You are on page 1of 34

ESCUELA DE INGENIERIA MECÁNICA

F A C U L T A D D E
I N G E N I E R Í A
UNIVE RS IDAD CA T O L ICA DE VAL PARAIS O

Lubricación de Bombas

Alumno : Gregory Layana Zamora.


Profesor : Juan Rene Roncagliolo Ziomi.
Asignatura : Lubricación IME 452.
Fecha : 22 de Noviembre de 2011.
Introducción

El propósito de la lubricación es la separación de dos superficies con deslizamiento relativo


entre sí de tal manera que no se produzca daño en ellas: se intenta con ello que el proceso
de deslizamiento sea con el rozamiento más pequeño posible. Para conseguir esto se
intenta, siempre que sea posible, que haya una película de lubricante de espesor suficiente
entre las dos superficies en contacto para evitar el desgaste.

El lubricante en la mayoría de los casos es aceite mineral. En algunos casos se utiliza agua,
aire o lubricantes sintéticos cuando hay condiciones especiales de temperatura, velocidad,
etc.

Todos los procesos industriales que sostienen nuestra civilización incluyen la transferencia
de líquidos desde un nivel de presión o energía estática a otro y, como resultado de ello, las
bombas se han convertido en una parte esencial de todos los procesos industriales; es decir,
las bombas son una parte integral de todo el desarrollo moderno, tanto económico como
social.

Una bomba es un dispositivo empleado para elevar, transferir o comprimir líquidos y gases,
en definitiva son máquinas que realizan un trabajo para mantener un líquido en
movimiento. Consiguiendo así aumentar la presión o energía cinética del fluido.

Se tiene constancia de la existencia de algún tipo de bomba sobre el 300 A.C., Arquímedes
(matemático y físico griego) construyó una de diseño sencillo, aunque poco eficiente, con
un tornillo que gira en una carcasa e impulsa el líquido.

Hay una diversidad de mecanismos de bombeo (bombas), cuya capacidad, diseño y


aplicación cubren un amplio rango que va desde pequeñas unidades utilizadas para
dosificación de cantidades mínimas, hasta bombas centrifugas que son capaces de manejar
grandes volúmenes para surtir de agua a las grandes concentraciones urbanas. Su variedad
de diseños cubren desde diferentes principios de operación, hasta bombas especiales para
manejo de sustancias tan diversas como el agua, metales fundidos, concreto, etc., gastos
diferentes y materiales de construcción.
Clasificacion de las Bombas

Debido a la diversidad de bombas ya mencionadas, hay muchas formas de clasificar las


bombas. Por rangos de volúmenes a manejar, por fluidos a mover, etc. Sin embargo, la
clasificación más general es en función de la forma en que las bombas imprimen el
movimiento al fluido, separándose en dos tipos principales:

• Bombas volumétricas o de desplazamiento positivo, entre las que se encuentran por


ejemplo las alternativas, rotativas y las neumáticas, pudiendo decir a modo de síntesis que
son bombas de pistón, cuyo funcionamiento básico consiste en recorrer un cilindro con un
vástago.

• Bombas dinámicas o de energía cinética: fundamentalmente consisten en un rodete que


gira acoplado a un motor. Entre ellas se sitúan las regenerativas, las especiales, las
periféricas o de turbinas y una de las más importantes, las centrífugas.

Las del primer grupo operan sobre el principio de desplazamiento positivo, es decir, que
bombean una determinada cantidad de fluido (sin tener en cuenta las fugas
independientemente de la altura de bombeo).

El segundo tipo debe su nombre a un elemento rotativo, llamado rodete, que comunica
velocidad al líquido y genera presión. La carcasa exterior, el eje y el motor completan la
unidad de bombeo.

En todos los tipos de bombas para líquidos deben emplearse medidas para evitar el
fenómeno de la cavitación, que es la formación de un vacío que reduce el flujo y daña la
estructura de la bomba.
Tipos de Bombas:

La clasificación anterior, nos permite apreciar la gran diversidad de tipos que existen y si a
ello agregamos materiales de construcción, tamaños diferentes para manejo de gastos y
presiones sumamente variables y los diferentes líquidos a manejar, etc., entenderemos la
importancia de este tipo de maquinaria.

Dentro de ésta clasificación los tipos de bombas más comúnmente utilizadas son las
llamadas Centrífugas, Alternativas (reciprocantes) y Rotatorias.

1) BOMBAS VOLUMÉTRICAS O DE DESPLAZAMIENTO POSITIVO

En la bomba volumétrica el desplazamiento del líquido se realiza mediante un proceso, en


el que se verifica el desalojo periódico del líquido contenido en unas cámaras de trabajo,
mediante un dispositivo que las desplaza, que es un órgano de trabajo, (pistón, engranaje,
etc.), con unos espacios que comunican, periódicamente, la cavidad de recepción del
líquido o cámara de aspiración, con la cavidad de descarga o cámara de impulsión,
pudiendo tener una o varias cámaras de trabajo.
El funcionamiento consiste en el paso periódico de determinadas porciones de líquido,
desde la cavidad de aspiración, a la de descarga de la bomba, con un aumento de presión; el
paso del líquido por la bomba volumétrica, a diferencia del paso por los álabes de una
bomba centrífuga, es siempre más o menos irregular, por lo que en general, el caudal se
considerará como el valor medio del caudal trasegado.

La cavidad de aspiración tiene que estar, siempre, herméticamente aislada de la de descarga


o impulsión; a veces se puede admitir la existencia de pequeñas filtraciones de líquido a
través de las holguras, deslizamiento, aunque en proporciones muy pequeñas frente al
suministro de la bomba.

En general, todas las bombas volumétricas son autoaspirantes, o autocebantes, por lo que si
comienzan a funcionar con aire, sin líquido, pueden llegar a crear una rarificación tan
grande capaz de succionar al líquido por la tubería de aspiración, con la condición de que la
altura geométrica de aspiración no sobrepase un cierto valor, propiedad que se puede perder
cuando la hermeticidad o el número de revoluciones son insuficientes.

En las bombas de desplazamiento positivo existe una relación directa entre el movimiento
de los elementos de bombeo y la cantidad de líquido movido.

En el mercado puede encontrarse una amplia diversidad de bombas siendo los tipos básicos
los que relatamos seguidamente, aunque existen muchas variaciones y modificaciones de
estos tipos básicos.

Alternativas:

- De pistón

- De émbolo

- De diafragma

Rotativas:

- Engranajes

- Tornillo

- Paletas

- Levas

- Especiales
Bombas neumáticas:

- Son bombas de desplazamiento positivo en las que la energía de entrada es neumática,


normalmente a partir de aire comprimido.

En todas estas bombas, el líquido se descarga en una serie de pulsos, y no de forma


continua, por lo que hay que tener cuidado para que no aparezcan condiciones de
resonancia en los conductos de salida que podrían dañar o destruir la instalación. En las
bombas alternativas se colocan con frecuencia cámaras de aire en el conducto de salida para
reducir la magnitud de estas pulsaciones y hacer que el flujo sea más uniforme. Una de las
más importantes en esta clasificación son las alternativas y las rotativas.

2) BOMBAS DE ENERGÍA CINÉTICA

En este tipo de bombas la energía es comunicada al fluido por un elemento rotativo que
imprime al líquido el mismo movimiento de rotación, transformándose luego, parte en
energía y parte en presión. El caudal a una determinada velocidad de rotación depende de la
resistencia al movimiento en la línea de descarga.

La bomba rotodinámica es capaz de satisfacer la mayoría de las necesidades de la


ingeniería y su uso está muy extendido.

Su campo de utilización abarca desde abastecimientos públicos de agua, drenajes y


regadíos, hasta transporte de hormigón o pulpas.

Los diversos tipos se pueden agrupar en:

Periféricas o de turbinas.

Centrífugas:

- Radiales

- Diagonales

- Axiales

Especiales.

Las centrífugas son el tipo más corriente de bombas rotodinámicas, y se denomina así
porque la cota de presión que crean es ampliamente atribuible a la acción centrífuga.
Descripción de las bombas de desplazamiento positivo
Bomba de pistón:
En estas bombas el líquido es forzado por el movimiento de uno o mas pistones ajustados a
sus respectivos cilindros tal y como lo hace un compresor.

En la bomba se produce el bombeo con el movimiento del pistón. Durante la carrera de


descenso del pistón, se abre la válvula de admisión accionada por el vacío creado por el
propio pistón, mientras la de descarga se aprieta contra su asiento, de esta forma se llena de
líquido el espacio sobre él. Luego, cuando el pistón sube, el incremento de presión cierra la
válvula de admisión y empuja la de escape, abriéndola, con lo que se produce la descarga.
La repetición de este ciclo de trabajo produce un bombeo pulsante a presiones que pueden
ser muy grandes.
El accionamiento del pistón en las bombas reales se fuerza a través de diferentes
mecanismos, los más comunes son:

1) Mecanismo pistón-biela-manivela
2) Usando una leva que empuja el pistón en la carrera de impulsión y un resorte
de retorno para la carrera de succión como en la bomba de inyección Diesel.
Estas bombas de pistones son de desplazamiento positivo, y dada la incompresibilidad de
los líquidos no pueden funcionar con el conducto de salida cerrado, en tal caso. se
produciría o bien la rotura de la bomba, o se detiene completamente la fuente de
movimiento, por ejemplo, el motor eléctrico de accionamiento.

Como durante el trabajo se produce rozamiento entre el pistón y el cilindro, necesitan de


sistemas de lubricación especiales para poder ser utilizadas en la impulsión de líquidos
poco lubricantes tales como el agua. Tampoco pueden ser usadas con líquidos
contaminados con partículas que resultarían abrasivas para el conjunto.

Una variante de este método de bombeo se utiliza en los molinos de viento tradicionales, en
este caso el cilindro es inoxidable, generalmente de bronce, y el pistón, también inoxidable,
está dotado de sellos o zapatillas de cuero, las que duran bastante tiempo lubricadas con el
agua de funcionamiento a las bajas velocidades de acción de estos molinos.

En este método se observa que la impulsión es axial, y hay una válvula colocada en el
centro del pistón. Esta válvula permite el paso desde la cámara inferior del cilindro a la
cámara superior durante la carrera de descenso, luego, cuando el pistón sube se cierra, y el
agua es impulsada hacia arriba por el pistón.

Otra válvula en la parte inferior del cilindro permite la entrada del agua a este cuando el
pistón sube y crea succión debajo, pero se cierra cuando este baja, obligando al agua a
cambiar de la cámara inferior a la superior del pistón a través de la válvula central.

Bomba de diafragma:

Una bomba de membrana o de diafragma es una bomba que, para bombear líquido,
combina la acción recíproca de un diafragma de teflón o caucho y de válvulas que abren y
cierran de acuerdo al movimiento del diafragma. A veces a este tipo de bomba también se
llama bomba de membrana. Hay tres tipos principales de bomba de diafragma:
El de primer tipo, el diafragma se sella con un lado en el líquido que se bombeará, y el otro
en aire o líquido hidráulico. El diafragma se dobla, haciendo que el volumen del
compartimiento de la bomba aumente y disminuya. Un par de válvulas previene que la
corriente tenga un movimiento contrario.

Como se describe anteriormente, el segundo tipo de bomba de diafragma trabaja con la


dislocación positiva volumétrica, pero diferencia en que lo que mueve al diafragma no es ni
aceite ni aire, sino que tiene un funcionamiento electromecánico a través de una impulsión
engranada del motor. Este método dobla el diafragma con una acción mecánica simple, y
un lado del diafragma está abierto al aire.

El tercer tipo de bomba de diafragma tiene uno o más diafragmas sin sellar con el líquido
que se bombeará en ambos lados. Los diafragmas se doblan otra vez, haciendo cambiar el
volumen.

Cuando el volumen de un compartimiento de cualquier tipo se aumenta el diafragma baja,


la presión disminuye y el líquido entra dentro del compartimiento. Cuando la presión del
compartimiento aumenta (ya que el volumen disminuye), el diafragma sube y el líquido
guardado previamente adentro es forzado a salir. Finalmente, el diafragma baja impulsando
de nuevo más líquido dentro del compartimiento, terminando el ciclo. Esta acción es
similar a la del cilindro de un motor de combustión interna.

Las bombas de diafragma se pueden utilizar para hacer corazones artificiales.

Bomba de engranajes:
Hay diferentes variantes de las bombas de engrane, pero la más común es la que se muestra
en la figura.

En un cuerpo cerrado están colocados dos engranes acoplados de manera que la holgura
entre estos y el cuerpo sea muy pequeña. El accionamiento de la bomba se realiza por un
árbol acoplado a uno de los engranes y que sale al exterior. Este engrane motriz arrastra el
otro.

Los engranes al girar atrapan el líquido en el volumen de la cavidad de los dientes en uno
de los lados del cuerpo, zona de succión, y lo trasladan confinado por las escasas holguras
hacia el otro lado. En este otro lado, zona de impulsión, el líquido es desalojado de la
cavidad por la entrada del diente del engrane conjugado, por lo que se ve obligado a salir
por el conducto de descarga.

La presión a la salida en estas bombas es también pulsante como en las bombas de pistones,
pero los pulsos de presión son en general menores en magnitud y más frecuentes, por lo que
puede decirse que tienen un bombeo más continuo que aquellas.
Este tipo de bombas es muy utilizado para la impulsión de aceites lubricantes en las
máquinas y los sistemas de accionamiento hidráulico.

Bomba de tornillo:

Una bomba de tornillo es un tipo de bomba hidráulica que utiliza un tornillo helicoidal
excéntrico que se mueve dentro de una camisa y hace fluir el líquido entre el tornillo y la
camisa.

Está específicamente indicada para bombear fluidos viscosos, con altos contenidos de
sólidos, que no necesiten removerse o que formen espumas si se agitan. Como la bomba de
tornillo desplaza el líquido, este no sufre movimientos bruscos.
Uno de los usos que tiene es la de bombear fangos de las distintas etapas de las
depuradoras, pudiendo incluso bombear fangos deshidratados procedentes de filtros prensa
con un 22-25% de sequedad.

Este tipo de bombas son ampliamente utilizadas en la industria petrolera a nivel mundial,
para el bombeo de crudos altamente viscosos y con contenidos apreciables de sólidos.
Nuevos desarrollos de estas bombas permiten el bombeo multifásico.

En este tipo de bombas pueden operar con flujos fijos a su descarga, aún cuando bombeen
contra una red de presión variable. Convirtiéndolas en excelentes equipos de bombeo a
utilizar en redes de recolección de petróleo. En el caso de las bombas centrífugas. El flujo
entregado depende de la presión a su descarga.

Bomba de paletas:

Dentro de un cuerpo con una cavidad interior cilíndrica se encuentra un rotor giratorio
excéntrico por donde entra el movimiento a la bomba. En este rotor se han practicado unos
canales que albergan a paletas deslizantes, construidas de un material resistente a la
fricción. Cada paleta es empujada por un resorte colocado en el fondo del canal respectivo
contra la superficie interior de la cavidad del cuerpo. Este resorte elimina la holgura entre
la paleta y el interior de la bomba, con independencia de la posición del rotor, y además
compensa el desgaste que puede producirse en ellas con el uso prolongado.

Cuando el rotor excéntrico gira, los espacios entre las paletas de convierten en cámaras que
atrapan el líquido en el conducto de entrada, y lo trasladan al conducto de salida. Observe
que, debido a la excentricidad, del lado de la entrada, la cámara se agranda con el giro y
crea succión, mientras que del lado de la salida, la cámara se reduce y obliga al líquido a
salir presurizado.

La debida hermeticidad de las paletas y el cuerpo se garantiza por la presión del resorte
colocado entre ellas.}
Bomba de leva:

Con una sola paleta deslizante en una ranura mecanizada en la caja cilíndrica y que, al
mismo tiempo, encaja en otra ranura de un anillo que desliza sobre un rotor accionado y
montado excéntricamente. El rotor y los anillos que ejercen el efecto de una leva que inicia
el movimiento de la paleta deslizante. Así se elimina el rascado de las superficies. Se trata
de una forma patentada que se emplea principalmente como bomba de vacío.

Descripcion de bombas de Energia Cinetica

Bombas periféricas:

Son también conocidas como bombas tipo turbina, de vértice y regenerativas, en este tipo
se producen remolinos en el líquido por medio de los álabes a velocidades muy altas, dentro
del canal anular donde gira el impulsor. El líquido recibe impulsos de energía
Bombas Centrifugas:

La característica principal de la bomba centrífuga es la de convertir la energía de una fuente


de movimiento (el motor) primero en velocidad (o energía cinética) y después en energía de
presión. El rol de una bomba es el aporte de energía al líquido bombeado (energía
transformada luego en caudal y altura de elevación), según las características constructivas
de la bomba misma y en relación con las necesidades específicas de la instalación. El
funcionamiento es simple: dichas bombas usan el efecto centrífugo para mover el líquido y
aumentar su presión. Dentro de una cámara hermética dotada de entrada y salida (tornillo
sin fin o voluta) gira una rueda con paleta (rodete), el verdadero corazón de la bomba. El
rodete es el elemento rodante de la bomba que convierte la energía del motor en energía
cinética (la parte estática de la bomba, o sea la voluta, convierte, en cambio, la energía
cinética en energía de presión). El rodete está, a su vez, fijado al eje bomba, ensamblado
directamente al eje de trasmisión del motor o acoplado a él por medio de acoplado rígido.

Cuando entra líquido dentro del cuerpo de la bomba, el rodete (alimentado por el motor)
proyecta el fluido a la zona externa del cuerpo-bomba debido a la fuerza centrífuga
producida por la velocidad del rodete: el líquido, de esta manera, almacena una energía
(potencial) que se transformará en caudal y altura de elevación (o energía cinética). Este
movimiento centrífugo provoca, al mismo tiempo, una depresión capaz de aspirar el fluido
que se debe bombear. Conectando después la bomba con la tubería de descarga, el líquido
se encanalará fácilmente, llegando fuera de la bomba. El rodete de una bomba centrífuga se
puede realizar según muchas variantes constructivas: rodetes abiertos, rodetes cerrados,
rodetes semiabiertos, rodetes mono-canal, rodetes axiales, rodetes semi-axiales, rodetes
desplazados, vórtice, a espiral, etc.
Se pueden suministrar bombas centrífugas monoestadio, o sea, dotadas de un solo
generador de caudal y presión (un rodete). Si hay varios rodetes (el primer rodete descarga
el líquido sobre el segundo y así sucesivamente) se pueden suministrar, incluso, bombas
centrífugas multiestadio, caracterizadas por la suma de presiones emanadas de cada rodete.

El funcionamiento de la bomba centrífuga depende del momento inicial del cebado y del
modo en el cual se asegura la aspiración del mismo líquido: si la bomba se coloca a un
nivel inferior al de la vena de la que se extrae el líquido, éste entra espontáneamente en la
bomba (de esta manera se obtiene una instalación bajo nivel). Mientras que si la bomba se
coloca sobre el surgente del cual se desea bombear, el líquido se aspirará: la bomba (así
como la tubería de aspiración) tendrá que cebarse preventivamente, o sea, llena de líquido
(se tratará de una bomba auto cebada).

El sistema centrífugo presenta infinidad de ventajas con respecto a los otros tipos de
bombeo: aseguran un tamaño reducido, un servicio relativamente silencioso y un fácil
accionamiento con todos los tipos de motores eléctricos que se encuentran en plaza.

Además presenta una fácil adaptación a todos los problemas del tratamiento de líquidos ya
que, por medio de adaptaciones a las determinadas condiciones de uso, es capaz de
responder a las exigencias de las instalaciones destinadas.
Elementos de las bombas centrifugas

Los elementos de que consta una instalación son:

a) Una tubería de aspiración, que concluye prácticamente en la brida de aspiración.

b) El impulsor o rodete, formado por un conjunto de álabes que pueden adoptar


diversas formas, según la misión a que vaya a ser destinada la bomba, los cuales
giran dentro de una carcasa circular. El rodete es accionado por un motor y va unido
solidariamente al eje, siendo la parte móvil de la bomba. El líquido penetra
axialmente por la tubería de aspiración hasta la entrada del rodete, experimentando
un cambio de dirección más o menos brusco, pasando a radial, (en las centrífugas),
o permaneciendo axial, (en las axiales), acelerándose y absorbiendo un trabajo. Los
álabes del rodete someten a las partículas de líquido a un movimiento de rotación
muy rápido, siendo proyectadas hacia el exterior por la fuerza centrífuga, creando
una altura dinámica de forma que abandonan el rodete hacia la voluta a gran
velocidad, aumentando también su presión en el impulsor según la distancia al eje.
La elevación del líquido se produce por la reacción entre éste y el rodete sometido
al movimiento de rotación.

c) La voluta ,es un órgano fijo que está dispuesta en forma de caracol alrededor del
rodete, a su salida, de tal manera que la separación entre ella y el rodete es mínima
en la parte superior, y va aumentando hasta que las partículas líquidas se encuentran
frente a la abertura de impulsión. Su misión es la de recoger el líquido que abandona
el rodete a gran velocidad, cambiar la dirección de su movimiento y encaminarle
hacia la brida de impulsión de la bomba. La voluta es también un transformador de
energía, ya que frena la velocidad del líquido, transformando parte de la energía
dinámica creada en el rodete en energía de presión, que crece a medida que el
espacio entre el rodete y la carcasa aumenta, presión que se suma a la alcanzada por
el líquido en el rodete. En algunas bombas existe, a la salida del rodete, una corona
directriz de álabes que guía el líquido antes de introducirlo en la voluta.

d) Una tubería de impulsión, instalada a la salida de la voluta, por la que el líquido es


evacuado a la presión y velocidad creadas en la bomba

Estos son, en general, los componentes de una bomba centrífuga aunque existen distintos
tipos y variantes. La estructura de las bombas centrífugas es análoga a la de las turbinas
hidráulicas, salvo que el proceso energético es inverso; en las turbinas se aprovecha la
altura de un salto hidráulico para generar una velocidad de rotación en la rueda, mientras
que en las bombas centrífugas la velocidad comunicada por el rodete al líquido se
transforma, en parte, en presión, lográndose así su desplazamiento y posterior elevación.
Ventajas de las bombas centrifugas

- Su construcción es simple, su precio es bajo.

- El fluido es entregado a presión uniforme, sin variaciones bruscas ni pulsaciones. Son


muy versátiles, con capacidades desde 5gpm con presión diferencial de 2 a 5 lb/pulg2 con
presión diferencial de 2 a 5 lb/pulg2 hasta bombas múltiples con 3000gpm y 3000 lb/pulg2.

- La línea de descarga puede interrumpirse, o reducirse completamente, sin dañar la


bomba.

- Puede utilizarse con líquidos que contienen grandes cantidades de sólidos en suspensión,
volátiles y fluidos hasta de 450°C.

- Sin tolerancias muy ajustadas.

- Poco espacio ocupado.

- Económicas y fáciles de mantener.

- No alcanzan presiones excesivas aún con la válvula de descarga cerrada.

- Máxima profundidad de succión es 15 pulgadas.

- Flujo suave no pulsante.

- Impulsor y eje son las únicas partes en movimiento.

- No tiene válvulas ni elementos reciprocantes.

- Operación a alta velocidad para correa motriz.

- Se adaptan a servicios comunes, suministro de agua, hidrocarburos, disposición de agua


de desechos, cargue y descargue de carro tanques, transferencia de productos en
oleoductos.
Mantenimiento de bombas centrifugas
Unos de los aspectos fundamentales al usar las bombas centrífugas es detectar por que
fallan las bombas, como subsanar estos problemas y también es fundamental aplicar
programas de mantenimiento preventivo a las diversas partes de las mismas.
Usar los sentidos, puede ser suficientes para determinar algunos problemas que aquejan a
estas máquinas. Por ejemplo la bomba vibra o está ruidosa podría deberse a que las partes
rotatorias rozan contra las partes fijas, la suciedad en cojinetes, o falta de lubricación.

¿POR QUÉ FALLAN LAS BOMBAS?


La mayoría de los daños prematuros de una bomba son causados por la contaminación, por
la lubricación incorrecta o por problemas de alineación.

1) CONTAMINACIÓN
Una bomba puede contaminarse con basuras del fluido que se está bombeando o cuando se
manipulan los accesorios de la bomba con las manos sucias. Una forma menos obvia de
contaminación ocurre cuando el aire u otros gases se ven atrapados en la bomba. Las
basuras y el aire son la fuente de muchos problemas en las bombas.

2) LUBRICACIÓN INCORRECTA
Como la mayoría de la maquinaria, las bombas centrífugas necesitan aceite o grasa para
lubricar los cojinetes, aunque también tienen requerimientos adicionales de lubricación. Los
empaques y sellos de la bomba son a menudo lubricados por el flujo del fluido. Todas estas
necesidades de fluido deben satisfacerse estrictamente si se desea obtener una vida útil
máxima.
Los empaques y sellos de la bomba tienen necesidades específicas de lubricación

3) DESALINEACIÓN
La fórmula de alineación estricta es a menudo ignorada. La desalineación de la bomba y del
elemento impulsor causa vibración y un desgaste excesivo de los cojinetes.
También impone un esfuerzo innecesario sobre el eje. Las bombas deben ser desalineadas
de acuerdo con las especificaciones del fabricante.
La bomba y el elemento impulsor deben estar alineados.

¿CÓMO RETRASAR LAS FALLAS?


Esta sección cubre los procedimientos correctos de la operación de la bomba para el
arranque, el cebado, las verificaciones de la rutina y el cierre (paro).

PROCEDIMIENTOS APROPIADOS DE ARRANQUE


La siguiente rutina es un método general que se puede seguir para arrancar la mayoría de
las bombas. Asegúrese de no contradecir los métodos específicos de la planta o las
instrucciones del fabricante para arrancar la máquina.
Es importante estar completamente familiarizado con el sistema de la fábrica y con las
instrucciones del fabricante.
La seguridad es la consideración más importante en el arranque de cualquier equipo
mecánico. Nunca accione una bomba sin que la protección esté debidamente colocada en su
lugar. Nunca remueva un aviso de seguridad que usted no haya instalado.

• Cebe la bomba si existe alguna posibilidad de que ésta se haya vaciado mientras estaba
cerrada.
• En las bombas enfriadas por fluido proveniente de una fuente externa, las válvulas de
sello deben abrirse antes de arrancar la bomba. Si los sellos o los empaques de la bomba
son enfriados por el fluido bombeado, las válvulas de sello se deben cerrar hasta que la
bomba sea arrancada.
• La válvula de succión debe abrirse completamente.
• En el caso de algunas bombas, particularmente las de bajas velocidad, la válvula de
descarga debe abrirse antes de arrancar la bomba. Verifique el método de la planta o el
manual del operador.
• Después de arrancar la bomba, abra inmediatamente todas las válvulas de sello que estén
cerradas.
• Si existe una válvula de purga encima de la carcasa, deje escapar el aire hasta que no haya
más burbujas.
• Si la válvula de descarga está cerrada, ábrala lentamente en los diez segundos posteriores
al arranque.
• Vea el manómetro de descarga para estar absolutamente seguro de que el líquido está
fluyendo a través de la bomba.
• Es posible que, en un principio, la bomba emita un sonido áspero. Si ese ruido continúa es
probable que la caja tenga aire. Pare la bomba y vuélvala a cebar. Si el ruido persiste, es
posible que haya fugas de aire o carga de succión neta positiva insuficiente.

REVISIONES DIARIAS
Las siguientes circunstancias requieren, por lo general una revisión diaria:

• Filtro de succión (cuando se usa): Verifique la diferencia en la presión entre los


manómetros (“gauges”) colocados a cada del filtro. Sí la caída de presión aumenta, el filtro
necesita limpieza.
• Flujo de la bomba: Revise los medidores de succión y de descarga de presión para
mantener el rendimiento de la bomba.
• Fugas (escapes) por los empaques: Debe existir alguna fuga por los empaques para
mantenerlos lubricados y para prevenir el aire exterior entre por el collarín. El escape
deberá ser de por lo menos veinte gotas por minuto, y algunos fabricantes recomiendan
todavía más. La falta de lubricación es la principal causa del deterioro de los empaques.
• Revisión del sello externo y de la inyección: Si la bomba utiliza una fuente externa para
lubricar los sellos o los empaques, siga las recomendaciones del fabricante para obtener la
presión correcta del sello o de la inyección. La presión hidráulica excesiva puede acortar la
vida útil de los sellos y empaques.
• Temperatura de cojinetes: Los cojinetes que trabajan demasiado calientes se desgastan
prematuramente y pueden causar daños en otros accesorios. Por otro lado, los cojinetes
enfriados con líquidos no se deben enfriar demasiado, pues podría producirse la
condensación y hacer que los cojinetes se oxidaran.
NOTA: Cuando deba reducir temporalmente el flujo de la bomba, jamás estrangule la línea
de succión. Para reducir el flujo, ahogue la descarga, con todo cuidado. Cualquier
reducción en el flujo de la bomba la sobrecalentará y aumentará el desgaste de los sellos y
cojinetes.
Revise la temperatura de los cojinetes con un termómetro. Muchos cojinetes de bombas
funcionan normalmente entre 60º C (130º F) y 66º C (150º F), lo cual es demasiado caliente
al tacto.
Manténgase alerta a los ruidos ajenos a la operación normal de la bomba ya que éstos
suelen indicar cavitación, vibración excesiva, falla de cojinetes u otros problemas que no
deben ignorarse.

REVISIONES SEMANALES
En la mayoría de los sitios de operación deben realizarse semanalmente las siguientes
operaciones:
• Rotación del eje (sólo durante periodos de inactividad). Siempre que la bomba se pare
durante un largo periodo, gire el eje manualmente una vuelta y cuarto para lubricar los
cojinetes y prevenir que se trabe el eje.
• Tubería auxiliar. Vea si hay fuga en las conexiones.
• Vibración del eje y de los cojinetes. Use un medidor de vibración manual para
medir la vibración de los cojinetes y del eje. La vibración no deberá exceder de
0.002”.

REVISIONES ADICIONALES
Existen otras condiciones de las bombas que necesitan atención periódicamente, algunas
con mayor frecuencia:
• Lubricación de cojinetes. Verifique el nivel y el estado del aceite en el caso de cojinetes
lubricados con aceite, y cambie el aceite a intervalos fijos. También debe existir un
calendario definido para aplicar grasa en los cojinetes lubricados con grasa.
• Consumo de energía: Haga que la revisión del consumo de energía de la bomba sea parte
de la rutina de operación. El consumo excesivo de energía es un signo de que es necesario
revisar la alineación de la bomba, los cojinetes y otros accesorios.
• Pernos de sujeción: Los pernos de sujeción de la bomba no necesitan ser revisados con
frecuencia, aunque una verificación oportuna del ajuste puede prevenir la necesidad de
darle mantenimiento a la bomba como resultado de una vibración innecesaria.
• Inspección interna: No abra una bomba sin necesidad. Cuando lo haga:
• Revise todas las partes y reemplace las partes desgastadas.
• Limpie e inspeccione la caja y asegúrese de que estén despejados los conductos del
impulsor y del sello del líquido.
• Observe el impulsor y el anillo en busca de desgaste, erosión, rebabas o rayones, que
pudieran causar un desequilibrio, vibración o deterioro.
• Observe la camisa (manguito) y el eje en busca de desgaste, daños o combaduras. El eje
debe estar justo dentro de 0.001”. En caso de que la camisa o el eje muestren signos de
daño o deterioro, reemplácelos.
Si aparentemente existe un problema de abrasión, use una película de poliuretano para
prolongar la vida útil del impulsor.
Aún bajo las circunstancias más favorables, una bomba tendrá que salir finalmente de
servicio para permitir reemplazo de las partes desgastadas o averiadas. Esta sección
describe los métodos estándar para reemplazar empaques y sellos y para alinear
correctamente la bomba y el elemento accionador. El mantenimiento es una parte
indispensable en la operación de las bombas.

Antes de comenzar cualquiera de las siguientes rutinas de mantenimiento, lleve a cabo las
prácticas usuales en su planta para parar y enclavar el equipo.

Si es posible, traslade la bomba a un sitio limpio antes de abrirla. Evite abrir una bomba o
reemplazar empaques, sellos o cojinetes en lugares expuestos al polvo u otros elementos
contaminantes. La contaminación es un factor primordial en el daño prematuro de las
bombas.

EMPAQUES
El empaque debe ser reemplazado cuando ya no pueda controlarse una fuga excesiva de la
caja de empaques ajustando el collarín. Reponga todos los empaques. No vuelva a insertar
los empaques viejos, ni trate de controlar las fugas agregando anillos nuevos a los
empaques desgastados. En la mayoría de las bombas, los empaques pueden ser
reemplazados sin necesidad de abrir la bomba.
Las fugas de los empaques deben estar dentro de las recomendaciones del fabricante.

SELLOS MECÁNICOS
Un sello mecánico con fugas deberá reemplazarse. Las precauciones contra la
contaminación son aplicables particularmente a los sellos que son piezas de precisión que
requieren un cuidado especial. Incluso el más pequeño rayón puede significar una fuga.
Los sellos mecánicos deberán manejarse con sumo cuidado.

Existen tantos diseños de sellos que una sola rutina no alcanza a cubrir todas las
combinaciones y disposiciones posibles. Los sellos mecánicos se deben instalar según las
instrucciones del fabricante. Sin embargo, existen principios básicos que deben ser
aplicados al reponer cualquier sello.

• La bomba deberá trasladarse a un área limpia de trabajo.


• Asee el interior de la bomba e inspeccione en busca de desgaste o daños.
• Si la bomba tiene una caja de empaques, límpiela totalmente.
• Inspeccione el eje, la camisa (manguito) del eje, la cuña, y el tornillo opresor en busca de
rebabas o ranuras.
• Abra el paquete de sellos muy cuidadosamente y con las manos limpias. La mugre y los
rasguños inadvertidos en la superficie de un sello pueden arruinarlo.
Inspeccione en busca de defectos, y si detecta o sospecha un defecto, devuelva el sello al
fabricante.
• Si se cae un sello, no lo use a menos que esté totalmente seguro de que no está estropeado.
• Se lubrica ligeramente el anillo “O” interno, la cuña de teflón o los fuelles antes de
instalarlos. El lubricante debe ser compatible con el material del anillo “O”.
• Coloque el sello de reemplazo siguiendo las instrucciones del fabricante. Si el anillo debe
fijarse, ponga especial atención al espacio entre las caras de los sellos. Un ajuste preciso es
indispensable para evitar sellos demasiado apretados, que impidan la lubricación, o tan
sueltos que permitan las fugas.
• Ensamble la bomba nuevamente, y cerciórese que tanto la bomba, como el elemento
accionador, estén alineados.
• Arranque la bomba d acuerdo con el procedimiento descrito en la sección
correspondiente.
• Detecte las fugas. El sello podría presentar fugas un poco después de su instalación, pero
sólo durante un corto tiempo. La continuación de las fugas podría indicar un sello
defectuoso o una instalación inadecuada del mismo.

ALINEACIÓN
La mala alineación puede causar el rápido desgaste, el ruido, la vibración, los daños.
La alineación de la bomba y del accionador deberá verificarse cuando se instale la bomba y
siempre que la bomba se desarme y vuelva a armarse. La alineación de una bomba alineada
en la fábrica puede alterarse en tránsito; por lo tanto debe comprobarse antes de arrancar la
bomba.

Debe verificarse y no darse por un hecho la alineación de la bomba y del elemento


accionador.

La desalineación puede ser causada por la tensión impuesta sobre las tuberías. Si el tubo
tiende a separarse de la brida de la bomba, deberá ajustarse de manera tal que pueda
sostenerse sin ejercer presión sobre la conexión de la bomba.

La alineación puede verificarse con indicadores de cuadrante, dispositivos de proximidad, o


como se describe en los siguientes procedimientos utilizando una regla y láminas de
calibración.

LA BOMBA UTILIZA DEMASIADA ENERGÍA


El consumo excesivo de energía puede ser el resultado de las presiones y de las siguientes
condiciones:

Desalineación: Revise la alineación de la bomba y del elemento accionador


Partes desgastadas o dañadas: Busque ejes doblados o anillos desgastados.
Problemas de cojinetes: Verifique si hay un sobrecalentamiento de cojinetes que indique
una lubricación inapropiada o cojinetes desgastados.

FRACASO PREMATURO DE EMPAQUES


La causa principal del daño en los empaques es la falta de lubricación. Cuando a la caja de
empaques no se le dejan los escapes suficientes, los empaques no se lubrican y la bomba se
sobrecalienta. La carbonización y el aspecto vidriado de un empaque puede ser el producto
de una lubricación insuficiente o del tipo inadecuado de empaque para el fluido que está
siendo bombeado.

Collarín demasiado apretado o muy suelto: Ajuste el collarín para que la fuga por el
empaque se mantenga dentro del nivel recomendado por el fabricante.
La caja de sellos puede no estar en la posición correcta en la caja de empaques:
Examine la posición de la caja de sellos y corríjala si es necesario.
Partes desgastadas o dañadas: Vea si hay un eje doblado, cojinetes desgastados o ejes o
camisas (manguitos) desgastadas o rayadas.
Rotor desbalanceado: Examine si hay una vibración proveniente de un rotor desbalanceado.

SELLOS MECÁNICOS CON FUGAS


A diferencia de los empaques, los sellos mecánicos no están hechos para tener fugas
apreciables. Un sello con fuga visualmente detectable deberá reemplazarse.

PROBLEMAS CON COJINETES


Los problemas de cojinetes se detectan a menudo sin necesidad de abrir la bomba.
Esté alerta por si se presentan los siguientes indicios:
Sobrecalentamiento de cojinetes: Lubricación inapropiada o cojinetes dañados o
desgastados.
Cojinetes fríos: Cuando se enfrían demasiado los cojinetes enfriados con agua se produce la
condensación oxidante en la caja de los cojinetes.
Cojinetes ruidosos: El ruido generalmente indica cojinetes dañados o desgastados.
La falla prematura de los cojinetes es causada frecuentemente por la desalineación de la
bomba y del elemento accionador.

CAVITACIÓN
La cavitación resulta a veces de una pequeña cantidad de aire o de gas que queda en la
bomba o en el arranque, que por alguna razón entró en la bomba o que se origina en el
fluido durante la operación. Cuando las burbujas entran en contacto con la cuchilla del
impulsor, se revientan con gran fuerza creando cavidades.
La implosión de burbujas de aire o de gas en la cuchilla impulsora normalmente produce un
ruido fuerte. No obstante, es posible que la cavitación permanezca inadvertida hasta que se
dañe el impulsor y se reduzca el flujo de la bomba.
• Cebe otra vez la bomba.
• Si persiste el ruido, examine el sistema en busca de fugas de aire.
Si continua la cavitación, a pesar del cebado adecuado y de la ausencia de fugas de aire en
la bomba, el problema puede derivarse del diseño del sistema y será necesario recurrir al
supervisor. Las posibles soluciones de diseño incluyen la reducción de la altura de bombeo
para incrementar la succión; el uso de una bomba reforzadora o la presurización del fluido
antes de que entre en la bomba.
Lubricación de Rodamientos

El lubricante que se usa en los rodamientos depende de las condiciones específicas de


operación. Cuando se maneja agua a temperatura ambiente, la grasa es el lubricante
generalmente usado y sólo se maneja aceite cuando las bombas van a trabajar con líquidos
muy calientes los cuales, al transmitir su calor a la flecha, podían licuar la grasa.

Al usar grasa se deberá tener cuidado de no dejar los rodamientos sin ellas, pero también de
no sobre lubricarlos, ya que una cantidad excesiva de grasa impide que las bolas giren,
presentando siempre el mismos plano de cargo con el consabido aumento de temperatura
que perjudica a los rodamientos.

Cuando los rodamientos se lubrican con aceite, es necesario proveer un medio idóneo para
mantener los niveles adecuados en los alojamientos. El nivel de aceite debe estar a la altura
de la línea de centros de la bola inferior y debe tenerse un par de anillos que efectúen una
especie de bombeo del aceite a las paredes, para que resbale y caiga sobre los rodamientos.

El nivel será inspeccionado por medio de un indicador de nivel constante. Las


construcciones de los alojamientos para rodamientos lubricados con aceite son más
complicadas por tener que ponerse anillos lubricadores, anillos guía y sobre todo retenes.

Alojamiento para rodamientos lubricado con aceite y grasa, respectivamente.

En las bombas de pozo profundo existen dos tipos de lubricación para las chumaceras
contenidas a lo largo de la columna, las lubricadas con agua y las lubricadas con aceite,
cuyos cortes y explicaciones se ilustran en las siguientes figuras
La lubricación apropiada de los rodamientos de bombas es esencial para un servicio
confiable; la lubricación inadecuada causa más del 30% de las fallas de rodamientos, según
algunos estudios. Los buenos lubricantes proporcionan principalmente una película
separadora entre los elementos rodantes, los caminos de rodadura y las jaulas de un
rodamiento, para evitar el contacto metal-metal y la fricción indeseada que de otro modo
generaría calor excesivo que a su vez podría causar desgaste, fatiga del metal y la potencial
fusión de las superficies de contacto del rodamiento. La lubricación adecuada de los
rodamientos también inhibe el desgaste y la corrosión, y contribuye a proteger contra el
daño por contaminación.

Los métodos comunes para la lubricación efectiva de los rodamientos de bombas incluyen:

Grasa. Fácil de aplicar, la grasa se puede retener dentro del soporte del rodamiento y
proporciona protección de sellado extra. Puede ser necesaria la relubricación para combatir
la vida corta de la grasa, según las velocidades rotacionales y las temperaturas de
operación. Cuando las condiciones operativas lo permiten, los rodamientos "engrasados de
por vida", que eliminan los requerimientos de relubricación y las tareas de mantenimiento
asociadas, pueden constituir una alternativa atractiva.

Baño de aceite. Esta opción establece un nivel de aceite en el centro de la parte inferior
del elemento rodante del rodamiento y representa, entre los métodos de lubricación, la línea
de base comparativa de fricción del rodamiento. A lo largo del tiempo se pueden obtener
mejores resultados utilizando un engrasador de nivel constante.

Anillo de lubricación. En este método, desde el eje horizontal se sumerge un anillo en


un baño de aceite colocado debajo de los rodamientos. La rotación del eje y del anillo
arroja aceite proveniente del baño sobre los rodamientos. El menor volumen de aceite en el
rodamiento reduce la fricción viscosa en el sistema de rodamientos para permitir mayores
velocidades axiales y mejor disipación del calor.

Niebla de aceite y aire-aceite. Aquí, el aceite es atomizado y llevado al rodamiento por


una corriente de aire. Entre todos los enfoques de lubricación de rodamientos de bombas,
este es el que genera la menor cantidad de fricción (permitiendo que la velocidad rotacional
se base en el diseño del rodamiento y no en las limitaciones de lubricación) y crea una
presión positiva dentro del soporte del rodamiento (rechazando los contaminantes
invasivos).

Con independencia del método de lubricación, el lubricante siempre se debe especificar


según las exigencias sobre los ejes y la resistencia a los contaminantes sólidos, presión,
temperaturas, cargas y ataque químico. En los casos en que las bombas sean de difícil
acceso, se pueden integrar sistemas totalmente automáticos para permitir un suministro
oportuno, adecuado y efectivo.
Sellado del sistema

Los sellos de rodamientos de las bombas centrífugas cumplen cuatro tareas cruciales:

Retienen los lubricantes o líquidos, excluyen los contaminantes, separan los fluidos y
limitan la presión. Por lo tanto, el trabajo de los sellos es exactamente a su medida. Los
contaminantes sólidos, según el tamaño, dureza y fragilidad de la partícula, producirán
hendiduras o desgaste sobre las superficies del rodamiento; el agua afectará la eficiencia del
lubricante; y la contaminación del lubricante puede reducir la vida del rodamiento en forma
dramática.

Cuando falla un sello, la contaminación se puede infiltrar en el área del rodamiento, pasar
al lubricante y luego al rodamiento. Además, la pérdida de lubricante del rodamiento puede
originar el funcionamiento en seco, que en última instancia puede ocasionar su falla.

La selección del sello para los rodamientos de bombas centrífugas depende de las
exigencias específicas y de las condiciones operativas de la aplicación. Se debe tener en
cuenta, sin embargo, que el rodamiento y la disposición de obturación representan un
sistema integrado.

Los sellos radiales dinámicos son por lo general la mejor selección para las bombas
centrífugas. Estos sellos crean la barrera entre superficies en movimiento relativo (por lo
general, una fija mientras otra rota).

Típicamente, los sellos radiales incluyen:

- Carcasa de acero o de elastómero. Unida al material de obturación, permite que se


mantenga el necesario ajuste de interferencia del sello en el orificio del soporte (además de
facilitar la instalación adecuada); y
-Labio de sellado de elastómero. Por lo general instalado contra el eje, proporciona sellado
dinámico y estático contra el eje y provee un borde de sellado (mediante prensado, corte o
rectificado). La mayoría de los labios de sellado son de una formulación de caucho de
nitrilo.

No obstante, están disponibles materiales para uso específico con combustibles, fluidos
industriales y lubricantes muy compuestos.

En última instancia, la selección de sellos se debe basar en una revisión exhaustiva de los
parámetros de la aplicación y de los factores ambientales. En las aplicaciones de bombas,
por ejemplo, los sellos están expuestos a diferenciales de presión relativamente constantes,
lo que hace que los sellos de presión sean la opción preferida (porque la cavidad está
presurizada).

Por su diseño y los entornos operativos severos, generalmente la vida de los sellos es
mucho menor que la de los componentes que protegen. Por lo tanto, se debe descartar el
hábito común pero incorrecto de planificar el reemplazo de los sellos solamente según los
intervalos que se establecen para otros componentes, como ser los rodamientos. Muchas
fallas de rodamientos se pueden evitar si los sellos se reemplazan apenas se detectan los
primeros signos de desgaste o pérdida.

Para tener idea de cuánto deberían durar los sellos, considerar la cantidad de contaminación
que manejará el sello, la repetición de los ciclos, la velocidad y la temperatura. Por
supuesto, la contaminación no es la única causa de las fallas prematuras de estos elementos;
otras pueden ser:

- Selección deficiente,
- Instalación inadecuada que produce pérdidas,
- Cambio de lubricante, que provoca reacciones adversas en los materiales de sellado
comunes.

Para evitar los problemas se debe instituir un programa riguroso de inspección y reemplazo
de sellos.

No se tiene que reemplazar un sello que falla con otro del mismo diseño de manera
automática. Por ejemplo, si un análisis de aceite demuestra ingreso de contaminantes mayor
que el anticipado, puede ser hora de actualizar la totalidad de la disposición de obturación
(quizás utilizando un material químicamente más resistente, o agregando elementos para
reforzar el sistema de sellado). En casos de desgaste excesivo, puede ser momento de
cambiar a un diseño de sello laberíntico desprovisto de contacto.
Lubricantes para bombas

Aceites de lubricación recomendadas

Los intervalos normales para el cambio de aceite son 4 000 horas de operación o al menos
cada 6 meses.
Para las bombas en servicio caliente o en atmósferas muy húmedas o corrosivas, se deberá
recambiar el aceite con más frecuencia. El análisis de lubricantes y de las temperaturas de
cojinetes podrán ser útiles en la optimización de los intervalos de cambio de aceite.

El aceite lubricante debería ser un aceite mineral de alta calidad con inhibidores de espuma.
También se pueden utilizar aceites sintéticos siempre y cuando los ensayos demuestren que
no afectarán adversamente los aros de caucho estancos al aceite.

La temperatura de cojinetes podrá elevarse hasta 50 ºC (122 ºF) por encima de la ambiental,
pero no debe exceder de 82 ºC (180 ºF) (API 610 límite).
El alza continua de la temperatura, o una elevación súbita de la misma, serán indicativos de
que hay alguna avería.
Grasas de lubricación recomendadas

Se aconseja que, en el caso de adaptarse engrasadores, se efectue una carga adicional entre
un cambio y el próximo para la mayoría de las condiciones de operación, es decir intervalo
de 2 000 horas.

Los intervalos normales para el cambio de aceite son 4 000 horas de operación o al menos
cada 6 meses.

Las características de la instalación y la rigurosidad del servicio serán factores


determinantes de la frecuencia de lubricación. El análisis de lubricantes y de las
temperaturas de cojinetes podrán ser útiles en la optimización de los intervalos de cambio
de aceite.

La temperatura de cojinetes podrá elevarse hasta 55 ºC (131 ºF) por encima de la ambiental,
pero no debe exceder de 95 ºC (204 ºF). Para la mayoría de las condiciones de operación se
recomienda se use una grasa de calidad con base de jabón de litio y consistencia NLGI
núm. 2 ó núm. 3. El punto de goteo no deberá exceder 175 ºC (350 ºF).

No mezclar nunca grasas que contengan diferentes bases, agentes espesadores o aditivos.
Relubricación

El análisis de lubricantes y de las temperaturas de cojinetes podrán ser útiles en la


optimización de los intervalos de recambio de aceite. En general, sin embargo, se
recomienda lo siguiente.

Lubricación con aceite:


Es muy importante mantener el nivel correcto de aceite. Si la bomba viene con una aceitera
de nivel constante, el nivel se mantendrá automáticamente y, siempre y cuando el aceite sea
visible en la botella de vidrio, no habrá necesidad de llenarlo más. Sin embargo, si viene
con mirilla de nivel, en tal caso se deberán realizar chequeos regulares para asegurar que el
nivel se mantiene en el centro de la mirilla.

El alojamiento de cojinetes que lleve una aceitera de nivel constante deberá llenarse
destornillando o abriendo la botella transparente con la bisagra y llenándola de aceite.

Cuando lleve una aceitera de cuerpo ajustable, ésta debe ubicarse a la altura indicada en el
siguiente diagrama:

Luego, se debe montar la botella llena de aceite y colocarla en posición vertical. El llenado
debe repetirse hasta que el aceite permanezca visible dentro de la botella.
Las bombas y motores eléctricos lubricados con grasa se suministran preengrasados. Los
demás accionamientos y cajas de engranajes, de haberlos, deberán lubricarse de acuerdo
con las instrucciones dadas en los manuales correspondientes.

En el caso de cojinetes lubricados con el producto bombeado, la fuente del suministro de


producto debe cotejarse con el pedido. Tal vez sea necesario disponer de un suministro
externo y limpio, o de presión especial o iniciar la lubricación antes de arrancar la bomba.

Lubricación con grasa:


El reengrase cada 2 000 horas o antes según lo riguroso de la operación.
a) Es esencial no engrasar los cojinetes ni poco ni demasiado para evitar
sobrecalentamientos y fallos prematuros. Los alojamientos de cojinetes lubricados
con grasa llevan engrasadores situados en las tapas.
b) Las temperaturas de operación máximas permisibles para los cojinetes antifricción
varían de una unidad a otra según la temperatura del fluido y del ambiente. El
aumento sobre la ambiental no debería exceder normalmente de 55 ºC (131 ºF) o un
máximo combinado de 95 ºC (204 ºF).
c) El alza continua de la temperatura, o una elevación súbita de la misma, serán
indicativos de que hay alguna avería. Si estos síntomas ocurren, párese la bomba
inmeditamente e investíguese la causa.

El reengrase cada 4 000 horas o antes según lo riguroso de la operación.


a) Desmóntese el alojamiento de cojinetes del conjunto rotórico.
b) Cepíllese el alojamiento de cojinete con keroseno caliente (100 a 115 ºC/212 a
240°F) u otro solvente no tóxico.
c) Límpiese y púrguese el alojamiento con un aceite mineral ligero.

d) No utilice aceite sucio o usado para limpiar el alojamiento.

Para limpiar los cojinetes:

a) Enjugue con cuanta más grasa posible con un trapo limpio.


b) Cepíllense los cojinetes con keroseno caliente (80 a 90 ºC/175 a 195 ºF) mientras se
hace girar lentamente el anillo exterior.
c) Háganse girar todas y cada una de las bolas para comprobar que estén limpias.
Para la grasa muy oxidada y difícil de eliminar:

a) Sopórtese el rotor en posición vertical e inmérsese el cojinete en keroseno


caliente o en una mezcla de alcohol y solvente mineral ligero.
b) Hágase girar el anillo exterior de cojinete con lentitud.

c) Séquese y repúrguese el cojinete con aceite ligero y limpio.


d) Es esencial no engrasar los cojinetes ni poco ni demasiado para evitar
sobrecalentamientos y fallos prematuros. Se recomienda llenar los cojinetes con
grasa por medio de una espátula adecuada. Adémás, los alojamientos solo deben
llenarse hasta la mitad.
Bibliografía

- Manuel Viejo Zubicaray. Bombas: Teoría, Diseño y Aplicación.


- Igor J. Karassik y Roy Carter. Bombas Centrifugas: Selección, Operación y
Mantenimiento.
- Menaughton Kennetch. Bombas: Selección y Mantenimiento.
- Bombas. www.monografias.com
- Mantenimiento de Bombas Centrifugas. www.scribd.com
- Empresa Flowserve, división bombas. Catálogo Bomba Centrifuga,
Instrucciones para el usuario: Instalación, operación y mantenimiento.