Вы находитесь на странице: 1из 19

1

La música y la importancia que tiene en el desarrollo de los niños.

Jadith Antonio Corcho Cárdenas.

José Simanca Mendoza

Jhon Orlando Jiménez

Lic. en Educación Básica Artística-Música

La música está tomando importancia en la educación de los niños a edades tempranas puesto

que representa significativamente un gran desarrollo intelectual, auditivo, sensorial, del habla

y motriz

Universidad de Córdoba

Montería-Córdoba

Informática Aplicada

2018
2

Tabla de contenido
Mapa conceptual ............................................................................................................ 4

La música y la importancia que tiene en el desarrollo de los niños ............................... 5

Referencias. .................................................................................................................. 19
3
4

Mapa conceptual.

La relacion que hay entre estos elementos es que la música es un


La música es el arte de coordinar y Los niños, se desarrollan de diferentes elemento fundamental en esta primera etapa del sistema educativo. El
transmitir efectos sonoros, armonioso, y maneras. El desarrollo del niño incluye niño empieza a expresarse de otra manera y es capaz de integrarse
estéticamente válidos, siendo transmitidos a cambios físicos, intelectuales, sociales y activamente en la sociedad, porque la música le ayuda a
través de la voz, e instrumentos musicales. emocionales. lograr autonomía en sus actividades habituales, asumir el cuidado de
sí mismo y del entorno, y ampliar su mundo de relaciones.

2. Aprendizaje: La etapa de la alfabetización


los beneficios de la música para el 1. Seguridad: Les da seguridad del niño se ve mas estimulada con la música. A
desarrollo de los niños son muchos, los emocional, confianza, porque se sienten través de las canciones infantiles, en las que las
más significativos son: comprendidos al compartir canciones, e inmersos sílabas son rimadas y repetitivas, y acompañadas
en un clima de ayuda, colaboración y respeto de gestos que se hacen al cantar, el niño mejora
mutuo. su forma de hablar y de entender el significado
de cada palabra.

4. Expresión corporal: Con la música, la


3. Concentración: La música también es expresión corporal del niño se ve mas
beneficiosa para el niño cuanto al poder de estimulada. Utilizan nuevos recursos al adaptar
concentración, además de mejorar su su movimiento corporal a los ritmos de
capacidad de aprendizaje en matemáticas. La diferentes obras, contribuyendo de esta forma a
música es pura matemática. Además, facilita a la potenciación del control rítmico de su cuerpo.
los niños el aprendizaje de otros idiomas, A través de la música, el niño puede mejorar su
potenciando su memoria. coordinación y combinar una serie de conductas.
5

La música y la importancia que tiene en el desarrollo de los niños.

Los niños crecen y maduran a velocidades muy distintas. Es difícil definir lo que es

"normal". Pueden existir grandes diferencias de altura, peso y contextura entre los niños

sanos dependiendo de la dieta, el ejercicio y los genes. Algunos niños comienzan la pubertad

o están cerca de ella antes de ser adolescentes.

Los niños empiezan a ser más independientes de sus padres. Pueden volverse

rebeldes. También admiran lo externo, como a sus amigos, quienes suelen ser del mismo

sexo. La aprobación de sus pares es muy importante. Su hijo puede probar algunos

comportamientos nuevos para ser parte del "grupo".

La música es un elemento fundamental en esta primera etapa del sistema educativo. El

niño empieza a expresarse de otra manera y es capaz de integrarse activamente en la

sociedad, porque la música le ayuda a lograr autonomía en sus actividades habituales, asumir

el cuidado de sí mismo y del entorno, y ampliar su mundo de relaciones. Y es que los

beneficios de la música de los niños son incontables.

La música tiene el don de acercar a las personas. El niño que vive en contacto con la

música aprende a convivir de mejor manera con otros niños, estableciendo una comunicación

más armoniosa. A esta edad la música les encanta.

Como se dijo anteriormente tiene muchos beneficios, entre esos están:

1. Seguridad: Les da seguridad emocional, confianza, porque se sienten comprendidos

al compartir canciones, e inmersos en un clima de ayuda, colaboración y respeto mutuo.

2. Aprendizaje: La etapa de la alfabetización del niño se ve mas estimulada con la

música. A través de las canciones infantiles, en las que las sílabas son rimadas y repetitivas, y
6

acompañadas de gestos que se hacen al cantar, el niño mejora su forma de hablar y de

entender el significado de cada palabra. Y así, se alfabetizará de una forma más rápida.

3. Concentración: La música también es beneficiosa para el niño cuanto al poder de

concentración, además de mejorar su capacidad de aprendizaje en matemáticas. La música es

pura matemática. Además, facilita a los niños el aprendizaje de otros idiomas, potenciando su

memoria.

4. Expresión corporal: Con la música, la expresión corporal del niño se ve mas

estimulada. Utilizan nuevos recursos al adaptar su movimiento corporal a los ritmos de

diferentes obras, contribuyendo de esta forma a la potenciación del control rítmico de su

cuerpo. A través de la música, el niño puede mejorar su coordinación y combinar una serie de

conductas. Túmbale boca arriba y muéveselos para que pueda bailar mientras que tú le

cantas. Le puedes cargar y abrazar en tu regazo entonando otros ritmos infantiles.

Cuando un niño se inicia en la música aprende a seguir el ritmo con su cuerpo o con

los objetos del entorno, desarrolla su sensibilidad auditiva y musical, a captar la música como

fuente de sensaciones y como un medio para transmitir sus sentimientos. La música y el

desarrollo en los niños

En las últimas décadas, la comunidad científica ha mostrado gran interés en el estudio

de los beneficios de la música en bebés y niños. Un estudio realizado por los investigadores

de Northwestern, se preguntó lo que ocurre cuando los niños dejan de tocar un instrumento

musical. Para responder a esta pregunta, examinaron a un grupo de adultos, y aquellos que
7

habían tenido una formación musical en la infancia, obtenían mejores respuestas cerebrales a

los sonidos complejos y una mejor capacidad de aprendizaje.

Mozart fue un genio, y lo demostró desde pequeño. A sus 4 años de edad tocaba el

clavicordio y componía pequeñas obras, tenía memoria prodigiosa y una capacidad increíble

para improvisar. De hecho, en estos tiempos contemporáneos, a los padres les recomiendan

ponerles música de este compositor a sus bebés, lo que se conoce como el ‘efecto

Mozart’, para desarrollar su cerebro.

Aunque hacer esto no convertirá en genios a los niños, sí está comprobado que la

música tiene una estrecha relación con el desarrollo cognitivo, de las destrezas psicomotrices,

emocionales y sociales de los niños.

Hay muchos estudios que lo demuestran. Por ejemplo, a finales de 2017, la revista de

la Sociedad Internacional para la Educación Musical publicó el artículo ‘Beneficios del

entrenamiento musical en el desarrollo infantil, una revisión sistemática’. En

él, investigadoras argentinas aseguran que la educación musical en preescolar ha

experimentado en las últimas décadas una mayor relevancia en el ámbito global.

Esto se debe a varios motivos, entre ellos a que diversas investigaciones han

demostrado que la estimulación musical multimodal influye positivamente en el desarrollo

académico y social de las personas. También, por los esfuerzos que diversas organizaciones

internacionales, como la Unesco, han hecho para garantizar la educación musical como un

derecho fundamental de la niñez.

Un artículo publicado en ‘Frontiers in Neuroscience’ en febrero de este año y liderado

por Artur Jaschke, de la Universidad Libre de Ámsterdam, concluyó que el razonamiento

basado en el lenguaje, la memoria a corto a plazo y la planificación son algunas de las

habilidades cognitivas que aumentan cuando los niños reciben clases de música, y esto

conduce a un mejor rendimiento académico.


8

Inclusive, otro documento, esta vez del profesor Arthur J. Reynolds, del Instituto de

Desarrollo Infantil de la Universidad de Minnesota, sostiene que las personas de 25 años que

participaron en programas de estimulación musical durante la educación temprana reciben

mayores ingresos cuando son adultas, presentan nivel alto en su preparación académica y

mayor estatus socioeconómico que aquellas que no recibieron ese estímulo durante la

enseñanza preescolar.

Además, dice el estudio, son menos propensos a las adicciones o a la incidencia

criminal. Es decir, los niños que han participado en programas de preescolar con

estimulación musical multimodal durante la infancia temprana a tiempo completo

manifiestan una mejor calidad de vida en la edad adulta.

La relación entre el cerebro y la música ha sido estudiada desde hace décadas;

diversos estudios han demostrado que las capacidades musicales están distribuidas en ambos

hemisferios cerebrales.

Tan solo aprender a tocar un instrumento musical en la niñez estimula el desarrollo

cognitivo y conduce a la mejora de las habilidades en una variedad de áreas extra-musicales,

como las verbales y espaciales, el pensamiento lógico-matemático y el rendimiento del

coeficiente intelectual, según el estudio de la Sociedad Internacional para la Educación

Musical.

La profesora de la Universidad del Valle María Victoria Casas, en su artículo ‘¿Por

qué los niños deben aprender música?’, concluye que cuanto más temprano se establezca

un contacto serio con la música, mayor oportunidad se tiene de que a través de su

práctica se fortalezcan otras dimensiones del ser humano.


9

“Una buena orientación en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la música

contribuye a mejorar la capacidad de escucha, de concentración, de abstracción, de expresión,

autoestima, criterio, responsabilidad, disciplina, respeto, socialización, actitud creativa”,

según la investigación.

No obstante, estas evidencias sobre la importancia de la música en el desarrollo de los

niños, diversos expertos concuerdan en que es una materia que cada vez se está enseñando

menos. El foco está centrado en contenidos como español, matemáticas y ciencias, y las artes

y humanidades se están quedando de lado; sin embargo, son fundamentales.

Consciente de la importancia de la enseñanza de la música, el Ministerio de Cultura

lanzó el portal web www.viajerosdelpentagrama.gov.co, para impulsar la formación musical

diseñada por el ministerio, con apoyo de la Fundación Nacional Batuta y la Organización de

Estados Iberoamericanos.

La ministra de Cultura, Mariana Garcés Córdoba, durante el lanzamiento de la

estrategia, explicó que Viajeros del Pentagrama se vale de lo digital para llegar a la mayor

cantidad de ciudadanos posible, de forma eficiente e interactiva.

“Esta plataforma web nos permite presentar los contenidos en diversos formatos

multimedia, con lenguajes modernos, amables y divertidos, tanto para docentes y familias

como para los propios niños. Gracias a las TIC, todos los niños que pasen por el proceso de

formación de Viajeros del Pentagrama aprenderán a leer y escribir música, a interpretar un

instrumento musical y cantar a tres voces al terminar su primaria”, sostuvo Garcés.


10

Esta iniciativa entrega herramientas pedagógicas para la enseñanza de la música en

niños de 5 a 11 años de edad. Los docentes y padres de familia pueden acceder a actividades

y recursos pedagógicos para el aprendizaje musical, las cuales se pueden implementar,

adaptar o reinventar según los gustos, necesidades y particularidades de los estudiantes.

La idea es que encuentren material suficiente para ofrecer dos clases por semana, de

55 minutos cada una, y sea trabajado con grupos de máximo 20 niños. O para que lo usen en

casa para reforzar el aprendizaje musical.

Los usuarios de la plataforma –reconocida en los Premios Ingenio Colombia 2017

como mejor proyecto de educación– encuentran contenidos pedagógicos en diferentes

formatos: video, imagen, videojuego, texto y audio, los cuales pueden ser implementados

fácilmente.

María Claudia Parias Durán, presidenta ejecutiva de la Fundación Nacional Batuta,

afirma que la música se transforma en un espacio de formación social en el cual se

promueven el conocimiento y el disfrute del patrimonio musical colombiano. “Esto

representa también la apertura del espectro del ejercicio de los derechos culturales, y llegar a

muchos rincones de Colombia con el poder transformador de la música”, explicó.

“La música es una de las expresiones creativas más íntimas del ser, ya que forma

parte del quehacer cotidiano de cualquier grupo humano tanto por su goce estético como por

su carácter funcional y social. La música nos identifica como seres, como grupos y como

cultura, tanto por las raíces identitarias como por la locación geográfica y épocas históricas.
11

Es un aspecto de la humanidad innegable e irremplazable que nos determina como tal”

(Angel, Camus y Mansilla, 2008: 18).

Entonces, la música es la práctica humana que, por medio de la construcción auditiva-

temporal, fomenta valores primarios como son el placer o el gusto, el auto- crecimiento y el

autoconocimiento. En esta línea, la música es inherentemente multicultural, ya que involucra

muchas prácticas musicales o incontables culturas musicales. En términos prácticos, la

música posee cuatro aspectos fundamentales que son importantes considerar (Elliot, 1995):

1. La música es un esfuerzo humano, que depende principalmente de la construcción

socio- cultural.

2. La música nunca incorpora elementos formales aislados, ya que considera la

melodía, armonía, ritmos, timbres, entre otros; como elementos integrados. De esta manera,

tanto el compositor, interprete y auditor logran distinguir desde su plano dimensional los

diferentes elementos sonoros.

3. La música se relaciona con diferentes acciones como son el movimiento, la danza,

la dirección orquestal, entre otras.

4. La música puede abordar una vasta variedad de objetivos y funciones sociales. Por

ejemplo, sirve de acompañamiento en celebraciones e incluso, se utiliza para invocar dioses.

En este sentido, sirve como vehículo para comunicar creencias, valores y formas de

comportamientos.

No es menor que el sentido musical comienza su desarrollo en el periodo de gestación

del ser humano, ya que el feto se encuentra siempre inmerso en una sonósfera: los latidos del

corazón, la respiración y la voz de la madre, los ruidos intestinales, pulmonares, entre otros;

forman parte del ambiente sonoro del útero materno, ambiente del feto. Luego de nacer, dicho

sentido se va desarrollando continuamente a través del tiempo junto a sus otros sentidos, ya
12

que, junto al desarrollo musical, los niños y niñas logran desarrollar distintos aspectos

importantes para su formación, como son el desarrollo perceptivo y creativo, entre otros

(Bernal y Calvo, cit. por Angel et.al, 2008). De esta manera se constituyen los estados de

conciencia, los que se definen como sistemas constituidos por subsistemas y estructuras.

Estos sistemas determinan el funcionamiento mental que hace que una vivencia percibida sea

de una manera específica y no de otra. Entonces, los estados de conciencia son

configuraciones generales del funcionamiento psicológico (Casassus, 2009).

Entonces, podemos deducir que La influencia de la música es conocida desde tiempos

inmemorables puesto que la música tiene un gran poder. Brinda una grata experiencia de

aprendizaje, estimula la imaginación y creatividad en los niños. Además, crea vínculos entre

padres e hijos según los ritmos y sonidos que se generan en el ambiente. El gusto entre padres

e hijos mientras comparten momentos musicales refuerza sus lazos. Ese lazo le servirá para

las relaciones que el niño mantendrá durante toda su vida.

Podemos encontrar música en todas partes: en el sonido del viento, en un zapateo, en

la lluvia. Toda la música está allí y usted y su bebé pueden disfrutar de ella.

Lograr el vínculo con el bebé de forma musical se da naturalmente. Cuando los padres hablan

a sus bebés, adaptan la voz para hacerla más musical. Al responder el bebé forma una especie

de dúo, afianzando la confianza entre ambas partes.

La música juega un papel muy importante en el establecimiento de rutinas. Cantarle la misma

canción todas las noches a la hora de irse a dormir se convierte en parte de la transición entre

estar despierto y dormir.

Cuando los niños se inventan palabras para adaptarlas a música conocida desarrollan su

creatividad y gusto por el lenguaje y sonidos musicales. Mientras se expresan, los niños

pueden desahogar su enojo, demostrar alegría y otros estados de ánimos. También los padres,

al compartir la música con sus hijos, les ayudan a tranquilizarse.


13

De esta manera tienen la oportunidad de conectarse con sus sentimientos. Comparten

momentos de felicidad y alegría. Sibyl Jacobson, presidente de La Fundación Metlife, (2002)

escribe en una carta a los padres de familia:

“Las artes, incluyendo la música, juegan un papel importante en el mejoramiento de la

calidad de vida para personas de todas las edades y antecedentes”.

Recientes investigaciones muestran que la música también contribuye al desarrollo

saludable de los niños pequeños. La música crea un ambiente rico que fomenta la autoestima

y promueve el desarrollo social, emocional e intelectual.

Los niños pequeños son expuestos primero a la música a través de su relación con

usted. Por medio de actividades como cantar, escuchar, bailar y jugar, usted le ayuda a su hijo

a crecer de maneras importantes “. (National Center For Infants, Toddlers and families).

Al incluir la música como parte de su educación, los niños disfrutarán momentos de

alegría en los que tienen la oportunidad de exteriorizar la comunicación, movimiento,

socialización y creatividad, además les brinda la oportunidad de promover el aprendizaje,

estimulando su desarrollo y fortaleciendo sus aptitudes para establecer relaciones fuertes y

sanas con otras personas.

La música se encuentra alrededor nuestro. Esos sonidos cotidianos que escuchamos a

diario en cualquier parte son música, tienen ritmos que se convierten en melodías. Podemos

ayudar a nuestros hijos a desarrollar su habilidad de escuchar y su creatividad para que

descubran esos sonidos musicales que nos rodean.


14

Lo especial de la música es que nos permite aprender sobre el mundo que nos rodea.

Gracias a ella se obtiene:

• Palabras, bases para construir el lenguaje y la capacidad de leer y escribir.

• La repetición, reforzando el aprendizaje.

• Los patrones para ayudar a anticipar lo que sigue.

• Un compás rítmico que ayuda a tener una mejor coordinación.

• Melodías que llaman la atención y nuestro agrado.

La música colabora con las habilidades para el desarrollo. Con la música se puede:

• Generar coordinación permitiendo a los niños seguir un compás y usar sus

mentes, voces y cuerpos

en conjunto.

• Ayudar a los niños mayores a compartir, hacer amigos, y sentirse cómodos en

grupo.

• Fomentar el desarrollo del lenguaje por medio de historias, rimas y ritmos.

• Despertar la creatividad permitiendo a los niños llenar los vacíos de las

palabras, descubrir sonidos o inventar canciones.

• Construir relaciones, comunicar sentimientos, dar comodidad y consuelo.

• Desarrollar la motricidad fina y gruesa a través de juegos con los dedos, el baile

o la interpretación de instrumentos.

• Desarrollar la individualidad permitiendo a los niños descubrir sus propios

sonidos y estilos de música.


15

En la actualidad, existen muchos estudios dedicados a probar la influencia que la

música ejerce sobre las personas; estudios que van desde el terreno conductivo al desarrollo

físico o psicológico. Centrándonos en la infancia, podemos afirmar que la música es

fundamental para obtener respuestas positivas en los niños. De ahí la importancia de la

música en todas las fases del desarrollo infantil.

El oído es un sentido que se desarrolla rápidamente, cuando el niño aún se encuentra

en el útero materno. En el quinto mes de embarazo, el oído del bebé, que estructuralmente es

comparable al de un adulto, ya está inmerso en un mundo sonoro formado por los sonidos del

latido del corazón de la madre, movimientos intrauterinos, voces, música, etc.

La música es emoción, (el movimiento e impulso)del ser humano. Las emociones nos

posicionan en nuestro entorno y son los pilares básicos sobre los que forjamos nuestra

personalidad. Las emociones y la música comparten la misma región del cerebro; ambas se

encuentran ubicadas en el córtex prefrontal, por lo que la música es capaz de provocar todo

tipo de sentimientos.

La música induce todo tipo de estados emocionales y siempre se ha utilizado, junto a

otros estímulos (como el cine, por ejemplo), para crear un estado anímico que ayude a

conseguir un fin. También nos podemos remontar a las tradiciones más antiguas y comprobar

que, ya entonces, se utilizaban secuencias rítmicas repetitivas para inducir estados

determinados en diversos ritos y ceremonias.

En la sociedad actual, estamos acostumbrados a que nos bombardeen constantemente

con estímulos de todo tipo, la mayoría dirigidos a conseguir beneficios, como es el caso de la
16

publicidad. La mayor parte de estos estímulos no tienen en cuenta nuestro bien ni beneficio y,

por ello, se torna prioritario poner todo el empeño posible para salvaguardar nuestra

intimidad y libertad de decisión, haciendo aún más hincapié cuando el público objetivo es el

infantil.

La relación con los sentimientos no es el único elemento que marca la importancia de

la música que escucha el público infantil. De la misma forma, también es fundamental el

desarrollo mental que se produce al escuchar estructuras armónicas complejas o simplemente

«diferentes», una actividad que aumenta la capacidad intelectual del oyente, incrementa el

desarrollo de la creatividad y, por consiguiente, favorece el aprendizaje y el sentido crítico.

Debemos tener en cuenta que, por norma, prácticamente toda la música que consumen

los niños es música con letra y, en la mayoría de los casos, se trata de la misma música que se

produce para el público adolescente o adulto, con temáticas y patrones musicales muy

alejados de las necesidades infantiles. Debemos ser conscientes de que los niños van

asimilando esta música sin ser plenamente conscientes de lo que escuchan.

Son muchos los beneficios que se pueden obtener de escuchar música: relajar o

estimular, mejorar la psicomotricidad, desarrollar aptitudes cognitivas, aumentar la capacidad

de concentración y memoria, etc. Hoy en día, queda demostrado que la música es de vital

importancia, incluso, en el mundo de la medicina, con resultados muy positivos. Por todo

ello, queremos recordar que la música es una herramienta fundamental para padres y

educadores en general, ya que es el mejor vehículo para transmitir cualquier tipo de

aprendizaje de forma lúdica.


17

“Si no puedes enseñarme a volar, enséñame a cantar “J.M Barrie.

Los niños interpretan y sienten la música incluso a un nivel superior que los adultos,

adoptando su comprensión en pensamiento y cuerpo a partes iguales. Va todo unido, y es por

ello que, para expresar sus sensaciones ante la música, lo hacen con todas las partes de su

cuerpo.

Por dicha razón, es esencial que los adultos sepamos aprovechar esta relación tan

especial con vistas a sacar el mejor partido para el desarrollo de los niños.

La música debe ser, en todo caso, una relación consentida y de carácter lúdico,

evitando plantearla como algo obligatorio, lo cual podría causar rechazo hacia la misma.

Igualmente, es importante saber qué tipo de música escoger en cada situación de aprendizaje,

diferenciando entre ritmos movidos o lentos.

La música movida resulta especialmente adecuada para gestionar estados de

actividad, nerviosismo o inquietud, haciendo que el pequeño descargue tensión y satisfaga la

necesidad de moverse y mantenerse activo.

Por otro lado, la música de ritmos más lentos es ideal para condicionar un estado de

relajación y tranquilidad, ya que incita al control de la actividad física e induce un balanceo

suave que normalmente facilita el estado de calma y sueño.

Don Campbell autor del libro Los efectos de Mozart en los niños asegura y demuestra

que escuchar la música de Mozart desde edades tempranas es un constante beneficio a

muchos niveles para nuestros hijos.

No quiere decir que solo se vaya a escuchar música clásica, hay canciones para cada

edad que son educativas y una forma muy intuitiva de aprender para los niños. Pero en el

caso de la música de Mozart existe algo especial a la hora de la educación de nuestros hijos.
18

Se trata de una música que no está saturada, sino que llega directa y de forma sencilla

a nuestra emoción e intelecto. Una música muy equilibrada y clara, casi pura matemática con

mucho sentido común y que aviva los sentidos de quienes lo escuchan.

Lo niños aman cantar y esto también tiene efectos positivos para ellos, ya que van

incrementando su vocabulario y capacidades de lenguaje de forma más rápida que los demás.

Pero no solo eso, la música se puede convertir en un elemento de unión entre los miembros

de la familia.

Entonces podemos concluir que La música es totalmente terapéutica, eso está

demostrado por varios estudios y evidencias propias que podemos observar en el medio en el

que nos desenvolvemos y desarrollamos, tanto los estudios como la socialización

interpersonal y grupal, sin restarle importancia la vida familiar que también juega un papel

importante. Cuando escuchamos música que nos gusta nos sentimos alegres, felices y todo

esto repercute en grandes beneficios para nuestro organismo y en especial el de los niños.
19

Referencias.

 vix.com/es/imj/familia/4676/la-musica-en-el-desarrollo-de-los-ninos

 Esmuki [acceso: 11 de junio de 2013].

 Cómo nos transforma la música. Muy Interesante, 2004 [acceso: 11 de junio

de 2013].

 La música favorita podría aliviar la ansiedad de los pacientes de la UCI.

MedlinePlus, 2013 [acceso: 11 de junio de 2013].

 depadresahijos.org/educacion_psicologia/influencia_musica.html

 eltiempo.com/vida/educacion/importancia-de-la-musica-para-el-desarrollo-de-

los-ninos-198766

 guiainfantil.com/servicios/musica/beneficios.htm

 medlineplus.gov/spanish/childdevelopment.html