Вы находитесь на странице: 1из 4

ANEXOS DE LA DEMANDA

A la demanda debe acompañarse:


1. Copia legible del documento de identidad del demandante y, en su caso, del
representante;
2. El documento que contiene el poder para iniciar el proceso, cuando se actúe
por apoderado;
3. La prueba que acredite la representación legal del demandante, si se trata de
personas jurídicas o naturales que no pueden comparecer por sí mismas;
4. La prueba de la calidad de heredero, cónyuge, curador
de bienes, administrador de bienes comunes, albacea o del título con que actúe
el demandante, salvo que tal calidad sea materia del conflicto de intereses y en
el caso del procurador oficioso;
5. Todos los medios probatorios destinados a sustentar su petitorio, indicando
con precisión los datos y lo demás que sea necesario para su actuación. A este
efecto acompañará por separado pliego cerrado de posiciones, de
interrogatorios para cada uno de los testigos y pliego abierto especificando los
puntos sobre los que versará el dictamen pericial, de ser el caso; y
6. Los documentos probatorios que tuviese en su poder el demandante. Si no se
dispusiera de alguno de estos, se describirá su contenido, indicándose con
precisión el lugar en que se encuentran y solicitándose las medidas pertinentes
para su incorporación al proceso.
7. Copia certificada del Acta de Conciliación Extrajudicial, en
los procesos judiciales cuya materia se encuentre sujeta a
dicho procedimiento previo.(*)
(*) Inciso incorporado por la Quinta Disposición Complementaria, Transitoria y
Final de la Ley N° 26872, publicada el 13-11-97 y que entrará en vigencia
conjuntamente con dicha ley.

LA CALIFICACIÓN DE LA DEMANDA

La calificación de la demanda por regla general debe ser realizada por el Juez,
pero sin variar ésta disposición se puede presentar una posibilidad, la misma que
está contemplada en el segundo párrafo del artículo 133 del C.P.C. que
manifiesta: "El auxiliar jurisdiccional, verificará la conformidad y legibilidad de las
copias. Si no las encuentra conformes, ordenará su sustitución dentro de las 24
horas, bajo apercibimiento de tenerse por no presentado el escrito". En tal caso,
el Secretario emite una resolución: DECRETO en la que ordena a la parte
demandante para que la subsane la omisión incurrida o reemplace por anexos
ilegibles por documentos originales o legibles; por lo que a nuestro entender el
primero en calificar la demanda en cuanto al especto formal puede ser el
secretario judicial.
Importante:
- El Secretario Judicial, al recepcionar una demanda, realiza una calificación de
las formalidades adicionales.
- El Juez, al recepcionar realiza una calificación de la forma y el fondo del
proceso.
9.2. CONCEPTO DE CALIFICACIÓN DE LA DEMANDA
La calificación de la demanda, viene a constituir en el acto jurídico procesal del
Juez mediante el cual éste hace una primera calificación, evaluación de
los presupuestos procesales y de las condiciones de la acción de la demanda.
El Juez como director del proceso, mas que un derecho, tiene el deber de calificar
o realizar el primer filtro del proceso, declaración que se realiza mediante una
resolución denominada AUTO la misma que debe estar debidamente
fundamentada, motivada en los hechos y el derecho que se aplica.
9.3. CLASES DE CALIFICACIÓN DE LA DEMANDA
¿De que maneras o FORMAS puede calificar el Juez la demanda? Al respecto
hay tres (3) formas:

Otros autores califican como:


III. CALIFICACIÓN DE LA DEMANDA
Ahora, al calificar la demanda, el Juez efectuará una primera apreciación
de los presupuestos procesales de orden formal y de orden material,
presupuestos necesarios para que nazca, se desarrolle y concluya un
proceso con una sentencia de mérito; de lo contrario, el Juzgador emitirá
una sentencia inhibitoria.

Para dar inicio al proceso judicial, el abogado deberá cumplir de manera


diligente con presentar su demanda teniendo en cuenta los requisitos
legales que establece de manera clara y precisa los artículos 130°, 424° y
425° de la norma procesal civil, sin perjuicio de algunos requisitos
especiales para determinados procesos. Esta constituye la
primer garantía que estatuye la norma procesal para los sujetos
intervinientes en el proceso, ya que todos ellos se deberán adecuar a lo
allí prescrito, respetando y haciendo respetar el cumplimiento de la misma.

Sin embargo, y como es lógico, la presentación de la demanda conlleva a


que el juez responda de esta actividad mediante el acto de calificación de
la misma, el cual se materializa mediante un auto a través del cual el juez
se encuentra facultado a decidir sobre ella teniendo hasta tres
posibilidades o actos procesales en la que se manifiesta su actuar, de esta
manera el magistrado puede, en los actos postulatorios del proceso:

1) declarar improcedente la demanda;

2) declarar inadmisible la misma o;

3) admitir a trámite la demanda.


Respecto de la calificación de la demanda podríamos traer a colación lo
señalado por Quintero, Beatriz y Pietro, Eugenio[6] para quienes “(…)la
finalidad primordial que debe perseguirse con este estudio para evitar el
nefasto suceso que en buena parte ha contribuido al descrédito de la
justicia y que se constituye por un pronunciamiento inhibitorio después de
un largo, demasiado largo, periodo en que se ha desarrollado el inútil y
anormal proceso con elevados costos y desperdiciada actividad procesal.”
Por ello, con el fin de que el juez pueda resolver la pretensión propuesta,
aplicando el derecho sustancial, es necesario que de manera previa haya
verificado que estén presentes todos los elementos necesarios que la
norma procesal establece y por tanto o permitir la admisión de la demanda
y en su caso la resultas del proceso.