Вы находитесь на странице: 1из 10

Colegio Centro América “En todo amar y servir”

Managua - Nicaragua S. Ignacio de Loyola

Karl Marx
Filosofía

Integrantes:

1. María Celeste Morales Pon


2. Edduard Francisco Arauz Nicaragua
3. Eduardo Gabriel Rocha
4. Eduardo Castellón Aragón

Profesor: Cesar Otero

11vo Grado D
Introduccion
Como ya se indicó en el título, nuestro tema a tratar es basado en Karl Marx, pero en algo
más específico aún, que es su ateísmo. Nuestro trabajo consiste en la explicación de las
diferentes razones que tuvo Marx para fundamentar su ateísmo pero antes quisimos
investigar las influencias que este tuvo desde dos aspectos muy importantes en la vida de
una persona: El contexto mundial y el contexto familiar.

La importancia de estos aspectos es irrelevante ya que el pensamiento de una persona


puede cambiar dependiendo de todas las ideas que se hayan introducido en esta desde
pequeño, y ahí es donde influye la familia (los padres o bien hermanos mayores o algún otro
familiar). Una persona puede no creer en Dios simplemente por el hecho que de pequeño
sus padres no fundamentaron esa idea en él y la persona no ve necesario el hecho de
pensar o creer en algo que nunca fue importante retomar.

Desde otro punto de vista, si la persona cuestiona esa existencia de alguna figura divina
llegamos al punto donde el medio en el cual vivimos tiene sus propias ideas sobre el tema, y
estas influyen sobre nosotros ya que la sociedad busca como lograra la equidad de ideas
entre todos los seres humanos que la conforman, y si por ejemplo todos son creyentes existe
una mayor posibilidad de que “yo” busque como fundamentar esa supuesta existencia de
algún Dios y no busque como fundamentar la idea de que Dios, no es más que un invento
bien organizado.

La actitud de nuestro autor nunca fue la misma, por eso se debe constatar todas aquellas
etapas de evolución que se dieron en su vida como el pensamiento que tenía frente al
problema de Dios para ver cuáles han sido sus argumentos principales, en esas etapas, con
respecto al ateísmo o quizás todas las influencias que sufrió respecto a este problema.
Finalizo mencionando que Marx no fue producto de una sola influencia, probablemente
después de pasar bajo varios autores se podría decir que sin eso que él fue, nosotros
seríamos no más que algo diferente a nuestra situación actual, ya que mucho se basa en el
Marxismo, y conviene apreciar el ateísmo Marxista tanto en su conocimiento como en su
significado dentro del autor, para comprobar si el ateísmo es esencial, o no, al Marxismo.
Contexto Mundial
La época en que vivió Marx (siglo XIX), estuvo llena de acontecimientos que fueron
situaciones ligadas a decisiones tan importantes para lo que ahora es nuestra forma de vida.
El mundo en el que ahora vivimos no podría ser sin todos esos aportes pasados que se
presentaron. Nuestra forma de vida no solamente implica nuevas tecnologías y creaciones
constantes de objetos para facilitar la realización de un trabajo, sino también implica, nuestra
forma de pensar. Sin lugar a duda Karl Marx es uno de los filósofos economistas e
historiadores más destacados de los tiempos y los aportes que el realizó han sido tan
precisos para debatir sobre las maneras correctas de establecer una sociedad con un
sistema específico. Pero ahora ¿de dónde aparecieron tantas ideas bien formuladas? ¿Quién
fue la musa de Marx como todo gran poeta posee para escribir poesía?

Las ideas no provienen de la nada, todos pensamos según lo que percibimos. El medio se
podría decir es del cual obtenemos y procesamos información, por consecuente es lógico
que si alguien vive en un lugar en dónde surgen injusticias terminará hablando de injusticias
y Marx definitivamente no fue la excepción. Este filósofo vivió la revolución industrial en todo
su apogeo. Toda su filosofía está basada en este contexto. En esta época el surgimiento del
capitalismo mercantilista, el estado burgués, el proceso de industrialización y especialmente
en Alemania e Italia, el nacionalismo unificador dará a Marx una pauta para llevar a cabo su
obra.

Las secuelas de la Revolución Francesa, al traer la victoria de la burguesía, pudo darles la


oportunidad a estos de iniciar a expandir sus fábricas e industrias que fueron ocupadas por la
población campesina que estaba migrando a la ciudad en busca de mejores oportunidades.
El resultado de todo esto a medida que incrementaba la producción eran salarios muy bajos
que no sustentaban a estos trabajadores para vivir debido a la influencia de la ley de la oferta
y la demanda. Peor aún fue al avanzar la técnica cuando ya no se necesitaban tantos
obreros. Estos estaban desamparados, no había nadie y ninguna ley que protegiera sus
derechos y mientras tanto el burgués se enriquecía y se encargaba de proteger sus bienes.

Marx observa todas las injusticias por parte de la burguesía hacia la mano trabajadora, la
cual este llamó, “el proletariado”. Las condiciones sociales de miseria, de explotación, de
enajenación y de alienación de este último será la causa de la crítica de este y del
surgimiento de su pensamiento de que la lucha de clases deberá finalizar con la toma de los
medios de producción por parte del proletariado, como una forma de terminar con la
explotación de estos por parte de la burguesía, para concluir con una dictadura de las
fuerzas de producción.

Cabe destacar que los ideales de libertad, igualdad y fraternidad de la Ilustración que tuvo
gran influencia en aspectos económicos, políticos y sociales y luego muchos movimientos
revolucionarios, también influenció a Marx ya que esta a pesar de haber iniciado en el siglo
XVII y haber acabado a inicios de la Revolución Francesa, se prolongó en algunos países
durante los primeros años del siglo XIX.
Contexto Familiar
Para fundamentar el ateísmo de Marx es necesario ver desde que edad o que época empezó
a cuestionar todos aquellos factores que tenían que ver con un Dios, y como se sabe, la
persona adopta diferentes ideas que son enseñadas por sus padres desde su infancia, y
desde ese punto es que se va a analizar su ateísmo. Desde un principio, fue educado en un
ambiente de tolerancia religiosa, sus padres no eran muy creyentes pero si admitían cierto
deísmo, por consiguiente no tenían una convicción de la existencia de Dios y por lo tanto no
lo miraban como un pilar fundamental ni en la crianza de su hijo. Su familia era acomodada y
culta, aunque no revolucionaria. Por lo tanto se puede afirmar que Marx en cierto momento
afirmo tener una fe en Dios, donde posteriormente tubo una crisis religiosa, ya que el siempre
dudaba la existencia, por lo que confirmo la no existencia de Dios, basándose en la debilidad,
miseria opresión del ser humano, viendo la religión como el “Opio del Pueblo”. Una de las
preocupaciones más grandes que tenía el padre de Marx era la perdida de fe que tenía su
hijo hacia cualquier dios que no reconozca la conciencia humana como realidad suprema. Al
ver que esto se manifestaba en la mayoría de sus poemas, su padre le aconseja
respondiendo a través de una carta que siempre es bueno tener la fe en Dios, ya que sirve
de gran ayuda para la moral, y le termina diciendo que por menos creyente que sea una
persona, existen momentos en la vida a los cuales nos vemos involuntariamente arrastrados
a las plegarias del Altísimo. Esto nos quiere decir que sus padres apoyaban la idea de que
Marx fuese una persona creyente, pero tampoco fue criado con la suficiente fe para que en
el proceso de su adultez tuviera un criterio propio para tener una fe absoluta en Dios y no
dejarse influenciar por las teorías estudiadas. Por tanto, Marx se cuestionaba la existencia de
un Dios y es ahí cuando por medio de un libro (Proyecto del bachillerato) titulado:
“Consideraciones de un joven en la elección de una profesión” expresa algunas ideas. Al final
de ese texto dice que el motivo principal que nos debe guiar en la elección es “El Bien de la
humanidad”, “Nuestra propia perfección”, y añade una observación que explica que ambos
intereses no pueden ser una negación:

La naturaleza del hombre es hecha así que él puede alcanzar su perfección solo si trabaja
para la perfección, para el bienestar de los que lo rodean. La experiencia predica como el
más feliz al que hizo felices a la mayor cantidad de hombres; la religión misma nos enseña
que el ideal que todos tratan de imitar se sacrificó para la humanidad y quien osaría aniquilar
tales afirmaciones” (El Humanismo de Marx, pg.267)

Estas dos citas previas ya demuestran el gran ideal moral que animaba al joven desde un
principio, también termina demostrando por medio de la religión de que el reconocía una gran
autoridad en la religión cristiana, Jesús. Esas fueron las principales influencias que se dieron
en Marx por medio de su familia, que prácticamente aún no fundaba su ateísmo, pero no le
brindaron enseñanzas ni principios en los cuales se fundamentara para tener una fe firme
hacia las creencias de Dios, por lo que fue presa fácil de la influencia de otras teorías, las
cuales se vio atraído y posteriormente fascinado, para así estudiarlas, analizarlas y
mejorarlas para introducirlas como sistema sociales de vida.
Principales Argumentos Sobre Su Ateísmo
Karl Marx referido a la religión dice que es una alienación religiosa ya que esta para Marx es
una creación humana que ayuda a consolar los sufrimientos, disminuyendo la capacidad de
superar la causa del sufrimiento y la opresión. Claramente el punto de vista de Marx es
ateísta ya que niega la posibilidad de que exista un Dios, ni una dimensión humana hacia lo
trascendente.

Por eso Karl Marx hace una crítica a la religión a partir de una alienación, una alienación
religiosa en la que según Marx debemos analizar esta idea como si estuviéramos analizando
cualquier otra cosa que sucede, en otras palabras según Marx :

La religión tiene que ser estudiada objetivamente, esto quiere decir que, desde su
punto de vista, tenemos que estudiar la religión como estudiamos cualquier otra
manifestación humana, tratando de ver su relación con otras experiencias humanas y,
particularmente, en relación con las condiciones económicas y sociales de la sociedad
que la ha gestado(Echegoyen, 2010).

Por lo que Marx explica en tres sentidos el por qué la religión es una alienación:

1. La primera es que la religión según Marx es una realidad irreal de algo que realmente
no existe ya que el propone que Dios no crea al hombre, si no el hombre crea Dios ya
que se vuelve una alineación ya sigue el esquema básico de una alienación donde el
sujeto pierde su sentido de vida ya que pone a Dios como su centro de su todo
volviéndolo infinito ,el hombre que da totalmente desvalorizado de su propio ser, de su
propio destino y del mundo humano frente a la calidad absoluta de la realidad
trascendente o divina realidad, creada por el hombre ya que pone en contra a sí
mismo y a su creador y el mundo finito con el infinito

2. La segunda es que desvía al hombre de su verdadero ámbito de felicidad y salvación


el cual es el mundo de la vida social y económica o sea que esta es su verdadera
realidad humana y esta es su salvación, entonces lo que hace la religión es que lo
desvía ya que le ofrece un mundo donde descansara en paz , un mundo lleno de
felicidad al sanar su sufrimiento , un mundo lleno de justicias plena lo cual afecta al
hombre ya reduce la capacidad de resolver los problemas sociales , económicos
donde realmente estos son problemas reales del sufrimiento, lo desenfoca totalmente
de sus verdadera realidad , también expresa que la religión “ es el opio del pueblo “ ya
que calma , duerme y reduce el espíritu y el ideal revolucionario de cada hombre ,
3. La tercera es que explica que la religión llega hasta el hecho de apoyar a las clases
más altas dominantes y no a clases desfavorecidas apoyando, al poder por lo que
explica las causas de exista el dominios de grupos sociales sobre estos debido al
apoyo de la clase dominante.

Después de haber explicado lo que expresa Marx acerca de la religión este la expone como
una alienación por lo que Marx sugiere la superación de esta ya que considera que es
necesario. Además expresa que debido a los cambios de las condiciones económicas se
han hecho posibles, o sea la desaparición de la clases sociales a partir de que exista la
propiedad privada ya que una sociedad comunista no habrá religión ya que pertenece a un
alienación y es consecuencia de la misma y no existirán en esta sociedad. Marx critica a la
religión ya que pertenece a una alienación que no permite el cambio revolucionario del
hombre ya que el hombre esta atenido a un mundo irreal lleno de fantasías y cosas divinas,
un mundo donde realmente no existe y desenfoca su verdadera prioridad que es la solución
a los problemas económicos y sociales de su verdadera realidad.
Conclusiones
Todo escritor se inspira de su alrededor, no hay ninguna idea que no sea formulada por el
procesamiento de la información que estamos constantemente recibiendo. Todo esto es
reflejado por medio de la filosofía de Marx e inclusive de cualquier escritor, ya que sus obras
se basan en el contexto que viven generalmente para expresar su opinión acerca de los
sucesos de este contexto, sus acuerdos o desacuerdos. Una forma de protesta o crítica en el
caso de Marx, concibiendo así por medio de esta inspiración uno de los trabajos más
estudiados hasta el momento.

Desde un punto de vista familiar podemos afirmar que Karl Marx era un joven formado en
creencias cristianas pero en sí fue influenciado por varios medios externos
(filósofos/libros/artículos) que explican de varias maneras como no existe Dios alguno. Se
afirma que Marx tuvo influencias por parte de su padre llegando a tener fe en Dios en cierta
parte de su vida de joven, pero esa influencia no fue lo suficiente para afirmar más adelante
la existencia de Dios alguno.

El ateísmo de Marx se basa claramente en que la religión es una alienación. En la que el


expone las formas en las que esta afecta al hombre y como, que esta sigue el mismo
esquema de una alienación en la que el hombre pierde su sentido ya que está concentrado
en algo más importante que el, que es dios por lo que Marx explica que se debe superar la
alienación religiosa ya que desenfocan totalmente la realidad del hombre y pierde sus
verdaderos objetivos en el mundo real ya que al estar concentrado en un mundo irreal el
hombre se olvida de la realidad en la que vive, además crea en la sociedad un tranquilizante
, un calmante que reduce el ideal y espíritu del revolucionario además la religión crea un
desestabilidad social al apoyar a la clase dominante y no a la clase baja creando así clases
sociales que predominen sobre otras.
Bibliografía

 Kinnen, E. (1969). El Humanismo Social de Marx. Santiago, Chile: Andrés Bello.

 Uliánov, V. I. (Julio-Noviembre de 1914). Carlos Marx. Recuperado el 20 de Julio de


2014, de El historiador: http://www.elhistoriador.com.ar/biografias/m/marx.php
 Biografía (s.f.) Karl Marx. Recuperado el 20 de Julio de 2014, de BuscaBiografías:
http://www.buscabiografias.com/bios/biografia/verDetalle/1201/Karl%20Marx
 Vives, J. (2010). Contexto histórico-cultural y filosófico de Karl Marx. Recuperado de
https://filosofiaieslaorden.wikispaces.com/file/view/Contexto+de+Karl+Marx+Javier+Viv
es.pdf
 Echegoyen, J. (2010). Alienación Religiosa. Recuperado de http://www.e-
torredebabel.com/Historia-de-la-filosofia/Filosofiacontemporanea/Marx/Marx-
AlienacionReligiosa.htm