Вы находитесь на странице: 1из 2

c   

     

Abraham Gánem Luna

La tecnología como medio para difundir información útil para la


educación, especialmente para la educación a distancia, es tan antigua
como la misma educación a distancia. Todos los medios de difusión de
información tanto análogos como digitales fueron en su momento una
³Nueva Tecnología´. Esto incluye los tableros de tiza, los pápelografos,
los tableros acrílicos, los proyectores de acetatos, de diapositivas, de
opacos, hasta lo más reciente en tecnología como la Internet, la
Videoconferencia y la Realidad Virtual. Todos estos elementos pueden
ser y han sido utilizados, algunos durante mucho tiempo y otros en
tiempos recientes, como medios de difusión de información. Información
que ha servido de apoyo a la educación en todas sus modalidades.

No existe un modelo o una regla especifica que determine cuantos y que


medios deben ser utilizados para la difusión de una información
específica. Esto depende de la disponibilidad y el manejo que de estos
medios pueda tener un ente educativo determinado.

Cada ente educativo tiene la responsabilidad de elaborar su propio


modelo o método para la difusión de la información o conocimiento que
desea impartir a sus estudiantes. Es válido utilizar un tablero de tiza
acompañado de un Videobeam si es lo que está disponible o dictar una
Audioconferencia utilizando un teléfono con parlante y un proyector de
acetatos.

La premisa más importante en la elaboración del modelo es que ³EL


CONTENIDO DEBE ADAPTARSE AL MEDIO´ y no al revés. No se debe
pensar que por que una información o modulo que ha sido elaborado
para ser leído y desarrollado en una clase presencial, este tendrá el
mismo resultado al ser proyectado en un presentación en PowerPoint o
simplemente enviado el archivo por correo electrónico y mucho menos
pretender que solo porque se grabó el archivo del módulo en un CD este
inmediatamente se convierte en información para difundir de manera
virtual.

Como primer paso hay que elaborar un inventario de los elementos o


tecnologías disponibles tanto en el sitio a donde se va a recibir la clase
como en el sitio de emisión. De esta forma podremos determinar qué
elementos será posible utilizar y así adaptar el contenido al medio
generando un modelo ajustado a las posibilidades del ente educativo.

Con esta información podemos proceder a elaborar la metodología o


metodologías que se deben utilizar de acuerdo, en la elaboración de esta
metodología deben participar directivas académicas, docentes y
especialistas en pedagogía y elaboración de módulos.

Una vez se tenga un Modelo pedagógico definido, debemos elaborar el


Modulo teniendo en cuenta las tecnologías a utilizar.

ABRAHAM GANEM LUNA