERO SARMIENTO,
abogado patrono del oferente de la prueba, que atenta contra el artículo 16 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos y 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles. Y
que atenta contra mi derecho de seguridad jurídica y legalidad por lo cual el acto reclamado debe
revocarse.
CUARTO. Lo hago consistir en la violación al derecho consignado en el artículo
16 de la Constitución Política de los Estados Mexicanos y 175 del Código Federal de
Procedimientos Civiles.
“Articulo 16.- Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles
o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente,
que funde y motive la causa legal del procedimiento.”
“Articulo 175.- - Las preguntas y repreguntas deben estar concebidas en términos
claros y precisos; han de ser conducentes a la cuestión debatida; se procurará que
en una sola no se comprenda más de un hecho y no hechos o circunstancias
diferentes, y pueden ser en forma afirmativa o inquisitiva. Las que no satisfagan
estos requisitos, serán desechadas de plano, sin que proceda recurso alguno; pero
se asentarán literalmente en autos.”
El particular que vaya a recibir una afectación, debe recibir el mandamiento
escrito antes de que el acto se realice, o bien, simultáneamente a su realización, para que no exista
duda de su fundamentación y motivación.
Mediante la fundamentación lo que se busca es que la autoridad, en el texto del
acto de molestia, señale los preceptos legales que regulan el acto de molestia, señale os preceptos
legales que regulan el acto de que se trate y as consecuencias jurídicas, es decir, la autoridad debe
basarse en una ley previa que revea la situación actual, ya que se debe apegar al principio de que
la autoridad solo puede hacer lo que la ley le permite. Aunque no es suficiente que la autoridad
señale la ley correspondiente, sino que es necesario que también señale los artículos específicos.
Sin embargo, en la diligencia de fecha 13 de octubre de 2016, con respecto a la
formulación de preguntas al testigo SILVESTRE DOMINGUEZ SANCHEZ, el juez calificó de legal la
pregunta que textualmente dice: “CUATRO, dice, que diga el testigo si este tiene conocimiento de la
existencia de algún tipo de amistad relación de negocios, mercantil o de cualquier otra naturaleza
entre Leobardo Augurio Aguilar Valle, Gustava Arriaga Flores, Guadalupe y Nélida ambas de
apellidos Aguilar Arriaga y la señora Margarita Tlaseca Guzmán, calificada de legal, contestó:
desconozco, no sé”, sin haber señalado el fundamento legal ni el motivo por el cual la calificó de
legal.
Cabe señalar que el artículo 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles,
dice que las preguntas deben estar concebidas en términos claros y precisos, así mismo que han
de ser conducentes la cuestión debatida, así mismo que en una sola pregunta más de un hecho y
no hechos o circunstancias diferentes siendo que si no satisfacen estos requisitos serán
desechadas de plano., pero la pregunta formulada por el abogado patrono oferente de la prueba
testimonial, atenta contra este dispositivo legal.
En conclusión, la omisión de la autoridad de señalar el fundamento legal y el
motivo por el cual calificó de legal la pregunta formulada por CRISTOBAL CORDERO SARMIENTO,
abogado patrono del oferente de la prueba, que atenta contra el artículo 16 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos y 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles. Y
que atenta contra mi derecho de seguridad jurídica y legalidad por lo cual el acto reclamado debe
revocarse.

QUINTO. Lo hago consistir en la violación al derecho consignado en el artículo 16


de la Constitución Política de los Estados Mexicanos y 175 del Código Federal de Procedimientos
Civiles.
“Articulo 16.- Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles
o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente,
que funde y motive la causa legal del procedimiento.”
“Articulo 175.- - Las preguntas y repreguntas deben estar concebidas en términos
claros y precisos; han de ser conducentes a la cuestión debatida; se procurará que
en una sola no se comprenda más de un hecho y no hechos o circunstancias
diferentes, y pueden ser en forma afirmativa o inquisitiva. Las que no satisfagan
estos requisitos, serán desechadas de plano, sin que proceda recurso alguno; pero
se asentarán literalmente en autos.”
El particular que vaya a recibir una afectación, debe recibir el mandamiento
escrito antes de que el acto se realice, o bien, simultáneamente a su realización, para que no exista
duda de su fundamentación y motivación.
Mediante la fundamentación lo que se busca es que la autoridad, en el texto del
acto de molestia, señale los preceptos legales que regulan el acto de molestia, señale los preceptos
legales que regulan el acto de que se trate y as consecuencias jurídicas, es decir, la autoridad debe
basarse en una ley previa que revea la situación actual, ya que se debe apegar al principio de que
la autoridad solo puede hacer lo que la ley le permite. Aunque no es suficiente que la autoridad
señale la ley correspondiente, sino que es necesario que también señale los artículos específicos.
Sin embargo, en la diligencia de fecha 13 de octubre de 2016, con respecto a la
formulación de preguntas al testigo SILVESTRE DOMINGUEZ SANCHEZ, el juez calificó de legal la
pregunta que textualmente dice: “CINCO, dice, que diga el testigo si este recuerda las actividades
que desarrolló o efectuó el día treinta de marzo de dos mil doce, calificada de legal contestó: recuerdo
estar llegando a un hospital de la ciudad de Puebla, hospital Belén en compañía del profesor
Leobardo Augurio Aguilar Valle su esposa Gustava Arriaga Flores y sus hijas Guadalupe y Nélida de
apellidos Aguilar Arriaga entrando a un hospital no recuerdo la hora exacta pero serian como a las
dos de la mañana para ingresar de emergencia a la señora Gustava Arriaga Flores a dicho hospital”,
sin haber señalado el fundamento legal ni el motivo por el cual la calificó de legal.
Cabe señalar que el artículo 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles,
dice que las preguntas deben estar concebidas en términos claros y precisos, así mismo que han
de ser conducentes la cuestión debatida, así mismo que en una sola pregunta más de un hecho y
no hechos o circunstancias diferentes siendo que si no satisfacen estos requisitos serán
desechadas de plano., pero la pregunta formulada por el abogado patrono oferente de la prueba
testimonial, atenta contra este dispositivo legal.
En conclusión, la omisión de la autoridad de señalar el fundamento legal y el
motivo por el cual calificó de legal la pregunta formulada por CRISTOBAL CORDERO SARMIENTO,
abogado patrono del oferente de la prueba, que atenta contra el artículo 16 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos y 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles. Y
que atenta contra mi derecho de seguridad jurídica y legalidad por lo cual el acto reclamado debe
revocarse.

SEXTO. Lo hago consistir en la violación al derecho consignado en el artículo 16


de la Constitución Política de los Estados Mexicanos y 175 del Código Federal de Procedimientos
Civiles.
“Articulo 16.- Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles
o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente,
que funde y motive la causa legal del procedimiento.”
“Articulo 175.- - Las preguntas y repreguntas deben estar concebidas en términos
claros y precisos; han de ser conducentes a la cuestión debatida; se procurará que
en una sola no se comprenda más de un hecho y no hechos o circunstancias
diferentes, y pueden ser en forma afirmativa o inquisitiva. Las que no satisfagan
estos requisitos, serán desechadas de plano, sin que proceda recurso alguno; pero
se asentarán literalmente en autos.”
El particular que vaya a recibir una afectación, debe recibir el mandamiento
escrito antes de que el acto se realice, o bien, simultáneamente a su realización, para que no exista
duda de su fundamentación y motivación.
Mediante la fundamentación lo que se busca es que la autoridad, en el texto del
acto de molestia, señale los preceptos legales que regulan el acto de molestia, señale os preceptos
legales que regulan el acto de que se trate y as consecuencias jurídicas, es decir, la autoridad debe
basarse en una ley previa que revea la situación actual, ya que se debe apegar al principio de que
la autoridad solo puede hacer lo que la ley le permite. Aunque no es suficiente que la autoridad
señale la ley correspondiente, sino que es necesario que también señale los artículos específicos.
Sin embargo, en la diligencia de fecha 13 de octubre de 2016, con respecto a la
formulación de preguntas al testigo FELIPE SALDIVAR GUZMAN, el juez calificó de legal la
pregunta que textualmente dice: “Uno, dice, que diga el testigo si este conoce a los señores Leobardo
Augurio Aguilar Valle y Gustava Arriaga Flores, calificada de legal, contestó: si los conozco, desde
hace aproximadamente quince años, y los conozco porque el profesor trabaja para el magisterio”,
sin haber señalado el fundamento legal ni el motivo por el cual la calificó de legal.
Cabe señalar que el artículo 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles,
dice que las preguntas deben estar concebidas en términos claros y precisos, así mismo que han
de ser conducentes la cuestión debatida, así mismo que en una sola pregunta más de un hecho y
no hechos o circunstancias diferentes siendo que si no satisfacen estos requisitos serán
desechadas de plano., pero la pregunta formulada por el abogado patrono oferente de la prueba
testimonial, atenta contra este dispositivo legal.
En conclusión, la omisión de la autoridad de señalar el fundamento legal y el
motivo por el cual calificó de legal la pregunta formulada por CRISTOBAL CORDERO SARMIENTO,
abogado patrono del oferente de la prueba, que atenta contra el artículo 16 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos y 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles. Y
que atenta contra mi derecho de seguridad jurídica y legalidad por lo cual el acto reclamado debe
revocarse.

SEPTIMO. Lo hago consistir en la violación al derecho consignado en el artículo


16 de la Constitución Política de los Estados Mexicanos y 175 del Código Federal de
Procedimientos Civiles.
“Articulo 16.- Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles
o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente,
que funde y motive la causa legal del procedimiento.”
“Articulo 175.- - Las preguntas y repreguntas deben estar concebidas en términos
claros y precisos; han de ser conducentes a la cuestión debatida; se procurará que
en una sola no se comprenda más de un hecho y no hechos o circunstancias
diferentes, y pueden ser en forma afirmativa o inquisitiva. Las que no satisfagan
estos requisitos, serán desechadas de plano, sin que proceda recurso alguno; pero
se asentarán literalmente en autos.”
El particular que vaya a recibir una afectación, debe recibir el mandamiento
escrito antes de que el acto se realice, o bien, simultáneamente a su realización, para que no exista
duda de su fundamentación y motivación.
Mediante la fundamentación lo que se busca es que la autoridad, en el texto del
acto de molestia, señale los preceptos legales que regulan el acto de molestia, señale os preceptos
legales que regulan el acto de que se trate y as consecuencias jurídicas, es decir, la autoridad debe
basarse en una ley previa que revea la situación actual, ya que se debe apegar al principio de que
la autoridad solo puede hacer lo que la ley le permite. Aunque no es suficiente que la autoridad
señale la ley correspondiente, sino que es necesario que también señale los artículos específicos.
Sin embargo, en la diligencia de fecha 13 de octubre de 2016, con respecto a la
formulación de preguntas al testigo FELIPE SALDIVAR GUZMAN, el juez calificó de legal la
pregunta que textualmente dice: “DOS, dice, que diga el testigo si este conoce a las señoritas
Guadalupe y Nélida ambas de apellidos Aguilar Arriaga, calificada de legal, contestó: si las conozco,
mediante los años he necesitado con la ayuda de la computadora y ellas me han ayudado hacer
papeleo de documentos que necesitaba.”, sin haber señalado el fundamento legal ni el motivo por
el cual la calificó de legal.
Cabe señalar que el artículo 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles,
dice que las preguntas deben estar concebidas en términos claros y precisos, así mismo que han
de ser conducentes la cuestión debatida, así mismo que en una sola pregunta más de un hecho y
no hechos o circunstancias diferentes siendo que si no satisfacen estos requisitos serán
desechadas de plano., pero la pregunta formulada por el abogado patrono oferente de la prueba
testimonial, atenta contra este dispositivo legal.
En conclusión, la omisión de la autoridad de señalar el fundamento legal y el
motivo por el cual calificó de legal la pregunta formulada por CRISTOBAL CORDERO SARMIENTO,
abogado patrono del oferente de la prueba, que atenta contra el artículo 16 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos y 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles. Y
que atenta contra mi derecho de seguridad jurídica y legalidad por lo cual el acto reclamado debe
revocarse.

OCTAVO. Lo hago consistir en la violación al derecho consignado en el artículo


16 de la Constitución Política de los Estados Mexicanos y 175 del Código Federal de
Procedimientos Civiles.
“Articulo 16.- Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles
o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente,
que funde y motive la causa legal del procedimiento.”
“Articulo 175.- - Las preguntas y repreguntas deben estar concebidas en términos
claros y precisos; han de ser conducentes a la cuestión debatida; se procurará que
en una sola no se comprenda más de un hecho y no hechos o circunstancias
diferentes, y pueden ser en forma afirmativa o inquisitiva. Las que no satisfagan
estos requisitos, serán desechadas de plano, sin que proceda recurso alguno; pero
se asentarán literalmente en autos.”
El particular que vaya a recibir una afectación, debe recibir el mandamiento
escrito antes de que el acto se realice, o bien, simultáneamente a su realización, para que no exista
duda de su fundamentación y motivación.
Mediante la fundamentación lo que se busca es que la autoridad, en el texto del
acto de molestia, señale los preceptos legales que regulan el acto de molestia, señale os preceptos
legales que regulan el acto de que se trate y as consecuencias jurídicas, es decir, la autoridad debe
basarse en una ley previa que revea la situación actual, ya que se debe apegar al principio de que
la autoridad solo puede hacer lo que la ley le permite. Aunque no es suficiente que la autoridad
señale la ley correspondiente, sino que es necesario que también señale los artículos específicos.
Sin embargo, en el auto de fecha 13 de octubre de 2016, con respecto a la
formulación de preguntas al testigo FELIPE SALDIVAR GUZMAN, el juez calificó de legal la
pregunta que textualmente dice: “TRES, DICE, que diga el testigo del domicilio de Leobardo Augurio
Aguilar Valle, Gustava Arriaga Flores y Guadalupe y Nélida ambas de apellidos Aguilar Arriaga,
calificada de legal, contestó: once poniente número ocho, barrio Tezoquipa, Chiautla de Tapia.”, sin
haber señalado el fundamento legal ni el motivo por el cual la calificó de legal.
Cabe señalar que el artículo 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles,
dice que las preguntas deben estar concebidas en términos claros y precisos, así mismo que han
de ser conducentes la cuestión debatida, así mismo que en una sola pregunta más de un hecho y
no hechos o circunstancias diferentes siendo que si no satisfacen estos requisitos serán
desechadas de plano., pero la pregunta formulada por el abogado patrono oferente de la prueba
testimonial, atenta contra este dispositivo legal.
En conclusión, la omisión de la autoridad de señalar el fundamento legal y el
motivo por el cual calificó de legal la pregunta formulada por CRISTOBAL CORDERO SARMIENTO,
abogado patrono del oferente de la prueba, que atenta contra el artículo 16 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos y 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles. Y
que atenta contra mi derecho de seguridad jurídica y legalidad por lo cual el acto reclamado debe
revocarse.

NOVENO. Lo hago consistir en la violación al derecho consignado en el artículo


16 de la Constitución Política de los Estados Mexicanos y 175 del Código Federal de
Procedimientos Civiles.
“Articulo 16.- Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles
o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente,
que funde y motive la causa legal del procedimiento.”
“Articulo 175.- - Las preguntas y repreguntas deben estar concebidas en términos
claros y precisos; han de ser conducentes a la cuestión debatida; se procurará que
en una sola no se comprenda más de un hecho y no hechos o circunstancias
diferentes, y pueden ser en forma afirmativa o inquisitiva. Las que no satisfagan
estos requisitos, serán desechadas de plano, sin que proceda recurso alguno; pero
se asentarán literalmente en autos.”
El particular que vaya a recibir una afectación, debe recibir el mandamiento
escrito antes de que el acto se realice, o bien, simultáneamente a su realización, para que no exista
duda de su fundamentación y motivación.
Mediante la fundamentación lo que se busca es que la autoridad, en el texto del
acto de molestia, señale los preceptos legales que regulan el acto de molestia, señale os preceptos
legales que regulan el acto de que se trate y as consecuencias jurídicas, es decir, la autoridad debe
basarse en una ley previa que revea la situación actual, ya que se debe apegar al principio de que
la autoridad solo puede hacer lo que la ley le permite. Aunque no es suficiente que la autoridad
señale la ley correspondiente, sino que es necesario que también señale los artículos específicos.
Sin embargo, en la diligencia de fecha 13 de octubre de 2016, con respecto a la
formulación de preguntas al testigo FELIPE SALDIVAR GUZMAN, el juez calificó de legal la
pregunta que textualmente dice: “CUATRO, dice que diga el testigo si este tiene conocimiento de la
existencia de algún tipo de amistad relación de negocios, mercantil o de cualquier otra naturaleza
entre Leobardo Augurio Aguilar Valle, Gustava Arriaga Flores, Guadalupe y Nélida ambas de
apellidos Aguilar Arriaga y la señora Margarita Tlaseca Guzmán, calificada de legal, contestó: no
creo que exista ninguna relación personal, o amistad, porque el maestro trabaja con gente de
Chiautla, no creo que conozca a esa persona.”, sin haber señalado el fundamento legal ni el motivo
por el cual la calificó de legal.
Cabe señalar que el artículo 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles,
dice que las preguntas deben estar concebidas en términos claros y precisos, así mismo que han
de ser conducentes la cuestión debatida, así mismo que en una sola pregunta más de un hecho y
no hechos o circunstancias diferentes siendo que si no satisfacen estos requisitos serán
desechadas de plano., pero la pregunta formulada por el abogado patrono oferente de la prueba
testimonial, atenta contra este dispositivo legal.
En conclusión, la omisión de la autoridad de señalar el fundamento legal y el
motivo por el cual calificó de legal la pregunta formulada por CRISTOBAL CORDERO SARMIENTO,
abogado patrono del oferente de la prueba, que atenta contra el artículo 16 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos y 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles. Y
que atenta contra mi derecho de seguridad jurídica y legalidad por lo cual el acto reclamado debe
revocarse.

DECIMO. Lo hago consistir en la violación al derecho consignado en el artículo 16


de la Constitución Política de los Estados Mexicanos y 175 del Código Federal de Procedimientos
Civiles.
“Articulo 16.- Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles
o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente,
que funde y motive la causa legal del procedimiento.”
“Articulo 175.- - Las preguntas y repreguntas deben estar concebidas en términos
claros y precisos; han de ser conducentes a la cuestión debatida; se procurará que
en una sola no se comprenda más de un hecho y no hechos o circunstancias
diferentes, y pueden ser en forma afirmativa o inquisitiva. Las que no satisfagan
estos requisitos, serán desechadas de plano, sin que proceda recurso alguno; pero
se asentarán literalmente en autos.”
El particular que vaya a recibir una afectación, debe recibir el mandamiento
escrito antes de que el acto se realice, o bien, simultáneamente a su realización, para que no exista
duda de su fundamentación y motivación.
Mediante la fundamentación lo que se busca es que la autoridad, en el texto del
acto de molestia, señale los preceptos legales que regulan el acto de molestia, señale os preceptos
legales que regulan el acto de que se trate y as consecuencias jurídicas, es decir, la autoridad debe
basarse en una ley previa que revea la situación actual, ya que se debe apegar al principio de que
la autoridad solo puede hacer lo que la ley le permite. Aunque no es suficiente que la autoridad
señale la ley correspondiente, sino que es necesario que también señale los artículos específicos.
Sin embargo, en la diligencia de fecha 13 de octubre de 2016, con respecto a la
formulación de preguntas al testigo FELIPE SALDIVAR GUZMAN, el juez calificó de legal la
pregunta que textualmente dice: “CINCO, dice , que diga el testigo si este recuerda las actividades
que desarrolló o efectuó el día treinta de marzo de dos mil doce, calificada de legal contestó: bueno
nos trasladaos a Puebla con el profesor Augurio Aguilar Valle, su esposa finada profesora Gustava
Arriaga Flores, sus hijas Guadalupe y Nélida Aguilar Arriaga, lo acompañamos con mi amigo Silvestre
Domínguez Sánchez, llegamos supuestamente ese día a las dos de la mañana a Puebla, a la clínica
Belén está en el centro cerca de paseo Bravo, y ahí nosotros esperamos para saber de ella como seguía
en su estado de salud ya fue cuando entonces por la mañana nos comunicaron que seguía internada
y que iba a seguir internada y entonces le dijimos al profesor Leobardo Augurio Aguilar Valle que nos
íbamos a retirar pero antes de hacerlo el ofrecimos el apoyo moral si se necesitaba de nuestra ayuda
que nos comunicara vía telefónica, el profesor y sus dos hijas se quedaron en la clínica y nosotros nos
vinimos después de comida con Silvestre llegando a las siete de la noche aquí, y el día lunes fuimos a
Puebla, a recogerlos, con la finada Gustava Arriaga Flores, y llegamos oscureciendo entre siete u ocho
de la noche los dejamos en su domicilio calle once poniente número ocho, barrio tezoquipa y que nos
retiramos.”, sin haber señalado el fundamento legal ni el motivo por el cual la calificó de legal.
Cabe señalar que el artículo 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles,
dice que las preguntas deben estar concebidas en términos claros y precisos, así mismo que han
de ser conducentes la cuestión debatida, así mismo que en una sola pregunta más de un hecho y
no hechos o circunstancias diferentes siendo que si no satisfacen estos requisitos serán
desechadas de plano., pero la pregunta formulada por el abogado patrono oferente de la prueba
testimonial, atenta contra este dispositivo legal.
En conclusión, la omisión de la autoridad de señalar el fundamento legal y el
motivo por el cual calificó de legal la pregunta formulada por CRISTOBAL CORDERO SARMIENTO,
abogado patrono del oferente de la prueba, que atenta contra el artículo 16 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos y 175 del Código Federal de Procedimientos Civiles. Y
que atenta contra mi derecho de seguridad jurídica y legalidad por lo cual el acto reclamado debe
revocarse.

DECIMO PRIMERO. Lo hago consistir en la violación al derecho consignado en el


artículo 16 de la Constitución Política de los Estados Mexicanos y 1069 del Código de Comercio.
“Articulo 16.- Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles
o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente,
que funde y motive la causa legal del procedimiento.”
“Articulo 1069.- -…Las partes podrán autorizar para oír notificaciones en su
nombre, a una o varias personas con capacidad legal, quienes quedarán facultadas
para interponer los recursos que procedan, ofrecer e intervenir en el desahogo de
pruebas, alegar en las audiencias, pedir se dicte sentencia para evitar la
consumación del término de caducidad por inactividad procesal y realizar
cualquier acto que resulte ser necesario para la defensa de los derechos del
autorizante, pero no podrá substituir o delegar dichas facultades en un tercero. Las
personas autorizadas conforme a la primera parte de este párrafo, deberán
acreditar encontrarse legalmente autorizadas para ejercer la profesión de abogado
o licenciado en Derecho, debiendo proporcionar los datos correspondientes en el
escrito en que se otorgue dicha autorización y mostrar la cédula profesional o carta
de pasante para la práctica de la abogacía en las diligencias de prueba en que
intervengan, en el entendido que el autorizado que no cumpla con lo anterior,
perderá la facultad a que se refiere este artículo en perjuicio de la parte que lo
hubiere designado, y únicamente tendrá las que se indican en el penúltimo párrafo
de este artículo…”
Del artículo 1069 del Código de Comercio, se observa que el mismo no es
limitativo sino enunciativo, porque establece dos hipótesis: la primera, relativa al autorizado con
facultades amplias, cuando se designa para oír notificaciones a cualquier persona con capacidad
legal, quien quedará facultada para interponer los recursos que procedan, ofrecer y rendir
pruebas, alegar en las audiencias, pedir se dicte sentencia para evitar el sobreseimiento por
inactividad procesal y realizar cualquier acto que resulte ser necesario para la defensa de los
derechos del autorizante, persona facultada que debe acreditar encontrarse legalmente
autorizada para ejercer la profesión de abogado o licenciado en derecho; mientras que el otro
supuesto se refiere al autorizado con facultades restringidas, cuando no acredita su calidad de
abogado, ni proporciona los datos de su título o cédula profesional
Sin embargo, en la diligencia de fecha 13 de octubre de 2016 que inició a las 12:00
doce horas, para desahogar PRUEBA TESTIMONIAL, se me tiene como presente con el carácter de
abogado patrono de la parte actora debidamente identificado con la copia cotejada por notario
público de mi cedula profesional número 09060039, por lo que se tiene por cumplida la primera
hipótesis antes referida del artículo 1069 del Código de Comercio.
Con dicha personalidad, en el mismo auto antes referido el suscrito solicité el uso
de la palabra para interrogar o hacer preguntas a los testigos ofrecidos por el demandado y vista
la manifestación la autoridad señaló expresamente lo siguiente: “…Vista la manifestación de
GERARDO CLARA CASTILLO, de acuerdo a lo dispuesto por el artículo 1270 del Código de Comercio,
dígase al profesional que no ha lugar toda vez que dicha disposición manifiesta que las partes podrán
asistir al actor del interrogatorio de los testigos, pero no de interrumpirlos no hacerles otras
preguntas o repreguntas…”.
A nuestro criterio, salvo mejor opinión del Tribunal, es erróneo el proceder del
Juez en la parte que nos ocupa y que provee de una FUNDAMENTACIÓN INDEBIDA y que, además,
hace evidente el equívoco al identificar AL ABOGADO como una de LAS PARTES en conflicto.

Es preciso señalar que el artículo 1263 del Código de Comercio establece


claramente que:
Para el examen de los testigos no se presentarán interrogatorios escritos. Las preguntas serán formuladas
verbal y directamente por las partes, tendrán relación directa con los puntos controvertidos y no serán
contrarias al derecho o a la moral. Deberán estar concebidas en términos claros y precisos, procurando
que en una sola no se comprenda más de un hecho. El juez debe cuidar de que se cumplan estas
condiciones impidiendo preguntas que las contraríen. Contra la desestimación de preguntas sólo cabe el
recurso de apelación en el efecto devolutivo, de tramitación conjunta con la sentencia definitiva.
El contenido del texto es inequívoco y muy ilustrativo, pues dispone, en lo
conducente que:
1. Las preguntas sean formuladas verbal y directamente por las partes.
2. Deberán estar formuladas en términos claros y precisos.
3. Debe procurarse que en cada pregunta no se comprenda más de un hecho.
Tales requisitos se mimetizan en el contenido del artículo 175 del Código Federal
de Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria 5, como se estatuye en el artículo 1054 del
Código de Comercio.
Las preguntas y repreguntas deben estar concebidas en términos claros y precisos; han de ser
conducentes a la cuestión debatida; se procurará que en una sola no se comprenda más de un hecho y
no hechos o circunstancias diferentes, y pueden ser en forma afirmativa o inquisitiva. Las que no satisfagan
estos requisitos, serán desechadas de plano, sin que proceda recurso alguno; pero se asentarán
literalmente en autos.

En consecuencia, al ser evidente que LAS PREGUNTAS que el Tribunal calificó de


legal, fueron formuladas por CRISTOBAL SARMIENTO CORDERO, abogado de la parte demandada,
en términos no claros y no precisos, y que además contenía cada pregunta más de un hecho, lo
procedente debió ser el desechamiento de todas las preguntas formuladas con tal defecto, virtud
al contenido del último dispositivo legal invocado.

Se hace evidente la INDEBIDA6 FUNDAMENTACIÓN7 e INADECUADA


MOTIVACIÓN, cuando el Tribunal invoca como sustento para impedir a mi abogado que formule
preguntas, el contenido del artículo 1270 del Código de Comercio y señala como argumento
jurídico que LAS PARTES PODRÁN ASISTIR AL ACTO DEL INTERROGATORIO, PERO NO
INTERRUMPIRLOS NI HACERLES OTRAS PREGUNTAS O REPREGUNTAS.
Pero ciertamente el abogado GERARDO CLARA CASTILLO no es parte en el
proceso en sentido material, sino que es abogado de una de las partes: la actora. En consecuencia,
es inaplicable a su persona el contenido del citado dispositivo legal, que a la letra dice:
Las partes pueden asistir al acto del interrogatorio de los testigos, pero no podrán interrumpirlos ni
hacerles otras preguntas o repreguntas que las formuladas en los respectivos interrogatorios. Solo
cuando el testigo deje de contestar á algún punto, o haya incurrido en contradicción, o se haya expresado con
ambigüedad, pueden las partes llamar la atención del juez, para que éste, si lo estima conveniente, exija al
testigo las aclaraciones oportunas.

Dicho dispositivo legal no es aplicable al caso concreto, porque el Tribunal


confunde al ABOGADO autorizado por la parte actora también como parte en el litigio, como una
de las partes en conflicto. La aberración es evidente.
Veamos.
PRIMERO.-
Para el desahogo de la prueba pericial, la parte oferente de la prueba, debe
formular las preguntas que pretenda hacer al testigo.
El Tribunal habrá de calificar las preguntas formuladas por la parte oferente de
la prueba testimonial.
Hecho lo anterior, el Tribunal llamaría al TESTIGO a que responda las preguntas
que hubiesen sido calificadas de legal.
A dicho acto de interrogación podrían comparecer las partes pero tendrían
prohibido:
d) Interrumpir al testigo.
e) Hacer nuevas preguntas al testigo.
f) Formulas repreguntas al testigo.
Todo ello sin duda se desprende del contenido del artículo 1270 del Código de
Comercio que invoca el Tribunal como sustento de su negativa a conceder a mi abogado GERARDO
CLARA CASTILLO el poder de formular preguntas a los testigos.
Es curioso que la autoridad niegue al abogado GERARDO CLARA CASTILLO la
potestad para formular preguntas y/o repreguntas a los testigos ofrecidos por la parte
demandada, cuando es evidente que concedió al abogado autorizado por la parte demandada
CRISTOBAL SARMIENTO CORDERO, el derecho de FORMULAR PREGUNTAS A LOS TESTIGOS,
cuando el artículo 1263 del Código de Comercio, claramente prohíbe tal situación, cuando dice:

5 SUPLETORIEDAD EN MATERIA MERCANTIL, ALCANCE DE LA. La supletoriedad a que se refiere el artículo


1054 del Código de Comercio, parte del supuesto de que en la ley mercantil no se fijen todas las normas de una
materia procesal, y entonces haya lugar a aplicar la ley de procedimientos local para llenar su insuficiencia, pero si la
ley mercantil no consigna excepciones a una regla general, no puede decirse que se esté ante una "insuficiencia",
sino que el legislador creyó pertinente no establecer excepciones, por lo que no procede en ese caso aplicar
supletoriamente la ley civil, pues hacerlo equivaldría a convertirla en ley directa y principal; lo que se confirma
atendiendo al carácter de las normas de excepción, toda vez que no complementan a las generales, sino que excluyen
la aplicación de éstas. Época: Novena Época, Registro: 192629, Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito, Tipo
de Tesis: Aislada Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo X, Diciembre de 1999 Materia(s):
Civil, Tesis: IV.1o.P.C.9 C, Página: 787. PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIAS PENAL Y CIVIL DEL
CUARTO CIRCUITO. Amparo en revisión (improcedencia) 194/99. Silvia Cisneros Salas. 13 de octubre de 1999.
Unanimidad de votos. Ponente: Abraham S. Marcos Valdés. Secretario: Manuel López Herrera.
6
FUNDAMENTACIÓN Y MOTIVACIÓN. ARGUMENTOS QUE DEBEN EXAMINARSE PARA DETERMINAR LO
FUNDADO O INFUNDADO DE UNA INCONFORMIDAD CUANDO SE ALEGA LA AUSENCIA DE AQUÉLLA O SE
TACHA DE INDEBIDA. Época: Novena Época, Registro: 162826, Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito, Tipo
de Tesis: Jurisprudencia, Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo XXXIII, Febrero de 2011,
Materia(s): Común, Tesis: IV.2o.C. J/12, Página: 2053. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL
CUARTO CIRCUITO.
7
FUNDAMENTACIÓN Y MOTIVACIÓN. SU DISTINCIÓN ENTRE SU FALTA Y CUANDO ES INDEBIDA. Época:
Novena Época, Registro: 173565, Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito, Tipo de Tesis: Jurisprudencia, Fuente:
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Tomo XXV, Enero de 2007, Materia(s): Común, Tesis: I.6o.C. J/52, Página: 2127. SEXTO TRIBUNAL COLEGIADO
EN MATERIA CIVIL DEL PRIMER CIRCUITO.
Para el examen de los testigos no se presentarán interrogatorios escritos. LAS PREGUNTAS SERÁN
FORMULADAS VERBAL Y DIRECTAMENTE POR LAS PARTES, tendrán relación directa con los puntos
controvertidos y no serán contrarias al derecho o a la moral. Deberán estar concebidas en términos claros
y precisos, procurando que en una sola no se comprenda más de un hecho. El juez debe cuidar de que se
cumplan estas condiciones impidiendo preguntas que las contraríen. Contra la desestimación de preguntas
sólo cabe el recurso de apelación en el efecto devolutivo, de tramitación conjunta con la sentencia definitiva.
Pero todas las preguntas que calificó de legal el Tribunal y que respondieron los
testigos ofrecidos por la parte demandada fueron formuladas por el abogado de la demandada.
En consecuencia, es evidente que dicha preguntas son ilícitas y así debe
declararse.

SEGUNDO.-
El procedimiento civil tiene por objeto, que la autoridad judicial declare o
constituya un derecho o imponga una condena 8.
Dicho procedimiento puede ser iniciado por las personas que tengan interés
jurídico en el objeto de esos procedimientos o un interés contrario9.
Para la PARTE ACTORA el interés jurídico es la necesidad en que se encuentra
de obtener de la autoridad judicial la declaración o constitución de un derecho, o la imposición de
una condena, ante la violación o desconocimiento de ese derecho.
Para la PARTE DEMANDADA el interés jurídico en el demandado es la potestad
para oponerse, allanarse o transigir cuando así lo permita la Ley, sobre las pretensiones del actor10.

Y el propio Código de Procedimientos Civiles del Estado de Puebla, reconoce la


evidente diferencia entre las partes y los abogados cuando dispone:
Artículo 19 …
III.- Cuando las partes manifiesten que no desean ser patrocinados por abogado particular.
Artículo 20 Sólo las partes o sus abogados patronos podrán comparecer ante los Tribunales para la consulta de los
expedientes y práctica de las diligencias. Excepcionalmente podrán hacerlo los alumnos que estén
realizando su servicio social o prácticas profesionales y los pasantes todos de la carrera de derecho a
condición de contar con autorización del Tribunal Superior de Justicia, la que se expedirá siempre y cuando
se justifique ante el propio órgano, que le ha sido expedida por la Universidad o Escuela de estudios
superiores, la constancia que acredite ese carácter, que actúa, bajo la tutela y responsiva de un abogado
patrono y conforme al reglamento que emita el Pleno del Tribunal Superior de Justicia, relativo a la
prestación del servicio social obligatorio y pasantía.
Artículo 21 Cuando se desprenda de actuaciones que los abogados patronos que intervengan en un procedimiento,
obraron de mala fe, serán solidariamente responsables con la parte a quien patrocinan, de las multas
que le sean impuestas por la realización de fraude legal o procesal, colusión, simulación y cualquier otra
conducta ilícita o que tienda a entorpecer el procedimiento o sea contraria a la buena fe y a la lealtad
procesal en los términos que previene la presente Ley. También lo serán por las responsabilidades en que
incurran los pasantes de derecho, que actúan bajo su tutela.
Artículo 22 Las partes en el primer escrito o en la primera diligencia en que intervengan, deben expresar el nombre
y domicilio del abogado que habrá de patrocinarlas y los datos de registro de su título profesional ante el
Tribunal Superior de Justicia los que se confrontarán con el libro oficial respectivo. El patrono debe
estampar su firma autógrafa en señal de aceptación del cargo que le ha sido conferido, protestando su
leal desempeño en la primera diligencia en que comparezca.
Artículo 23 Las partes tendrán el derecho de revocar la designación de abogado patrono, quien a su vez tendrá el
derecho de renunciar al patrocinio, por motivos personales o cuando sus decisiones en relación al propio
asunto no sean aceptadas por el cliente y pugnen con los principios que rigen la conducta del patrono en
los términos que establece la presente Ley, surtiendo efectos la sola manifestación en tal sentido para que
se tenga por revocado o renunciado al patrocinio.
Artículo 24 Los patronos tendrán las obligaciones siguientes: I.- Conducirse con honestidad, para con sus
patrocinados, su contraparte y los Tribunales; II.- Poner al servicio de su cliente todos sus conocimientos
científicos y técnicos para la defensa lícita de sus intereses;… VI.- Abstenerse de emplear expresiones
indecorosas u ofensivas o de faltar al respeto al Tribunal, a la contraparte o sus representantes y a todo
aquel que intervenga en el proceso; VII.- Orientar a sus patrocinados sobre la conveniencia de conciliar
con su contraparte, evitando el procedimiento contencioso…

Ya desde el artículo 4 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Puebla,


se hace evidente al distinción entre la figura de PARTE y ABOGADO PATRONO, aunque pudiera
ocurrir, como se prevé en la fracción II del artículo 19 del Código de Procedimientos Civiles del
Estado de Puebla, que una de las partes sea ACTOR o DEMANDADO, sea también ABOGADO y
reúna los requisitos que para tal efecto exige el artículo 22 del Código de Procedimientos Civiles
del Estado de Puebla, pero de ningún modo es permitido al Tribunal confundir, en el caso que nos
ocupa al ACTOR: ALEJANDRO PRIMITIVO AGUILAR CIELO, en su carácter de endosatario, con el
abogado GERARDO CLARA CASTILLO.
Por ende, el dispositivo legal que invoca el Tribunal para negar al abogado
GERARDO CLARA CASTILLO la solicitud para formular preguntas a los TESTIGOS por considerarlo
también como una de las partes no es aplicable al caso concreto, por tanto, el acto reclamado

8
Artículo 6 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Puebla.
9
Artículos 1 del Código Federal de Procedimientos Civiles y 8 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de
Puebla.
10
Artículo 101 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Puebla.
adolece de una debida fundamentación, lo que hace procedente que se revoque para el efecto de
que se permita formular preguntas a los testigos, habida cuenta de que no existe identidad entre
LA PARTE ACTORA y el ABOGADO GERARDO CLARA CASTILLO, puesto que para ello no existe
dispositivo legal que lo prohíba 11, máxime que el abogado GERARDO CLARA CASTILLO se
identificó con su cédula profesional al inicio de la diligencia, para configurar su autorización en
términos del tercer párrafo del artículo 1069 del Código de Comercio, por lo que la negativa del
Tribunal a conceder la petición de mi abogado atenta contra mi derecho de seguridad jurídica y
legalidad por lo cual el acto reclamado debe revocarse.

Por lo anteriormente expuesto y fundado, a Usted atentamente pido:

PRIMERO.- Se me tenga por presente promoviendo RECURSO DE REVOCACIÓN,


en contra del contenido antes referido de la diligencia de fecha 13 de octubre de 2016, que inició
en punto de las 12:00 doce horas.

SEGUNDO.- Se ordene dar vista a la contraria por el término legal para que esté
en aptitud de deducir sus derechos.

TERCERO.- In fine ordene revocar el contenido de la parte conducente


impugnada.

CUARTO.- Provea favorablemente mis peticiones porque son legales.

PROTESTO A USTED MI RESPETO


CHIAUTLA DE TAPIA, PUEBLA; 18 DE OCTUBRE DE 2016
ABOGADO

GERARDO CLARA CASTILLO

11 PRINCIPIO DE LEGALIDAD: Aquello que no está prohibido se entiende permitido.

Похожие интересы