Вы находитесь на странице: 1из 15

Sustentabilidad

Alumno: Rodriguez Chavez Oscar Adrian

Materia: Formación Sociocultural

Grupo: 1TSM7

Docente: Leticia Aguilar Arcos

Institución: UTTEC

1
Índice

Introducción ....................................................................................................................................... 3

¿Qué es el desarrollo sustentable? ............................................................................................... 4

Ejes del Desarrollo Sustentable ..................................................................................................... 5

Sustentabilidad ................................................................................................................................. 7

Enfoques y Objetivos ..................................................................................................................... 11

Conclusión ....................................................................................................................................... 14

Bibliografía ....................................................................................................................................... 15

2
Introducción
Este documento tiene como intención, dar a conocer el tema de la sustentabilidad y
sus funciones en la vida de los seres humanos, el cómo interactúan más de un
factor, así como diversos puntos de vista de distintos científicos y profesionistas en
el tema, tratando de hacer lo más digerible posible dicha información.

Ahondaremos desde la introducción del desarrollo sustentable hasta los distintos


enfoques de la sustentabilidad cotejado por expertos en el tema. Debemos
comprender desde el inicio de este texto, la importancia de los recursos naturales y
la sobre explotación de los ya mencionados.

3
¿Qué es el desarrollo sustentable?
Dicho concepto es el resultado de una acción concentrada de las naciones para
impulsar un modelo de desarrollo económico mundial compatible con la
conservación del medio ambiente y con la equidad social.

Tiene antecedentes remontados a los años 50 del siglo xx al germinar


preocupaciones entorno a los daños del medio ambiente causados por la segunda
guerra mundial aunque, es hasta 1987 cuando la Comisión Mundial del Medio
Ambiente y del Desarrollo (CMMAD) de las Naciones Unidas, presidida por la Dra.
Gro Harlem Brundtland presentando el informe “Nuestro futuro en Común”, también
conocido como “Informe Brundtland” en el que se difunde y acuña la definición más
conocida sobre el desarrollo sustentable: “Desarrollo sustentable es el desarrollo
que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las
generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”, (CMMAD, 1987:24)

El desarrollo sustentable se ha constituido como un “manifiesto político”, es decir,


se ha elevado como una poderosa proclamación que se dirige a ciudadanos,
organizaciones civiles, empresas y gobiernos para impulsar acciones, principios
éticos y nuevas instituciones orientadas a un objetivo en común, la sustentabilidad.

4
Ejes del Desarrollo Sustentable
El desarrollo sustentable se afirma sobre tres ejes analíticos:

1- Un desarrollo que tome en cuenta la satisfacción de las necesidades de las


generaciones presentes.

Esta se refiere a que es un requisito, la participación política para crear nuevas


instituciones a la par de cambios culturales que permitan reducir la exclusión
social, esto es. Que reorganicen la vida cotidiana y la reproducción social y para
ello se requiere abordar los siguientes aspectos:

a. El patrón demográfico. La reducción de la mortalidad y los grandes


contingentes de población que se están integrando a la sociedad de
consumo, entre otros aspectos, han ocasionado un crecimiento exponencial
en la demanda de alimentos, que deriva en una crisis alimentaria en algunas
partes del mundo; es por esto por lo que se requiere actuar sobre el patrón
demográfico, introduciendo una regulación voluntaria de los nacimientos que
nos lleve a una gradual estabilización de la población.
b. La equidad social. La solidaridad intergeneracional es otro aspecto elemental
en el desarrollo sustentable. Para esto se requiere definir políticas y metas
para lograr una mayor equidad en la distribución del ingreso y reducir así las
brechas entre países desarrollados y en desarrollo, para alcanzar la equidad
es necesario que haya crecimiento económico pero que éste genere
empleos, que sea más equitativo, es decir, que los frutos del trabajo
beneficien a todos e incluya a las comunidades a través de la democracia.
c. Nuevas políticas para nuevas instituciones. La reforma política es una
condición necesaria para el desarrollo sustentable y a través de ella reducir
la desigualdad social y evitar la destrucción del medio ambiente tomando
decisiones políticas integrales que traten aspectos económicos y al hacerlo,
no dejen de lado el impacto social o ambiental que esa política tendría.

5
También requiere modificar los procesos de cooperación internacional y de
la gobernabilidad mundial.
d. Una nueva cultura civilizatoria. La evolución histórica se ha visto insostenible
en lo relativo a la situación ambiental, económica y social. Las
transformaciones necesitan llegar a lo más profundo del ser mediante la
implementación de valores, de redefinición de prioridades, de opciones
sustanciales que coloquen lo material en su justa dimensión para que el ser
humano se realice plenamente y en armonía con su entorno natural y con la
comunidad a la que pertenece.

2- Un desarrollo respetuoso del medio ambiente.

La premisa central, implica que el desarrollo no debe degradar el medio ambiente


biofísico ni agotar los recursos naturales. Esta premisa es la que le ha dado
sentido a toda concertación internacional desde la cumbre de Estocolmo en 1972,
que pasa por el informe “Nuestro Futuro en Común” en 1987, con un sentido
estratégico a partir de la cumbre en rio en 1992, promoviendo la reflexión sobre
como compatibilizar las necesidades y aspiraciones de las sociedades humanas,
con el mantenimiento de la integridad de los sistemas naturales. Además, se
reconoce que el deterioro ambiental de las actividades humanas no es un
fenómeno homogéneo, sino que depende de los estilos de desarrollo, el modo de
vida y las condiciones del entorno.

3- Un desarrollo que no sacrifique los derechos de las generaciones futuras

Si bien es difícil definir cuáles podrían ser las necesidades básicas de las
generaciones no nacidas, que daban satisfacer y como lo harán, en pocas
palabras, la pobreza no puede aumentar ahora ya que los pobres no pueden ser
más pobres en el futuro, y los sectores y países y países ricos deben,
necesariamente reducir sus niveles de vida y de consumo a fin de no hipotecar
el presente y el futuro del planeta. Asimismo, mantener a largo plazo la integridad
del ecosistema planetario es también un requisito de la sustentabilidad de las
generaciones presentes.

6
Sustentabilidad
Como vimos anteriormente, estos elementos se mantuvieron en la mayoría de
las definiciones de sustentabilidad, pero en las mediciones sobre sustentabilidad
solo la preocupación por la futura generación fue destacada.

Esta cita de BRBIER (1989) es explicita en esta distinción:

“Existe un amplio consenso sobre las condiciones requeridas para el


desenvolvimiento económico sustentable. Dichas interpretaciones están
emergiendo: un concepto más amplio con respecto al desenvolvimiento
económico, social y ecológico es un concepto más estricto con respecto al
desenvolvimiento ambiental sustentable (la administración optima de los recursos
del medio ambiente). A primera vista, la alta normativa del desenvolvimiento
sustentable (dada por la CMMA) define el concepto como ‘desenvolvimiento que
alcanza las necesidades del presente sin afectar las necesidades futuras’”.
(BARBIER, 1989; apud BARONI, 1992:18)

También son importantes las mediciones de la sustentabilidad que, durante los


ochenta y noventa del siglo xx se desarrollan varias metodologías de medición.
Tanto criterios utilizados como los indicadores son diferentes en muchos casos.
Para agrupar de manera ordenada estas diferentes metodologías seguimos el
criterio de HANLEY et al. (1999) que distingue entre mediciones económicas,
mediciones ecológicas o físico-materiales, y mediciones sociopolíticas. En el
siguiente cuadro expondremos las ideas de dichas mediciones.

7
8
.
Todas estas formas de medición tienen un punto en común, que es también,
el Talón de Aquiles de la posibilidad de que la Sustentabilidad se transforme en un
concepto de alcance sociológico y técnico-natural confiable. La debilidad radica en
considerar a la sociedad humana enfrentada como un bloque, y medida como una
unidad, en relación con el ambiente externo. La sociedad humana es vista en su
relación genérica, y por lo tanto ahistórica, con el medio ambiente. Se pierde de
vista, con ello, la especificidad histórica que proviene de la forma de organización
económica y sus relaciones sociales.
Las mediciones 1.1. y 1.2. se basan en la valoración monetaria de bienes
naturales que no tienen precio y no circulan como mercancía en el mercado.
Dejando de lado los problemas técnicos que esto encierra, y que son ampliamente
reconocidos por todos los economistas en el tema. Existe otro problema no
considerado, el hecho de que la metodología utilizada es una adaptación del

9
instrumental neoclásico, que, en lugar de mostrar las diferencias sociales, las oculta
a través de promedios estadísticos.
Estas mediciones de ninguna forma revelan los problemas de sustentabilidad
derivados de las relaciones sociales, sólo aquellos que tienen que ver con
relaciones técnicas con el medio ambiente.
Las mediciones 2.1. y 2.2. cuantifican ciertos grados de desigualdad social,
pero desligadas del tipo de relaciones sociales que son su causa. Se trata de
indicadores sociales y políticos descriptivos, que remiten a variables también
descriptivas, como desempleo, analfabetismo, trabajo domiciliario, pero nunca
analíticos que den cuenta de insustentabilidades derivadas de relaciones sociales
históricamente determinadas.
Las mediciones 3.1., 3.2. y 3.3. realizan cuantificaciones físicas, y establecen la
relación de uso o consumo con la población humana. Estas mediciones tampoco
pueden explicar las causas del ritmo, grado, o amplitud de utilización de los
recursos naturales o de la generación de los desechos ligados a las relaciones
sociales.
También en este caso, se omiten las causas históricamente determinadas de las
relaciones capitalistas, que obligan a una producción tendencialmente ilimitada a
utilizar los espacios públicos con destino privado, para saquear los recursos o
depositar los residuos.

10
Enfoques y Objetivos
Existen diferentes formas de concebir estos objetivos los cuales son 2 según
HARBORTH quien nos dice que “el concepto de desarrollo sustentable como
objetivo presume dos cosas; primero, implica que también hay objetivos y caminos
de desarrollo--- por supuesto, se supone que aquellos puestos en práctica--- que no
pueden perdurar por largo plazo por amenazar tarde o temprano las bases
ecológicas de la tierra. Segundo, el ‘desarrollo’ bajo ningún criterio se abandona
como objetivo, y para que el concepto no sea contradictorio con sí mismo, un
desarrollo diferente que hemos tenido hasta ahora, ecológica y socialmente, es
concebible y predecible.” (HARBORTH, 1997, p.9)

Los diferentes autores están más o menos atraídos hacia dos grandes ejes: 1-
aquellos para quienes la sustentabilidad es exclusivamente ecológica o física
(problemas de contaminación y/o depredación) y 2- aquellos para quienes la
sustentabilidad es ecológica y social, pero donde el lado social se considera solo
como un medio para alcanzar la sustentabilidad ecológica. Existen dos enfoques y
son los siguientes:

Uno llamado Sustentabilidad económica y se refiere a la depredación de los


recursos, el incremento de la contaminación, la perdida de los valores ecológicos
como la biodiversidad, el paisaje y el ambiente de vida en general. Un ejemplo de
este enfoque puede ser tomado por la definición de PARCE e TURNER: “¿Que
significaría para una economía ser manejada de forma ‘sustentable´? Como en el
ejemplo de la pesca y los bosques, es tanto el producto de la economía que debe
sustentarse, como el recurso que está en la base y que permite crear el producto.
Sustentabilidad significa asegurarse que productos substitutos son asequibles en
la medida en que los recursos no renovables se vuelven físicamente escasos, y
significa asegurar que los impactos ambientales resultado del uso de dichos
recursos se mantengan dentro de la capacidad de soporte de la Tierra para
asimilarlos.” (PEARCE; TURNER, 1993, p.3-4).

11
En este caso los problemas ambientales son considerados exclusivamente desde
un punto de vista técnico.
Estamos hablando de relaciones entre los seres humanos y las cosas, los otros
seres vivos y la materia abiótica. Las relaciones técnicas son las que se establecen
entre los seres humanos y la naturaleza externa. No hay relaciones sociales
incluidas en este enfoque.
El segundo enfoque es sobre la sustentabilidad social. Por sustentabilidad social
se considera, comúnmente, la pobreza y el incremento poblacional. La pobreza es
considerada en forma extendida, incluyendo hambre, falta de habitación, de agua
potable, de sistema de salud, etc. El problema de la pobreza, que aparece en la
mayoría de los discursos sobre desarrollo sustentable (ONU, Banco Mundial), le da
una inclinación social a la sustentabilidad. Tal como explica LÉLÉ la sustentabilidad
ecológica no sólo tiene causas técnicas, sino también sociales:
“Para dar un ejemplo prototípico, uno puede decir que la erosión del suelo que mina
las bases agrícolas de la sociedad humana es un caso de (in) sustentabilidad
ecológica. Puede ser causado por el cultivo en tierras marginales sin las medidas
adecuadas de conservación — la causa ecológica. Pero el fenómeno de la
marginalización de los campesinos puede tener raíces sociales, que serían,
entonces, las causas sociales de la insustentabilidad ecológica (LÉLÉ, 1991, p.610).
La pobreza genera problemas ambientales porque los pobres no tienen los recursos
para una estrategia productiva sustentable, o porque el crecimiento población que
los pobres impulsan implica una mayor demanda de recursos y presiona sobre los
ecosistemas. Debe ser mencionado que la pobreza como un problema ambiental
no está restringido a los pobres; sus efectos alcanzan a los ricos, como en el caso
de las altas tasas de natalidad de los pobres que incrementan la población mundial
y demandan mayores recursos.
Los autores e instituciones que incluyen este enfoque social a la sustentabilidad
lo suman al enfoque ecológico. Así, si bien existe un enfoque exclusivamente
ecológico, no existe uno exclusivamente social. Donde el enfoque social de la
sustentabilidad está presente, siempre se refiere a eco-social.

12
Ambos conceptos de sustentabilidad, la ecológica (o física) y la social tienen en
común es su enfoque desde las relaciones técnicas. En el caso de la sustentabilidad
ecológica, el concepto es evidente por sí mismo, en la medida en que sólo
interesan las relaciones entre los seres humanos y las cosas, u otros seres vivos.
En el caso de la sustentabilidad social el concepto no es tan evidentemente técnico,
ya que la propia palabra de “social” tiende a confundir. No obstante, aquí
argumentamos que la sustentabilidad social se utiliza sólo en la medida en que
causa insustentabilidad física o ecológica. La sustentabilidad social es utilizada
como un puente para alcanzar la ecológica. Los problemas sociales son usados
como puente para identificar problemas técnicos.
Un ejemplo aclarará esto: consideremos el caso de campesinos pobres, con un
sistema agrícola de roza y quema. Aquí, el problema de la insustentabilidad no
está en que la gente sea pobre, sino que su actividad contribuye con el
calentamiento global y conduce a la degradación de los suelos cuando el tiempo
de descanso es insuficiente. Otro ejemplo, siguiendo a Malthus, podemos decir
que la gente pobre se reproduce más. En este caso el problema de la
insustentabilidad no es que haya más gente, sino que el incremento de la
población presiona sobre los recursos e incrementa los desperdicios. Así la
pobreza es de interés sólo en la medida en que constituye un elemento que afecta
la sustentabilidad ecológica. Por sí misma, la pobreza no es un problema
ambiental, sólo sus consecuencias sobre el ambiente lo son. Es necesario no
confundir palabras como pobreza, migración, hambre, etc.,
con relaciones sociales, porque lo que interesa son las relaciones técnicas entre
los pobres y el uso de los recursos naturales. Las relaciones sociales, esto es, la
manera cómo las.

13
Conclusión
La sustentabilidad, es un engranaje fundamental para el funcionamiento de más de
un sector importante para la civilización, observamos que, lo más importante de el
mismo es el medio ambiente, ya que, si destruimos nuestro ecosistema,
destruiremos nuestros recursos más importantes para el desarrollo humano y el
tecnológico, aunque irónicamente, estos mismos son los que más afectan al
ecosistema. Podemos agregar que, debido a estas regulaciones empiezan a
emerger las empresas verdes o comprometidas con el medio ambiente, empresas
que afectan directamente al mismo medio ambiente.
Es nuestro deber moral y social el mantener nuestro planeta, disfrutar de sus
riquezas, pero aprender a no sobreexplotarla, así como también formar parte de la
concientización del bueno uso de nuestros recursos naturales.

14
Bibliografía

(01 de noviembre de 2018). Obtenido de Universidad Autonoma de Nuevo Leon:


http://sds.uanl.mx/el-concepto-desarrollo-sustentable/

Calvente, A. M. (junio de 2017). Obtenido de Google Academy:


http://tallerdesustentabilidad.ced.cl/wp/wp-content/uploads/2015/04/UAIS-El-concepto-
moderno-de-sustentabilidad.pdf

Foladort, G. (1999). Sustentabilidad Ambiental y Contradicciones Sociales.

Guillermo Foladon, H. T. (2000). El Enfoque Tecnico y el Enfoque Social de la Sustentabilidad.

Marta Astier, O. R. (20008). Evaluación de sustentabilidad. Un enfoque dinamico y


multidimencional. España.

Porto, A. B. (2004). Obtenido de Amanonaws:


https://s3.amazonaws.com/academia.edu.documents/42919334/Leff_Argueta_Boege_Po
rto_Mas_Alla_del_Desarrollo_Sostenible.pdf?AWSAccessKeyId=AKIAIWOWYYGZ2Y53UL3
A&Expires=1541127912&Signature=2IgtW8%2BTO7K6kpp0i3MF3I2xIRE%3D&response-
content-disposition=inline%

Salgado, V. V. (2016). Obtenido de Universidad Nacional Autonoma de Mexico:


https://www.crim.unam.mx/web/sites/default/files/Genero%20y%20medio%20ambiente
_0.pdf#page=109

15