Вы находитесь на странице: 1из 4

ESCUELA NORMAL SUPERIOR DE POPAYÁN

PROGRAMA DE FORMACIÓN COMPLEMENTARIA

RUTA POR LA BÁSICA PRIMARIA

INSTITUCIÓN EDUCATIVA METROPOLITANA MARIA OCCIDENTE SEDE B

GRADO PRIMERO A

MAESTRA TITULAR MILENA FALLA

RAÚL IGNACIO ANDRADE

RELATO POR PAREJA (PRACTICA)

POR: NASLY PEÑAFIEL- LUIS CARLOS SAMBONI

El ser maestros es una de las profesiones más bonitas que requiere además de conocimiento,
paciencia y sobre todo el amor y vocación por lo que se hace, es por ello que en cada una de
las practicas pedagógicas se da lo mejor de sí para lograr desarrollar las actividades
planeadas y lograr de esta manera cautivar a los niños y que ellos aprendan de una manera
más dinámica. Es por esta razón que el proyecto pedagógico integrado de aula - P, P, I, A se
basó en hacer las clases lúdicas reflejadas en el juego, ya que los niños aprenden fácilmente
por medio de este, esto ayudo mucho para que los niños generaran cambios dentro y fuera
del aula de clases, ya que en las dos semanas de acercamiento al contexto se observó que no
tenían un buen comportamiento y una participación ordenada dentro del aula.

Es importante resaltar que como maestros estamos en la obligación de generar cambios y


crear estrategias donde el niño sea el centro de la educación, que permita adaptarnos a él y
no ellos a nosotros. Es así que en el escenario de nuestra práctica pedagógica como es la
Institución Educativa Metropolitano María Occidente sede B, especialmente en el grado
primero A, encontramos niños con diferentes potencialidades, estudiantes que no les gustaba
participar de las diferentes actividades y otros que al momento de participar no pedían la
palabra.

A lo largo de nuestra práctica y formación como maestros, enriquecimos nuestros


conocimientos teniendo así experiencias significativas para nuestras vidas fortaleciendo
nuestras aptitudes y actitudes que son las que nos permiten llegar a los estudiantes y poder
desempeñar el rol de un ejemplar educador. Los niños deben ser lo más importante para un
maestro, y él debe dejarse atrapar por la esencia de amor, alegría y pasión que los niños
irradian en las escuelas, y por ningún motivo se debe apagar esa luz que ellos llevan dentro
de su ser, ellos son el significado del carbón que con tan solo una chispa de conocimiento
pueden llegar a transformar el mundo.

Es así que nuestra ruta pedagógica por la básica primaria, se enfocó por trabajar la situación
significativa ‘la falta de participación ordenada’’ que se evidencio en las semanas de
acercamiento al contexto y a raíz de ello se elaboró el proyecto ‘con mi conocimientos
jugando organizadamente voy participando’; al momento de construir este proyecto se
pensó en el evento que era el mes de los niños y el pretexto que fue ‘campeonato mundial
de juegos de mesa’, este tenía que ser visible durante las cuatro semanas de práctica.

Para elaborar los planeadores se basó en los derechos básicos de aprendizaje, teniendo en
cuenta el juego y el campeonato, de esta manera en la primer semana de practica a los niños
se les enseño por medio de juegos de mesa; el campeonato lo realizaban en las horas de
descanso en algunas ocasiones este no se realizó ya que los niños estaban participando de un
campeonato de futbol.

Durante las actividades planteadas por los maestros que se basaban en la lúdica los
estudiantes construían su propio saber, ya que a partir de imágenes ellos creaban historias,
cuentos, fabulas, además eran participes de juegos como bingos, el gusanito del saber y
domino, donde se encontraban problemas matemáticos de suma y resta, enunciados de
diferentes áreas que se estudiaban, preguntas con relación a temas ya vistos. Este proceso
cautivo a los niños ya que fueron ejercicios basados en el juego y como sabemos a esta edad
los niños solo piensan en jugar son muy enérgicos, de esta manera las actividades eran
divertidas dejando muchos aprendizajes en ellos. Cabe resaltar que durante el proceso de
reconocimiento de contexto se identificó dentro del aula de clases del grado primero A niños
con un rendimiento académico no estable, esto porque no escribían, no participaban de las
actividades, no tenían conocimiento de la lectura y se salían del salón sin pedir permiso, pero
a partir de los ejercicios planteados por los maestros en formación estos alumnos empezaron
a ser partícipes de las actividades, desarrollando cada uno de los ejercicios de lectura y
escritura presentados por los docentes; en el caso de D. F.A que salía del salón sin pedir
permiso no leía y no escribía empezó a reaccionar y subir su rendimiento académico, de
igual manera F.V. que rechazaba el área de español porque no le gustaba escribir entendió
que no podía estancarse en esta área y con ayuda de los maestros en formación empezó a
aplicarse. Este proceso se logró con la ayuda del evento ya que como maestros que nos
estamos formando para una nueva generación buscamos métodos referentes a la lúdica para
la inclusión de estos niños y logramos un mejoramiento en ello ya que los niños aprenden lo
que le gusta y la forma de como se le enseña, y que mejor herramienta de aprendizaje como
el juego donde los estudiantes de edades de 6 y 8 años se motivan por aprender, se apasionan
por ser los mejores y lo más importante que aprenden de la manera que más les encanta que
es jugando, donde pueden ser ellos mismos respetando reglas y compitiendo por quien es
mejor, dando lo mejor de cada uno de ellos. Gracias a ello se logró que tanto los maestros
en formación como los estudiantes generaran una buena relación interpersonal, permitiendo
de esta manera tener la confianza de ellos y el respeto, esto permitió que se realizaran las
actividades en orden y fueran notorios los cambios que se querían evidenciar, como el buen
comportamiento y la participación, no obstante hay que decir que no fue de total satisfacción
ya que habían niños que aún seguían participando dentro del aula sin pedir la palabra y en
algunas ocasiones por esto se formaba desorden y disgustos por parte de otros niños ya que
ellos les hacían reclamos a los maestros del porque ellos podían hablar de esa manera y no
respetaban el turno, era en estos momento donde se acudía a tomar medidas como por
ejemplo si alguien seguía participando desordenadamente no podría participar del
campeonato mundial de juegos de mesa, de esta forma se lograba controlar este desorden.

Siguiendo con el recorrido de nuestra practica fue muy satisfactorio para nosotros ver como
por medio de dinámicas y juegos los niños aprendían fácilmente y de igual manera se
divertían, estas son experiencias que enriquecen y llenan de alegría nuestro transcurso como
futuros educadores; como en todo proceso tuvo sus dificultades ya que algunas clases no se
pudieron dictar por eventos institucionales. En nuestra segunda semana el campeonato no
fue tan visible ya que los niños estaban por finalizar el campeonato de futbol y los niños
debían participar de él y no quedaba tiempo para que los maestros en formación realizaran
el de ellos.
Durante la tercera semana se realizaron eventos culturales, como desfiles en traje reciclables
y la celebración del día del niño, en esta semana se apoyó con el proceso de ayudantía y solo
hubo un día de clases, en esos actos se evidencio el compromiso de los padres de familia con
la educación de sus pequeños y la participación de ellos en este proceso como lo es la
formación de sus hijos. Aquí también se pudo observar como la relación padre de familia-
maestro en formación fue fructífera ya que existió un buen trato de parte y parte, como
sabemos estas relaciones son esenciales para el proceso de enseñanza- aprendizaje dentro de
una institución, ya que como formadores son un ejemplo a seguir.

Finalizando con nuestra práctica se realizó el evento de despedida en donde fue visible la
final del campeonato mundial de juego de mesa, esto también se tomó como parte de
evaluación sobre los aprendizajes esperados, y a través de ello evidenciar si los niños tenían
los conocimientos que fueron enseñados durante las semanas de práctica. Durante esta
despedida los niños reflejaron su felicidad al jugar aprendiendo y compartiendo con sus
compañeros diferentes conocimientos fusionándolos a uno solo para poder resolver las
estaciones del juego para continuar y llegar a ser campeón. Fue un momento lleno de
emociones, las cuales nos conmovieron al escuchar las palabras de agradecimientos de los
pequeños, quienes nos aportaron y aportamos a ellos, de esta manera fue concluida una
experiencia más en nuestro proceso de formación, dejando huellas en cada uno de los niños
y marcando en nuestra vidas momentos de felicidad que se siente al entrar el mundo del niño,
logrando enamorarnos aún más de esta bella profesión, de la cual no cualquier persona es
privilegiada y digna de esta vocación.