You are on page 1of 13

La Educación

Pérez J. (2008). La educación puede definirse como el proceso de socialización de


los individuos. Al educarse, una persona asimila y aprende conocimientos. La
educación también implica una concienciación cultural y conductual, donde las
nuevas generaciones adquieren los modos de ser de generaciones anteriores.

El proceso educativo se materializa en una serie de habilidades y valores, que


producen cambios intelectuales, emocionales y sociales en el individuo. De acuerdo
al grado de concienciación alcanzado, estos valores pueden durar toda la vida o
sólo un cierto periodo de tiempo.

En el caso de los niños, la educación busca fomentar el proceso de estructuración


del pensamiento y de las formas de expresión. Ayuda en el proceso madurativo
sensorio-motor y estimula la integración y la convivencia grupal.

La educación formal o escolar, por su parte, consiste en la presentación sistemática


de ideas, hechos y técnicas a los estudiantes. Una persona ejerce una influencia
ordenada y voluntaria sobre otra, con la intención de formarle. Así, el sistema
escolar es la forma en que una sociedad transmite y conserva su existencia
colectiva entre las nuevas generaciones.

Por otra parte, cabe destacar que la sociedad moderna otorga particular importancia
al concepto de educación permanente o continua, que establece que el proceso
educativo no se limita a la niñez y juventud, sino que el ser humano debe adquirir
conocimientos a lo largo de toda su vida.

Dentro del campo de la educación, otro aspecto clave es la evaluación, que presenta
los resultados del proceso de enseñanza y aprendizaje. La evaluación contribuye a
mejorar la educación y, en cierta forma, nunca se termina, ya que cada actividad
que realiza un individuo es sometida a análisis para determinar si consiguió lo
buscado.
La Pedagogía

Pérez J. Y Merino M. (2008). La palabra pedagogía tiene su origen en el griego


antiguo paidagogós. Este término estaba compuesto por paidos (“niño”) y gogía
(“conducir” o “llevar”). Por lo tanto, el concepto hacía referencia al esclavo que
llevaba a los niños a la escuela.

En la actualidad, la pedagogía es el conjunto de los saberes que están orientados


hacia la educación, entendida como un fenómeno que pertenece intrínsecamente a
la especie humana y que se desarrolla de manera social.

La pedagogía, por lo tanto, es una ciencia aplicada con características psicosociales


que tiene la educación como principal interés de estudio.

En este aspecto es tan importante la mencionada disciplina que desde hace algunos
años en todos los centros educativos públicos que forman parte de la Red de
Enseñanza de España existe un pedagogo o pedagoga que no sólo se encarga de
respaldar el trabajo de los profesores sino que también ayuda a los alumnos que lo
necesitan en determinadas áreas.

Más concretamente esta figura tiene en cualquier escuela o instituto unas funciones
claramente delimitadas como son las siguientes: servicio de orientación y
organización escolar, programación de metodologías específicas, asesoramiento al
profesor, elaboración de terapias específicas, técnicas de estudio, diagnóstico del
discente…

Es importante destacar que la pedagogía se nutre de los aportes de diversas


ciencias y disciplinas, como la antropología, la psicología, la filosofía, la medicina y
la sociología.

De todas formas, cabe destacar que hay autores que sostienen que la pedagogía
no es una ciencia, sino que es un arte o un tipo de conocimiento.

Muchos han sido los pedagogos que a lo largo de la historia han planteado sus
teorías acerca de la educación, no obstante, entre todos ellos destacan figuras como
la de Paulo Freire. Este fue un educador de origen brasileño que se ha convertido
en un referente dentro de esta citada ciencia.

En concreto, él estableció una serie de veinte máximas fundamentales en el ámbito


de la Pedagogía bajo su punto de vista. Nos estamos refiriendo, por ejemplo, a que
enseñar exige siempre saber escuchar, que todos siempre aprendemos, o que
estudiar no es un proceso mediante el cual se consumen ideas sino que estudiar es
crear precisamente esas citadas ideas.

La Didáctica

Pérez J. y Gardey A. (2008). Es usual encontrar productos y actividades para niños


donde aparece el concepto de didáctica. “Contenidos didácticos”, “Material
didáctico” y “Juego didáctico” son, por citar algunos casos a modo de ejemplo,
frases que resuenan con frecuencia en la mente de numerosos adultos. Sin
embargo, muchas veces perdemos de vista las definiciones teóricas y nos
quedamos sin identificar entonces qué significan, en concreto, palabras como la
mencionada. Por esa razón, hoy intentaremos aportar datos interesantes que
permitan descubrir que es, exactamente, la didáctica.

En términos más tecnicistas la didáctica es la rama de la Pedagogía que se encarga


de buscar métodos y técnicas para mejorar la enseñanza, definiendo las pautas
para conseguir que los conocimientos lleguen de una forma más eficaz a los
educados.

Dicen los expertos que por didáctica se entiende a aquella disciplina de carácter
científico-pedagógica que se focaliza en cada una de las etapas del aprendizaje. En
otras palabras, es la rama de la pedagogía que permite abordar, analizar y diseñar
los esquemas y planes destinados a plasmar las bases de cada teoría pedagógica.

Proceso de Enseñanza-Aprendizaje

Ruiz J. (2016). Parece adecuado establecer procedimientos no solo para que el


estudiante aprenda de forma autónoma, dentro de unos límites planificados, sino
también para que reflexione sobre el proceso en el que está inmerso, de manera
que en el futuro, cuando su trabajo sea completamente autónomo, tenga criterios
para planificarlo y gestionarlo

El principal objetivo de este módulo radica en reflexionar, plantear interrogantes y


críticas acerca de las experiencias del proceso de enseñanza–aprendizaje tal y
como se aplica en las escuelas de hoy en día. Lo realice a partir de los acápites
establecidos tales como Buenas prácticas, Desarrollo curricular, Práctica de
enseñanza, Evaluación de los alumnos, para poder así analizar el recorrido que
realizan el estudiante y el docente mentor, algunos problemas de sistema educativo
actual, contextualizando estas situaciones en la educación dominicana en sentido
general.

Aquí se reflexiona sobre diversas estrategias que favorecen la gestión y la


valoración del proceso de aprendizaje propio, puestas en práctica por la autora. Les
invito a la lectura esperando que el modulo cumpla con los requisitos establecidos.

La Enseñanza

Pérez J. (2008). La enseñanza es la acción y efecto de enseñar (instruir, adoctrinar


y amaestrar con reglas o preceptos). Se trata del sistema y método de dar
instrucción, formado por el conjunto de conocimientos, principios e ideas que se
enseñan a alguien.

La enseñanza es la acción y efecto de enseñar (instruir, adoctrinar y amaestrar con


reglas o preceptos). Se trata del sistema y método de dar instrucción, formado por
el conjunto de conocimientos, principios e ideas que se enseñan a alguien.

La enseñanza implica la interacción de tres elementos: el profesor, docente o


maestro; el alumno o estudiante; y el objeto de conocimiento. La tradición
enciclopedista supone que el profesor es la fuente del conocimiento y el alumno, un
simple receptor ilimitado del mismo. Bajo esta concepción, el proceso de enseñanza
es la transmisión de conocimientos del docente hacia el estudiante, a través de
diversos medios y técnicas.
Sin embargo, para las corrientes actuales como la cognitiva, el docente es un
facilitador del conocimiento, actúa como nexo entre éste y el estudiante por medio
de un proceso de interacción. Por lo tanto, el alumno se compromete con su
aprendizaje y toma la iniciativa en la búsqueda del saber.

La enseñanza como transmisión de conocimientos se basa en la percepción,


principalmente a través de la oratoria y la escritura. La exposición del docente, el
apoyo en textos y las técnicas de participación y debate entre los estudiantes son
algunas de las formas en que se concreta el proceso de enseñanza.

El Aprendizaje

Pérez J. Gardey A. (2008). Se denomina aprendizaje al proceso de adquisición de


conocimientos, habilidades, valores y actitudes, posibilitado mediante el estudio, la
enseñanza o la experiencia. Dicho proceso puede ser entendido a partir de diversas
posturas, lo que implica que existen diferentes teorías vinculadas al hecho de
aprender. La psicología conductista, por ejemplo, describe el aprendizaje de
acuerdo a los cambios que pueden observarse en la conducta de un sujeto.

El proceso fundamental en el aprendizaje es la imitación (la repetición de un proceso


observado, que implica tiempo, espacio, habilidades y otros recursos). De esta
forma, los niños aprenden las tareas básicas necesarias para subsistir y
desarrollarse en una comunidad.

El aprendizaje humano se define como el cambio relativamente invariable de la


conducta de una persona a partir del resultado de la experiencia. Este cambio es
conseguido tras el establecimiento de una asociación entre un estímulo y su
correspondiente respuesta. La capacidad no es exclusiva de la especie humana,
aunque en el ser humano el aprendizaje se constituyó como un factor que supera a
la habilidad común de las ramas de la evolución más similares. Gracias al desarrollo
del aprendizaje, los humanos han logrado alcanzar una cierta independencia de su
entorno ecológico y hasta pueden cambiarlo de acuerdo a sus necesidades.
Educación Física

Pérez J. Y Merino M. (2008). El término que vamos a analizar está compuesto por
dos partes claramente diferenciadas. Así, en primer lugar está conformado por la
palabra educación cuyo origen etimológico se encuentra en el latín educatio que, a
su vez, es fruto de la suma del prefijo ex que significa “hacia afuera”, el verbo ducere
que equivale a “guiar” y el sufijo –cion que es sinónimo de “acción”.

En segundo lugar, está la palabra física que emana del griego y más concretamente
de la unión de dos partes perfectamente delimitadas: el término physis que puede
traducirse como “naturaleza” y el sufijo –ica que es igual a “ciencia”.

Realizar una definición precisa de la educación física es una tarea ardua. Es que,
en el ámbito académico, existen distintas concepciones y enfoques referidos al
término. La educación física puede ser una actividad educativa, recreativa, social,
competitiva o terapéutica, por ejemplo.

En lo que hace referencia a su sentido educativo o formativo, la educación física es


una disciplina científico-pedagógica, que se centra en el movimiento corporal para
alcanzar un desarrollo integral de las capacidades físicas, afectivas y cognoscitivas
del sujeto.

Recreación

Pérez J. Y Merino M. (2008). Con origen en el término latino recreatĭo, la palabra


recreación define a la acción y efecto de recrear. Por lo tanto, puede hacer
referencia a crear o producir de nuevo algo. También se refiere a divertir, alegrar o
deleitar, en una búsqueda de distracción en medio del trabajo y de las obligaciones
cotidianas.

En lo que respecta a la primera acepción establecida, podemos decir que se suele


hablar de lo que se conoce como recreación histórica. Esta es una actividad que
consiste en que un número indeterminado de personas procedan a representar de
la manera más fiel posible un acontecimiento del pasado que tuvo mucha
importancia y trascendencia en la tierra donde viven.
Así, por ejemplo, en España y concretamente en la ciudad de Alcoy bajo la
denominación de Fiesta de Moros y cristianos se recrea la batalla de Alcoy que tuvo
lugar en el año 1276 y que enfrentó a los vecinos de la localidad con el caudillo
musulmán Alazraq y sus soldados. Una guerra en la que, según cuenta la leyenda,
se apareció San Jorge, a lomos de su caballo, para darles el triunfo a los habitantes
del lugar.

No obstante, en otras partes del mundo también tienen lugar diferentes recreaciones
históricas. Este sería el caso, por ejemplo, de Polonia donde tiene lugar la
escenificación y conmemoración de la batalla de Grünwald, de 1410, donde se
enfrentaron los caballeros teutónicos y los habitantes del entonces Reino de
Polonia.

La batalla de la Línea Molotov durante la Segunda Guerra Mundial, la batalla de


Austerlitz o la batalla de Naseby son otros de los hechos históricos que son
sometidos a recreación en diversos puntos de la geografía mundial.

Con respecto a la segunda acepción, la recreación es el uso del tiempo que se


considera como un refresco terapéutico del cuerpo y de la mente. La recreación
implica una participación activa del sujeto, a diferencia del ocio que refiere
generalmente al descanso o a otra forma de entretenimiento más relajada.

Los especialistas afirman que el entretenimiento es importante para mantener un


equilibrio entre los deberes y la salud física y mental. Por eso, cuando la gente lleva
una vida cada vez más sedentaria y con mayor estrés, la necesidad de recreación
aumenta.

Entre las actividades recreativas más tradicionales, pueden mencionarse aquellas


que se realizan al aire libre. La pesca, por ejemplo, es considerada como una
actividad recreativa que permite distenderse y disfrutar de la naturaleza.

Los deportes como el fútbol y los distintos tipos de juegos también son elegidos por
millones de personas en todo el planeta a la hora de la recreación.
Deporte

Pérez J. Y Merino M. (2008). En el latín es donde encontramos el origen etimológico


de la palabra deporte y en concreto se halla en el verbo deportare que puede
traducirse como deportar. Viéndolo así nos cuesta entender qué tienen en común
dicho verbo y el concepto que nos ocupa, sin embargo, tenemos que decir que la
evolución será la que determine la conexión.

En el latín es donde encontramos el origen etimológico de la palabra deporte y en


concreto se halla en el verbo deportare que puede traducirse como deportar.
Viéndolo así nos cuesta entender qué tienen en común dicho verbo y el concepto
que nos ocupa, sin embargo, tenemos que decir que la evolución será la que
determine la conexión.

Y es que para los romanos aquella citada forma verbal tenía dos significados, por
un lado el de transportar y por otro el que hacía referencia a unas celebraciones de
tipo triunfal (deportae lauream) en las que los generales llevaban rendían honores
a Júpiter y llevaban una corona de laurel.

Partiendo de todo ello, el concepto deportare que se utilizaba también como


sinónimo de sacar algo, de llevarlo lejos,…fue evolucionando como salir al campo,
respirar aire fresco y hacer ejercicio. Una expresión esta última que ya se adecúa a
la perfección a la acepción que hoy le damos al término deporte.

La práctica de un deporte puede desarrollarse por motivos de salud, ocio o


profesionales. Un deporte, después de todo, es algún tipo de ejercicio físico o juego
que, en su desarrollo, es competitivo y exige el respeto por ciertas normas y reglas.

Gimnasia

Pérez J. Y Gardey A. (2009). Del latín gymnasia, la gimnasia es la disciplina que


busca desarrollar, fortalecer y dar flexibilidad al cuerpo mediante rutinas de
ejercicios físicos. Puede llevarse a cabo como deporte (a modo de competencia) o
de manera recreativa.
La Fédération Internationale de Gymnastique (FIG) es la organización encargada
de regular la práctica deportiva de la gimnasia. Esta asociación reconoce seis
disciplinas: general, artística, aeróbica, acrobática, rítmica y de trampolín.

Juego

Pérez J. Y Merino M. (2008). Antes de entrar de lleno a analizar el término juego


que ahora nos ocupa es importante que procedamos previamente a establecer el
origen etimológico del mismo. En este sentido podemos determinar que se
encuentra en el latín y más exactamente en la palabra iocus que es sinónimo de
broma.

Antes de entrar de lleno a analizar el término juego que ahora nos ocupa es
importante que procedamos previamente a establecer el origen etimológico del
mismo. En este sentido podemos determinar que se encuentra en el latín y más
exactamente en la palabra iocus que es sinónimo de broma.

La actividad recreativa que cuenta con la participación de uno o más participantes


es conocida como juego. Su función principal es proporcionar entretenimiento y
diversión, aunque también puede cumplir con un papel educativo. Se dice que los
juegos ayudan al estímulo mental y físico, además de contribuir al desarrollo de las
habilidades prácticas y psicológicas.

El juego puede ser definido tanto por el objetivo que sus jugadores tratan de
alcanzar como por el conjunto de reglas que determinan qué es lo que pueden hacer
estos jugadores.

Existen numerosos tipos de juegos: de rol (donde el participante asume un


determinado papel o personalidad concreta), de estrategia (entretenimientos que
requieren de inteligencia y de planificación, como el ajedrez o las damas), de mesa
(como su nombre lo indica, necesitan de un soporte para que las personas jueguen),
de naipes (poker, blackjack) y videojuegos (programas informáticos que necesitan
de una aparato electrónico), entre otros.
De la misma forma, tampoco podemos olvidar los que se conocen como juegos
populares o tradicionales. Estos son aquellos que han ido pasando de generación
en generación a lo largo del tiempo y que a pesar de todo siguen divirtiendo y
entreteniendo a los pequeños de todas las edades.

Así, por ejemplo, entre los juegos más conocidos que se pueden incluir en dicha
categoría nos encontramos con el de saltar a la comba, el llamado juego del
pañuelo, las canicas, el trompo o peonza, las carreras de sacos, el pilla pilla o el
juego de la goma.

No obstante, tampoco podemos obviar el hecho de que existen muchos de estos


juegos tradicionales que no van dirigidos a un público infantil sino que son los
adultos los que se divierten con ellos. Este sería el caso, por ejemplo, del conocido
juego de la petanca, la pelota vasca que es propio del País Vasco o el juego de la
rana, que recibe diversos nombres según el país en el que se juegue.

Actividad Física

Pérez J. Y Merino M. (2015). Actividad es un concepto con varios usos. En su


sentido más amplio, una actividad es una acción que lleva adelante una persona o
una compañía. Física o físico, por su parte, son nociones que también tiene
diferentes acepciones: en esta oportunidad nos interesa su significado como lo
vinculado a lo corporal o al cuerpo.

Se denomina actividad física al movimiento que desarrolla un individuo, fomentando


el consumo de energía. Para cualquier ser humano, por lo tanto, realizar actividad
física con frecuencia es indispensable para el mantenimiento de la salud.

Cualquier movimiento del cuerpo puede considerarse como una actividad física. De
todos modos, el concepto suele aludir a la actividad intensa, que exige un esfuerzo
al sujeto y que supone un consumo energético bastante elevado. Este tipo de
actividad física consume muchas calorías y ayuda a que la persona no tenga
sobrepeso.
Además del consumo de calorías que contribuye a que el individuo no engorde en
exceso, la actividad física también reduce el riesgo de padecer enfermedades
cardiovasculares, mejora la elasticidad de los músculos y de las articulaciones,
incrementa la capacidad pulmonar y regula el funcionamiento intestinal. La actividad
física incluso aporta beneficios al plano psicológico, ya que quien realiza actividad
física con frecuencia suele disminuir su nivel de estrés y mejora su autoestima.

Ejercicio Físico

Pérez J. (2017). El término ejercicio, que deriva del latín exercitium, se emplea para
nombrar a la acción y el resultado de ejercitarse o de ejercitar: practicar algo o
utilizar una facultad mental o un sector corporal de manera reiterada con el objetivo
de estimular su actividad. La idea de físico, por su parte, puede aludir a lo corporal
o corpóreo.

Se conoce como ejercicio físico, en este marco, a la actividad que se lleva a cabo
para conservar u optimizar el estado físico. Por lo general se trata de una serie de
movimientos que se repiten periódicamente.

El ejercicio físico ayuda a cuidar y mejorar la salud, brindando bienestar al individuo.


Entre sus bondades, permite fortalecer los músculos, eliminar grasa, proteger el
sistema cardiovascular y fomentar diversas habilidades. Además sirve como
recreación y contribuye a minimizar el estrés.

De acuerdo a los movimientos realizados, el ejercicio físico posibilita ganar fuerza,


elasticidad, resistencia, flexibilidad, coordinación y/o velocidad. Antes de comenzar
a hacer ejercicio con frecuencia, es necesario acudir a un médico para que
determine qué tipo de esfuerzos y con qué intensidad puede realizar la persona sin
poner en riesgo su salud. Esto se debe a que un esfuerzo excesivo o ciertos
movimientos pueden terminar provocando un daño.

Caminar, trotar y nadar son algunos de los ejercicios físicos más habituales. La
práctica de deportes, por otro lado, también constituye un ejercicio físico importante.
Cultura Física

Pérez J. Y Gardey A. (2016). Para adentrarnos en el concepto de cultura física,


resulta conveniente definir primero los términos que componen la expresión. La idea
de cultura, en este marco, puede referirse a los saberes que posibilitan la
comprensión de un tema y la formación de un juicio crítico. Física o físico, por su
parte, puede aludir a lo corporal.

La cultura física, por lo tanto, abarca los conocimientos acerca del deporte y de la
gimnasia que permiten lograr un desarrollo pleno de las capacidades del cuerpo. La
noción también se vincula a la práctica de estas actividades que persiguen el
mencionado desarrollo.

Los hábitos relacionados con el cuidado corporal también forman parte de la cultura
física, que permite preservar la salud en todas sus dimensiones. Una persona con
conocimientos de cultura física entiende el valor de la actividad deportiva y cuenta
con las herramientas necesarias para alcanzar el bienestar.

Más allá de la gimnasia y el deporte que permiten combatir el sedentarismo, en la


cultura física también se incluyen nociones de alimentación. Elegir los alimentos a
conciencia es una parte muy importante del cuidado del cuerpo: quien solamente
se alimenta con comida chatarra no gozará de un estado saludable por más que
practique deportes todos los días.

Un sinónimo muy usado de cultura física es educación física, nombre que recibe en
muchos países la asignatura escolar que se centra en los ejercicios físicos, es decir,
la gimnasia. En este ámbito, la cultura física es uno de los factores que divide a los
estudiantes, estigmatizando a algunos por su falta de habilidad o sus problemas de
motricidad.

La imposición de estas actividades durante la infancia y la adolescencia con la


presión de superar ciertas metas para recibir una calificación suficiente es una
auténtica tortura para millones de niños cuyos cuerpos no están en forma.
A nivel físico:

 Elimina grasas y previene la obesidad.


 Aumenta la resistencia ante el agotamiento.
 Previene enfermedades coronarias.
 Mejora la amplitud respiratoria y la eficacia de los músculos respiratorios.
 Disminuye la frecuencia cardiaca en reposo.
 Favorece el crecimiento.
 Mejora el desarrollo muscular.
 Combate la osteoporosis.
 Mejora el rendimiento físico en general, aumentando los niveles de fuerza,
velocidad, resistencia, etc.
 Regula el estreñimiento provocado por los malos hábitos como el
sedentarismo.
 Aumenta la capacidad vital

A nivel psíquico:

 Tiene efectos tranquilizantes y antidepresivos.


 Mejora los reflejos y la coordinación.
 Aporta sensación de bienestar.
 Elimina el estrés.
 Previene el insomnio y regula el sueño.
A nivel socioafectivo:
 Estimula la participación e iniciativa.
 Estimula el afán de trabajo en grupo.
 Canaliza la agresividad.
 Favorece el autocontrol.
 Nos enseña a aceptar y superar las derrotas.
 Nos enseña a asumir responsabilidades y a aceptar las normas.
 Favorece y mejora la autoestima.
 Mejora la imagen corporal.