You are on page 1of 1
que intentar hablar de la subida. 20 Lo primero de todo, debemos diferenciar a los tres candidatos comenzando por el misico. Expliquemos cémo es por naturaleza. Pues bien, a éste hay que caracterizarlo como muy impresionable y embelesado ante la belleza, mas no tan capaz de conmoverse por si solo; presto, en cambio, a impresionarse por cualesquiera «improntas», por asi decirlo*: como los medro-25 sos ante los ruidos, asi es éste de pronto en reaccionar ante los sonidos y la belleza presente en ellos; y mientras rehuye siempre lo discordante y lo falto de unidad en los cantos y en los ritmos, corre en pos de lo bien acompasado y de lo bien configurado. Hay que conducirlo, por tanto, mas allé de estos sonidos, ritmos y figuras sensibles del siguiente modo: 30 prescindiendo de la materia de las cosas en que se realizan las «proporciones» y las «razones»*, hay que conducirlo a la belleza venida sobre ellas, ¢ instruirle de que el objeto de su embeleso era aquella Armonia inteligible y aquella Belleza presente en ella, En suma, la Belleza, no tal belleza particular a solas. Y hay que infundirle los razonamientos propios de la filosofia, desde los cuales hay que conducirlo a la fe en las realidades que posee sin saberlo®. Cudles sean estos razona- 35 mientes, lo declarararemos mas tarde’. 2 EI enamoradizo —y bien puede ser que también el misico se vuelva enamoradizo y que, una vez vuelto tal, se quede ahi o pase adelante —es de algiin modo un buen rememorador de la Belleza %; pero como ésta es 87 Los sonidos son «improntas» grabadas en el aire (IV 6,2, 11-16; VI 1, 5, 6-8). En este caso son improntas sonoras bellas, imagenes de la Belleza. 8 Las «figuras», las «razones» y las «proporciones» son términos musicales: «figuras» =estructuras resultantes de la diversa colocacién de los sonidos dentro de un sistema; «tazones» = razones numéricas denotativas de los intervalos musicales, 0 sea, 2/1 (octava), 3/2 (quinta) y 4/3 (cuarta); «proporciones» = proporciones arménicas en que el sonido intermedio excede y es excedido por la misma fraccién de sus extremos. 59 Por falta de reminiscencia (I 2, 4, 20-23). 10 Cap. 4. % 11 Por la estrecha relacién que hay entre el amor, la Beleza y la reminiscencia (PLATON, 42 LBRO 40.0. Ott p://vww.librodot.com