Вы находитесь на странице: 1из 12

ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

CAPITULO 2.

PATRONES MOTORES

Al finalizar, este capítulo alumno será capaz de:

1.- Objetivo 1
Identificar los tipos de patrones motores y características que presentan
para ser considerados como básicos.

2.- Objetivo 2
Analizar las características que presentan los patrones motores básicos en
niños y niñas, de acuerdo a la fase en que se presentan

3.- Objetivo 3
Distinguir formas de estimular su desarrollo para incrementar el bagaje
motor de niños y niñas que se inician en el deporte.

Autor: M. ANGELICA VERGARA.


ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

2.- PATRONES MOTORES BÁSICOS


De acuerdo a Gallahue (1982) el proceso de desarrollo motor presenta fases que dan
evidencia del progreso de lo simple a lo complejo, de lo general a lo específico. El sujeto
debe superar una fase para poder aprender conductas motrices más complejas, pero
también puede encontrarse en distintas fases para tareas diferentes.
Es así, que los patrones motores básicos que se presentan en el niño y niña, tienen como
base toda la motricidad que, a partir de movimientos reflejos, movimientos
rudimentarios y los fundamentales posibilitan la expresión concreta de los patones
motores básicos. Los que se presentan a continuación evidencian el avance en las
ejecuciones que logran niños y niñas en el desarrollo de la motricidad.
Cuando se habla de patrones motores se hace referencia a una cierta secuencia
organizada de movimientos en el espacio y tiempo (correr, saltar, lanzar, etc.), que es
común en muchos individuos. Considera una clase de comportamiento motor,
organizado según una secuencia concreta de movimientos que es común en diversos
contextos de la motricidad humana.
Se dice que un patrón motor es básico cuando cumple uno o varios de estos tres
criterios, considerando que los tres criterios suponen ser integrados teóricamente en
perspectivas distintas (José Antonio Serrano Sánchez, Departamento de Educación
Física. Universidad de Las Palmas de G.C. Junio 2005):
a) En una perspectiva universalista de la motricidad humana, el patrón motor
presenta características comunes en todos los individuos,
b) La perspectiva Filogénesis motriz, el patrón motor ha formado parte de la
evolución (filogenética) del hombre.
c) En una perspectiva pedagógica del aprendizaje motor, el patrón motor es
necesario para la adquisición de habilidades motrices más complejas.
Respecto a la perspectiva universalista, los comportamientos motores presentan un
patrón de movimiento en todos los sujetos con independencia de la cultura o sociedad.
Así, andar, correr, saltar, lanzar, recibir, empujar, arrastrar, son comportamientos
motores que representan secuencias de movimientos comunes en diferentes culturas y
al mismo tiempo secuencias motrices de carácter universal, por lo que el patrón de
movimiento tendería a desarrollarse como tal en condiciones naturales, porque
vendrían impuestas por las disposiciones estructurales del cuerpo (desarrollo óseo y
muscular).
De acuerdo a la teoría filogenética, la evolución morfológica de la especie humana hacia
la postura erecta, favoreció la génesis de patrones específicos del hombre,
particularmente patrones de locomoción en bipedestación, proyectivos y
manipulativos.
Autor: M. ANGELICA VERGARA.
ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

Desde la perspectiva pedagógica, el carácter básico de un patrón motor se adquiere


cuando tal patrón motor se hace necesario para el aprendizaje posterior de habilidades
más específicas y complejas. que pretende articular un proceso de enseñanza de las
conductas motrices atendiendo fundamentalmente a un principio didáctico de
progresión en los niveles de dificultad o complejidad en las tareas motrices.
Los patrones que se considerarán son: correr, saltar, lanzar, atrapar, patear.

2.1.- Patrones motores básicos de locomoción


Los desplazamientos se definen como toda progresión de un punto a otro del espacio
utilizando el movimiento corporal (Sánchez Bañuelos, 2004). Dentro de esta
clasificación, la carrera es el patrón motor que más se ha tratado en la literatura por ser
el desplazamiento más funcional.
Las principales variables que inciden en estos patrones motores son: ajuste perceptivo
motriz, la ejecución y variables cognitivo motrices y que posteriormente afectarán el
desarrollo de la habilidad.

2.1.1. La carrera
Es un patrón de locomoción fundamental, que permite al sujeto una
participación plena en múltiples circunstancias es desde lo cotidiano, lo lúdico y
posteriormente en la práctica de muchos deportes donde es muy utilizado.
Como patrón requiere ser estimulado y corregido para llegar a una ejecución a
nivel maduro y posterior desarrollo de la habilidad.

Estadios de la Carrera. Gallahue (1982)


En el estadio inicial, se muestra la falta de control motor en el niño, pasos
disparejos, falta de suspensión y problemas de equilibrio. El estadio intermedio
muestra ya una participación mayor de brazos y un mejor trabajo de las piernas. En el
Autor: M. ANGELICA VERGARA.
ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

estadio maduro, la amplitud de pasos y de brazos, junto con la suspensión son


características evidentes de la ejecución.

Llegar a una ejecución técnica y de logro de rendimiento es un proceso que evidentemente


requiere de aprendizaje y de entrenamiento.

2.1.2. El salto
Es otro patrón motor que da pie a las diversas formas de salto que podemos
realizar en múltiples situaciones.
El salto necesita la propulsión en el aire y la caída implica el apoyo de ambos
pies. En su ejecución interviene la fuerza, el equilibrio y la coordinación, por lo que
mientras el niño no presente estas cualidades necesarias para elevarse, no se observará
el salto.

Hay dos modalidades: el salto vertical y el salto horizontal.

Autor: M. ANGELICA VERGARA.


ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

La variedad del salto se muestra en la figura siguiente en donde las formas


diversas dan cuenta de las múltiples maneras y situaciones en que se utiliza. La
característica esencial es la fase de suspensión. La forma de rechazo y caída se van
modificando de acuerdo a los requerimientos de las distintas tareas y situaciones
motrices en las que se aplica.

2.2. PATRONES MOTORES BÁSICOS DE MANIPULACIÓN


Estos patrones de movimiento implican el manejo de objetos, que conforman una base
motriz para posteriores aprendizajes relacionados con los diversos deportes que
comprometen acciones motrices con implementos como raquetas, paletas, bates, entre
otros o bien manipulaciones directamente con el implemento, como el caso de balones.
Estudios realizados, señalan que los niños a los 8 años podían atrapar una pelota
lanzada por ellos mismos a la pared, pero solo un tercio de ellos era capaz de atrapar
con precisión una pelota de goma ligera lanzada por otra persona hacia el pecho a
velocidad media (Sánchez Bañuelos, 2003).
El lanzamiento con armado de brazo se manifiesta maduro en niños a los 5-6 años, pero
en las niñas se presenta a los 9 años. Atrapar móviles se da a los 6 años y medio en niños
y a los 6 en las niñas. Golpeos con instrumentos, se dan a los 7 y medio años en niños y
a los 8 años en las niñas. Estas diferencias se atribuyen más a hábitos motrices de
carácter social que a aspectos intrínsecos del desarrollo motor.

2.2.1. El lanzamiento

Autor: M. ANGELICA VERGARA.


ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

También presenta formas diversas en su realización y es la forma de manipulación


que implica la utilización de un objeto, el que puede lanzarse para llegar a cubrir
distancia o bien para acertar a un blanco, que requiere precisión. Hacer llegar un
pase a otro es una forma de lanzamiento.

El cuadro grafica la evolución del patrón motor de lanzar con una mano, en
donde de un movimiento parcial, en que interviene sólo el brazo, pasan a intervenir
progresivamente las piernas y el tronco, hasta llegar a realizar un movimiento global
en que interviene todo el cuerpo.

Autor: M. ANGELICA VERGARA.


ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

Ejemplo de la evolución del lanzamiento desde una forma de lanzar la pelotita,


cercano al movimiento en forma natural, a la incorporación de la técnica en la forma
de lanzar la bala y el martillo.

2.2.2. El atrapar o atajar


Es otro patrón motor que presenta una gran riqueza de formas cuando se
desarrolla la habilidad. Es la acción que intenta lograr interrumpir la trayectoria
de un móvil, por lo general, un balón.

Desde esta forma elemental, se debe estimular el logro de la forma madura,


practicando con implementos de peso, textura, tamaño diferente que le permita
desarrollar confianza y seguridad en la ejecución, para propiciar bases para la
incorporación de la técnica.

La forma madura implica acercar manos al móvil, antes de que este llegue al
cuerpo y amortiguar la recepción de manera controlada, manteniendo la vista en el
objeto y la posición de los pies es equilibrado y estable.

Autor: M. ANGELICA VERGARA.


ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

Los niños a los cinco años ya son capaces de atrapar al vuelo una pelota.

2.2.3. Golpear

Es una habilidad manipulativa que implica dirigir un móvil, para que a quien va dirigido,
tenga las máximas dificultades para actuar con el objeto golpeado

La utilización de instrumentos como paleta, bate, raqueta depende de la


intencionalidad del propósito de la tarea.
Afinar la capacidad perceptiva para controlar velocidad y trayectoria del móvil
que se pretende golpear es tarea clave en el aprendizaje y desde luego que la
maduración afecta las posibilidades de realización de dichas tareas.
En los niños los primeros intentos pueden ser poco fructíferos, el éxito de la
tarea dependerá de del tamaño y peso del implemento, si está adaptado al tamaño del
niño (a) y a las características del móvil a golpear. Golpear inicialmente globos puede

Autor: M. ANGELICA VERGARA.


ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

ser una buena forma de inicio, llevar un móvil por el suelo es diferente a golpear otro
que se encuentre suspendido, por lo que la posición del móvil, las características de su
desplazamiento o trayectoria en vuelo, su tamaño, color son factores que deben ser
considerados cuando se presentan estas tareas a niños pequeños.

2.2.4. Patear
Es el patrón motor que implica golpear el móvil con el pie. Inicialmente el
movimiento de la pierna es limitado (balanceo), requiere equilibrio con el pie
contrario.
En la fase madura se da un paso inicial flexionando la pierna soporte al apoyarla,
balanceando hacia atrás la pierna de golpeo, que involucra cadera, rodilla y
tobillo; se mantiene el tronco ligeramente inclinado y las extremidades
superiores en oposición para permitir un mejor equilibrio.
La pierna al golpear sigue la dirección transmitida al móvil, manteniendo el peso
del cuerpo en la mitad anterior del pie de apoyo.
Los progresos se evidencian en las figuras siguientes:

Autor: M. ANGELICA VERGARA.


ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

Estos diversos patrones motores si bien se manifiestan en forma natural y


espontánea, de acuerdo a los niveles de maduración que va alcanzando el niño,
requieren de la estimulación para alcanzar niveles maduros que permitan un bagaje
motriz que posibilite bases para aprendizajes motrices más complejos, como los que
demandan los deportes y otras manifestaciones motrices culturales como la danza, los
bailes.
Existe una relación entre la edad y la maduración de un patrón, pero puede
existir una variabilidad más o menos amplia en las etapas de su desarrollo en función
las experiencias personales. Es decir que no existe una relación totalmente lineal entre
la edad de un sujeto y el grado de desarrollo de sus patrones motores, por lo que es
necesario atender adecuadamente a este proceso, procurando los medios necesarios
para un desarrollo óptimo (Serrano, 2005).
El juego motor será el principal medio para alcanzar los logros motores, en este
caso el desarrollo de sus patrones motores, ya que en él se concilian acción,
pensamiento y lenguaje (Bruner, 1979), acción, símbolo y regla (Piaget, 1936) e
integración, porque el juego permite construir de manera integral funciones tan
importantes como el tono, el equilibrio, la lateralidad y las conductas perceptivo-
motrices, a la vez que conocer y adaptarse al medio físico y social. ¿Qué da más que el
juego?

Con los niños y niñas se debe abordar contenidos que propicien el desarrollo de:
• Las manipulaciones (atrapar, pasar, golpear, lanzar, recibir).
• Los patrones de movimiento y relacionados con la coordinación dinámica
general (rodar, gatear, andar, reptar, saltar; giros, lanzamientos, empujes, tracciones).
• El esquema corporal (estructura global y segmentaria del cuerpo).

Autor: M. ANGELICA VERGARA.


ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

• La salud corporal (creación de hábitos de higiene).


• La percepción espacial (nociones de orientación y situaciones).
• La percepción temporal (ritmos, antes, después).
• La expresividad corporal (control tónico, relajación, posibilidades
expresivas).
• La creatividad (idear ejercicios, proponer iniciativas de juego, fantasía,
imaginación, etc.).
• Las relaciones sociales (aproximarse al grupo, hacer contacto visual,
dejar y pedir objetos, agradecer, ponerse de acuerdo, compartir). En definitiva,
propiciar el desarrollo de actividades con el entorno próximo, natural, y en espacios
recreativos con los iguales y con los adultos.
• La expresión de emociones (alegría, afecto, cariño, amor, enfado, etc.).
• La mejora de la autoestima y de las habilidades sociales (disfrutar de las
relaciones con los demás, realizar y aceptar juegos que se ajusten a las posibilidades y
limitaciones personales, observar a los otros).
• La aceptación y el cumplimiento de normas (respetar límites, seguir
consignas, controlar pulsiones de gritos, risas, miedos, ruidos).
Todas estas posibilidades que se plantean desde una perspectiva lúdica, permite
que el niño, niña, joven, puedan desarrollar no solo sus capacidades de ejecución de
patrones, como modelo aislado, sino ir estimulando un desarrollo integral e integrador
de la persona de quienes estamos iniciando en el deporte.

Autor: M. ANGELICA VERGARA.


ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

ACTIVIDAD DE OBSERVACIÓN:
Observa en tu entorno lo que ocurre con los niños y niñas respecto a su forma
de moverse:
1. ¿Cuáles son las principales características de los patrones motores que
realizan los niños y niñas?
2. ¿Qué diferencias aprecias respecto a los patrones motores que utilizan?
3. ¿Todos presentan el mismo nivel de ejecución o se ven diferencias según
edad o sexo?
4. ¿Es posible apreciar el estadio de desarrollo en que se encuentran los
patrones motores básicos en los niñas y niñas que observas?
5. ¿El entorno donde se desenvuelven estos niños presenta características que
estimulan el desarrollo de su motricidad?
6. ¿Qué aspectos del entorno social estimulan el desempeño motriz en su
entorno físico?

BIBLIOGRAFÍA
Castañer, M. y Camerino, O. (2006) Manifestaciones Básicas de la Motricidad.
Leida: Ediciones de la Universidad de Leida.
Gallahue, D. (1982). Movimientos Fundamentales.
Ruiz P, Luis M (1994). Desarrollo Motor y Actividades Físicas. Madrid: Gymnos
Editorial.
Serrano S, J A (2005). Fundamentos Teóricos de los Patrones Motores Básicos.
Los Patrones Motores Locomotivos. Departamento de Educación Física. Universidad de
Las Palmas de G.C.

Autor: M. ANGELICA VERGARA.