Вы находитесь на странице: 1из 1

CONCLUSIÓN

El mundo natural es la comunidad sagrada más grande a la que pertenecemos. Dañar


esta comunidad es disminuir nuestra propia humanidad. Thomas Berry.

México tiene en materia ambiental, las más reconocidas leyes, que protegen y
cuidan al medio ambiente que nos rodea, es importante aplaudir el hecho que tales
existan .Al realizar la comparativa con Estados Unidos y Canadá podemos poner en
duda muchas cosas, entre ellas mencionar el por qué las diferencias se ven
significativas. No podemos dejar a un lado las razones por las cuales en los últimos
años el avance del impacto ambiental mediante el cambio climático y la extinción de
especies y hábitats han sido grandes, la manera en como el pasado viene a cobrar
lo que no pudo en su momento. Debemos replantearnos si las medidas que se están
tomando alrededor del mundo son las necesarias, y sí, además de todos los temas
que se deben de establecer en el día a día, estas realmente están siendo
consideradas. Como nación es nuestro deber de cuidar el lugar donde nacimos, el
hecho que las leyes de protección existan, pero que no se cumplan de manera
igualitaria, solo habla del desequilibrio y el poco interés que hemos puesto, porque
siempre podemos ser una sola voz y lograr cambios significativos.
Podemos el día de hoy de la conciencia ecológica, esto que al día de hoy se ha
vuelto más grande, gracias a muchos participantes y personas importantes es que
las aportaciones hacia una protección ambiental se han hecho inmensas, es un duro
compromiso a largo plazo que necesita acuerdos para poder sobrevivir y otorgar un
mejor futuro ambiental y económico. Hablamos entonces, de un desarrollo
sustentable, equilibrar lo económico, social y ecológico, es algo que llegamos a
idealizar, pero podemos quedarnos a un paso si cada día se pelea y se trabaja por
un mejor mañana.