Вы находитесь на странице: 1из 7

INSTITUTO POLITÉCNICO NACIONAL

ESIME CULHUACÁN
Carrera: Ingeniería en Comunicaciones y Electrónica
Asignatura: Mecánica Cuántica
SEGUNDO TRABAJO DE INVESTIGACIÓN DEL PRIMER PARCIAL
“DEDUCCIÓN DE LA EXPRESIÓN PARA LA MASA RELATIVISTA”

Alumno:
 Redondo Huerta Miguel Aldahir

Profesor:
 Rodríguez Sánchez Carlos

Grupo:
 4EV43

Fecha:
 26/Febrero/2019
Índice

Desarrollo ..................................................................................................................... 3

Concepto de masa...................................................................................................... 3

La masa en la Teoría Relativista.................................................................................. 4

Utilización de la masa relativa .................................................................................... 5

Masa en reposo ...................................................................................................... 6

Conclusión..................................................................................................................... 7

Referencias ................................................................................................................... 7

2
Desarrollo
Concepto de masa
En la física clásica se define el momento de un cuerpo en movimiento como el producto de su
masa por la velocidad que lleve. La masa se considera una propiedad constante de la materia.

Sin embargo, para la Teoría Especial de la Relatividad la masa de una partícula no es una constante,
sino que es función de la velocidad. Para el observador O en reposo con respecto al punto de
colisión, la componente de la velocidad de cada partícula, paralela al eje x de su sistema de
referencia, conserva la magnitud, la dirección y el sentido después del choque, mientras que la
componente paralela al eje e invierte su sentido. El observador O’ en movimiento relativo respecto
al primero registrará el mismo fenómeno con velocidades primadas.

Definamos el momento, tanto de A como de B, de la forma p = m(v) v, siendo m(v) el valor de la


masa de cada partícula en función de su rapidez v. Como en el eje x no se notan cambios para el
movimiento de cada partícula, el cambio de momento de A y B sólo se dan en el eje y.
Específicamente, O’ registra los siguientes cambios de momentum:

La ley de la conservación del momento establece que el momento vertical perdido por una de las
partículas es igual al ganado por la otra, de manera que ∆pB + ∆pA = 0. Por lo tanto,

Conservación del momento

Expresemos ahora las componentes de las velocidades de A y B registradas por O’ en función de las
verificadas por O

3
Los resultados anteriores se reemplazan en las siguientes fórmulas obtenidas por análisis vectorial
, así:

Esta es la ecuación más importante de la mecánica en la Teoría de la Relatividad Especial. La masa


de una partícula no es una constante, sino que es una función de la velocidad u de la partícula; para
u = 0 la masa se denomina “masa en reposo” y se representa por m (0) o en forma más sencilla por
m0. He aquí la modificación esencial del concepto de masa: este término no designa únicamente a
la cantidad de materia que conforma a cada móvil, sino también a su inercia, la cual aumenta en
virtud de su movimiento.

Momentos en la física clásica y en la física relativista La versión newtoniana tiene la marca n y la


einsteniana tiene la marca e

La masa en la Teoría Relativista


La masa de un cuerpo no es sino la medida de su inercia, o sea la resistencia que la masa a todo
cambio de movimiento. De acuerdo a la Dinámica clásica, la relación entre dos masas se puede
medir por medio de las aceleraciones que una misma fuerza les comunica. De esta manera la inercia
de un cuerpo, o lo que es su masa, puede ser medida mediante la aceleración que le imprime cierta
y determinada fuerza, pero cabe preguntarnos ¿qué es una aceleración? Es la variación de la
velocidad en la unidad de tiempo.

4
De acuerdo a ello, en la medición de la magnitud de una masa, entra como elemento decisivo, el
valor del tiempo, pero como lo indica el concepto de tiempo propio, el segundo de un sistema que
se halla en movimiento es más largo que el de uno que se encuentra en reposo; por consiguiente,
la magnitud de la masa que se determina mediante la unidad de tiempo variable, tampoco puede
ser absoluta y constante sino variable irremediablemente. Para la ciencia tradicional, la masa era
una invariante, es decir, una cantidad fija, o como dicen los matemáticos, una magnitud absoluta,
constante, que permanecía idéntica a sí misma, aunque cambiara de sistema de referencia. Por eso,
para la Física clásica, la masa en reposo y la masa en movimiento eran exactamente iguales. De la
identidad de la masa en reposo y en movimiento de acuerdo a la concepción newtoniana, se
derivaba una consecuencia lógica: la fuerza necesaria para producir cierta aceleración de un cuerpo
era igual, cualquiera que fuese la velocidad de ese movimiento. La teoría de la relatividad, en
cambio, llega a conclusiones completamente opuestas: la masa es una magnitud variable que
aumenta con el movimiento; por eso la masa de un cuerpo en movimiento es mayor que la masa
del mismo cuerpo en reposo, de donde se desprende una conclusión muy evidente: si la masa
aumenta con el movimiento, la fuerza requerida con el fin de producir una determinada aceleración
será variable, aumentando con el aumento de la velocidad.

¿Cómo es posible demostrar el aumento de las masas de objetos en movimiento? Dentro de un


tubo, en el que se ha practicado el vacío y se provoca por la acción de la corriente una descarga, el
polo negativo (cátodo) arroja enormes cantidades de electrones los que se dirigen al polo positivo
(´ánodo); estos electrones “volando” libremente en el vacío son tanto más rápidos cuanto más
grande es la diferencia de potencial entre los polos; estamos pues en condiciones de acelerar o
retardar dichos electrones. Si el tubo de rayos catódicos se rodea de un campo eléctrico,
colocándolo entre dos placas cargadas, la carga positiva atraerá a los electrones y como
consecuencia el haz de electrones se desviará de su trayectoria rectilínea. El valor de la desviación
del haz electrónico dependerá tanto de su velocidad como de su masa; cuanto más grandes sean la
velocidad y la masa, tanto más pequeña será la desviación.

Utilización de la masa relativa


En los artículos de Einstein la variable m representaba lo que ahora conocemos como masa
relativista. Dicha masa se relaciona a la masa estacionaria, que es la masa de un objeto que se
encuentra fijo desde el marco de referencia siendo utilizado. La masa relativista de un objeto cambia
con la velocidad de un objeto, se incrementa a medida que la velocidad de un objeto incrementa
desde el punto de vista utilizado, mientras que la masa estacionaria es una cantidad fija. Las dos
masas se relacionan entre sí según la ecuación:

Para obtener la ecuación de E = mc² se debe de modificar la ecuación (2) asignándole un valor de
cero a p (p = 0) lo que significa que v también tiene que ser igual a cero (v = 0). Según se puede
observar, el objeto esta fijo (su velocidad es de cero) y E² es igual a m²c4, o sea E = mc². E = mc² solo
se aplica en este caso en particular, en el cual la masa no está en movimiento.

5
Si la masa se encuentra en movimiento es necesario volver a insertar la multiplicación del cuadrado
de las variables p y c en la ecuación (p²c²).

Si se le asigna un valor de cero a la variable v (v = 0) en la ecuación (1), se dice que la masa no se


encuentra en movimiento, y como resultado la masa relativista y la masa estacionario tienen el
mismo valor. En este caso la ecuación E = mc2 puede escribirse como 𝐸 = 𝑚𝑜𝑐2 No existe ninguna
diferencia entre esta ecuación y E = mc² con excepción, quizás, de que se podría decir
que representa a v = 0.

Si se usa la masa relativista de un objeto se tiene que cambiar la ecuación original a 𝐸 = 𝑚𝑐2 a
𝐸 = 𝑚𝑜𝑐2 y esta no aplicaría a un objeto en movimiento ya que solo se aplica al caso en el cual
v = 0.

Masa en reposo
Los físicos modernos rara vez utilizan la masa relativista, porque conllevaría implicaciones espacio-
temporales, razón por la cual m representa la masa en reposo y la variable E es la energía en
reposo (la energía de un objeto que no se encuentra en movimiento) en la ecuación E = mc². La
ecuación que se utiliza para los objetos que se encuentran en movimiento es:

6
Conclusión
En la física clásica y la física moderna se nota una diferencia, y que en esta última cuando la velocidad
de los cuerpos se acerca o es igual a la de la luz; el tiempo, la masa, el momento lineal y la energía
se expresan de forma muy diferente que, en la Física clásica, para ello es necesario aplicar la Teoría
de la Relatividad.

La masa relativista es: la masa que se relaciona a la masa estacionaria, que es la masa de un objeto
que se encuentra fijo desde el marco de referencia siendo utilizado. La masa relativista de un objeto
cambia con la velocidad de un objeto, se incrementa a medida que la velocidad de un objeto
incrementa desde el punto de vista utilizado, mientras que la masa estacionaria es una cantidad fija,
cuando se relacionan las dos masas tenemos que:

Donde: m=masa medida del observador, m0= medida de un

observador en reposo y = factor de Lorentz.

Se aprecia la ecuación para los objetos que están en movimiento:

Donde: P = γmv es el momento lineal del objeto

Referencias
 http://www.bdigital.unal.edu.co/6113/5/70032961.2012_3.pdf

 http://eltamiz.com/2007/05/28/relatividad-sin-formulas-aumento-de-masa

 https://es.wikipedia.org/wiki/Masa_y_energ%C3%ADa_en_la_relatividad_especial

 https://es.scribd.com/doc/135688161/Fisica-Moderna-Serway-3ra-Edicion-pdf#scribd