You are on page 1of 2

¿Cómo actuar ante una

mordedura de perro?
Ya sea en la calle, con cualquier perro, o en casa con la mascota
doméstica y sea cual sea su gravedad, un
SI ME HA MORDIDO, ¿QUÉ HAGO?
 Lo primero es lavarse bien las manos y ponerse unos
guantes de látex, si se tienen cerca, para evitar posibles
infecciones.
 Luego hay que limpiar la herida a conciencia durante varios minutos,primero con suero fisiológico a presión y
después con agua templada y jabón neutro, en el caso de que sea superficial o poco profunda, para intentar
eliminar los posibles restos que puedan quedar en ella.

Después de lavar la herida con suero, hay que aplicar agua templada y jabón neutro

 Ten en cuenta que la boca de un perro tiene multitud de gérmenes dado que está en contacto frecuente con el
suelo, por lo que son lesiones propensas a infectarse. Por eso conviene aplicar antisépticos,como la povidona
yodada, mediante una gasa estéril.

PRIMEROS AUXILIOS
¿Sabrías usar los desfibriladores que están en los espacios públicos?
 Una vez lavada y desinfectada la herida, se debe tapar con una venda
limpia que no deje restos ni pelusas.
 Si se trata de una herida fea, desgarrada, profunda y con gran
sangrado, hay que ir de inmediato al médico cubriendo la zona con un
pañuelo o trapo limpios mientras presionamos encima para ayudar a
detener la hemorragia.
¿CUÁNDO DEBO ACUDIR AL MÉDICO?
Ante una mordedura de animal, siempre hay que acudir al médico antes de
que transcurran 8 horas desde la lesión, independientemente de la
gravedad de la herida.

Por banal que parezca, el especialista debe valorar si es necesario ponerse la vacuna antirrábica, sobre todo
si el atacante es un perro callejero o de dueño no conocido que no pueda informarnos sobre su estado de salud y
mostrarnos que tiene la cartilla de vacunación al día.

Hay que acudir siempre al médico antes de que transcurran 8 horas desde la mordedura

La rabia es una enfermedad provocada por un virus que se transmite a través de la saliva del perro y tiene
una tasa de mortalidad de prácticamente el 100% de los casos. Un cepillado de la herida más profundo por parte
del personal sanitario puede salvarnos de complicaciones.

¿LO SABÍAS?
Las 6 cosas que ya no deberían estar en el botiquín de tu casa

Lo más probable es que el médico paute un tratamiento antibiótico para evitar posibles infecciones
bacterianas. Y, si la última dosis de tétanos la hemos recibido hace más de 10 años, es necesario recibir una de
recuerdo porque la bacteria que provoca esta enfermedad se puede transmitir a través de las mordeduras.
Causas
La mayoría de las mordeduras de animales provienen de mascotas. Las mordeduras de perros son comunes y
casi siempre le suceden a los niños. En comparación con los adultos, es mucho más probable que los niños sean
mordidos en la cara, la cabeza o el cuello.

Las mordeduras de gatos son menos comunes, pero tienen un mayor riesgo de infección. Los dientes de los
gatos son más largos y afilados, los cuales pueden causar heridas punzantes más profundas. La mayoría de otras
mordeduras de animales son causadas por animales callejeros o salvajes, como mofetas, mapaches, zorros y
zorrillos.

Las mordeduras que causan una herida punzante son más propensas a infectarse. Algunos animales están
infectados con un virus que puede causar la rabia. La rabia es poco frecuente, pero puede ser mortal.
Síntomas
Los posibles síntomas incluyen:
 Rupturas o cortaduras mayores en la piel, con o sin sangrado
 Hematomas
 Lesiones por aplastamiento que pueden causar desgarros graves de tejidos
 Heridas punzantes
 Lesión de tendones o articulaciones
Cuidado de la herida
Debido al riesgo de infección, debe acudir al proveedor de atención médica dentro de las 24 horas siguientes en
caso de cualquier mordedura que rompa la piel. Si está cuidando a alguien que fue mordido:
 Calme y tranquilice a la persona.
 Lávese bien las manos con agua y jabón antes de tratar la herida.
 Si la herida está sangrando, póngase guantes de látex si los tiene.
 Lávese de nuevo las manos después de esto.
Para cuidar la herida:
 Detenga el sangrado de la herida aplicando presión directa con un paño limpio y seco.
 Lave la herida. Utilice un jabón suave y agua corriente caliente. Enjuague la mordedura durante 3 a 5
minutos.
 Aplique un ungüento antibacteriano a la herida. Esto puede ayudar a reducir las probabilidades de
infección.
 Ponga un vendaje estéril.
 Si la mordedura es en el cuello, la cabeza, la cara, la mano. los dedos de la mano o los pies, llame al
proveedor inmediatamente.