You are on page 1of 4

REPOSICIÓN DE LOS PLANTINES Q FALTAN Y PODA DE LAS FILAS

I. INTRODUCION
El olivo es una especie típicamente mediterránea adaptada al clima de la zona. Es una
especie presente en los paisajes de la península ibérica como un elemento más de los
ecosistemas mediterráneos y de la cultura. Aunque es una especie rústica presenta también
una serie de requisitos que limitan su área de distribución preferentemente a zonas de clima
mediterráneo.

II. MARCO TEORICO

Plantación del olivar

Como el objetivo de todo agricultor es obtener la máxima producción, será necesario


emplear los criterios convenientes, reduciendo los costes de producción, facilitando las
labores agrícolas y prestando especial atención a las faenas de recolección del fruto.

El olivo se cultiva ahora en muchas regiones del mundo con clima mediterráneo, tales
como Sudáfrica, Perú, Chile, Australia, la Cuenca Mediterránea, Israel, los Territorios
Palestinos y California, Baja California y en áreas con otros climas templados como Nueva
Zelanda, bajo irrigación en la región del Cuyo en Argentina, donde el clima es desértico.
También se cultiva en la provincia de Córdoba, Argentina, caracterizada por un clima
templado con veranos lluviosos e inviernos secos (Cwa).9 La identificación de algunas
plantas a través de caracteres morfológicos del árbol, hoja, inflorescencia, etc., ha sido difícil
debido a que esos parámetros están fuertemente influenciados por el ambiente, aunque hay
caracteres como el endocarpio que son poco influidos por el ambiente; en cualquier caso,
es posible la identificación de los cultivares independientemente del clima en que viven los
ejemplares mediante el uso de marcadores moleculares.

Densidad y marco de plantación

Si la disponibilidad de agua y nutrientes son suficientes, entonces es la luz el factor a tener


en cuenta para que la plantación del olivar sea correcta. Es importante que las hojas del
árbol estén correctamente iluminadas, lo que se consigue con una adecuada densidad de
árboles por unidad de superficie y su correcta disposición según la orientación. La densidad
deberá estar comprendida entre 200 y 300 árboles por hectárea, para prevenir una rápida
entrada en producción y un buen mantenimiento de la productividad después en su edad
adulta. Cuando el número de olivos plantados es superior a 300 por hectárea, deberemos
emplear marcos rectangulares en la posición, para evitar que unos árboles den sombra a
sus inmediatos, o sea, que hemos de disponer los árboles de forma que su sombra se
proyecte sobre las calles, y no sobre los cercanos, operación que se consigue orientando la
calle ancha en dirección Norte-Sur.

Hay que tener también en cuenta que la anchura de las calles entre árboles permita bien el
paso de la maquinaria para la realización de las labores. Una anchura de calle comprendida
entre 7 y 8 metros, y una separación entre plantas de 5 a 7 metros, nos dará buen resultado.

A principios de los años 90 del pasado siglo se comenzaron a plantar en España parcelas
con densidades de hasta 2000 olivos por hectárea, es lo que se vino a llamar olivar
superintensivo o en seto (el marco de plantación más habitual es el de 3,75 m x 1,35 m).
Con estas altas densidades se consiguió aumentar la producción por hectárea, adelantar la
entrada en cosecha (a partir del tercer año) y mecanizar integralmente la recolección del
fruto mediante cosechadoras similares a las usadas en vid. Esta “revolución” presenta
también una cierta desventaja tal como un alto coste de implantación (sobre 9.000 euros por
hectárea) o la cantidad de agua necesaria para el riego. Existen variedades de olivos
especialmente adaptadas al cultivar en seto, entre las más utilizadas están la Arbequina, la
Koroneiki o la Arbosana. Actualmente el olivar superintensivo está demostrando ser la forma
de cultivo del olivo más rentable.

España cuenta con la mayor reserva de olivos de Europa

La precocidad o entrada en producción del olivar depende de la variedad, el medio


edafoclimático y las prácticas culturales (densidad de plantación, riego, fertilización, poda,
control de malezas, plagas y enfermedades). Normalmente, bajo condiciones idóneas de
crecimiento, el olivar inicia su producción entre el tercer y quinto año desde la plantación,
alcanzando la plena producción al octavo a décimo año. Es imprescindible practicar una
buena poda de formación, de producción y de renovación, para mantener una alta
producción de frutos después de los 25 a 30 años de vida del árbol, la cuál se puede
prolongar por más de cien años. La diferencia entre aceituna y oliva estriba
fundamentalmente en que: mientras la primera es el nombre genérico con el que se designa
el fruto del olivo como tal, la segunda responde únicamente a aquellas variedades
destinadas a la producción de aceite o su consumo en mesa.

III. OBJETIVOS

 Trasplantar plantones de olivo en lugares donde hace falta


 Realizar el abonamiento con estiércol de vacuno.
 Determinar el distanciamiento adecuado de plantaciones de olivo
IV. DESARROLLO DE LA PRÁCTICA

 Materiales

 Planties de olivo
 Estiércol
 Carretilla
 lampa
 cámara
 cuaderno de apuntes

 Procediemiento

 Primero de procedio ha realizar un hoyo de unos aproximadamente 60cm


para luego colocar echarle estiércol.

 Después de procedio a colocar los plantines de olivo en el respeciivo hueco


ya preparado
 Se procedio ha ahcer el tapado
 Y luego el guriado con la ayuda de un palo recto

V. CONCLUSIONES

 Se trasplanto plantones de olivo en lugares donde faltaba


 Se realizó el abonamiento con estiércol de vacuno .

VI. BIBLIOGRAFIA

 https://es.wikipedia.org/wiki/Olea_europaea
 http://www.infoagro.com/olivo/olivo.htm
 http://comohacerpara.com/plantar-olivos_7429h.html