Вы находитесь на странице: 1из 4

Lavados

Como se puede observar en el último de los balances de materia anteriormente expuestos, a pesar
de haber eliminado la mayor parte de los jabones y otros “residuos” por centrifugación, la
corriente resultante necesita todavía ser bastante depurada, siendo éste el objetivo del lavado de
la misma.

Básicamente, un lavado consiste en el mezclado de la corriente de aceite, previamente calentada,


con un porcentaje de agua a elevada temperatura y su posterior separación por centrifugación,
obteniendo como resultado un aceite más “limpio”. La eliminación de las sustancias indeseables,
especialmente los jabones, es muy importante para las etapas futuras. Por ejemplo, durante la
etapa de Decoloración, las partículas de jabón pueden ser adsorbidas preferentemente sobre las
tierras decolorantes, desactivando como consecuencia gran parte de la superficie de adsorción de
los pigmentos a eliminar y disminuyendo, por tanto, el rendimiento de este proceso.
Etapas del lavado

Fig. M-8.21 Diagrama de flujo de la etapa de Lavados

En primer lugar, el aceite debe alcanzar una determinada temperatura, por lo que se dispondrá
de un intercambiador de calor. A continuación, comenzarán los lavados propiamente dichos; cada
lavado contará con un pequeño mezclador, para la mezcla del aceite y el agua caliente, y de un
separador centrífugo, encargado de separar las fases de distinta densidad.
Fuente: Diseño de una planta piloto de refinación de aceites vegetales

Secado
El aceite proveniente de los lavados contiene normalmente alrededor del 0.30.5% de agua,
cantidad que es necesario reducir por debajo del 0.1% para el buen rendimiento de la etapa
posterior de Decoloración. Para ello, se llevará a cabo el secado del aceite mediante una operación
de destilación del mismo bajo un vacío moderado y un aporte de temperatura, tratándose
analíticamente como una destilación flash multicomponente.

Una destilación flash consiste en una sola etapa de destilación en la que la alimentación se
vaporiza parcialmente para producir un vapor más rico en el componente más volátil. A
continuación, esta mezcla líquido-vapor en equilibrio, a una presión y temperatura determinadas,
es conducida hasta un separador líquido-vapor o cámara flash, que es el recipiente en el que tiene
lugar la separación física de las fases formadas anteriormente.

Se puede decir que existen dos tipos de destilación flash según la forma de operar, a saber
Flash isotérmico. El análisis se lleva a cabo de esta forma cuando la temperatura de equilibrio y
la presión de equilibrio de la mezcla multicomponente están especificadas, determinándose el
resto de variables mediante una serie de ecuaciones analíticas.

Flash adiabático. El problema se puede tratar como un flash adiabático cuando la presión de
una corriente líquida de composición, velocidad de flujo y temperatura conocidos se reduce
adiabáticamente mediante una válvula, determinándose, luego, la temperatura, composiciones y
velocidades de flujo que resultan de las corrientes de vapor y líquido en equilibrio para una
presión especificada de la cámara
Etapas del lavado
Fig. M-8.23 Diagrama de flujo de la etapa de Secado

En primer lugar, teniendo en cuenta que la alimentación tendrá que adquirir una determinada
temperatura de equilibrio, dependiente de la presión de operación y la composición inicial, se
dispondrá de un sistema de aporte de calor que, como se verá, consistirá en una resistencia
eléctrica. A continuación, como en esta etapa se trabaja a baja presión, es necesario instalar una
válvula que permita la transición entre la presión atmosférica y la de vacío de operación.
Seguidamente, se encuentra el separador líquido-vapor o la llamada cámara flash, que
simplemente consiste en un espacio o recipiente con unas condiciones de diseño específicas.
Como se puede observar en el diagrama, por la parte inferior de la columna separadora saldrá el
aceite seco, que necesitará ser succionado por una bomba debido al vacío, mientras que por la
parte superior saldrán los vapores formados que, posteriormente, serán condensados mediante
un condensador. Tras este condensador se incluirá un recipiente cuya función será, por un lado,
recoger el destilado condensado, y por otro, servir de trampa de vacío para evitar el paso de
líquido a la bomba de vacío, con el fin de evitar averías y su mal funcionamiento.
Fuente: Diseño de una planta piloto de refinación de aceites vegetales

Blanqueo

El aceite neutralizado se blanquea, empleando tierras o arcillas decolorantes naturales,


artificiales o activadas con el fin de remover sustancias que aportan color al producto, como la
clorofila, jabones y para descomponer los peróxidos. El aceite neutro y seco se lleva a la etapa
de Blanqueo, en la cual, el aceite, es tratado con tierras activadas las que tienen la propiedad
de retirar componentes menores por adsorción. Si bien esta etapa se conoce por Blanqueo, en
los procesos posteriores como son la Hidrogenación y la Desodorización del aceite, también se
produce una baja del color, debido a la degradación térmica de los pigmentos de tipo
carotenoides presentes en los aceites marinos y en los aceites vegetales. Esta etapa bien pudo
llamarse ‘purificación adsortiva’ ya que es el mecanismo por el cual actúan las tierras
activadas, limpiando el aceite tratado en cuanto a pigmentos, trazas de jabón residual, gomas
incluyendo fosfáticos de los cuales se señalan como precursores de inestabilidad del sabor,
trazas de sustancias metálicas pro-oxidantes, y en la destrucción de peróxidos y sus productos
de descomposición.

Fuente: https://grasas-y-aceites-vegetales.webnode.com.co/procesos/refinacion-de-
aceites/neutralizacion-y-blanqueo/