Вы находитесь на странице: 1из 207

UNIVERSIDAD DE COSTA RICA

FACULTAD DE INGENIERÍA

ESCUELA DE INGENIERÍA MECÁNICA

LICENCIATURA EN INGENIERÍA MECÁNICA

Trabajo Final de Graduación:

Diseño de una micro central hidroeléctrica para la


Reserva Biológica Alberto Manuel Brenes

Autores:

LEE MARVIN RODRÍGUEZ ROJAS / LEONARDO SUÁREZ MATARRITA

2013
Diseño de una micro central hidroeléctrica para la Reserva
Bio lógica Alberto Manuel Brenes

Autores:

Lee Marvin Rodríguez Rojas / Leonardo Suárez Matarrita

Sometido a la Escuela de Ingeniería Mecánica de la Facu l tad de Ingeniería de la


Universidad de Costa Rica como requisito parcial para optar por el grado de:

lng. Pablo Soto Ortega, MSc.


Director, Comité Asesor

l ng. Manuel
Mi embro, Comité Asesor

lng. Jhymer Rojas Vásquez.


Director Escuela Ingeniería Mecánica

lng. Marco Vinicio Calvo Vargas. MBA.


Representante. Escuela Ingeniería Mecánica

Agosto 2013
Dedicatoria

En agradecimiento a toda mi familia, que estuvo siempre a mi lado


alentándome para poder alcanzar este resultado,
a mi madre y mi padre, por esforzarse cada día para permitirme lograrlo.
Lee Marvin Rodríguez Rojas

Este trabajo se ha logrado culminar gracias al apoyo de toda mi familia,


y en especial a la motivación del abuelo Jorge,
que siempre ha sido mi inspiración en la vida.
Leonardo Suárez Matarrita

ii
Agradecimientos

Se le agradece profundamente todo el apoyo ofrecido por el grupo de profesores


asesores, los cuales nos abrieron las puertas a esta área de conocimiento en la ingeniería.

A la señora Ing. Hennia Cavallini por introducirnos en este proyecto y al señor Ing. Jhymer
Rojas por darnos las facilidades para continuar realizándolo.

También se le agradece al señor Eduardo Alfaro Ureña, por su generosidad y disponibilidad


a colaborarnos en el trabajo de campo.

Lee Marvin Rodríguez Rojas / Leonardo Suárez Matarrita

iii
MICRO-HYDROELECTRIC POWER STATION DESIGN FOR THE ALBERTO
MANUEL BRENES BIOLOGICAL RESERVE

By
Lee Marvin Rodríguez Rojas / Leonardo Suárez Matarrita
(SEPTEMBER, 2013)

ABSTRACT

The micro-hydroelectric power station design for the Alberto Manuel Brenes
Biological Reserve of the University of Costa Rica, located in Los Angeles de San
Ramón, Alajuela, has been made because the existing hydroelectric plant does not
meet the current energy requirements in the area. The object of this project is to
design an optimal hydroelectric generator system to meet the energy needs of the
Reserve.
To make the project in an efficient and reliable way, able to supply as much as
possible the energy needs of the Reserve, the first step was to analyze the existing
site electrical installations and equipment, resulting in an electrical peak power
demand of 5,5 kW, that is achieved with a change in the consumption behavior and
in the type of lighting used. The hydraulic potential of the San Lorencito river was
calculated, using the indirect method of flows correlation and direct measurements
on the site, obtaining a variable curve between 53 l/s and 212 l/s. Height, gross
and net, was defined by direct measurement to design the intake works, the
penstock and the powerhouse. An economic feasibility study was made, which
shows the profitability of developing the project in relation to the cost of install
public electrification or placing a thermal plant.
The considered appropriate location of the water intake is placed 320 m from the
powerhouse, which will remains in the same place, resulting in 18,81 m of gross
head. Design is such made that the intake is protected against floods and doesn’t
allow unwanted objects entering the system.
The design has two proposals: The first one is to get the most amount of energy
available from the San Lorencito Station (8 kW), placing a completely new pipeline
of DN250 PVC size tube with a design flow of 130 l/s (with a 60% of the time
availability). The second one is to supply only the energy required by the Station (5
kW), extending the current DN200 size pipeline to the proposed intake setting a
new stretch of DN250 PVC size tube with a combined design flow of 85 l / s (with a
80 % of the time availability). A Banki type turbo machine was selected for both
proposals with an asynchronous generator, this generator will have a single phase
output of 120 V - 240 V with a maximum capacity of 10 kW. The rotation velocity of
the plant will be controlled by an electronic load controller using secondary
dispelling loads.
The cost of the project has an initial approximated investment of US$ 60,000.00 for
choice of better use of available energy (first proposal) and US$ 36,000.00 to meet
the peak demand of the Station (second proposal).
It is recommended that the equipment would be manufactured or acquired locally
so it could be installed by the supplier and the expected performance may be
guaranteed, this way the investment of the University of Costa Rica is assured.
iv
DISEÑO DE UNA MICRO CENTRAL HIDROELÉCTRICA PARA LA
RESERVA BIOLÓGICA ALBERTO MANUEL BRENES

Por
Lee Marvin Rodríguez Rojas / Leonardo Suárez Matarrita
(SETIEMBRE DEL 2013)

RESUMEN

El diseño de la micro central hidroeléctrica para la Reserva Biológica Alberto


Manuel Brenes de la Universidad de Costa Rica, situada en los Ángeles de San
Ramón, provincia de Alajuela, se realiza debido a que existe una planta
hidroeléctrica que no cumple los requerimientos energéticos demandados en la
actualidad. El objetivo de este proyecto es diseñar un sistema de generación
hidroeléctrica óptimo, para cubrir las necesidades energéticas de dicha Reserva.

Para realizar dicho proyecto de forma eficiente y confiable, capaz de abastecer en


la mayor medida posible las necesidades energéticas de la Reserva, se inició
analizando las instalaciones y equipos eléctricos en la Estación, dando como
resultado una demanda de potencia con un valor de 5,5 kW pico, esto realizando
un cambio en el tipo de luminarias y el hábito de consumo. Se calculó el potencial
hidráulico del río San Lorencito, utilizando el método indirecto de correlación de
caudales y mediciones directas en el sitio, obteniendo una curva variable entre los
53 l/s y los 212 l/s. Se definió la altura bruta y neta por medio de medición directa
para realizar el diseño de las obras de toma, tubería de presión y casa de
máquinas con todos sus elementos correspondientes. También se realizó un
estudio de pre factibilidad económica, donde se demuestra la rentabilidad de
desarrollar el proyecto en relación con el costo de electrificación pública o colocar
una planta térmica.

Se consideró la ubicación de la toma de agua a 320 m desde la casa de


máquinas, la cual se mantiene en el mismo lugar en el que se encuentra
actualmente, con una caída bruta de 18,81 m. Se realiza un diseño tal, que la
toma esté protegida ante avenidas e ingreso de objetos no deseados al sistema.

El diseño tiene dos propuestas: La primera para obtener el mayor potencial


energético del río San Lorencito (8 kW), colocando una nueva tubería DN250 con
un caudal de diseño de 130 l/s (disponible el 60 % del tiempo) y la segunda para
suplir la demanda energética requerida por la Estación (5 kW), extendiendo la
tubería actual en DN250 con un caudal de diseño de 85 l/s (disponible el 80 %
tiempo). La turbomáquina seleccionada es tipo Banki y cuenta con un generador
asíncrono, monofásico, 110 V - 220 V de 10 kW de potencia. El control de
velocidad se hará por medio de un control electrónico de carga eléctrica con un
banco de cargas secundarias

v
El costo del proyecto tiene una inversión inicial de 30 millones CRC para la opción
de mayor aprovechamiento energético y de 18 millones CRC para suplir la
demanda de la Estación.

Se recomienda que el equipo a utilizar sea fabricado o adquirido a nivel local para
que sea instalado por el proveedor y cuente con garantía de su funcionamiento,
de esta manera la Universidad de Costa Rica se asegura la inversión.

vi
Índice General
I. INTRODUCCIÓN. .................................................................................................................... 1

1. Planteamiento del problema. ............................................................................................... 1

1.1. Introducción. ....................................................................................................................... 1

1.2. Antecedentes ...................................................................................................................... 3

1.3. Problema. ............................................................................................................................ 6

1.4. Justificación. ........................................................................................................................ 7

2. Objetivos ............................................................................................................................... 8

2.1. Objetivo General ................................................................................................................. 8

2.2. Objetivos Específicos ........................................................................................................... 8

3. Delimitación. ......................................................................................................................... 9

4. Alcances............................................................................................................................... 10

I. METODOLOGÍA.................................................................................................................... 11

II. MARCO CONCEPTUAL. ........................................................................................................ 16

1. Centrales Hidroeléctricas. ................................................................................................... 16

1.1. Micro Centrales Hidroeléctricas. ....................................................................................... 17

1.1.1. Funcionamiento. ....................................................................................................... 18

1.2. Componentes de una micro central hidroeléctrica. ......................................................... 19

1.2.1. Obras de captación.................................................................................................... 19

1.2.2. Obras de conducción. ................................................................................................ 29

1.2.3. Tubería de presión. ................................................................................................... 42

1.2.4. Casa de máquinas...................................................................................................... 52

1.2.5. Turbinas. .................................................................................................................... 53

1.2.6. Generadores Eléctricos. ............................................................................................ 58

1.2.7. Protecciones Eléctricas.............................................................................................. 61

vii
1.2.8. Gobernador del sistema. ........................................................................................... 62

1.2.9. Sistemas de almacenamiento mediante baterías. .................................................... 64

2. Hidrología. ........................................................................................................................... 66

2.1. Métodos directos. ............................................................................................................. 66

2.1.1. Método del recipiente............................................................................................... 66

2.1.2. Método del área-velocidad. ...................................................................................... 67

2.1.3. Método con flujómetro. ............................................................................................ 68

2.1.4. Método con vertedero. ............................................................................................. 69

2.2. Métodos indirectos. .......................................................................................................... 69

2.2.1. Método de cuencas semejantes. .............................................................................. 70

3. Topografía. .......................................................................................................................... 73

1.1. Método de manguera con agua. ....................................................................................... 74

1.2. Método de nivel. ............................................................................................................... 75

1.3. Método con altímetro. ...................................................................................................... 75

III. EVALUCIÓN DE LA SITUACIÓN ENERGÉTICA DE LA RESERVA BIOLÓGICA ALBERTO MANUEL


BRENES. ....................................................................................................................................... 76

1. Demanda de potencia y energía eléctrica en la Estación Biológica del río San Lorencito. . 76

1.1. Focos de consumo de energía. .......................................................................................... 77

1.1.1. Cargas eléctricas existentes. ..................................................................................... 77

1.1.2. Mejoras aplicables al conjunto de cargas existentes y cargas adicionales a


contemplar. ............................................................................................................................... 78

1.2. Demanda de potencia eléctrica. ....................................................................................... 80

1.3. Demanda de energía eléctrica. ......................................................................................... 83

2. Potencial hidroeléctrico en la Estación Biológica del río San Lorencito.............................. 86

2.1. Estimación de caudales del río San Lorencito. .................................................................. 87

2.2. Determinación de la caída bruta. ...................................................................................... 97

viii
2.3. Potencial estimado del río San Lorencito. ....................................................................... 103

V. DISEÑO MECÁNICO DE LA MICRO CENTRAL HIDROELÉCTRICA. ....................................... 104

1.1. Toma de agua. ................................................................................................................. 104

1.2. Cámara de carga.............................................................................................................. 105

1.3. Tubería de presión. ......................................................................................................... 105

1.4. Esquemas de dimensionamiento de toma de agua, cámara de carga y tubería de presión.


113

2. Selección del equipo electromecánico.............................................................................. 118

2.1. Bombas centrífugas invertidas. ....................................................................................... 119

2.1.1. Ventajas técnicas. .................................................................................................... 119

2.1.2. Desventajas técnicas. .............................................................................................. 120

2.1.3. Costos. ..................................................................................................................... 121

2.2. Turbina Michell-Banki. .................................................................................................... 122

2.2.1. Ventajas técnicas. .................................................................................................... 123

2.2.2. Desventajas técnicas. .............................................................................................. 124

2.2.3. Costos. ..................................................................................................................... 124

2.3. Turbinas turgo. ................................................................................................................ 129

2.3.1. Ventajas técnicas. .................................................................................................... 129

2.3.2. Desventajas técnicas. .............................................................................................. 129

2.3.3. Costos. ..................................................................................................................... 130

2.4. Diseño seleccionado. ....................................................................................................... 135

VI. PREFACTIBILIDAD ECONÓMICA DEL PROYECTO. .............................................................. 139

VII. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES. ........................................................................... 147

1. Conclusiones...................................................................................................................... 147

Del objetivo 1 .............................................................................................................................. 147

Del objetivo 2: ............................................................................................................................. 147

ix
Del objetivo 3: ............................................................................................................................. 148

Del objetivo 4: ............................................................................................................................. 149

2. Recomendaciones. ............................................................................................................ 151

BIBLIOGRAFÍA ............................................................................................................................ 153

ANEXOS ..................................................................................................................................... 155

1. Pre-diseño de una micro turbina Michell-Banki................................................................ 155

1.1. Geometría del rodete. ..................................................................................................... 155

1.2. Geometría del inyector. .................................................................................................... 160

1.3. Geometría del volante de inercia. ..................................................................................... 161

2. Cotizaciones de equipo electromecánico. ........................................................................ 168

2.1. Turbina Michell-Banki Cink Hydro. .................................................................................. 168

2.2. Turbina Michell-Banki Irem. ............................................................................................ 173

2.3. Bomba invertida Cornell Pump. ...................................................................................... 174

2.4. Bomba invertida Dependable Turbines. ......................................................................... 178

2.5. Equipo de conversión y almacenamiento Outback (altE store). ..................................... 179

2.6. Turbinas Interdinámica Energía. ..................................................................................... 181

3. Cotización planta térmica.................................................................................................. 184

4. Flujos de caja del estudio de pre factibilidad económica ................................................. 185

5. Memoria cálculo toma de agua y cámara de carga. ......................................................... 189

x
Índice de Figuras
Figura III. 1. Esquema general de una micro central hidroeléctrica. Fuente: Harvey (1998). .......... 19
Figura III. 2. Presa natural de roca. Fuente: Harvey (1998)............................................................... 21
Figura III.3. Presa artificial de concreto. Fuente: Harvey (1998). ...................................................... 22
Figura III.4. Toma lateral con espigones. Fuente: Ortiz (2001). ........................................................ 23
Figura III.5. Toma de lecho. Fuente: Ortiz (2001).............................................................................. 24
Figura III.6. Rejilla de toma de lecho. Fuente: Ortiz (2001)............................................................... 25
Figura III.7.Coeficientes de derrame según el perfil de la rejilla. Fuente: Ortiz (2001). ................... 25
Figura III.8. Profundidad de la rejilla en la toma de lecho. Fuente: Ortiz (2001). ............................. 27
Figura III.9. Toma de agua convencional. Fuente: Ortiz (2001). ....................................................... 28
Figura III.10. Toma de agua convencional sin desarenador. Fuente: Harvey (1998). ....................... 29
Figura III.11. Tipos de canales de conducción. Fuente: Harvey (1998). ............................................ 30
Figura III.12. Canal de área transversal en forma de trapecio. Fuente: Harvey (1998). ................... 32
Figura III.13. Coeficientes de presa. Fuente: Harvey (1998). ............................................................ 34
Figura III.14. Vertedero lateral. Fuente: Harvey (1998). ................................................................... 35
Figura III.15. Desarenador de lavado intermitente. Fuente Harvey (1998). ..................................... 37
Figura III.16. Diseño de las transiciones en un desarenadores para evitar turbulencia. Fuente:
Harvey (1998). ................................................................................................................................... 39
Figura III.17. Cámara de carga. Fuente: Ortiz (2001). ....................................................................... 42
Figura III.18. Tubería de presión. Fuente: Harvey (1998).................................................................. 43
Figura III.19. Diagrama de Moody. Fuente: Mott (1996). ................................................................. 44
Figura III.20. Longitud equivalente de accesorios. Fuente: Material de curso Tuberías, UCR (2011).
........................................................................................................................................................... 46
Figura III.21. Gráfico de selección de turbinas hidráulicas. Fuente: Energía Minihidráulica (2011). 54
Figura III. 22. Esquema de la turbina Michell-Banki. Fuente: European Small Hydropower
Association (1998). ............................................................................................................................ 56
Figura III.23. Eficiencia de la turbina Michell-Banki. Fuente: Soluciones Prácticas ITDG (2011). ..... 57
Figura III.24. Turbina tipo turgo. Fuente: INERSOL (2012) ................................................................ 58
Figura III.25. Método del barril. Fuente: Ortiz (2001) ....................................................................... 67
Figura III.26. Método del área-velocidad. Fuente: Ortiz (2001) ....................................................... 68
Figura III.27. Vector velocidad en cada área. Fuente: Ortiz (2001). .................................................. 69

xi
Figura III.28.Método con vertedero. Fuente: Ortiz (2001)................................................................ 69
Figura III.29. Curva de caudales. Fuente: Los autores (2012). .......................................................... 73

Figura IV. 1. Curva de potencia pico demandada en la RBAMB. Fuente: Los autores (2012). ......... 82
Figura IV. 2. Curva de almacenamiento de energía requerida a la potencia mínima de generación
de 1250 W. Fuente: Los autores (2012). ........................................................................................... 84
Figura IV. 3. Curva de almacenamiento de energía requerida a la potencia de generación de 2000
W. Fuente: Los autores (2012). ......................................................................................................... 86
Figura IV. 4. Ubicación de cuenca, subcuenca y microcuenca. Fuente: Los autores (2012). ............ 90
Figura IV. 5. Mapa de estaciones pluviométricas. Fuente: Los autores (2012). ............................... 91
Figura IV. 6. Mapa de precipitaciones. Fuente: Los autores (2012).................................................. 92
Figura IV. 7. Delimitación de microcuenca. Fuente: Los autores (2012). ......................................... 93
Figura IV. 8. Curva de caudales mensuales estimados para el río San Lorencito por proporción
lineal con el río San Lorenzo. Fuente: Los autores (2012). ............................................................... 96
Figura IV. 9. Curva de frecuencia de caudales estimada para el río San Lorencito. Fuente: Los
autores (2012). .................................................................................................................................. 96
Figura IV. 10. Mediciones de cabeza bruta en campo. Fuente: Los autores (2012). ........................ 99
Figura IV. 11. Punto de ubicación de la toma de agua, vista aguas abajo. Fuente: Los autores
(2012). ............................................................................................................................................. 100
Figura IV. 12. Formación rocosa del margen derecho del punto de ubicación de la toma de agua.
Fuente: Los autores (2012). ............................................................................................................ 101
Figura IV. 13. Conglomerado de rocas de la margen izquierda del punto de ubicación de la toma de
aguas. Fuente: Los autores (2012). ................................................................................................. 101
Figura IV. 14. Paredón del costado derecho del cauce del río aguas abajo del punto de ubicación de
la toma de agua. Fuente: Los autores (2012).................................................................................. 102
Figura IV. 15. Distribución de infraestructura y topografía. Fuente: Los autores (2013) ............... 102

Figura V. 1. Distancia vs altura de toma de agua. Fuente: Los autores (2012). .............................. 106
Figura V. 2. Caudal de óptimo diseño tubería DN200 + DN250. Fuente: Los autores (2013). ........ 107
Figura V. 3. Caudal de óptimo de diseño tubería DN250. Fuente: Los autores (2013)................... 108
Figura V. 4. Soporte de tubería de presión DN250.Dimensiones en mm. Fuente: Los autores (2012).
......................................................................................................................................................... 112

xii
Figura V.5. Soporte de tubería de presión DN200. Dimensiones en mm. Fuente: Los autores (2012).
......................................................................................................................................................... 112
Figura V.6.Toma de agua. Proyecto hidroeléctrico San Lorencito. Fuente: Los autores (2013). .... 113
Figura V.7. Vista en planta de toma de agua. Fuente: Los autores (2013). .................................... 114
Figura V.8. Vistas aguas arriba y debajo de toma de agua. Fuente: Los autores (2013). ............... 115
Figura V.9. Cortes toma de agua A y B. Fuente: Los autores (2013). .............................................. 116
Figura V.10. Cortes toma de agua C y D. Fuente: Los autores (2013). ............................................ 117
Figura V.11. Detalle de rejilla. Fuente: Los autores (2013). ............................................................ 118
Figura V. 12. Microcross Turbine. Fuente: CINK Hydro-Energy k.s. (2012). .................................... 126
Figura V. 13. Micro turbina TBS1 IREM. Fuente: ARCOCONSULT S.A. (2012). ................................ 127
Figura V. 14. Turbina Michell-Banki del Parque Nacional Chirripó. Fuente: Interdinámica (2012).128
Figura V. 15. Esquema micro central hidroeléctrica. Fuente: Los autores (2013) .......................... 137

Figura VI. 1. Ruteo de línea de transmisión eléctrica. Fuente: Los autores (2013). ....................... 140
Figura VI. 2. Costos iniciales. Fuente: Los autores (2013). .............................................................. 143
Figura VI. 3. Costos anuales. Fuente: Los autores (2013). .............................................................. 143
Figura VI. 4. Comparación micro central hidroeléctrica y electrificación. Fuente: Los autores (2013).
......................................................................................................................................................... 145

Índice de Cuadros
Cuadro I. 1. Alcances del proyecto. Fuente: Los autores (2011)....................................................... 10

Cuadro II. 1. Metodología general del proyecto. Fuente: Los autores (2011). ................................. 14

Cuadro III. 1. Coeficientes de inclinación de la rejilla de toma de lecho. Fuente: Ortiz (2001) ........ 26
Cuadro III. 2. Velocidad máxima de flujo para evitar erosión en canales. Fuente: Harvey (1998). .. 31
Cuadro III. 3. Pendiente de las paredes del canal. Fuente: Harvey (1998). ...................................... 31
Cuadro III. 4. Presión de trabajo en tuberías PVC. Fuente: Manual Técnico Tubosistemas. AMANCO.
........................................................................................................................................................... 49
Cuadro III. 5. Capacidades de carga típicas de los suelos. Fuente: Harvey (1998). .......................... 52

xiii
Cuadro III. 6. Rango de velocidad específica de las turbinas hidráulicas. Fuente: Inversin (1987)... 55
Cuadro III. 7. Relés de protección mínimos recomendados para generadores aislados. Fuente:
Marín (2007)...................................................................................................................................... 62
Cuadro III. 8. Capacidad de carga de las baterías electrolíticas de ciclo profundo. Fuente:
Crompton (2000). .............................................................................................................................. 65
Cuadro III. 9. Valor de factor de velocidad . Fuente Ortiz (2001). .................................................. 67

Cuadro IV. 1. Equipo existente en la RBAMB. Fuente: Los autores (2012) ....................................... 77
Cuadro IV. 2. Demanda base potencial de potencia eléctrica en la RBAMB. Fuente: Los autores
(2012). ............................................................................................................................................... 81
Cuadro IV. 3. Demanda crítica potencial de potencia eléctrica en la RBAMB (carga de laboratorio
en horas de la tarde). Fuente: Los autores (2012). ........................................................................... 81
Cuadro IV. 4. Demanda crítica potencial de potencia eléctrica en la RBAMB (carga de laboratorio
en horas de la noche). Fuente: Los autores (2012). .......................................................................... 82
Cuadro IV. 5. Caudal del río San Lorencito el 29 septiembre 2011. Fuente: Los autores (2011). .... 88
Cuadro IV. 6. Caudal del río San Lorencito el 16 febrero 2012. Fuente: Los autores (2012). ........... 88
Cuadro IV. 7. Caudal del río San Lorencito el 25 abril 2012. Fuente: Los autores (2012). ................ 89
Cuadro IV. 8. Factor de proporcionalidad de caudales del río San Lorencito y el río San Lorenzo por
método de cuencas semejantes. Fuente: Los autores (2012). ......................................................... 93
Cuadro IV. 9. Caudales mensuales teóricos del río san Lorencito según el método de caudales
semejantes. Fuente: Los autores (2012). .......................................................................................... 94
Cuadro IV. 10. Caudales mensuales estimados para el río San Lorencito por proporción lineal con el
río San Lorenzo. Fuente: Los autores (2012)..................................................................................... 95
Cuadro IV. 11. Medición de caída bruta al sitio de toma propuesto mediante nivel Locke. Fuente:
Los autores (2012). ............................................................................................................................ 99

Cuadro V. 1. Tubería existente PVC DN200, SDR 32,5. Fuente: Los autores (2013). ...................... 109
Cuadro V. 2. Prolongación de tubería PVC DN250, SDR 32,5. Fuente: Los autores (2013). ........... 109
Cuadro V. 3. Tubería completa en DN250. Fuente: Los autores (2013). ........................................ 110
Cuadro V. 4. Distancia máxima entre soportes. Fuente: Manual Técnico de Tubosistemas AMANCO
(2013). ............................................................................................................................................. 111

xiv
Cuadro VI. 1. Resumen datos electrificación y planta térmica. Fuente: Los autores (2013). ......... 142
Cuadro VI. 2. Resumen de micro central hidroeléctrica. Fuente: Los autores (2013). ................... 144

Índice de Ecuaciones
III. 1 .................................................................................................................................................... 16
III. 2 .................................................................................................................................................... 16
III. 3 .................................................................................................................................................... 16
III. 4 .................................................................................................................................................... 24
III. 5 .................................................................................................................................................... 25
III. 6 .................................................................................................................................................... 26
III. 7 .................................................................................................................................................... 26
III. 8 .................................................................................................................................................... 27
III. 9 .................................................................................................................................................... 27
III. 10 .................................................................................................................................................. 27
III. 11 .................................................................................................................................................. 27
III. 12 .................................................................................................................................................. 32
III. 13 .................................................................................................................................................. 32
III. 14 .................................................................................................................................................. 32
III. 15 .................................................................................................................................................. 33
III. 16 .................................................................................................................................................. 33
III.17................................................................................................................................................... 33
III.18................................................................................................................................................... 33
III.19................................................................................................................................................... 33
III.20................................................................................................................................................... 34
III.21................................................................................................................................................... 34
III.22................................................................................................................................................... 35
III.23................................................................................................................................................... 35
III.24................................................................................................................................................... 37
III.25................................................................................................................................................... 37
III.26................................................................................................................................................... 38
III.27................................................................................................................................................... 38

xv
III.28................................................................................................................................................... 38
III.29................................................................................................................................................... 38
III.30................................................................................................................................................... 39
III.31................................................................................................................................................... 39
III.32................................................................................................................................................... 40
III.33................................................................................................................................................... 40
III.34................................................................................................................................................... 40
III.35................................................................................................................................................... 41
III.36................................................................................................................................................... 41
III.37................................................................................................................................................... 41
III.38................................................................................................................................................... 41
III.39................................................................................................................................................... 41
III.40................................................................................................................................................... 41
III.41................................................................................................................................................... 43
III.42................................................................................................................................................... 44
III.43................................................................................................................................................... 44
III.44................................................................................................................................................... 45
III.45................................................................................................................................................... 48
III.46................................................................................................................................................... 48
III.47................................................................................................................................................... 48
III.48................................................................................................................................................... 48
III. 49 .................................................................................................................................................. 50
III. 50 .................................................................................................................................................. 50
III. 51 .................................................................................................................................................. 50
III. 52 .................................................................................................................................................. 50
III. 53 .................................................................................................................................................. 51
III. 54 .................................................................................................................................................. 51
III. 55 .................................................................................................................................................. 51
III. 56 .................................................................................................................................................. 51
III. 57 .................................................................................................................................................. 51
III. 58 .................................................................................................................................................. 52
III. 59 .................................................................................................................................................. 52

xvi
III. 60 .................................................................................................................................................. 54
III. 61 .................................................................................................................................................. 60
III. 62 .................................................................................................................................................. 61
III. 63 .................................................................................................................................................. 66
III.64................................................................................................................................................... 68
III.65................................................................................................................................................... 68
III.66................................................................................................................................................... 70
III.67................................................................................................................................................... 70
III.68................................................................................................................................................... 71
III.69................................................................................................................................................... 72

xvii
I. INTRODUCCIÓN.

1. Planteamiento del problema.

1.1. Introducción.
Al caracterizar la dinámica del sector eléctrico costarricense a través de los años, se
pueden señalar dos condiciones que han prevalecido; una creciente demanda de la energía
eléctrica, y un esfuerzo constante por utilizar medios renovables para la generación de energía.

En 1949, con la creación de la Ley N° 449, se le encomendó al Instituto Costarricense de


Electricidad (ICE) velar por el sector eléctrico en el país y el desarrollo de las fuentes de energía, en
especial el aprovechamiento de la energía hidroeléctrica, con el fin de favorecer la economía y el
bienestar del pueblo. Bajo esta ordenanza, el ICE ha crecido desde 1958 con la construcción de su
primera planta hidroeléctrica, La Garita.

Si bien el país cuenta con un grado de electrificación estimado al mes de mayo del año
2011 en 99,28 % según el Centro Nacional de Planificación Eléctrica (CENPE), aún existen regiones
alejadas y de difícil acceso en las cuales la interconexión a la red nacional aún no ha llegado. La
figura I.1 muestra la distribución de la electrificación del país

Figura I. 1. Distribución de zonas de electrificación. Fuente: CENPE (2012).

1
Es así como se puede encontrar a lo largo del país mini centrales de generación eléctrica
aisladas de la red nacional, concebidas para abastecer las necesidades energética; ya sea en
actividades domésticas, productivas o investigativas, de las poblaciones alejadas de la Sistema
Nacional Interconectado.

La Reserva Biológica Alberto Manuel Brenes Mora (RBAMB), nace como Reserva Forestal
por Decreto Ejecutivo No. 4960-A. A partir del 20 de junio de 1975, con una área de 7800 ha. El 24
de enero de 1991 por decreto ejecutivo es redefinida como zona protectora, la cual la hace
vulnerable a la explotación minera y maderera. No obstante, ante esta amenaza se logra el 20 de
agosto de 1993 bajo la Ley No. 7354 declararla como Reserva Biológica.

Ha sido administrada desde su creación por la Universidad de Costa Rica (UCR), Sede de
Occidente. Esto le ha permitido a las comunidades aledañas entender el quehacer universitario en
sus tres ejes: la docencia, investigación y la acción social en función de un verdadero desarrollo
sostenible.

Para abastecerse de energía eléctrica se instaló en 1991 una micro central hidroeléctrica,
la cual en la actualidad se encuentra en un estado inapropiado para atender la demanda
energética de la estación biológica. La finalidad de este proyecto consiste en diseñar una nueva
micro central de forma que tenga un desempeño óptimo para abastecer dichas necesidades
energéticas de la reserva.

En la siguiente figura se muestra el área de la Reserva Alberto Manuel Brenes que costa de
7 800 ha.

2
Figura I. 2. Área de ubicación de la Reserva Biológica Alberto Manuel Brenes. Fuente: Los autores (2013).

1.2. Antecedentes
El uso de energía hidroeléctrica en la Reserva Biológica Alberto Manuel Brenes data desde
el año 1986, cuando se realizó el primer estudio de factibilidad técnica y la estimación de costos
por parte de estudiantes de trabajo comunal y de los ingenieros Glenn Dewey y Manuel Murillo
Sánchez, ambos ex directores de la Escuela de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Costa
Rica. Dicho documento reporta a la Reserva como un laboratorio natural con la carencia de
electricidad, requisito indispensable para el establecimiento de un laboratorio de investigación.

En ese momento se valoró la posibilidad de crear una central con una tubería de 150 m de
longitud, aguas arriba de la Estación Biológica del río San Lorencito, ubicando la casa de máquinas
en las cercanías de la Estación, a unos 50 m aguas abajo. Las estimaciones de caudal realizadas a
groso modo fueron de 0,150 m³/s, con un agua limpia, libre de sedimentos y con un nivel

3
aparentemente constante a lo largo del año según las indicaciones del personal que administra la
Reserva. Por su parte la caída bruta se estimó en 15 m.

Para la generación hidroeléctrica, los ingenieros Dewey y Murillo plantearon el uso de una
turbina Michell-Banki, la cual aplicando un coeficiente global de eficiencia (relaciona la energía
producida y la suministrada por un equipo) de 45% sería capaz de entregar alrededor de 6 kW de
potencia.

Se resalta el hecho de que la tubería de presión es larga debido a la baja pendiente del
lugar, por lo que representa uno de los principales costos de la planta, abonado a condiciones
difíciles en el terreno, lo que dificulta su instalación. A pesar de lo anterior se consideró que el
proyecto tendría un costo por kW pico instalado bajo, con la ventaja de que se requeriría un costo
de mantenimiento mínimo y un costo de operación nulo (Dewey & Murillo, 1986).

Además en el reporte mencionan la existencia de un lugar apto para la construcción de un


canal de derivación y una cámara de carga protegidos de crecientes del río a una distancia de
entre 300 m y 400 m aguas arriba de la estación.

De acuerdo con declaraciones de autoridades de la estación, se estima que la planta


hidroeléctrica empezó a funcionar en 1991, posteriormente gracias a donaciones se realizaron
cambios importantes como la construcción de la casa de máquinas, el uso de una turbina tipo
Pelton y de generadores eléctricos de hasta 12 kW de capacidad (Salazar, 2006). Sin embargo, no
se tienen reportes de la potencia real entregada por el sistema ni del criterio sobre el cual se
realizó el cambio del equipo. Este es el sistema que opera actualmente en la Reserva.

4
Figura I. 3. Turbina Pelton utilizada en la RBAMB. Fuente: Los autores (2011).

Aproximadamente, desde el año 2003, se conoce de la insuficiencia de esta planta para


abastecer las necesidades energéticas de la Reserva y de sus problemas operativos, por lo que los
administradores de la reserva solicitaron apoyo para realizar una remodelación de la planta a
instituciones como la Escuela de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Costa Rica y al Instituto
Costarricense de Electricidad. Fue así como nuevamente los ingenieros Dewey y Murillo presentan
una nueva propuesta para la planta, en esta ocasión con variaciones que aumentaría la capacidad
a una potencia de entre 8 kW y 10 kW pico. Se menciona en el informe que la planta actual genera
alrededor de 1,5 kW de potencia eléctrica, lo cual coincide con estudios preliminares realizados
para este proyecto.

Para lograr el aumento de potencia propusieron colocar las obras de captación en el sitio
mencionado en su informe del año 1986, el cual se encuentra alrededor de 150 m más arriba de la
toma actual. Para lograr esto se planteó utilizar una tubería de 10 pulgadas de diámetro desde la
nueva toma hasta la toma actual, y posteriormente colocar un tubo de 8 pulgadas en paralelo con
el utilizado actualmente. Esto aumentaría la altura bruta a 25 m.

En este documento nuevamente se sugirió el uso de la turbina Banki, esta vez se


recomienda el uso de controles de sobre velocidad y de carga eléctrica. Se recomendó además el

5
rediseño de la instalación eléctrica de la estación y el aprovechamiento de uno de los generadores
disponibles en el lugar, así como de la casa de máquinas (Dewey & Murillo, 2003).

El proyecto planteado en el 2003 fue presentado a la Vicerrectoría de Administración de la


Universidad de Costa Rica durante el mismo año, sin embargo no se concretó su ejecución.

En la siguiente figura se muestra la ubicación de la infraestructura de la Reserva Biológica


Alberto Manuel Brenes.

Figura I. 4. Distribución de Infraestructura en RBAMB. Fuente: Los autores (2013).

1.3. Problema.
Los requerimientos energéticos de la Reserva Alberto Manuel Brenes son mayores a la
producción energética actual, por lo que es necesario diseñar una nueva micro central
hidroeléctrica que satisfaga dichos requerimientos.

6
1.4. Justificación.
La reserva se ubica en el extremo sur de la cordillera de Tilarán, al noroeste del territorio
nacional, 500 metros hacia el sureste de la Quebrada Grande, en Los Ángeles, distrito octavo del
cantón de San Ramón, en la cuenca del río San Lorenzo. Toda su área se ubica en la Vertiente
Atlántica de la Cordillera de Tilarán.

Esta Reserva cuenta con una Estación Biológica, ubicada en el margen derecho del río San
Lorencito, para llegar al lugar se deben viajar 13 Km por una ruta para vehículos doble tracción
desde la comunidad de Los Lagos, carretera a Bajo Rodríguez en el distrito de los Ángeles. Esto,
aunado a que la región se encuentra prácticamente despoblada, es la razón por la cual la reserva
no cuenta con el servicio de electrificación pública.

La Reserva es una zona con altitudes diferentes que oscilan de los 600 a 1700 m.s.n.m., lo
que hace que existan climas muy cálidos y de altura, esta característica se da en ocho kilómetros
de distancia, lo mismo ocurre con el clima que puede variar continuamente, por lo que se
presentan bastantes lluvias, con una precipitación promedio a los 3 500 mm/año. Esto convierte a
esta zona como fuente abastecedora para el gran número de nacientes existentes en ella. Su
riqueza hídrica es de incalculable valor, lo que ha generado la instalación de algunas represas
hidroeléctricas en su área de amortiguamiento.

Estos factores derivan en que la Estación posee una gran riqueza de flora y fauna, por lo
que es continuamente visitada por especialistas para desarrollar importantes investigaciones
biológicas. Además es utilizada constantemente por la Escuela de Biología de la Universidad de
Costa Rica utiliza como parte del trabajo de campo que deben realizar sus estudiantes en los
distintos cursos de la carrera.

Para facilitar las actividades anteriores, la Estación Biológica del río San Lorencito funge
como refugio dentro de la Reserva con una capacidad para albergar aproximadamente a 50
personas, donde se le proporciona a los visitantes alojamiento, un área de estudio y un
laboratorio equipado con microscopios, estereoscopios y equipo audiovisual.

Actualmente, la Estación cubre parcialmente sus necesidades energéticas, exceptuando la


energía requerida para la cocción de alimentos, mediante una micro central hidroeléctrica

7
alimentada por el río San Lorencito. Esta central se instaló originalmente en 1991 y
posteriormente se remodeló en el 2001 cuando se cambió la turbomáquina y la ubicación de esta.

Sin embargo, el desempeño de la planta es limitado y la potencia producida es insuficiente


para cubrir las necesidades requeridas por la Estación, donde se estima que la potencia de
generación actual es de alrededor de 1,5 kW, mientras la demanda potencial es superior a los 5
kW. Por lo que la planta actual no es ni siquiera capaz de mantener por completo el sistema de
iluminación, mucho menos otros equipos necesarios para el desarrollo de las actividades de
investigación que se podrían llevar a cabo en la Reserva.

Se identifica por lo tanto la necesidad, por parte de los encargados de la Estación y de los
usuarios de la misma, de contar con una fuente de energía limpia, confiable y de calidad que
permita ejecutar óptimamente las actividades realizadas dentro de la reserva biológica.

La ubicación de la Reserva y su geografía montañosa, hace que se requiera de un sistema


de generación aislado, que opere con la mayor independencia, continuidad y confiabilidad posible.
Esto, adicionado al principio de respeto y conservación del ambiente promovido por la
Universidad y por el país en general, hace de la energía hidroeléctrica la fuente ideal para subsanar
las deficiencias energéticas de la Estación.

Se plantea este proyecto como una solución a la problemática energética de la Estación,


mediante el diseño de una nueva micro central hidroeléctrica que utilice de manera eficiente los
recursos presentes en la reserva biológica.

2. Objetivos

2.1. Objetivo General


Diseñar un sistema de generación hidroeléctrica óptimo para cubrir las necesidades
energéticas de la Reserva Biológica Alberto Manuel Brenes.

2.2. Objetivos Específicos


 Cuantificar la demanda de energía eléctrica necesaria para el desarrollo de las actividades
cotidianas realizadas en la Reserva Biológica Alberto Manuel Brenes.

8
 Calcular el potencial hidráulico del río San Lorencito aprovechable para la generación de
energía eléctrica en la Reserva Biológica Alberto Manuel Brenes.
 Diseñar una micro central hidroeléctrica eficiente y confiable, capaz de abastecer en la
mayor medida posible las necesidades energéticas de la reserva.
 Realizar un estudio de pre factibilidad económica para la ejecución de la micro central
hidroeléctrica diseñada.

3. Delimitación.
Este proyecto se restringe al diseño de una micro central hidroeléctrica a filo de agua en la
Reserva Biológica Alberto Manuel Brenes utilizando las aguas del río San Lorencito presentes en la
cercanías de la Estación Biológica Alberto Manuel Brenes.

Se determinará el potencial hidráulico aprovechable para este fin y con base en él se


conceptualizara un sistema de generación que supla total o parcialmente, según su capacidad, las
necesidades de energía eléctrica presentes en la estación.

La micro central hidroeléctrica a diseñar podrá estar compuesta tanto por elementos
nuevos como por los presentes en la planta de generación actual con el fin de aprovechar al
máximo los recursos económicos disponibles para el proyecto.

9
4. Alcances
A continuación se muestran los alcances del proyecto de acuerdo a los objetivos
establecidos.

Cuadro I. 1. Alcances del proyecto. Fuente: Los autores (2011)

Objetivos Alcances
Cuantificar la demanda de energía Se determinará la demanda de energía que se da en
eléctrica necesaria para el desarrollo la estación biológica de la RBAMB producto del uso
de las actividades cotidianas de equipo eléctrico en las actividades académicas y
realizadas en la Reserva Biológica de investigación desarrolladas por los visitantes
Alberto Manuel Brenes. (equipo de laboratorio y estudio), y de su
alojamiento (equipo domestico).

Calcular el potencial hidráulico del río Se determinará el caudal total del río San Lorencito
San Lorencito aprovechable para la y se determinará el porcentaje aprovechable del
generación de energía eléctrica en la mismo. No se realizará levantamiento topográfico
Reserva Biológica Alberto Manuel para determinar las diferencias de altitud utilizables
Brenes. para la generación hidroeléctrica dentro la RBAMB.
Se definirá las propiedades del recurso hídrico a
utilizar.

Diseñar una micro central Se definirán los componentes del sistema mecánico
hidroeléctrica eficiente y confiable, necesarios para la generación eléctrica a filo de
capaz de abastecer en la mayor agua, el cual incluye las obras de necesarias para la
medida posible las necesidades captación y aprovechamiento del agua.
energéticas de la reserva. Los elementos a diseñar de ser necesarios son:
 Toma de aguas
 Cámara de carga
 Tubería de presión
 Casa de máquinas
 Obras de restitución del agua
La turbo maquinaría requerida y el sistema de
generación eléctrico serán seleccionada dentro de
los equipos disponibles en el mercado.

Realizar un estudio de pre factibilidad Se estimará el presupuesto total para el desarrollo


económica para la ejecución de la del proyecto y su relación de costo-beneficio para
micro central hidroeléctrica diseñada. determinar su viabilidad económica únicamente. No
se realizará un análisis financiero del proyecto.

10
I. METODOLOGÍA.
Por sus fines, se considera un proyecto aplicado, porque se busca mejorar la disponibilidad
energética de la Reserva Biológica Alberto Manuel Brenes y teórico porque se fundamenta en la
teoría de las máquinas hidráulicas y su conversión de energía hidráulica a energía eléctrica.

Por su alcance es lineal, ya que se realiza un primer estudio de la demanda energética


actual y un segundo estudio donde se determina la demanda energética potencial, para luego
diseñar una planta hidroeléctrica que sea una solución directa al déficit energético.

El marco de este proyecto es macro, debido a su extensión y problema en estudio,


involucra solo la parte de generación energética dentro de toda la Reserva Biológica Alberto
Manuel Brenes.

Por su naturaleza, el proyecto es cuantitativo por cuanto se fundamenta en la estimación


de la potencia que producirá el diseño de la micro central hidroeléctrica y cualitativa porque
responde a una necesidad de las personas que viven y visitan la Reserva Biológica Alberto Manuel
Brenes.

Como fuentes de información se considera la revisión bibliográfica de temas sobre plantas


hidroeléctricas, en especial a pequeña escala, así como también trabajos realizados en la Reserva
Biológica Alberto Manuel Brenes en diferentes aspectos.

Además se aplicarán entrevistas a autoridades de la Reserva Biológica Alberto Manuel


Brenes, e ingenieros especialistas en plantas hidroeléctricas, obras civiles y turbo máquinas.

A continuación se muestra la metodología general a emplear de acuerdo a cada objetivo


específico planteado.

I. Objetivo Específico: Cuantificar la demanda de energía eléctrica necesaria


para el desarrollo de las actividades cotidianas realizadas en la RBAMB.
Para cumplir con este objetivo se analizará las instalaciones eléctricas de la Estación
Biológica del río San Lorencito y los equipos eléctricos de uso común. Se cuantificará las salidas de
iluminación y tomacorriente de la instalación eléctrica y se recopilarán los datos de placa de los
equipos de uso continuo para así determinar los escenarios típicos y críticos de demanda de
energía eléctrica que se dan en la estación.

11
Además se realizarán entrevistas con las autoridades encargadas de la administración de la
Reserva y los usuarios para plantear la demanda futura que eventualmente, y de ser posible su
abastecimiento, modifiquen la demanda de energía eléctrica actual de la Reserva, planteándose
así una demanda potencial.

II. Objetivo Específico: Calcular el potencial hidráulico del río San Lorencito
aprovechable para la generación de energía eléctrica en la RBAMB.
Para estimar el potencial se deberá determinar el caudal neto del río así como las
diferencias de alturas entre los sitios de ubicación de la toma de agua y la casa de máquinas.

El caudal útil de diseño se definirá aplicando tanto métodos directos como indirectos de
medición. Como método directo se tiene el uso del método de área-velocidad descrito por Ortiz
(2001), como método indirecto se aplicará el método de cuencas semejantes descrito por Muños
(1981). Para poder aplicar este último método se solicitará la colaboración con el suministro de
datos pluviométricos, fluviométricos o similares al Consorcio Nacional de Empresas de
Electrificación de Costa Rica (Conelectricas) propietaria de la Central Hidroeléctrica San Lorenzo,
ubicada en la misma cuenta.

En el caso del método de área-velocidad, a pesar de que la literatura recomienda la


medición durante un periodo mínimo de un año, debido a las limitaciones señaladas para el
proyecto, únicamente se realizarán mediciones en épocas críticas como lo son los meses más
secos de un año para así corroborar los resultados obtenidos mediante el método de cuencas
semejantes.

En cuanto a la diferencia de alturas, debido a las limitaciones en la disponibilidad de


instrumentos en el área de trabajo y a la accesibilidad a la misma, se utilizará el método rustico de
nivel óptico de mano y estadia graduada descrito por Inversin (1986) y Harvey (1998) para realizar
un levantamiento del cauce del río y determinar las diferencias de altura entre los puntos
propuestos para ubicar la toma de agua y la casa de máquinas.

12
III. Objetivo específico: Diseñar una micro central hidroeléctrica eficiente y
confiable, capaz de abastecer en la mayor medida posible las necesidades
energéticas de la reserva.
La metodología para el diseño de la micro central hidroeléctrica se segrega en el diseño de
la obra de toma, el diseño y selección de componentes de la turbomáquina, y la selección de los
componentes de sistema de generación eléctrica.

Para el diseño de la toma de agua, se seguirán los siguientes métodos:

 Obras de captación: Se aplicarán los criterios de diseño de Harvey (1998) y de Ortiz


(2001).
 Tubería de presión: Se basará la selección de la tubería en los parámetros descritos
por Inversin (1986) y Ortiz (2001).

Para la selección de la turbomáquina se aplicarán los criterios Hernández (1988), Inversin


(1986) y Williams (1995).

Por su parte la selección del equipo de generación eléctrica se realizará fundamentándose


en las recomendaciones de Inversin (1986) y Harvey (1998).

IV. Objetivo Específico: Realizar un estudio de pre factibilidad económica para la


ejecución de la micro central hidroeléctrica diseñada.
Por medio de cotizaciones e investigación de costos se estimará el presupuesto y realizará
una comparación entre otros sistemas disponibles para el consumo eléctrico.

De esta manera podrá realizar un análisis costo-beneficio y tomar una decisión sobre el
sistema que más conveniente desde el punto de vista económico.

13
Cuadro II. 1. Metodología general del proyecto. Fuente: Los autores (2011).

Objetivos Específicos Actividades Técnicas Instrumentos


Cuantificar la Determinar la Recopilación de Hojas de cálculo.
demanda de energía demanda energética datos de las hojas de
eléctrica necesaria actual. los fabricantes y
para el desarrollo de levantamiento de los
las actividades equipos de consumo
cotidianas realizadas eléctrico.
en la RBAMB.
Determinar la Recopilación de Hojas de cálculo.
demanda energética datos de las hojas de
potencial. los fabricantes y
levantamiento de los
equipos de consumo
eléctrico.

Determinar la Entrevistas con los Hojas de cálculo.


demanda energética encargados de la
futura. RBAMB.

Calcular el potencial Recopilación de datos Método de caudales Hojas de cálculo.


hidráulico del río San de las centrales semejantes.
Lorencito hidroeléctricas Método de relación
aprovechable para la aledañas a la RBAMB. de caudales.
generación de
energía eléctrica en la Medición directa del Método de área- Flujómetro, estadia y
RBAMB. caudal. velocidad. escala de longitud.

Medición directa de Método de nivel Nivel Locke, estadia,


la caída bruta. óptico de mano y escala de longitud.
estadia.

Diseñar una micro Diseño de la obra de Método de diseño de Herramientas CAD.


central hidroeléctrica toma. Harvey (1998), Hojas de cálculo.
eficiente y confiable, Inversin (1986),
capaz de abastecer Novillo (1981) y Ortiz
en la mayor medida (2001).
posible las
necesidades Selección y diseño de Método de diseño de Herramientas CAD.
energéticas de la los componentes de Hernández (1988). Hojas de cálculo.
reserva. la turbomáquina

Selección de los Método de diseño de Herramientas CAD.


componentes del Harvey (1998) e Hojas de cálculo.
sistema de Inversin (1986).
generación eléctrica

14
Realizar un estudio Realizar un Solicitud de Hojas de cálculo.
de pre factibilidad presupuesto de cotizaciones a
económica para la equipo y materiales proveedores.
ejecución de la micro macros.
central hidroeléctrica Comparación con Solicitud de Hojas de cálculo.
diseñada. otras fuentes de cotizaciones a
alimentación proveedores.
eléctrica.

15
II. MARCO CONCEPTUAL.

1. Centrales Hidroeléctricas.
Una central o planta hidroeléctrica se puede definir como un conjunto de obras y
maquinaria destinada a convertir la energía hidráulica del agua en energía eléctrica. Esta energía
hidráulica se puede concebir como la combinación de la energía potencial y cinética de un caudal
de agua debido a una caída de altitud (Ortiz, 2001), la cual es convertida por una turbina en
energía mecánica y posteriormente en energía eléctrica por un generador.

Existen dos parámetros importantes que identifican a una central hidroeléctrica, la


potencia generada y la energía que es capaz de entregar.

En el caso de la potencia, esta se obtiene a partir de la energía potencial del agua en el


punto en que es introducida a la tubería que va hacia la turbina, respecto al nivel en que es
liberada luego de su paso por la turbina hidráulica, la cual está dada por (Harvey, 1998):

III. 1

 : Masa de agua.
 : Aceleración de la gravedad.
 : Caída bruta.

Puesto que la masa equivale al producto del volumen por la densidad se puede rescribir III. 1
como:

III. 2

 : Volumen del agua.


 : Densidad del agua.

Si se divide la energía por el tiempo se obtiene la potencia entregada, dado que la razón
del volumen entre el tiempo equivale al caudal, la potencia estaría dada por:

III. 3

16
 Q: Caudal de agua.

A partir de la disponibilidad de agua se pueden distinguir dos tipos de centrales


hidroeléctricas, las de reserva y las de filo de agua. Las centrales con reserva cuentan con
embalses de gran tamaño, que bloquean el paso del río, formando así una reserva de agua que
permite almacenar el agua de las épocas lluviosas para ser empleada en épocas secas. En las
centrales a filo de agua existen dos opciones, que exista una represa de menor tamaño
bloqueando el agua que permita darle estabilidad a la central y una reserva de agua por un corto
periodo (generalmente unas cuantas horas) o que una parte del agua del río se derive hacia un
depósito de carga sin necesidad de construir una represa, este es el caso más común en centrales
de pequeña escala.

1.1. Micro Centrales Hidroeléctricas.


Una micro central es una clasificación que se da a las plantas hidroeléctricas con una
potencia menor a 300 kW (Harvey, 1998), son centrales a filo de agua y por lo general en
derivación. Su configuración difiere a la de las grandes plantas hidroeléctricas (del orden de MW)
principalmente por factores de utilidad económica, es decir que sus componentes son más
sencillos ya que la inversión que se debe hacer para instalar componentes especializados que
aumenten la eficiencia es excesiva en comparación a los beneficios obtenidos.

Entre las ventajas tienen este tipo de plantas están (Ortiz, 2001):

 Son una solución a problemas de abastecimiento de energía en lugares alejados y a los


costos crecientes de los combustibles.
 Existe un consolidado estado del arte y la tecnología es de fácil adaptación.
 Tienen un reducido costo de operación y de mantenimiento.
 La vida útil de las estructuras es larga y de simple mantenimiento.
 El impacto ambiental es reducido en comparación a otras fuentes de energía como la
térmica.
 El uso del agua es compatible con otras actividades como agrícolas y de producción.

Por otro lado también cuentan con limitaciones:

17
 Elevado costo del kilo Watt pico instalado.
 El costo de los estudios es alto en relación al costo total de la planta.
 La fuente de energía se encuentra generalmente alejada de los focos de consumo.
 La disponibilidad de la energía se afecta por fenómenos meteorológicos y climáticos.
 Pueden presentarse conflictos por el uso del agua y el impacto en el ambiente.

1.1.1. Funcionamiento.
En una micro central hidroeléctrica el caudal de agua es tomado directamente del afluente
mediante una bocatoma, la cual es una barrera de desvío que permite captar parte del agua que
transcurre por el río, e introducirla a un canal o tubería de conducción, este posee una baja
pendiente y permite la conducción del agua derivada a un tanque.

Es posible que existan uno a varios tanques en la construcción, cada uno con una finalidad
lo que hace que sus especificaciones varíen.

Primeramente se instala un desarenador, que es un tanque en el cual las partículas sólidas


arrastradas en el agua se precipitan y decantan para evitar que dañen el resto de las instalaciones
como tuberías y turbinas. Cuando la calidad del agua es alta, este elemento en ocasiones se omite.

Posterior al desarenador, una tubería o canal conduce el agua a un tanque de presión o


cámara de carga, este depósito le da estabilidad a la operación de la planta ya que permite
amortiguar las variaciones temporales del caudal al almacenar un volumen de agua considerable y
mantener el nivel de la misma estable. Además detiene prácticamente el agua para así eliminar la
turbulencia y evitar que ingresen burbujas de aire a la tubería de presión. Este tanque cuenta con
un aliviadero o vertedero que se encarga de devolver el caudal excesivo que no se pueda contener
al cauce del río.

Luego de la cámara de carga, se empalma la tubería de presión que conduce el caudal a la


turbina, ésta posee una pendiente por lo que el agua crea una gran presión en ella, lo que hace
que requiera de anclajes robustos.

Por último, en la casa de máquinas se encuentra la turbina que recibe el agua de la tubería
de presión y al ser impactada gira, convirtiendo la energía potencial del agua en energía mecánica

18
cinética rotacional. Acoplado a la turbina se encuentra el generador que convierte la energía
mecánica en eléctrica.

En la siguiente figura se muestra un diagrama típico de una planta hidroeléctrica y sus


diferentes componentes principales típicos.

Figura III. 1. Esquema general de una micro central hidroeléctrica. Fuente: Harvey (1998).

1.2. Componentes de una micro central hidroeléctrica.

1.2.1. Obras de captación.


Las obras civiles para las pequeñas centrales hidroeléctricas utilizan comúnmente
tecnologías no convencionales para su diseño, materiales y mano de obra local con el fin de
reducir los costos y optimizar el uso de los recursos. Esto hace que la construcción de la obra civil
difiera de un lugar a otro y no existan reglas generalizadas de diseño.

Las obras de captación como su nombre lo dice, recolectan el recurso hídrico sin
almacenarlo por lo que no se requiere de elementos de regulación como vertederos. Tienen como

19
desventaja el hecho de que requieren caudales casi constantes o al menos superiores al caudal
utilizado en todo momento y la ventaja de un costo reducido (Novillo, 1981).

Tanto Ortiz (2001) como Novillo (1981) reconocen como principales requisitos de una obra
de captación los siguientes:

 El agua captada debe estar libre de sólidos en lo posible y se debe contar con medios
para evacuarlos.
 El diseño debe permitir el paso de avenidas sin comprometer la estructura
 La construcción debe facilitar la operación con poco mantenimiento y reparaciones
rápidas.

1.2.1.1. Ubicación.
Es conveniente ubicar las obras de captación en tramos rectos del río, esto permite situar
la toma, evitando la acumulación de sedimentos, según Novillo (1981) el eje de la boca de la toma
debe formar un ángulo entre 60 grados y 90 grados respecto a la dirección del agua.

Si se ubican en lugares que presentan ondulaciones, se debe colocar en el sector donde


termina la parte cóncava del río e inicia la parte convexa, es decir, dónde termina lo que se conoce
como zona de barranco o paredón y comienza la zona de playa para evitar la acumulación de
sólidos en la toma o que sea dañada durante las crecidas del río (Ortiz, 2001).

Además, se debe considerar que el terreno sea plano para ubicar el desarenador y la
transición (en el caso de la toma convencional utilizada en esquemas de mayor tamaño). La
existencia de formaciones firmes con rocas de tamaño adecuado le da firmeza a la construcción, y
las facilidades de desviar las aguas parcialmente a la hora de la construcción.

Sin embargo, el factor determinante para la ubicación de la obra de captación será que se
obtenga la caída neta necesaria para obtener la potencia deseada.

1.2.1.2. Presa.
La presa o azud de la obra de captación, cumple con la función de asegurar tanto un nivel
del agua estable en la captación, como un caudal constante a lo largo del año en la toma. Esta no

20
siempre está presente, ya que la parte sumergida de la toma se puede asegurar utilizando una
poza de agua natural en el río o quebrada.

La presa puede construirse con materiales locales como rocas del río, es una práctica
común en centrales de pequeño tamaño ya que posee dos ventajas fundamentales: la reducción
de costos y que son presas temporales o desechables, diseñadas para que en el momento de una
avenida se destruya, y cada vez que esto suceda se construirá una nueva presa temporal (Harvey,
1998).

Figura III. 2. Presa natural de roca. Fuente: Harvey (1998).

El factor elemental a diseñar en presas pequeñas es su altura, ya que las otras


dimensiones no son críticas, como sucede en las grandes centrales hidroeléctricas, donde esta
estructura se somete a grandes esfuerzos y además se debe diseñar la forma en que se descarga el
agua de la presa, para no socavar el lecho del río. La altura de la presa se define al dimensionar la
toma de agua.

Si se construye una presa, es importante proveerla de una compuerta de evacuación de


sedimentos, para limpiar el depósito periódicamente, como se muestra en la parte inferior de la
Figura III.3.

21
Figura III.3. Presa artificial de concreto. Fuente: Harvey (1998).

1.2.1.3. Toma de agua.


El diseño de la toma debe asegurar que se capte la cantidad de agua necesaria en todo
momento y que se reduzca en lo posible la entrada de sedimentos. Para ello se debe colocar la
toma alejada de la presa.

Según Ortiz (2001) la toma debe recibir el fluido directamente (en forma perpendicular),
colocando una rejilla, y tratando de que la velocidad del agua en la toma sea lo suficientemente
alta como para barrer los sedimentos presentes de forma que luego sean retirados en el
desarenador.

1.2.1.3.1. Toma de agua lateral con espigones.


Es la toma de agua más sencilla, consiste en realizar una derivación en el afluente
utilizando materiales de construcción o propios del lugar. Es una obra adecuada para proyectos
muy pequeños (Ortiz, 2001), sin embargo presenta la desventaja de que no restringe el ingreso de
sedimentos. Este es el caso actual de la planta hidroeléctrica.

La naturaleza de esta toma hace que sea difícil de predecir el caudal derivado y asegurar la
constancia del mismo, siendo lo adecuado que el caudal en esta derivación sea siempre superior al
caudal de diseño en toda época del año.

22
Figura III.4. Toma lateral con espigones. Fuente: Ortiz (2001).

1.2.1.3.2. Toma de agua en el lecho.


Es una toma ubicada justamente en la represa, consiste en un canal a lo largo de la represa
cubierto con una rejilla que desemboca en el canal de conducción lateralmente. La rejilla debe
estar orientada en el mismo sentido del flujo de agua (Ortiz, 2001).

Este tipo de toma requiere de una construcción en el lecho mismo del río, por lo que se
hacen desviaciones del mismo para poder elaborarla. La construcción debe ser de concreto, para
que resista la abrasión de los sólidos suspendidos en el agua.

Ortiz (2001) recomienda que se utilice esta toma cuando hay causes rectos con pendientes
altas (mayores al 10%) y que la rejilla tenga una pendiente de 5° a 35° en la dirección del flujo.

Por su geometría, esta toma asegura que se capte siempre el agua, aún si el caudal del río
disminuye y se seque el cauce aguas abajo de la toma en periodos de sequía.

23
Figura III.5. Toma de lecho. Fuente: Ortiz (2001).

Para diseñar la toma de agua de lecho, se debe determinar el caudal de diseño, el ancho
del cauce y el nivel mínimo del agua en época de sequía. Se sigue el método de diseño propuesto
por Ortiz (2001) para este tipo de tomas.

El caudal captado por la toma está dado por:

III. 4

 Q: Caudal de agua captado.


 c: Coeficiente de contracción de la rejilla.
 μ: Coeficiente de derrame de la rejilla.
 b: Ancho neto (libre de barrotes) del vertedero.
 L: Longitud de la rejilla.
 g: Aceleración de la gravedad.

24
 h: Altura inicial del agua

Figura III.6. Rejilla de toma de lecho. Fuente: Ortiz (2001)

Figura III.7.Coeficientes de derrame según el perfil de la rejilla. Fuente: Ortiz (2001).

El coeficiente de contracción está dado por:

III. 5

 : Ángulo de inclinación de la rejilla.

25
 : Abertura entre las barras de la rejilla.
 : Distancia entre los ejes de las barras de la rejilla.

Por su parte, la altura inicial del agua se calcula de la siguiente forma:

III. 6

 : Coeficiente de inclinación de la rejilla.


 : Nivel mínimo del agua en el río.

Cuadro III. 1. Coeficientes de inclinación de la rejilla de toma de lecho. Fuente: Ortiz (2001)

β (°) β (°)
0 1,000 14 0,879
2 0,980 16 0,865
4 0,964 18 0,851
6 0,944 20 0,837
8 0,927 22 0,825
10 0,910 24 0,812
12 0,894 26 0,800

En la práctica, de acuerdo con Ortiz (2001) se debe construir la rejilla un 20% más larga
que el valor empleado para el diseño en las ecuaciones anteriores, esto debido a que por
acumulación de hojas y otros materiales se pierde parte del área de vertido. El canal interno de
esta toma tendrá un ancho dado igual al largo de la rejilla:

III. 7

La pendiente de este canal ( ) debe ser de al menos 30% (Ortiz, 2001). Para determinar la
profundidad de este canal se debe calcular la profundidad inicial de la rejilla como se muestra en
Figura III.8.

26
Figura III.8. Profundidad de la rejilla en la toma de lecho. Fuente: Ortiz (2001).


( )

III. 8

 Qd: Caudal de diseño

La profundidad final del canal se define por:

III. 9

La profundidad inicial se obtiene de la siguiente ecuación:


[ ( ) ]

III. 10

 I: Pendiente del canal de descarga

Se define además una velocidad crítica, que es la velocidad máxima que se puede tener al
final del canal de descarga de la toma de agua:

III. 11

27
1.2.1.3.3. Toma de agua convencional.
Es la toma de agua más compleja y costosa, se le llama convencional porque posee un
diseño aplicable a gran variedad de escalas de proyectos, incluso se asemeja en cierta forma a la
de las grandes centrales hidroeléctricas.

Consiste en una toma lateral construida de concreto, con paredes de protección y cubierta
con una rejilla. Además, por estar ubicada directamente en el río y cerca de la presa, se debe
construir un desarenador, que es una cámara para contener los sedimentos relativamente grandes
que lograron pasar la rejilla y evitar que ingresen al canal de conducción. Se debe construir
compuertas de lavado tanto para la presa como el desarenador.

Figura III.9. Toma de agua convencional. Fuente: Ortiz (2001).

Si la calidad del afluente lo permite, se puede prescindir del desarenador, en tal caso se
construye un vertedero al inicio del canal de conducción para evacuar la sobrecarga de agua.

La toma debe estar diseñada para que el agua ingrese en forma perpendicular a la misma y
no se obstruya fácilmente y la corriente pueda arrastrar los sedimentos cercanos. El diseño de la
rejilla debe considerar que el espacio entre las barras no sea menor a un cuarto del ancho de la
misma (Harvey, 1998).

28
Figura III.10. Toma de agua convencional sin desarenador. Fuente: Harvey (1998).

El uso de este tipo de tomas de agua se reserva para plantas más grandes a la propuesta
en este proyecto, por lo que no se ahondará en su método de diseño.

1.2.2. Obras de conducción.


Una vez que el agua es recolectada utilizando la presa y la toma de agua, se debe conducir
ésta a la cámara de carga. Para lograrlo se emplean canales o tuberías de conducción y
desarenadores, además de vertederos para evacuar los excesos de agua, tanto en el canal como
en el desarenador y la cámara de carga.

1.2.2.1. Canales.
Conducen el agua desde las obras de captación a la tubería de presión. Un canal puede ser
desde una simple excavación en la tierra, hasta elaborados túneles subterráneos según lo exija el
terreno.

En la Figura III.11 se muestran distintos tipos de canales, en los cuales la superficie puede
ser el suelo original, cubiertas como arcilla o concreto esparcido, loza de concreto, bloques o
ladrillo unido con mortero, o incluso ductos de tubo o láminas de metal o madera.

29
Figura III.11. Tipos de canales de conducción. Fuente: Harvey (1998).

Los canales de conducción deben tener bajas pendientes para evitar altas velocidades del
agua en ellos, se pretende que el nivel y la velocidad del agua sea la misma a lo largo del canal por
lo que no se sobrepasa los 6° de pendiente (Ortiz, 2001). Una excesiva velocidad del agua puede
causar abrasión y daño de la obra, mientras que una velocidad baja propicia la acumulación de
sedimentos.

Durante su paso por el canal, el agua pierde energía por fricción al estar en contacto con la
superficie. Las pérdidas en el canal son función de la rugosidad del mismo, entre más lisa la

30
superficie menores serán las pérdidas, por esto es conveniente construir canales con coberturas
como loza de concreto, en la medida que el terreno y el presupuesto lo permitan. Si las pérdidas
son elevadas, se deberá aumentar la pendiente para lograr el trasporte del agua de un sitio a otro.

Para diseñar un canal, primero se debe seleccionar la velocidad a emplear, y se elige de


acuerdo al material del canal, para lo cual se encuentran tabulados rangos de velocidad
recomendados:

Cuadro III. 2. Velocidad máxima de flujo para evitar erosión en canales. Fuente: Harvey (1998).

Material Menos de 0,3 m de profundidad Menos de 1,0 m de profundidad


Sedimento de roca arenoso 0,4 m/s 0,5 m/s
Sedimento de roca 0,5 m/s 0,6 m/s
Sedimento de roca arcilloso 0,6 m/s 0,7 m/s
Arcilla 0,8 m/s 1,8 m/s
Ladrillo 1,5 m/s 2,0 m/s
Concreto 1,5 m/s 2,0 m/s

Tradicionalmente los canales poseen un área transversal en forma de trapecio, esto para
evitar el deterioro de las paredes verticales. Los canales rectangulares se reservan para materiales
fuertes, como la loza de concreto o el bloque con mortero. La geometría más apta para los canales
es el perfil semicircular, sin embargo es de difícil construcción en campo. La pendiente de las
paredes del canal con forma de trapecio también se encuentra tabulada de acuerdo al material de
construcción cuando éste forma un refuerzo estructural. Sí se utiliza como recubrimiento, se debe
aplicar el valor de pendiente correspondiente al material del suelo:

Cuadro III. 3. Pendiente de las paredes del canal. Fuente: Harvey (1998).

Material Pendiente (N)


Sedimento de roca arenoso 2
Sedimento de roca 1,5
Sedimento de rica arcilloso 1
Arcilla 0,58
Concreto 0,58

31
El caudal de diseño se obtiene del área transversal del canal, para esto se considera un
sobredimensionamiento del área cubierta por el agua en un factor F que comúnmente sede un
30%, permitiendo absorber caudales superiores al de diseño y que el agua no se derrame en las
secciones curvas del canal. El área del canal está dada por:

III. 12

 F: Factor de sobredimensionamiento
 v: Velocidad del agua en el canal

La altura, la longitud de la base y de la parte superior del trapecio se calculan mediante un


método que permite reducir las pérdidas por fricción al minimizar el perímetro del trapecio.

Figura III.12. Canal de área transversal en forma de trapecio. Fuente: Harvey (1998).

Para esto se define el parámetro intermedio X:

III. 13

 N: Pendiente de las paredes del canal.

Luego la altura del canal, el ancho base y el ancho superior respectivamente son:

III. 14

32
III. 15

III. 16

La velocidad en el canal, al igual que en toda la obra, debe ser menor a la velocidad crítica,
cuando mucho un 90% de la misma (Harvey, 1998). La velocidad crítica en un canal con sección
transversal de trapecio se define por:

III.17

Para determinar la pendiente del canal se debe definir primero el radio hidráulico del
mismo:

III.18

 P: Perímetro del canal.

La pendiente depende además de la rugosidad n del canal y se calcula a partir de la


ecuación de Manning:

( )

III.19

1.2.2.2. Vertederos.
Los vertederos, se encargan de regular el paso en los canales de conducción y de retirar el
exceso de agua en los desarenadores y cámaras de carga. Su diseño es similar al de una presa, se
diseña la altura para contener el agua necesaria y el ancho para evacuar el agua en exceso.

33
De acuerdo con Harvey (1998), el diseño para un vertedero lateral se basa en la estimación
del caudal máximo que se puede dar en la obra, sea esta el canal, el desarenador o la cámara de
carga.

El caudal a evacuar por el vertedero es:

III.20

 QM: Caudal máximo de la obra.


 Qd: Caudal de diseño de la obra.

El caudal que pasa por encima de una barrera, como lo es una presa o la pared de un
vertedero está dado por:

III.21

 Cw: Coeficiente de presa o pared.


 Lv: Largo del vertedero.
 hv: Altura del caudal vertido (Nivel agua sobre el vertedero).

Figura III.13. Coeficientes de presa. Fuente: Harvey (1998).

La ecuación se debe balancear de forma que si el vertedero no es lo suficientemente


ancho, el agua podría elevarse por encima de las paredes del canal, desarenador o cámara,
desbordándose este.

34
Harvey (1998), menciona que se puede considerar que en un canal, la velocidad del agua
durante el caudal máximo, es igual a la velocidad cuando se trasiega el caudal de diseño, variando
solamente el nivel del agua en el canal.

Si se acata esta suposición, y el canal es rectangular, el nivel del agua antes del vertedero
guarda una proporcionalidad con el nivel del agua luego del vertedero (el nivel del agua para el
que se diseña el canal) igual a la relación de caudales máximo y de diseño:

III.22

 hm: Nivel en el canal durante el caudal máximo.


 hd: Nivel en el canal durante el caudal de diseño.

Luego la altura del caudal vertido es:

III.23

La altura de la pared del vertedero se define de acuerdo al nivel del agua en el canal,
desarenador o cámara.

Figura III.14. Vertedero lateral. Fuente: Harvey (1998).

35
1.2.2.3. Desarenadores.
Su función es sedimentar las partículas suspendidas en el agua en el canal de conducción
debido al arrastre del agua en su ingreso a la toma. La acumulación de sedimentos provoca una
disminución en la sección transversal efectiva del canal, lo que disminuye el caudal. También
reduce la capacidad de almacenamiento de la cámara de carga y provocan erosión de la obra en
general.

Para lograrlo, el desarenador reduce la velocidad del agua provocando una decantación de
los sólidos. La reducción de velocidad, se consigue al aumentar el área transversal respecto al
canal de conducción. El desarenador debe de ser lo suficientemente largo para permitir que la
partícula sedimente, ya que de acuerdo a su tamaño, esta tendrá una velocidad vertical de
sedimentación, por lo que si el desarenador no es lo suficientemente largo, la partícula no habrá
tocado fondo antes de salir de él.

Ortiz (2001) menciona las velocidades límites por debajo de las cuales el agua deja de
arrastrar partículas. Estas velocidades son de 0,081 m/s para arcilla, 0,16 m/s para arena fina y
0,216 m/s para arena gruesa.

Existen desarenadores de dos tipos: de lavado intermitente y de lavado continuo. El


primero, tiene la desventaja de que requiere mantenimiento periódico para dejar escapar los
sedimentos por una compuerta, mientras que el segundo, requiere un caudal superior al de diseño
para utilizar el agua en exceso y barrer continuamente las partículas.

36
Figura III.15. Desarenador de lavado intermitente. Fuente Harvey (1998).

Para pequeñas centrales hidroeléctricas, Ortiz (2001) recomienda que el diámetro máximo
de las partículas en suspensión sea de 0,1 mm a 0,2 mm cuando la caída de la central es menor a
100 m. La velocidad de sedimentación para una partícula de este tamaño es de 0,692 m/s y 2,160
m/s respectivamente.

El hecho de que se acumule material en el fondo en el caso de los desarenadores de


lavado intermitente, crea turbulencia y un empuje ascensional dado por:

III.24

 Vs: Velocidad de sedimentación.

Para el diseño de desarenadores se seguirán las indicaciones de Novillo (1981), el factor


trascendental es lograr que el tiempo de sedimentación (ts) sea menor al tiempo de recorrido de la
partícula por el desarenador o tiempo de decantación (td).

III.25

37
 Ld: Longitud del desarenador.
 vd: Velocidad horizontal.

Según Novillo (1981) la velocidad horizontal en la cámara debe ser entre 0,1 m/s y 0,4 m/s,
y su profundidad entre 1,5 m a 4 m.

III.26

 hd: Altura o profundidad del desarenador.


 v’s: Velocidad efectiva de sedimentación.

III.27

Igualando las ecuaciones anteriores se obtiene la longitud mínima del desarenador de


lavado intermitente para una profundidad dada:

III.28

En el caso del desarenador de lavado continuo, se tienen velocidades diferentes de


entrada y salida al desarenador, ya que habrá una diferencia de caudales. En este caso el empuje
ascensional es diferente al del anterior desarenador:

III.29

 Qs: Caudal de lavado del desarenador.


 Bd: Ancho del desarenador.

Por su parte la longitud del desarenador de lavado continuo es:

( )

38
III.30

Como se puede observar en la Figura III.16, entre el desarenador y el canal, se construyen


transiciones para evitar crear turbulencia en la cámara del desarenador. Estas divergencias, deben
tener longitudes no mayores de un tercio de la longitud del desarenador y ángulos de divergencia
y convergencia entre 12° y 30°. Por su parte, el fondo del desarenador debe tener una pendiente
entre 2% y 6% (Novillo, 1981).

Figura III.16. Diseño de las transiciones en un desarenadores para evitar turbulencia. Fuente: Harvey (1998).

Por último se determina el ancho del desarenador de acuerdo al caudal de diseño:

III.31

1.2.2.4. Cámara de carga.


Una vez el fluido ha pasado por la toma de agua, este se dirige hacia la cámara de carga, la
cual debe estar diseñada para resistir una partida o parada brusca.

La cámara de carga es sumamente importante para darle sumergencia a la tubería de


presión, es decir para evitar que aspire aire por bajo nivel de agua o remolinos debido a la alta
succión de la tubería.

39
Las características de estas cámaras de carga son las siguientes (Ortiz, 2001):

 Crea volúmenes de reserva de agua en caso de partidas o paradas bruscas.


 Impide el ingreso de objetos flotantes y sedimentos no deseados en la turbina
 Permite eliminar los sedimentos ubicados en la parte inferior de la cámara
 En caso de exceso de agua, permite eliminar este excedente y no interrumpir la
producción hidroeléctrica
 Mantiene la tubería de presión sumergida, no permitiendo el ingreso de aire al sistema, el
cual puede causar problemas.

Se recomienda que la entrada de la tubería esté al menos 4 diámetros por debajo del nivel
del agua y que la pared que separa la boca de la tubería sea de al menos 20 cm por encima de la
base del desarenador (Harvey, 1998).

Novillo (1981) establece el volumen necesario de la cámara de carga de la siguiente


manera:

III.32

De acuerdo a Ortiz (2001), el diseño debe de considerar una altura mínima para evitar el
ingreso de sedimentos a la tubería de presión, por medio del siguiente rango:

III.33

También se debe tomar en cuenta la medida del diámetro exterior de la tubería de


presión:

III.34

Debido a posibles remolimos o turbulencias que se puedan generar a la entrada de la


tubería, es recomendable utilizar un nivel mínimo de 30 cm sobre la corona de la tubería y un
rango deseable de:

40
III.35

También se debe de considerar un nivel debido a un posible golpe de ariete, generado por
un cierre brusco de la válvula de compuerta o cierre de la turbomáquina:

III.36

La velocidad estimada en la entrada de cámara de carga se estable en el siguiente rango:

( )

III.37

Y de esta manera se determina el ancho de la cámara de carga:

III.38

La altura del volumen de agua en la cámara para el arranque de la turbina, se considera de


la siguiente manera:

III.39

Y se relaciona el caudal, la longitud, las alturas y el diámetro de la tubería para obtener el


largo de la cámara de carga:

III.40

41
Figura III.17. Cámara de carga. Fuente: Ortiz (2001).

1.2.3. Tubería de presión.


La tubería de presión trasporta el agua desde la cámara de carga a la turbina, está
conformada por la tubería en sí, accesorios como válvulas y los sistemas de sujeción.

En proyectos de baja caída, la tubería se construye con un diámetro y espesor constante.


Preferiblemente debe ser recta para reducir las pérdidas de presión debido a la fricción, en el caso
de que el terreno no lo permita, se usarán codos y un mayor número de anclajes. Dependiendo del
tipo de tubería y las variaciones de temperatura, se deberán usar juntas de expansión.

42
Figura III.18. Tubería de presión. Fuente: Harvey (1998)

Para definir el diámetro de la tubería de presión se deben ponderar la reducción de


pérdidas y de costos. Además una adecuada selección de la tubería reduce el uso de anclajes.

1.2.3.1. Pérdidas de presión en tuberías.


En una tubería, la velocidad del fluido que es transportado se obtiene de la siguiente
manera:

III.41

Las pérdidas de energía que se dan en tuberías se deben al rozamiento entre el fluido
entre sí mismo y entre él y la superficie, el método más general y reconocido para calcularlas es la
ecuación de Darcy-Weisbach.

Primeramente se debe definir las características de flujo, de acuerdo con Mott (1996) un
flujo lento y uniforme (lineal) corresponde a un flujo laminar, mientras que un flujo rápido,
desordenado o caótico corresponde a un flujo turbulento. la naturaleza del fluido se define
mediante el número adimensional de Reynolds:

43
III.42

 μ: Viscosidad absoluta del fluido.

Si el número de Reynolds es menor a 2000 el flujo será laminar, si es mayor a 4000 será
turbulento. La región entre estos dos valores se le conoce como región crítica, en esta no se tiene
certeza de que tipo de flujo se da (Mott, 1996).

Una vez definido el número de Reynolds, se determina el factor de fricción el cual además
del número de Reynolds depende también de la rugosidad del ducto. El cálculo de este factor
depende del rango en que se encuentre el número de Reynolds y tiende a ser bastante laborioso,
por esta razón es de uso extendido el diagrama de Moody en el cual conociendo el valor del
número de Reynolds y la rugosidad relativa del ducto (razón de la rugosidad del ducto entre el
diámetro del mismo) se puede encontrar gráficamente el factor de fricción f.

Figura III.19. Diagrama de Moody. Fuente: Mott (1996).

Con este factor se calcula las pérdidas utilizando la ecuación de Darcy-Weisbach:

III.43

44
 L: Longitud de la tubería recta.
 f: Factor de fricción de la tubería.

Un segundo método es la ecuación de Hazen-Williams, es más utilizado por su practicidad


ya que no requiere del cálculo del número de Reynolds ni del factor de fricción. Se encuentra
limitado a aplicaciones de transporte de agua en tuberías que van de los 50 mm a los 1800 mm de
diámetro nominal, la velocidad del agua no debe ser superior a 3 m/s. La ecuación fue diseñada
para una temperatura del agua de 60 °F por lo que conduce a un error de hasta 5% respecto a la
de Darcy-Weisbach (Mott, 1996):

III.44

 C: Coeficiente de Hazen-Williams según el tipo de tubería.

Para tuberías de PVC, se remienda utilizar un coeficiente de entre 140 y 150, dependiendo
de la edad de la tubería.

Adicional a las pérdidas en tubería recta, se tienen pérdidas de energía en accesorios, en el


caso de las tuberías de presión. Estos accesorios se limitan a codos, reducciones, válvulas y
bifurcaciones. También se dan pérdidas debido a la entrada a la tubería en la cámara de carga y a
la rejilla de la misma.

Las pérdidas en accesorios se calculan utilizando factores o coeficientes respectivos, según


el tipo de accesorio se utiliza la siguiente figura:

45
Figura III.20. Longitud equivalente de accesorios. Fuente: Material de curso Tuberías, UCR (2011).

Esta longitud equivalente se introducir en la ecuación correspondiente al método de


Hazen-Williams.

46
Para seleccionar el diámetro de la tubería de presión, se determina para qué diámetro de
tubería se maximiza el producto del caudal por la cabeza neta aprovechable, es decir, se maximiza
el potencial de la planta. Si se elige un diámetro muy pequeño, la velocidad será excesiva y
también las pérdidas por fricción, disminuyendo H. Por otro lado, si se usa un diámetro muy
grande, los costos se elevan considerablemente.

1.2.3.2. Espesor de la tubería.


El espesor de la tubería está definido más que por la presión de operación por el golpe de
ariete.

El golpe de ariete es una oscilación que se origina al rechazar el agua en la tubería


repentinamente, sea esto por la turbina o un cierre de válvula. Al momento del cierre, la energía
cinética del agua se convierte en presión causando que el líquido cercano a la válvula se comprima
y la tubería se expanda. Este fenómeno se va desplazando a lo largo de la tubería, conforme se van
comprimiendo las secciones de agua en ella, hasta que se alcanza una cámara abierta, como la
cámara de carga o un tanque de oscilación, en el caso de las plantas de mayor escala.

En el momento que se alcanza la superficie libre del agua en el tanque de oscilación o de la


cámara de carga, toda el agua está comprimida y la tubería está dilatada, luego súbitamente como
no existe una contrapresión en la cámara la presión se reduce y el agua comienza a dilatarse y la
tubería a comprimirse.

Seguidamente por la inercia de la onda se empieza a succionar agua por la tubería. Al salir
de la tubería más agua de la que está entrando se crea un vacío al inicio de la tubería en la cámara
de carga, luego la tubería se contrae y el agua se expande hasta que se encuentra una
contrapresión en la turbina.

Ambos procesos se suceden uno del otro, creando oscilaciones y vibraciones que se
detienen por la disipación de la energía en la tubería, eventualmente el golpe de ariete puede
destruir la tubería. A este caso se le conoce como golpe de ariete positivo (Ortiz, 2001).

El golpe de ariete negativo es igual, solamente que la secuencia inicia con una apertura de
la válvula de la turbina creando primero una succión en la tubería y luego una sobrepresión.

47
La sobrepresión se calcula de la siguiente manera (Ortiz, 2001):

III.45

 t: Tiempo que demora la onda de presión en ir y regresar desde la turbina a la cámara de


carga.

III.46

 VS: Velocidad de la onda de expansión.

III.47

 E0: Elasticidad del agua (2x103 MPa).


 E: Elasticidad de la tubería.
 e: Espesor de la tubería.

La maniobra de cierre o apertura se hace en un tiempo mayor al tiempo t de la oscilación


para no comprometer la estructura.

Una vez obtenida la sobrepresión por golpe de ariete se calcula el espesor de la tubería:

III.48

 δt: Tensión de tracción del material en Kg/cm2.


 Kf: Eficiencia de las uniones (0,8-1,0).
 es: Espesor adicional (Normalmente 3 mm).

Luego el espesor obtenido se debe verificar que resista las tensiones tangenciales y
longitudinales por cargas externas y peso.

48
En el caso de las tuberías de policloruro de vinilo (PVC), el espesor de pared comercial se
denota mediante la Relación de Diámetro Espesor (SDR, por sus siglas en inglés).

En el siguiente cuadro se muestra los diferentes espesores comerciales y la presión interna


relacionada:

Cuadro III. 4. Presión de trabajo en tuberías PVC. Fuente: Manual Técnico Tubosistemas. AMANCO.

SDR Presión de trabajo Presión de trabajo


(kg/cm2) (mca)
11 28.0 280
13.5 22.4 224
17 17.5 175
26 11.2 112
32.5 8.8 88
41 7.0 70
50 5.6 56

1.2.3.3. Accesorios.
La tubería de presión está compuesta además del tubo por accesorios como válvulas,
codos y soportes.

1.2.3.3.1. Válvulas
Las válvulas se utilizan para controlar la operación de la turbina. A pesar de la gran
variedad de válvulas que existen, en micro centrales hidroeléctricas se utilizan básicamente las
válvulas de compuerta y de mariposa para abrir y cerrar el paso del agua (Inversin, 1986).

La válvula de compuerta como su nombre lo dice consiste en una compuerta circular que
bloquea el paso del fluido, por lo tanto esta válvula no debe utilizarse como medio de regulación
sino únicamente para apertura y cierre, ya que la diferencia de presiones puede causar cavitación
y erosión de la válvula.

La válvula de mariposa está formada por un disco montado sobre un eje central, esto le
permite abrir y cerrar el paso del agua con tan solo un cuarto de vuelta de su vástago, además por
su diseño requiere menor esfuerzo para ser maniobrada que la válvula de compuerta. Tiene la
desventaja de que su cierre no es completamente estanco y de que si se opera muy rápido puede
causar cavitaciones y golpe de ariete.

49
1.2.3.3.2. Soportes.
Los soportes cumplen con la función de evitar el movimiento de la tubería y su
deformación debido a su propio peso y el del agua contenida, comúnmente se distingue entre
soportes y anclajes siendo los primeros los que únicamente soportan el peso y los segundos los
que además restringen el movimiento.

La fuerza transmitida hacia el soporte consiste en una componente perpendicular debida


al peso (F1) y una tangencial debida a la fricción (F2):

III. 49

 Wt: Peso del tubo por unidad de longitud.


 Wa: Peso del agua contenida en un tubo por unidad de longitud.
 α: Ángulo de inclinación de la tubería.
 L: Longitud entre apoyos

III. 50

 f: Coeficiente de fricción entre el soporte y la tubería.

Estas fuerzas, junto con el peso mismo del soporte, son transmitidas al suelo.

En el caso de los anclajes, estos envuelven la tubería por lo que la condición es más
compleja y se identifican las siguientes fuerzas involucradas (Inversin, 1986):

Componente perpendicular del peso:

III. 51

Fricción entre el anclaje y la tubería:

III. 52

Presión hidrostática del doblez:

50
( )

III. 53

 hs: Presión hidrostática en el punto de interés en m incluyendo transitorios máximos.


 β: Ángulo de inclinación del segmento posterior de la tubería.

Componente tangencial del peso:

III. 54

 L’: Longitud del anclaje a la unión del tubo.

Estrés inducido por la expansión térmica:

III. 55

Presión hidrodinámica en el doblez:

( ) ( )

III. 56

Peso del anclaje o soporte:

III. 57

 Volb: Volumen del bloque


 ρb: Densidad del bloque

Tanto los soportes como anclajes deben cumplir con condiciones de estabilidad que
garanticen que no se hundirán, deslizaran, ni volcaran en el suelo. Para garantizar que el bloque no
se hunda, la presión que ejerce su base debe ser menor que la capacidad de carga del suelo
(Inversin, 1986):

51

( )

III. 58

 FV: Fuerzas verticales.


 Abase: Área de la base del bloque.
 e: Excentricidad de la resultante de las fuerzas verticales.
 Lbase: Longitud de la base del bloque

Cuadro III. 5. Capacidades de carga típicas de los suelos. Fuente: Harvey (1998).
2
Tipo de suelo Capacidad máxima de carga (N/m )
Arcilla 180 000 220 000
Arena 200 000 320 000
Arena y grava 300 000 400 000
Arena, grava y arcilla 350 000 650 000
Roca 600 000 1 000 000

El vuelco se evita disminuyendo la excentricidad de la resultante de las fuerzas verticales, se


recomienda la siguiente relación (Inversin, 1986):

III. 59

1.2.4. Casa de máquinas.


Es la obra civil donde se contiene el equipo de conversión de energía hidráulica a mecánica
y por último a eléctrica. Las consideraciones generales para su ubicación y dimensionamiento
según Ortiz (2001) son:

 Canal de desfogue corto.


 Terreno estable y protegido de avenidas.
 Facilidad de acceso para los operarios y equipos.
 Suficiente espacio para colocar el equipo y darle mantenimiento.
 Existencia de estructuras para soportar y levantar equipos como turbinas y generadores.

52
En general, a pequeña escala se utilizan sistemas de generación de eje horizontal, esto
aumenta la extensión de la casa de máquinas pero facilita en mayor medida las trasmisiones de
potencia entre ejes y el uso de volantes de inercia para la regulación.

1.2.5. Turbinas.
La turbina hidráulica es el equipo encargado de la conversión de energía hidráulica en
energía mecánica. Para esto se aprovecha el cambio en la energía cinética y de presión que ocurre
en el agua por su paso por los álabes de la turbina.

Las turbinas hidráulicas se clasifican por la variación de la presión estática del fluido en
ella, siendo las de presión constante turbinas de acción y las de presión variable de reacción. Un
segundo criterio de clasificación es el paso del flujo a través de la turbina, siendo esta de flujo
axial, semi-axial, radial, tangencial, transversal o cruzado.

Se utilizan parámetros cuantitativos que las clasifican, como lo son el grado de reacción y
la velocidad específica (Coz, Hernández, & Suárez, 1981). Los componentes principales de las
turbinas hidráulicas son el distribuidor o estator, el rodete, y en el caso de las turbinas de reacción
la carcasa y el tubo de esfogue o aspiración.

El distribuidor se encarga de acelerar el agua en una dirección adecuada para el ingreso al


rodete, trasformando total o parcialmente la energía potencial del agua en energía cinética y de
presión. Además funciona como regulador de caudal.

El rodete es el elemento que transforma la energía cambiando la velocidad del agua y, en


el caso de las turbinas de reacción, su presión. Consta de un eje principal proveído de álabes o
cucharones sobre los que impacta el agua generando la rotación de la turbina.

La carcasa cumple la función de mantener la presión dentro de la turbina en el caso de las


turbinas de reacción, evitando el escape de flujo. En el caso de las turbinas de acción, su función se
limita a reducir el salpique del agua.

El tubo de succión o aspiración, permite crear una succión en el lado de baja presión de los
rodetes de reacción gracias al vacío que crea el abandono del agua en la turbina, lo que permite
aprovechar la altura restante luego de la turbina hasta el desfogue del agua.

53
Las turbinas hidráulicas tienen rangos de aplicación específicos según el caudal y la altura
disponible. A partir de estos dos parámetros se selecciona el tipo de turbina que mejor se
desempeña en una central hidroeléctrica en específico.

Figura III.21. Gráfico de selección de turbinas hidráulicas. Fuente: Energía Minihidráulica (2011).

Como se puede observar en la figura anterior el rango de pequeñas caídas y caudales


como es el caso de la RBAMB la turbina típicamente utilizada es la Michell-Banki, por lo que se
profundizará en este tipo de turbina. No obstan el parámetro más correcto para seleccionar un
tipo de turbina es la velocidad específica de la máquina dada por:

III. 60

 N: Velocidad de giro (rpm).

54
 Qd: Caudal de diseño (m3/s).
 Hn: Caída neta (m).

Una vez definido el caudal de diseño y la caída neta del proyecto, así como determinado la
velocidad de giro del generador eléctrico a utilizar y el sistema de transmisión se puede estimar la
velocidad específica requerida y así ubicar el tipo de máquina más apta para el sistema.

Cuadro III. 6. Rango de velocidad específica de las turbinas hidráulicas. Fuente: Inversin (1987).

Tipo de turbina Velocidad Específica


Pelton 12-30
Turgo 20-70
Banki 20-80
Francis 80-400
Propela o Kaplan 340-1000

El Cuadro III. 6 muestra como las turbinas Turgo y Banki se traslapan casi en la totalidad de
su rango de aplicación, el cual es el típico de las micro y pico centrales. No obstante son
tecnológicamente muy diferentes como se describirá a continuación, lo que hace a la una o la otra
más apropiada para cada esquema de generación.

1.2.5.1. Turbina Michell-Banki.


Inventada por A. G. Michell en Australia en 1903 y estudiada por D. Banki en
Hungría entre 1917 y 1919 (Ortiz, 2001). Es una turbina de acción y flujo transversal o cruzado. Su
cualidad más importante es que el flujo de agua incide dos veces en los álabes. Son aptas para
caídas de 1 m a 50 m y caudales de 25 l/s a 200 l/s, posen eficiencias de 75% al 85% y mantienen
buenas eficiencias a cargas parciales (Coz, Hernández, & Suárez, 1981).

Recientemente se han desarrollado turbinas Michell-Banki para saltos de hasta 200 m y


caudales de 10 m3/s (European Small Hydropower Association, 1998), sin embargo a estas escalas
por lo general es más eficiente utilizar una turbina de otro tipo como la Pelton o la Francis.

El distribuidor de esta turbina es una tobera rectangular provista de un álabe director


conocido como lengüeta que se encarga de regular el caudal que ingresa a la turbina. El rodete es
un cilindro formado por dos discos laterales con alabes semicirculares fijados en su periferia con
soldadura.

55
Esta turbina opera a presión atmosférica. Se puede utilizar un tubo de aspiración como
extensión a la carcasa que crea una succión en el interior, sin embargo se debe asegurar que no se
inunde el rodete, lo cual se logra colocando una válvula que permita el ingreso de aire a la carcasa.

Entre las ventajas más importantes de esta turbina es su bajo costo y fácil construcción,
además puede operar en un gran rango de velocidades y, a diferencia de las otras turbinas, el
diámetro no depende del caudal directamente por lo que la turbina no será necesariamente
grande.

Figura III. 22. Esquema de la turbina Michell-Banki. Fuente: European Small Hydropower Association (1998).

Estas turbinas tienen un rango de aplicación similar al de la turbina Francis con la ventaja
de poseer una curva de eficiencia más plana, lo que le permite ofrecer un buen desempeño a
carga parcial. Este último factor la hace idónea para absorber las variaciones de la carga que se
dan a diario en la Estación.

El diseño de Fritz Ossbeger, una versión mejorada del diseño de Michell, es el más
conocido y utilizado, siendo la compañía fundada por el ingeniero alemán la mayor productora de
estas turbinas. La turbina Ossberger se caracteriza por una admisión vertical y un rodete de dos o
más etapas regulado por una misma cantidad de lengüetas, cuando la turbina es manufacturada

56
en forma artesanal es más común el uso de una admisión horizontal con una sola etapa para
facilitar la construcción.

Figura III.23. Eficiencia de la turbina Michell-Banki. Fuente: Soluciones Prácticas ITDG (2011).

1.2.5.2. Turbina Turgo.


Es una turbina de impulso o acción creada por la compañía inglesa Gilbert Gilkes and
Gordon Limited, consiste es un rodete con semi cucharones que son impactados por el agua que
proviene de un inyector de aguja con un ángulo cercano a los 20⁰ respecto al plano del rodete
(Inversin, 1986).

Es un rodete muy similar al Pelton con la ventaja de que al utilizar medios cucharones
impactados lateralmente no existe interferencia entre cucharon y cucharon en el chorro de

57
inyección y por lo tanto puede girar más rápido que este, aumentando su velocidad específica y
consumo de caudal.

Originalmente fue pensado para esquemas de 30 m a 300 m de caída, con el auge de las
micro y pico centrales y el uso de sistemas electrónicos de conversión de corriente alterna a
corriente directa y viceversa (AC-DC-AC) se hecho posible utilizar variantes muy pequeñas de estas
turbinas que operan desde los 10 m de caída neta (Davis, 2003).

Las ventajas principales de la turbina turgo consisten en su construcción robusta, su


resistencia a sedimentos abrasivos en el agua, sus partes son muy accesibles para mantenimiento
y no requiere cámara de presión con sellos en ejes, sufre poca o nula cavitación y su curva de
eficiencia al igual que la turbina Pelton es prácticamente plana.

Figura III.24. Turbina tipo turgo. Fuente: INERSOL (2012)

1.2.6. Generadores Eléctricos.


Los generadores eléctricos se encargan de convertir la energía mecánica proveniente del
eje del rodete de la turbina en energía eléctrica. Esto se logra mediante las leyes que rigen el
campo electromagnético.

La generación de energía eléctrica se puede realizar en corriente directa o alterna. La


primera tiene la ventaja de utilizar equipos menos costosos y de poder almacenarse en bancos de
baterías, la segunda por su parte permite la transmisión de potencia con pérdidas menores y se

58
encuentra lista para su uso, ya que la mayoría de las maquinas eléctricas funcionan con corriente
alterna. Por otro lado los generadores de corriente directa se encuentran disponibles en
capacidades por lo regular inferiores a 1 kW mientras que los de corriente alterna se encuentran
en todo rango de potencia. Lo común es que la generación se haga en corriente alterna para
potencias superiores a los 5 kW (Inversin, 1986).

La ley de Faraday-Lens conocida como ley de inducción electromagnética establece que un


campo magnético variable induce una fuerza electromotriz o tensión eléctrica en un circuito
expuesto a él. Todo generador eléctrico de corriente alterna consta de un rotor que es donde se
produce la variabilidad del campo magnético y un estator que consiste en un circuito embobinado.

El campo magnético dentro del generador se produce mediante un circuito eléctrico o


mediante imanes permanentes ya sea en el estator o en el rotor, esto produce un campo
magnético constante. La variabilidad del campo magnético se logra gracias al movimiento de
rotación del eje del rotor del generador que está unido al eje del rotor de la turbina. El circuito en
el que se induce la corriente eléctrica se le conoce como armadura.

Existen dos tipos principales de generadores, los sincrónicos en los cuales el campo
magnético rota a la misma velocidad que el eje del rotor, y los asincrónicos en los que la velocidad
de rotación es ligeramente diferente.

Las máquinas sincrónicas son mucho más grandes, másicas y complejas que las
asincrónicas o de inducción, esto hace que sean más costosas y de menor disponibilidad en el
mercado. Por su parte el generador de inducción es más sencillo y confiable, requiere muy poco
mantenimiento, y sobrelleva de mejor manera las variaciones en la velocidad de rotación. Por este
motivo cuando se instala una micro central hidroeléctrica en un sistema interconectado, se
prefiere un generador de inducción (Harvey, 1998).

La máquina eléctrica asincrónica puede funcionar tanto como motor o como generador de
tensión y corriente eléctrica. Si la velocidad del rotor es mayor a la del campo magnético en el
estator funcionara como generador eléctrico y se dice que el deslizamiento de la máquina es
negativo. Un generador de inducción o asincrónico puede soportar sobre velocidades de hasta un
200% lo que representa una gran ventaja en cuanto al control de velocidad de la turbina.

59
Su desventaja reside en que requieren de una fuente de potencia reactiva externa para
producir el campo magnético al inicio y durante de la operación que en el caso de generadores
interconectados a la red puede ser suministrada por la misma, pero en sistemas aislados se logra
utilizando un banco de capacitores, lo cual representa un costo adicional al generador y tiende a
ser la causante de muchos problemas de operación (Harvey, 1998). Por esta razón cuando se trata
de un sistema aislado, a pesar del incremento en costo, lo típico es utilizar un generador
sincrónico (Inversin, 1986).

Los generadores eléctricos se pueden distinguir también por el número de fases eléctricas
utilizadas, clasificándose así en monofásicos y trifásicos. La selección de qué tipo de generador a
emplear depende de las cargas eléctricas a alimentar. Las cargas trifásicas son típicas de
aplicaciones industriales en las que se utilizan motores, mientras que en aplicaciones residenciales
las cargas se restringen sistemas monofásicos. Por lo general para rangos inferiores a 10 kW, y si el
tipo de cargas lo permiten, se utilizan generadores monofásicos ya que son menos costosos y el
balance de cargas monofásicas dificulta el uso de generadores trifásicos (Inversin, 1986).

En cuanto a los parámetros de generación, la tensión eléctrica normalizada para uso


residencial es de 120 V y 240 V, esto hace que se requiera un generador de 240 V de fase partida o
tres hilos como se les conoce comúnmente, con una frecuencia de 60 Hz que es la frecuencia
eléctrica utilizada en el país.

La velocidad de rotación de un generador eléctrico está definida por:

III. 61

 f: Frecuencia eléctrica
 p: Número de polos del generador

Al estar limitado el número de polos magnéticos a pares, las velocidades del generador se
restringen a 3600, 1800, 1200, 900 y 450 rpm, esto establece la velocidad de rotación para la que
se diseña la turbina hidráulica.

60
La potencia eléctrica final generada será inferior al potencial hidroeléctrico disponible
debido a las ineficiencias de la turbina, el sistema de transmisión y el generador eléctrico por sí
mismo. De esta forma la ecuación III. 3 se rescribe y se define la potencia generada como:

III. 62

 η: Factor global de eficiencia de la central hidroeléctrica

1.2.7. Protecciones Eléctricas.


Las protecciones eléctricas se utilizan para evitar daños a los equipos eléctricos tanto de
generación como de consumo producto de una condición de falla.

La primera protección básica a utilizar son los equipos de conexión o acople eléctrico como
los interruptores controlados térmicamente y electromagnéticamente, que interrumpen el circuito
de alimentación cuando se da una corriente excesiva. Esto se puede dar por una falla a tierra o
corto circuito, así como por exceso de carga sobre el generador que lo obliga a entregar más
corriente de la que nominalmente fue diseñado para generar.

Los generadores pequeños en ocasiones pueden ser incapaces de suministrar la corriente


de falla durante un tiempo suficiente para disparar el interruptor antes de que el generador
resulte dañado. Una protección efectiva en estos casos es el uso de relevadores para el sistema
general y de interruptores para los circuitos ramales de consumo de energía (Inversin, 1986).

Al desacoplarse la carga eléctrica del generador por el accionar de una de las protecciones
anteriores se producirá una aceleración en el generador y la turbina que podría resultar en el
desboque del equipo y su posterior daño. Para evitar esto se debe proveer al equipo de
dispositivos que detengan o desvíen el agua de su paso por la turbina y así eliminar también la
fuerza motriz del sistema.

Las protecciones eléctricas recomendadas que debe tener un sistema de generación


eléctrica aislado son:

61
Cuadro III. 7. Relés de protección mínimos recomendados para generadores aislados. Fuente: Marín (2007).

Nombre del relevador Código ANSI / IEEE


Relé de sobre velocidad 12
Relé de baja tensión 40
Relé de pérdida de excitación 27
Relé térmico 49
Relé de sobre corriente instantánea 50
Relé de sobre corriente temporizada 51
Relé de sobretensión 59
Relé de frecuencia 81

1.2.8. Gobernador del sistema.


Gobernar la operación del conjunto turbina generador significa controlar su velocidad de
giro de acuerdo a las necesidades de carga del sistema y a la capacidad de recurso hídrico que se
maneja para así mantener la calidad de la energía, principalmente a una tensión eléctrica y
frecuencia determinadas.

Las variaciones permisibles en estos dos parámetros están determinadas por los
requerimientos de los aparatos que le dan uso a la energía eléctrica, parámetros de variabilidad
comunes para el servicio eléctrico son un 10% en la tensión eléctrica y un 0,5% en la frecuencia
(Inversin, 1986), ya que los dispositivos electrónicos actuales requieren para su temporización de
una frecuencia específica.

Estos rangos de variabilidad son posibles de lograr solamente con redes eléctricas extensas
y estables que no sean desbalanceadas fácilmente como es el caso de un sistema interconectado.
Sin embargo los utensilios y aparatos eléctricos están diseñados para soportar un mayor rango de
variabilidad al mencionado sin ser dañados. Para sistemas aislados, mayores variabilidades son
tolerables siempre y cuando las cargas eléctricas lo permitan.

Por ejemplo, una carga utilizada para generar calor no se ve afectada por variaciones en la
frecuencia, solamente por variaciones en la tensión eléctrica de forma de que si la tensión
aumenta o disminuye lo mismo sucede con la generación de calor. Lo mismo ocurre con las
lámparas incandescentes, al variar la tensión varía su intensidad de iluminación, más no se ve
afectada significativamente por variaciones en la frecuencia.

En el caso de lámparas fluorescentes estas sí son sensibles a los cambios tanto en la


frecuencia como en la tensión eléctrica, una reducción en estos parámetros causa el “parpadeo”

62
de la lámpara, su operación se mantiene siempre y cuando la tensión no sea menor en un 15% a la
tensión nominal y la frecuencia se mantenga en un rango de -5% a +10% respecto a la frecuencia
nominal. En todo caso, una sobretensión causa que la vida útil de la lámpara sea acortada sin
importar su tipo.

Los motores eléctricos se ven afectados por ambos factores, una operación a baja tensión
o frecuencia causa un aumento en la corriente de los embobinados y su calentamiento, así como
una caída en el torque entregado.

Harvey (1998) recomienda mantener estas variables en rangos de ±7% para la tensión
eléctrica y la frecuencia hasta un 5% por encima de su valor nominal pero no bajo este.

Para poder limitar el rango de variación existen gran cantidad de métodos, según su
complejidad así será la precisión obtenida en la regulación y su costo económico asociado. Se
mencionara acá solamente algunos de estos métodos, los que son viables técnica y
económicamente, y que produzcan una regulación en la tensión y frecuencia eléctrica apropiada.

1.2.8.1. Control automático de carga.


El control automático de carga consiste en un equipo electrónico que censa la tensión
eléctrica o la frecuencia del generador eléctrico y acopla o desacopla carga eléctrica al mismo, de
forma que la carga total del sistema se mantenga constante.

Al desconectar cargas eléctricas al generador, este se acelera y produce una tensión y


frecuencia superiores a la nominal, el control censa alguna de estas dos variables y acopla una
carga eléctrica adicional de forma que se vuelva a operar bajo los parámetros nominales (Inversin,
1986).

Tiene la desventaja de que la energía disipada por el control de carga no tiene utilidad
alguna y se aumenta la ineficiencia del sistema. No obstante permite un diseño simple de la
turbina hidráulica, ya que esta operará siempre bajo las mismas condiciones y la sobre generación
eléctrica será absorbida por el control de carga.

Este tipo de control es apto para micro centrales a filo de agua ya que se da un constante
desecho de energía o agua.

63
1.2.8.2. Control manual de carga.
Al igual que en el control automático de carga, se adiciona carga eléctrica al sistema solo
que en forma manual, como desventaja se tiene que se debe estar al pendiente de las variaciones
en la carga, además estas se acoplan en cantidades fijas o determinadas lo que impide hacer un
control preciso.

Se pueden conectar cargas como bancos de baterías y resistencias al aire o agua que
permiten aprovechar el calor generado para calefacción o producción de agua caliente, dándole
así un uso a la energía generada. En el caso del uso de baterías la energía puede ser almacenada,
sin embargo esto requiere de elementos como rectificadores e inversores de corriente para
realizar la conversión de corriente alterna a directa y viceversa respectivamente.

1.2.9. Sistemas de almacenamiento mediante baterías.


Los sistemas de almacenamiento de energía eléctrica utilizados en las micro centrales
hidroeléctricas, cuando son necesarios, están construidos por baterías electrolíticas de ciclo
profundo. Son baterías constituidas por celdas de plomo y un electrolito ácido, a diferencia de las
baterías comunes utilizadas para el arranque de motores de combustión, estas están diseñadas
para ser cargadas y descargadas lenta y cíclicamente, por lo que se utilizaron primeramente para
alimentar vehículos eléctricos como montacargas y luego para sistemas de almacenamiento en
plantas de energía.

Existen tres tipos de estas baterías:

a) Inundadas que requieren mantenimiento del electrolito en las celdas.


b) Selladas compuestas por una matriz de vidrio (AGM por sus siglas en inglés).
c) Selladas compuestas por un gel.

Estas dos últimas absorben electrolito, por lo que no requieren mantenimiento del nivel
del mismo ya que no dejan escapar vapores y por lo tanto son selladas.

En las baterías de placas de plomo inundadas por ácido sulfúrico se produce hidrógeno y
oxígeno por la electrólisis que ocurre durante la recarga, estos gases escapan por los terminales
haciendo que el nivel de ácido se pierda progresivamente por lo que hay que monitorear

64
continuamente el nivel del ácido y darle mantenimiento, con el problema de que estos gases son
explosivos.

Las baterías selladas, sea las tipo AMG o las tipo gel, también posen válvulas para liberar
estos gases, sin embargo esto no ocurre frecuentemente y por tal razón no tienen puertos de
recarga. Al ser selladas se pueden colocar en distintas posiciones, son más fáciles de transportar y
manejar. La desventaja consiste en que una vez descendido el nivel de ácido no pueden ser
recargadas y por dicha razón rinden menos ciclos que las inundadas de placas de plomo. Las
baterías AMG son más costosas que las de plomo, no obstante por razones de seguridad son las
preferidas en sistemas de almacenamiento, por otra parte, las de gel presentan mejor rendimiento
en climas fríos (Crompton, 2000).

Las baterías están constituidas por celdas de 2 V, y se encuentran en paquetes de 6 V, 12 V


(tensión habitual), 24 V y 48 V al colocar la cantidad debida de celdas en serie para aumentar la
tensión eléctrica de los terminales. La capacidad de energía se mide en Amperio-hora (Ah) en las
bases C20 y C100. Esto indica cual es la cantidad de amperios que puede entregar una batería en
forma constante por hora si es descargada en 20 horas o 100 horas respectivamente para las C20 y
C100 y sin que la tensión eléctrica por celda descienda más allá de los 1,75 V.

Sin embargo, para aumentar la vida de la batería (número de ciclos), y evitar caídas de
tensión en el sistema, los bancos son normalmente dimensionados al doble de la capacidad
requerida. La capacidad disminuye conforme se aumenta la velocidad de descarga de la siguiente
forma:

Cuadro III. 8. Capacidad de carga de las baterías electrolíticas de ciclo profundo. Fuente: Crompton (2000).

Razón de descarga (h) Capacidad de carga (%) Tensión eléctrica por celda (V)
20 100 1,75
10 97 1,70
5 88 1,65
1 62 1,5
0,5 52 1

Para una profundidad típica de descarga del 50%, los ciclos de vida de una batería oscilan
entre los 800 ciclos a 1600 ciclos según la calidad de la misma. Otra práctica común es
dimensionar el sistema de forma que el generador tenga una potencia máxima equivalente 75%

65
de la capacidad del sistema de control de carga de las baterías y que este a su vez como máximo
entregue un 75 % de la corriente que puede recibir el banco de baterías como factor de seguridad
y protección.

2. Hidrología.
Para la determinación del caudal de diseño, es necesario tener una gráfica donde se
muestre el promedio de los caudales mensuales durante todo el historial que se pueda obtener.

En los proyectos a pequeña escala por lo general no se cuenta con mediciones de caudal
en el sitio, lo que hace necesario un método para determinar el caudal del cauce sobre el cual se
va a realizar el proyecto.

Existen métodos directos e indirectos para determinar el caudal de un cauce, que se


desarrollaran a continuación.

2.1. Métodos directos.

2.1.1. Método del recipiente.

Se debe de desviar el cauce en su totalidad y conociendo el volumen del recipiente, tomar


el tiempo en que se tarda en llenarlo.

Este método requiere realizar varias medidas durante diferentes épocas del año y solo da
una medida puntual de ese momento, por lo que su uso es limitado (Ortiz, 2001).

Se utiliza la siguiente ecuación:

III. 63

 : Caudal.
 : Volumen del recipiente.
 : Tiempo de llenado.

66
Figura III.25. Método del barril. Fuente: Ortiz (2001)

2.1.2. Método del área-velocidad.

Es utilizado en segmentos rectos de la cuenca, donde preferiblemente se tenga un lecho


poco rocoso. El método consiste en medir la sección transversal del cauce e introducir en el punto
medio un objeto semi flotador que puede ser de madera o una botella llena a 1/3 de su volumen,
para luego medir el tiempo de desplazamiento entre dos distancias conocidas. Es importante
conocer la profundidad media del cauce (Montero, 2009). Teniendo en cuenta la relación entre la
longitud superficial de la sección transversal y el perímetro de la sección, se determina el factor de
velocidad , como se muestra en el siguiente cuadro.

Cuadro III. 9. Valor de factor de velocidad . Fuente Ortiz (2001).

S/P Madera lisa o cemento Madera áspera o ladrillo Pared de piedra Tierra
0.1 0.860 0.840 0.748 0.650
0.2 0.865 0.858 0.792 0.645
0.3 0.870 0.865 0.812 0.685
0.4 0.875 0.868 0.822 0.712
0.5 0.880 0.870 0.830 0.730
0.6 0.885 0.871 .0835 0.745
0.7 0.890 0.872 0.837 0.755
0.8 0.892 0.873 0.839 0.763
0.9 0.895 0.874 0.842 0.771
1.0 0.895 0.875 0.844 0.778
1.2 0.895 0.876 0.847 0.786
1.4 0.895 0.877 0.850 0.794

67
 S: Superficie sección transversal.
 P: Perímetro de la sección transversal.
Utilizando la siguiente ecuación se determina el caudal correspondiente:

III.64

 : Factor de velocidad.
 : Velocidad.
 : Área de la sección transversal.

Figura III.26. Método del área-velocidad. Fuente: Ortiz (2001)

2.1.3. Método con flujómetro.

Para la aplicación de este método se requiere un equipo especial llamado flujómetro,


molinete o correntómetro el cual determina la velocidad del fluido. Se debe de dividir la sección
transversal del cauce en varias secciones pequeñas y en su centro se mide la velocidad con el
instrumento.

Se utiliza la siguiente ecuación:

III.65

 : Área de cada sección

68
 : Velocidad del área

Figura III.27. Vector velocidad en cada área. Fuente: Ortiz (2001).

2.1.4. Método con vertedero.

Este método consiste en construir una pequeña presa, por la cual fluye un caudal, donde
se determina su magnitud por medio de una escala que indica el flujo directamente. Existen de
tipo rectangular, triangular y trapezoidal (Ortiz, 2001).

Figura III.28.Método con vertedero. Fuente: Ortiz (2001).

2.2. Métodos indirectos.


Los métodos indirectos para la determinación de un caudal, se utilizan cuando la
información disponible es escasa y se tiene que realizar un balance hídrico que permita estimar el
comportamiento del caudal de interés, basándose en la información existente de una cuenta
aledaña, utilizando los registros de estaciones pluviométricas cercanas y los mapas de isoyetas. De
los métodos antes descritos, el método indirecto de utilidad para este proyecto es el de cuencas
semejantes, descrito con mayor detalle a continuación.

69
2.2.1. Método de cuencas semejantes.

El método de cuencas semejantes correlaciona los datos obtenidos por una estación
pluviométrica, donde se tenga información de flujo de caudales y precipitaciones de la cuenca en
estudio.

Esta metodología será la utilizada debido a la cercanía al Proyecto Hidroeléctrico del río
San Lorenzo, operado por el Consorcio Nacional de Empresas de Electrificación de Costa Rica R.L.
(Conelectricas).

Este método traslada los valores de una cuenca cercana de características similares a la
zona de proyecto, reconstruyendo los caudales promedios diarios y mensuales, tomando en
cuenta el área de las cuencas, las precipitaciones y los caudales. Las cuencas deben de tener
similitud en vegetación, orografía, forma, altura, orientación, geología y pluviosidad (Muñoz,
1981).

La ecuación utilizada es la siguiente:

III.66

 : Caudal en el punto de interés.


 : Caudal registrado por la estación.
 : Área de drenaje hasta el punto de interés.
 : Área de drenaje hasta la estación.

Esta relación entre cuencas también puede incluir las precipitaciones en el punto de
interés y en la estación de la siguiente manera:

III.67

70
Se asume que la cantidad de lluvia de la estación pluviométrica del río San Lorenzo es igual
a la del punto de interés de la RBAMB, por lo que está se anula en la ecuación. La suposición se
realiza debido a que la microcuenca del río San Lorencito está dentro de la subcuenca del río San
Lorenzo, que pertenece a su vez a la macro cuenca del río San Carlos.

Con los caudales estimados de los promedio diarios en el punto de interés, se logra
calcular el caudal promedio mensual, obteniendo los datos de caudal en la cuenca en estudio.

Según Chacón (1981) entre los factores que hay que tomar en cuenta para determinar la
semejanza entre cuencas son:

1. Factor de forma: Es la relación de la forma de la cuenca, que influye directamente en la en


el modo de escurrimiento, este factor es de suma importancia en el análisis de las
crecidas.
2. Factor de compacidad (densidad): es el índice comparativo relacionado con la cuenca de
drenaje, donde se relaciona el área con el perímetro de la siguiente manera:

III.68

 : Factor de forma.
 : Perímetro.
 : Área.

Cuanto más se acerque el factor de forma a la unidad, la forma será más circular.

3. Extensión superficial de la cuenca: Se considera que es uno de los factores más


importantes, ya que influye directamente en la ecuación de cuencas semejantes, por lo
que determina el área de afectación de las precipitaciones.
4. Elevación media de la cuenca: Este factor ayuda en delimitar la similitud de las cuencas,
tomando en consideración que en Costa Rica se cambia muy rápidamente de una zona
montañosa a una de llanura.
5. Pendiente media de la cuenca: Se refiere al aspecto cinético del escurrimiento, y se
relaciona con el análisis de las crecidas.

71
La pendiente media puede calcularse de la siguiente manera:

III.69

 : Área de la cuenca.
 : Altura máxima de la cuenca.
 : Altura mínima de la cuenca.
 : Pendiente media de la cuenca (%).

6. Densidad de la red hidrográfica: Son las ramificaciones de los cauces que lo conforman
entre unidad de área de la cuenca.
7. Cobertura vegetal y estructura geológica: la cobertura vegetal determina el modo de
escurrimiento y las condiciones climatológicas de la zona.

Una vez obtenidos los registros de caudales para el punto de interés, es necesario
construir una curva de caudales, la cual se representa gráficamente. En el eje vertical se
encuentran ubicados por magnitud los caudales de máximos a mínimos, y en el eje horizontal se
indica los periodos ya sea diario, semanal, mensual o anual. La gráfica se obtiene al ubicar los
puntos de caudal contra la cantidad de veces que ha ocurrido el caudal en porcentaje. Es una
curva decreciente desde un valor de caudal que tiene poca probabilidad de que suceda, hasta el
valor mínimo de caudal que tiene la mayor probabilidad de que suceda. A modo de ejemplo se
muestra la siguiente curva de caudales.

72
Caudales promedio río San Lorencito
0,300

0,250
Caudales (m³)

0,200

0,150

0,100

0,050

0,000
8 17 25 33 42 50 59 67 75 83 92 100
% tiempo

Figura III.29. Curva de caudales. Fuente: Los autores (2012).

Dentro de la curva de caudales, es necesario determinar el caudal de diseño, con el cual se


determina la potencia de la planta hidroeléctrica, junto con la altura, asegurando la funcionalidad
de la misma la mayor parte del tiempo, de acuerdo a un análisis de potencia requerida o un
análisis económico.

Chacón (1981), para determinar el caudal de diseño, se plantea dos interrogantes acerca
del caudal garantizado que se dispone para un aprovechamiento, y del valor del caudal máximo
para el que se tiene que prever obras de defensa.

En los proyectos hidroeléctricos con sistema aislado, la interrogante sobre el caudal


garantizado disponible se responde con la demanda que se tiene en la instalación, donde el caudal
tiene que satisfacer la demanda energética el 95 % del tiempo (Ortiz, 2001). Con relación al diseño
de las obras de protección, interviniendo el concepto de recurrencia de las venidas máximas, este
factor deberá de afrontarse por medio de un estudio económico, garantizando la protección de las
obras del proyecto, así como también la infraestructura y la vida humana.

3. Topografía.
La aplicación de métodos topográficos en el diseño de centrales hidroeléctricas, se hace
necesaria para la determinación de la cabeza o altura con la que se dispone para la generación

73
eléctrica. Existen diversidad de métodos, cuya precisión y costo económico depende de la
complejidad de los instrumentos utilizados, sin embargo a escala micro estos estudios tienen un
alto costo con respecto al valor total de la obra, por lo que no es una práctica común emplearlos a
este nivel.

Existen métodos simples y con niveles de precisión aceptables, aplicables a la medición de


alturas en micro centrales hidroeléctricas, con costos relativamente bajos o prácticamente nulos.
La desventaja de estos métodos consiste en que se obtiene únicamente la caída en puntos
específicos seleccionados para hacer la medición (los posibles sitios de ubicación de la obra de
captación y la casa de máquinas) y no una visión general del terreno para seleccionar sitios como
ocurre cuando se tienen las curvas de nivel detalladas.

Otros métodos para determinar la caída de agua en micro centrales hidroeléctricas son:

1.1. Método de manguera con agua.


Este método consiste en el empleo de un tubo flexible de plástico o manguera, lleno con
agua, para encontrar progresivamente puntos a una misma altura, debido al balance de presión
dentro del tubo. Una vez obtenido el nuevo punto se mide su altura al suelo y se obtiene la caída
correspondiente a dicha medición, a partir de este punto se ubica el siguiente y así sucesivamente
hasta encontrar la caída bruta total. La longitud de la manguera debe ser lo suficientemente larga,
que permita recorrer la distancia por medición deseada y así realizar la menor cantidad de
medidas posibles.

Su precisión es de un 5% cuando se realiza adecuadamente (Harvey, 1998), aunque se


debe de tener el cuidado de no dejar burbujas de aire en la manguera y que no exista escape de
fluido por alguna fuga.

Una variante de este método es utilizar un manómetro a la salida de la manguera y


calcular la correlación entre la caída y el nivel de presión de fluido indicado en el manómetro, este
procedimiento es más preciso que el anterior.

74
1.2. Método de nivel.
Este método se utiliza para determinar diferencias de alturas, consiste también en ubicar
punto a un mismo nivel y luego medir su altura al suelo, pero empleando niveles con burbuja de
líquido. Se puede emplear un nivel de carpintero, sin embargo su precisión y poco alcance
longitudinal no lo hacen recomendable.

Comúnmente se emplea un nivel óptico de mano, conocido como nivel “Locke”, el cual
consta de una burbuja de líquido que indica la horizontalidad del nivel. Con este instrumento el
alcance longitudinal de la medida depende del grado de aumento del nivel, la precisión de la
habilidad del instrumentista y de la distancia a la que se está midiendo la caída. Cuando se aplica
el procedimiento adecuadamente se alcanza una precisión de alrededor de 5% (Inversin, 1986).

Otro instrumento similar a los anteriores que se utiliza es el clinómetro o nivel “Abney”,
este en lugar de un nivel de burbuja de líquido utiliza un compás angular que indica la pendiente
entre los puntos de medición, junto con la distancia medida permite por geometría, obtener la
caída correspondiente (Inversin, 1986).

1.3. Método con altímetro.


Los altímetros consisten en dispositivos graduados para indicar altitudes, basándose en un
barómetro y la medida de la presión atmosférica, ya que por cada 100 m de altura la presión
atmosférica disminuye aproximadamente en 9 mm de mercurio. Un mal manejo del dispositivo
puede conducir errores de hasta un 30% en la medición, por lo que está se debe corroborar
siempre con otro método (Inversin, 1986).

El error se debe a que el instrumento es sensible a los cambios en el tiempo atmosférico,


lo que obliga a que se tengan que realizar correcciones debido a variaciones en la temperatura y la
humedad local. Algunos fabricantes proporcionan tablas de corrección para sus altímetros
(Harvey, 1998).

75
III. EVALUCIÓN DE LA SITUACIÓN ENERGÉTICA DE
LA RESERVA BIOLÓGICA ALBERTO MANUEL
BRENES.

1. Demanda de potencia y energía eléctrica en la Estación


Biológica del río San Lorencito.
La Estación es el centro de las actividades desarrolladas en la Reserva Biológica Alberto
Manual Brenes. El consumo de energía eléctrica dentro de esta estación tiene dos grandes áreas
de aplicación de acuerdo con las actividades que se realizan: las domesticas y las de investigación.

Las actividades domésticas están relacionadas con el aseo de las instalaciones, la


alimentación y la atención de los visitantes y encargados. Las actividades de investigación se
asocian con el uso del equipo de laboratorio, equipo audiovisual y de cómputo. La demanda de
potencia y energía eléctrica se puede estimar a partir del estudio de la capacidad o consumo de
potencia de los equipos utilizados y sus frecuencias de uso.

En este proyecto no se analizará la demanda actual de potencia y energía eléctrica dentro


de la Estación, debido a que actualmente la capacidad de generación es tan limitada que hace que
las actividades que requieren electricidad tengan que alternarse u organizarse para poder ser
ejecutadas, por tal motivo no se obtiene mayor información relevante al analizar la forma en que
se consume la energía actualmente.

Se estudia la demanda potencial de energía y potencia eléctrica que eventualmente se


proporcionará, asumiendo que se tiene un esquema de generación capacitado para abarcar las
actividades que se den de forma simultánea. Se presentan las cargas eléctricas que constituyen el
foco de consumo de energía, se determina la potencia pico demandada y se estima la energía
disipada durante el día.

76
1.1. Focos de consumo de energía.

1.1.1. Cargas eléctricas existentes.


A continuación se enlistan los equipos eléctricos existentes e inventariados en las
instalaciones de la Estación:

Cuadro IV. 1. Equipo existente en la RBAMB. Fuente: Los autores (2012)

Equipo Cantidad Capacidad Unitaria (W) Capacidad Total (W)


Lámparas incandescentes 50 75 3750
Refrigeradora 1 300 300
Congelador 1 150 150
Licuadora 1 400 400
Percolador de café 1 1000 1000
Lavadora 2 400 800
Deshumidificador 2 400 800
Televisor 1 100 100
Decodificador de TV 1 25 25
Micro o estetoscopios 10 20 200
Estufa de laboratorio 1 2200 2200
Lámparas de laboratorio 2 60 120

Actualmente no se cuenta con equipo de cómputo en la Estación, por lo que cada


investigador o estudiante trabaja con su computadora personal. Se estima la carga eléctrica de las
computadoras como el equivalente a 10 equipos (de acuerdo a lo señalado por los encargados de
la Estación), con una potencia de 80 W cada una (potencia común demandada por computadoras
portátiles).

Dentro de los equipos eléctricos mencionados en el Cuadro IV. 1, son de uso continuo la
refrigeradora y los deshumidificadores. Se mantienen algunas lámparas encendidas en la cocina y
los baños en forma constante (aproximadamente 10 en total), para controlar la carga eléctrica del
generador, sin embargo esto no es necesario en el caso de que eventualmente se utilice un
sistema de control de carga para regular la micro central.

Los electrodomésticos no son utilizados actualmente, debido a la baja capacidad del


esquema de generación y a la posibilidad de cubrir la cocción de alimentos utilizando gas licuado
de petróleo (GLP) como fuente de energía. El congelador no se utiliza debido a que durante los
días en que la Estación permanece cerrada se apaga el sistema de generación por seguridad y se
pierde el enfriamiento del equipo.

77
Los instrumentos de laboratorio, como los microscopios, estereoscopios y la estufa, son
empleados únicamente durante la visita de grupos estudiantes de la Universidad. De acuerdo con
entrevistas a algunos de los usuarios, por lo general su uso se hace en horas de la tarde y noche,
ya que se aprovechan las horas de la mañana para recorrer la Reserva.

El equipo de mayor consumo corresponde a la estufa de secado de muestras de


laboratorio, que presenta un dato de placa de 2200 W, capacidad elevada con relación a la
potencia instalada en la Reserva. Este equipo se utiliza cuando se emplean los microscopios y
estereoscopios, por lo que su frecuencia de uso se asumirá similar a la de los equipos
mencionados anteriormente.

Si bien la cantidad de lámparas para iluminación es elevada, estas se utilizan en mayor


cantidad en horas de la tarde y noche, cuando los visitantes vuelven de sus actividades de
investigación de campo. La iluminación empleada está en función de la cantidad de visitantes, sin
embargo existen espacios de uso común que se encuentran generalmente iluminados, como lo
son el área de cocina, baños, pasillos, y el aula, mientras que la cantidad de cuartos iluminados
depende del volumen de visitantes.

1.1.2. Mejoras aplicables al conjunto de cargas existentes y cargas adicionales a


contemplar.
La Estación presenta pocas posibilidades de cambio en cuanto a la mejora del uso
eficiente de la energía debido a varios factores, siendo el principal que la energía disponible es
escasa, lo que hace que no se contemple una ampliación desmedida del consumo. Otro factor es
que la Estación cumple con funciones básicas y definidas de alojamiento temporal y laboratorio
biológico, siendo el uso de la energía para actividades indispensables, no para brindar confort o
entretenimiento.

La principal oportunidad de mejora de eficiencia energética, es el cambio de la iluminación


mediante lámparas incandescentes por lámparas fluorescentes compactas. Una lámpara
fluorescente compacta de 15 W de potencia es capaz de entregar un nivel de iluminación similar a
una bombilla incandescente de 75 W, con la ventaja de ahorro de energía y una reducción en la
demanda de potencia eléctrica. Un cambio de estas lámparas permite reducir la capacidad

78
instalada para iluminación de 3750 W a solo 750 W, y representa una disminución en la demanda
de potencia esperada por iluminación de 3000 W.

El cambio de las lámparas de iluminación por lámparas de tubos fluorescentes


convencionales, los cuales brindan las mismas ventajas que las anteriores, conllevaría cambios en
la instalación de los circuitos eléctricos dentro de la Estación.

Sin importar el tipo de lámpara fluorescente que se utilice, es necesario aumentar la


calidad de la energía generada para asegurar su adecuada operación. Como se señaló
anteriormente, estas lámparas son susceptibles a variaciones en la frecuencia y tensión eléctrica
que pueden causar su parpadeo o que incluso no enciendan, también si la alimentación no es
apropiada se puede causar un deterioro prematuro del dispositivo.

Es importante señalar, que la infraestructura del techo de la estación está completamente


compuesta por cubiertas de metal, una mejora importante en el uso eficiente de la energía es
sustituir algunas de las láminas por cubiertas de plástico trasparente y así iluminar en forma
natural la estación durante el día cuando el tiempo atmosférico así lo permite. Esta mejora cobra
mayor valor cuando se utiliza generadores pequeños con bancos de baterías, ya que permite un
mayor almacenamiento de energía al no tener que alimentar luminarias.

Otra oportunidad de cambio es la sustitución de la estufa de secado de muestras por una


moderna y eficiente, ya que la actual se encuentra deteriorada. Indagaciones realizadas indican
que los equipos disponibles en el mercado, con una capacidad de almacenamiento similar a la
estufa actual (entre 2 y 3 pies cúbicos), consumen aproximadamente 1500 W, es decir, 700 W
menos que la estufa instalada en la Reserva actualmente.

En cuanto a la instalación de nuevos equipos necesarios en la Reserva, se propone la


inclusión en el esquema de demanda, de un proyector para el uso en las clases de los estudiantes
en el laboratorio, además de contemplar 1000 W adicionales de demanda en la cocina, que
pueden representar la operación de algún electrodoméstico. Se eligió esta capacidad ya que
representa la potencia promedio de los equipos de mayor consumo que se utilizan en el área de
cocina, como es el caso de las ollas de preparación de arroz, los microondas, calentadores de agua,
entre otros. Para efectos de modelado de las matrices de estimación de la potencia demandada,
se considerará estos 1000 W como una olla de preparación de arroz.

79
1.2. Demanda de potencia eléctrica.
De acuerdo con lo señalado por los encargados de la Estación y los estudiantes usuarios, la
frecuencia de uso que se le da a los equipos durante el día se modela en las siguientes matrices, en
las que se muestra un escenario base de demanda de energía eléctrica, que se da cuando no hay
grupos considerables de estudiantes y dos críticos que se dan cuando sí los hay. La diferencia de
estos dos últimos casos radica en el desplazamiento de la carga del equipo de laboratorio, ya sea
en horas de la tarde o noche.

Considerando el escenario anterior, se estima la potencia pico a requerir en la Estación,


para así dimensionar la capacidad del equipo de generación. Las matrices mostradas, tanto en éste
como en el siguiente apartado, fueron construidas en forma similar a las propuestas por Ortiz
(2001) con las variaciones necesarias para ser contextualizadas al caso específico de la Reserva.

80
Cuadro IV. 2. Demanda base potencial de potencia eléctrica en la RBAMB. Fuente: Los autores (2012).

Cuadro IV. 3. Demanda crítica potencial de potencia eléctrica en la RBAMB (carga de laboratorio en horas de la tarde).
Fuente: Los autores (2012).

81
Cuadro IV. 4. Demanda crítica potencial de potencia eléctrica en la RBAMB (carga de laboratorio en horas de la
noche). Fuente: Los autores (2012).

Realizando las modificaciones mencionadas en las cargas eléctricas, se determina que la


demanda potencial de la Estación oscila en un rango de 1100 W a 5445 W, el valor máximo se da
cuando se utiliza el equipo de laboratorio por la noche. La Figura IV. 1 ilustra el comportamiento
de la demanda pico de potencia, relacionada con el escenario del Cuadro IV. 4 y lo compara con la
demanda equivalente, utilizado el equipo eléctrico existente en la actualidad en la Reserva (es
decir sin realizar el cambio de bombillas ni ninguna de las otras modificaciones propuestas en las
cargas de la Estación).

8000
Potencia Demandada (W)

7000
6000
5000
4000
3000 Carga Eléctrica Actual
2000 Carga Eléctrica Propuesta
1000
0
0 2 4 6 8 10 12 14 16 18 20 22
Hora

Figura IV. 1. Curva de potencia pico demandada en la RBAMB. Fuente: Los autores (2012).

Se estima como referencia de diseño, una demanda de potencia pico de alrededor de 5,5
kW, este será el valor de generación consigna por alcanzar con la nueva micro central
82
hidroeléctrica. Nótese el déficit de potencia eléctrica con respecto a la actual micro central que
genera solamente 1,5 kW en promedio, lo que representa 4 kW menos que la potencia requerida.

En la siguiente sección de este capítulo, se determina la energía máxima disponible


durante un día con presencia de estudiantes, este parámetro también es de suma importancia en
el caso de utilizar un equipo con acumulación de energía mediante baterías.

1.3. Demanda de energía eléctrica.


Cuando la generación de potencia es inferior en algún periodo a la potencia demandada,
es necesario determinar cuanta energía se debe acumular para cubrir dicho faltante.

La opción de generar a una potencia pico inferior a la máxima demanda es atractiva en


lugares aislados, donde el consumo durante el día es muy variable, ya que si se utiliza un equipo
con capacidad igual o superior a la potencia pico demandada, la energía que se genere en exceso
en los momentos de baja demanda tendrá que ser desechada.

El uso de un equipo de menor potencia en combinación con un banco de baterías de


almacenamiento de energía, puede tener un costo de inferior o similar al del equipo de mayor
capacidad de potencia, con la ventaja de que mecánicamente son más simples y de que su obra
civil es menos costosa, ya que a menor potencia generada se requiere menor cabeza neta o caudal
y por lo tanto menos estructura.

De manera similar a como se realizó en la sección anterior, la demanda de energía


requerida se puede estimar simulando la operación durante el día de las cargas eléctricas. En este
caso es necesario detallar el comportamiento a lo largo del tiempo, para poder aproximar de
mejor manera el consumo.

Dado que muchos de los equipos eléctricos no operan a potencia constante, en especial
los de calentamiento o refrigeración, se hace necesario para modelar la demanda de energía,
proyectar su consumo promedio o utilizar distintos factores de carga a lo largo del periodo de uso.
Por ejemplo, un equipo de preparación de café opera a máxima potencia durante la preparación y
luego reduce su consumo para tan solo mantener la bebida caliente, de manera similar un
refrigerador enciende su equipo de compresión durante unos instantes para extraer carga térmica
y luego mantiene la temperatura.
83
Los consumos promedio o los factores de carga empleados para generar la matriz de
consumo de energía, fueron obtenidos en su mayoría mediante sitios web gubernamentales en los
que se señalan consumos típicos de aparatos eléctricos de uso residencial, se utilizó las
referencias de los equipos estándares internacionales Energy Star que cumplen hoy la mayoría de
los equipos. Los bloques de consumo fueron reducidos a 15 minutos para mejorar la
aproximación, esto hace el instrumento más detallado.

Se debe mencionar que el consumo de energía proyectado para un día con alta presencia
de visitantes y uso intensivo de los equipos es estimado en 29,65 kWh. La potencia promedio
empleada para consumir esta energía durante un día es cercana 1250 W, esto quiere decir que si
se usara un sistema de acumulación de energía como baterías la potencia mínima de generación
debe ser de al menos 1250 W para cargar las baterías continuamente.

La Figura IV. 2 muestra la capacidad de almacenamiento de energía necesaria, si se


generara dicha potencia constantemente y se almacenaran los excedentes de energía en los
periodos de bajo consumo, para luego ser entregados en los periodos de demanda pico. Como se
puede observar, sería necesario un banco de baterías con capacidad de al menos 9 kWh, los cuales
durante las horas de consumo pico serían disipados y luego recargados en horas de la noche y
madrugada, permitiendo la permanencia continua de los visitantes con disponibilidad de energía.

9000
8000
Energía Acumulada (Wh)

7000
6000
5000
4000
3000
2000
1000
0
0:00
1:00
2:00
3:00
4:00
5:00
6:00
7:00
8:00
9:00

13:00
10:00
11:00
12:00

14:00
15:00
16:00
17:00
18:00
19:00
20:00
21:00
22:00
23:00

Hora

Figura IV. 2. Curva de almacenamiento de energía requerida a la potencia mínima de generación de 1250 W. Fuente:
Los autores (2012).

84
No obstante, se debe generar por encima del mínimo requerido, primeramente como
medida de seguridad y luego para el futuro crecimiento de la demanda en caso de ser necesario.

Los equipos de tan bajo rango se encuentran como paquetes comerciales en potencias
definidas de 1 kW, 2 kW, 5 kW y 10 kW (en algunas ocasiones de 7 kW u 8 kW pero es poco
común), ya que no es rentable fabricar equipos a la medida de la aplicación. Normalmente son
micro máquinas del tipo Pelton, Turgo, Banki, propela o derivaciones especiales de las mismas.

Tomando como referencia esto, se analiza el caso en el que se tenga una generación
constante de 2 kW para determinar la capacidad de almacenamiento relacionada con esta
potencia. Para una potencia pico de 5 kW el uso de bancos de baterías pierde sentido ya que la
capacidad de almacenamiento requerida va a ser muy baja en comparación al costo de
implementación del sistema de conversión AC-DC y viceversa, siendo el ahorro en obra civil no
significativo, en comparación a utilizar un equipo que equipare o sobrepase la potencia pico
demandada (5500 W, ver Cuadro IV. 4).

La Figura IV. 3 muestra la curva de carga del sistema de acumulación mínimo a emplear
con una potencia de generación de 2 kW, la cual es 1,6 veces mayor a la potencia mínima
mencionada anteriormente de 1250 W. Se observa como almacenando 5,5 kWh se cubre el déficit
de potencia existente entre la 16:00 y las 20:00 horas aproximadamente, luego el banco es
recargado durante la noche y madrugada.

85
6000

5000
Energía Acumulada (Wh)

4000

3000

2000

1000

0
0:00
1:00
2:00
3:00
4:00
5:00
6:00
7:00
8:00
9:00

20:00
10:00
11:00
12:00
13:00
14:00
15:00
16:00
17:00
18:00
19:00

21:00
22:00
23:00
Hora

Figura IV. 3. Curva de almacenamiento de energía requerida a la potencia de generación de 2000 W. Fuente: Los
autores (2012).

Ahora bien, si se tiene una potencia generada constante de 2000 W, la energía producida
durante un día será de 48 kWh y la energía disipada en el día es de 29,65 W, por lo que existirá un
excedente cercano a los 18 kWh. Esto permite incrementar el almacenamiento de 5,5 kW mínimo,
hasta un nivel que brinde un factor de seguridad apropiado o al nivel requerido en caso de un
aumento futuro de la carga en la Estación.

Se determina que la RBAMB puede cubrir sus necesidades de energía más elevadas a
partir de un sistema de generación de una potencia de 2000 W con un banco de almacenamiento
de al menos 5,5 kWh, o mediante un sistema de generación de al menos 5,5 kW de potencia sin
necesidad de acumulación de energía.

2. Potencial hidroeléctrico en la Estación Biológica del río San


Lorencito.
El potencial hidroeléctrico hace referencia a la potencia asociada a un caudal de agua con
determinada caída de altura, tal cual como si esta potencia se aprovechara al cien por ciento. Se
debe diferenciar claramente este término tanto de la potencia aprovechable como de la potencia
real generada.

86
La potencia aprovechable de un recurso hídrico representa la potencia disponible en el
punto de conversión de energía hidráulica a energía eléctrica (en la casa de máquinas donde se
ubica el conjunto turbina-generador), luego de desestimar el caudal remanente del afluente y las
pérdidas de energía, producto de transportar el agua hasta la casa de máquinas.

Por su parte, la potencia real generada equivale a la potencia eléctrica entregada por el
generador. Esta es menor a la potencia aprovechable debido a las ineficiencias de la turbina, el
generador y demás elementos de transmisión mecánica entre ambos, así como de las líneas de
transmisión eléctrica.

Para determinar el potencial hidroeléctrico disponible en la estación se determinan las


variables de caída bruta y el caudal anual del río San Lorencito a continuación.

2.1. Estimación de caudales del río San Lorencito.


Para determinar el caudal disponible por el afluente, se emplea tanto el método directo
como el indirecto, combinando la medición en sitio con un flujómetro y la estimación por cuencas
semejantes.

Se decide entonces realizar cuatro mediciones directas empleando el flujómetro,


distribuidas de tal forma que se midiera tanto los meses más lluviosos, como los más secos y
posteriormente, a partir de los datos recopilados, se proyecta la curva de caudales en los meses
faltantes empleando el criterio de semejanza entre cuencas.

Se plantea entonces la aplicación de la medición directa en los meses de septiembre y


noviembre del 2011 (tiempo lluvioso), y en febrero y abril del 2012 (tiempo seco). Los datos
obtenidos en la visita al sitio en el mes de noviembre no fueron utilizados, ya que la Reserva
estuvo bajo la influencia de fuertes lluvias, por lo que el río San Lorencito mantuvo en un nivel de
caudal atípico, lo que afectaría la curva de caudal diseñada.

Los siguientes cuadros resumen los resultados obtenidos durante la medición de caudales
en cada visita, se muestra la profundidad, longitud de cada cuadrícula de área de medición como
es el procedimiento del método con flujómetro, y el flujo promedio obtenido de repetidas
mediciones en cada cuadrícula.

87
Cuadro IV. 5. Caudal del río San Lorencito el 29 septiembre 2011. Fuente: Los autores (2011).

Profundidad (cm) Longitud (cm) Flujo Promedio (m/s) Caudal (l/s)


20,0 30,0 0,216 12,984
20,0 30,0 0,178 10,698
25,0 30,0 0,189 14,173
37,0 30,0 0,223 24,697
38,0 30,0 0,395 44,997
35,0 30,0 0,236 24,803
42,0 30,0 0,221 27,843
29,0 30,0 0,180 15,645
27,0 30,0 0,005 0,370
Caudal neto (l/s) 176,214

Cuadro IV. 6. Caudal del río San Lorencito el 16 febrero 2012. Fuente: Los autores (2012).

Profundidad (cm) Longitud (cm) Flujo Promedio (m/s) Caudal (l/s)


30,0 25,0 0,223 16,688
30,5 25,0 0,152 11,621
34,5 25,0 0,000 0,000
30,5 25,0 -0,046 -3,486
25,0 25,0 -0,021 -1,334
27,5 25,0 0,082 5,658
34,5 25,0 0,299 25,763
20,0 25,0 0,198 9,906
27,0 25,0 0,107 7,201
26,0 25,0 0,125 8,123
23,0 25,0 0,049 2,804
Caudal neto (l/s) 82,944

88
Cuadro IV. 7. Caudal del río San Lorencito el 25 abril 2012. Fuente: Los autores (2012).

Profundidad (cm) Longitud (cm) Flujo Promedio (m/s) Caudal l/s


11 40 0,010 0,440
43 40 -0,030 -5,160
47 40 -0,010 -1,880
55 40 0,000 0,000
58,5 40 0,020 4,680
59,5 40 0,060 14,280
51,5 40 0,150 30,900
35 40 0,060 8,400
37 40 0,050 7,400
Caudal neto (l/s) 59,060

Los datos con números negativos significan que existen remolimos u obstáculos en ese
punto de la medición. Aun así, estos datos deben de tomarse en cuenta para obtener el caudal
neto.

Para la aplicación del método de cuencas semejantes se utiliza como referencia los datos
pluviales y fluviales del estudio de impacto ambiental del proyecto hidroeléctrico San Lorenzo,
propiedad del Consorcio Nacional de Empresas de Electrificación de Costa Rica R.L. (Conelectricas).
Se considera idóneo utilizar este método, con la cuenca en referencia, debido a que la micro
cuenca del río San Lorencito se encuentra dentro de la cuenca del río San Lorenzo que abastece el
proyecto. Ambas cuencas cuentan con el mismo régimen de lluvias, el mismo tipo de suelos y una
cobertura de vegetación similar.

89
Figura IV. 4. Ubicación de cuenca, subcuenca y microcuenca. Fuente: Los autores (2012).

90
Figura IV. 5. Mapa de estaciones pluviométricas. Fuente: Los autores (2012).

91
Figura IV. 6. Mapa de precipitaciones. Fuente: Los autores (2012).

92
Figura IV. 7. Delimitación de microcuenca. Fuente: Los autores (2012).

De dicho estudio se extraen los parámetros requeridos para aplicar la proporcionalidad a


los caudales de cada río de acuerdo con la ecuación III.67, como lo son el área y la precipitación
promedio anual de cada cuenca:

Cuadro IV. 8. Factor de proporcionalidad de caudales del río San Lorencito y el río San Lorenzo por método de cuencas
semejantes. Fuente: Los autores (2012).

Parámetro Magnitud Unidad


Área de la Cuenca Sitio de Estudio 3,27 km²
Área de la Cuenca río San Lorenzo 140 km²
Precipitación Promedio Anual Sitio de Estudio 4000 mm
Precipitación Promedio Anual río San Lorenzo 3571,1 mm
Factor de proporcionalidad (Ver III.67) 0,0262

93
Del mismo documento se obtiene también el registro de caudales del río San Lorenzo que
se utilizaron para el diseño de la planta, a estos datos se les aplica el factor de proporcionalidad
señalado en el cuadro anterior, para obtener el caudal teórico del río San Lorencito:

Cuadro IV. 9. Caudales mensuales teóricos del río san Lorencito según el método de caudales semejantes. Fuente: Los
autores (2012).

Año Promedio (m³/s) Año Seco (m³/s) Año Húmedo (m³/s)


Mes San San San San San San
Lorenzo Lorencito Lorenzo Lorencito Lorenzo Lorencito
Enero 14,800 0,387 8,000 0,209 25,700 0,672
Febrero 10,200 0,267 6,000 0,157 11,300 0,296
Marzo 6,900 0,181 4,600 0,120 10,500 0,275
Abril 6,000 0,157 3,700 0,097 8,100 0,212
Mayo 8,400 0,220 5,000 0,131 13,200 0,345
Junio 13,200 0,345 8,600 0,225 19,600 0,513
Julio 17,800 0,466 13,300 0,348 21,300 0,557
Agosto 20,300 0,531 17,100 0,447 23,500 0,615
Septiembre 20,600 0,539 15,300 0,400 25,200 0,659
Octubre 22,500 0,589 19,000 0,497 27,700 0,725
Noviembre 24,000 0,628 14,700 0,385 32,500 0,850
Diciembre 21,800 0,570 9,200 0,241 35,100 0,918
Promedio
15,542 0,407 10,375 0,271 21,142 0,553
Anual

Se pretendió cotejar estos resultados con los obtenidos con mediciones directas de los
meses de febrero, abril y septiembre para así corroborar que los resultados correspondían a los
flujos reales del río. La relación de los datos discrepa casi un 300 % en promedio, por lo que se
decidió desestimar el método como útil para este proyecto.

Se maneja entonces la suposición que el método de cuencas semejantes no entrega


resultados veraces debido a la gran diferencia de áreas que hay entre una cuenca y otra, la cuenca
del río San Lorencito representa tan solo el 2,3 % del área de la cuenca San Lorenzo y por esta
razón podría presentar alguna condición específica que la diferencia de resto de la cuenca del río
San Lorenzo.

Sin embargo, a pesar de que los números como tal no sean concisos, lo que sí es de
esperar que sea equivalente entre los dos ríos, es la forma de su curva de caudales durante el año
ya que ambos se exponen a las mismas variaciones en del régimen de lluvias.

94
Ante la imposibilidad de realizar mediciones directas durante todo un año y la ineficacia
del método de caudales semejantes, se opta por tomar la forma de la curva de caudales durante el
año del río San Lorenzo y adaptarla al río San Lorencito utilizando los valores medidos
directamente en el río.

Es decir, se determinó un factor de proporcionalidad promedio entre los valores medidos


de los meses de febrero, abril y septiembre en el río San Lorencito y los valores reportados en los
respectivos meses para el río San Lorenzo. Con este factor se escaló la curva de caudales. A este
método se le conoce como estimación de caudales por correlación (Harvey, 1998).

Cuadro IV. 10. Caudales mensuales estimados para el río San Lorencito por proporción lineal con el río San Lorenzo.
Fuente: Los autores (2012).

Año Promedio (m³/s) Año Seco (m³/s) Año Húmedo (m³/s)


Mes San San San San San San
Lorenzo Lorencito Lorenzo Lorencito Lorenzo Lorencito
Enero 14,800 0,131 8,000 0,071 25,700 0,227
Febrero 10,200 0,090 6,000 0,053 11,300 0,100
Marzo 6,900 0,061 4,600 0,041 10,500 0,093
Abril 6,000 0,053 3,700 0,033 8,100 0,072
Mayo 8,400 0,074 5,000 0,044 13,200 0,117
Junio 13,200 0,117 8,600 0,076 19,600 0,173
Julio 17,800 0,157 13,300 0,118 21,300 0,188
Agosto 20,300 0,180 17,100 0,151 23,500 0,208
Septiembre 20,600 0,182 15,300 0,135 25,200 0,223
Octubre 22,500 0,199 19,000 0,168 27,700 0,245
Noviembre 24,000 0,212 14,700 0,130 32,500 0,287
Diciembre 21,800 0,193 9,200 0,081 35,100 0,310
Promedio
15,542 0,137 10,375 0,092 21,142 0,187
Anual

95
0,350
0,300
0,250

Caudales (m³/s)
0,200
Año Promedio
0,150
Año Seco
0,100
Año Húmedo
0,050
0,000
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
Mes

Figura IV. 8. Curva de caudales mensuales estimados para el río San Lorencito por proporción lineal con el río San
Lorenzo. Fuente: Los autores (2012).

Al aplicar a estos datos un análisis en el que se determina durante cuanto porcentaje del
año se tiene cierta cantidad de caudal, se puede construir una estimación de la curva de
frecuencia anual de caudales. Con esta curva y definiendo el porcentaje del tiempo que se desea
que opere la planta a plena carga se logra encontrar el caudal de diseño.

0,250

0,200
Caudal (m3/s)

0,150

0,100

0,050

0,000
0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100
Frecuencia Anual (%)

Figura IV. 9. Curva de frecuencia de caudales estimada para el río San Lorencito. Fuente: Los autores (2012).

El caudal de diseño es relativo a la micro central en específico que se está desarrollando.


Cuando se desea aprovechar al máximo la energía disponible el porcentaje será bajo, mientras que
cuando se desea dimensionar el equipo de generación de forma que siempre esté trabajando con

96
un caudal garantizado para así no invertir en sobredimensionamientos que solo se aprovechan en
periodos cortos del año el porcentaje será alto, oscilando entonces entre el 50 % al 100 % de
acuerdo a la necesidad (Ortiz, 2001).

Para la RBAMB, dado que hay poca disponibilidad de caudal, se decide fijar el caudal de
diseño en dos puntos, uno para el máximo aprovechamiento energético al 60 % de tiempo, lo que
significa 130 l/s y otro para poder suplir la demanda energética de la Reserva el 80 % del tiempo,
que corresponde a 85 l/s.

Si se desea garantizar que la máquina cuente con el 100% de la potencia la totalidad del
tiempo, se debe emplear un caudal inferior a 53 l/s. Además se debe desestimar el caudal
remanente o ecológico a conservar en el cauce si así se desea o se hace necesario y el fluido
perdido en obras civiles como desarenadores, vertederos o limpiadores de sedimentos.

2.2. Determinación de la caída bruta.


No siempre es factible la construcción de las obras civiles que trasladen el agua de la toma
a la casa de máquinas a la altura requerida para obtener el potencial deseado, esto causado por la
topografía del terreno, la naturaleza de los suelos, los riesgos de pérdida de la obras debido a
deslizamientos y avenidas entre otros.

En el sentido económico, el hecho de querer alcanzar un punto de toma más alto, en cual
se requiera extender las obras de conducción o hacerlas más robustas o complejas puede significar
una inversión desmedida en comparación al incremento en la potencia a generar. Esto sucede con
terrenos de baja pendiente (como sucede con la topografía de la Reserva) en los que la longitud de
las obras civiles es muy alta en comparación con la caída obtenida, por lo que se produce pérdidas
de energía mayores y un costo por kilo Watt pico instalado muy alto. También ocurre cuando, a
pesar de que la pendiente es alta, se requieren obras como túneles o construcciones muy
especializadas que elevan el costo de la obra.

De acuerdo con lo mencionado en los párrafos anteriores, se procedió a la ubicación en el


cauce del río de las localidades en las que es factible ubicar las obras de captación del agua y las de
desfogue.

97
Por razones de índole económico y de operación de la planta, se decidió conservar la casa
de máquinas en el sitio actual. Esto, ya que al ser los encargados de la Estación los responsables de
vigilar la operación de la planta, por razones de mantenimiento la casa de máquinas debe de
ubicarse en las cercanías de la Estación, permitiendo simplificar la transmisión de energía eléctrica
hacia la Estación y reduciendo la caída de tensión eléctrica desde el generador.

La casa de máquinas actual, se encuentra estructuralmente en buen estado; en el mes de


marzo de 2012 se le cambió la cubierta del techo y la fundación de concreto así como columnas y
vigas se encuentran en buen estado. Conservar esta construcción representa un ahorro en el
presupuesto y una reducción en el impacto causado en el medio. Aun así, es recomendable
colocar un tecle apoyado en vigas horizontales para poder realizar el izado de los diferentes
equipos ubicados en la casa de máquinas.

Se determinó una localidad preliminar para ubicar la toma de agua a partir de la cual se
realizó la medición de la caída bruta de altura. Se empleó un nivel óptico de mano (nivel Locke)
junto con una estadía graduada con divisiones de 1 cm y una altura máxima de 4 m para
determinar la caída, así como también una cinta métrica verificada de 50 m de longitud para medir
las distancias entre cada punto de medición. Las distancias acotadas no se realizaron
horizontalmente, sino de acuerdo a la pendiente del terreno. En general el cauce del río,
recorriéndolo descendientemente, tiende a componerse de un paredón a la margen derecha y una
corta llanura en la margen izquierda.

98
Figura IV. 10. Mediciones de cabeza bruta en campo. Fuente: Los autores (2012).

Cuadro IV. 11. Medición de caída bruta al sitio de toma propuesto mediante nivel Locke. Fuente: Los autores (2012).

Distancia Distancia Indicación Caída Medida Caída


Punto
Medida (m) Acumulada (m) Estadía (cm) (cm) Acumulada (m)
1 30,3 320,41 3,35 1,8 18,81
2 38 290,11 3,9 2,35 17,01
3 33,65 252,11 2,9 1,35 14,66
4 23,6 218,46 1,2 -0,35 13,31
5 17,7 194,86 2,55 1 13,66
6 8,1 177,16 0,55 -1 12,66
7 20,4 169,06 1,3 -0,25 13,66
8 7,8 148,66 2,73 1,18 13,91
9 13,6 140,86 3,9 2,35 12,73
10 19,6 127,26 3,25 1,7 10,38
11 19,3 107,66 1,6 0,05 8,68
12 19,36 88,36 1,05 -0,5 8,63
13 19 69 1,1 -0,45 9,13
14 50 50 11,13 9,58 9,58
15 0 0 0 0 0

Las magnitudes en negativo significan que el terreno de medición se elevó con respecto a
la medición anterior. Estos casos se deben a mediciones realizadas sobre piedras en el río que dan

99
una medición de este tipo, sin embargo, no afectan el resultado final, ya que se toma de manera
general y no parcial.

El sitio de toma propuesto se ubica a 320,4 m aguas arriba de la casa de máquinas, con
una caída bruta de 18,8 m. Presenta una formación rocosa sólida en la margen derecha y una
conglomerado compacto de rocas a la margen izquierda que permiten elevar una presa de hasta
1,5 m sin causar problemas de desbordamiento en los márgenes del río.

Como se puede observar en las siguientes imágenes, ambos sustratos se pueden utilizar
para construir una toma empleando enclavamientos como inserción de varillas de acero que
permitan asentar la construcción de la presa. Hasta este punto, la margen derecha está formada
por el sustrato rocoso, esto facilita la construcción de la tubería de presión y su seguridad
operativa.

Figura IV. 11. Punto de ubicación de la toma de agua, vista aguas abajo. Fuente: Los autores (2012).

100
Figura IV. 12. Formación rocosa del margen derecho del punto de ubicación de la toma de agua. Fuente: Los autores
(2012).

Figura IV. 13. Conglomerado de rocas de la margen izquierda del punto de ubicación de la toma de aguas. Fuente: Los
autores (2012).

101
Figura IV. 14. Paredón del costado derecho del cauce del río aguas abajo del punto de ubicación de la toma de agua.
Fuente: Los autores (2012)

Figura IV. 15. Distribución de infraestructura y topografía. Fuente: Los autores (2013)

102
2.3. Potencial estimado del río San Lorencito.
El potencial asociado a los puntos de toma y desfogue elegidos depende del caudal de
diseño que se desea utilizar.

El caudal remanente a conservar en el cauce del río está completamente atado al impacto
ambiental del proyecto por lo que no existe una regla del porcentaje del agua a mantener. Como
se comprenderá no es competencia de este proyecto determinar el impacto ambiental de la micro
central hidroeléctrica; sin embargo, no es un aspecto que se pretenda omitir.

Las micro centrales hidroeléctricas comúnmente utilizan solo una pequeña parte del
caudal total que las alimenta y por lo general no se realizan estudios de impacto ambiental. En
este proyecto no encontró referencias bibliográficas que sustentaran el porcentaje de caudal
ecológico a utilizar.

Otro factor a considerar es el hecho de que para bajas potencias energéticas, los equipos
de generación no son fabricados a la medida del proyecto, sino que normalmente se ofrece en el
mercado máquinas de potencias nominales definidas y el fabricante se encarga de indicar que
cantidad de caudal requiere la máquina para operar con una cabeza dada.

Puesto que la zona de afectación directa de la planta hidroeléctrica es de alrededor de 320


m de largo y que no existe presencia importante de vida acuática en este trayecto (Veas Ayala,
2009), se espera que el impacto de desviar más caudal que el actual sea mínimo.

Debido a la existencia de insectos, plantas y otros seres vivos en el agua y sus cercanías no
se considera conveniente desviar la totalidad de las aguas y se mantendrá un mínimo de caudal de
agua en el cauce del río, es decir, se empleará 130 l/s para alimentar la micro central y los 27 l/s
restantes se mantendrán en el cauce del río. Se prevé la construcción de un eliminador de
sedimentos, mediante el cual no solo se limpiará el agua que será enviada a la turbina, sino
también se devuelve agua captada al río asegurándose que este no quedará seco en la época de
menor precipitación, independientemente del caudal requerido por la turbomáquina.

Dicho esto, el potencial bruto del afluente se estima en cerca de 24 kW producto de un


caudal de 130 l/s y una caída bruta de 18,8 m.

103
V. DISEÑO MECÁNICO DE LA MICRO CENTRAL
HIDROELÉCTRICA.
Seguidamente se muestra el diseño de las principales partes mecánicas correspondientes
a la planta hidroeléctrica ubicada en la Reserva Biológica Alberto Manuel Brenes. La lógica a seguir
para el diseño de la planta consiste en diseñar las obras de toma y conducción adecuadas para
alimentar la turbomáquina, luego se selecciona el equipo electromecánico de generación de
acuerdo al requerimiento de la Estación.

1.1. Toma de agua.


El diseño de la toma de agua para la planta hidroeléctrica se basa en las recomendaciones
realizadas por Ortiz (2001), mostradas en el marco teórico.

Los factores a considerar como valores de entrada para el diseño de la toma, son el caudal
de agua a captar y la altura mínima del agua en el río. Este último valor relaciona el ancho de la
sección del río en la toma y el caudal mínimo. La toma tendrá un 1 m de altura medido desde el
nivel de piso, siendo el máximo posible 1,5 m, tal y como se indicó anteriormente y 5 m de ancho
en su parte superior (ajustado a la topografía existente). Estas medidas contemplan la
acumulación de sedimento en el pie de la toma, considerando un bajo mantenimiento, por lo que
no es necesario un chequeo constante del sitio. La medida horizontal se asocia con la distancia
entre el sustrato de roca disponible en el sitio seleccionado.

La toma de agua dispondrá de un sistema de tableros fusibles de madera, los cuales


funcionarán en caso de avenidas, de esta manera las rocas que se arrastren en río puedan romper
los tableros y seguir su trayecto natural, evitando una posible afectación de la toma. También se
instalarán rejillas en su parte superior, con una inclinación de 26° con respecto a la horizontal,
direccionadas hacia aguas abajo, para captar el flujo de agua que supere el nivel mínimo de la
toma y evitar el atascamiento de hojas, rocas y otros objetos no deseados en el sistema. Esta
rejilla se construirá con varilla 3/4” (19,05 mm) y un espaciamiento entre ellas de 45 mm (este
valor debe confirmarse con el proveedor de la turbina, de acuerdo al tamaño máximo del objeto
permitido entre los alabes, por lo que de ser necesario se debe reducir el espaciamiento).

104
1.2. Cámara de carga.
Una vez que el agua ingrese en la toma, esta se dirigirá hacia la cámara de carga ubicada
en la parte posterior de la pared en el margen derecho del río. La ubicación de la toma se decidió
por la protección que este sitio ofrece, asegurando la funcionalidad continua de la planta
hidroeléctrica en condiciones normales de operación.

Se contempla también un limpiador de sedimento en la cámara de carga, de manera que


éste no se acumule y pueda llegar a la altura de la entrada de agua en la tubería de presión, lo cual
erosionaría la tubería y disminuiría el espesor de pared, acortado la vida útil de la planta
hidroeléctrica.

De acuerdo al diseño realizado el caudal mínimo de la cámara de carga es de 180 l/s, este
es seleccionado considerando las posibles ampliaciones que pueda tener la planta hidroeléctrica,
así como también el flujo de limpieza que se utiliza para eliminar los sedimentos. El caudal
seleccionado y el tipo de diseño realizado, permite que el flujo sea únicamente el consumido por
la turbina y un porcentaje mayor debido a la limpieza automática de sedimentos. Cualquier
exceso, simplemente seguirá su curso natural por encima de la toma.

En caso de que el personal de la operación de la planta considere necesario, es posible


colocar una rejilla de varillas de 3/4” (19,05 mm) de diámetro, espaciada de acuerdo a la
indicación del proveedor de la turbina, con una inclinación de 45°, ubicada antes del ingreso de la
tubería de presión, esto para asegurar que ningún objeto no deseado ingrese al sistema.

También es posible colocar de manera opcional una barrera en el piso de la cámara de


carga un muro de 15 cm de alto que funcione como acumulador de sedimentos, los cuales se
desecharán por medio de una salida lateral.

1.3. Tubería de presión.


La selección del espesor de pared, corresponde al requerimiento especial por parte de la
ubicación de la tubería, la cual va a estar presentada al medio ambiente, exposición solar,
enterrada en ciertas secciones y posiblemente al golpe de pequeñas rocas. Es por esto, que se
selecciona la opción SDR32,5 que cuenta con un espesor de pared de 8,405 mm y tiene una

105
presión de trabajo de 8,8 kg/cm, suficiente para soportar la presión debido a la carga de agua y un
posible golpe de ariete.

La selección de la tubería de presión está basada en un análisis de relación costo-


beneficio, ya que existen diferentes opciones en el mercado nacional para este tipo de producto.
La tubería a diseñar se selecciona de material Policloruro de Vinilo (PVC), debido a sus
características de alta resistencia, flexibilidad, bajo costo comparativo; sin embargo la exposición a
la luz solar tiende a degradarla por lo que es recomendable que sea enterrada o pintada con el fin
de aumentar su vida útil.

La distancia hasta desde la casa de máquinas hasta la nueva ubicación de la toma se


muestra en la siguiente gráfica:

Distancia vs Altura de Tomas de Agua


20
18
Toma
16 Propuesta
Toma Actual
14
Altura (m)

12
10
8
6
4
2
0
0 50 100 150 200 250 300 350
Distancia (m)

Figura V. 1. Distancia vs altura de toma de agua. Fuente: Los autores (2012).

El punto 0 corresponde a la ubicación de la casa de máquinas, siendo la distancia a la toma


actual de 252,11 m y la nueva toma de agua se ubica a 320,41 m. La diferencia entre la toma
actual y la toma de agua propuesta es de 68,30 m de largo, y existe un aumento de altura bruta de
4,15 m entre ambos puntos por lo que la nueva altura bruta corresponde a 18,81 m.

106
Actualmente existe una tubería de PVC DN200 SDR 32,5, por lo que se consideran los
siguientes escenarios para el diseño de la nueva tubería:

 Aumentar a tubería DN250


 Cambiar toda la tubería a DN250

En las siguientes tablas se muestran las consideraciones, tomando en cuenta una salida de
tubería, una válvula tipo compuerta (existente), una reducción (en caso de ser necesaria), una
“tee” para instalar una válvula desaireadora y una entrada a la tubería, los cálculos
correspondientes a las pérdidas se realizaron mediante el método de longitud equivalente y la
ecuación de Hazen-Williams.

Los caudales de diseño fueron seleccionados para los siguientes casos: El primero
utilizando al máximo los recursos ya disponibles en la Reserva, por lo que se utiliza la tubería
DN200 ya instalada y agregando tubería DN250 en el trayecto faltante y en el segundo caso se
considera el cambio total de tubería, por lo que se realiza el análisis utilizando la tubería de
diámetro DN250.

Caso 1: Tubería actual DN200 + DN250

Se muestra a continuación la gráfica para determinar el caudal de máxima eficiencia en la


tubería y mayor potencial energético a un 50% de eficiencia global.

6,00

5,00 85; 4,98


Potencia @50% (kW)

4,00

3,00

2,00

1,00

0,00
0 25 50 75 100 125 150 175
Caudal (l/s)

Figura V. 2. Caudal de óptimo diseño tubería DN200 + DN250. Fuente: Los autores (2013).

107
Como se muestra en gráfico anterior, el caudal de diseño de 85 l/s presenta la mejor
opción para obtener la máxima potencia al sistema. La potencia dada en este caso, con una
eficiencia global del 50 % es de 4,98 kW.

Caso 2: Tubería nueva DN250

En caso del diseño para obtener el máximo potencial, se analiza la totalidad de la tubería
con un diámetro DN250, por lo que mediante la siguiente gráfica se puede seleccionar el caudal
óptimo de diseño.

9,00
8,00
130; 7,96
7,00
Potencia @50% (kW)

6,00
5,00
4,00
3,00
2,00
1,00
0,00
0 25 50 75 100 125 150 175 200 225 250
Caudal (l/s)

Figura V. 3. Caudal de óptimo de diseño tubería DN250. Fuente: Los autores (2013).

De acuerdo a la curva de potencia contra caudal, el flujo donde se puede dar el mejor
aprovechamiento energético corresponde a 130 l/s para una potencia teórica de 7,96 kW,
considerando una eficiencia global del 50 %.

A continuación se muestran los siguientes dos cuadros, para determinar la altura neta de
la tubería DN200 + DN250 con un caudal de 85 l/s.

108
Cuadro V. 1. Tubería existente PVC DN200, SDR 32,5. Fuente: Los autores (2013).

Tubería Existente 200 DN


Diámetro interno (mm) 205,62
Altura (m) 14,66
Distancia (m) 252,11
Caudal (l/s) 85
Accesorios Salida (m) 14,63
Vál. Comp. 2,74
(m)
Tee (m) 4,27
C 150
Perdidas (m) 6,25

Cuadro V. 2. Prolongación de tubería PVC DN250, SDR 32,5. Fuente: Los autores (2013).

Prolongación Tubería 250 DN


Diámetro interno (mm) 256,24
Altura (m) 4,15
Distancia (m) 68,3
Caudal (l/s) 85
Accesorios Entrada (m) 9,45
Reducción 1,83
(m)
C 150
Pérdidas (m) 0,62

Pérdidas Totales (m) 6,87


Altura neta total (m) 11,94
Costo tubería (¢) 3.345.072,00
Potencia Teórico @50% 4,98
(kW)

La altura neta para un caudal de 85 l/s en la tubería existente DN200 y la ampliación hacia
la nueva ubicación de la toma en DN250 es de 11,94 m, dando una potencial teórica de
aproximadamente 5 kW y un costo de 3 345 072 colones.

Para el segundo caso, en donde se reemplaza la totalidad de la tubería por el tipo DN250 y
un caudal de 130 l/s, la altura neta está dada por el siguiente cuadro.

109
Cuadro V. 3. Tubería completa en DN250. Fuente: Los autores (2013).

Nueva Tubería 250 DN


Diámetro interno (mm) 256,24
Altura (m) 18,81
Distancia (m) 320,41
Caudal (l/s) 130
Accesorios Entrada (m) 9,45
Reducción (m) 0
Vál. Comp (m) 3,66
Tee (m) 4,88
Salida (m) 18,90
C 150
Pérdidas (m) 6,13

Pérdidas Totales (m) 6,13

Altura neta total (m) 12,68


Costo tubería (¢) 15.052.824
Potencia Teórica @50% (kW) 8,09

Se puede notar que utilizando una tubería DN250 las pérdidas de presión se disminuyen
en comparación a sí se mantuviera la misma tubería DN200. La altura neta es de 12,68 m logrando
una potencia teórica, utilizando un 50 % de eficiencia global, de 8 kW.

La soportería a utilizar deberá apoyarse en bases de concreto liso, que no presenten


ninguna superficie rugosa que pueda afectar la tubería. La distancia entre soportes mínima deberá
ser cada 3 metros, de acuerdo a la siguiente tabla.

110
Cuadro V. 4. Distancia máxima entre soportes. Fuente: Manual Técnico de Tubosistemas AMANCO (2013).

Para la instalación de la tubería se tendrá el cuidado de colocarla en el margen derecho del


lecho del río y lo más ajustado posible a la pared lateral, esto para protegerla de posibles golpes
en caso de avenidas. El sujetador será de un metal resistente al medio corrosivo, preferiblemente
de hierro fundido o aluminio, o en caso de utilizar un acero con una preparación de limpieza
mecánica en sitio y una capa de premier rico en zinc de porcentaje de sólidos con un espesor
mínimo de 80 μm. La unión entre las tuberías es tipo campana, debido a su facilidad de
instalación.

111
100X6

ASTM A-36
TUBERÍA PVC
DN250 PERNO M20
SDR32,5 CON 2 TUERCAS
ASTM A-325

30 340 340 30

Figura V. 4. Soporte de tubería de presión DN250.Dimensiones en mm. Fuente: Los autores (2012).

100X6

ASTM A-36
TUBERÍA PVC
DN200 PERNO M20
SDR32,5 CON 2 TUERCAS
ASTM A-325

30 155 155 30

Figura V.5. Soporte de tubería de presión DN200. Dimensiones en mm. Fuente: Los autores (2012).

112
1.4. Esquemas de dimensionamiento de toma de agua, cámara de
carga y tubería de presión.
A continuación se muestra el diseño realizado para la obra de toma de agua, la cual tiene
una capacidad mínima de captar 110 l/s con una altura de agua de apenas 28 cm, la cual se
presenta en época seca, con el mínimo caudal del río. En caso de que esta cabeza aumente, el
diseño permite aumentar su capacidad de toma. También se considera la cabeza máxima normal
de agua que se presenta en invierno, para que esta no afecte la zona de la cámara de carga.

Figura V.6.Toma de agua. Proyecto hidroeléctrico San Lorencito. Fuente: Los autores (2013).

113
Figura V.7. Vista en planta de toma de agua. Fuente: Los autores (2013).

114
Figura V.8. Vistas aguas arriba y debajo de toma de agua. Fuente: Los autores (2013).

115
Figura V.9. Cortes toma de agua A y B. Fuente: Los autores (2013).

116
Figura V.10. Cortes toma de agua C y D. Fuente: Los autores (2013).

117
Figura V.11. Detalle de rejilla. Fuente: Los autores (2013).

2. Selección del equipo electromecánico.


La selección del conjunto turbo-generador que se empleará en el proyecto gira entorno a
los siguientes puntos:

 Las características del aprovechamiento hidroeléctrico: Una caída bruta de 18,81 m y un


caudal de diseño que puede variar desde 53 l/s el cual tiene una recurrencia del 100 %
hasta un caudal de 160 l/s que se considera es el caudal que presenta el 50 % del tiempo.
 El costo: Por la naturaleza del proyecto y su escala se espera un costo contenido del
equipo.
 La robustez y autosuficiencia del equipo: Se requiere una máquina de poco
mantenimiento y operación continua con la mínima asistencia de control humano.
 Respaldo y garantía del equipo, para asegurar la inversión económica a realizar.

118
La mayoría de los generadores eléctricos utilizados son los de 4 polos, que giran a 1800
rpm (el costo de los generadores sube drásticamente al aumentar el número de polos) haciendo
que las turbinas giren a esta misma velocidad o inferior si se usa un sistema de transmisión por
poleas. Considerando esto y los parámetros determinados en el capítulo anterior, se puede hallar
utilizando la ecuación III. 60 la velocidad especifica aproximada que tendrá la turbina y así elegir su
tipo según el Cuadro III. 6.

Con una cabeza de 18,8 m, un caudal de 85 l/s y una velocidad de giro de 1800 rpm la
velocidad específica es de 60, mientras que si se usa una relación de transmisión de 2:1 y una
velocidad de giro en la turbina de 900 rpm la velocidad específica es cercana a 30. De igual manera
se estima la relación para un caudal de 130 l/s y la misma cabeza, dando una velocidad especifica
de 74 a 1800 rpm. Claramente esta es una estimación muy gruesa de la velocidad específica real a
obtener, pero nos confirma que se requiere una turbina del tipo Michell Banki o Turgo según el
traslape de rangos indicado en el Cuadro III. 6. Otra opción a considerar son las bombas ajustadas
operando en forma invertida.

A continuación se presentan los tres conjuntos turbina-generador que son aplicables al


sistema y se señalan las fortalezas y debilidades de cada uno, definiendo además cuál es la opción
óptima para el proyecto. Se pretende con esto, mostrar a los encargados de la ejecución del
proyecto, cuáles son las opciones disponibles y las razones por las que técnica y económicamente
es conveniente optar por una u otra.

2.1. Bombas centrífugas invertidas.


Las bombas centrífugas se han utilizado como generadores de energía eléctrica con
bastante anterioridad, por la facilidad de su puesta en marcha y su bajo costo (lo cual es verdadero
únicamente cuando el equipo se adquiere especificado como de bombeo y sin mayores accesorios
de control).

2.1.1. Ventajas técnicas.


Las bombas utilizadas como turbinas, cuentan con la facilidad de adquirirse como un
paquete, con un motor eléctrico de inducción que puede funcionar como generador eléctrico.
Además posee ventajas en cuanto a instalación, ya que es relativamente pequeño, liviano, evita

119
problemas de montaje por alineamiento de ejes o uso de transmisiones y no requiere mayores
obras estructurales para su anclaje.

Económicamente, tienen un costo de hasta 10 veces menor que el de una turbina como
tal, esto si son adquiridas como bombas y se prescinde de sistemas de control de tensión y
frecuencia eléctrica, lo cual es funcional dependiendo del uso que se le dé a la energía producida.
La razón principal es su sencillez de diseño en comparación al de una turbina, y el hecho de que
son manufacturadas en serie para un mercado mucho más amplio.

En cuanto al mantenimiento y costo operativo, las bombas también sobresalen por la


abundancia en mercados locales de sus refracciones y de servicios de mantenimiento a un relativo
bajo costo.

2.1.2. Desventajas técnicas.


Este equipo fue diseñado para suministrar energía a un fluido y no para generar energía a
partir de éste. Es por esto que la información técnica disponible por parte del fabricante consiste
en la curva presión-caudal del equipo, con el rodete actuando como bomba y la máquina de
inducción como motor eléctrico. Al invertir el funcionamiento, la eficiencia del rodete actuando
como turbina y de la máquina de inducción como generador, es sensiblemente menor a la
eficiencia original.

Esto se traduce en una curva presión-caudal distinta, dependiendo de la forma en que se


utilice el equipo. Para proyectar las prestaciones operando como turbina, es necesario que se
realicen pruebas al mismo, en las que se registra la potencia eléctrica de salida para un caudal y
presión suministrados, si se hace un barrido por distintas presiones y caudales, es posible obtener
una curva del equipo como turbina.

Algunos proveedores y fabricantes de bombas construyen estas curvas para vender sus
equipos como turbinas. Adicionalmente realizan algunas modificaciones para mejorar las
prestaciones y la fiabilidad, principalmente en la máquina de inducción eléctrica.

En cuanto a la versatilidad del equipo, si bien es posible ajustar una bomba centrífuga
prácticamente a cualquier par cabeza-caudal, su operación como turbina se limita únicamente al
punto determinado. Una bomba invertida ajustada, no puede operar a más del caudal de diseño,

120
pues no tiene capacidad física para trasegar el fluido en exceso a la cabeza neta dada, y no puede
operar a un flujo menor sin una pérdida drástica de eficiencia y potencia.

En una bomba centrífuga invertida, dado que ésta no cuenta con algún dispositivo de
control de caudal, al someterla a una presión definida (cabeza neta) automáticamente se restringe
la velocidad de rotación y el gasto de fluido.

Si a un equipo de estos se le alimentara con un flujo menor que el de diseño, al ser en


esencia una máquina de reacción (en cierto modo, similar a una turbina Francis), el resultado
instantáneo será un sobre-consumo del caudal, en comparación al fluido disponible Al reducirse la
cabeza neta, se reducirá la velocidad de giro para estabilizar la operación del equipo a un menor
caudal que el de diseño. Una bomba ajustada, a la que se le suministra el 75% de su caudal
nominal, puede reducir su potencia de salida a incluso al 25% de la salida nominal (Williams,
1995).

En síntesis, una bomba puede operar como turbina durante todo el año si se le ajusta al
caudal mínimo disponible, y no será capaz de aprovechar el caudal restante durante los periodos
de mayor flujo. Esto significa que la RBAMB podría aprovechar como máximo 53 l/s de caudal,
reduciendo el potencial a un 58.7% del nominal (Esto despreciando el caudal ecológico
mencionado en el Capítulo III).

2.1.3. Costos.
El costo de aplicación de una bomba como turbina es muy variable dependiendo de si
adquiere especificada como una bomba o si se adquiere especificada como turbina, de esta última
manera los precios alcanzan los rangos de una turbina Banki, Turgo o Pelton.

Instalar una bomba centrifuga de un rango de alrededor de 5 kW puede significar una


inversión en el equipo que va desde los 10 000 USD hasta los 50 000 USD, dependiendo del
fabricante y las especificaciones del equipo. La situación del mercado es tal, que se ha desarrollado
un nicho pequeño de comerciantes dedicados a realizar las pruebas necesarias a bombas de
fabricantes externos, para luego revenderlos como turbinas a un costo intermedio, no obstante la
credibilidad y trazabilidad de los rendimientos ofrecidos por estos comerciantes no es
comprobada.

121
Estas pruebas pueden ser desarrolladas en bancos de laboratorio, constituidos por una
bomba adicional e indicadores de presión, flujo, tensión y corriente eléctrica, lo que permite
obtener las curvas de operación como turbina para la bomba en estudio. Para el aprovechamiento
hidroeléctrico de la RBAMB en específico, es relevante una de las cotizaciones obtenidas para
bombas invertidas en la que se ejemplifica lo descrito en párrafos anteriores.

El equipo es proveniente de Canadá, consiste en una bomba fijada para operar a 55 l/s con
15,4 metros de columna de agua neta (Obtenidos con la tubería de 200 actual más el tramo
adicional en una tubería de 250 mm) con control de carga eléctrica constante mediante bancos de
resistencias con su respectivo panel de monitoreo. De acuerdo distribuidor este equipo entregaría
una salida de 6 kW a 780 rpm empleando un generador de 10 kW nominales conducido por poleas
(comúnmente se sobredimensiona el generador como medida de protección por sobrecarga).

Este equipo presume una eficiencia teórica de 71,7%, lo cual a simple vista es un valor muy
alto para una máquina de este tamaño, considerando además que no fue originalmente diseñada
para operar como turbina. Sin embargo, tanto para este proveedor como para otros consultados,
estos rendimientos no son claramente documentados y respaldados.

El costo de esta máquina al momento de presentada la cotización fue de 19 450 USD


exceptuando el costo de envío, estimado en 2 000 USD. Los impuestos de importación serían
exonerados por tratarse de un Área de Conservación Nacional, mientras que el costo de
instalación y puesta en marcha son adicionales.

Realizando un balance técnico-económico, no se considera apropiado emplear este tipo de


tecnología en la RBAMB.

2.2. Turbina Michell-Banki.


La turbina Michell-Banki, utiliza la técnica de flujo cruzado, que por su naturaleza presenta
muchas prestaciones para micro centrales hidroeléctricas. Como ya se señaló en el marco teórico,
esta turbina es de acción, opera a presión atmosférica, de diseño simple y eficiencia estable ante
cargas variables.

La facilidad constructiva de su diseño hace que estas turbinas sean manufacturadas tanto
por fábricas especializadas con componentes muy refinados y optimizados, como por talleres

122
locales con métodos más básicos. La diferencia entre una y otra máquina reside en el costo y la
eficiencia obtenida.

Para aplicaciones en los que la energía producida tenga un uso crítico en cuanto a
confiabilidad y calidad, es recomendable adquirir un producto con rendimientos comprobados a
fabricantes reconocidos. Es óptimo utilizar una turbina de altas especificaciones cuando se trata
de rangos superiores de potencia en los que la energía generada va a ser vendida y por lo tanto
una mayor eficiencia se verá reflejada en mayores producciones, ingresos y rentabilidades.

Para aplicaciones pequeñas (menores a 20 kW), de uso residencial principalmente, es


común utilizar un equipo de manufactura artesanal por razones de costos principalmente. Al
realizar la búsqueda en el mercado, tanto nacional como extranjero de proveedores o fabricantes
reconocidos, existen turbinas Michell Banki de fabricación especializada que se encuentran
disponibles a partir de los 10 kW nominales como mínimo, lo cual significaría emplear un equipo
sobredimensionado o solicitar una turbina hecha a la medida.

En la década de 1980, la Escuela de Ingeniería Mecánica realizó bastos proyectos


relacionados con el diseño de este tipo de turbinas a cargo de los ingenieros Dewey y Murillo. Por
lo que, otra opción a considerar, es retomar estos proyectos y que un grupo de estudiantes
diseñen y construyan una turbina tipo Banki con los requerimientos del proyecto.

2.2.1. Ventajas técnicas.


Las turbinas Michell-Banki tienen como ventaja su versatilidad para manejar cargas
variables si perder drásticamente su eficiencia, sobre todo cuando se trata de un diseño de varias
etapas. En aplicaciones de baja caída y caudal, en la que es indispensable aprovechar al máximo el
caudal disponible durante cada periodo del año, como en el caso de la RBAMB, esta es una
cualidad determinante.

La simplicidad del diseño representa una ventaja constructiva y de mantenimiento, así


como una alta confiablidad operacional por la cantidad reducida de componentes y una fácil
regulación. El hecho de que se trate de una turbina de acción, reduce prácticamente al mínimo los
problemas y el deterioro por cavitación, y a su vez hace que se requieran componentes menos
robustos.

123
La eficiencia de la turbina Banki, cuando es construida de manera óptima, ronda el 75% a
85%. Esta eficiencia es similar o ligeramente superior a la de una bomba invertida, que cuando es
correctamente seleccionada, alcanza entre el 70% y el 80% (Williams, 1995). La ventaja de la
máquina de flujo cruzado se encuentra en que, a diferencia de la bomba invertida, no está
limitada al caudal mínimo, por el contrario permite aprovechar caudales superiores al de diseño
en periodos de abundancia.

En el caso de la Reserva, una turbina de este tipo podría seleccionarse para operar entre el
flujo mínimo de 45 l/s que se da en los meses de marzo a abril y un flujo de 130 l/s disponible
durante la segunda mitad del año a partir del mes de julio (Ver Cuadro IV. 10). Esto utilizando un
rodete de dos etapas, una para el flujo mínimo, la otra para flujo nominal, y la combinación para
flujo máximo, lo cual supone siempre operar a una alta eficiencia.

2.2.2. Desventajas técnicas.


Si se compara contra los demás tipos de turbo máquina, la turbina Michell-Banki
técnicamente no posee desventajas si se atiende a la máquina como tal y a las cualidades del
aprovechamiento de la Reserva.

Las desventajas surgen cuando se trata de una turbina de flujo cruzado de manufactura
artesanal, ya que la eficiencia dependerá de la precisión y optimización de los componentes
fabricados.

2.2.3. Costos.
Se realizó una búsqueda exhaustiva de distribuidores y fabricantes tanto a nivel nacional
como extranjero. A pesar de que el número de solicitudes de cotizaciones fue considerable, las
respuestas satisfactorias fueron escazas, sobre todo por la no disposición de los fabricantes y
distribuidores de enviar el equipo al país. En cuanto al mercado local, solamente se logró localizar
un fabricante con experiencia en producción de estos equipos.

Se consideran tres de las respuestas recibidas, una fabricada en República Checa, la


segunda de origen italiano con representación local, y la tercera de diseño nacional. Las dos
primeras cotizaciones se presentan con la finalidad de respaldar lo argumentado acerca del costo
elevado de los equipos de fabricantes reconocidos y que la potencia mínima de diseño de los
equipos estándar es de 10 kW.

124
Adicionalmente, se presenta una cotización de un fabricante nacional para la manufactura
de una turbina diseñada de acuerdo con las características específicas del aprovechamiento.

2.2.3.1. Micro turbina Michell-Banki CINK hydro.


CINK Hydro es un fabricante de República Checa, altamente reconocido y especializado en
turbinas Michell-Banki. Esta casa matriz cuenta con representantes en España encargados de las
ventas en América Latina.

La marca ofrece una turbina de flujo cruzado de una etapa capaz de manejar caudales de
37 l/s a los 92 l/s nominales del proyecto. Esta turbina junto con un generador sincrónico de 12, 5
kVA nominales entregaría, de acuerdo con el fabricante, una potencia de salida de 4,4 kW a 10,0
kW con una eficiencia constante de 78% empleando una cabeza neta de 15,5 m la cual se obtiene
con una tubería de DN250. Si se alimenta la máquina con el tramo existente de DN200 y una
ampliación de DN250 la turbina operara alrededor de 5 kW con un caudal de 85 l/s y una cabeza
neta de 11,94 m.

La regulación se realiza mediante drenaje de corriente a resistencias de disipación en agua


(carga constante), con protecciones de sobre y bajo voltaje y frecuencia. Cabe destacar que esta
turbina tiene un generador, sistema de control y panel de monitoreo trifásicos, pero con salida de
potencia monofásica. La velocidad de rotación de la turbina es de 750 rpm, con transmisión por
poleas al generador que rota a 1800 rpm y es capaz de resistir la velocidad de embalaje de la
turbina. Además, cuenta con un contra peso y una unidad hidráulica para realizar un cierre
automático de emergencia.

Este equipo a la fecha de la cotización se ofreció por 36 000 EUR más un adicional de 4000
EUR por el envío (costo total por el equipo de 40 000 EUR equivalente a 51400 USD a la fecha de la
cotización). No se incluye el costo de ensamblaje, instalación y puesta en macha de la máquina en
sitio, ya que la compañía no cuenta con representante en el país, sin embargo este rubro otras
compañías comúnmente los cotizan por 2000 a 4000 USD.

125
Figura V. 12. Microcross Turbine. Fuente: CINK Hydro-Energy k.s. (2012).

2.2.3.2. Micro Turbina Michell-Banki IREM.


IREM es un fabricante de turbinas italiano, especializado en micro turbinas Pelton y de
flujo cruzado desde 10 kW hasta 90 kW. El representante en el país de la marca es ARCONSULT.
S.A.

El modelo cotizado TBS1, cuenta con un generador sincrónico trifásico con salida
monofásica, un sistema de control de carga constante con disipadores eléctricos sumergido en
agua. Este equipo, de acuerdo a las indicaciones del fabricante, utilizando un caudal de 70 l/s es
capaz de producir 6 kW, lo cual supondría una eficiencia de alrededor del 60 %. La capacidad
máxima de este equipo es de 7 kW con un caudal de 85 l/s, y es el más pequeño producido por la
marca IREM. Esta máquina requiere una tubería de DN250 para entregar su capacidad máxima y
en el caso de emplear la tubería actual con la ampliación a DN250 la potencia entregada sería
cercana a los 5 kW

La cotización obtenida por el conjunto de turbina, generador, sistema de control, y


conjunto de resistencias es de 23 270 EUR, más un adicional aproximado de 1000 EUR por manejo
aduanal, des almacenaje y entrega en sitio, lo que equivale a 32 000 USD. La puesta en marcha

126
tienen un costo de alrededor de 2000 USD, resultando el total en 34 000 USD para este equipo
electromecánico.

Figura V. 13. Micro turbina TBS1 IREM. Fuente: ARCOCONSULT S.A. (2012).

Estas turbinas son actualmente utilizadas en el Parque Nacional Isla del Coco, donde se
cuenta con dos unidades en operación y se encuentra en proceso la puesta en marcha de una
tercera para abastecer de energía eléctrica a la isla.

2.2.3.3. Micro turbina Michell-Banki Interdinámica Energía.


Interdinámica Energía, es una empresa nacional dedicada al diseño de sistemas de
generación de energía renovable y a la venta de equipos para sistemas solares, eólicos y micro
hidroeléctrico.

Dentro de su gama de productos para este tipo de proyectos, ofrece turbinas Michell-
Banki de diseño y manufactura propia, a un relativo bajo costo en comparación a las máquinas
importadas señaladas anteriormente.

Esta empresa también cuenta con experiencia en parques nacionales, ya que son los
proveedores del equipo electromecánico instalado en el Cerro Chirripó, donde se reporta una
eficiencia de la turbo máquina de un 60% por parte de la compañía. La turbina mencionada se
muestra a continuación, durante la fase constructiva:

127
Figura V. 14. Turbina Michell-Banki del Parque Nacional Chirripó. Fuente: Interdinámica (2012).

Puesto que esta compañía produce cada turbina de acuerdo a las condiciones específicas
del proyecto a implementar, se procedió a realizar el cálculo de los parámetros fundamentales de
la turbina Banki requerida en la RBAMB, que eventualmente podría ser fabricada por
Interdinámica. Esto permitirá corroborar que el producto ofrecido por la compañía, sea el que de
acuerdo con la teoría de diseño de turbinas corresponde a las características del aprovechamiento
en cuestión. (Ver Anexo)

Una turbina con las características señaladas, con una potencia nominal cercana a los 7
kW, controlada por balance de carga eléctrica y resistencias de sumidero al igual que las
anteriores, se cotiza por este proveedor en un valor de alrededor de 20 000 USD, incluyendo la
puesta en marcha del mismo.

Si bien esta turbina no alcanza el grado de especialización y reconocimiento de las turbinas


CINK o incluso IREM, su operación y eficiencia ya ha sido probada en otros proyectos en el país, y
su costo representa un 38% del costo de la primera y un 60% de la segunda. El factor económico,
toma entonces un peso importante en la selección, entre un equipo artesanal y uno estandarizado
como se señaló en párrafos anteriores.

El proveedor indica también que sí se realiza un contrato donde se tenga que garantizar
una potencia mínima de entrega, la precisión de la construcción aumenta debido a que acuden a
talleres donde existen equipos más especializados con control numérico para la fabricación de las
partes.

128
2.3. Turbinas turgo.
Estas máquinas de acción, consisten en ruedas con medios cucharones distribuidos
radialmente y atacados por un chorro proveniente de una boquilla o aguja que le imprime
velocidad al agua, impactando el rodete con un pequeño ángulo respecto a la dirección radial.

A pesar de que el rango de velocidades específicas en el que teóricamente operan es


similar al de la turbina Banki, estas turbinas se desempeñan apropiadamente cuando se utilizan
velocidades específicas bajas, es decir, caídas relativamente grandes y caudales relativamente
bajos en comparación al modelo Banki.

Existen modelos en el mercado de micro turbinas turgo que utilizando boquillas de caudal
fijo, producen energía eléctrica en rangos de potencia de 0,5 a 3 kW, sin embargo es necesario
caídas muy grandes para lograr este último valor (Del orden de los 150 m o superior). Para
aplicaciones residenciales, donde comúnmente no se cuenta con tanta diferencia de alturas, estas
turbinas por lo general no sobrepasan una potencia de 1,5 kW.

Debido a lo anterior, estas turbinas son empleadas en conjunto con sistemas de baterías,
por lo que la generación se puede hacer en corriente directa (utilizando un alternador en lugar de
un generador de inducción o uno síncrono) para así cargar las baterías y luego utilizar un inversor
de corriente que pueda entregar corriente alterna a una mayor potencia que la generada.

2.3.1. Ventajas técnicas.


Las micro turbinas turgo de caudal fijo, son las máquinas mecánicas más simples que se
pueden utilizar en un micro proyecto hidroeléctrico. Esto resulta en operaciones muy confiables y
mantenimiento mínimo.

La máquina consta únicamente del rodete, las boquillas (de 1 a 4 dependiendo de la


capacidad de generación) y un cuerpo para contenerlos. No se requiere ajustes operativos, ya que
las boquillas son de paso fijo, y el mantenimiento consiste en lubricación de rodamientos y cambio
de boquillas o rodete cuando el desgaste sea excesivo.

2.3.2. Desventajas técnicas.


Las desventajas de utilizar estas turbinas no son propias de la turbo máquina en sí, pero
surgen debido a sistema eléctrico asociado a ellas. Al tener que utilizar un banco de baterías, es
necesario al menos un sistema de conversión de DC-AC si la generación se realiza en DC, o un

129
sistema de doble conversión (AC-DC para cargar las baterías y uno DC-AC para servicio) si la
generación se hace en AC.

Un sistema eléctrico más complejo, es intrínsecamente más propenso a fallos o a


desbalances, además de que se debe mantener un estricto control del estado de carga de las
baterías para evitar accidentes. No obstante, a la vez cuenta con ventajas como el hecho de
almacenar energía en periodos de época seca o durante la noche cuando el consumo es bajo,
permite aumentar la potencia pico instantánea, por encima incluso del potencial del
aprovechamiento, y la energía entregada es de excelente calidad ya que es una onda generada por
el inversor y no por el movimiento del generador.

El balance entre las ventajas y desventajas toma sentido, al realizarlo a la luz del punto de
vista económico como se describe a continuación.

2.3.3. Costos.
Una ventaja económica trascendental del uso de sistemas de generación de tan bajo
caudal es la disminución en el diámetro de la tubería de conducción requerida.

Las turbinas turgo al ser simples y pequeñas son de un bajo costo, sin embargo, éste se
incrementas sustancialmente al agregar al esquema el equipo de conversión de corriente y el
banco de baterías. Aun así, un sistema compuesto por turbinas turgo y banco de almacenamiento
es en general, de un costo igual o inferior al compuesto por una turbina de otro tipo (Banki o
bomba invertida) con una potencia pico equivalente pero sin sistema de almacenamiento.

Si bien un sistema con turbinas Michell-Banki como se indicó anteriormente podría


entregar la potencia pico durante todo el día (siempre y cuando el caudal de diseño esté
disponible, lo cual no ocurre durante 3 meses del año, ver Cuadro IV. 10), la mayoría del tiempo
habría un exceso de potencia que se disiparía en las resistencias de sumidero y solamente se
aprovecharía la potencia pico pocas veces al año, durante la visita de grupos grandes de visitantes
que utilicen todos los servicios de la Estación.

Un sistema con turbinas Turgo y banco de almacenamiento solo puede entregar su pico de
potencia durante alguna horas (conforme al dimensionamiento del banco de baterías y la potencia
pico de la turbina). La ventaja trascendental surge entorno al ahorro en la tubería de conducción,

130
ya que al emplear un caudal mucho más bajo, el diámetro requerido para obtener perdidas por
fricción aceptables se reduce, haciendo de la tubería sea menos costosa.

Se solicitaron otras cotizaciones del conjunto en el extranjero, pero no se encontraron


proveedores para el sistema por completo, por el elevado costo de transporte debido a su alto
peso y la complejidad de enviar al país los bancos de baterías, debido a las dificultades aduanales
que presentan por ser potencialmente explosivas (solo pueden ser transportadas terrestre y
marítimamente).

2.3.3.1. Micro turbina turgo Interdinámica Energía.


La empresa Interdinámica Energía, ofrece un sistema compuesto por dos micro turbinas
turgo de capacidad combinada de 2,5 kW pico, utilizando la cabeza neta disponible en el
aprovechamiento. Estas turbinas cuentan cada una, con un generador asíncrono trifásico por lo
que se requiere realizar una doble conversión de corriente en el sistema.

Para lograr esto se utiliza un transformador que alimenta el control electrónico de carga
de baterías, que a su vez es capaz de divergir el exceso de potencia hacia las resistencias de
sumidero, al momento que el banco de baterías se encuentra cargado.

Este banco de baterías cuenta con una capacidad de almacenamiento de 12 kWh y una
tensión eléctrica de 48 V DC. El banco posee un dimensionamiento que permite almacenar al
menos 5,5 kWh, valor calculado en el Capítulo IV (se debe recordar que las baterías no deben ser
descargadas por completo, sino típicamente se llevan al 50% de su capacidad).

La energía proveniente de este banco de baterías, es entregada por un sistema de


conversión compuesto por dos inversores de 3,6 kW de potencia pico, con una salida sinusoidal
pura de 120/240 V a 60 Hz como es requerido en la Estación. Este sistema de conversión, incluye
las protecciones eléctricas necesarias tanto en punto de entrada en DC como en el de salida en AC.

De acuerdo con el proveedor, estas turbinas requieren un caudal de 25 l/s para su


funcionamiento, lo que representa solamente el 35,7% del caudal que utilizaría una turbina tipo
Banki.

El costo de este sistema con turbinas turgo, incluyendo la instalación, es de alrededor de


20 000 USD, lo cual es similar al sistema de turbina Banki ofrecida por la misma empresa e inferior
a todos los sistemas de turbina de flujo cruzado o bomba invertida cotizados por las otras marcas.

131
La diferencia reside en que estas turbinas pueden ser alimentadas con una tubería de DN150,
reduciendo el costo de las obras de conducción drásticamente, el aspecto negativo surge si se
considera que la potencia pico instalada es apenas de 2,5 kW y que la tubería no permite futuras
ampliaciones en caso de ser necesarias.

2.3.3.2. Micro turbina turgo Stream Engine.


Energy Systems and Design (ES & D por sus siglas en inglés) es el fabricante canadiense de
una de las turbinas más conocidas y utilizadas de este segmento, llamada por la compañía Stream
Engine.

ES & D se dedica únicamente a la fabricación y venta de las turbinas y sus refacciones, no


son proveedores del sistema de generación completo, que incluiría el sistema eléctrico de
conversión y almacenamiento. Sin embargo, es posible completar el sistema con ayuda de las
recomendaciones de diseño hechas por la compañía ES & D y otros fabricantes o proveedores de
equipo eléctrico.

En el mercado, es más común encontrar suplidores de sistemas de generación


fotovoltaicos, no obstante en estos sistemas el equipo de conversión de corriente eléctrica y
almacenamiento de energía, es básicamente idéntico al que se utiliza en un sistema hidroeléctrico.
Por esta razón, por lo general los equipos como inversores de corriente, cargadores de baterías y
los bancos de las mismas se encuentran referenciados como equipos para redes de paneles
fotovoltaicos.

Dado que estos sistemas ya cuentan con años de desarrollo y utilización, en la actualidad,
conformar un sistema eléctrico de éstos es relativamente sencillo. Algunos fabricantes ofrecen
incluso conjuntos modulares completos que cuentan en un solo montaje el inversor, el control de
carga de baterías, el control de divergencia o drenaje de carga, las protecciones eléctricas contra
falla a tierra o sobretensiones, y los paneles de conexión en AC con la red de consumo y en DC a la
red de generación y almacenamiento, lo cual facilita en gran manera el diseño, la instalación y el
mantenimiento del sistema.

En este apartado, se propone como opción a considerar, un sistema de generación


conformado por dos turbinas Stream Engine del proveedor ES & D y un sistema de control
eléctrico modular de Outback, al cual se le adiciona un banco de baterías y de resistencias de
sumidero.

132
Las micro turbinas turgo Stream Engine son capaces de generar 2 kW mediante dos
unidades (de dos boquillas cada una) con un flujo de 25 l/s y una caída neta de 18 m según los
datos del fabricante, ofreciendo una eficiencia cercana al 45%, lo cual es una parámetro razonable
para una turbomáquina de tan pequeñas capacidades. La energía es entregada en corriente
directa a una tensión de 48 V y es generada por un alternador de imanes permanentes el cual es
manufacturado por la misma compañía. ES & D a la vez ofrece cada uno de los componentes como
repuestos por separado en caso de requerirse el cambio por mantenimiento de partes como
rodete, boquillas, rodamientos, ejes o alternador.

Para almacenar esta energía, es necesario conformar un banco de baterías mediante 4


unidades de 12 V conectadas en serie, para así equiparar los 48 V de salida del generador. La
capacidad de carga nominal del banco equivale a 11,76 kWh (definida por la capacidad de 245 Ah
de cada batería) en la base C20, esto de acuerdo a la información del Cuadro III. 8 equivale a 9,74
kWh (un 82,8 % del valor nominal) si se descargan el banco de baterías a una razón de 4 horas.
Recordando que la capacidad de almacenamiento requerida en caso crítico es de al menos 5,5 kW
como se determinó en el Capítulo IV, este banco de baterías sería descargado a un 43,5 % de su
capacidad nominal, un valor muy cercano al de 50% recomendado para alargar la vida de las
baterías.

Para realizar la conversión de corriente de AC-DC, cargar el banco de baterías y desviar la


potencia hacia las resistencias de sumidero, se utilizaría un sistema integrado FLEXPower Two de
la marca Outback. Este conjunto modular de componentes incluye los siguientes equipos:

 2 Inversores GVFX3648: Capacidad de 3600 W cada uno a 48 V.


 1 Autotransformador X-240:
 1 Dispositivo de protección contra picos FW-SP-ACA: Capacidad para proteger ambos
inversores y sus cargas.
 1 Modulo para conexión FW500-DC: Contiene puertos y barras de carga pre cableadas
para el montaje de interruptores y protecciones de corriente directa.
 1 Modulo para conexión FW500-AC: Contiene puertos y barras de carga pre cableadas
para el montaje de interruptores y protecciones de corriente alterna.
 1 Interruptor Bypass 120 VAC: Funciona como protección a las cargas finales y permite
desviar la potencia en caso de falla o mantenimiento.

133
 2 Interruptores 175 VDC: Funcionan como protección de los inversores y permiten su
aislamiento del sistema DC para mantenimiento.
 2 Controles de carga 80 MMPT: Regulan los distintos pasos de carga de las baterías y
derivan la energía una vez que el banco está cargado, cada uno puede derivar 1800 W.
 2 Relevadores de 12 VDC: Se encargan de descargar la energía al banco de
resistencias, son activados mediante la señal recibida del control de carga y tiene una
capacidad para descargar 40 A cada uno (esto limita la corriente de descarga del
control a su potencia máxima para no dañarlo por sobrecarga).
 Cables de conexión: Incluye cables para conexión entre las baterías y los de conexión
al sistema FLEXPower Two.

Adicional al sistema de conversión y control de carga descrito anteriormente se debe


adquirir el banco de resistencias, en este caso se propone el uso de tres resistencias con capacidad
de disipación de 1000 W cada una.

El conjunto de las turbinas Stream Engine, el sistema de conversión Outback, el banco de


baterías y las resistencias de sumidero tiene un costo total de 17 000 USD (Compuesto por un
costo de 6 000 USD de las turbinas con el fabricante ES & D, 8 000 USD con el proveedor AltE de
equipos eléctricos, y 3 000 USD de transporte marítimo de carga y manejo aduanal). Se exceptúa
el costo de instalación y puesta en marcha, el cual deberá ser contratado nacionalmente, su costo
se estima en cerca de 3 000 USD adicionales, dando un resultante de alrededor de 20 000 USD
para la aplicación de esta opción.

La opción de adquirir el sistema a través de proveedores internacionales tiene un costo


equivalente al sistema ofrecido a nivel nacional por Interdinámica Energía con prácticamente
prestaciones y características idénticas. La ventaja del equipo adquirido a nivel nacional reside en
que al contratar la instalación y puesta en marcha del equipo directamente con el proveedor este
debe asumir responsabilidades del buen funcionamiento equipo, su garantía y demás soporte
técnico requerido.

134
2.4. Diseño seleccionado.
Debido a la gran variabilidad de opciones antes descritas, se propone dos soluciones para
la planta hidroeléctrica de la Reserva Biológica Alberto Manuel Brenes. Estas propuestas varían de
acuerdo a una filosofía de selección del diseño, Sin embargo ambas son factibles de aplicar al caso
y queda a criterio de los encargados de la Reserva cuál de las dos opciones implementar de
acuerdo a la disponibilidad de recursos económicos que realmente se tenga.

Con base en el análisis de las ventajas, desventajas y costos de cada uno de los equipos
mencionados en los puntos anteriores, los cálculos y proyecciones de consumo estimados para la
RBAMB, se procedió a seleccionar el equipo más apropiado para la aplicación deseada.

Debido a las características determinadas en secciones anteriores para esta aplicación, se


tomó en consideración la potencia demandada, la capacidad de generación, el costo, la eficiencia y
el auto control del equipo ante el constante cambio de la demanda y la posibilidad de contar con
un representante a nivel local, con experiencia en proyectos de similar magnitud.

Ante la falta de una solución completa dentro de las propuestas de los proveedores, para
el problema planteado en este proyecto, se decidió realizar una combinación de sistemas que
ofrezca una solución apta y satisfactoria. Se selecciona la turbina Banki porque brinda una
eficiencia energética muy estable ante cargas variables, como la presentada en la RBAMB,
funciona con una baja caída y además aprovecha al máximo el caudal disponible durante cada
periodo del año. La simpleza de su diseño, su fácil mantenimiento y la capacidad de auto regularse
la hacen una turbina muy versátil y apta para esta aplicación.

Dentro de las opciones brindadas en las cotizaciones recibidas, la que mejor se adapta a
los requerimientos, es la turbina fabricad por la empresa Interdinámica Energía. La cual es de
construcción artesanal, de acuerdo a las condiciones específicas de cada lugar, brindando una
eficiencia aceptable para el equipo. Además uno de los puntos más fuertes que tiene esta opción
es que la empresa suplidora ofrece el soporte técnico necesario así como garantía del equipo
suministrado, tanto para poner en marcha el equipo como asegurar su funcionamiento durante
una parte de su vida útil.

135
Propuesta 1: Optimización del uso de los recursos energéticos

De acuerdo a esta filosofía de diseño, se realizará la selección sin restringirse al


presupuesto dado y se optimizará para obtener el mayor provecho energético del río San
Lorencito, dando así una mayor capacidad de consumo energético a la Estación en época lluviosa.

Se plantea entonces una tubería cuyo caudal óptimo corresponde a un valor cercano al
disponible el 60% del año en el río San Lorencito, en este caso esa tubería es la DN250 en la
totalidad de conducción a presión que logra transportar 130 l/s como valor óptimo con una cabeza
neta de 12,68 m.

La turbo maquinaria se selecciona para adaptarse a las condiciones ofrecidas por dicha
tubería sin necesidad de invertir en un banco de baterías.

De las máquinas encontradas, las dos que se ajustan a este punto son las turbinas Banki
ofrecidas por Arcoconsult (distribuidor de la marca IREM) e Interdinámica, ambas capaces de
generar 7 kW y 8 kW respectivamente empleando la tubería DN250 y control mediante carga
eléctrica, no obstante la segunda de ellas con un costo representativamente menor como se
señaló anteriormente.

Una turbina Banki brinda una eficiencia energética muy estable ante cargas variables,
como la presentada en la RBAMB, funciona con una baja caída y además aprovecha al máximo el
caudal disponible durante cada periodo del año. La simpleza de su diseño, su fácil mantenimiento
y la capacidad de auto regularse la hacen una turbina muy versátil y apta para esta aplicación.

Otro factor a tomar en cuenta es la garantía que ofrece el proveedor, ya que el equipo queda
respaldado por una empresa que tiene presencia nacional y en caso de falla o mantenimiento, la
empresa se hace responsable. En caso de ser necesario, la Universidad de Costa Rica, podría
negociar un contrato con multas en caso de que no se cumpla la potencia mínima establecida.

Es de suma importancia poder asegurar el éxito de operación de la nueva micro central


hidroeléctrica en la RBAMB, por lo que comprando el equipo a un proveer que realice todo el
proceso de diseño e instalación del equipo, se garantiza la inversión realizada por la Universidad.

El siguiente es un esquema de funcionamiento de la planta, con el modelo realizado en la


propuesta 1:

136
SIMBOLOGÍA DESCRIPCIÓN

G GENERADOR

T TURBINA

CONTROLADOR
ELÉCTRONICO

RESISTENCIAS
EN AGUA

RESISTENCIA
AL AIRE

ESTACIÓN
BIOLÓGICA

Figura V. 15. Esquema micro central hidroeléctrica. Fuente: Los autores (2013)

Propuesta 2: Reducción de la inversión económica

Con esta propuesta el diseño se ajusta a la limitante en el presupuesto de 40 000 USD, por
cuanto se utiliza al máximo los recursos existentes en la Reserva. Las instalaciones a utilizar son la
tubería de presión ya instalada de DN200 y la casa de máquinas. Sin embargo se pretende que las
obras y los equipos propuestos sean útiles en el caso de que a futuro se cuente con mayor
presupuesto para mejorar la planta conforme a lo planteado en la propuesta 1.

De esta forma se recomienda conservar el tramo existente de tubería DN200 a pesar de


su mal estado para ahorrar recursos y realizar la tubería restante en tubo DN250. Esto representa
un ahorro cercano a los 3 415 USD en comparación a la propuesta 1. Así en una primera etapa se
invertiría los recursos en adquirir la turbomáquina, la tubería faltante, construir las obras civiles
de toma y cámara de carga, realizar mejoras en las obras existentes.

La máquina a emplear de la misma forma es la construida por Interdinámica, con la


salvedad de que al emplear la tubería compuesta por los dos diámetros mencionados se reduce la
eficiencia global de la planta y la potencia máxima a entregar por la misma rondará los 5 kW, los
cuales se podrán aumentar a los 8 kW de la propuesta 1, si se remplaza a futuro la tubería DN200
por DN250.

137
El esquema de generación en este caso es el mismo que el de la propuesta anterior solo
que con prestaciones reducidas. A pesar de esto la potencia que se proyecta generar con esta
propuesta es muy cercana al valor mínimo calculado en el apartado de demanda de 5,5 kW (Un
10% inferior al valor pico proyectado de demanda), lo cual se considera aceptable considerando el
ahorro en la inversión.

Cabe realizar la acotación de que en su momento será inevitable remplazar la tubería


DN200 debido a su avanzado deterioro, por lo que se plantea en esta propuesta es realizar la
modificación de la planta por etapas para poder facilitar el financiamiento de las obras.

En el caso de una futura ampliación en la demanda eléctrica, ambas propuestas se pueden


complementar con un sistema compuesto por un banco de baterías y su respectivo equipo de
rectificación y control. Esta alternativa busca suplir la entrega de energía durante las horas pico,
por lo que se cargaría durante las horas de menor demanda.

La selección de este sistema se debe a la garantía que ofrece el proveedor, ya que el


equipo queda respaldado por una empresa que tiene presencia nacional y en caso de falla o
mantenimiento, la empresa se hace responsable. En caso de ser necesario, la Universidad de Costa
Rica, podría negociar un contrato con multas en caso de que no se cumpla la potencia mínima
establecida.

Para nuestro diseño es de suma importancia poder asegurar el éxito de operación de la


nueva micro central hidroeléctrica en la RBAMB, por lo que comprando el equipo a un proveer que
realice todo el proceso de instalación y puesta en marcha del equipo, se garantiza la inversión
realizada por la Universidad.

138
VI. PREFACTIBILIDAD ECONÓMICA DEL PROYECTO.
En las plantas de producción energética, existen factores que influyen en los costos de
inversión y operación, entre los que se pueden mencionar costos de las tierras, mano de obra,
costos legales, requerimientos ambientales, costos de combustibles y la disponibilidad de
recursos. En este proyecto, al tratarse de una energía renovable se tiene un alto potencial, pues
ninguno de estos factores mencionados influyen entre los costos de operación e inversión ya que
se tiene la disponibilidad del recurso hídrico propio del proyecto, el cual puede ser desarrollado en
forma sostenible con una generación de energía de un 100% de una fuente renovable. (Cedeño,
2012).

En el análisis económico del proyecto se realizó una comparación entre la opción de


comprar una planta generadora por medio de gasolina o pagar la electrificación de los 13 km que
separan la RBAMB del lugar donde se encuentra la línea eléctrica próxima y la opción de instalar
una micro central hidroeléctrica, para así aprovechar los recursos naturales del lugar. Se procedió
a analizar las condiciones y requisitos necesarios para poner en funcionamiento cada una de las
instalaciones, con base en los consumos eléctricos calculados en capítulos anteriores y las
opciones comerciales de los equipos requeridos. La RBAMB al ser parte de la Universidad de Costa
Rica, se considera que el pago es patrimonio, por lo que no es necesario financiar las obras por
medio de un préstamo.

Posteriormente, se procedió a solicitar cotizaciones a distintas empresas y obtener los


costos iniciales de la inversión para cada una de las opciones. El valor de la electrificación se
obtuvo de los costos de la línea de 13,4 kW utilizando postes de madera con cable primario, cable
neutro y aislamiento, además se incluyó el costo de un transformador para reducir el voltaje a 240
V (2 líneas de 120 V cada una), valores brindados por la Empresa de Servicios Públicos de Heredia
(ESPH). La línea eléctrica una vez que es construida, pasa a manos del operador, por lo que no se
incluye los gastos de operación y mantenimiento debido a que un porcentaje del cobro de la
energía consumida es destinado a ese fin. A continuación se muestra el ruteo de la línea de
transmisión eléctrica.

139
Figura VI. 1. Ruteo de línea de transmisión eléctrica. Fuente: Los autores (2013).

Además se utilizó el consumo promedio en kWh anual de la RBAMB para una proyección
en los años siguientes utilizando el costo por kW dado por ICE y un aumento anual del 10%
(inflación promedio de los últimos años).

El valor de la planta térmica se obtuvo por medio de cotizaciones brindadas por la


empresa Ávila STEM S.A., los cuales ofertaron un equipo a gasolina con protección IP66 (uso para
intemperie) y una capacidad nominal continua de 8,8 kW. Se analizaron los costos de la gasolina
durante los últimos cinco años utilizando como base los costos brindados por la Refinería
Costarricense de Petróleo (RECOPE) en su sitio web, y así determinar un aumento promedio anual
del valor del litro de combustible. Cabe destacar que no se tomó en cuenta las obras de
almacenamiento del combustible, el costo del transporte hasta la estación y el mantenimiento
asociado con el equipo (cambios aceite, filtros, etc.).

Para realizar la comparación se tomó como año cero (0) al punto en el que se realizan las
inversiones iniciales necesarias para comprar el equipo e instalarlo, a partir del momento en el que

140
se empieza a generar la electricidad se empieza a contar los años de uso y el gasto de consumibles.
Se proyectan los valores utilizando una tasa de descuento de un 10% (debido a la inflación de los
costos) y así llevar los valores futuros a un valor neto actual (VNA) y sumarle los costos del año
cero (Ver Anexos).

En el siguiente cuadro se muestra el resumen de los datos correspondientes a cada una de


las opciones por analizar.

141
Cuadro VI. 1. Resumen datos electrificación y planta térmica. Fuente: Los autores (2013).

Electrificación Planta térmica


Año Inversión inicial Gasto total anual Inversión inicial Gasto total anual
(col) (col) (col) (col)
0 ₡ (131.700.000) ₡ (2.000.000)
1 ₡ (479.336) ₡ (2.086.648)
2 ₡ (527.270) ₡ (2.483.978)
3 ₡ (579.997) ₡ (2.960.773)
4 ₡ (637.996) ₡ (3.532.928)
5 ₡ (701.796) ₡ (4.219.513)
6 ₡ (771.975) ₡ (5.043.416)
7 ₡ (849.173) ₡ (6.032.099)
8 ₡ (934.090) ₡ (7.218.519)
9 ₡ (1.027.499) ₡ (8.642.223)
10 ₡ (1.130.249) ₡ (10.350.667)
11 ₡ (1.243.274) ₡ (12.400.801)
12 ₡ (1.367.602) ₡ (14.860.961)
13 ₡ (1.504.362) ₡ (17.813.153)
14 ₡ (1.654.798) ₡ (21.355.784)
15 ₡ (1.820.278) ₡ (25.406.940)
16 ₡ (2.002.305) ₡ (30.708.329)
17 ₡ (2.202.536) ₡ (36.829.994)
18 ₡ (2.422.790) ₡ (44.175.993)
19 ₡ (2.665.069) ₡ (52.991.192)
20 ₡ (2.931.575) ₡ (63.569.430)
VNA ₡ (140.415.200,00) ₡ (96.148.914,41)
(10%)
Al analizar los resultados obtenidos después de realizar el ejercicio comparativo de las dos
opciones, se logra observar como la inversión inicial más barata es la de la planta térmica y
significativamente más alta la de la electrificación. Este comportamiento se observa en la siguiente
figura.

142
Electrificación Planta térmica

₡(2.000.000,00)

₡(131.700.000,00)

Figura VI. 2. Costos iniciales. Fuente: Los autores (2013).

Al graficar el comportamiento del valor actual de cada año sumado al año anterior, se
observa como el costo del combustible hace que los gastos operativos de la planta térmica aunque
sean muy elevados, en un periodo de 20 años no igualan el gasto realizado por la electrificación.
En el siguiente gráfico, se compara el comportamiento en el tiempo de estas dos opciones.

0 2 4 6 8 10 12 14 16 18 20
₡- Años
Millones

₡(20)
₡(40)
₡(60)
Costos

Año
₡(80)
₡(100) Electrificación
₡(120)
₡(140)
₡(160)

Figura VI. 3. Costos anuales. Fuente: Los autores (2013).

143
Al analizar opciones para ante la planta térmica, se introduce la posibilidad de instalar una
micro central hidroeléctrica, que una vez instalado el equipo, los costos operativos y de
mantenimiento son muy bajos, por lo que no representa un mayor gasto aparte del inicial. Al
generar su propia electricidad la Estación, se ahorra en el pago por este concepto en los años
posteriores al año cero.

Para el análisis de la micro central se tomó en cuenta el costo de la tubería, el valor de las
turbina y obra civil. No se toma en cuenta el costo de la mano de obra ni los materiales requeridos
para la construcción de la planta hidroeléctrica, debido a que estos se consideran se obtendrán
mediante donaciones y voluntariado por parte de la Universidad.

En el siguiente cuadro, se muestra el resumen de los datos, tomando en cuenta las dos

opciones, ya sea la propuesta 1, de 8 kW para todo el potencial del río San Lorencito o la

propuesta 2, siendo de 5 kW para satisfacer la demanda.

Cuadro VI. 2. Resumen de micro central hidroeléctrica. Fuente: Los autores (2013).

Micro central. Propuesta 1 (8 kW) Micro central. Propuesta 2 (5 kW)


Año Inversión inicial Gasto total (col) Inversión inicial Gasto total (col)
(col) (col)
0 ₡ (30.052.824) ₡ (18.345.072)
1 ₡ 84.007 ₡
669.394
2 ₡ 431.336 ₡
1.016.724
3 ₡ 853.132 ₡
1.438.520
4 ₡ 1.364.787 ₡
1.950.174
5 ₡ 1.984.822 ₡
2.570.210
6 ₡ 2.735.520 ₡
3.320.907
7 ₡ 3.643.677 ₡
4.229.065
8 ₡ 4.741.519 ₡
5.326.907
9 ₡ 6.067.787 ₡
6.653.175
10 ₡ 7.669.052 ₡
8.254.440
11 ₡ 9.601.288 ₡

144
10.186.676
12 ₡ 11.931.761 ₡
12.517.149
13 ₡ 14.741.298 ₡
15.326.685
14 ₡ 18.127.007 ₡
18.712.395
15 ₡ 22.005.550 ₡
22.590.938
16 ₡ 27.117.063 ₡
27.702.451
17 ₡ 33.029.867 ₡
33.615.254
18 ₡ 40.146.117 ₡
40.731.504
19 ₡ 48.708.592 ₡
49.293.980
20 ₡ 59.008.834 ₡
59.594.222
VNA ₡ 42.212.349,71 ₡ 58.903.836,35
(10%)

Si se compara en una gráfica el costo del equipamiento de la micro central y el costo de la


electrificación se obtiene el gráfico a continuación.

₡80
Millones

₡60
₡40
₡20
₡- Año
Valor

₡(20) 0 5 10 15 20
₡(40)
₡(60) Planta térmica
₡(80) Micro central. Propuesta 2
₡(100) Micro central. Propuesta 1
₡(120)

Figura VI. 4. Comparación micro central hidroeléctrica y electrificación. Fuente: Los autores (2013).

145
La opción de obtener energía por medio de la planta térmica presenta la característica de
una inversión baja con respecto a la micro central, pero genera gastos que superan los de la micro
central hidroeléctrica, siendo esta entre los años 5 y 10 más rentable y generación inversiones
evitadas en el rango de los 40 millones de colones a 60 millones de colones.

146
VII. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES.

1. Conclusiones.
Una vez finalizada la presente investigación fue posible llegar a las siguientes conclusiones:

Del objetivo 1: Cuantificar la demanda de energía eléctrica necesaria para el


desarrollo de las actividades cotidianas realizadas en la Reserva Biológica Alberto Manuel Brenes
(RBAMB), se concluye que:

Se cuantificó la demanda de energía eléctrica para el desarrollo de las actividades


cotidianas:

1) Demanda Actual: Incluye las condiciones actuales de consumo considerando la energía


disponible en la Reserva Biológica Alberto Manuel Brenes. Tiene un valor de7,7 kW pico.

2) Demanda Propuesta: Se considera la expectativa de demanda futura en caso de que la Reserva


tenga mayor disponibilidad energética, considerando mejoras en el sistema eléctrico. Tiene un
valor de 5,5 kW pico.

Del objetivo 2: Calcular el potencial hidráulico del río San Lorencito aprovechable para
la generación de energía eléctrica en la Reserva Biológica Alberto Manuel Brenes, se concluye que:

Se calculó el potencial hidráulico del rio San Lorencito, de acuerdo a la estimación y


correlación realizada mediante la medición directa e indirecta, considerando los datos hidrológicos
obtenidos por el método de correlación de caudales, utilizando la información del río San Lorenzo.

Esta correlación de datos permitió realizar las gráficas del perfil hidrológico para el año
húmedo, el año seco y el año promedio. De esta manera se escalan los datos de acuerdo a las
mediciones directas y se determina el caudal de diseño para la planta hidroeléctrica, de manera
que se puede predecir el comportamiento del río San Lorencito.

147
El caudal aprovechable del río San Lorencito, de acuerdo a la gráfica del perfil hidráulico,
que el mínimo caudal en época se promedio es de 53 l/s y el caudal máximo en época lluviosa
promedio es 212 l/s.

La altura aprovechable de la micro central hidroeléctrica, de acuerdo a la medición


realizada con el nivel Locke es de 18,81 m, desde la ubicación de la casa de máquinas hasta la
toma de agua propuesta en este proyecto.

Del objetivo 3: Diseñar una micro central hidroeléctrica eficiente y confiable, capaz de
abastecer en la mayor medida posible las necesidades energéticas de la Reserva, se concluye que:

Se diseñó la micro central hidroeléctrica que abastecerá los requerimientos energéticos de


la Reserva, según el estudio de expansión y ajustándose al presupuesto dado por la Universidad de
Costa Rica. Se consideró la disponibilidad de equipo e infraestructura que se encuentra
actualmente en la Estación, para lograr un diseño en armonía las necesidades requeridas.

Según las condiciones topográficas, el área del proyecto impactada directamente por las
obras, se delimita de la siguiente manera: El límite superior se establece 320,41 m aguas arriba de
la ubicación actual de la casa de máquinas. El límite inferior se establece 50 m aguas abajo de la
ubicación de la Estación, donde se vuelve a encontrar el agua aprovechada con el río San
Lorencito. Hacia el margen derecho la limitante serán las laderas que están en el lecho del río,
siguiendo la dirección de la tubería de presión y en el margen izquierdo el cauce natural del río.

Se diseña una toma de agua, que permite captar un caudal mínimo de 110 l/s en época
seca, considerando futuras expansiones en la Estación. Se plantea una estructura robusta, que al
mismo tiempo permite la protección de la cámara de carga, debido al curso natural del río en el
punto seleccionado. También se diseña la toma de agua con tableros fusibles de madera,
considerando los casos de avenidas, para que el río siga su curso natural y no dañe la estructura.

La selección del diámetro de la tubería de presión, se realizó considerando la relación


existente entre el caudal de diseño, las pérdidas del sistema y su costo económico. Debido al
presupuesto asignado a este proyecto, se decide mantener la tubería de presión actual y realizar
una ampliación a tubería de PVC DN250 en la nueva sección, debido a la nueva posición de la

148
toma. La caída neta de la tubería de presión es de 11,94 m para un caudal de diseño de 85 l/s que
se obtiene el 80 % del tiempo.

El espesor de la tubería de presión se seleccionó considerando, aparte de un posible golpe


de ariete, la presión que debe resistir la tubería debido a impactos de piedras pequeñas, ya que en
su mayor parte del trayecto está expuesta a la intemperie.

El equipo electromecánico definido para atender este proyecto consta de una turbina tipo
Banki, a fabricar por la empresa nacional Interdinámica Energía. Dicha turbina se ajusta para
operar a máxima capacidad a los valores de caudal y cabeza neta que se presentan.

La ubicación y estado de la casa de máquinas se considera idóneo, por lo que esta


estructura se mantiene, reduciendo una posible inversión económica.

Esta altura neta puede variar en caso de que se amplíe el presupuesto para la nueva planta
hidroeléctrica, ya que se puede cambiar toda la tubería por PCV DN250, para un caudal de diseño
de 130 l/s, presente el 60 % del tiempo.

Se selecciona una turbina Banki de capacidad máxima de 8 kW, dicha capacidad se


alcanzará si se amplía la totalidad de la tubería a DN250 con una inversión futura. Con la tubería
actual esta turbina generará cerca de 5 kW pico, lo cual se podrá satisfacer las necesidades de la
Estación.

Se selecciona un generador síncrono de 10 kW pico de capacidad con salida monofásica a


una tensión de 120V/240V y una frecuencia de 60 Hz. La regulación se hará por control de carga
eléctrica mediante cargas secundarias de disipación.

Del objetivo 4: Realizar un estudio de pre factibilidad económica para la ejecución de


la micro central hidroeléctrica diseñada, se concluye:

Se realizó el análisis económico para la ejecución de la micro central hidroeléctrica


diseñada, resultando que los costos por kilo-Watt están de acuerdo con plantas hidroeléctricas de
similar tamaño.

Los costos engloban el equipo electromecánico, tubería de presión, depreciación del


equipo. Con estos rubros se cumple con el presupuesto designado de 20 millones de colones,
conocido en las limitaciones del proyecto. Los demás rubros, como la construcción de la toma,

149
mano de obra, mejoras en la casa de máquina no están incluidos dentro del presupuesto, debido a
que se considera que serán facilitados por la Universidad de Costa Rica, por medio de lo asignado
a la RBAMB y también mediante los programas de voluntariado o trabajo comunal que maneja la
Universidad, ya sea en su sede central o desde su sede en San Ramón.

Esta micro central hidroeléctrica aislada soluciona el problemas de abastecimiento de


energía en este lugar alejado, reduciendo los costos de inversión y mantenimiento en
comparación con una línea de distribución eléctrica o una planta térmica.

Otras conclusiones:

Para el diseño de micro centrales hidroeléctricas, el diseñador debe de realizar un trabajo


en forma integral, considerando los diferentes elementos de una planta hidroeléctrica como un
todo, en una construcción simple, mientras que en plantas hidroeléctricas de mayor capacidad,
existe una especialización en cada área por separado.

Considerando los recursos potenciales, las tecnologías y el análisis económico, se


determina que existe una sana base técnica para que este proyecto sea factible con un recurso
energético renovable, en este caso hídrico, y se aumente la potencia y calidad de la energía
entregada por el sistema propuesto, en comparación con el sistema existente actualmente.

Las características de este proyecto hidroeléctrico son: el bajo aumento de costos de


operación una vez construido; alta calidad de la energía producida; potencial para la construcción,
mantenimiento y operación del proyecto con recursos locales.

El uso de las herramientas de dibujo CAD, y programas como de cálculo en hojas


electrónicas fueron de gran ayuda, no solo en el modelado, sino también al realizar los cálculos
necesarios para el diseño del proyecto, puesto que permiten observar y dimensionar de una mejor
manera cada una de los elementos que lo componen.

Durante el proceso de diseño se aplicaron y profundizaron los conceptos de la teoría del


diseño mecánico de instalaciones, basándose principalmente en conceptos de mecánica de
fluidos, tuberías y máquinas hidráulicas. La realización de bocetos, cálculos y dibujo de planos en
CAD ayudó a obtener mejores resultados.

150
2. Recomendaciones.
a) Se recomienda a la Universidad de Costa Rica aumentar el presupuesto del proyecto,
que ha sido una gran limitante en cuanto a la cantidad de producción energética. De
esta manera se lograría invertir en equipos de calidad certificada y mejorar la
eficiencia de proyecto en general, considerando la turbomáquina y la tubería de
presión.
b) En caso de que exista un aumento en el presupuesto, se recomienda sustituir la
tubería de presión actual y colocar una PVC SDR 32,5 DN250, para así obtener una
potencia de 8 kW.
c) Con el fin de aumentar la vida útil de la tubería se recomienda que esta sea pintada
con un recubrimiento que presente alta resistencia a los rayos ultravioleta y
exposición al medio ambiente, o enterrada cuando el terreno lo permita hacer de
forma segura.
d) Debido a la antigüedad de la instalación eléctrica actual en la RBAMB, se recomienda
la sustitución y rediseño de la misma, utilizando como base el código eléctrico de
Costa Rica y las normativas que este dictamina.
e) La Estación cuenta actualmente con luminarias incandescentes por lo que se
recomienda la sustitución a bombillos fluorescentes, para así reducir la carga del
sistema y prolongar la vida útil de los equipos.
f) Equipar a la Estación con luces de emergencia tipo LED con baterías de carga, cómo
prevención en caso de una falla inesperada del equipo de generación durante horas
de la noche.
g) Realizar periódicamente el mantenimiento recomendado para los equipos, siguiendo
cada uno de los procedimientos y puntos especificados en los manuales. Estos
trabajos de mantenimiento deberán de ser realizados en horas de poco consumo
energético, de esta manera se tiene un menor impacto en las actividades diarias. El
proceso de instalación de los equipos y su puesta a punto deben ser ejecutados por
personal calificado.
h) Instalar un tecle manual en la casa de máquinas, para que las labores de
mantenimiento se puedan realizar con mayor facilidad en caso de requerirse levantar
la turbina o el generador y así prevenir que ocurra algún accidente a los operarios.

151
i) Analizar y optimizar la instalación de tragaluces translucidos en la Estación, para bajar
el consumo eléctrico producido por las luminarias durante el día.
j) Llevar un inventario de consumo o frecuencia de uso de cada uno de los equipos
instalados en la Reserva, con el fin de determinar con suma facilidad el estado de
operación de la micro central y si pueden ser adicionados nuevos equipos o
dispositivos sin sobrepasar la demanda máxima proyectada.
k) Implementar un programa de eficiencia energética dentro de la estación, para motivar
a los usuarios a hacer un uso responsable y racional de la energía disponible. También
promover el desarrollo de nuevos trabajos finales de investigación en los que se
desarrolle formas de aprovechamiento para la energía disipada en las cargas
secundarias de control de la micro central, tales como des humidificación de cuartos,
calentamiento de agua entre otros.
l) Dependiendo de la época y como labor de mantenimiento, el diseño de la cama de
carga podrá llevar una segunda rejilla para asegurarse que no ingresen objetos
menores a los 4,5 cm, en caso de que el fabricante de la turbina así lo requiera.
También tendrá la opción de colocar un segundo liberador de sedimentos en la
cámara de carga.
m) Impulsar la planta hidroeléctrica de la RBAMB como centro de visita para los cursos de
máquinas hidráulicas y principios de electromecánica, de modo que se analice el tipo
de instalaciones reales en este tipo de proyectos.

152
BIBLIOGRAFÍA
AMANCO. (s.f.). Manual Técnico de Tubosistemas.

Cedeño, G. (13 de 06 de 2012). Precios de la electricidad y apertura del mercado. La Nación, pág.
31A.

Chacón, E. (1981). Manual de diseño de pequeñas centrales hidroeléctricas (Vol. II).

Coz, F., Hernández, C., & Suárez, A. (1981). Equipos: Turbinas Hidráulicas y Regulador de Velocidad.
Lima: Curso Latinoamericano sobre Diseño de Pequeñas Centrales Hidroeléctricas.

Crompton, R. (2000). Battery Reference Book. Oxford: Newnes.

Davis, S. (2003). Microhydro. Clean power from water. Gabriola Island: New Society Publishers.

Dewey, G., & Murillo, M. (1986). Estudio de Factibilidad Técnica y Estimación de Costos para la
Instalción de una Micro Central Hidroeléctrica en la Reserva Forestal Administrada por la
Universidad de Costa Rica, Centro Universitario de Occidente. San José.

Dewey, G., & Murillo, M. (2003). Construcción de la Micro Planta Hidroeléctrica en la Reserva
Biológica Alberto Manuel Brenes. San José.

European Small Hydropower Association. (1998). Manual de Pequeña Hidráulica. Bruselas:


Direccion General de Energía (Comisión Europea).

Harvey, A. (1998). Micro-Hydro Design Manual. London: IT Publications.

INERSOL. (2012).

Inversin, A. R. (1986). Micro-Hydropower Sourcebook. Washington DC: NRECA International


Fundation.

Montero, J. J. (2009). Estudio y evaluación de las condiciones del Río Pacayas para instalar una
micro central hidroeléctrica en las cercanías de la localidad de Lourdes de Pacayas, cantón
de Alvarado. Costa Rica.

Mott, R. L. (1996). Mecánica de Fluidos Aplicada. México: Prentice Hall.

153
Muñoz, L. F. (1981). Estimación de caudales y energías en el estudio preliminar de proyectos
hidroeléctricos.

Novillo, M. (1981). Diseño de Obras Civiles. Quito: Curso Latinoamericano Sobre Diseño de
Pequeñas Centrales Hidroelectricas.

Ortiz, R. (2001). Pequeñas Centrales Hidroeléctricas. Bogotá: McGraw-Hill.

RES & RUE Dissemination. (s.f.). Energía Minihidráulica. Recuperado el 7 de Diciembre de 2011, de
Confederación de Consumidores y Usuarios:
http://www.cecu.es/campanas/medio%20ambiente/res&rue/htm/dossier/4%20minihidra
ulica.htm

Salazar, A. H. (2006). Reserva Biológica Alberto ML. Brenes. Alajuela: Coordinación de


Investigación, Sede de Occidente, Universidad de Costa Rica.

Soluciones Prácticas ITDG. (s.f.). Turbina Michell-Banki. Recuperado el 8 de Diciembre de 2011, de


Soluciones Prácticas ITDG:
http://www.solucionespracticas.org.pe/fichastecnicas/pdf/Fichatecnica2-
Turbina%20michell%20bankL.pdf

Vásquez de Leon, J. D. (2007). Micro-Hidroeléctrica Tipo Michell-Banki, Funcionamiento,


Mantenimiento y Componentes. Ciudad de Guatemala: Universidad de San Carlos de
Guatemala.

Veas Ayala, N. M. (2009). Caracterización y estimación de la erosión laminar en un bosque


premotnano a partir de un modelado hidrológico. Microcuenca del río San Lorencito,
Cordillera Volcánica de Tilarán, Costa Rica. San José, Costa Rica.

Williams, A. (1995). Pumps as Turbines. Southampton Row: ITDG.

154
ANEXOS

1. Pre-diseño de una micro turbina Michell-Banki.


A pesar de que el diseño de esta turbina se ha mantenido invariante desde los años 50 y
de su amplia utilización en micro proyectos a nivel mundial, poco es el criterio ingenieril de diseño
disponible abiertamente para la manufactura artesanal. Al realizar una investigación exhaustiva
sobre las posibles fuentes de información que puedan aportar los criterios necesarios para el
diseño de la turbina a utilizar en la Estación, se encontró que prácticamente la totalidad de las
fuentes están orientadas a una construcción muy rustica, de forma que se pueda manufacturar la
turbina sin adentrar en detalles de los criterios que fundamentan su diseño.

La problemática con estos diseños surge en torno a la eficiencia a obtener de la máquina,


una turbina sin un diseño ingenieril de cada uno de los detalles no alcanzará las eficiencias de
entre 70% a 85% registradas por fabricantes especializados, y más importante aún es el hecho de
que no se tendrá tan siquiera una noción que cual será la eficiencia real de la máquina hasta que
se construya e implemente.

La mayoría de las fuentes solo permiten establecer pocas ecuaciones que conducen a
definir únicamente las dimensiones más básicas de la turbina como lo son el diámetro y el largo
del rodete. Por esta razón el diseño aquí planteado se basa en pocas referencias literarias, las que
se consideró aportaban el mayor fundamento para justificar el diseño propuesto.

Se pretende en este anexo especificar las dimensiones que serán críticas para optimizar el
diseño de la turbina de acuerdo a las características del aprovechamiento hidráulico, de forma que
si la turbina a emplear en la RBAMB se construye localmente se utilice esta referencia de diseño

1.1. Geometría del rodete.


En general, la velocidad específica de toda turbina hidráulica se define por la siguiente
ecuación:

1. 1

155
 N: Velocidad de giro (rpm).
 Qd: Caudal de diseño (m3/s).
 Hn: Caída neta (m).

La turbina Michell-Banki por limitaciones de diseño mecánico y de eficiencia opera en un


rango de velocidad específica de 18 a 60. La velocidad óptima de giro en el caso particular de la
turbina de flujo cruzado se define por (Hernández, Indacochea, & Pardo, 1988):

1. 2

 De: Diámetro externo del rodete (m).

Típicamente los rodetes se construyen en diámetros como 150 mm, 200 mm, 300 mm etc.
Para un diámetro externo de 200 mm se obtiene una velocidad de giro en el rodete cercana a 700
rpm, la cual puede convertirse a 1750 rpm en el generador empleando una relación de trasmisión
mediante poleas de 2,5. La velocidad específica para este giro es de 39,15.

Al aplicar la Ecuación de Bernoulli entre el reservorio de agua y la salida del agua en el


inyector se encuentra la velocidad de ataque del agua y a partir de esta se define los diagramas de
velocidades dentro del rodete:

1. 3

 P0 y P1: Presión en la superficie del reservorio y a la salida del inyector.


 C0 y Ci: Velocidad en la superficie del reservorio (despreciable) y a la salida del inyector.
 Z0 y Z1: Nivel topográfico en la superficie del reservorio y a la salida del inyector.
 ΔHt y ΔHi: Pérdidas por fricción en las paredes de la tubería y del inyector.

Al reordenar la ecuación anterior se obtiene:

√ √

156
1. 4

Si se define Kc como el coeficiente de velocidad del inyector como:

1. 5

Se rescribe Ci como:

1. 6

El coeficiente Kc en el caso del inyector comúnmente utilizado es de 0,98 (Hernández,


Indacochea, & Pardo, 1988).

La totalidad de las fuentes concuerdan en que el ángulo de ataque más adecuado es el de


16˚ cuando se utiliza un ángulo de álabe de 30˚, el cual facilita la construcción de la turbina. La
siguiente figura muestra los diagramas de velocidades que ocurren en el rodete cuando se utiliza
este ángulo:

Figura 1. 1. Diagrama de velocidades de la turbina Banki. Fuente: Vásquez (2007).

157
Si C1, la velocidad de ataque del agua es igual a Ci, y Ku es el coeficiente de velocidad tangencial,
que equivale a 0,5 en turbinas de acción (Hernández, Indacochea, & Pardo, 1988), se obtienen las
siguientes relaciones para las velocidades en el rodete:

1. 7

1. 8

1. 9

1. 10

1. 11

1. 12

1. 13

[ ]

1. 14

1. 15

 Kf: Coeficiente de velocidad relativa por pérdidas por fricción en el rodete, igual a 0,98
para el rodete Michell-Banki.

√ ( )

158
1. 16


[ ]

1. 17

Las ecuaciones de 1. 7 a 1. 17 al aplicar los valores de los coeficientes conocidos conducen


a los siguientes resultados (α1=16˚; Kc=0,98; Ku=0,5; Kf=0,98; β1):

1. 18

1. 19

1. 20

Para poder lograr la relación de velocidades anteriormente mencionada, se restringe la


razón del diámetro interno del rodete al diámetro externo (Di), el radio (r) y el ángulo (φ) de
curvatura de los álabes:


1. 21

[ ( ) ]

1. 22

[ ]

1. 23

Las ecuaciones 1. 21 y 1. 22, al sustituir los valores preestablecidos, se reducen a:

159
1. 24

1. 25

Recordando que el diámetro externo fe fijó en 200 mm, el diámetro interno resultante es
de 131 mm y el radio de curvatura de los álabes de 32.8, por su parte, φ se iguala a 73˚. Nótese
como el radio de curvatura puede prácticamente obtenerse al fabricar los álabes con tubo de
acero de 1 ½’’.

Las limitaciones geométricas resultantes de dicho diagrama de velocidades también


restringe el diámetro máximo del eje del rodete:

1. 26

Esto equivale a que el diámetro del eje del rodete no debe sobrepasar 65,6 mm.

1.2. Geometría del inyector.


Existen diversas geometrías del inyector empleado en la turbina Michell-Banki, algunos no
cuentan con regulación de caudal, otros utilizan una compuerta o un álabe directriz.

El inyector debe proveer una buena conducción y aceleración del agua hacia los álabes del
rodete sin que se den perdidas excesivas de presión en él. La experiencia ha revelado que el
inyector más favorable para esta turbina es el mostrado en la Figura III. 22, en el que una leva de
forma hidrodinámica divide el caudal en dos flujos laminares con caídas de presión iguales, de
formar que ambos ingresen al rodete con la misma velocidad. La geometría de este álabe también
permite reducir el torque de accionamiento de la misma para hacerla girar y así regular o bloquear
el flujo (Hernández, Indacochea, & Pardo, 1988).

En este inyector, el perfil del álabe directriz es independiente de la caída neta o del caudal
de diseño, el único parámetro dependiente de ellos es el ancho del inyector que está dado por la
siguiente relación:

160

1. 27

 Z: Número de álabes del rodete.


 e: Espesor de los álabes del rodete (m).

Con los años, las pruebas realizadas en estas turbinas han conducido a establecer algunos
parámetros que maximizan el desempeño de la misma, entre ellos el número de álabes de 24.
Además para el ángulo de ataque de 16˚ y el factor Ku de 0,5; se obtiene que el porcentaje
máximo de la circunferencia que recibe el agua (Ko ) es de 0,334.

Para efectos prácticos, si se desprecia el producto eZ dado que el espesor de los álabes en
metros es muy pequeño, la ecuación 1. 21 se reduce a:

1. 28

El ancho del inyector necesario para manejar un máximo de 150 l/s es de 200 mm
mientras que el ángulo del rodete que es cubierto por el inyector es de 120 grados.

1.3. Geometría del volante de inercia.


Un volante de inercia es una masa agregada al eje de la turbina para hacer el sistema
mecánicamente estable ante cambios bruscos de caudal en la turbina o carga en el generador
eléctrico. Además el volante limita la sobre velocidad de la turbina cuando se da una acción de
cierre brusco o rechazo de carga, y se produce un pico de presión debido al golpe de ariete.

A pesar de que una mayor inercia le brinda mayor estabilidad al sistema, un


sobredimensionamiento del volante puede causar cargas excesivas en los ejes y cojinetes debido
al peso del volante, así como un tiempo transitorio en el arranque del grupo para llevarlo de cero a
la velocidad nominal de rotación excesivo.

161
El diseño aquí empleado es el resultado de una combinación criterios operacionales que
resultan en un cierre lo suficientemente rápido para evitar que la turbina alcance una sobre
velocidad superior a 1,35 veces la velocidad de rotación, pero a la vez lo suficientemente lento
para evitar que el golpe de ariete exceda 1,3 veces la presión normal de operación (Ortiz, 2001).

Primeramente se define la inercia necesaria del sistema para cumplir estos requisitos
fijando un tiempo transitorio de entre 4 a 12 segundos, esto conduce a una inercia con un tiempo
de paro que cumpla con las condiciones mencionadas en el párrafo anterior. La inercia total se
conforma por la correspondiente a la turbina, al generador y al volante.

1. 29

 IT: Inercia total del grupo.


 It: Inercia de la turbina.
 Ig: Inercia del generador.
 Iv: Inercia del volante.

La inercia del generador cuando no tiene carga eléctrica es mucho menor en comparación
a la de la turbina o el volante, por lo que se desprecia. La inercia total está definida por (Ortiz,
2001):

1. 30

 Pt: Potencia al freno en kW.


 tg: Tiempo transitorio de arranque en s.

De las ecuaciones 1. 29 y 1. 30 se obtiene la inercia necesaria del volante, el cual si tiene


una geometría de disco uniforme tendrá una inercia dada por:

1. 31

 b: Espesor del volante de inercia.

162
 ρv: Densidad del material del volante de inercia.
 r: Radio del volante de inercia.

Puesto que se conoce la inercia requerida, para un radio o diámetro del disco dado se
calcula el espesor del mismo.

Si se emplea álabes de 2 mm de espesor con discos de 12 mm de espesor para elaborar el


rodete de forma similar al mostrado en la Figura 1. 2 la inercia obtenida es de 0,5 km*m^2, dicha
inercia es suficiente para obtener un tiempo de arranque cercano a 8 s según la ecuación 1. 30,
por lo que no es necesario incluir un volante de inercia.

Figura 1. 2. Rodete Banki de 200 mm. Fuente: Los autores (2013)

163
Figura 1. 3. Modelo de referencia de turbina Banki. Fuente: Los autores (2013)

Figura 1. 4. Vista en corte de modelo de referencia de turbina Banki. Fuente: Los autores (2013).

164
Cuadro 1. 1. Parámetros de entrada para el pre diseño de la turbina Michell-Banki. Fuente: Los autores (2013).

Parámetros del Proyecto Magnitud Unidad


Caída Bruta 18,81 m
Longitud de la tubería 320 m
Diámetro de la tubería de presión 10 in
Caída Neta 11,94 m
Caudal Mínimo 0,045 m3/s
Caudal Diseño 0,085 m3/s
Caudal Máximo 0,13 m3/s

Cuadro 1. 2. Características de la turbina Michel-Banki propuesta. Fuente: Los autores (2013).

Características de la Turbina Magnitud Unidad


Número de Álabes 24 ˚
Ángulo de Álabe 30 ˚
Ángulo de Ataque 16 ˚
Ángulo de Salida 15,5 ˚
Ángulo de Curvatura de Álabe 73 ˚
Coeficiente de Velocidad Tangencial 50 %
Coeficiente de Inyector 98 %
Coeficiente de Velocidad Relativa 98 %
Ángulo de Admisión 120 ˚

Cuadro 1. 3. Geometría básica del rodete Michell-Banki. Fuente: Los autores (2013).

Geometría del Rodete Magnitud Unidad


Diámetro Externo 200 mm
Diámetro Interno 131,4 mm
Ancho del Rodete 216,7 mm
Radio de Curvatura del Álabe 32,8 mm
Espesor de Álabes 2 mm
Espesor de Discos 12 mm
Radio de Giro del Álabe 3,22 mm
Momento de Inercia del Álabe 1158206 mm4

165
Cuadro 1. 4. Geometría básica del inyector Michell-Banki. Fuente: Los autores (2013).

Geometría del Inyector Magnitud Unidad


Ancho del Inyector 180,6 mm
Alto del Inyector 150 mm
Espesor de Planchas 2 Mm

Cuadro 1. 5.. Velocidad de giro de la turbina Michell-Banki. Fuente: Los autores (2013).

Velocidades de Giro Magnitud Unidad


Velocidad Nominal 688,5 RPM
Velocidad Específica 31,3 [18,60]
Velocidad de Embalamiento 1239,3 RPM

Cuadro 1. 6. Esfuerzos mecánicos en el rodete Michell-Banki. Fuente: Los autores (2013).

Esfuerzos Mecánicos en el Rodete Magnitud Unidad


Fuerza Hidráulica Sobre el Álabe 273,4 N
Peso del Álabe 1,2 N
Fuerza Centrífuga Sobre el Álabe 63,4 N
Ángulo de Máxima Carga 29,8 ˚
Carga Máxima Sobre el Álabe 280,6 N
Momento Flector Sobre el Álabe 5,1 Nm
Esfuerzo Máximo Sobre el Álabe 14089,2 Pa
Esfuerzo de Fluencia del Material 207000 MPa
Factor de Seguridad 14,69 -

Cuadro 1. 7. Esfuerzos mecánicos en el inyector Michell-Banki. Fuente: Los autores (2013).

Esfuerzos Mecánicos en el Inyector Magnitud Unidad


Fuerza Sobre las Planchas 2141,8 N
Momento Flector Sobre las Planchas 32,2 Nm
Módulo de Sección de las Planchas 0,00 m3
Esfuerzo Máximo Sobre las Planchas 103,31 Pa
Esfuerzo de Fluencia del Material 250 MPa
Factor de Seguridad 2,42 -

166
Cuadro 1. 8. Diámetro del eje del rodete Michell-Banki. Fuente: Los autores (2013).

Diámetro del Eje del Rodete Magnitud Unidad


Peso del Rodete 140,0 N
Fuerza Tangencial 1364,2 N
Largo del eje del rodete 350 mm
Distancia entre apoyos 250 mm
Momento Flector Sobre el Eje 171,42 Nm
Momento Torsor Sobre el Eje 136,4 Nm
Esfuerzo de Fluencia del Material 290 MPa
Esfuerzo de Diseño del Eje 58 MPa
Diámetro Mínimo del eje 29,46 mm

Cuadro 1. 9. Diámetro del eje del inyector Michell Banki. Fuente: Los autores (2013).

Diámetro del Eje del Inyector Magnitud Unidad


Peso del Álabe Directriz 78,68 N
Fuerza de Presión Sobre el Álabe 3172,8 N
Torque Máximo Sobre el Álabe 94,4 Nm
Directriz
Esfuerzo de Fluencia del Material 290 MPa
Esfuerzo de Diseño del Eje 58 MPa
Diámetro del Eje 35,20 mm

167
2. Cotizaciones de equipo electromecánico.

2.1. Turbina Michell-Banki Cink Hydro.

168
169
170
171
f!..iw: i-4ZO-.?;:i3 {'i:' J ·,GG
CINK Hydro - Energy k.s. T1'!ol!M"r>: +-·120-?GS·{'i]·; ~ G1
Le~C\' ·¡ ,:~ ~o..­
E·IY!U,11; 1:tt¡!:.;G,ii;:i1l t ·h)'.'l~T··.,¡ :1,\'\,:.J!1•
:!,~I) l,;•f , f.:~?{l_á f&pwjltl\.a \'1$1:1! .1.-.1ñ ·.i.cci1<-=:r, J 1~-n~1,rt~:.1·1 t

4 ;¡•~;, .:-1J)f':t n: •nh ~u :t :-."'(jhill!J


f!.)•::, \·.fl:n tr'~ g·oods. ;:irE- ~~a-J>/ ..or dl~P:llctr

D¡ljy9rx tsm·¡

V 911d lty ot tll e Oltef': 12-ViE:~s

Y<11•1:-i ·:iilhfu!I:/,

r ;r 11•!; í:1!•1il":I t,1;.; i>,~ .t

1-.1an«;::iinQ Dircctc-r

172
2.2. Turbina Michell-Banki Irem.

173
2.3. Bomba invertida Cornell Pump.

8 agosto 2012-08-08

Ing. Leonardo Suarez M.

leosuarezm@hotmail.com

Asunto: P.H. Alberto Manuel Brenes

Estimado Leonardo,

Es un placer poder cotizarle la siguiente turbina y equipo para el P.H. Alberto


Manuel

Brenes.

1. Una turbina, marca Cornell Pump Co. Modelo 5TR5A con caracol de hierro
fundido, rodete de bronce, sello mecánico, generador síncrono de 6 polos (1200
rpm) 240 voltios, monofásico, 60 Hz, ODP 20 Kw, todo montado en base he hierro,
alineado en la fábrica con cobertor de coupling flexible entre turbina y generador.

Tiempo de entrega 20 a 22 emanas Precio………………..$41,905.00

Condiciones de pago, 70% con el pedido y 30% antes de embarque de la


fábrica.

2. Una válvula marca Henry Pratt, de 12” tipo wafer, clase 150B AWWA C-504
mariposa con asiento Buna, hierro dúctil ASTM A-536 (65-45-12), cuerpo de
hierro fundido ASTM A-126, clase B, Disco, eje 304, cojinetes de
Nylatron. Operador MDT-35 5 x 6 Duracyl, pintura epóxica interior y exterior de 8
mils, solenoide de cuatro vias con controles de velocidad con sobre control
manual, switch de limite DPDT.

Tiempo de entrega 14 semanas. Precio…………………$3,960.00

174
Condiciones de pago, 70% con el pedido y 30% antes de embarque de la
fábrica.

3. Reducción concéntrico Metraflex Modelo 100C tubo y cobertor de Butyle, 230F


máximo bridas de 125# con anillos de retención. Diámetro grande 12”, diámetro
pequeño 8” cara a cara 8”. Unidades de Control para modelo 100C, con dos
varillas.

Precio…………………$2,540.00

Tiempo de entrega 10 semanas

Condiciones de pago, 70% con el pedido y 30% antes de embarque de la


fábrica.

4. Reducción de tubo de hierro de 8” a 5” Precio…………………C 46,322.00

Tiempo de entrega 4 semanas.

Condiciones de pago, con el pedido.

5. Control de carga electrónica para 18 KW, 240 voltios, monofásico, fabricado


por

Taller Electromecánico Fernando González Rojas.

Tiempo de entrega 4 semanas Precio …………………$ 5,500.00

Condiciones de pago, 50% con el pedido y 50% contra entrega.

6. Panel de Control y Protección, contiene lo siguiente:

1. Contactor con protección térmica incluida

2. Pulsadores e indicaciones de posición.

3 Medidor digital de parámetros eléctricos, V,A,VAR, Cos, KWh.

4. Bornes para la conexión de cableado externo

5. Sistema de corrección de factor de potencia (capacitores).

Tiempo de entrega 8 semanas. Precio…………………..$ 13,200.00

175
Condiciones de pago, 50% con el pedido y 50% contra entrega.

7. Carga Bruta para el control electrónica de carga. Consiste de un calentador

de agua de 40 galones con 6 resistencias de 6000 Wts – 240 v, 3 de trabajo

y tres de repuesto, con dos termostatos, uno de control y otro de seguridad.

Tiempo de entrega 5 semanas. Precio …………………..C 280,500.00

Condiciones de pago, con el pedido.

La entrega de 1., 2. y 3. será a la salida de la Aduana Juan Santamaría con todos

los impuestos pagados. La entrega de 4. y 5. será en San José, 6. se entrega en

Alajuela y 7 se entrega en Santa Ana.

Atentamente, John F. Bowman

Presidente de

Turbinas y Generadores S.A.

176
177
2.4. Bomba invertida Dependable Turbines.

178
2.5. Equipo de conversión y almacenamiento Outback (altE store).

179
180
2.6. Turbinas Interdinámica Energía.

181
182
183
3. Cotización planta térmica.

184
4. Flujos de caja del estudio de pre factibilidad económica
Cuadro 4. 1. Flujos de caja y valor actual neto de la opción de electrificación. Fuente: Los autores (2013).

Año 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20

Electrificaci
ón
Postes, ₡
cables, (131.
transforma 700.0
dor (col) 00,00
)
Consumo 5447 5447 5447 5447 5447 5447 5447 5447 5447 5447 5447 5447 5447 5447 5447 5447 5447 5447 5447 5447
promedio
anual
proyectado
(kWh)
Costo 88 97 106 117 129 142 156 171 189 207 228 251 276 304 334 368 404 445 489 538
proyectado
(col/kWh)
Costo anual ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡
electricidad (479. (527. (579. (637. (701. (771. (849. (934. (1.02 (1.13 (1.24 (1.36 (1.50 (1.65 (1.82 (2.00 (2.20 (2.42 (2.66 (2.93
(col) 336, 269,6 996,5 996,2 795,8 975,4 172,9 090,2 7.49 0.24 3.27 7.60 4.36 4.79 0.27 2.30 2.53 2.78 5.06 1.57
00) 0) 6) 2) 4) 2) 6) 6) 9,29) 9,21) 4,14) 1,55) 1,70) 7,87) 7,66) 5,43) 5,97) 9,57) 8,53) 5,38)
VNA ₡
(140.
415.2
00,00
)

185
Cuadro 4. 2. Flujos de caja y valor actual neto de la opción de una planta térmica. Fuente: Los autores (2013).

Año 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
Planta
térmica
Equipo ₡
(col) (2.00
0.000
,00)
Consumo 2806 2806 2806 2806 2806 2806 2806 2806 2806 2806 2806 2806 2806 2806 2806 2806 2806 2806 2806 2806
promedio
combustibl
e (l/año)
Costo 708 850 1020 1223 1468 1762 2114 2537 3044 3653 4384 5260 6313 7575 9090 1090 1309 1570 1884 2261
combustibl 8 0 8 9 9
e (col/l)
Costo ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡
anual (1.98 (2.38 (2.86 (3.43 (4.11 (4.94 (5.93 (7.11 (8.54 (10.2 (12.3 (14.7 (17.7 (21.2 (25.5 (30.6 (36.7 (44.0 (52.8 (63.4
combustibl 6.64 3.977 0.773 2.927 9.513 3.415 2.099 8.518 2.222 50.66 00.80 60.96 13.15 55.78 06.94 08.32 29.99 75.99 91.19 69.43
e (col) 8,00) ,60) ,12) ,74) ,29) ,95) ,14) ,97) ,76) 7,32) 0,78) 0,94) 3,12) 3,75) 0,50) 8,60) 4,32) 3,18) 1,82) 0,18)
Depreciaci ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡
ón (col) (100. (100. (100. (100. (100. (100. (100. (100. (100. (100. (100. (100. (100. (100. (100. (100. (100. (100. (100. (100.
000, 000,0 000,0 000,0 000,0 000,0 000,0 000,0 000,0 000,0 000,0 000,0 000,0 000,0 000,0 000,0 000,0 000,0 000,0 000,0
00) 0) 0) 0) 0) 0) 0) 0) 0) 0) 0) 0) 0) 0) 0) 0) 0) 0) 0) 0)
Gasto total ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡
(2.08 (2.48 (2.96 (3.53 (4.21 (5.04 (6.03 (7.21 (8.64 (10.3 (12.4 (14.8 (17.8 (21.3 (25.4 (30.7 (36.8 (44.1 (52.9 (63.5
6.64 3.977 0.773 2.927 9.513 3.415 2.099 8.518 2.222 50.66 00.80 60.96 13.15 55.78 06.94 08.32 29.99 75.99 91.19 69.43
8,00) ,60) ,12) ,74) ,29) ,95) ,14) ,97) ,76) 7,32) 0,78) 0,94) 3,12) 3,75) 0,50) 8,60) 4,32) 3,18) 1,82) 0,18)
VNA ₡
(96.1
48.91
4,41)

186
Cuadro 4. 3. Flujos de caja y valor actual neto de la opción de turbina Michell-Banki (Propuesta 1). Fuente: Los autores (2013).

Año 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
Micro
central.
Propue
sta 1
Tubería ₡
(col) (15.0
52.82
4)
Turbin ₡
as (col) (10.0
00.00
0)
Obra ₡
civil (5.00
(col) 0.000
)
Ahorro ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡
térmic 2.086 2.483 2.960 3.532 4.219 5.043 6.032 7.218 8.642 10.35 12.40 14.86 17.81 21.35 25.40 30.70 36.82 44.17 52.99 63.56
o (col) .648 .978 .773 .928 .513 .416 .099 .519 .223 0.667 0.801 0.961 3.153 5.784 6.940 8.329 9.994 5.993 1.192 9.430
Mante ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡
nimien (500. (550. (605. (665. (732. (805. (885. (974. (1.07 (1.17 (1.29 (1.42 (1.56 (1.72 (1.89 (2.08 (2.29 (2.52 (2.77 (3.05
to (col) 000) 000) 000) 500) 050) 255) 781) 359) 1.794 8.974 6.871 6.558 9.214 6.136 8.749 8.624 7.486 7.235 9.959 7.955
) ) ) ) ) ) ) ) ) ) ) )
Depreci ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡
ación (1.50 (1.50 (1.50 (1.50 (1.50 (1.50 (1.50 (1.50 (1.50 (1.50 (1.50 (1.50 (1.50 (1.50 (1.50 (1.50 (1.50 (1.50 (1.50 (1.50
(col) 2.641 2.641 2.641 2.641 2.641 2.641 2.641 2.641 2.641 2.641 2.641 2.641 2.641 2.641 2.641 2.641 2.641 2.641 2.641 2.641
) ) ) ) ) ) ) ) ) ) ) ) ) ) ) ) ) ) ) )
Neto ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡
(col) 84.00 431.3 853.1 1.364 1.984 2.735 3.643 4.741 6.067 7.669 9.601 11.93 14.74 18.12 22.00 27.11 33.02 40.14 48.70 59.00
7 36 32 .787 .822 .520 .677 .519 .787 .052 .288 1.761 1.298 7.007 5.550 7.063 9.867 6.117 8.592 8.834
VNA ₡
42.21
2.350

187
Cuadro 4. 4. Flujos de caja y valor actual neto de la opción de turbina Michell-Banki (Propuesta 2). Fuente: Los autores (2013).

Año 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
Micro
central
.
Propue
sta 2
Tuberí ₡
a (col) (3.34
5.072
)
Turbin ₡
as (col) (10.0
00.00
0)
Obra ₡
civil (5.00
(col) 0.000
)
Ahorro ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡
térmic 2.086 2.483 2.960 3.532 4.219 5.043 6.032 7.218 8.642 10.35 12.40 14.86 17.81 21.35 25.40 30.70 36.82 44.17 52.99 63.56
o (col) .648 .978 .773 .928 .513 .416 .099 .519 .223 0.667 0.801 0.961 3.153 5.784 6.940 8.329 9.994 5.993 1.192 9.430
Mante ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡
nimien (500. (550. (605. (665. (732. (805. (885. (974. (1.07 (1.17 (1.29 (1.42 (1.56 (1.72 (1.89 (2.08 (2.29 (2.52 (2.77 (3.05
to (col) 000) 000) 000) 500) 050) 255) 781) 359) 1.794 8.974 6.871 6.558 9.214 6.136 8.749 8.624 7.486 7.235 9.959 7.955
) ) ) ) ) ) ) ) ) ) ) )
Deprec ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡
iación (917. (917. (917. (917. (917. (917. (917. (917. (917. (917. (917. (917. (917. (917. (917. (917. (917. (917. (917. (917.
(col) 254) 254) 254) 254) 254) 254) 254) 254) 254) 254) 254) 254) 254) 254) 254) 254) 254) 254) 254) 254)
Neto ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡ ₡
(col) 669.3 1.016 1.438 1.950 2.570 3.320 4.229 5.326 6.653 8.254 10.18 12.51 15.32 18.71 22.59 27.70 33.61 40.73 49.29 59.59
94 .724 .520 .174 .210 .907 .065 .907 .175 .440 6.676 7.149 6.685 2.395 0.938 2.451 5.254 1.504 3.980 4.222
VNA ₡
58.90
3.836

188
5. Memoria cálculo toma de agua y cámara de carga.
Cuadro 5. 1. Cálculos de dimensionamiento de toma de agua y cámara de carga. Fuente: Los autores (2013).

# Caudal mínimo
1 a 0,0450 m
2 e 0,0191 m
3 Angulo de inclinación rejilla (β) 26 °
4 Nivel mínimo de aguas (hₒ) 0,2800 m
5 Coeficiente X 0,8000
6 Caudal captado (Q) 0,1100 m³/s
7 L 1,8580 m
8 Coeficiente derrame rejilla (μ) 0,8000
9 Pendiente mínima (I) 0,0500 %
10 Ancho del muro de contención 0,2000 m
11 d 0,0641 m
12 c 0,3592
13 Altura inicial del agua (h) 0,1493 m
14 b 0,1204
15 Espacios (N) 15 espacios
16 b' 0,4061 m
17 B 1,6700 m
18 Profundidad (Yc) 0,0762 m
19 Velocidad crítica (Vc) 0,8645 m/s
20 Altura del agua al final del canal (H2) 0,0838 m
21 Longitud del canal colector (b'') 0,6069 m
22 Altura de la pendiente del canal (h'') 0,0318 m
23 Altura inicial del agua en el canal (H1) 0,0536 m
24 Velocidad del agua al final del colector (Vf) 0,7859 m/s

189