Вы находитесь на странице: 1из 557

Manual de Gestión y

Administración Educativa

Cómo crear, gestionar, legalizar, liderar y


administrar una institución educativa

Hemel Santiago Peinado José

Hobber Rodríguez Sánchez


Quinta Edición

Actualizada y aumentada

MAGISTERIO
EDITORIAL
Colección Gestión
Título: MANUAL DE GESTIÓN Y ADMINISTRACIÓN EDUCATIVA
Cómo crear, gestionar, legalizar y administrar una institución educativa

© Hemel Santiago Peinado


José Hobber Rodríguez Sánchez

ISBN 978-958-20-1308-0

Quinta edición: Julio de 2018 Corregida y aumentada

Edición: Hernán Suárez

© COOPERATIVA EDITORIAL, MAGISTERIO

Diag. 36 Bis (Parkway La Soledad) N° 20-70 PBX: (0571) 338-3605

Bogotá D. C. Colombia www.magisterio.com.co

Escriba sus comentarios sobre la edición de este libro a: info@magisterio.com.co

Este libro no podrá ser reproducido en todo o en parte por ningún medio impreso o
de reproducción sin permiso escrito del editor. Impreso en Colombia

Impreso por Editorial Nomos S.A.

Catalogación en la publicación — Biblioteca Nacional de Colombia


Peinado Hemel Santiago
Manual de Gestión y Administración Educativa: Cómo crear, gestionar, legalizar,
liderar y administrar una institución educativa / Hemel Santiago Peinado José y
Hobber Rodríguez Sánchez -- 5a. ed. -- Bogotá: Editorial Magisterio 2018.
p. — (Colección Gestión)

Incluye datos biográficos del autor. -- Incluye bibliografía.

ISBN 978-958-20-1308-0

1. Administración Educativa - Manuales 2. Administración Escolar

CDD: 371.2 ed. 20 CO-BoBN– a835811


Contenido

Capítulo 1. Institución educativa-------15

1. Institución educativa (17); 2.Tipos de educación (18); 3. Establecimientos que


ofrecen educación informal (19); 4. Instituciones educativas estatales (20); 5. Cómo
fundar una institución privada (21); 6. Propuesta de creación (22); 7. Normas
urbanísticas (29); 8. Licencia de funcionamiento (29); 9. Requisitos para
legalización de instituciones educativas (32); 10. Educación informal (33); 11.
Modificación de licencia de funcionamiento (34); 12. Causales de negación de la
licencia de funcionamiento (35); 13. Cierre de la institución (35); 14. Nombres de los
colegios (35); 15. Aspectos específicos de la educación formal (36); 16.
Infraestructura y recursos (37); 17. Aspectos específicos de la educación para el
trabajo y el desarrollo humano (38); 18. Ambientes pedagógicos (43); 19. Tipos de
ambientes pedagógicos (44); 20. Grupos de uso para construcciones (46); 21.
Licencias de construcción para establecimientos educativos (47); 22. Creación y
funcionamiento de instituciones de educación para el Trabajo y el Desarrollo
Humano T. D. H.(49)

Capítulo 2. Proyecto Educativo institucional------59

1. Autonomía escolar (61); 2. Conceptualización (62); 3. Soporte legal del Proyecto


Educativo Institucional (67); 4. Horizonte institucional (69); 5. Filosofía (71); 6.
Misión (72); 7. Visión (74); 8. Valores (76); 9. Modelo pedagógico (77); 10. Objetivos
(78); 11. Metas (79); 12. Estrategias (80); 13. Procesos técnico-pedagógicos (81);
14. Creación de un ambiente de aprendizaje y convivencia (82); 15. Relaciones
sociales (82); 16. Currículo (84); 17. Plan de estudios (87); 18. Gestión escolar (88);
19. Componentes esenciales de la gestión (89); 20. Plan operativo (90); 21.
Estrategias del plan operativo (91); 22. Diseño del proyecto (94); 23. Evaluación
(97); 24. Otros procesos. La comunicación (98); 25. Actividades (98); 26.
Participación (99); 27. Investigación (99); 28. Procesos administrativos (100); 29.
Jornada escolar, intensidades horarias, asignaciones académicas (101); 30.
Jornada laboral de docentes y de directivos docentes (103); 31. Servicios
educativos en jornada única (105); 32. En establecimientos educativos privados
(111).

Capítulo 3. Gobierno Escolar---------------113

1. El Gobierno Escolar (115); 2. Conformación del Gobierno Escolar (115); 3.


Consejo Directivo de los establecimientos educativos estatales (116); 4.
Participación (118); 5. Vive la democracia en la escuela (121); 6. Pluralismo (122);
7. Libertad (123); 8. Respeto mutuo (124); 9. Comunidad educativa (125); 10.
Familia (125); 11. Sociedad (128); 12. Obligatoriedad y conformación del Gobierno
Escolar (128); 13. Órganos del Gobierno Escolar (129); 14. Integración del Consejo
Directivo (130); 15. Funciones del Consejo Directivo (131); 16. Consejo Académico
(134); 17. Personero de los estudiantes (135); 18. Perfil del personero (136); 19.
Proceso de elección del personero (137); 20. Funciones de los personeros (139);
21. Consejo de Estudiantes (140); 22. Consejo de Padres de Familia (141).

Capítulo 4. Funciones del rector o director ----------143

1. Perfil del directivo docente (145); 2. Cualidades del rector (146); 3. Funciones del
rector o director rural (146); 4. Obligaciones de los Rectores (148); 5.
Responsabilidad de los Rectores o directores rurales (149); 6. Identificación de los
perfiles (150); 7. Directivos docentes (150); 8. Funciones principales (151); 9.
Descripción de las funciones principales (151); 10. Director rural (155); 11.
Funciones principales del director rural (155); 12. Descripción de las funciones
(156); 13. Coordinador (160); 14. Propósito principal del cargo de coordinador (161);
15. Descripción de las funciones esenciales (161); 16. Número de coordinadores
(165); 1 7. Docentes de aula y sus funciones (166); 18. Docentes de primaria y sus
funciones (170); 19. Docentes de áreas de conocimiento (173); 20. Docentes líderes
de apoyo (176); 21. Docentes líderes de apoyo para el fortalecimiento de
competencias (176); 22. Docente líder de apoyo para el fortalecimiento de
competencias en educación física (183); 23. Docente líder de apoyo para el
fortalecimiento de competencias comunicativas en inglés como lengua extranjera
(189); 24. Docente líder de apoyo para fortalecimiento de competencias en lenguaje
y biblioteca escolar (192); 25. Docente orientador (198); 26. Jornada escolar y
laboral (202); 27. Fondos de servicios educativos (202); 28. Funciones del Consejo
Directivo (203); 29. Auxiliar administrativo con funciones de pagador (210); 30.
Contratación (211); 31. Contador (213); 32. Procesos presupuestales (215); 33.
Sistema presupuestal (215); 34. Principios de calidad aplicados a las funciones del
rector (217); 35. Control como función administrativa (219); 36. Reuniones y tipos de
reuniones (220); 37. Carácter de las reuniones (223); 38. Estatuto de
profesionalización (226); 39. Jornada laboral docente (227); 40. Director de grupo
(227); 41. Secretario (a) académico (a) (228); 42. Bibliotecario (228).

Capítulo 5: Reglamento o Manual de Convivencia -----------231

1. Manual de Convivencia (233); 2. Sanción sujeta al debido proceso (237); 3. Etapa


del debido proceso (238); 4. La convivencia escolar (241); 5. Comité Escolar de
Convivencia (243); 6. Manual de Convivencia, principales aspectos (254); 7.
Derechos de los estudiantes (257); 8. Fundamentación legal de Código de
Convivencia (261); 9. Medios de comunicación (264); 10. Reglamento de
Profesores (267); 11. Derechos (267); 12. Deberes (268); 13. Quejas, conflictos y
procedimientos (273); 14. Prohibiciones (274); 15. Actuaciones administrativas
(278); 16. Responsabilidad con los alumnos (283); 17. Padres de familia (284); 18.
Resolución de conflictos (292); 19. Papel del mediador (294); 20. La conciliación
(295); 21. Acta de conciliación (296); 22. Modelo de acta de conciliación (296).

Capítulo 6. Temas transversales---------299


1. Transversalidad (301); 2. Proyectos transversales (302); 3. Obligatoriedad de los
temas transversales (303); 4. Estudio y práctica de la Constitución Política (301); 5.
Educación para la democracia (305); 6. Educación ambiental (310); 7. Educación
sexual (312); 8. Recreación, deportes y utilización del tiempo libre (315); 9. Servicio
social estudiantil obligatorio (318); 10. Estudios afro-colombianos (321); 11.
Derechos humanos y pedagogía de la reconciliación (323); 12. Plan de Prevención
de Emergencias y Desastres (327); 13. Cátedra Bogotá (333); 14. Control y
tratamiento del Síndrome de Inmunodeficiencia Humana VIH y SIDA (333); 15.
Normas básicas de tránsito (335); 16. Cultura del emprendimiento (339); 17.
Escuela para padres y madres de familia (341); 18. Cátedra para la Paz (342).

Capítulo 7. Evaluación y promoción------------347

1. Conceptos generales de evaluación (349); 2. Qué es evaluar (349); 3. ¿Como


evaluar? (349); 4. ¿Cómo elegir un instrumento de evaluación? (351); 5. La
evaluación actual (352); 6. La evaluación constructivista (353); 7. Técnicas de
evaluación constructivista (354); 8. Evaluación como ayuda (355); 9. La información
obtenida con la evaluación se utiliza para... (356); 10. Modelo centrado en el alumno
(356); 11. Modelo centrado en el desempeño (357); 12. Función del profesor en la
evaluación (357); 13. Qué es la competencia (359); 14. El desempeño (359); 15. El
PEI y el sistema de evaluación (360); 16. Principios básicos de la evaluación (362);
17. Objetivos de la evaluación y el aprendizaje (362); 18. Criterios de evaluación y
promoción (370); 19. Escala de valoración (371); 20. Áreas reglamentarias y
fundamentales (372).

Capítulo 8. Evaluación institucional----------375

1. Referentes legales de la evaluación (377); 2. La evaluación como proceso (378);


3. Guía de Autoevaluación para el mejoramiento institucional (378); 4. Reflexión
sobre la institución educativa (380); 5. Áreas de gestión (381); 6. Metodología para
la autoevaluación (382); 7. Características del proceso de autoevaluación
institucional (383); 8. Documentos (387); 9. Registros (388); 10. Indicadores (388);
11. Gestión directiva (389); 12. Gestión académica (389); 13. Gestión administrativa
(389); 14. Gestión de la comunidad (389); 15. Mapa del proceso de autoevaluación
institucional (390); 16. Preguntas clave para el análisis de la información (391); 17.
Seguimiento y evaluación(395); 18. Mecanismos de comunicación (397); 19.
Alianzas y acuerdos interinstitucionales (399); 20. Clima institucional (400); 21.
Gobierno Escolar (401); 22. Tabla de resultados de Gestión directiva y horizonte
institucional (402);
23. Perfil de gestión académica (403); 24. Gestión administrativa (403); 25.
Preguntas clave para el análisis de la información (404); 26. Apoyo financiero y
contable (405); 27. Apoyo a la gestión académica (407); 28. Administración de
recursos físicos (408); 29. Administración de la planta física (410); 30.
Administración de Servicios Complementarios (411); 31. Talento Humano (412); 32.
Tabla de resultados de Gestión administrativa (414); 33. Perfil de gestión
administrativa (415); 34. Gestión de la comunidad (415); 35. Preguntas clave para el
análisis de la información (416); 36. Participación y Convivencia (417); 37.
Proyección a la Comunidad (420); 38. Tabla de resultados de Gestión de la
comunidad (422); 39. Perfil de Gestión de la comunidad (423); 40. Resultados (423);
40. El estado de sus indicadores (424); 41. Sistema institucional de evaluación
escolar (426); 42. Elementos de la autoevaluación institucional (427); 44. Principios
de la autoevaluación institucional(428).

Capítulo 9. Libros y documentos reglamentarios------------431

1. Libro de matrículas (433); 2. Documentación de estudiantes (436); 3. Libro de


observaciones de los alumnos (observador o anecdotario) (436); 4. Registro de
asistencia de estudiantes (437); 5. Libro de registro escolar de valoración (438); 6.
Libro de actas de posesión de los docentes (para instituciones privadas) (439); 7.
Protocolización de la planta de personal docente (439); 8. Libro de actas de
presentación de docentes oficiales (440); 9. Libro de documentos de los profesores
(440); 10. Libro de registro de asistencia de los profesores (441); 11. Libro de
registro del movimiento de la biblioteca (441); 12. Libro de actas de izadas de
bandera (441); 13. Libro de actas de las reuniones del Consejo de Profesores (443);
14. Libro de actas de las reuniones del Consejo Directivo (444); 15. Libro de actas
de las reuniones del Consejo Académico (445); 16. Libro de actas de las reuniones
del Consejo Estudiantil (447); 17. Registro histórico de la elección del personero
estudiantil y de las acciones del personero estudiantil (448); 18. Libro de actas de
las reuniones del Consejo de Padres de Familia (450); 19. Carpeta de
certificaciones (451); 20. Libro de actas de grado (452); 21. Libro de registro de
diplomas (453); 22. Libro de duplicados y modificaciones de diplomas (454); 23.
Carpeta con documentos de estudios realizados en el exterior (456); 24.
Información estadística (456); 25. Registro de seguimiento de egresados (457); 26.
Registro de proyectos de investigación y/o sistematización de experiencias de
docentes (458); 27. Registro de proyectos de investigación y/o sistematización de
experiencias de estudiantes (459); 28. Registro de Servicio Social Estudiantil
Obligatorio (460); 29. Registro de ausencias de personal docente y administrativo
(461); 30. Registro de salidas pedagógicas (462); 31. Seguimiento del Plan de
mejoramiento (463); 32. Formato Plan de Mejoramiento (463); 33. Nómina de pagos
(para instituciones privadas) (464); 34. Libro de estados financieros o balance
contable (plan único de cuentas) (464); 35. Carpetas con actas de visitas oficiales y
control de correspondencia (465); 36. Archivo general (465).

Capítulo 10. Matrículas y costos educativos-----------467

1. Establecimientos de educación formal (469); 2. Establecimientos educativos


privados (469); 3. Parámetros para la fijación de tarifas en los establecimientos
privados (471); 4. Cambios en el Manual de Autoevaluación (474); 5.
Estable-cimientos educativos estatales (475); 6. Política de gratuidad total (475); 7.
Establecimientos de educación formal de adultos (476); 8. Para establecimientos
que ofrezcan educación informal (477).

Capítulo 11. Educación preescolar--------479


1. Niveles de la educación formal (481); 2. Educación preescolar (481); 3. Alcances
y limitaciones de la educación preescolar (482); 4. Objetivos específicos de la
educación preescolar (491); 5. Acuerdo 138 de 2004 del Concejo de Bogotá (492);
6. Decreto 057 de febrero 6 de 2009 de la Alcaldía Mayor de Bogotá (495); 7.
Atención integral de la primera infancia (497).

Capítulo 12. Educación formal de adultos-------503

1. Educación para adultos y sus objetivos (505); 2. Decreto 1075 de 2015 (506); 3.
Otras normas educación de adultos (508); 4. Orientaciones curriculares especiales
(511); 5. Niveles de la educación de adultos (512); 6. Ciclos Lectivos Especiales
Integrados (CLEI) (519); 7. Requisitos para ingreso (520); 8. Costos educativos
(520).

Capítulo 13.
Acreditación de sistemas de gestión de calidad------------523

1. Una educación de calidad (525); 2. Acreditación de calidad (525); 3. Qué es


calidad en la educación (526); 4. Procesos de reconocimiento de modelos de
gestión (528); 5. Modelos y sistemas de gestión reconocidos (529); 6. Acreditación
con AvanCED (531); 7. Sistema integrado de calidad en Colombia (534); 8.
Beneficios de la acreditación (536); 9. Etapas de planeación (537); 10. Certificación
de calidad (538); 11. Usos de la certificación (539); 12. Ventajas de la acreditación
(540); 13. Proceso internacional (540).

Bibliografía ------------547

Los autores

Hemel Santiago Peinado


Normalista superior, licenciado en Ciencias Sociales y Económicas. Egresado de la
Universidad Libre de Colombia. Sede Bogotá. Magíster en Filosofía de la
Universidad Santo Tomás de Aquino. Docente de tiempo completo en la educación
oficial en el Distrito Capital, ocupando todos los cargos propios de la carrera
docente, desde docente de aula, coordinador, rector y supervisor.

Experiencia como docente universitario en las universidades de Santo Tomás de


Aquino, San Buenaventura de Bogotá y Antonio Nariño en las Facultades de
Educación durante dieciocho años. Experiencia en Inravisión, modalidad
bachillerato por radio, coordinador en la redacción de cuatro libros con las
correspondientes guías de Ciencias Sociales para la enseñanza abierta y a
distancia por radio (grados 6° a 9°).

Educador de amplia trayectoria, socio honorario de la Cooperativa Editorial


Magisterio, varias veces condecorado por la Secretaría de Educación de Bogotá por
servicios distinguidos prestados a la educación capitalina. Orientador de seminarios
de capacitación a docentes y reflexión pedagógica. Ex-Gerente del Centro
Administrativo de Educación Local de la Localidad 4a de San Cristóbal, Secretaría
de Educación de Bogotá D.C.

Autor de Didáctica de las Ciencias Sociales, una propuesta desde la pedagogía


activa, y del Libro de oro de las celebraciones escolares. Manual de gestión y
administración educativa. Coautor de Bella es Colombia. Manual de gestión y
administración educativa, y de Formación para el trabajo y el desarrollo humano.

José Hober Rodríguez Sánchez

Maestro Superior. Licenciado en Ciencias de la Educación con especialidad en


Química por la Universidad Pedagógica Nacional. Magíster en Administración y
Supervisión Educativa por la Universidad Externado de Colombia.

Actual supervisor de Educación dependiente de la Secretaría de Educación del


Distrito Capital (desde hace dieciocho años), luego de ser maestro de primaria,
Docente de secundaria, coordinador y rector de colegio (en total veintiocho años).
Coordinador del Equipo de Supervisión Educativa de las Localidades 4 y 2-13.
Asesor técnico-pedagógico de varias instituciones privadas de educación formal y
no formal.

Docente en varias instituciones de educación superior en programas de pregrado y


posgrado, en las áreas de pedagogía, currículo, evaluación, legislación educativa e
investigación, director y jurado de varios proyectos de grado. Conferencista;
ponente y autor de artículos educativos dirigidos a los interesados en la creación y
funcionamiento de instituciones de educación formal y no formal, en varios
seminarios programados por la Secretaría de Educación Distrital.
Participante en el II Curso de Formación en Gerencia y Gestión de Colegios
realizado en el Niágara Collage de Welland City - Ontario Canadá, durante el verano
del año 2000.

Coinvestigador en el contrato celebrado entre Dansocial y la Universidad


Cooperativa (sede Bogotá) denominado "Propuesta pedagógica que integre la
gestión socioempresarial en el sistema de economía solidaria, los componen-tes de
competitividad y productividad, y promueva su aplicación al interior de las
organizaciones sociales".

Presentación

El Manual de Gestión y Administración Educativa llega a la quinta edición. La


temática tratada en el desarrollo y a lo largo de su contenido es la administración de
las instituciones educativas que funcionan en el país. Es un texto único en su
género, novedoso, actualizado, de fácil manejo, práctico en relación con las
diversas situaciones que en el día a día se presentan en el funcionamiento de una
institución educativa. Es el libro de consulta de rectores, coordinadores, directores
de grupo, docentes en general, estudiantes de ciencias de la educación,
supervisores, directores de educación y jefes de núcleo, padres de familia, junta de
acción comunal, concejales, secretarías de educación. La edición de 10.000
ejemplares de las cuatro ediciones anteriores así lo demuestra.

El lector encontrará todos los aspectos relacionados con la creación de Colegios


que imparten educación no oficial, requisitos para los nombres y los diferentes
pasos que debe adelantar ante las Secretarías de Educación para obtener la
licencia de funcionamiento, el cobro de matrículas y pensiones, hasta su aprobación
y legalización de estudios.

Así mismo, el Manual se ocupa de aspectos esenciales de la gestión educativa tales


como las múltiples funciones de los rectores, coordinadores, orientadores y
docentes; diferentes aspectos del Manual de Convivencia, el Proyecto Educativo
Institucional, la Acreditación de Calidad, el manejo de los fondos de los colegios, los
derechos de los estudiantes acatando las normas constitucionales, el Código de la
Infancia y la Adolescencia, los derechos de los niños, niñas y adolescentes,
aspectos debidamente soportados por las correspondientes leyes, como la Ley
General de Educación y sus decretos reglamentarios, algunas sentencias de las
cortes, actualizados, el manejo de aspectos disciplinarios, la iniciación de los
procesos disciplinarios teniendo en cuenta el debido proceso, los códigos y las
demás normas reglamentarias.

Las funciones específicas de los docentes según el Estatuto Docente, el Decreto


1278 de 2002, las leyes, decretos y resoluciones reglamentarias recientes del
Ministerio de Educación Nacional. Aspectos disciplinarios relacionados de los
docentes y directivos en general. Responsabilidades de los docentes frente a sus
alumnos en horas de descanso y recreación, y en el tiempo de permanencia en la
institución educativa.

Otro aspecto de mucha importancia y responsabilidad son los libros reglamentarios


que se deben llevar en cada institución, las actas de grado, de reuniones, de izadas
de bandera, de los consejos directivo y académico, reuniones generales de
profesores, entre otros.

El libro incluye un capítulo sobre los sistemas de evaluación y promoción de los


estudiantes, al igual que la autoevaluación institucional, cada uno con su
correspondiente formato, siguiendo las pautas trazadas por el Ministerio de
Educación Nacional.

Cada uno de los temas que se analizan en los 13 capítulos que conforman el
Manual, tanto en sus aspectos generales como en sus aspectos específicos, son
cuidadosamente tratados de acuerdo con la experiencia y manejo de las
instituciones educativas, las necesidades actuales y las exigencias de las
autoridades de control del Ministerio de Educación Nacional y las Secretarías de
Educación.

Esta quinta edición ha sido revisada cuidadosamente en todos y cada uno de los
capítulos. En su actualización se han incluido las normas reglamentarias más
importantes expedidas recientemente por el Ministerio de Educación Nacional en
sus correspondientes apartes, en algunos casos no se incluyó el decreto o
resolución completa debido a la extensión de los mismos, pero se pueden consultar
a través de la página del Ministerio de Educación.
La finalidad de la obra es servir de guía, ayuda y orientación a todas las personas
relacionadas con los asuntos de la educación, su calidad, eficiencia, la buena
marcha de las instituciones educativas y la solución de las principales dificultades
diarias del acontecer de la vida escolar y de la comunidad educativa. Una obra de
consulta a la mano y servicio de los educadores y las instituciones educativas.

Capítulo I.
Institución educativa
1. institución educativa

2. Tipos de educación

3. Establecimientos que ofrecen educación informal

4. Instituciones educativas estatales

5. Como fundar una institución privada

6. Propuesta de creación

7. Normas urbanísticas

8. Licencia de funcionamiento

9. Requisitos para legalización de instituciones educativas

10. Educación Informal

11. Modificación de licencia de funcionamiento 12. Causales de negación de la


licencia de funcionamiento 15

13. Cierre de la institución

14. Nombres de los colegios

15. Aspectos específicos de la educación formal

16. Infraestructura y recursos

17. Aspectos específicos de la educación para el trabajo y el desarrollo humano

18. Ambientes pedagógicos

19. Tipos de ambientes pedagógicos

20. Grupos de uso para construcciones

21. Licencias de construcción para establecimientos educativos

22. Creación y funcionamiento de instituciones de educación para el Trabajo y el


Desarrollo Humano (T.D.H.)

Capítulo 1
Institución educativa
1. institución educativa

La Ley 715 de 2001. Dicta normas orgánicas en materia de recursos y


competencias de conformidad con los artículos 151, 288, 356 y 357 (Acto
Legislativo 01 de 2001) de la Constitución Política y se dictan otras disposiciones
para organizar la prestación de los servicios de educación y salud, entre otros.

'Artículo 9. institución educativa es un conjunto de personas y bienes promovidos


por las autoridades públicas o por particulares, cuya finalidad será prestar un año de
educación preescolar y nueve grados de educación básica como mínimo, y la
media. Las que no ofrecen la totalidad de dichos grados se denominan centros
educativos y deben asociarse con otras instituciones con el fin de ofrecer el ciclo de
educación básica completa a los estudiantes. Deberán contar con licencia de
funcionamiento o reconocimiento de carácter oficial, disponer de una estructura
administrativa, planta física y medios educativos adecuados.

Las instituciones educativas combinarán los recursos para brindar una educación
de calidad, la evaluación permanente, el mejoramiento continuo del servicio
educativo y los resultados del aprendizaje, en el marco de su programa educativo
institucional. las instituciones educativas estatales son departamentales, distritales
o municipales.

Parágrafo 1. Por motivos de utilidad pública o interés social, las instituciones


educativas departamentales que funcionen en los distritos o municipios certificados
serán administradas por los distritos o municipios certificados. Por iguales motivos
se podrán expropiar bienes inmuebles educativos, de conformidad con la
Constitución y la ley. Durante el traspaso de la administración deberá garantizarse
la continuidad en la prestación del servicio educativo. Para el perfeccionamiento de
lo anterior se suscribirá un convenio interadministrativo entre las entidades
territoriales.

Parágrafo 4. Habrá una sola administración cuando en una misma planta física
operen más de una jornada. También podrá designarse una sola administración
para varias platas físicas de conformidad con el reglamento"

Ley 1 15 de 1994. Ley General de Educación

"Artículo 138. Naturaleza y condiciones del establecimiento educativo. Se entiende


por establecimiento educativo o institución educativa, toda institución de carácter
estatal, privada o de economía solidaria organizada con el fin de prestar el servicio
público educativo en los términos fijados por esta ley.

El establecimiento educativo debe reunir los siguientes requisitos:

— Tener licencia de funcionamiento o reconocimiento de carácter oficial;


— Disponer de una estructura administrativa, una planta física y medios
educativos adecuados, y

— Ofrecer un proyecto educativo institucional.

Los establecimientos educativos por niveles y grados, deben contar con la


infraestructura administrativa y soportes de la actividad pedagógica para ofrecer al
menos un grado de pre-escolar y los nueve grados de educación básica. El
Ministerio de Educación Nacional definirá los requisitos mínimos de infraestructura,
pedagogía, administración, financiación y dirección que debe reunir el
establecimiento educativo para la prestación del servicio y la atención individual que
favorezca el aprendizaje y la formación integral del niño"

Decreto 4904 de 2009, reglamenta la organización, oferta y funcionamiento de la


prestación del servicio educativo para el trabajo y el desarrollo humano...

"Organización de las instituciones educativas. Naturaleza y condiciones de las


instituciones de educación para el trabajo y el desarrollo humano. Se entiende por
institución de educación para el trabajo y el desarrollo humano, toda institución de
carácter estatal o privada organizada para ofrecer y desarrollar programas de
formación laboral o de formación académica de acuerdo con lo establecido en la
Ley 115 de 1994.

La institución de educación para el trabajo y el desarrollo humano para ofrecer el


servicio educativo debe cumplir los siguientes requisitos:

2.1.1. Tener licencia de funcionamiento o reconocimiento de carácter oficial 2.1.2.


Obtener el registro de los programas de que trata el presente decreto"

2.1.1. Obtener el registro de los programas de que trata el presente decreto”

2. Tipos de educación

Ley 115 de 1994

Artículo 10. Definición de educación formal. Se entiende por educación formal


aquélla que se imparte en establecimientos educativos aprobados, en una
secuencia regular de ciclos lectivos, con sujeción a pautas curriculares progresivas,
y conducente a grados y títulos.

Artículo 11. Niveles de la educación formal. La educación formal a que se refiere la


presente ley, se organizará en tres (3) niveles:

El preescolar que comprenderá mínimo un grado obligatorio;

La educación básica con una duración de nueve (9) grados que se desarrollará en
dos ciclos: la educación básica primaria de cinco (5) grados y la educación básica
secundaria de cuatro (4) grados, y la educación media con una duración de dos (2)
grados.

La educación formal en sus distintos niveles, tiene por objeto desarrollar en el


educando conocimientos, habilidades, aptitudes y valores mediante los cuales las
personas puedan fundamentar su desarrollo en forma permanente.

Artículo 15. Definición de educación preescolar. La educación preescolar


corresponde a la ofrecida al niño para su desarrollo integral en los aspectos
biológico, cognoscitivo, sicomotriz, socioafectivo y espiritual, a través de
experiencias de socializaciones pedagógicas y recreativas.

Artículo 19. Definición de educación básica. La educación básica obligatoria


corresponde a la identificada en el artículo 356 de la Constitución Política como
educación primaria y secundaria; comprende nueve (9) grados y se estructurará en
torno a un currículo común, conformado por las áreas fundamentales del
cono-cimiento y de la actividad humana.

Artículo 27. Duración y finalidad. La educación media constituye la culminación,


consolidación y avance en el logro de los niveles anteriores y comprende dos
grados, el décimo (10°) y el undécimo (1 1 °). Tiene como fin la compresión de las
ideas y los valores universales y la preparación para el ingreso del educando a la
educación superior y al trabajo.

Artículo 36. Duración y finalidad. La educación no formal es la que se ofrece con el


objeto de complementar, actualizar, suplir conocimientos y formar, en aspectos
académicos o laborales sin sujeción al sistema de niveles y grados establecidos en
el artículo 11 de esta ley.

Artículo 43. Definición de educación informal. Se considera educación informal todo


conocimiento libre y espontáneamente adquirido, proveniente de personas,
entidades, medios masivos de comunicación, medios impresos, tradiciones,
costumbres, comportamientos sociales y otros no estructurados.

Artículo 50. Definición de educación para adultos. La educación de adultos es


aquella que se ofrece a las personas en edad relativamente mayor a la aceptada
regularmente en la educación por niveles y grados del servicio público educativo,
que deseen suplir y completar su formación, o validar sus estudios. El Estado
facilitará las condiciones y promoverá, especialmente, la educación a distancia y
semipresencial para los adultos.

3. Establecimientos que ofrecen educación informal

La educación informal es el proceso de aprendizaje continuo y espontáneo que se


realiza fuera del marco de la educación formal y la educación no formal, como
hecho social no determinado, de manera intencional.

"Es una dimensión de la educación que duplica el campo de acción de cada una de
las otras dimensiones educativas, a saber: educación formal y educación no formal.
Los aprendizajes están determinados por situaciones cotidianas de contacto social,
en su mayoría no son organizados o administrados por una estrategia educativa
determinada, son experiencias que se dan en ámbitos más relajados que los
escolarizados; la familia es el principal grupo social en el que se desarrolla este tipo
de aprendizajes, que con sus respectivos contactos sociales facilitan la
personalización de los individuos, el club deportivo, la asociación cultura a la que
concurren las familias, el grupo social con el que se vive la sociabilidad, entre otros;
y en definitiva los medios masivos de comunicación que entran ya en otra
modalidad de educación informal, es decir, son actividades diseñadas, pensadas y
por tanto programadas para lograr un objetivo de formación específico. La internet,
la televisión, la radio, los libros, el diario, las revistas, la telefonía móvil, los radios
transistores, son algunos de los ejemplos de la realidad tecnológica que dinamizan
este tipo de educación en la que se pueden perder las conciencias débilmente
socializadas, ya que es un enorme cúmulo de información de los individuos que no
han fortalecido suficientemente su personalidad, principalmente en los aspectos
éticos de su desarrollo social. La educación informal es una dimensión educativa
casi inexplorada e incomprendida por el sistema educativo, por lo que se entiende
como un vasto y fértil campo para realizar investigación educativa y social que nos
permita erradicar en medida de lo posible el mal uso que hacemos de los elementos
y factores que componen la dinámica natural" (1. Preguntas frecuentes. Ministerio de
Educación Nacional, disponible en https://www.mineducacion.gov.co/l 759/articles3 55413_recu
rso_pdf_FAQ. pdf)

Decreto 4904 de 2009

Numeral 58. La oferta de educación informal tiene como objetivo brindar


oportunidades para complementar, actualizar, perfeccionar, renovar o profundizar
cono-cimientos, habilidades, técnicas y prácticas.
Hacen parte de esta oferta educativa aquellos cursos que tengan una duración
inferior a ciento sesenta (160) horas. Su organización, oferta y desarrollo no
requieren de registro por parte de la Secretaría de Educación de la entidad territorial
certifica-da y solo darán lugar a la expedición de una constancia de asistencia.

Para su ofrecimiento deben cumplir con lo establecido en el artículo 47 del Decreto


Ley 2150 de 1995. "Toda promoción que se realice respecto de esta modalidad
deberá indicar claramente que se trata de educación informal y que no conduce a
título alguno o certificado de aptitud ocupacional".
4. Instituciones educativas estatales

De acuerdo con lo señalado en el artículo 9° de la Ley 715 de 2001, las instituciones


educativas estatales son departamentales, distritales o municipales, entidades que
en virtud de la competencia asignada por dicha ley en el artículo 11, pueden
administrar fondos de servicios educativos en los cuales se manejarán los recursos
destinados a financiar gastos que faciliten el funcionamiento de la institución,
distintos a los de personal.

Uno de los criterios de clasificación de los establecimientos educativos discrimina


entre oficiales y privados. Los primeros se crean dentro de la organización estatal
del sector educativo, son administrados con las reglas del sector y financiados con
los recursos públicos destinados a educación.

5. Cómo fundar una institución educativa privada

Constitución Política de Colombia

Artículo 67. La educación es un derecho de la persona y un servicio público que


tiene una función social; con ella se busca el acceso al conocimiento, a la ciencia, a
la técnica, y a los demás bienes y valores de la cultura.
La educación formará al colombiano en el respeto a los derechos humanos, a la paz
y a la democracia; y en la práctica del trabajo y la recreación, para el mejoramiento
cultural, científico, tecnológico y para la protección del ambiente.

El Estado, la sociedad y la familia son responsables de la educación, que será


obligatoria entre los cinco y los quince años de edad y que comprenderá como
mínimo, un año de preescolar y nueve de educación básica.
Artículo 68. Los particulares podrán fundar establecimientos educativos. La Ley
establecerá las condiciones para su creación y gestión.

La comunidad educativa participará en la dirección de las instituciones de


educación. La enseñanza estará a cargo de personas de reconocida idoneidad ética
y pedagógica. La ley garantiza la profesionalización y dignificación de la actividad
docente. Los padres de familia tendrán derecho de escoger el tipo de educación
para sus hijos menores. En los establecimientos del Estado ninguna persona podrá
ser obligada a recibir educación religiosa (ver Decreto 4500 de 2006, artículo 2°).

Según la Constitución, la persona natural o jurídica que decida fundar una


institución educativa con el propósito de ofrecer servicio público educativo en
los términos establecidos en la Ley 115 de 1994, para que puedan obtener la
correspondiente licencia de funcionamiento o reconocimiento oficial, deben cumplir
con los requisitos que se mencionan más adelante.

Las instituciones educativas creadas por particulares no solo gozan de protección


estatal, sino que ocupan el lugar del Estado, tratándose de la prestación del servicio
público educativo tal como lo preconiza la Corte Constitucional en su Sentencia SU
624 de 1999, quedando en consecuencia sujetas a las regulaciones que el Estado
determine, y, por ende, al poder regulador de la suprema inspección y vigilancia
(artículo 67). Todo ello para garantizar las finalidades de la educación en el marco
de los fines sociales del Estado. La licencia de funcionamiento es la autorización del
Estado al particular para prestar el servicio educativo, es el permiso estatal otorgado
al particular para que una de sus funciones como la prestación del servicio público
educativo pueda ser cumplida por este sin detrimento de las finalidades del servicio,
de la formación integral de los educandos y de la equidad, eficiencia y calidad de la
educación.

6. Propuesta de creación

Requisitos para la creación de una institución educativa privada:

— Estudio de factibilidad y viabilidad financiera. Demostrar la necesidad del


servicio educativo y que se dispone de los recursos financieros propios para que la
institución funcione, al menos durante tres años.

— Constancia de asistencia a un curso de inducción o taller de entrenamiento,


según lo establecido en el artículo 2 de la Resolución 11007 de 1990. Este curso
taller es organizado y desarrollado por las Secretarías de Educación una vez al año
y sin costo alguno.

— Licencia de construcción para institución educativa debidamente


desarrollada en el predio donde funcionará. Si la licencia de construcción caducó
después de la expedición del Decreto 1600 del 2005, artículo 45, se requiere
certificado de permiso de ocupación expedido por la alcaldía local o Planeación
Distrital (para el caso de Bogotá), para las demás entidades territoriales este podrá
ser solicitado en la alcaldía municipal correspondiente. Si la licencia de construcción
caducó antes de la expedición del mencionado decreto, se requiere concepto sobre
desarrollo de la licencia en el predio respectivo, expedido por la autoridad
competente (curaduría urbana o quien ejerza estas funciones).

— Fotocopia de la licencia de construcción, adecuación, modificación,


remodelación o reconocimiento de la planta física, expedida por la curaduría urbana
o entidad competente.

— Para el caso de Bogotá, la Secretaría de Educación exige como requisito previo


al otorgamiento de la licencia de funcionamiento, la presentación de la licencia de
construcción o de reconocimiento de la construcción, debidamente desarrollada en
el predio, que autorice el uso de la edificación para institución educativa, de acuerdo
con la siguiente normatividad:

Ley 115 de 1994, artículo 138, concordante con el artículo 9.° de la Ley 715 de
2001.
Ley 400 de 1997 del Ministerio del Ambiente. Decreto 3433 de 2008.

Decreto 1469 de 2010 del Ministerio del Ambiente.

Acuerdo 6 de 1990 del Concejo de Bogotá, Decreto 1052 de 1998 del Ministerio de
Desarrollo (derogado en los artículos 35 a 74 y 81 por el Decreto 564 de 2006).

Decreto 1600 de 2005 vigente en su artículo 57, el cual fue modificado y adiciona-do
por el Decreto 564 de 2006, artículo 291.

Decretos Distritales 619 de 2000, 469 de 2003, 190 de 2004, mediante los cuales se
adopta el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) y 449 de 2006 o Plan Maestro de
Equipamientos Educativos.

Directiva Ministerial 0016 de 2004.

Concepto sanitario favorable vigente, expedido por la Secretaría de Salud o quien


haga sus veces, acorde con lo establecido en la Ley 9a de 1979.

Documento que acredite la propiedad o arrendamiento del inmueble.

Certificado de existencia y representación legal expedido por la Cámara de


Comercio, si se trata de una entidad o fundación sin ánimo de lucro o de una
sociedad comercial, si el propietario es una persona natural no se requiere.

Certificado de tradición y libertad del inmueble (expedido por la Superintendencia


Nacional de Notariado y Registro), donde funcionará la institución educativa en
proceso de creación si es propietario, o contrato de arrendamiento si no es
propiedad del dueño de la institución.

Hoja de vida del rector (a) o director (a), anexando los soportes correspondientes
(fotocopias de títulos y experiencia laboral) de acuerdo con lo establecido en el
artículo 198 de la Ley 115 de 1994, el cual establece: "Contratación de educadores
privados. Los establecimientos educativos privados, salvo las excepciones
previstas en la ley, solo podrán vincular a su planta docente personas de reconocida
idoneidad ética y pedagógica, con título en educación, expedido por una
universidad o una institución de educación superior.

Parágrafo. Los establecimientos educativos privados podrán contratar


profesionales con título universitario, para que dicten cátedras relacionadas con su
profesión o especialidad en la educación básica y media, siendo responsabilidad de
dichas instituciones la correspondiente preparación pedagógica. También podrán
contratar educadores que provengan del exterior, si reúnen las mismas calidades
exigidas para el ejercicio de la docencia en el país. Estos últimos no tendrán que
homologar el título para ejercer la cátedra”

Plan de prevención de emergencias y desastres, acorde con lo establecido en la


Ley 46 de 1988, el Decreto Nacional 919 de 1989 y las resoluciones 7550 de 1994
del MEN y 3459 de 1994 de la SED, debidamente registrado en el DPAE
(Departamento para la Prevención de Amenazas y Emergencias de la Alcaldía
Mayor de Bogotá).

Proyección de personal directivo, docente, administrativo y de servicios; recursos


docentes y didácticos necesarios y los mecanismos de administración de los
mismos.

Concepto favorable del Comité Ejecutivo Nacional para el Desarrollo de Recursos


Humanos en Salud del Ministerio de Protección Social, si pretende registrar
programas de Educación no formal en áreas auxiliares de la salud.
Concepto técnico pedagógico, emitido por la supervisión educativa o la instancia
que haga sus veces.

Elaboración de la propuesta.

Código DANE en la licencia de funcionamiento.

Decreto No. 3433 de 2008. Reglamenta la expedición de licencias de


funcionamiento para establecimientos educativos promovidos por particulares para
prestar el servicio público educativo en los niveles de preescolar, básica y media.

Artículo 2°. Licencia de funcionamiento. Licencia de funcionamiento es el acto


administrativo motivado de reconocimiento oficial por medio del cual la secretaría de
educación de una entidad territorial certificada autoriza la apertura y operación de
un establecimiento educativo privado dentro de su jurisdicción.

Debe especificar el nombre, razón social o denominación del propietario del


establecimiento educativo, quien será el titular de la licencia, Número de
Identificación DANE y nombre completo del establecimiento educativo, ubicación de
su planta física, niveles, ciclos y modalidades que ofrecerá, número máximo de
estudiantes que puede atender y tarifas de matrícula y pensión para los grados que
ofrecerá durante el primer año de funcionamiento.

Artículo 3°. Alcance, efectos y modalidades de la licencia de funcionamiento. La


secretaría de educación respectiva podrá otorgar la licencia de funcionamiento en la
modalidad definitiva, condicional o provisional, según el caso. Será expedida a
nombre del propietario, quien se entenderá autorizado para prestar el servicio en las
condiciones señaladas en el respectivo acto administrativo.

Es definitiva la licencia de funcionamiento que expide la secretaría de educación


competente, previa presentación y aprobación de la propuesta de Proyecto
Educativo Institucional (PEI), el concepto de uso del suelo, el concepto sanitario o
acta de visita, la licencia de construcción y el permiso de ocupación o acto de
reconocimiento, cuando se requiera. Esta licencia será concedida por tiempo
indefinido, previa verificación de los requisitos establecidos en el presente decreto y
demás normas que complementen o modifiquen.

Es condicional la licencia de funcionamiento que expide la secretaría de educación


competente, previa presentación y aprobación de la propuesta de Proyecto
Educativo Institucional (PEI), del concepto de uso del suelo y de la licencia de
construcción o acto de reconocimiento. El carácter condicional se mantendrá hasta
tanto se verifiquen los requisitos establecidos en el inciso anterior.

Esta licencia será expedida por 4 años, y podrá ser renovada por períodos anuales
a solicitud del titular, siempre que se demuestre que los requisitos adicionales para
obtener la licencia en la modalidad definitiva no han sido expedidos por la autoridad
competente, por causas imputables a esta.

Es provisional la licencia de funcionamiento que expide la secretaría de educación


competente, previa presentación y aprobación de la propuesta de Proyecto
Educativo Institucional (PEI) y del concepto de uso del suelo.

Parágrafo 1°. El solicitante únicamente se entenderá autorizado a prestar el servicio


educativo con la licencia de funcionamiento expedida en la modalidad condicional o
definitiva.

Parágrafo 2°. Las licencias otorgadas de conformidad con las normas anteriores a la
expedición de este decreto conservarán su vigencia. No obstante, cualquier
modificación que se requiera deberá ajustarse a lo dispuesto en este decreto.

Artículo 4°. Solicitud. Para obtener la licencia de funcionamiento, el interesado


deberá presentar a la secretaría de educación de la entidad territorial certificada,
con no menos de seis meses de antelación a la fecha de iniciación de labores, una
solicitud acompañada de la propuesta de Proyecto Educativo Institucional (PEI) y
del concepto de uso del suelo de los inmuebles de la planta física propuesta,
expedido por la autoridad competente en el municipio o distrito.

La propuesta de PEI deberá contener por lo menos la siguiente información:


a) Nombre propuesto para el establecimiento educativo, de acuerdo con la
reglamentación vigente, número de sedes, ubicación y dirección de cada una y su
destinación, niveles, ciclos y grados que ofrecerá, propuesta de calendario y de
duración en horas de la jornada, número de alumnos que proyecta atender,
especificación de título en media académica, técnica o ambas si el establecimiento
ofrecerá este nivel,

b) Estudio de la población objetivo a que va dirigido el servicio, y sus requerimientos


educativos,

c) Especificación de los fines del establecimiento educativo,


d) Oferta o proyección de oferta de al menos un nivel y ciclo completo de educación
preescolar, básica y media,

e) Lineamientos generales del currículo y del plan de estudios, en desarrollo de lo


establecido en el Capítulo I del Título II de la Ley 115 de 1994,

f) Indicación de la organización administrativa y el sistema de gestión, incluyendo


los principios, métodos y cultura administrativa, el diseño organizacional y las
estrategias de evaluación de la gestión y de desarrollo del personal,

g) Relación de cargos y perfiles del rector y del personal directivo, docente y


administrativo,

h) Descripción de los medios educativos, soportes y recursos pedagógicos que se


utilizarán, de acuerdo con el tipo de educación ofrecido, acompañada de la
respectiva justificación,

i) Descripción de la planta física y de la dotación básica; plano general de las sedes


del establecimiento; especificación de estándares o criterios adoptados para definir
las condiciones de la planta física y de la dotación básica,

j) Propuesta de tarifas para cada uno de los grados que se ofrecerán durante el
primer año de operación, acompañada de estudio de costos, proyecciones
financieras y presupuestos para un período no inferior a cinco años,

k) Servicios adicionales o complementarios al servicio público educativo que


ofrecerá el establecimiento, tales como alimentación, transporte, alojamiento,
escuela de padres o actividades extracurriculares, y

I) Formularios de autoevaluación y clasificación de establecimientos educativos


privados adoptados por el Ministerio de Educación Nacional para la definición de
tarifas, diligenciados en lo pertinente.

Parágrafo: Para obtener la licencia de funcionamiento en las modalidades


condicional o definitiva, el interesado deberá presentar, además, la solicitud
acompañada de los requisitos enunciados en el artículo 3° del presente decreto,
según el caso.

Artículo 5°. Procedimiento. La secretaría de educación de la entidad territorial


certificada dará a la solicitud de licencia el trámite previsto en los artículos 9 a 16 del
Código Contencioso Administrativo.

Artículo 6°. Causales de negación de la licencia de funcionamiento. La secretaría de


educación de la entidad territorial certificada negará la licencia de funcionamiento
para la prestación del servicio público educativo en los siguientes casos:
a) Cuando el calendario propuesto sea inferior a 40 semanas o las horas
efectivas anuales de sesenta minutos sean inferiores a 800 en preescolar, 1.000 en
básica primaria o 1.200 en básica secundaria o media, o en el caso de educación de
adultos o jóvenes en extraedad, cuando no cumplan los requisitos establecidos en
el artículo 18 del Decreto 301 1 de 1997 o en la norma que lo modifique o sustituya,

b) Cuando el establecimiento no cuente con la infraestructura administrativa y


soportes de la actividad pedagógica para ofrecer directamente o por convenio el
servicio educativo propuesto para los estudiantes que proyecta atender,

c) Cuando los fines propuestos para el establecimiento sean contrarios a los


establecidos en el artículo 5° de la Ley 115 de 1994,

d) Cuando no haya coherencia entre el estudio de la población objetivo y la


propuesta pedagógica, de conformidad con los literales b) y e) del artículo 4° de este
Decreto, o entre esta y los recursos para proveerlo, expresados en los literales f) a i)
del mismo artículo,

e) Cuando en el diseño organizacional no se incluyan órganos, funciones y


forma de organización del gobierno escolar, de acuerdo con lo establecido en el
artículo 68 de la Constitución Política, en los artículos 6 y 142 a 145 de la Ley 1 15
de 1994 y en los artículos 18 a 25 del Decreto 1860 de 1994 y los pertinentes de las
normas que los modifiquen o sustituyan,

f) Cuando las proyecciones presupuestales y financieras no sean consistentes


respecto de los recursos y servicios propuestos,

g) Cuando de acuerdo con los formularios a que hace referencia el literal 1)


del artículo 4°, el colegio se clasifique en régimen controlado, y

h) Cuando se compruebe falsedad en alguno de los documentos presentados,


sin perjuicio de las acciones administrativas y penales a que haya lugar.

Parágrafo. Contra el acto administrativo que niegue la licencia de funcionamiento


procederán los recursos de ley. Subsanadas las causas que dieron lugar a la
negación de la licencia, el particular podrá iniciar un trámite con el mismo objeto.

Artículo 7°. Fijación de tarifas. Con la licencia de funcionamiento se autoriza al


establecimiento educativo privado para que aplique las tarifas de matrícula,
pensiones y cobros periódicos presentados en la propuesta aprobada. El
establecimiento se clasificará en uno de los regímenes de tarifas, de acuerdo con el
resultado de la autoevaluación a que hace referencia el literal 1) del artículo 4° de
este decreto.

Artículo 8°. Pérdida de vigencia. Si el establecimiento educativo no inicia labores


después de dos años de expedida la licencia de funcionamiento condicional o
definitiva, según el caso, esta perderá vigencia. Igual efecto se producirá si, dentro
de los doce meses siguientes a la fecha de inicio de labores, el establecimiento
educativo no registra el PEI adoptado por el Consejo Directivo en la secretaría de
educación correspondiente.

Parágrafo: Para los efectos de esta disposición, se entenderá como fecha de inicio
de labores el día en que inicien las matrículas de los estudiantes en el
establecimiento objeto de la licencia.

Artículo 9°. Modificaciones. Las novedades relativas a cambio de sede dentro de la


misma entidad territorial certificada, apertura de nuevas sedes en la misma
jurisdicción, cambio de nombre del establecimiento educativo o del titular de la
licencia, ampliación o disminución de los niveles de educación ofrecidos, fusión de
dos o más establecimientos educativos, o una modificación estructural del PEI que
implique una modalidad de servicio distinto o en el carácter de la media, requerirán
una solicitud de modificación del acto administrativo mediante el cual se otorgó la
licencia de funcionamiento. Para tales efectos, el titular de la licencia presentará la
solicitud, a la que anexará los soportes correspondientes.

Cuando un establecimiento traslade la totalidad de sus sedes a otra entidad


territorial certificada, la secretaría de educación que recibe al establecimiento,
previa verificación del cumplimiento de los requisitos establecidos, expedirá la
nueva licencia, dejando en esta constancia de la anterior, y oficiará a la secretaría
de educación correspondiente para que cancele la licencia anterior. El particular
conservará sus archivos e informará el cambio de sede y la nueva dirección a la
secretaría de educación de la entidad territorial certificada en la que estaba ubicado.

Parágrafo: El particular está obligado a informar de la decisión de cierre del


establecimiento a la comunidad educativa y a la secretaría de educación en cuya
jurisdicción opere, con no menos de seis meses de anticipación. En este caso, el
establecimiento entregará a la secretaría de educación de la respectiva entidad
territorial los registros de evaluación y promoción de los estudiantes, con el fin de
que esta disponga de la expedición de los certificados pertinentes.

Artículo 10°. Información al público. Las secretarías de educación mantendrán en el


Directorio Único de Establecimientos Educativos (DUE) y a disposición del público,
la información actualizada sobre los establecimientos educativos privados con
licencia de funcionamiento vigente en su jurisdicción, incluyendo por lo menos
nombre completo, número de identificación DANE, número de la licencia, dirección,
teléfono, correo electrónico y niveles autorizados.

Los establecimientos educativos tienen la obligación de reportar a la secretaría de


educación de su jurisdicción los datos de su establecimiento y estudiantes, en la
forma y términos que requieran las autoridades educativas territoriales y nacionales.

Artículo 11°. Inspección y vigilancia. La inspección y vigilancia sobre los


establecimientos educativos será ejercida en su jurisdicción por el gobernador o el
alcalde de las entidades territoriales certificadas, según el caso, quienes podrán
ejercer estas funciones a través de las respectivas secretarías de educación.

Dentro del plan operativo anual de inspección y vigilancia, las entidades territoriales
certificadas en educación incluirán a los establecimientos educativos cuyas
licencias se hayan otorgado durante el año inmediatamente anterior. Los
estable-cimientos educativos que carezcan de licencias de funcionamiento vigente
no podrán prestar el servicio educativo y serán clausurados.

Artículo 12°. Vigencia y derogatorias. El presente decreto rige a partir de su


promulgación y deroga las disposiciones que le sean contrarias. Dado en Bogotá, D.
C., a los 12 días de diciembre de 2008.

Alvaro Uribe Vélez. María Cecilia Vélez White, Ministra de Educación Nacional.

Requisitos para obtener la licencia de funcionamiento:

Para obtener la licencia de funcionamiento, el interesado debe anexar a la solicitud


la siguiente información o requisitos, en medio magnético:

1. Nombre de la institución (no se pueden utilizar nombres, siglas, símbolos que


induzcan a confusión con las instituciones de educación superior - No utilizar las
expresiones Corporación, institución técnica o tecnológica).

2. Naturaleza jurídica (anexar documentos).

3. Dirección de la institución: municipio, sedes, teléfono, correo.

4. Datos de propietario o representante legal.

5. Datos del rector o director (hoja de vida, formación académica).

6. Principios institucionales (misión, visión, objetivos).

7. El programa que proyecta ofrecer debidamente estructurado tal como lo


establece el numeral 3.8 del Decreto 4904 de 2009.

8. Número de estudiantes que proyecta atender.


9. Identificación de la planta física.

10. Licencia de construcción institucional para uso educativo (cuando no es


edificación nueva es una licencia de adecuación del bien inmueble, Decreto 1469 de
2010).

11. Certificado de libertad o contrato de arrendamiento (el contrato de


arrendamiento debe tener una vigencia mínima de dos años).
12. Concepto sanitario (Art. 47 Decreto 2150 de 1995).

13. Plan de prevención de emergencias y desastres (Ley 46 de 1998).

14. Libros reglamentarios: matrículas, evaluación y promoción, actas del Consejo,


registro de certificados de aptitud ocupacional, convalidación de certificados,
reconocimiento de saberes y contables.

7. Normas urbanísticas

La creación de un nuevo establecimiento requiere además que se cumplan las


normas urbanísticas establecidas por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y
Desarrollo Territorial No. 1469 de 2010 que reglamenta el uso del suelo, tipos de
licencias con sus modalidades (incluida la licencia de construcción), procedimiento
para la expedición y vigencia de las licencias, permisos de ocupación, entre otros.

Para la aplicación del mencionado decreto en establecimientos que funcionarán en


edificios en arriendo, se emitió el siguiente concepto por parte del Ministerio de
Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial:

Concepto licencia para colegios en arriendo.

Según el Decreto 3433 de 2008 para poseer licencia de funcionamiento hay que
tener licencia de construcción, permiso de ocupación y acta de reconocimiento.

8. licencia de funcionamiento

Se entiende por licencia de funcionamiento el acto administrativo mediante el cual la


secretaría de educación autoriza la creación, organización y funcionamiento de
instituciones de educación para el trabajo y el desarrollo humano de naturaleza
privada.

La licencia de funcionamiento se otorgará por tiempo indefinido, sujeta a las


condiciones en ella establecidas.

Decreto 4904 de 2009, Ministerio de Educación Nacional, por el cual se reglamenta


la organización, oferta y funcionamiento de la prestación del servicio educativo para
el trabajo y el desarrollo humano y se dictan otras disposiciones.
Artículo 1 °. Adóptense como reglamentación para la organización, oferta y
funcionamiento de la prestación del servicio público de educación para el trabajo y
el desarrollo humano las siguientes disposiciones.

Capítulo 1 - Aspectos generales

1.1. Objeto y ámbito. El presente decreto tiene por objeto reglamentar la creación,
organización y funcionamiento de las instituciones que ofrezcan el servicio
educativo para el trabajo y el desarrollo humano, antes denominado educación no
formal, y establecer los requisitos básicos para el funcionamiento de los programas
de educación para el trabajo y el desarrollo humano.

1.2. Educación para el trabajo y el desarrollo humano. La educación para el trabajo


y el desarrollo humano hace parte del servicio público educativo y responde a los
fines de la educación consagrados en el artículo 5° de la Ley 115 de 1994. Se ofrece
con el objeto de complementar, actualizar, suplir conocimientos y formar, en
aspectos académicos o laborales, y conduce a la obtención de certificados de
aptitud ocupacional.

Comprende la formación permanente, personal, social y cultural, que se


fundamenta en una concepción integral de la persona, que una institución organiza
en un proyecto educativo institucional y que estructura en currículos flexibles sin
sujeción al sistema de niveles y grados propios de la educación formal.

2.3. Reconocimiento oficial. Para las instituciones de educación para el trabajo y el


desarrollo humano de carácter estatal, el acto administrativo de creación constituye
el reconocimiento de carácter oficial.

2.6. Modificaciones a la licencia. Las novedades relativas a cambio de sede,


apertura de nuevas sedes en la misma jurisdicción, cambio de propietario, cambio
de nombre, fusión con otra institución educativa, implican la necesidad de solicitar y
obtener previamente la modificación de la licencia inicial. La apertura de una o más
sedes en jurisdicción diferente requiere el trámite de la licencia ante la secretaría de
educación de la entidad territorial competente.

2.7. Participación. Las instituciones de educación para el trabajo y el desarrollo


humano establecerán en su proyecto educativo institucional la participación de la
comunidad educativa y del sector productivo en el diseño y evaluación de los planes
de estudio, la adopción del manual de convivencia y en el reglamento de
formadores.

La licencia de funcionamiento o reconocimiento oficial será otorgada mediante acto


administrativo motivado, previo estudio del proyecto de creación y de la
documentación presentada y el concepto favorable de la Supervisión Educativa o el
organismo que haga sus veces.

Una vez evaluada la propuesta con todos sus anexos, la Supervisión Educativa, o la
instancia que corresponda, dará concepto favorable para que el plantel inicie sus
actividades, si se cumple con todos los requisitos, de lo contrario dará concepto no
favorable y se archiva la propuesta (o se devuelve al peticionario), acorde con lo
establecido en los artículos 17 y 18 de la Ley 1437 de 2011.

Decreto 1469 de 2010. Por el cual se reglamentan las disposiciones relativas a las
licencias urbanísticas; al reconocimiento de edificaciones; a la función pública que
desempeñan los curadores urbanos y se expiden otras disposiciones.
Capítulo 1. Definición y clases de licencias urbanísticas

Artículo 1 °. Licencia urbanística. Es la autorización previa para adelantar obras de


urbanización y parcelación de predios, de construcción y demolición de
edificaciones, de intervención y ocupación del espacio público, y para realizar el
loteo o subdivisión de predios, expedida por el curador urbano o la autoridad
municipal competente, en cumplimiento de las normas urbanísticas y de edificación
adopta-das en el Plan de Ordenamiento Territorial, en los instrumentos que lo
desarrollen o complementen, en los Planes Especiales de Manejo y Protección
(PEMP) y en las leyes y demás disposiciones que expida el Gobierno Nacional.

La expedición de la licencia urbanística implica la certificación del cumplimiento de


las normas y demás reglamentaciones en que se fundamenta y conlleva la
autorización específica sobre uso y aprovechamiento del suelo.

Parágrafo. Las licencias urbanísticas y sus modalidades podrán ser objeto de


prórrogas y modificaciones.

Se entiende por prórroga de la licencia la ampliación del término de vigencia de la


misma. Se entiende por modificación de la licencia, la introducción de cambios
urbanísticos, arquitectónicos o estructurales a un proyecto con licencia vigente,
siempre y cuando cumplan con las normas urbanísticas, arquitectónicas y
estructurales y no se afecten espacios de propiedad pública.

Las modificaciones de licencias vigentes se resolverán con fundamento en las


normas urbanísticas y demás reglamentaciones que sirvieron de base para su
expedición. En los eventos en que haya cambio de dicha normatividad y se
pretenda modificar una licencia vigente, se deberá mantener el uso o usos
aprobados en la licencia respectiva.

Ley 115/94, artículo 138. Determina la naturaleza y condiciones de los


establecimientos educativos y sus requisitos para prestar el servicio público
educativo:

— Tener licencia de funcionamiento o reconocimiento de carácter oficial.

— Disponer de una estructura administrativa, una planta física y medios


educativos adecuados.

— La licencia de funcionamiento es el acto administrativo motivado de


reconocimiento oficial por medio del cual la Secretaría de Educación de una entidad
territorial certificada autoriza la apertura y operación de un establecimiento
educativo privado dentro de su jurisdicción.

Artículo 3° Decreto 3433/08. Modalidades de la licencia de funcionamiento

Licencia definitiva, propuesta de Proyecto Educativo Institucional (PEI), el concepto


de uso del suelo, el concepto sanitario o acta de visita, la licencia de construcción y
el permiso de ocupación o acto de reconocimiento, cuando se requiera. Esta
licencia será concedida por tiempo indefinido.

Licencia Condicional, presentación y aprobación de la propuesta de Proyecto


Educativo Institucional (PEI), del concepto de uso del suelo y de la licencia de
construcción o acto de reconocimiento. Esta licencia será expedida por 4 años.

Licencia Provisional, aprobación de Proyecto Educativo Institucional y del concepto


de uso del suelo.

No se autoriza el funcionamiento. Si el establecimiento educativo no inicia labores


después de dos años de expedida la licencia, esta perderá vigencia.

9. Requisitos para legalización de instituciones educativas

— Concepto de uso del suelo (para educación formal)

— Licencia de construcción para uso educativo (curaduría)

— Certificado de permiso de ocupación o concepto de desarrollo de la obra


(alcaldía local)

— Concepto sanitario favorable (hospital respectivo)

— Plan integral de Gestión del Riesgo (Idiger).

— Certificado de libertad y tradición si la planta física es propia, de lo contrario


contrato de arrendamiento o documento que haga sus veces.

— Hoja de vida del director con soportes de formación académica, persona


idónea, fotocopia de la cédula.

— Certificado de existencia y representación legal si el propietario es una


persona jurídica.

— Manual de autoevaluación para colegios nuevos del Ministerio de Educación,


para la adopción de tarifas (f1 D)

— Proyecto Educativo Institucional PEI con sus especificidades de acuerdo a la


legislación vigente.

— Decreto 1860 de 1994 y demás normas concordantes y Decreto 3433 de 32


2008.

Educación para el trabajo y el desarrollo humano (ETDH). Hace parte del servicio
público educativo, se ofrece con el objeto de complementar, actualizar, suplir
conocimiento y formar en aspectos académicos o laborales y conduce a la
obtención de certificados de aptitud ocupacional. No está sujeta al sistema de
niveles y grados como la educación formal.

Requisitos para instituciones de educación para el trabajo y el desarrollo humano


(ETDH):

— Nombre propuesto para la institución. No podrá adoptarse un nombre que


induzca a confusión con las instituciones de educación superior y con la actividad
comercial que desarrolla.

— Aportar la dirección donde va a funcionar la institución educativa, teléfonos,


correo electrónico, página web, en caso de tener varias sedes la dirección de cada
una de ellas y la localidad a la que pertenece.

— Nombre del propietario o representante legal, si es persona jurídica presentar


el correspondiente certificado de existencia y representación legal.

— Datos del director: hoja de vida y soportes académicos, fotocopia de la


cédula.

— Principios y fines de la institución educativa

— Programas que proyecta ofrecer. Estructurados de acuerdo con el Decreto


4904/09 numeral 3.8

Requisitos para Instituciones de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano


(ETDH)

— Número de estudiantes que proyecta atender por jornada.

— Identificación de planta física, dirección actualizada

— Licencia de construcción.

— Certificado de permiso de ocupación o concepto del desarrollo de obra.


— Certificado de libertad o contrato de arrendamiento.

— Concepto sanitario favorable.

— Plan educativo de gestión del riesgo. Para los centros de enseñanza


automovilística CEAS el área de práctica debe presentar contrato de arrendamiento
y certificado de libertad del predio que según el caso puede ser de 1.000 mts2 o
1.500 mts2.

10. Educación Informal


La educación informal tiene como objetivo brindar oportunidades para
complementar, actualizar, perfeccionar, renovar o profundizar conocimientos,
habilidades, técnicas y prácticas. Hacen parte de esta oferta educativa aquellos
cursos que tengan una duración inferior a ciento sesenta (160) horas. Su
organización, oferta y desarrollo no requieren de registro por parte de la secretaría
de educación de la entidad territorial certificada y solo darán lugar a la expedición de
una constancia de asistencia. Toda promoción que se realice respecto de esta
modalidad deberá indicar claramente que se trata de educación informal y que no
conduce a título alguno o certificado de aptitud ocupacional.

Concerniente libre y espontáneamente adquirido proveniente de personas,


entidades, medios masivos de comunicación, medios impresos, tradición,
costumbres, comportamientos sociales y otros no estructurados. Con menos de 160
horas no requiere permiso de la SED, pero debe cumplir con el art. 47 del Decreto
Ley 2150/95.

Decreto 2150 de 1995, Ministerio de Justicia y del Derecho. Suprime y reforma


regulaciones, procedimientos o trámites innecesarios existentes en la
Administración Pública.

Artículo 47. Requisitos especiales. A partir de la vigencia del presente decreto, los
establecimientos a que se refiere el artículo anterior sólo deberán:

1. Cumplir con todas las normas referentes al uso del suelo, intensidad auditiva,
horario, ubicación y destinación expedidos por la entidad competente del respectivo
municipio.

2. Cumplir con las condiciones sanitarias y ambientales según el caso descritas por
la ley.

3. Cumplir con las normas vigentes en materia de seguridad.

4. Cancelar los derechos de autor previstos en la ley, si en el establecimiento se


ejecutaran obras musicales causantes de dichos pagos.

5. Obtener y mantener vigente la matrícula mercantil, tratándose de


establecimientos de comercio.

6. Cancelar los impuestos de carácter distrito y municipal.

Parágrafo. Dentro de los 15 días siguientes a la apertura de un establecimiento, su


propietario o administrador deberá comunicar tal hecho a la Oficina de Planeación
del Distrito o Municipio correspondiente.

11. Modificación de licencias de funcionamiento


— Ampliación, cambio de sede o apertura de nuevas sedes.

— Cambio de propietario de la institución.

— Cambio de nombre de la institución.

— Ampliación y/o disminución de los niveles de educación ofrecidos.

— Cambios estructurados del PEI relacionado con la educación media.

— Inclusión del término bilingüe en el nombre del colegio.

— Inclusión de modalidades educativas especiales

12. Causales de negación de la licencia de funcionamiento

— Cuando el calendario propuesto sea inferior a 40 semanas.

— No cuente con la infraestructura administrativa y soportes de la actividad


pedagógica.

— Fines propuestos contrarios a los establecidos por ley .

— No haya coherencia entre el estudio de la población objetivo y la propuesta


pedagógica.

— No se incluyan órganos, funciones y forma de organización del gobierno


escolar.

— Cuando las proyecciones presupuestales y financieras no sean consistentes


respecto de los recursos y servicios propuestos.

— Colegio clasificado en régimen controlado.

— Cuando se compruebe falsedad en documentos presentados.

13. Cierre institucional

Por voluntad propia o por sanción. Informar de la decisión del cierre a la comunidad
educativa y a la Secretaría de Educación, con no menos de seis (6) meses de
anticipación.

Notificación y recursos: proceden los recursos de la Ley de Reposición en la DILE,


apelación ante la Dirección de Inspección y Vigilancia de la Secretaría de
Educación. (. Expedición y modificaciones de licencias de funcionamiento.
www.sedbogota.edu.co/.../orientaciones%201
icencia%20de%20funcionamiento%20co)
14. Nombres de los colegios

Decreto 2759 de 1997. Modifica el artículo 5° del Decreto 1678 de 1958.

Artículo 1°. El artículo quinto (5°) del Decreto 1678 de 1958 quedará así:

"Los Ministerios del Despacho, Gobernadores y alcaldes quedan encargados de dar


estricto cumplimiento a lo dispuesto en la legislación vigente para prohibir en
adelante la designación, con el nombre de personas vivas, de las divisiones
generales del territorio nacional, los bienes de uso público y los sitios u obras
pertenecientes a la Nación, los Departamentos, Distritos, Municipios o a entidades
oficiales o semioficiales.

Igualmente, prohíbase la colocación de placas o leyendas o la erección de


monumentos destinados a recordar la participación de los funcionarios en ejercicio,
en la construcción de obras públicas, a menos que así lo disponga una ley del
Congreso.

Decreto 2987 de 1945. Determina los nombres que en lo sucesivo deben llevar las
instituciones destinadas al bien público y a la formación y difusión de la cultura.

Artículo Único. Las instituciones oficiales que en lo sucesivo se creen para el bien
público, para la formación y difusión de la cultura, deberán llevar nombres que
perpetúen la memoria de los grandes hombres desaparecidos o de los
acontecimientos que hayan contribuido a la formación de la nacionalidad
colombiana.

Comuníquese y Publíquese. Dado en Bogotá, a 6 de Diciembre de 1945

Alberto Lleras. Germán Arciniegas.

15. Aspectos específicos de la educación formal

La educación formal tiene por objeto la formación integral de las personas, está
organizada por niveles y grados y se orienta a la consecución de títulos. En esta
sección se presentan orientaciones relacionadas con aspectos generales,
educación inicial, sector oficial, sector privado y la educación formal de adultos.

Los decretos complementarios de la Ley General de Educación reglamentan


aspectos pedagógicos y organizativos. Estas normas se aplican a servicios públicos
de educación formal que presten los establecimientos educativos del Estado, los
privados, los de carácter comunitario, solidario, cooperativo o sin ánimo de lucro. Su
interpretación debe favorecer la calidad, continuidad y universalidad del servicio
público de la educación, así como el mejor desarrollo del proceso de formación de
los educandos.

Estas disposiciones constituyen lineamientos generales para: la prestación del


servicio educativo, organización de la educación formal, el Proyecto Educativo
Institucional, el gobierno escolar y la organización institucional, las orientaciones
curriculares, evaluación y promoción, calendarios académicos, y el ejercicio de la
inspección y vigilancia de la educación.

Los establecimientos educativos privados deberán tener en cuenta, en el momento


de la formulación de la propuesta, lo dispuesto en el Decreto 2253 de 1995 y sus
normas concordantes para la definición del costo de las tarifas de matrículas,
pensiones y otros cobros periódicos (aspecto este que se tratará en el capítulo de
costos educativos).

Quienes proyecten ofrecer orientación militar requieren licencia previa del Ministerio
de Defensa, quienes proyecten ofrecer modalidades relacionadas con salud
requieren concepto favorable de la Secretaría de Salud, quienes proyecten crear
instituciones docentes bajo auspicio de Gobiernos extranjeros requieren
autorización previa del Ministerio de Relaciones Exteriores; justificación del servicio
educativo con base en un estudio de factibilidad, plano y descripción de la planta
física, planes y programas de estudio que se adoptarán, relación de mobiliario,
recursos didácticos y ayudas educativas.

Una vez cumplidos los requisitos mencionados se podrá obtener el concepto


favorable para la iniciación de labores de la institución educativa.

Toda institución educativa que ofrezca educación formal debe cumplir con:

— Presentar cada año ante la Secretaría de Educación las tarifas de matrículas,


pensiones y cobros periódicos definidas por el Consejo Directivo, y los formularios
de autoevaluación y clasificación tarifaria, de acuerdo con lo establecido en los
decretos nacionales 2253 de 1995, 529 de 2006, la Resolución 4444 de 2006 y la
autorización anual que decreta el Ministerio de Educación Nacional.
— Informar a la Secretaría de Educación al inicio de cada año sobre el
calendario académico

— Presentar avances del PEI, cada (12) meses.

Decreto 180 de 1994: "A los doce meses siguientes de iniciadas las labores
educativas, se registrarán en la Secretaría de Educación correspondiente los
avances logrados en la construcción del proyecto con el fin de obtener la licencia de
funcionamiento o recibir reconocimiento oficial".

16. Infraestructura y recursos


— Infraestructura física: planos y descripción de la planta física.

— Estructura administrativa: proyección de personal docente, administrativo y


de servicios.

— Recursos: financieros (que garanticen su sostenibilidad) y medios educativos


adecuados.

— Estudio de factibilidad y viabilidad financiera: estudio donde se demuestra la


necesidad del servicio educativo, que existe la población cautiva y que se dispone
de los recursos financieros propios para que la institución funcione, al menos,
durante tres años.

— Propuesta de PEI. Debe entregarse al menos seis meses antes del inicio de
labores, debe ir acompañada por el concepto de uso, según lo establece el Decreto
1469 de 2010. Se le da el trámite de derecho de petición (15 días)

Otras disposiciones:

Para los cambios de sede, o nuevas sedes, cambio de nombre o de titular,


ampliación o disminución de niveles, fusión o modificaciones estructurales 37 al
PEI que impliquen cambio de modalidad o carácter de la media, se solicita
modificación con los soportes pertinentes. El cierre debe informarse con seis meses
de antelación y entregar los registros de evaluación.

La Secretaría informará al público sobre los establecimientos educativos


autorizados para operar en su jurisdicción, publicando los datos básicos de los
establecimientos y los niveles autorizados.

Se incluirá en los planes de inspección y vigilancia a los establecimientos con


licencia expedida el año anterior.

Se reconocen las licencias actuales, pero no pueden operar establecimientos sin


licencia. Se clausurarán.

En Colombia los establecimientos educativos de preescolar, básica y media se


clasifican en instituciones educativas y centros.

Las primeras garantizan todos los grados obligatorios, desde transición hasta
noveno, con la posibilidad de ofrecer la educación media, el preescolar o ambos.
Se denominan centros a los que no ofrecen los grados requeridos para clasificarse
como instituciones. Estas denominaciones se aplican en la práctica a los
establecimientos del sector oficial.

En el sector privado se usan distintas denominaciones: colegio, liceo, jardín,


instituto, centro educativo, gimnasio, otros. En Colombia estos nombres deben ser
en español y guardar coherencia con la propuesta pedagógica que el
establecimiento promueve, como en el caso de educación bilingüe, personalizada o
campestre.

El nombre de un establecimiento es importante en la medida en que le permite


construir un sentido de pertenencia y estructurar una identidad que lo diferencia
de otros. (Ver www.mineducacion.gov.co/l 759/w3-article-179304.html)

17. Aspectos específicos de la Educación para el trabajo y el desarrollo


humano

Decreto 4904 de 2009. Reglamenta la organización, oferta y funcionamiento de la


prestación del servicio educativo para el trabajo y el desarrollo humano y se dictan
otras disposiciones

3.1. Programas de formación. Las instituciones de educación para el trabajo y el


desarrollo humano podrán ofrecer programas de formación laboral y de formación
académica.

Los programas de formación laboral tienen por objeto preparar a las personas en
áreas específicas de los sectores productivos y desarrollar competencias laborales
específicas relacionadas con las áreas de desempeño referidas en la Clasificación
Nacional de Ocupaciones, que permitan ejercer una actividad productiva en forma
individual o colectiva como emprendedor independiente o dependiente.

Para ser registrado el programa debe tener una duración mínima de seiscientas
38 (600) horas. Al menos el cincuenta por ciento (50%) de la duración del programa
debe corresponder a formación práctica tanto para programas en la metodología
presencial como a distancia. Los programas de formación académica tienen por
objeto la adquisición de conocimientos y habilidades en los diversos temas de la
ciencia, las matemáticas, la técnica, la tecnología, las humanidades, el arte, los
idiomas, la recreación y el deporte, el desarrollo de actividades lúdicas, culturales, la
preparación para la validación de los niveles, ciclos y grados propios de la
educación formal básica y media y la preparación a las personas para impulsar
procesos de autogestión, de participación, de formación democrática y en general
de organización del trabajo comunitario e institucional. Para ser registrados, estos
programas deben tener una duración mínima de ciento sesenta (160) horas.

Parágrafo 1 °. Cuando el programa exija formación práctica y la institución no


cuente con el espacio para su realización, esta deberá garantizar la formación
mediante la celebración de convenios con empresas o instituciones que cuenten
con los escenarios de práctica.

Parágrafo 2°. Las instituciones de educación superior, de acuerdo con lo


establecido en sus estatutos, pueden ofrecer los programas de formación para el
trabajo y el desarrollo humano de que trata este decreto. Para ello deben registrar
cada programa previamente ante la secretaría de educación de la entidad territorial
certificada del lugar donde se desarrollará, con el cumplimiento de los requisitos
señalados en el aparte 3.8 de este decreto.

3.2. Limitación de la oferta. Las instituciones de educación para el trabajo y el


desarrollo humano no pueden ofrecer y desarrollar directamente o a través de
convenios programas de educación superior.

3.3. Certificados de aptitud ocupacional. Las instituciones autorizadas para prestar


el servicio educativo para el trabajo y el desarrollo humano solamente expedirán
certificados de aptitud ocupacional a quien culmine satisfactoriamente un programa
registrado. De conformidad con lo dispuesto en los artículos 42 y 90 de la Ley 115
de 1994, los certificados de aptitud ocupacional son los siguientes:

3.3.1. Certificado de Técnico Laboral por Competencias. Se otorga a quien haya


alcanzado satisfactoriamente las competencias establecidas en el programa de
formación laboral.

3.3.2. Certificado de Conocimientos Académicos. Se otorga a quien haya culminado


satisfactoriamente un programa de formación académica debidamente registrado.

3.4. Requisitos para ingresar a los programas. Son requisitos para el ingreso a los
diferentes programas de educación para el trabajo y el desarrollo humano los que
señale cada institución de acuerdo con el programa que va a desarrollar y el perfil
ocupacional de egreso.

Parágrafo. Para ingresar a los programas de formación de personal auxiliar en las


áreas de la salud, se requiere haber aprobado la educación básica secundaria en su
totalidad y ser mayor de dieciséis (16) años. El Ministerio de Educación Nacional
podrá establecer requisitos especiales de ingreso a otros programas que impliquen
riesgo social.

3.5. Metodología. Las instituciones que prestan el servicio educativo para el trabajo
y el desarrollo humano podrán adelantar programas en la metodología de
educación presencial y a distancia, siempre y cuando el acto administrativo de
registro del programa así lo autorice.

Cuando una institución adopte la metodología a distancia deberá contar con la


infraestructura tecnológica necesaria para el desarrollo del programa y demostrar
las estrategias para desarrollar actividades académicas que impliquen la realización
de prácticas, talleres, asesorías y demás actividades que garanticen el
acompañamiento a los estudiantes. Además, se indicará el proceso de diseño,
gestión, producción, distribución y uso de materiales y recursos, con observancia de
las disposiciones que salvaguardan los derechos de autor.

Cuando una institución ofrezca un programa con la estrategia de educación virtual


debe garantizar como mínimo el 80% de virtualidad y la institución estará obligada a
suministrar a los aspirantes, con antelación a la matrícula, información clara sobre
los requerimientos tecnológicos y de conectividad necesarios para cursar el
programa. Los requisitos para el ofrecimiento de los programas en la metodología a
distancia serán establecidos por el Ministerio de Educación Nacional.

Parágrafo. Los programas de formación de personal auxiliar en las áreas de la


salud, se realizarán de manera presencial tanto en su etapa electiva como en las
prácticas. Deberán disponer de prácticas formativas supervisadas por profesores
responsables de ellas y de los escenarios apropiados para su realización, reguladas
mediante convenios docencia servicio.

El Ministerio de Educación Nacional podrá establecer requisitos especiales para la


realización de prácticas en los programas que impliquen riesgo social.

3.6. Registro de los programas. Para ofrecer y desarrollar un programa de


educación para el trabajo y el desarrollo humano, la institución prestadora del
servicio educativo debe contar con el respectivo registro. El registro es el
reconocimiento que mediante acto administrativo hace la secretaría de educación
de la entidad territorial certificada del cumplimiento de los requisitos básicos para el
funcionamiento adecuado de un programa de educación para el trabajo y el
desarrollo humano. Corresponde a cada secretaría de educación ingresar en el
Sistema de Información de la Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano
SIET, los programas a los que se les haya otorgado el registro.

Parágrafo. Los programas de educación para el trabajo y el desarrollo humano en el


área de idiomas ofrecidos por las instituciones de educación superior, requieren del
registro de que trata este decreto. Las instituciones de educación superior que
hayan obtenido certificación de alta calidad no requerirán llevar a cabo este
procedimiento, sin embargo, deberán informar a la secretaría de educación de la
entidad territorial certificada del lugar donde se ofrece y desarrolla el programa, con
el fin de que esta realice el registro correspondiente en el Sistema de Información de
la Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano, SIET. Los programas de
idiomas ofrecidos por las instituciones de educación superior dentro de la estructura
curricular de sus programas de educación superior, no requerirán registro alguno.
3.7. Vigencia del registro. El registro tiene una vigencia de cinco (5) años, contados
a partir de la ejecutoria del acto administrativo que lo otorga. Su renovación se debe
solicitar ante la respectiva secretaría de educación con una antelación de seis (6)
meses antes de su vencimiento. Cuando para la renovación del registro, la
institución acredite certificación de calidad otorgada por un organismo de tercera
par-te, la vigencia del registro será de siete (7) años. Una vez expirada la vigencia
del registro, la institución no podrá admitir nuevos estudiantes en el correspondiente
programa y garantizará a los estudiantes de las cohortes ya iniciadas, el desarrollo
del programa hasta la terminación del mismo.

3.8. Requisitos para el registro de los programas. Para obtener el registro de un


programa la institución prestadora del servicio educativo para el trabajo y el
desarrollo humano deberá presentar a la secretaría de educación de la entidad
territorial certificada un proyecto educativo institucional que debe contener los
siguientes requisitos básicos:
3.8.1. Nombre, domicilio y naturaleza de la institución educativa.

3.8.2. Denominación. La denominación o nombre del programa debe corresponder


al campo de formación al que aplica, al contenido básico de formación e
identificarse como programa de educación para el trabajo y el desarrollo humano.
Para el caso de los programas de formación laboral la denominación o nombre debe
estar asociado con las denominaciones previstas en la Clasificación Nacional de
Ocupaciones. Cuando la denominación o nombre del programa propuesto por la
institución de educación para el trabajo y el desarrollo humano no corresponda a lo
previsto en el inciso anterior y por ello genere duda sobre su posible utilización,
deberá formularse consulta por parte de la secretaría de educación de la entidad
territorial certificada al Ministerio de Educación Nacional. El certificado de aptitud
ocupacional que se va a expedir debe coincidir con la denominación o nombre del
programa.

Parágrafo. Las instituciones oferentes de la educación para el trabajo y el desarrollo


humano no podrán utilizar denominaciones o nombres de programas del nivel
técnico profesional, tecnológico o profesional universitario. Cuando se trate de
programas de formación laboral, al nombre se le antepondrá la denominación
"Técnico Laboral" en...

3.8.3. Objetivos del programa.

3.8.4. Definición del perfil del egresado. Es la descripción de las competencias que
el estudiante debe haber adquirido de acuerdo con los estándares nacionales o
internacionales según corresponda, una vez culminado satisfactoriamente el
programa respectivo.

3.8.5. Justificación del programa. Comprende la pertinencia del programa en el


marco de un contexto globalizado, en función de las necesidades reales de
formación en el país y en la región donde se va a desarrollar el programa; las
oportunidades potenciales o existentes de desempeño y las tendencias del ejercicio
en el campo de acción específico y la coherencia con el proyecto educativo
institucional.

3.8.6. Plan de estudios. Es el esquema estructurado de los contenidos curriculares


del programa que debe comprender:

3.8.6.1. Duración y distribución del tiempo.

3.8.6.2. Identificación de los contenidos básicos de formación.

3.8.6.3 Organización de las actividades de formación.

3.8.6.4. Estrategia metodológica.


3.8.6.5. Número proyectado de estudiantes por programa.

3.8.6.6. Criterios y procedimientos de evaluación y promoción de los estudiantes.

Los programas de formación laboral deben estructurarse por competencias


laborales específicas, teniendo como referente las normas técnicas de
competencias laborales definidas por las mesas sectoriales que lidera el Servicio
Nacional de Aprendizaje - SENA. Por regla general para estructurar el plan de
estudios se tomarán las normas de competencia de los niveles de cualificación C y
D de la Clasificación Nacional de Ocupaciones; si no existen normas en estos
niveles de cualificación se pueden tomar las normas de competencia del nivel de
cualificación B. En caso de que no exista norma de competencia laboral colombiana
para diseñar o ajustar el programa, la institución puede emplear normas nacionales
de otros países, siempre y cuando estén avaladas por el organismo de
normalización de competencia del país. Los programas de educación para el trabajo
ofrecidos en la metodología de educación a distancia, deberán demostrar que
hacen uso efectivo de mediaciones pedagógicas y de las formas de interacción
apropiadas que apoyen y fomenten el desarrollo de competencias para el
aprendizaje autónomo y la forma como desarrollarán las competencias básicas,
ciudadanas y laborales generales y específicas.

3.8.7. Autoevaluación institucional. Existencia de instrumentos mediante los cuales


se realizará este proceso de manera permanente, así como la revisión periódica de
los contenidos básicos de formación y de los demás aspectos necesarios para su
mejoramiento y actualización.

3.8.8. Organización administrativa. Estructura organizativa, sistemas confiables de


información y mecanismos de gestión que permiten ejecutar procesos de
planeación, administración, evaluación y seguimiento de los contenidos básicos de
formación y los diferentes servicios y recursos que garanticen el logro de los
objetivos institucionales definidos en el proyecto educativo institucional.

3.8.9. Recursos específicos para desarrollar el programa de acuerdo con la


metodología propuesta.

3.8.9.1. Características y ubicación de las aulas y talleres donde se desarrollará el


programa.

3.8.9.2. Materiales de apoyo. Didácticos, ayudas educativas y audiovisuales.

3.8.9.3. Recursos bibliográficos, técnicos y tecnológicos.

3.8.9.4. Laboratorio y equipos.

3.8.9.5. Lugares de práctica.

3.8.9.6. Convenios docencia servicio cuando se requieran.


3.8.10. Personal de formadores requeridos para el desarrollo del programa.
Número, dedicación, niveles de formación o certificación de las competencias
laborales.

3.8.11. Reglamento de estudiantes y de formadores.

3.8. 12. Financiación. Presupuesto de ingresos y egresos de recursos financieros


que permita el adecuado funcionamiento del programa durante la vigencia del
registro.

3.8.13. Infraestructura. Comprende las características de los recursos físicos y


tecnológicos de los que disponga para el desarrollo del programa, que tenga en
cuenta el número de estudiantes y la metodología.

Decreto 1860 de 1994 que reglamenta parcialmente la Ley 115 de 1994, en los
aspectos pedagógicos y organizativos generales.

Artículo 46: Infraestructura escolar. Los establecimientos educativos que presten el


servicio público de educación por niveles y grados, de acuerdo con el proyecto
educativo institucional, deberán contar con las áreas físicas y dotaciones
apropiadas para el cumplimiento de las funciones administrativas y docentes, según
los requisitos mínimos que establezca el Ministerio de Educación Nacional, entre
estas deberán incluirse:

a) Biblioteca, de acuerdo con lo definido en el artículo 42 del presente decreto;

b) Espacios suficientes para el desarrollo de las actividades artísticas, culturales y


de ejecución de los proyectos pedagógicos;

c) Áreas físicas de experimentación dotadas con materiales y equipos de


laboratorio, procesadores de datos, equipos o herramientas para la ejecución de
proyectos pedagógicos, ayudas audiovisuales y similares;

d) Espacios suficientes para el desarrollo de los programas de educación física y


deportes, así como los implementos de uso común para las prácticas.

18. Ambientes pedagógicos

El ambiente se deriva de la interacción del hombre con el entorno natural que lo


rodea. Se trata de una concepción activa que involucra al ser humano y, por tanto,
involucra acciones pedagógicas en las que quienes aprenden están en condiciones
de reflexionar sobre su propia acción y sobre las de otros, en relación con el
ambiente.

Desde otros saberes, el ambiente es concebido como el conjunto de factores


internos, biológicos y químicos y externos físicos y psicosociales que favorecen o
dificultan la interacción social. El ambiente debe trascender entonces la noción
simplista de espacio físico como contorno natural y abrirse a las diversas relaciones
humanas que aportan sentido a su existencia. Desde esta perspectiva se trata de un
espacio de construcción significativa de la cultura.

Ambientes de aprendizaje, una aproximación conceptual (Actividad 6.


Ambientes para la lectoescritura - Mi Pizarra Mágica
Ver mipizarramagica.blogspot.com/2017/08/actividad-6-ambientes-para-la.htm)

Los ambientes pedagógicos cobran un sentido fundamental y estructurante en el


trabajo cotidiano con las niñas y los niños. Su construcción implica analizar y
disponer el mobiliario, los espacios, los materiales a partir de los intereses,
características y necesidades del grupo. Estos se constituyen en posibilidades para
promover la participación en tanto permiten que las iniciativas de las niñas niños y
jóvenes se lleven a cabo.

Es todo momento de la comunicación entre dos personas, siempre y cuando exista


una intención de enseñar y aprender, entonces se produce un ambiente
pedagógico.

Un ambiente pedagógico es el entorno que se establece a través de una serie de


situaciones de aprendizajes en las que se da una efectiva interacción entre un
facilitador, la persona que construye conocimientos (el alumno), los recursos y las
estrategias metodológicas adecuadas para el logro de un aprendizaje significativo.
(Mi Pizarra Mágica. Ver
mipizarramagica.blogspot.com/2017/08/actividad-6-ambientespara-la.htm)

Un ambiente pedagógico es la integración de tres relaciones en un contexto dado.


Estas relaciones son: la relación didáctica (entre el objeto de estudio y el maestro),
la relación de enseñanza-aprendizaje (entre el maestro y el estudiante) y la relación
de aprendizaje (entre el estudiante y el objeto de estudio). (Raúl Eduardo Gómez
Isaza) (Definición de ambientes pedagogicos. Ver PsicoPedagogia.com www. ps
icopedagogia. com/def i n ic ion/ambientes°/,2 0pedagogicos)

Ambiente pedagógico es un lugar o conjunto de lugares estrictamente ligados en


que se suceden diferentes relaciones interpersonales y se llevan a cabo actividades
pedagógicas o complementarias a estas.

Tanto el ambiente natural y construido, como las actividades y relaciones


personales que en él se suceden tienen una dimensión formativa. La ciudad, el
vecindario, la calle, el sitio de trabajo, como las instalaciones, los teatros, las casas
de cultura, lo parques, entre otros, más específicamente las escuelas, son
escenarios que condicionan y desarrollan procesos educativos.

Los ambientes escolares involucran, no solo los espacios físicos, los medios
didácticos y técnicos, sino también las relaciones entre los actores del proceso
educativo y las de estos con el medio, y ponen de presente la relación estrecha de la
pedagogía y la arquitectura, la ingeniería y el diseño, para que a partir de los
requerimientos de la primera se construyan espacios que faciliten la acción
educativa que dignifiquen al hombre.

19. Tipos de ambientes pedagógicos

La institución educativa debe ofrecer todo tipo de ambiente en sus diferentes


procesos pedagógicos. De acuerdo a la intensidad, estos pueden ser básicos y
complementarios.

Ambientes pedagógicos básicos:

— Tipo A: aulas de clase.

— Tipo B: sala de informática, biblioteca y sala de audiovisuales, para procesos


de autoaprendizaje.

—Tipo C: aulas especializadas, laboratorios, aulas de tecnología, talleres de artes


plástica, y otros talleres.

—Tipo D: espacios para recreación y desarrollo físico, canchas, gimnasios.

— Tipo E: corredores, áreas libres y muros.

— Tipo F: teatros, aulas múltiples y salas de música.

En los ambientes pedagógicos complementarios se desarrollan los procesos de


administración y gestión, como la rectoría, la secretaría, la coordinación, la
orientación y la pagaduría, y los procesos de bienestar como restaurante, cafetería,
primeros auxilios, transporte, etcétera.

El tipo y la cantidad de ambientes pedagógicos requeridos por los establecimientos


educativos varían según el Proyecto Educativo Institucional, los servicios
educativos ofrecidos, la administración del tiempo y el espacio escolar, y la cantidad
de alumnos matriculados, factores determinantes a la hora de definir los programas
según los espacios y las áreas de las instituciones escolares (Norma Técnica
Colombiana - NTC 4595).

Todos los espacios pedagógicos deben cumplir con condiciones de área,


accesibilidad, comodidad y seguridad.

Accesibilidad: las condiciones sobre acceso básico pueden resumirse en: puertas
circulares, áreas libres y espacios interiores, con sus características, configuración
y ubicación. Deben contar en todo caso con la señalización respectiva contemplada
en la NTC 4595 (numeral 5).
Comodidad: condiciones de comodidad visual, comodidad térmica y comodidad
auditiva (NTC 4595 numeral 7).

Comodidad visual: visibilidad apropiada en las diferentes actividades propuestas en


el PEI, hace énfasis en la provisión de luz natural, contempla la cantidad, calidad y
disposiciones al respecto. Comodidad térmica: condiciones ambientales para
garantizar un número máximo de usuarios, hace énfasis en el acondicionamiento
técnico de ventilación y radiación solar.

Comodidad auditiva: condiciones ambientales para garantizar un condicionamiento


acústico apropiado en los distintos espacios generados por el PEI; enfatiza en la
adecuación sonora.

Seguridad: se organiza en cinco grupos: cálculo, diseño y construcción de


estructuras (NSR-98), medios de evaluación, prevención de riesgos por uso de
instalaciones, prevención de actos vandálicos, y aseo (NTC 4595 numeral 6).

20. Grupos de uso para construcciones

La Ley 400 de 1997 clasifica los usos de las edificaciones, así:

Grupo IV: Edificaciones indispensables, edificaciones de atención a la comunidad


que deben funcionar durante y después del sismo (hospitales, clínicas, centrales
telefónicas, radiodifusoras, plantas de energía eléctrica, de tratamiento de agua).

Grupo III: Edificaciones de atención a la comunidad, edificaciones y sus accesos


que son indispensables para atender la emergencia (estaciones de bomberos,
defensa civil, fuerzas armadas, oficinas de prevención de desastres, garajes de
vehículos de emergencia).

Grupo II: Estructuras de ocupación especial como guarderías, escuelas, colegios y


universidades; almacenes y centros comerciales con más de 500 m2 por piso).
Grupo I: Todas las edificaciones no incluidas en los grupos II, III y IV; en este grupo
se encuentran las edificaciones para vivienda.

Los requerimientos para diseño y construcción en los grupos IV, III y II son más
exigentes que para el grupo I, por tanto, las edificaciones diseñadas y construidas
para vivienda no pueden ser usadas como planta física para el funcionamiento de
instituciones educativas.

Sin embargo, el capítulo A.10 de las NSR-98, establece que "cuando se modifique
el uso de una edificación deben evaluarse previamente las implicaciones causadas
por este cambio de uso ante las cargas verticales, fuerzas horizontales y
especialmente ante los efectos sísmicos".

En cuanto a los criterios de diseño y uso, las normas colombianas de diseño y


construcción sismorresistente NSR-98, establecidas en la Ley 400 de 1997 y
reglamentadas en los decretos 33 de 1.998 y 34 de 1999, fijan los requisitos
mínimos de construcción y diseño de las edificaciones, basados en estudios
científicos técnicos, con el fin primordial de salvaguardar la vida humana y como
consecuencia directa proteger la propiedad pública y privada, en caso de que
ocurran sismos y/o desastres.

El artículo 4 del Decreto 1052 de 1998 del Ministerio de Desarrollo, reglamentario de


la Ley 388 de 1997, define la licencia de construcción como "la autorización para
desarrollar un predio con construcciones cualquiera que
46 ellas sean, acordes con el ordenamiento territorial y las normas urbanísticas del
municipio o distrito. Son modalidades de la licencia de construcción las
autorizaciones para ampliar, adecuar, modificar, cerrar y demoler construcciones".

El Acuerdo 6 de 1990 del Concejo de Bogotá definió el ordenamiento físico de la


ciudad de Bogotá, estableciendo fundamentalmente las reglamentaciones urbanas
que debe seguir la ciudad en su ordenamiento, crecimiento físico y espacio público.
Se encuentra vigente para las UPZ donde aún no tienen ficha normativa de acuerdo
al POT.

El Decreto 619 de 2000 de la Alcaldía Mayor de Bogotá, adoptó el Plan de


Ordenamiento Territorial del Distrito Capital (POT), desarrollado con los decretos
469 de 2003 y 190 de 2004.

21. Licencias de construcción para establecimientos educativos

Las licencias de construcción que autorizan el uso educativo para instituciones de


educación formal, formal de adultos o no formal, pueden ser:

Clase 1: para uso institucional educativo correspondiente a un jardín infantil (nivel


preescolar).

Artículo 31 del Acuerdo 6 de 1990: Usos institucionales de influencia urbanística


local. Corresponde a los usos y servicios cívicos de primera necesidad y cobertura
local que atienden a la comunidad de residentes y trabajadores de su zona de
influencia inmediata.

Se consideran de bajo impacto urbanístico social y ambiental por cuanto se


desarrollan en establecimientos de magnitud reducida, no generan tráfico ni
congestión notoria, ni ruidos ni efluentes contaminantes y no propician el desarrollo
significativo de usos complementarios.

A los institucionales de la Clase 1 corresponden, entre otros, los siguientes tipos de


uso:

— Asistenciales: centros de salud, dispensarios, salacunas y centros


comuna-les.
— Educativos: guarderías y jardines infantiles.

— De seguridad: Centros de Atención Inmediata (CAI).

— De culto: capillas de barrio y salas de culto.

Clase II: para uso institucional educativo correspondiente a colegios de primaria y


bachillerato (niveles básico y medio), ver artículo 311 del Acuerdo 6 de 1990.

Clase IIA: para uso institucional educativo correspondiente a la educación no formal


(hoy educación para el trabajo y el desarrollo humano), uso comercial,
ver artículo 311 del Acuerdo 6 de 1990 y artículo 16 del Decreto 325 de 1992.

Artículo 311 del Acuerdo 6 de 1990: Usos institucionales de influencia urbanística


zonal. Son los usos institucionales que prestan servicios especializados a la
población de zonas urbanas generalmente más extensas y complejas que el barrio
o grupo reducido y homogéneo de barrios. Debido al tipo de servicios y a la
magnitud se consideran de mediano impacto urbano y social, por cuanto se
desarrollan en edificaciones especializadas, generan afluencia de usuarios
concentrada en ciertos días u horas y durante horarios especiales, requieren zonas
de estacionamiento, pueden generar tráfico y congestión y propician la aparición o
el desarrollo de usos complementarios en el área de influencia inmediata.

A los institucionales de la Clase II corresponden entre otros los siguientes tipos de


uso:

— Asistenciales: centros de salud zonales, clínicas, ancianatos y hogares de paso.

— Educativos: colegios de primaria y bachillerato, centros de educación


superior, institutos de capacitación técnica, seminarios y conventos.
— Administrativos: alcaldías menores y en general los establecimientos
destinados a la descentralización o desconcentración territorial de los servicios
administrativos de los órdenes distrital o nacional; embajadas, consulados, notarlas
y centros de información tributaria.

— Culturales: centros culturales, teatros, auditorios, museos y bibliotecas públicos.

— De seguridad: estaciones y subestaciones de policía y bomberos y centros


de atención al fuego (CAF).

— De culto: iglesias parroquiales, sedes de diferentes cultos.

Es importante aclarar que debe estar determinado en la licencia de construcción,


que el uso institucional autorizado es el educativo y por tanto no basta con que
indique únicamente "institucional", puesto que según el Acuerdo 6 de 1990 los usos
cívicos o institucionales son: asistenciales, educativos, administrativos, culturales,
de seguridad y de culto. Por tal razón si el uso educativo no está incluido en la
licencia, el titular deberá solicitar la correspondiente aclaración.

Las licencias de construcción expedidas conforme a lo establecido en los decretos


Distritales 619 de 2000, 469 de 2003 y 190 de 2004 (POT), deben cumplir con la
ficha normativa de la UPZ.

En la educación formal y formal de adultos, para planteles de educación preescolar,


básica y media, la licencia de construcción debe ser para uso dotacional,
equipamiento educativo:

Hasta 850 alumnos: escala vecinal.

Hasta 1.500 alumnos: escala zonal.

Más de 1.500 alumnos: escala urbana.

En la educación para el trabajo y el desarrollo humano, la licencia de construcción


debe ser para uso dotacional, equipamiento educativo:

Hasta 1.000 alumnos: escala zonal.

Hasta 1.500 alumnos: escala urbana.

Para más de 1.500 alumnos: escala metropolitana

El Decreto 449 de 2006 de la Alcaldía Mayor de Bogotá o Plan Maestro de


Equipamientos Educativos, establece que las licencias de construcción expedidas
para planteles de educación preescolar, básica y media, hasta 1.410 alumnos,
determinarán el uso dotacional, equipamiento educativo, escala vecinal.

22. Creación y funcionamiento de instituciones de Educación para el trabajo y


el desarrollo humano T.D.H

Requisitos para la creación y funcionamiento de instituciones y programas de


educación para el trabajo y el desarrollo humano de carácter privado de acuerdo
con lo consagrado en el Decreto 4904 del 2009. (Elaborado por Santiago Roberto
Luna Muñoz)

Procedimiento. Para la creación de una institución de educación para el trabajo y el


desarrollo humano de carácter privado y el ofrecimiento de programas el interesado,
ya sea una persona natural o jurídica, debe solicitar la licencia de funcionamiento y
el registro del programa a la secretaría de educación de la entidad territorial
certificada de la jurisdicción que corresponda al lugar de prestación del servicio.

Para la obtención de la licencia de funcionamiento y el registro del programa se


debe presentar a la respectiva secretaría de educación un proyecto educativo
institucional PEI, que contenga:

1. Información general de la institución:

1.1. Nombre de la institución (no se pueden utilizar nombres, siglas, símbolos que
induzcan a confusión con las instituciones de educación superior)

1.2. Naturaleza jurídica (anexar documentos)

1.3. Dirección de la institución: municipio, sedes, teléfono, correo electrónico

1.4. Datos de propietario o representante legal

1.5. Datos del rector o director (hoja de vida, formación académica)

1.6. Principios institucionales (misión, visión, objetivos)

1.7. Número de estudiantes que proyecta atender

1.8. Identificación de la planta física

1.9. Licencia de construcción para uso educativo

1.10. Certificado de libertado contrato de arrendamiento (vigencia mínima de dos


años)

1.11. Concepto sanitario

1.12. Plan de prevención de emergencias y desastres

1.13. Libros reglamentarios: matrículas, evaluación y promoción, actas del consejo,


registro de terminación y convalidación de certificados contables

La personería jurídica de las instituciones de educación superior otorgada por el


Ministerio de Educación Nacional, sustituye la licencia de funcionamiento de que
trata el numeral 2.2 del Decreto 4904 de 2009.

2. Denominación del programa

2. 1. Debe corresponder al campo de formación al que aplica (formación laboral o


formación académica)

2.2. Asociado o coherente con la CNO, cuando es del campo laboral

2.3. Área de desempeño a la que le apunta, cuando es del campo laboral

2.4. Nivel de cualificación (programas del campo laboral)


2.5. El nombre debe estar acorde con el perfil de salida, al cual se le antepone la
denominación "técnico laboral en.…'; cuando se trate de programas de formación
laboral

3. Objetivos del programa

3.1. Generales

3.2. Específicos

4. Descripción de las competencias (perfil del egresado)

4.1. Qué competencias va a desarrollar o adquirir el estudiante (básicas,


ciudadanas, laborales generales, laborales específicas: los programas académicos
no desarrollan competencias laborales específicas

5. Justificación del programa

5.1. La pertinencia del mismo en un contexto globalizado

5.2. Responde a las necesidades reales de formación del país, la región o la


localidad

5.3. Presenta estudios comparativos del estado actual de la educación para el


trabajo en Colombia

5.4. Estudios sobre demandas y ofertas de trabajo

6. Plan de estudios del programa


6.1. Duración y distribución del tiempo

6.2. Número de estudiantes del programa

6.3. Jornada del programa

6.4. Metodología del programa (presencial, distancia, virtual)

6.5. Definición del perfil del aspirante

6.6. Definición del perfil del egresado

6.7. Mecanismos de admisión

6.8. Identificación de los contenidos básicos de formación

6.8.1. Norma de competencia (módulo)


6.8.2. Elemento de la competencia (unidad de aprendizaje)

6.8.3. Tabla de saberes (saber, saber hacer, ser)

6.8.4. Criterios de evaluación

6.8.5. Evidencias de aprendizaje (conocimiento, desempeño, producto)

6.8.6. Estrategias metodológicas (docente, estudiante)

6.8.7. Medios educativos

6.8.8. Instrumentos de evaluación

6.8.9. Escenarios de aprendizaje

6.9. Modelo de certificado de técnico laboral por competencias en.…, o de


conocimientos académicos

Los programas de formación laboral se deben estructurar por competencias


laborales específicas, teniendo como referente las normas de competencia
laborales definidas por las mesas sectoriales que lidera el SENA.

7. Autoevaluación institucional

7.1. Tiene políticas de autoevaluación

7.2. Existe comité de autoevaluación

7.3. Cada cuánto realizan la autoevaluación

7.4. Anexa los instrumentos que aplica

8. Organización administrativa

8.1. Organigrama de la institución

8.2. Número y perfil requerido de los cargos administrativos de la institución

8.3. Criterios de ingreso para el personal directivo, administrativo, modalidad de


contratación, horario, etc. (anexar contratos o carta de intención)

8.4. Relación de los programas que viene ofreciendo, jornadas, y número de


estudiantes.

8.5. Capacidad total de estudiantes de la institución


8.6. Reglamento o manual de convivencia de estudiantes

9. Recursos específicos para el desarrollo del programa

9.1. Aulas, talleres, laboratorios y equipos

9.2. Materiales de apoyo: didácticos, ayudas educativas y audiovisuales

9.3. Recursos bibliográficos, técnicos y tecnológicos

9.4. Lugares de práctica

9.5. Convenios de prácticas formativas

10. Recursos docentes

10.1 Criterios de ingreso (perfil, modalidad de contrato)

10.2. Experiencia docente

10.3. Número de docentes por programa

104. Hojas de vida con sus soportes

10.5. Manual o reglamento de docentes

11. Financiación

11.1. Ingreso

11.2. Egreso

11.3. Estado financiero debidamente refrendado por un contador

11.4. Mecanismos de financiación del programa (anexar tarifas educativas del


programa)

12. Infraestructura

12.1 Copia del contrato arrendamiento o certificado de libertad

12.2. Descripción de la planta física (fotocopia de los planos)

12.3. Número de aulas previstas

12.4. Inventario de materiales, equipos, herramientas


12.5. Inventario de recursos bibliográficos, ayudas educativas informáticas, material
didáctico.

12.6. Número de estudiantes por terminal de sistemas

13. Anexos

13.1. Certificado cámara de comercio o de representación legal

13.2. Copia resolución de funcionamiento (para cuando se trate de actualización del


programa)

13.3. Estados financieros

13.4. Reglamento o manual de convivencia de estudiantes y docentes

13.5. Convenios docentes – asistencial (para el área de la salud, mecánica dental y


cosmetología)

13.6. Póliza de responsabilidad civil (para el área de la salud, mecánica dental y


cosmetología)

13.7. Póliza de riesgos biológicos (para el área de la salud, mecánica dental y


cosmetología)

13.8. Modelo de certificado a entregar certificado de técnico laboral por


competencias en...

13.9. Hojas de vida de: director, coordinador y docentes con sus respectivos
soportes (títulos, certificaciones registro ante la secretaría de salud y contrato
laboral o carta de intención).

13.10. Certificado de tradición o libertad o contrato de arrendamiento

13.11. Planos de la planta física

13.12. Inventario de: materiales, equipos, recursos bibliográficos, ayudas


educativas, informáticas.

Aspectos básicos que debe contener la propuesta de los programas de educación


para el trabajo y el desarrollo humano. (Ver tabla siguiente)

Aspectos básicos que debe contener la propuesta de los programas de


educación para el trabajo y el desarrollo humano.
1.Información general Si No Es adecuado Observaciones
de la institución Si no

a. Nombre de la
institución educativa

b. Naturaleza jurídica
(anexar documento)

c. Dirección de la
institución, municipio
sedes, teléfono, correo

d. Resolución de
funcionamiento (si la
institución ya viene
funcionando)

e. Nombre del
propietario o
representante legal

f. Principios y fines
institucionales (visión,
misión, objetivos)

g. Número de estudiantes
que proyecta atender

h. Identificación de la
planta física

i. Licencia de construcción
para uso educativo

j. Certificado de libertad o
contrato de arrendamiento

k. Concepto sanitario

l. Plan de prevención de
emergencias y desastres

m. Libros reglamentarios

2. Denominación del programa


a. Laboral formal

b. Formación académica

3. Objetivo del programa

a. General

b. Específicos

4. Descripción de las competencias

a. Competencias básicas

b. Competencias ciudadanas

c. Competencias laborales
generales

d. Competencias laborales
especificas

5. Justificación del programa

a. Presenta estudios
comparativos del estado
actual de la educación para
el trabajo

b. Estudio sobre demanda y


ofertas de trabajo

6. Plan de estudios

a. Duración

b. Número de estudiantes
del programa

c. Jornada del programa

d. Metodología del
programa (presencial,
a distancia, virtual)

e. Identificación de los
contenidos básicos

f. Norma de competencia
(modulo)

g. Elemento de la
competencia (unidad de
aprendizaje)

h. Evidencias de aprendizaje
(conocimiento, desempeño,
producto)

i. Tabla de saberes (saber,


saber hacer, saber ser)

j. Criterios de evaluación

k. Evidencias de aprendizaje
(conocimiento, desempeño
Producto)

l. Estrategias metodológicas
(docente, estudiante)

m. Medios educativos

n. Instrumentos de
evaluación

o. Escenarios de
aprendizaje

7. Autoevaluación institucional

a. Tiene políticas

b. Comité de
autoevaluación

c. Instrumentos

8. Organización administrativa

a. Organigrama

b. Manual de funciones
c. Manual de convivencia

9. Recursos específicos para el desarrollo del programa

a. Aulas, laboratorios,
talleres, biblioteca,
ayudas educativas

b. Medios tecnológicos

10. Recursos docentes (personal de informadores)

a. Números de instructores

b. Formación y experiencia

c. Manual o reglamento docente

11. Financiación

a. Presupuesto de ingresos

b. Formación y experiencia

c. Manual o reglamento
docente

12. Infraestructura

a. Espacios académicos y
administrativos

b. Espacios tecnológicos

c. planos inmueble

d. Certificados de libertad o
contrato de arrendamiento
Capítulo 2
Proyecto Educativo Institucional

1. Autonomía escolar

2. Conceptualización

3. Soporte legal del proyecto educativo institucional

4. Horizonte institucional

5. Filosofía

6. Misión

7. Visión
8. Valores

9. Modelo pedagógico

10. Objetivos

11. Metas

12. Estrategias

13. Procesos técnico-pedagógicos

14. Creación de un ambiente de aprendizaje y convivencia

15. Relaciones sociales

16. Currículo

17. Plan de estudios

18. Gestión escolar

19. Componentes esenciales de la gestión

20. Plan operativo

21. Estrategias del plan operativo

22. Diseño del proyecto


23. Evaluación

24. Otros procesos. La comunicación

25. Actividades

26. Participación

27. Investigación

28. Procesos administrativos

29. Jornada escolar, intensidades horarias, asignaciones académicas

30. Jornada laboral de docentes y de directivos docentes

31. Servicios educativos en jornada única


32. En establecimientos educativos privados

Capítulo 2
Proyecto Educativo Institucional

1. Autonomía escolar

La Constitución Política de Colombia en su artículo 69 reconoce la autonomía como


un derecho intrínseco del ser humano.

Ley 115 de 1994:

Artículo 77°. Autonomía escolar. Dentro de los límites fijados por la presente ley y el
proyecto educativo institucional, las instituciones de educación formal gozan de
autonomía para organizar las áreas fundamentales de conocimiento definidas para
cada nivel, introducir asignaturas optativas dentro de las áreas establecidas en la
ley, adoptar algunas áreas a las necesidades y características regionales, adoptar
métodos de enseñanza y organizar actividades formativas, culturales y deportivas,
dentro de los lineamientos que establezca el Ministerio de Educación Nacional.

Parágrafo. Las Secretarías de Educación departamentales o distritales o los


organismos que hagan sus veces, serán las responsables de la asesoría para el
diseño y desarrollo del currículo de las instituciones educativas estatales de su
jurisdicción, de conformidad con lo establecido en la presente ley.

Decreto 1860 de 1996:

Artículo 36. Proyectos pedagógicos. El proyecto pedagógico es una actividad dentro


del plan de estudios que de manera planificada ejercita al educando en la solución
de problemas cotidianos, seleccionados por tener relación directa con el entorno
social, cultural, científico y tecnológico del alumno.

Cumple la función de correlacionar, integrar y hacer activos los conocimientos,


habilidades, destrezas, actitudes y valores logrados en el desarrollo de diversas
áreas, así como de la experiencia acumulada.

La enseñanza prevista en el artículo 14 de la Ley 1 15 de 1994, se cumplirá bajo la


modalidad de proyectos pedagógicos. Los proyectos pedagógicos también podrán
estar orientados al diseño y elaboración de un producto, al aprovechamiento de un
material equipo, a la adquisición de dominio sobre una técnica o tecnología, a la
solución de un caso de la vida académica, social, política o económica y en general,
al desarrollo de intereses de los educandos que promuevan su espíritu investigativo
y cualquier otro propósito que cumpla los fines y objetivos en el proyecto educativo
institucional.

La autonomía escolar instituida por la Ley General de Educación, brindó a cada


establecimiento educativo la facultad para definir su identidad y plasmarla en su

Proyecto Educativo Institucional. Igualmente, les permitió organizar su plan de


estudios alrededor de las áreas fundamentales determinadas para cada nivel, de las
asignaturas optativas en función del énfasis de su PEI, de los lineamientos
curriculares y de los estándares básicos de competencias, además de las
características y necesidades derivadas de la diversidad y la vulnerabilidad de las
poblaciones según las especificidades propias de cada región.

Asimismo, les permitió adoptar los enfoques y métodos de enseñanza más


apropiados para cumplir los objetivos de su proyecto pedagógico; introducir
actividades deportivas, culturales y artísticas; y definir las bases para lograr una
sana convivencia entre sus miembros.

Además, los insta a prepararse para enfrentar los desafíos crecientes que imponen
la inclusión, la modernización y la globalización. El uso responsable de la autonomía
permite a los establecimientos brindar una educación de calidad a través de
procesos formativos pertinentes y diferenciados, que logren que todos sus
estudiantes aprendan, como base de la equidad y la justicia social. Este ejercicio de
autonomía debe ser complementado con una apropiada rendición de cuentas
acerca de los logros obtenidos. (Guia No. 34 Guía para el mejoramiento institucional
de la ... https://www.mineducacion.gov.co/1759/w3-article-177745.html)

2. Conceptualización

El PEI es un plan anual de desarrollo administrativo y pedagógico del


estable-cimiento, cuyo propósito fundamental es mejorar la calidad de la educación
en función de las necesidades educativas del estudiante. A partir de un diagnóstico
se formulan objetivos, metas y programas concretos, factibles y evaluables. En su
elaboración participa la comunidad educativa y es adoptado por el gobierno escolar
integrado por los estamentos de la comunidad educativa (rector, docentes,
estudiantes, padres de familia y exalumnos). (Proyecto Educativo Institucional -
PEI-: Ministerio de Educación. www.mineducacion.gov.co/1621 /article-79361.html)

El PEI es la carta de navegación de las escuelas y colegios, donde se especifican


entre otros aspectos los principios y fines del establecimiento, los recursos docentes
y didácticos disponibles y necesarios, la estrategia pedagógica, el reglamento para
docentes y estudiantes y el sistema de gestión. ( Proyecto educativo institucional
-PEI- institución Universitaria Pascual Bravo
www.pascualbravo.edu.co/pdf/lainstitucion/pei.pdf)

Decreto 180 de 1994:

Artículo 16. Obligatoriedad del Proyecto Educativo Institucional. Todas las


instituciones educativas oficiales y privadas, que prestan el servicio público de
educación, deben registrar durante el primer trimestre de 1997, en las Secretarías
de Educación Departamental o Distrital, los avances logrados en la construcción
participativa del proyecto educativo institucional. Una vez registrados, las
instituciones presentarán informes periódicos sobre los ajustes y avances
obtenidos, según fechas establecidas por la Secretaría de Educación
correspondiente. Las instituciones educativas que no procedieren así, se harán
acreedoras a las sanciones establecidas en las normas vigentes.

Las instituciones educativas que pretendan iniciar actividades y por tanto no tengan
conformada la comunidad educativa, deben presentar a la Secretaría
Departamental o Distrital una propuesta de Proyecto Educativo Institucional de
acuerdo con los lineamientos establecidos por el Ministerio de Educación Nacional.
Esta propuesta será el punto de partida para la construcción por parte de la
comunidad educativa del respectivo proyecto educativo institucional. A los doce
meses siguientes de iniciadas las labores educativas, se registrarán en la
Secretaría de Educación correspondiente, los avances logrados en la construcción
del proyecto con el fin de obtener la licencia de funcionamiento o recibir
reconocimiento oficial.

El Proyecto Educativo Institucional -PEI- es un proceso permanente de reflexión y


construcción colectiva que requiere inicialmente de una identificación articulada a
las políticas educativas del país, con el fin de resignificar la institución frente a los
fines educativos nacionales, departamentales y locales. Según el Ministerio de
Educación Nacional, "el PEI es un instrumento que explícita y comunica una
propuesta integral para dirigir y orientar de modo coherente e integrado, los
procesos de intervención educativa que se desarrollan en una institución educativa
(MEN, 1996)

Es un instrumento de planificación y gestión estratégica, puesto que involucra


normas y lineamientos en la construcción del proyecto educativo, las cuales sirven
para la puesta en práctica de acciones y metodologías de mejoramiento. Proyecto
que se sustenta en una misión, unos valores y unos principios consensuados que
precisan la identidad de la institución, además que permite: dar coherencia a la
función de los miembros de la comunidad educativa, crear el sentido de pertenencia
del personal con la entidad, fijar objetivos orgánicos, orientar la toma de decisiones,
contribuir a reconocer el perfil de los integran-tes de la comunidad educativa, entre
otros aspectos. Según la Ley General de Educación 115, en su artículo 73,
parágrafo único; "el PEI debe responder a situaciones y necesidades de los
educandos de la comunidad local, de la región y del país; ser concreto, factible y
evaluable".

Desde el PEI se delinean diversos enfoques teóricos, metodológicos y prácticos


sobre la comunidad educativa. Este inspira la vida académica y administrativa de la
institución debe ser coherente con las funciones sustanciales de docencia,
investigación, extensión, innovación y gestión administrativa, que, a su vez, se
dinamizan por unas instancias de apoyo que le son transversales como de
Información, la Biblioteca, y sus múltiples relaciones con la sociedad, que en la
dinámica del siglo XXI genera retos a una relación local con pertinencia, eficiencia,
cobertura y calidad. Asimismo, el Proyecto Educativo Institucional permite generar
espacios pedagógicos de investigación y desarrollo de la creatividad. (Horizonte
institucional institución educativa Ciudad de Pasto. Ver
www. iemciudaddepasto.edu.co/index.php/institucional/horizonte-institucional/
)

La comunidad educativa necesita tener presente que el PEI comienza con la


escritura del documento, producto de un diálogo y una negociación. Su formulación
debe responder a los postulados de una pragmática comunicativa: sinceridad,
rectitud, verdad. En tal sentido los PEI pueden ser conocidos, cuestionados,
verificados. En los PEI se enfatiza la acción sobre los sucesos sociales o sobre los
sistemas valórales (Bustamante, 1995b).
El PEI puso a reflexionar a los docentes sobre qué implica aprender y qué significa
enseñar.
Posibilidades que ofrecen los PEI en Colombia. Los proyectos educativos
institucionales se mueven entre la dicotomía del mandato legal y la posibilidad de
ser una herramienta que legitime algunos de los derechos consagrados en la
Constitución del 91, en especial los relacionados con la participación, la
democracia, la autonomía y la autogestión (Bustamante, 1995a:38). Ellos podrían
conformar campos de fuerzas donde confluyan las tendencias educativas
mundiales y las particularidades de la cultura nacional (Alvarez, 1995:28).
En este sentido la educación tendría la posibilidad de convertirse en un proyecto
cultural que recoja las expectativas de la comunidad y las resignifique dentro de
contextos ampliados.

El mismo autor no vacila en afirmar que es en el terreno de los PEI donde se va a


definir, sin lugar a dudas, lo que ha de ser la educación en los próximos años
(Alvarez, 1995:34).

Así entendidos, los proyectos educativos institucionales permiten que lo educativo


se relacione con otras formaciones culturales, históricamente determinadas, y que
el "oficio de enseñar" se articule con un proyecto sociocultural general en momentos
y contextos específicos.

En este sentido se garantizaría la autonomía del individuo, entendida como la


posibilidad de construir relaciones críticas en diferentes contextos socioculturales
(De Tezanos, 1992:157-158).

El proyecto Educativo Institucional debe concebirse como un proceso permanente y


sistemático de reflexión pedagógica y de racionalización del quehacer pedagógico
en los establecimientos educativos, /entendidos estos como centros culturales de
desarrollo comunitario integral para el desarrollo socioeconómico de calidad de
vida. Define, el proyecto, el objetivo de la profesión y del quehacer docente, la
identidad de la institución del establecimiento educativo y su compromiso de
desarrollo consigo mismo y con la comunidad en la cual se inscribe.

Se enmarca el proyecto educativo institucional en el plan de apertura educativa, en


el proceso de mejoramiento de la calidad de la educación, en la concepción de
modernidad, en el nuevo orden continental y en la política de descentralización y
autogestión que vive el país a todo nivel y en todos sus sectores.

Se trata de generar y ejecutar acciones que afecten realmente los factores que
inciden en la calidad de la educación y logren mejorarla en un determinado lapso y
desde la propia institución educativa, y de elevar desde la institución específica los
índices de eficiencia, eficacia y efectividad otorgándole sentido al establecimiento
educativo y trabajo pedagógico, en relación con los requerimientos, necesidades y
expectativas de la comunidad regional y de la nacionalidad colombiana y con las
tendencias del desarrollo propias de la modernidad. (Ver https://es.scribd.com/.../
Definicion-de-la-mision-en-una-institucion-educativa.)
Otra visión institucional de carácter macro, que apoya el concepto de Proyecto
Educativo Institucional, es el de la Consejería Presidencial para los Derechos
Humanos, según el cual: "Es la propuesta cultural de organización de la tarea
educativa, al interior de un establecimiento escolar, que responde a unos principios
y fines de la educación del país y a unas necesidades de la institución y su entorno".

El Proyecto Educativo Institucional - PEI es un proceso permanente de desarrollo


humano e institucional asumido como una investigación y construcción colectiva del
ser y del quehacer de la comunidad educativa que:

— Exige revisar la concepción educativa con el cual se trabaja y plantear un


cambio profundo buscando la formación integral de las personas dentro y para la
comunidad, la construcción de conocimiento y la cualificación constante de la
calidad de vida.

- Facilita la integración de la comunidad educativa mediante la participación


activa y permanente, el respeto a las diferencias, a la diversidad étnica y cultural,
creando nuevas y diferentes formas de ver e interpretar el mundo.

— Posibilita la interiorización y la producción de saberes y valores para el


desarrollo integral de las personas, favoreciendo la adquisición de las competencias
básicas para aprender a aprender.

— Parte de la realidad institucional y local, para aportar a la construcción de los


planes de desarrollo educativo a nivel municipal, departamental y nacional, e
incluso internacional.
— Responde, por lo tanto, a situaciones y necesidades de los estudiantes y a
las características y necesidades de su entorno, y, por último,

— Permite mejorar la calidad de la educación y, por ende, la calidad de vida de


las comunidades educativas, mediante el ejercicio de la autonomía administrativa,
pedagógica y sociocultural.

Uno de los propósitos del proyecto educativo institucional es crear el ambiente


propicio para que los niños, jóvenes y adultos se apropien de los aprendizajes
significativos, desarrollen capacidades, actitudes, sentimientos y conocimientos, y
asuman los valores y compromisos necesarios para mejorar la calidad de vida, tanto
personal como social, transformando y enriqueciendo su contexto. Para ello el
diseño, construcción y ejecución del PEI deberá:

— Promover el desarrollo de una sólida cultura de creación y construcción


social de conocimientos, de afectos, de sueños y manifestaciones en el interior de la
comunidad educativa, mediante la profunda transformación de las relaciones entre
sus integrantes.

— Fortalecer la integración y cualificación de la comunidad educativa, creando


ambientes de comunicación, de gestión democrática, de participación y de equidad.
— Facilitar el intercambio de experiencias relevantes.

— Evidenciar las condiciones reales de la institución y de su contexto, a través de


un diagnóstico inicial y permanente.

—Transformar la concepción y el ejercicio de la administración, del poder, la


autoridad y la participación.

— Integrar, dar sentido y flexibilizar todos los procesos administrativos y


pedagógicos escolares con el fin de superar las dificultades, reconocer y respetar
las diferencias individuales, tanto de comportamiento como de aprendizaje.

- Apoyar los procesos de investigación cualitativa y cuantitativa en la institución


educativa con el fin de formular alternativas pedagógicas innovadoras (apropiadas a
las condiciones socioeconómicas, culturales, ambientales locales y nacionales.

— Diseñar estrategias para utilizar el tiempo y el espacio escolar como


herramienta de aprendizaje

En el diseño y construcción del proyecto educativo institucional intervienen la


participación, la investigación, la comunicación, la reflexión y análisis. Ellas
permiten concertar las bases fundamentales de los procesos pedagógicos,
administrativos y de interacción comunitaria que desarrollan las instituciones
educativas.
Al concebir la escuela como una comunidad educativa donde se generan múltiples
maneras de ver el mundo, espacio de reflexión intercultural, aprendizajes
significativos y momentos de diálogo y de participación, es necesario transformar
sus estructuras cerradas, autoritarias y rígidas por otras flexibles y abiertas.

3. Soporte legal del proyecto educativo institucional

La construcción del Proyecto Educativo Institucional se apoya y fundamenta en lo


establecido en la Ley General de Educación y sus normas reglamentarias.

Ley 115 de febrero 8 de 1994:

Artículo 73. Proyecto Educativo Institucional. Con 'el fin de lograr la formación
integral del educando, cada establecimiento educativo deberá elaborar y poner en
práctica un proyecto educativo institucional en el que se especifiquen entre otros
aspectos, los principios y fines del establecimiento, los recursos docentes y
didácticos disponibles y necesarios, la estrategia pedagógica, el reglamento para
docentes y estudiantes y el sistema de gestión, todo ello encaminado a cumplir con
las disposiciones de la presente ley y sus reglamentos.

El Gobierno nacional establecerá estímulos e incentivos para la investigación y las


innovaciones educativas y para aquellas instituciones sin ánimo de lucro cuyo
proyecto educativo institucional haya sido valorado como excelente, de acuerdo con
los criterios establecidos por el Sistema Nacional de Evaluación. En este último
caso, estos estímulos se canalizarán exclusivamente para que implanten un
proyecto educativo semejante, dirigido a la atención de poblaciones en condiciones
de pobreza, de acuerdo con los criterios definidos anualmente por el Con pes
Social.

Parágrafo: El proyecto educativo institucional debe responder a situaciones y


necesidades de los educandos, de la comunidad local, de la región y del país, ser
concreto, factible y evaluable.

Decreto 1860 de 1994:

Artículo 14. Contenido del Proyecto Educativo Institucional. Todo establecimiento


educativo debe elaborar y poner en práctica, con la participación de la comunidad
educativa, un proyecto educativo institucional que exprese la forma como se ha
decidido alcanzar los fines de la educación definidos por la ley, teniendo en cuenta
las condiciones sociales, económicas y culturales de su medio.

Para lograr la formación integral de los educandos, debe contener por lo menos los
siguientes aspectos:

1. Los principios y fundamentos que orientan la acción de la comunidad educativa


en la institución.

2. El análisis de la situación institucional que permita la identificación de problemas


y sus orígenes.

3. Los objetivos generales del proyecto.

4. La estrategia pedagógica que guía las labores de formación de los educandos.

5. La organización de los planes de estudio y la definición de los criterios para la


evaluación del rendimiento del educando.

6. Las acciones pedagógicas relacionadas con la educación para el ejercicio de la


democracia, para la educación sexual, para el uso del tiempo libre, para el
aprovechamiento y conservación del ambiente y, en general, para los valores
humanos.

7. El reglamento o manual de convivencia y el reglamento para docentes.

8. Los órganos, funciones y forma de integración del gobierno escolar.

9. El sistema de matrículas y pensiones que incluya la definición de los pagos que


corresponda hacer a los usuarios del servicio y, en el caso de los establecimientos
privados, el contrato de renovación de matrícula.
10. Los procedimientos para relacionarse con otras organizaciones sociales, tales
como los medios de comunicación masiva, las agremiaciones, los sindicatos y las
instituciones comunitarias.

11. La evaluación de los recursos humanos, físicos, económicos y tecnológicos


disponibles y previstos para el futuro con el fin de realizar el proyecto.

12. Las estrategias para articular la institución educativa con las expresiones
culturales locales y regionales.

13. Los criterios de organización administrativa y de evaluación de la gestión.

14. Los programas educativos de carácter no formal e informal que ofrezca el


establecimiento, en desarrollo de los objetivos generales de la institución.

Artículo 15. Cada establecimiento educativo goza de autonomía para formular,


adoptar y poner en práctica su propio proyecto educativo institucional sin más
limitaciones que las definidas por la ley y este reglamento.

Su adopción debe hacerse mediante un proceso de participación de los diferentes


estamentos integrantes de la comunidad educativa que comprende:

La formulación y deliberación. Su objetivo es elaborar una propuesta para satisfacer


uno o varios de los contenidos previstos para el proyecto educativo. Con tal fin el
Consejo Directivo convocará diferentes grupos donde participen en forma equitativa
miembros de los diversos estamentos de la comunidad educativa, para que
deliberen sobre las iniciativas que les sean presentadas.

La adopción. Concluido el proceso de deliberación, la propuesta será sometida a la


consideración del Consejo Directivo que en consulta con el Consejo Académico
procederá a revisarla y a integrar sus diferentes componentes en un todo coherente.
Cuando en esta etapa surja la necesidad de introducir modificaciones o adiciones
sustanciales, estas deberán formularse por separado. Acto seguido, el Consejo
Directivo procederá a adoptarlo y divulgarlo entre la comunidad educativa.

Las modificaciones. Las modificaciones al proyecto educativo institucional podrán


ser solicitadas al rector por cualquiera de los estamentos de la comunidad
educativa. Este procederá a someterlas a discusión de los demás estamentos y
concluida esta etapa, el Consejo Directivo procederá a decidir sobre las propuestas,
previa consulta con el Consejo Académico. Si se trata de materias relacionadas con
los numerales 1, 3, 5, 7 y 8 del artículo 14 del presente decreto, las propuestas de
modificación que no hayan sido aceptadas por el Consejo Directivo, deberán ser
sometidas a una segunda votación, dentro de un plazo que permita la consulta a los
estamentos representados en el Consejo y, en caso de ser respaldadas por la
mayoría que fije su reglamento, se procederá a adoptarlas.
La agenda del proceso. El Consejo Directivo al convocar a la comunidad señalará
las fechas límites para cada evento del proceso, dejando suficiente tiempo para la
comunicación, la deliberación y la reflexión.

El plan operativo. El rector presentará al Consejo Directivo, dentro de los tres meses
siguientes a la adopción del proyecto educativo institucional, el plan operativo
correspondiente que contenga entre otros, las metas, estrategias, recurso y
cronograma de las actividades necesarias para alcanzar los objetivos del proyecto.
Periódicamente y por lo menos cada año, el plan operativo será revisado y
constituirá un punto de referencia para la evaluación institucional. Deberá incluir los
mecanismos necesarios para realizar ajustes al plan de estudios.

Parágrafo. Las Secretarías de Educación de las entidades territoriales deberán


prestar asesoría a los establecimientos educativos de su jurisdicción que así lo
soliciten, en el proceso de elaboración y adopción del proyecto educativo
institucional.

El artículo 16 fue derogado por el artículo 2.° del Decreto 180 de 1997 y a la vez
modificado por el artículo 1.° del mismo decreto, quedando así:

Artículo 16. Obligatoriedad del proyecto educativo institucional. Todas las


instituciones educativas oficiales y privadas, que prestan el servicio público de
educación, deben registrar durante el primer trimestre de 1997, en las Secretarías
de Educación Departamental o Distrital, los avances logrados en la construcción
participativa del proyecto educativo institucional. Una vez registrados, las
instituciones presentarán informes periódicos sobre los ajustes y avances
obtenidos, según fechas establecidas por la Secretaría de Educación
correspondiente. Las instituciones educativas que no procedieren así, se harán
acreedoras a las sanciones establecidas en las normas vigentes. Las instituciones
educativas que pretendan iniciar actividades y por tanto no tengan conformada la
comunidad educativa, deben presentar a la Secretaría Departamental o Distrital una
propuesta de proyecto educativo institucional de acuerdo con los lineamientos
establecidos por el Ministerio de Educación Nacional. Esta propuesta será el punto
de partida para la construcción por parte de la comunidad educativa del respectivo
proyecto educativo institucional.

4. Horizonte institucional

El horizonte institucional es la definición del concepto de la institución educativa en


relación con su "deber ser", "querer ser", así como los elementos diferenciadores de
la cultura y el servicio educativo de la institución.

Horizonte institucional:
análisis situacional, principios, fundamentos y objetivos

Gestión administrativa: plan operativo, criterios de organización administrativa,


sistema de matrículas, costos educativos, y criterios para la evaluación de la
gestión.
Gestión académica: estrategia pedagógica, organización de los planes de estudio,
proyectos pedagógicos obligatorios, criterios para la evaluación del rendimiento
académico, programas de educación no formal e informal.

Gestión de comunidad: órganos, funciones y forma de integración del gobierno


escolar y demás instancias de participación; manual de convivencia y reglamento
de docentes.

Relación con el entorno: estrategias para articular la institución educativa con las
expresiones culturales; procedimientos para relacionarse con otras organizaciones
sociales.

Es el fundamento de la institución educativa definido en el marco de su PEI, que


especifica su proyección futura, objetivos y valores que guían su desarrollo hacia el
logro de los fines de la educación.

Recoger la experiencia y la tradición institucional en aras de comprenderlos y


valorarlos a la luz de definir los nuevos elementos que pueden aportar a su
desarrollo.

Realizar una reflexión consciente y compartida, que dimensiona con claridad la


incidencia de la institución en el proceso de formación de las personas que a ella
ingresan.
Asumir un compromiso real y en equipo en la definición de cada uno de sus
componentes apuntando siempre a la ubicación de la realidad como punto de
partida para esta construcción.

Comprender que el proceso revierte directamente en la realización de algunas


transformaciones al interior de la institución, que apuntan a hacer de esta
construcción una realidad institucional y esencialmente a generar las condiciones
de viabilidad.

Esto nos lleva a la pregunta: ¿cuál es el modelo a seguir para la construcción y


gestión del horizonte institucional de una propuesta educativa que sea pertinente al
contexto social, económico, político y cultural de una comunidad?

Con el propósito de llegar a una propuesta de modelo de gestión participativa que


permita obtener las visiones de lo que se requiere por parte de una comunidad en
particular, para dar respuesta pertinente, oportuna y flexible a sus demandas
actuales y futuras, así como a sus contextos sociales, económicos, políticos y
culturales, se hace necesario definir unos lineamientos para la construcción y
operación del horizonte institucional del PEI.

El horizonte institucional es el componente del PEI que permite garantizar la


definición colectiva de políticas y niveles de participación de la comunidad
educativa. En este sentido, el horizonte institucional será efectivo cuando sea el
resultado de la concertación, refleje los ideales planteados por la comunidad
educativa y sea cada uno de los miembros de esta comunidad los que lleven a la
práctica lo establecido en él.

Todos los miembros de la comunidad educativa deben asumir en forma activa los
procesos de transformación que trae la modernidad y los cambios en el contexto
social, económico, político y cultural, con el fin de que las escuelas sean las
protagonistas de sus cambios y de sus transformaciones a través del horizonte
institucional y el currículo.

El horizonte institucional es el fundamento filosófico que orienta, es el derrotero que


precisa la proyección y las acciones que dan sentido a los planes y proyectos,
dinamiza la integración de la comunidad educativa y la inclusión en los contextos
local, regional y nacional, que inspira y fomenta el quehacer educativo, define la
identidad del plantel, incrementa el desarrollo de la
institución educativa, proporciona bases sólidas y firmes relacionadas con el
conocimiento, el mejoramiento de las relaciones interpersonales y sociales de todos
sus miembros, la creatividad, la confianza en el nivel de desempeño, y precisa las
metas y logros a alcanzar en un determinado tiempo.

Estos postulados se concretan en la misión, la visión, los principios éticos,


pedagógicos, epistemológicos, los valores, los objetivos, las estrategias, las metas,
entre otros. El horizonte institucional muestra cómo se "idealiza" la institución en un
entorno físico y social, en un tiempo establecido en la comunidad educativa,
teniendo en cuenta las políticas nacionales y locales, facilita la construcción de las
diferentes dimensiones que precisan el deber ser de la institución educativa, bajo
una visión integradora y con proyección de futuro.

Poner en práctica el horizonte institucional y evaluarlo continuamente permite


encontrar un equilibrio entre lo que demanda la sociedad y la respuesta que debe
ofrecer la institución educativa. Tener un PEI en el que se consignan la misión, la
visión y el horizonte institucional no asegura que estos elementos estén presentes
en la vida cotidiana del establecimiento educativo. Por lo tanto, es muy importante
determinar qué tanto sus integrantes y la comunidad educativa conocen y ponen en
práctica estos principios.

5. Filosofía

El Proyecto Educativo Institucional recoge la filosofía, valores y principios, propone


las bases para construir el modelo educativo que defina la práctica institucional con
fines académicos, científicos, investigativos, tecnológicos y administrativos, que
desagreguen y hagan realidad la misión y la visión institucional, lejos de un enfoque
instrumental y muy cerca de uno intencional que se caracterice por ser innovador,
estratégico, abierto, participativo, dinámico e integrado, que considere al hombre
como un ser autónomo, activo, creativo, capaz de autorrealizarse, comprender y
actuar en forma crítica sobre su entorno.
Todos debemos tener una actitud filosófica, que no es otra cosa que tener una
postura frente al mundo, al saber, a la sociedad y a sí mismos. Es la actitud que
asume quien busca "pensar por sí mismo" al ser crítico frente a los supuestos que
fundamentan las disciplinas, la sociedad y nuestros propios supuestos, es fomentar
el gusto por el saber, por la investigación al fomentar el asombro.
La filosofía como disciplina humana orienta las reflexiones racionales y lógicas y da
sentido y orientación al Proyecto Educativo institucional. El fundamento filosófico
contribuye a dar orientación intencional para tener una perspectiva antropológica,
ontológica y social del tipo de ciudadano(a) que
se desea formar. La filosofía permite explicitar los fundamentos del Proyecto
Educativo Institucional, tales como los objetivos, los valores, las finalidades de la
misión y la visión, el sentido de la vida y los adelantos y progresos de la humanidad
en sus diferentes épocas de la historia.

A través de las reflexiones filosóficas se construyen conocimientos y la educación


es la encargada de desarrollar en el hombre esos conocimientos, sus aplicaciones y
la utilidad de los mismos.

La filosofía es la encargada de proporcionar los principios y elementos


fundamentales para reunir y llegar a conciliar las diferentes posiciones que pueden
darse en la comunidad educativa y llegar a consensuar aspectos importantes en la
orientación y dirección de la institución educativa.

La filosofía ayuda a fundamentar el tipo de persona y, de sociedad que se desea


ayudar a construir y buscar un mayor acercamiento con los diferentes integrantes
de la comunidad educativa.

6. Misión

La misión es la meta general de la organización, basada en las premisas de la


planeación que justifica la existencia de una organización.

Según F.A. Malangón, para la construcción de la misión se aconseja el


planteamiento de interrogantes como: ¿qué somos ahora? ¿cuáles son nuestras
aspiraciones para el futuro?, ¿qué se compromete a alcanzar la institución?
Estas preguntas tienen respuesta con el planteamiento de las metas, pues estas
fijan la dirección institucional a largo plazo.

La misión de una institución educativa debe establecer el campo concreto de


servicio a la sociedad. Es una declaración amplia de conceptos y actitudes más que
detalles específicos. Debe proporcionar identidad. Resaltar las características que
la distinguen de todas las demás de su misma naturaleza: por tanto, debe
determinar los valores que la sustentan.

La misión de una institución educativa necesariamente tendrá estrecha relación con


su naturaleza y finalidad, con su propia historia, propósito y cultura, su zona de
influencia (local, regional, nacional e internacional), el uso de tecnologías para la
enseñanza y la investigación, el compromiso con la comunidad, su filosofía e
identidad corporativa y sus capacidades que la diferencian de manera reconocida o
explícita.

La misión, además de proporcionar motivación, dirección general e imagen


institucional, debe servir de marco para evaluar las actividades presentes y futuras y
formularse en términos tan claros que puedan entenderse en toda la institución... Se
busca que la misión desarrolle la función esperada, como la de ser el faro que
ilumina y guía el desarrollo visionado para la institución educativa.

La misión define, dentro del marco de la Ley General de Educación y las exigencias
de la realidad, los principios, fundamentos y fines de la institución dando líneas de
acción que cohesionan el ser y el hacer de la comunidad educativa. Estos
principios, fundamentos y fines deben tener en cuenta la interacción con el entorno,
desde el nivel local hasta el internacional.

La misión se convierte en el marco de referencia para dirigir la institución educativa


y su organización. Hace las veces de constitución escrita, permite evaluar todas las
decisiones, los recursos, los resultados logrados, el uso del tiempo, etc. En
momentos de crisis orienta la búsqueda de soluciones.

La misión ha de ser corta, sencilla, fácil de comprender, un párrafo simple que


pueda acompañar cualquier acción de comunicación, no hacer una misión con
palabras muy rebuscadas o técnicas, tratar de llegar a la mayor cantidad de
personas posibles. No debe ser muy restringida que llegue a limitar el accionar de
los integrantes de la institución educativa, pero tampoco debe ser muy amplia que
llegue a provocar confusiones sobre lo que hace la institución.

La misión debe ayudar a comprender por qué existimos o quiénes somos. La misión
tiene tarea inspiradora, mostrar la parte más atractiva de la institución; si estamos
buscando ser líderes de opinión para motivar a nuestros alumnos, profesores,
directivos, padres de familia, administrativos, al entorno, a instituciones
estratégicas, etc., tenemos que contagiar ese ¿por qué existimos? o ¿quiénes
somos?

No establecerse propósitos que no merezcan ser luchados, los integrantes de la


institución deben percibir que su trabajo es significativo y que están contribuyendo a
la formación de sus alumnos y por ende a mejorar, en el futuro, la calidad de vida; el
resultado del éxito de una institución educativa se debe directamente al realizar su
misión, pero no la misión en sí; el propósito debiera establecerse como algo
alcanzable en el contexto de la institución educativa.

La misión tiene que hablar del estudiante, no se trata solamente de hablar de la


institución educativa, entender las necesidades de nuestros alumnos y cómo
agregamos valor a su formación con nuestro servicio.
La misión es el motivo, propósito, fin o razón de ser de la existencia de una empresa
u organización. Define: 1) lo que pretende cumplir en su entorno o sistema social en
el que actúa, 2) lo que pretende hacer, y 3) el para quién lo va a hacer; y es
influenciada en momentos concretos por algunos elementos como: la historia de la
organización, las preferencias de la gerencia y/o de los propietarios, los factores
externos o del entorno, los recursos disponibles, y sus capacidades distintivas.
(Declaracion de la visión en una institución educativa. Ver:
https://es.scribd.com/.../Declaracion-de-la-vision-en-una-institucion-
=)

7. Visión

La visión es el horizonte hacia el cual se dirigen todas las acciones de la institución


educativa y estará enmarcada en los retos propuestos por la Constitución Nacional
de 1991: construir un nuevo país formando nuevos ciudadanos.

La visión se refiere a los sueños de la organización que se piensan concretar en un


período determinado. Nos preguntamos: ¿para dónde queremos ir?, ¿hacia dónde
debe dirigirse la institución?

Es conveniente utilizar la imaginación; los grandes cambios han comenzado con un


sueño. La visión ayuda a ver el futuro de una manera más clara. El futuro se puede
programar dentro de un proceso de cambio hacia la continua mejoría. La visión se
proyecta respondiendo con claridad a la pregunta: ¿hacia dónde queremos llegar?

"Una visión es una imagen visual mental de un estado futuro deseado, una
descripción de lo que una institución o una persona será dentro de un tiempo
determinado hacia el futuro, que se debe expresar en el presente.

Es el compromiso de colocar a una institución en una posición determinada de


calidad, competitividad, desarrollo, proyección, etc.

La visión representa el cambio y proyección de desarrollo que se pretende darle a


una organización para colocarla en una posición privilegiada de calidad y
superioridad, frente a las mismas de su género.

Esta debe responder al cómo desarrolla los propósitos institucionales, o cuál será la
imagen que pretende crear y tener, y responder a la pregunta, ¿qué quiere ser?, de
tal forma que la ubique en un escenario determinado con unas características y
particularidades de excelencia.

Para alcanzar la misión de la institución educativa, tener una visión realista y de


futuro. Mientras la misión es la razón de la existencia de la organización, la visión
indica el camino para seguir y concordancia con sus recursos presentes y futuros.
Pero la visión será una guía para la acción solo en la medida en que sea conocida,
entendida y asumida para todos los actores implicados.
La visión se refiere a la forma como queremos ver nuestra institución en un
horizonte futuro y de tiempo, a tres, cinco, diez años o más, y como queremos que
nos vea el entorno y la sociedad en ese escenario futuro. Es soñar dentro de las
posibilidades de un estado ideal en que aspiramos ver una institución educativa en
un período determinado y como queremos que la sociedad la vea desde afuera.

La visión debe expresar acción y realidad de esa acción en procura de unos logros.
Debe ser conocida por todos los miembros de la institución y aceptada por
consenso para que sea puesta en práctica. (...) La formulación de la visión
institucional debe orientarse a analizar a fondo y con responsabilidad, interrogantes
como:

¿Cuáles serán las áreas o programas fuertes o líderes de la institución en cinco,


diez o más años?

¿Qué líneas de investigación definirá y cuántos proyectos desarrollará (semestral,


anualmente)? ¿Cuál será el desarrollo científico y tecnológico institucional en un
determinado tiempo? ¿Qué programas acreditará ante las autoridades
competentes?

En este orden de ideas deben organizarse los aspectos más relevantes o aquellos
que los actores deben incorporar para la formulación de la visión.
"La visión institucional se propone alcanzar que la comunidad educativa sea un ente
activo en la formación educativa, más allá de la escolarización, más comprometida
con el entorno social y ecológico, capaz de generar un nuevo ciudadano con calidad
humana, capaz de enfrentarse al medio laboral".

La visión permite identificar los propósitos y límites de ella. Describe cuál es


el propósito hoy y de futuro. El rumbo que nos marca la visión incluye los principios
y los valores que dan fundamento a: visión = ser, misión = ser, objetivos = tener
medidas.

La misión y la visión, además de señalar claramente el horizonte institucional,


deben acompañarse de estrategias pedagógicas y administrativas que abarquen
los diferentes estamentos de la comunidad educativa.

Ejemplos:

— La inclusión de la misión y la visión en los medios de comunicación, que


lleguen a todos los integrantes de la comunidad educativa de la institución, como el
periódico escolar, el mural, el manual de convivencia, las cartas semanales a los
padres de familia, la revista, etcétera.

— En las frecuentes emisiones de la emisora de la institución educativa.

— En los encuentros culturales con otras instituciones sectoriales.


— En los encuentros, simposios, congresos, reuniones a nivel local o municipal

— Durante la inducción del personal que ingresa por primera vez al plantel,
como estudiantes, padres de familia, docentes, entrevistas individuales y grupales,
etcétera.

— En las jornadas pedagógicas a través de la discusión, la creatividad y


producción se da a conocer y se mejora ese horizonte institucional.

— En las reuniones del Consejo Directivo, Consejo Académico, Consejo De


Promoción Escolar, reuniones con padres de familia, reuniones con profesores.

— Fijar prioridades en las cuales se debe concretar e invertir tiempo, energía y


talento.

— Siempre estar evocando, discutiendo, reflexionando y tomando decisiones


en relación con los principios y valores que constituyen el horizonte institucional.

- En todas las actividades académicas como aulas de clase, proyectos


pedagógicos, temas transversales, direcciones de grupo, concursos de diferentes
modalidades, trabajos de investigación, etc., deben estar presentes los valores y
principios de la misión y la visión señaladas como derroteros de la acción educativa.

La visión desempeña un rol primordial en la elaboración del PEI, constituye una


mirada en perspectiva, orientada por aquellos elementos constitutivos de la Ley
General de Educación.

8. Valores

Cuando hablamos de valores nos referimos a las cosas materiales, espirituales,


instituciones, profesiones, derechos civiles, etc., que permiten al hombre realizarse
de alguna manera. El valor es una propiedad de las cosas o de las
personas.

El valor es captado como un bien, se le identifica con lo bueno, con lo perfecto o con
lo valioso y su importancia para la educación no debe verse solo como un hecho o
actividad, sino como una acción interna del individuo. El docente debe sentir y
practicar el valor enseñado, constituye en sí mismo un ejemplo para los niños y
niñas que enseña.

El valor es algo que se nos muestra y nos atrae desde una lógica objetiva y
necesaria para la convivencia, pero los grados en que un valor puede ser
interiorizado y vivido no dependen solo de la captación intelectual, sino de los
sentimientos y experiencias que esa persona haya tenido en relación con ese valor.

Los seres humanos aprendemos a distinguir en nuestro entorno lo que se considera


correcto y lo que se juzga incorrecto, es tener un conocimiento de los valores
morales que rigen nuestra sociedad y desarrollamos esta conciencia moral
comportándonos de acuerdo con ella. Cuando se habla de valores decimos que son
las cualidades que nuestra comunidad juzga de «ideales» e importantes para el
desarrollo de la sociedad.

Todo valor puede ser positivo o negativo; es valor o contravalor. Entre los más
valiosos están: amor, justicia, paz, generosidad, honradez, colaboración, etc. Si les
otorgamos una jerarquía, podemos clasificados en vitales, intelectuales, morales,
estéticos, materiales y religiosos.

Los valores influyen de manera decisiva en nuestra manera de vivir, son nuestra
autodefinición como personas y guían nuestras decisiones.

Es primordial ayudar a nuestros alumnos a clarificar sus valores. Se puede


conseguir a través de un proceso de valoración desde edades muy tempranas; a
partir de su propia experiencia y de los valores que anteriormente haya adoptado,
pueden darse cuenta de lo que aprecian y desean, de los valores que está
dispuestos a realizar en su vida. (Los valores en la escuela. Ver
valoresdaviot2.blogspot.com)

Una política de trabajo con docentes que les permita desarrollarse profesionalmente
para ser agentes formadores. Una política y programa de orientación que permite
llevar a la práctica la misión formativa. Una política con las familias tal que permita
coordinar la formación en alianza con ella, el principal agente formativo.

9. Modelo pedagógico

El modelo pedagógico debe enfocarse al desarrollo de valores, competencias' y en


la definición de un plan de estudios coherente que permita la articulación de la
institución educativa con la realidad de su comunidad, tomar como referentes
teorías de explicación y acción como el constructivismo, la pedagogía dialogal, las
inteligencias múltiples y el aprendizaje significativo, bajo la pedagogía de la
modificabilidad estructural cognitiva y la enseñanza para la comprensión.

La Modificabilidad Estructural Cognitiva es un modelo pedagógico cuyo horizonte se


basa en un enfoque cognitivo socioafectivo, donde el docente como mediador es un
guía de los procesos de desarrollo del pensamiento y despierta en el estudiante
curiosidad, creatividad y toma de conciencia, centrarse en los principios de
aprender a ser y a sentir, aprender a saber y a pensar, aprender a hacer y aprender
a convivir.

La Enseñanza para la Comprensión concede importancia al aspecto cognitivo, pero


permite a la vez considerar otras dimensiones: social, emocional y espiritual,
reconociendo así la integralidad del ser humano. Involucra de igual manera la
flexibilidad y la creatividad, elementos fundamentales que permiten el desarrollo de
competencia.
La Teoría de Modificabilidad Estructural Cognitiva de Reuven Feuerstein explica
que el maestro es el p ente de cambio y transformación de estructuras
deficientes de alumnos con dificultades de aprendizaje; para ello debe estar dotado
de formación cognitiva, metodológica y ética humanística. ( Ver
revistasinvestigacion.unmsm.edu.pe/index.php/educa/article/download/3887/3109
II)

10. Objetivos

Los objetivos en es deben corresponder a las finalidades generales del proyecto.


Tienen que ser coherentes con la misión de la institución educativa.

Los objetivos expresan en forma concreta la visión de la institución para un período


determinado; muestran con detalle y claridad lo que la organización pretende hacer
hacia el futuro; orientan la actividad y permiten ser el punto de referencia general
para la evaluación que haga la institución de su quehacer.

De los objetivos se desprenden las tácticas, los programas y los demás servicios de
la institución. Los objetivos expresan los acuerdos sobre las expresiones y
propósitos que buscamos desarrollar en la institución educativa en concordancia
con las políticas, normas vigentes, principios pedagógicos, intereses y necesidades,
buscando el mejoramiento, desarrollo y progreso de la comunidad educativa.

Es la respuesta a lo que se desea hacer total o parcialmente en la institución


educativa en un tiempo determinado para hacerla más eficiente, obtener mejores
resultados, ser más competitiva y mejor cualificada.

Es la razón de ser de la institución, es la síntesis de sus fines y proyectos, es la ruta


a seguir a través de su desarrollo para ir al punto donde se quiere llegar. Para
lograrlo se debe disponer de una organización eficaz que comprenda los recursos
(humanos, físicos y económicos) de que se dispone, unas estrategias pedagógicas,
metodológicas y administrativas adecuadas y metas de desarrollo a corto y mediano
plazo.

Los objetivos se deben formular en forma clara, precisa, concreta, y que sean
alcanzables y medibles.

Los objetivos forman parte de todo el proceso, son el punto de partida para
seleccionar, organizar, conducir y tomar decisiones, introduciendo modificaciones
durante el desarrollo del proyecto.

De acuerdo con los fines que se desean lograr los objetivos pueden ser de mayor o
menor amplitud y en cada uno existen procedimientos y recursos específicos para
alcanzarlos.

La clasificación que se hace entre objetivos generales y específicos es relativa, ya


que cada uno de ellos puede ser considerado como general o específico según la
forma como sean interpretados y de la relación que tengan con otros objetivos.

La elección de objetivos debe responder a los criterios de evaluación objetiva de


acuerdo a las posibilidades concretas del proyecto y de la capacidad de traducirse
en acciones. Se trata no solo de definir los objetivos, sino de verificar sus
resultados.

Los objetivos contenidos en el proyecto educativo institucional deben tener una


estrecha relación con las necesidades e intereses de la comunidad educativa. Lo
ideal es que sean redactados después del diagnóstico.

Conclusión: Los objetivos establecen claramente los logros esperad s en el


desarrollo del proyecto educativo institucional en cuanto a los procesos de
aprendizaje, convivencia, gestión y administración, desarrollo institucional e
impacto social.

11. Metas

Una meta es un resultado deseado que una persona o un sistema imagina, planea y
se compromete a lograr: un punto final deseado personalmente dentro de una
organización. Muchas personas tratan de alcanzar objetivos en un tiempo finito,
fijando plazos.

Una meta es el fin hacia el que se dirigen las acciones o deseos. De manera
general, se identifica con los objetivos o propósitos que una persona o una
organización se marca.

La operacionalización de los objetivos y sus estrategias se realizan a través de las


metas, las cuales se redactan según el horizonte institucional planteado para sus
logros y se dividen en corto, mediano y largo plazo.

Estas metas se establecen en los planes estratégicos y en el plan normativo


respectivamente. El plan normativo indica a dónde desea llegar la institución
educativa al cabo de dos, tres o más años.

Es una norma con sus lineamientos muy claros que rige la actividad de una
organización. Esa meta de mediano plazo se evalúa varias veces a través del plan
estratégico, el cual determina las metas de mediano plazo, que pueden ser cada
bimestre, semestre o cada año. Es fundamental contar con objetivos claros,
precisos, cuantificables y tener establecidas las estrategias que se emplearán para
lograr los objetivos, ellos nos dan el punto de llegada, y las características del
resultado que se espera.

Es muy importante identificar factores críticos, como aquellos aspectos que es


necesario mantener bajo control para lograr el éxito de la gestión, por ejemplo, la
llegada tarde de los alumnos, la indisciplina, el rendimiento escolar, etc. El
establecimiento de metas es el mapa del camino a seguir, es el proceso a
desarrollar para alcanzar los objetivos propuestos.

Pensar y lograr una meta pequeña, que sea relativamente alcanzable, puede
ayudar a alcanzar exitosamente metas mayores. Es conveniente establecer un
marco de tiempo para las metas propuestas.

12. Estrategias

Estrategias pedagógicas son aquellas acciones que realiza el maestro con el


propósito de facilitar la formación y el aprendizaje de las diferentes disciplinas en los
estudiantes.

Cuando se habla de estrategias se hace referencia a la forma, los recursos con que
cuenta la institución educativa y el personal humano. Deben orientarse a la
obtención de resultados, junto con las acciones a desarrollar, a fin de alcanzar los
objetivos y metas propuestos.
Cuando se habla de recursos no son solamente las personas, las cosas y el dinero,
sino las posibilidades efectivas de incorporarlas a los proyectos y planes; saber
quiénes quieren colaborar y de qué forma es muy útil para el desarrollo de los
mismos.

Cada acción estratégica debe relacionarse con la transformación de una situación


específica alcanzar esta nueva situación es la finalidad que se persigue al ejecutar
el conjunto de actividades que conforman la estrategia.

Se espera que el objetivo general de cada acción estratégica sea la expresión del
interés y el compromiso de los miembros de la comunidad educativa para
transformar la situación que se ha definido como problema.

Uno de los aspectos fundamentales de un proyecto educativo lo constituye la


acción. Las acciones contemplan el trabajo reflexivo y operativo en que este se
concreta, a través de la acción se evidencian la filosofía, la misión y la visión del
proyecto educativo institucional, el marco conceptual y situacional, la viabilidad, etc.

Una vez determinada la acción estratégica se define el cómo se realizará para


enfrentar el problema y qué conviene desarrollar en términos de actividades y
determinación de unos plazos y personas responsables de su ejecución.
Las estrategias a emplear en el desarrollo del proyecto suelen ser muy varia-das y
dependen de la capacidad de cada quien, para descubrirlas y utilizarlas, por
ejemplo: las administrativas, investigativas, pedagógicas, comunicativas,
evaluativas, etc.

Un aspecto a tener en cuenta al revisar los cronogramas es considerar si se puede


esperar que mediante dichas actividades se alcancen los resultados esperados y si
realmente el ordenamiento, los tiempos y los recursos para realizar cada actividad
posibilitan su oportuna conclusión.
Las acciones nos van indicando la posibilidad de nuevas propuestas que van
surgiendo del plan o proyecto en proceso de desarrollo. Pero ellas no pueden estar
separadas de una permanente y activa observación y reflexión sobre ese quehacer,
sus implicaciones, limitaciones, posibilidades y resultados.

La misión, visión y objetivos que la institución se propone, se operacionalizan en


metas y acciones concretas que cohesionan tanto el ser como el hacer de la
institución educativa.

Los aspectos sociopolíticos y económicos, el ejercicio de la justicia y el poder, las


estrategias de participación, socioafectividad, las normas legales, la producción
(científica, cultural, artística, literaria, de bienes, servicios y tecnologías), las
necesidades laborales y de competitividad del país en el concierto mundial, deberán
ser considerados al definir la misión.

13. Procesos técnico-pedagógicos

Es el conjunto de actividades que forma parte de los aspectos transversales


utilizados para la formación integral de los estudiantes. Las relaciones activas entre
el personal docente y el estudiantado, desarrollados con criterios de calidad,
equidad, pertinencia, eficiencia y eficacia. La articulación y funcionamiento de
oportunidades educativas que definen y diseñan los procesos de aprendizaje según
el nivel y la edad de los estudiantes. El acompañamiento docente como base para el
desarrollo escolar y profesional. El proyecto curricular, documento de planificación
estratégica de gestión pedagógica.

El manejo de un esquema conceptual amplio, que permita la construcción del


quehacer pedagógico, implica saber qué se pretende, cuál es la concepción que se
tiene del ser humano, de la sociedad, la cultura, la educación, el aprendizaje, la
filosofía y la misión que orienta su existencia. Es retomar los fundamentos
concertados en el proceso de análisis y reflexión.

Si se propende por la formación integral de la persona, los procesos que se realicen


tendrán igual valor, sin establecer diferencia entre el desarrollo cognitivo y el
afectivo, entre los saberes académicos y no académicos, entre las relaciones
individuales y las grupales, se trata de potenciar al máximo las capacidades y
valores de todas las personas.

Procesos educativos con una visión integradora, con correspondencia entre ellos y
los propósitos de la comunidad educativa y necesidades que el cambio social
requiere.

Los siguientes son algunos de los procesos que conforman el quehacer


pedagógico, los cuales se interrelacionan y fortalecen mutuamente:

-Creación de un ambiente escolar propicio para el aprendizaje y la convivencia.


-Diseño de currículo.

- Plan de estudios.

-Proyectos pedagógicos.

-Evaluación.

14. Creación de un ambiente de aprendizaje y convivencia

El ambiente escolar y el mejoramiento de los aprendizajes ofrece a los


establecimientos educativos herramientas pedagógicas y didácticas que
contribuyen a mejorar el ambiente escolar, componente inherente en las prácticas
de aula para el mejoramiento de la calidad y convivencia educativa, entre otros
aspectos que contribuyen en la calidad de vida de maestros y estudiantes en la
escuela.

De acuerdo con la Unesco 2013, un ambiente escolar acogedor, respetuoso y


positivo es una de las claves para promover el aprendizaje de los estudiantes y la
obtención de altos logros en las pruebas externas. El Segundo Estudio Regional
Comparativo y Evaluativo en América Latina y el Caribe (Serce 2006), afirma que
las condiciones en la escuela influencian el desempeño de los estudiantes,
favoreciendo significativamente la disminución de las desigualdades de aprendizaje
asociadas a las disparidades económicas y sociales de ellos. El estudio concluye
que la calidad del clima escolar explica entre un 40% y 49% los logros cognitivos de
los estudiantes.

El componente de ambiente escolar en las estrategias de mejoramiento pedagógico


que vienen construyendo los establecimientos educativos constituye un aporte para
la reflexión institucional sobre la relación entre ambiente escolar-convivencia y
aprendizajes. En este sentido, se proponen algunos referentes conceptuales y
herramientas para facilitar la comprensión y construcción conjunta de estrategias y
acciones que contribuyan al establecimiento de espacios y prácticas sociales
generadoras de un ambiente escolar grato para estudiantes, docentes y comunidad
educativa en general, que redunde en el logro de mejores aprendizajes.

Un ambiente escolar favorable es fundamental para que los docentes se sien-tan


seguros en la escuela, se disminuyan las probabilidades de que desarrollen
enfermedades generadas por el estrés y la angustia, y más importante aún, que los
niveles de compromiso con el aprendizaje de los estudiantes tiendan a elevarse.

Se puede señalar que un ambiente escolar positivo no solo favorece los


aprendizajes de los estudiantes, sino que contribuye a la consolidación de metas
comunes definidas institucionalmente. (Marco general de la guía "Ambiente escolar
y el mejoramiento de los aprendizajes")
15. Relaciones Sociales

En las relaciones sociales, dentro y fuera del aula, se encuentran mundos diversos
sustentados en experiencias y vivencias personales, alimentados por el capital
cultural de cada uno de los miembros de la comunidad educativa que interactúan;
en suma, se produce una amalgama entre la cultura nacional, local, de las familias y
de la institución educativa. Esta interacción socioeducativa es el núcleo del trabajo
pedagógico.

Allí se encuentran y relacionan personas condicionadas por experiencias distintas,


socializadas en contextos disímiles. Lo tradicionalmente esperable es que cuando
se produce esa interacción social en el interior del aula, los profesores enseñen y
los estudiantes aprendan, los profesores usen metodologías de enseñanza
aprendidas en las prácticas pedagógicas y los estudiantes se motiven, haciendo lo
que se espera de ellos: estudiar.

La época actual nos demuestra que son múltiples y diversas las fuentes de
conocimiento a las que acuden las nuevas generaciones de estudiantes; no solo
aprenden de las relaciones pedagógicas con sus maestros, sino que utilizan las
nuevas tecnologías con una maestría envidiable, maestría que los profesores
(adultos) manejan con dificultad o simplemente no tienen, así como aprenden de
sus pares, en sus "zonas de desarrollo próximo", como diría Vygotsky.

En este nuevo contexto la escuela mantiene una misión aceptada socialmente:


educar. En ese proceso se conjugan contenidos y valores que son considerados
útiles para el desempeño social de los niños y jóvenes. A pesar de todos los
cambios experimentados en las últimas décadas, se sigue esperando que la
escuela les enseñe a sus estudiantes y a su vez los/las estudiantes aprendan de
ellos/as. Un análisis profundo de esta interacción educativa contemporánea permite
preguntarse:

¿Cómo aprenden los jóvenes estudiantes del siglo XXI? ¿Qué herramientas
pedagógicas, didácticas y tecnológicas utilizan para gestionar su conocimiento?
¿Qué importancia tiene en ese proceso la convivencia y el clima imperante en la
escuela? ¿Estamos viviendo un cambio epistemológico en el paradigma educativo
que tradicionalmente ha relacionado a profesores y estudiantes?

Detrás de los contenidos y valores que se expresan en objetivos educacionales,


entiéndase como «currículo explícito», simultáneamente existe una forma tácita de
enseñanza que entrega normas sociales y expectativas que tiene la sociedad sobre
los estudiantes. Es lo que Jackson (2001) llama «currículo oculto»; es decir, que las
escuelas hacen lo que se supone deben hacer; dicho de otra forma, entregan lo que
será útil para el orden social establecido.

A través del currículo oculto se transmiten las expectativas asociadas al papel de


los/las estudiantes, las cuales entran en contradicción con los objetivos del currículo
explícito (autonomía, capacidad crítica) y expectativas.
La convivencia escolar es un elemento fundamental en un proceso escolar
satisfactorio y productivo; se entiende por «convivencia» la potencialidad que tienen
las personas para vivir con otros, en un ámbito de respeto mutuo y solidaridad
recíproca. La convivencia escolar se genera en la interrelación entre los miembros
de la comunidad educativa de un establecimiento educacional, que tiene incidencia
significativa en el desarrollo ético, socioafectivo e intelectual de los niños y jóvenes.

Dicha concepción no se limita solo a la relación entre las personas, incluye las
formas de interacción entre los estamentos que conforman la comunidad educativa,
constituye una construcción colectiva y es responsabilidad de todos los que
participan en el proceso educativo: profesores, estudiantes, padres y comunidad.
Vivir y convivir con otros en armonía supone el respeto a las ideas y sentimientos de
los demás, la tolerancia frente a las diferencias, la aceptación y valoración de la
diversidad, la solidaridad, reciprocidad y cooperación mutua en función de objetivos
comunes.

La convivencia escolar tiene un enfoque formativo, se considera la base de la


formación ciudadana y constituye un factor clave de la formación integral
de los/las estudiantes; los profesores/as deben enseñar y los/las estudiantes
aprender una suma de conocimientos, habilidades, valores y principios que les
permitan poner en práctica el vivir en paz y armonía con otros; es por eso que la
gestión formativa de la convivencia escolar constituye la forma más efectiva de
prevención de la violencia escolar.

Una convivencia escolar sana, armónica, sin violencia, incide directamente en la


calidad de vida de todos los miembros de la comunidad educativa, en los resultados
de los aprendizajes, en la gestión del conocimiento y en el mejoramiento de la
calidad de la educación. Relacionarse con otros en paz es el fundamento de una
convivencia social democrática, la cual se constituye en un aprendizaje que debe
ser intencionado desde las prácticas pedagógicas, tanto en el aula como fuera de
ella, asumiéndola como una tarea educativa/formativa que es responsabilidad de
todos los miembros de la comunidad escolar.

La convivencia escolar es la relación entre todos los actores institucionales. Esto


implica que los niños, jóvenes y adultos son considerados partícipes de la
convivencia, adscribiéndoseles derechos y responsabilidades, como plantea la
Política de Convivencia Escolar del Ministerio de Educación.

La convivencia escolar se vive a diario, en virtud de ser lo que cada persona es,
refiere códigos y maneras aprendidas en los contextos de convivencia.

Un contexto escolar participativo y democrático en el que los sujetos tienen diversas


oportunidades de ejercicio progresivo de sus derechos y consecuentes
responsabilidades, posibilita aprehender en convivencia con otros, el respeto al otro
y la corresponsabilidad en la construcción del clima cooperativo necesario para
aprender a ser, aprender a vivir juntos, aprender a hacer y aprender a aprender.
(Convivencia y clima escolar: claves de la gestión del conocimiento. Ver
www.scielo.cl/pdf/udecada1v22n4l /art07.pdf)

16. Currículo

La palabra currículo se viene empleando desde el siglo XVII para referirse a un


conjunto de disciplinas de estudio.

Currículo es el conjunto de criterios, planes de estudio, programas, metodologías y


procesos que contribuyen a la formación integral y a la construcción de la identidad
cultural nacional, regional y local, incluyendo los recursos humanos, académicos y
físicos para poner en práctica las políticas y llevar a cabo el Proyecto Educativo
Institucional. Es la estructura esencial de una asignatura o un conjunto de
asignaturas, ya sea que se trate de un colegio, un instituto tecnológico o una
universidad.

Dicha estructura consiste en planteamientos concretos y se compone de cuatro


elementos básicos:

Objetivos: describen el propósito de la asignatura y responden a la pregunta ¿para


qué? Definen qué se quiere lograr con el aprendizaje de un proyecto educativo y
cuál será la orientación principal del docente. Un cambio de objetivos puede afectar
por completo el diseño de un currículo educativo. Hoy en día, muchos objetivos de
un currículo educativo también se denominan competencias.

Contenidos: engloban la información principal que se dará a conocer durante el


programa y responden a la pregunta ¿qué? Teniendo como base los objetivos, los
contenidos se estructuran con el fin de lograr el propósito educativo. Pueden ser
teóricos (conceptos, principios y teorías), prácticos y procedimentales (técnicas,
métodos, estrategias).

Metodología: corresponde a la forma como los contenidos serán abordados y los-


objetivos se alcanzarán. En este segmento, se responde a la pregunta ¿cómo?
Consiste en las tareas y acciones que realiza un docente para lograr la
aproximación adecuada a cierta temática y facilitar el aprendizaje.

Evaluación: este último componente permite analizar y de cierta manera medir los
avances de los estudiantes durante un programa educativo específico. Se debe
tener en cuenta el estilo y ritmo de aprendizaje de los estudiantes y va ligado
directamente a los contenidos expuestos. Es recomendable que la metodología de
evaluación sea comunicada en una etapa temprana y de manera clara, esto es útil
para orientar el aprendizaje de los estudiantes.

Un currículo educativo con objetivos precisos, contenidos claros, metodologías


coherentes con la asignatura y un formato de evaluación que refuerce el
cono-cimiento adquirido es sumamente útil para que los estudiantes puedan estar
interesados en una materia y se sientan orientados para aprender más. El currículo
educativo es la hoja de ruta de cualquier programa educativo, vital para lograr el fin
primordial del aprendizaje. (¿Qué es currículo educativo? Compartir Palabra
maestra. Consultar https://comparti
rpalabramaestra.org/Artículos-informativos/que-es-curriculo-educativo)

Ley 115 de 1994:

Artículo 76. Concepto de currículo. Currículo es el conjunto de criterios, planes de


estudio, programas, metodologías y procesos que contribuyen a la formación
integral y a la construcción de la identidad cultural nacional, regional y local,
incluyendo también los recursos humanos, académicos y físicos para poner en
práctica las políticas y llevar a cabo el proyecto educativo institucional.

Artículo 78. Regulación del currículo. El Ministerio de Educación Nacional diseñará


los lineamientos generales de los procesos curriculares y, en la educación formal,
establecerá los indicadores de logros para cada grado de los niveles educativos, tal
como lo fija el artículo 148 de la presente ley.

Los establecimientos educativos, de conformidad con las disposiciones vigentes y


con su Proyecto Educativo Institucional, atendiendo los lineamientos a que se
refiere el inciso primero de este artículo, establecerán sus planes de estudio
particular que determine los objetivos por niveles, grados y áreas, la metodología, la
distribución del tiempo y los criterios de evaluación y administración.

Cuando haya cambios significativos en el currículo, el rector de la institución


educativa oficial o privada lo presentará a la Secretaría de Educación
Departamental o Distrital, a los organismos que hagan sus veces, para que esta
verifique el cumplimiento de los requisitos establecidos en la presente ley.

Decreto 1860 de 1994:

Artículo 34. Áreas. En el plan de estudios se incluirán las áreas de conocimiento


definidas como obligatorias y fundamentales en los nueve grupos enumerados en el
artículo 23 de la Ley 115 de 1994. Además, incluirá grupos de áreas o asignaturas
que adicionalmente podrá seleccionar el establecimiento educativo para lograr los
objetivos del proyecto educativo institucional, sin sobrepasar el veinte por ciento de
las áreas establecidas en el plan de estudios.

Las áreas pueden cursarse por asignaturas y proyectos pedagógicos lectivos


anuales, semestrales o trimestrales. Estas se distribuirán en uno o varios grados.
Los procesos de diseño y práctica del currículo se sustentan en el desarrollo del ser
humano, en la consolidación de saberes, valores, afectos, ideas, aspiraciones y
acciones hacia la identidad cultural, institucional, regional y nacional, los fines de la
educación, los lineamientos e indicadores curriculares y los propósitos definidos por
la comunidad educativa en el PEI.
El proceso de integración de disciplinas y saberes requiere que el diseño curricular
sea flexible y se base en los principios de:

Interdisciplinariedad, o sea la relación entre las distintas disciplinas, áreas o


asignaturas.

Transversalidad, entendida como los elementos conceptuales y prácticos que


permean, desde el comienzo hasta el final, el proceso educativo y las
interrelaciones horizontales de las diversas áreas del conocimiento.

Interculturalidad, para dar cabida a las propias vivencias y costumbres y a los de


otros como elemento fundamental del saber.

Lo anterior facilita hallar la relación entre el conocimiento y su aplicación en la


vivencia cotidiana; entre los saberes de las diversas áreas y entre los diversos
programas, mediante el análisis y la creatividad de quienes componen la comunidad
educativa, en especial el cuerpo docente y el estudiantado.

Las relaciones que se establezcan deben darse en todas las direcciones: por
grados, por niveles, horizontal y transversalmente, de tal manera que propicien y
refuercen la creación de esquemas conceptuales, afectivos, actitudinales y de
hábitos favorables para el desempeño en la vida. Las áreas, asignaturas y
proyectos pedagógicos son medios para lograr este desarrollo.

Se tendrán en cuenta en este proceso la integración, los enfoques y propuestas de


varios programas como democracia, educación ambiental, educación sexual, la
etnoeducación, el uso del tiempo libre, etc.

Los saberes, las experiencias metodológicas y la interacción con las comunidades,


aplicados y validados a través del desarrollo de los programas señalados.

El currículo deberá diseñarse teniendo en cuenta que, desde el grado obligatorio de


preescolar hasta el grado noveno, constituyen el bloque de educación que busca la
formación de las personas en las competencias básicas generales. Los grados
décimo y undécimo y en el caso de las normas el duodécimo, deberán diseñar un
currículo que permita la formación de competencias más específicas y perfeccione
al estudiante de tal manera que pueda ingresar a la educación técnica o
universitaria y al mundo laboral.

17. Plan de estudios

El plan de estudios es el esquema estructurado de las áreas obligatorias y


fundamentales y de áreas optativas con sus respectivas asignaturas que forman
parte del currículo de los establecimientos educativos. El plan de estudios debe
contener al menos los siguientes aspectos:

a. La intención e identificación de los contenidos, temas y problemas de cada área,


señalando las correspondientes actividades pedagógicas.

b. La distribución del tiempo y las secuencias del proceso educativo, señalando en


qué grado y período lectivo se ejecutarán las diferentes actividades.

c. Los logros, competencias y conocimientos que los educandos deben alcanzar y


adquirir al finalizar cada uno de los períodos del año escolar, en cada área y grado,
según hayan sido definidos en el Proyecto Educativo Institucional-PEI- en el marco
de las normas técnicas curriculares que expida el Ministerio de Educación Nacional.
Igualmente incluirá los criterios y los procedimientos para evaluar el aprendizaje, el
rendimiento y el desarrollo de capacidades de los educandos.
d. El diseño general de planes especiales de apoyo para estudiantes con
dificultades en su proceso de aprendizaje.

e. La metodología aplicable a cada una de las áreas, señalando el uso del material
didáctico, textos escolares, laboratorios, ayudas audiovisuales, informática
educativa o cualquier otro medio que oriente y soporte la acción pedagógica. (Plan
de estudios... Ministerio de Educación Nacional. Consultar en
https://www.mineducacion.gov.co/1621/article-79419.html)

18. Gestión Escolar

La gestión educativa es un proceso orientado al fortalecimiento de los proyectos


educativos de las instituciones, que ayuda a mantener la autonomía institucional, en
el marco de las políticas públicas, y que enriquece los procesos pedagógicos con el
fin de responder a las necesidades educativas locales, regionales. (Colombia
Aprende - Qué es Gestión Educativa...
www.colombiaaprende.edu.co/html/home/1592/article-129664.htm)

Gestión escolar es un proceso que enfatiza la responsabilidad del trabajo en equipo


e implica la construcción, diseño y evaluación del quehacer educativo. Es entendida
como la capacidad de generar nuevas políticas institucionales e involucra a toda la
comunidad escolar con formas de participación democráticas que apoyan el
desempeño de docentes y directivos a través del desarrollo de proyectos educativos
adecuados a las características y necesidades de cada escuela.

Incluye la generación de diagnósticos, el establecimiento de objetivos y metas, la


definición de estrategias y la organización de los recursos técnicos y humanos para
alcanzar las metas propuestas. Dependiendo de la focalización, es posible
identificar grandes áreas de la gestión escolar: gestión académica, gestión directiva,
gestión administrativa y gestión de la comunidad.

Apoyo para desarrollar una cultura de la calidad, creando consciencia de


mejoramiento, trabajo en equipo y participación. Fomentar el uso de instrumentos y
herramientas en la toma de decisiones, organización y seguimiento de los procesos
que se implementan en la institución.
Apoyo en la articulación de proyectos, con el propósito de dar un sentido a las
actividades a la luz de los propósitos establecidos en la institución educativa.
Implementación de indicadores de gestión, con la finalidad de visualizar el estado
de desarrollo de los procesos.

Sistematización y documentación de todos los procesos, con el propósito de lograr


aprendizajes organizacionales de los desaciertos y consolidar sostenibilidad.
Gestión educativa y gestión escolar. El concepto de gestión, tal como se utiliza
actualmente, proviene del mundo de la empresa y atañe a la gerencia. La gestión se
define como la ejecución y el monitoreo de los mecanismos, las acciones y las
medidas necesarios para la consecución de los objetivos de la institución.

La gestión implica un fuerte compromiso de sus actores con la institución y con los
valores y principios de eficacia y eficiencia de las acciones ejecutadas. Desde este
marco conceptual se entiende que la conducción de toda institución supone aplicar
técnicas de gestión para el desarrollo de sus acciones y el alcance de sus objetivos.

Cuando se aborda el tema de la gestión relacionado con la educación resulta


necesario establecer distinciones conceptuales entre la gestión educativa y la
gestión escolar. Mientras la primera se relaciona con las decisiones de política
educativa en la escala más amplia del sistema de gobierno y la administración de la
educación, la segunda se vincula con las acciones que emprende el equipo de
dirección de un establecimiento educativo en particular.

Tanto los procesos de gestión educativa como los de gestión escolar son
secuencias de acciones deliberadamente elegidas y planificadas en función de
determinados objetivos. La gestión educativa involucra las acciones y decisiones
provenientes de las autoridades políticas y administrativas que influyen en el
desarrollo de las instituciones educativas. (La gestión escolar - SER. Consultar en
registromodeloeducativo.sep.gob.mx/Archivo?nombre=9688-La+Gestion+Escolar.
pdf)

19. Componentes esenciales de la gestión

a. Gestión académica: Su campo de acción es el diseño, desarrollo y evaluación


del currículo. Los aportes del rector, docentes y coordinadores en cuanto a
conocimientos, experiencias, innovaciones, investigaciones, entre otros, impulsan
el desarrollo y mejoramiento institucional para conseguir los objetivos propuestos.

Sus referentes son los resultados de las evaluaciones y los estándares básicos de
competencias. Sus áreas de trabajo comprenden el plan de estudios, la articulación
entre grados, niveles y áreas, los métodos de enseñanza, los proyectos
transversales, la investigación e innovación y el clima de aula. Sus oportunidades
de mejoramiento tienen que ver con actividades en integración curricular, acuerdos
pedagógicos, diálogo entre grados, áreas y niveles, tiempos para el aprendizaje,
sistema de evaluación interna, uso de resultados y uso pedagógico de recursos;
"Es la esencia del trabajo en un establecimiento educativo y promueve la
generación e implementación de programas y proyectos, orientando a estudian-tes
y docentes en las metodologías de autoformación, promoviendo e incentivando las
estrategias fundamentales del modelo educativo, especialmente, lo concerniente a
estrategias metodológicas.

Sus responsabilidades principales son las de conceptualizar y gestionar el modelo


pedagógico e incentivar la utilización de las nuevas tecnologías, promover los
proyectos de investigación, velar por la evaluación académica, planear, programar y
coordinar las actividades académicas para los estudiantes matriculados en la
institución y mantener una mejora continua de la calidad de los procesos
académicos-operativos en los aspectos pedagógicos y metodológicos". (Gestión
educativa: áreas, procesos y componentes. Consultar en
virtual.fu n lamed u.co/.../gestioneed ucativaareasprocesosycomponentes.320_0.
pdf
)

b. Gestión administrativa y financiera: Su campo de acción es la planeación,


desarrollo y evaluación de acciones que respalden la misión de la institución
mediante el uso efectivo de los recursos. Sus referentes son las normas sobre
aspectos académicos, financieros y de recursos físicos y humanos, y los procesos y
procedimientos. Sus áreas de trabajo comprenden el apoyo administrativo a la
actividad académica (información y registro), apoyo financiero y logístico (bienes),
servicios complementarios y recursos humanos. Sus oportunidades de
mejoramiento implican actividades en servicios internos, biblioteca, laboratorios,
inventario de bienes y reingeniería.

c. Gestión de la comunidad educativa: Vincula a los miembros de la comunidad y


a la institución con su entorno, a fin de fortalecer el desarrollo de identidad y sentido
de pertenencia con la institución y su PEI. Sus referentes son el contexto de la
institución, el proyecto educativo institucional, el manual de convivencia, los
resultados de las evaluaciones y los proyectos transversales. Sus áreas de trabajo
comprenden la participación, la prevención, la convivencia, la inclusión y
permanencia. Sus oportunidades de mejoramiento se relacionan con actividades de
formación, acuerdos de convivencia, proyecto de vida, uso del tiempo libre y
dirección de grupo.

d. Gestión directiva: Su campo de acción es la institución educativa en su


conjunto, lo cual se manifiesta en la organización, diseño, desarrollo y evaluación de
una cultura escolar propia. Bajo el liderazgo de su equipo de gestión la institución se
dirige estratégicamente hacia el cumplimiento de su misión y visión. Sus referentes
son la gestión académica, la gestión administrativa y la gestión de comunidad. Sus
áreas de trabajo están en el direccionamiento estratégico, la planeación, los
sistemas de comunicación y el desarrollo del clima institucional. Sus oportunidades
de mejoramiento tienen que ver con actividades para crear una visión compartida,
proyección y definición de prioridades, procesos comunicativos y conformación del
equipo de gestión institucional.
Se refiere al desarrollo del liderazgo transformacional que potencia el trabajo en
equipo, y que permite compartir la misión, la visión, los principios, los valores, los
objetivos y las metas de la institución. En esta área los directivos docentes se
ocupan de conocer detalladamente la realidad del contexto de los (as) estudiantes,
con el propósito de poder diseñar y revisar permanentemente las estrategias de
gestión directiva para alcanzar los resultados académicos y sociales esperados.

La gestión directiva se ocupa del desarrollo de procesos de dirección estratégica


que asegure el cumplimiento de las metas y el seguimiento sistemático de los
indicadores globales de la institución y el redireccionamiento continuo hacia la
visión, que responda a la misión y los objetivos institucionales. En general, esta área
de gestión coordina e integra los procesos institucionales, e incluye a la
organización escolar en los contextos local y regional. (La gestión directiva.
Disponible en amdt.webcindario.com/gdirectiva.pdf)

"Es el diseño que orienta de manera real su quehacer y determina en gran medida la
calidad educativa de la institución, implica una diversidad de posibles caminos para
llegar a un resultado de calidad, ejerciendo liderazgo y cuidando que todas las
demás áreas de la institución se orienten a cumplir la misión y la visión institucional".
(compuestudio.edu.co/plandemejoramiento.pdf)

La gestión directiva escolar en los establecimientos educativos es un proceso


sistemático que está orientado al fortalecimiento de las instituciones educativas y a
sus proyectos, con el fin de enriquecer los procesos pedagógicos, directivos,
comunitarios y administrativos, conservando la autonomía institucional, para así
responder de una manera más acorde a las necesidades educativas.

La gestión escolar está constituida por cuatro áreas: área de gestión directiva, área
de gestión pedagógica y académica, área de gestión de la comunidad y área de
gestión administrativa y financiera.

La importancia que tiene la gestión escolar para el mejoramiento de la calidad


radica en el fortalecimiento de los establecimientos educativos; en sus instancias
administrativas y sistema pedagógico, para generar cambios y aportar un valor
agregado en conocimientos y desarrollo de competencias a los estudian-tes.
(Gestión Educativa Min Educación https://www. mi neducacion.gov.co/1621
/w3-propertyvalue-48473.html)

"La gestión directiva es la capacidad de articular los recursos de que se dispone de


manera de lograr lo que se desea". Movilización de recursos, priorización de
procesos, interacción de los miembros de la comunidad. Comunicación. Procesos
que vinculan la gestión al aprendizaje. "Generación y mantención de recursos y
procesos en una organización, para que ocurra lo que se ha decidido que ocurra.
Capacidad de articular representaciones mentales de los miembros de una
organización".
"Es la capacidad de generar y mantener conversaciones para la acción". "Un
proceso de aprendizaje de la adecuada relación entre estructura, estrategia,
sistemas, estilo, capacidades, gente y objetivos superiores, tanto hacia el interior de
la organización como hacia el entorno". (Ver en
unesdoc.unesco.org/imagen/0021/002191/219162s.pdf)

El PEI es el gran marco y los planes de mejoramiento son las acciones que se van a
hacer a corto, mediano y largo plazo, para alcanzar lo establecido en la misión.
El sentido del PEI es constituirse en el instrumento de planeación estratégica de
mediano plazo de la escuela, la cual debe tener como punto de partida la línea de
base del proceso. Por ello, una etapa importante del proceso del PEI es la
elaboración de un diagnóstico que identifique propósitos, visiones, metas, recursos,
fortalezas, debilidades de la institución.

Esta nueva forma de concebir la escuela le exige que defina su propia identidad
(visión y misión, objetivos y las estrategias que empleará para llegar a ellos) y que
asuma responsablemente la tarea de asegurar el aprendizaje de los alumnos.
El ejercicio de la autonomía le permite a la institución educativa establecer su plan
de estudios como una guía general de contenidos, tiempos y secuencias para
generar conocimiento y desarrollar las competencias básicas con las cuales
aprender a aprender.

El plan de estudios se estructura con base en principios, normas, criterios y


enfoques que orientan la concepción y desarrollo de cada uno de los grupos de
áreas, e incluye la explicitación de objetivos por niveles y grados, la organización y
distribución del tiempo, las metodologías por emplear y los criterios de evaluación
de acuerdo con el PEI y lo expresado en la Ley General de Educación, el Decreto
1860 y los lineamientos generales emanados del Ministerio de Educación Nacional.

En el proceso de organización del plan de estudios se definen las áreas,


asignaturas, temas, proyectos pedagógicos, metodologías y tiempos, teniendo en
cuenta los ritmos de aprendizaje y las diferencias de los estudiantes.

Tener en cuenta la tecnología como un área obligatoria y fundamental. La


tecnología se asume como un campo de naturaleza interdisciplinar. La educación
en tecnología es un poderoso factor de integración curricular, parcelado en materias
y áreas y desarrollo de una relación vertical, rígida y cerrada.

Posibilita la integración de saberes en torno a proyectos de investigación en todos


los grados y campos de la ciencia y las humanidades.

20. Plan operativo

El plan operativo es la manifestación de todas las acciones y responsabilidades


organizadas para el desarrollo del PEI. Incluye todos los procesos administrativos,
técnico-pedagógicos y de interacción comunitaria. Es el instrumento de gestión del
PEI.
Contiene el conjunto de decisiones y acciones que se propone realizar, la manera
de evaluar y retroalimentar periódicamente el proceso. La formulación del plan
operativo sirve para:

— Proporcionar información permanente para lograr que haya correspondencia


entre el quehacer diario y los propósitos del PEI.
— Identificar las acciones, los actores y los responsables de las mismas y
organizarlas en secuencia de tiempo.

— Prever los recursos físicos, didácticos y financieros que apoyarán y facilitarán


la ejecución de las acciones.

— Cualificar y racionalizar la administración de los recursos humanos,


didácticos, físicos y financieros.

— Generar información básica oportuna y veraz para evaluar y reorientar el PEI.

El plan operativo debe elaborarse a medida que se construye el PEI. Tiene que ser
flexible, que se pueda ajustar de acuerdo con las exigencias que se demanden.

La finalidad del plan operativo es garantizar el cumplimiento de los objetivos a corto


o mediano plazo, así como las metas y presupuestos institucionales. Se establece
generalmente con duración de un año.

El plan operativo permite planificar y organizar el trabajo en función de las


necesidades y posibilidades de la institución, indicar las acciones por realizar, que
permita establecer plazos de ejecución para cada acción señalada.

Permite además realizar el seguimiento necesario a cada uno de los proyectos


contemplados en el proyecto educativo institucional y la evaluación de sus
desarrollos.

Son actividades propias del plan operativo:

— Direcciones de grupo

— Motivaciones constantes

— Demostraciones

— Ensayos

— Avances de investigación

— Temas transversales
— Planes curriculares

21. Estrategias del plan operativo

Establecer una reseña de la forma como se realizarán las actividades para lograr las
metas y los objetivos establecidos.

Señalar los plazos para la ejecución de cada una de las tareas programadas.

Designar a las personas responsables de cada una de las acciones programa-das


así como su cumplimiento y el período de tiempo determinado para su
cumplimiento, junto con la evaluación de los resultados.

Finalmente, se señala que hay tantos planes operativos, como diseños y modelos a
seguir. Lo deseado es que cada institución educativa tenga sus propios diseños de
acuerdo con su caracterización.

Algunos diseños podrían ser:

Institución educativa: Año:

Actividad Objetivos Resultados Frecuencia Responsables Evaluación


Específicos esperados

Otro ejemplo puede ser:

Institución educativa: Año:


Proyecto Actividades Metas Fechas Responsables Indicadores

22. Diseño del proyecto

El proyecto pedagógico, por mandato de la ley, es una actividad dentro del plan de
estudio que de manera planificada ejercita al educando en la solución de problemas
cotidianos, seleccionados por tener relación directa con el entorno social, cultural,
científico y tecnológico del alumno.

Cumple la función de correlacionar, integrar y hacer activos los conocimientos,


habilidades, destrezas, actitudes y valores logrados en el desarrollo de diversas
áreas, así como de la experiencia acumulada. La enseñanza prevista en el artículo
14 de la Ley 115 de 1994 se cumplirá bajo la modalidad de proyectos pedagógicos.
(Ver
www.colombiaaprende.edu.co/html/micrositios/1752/articles356968_decreto_ju.pdf
---flj)

Proyecto significa planeación y organización de las áreas y actividades de las tareas


y actividades necesarias para alcanzar algo. Diseñar proyectos pedagógicos
significa planear un proceso para alcanzar una meta educativa, objetivos de
aprendizaje. Implica seleccionar problemas surgidos en un contexto educativo
particular, su tratamiento hasta la presentación de un informe.

Corresponde a la realización de varias etapas interrelacionadas de concepción de


planeamiento, formulación de acciones, implementación y evaluación. El objetivo
principal es resolver en forma organizada y planificada un problema previamente
identificado en su realidad educativa aprovechando para ello los recursos
disponibles y respetando ciertas restricciones impuestas por la realidad.

Los proyectos pedagógicos de las instituciones educativas deben ser realiza-dos


con base en un conjunto de acciones planificadas de manera colectiva por
docentes, personal directivo y miembros de la comunidad educativa, los cuales se
deben orientar a fortalecer los aciertos de la institución educativa y resolver los
principales problemas pedagógicos de la misma.

Los proyectos pedagógicos contribuyen al mejoramiento del ambiente laboral


educativo; estos promueven un incremento de la comunicación entre los integrantes
de la institución generando un cambio organizativo en el plantel de mucho provecho
para el avance de las mejoras, y la resolución de problemas que puedan existir en
este.

Los proyectos implican un proceso permanente de discusión sobre las prácticas y


los problemas de la institución escolar, planteados a nivel personal y colectivo, de
los propósitos de la institución educativa y sus presupuestos de acción. De allí que
la importancia de la planificación recae en el proceso mismo y no en la simple
presentación de un plan.

Desarrollados como un conjunto de actividades programadas para alcanzar


objetivos, son una forma de generar y aplicar conocimientos en unidades de
contenido, de acuerdo con las necesidades reales, por temas, núcleos, problemas,
casos, etc. en forma personalizada y por grupos, haciendo el aprendizaje dinámico,
creativo y útil para la vida. La actividad lúdica se constituye aquí en una herramienta
de aprendizaje, de ciencia y de tecnología.

Los proyectos pedagógicos facilitan los aprendizajes significativos en todas las


disciplinas, en diversos grados y niveles, y propician la aplicación de pedagogías
activas y pedagogías propias de los grupos étnicos, procesos de integración de
conocimiento y su aplicación a la vida diaria.
Su diseño y ejecución trasciende el manejo tradicional del tiempo y del espacio y no
se limita a lo estrictamente académico, sino que abarca aspectos de formación y
desarrollo de la persona y del grupo.

Las asignaturas deben complementar los proyectos pedagógicos y podrán


considerarse como el tiempo y el espacio de sistematización, profundización y
práctica de contenidos y habilidades en cada área, adquiridos durante el desarrollo
de los proyectos pedagógicos.

Los proyectos educativos pueden ser clasificados de muy diversas maneras. Aquí
los clasificamos en tres tipos: de aula, institucionales y comunitarios. Los proyectos
de aula permiten trabajar cualquier temática y competencia de cualquier área,
planteándola como un problema a resolver. Estos proyectos pueden surgir de los
intereses de los estudiantes y sus necesidades, pueden desarrollar una temática
específica o integrar contenidos de varias áreas, girar en torno a la vida cotidiana de
los estudiantes o al desarrollo de competencias en lenguaje, matemáticas, ciencias.
Algunos ejemplos son el desarrollo de un periódico, la celebración de una fiesta
especial y la búsqueda colectiva de información para responder preguntas de
interés, entre otros.

Una característica que el docente puede aprovechar es que los proyectos faciliten
establecer relaciones con otras áreas.

Los proyectos institucionales permiten que varios cursos o grados participen


activamente en la resolución de problemas o la atención de necesidades que
involucren a la institución. La huerta, el periódico escolar, una obra de teatro, un
campeonato, una campaña de reciclaje, decorar muros o la administración de la
tienda escolar, pueden ser llevados a cabo a través de proyectos.

El alcance de la estrategia de proyectos puede ir desde la más puntual hasta la


global. En este último caso se involucra a toda la comunidad educativa y se pueden
adelantar proyectos de servicio social: articular al currículo contenidos relacionados
con necesidades locales, regionales o nacionales, por ejemplo, la realización de
campañas o campeonatos con la comunidad, la jornada de vacunación, decoración
y mejoramiento del barrio, atención a población especial, talleres de informática
para padres.

Para el diseño de un proyecto se recomienda, inicialmente, atender los siguientes


cuestionamientos:

¿Cómo se desarrolla un proyecto?

¿Cuáles son las necesidades, problemas, expectativas o intereses de los


estudiantes que ameritan la realización de un proyecto?

¿Qué se va a realizar, para qué y por qué?


¿Cómo se hará el proyecto, cuáles son las estrategias, metodología, pasos a
seguir?

¿Qué recursos disponibles tienen para llevar a cabo el proyecto: humanos, ¿tiempo,
espacios, hardware y software?

¿Cuál es el cronograma?
¿Cómo evaluaremos el proceso y los resultados del proyecto?

Para el diseño es necesario establecer los siguientes aspectos:

— Objetivo general: ¿para qué se realizará el proyecto?

-Objetivos específicos: ¿qué aprenderán los estudiantes, qué expectativas se van a


satisfacer?

— Resultados esperados.

— Recursos.

— Actividades.

- Cronograma de actividades, responsables, tiempos.

— Estrategias de evaluación.

23. Evaluación

La evaluación de los procesos de aprendizaje y de enseñanza es permanente,


descriptiva y cualitativa. Más que conocimientos, debe dar razón de competencias y
habilidades básicas para aprender.

Según la norma no hay calificaciones acumulativas, ni pruebas de memoria como


registro del saber, ni exámenes finales en cada grado, sino un proceso de
información y valoración sobre el avance y obtención de logros establecidos.

La evaluación debe servir como insumo para vigorizar las fortalezas y corregir las
debilidades y deficiencias del proceso y de los factores que intervienen en el
aprendizaje.

De acuerdo con el Decreto 1860/94 la promoción será flexible y continua desde el


grado obligatorio de preescolar hasta el noveno grado. La educación media se rige
por los mismos principios, buscando siempre un aprendizaje de mejor calidad. La
promoción se hará de acuerdo con los distintos ritmos de aprendizaje, al finalizar los
períodos lectivos señalados en cada PEI.

La promoción al nivel siguiente podrá llevarse a cabo cuando un estudiante haya


alcanzado los logros establecidos. Los estudiantes con deficiencias deberán
desarrollar programas especiales de recuperación en los logros, temas o áreas
donde presenten las deficiencias, de tal manera que logren ser promovidos". (Ver
texto completo del Decreto 501 de 2016
www.colombiaaprende.edu.co/html/micrositios/1752/articles-356968_decreto_ju.pd
f)

24. Otros procesos. La comunicación

La comunicación es un proceso verbal, escrito, visual o cualquier expresión que


transmite una idea, información, pensamiento y que pueda influir en las personas.
Es también un proceso de interrelación entre dos o más entes en que se transmite
una información.

La comunicación es una habilidad muy importante que debe desarrollarse en toda la


escuela, no solo en el salón de clases. Los profesores de cualquier nivel educativo
debemos establecer los medios para comunicarnos de forma eficiente con los
alumnos y padres de familia, así como entre profesores y directivos.

El funcionamiento de las instituciones educativas es posible gracias a la


comunicación. Es necesario establecer un sistema de comunicación interno y
externo que permita el desarrollo comunicativo confiable para compartir planes,
programas, problemas, aciertos y logros de la institución, a la vez que dar y recibir
sugerencias, propuestas, intercambios, informaciones, consultas, peticiones, etc.

Objetivos de la comunicación:

— Crear canales de comunicación que permitan la implementación eficaz de los


planes estratégicos de trabajo del establecimiento educativo.

— Implementar proceso de integración que permitan:

— Dar a conocer y apropiarse de la misión, los valores, la filosofía, las


estrategias y la mística institucional.

— Comprender los problemas y los logros de la institución en un ambiente


democrático y fraterno.

— Crear mecanismos de difusión que permitan mantener informada a la


comunidad educativa sobre la situación de los aspectos sobresalientes de la
institución.

- Creación e implementación de mecanismos de seguimiento de los diferentes


aspectos del proyecto educativo institucional.

— Creación y ampliación de una herramienta de comunicación que recuerde a los


coordinadores, docentes, estudiantes, padres de familia y personal en general, los
acuerdos del Consejo Directivo de la institución, Consejo Académico, Comité de
Evaluación, avances de los diversos proyectos y planes institucionales.

— Transcripción de los acuerdos del Consejo Directivo a la comunidad


educativa.

— Informar a través de boletines físicos o electrónicos las principales actividades


realizadas o por realizarse en el período sobre los diferentes eventos, así como
información sobre trabajos escritos, informes bimensuales, semestrales,
investigaciones, semana cultural, actividades pedagógicas, etc.

— Implementar un mecanismo de convocatoria a reuniones ordinarias y


extraordinarias.

— Construcción e implementación de un programa de integración institucional


que mantenga por objetivo una relación armónica con todo el personal de la
institución educativa.

— Distribución de aspectos sobresalientes del proyecto educativo institucional,


de los temas transversales, etc.

— Dar a conocer e implementar los procesos administrativos, por ejemplo, para


permisos de docentes, administrativos, alumnos, horas de atención a padres de
familia, expedición de certificados y constancias, convocatorias de la secretaría de
educación, entrega de boletines, etc.

26. Participación

Es una de las herramientas fundamentales para la construcción del PEI. A través de


ella se desarrollan los demás procesos y se posibilita el ejercicio de la autonomía,
de nuevas formas de convivencia, de adquisición y construcción de aprendizajes
significativos.

La participación, en el contexto escolar, implica la búsqueda de nuevas formas de


relación entre los miembros de la comunidad educativa, la construcción y el
intercambio de saberes, procesos de aprendizaje significativos y la transformación
de espacios y métodos de investigación, de trabajo y de producción.

27. Investigación

Es un proceso que debe estar presente durante toda la construcción y desarrollo del
Proyecto Educativo Institucional.

La investigación permite el análisis de las necesidades y las relaciones en la


experiencia humana para generar opciones de cambio, la comprensión de la
realidad y la identificación de las fuerzas sociales.

Es una herramienta que permite a la comunidad educativa realizar un diagnóstico


confiable, interpretando la realidad, y establecer estrategias, identificar causas,
efectos, tendencias y socializar sus hallazgos.

Investigación en el aula. Destreza del docente para investigar los problemas de


carácter educativo que suceden a su alrededor, que le permite diagnosticar
situaciones escolares, sistematizar conocimientos educativos y pedagógicos, para
poder incidir de manera real en la solución de los problemas.

Para el desarrollo de este proceso es necesario que todos los miembros de la


comunidad educativa se comprometan, mediante la realidad analítica de su
objetividad, y conceptualicen sobre los aspectos que orientan la construcción del
PEI, tales como:

— Los fundamentos filosóficos, antropológicos, sociológicos y pedagógicos para


identificar quiénes somos, qué queremos y hacia dónde vamos.

— La investigación de su entorno y la propia realidad a través de un diagnóstico real


donde se evidencien sus necesidades, expectativas, sueños y aspiraciones, tanto
de la institución como de la comunidad.

— Las orientaciones pedagógicas que regirán las acciones cotidianas de la


institución, coherentes con su filosofía y las exigencias actuales de aprendizaje y de
desarrollo humano.

— Las nuevas formas de gestión y administración: organización escolar,


planeación, cronograma, evaluación, monitoreo y relaciones interinstitucionales e
intersectoriales.

El análisis y reflexión de la comunidad debe ser permanente, desarrollando


sesiones de estudio, mesas de trabajo, conferencias, etc., lo cual permitirá crecer y
cualificar tanto la teoría como la acción de cada uno de los miembros de la
comunidad educativa.

Los procesos administrativos según la Ley General de Educación se refieren a la


organización y consolidación a través del gobierno escolar y el manual de
convivencia, los cuales por su conformación y esencia regulan las relaciones
interpersonales, grupales y de poder.

28. Procesos administrativos

La planeación es la primera ficha de este rompecabezas, dentro de ella se siguen


los siguientes pasos: investigación del entorno e interna, planteamiento de
estrategias, políticas y propósitos, así como de acciones a ejecutar en el corto,
medio y largo plazo.

La organización, la segunda ficha, es un conjunto de reglas, cargos,


comportamientos que han de respetar todas las personas que se encuentran dentro
de la empresa; la función principal de la organización es disponer y coordinar todos
los recursos disponibles, como son: humanos, materiales y financieros.

La dirección es la tercera ficha del rompecabezas, dentro de ella se encuentra la


ejecución de los planes, la motivación, la comunicación y la supervisión para
alcanzar las metas de la organización.

El control, la ficha de cierre, es la función que se encarga de evaluar el desarrollo


general de una empresa. Dentro de esta investigación también encontraremos la
opinión de algunos autores acerca del proceso administrativo.

A medida que se va construyendo el PEI, se va al mismo tiempo integrando la


comunidad educativa.

Todas las personas que conforman la comunidad educativa aportan principios e


ideales sobre el deber ser de la educación, la orientación, la construcción del
desarrollo, el control y la evaluación de su proyecto educativo.

En tal sentido, la comunidad educativa se convierte en protagonista de la educación


y del desarrollo del entorno.

Con esta dinámica el proceso educativo trasciende los límites del aula y es la vida
que se recrea y se acerca más a la realidad sociocultural, donde cada uno de los
miembros es protagonista del cambio.

Algunos de los procesos administrativos institucionales pueden ser:

— Conformación del gobierno escolar.

— Manual de convivencia.

— Administración de personal.

— Administración de recursos.

— Relaciones interinstitucionales

— El PEI en relación con los niveles local, regional y nacional.

29. Jornada escolar, intensidades horarias,


asignaciones académicas en establecimientos educativos estatales

Decreto 1850 de 2002, por el cual se reglamenta la organización de la jornada


escolar y la jornada laboral de directivos docentes y docentes de los
establecimientos educativos estatales de educación formal, administrados por los
departamentos, distritos y municipios certificados.
Artículo 1 °. Jornada escolar. Es el tiempo diario que dedica el establecimiento
educativo a sus estudiantes en la prestación directa del servicio público educativo,
de conformidad con las normas vigentes sobre calendario académico y con el plan
de estudios.
Artículo 2°. Horario de la jornada escolar. El horario de la jornada escolar será
definido por el rector o director, al comienzo de cada año lectivo, de conformidad
con las normas vigentes, el proyecto educativo institucional y el plan de estudios, y
debe cumplirse durante las cuarenta (40) semanas lectivas establecidas por la Ley
115 de 1994 y fijadas por el calendario académico de la respectiva entidad territorial
certificada.

El horario de la jornada escolar debe permitir a los estudiantes el cumplimiento de


las siguientes intensidades horarias mínimas, semanales y anuales, de actividades
pedagógicas relacionadas con las áreas obligatorias y fundamentales y con las
asignaturas optativas, para cada uno de los grados de la educación básica y media,
las cuales se contabilizarán en horas efectivas de sesenta (60) minutos.

Horas semanales Horas anuales

Básica primaria 25 1.000

Básica secundaria y media 30 1.200

Parágrafo 1 °. En concordancia con los artículos 23 y 31 de la Ley 1 15 de 1994,


como mínimo el 80% de las intensidades semanales y anuales señaladas en el
presente artículo serán dedicadas por el establecimiento educativo al desarrollo de
las áreas obligatorias y fundamentales.

Parágrafo 2°. La intensidad horaria para el nivel preescolar será como mínimo de
veinte (20) horas semanales efectivas de trabajo con estudiantes, las cuales serán
fijadas y distribuidas por el rector o director del establecimiento educativo.

Artículo 3°. Períodos de clase. Son las unidades de tiempo en que se divide la
jornada escolar para realizar las actividades pedagógicas propias del desarrollo de
las áreas obligatorias y fundamentales y de las asignaturas optativas contempladas
en el plan de estudios. Los períodos de clase serán definidos por el rector o director
del establecimiento educativo al comienzo de cada año lectivo y pueden tener
duraciones diferentes de acuerdo con el plan de estudios, siempre y cuando el total
semanal y anual, contabilizado en horas efectivas, sea igual a la intensidad mínima
definida en el artículo 2 del presente decreto.

Artículo 4°. Establecimientos educativos con varias jornadas escolares. Mientras se


ajustan a lo dispuesto en el artículo 85 de la Ley General de Educación, los rectores
de los establecimientos educativos que por necesidades del servicio vienen
atendiendo más de una jornada escolar, definirán y desarrollaran, con el apoyo de
las entidades territoriales certificadas, estrategias o actividades para cumplir con las
treinta (30) horas semanales y las mil doscientas (1.200) horas anuales definidas
para la educación básica secundaria y media en el artículo 2° del presente decreto,
las cuales distribuirá el rector a los docentes de la institución, al comienzo de cada
año lectivo en forma diaria o semanal, dentro o fuera de los mismos
establecimientos educativos.
Artículo 5°. Asignación académica. Es el tiempo que, distribuido en períodos de
clase, dedica el docente a la atención directa de sus estudiantes en actividades
pedagógicas correspondientes a las áreas obligatorias y fundamentales y a las
asignaturas optativas, de conformidad con el plan de estudios.

La asignación académica de los docentes de preescolar y de educación básica


primaria será igual a la jornada escolar de la institución educativa para los
estudiantes de preescolar y de educación básica primaria, en cumplimiento de lo
dispuesto en el artículo 2° del presente decreto.

Parágrafo. El tiempo total de la asignación académica semanal de cada docente de


educación básica secundaria y educación media, será de veintidós (22) horas
efectivas de sesenta (60) minutos, las cuales serán distribuidas por el rector o
director en períodos de clase de acuerdo con el plan de estudios. Esta asignación
rige a partir del 1° de septiembre de 2002; en todo caso, los establecimientos
educativos de calendario A deberán culminar el proceso de asignaciones a que se
refiere esta disposición el 1 ° de enero de 2003.

Artículo 6°. Servicio de orientación estudiantil. Todos los directivos docentes y los
docentes deben brindar orientación a sus estudiantes, en forma grupa/ o individual,
con el propósito de contribuir a su formación integral, sin que la dirección de grupo
implique para el docente de educación básica secundaria y educación media una
disminución de su asignación académica de veintidós (22) horas efectivas
semanales.

No obstante, para apoyar el servicio de orientación estudiantil, en cumplimiento del


artículo 40 del Decreto 1860 de 1994, las entidades territoriales certificadas podrán
asignar los actuales orientadores escolares a las instituciones educativas, según los
criterios que defina el Ministerio de Educación Nacional.

Artículo 7°. Distribución de actividades de los docentes. Para el desarrollo de las


cuarenta (40) semanas lectivas de trabajo académico con estudiantes, definidas en
el calendario académico, el rector o director del establecimiento educativo fijará el
horario de cada docente, distribuido para cada día de la semana, discriminando el
tiempo dedicado al cumplimiento de la asignación académica y a las actividades
curriculares complementarias.

Artículo 8°. Actividades de desarrollo institucional. Es el tiempo dedicado por los


directivos docentes y los docentes a la formulación, desarrollo, evaluación, revisión
o ajustes del proyecto educativo institucional; a la elaboración, seguimiento y
evaluación del plan de estudios; a la investigación y actualización pedagógica; a la
evaluación institucional anual; y a otras actividades de coordinación con organismos
o instituciones que incidan directa e indirectamente en la prestación del 103
servicio educativo.

Para el desarrollo de estas actividades, el rector o director adoptará o definirá un


plan de trabajo para los directivos docentes y docentes del establecimiento
educativo, durante toda la jornada laboral.

30. Jornada laboral de docentes y de directivos docentes

Artículo 9°. Jornada laboral de los docentes. Es el tiempo que dedican los docentes
al cumplimiento de la asignación académica; a la ejecución de actividades
curriculares complementarias tales como la administración del proceso educativo; la
preparación de su tarea académica; la evaluación, la calificación, planeación,
disciplina y formación de los alumnos; las reuniones de profesores generales o por
área; la dirección de grupo y servicio de orientación estudiantil; la atención de la
comunidad, en especial de los padres de familia; las actividades formativas,
culturales y deportivas contempladas en el proyecto educativo institucional; la
realización de otras actividades vinculadas con organismos o instituciones del
sector que incidan directa e indirectamente en la educación; actividades de
investigación y actualización pedagógica relacionadas con el proyecto educativo
institucional; y actividades de planeación y evaluación institucional.

Artículo 10. Jornada laboral de los directivos docentes de las instituciones


educativas. Es el tiempo que dedican al cumplimiento de las funciones propias de
dirección, planeación, programación, organización, coordinación, orientación,
seguimiento y evaluación de las actividades de los establecimientos educativos.

Artículo 11. Cumplimiento de la jornada laboral. Los directivos docentes y los


docentes de los establecimientos educativos estatales deberán dedicar todo el
tiempo de su jornada laboral al desarrollo de las funciones propias de sus cargos
con una dedicación mínima de ocho (8) horas diarias. El tiempo que dedicaran los
docentes al cumplimiento de su asignación académica y a la ejecución de
actividades curriculares complementarias en el establecimiento educativo será
como mínimo de seis (6) horas diarias, las cuales serán distribuidas por el rector o
director de acuerdo con lo establecido en el artículo 7° del presente decreto.

Para completar el tiempo restante de la jornada laboral, los docentes realizarán


fuera o dentro de la institución educativa actividades propias de su cargo, indicadas
en el artículo 9° del presente decreto como actividades curriculares
complementarias.

Parágrafo 1 °. Los directivos docentes, rectores y coordinadores, de las


instituciones educativas integradas de acuerdo con lo dispuesto en el parágrafo 4°
del artículo 9° de la Ley 715 de 2001, distribuirán su permanencia en las jornadas o
plantas físicas a su cargo, de tal manera que dediquen como mínimo ocho (8) horas
diarias al cumplimiento de sus funciones en el establecimiento educativo.

Parágrafo 2°. Los orientadores escolares cumplirán sus funciones de apoyo al


ser-vicio de orientación estudiantil conforme al horario que les asigne el rector, el
cual será como mínimo de ocho (8) horas diarias en el establecimiento educativo.
Estas actividades deberán realizarse durante cinco (5) semanas del calendario
académico y serán distintas a las cuarenta (40) semanas lectivas de trabajo
académico con los estudiantes, establecidas en el calendario.

Artículo 12. Organización. El rector o director es el superior inmediato del personal


directivo docente y docente destinado para la atención de las actividades propias
del servicio público de educación en cada establecimiento educativo.
El superior inmediato de los rectores o directores de los establecimientos
educativos estatales será determinado por la autoridad educativa de cada ente
territorial certificado. En ausencia de tal determinación, lo será el alcalde o
gobernador de la respectiva entidad territorial.

Los alcaldes municipales, en su jurisdicción, ejercerán las funciones de seguimiento


y control sobre el cumplimiento de la jornada escolar y de la jornada laboral de los
directivos docentes y docentes de los establecimientos educativos.

Artículo 14. Calendario académico. Atendiendo las condiciones económicas


regionales, las tradiciones de las instituciones educativas y de acuerdo con los
criterios establecidos en el presente decreto, las entidades territoriales certificadas
expedirán cada año y por una sola vez el calendario académico para todos los
establecimientos educativos estatales de su jurisdicción, que determine las fechas
precisas de iniciación y finalización de las siguientes actividades:

Para docentes y directivos docentes:

Cuarenta (40) semanas de trabajo académico con estudiantes, distribuido en dos


períodos semestrales;

Cinco (5) semanas de actividades de desarrollo institucional; y Siete (7) semanas de


vacaciones. Para estudiantes:

Cuarenta (40) semanas de trabajo académico, distribuido en dos períodos


semestrales;

Doce (12) semanas de receso estudiantil.

Parágrafo. El calendario académico de los establecimientos educativos estatales


del año lectivo siguiente, será fijado antes del 1 de noviembre de cada año para el
calendario A y antes del 1 de julio para el calendario B. No obstante, para el año
lectivo 2002-2003 de calendario B, el calendario académico será fijado a más tardar
dos (2) semanas después de la vigencia del presente decreto.

Artículo 15. Modificación del calendario académico o de la jornada escolar. La


competencia para modificar el calendario académico es del Gobierno Nacional, los
ajustes del calendario deberán ser solicitados previamente por la autoridad
competente de la respectiva entidad certificada mediante petición debidamente
motivada, salvo cuando sobrevengan hechos que alteren el orden público, en cuyo
caso la autoridad competente de la entidad territorial certificada podrá realizar los
ajustes del calendario académico que sean necesarios.

Las autoridades territoriales, los consejos directivos, los rectores o directores de los
establecimientos educativos no son competentes para autorizar variaciones en la
distribución de los días fijados para el cumplimiento del calendario académico y la
jornada escolar, ni para autorizar la reposición de clases por días no trabajados por
cese de actividades académicas.

Artículo 16. Actividades de apoyo pedagógico. Las actividades grupales o


individuales que organice la institución educativa para estudiantes que requieran
apoyo especial para superar las insuficiencias en la consecución de logros
educativos es un componente esencial de las actividades pedagógicas ordinarias.
Por lo tanto, no se podrán programar semanas específicas que afecten la
permanencia de todos los estudiantes en la institución.

31. Servicios educativos en jornada única

Ley 1753 de 2015, "Por la cual se expide el Plan Nacional de Desarrollo 2014 - 2018
"Todos por un Nuevo País".

Artículo 57. Jornadas en los establecimientos educativos. Modifíquese el artículo 85


de la Ley 115 de 1994, el cual quedará así:

"Artículo 85. jornadas en los establecimientos educativos. El servicio público


educativo se prestará en las instituciones educativas en jornada única, la cual se
define para todos los efectos, como la jornada escolar en la cual los estudiantes
desarrollan actividades que forman parte del plan de estudios del establecimiento
educativo y el receso durante al menos siete (7) horas al día.

Tratándose de preescolar el tiempo dedicado al plan de estudios será al menos de


seis (6) horas. Las secretarías de educación implementarán los mecanismos para
asegurar que los establecimientos educativos entreguen, dentro de sus informes
periódicos de evaluación, la relación del total de horas efectivas desarrolladas en
cada una de las áreas obligatorias y fundamentales, establecidas por la Ley General
de Educación.

Excepcionalmente, cuando las limitaciones del servicio educativo impidan el


desarrollo de la jornada única, podrán ofrecerse dos jornadas escolares, una diurna
y otra nocturna, bajo la responsabilidad de una misma administración. La jornada
escolar nocturna se destinará, preferentemente, a la educación de adultos de que
trata el Título 111 de la presente ley.

Parágrafo. El Gobierno nacional y las entidades territoriales certificadas en


educación diseñarán planes para la implementación, de forma gradual, de la
jornada única en un plazo que no supere al año 2025 en las zonas urbanas y el 2030
para las zonas rurales. En el proceso de diseño, las facultades de educación del
país, las juntas de asociación de padres de familias y los docentes podrán ser
consultados.

Artículo 60. Programa para el estímulo a la calidad educativa y la implementación de


la jornada única. Créase el programa para la implementación de la jornada única y
el mejoramiento de la calidad de la educación básica y media, el cual se
106 constituirá como un fondo cuenta de la Nación, adscrito al Ministerio de
Educación Nacional.

El Ministerio de Educación Nacional reglamentará la implementación del programa,


en coordinación con el Departamento Nacional de Planeación y el Ministerio de
Hacienda y Crédito Público.

El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Educación Nacional, podrá utilizar


los recursos de este programa para otorgar estímulos a las entidades territoriales
certificadas en educación y a los establecimientos educativos, para el mejoramiento
de la calidad de la educación básica y media y los procesos de capacitación y
actualización de docentes.

Los estímulos se otorgarán de conformidad con lo establecido en los acuerdos de


desempeño firmados entre la respectiva entidad territorial y/o el establecimiento
educativo y el Ministerio de Educación Nacional.

Adicionalmente con cargo a los recursos de este programa, el Ministerio de


Educación Nacional transferirá recursos a las entidades territoriales certificadas en
educación, para la implementación de la jornada única de conformidad con lo
establecido en los acuerdos que al efecto se suscriban.

Parágrafo. El otorgamiento de estímulos a la calidad educativa solo se podrá hacer


con fundamento en las mejoras que registren los establecimientos educativos,
medidas de acuerdo con el índice de calidad que defina el Ministerio de Educación
Nacional, el cual se construirá a partir de los resultados de las pruebas
administra-das por el Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación
Superior (lcfes) y de los sistemas de información del Ministerio de Educación
Nacional.

Decreto 501 de 2016. Por el cual se adiciona el Decreto Único Reglamentario del
Sector Educación para reglamentar la Jornada Única en los establecimientos
educativos oficiales y el Programa para la Implementación de la Jornada Única y el
Mejoramiento de la Calidad de la Educación Básica y Media, con-forme a lo
dispuesto en los artículos 57 y 60 de la Ley 1753 de 2015.

Sección 1 Disposiciones generales

Artículo 2.3.3.6.1.1. Objeto. El presente capítulo tiene como objeto reglamentar las
características y objetivos de la Jornada Única para los establecimientos educativos
oficiales, así como los componentes y requisitos de los planes de implementación
gradual en el servicio público educativo.
Artículo 2.3.3.6.1.2. Ámbito de aplicación. El presente capítulo aplica para todos los
establecimientos educativos oficiales que presten el servicio educativo en Jornada
Única, en las condiciones que se establezcan en los planes de implementación
elaborados por las entidades territoriales certificadas en educación, de acuerdo con
los parámetros y lineamientos que defina el Ministerio de Educación Nacional para
tal finalidad.

Parágrafo. Mientras los establecimientos educativos oficiales no implementen la


Jornada Única, les será aplicable lo dispuesto en el Capítulo 1 del Título 3 de la
Parte 4 del Libro 2 del presente decreto.

Artículo 2.3.3.6. 1.3. Definición de Jornada Única. La Jornada Única establecida en


el artículo 57 de la Ley 175,3 de 2015 comprende el tiempo diario que dedica el
establecimiento educativo oficial a sus estudiantes para el desarrollo de las áreas
obligatorias y fundamentales y de las asignaturas optativas, así como el tiempo
destinado al descanso y almuerzo de los estudiantes.

La Jornada Única se prestará en jornada diurna durante cinco (5) días a la semana
y cumplirá, como mínimo, con el número de horas de dedicación a las actividades
pedagógicas definido en el artículo 2.3.3.6.1.6 del presente decreto.
El tiempo previsto para el descanso y el almuerzo de los estudiantes durante la
Jornada Única se estima en una (1) hora diaria; este tiempo podrá variar
dependiendo de si, por ejemplo, la alimentación la suministra o no el
establecimiento educativo, siempre que se garantice el tiempo mínimo de
dedicación a las actividades pedagógicas.

Parágrafo. La prestación del servicio educativo en Jornada Única no afectará el


servicio de educación para adultos que actualmente ofrezcan los establecimientos
educativos en concordancia con lo dispuesto en la Sección 3 del Capítulo 5 en el
Título 3, Parte 3, Libro 2, del Decreto 1075 de 2015.

Artículo 2.3.3.6.1.4. Gradualidad. La gradualidad de la implementación de la


Jornada Única a la que se refiere el parágrafo del artículo 85 de la Ley 115 de 1994,
modificado por el artículo 57 de la Ley 1753 de 2015, consiste en que esta jornada
podrá instaurarse paulatinamente por grados, ciclos, niveles de formación, así como
por establecimientos educativos, sedes, y por zonas rurales y urbanas.

Artículo 2.3.3.0.1.5. Objetivos de la Jornada Única. La Jornada Única tendrá los


siguientes objetivos: 1. Aumentar el tiempo dedicado a las actividades pedagógicas
al interior del establecimiento educativo para fortalecer las competencias básicas y
ciudadanas de los estudiantes. 2. Mejorar los índices de calidad educativa en los
establecimientos educativos de preescolar, básica y media. 3. Reducir los factores
de riesgo y vulnerabilidad a los que se encuentran expuestos los estudiantes en su
tiempo libre.
Artículo 2.3.3.6.1.6. Duración de la Jornada Única. La Jornada Única se sujetará a
la intensidad horaria mínima que se establece a continuación:

Número de horas de Numero de dedicación a


permanencia diaria actividades pedagógicas
Diaria Semanal
Preescolar 7 6 30
Educación básica
primaria 8 7 35
Educación básica
secundaría 9 8 40
Educación media 9 8 40

Parágrafo 1. La diferencia entre el número de horas de permanencia diaria y el


número de horas diarias dedicadas a actividades pedagógicas corresponderá al
tiempo de descanso y el almuerzo de los estudiantes durante la Jornada Única que
se estima en una (1) hora diaria.

Parágrafo 2. Los establecimientos educativos en Jornada Única que implementen


procesos de articulación de la educación media con la educación superior o la
educación para el trabajo y el desarrollo humano deberán dedicar treinta y dos (32)
horas semanales exclusivamente a la formación en las áreas obligatorias y
fundamentales.

Las ocho (8) horas restantes podrán dedicarse, como mínimo, a las
profundizaciones, énfasis o especialidades de la educación media técnica o
académica, de acuerdo con los lineamientos que para tal efecto defina el Ministerio
de Educación Nacional.

Parágrafo 3. Las intensidades horarias previstas en este artículo se contabilizarán


en horas efectivas de sesenta (60) minutos.

Artículo 2.3.3.6.1.7. Horario de la Jornada Única. El horario del servicio educativo en


Jornada Única será definido por el rector o director de cada establecimiento

educativo al inicio de cada año lectivo, de conformidad con las normas vigentes, el
Proyecto Educativo Institucional, el Plan de Estudios, los Estándares Básicos de
Competencias, los Derechos Básicos de Aprendizaje, y deberá cumplirse durante
las cuarenta (40) semanas lectivas establecidas por la Ley 115 de 1994 y fijadas en
el calendario académico por la respectiva entidad territorial certificada en
educación.

2.3.3.6.1.8. Derechos Básicos de Aprendizaje. Los Derechos Básicos de


Aprendizaje (DBA) son una herramienta formulada por el Ministerio de Educación
Nacional dirigida a toda la comunidad educativa para identificar los saberes básicos
que han de aprender los estudiantes en cada uno de los grados de la educación
preescolar, básica y media, con el fin de fortalecer las prácticas escolares y mejorar
los aprendizajes.
La estructuración de los Derechos Básicos de Aprendizaje (DBA) guardará
coherencia con los Lineamientos Curriculares y los Estándares Básicos de
Competencias (EBC) y planteará elementos para la construcción de rutas de
aprendizaje año a año, con el propósito de que los estudiantes alcancen dichos
estándares, los cuales deberán proponerse por cada grupo de grados.

Los Derechos Básicos de Aprendizaje (DBA) son un apoyo para el desarrollo de


propuestas curriculares que pueden ser articuladas con los enfoques,
metodologías, estrategias y contextos definidos en cada establecimiento educativo,
en el marco de los Proyectos Educativos Institucionales.

Implementación de la jornada Única.

Artículo 2.3.3.6.2.3. Componentes de la jornada Única. Son componentes de la


Jornada Única:

1. Componente pedagógico

2. Componente de recurso humano docente

3. Componente de infraestructura educativa

4. Componente de alimentación cuando este servicio se preste en los


establecimientos educativos en concordancia con lo establecido en el parágrafo 2
del artículo 2.3.3.6.2.9.

Documento Conpes 3831 de 2015:

La implementación de la jornada única escolar es un propósito de política pública


del Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 Todos por un Nuevo País, que busca
otorgar una educación equitativa, aumentar la permanencia de los niños en las
escuelas para mejorar la calidad de la formación y mitigar los riesgos de exposición
de los niños en edad escolar al acceso de drogas psicoactivas, delincuencia, entre
otros. El Ministerio de Educación Nacional tiene prevista la implementación de esta
política, abordando las diferentes dimensiones que esta implica, tales como contar
con los docentes necesarios, garantizar la alimentación escolar, implementar el uso
pedagógico de tecnologías de la información y telecomunicaciones, y suplir las
aulas educativas que hacen falta para lograr que los establecimientos oficiales del
país puedan funcionar con una sola jornada.

Decreto 490 de 2016. Por el cual se reglamenta el Decreto-Ley 1278 de 2002 en


materia de tipos de empleos del Sistema Especial de Carrera Docente y su
provisión, se dictan otras disposiciones y se adiciona el Decreto 1075 de 2015 -
Único Reglamentario del Sector Educación.
Artículo 2.4.6.3.3. Tipos de cargos docentes. Los cargos docentes son de dos tipos:
docentes de aula y docentes líderes de apoyo, así:
1. Docentes de aula: Son los docentes con asignación académica, la cual
desarrollan a través de asignaturas y actividades curriculares en áreas obligatorias
o funda-mentales y optativas definidas en el plan de estudios. Igualmente son
responsables de las demás actividades curriculares complementarias que le sean
asignadas por el rector o director rural, en el marco del proyecto educativo
institucional del establecimiento educativo.

Los cargos de docentes de aula serán ejercidos por:

a) Docentes del grado de preescolar;

b) Docentes de grado de primaria;

c) Docentes de cada una de las áreas de conocimiento de que tratan los artículos 23
y 31 de la Ley 115 de 1994.

Para el área de educación artística, habrá docentes de aula para las especialidades
que se determinen en la convocatoria al respectivo concurso de méritos para el
ingreso al servicio educativo estatal, de acuerdo con los planes de estudio y el
proyecto educativo de las instituciones educativas oficiales.

Para el nivel de educación media técnica, los cargos de docentes de aula


corresponderán a la especialidad de este nivel de formación, según lo determinado
en el proyecto educativo institucional de las respectivas instituciones educativas. La
asignación académica y la jornada laboral de los docentes de aula serán las
establecidas en los artículos 2.4.3.2.1 y 2.4.3.3.3 del presente decreto.

2. Docentes líderes de apoyo: Son los docentes que desarrollan su actividad


académica a través de proyectos pedagógicos y otras actividades de apoyo para la
formación integral de los estudiantes, relacionadas con la orientación y convivencia
escolar:

El fortalecimiento de competencias matemáticas, comunicativas y científicas; las


áreas transversales de enseñanza obligatoria; el uso como espacio pedagógico del
bibliobanco de textos, las bibliotecas y el material educativo para desarrollar
proyectos de oralidad, escritura y lectura; el desarrollo de proyectos de
mejoramiento de la calidad educativa; la aplicación de modelos pedagógicos
flexibles para la prestación del servicio educativo; y las necesidades que surjan de
la puesta en marcha de los planes de estudio y los proyectos educativos
institucionales.

Igualmente, son responsables de las demás actividades curriculares


complementarias que les sean asignadas por el rector o director rural en el marco
del proyecto educativo institucional del establecimiento educativo.
La ejecución de los proyectos pedagógicos y de las otras actividades académicas
de apoyo que formulen los docentes líderes de apoyo será desarrollada durante la
jornada escolar de los estudiantes y de acuerdo con la asignación académica y los
horarios que defina el rector o director rural del establecimiento educativo. La
jornada laboral de los docentes líderes de apoyo será igual a la establecida en el
parágrafo 2° del artículo 2.4.3.3.3 del presente decreto.

Parágrafo 1°. Para los cargos de docentes de aula y líderes de apoyo de qué trata
este artículo, el Ministerio de Educación Nacional establecerá el manual de
funciones, requisitos y competencias previsto en el artículo 2.4.6.3.8 del presente
decreto.

Parágrafo 2°. Los títulos que acrediten los aspirantes a cargos docentes para el
cumplimiento de los requisitos de estudio que ordena el artículo 116 de la Ley 115
de 1994, modificado por el artículo 1° de la Ley 1297 de 2009, deben haber sido
expedidos por una institución prestadora del servicio educativo legalmente
habilitada para ello. Para participar en el concurso de méritos que se convoque para
la provisión del cargo respectivo, los títulos de educación superior obtenidos en el
extranjero deben estar debidamente convalidados ante el Ministerio de Educación
Nacional. (Ver Decreto 490 de 2016 Nivel Nacional - Consulta de la Norma:
www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/Normal .jsp?i=65683)

32. En establecimientos educativos privados

Resolución 1730 de 2004, por la cual se reglamentan la jornada única y la 111


intensidad horaria anual de los establecimientos educativos de carácter no oficial.
Artículo 1. Jornada única. Entiéndase por jornada única la ofrecida en una sola
jornada diurna, independientemente de si el establecimiento ofrece o no jornada
nocturna, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 85 de la Ley 1 15 de 1994.

Artículo 2. Intensidad horaria anual. La intensidad mínima anual en horas efectivas


de sesenta minutos, que deben dedicar las instituciones educativas para desarrollar
el plan de estudios contemplado en su programa educativo institucional, de acuerdo
con el artículo 77 de la Ley 1 15 de 1994, será la siguiente: 800 horas en educación
preescolar, 1000 horas en básica primaria y 1200 horas en básica secundaria y
educación media. Los períodos de clase serán definidos por el establecimiento
educativo y pueden tener duraciones diferentes de acuerdo con el plan de estudios.
Capítulo 3.
Gobierno escolar

1. El gobierno escolar

2. Conformación del gobierno escolar

3. Consejo Directivo de los establecimientos educativos estatales

4. Participación

5. Vive la democracia en la escuela

6. Pluralismo

7. Libertad

8. Respeto mutuo

9. Comunidad educativa

10. Familia.

11. Sociedad.

12. Obligatoriedad y conformación del gobierno escolar

13. Órganos del gobierno escolar

14. Integración del Consejo Directivo

15. Funciones del Consejo Directivo

16. Consejo Académico

17. Personero de los estudiantes

18. Perfil del personero

19. Proceso de elección del personero

20. Funciones de los personeros

21. Consejo de Estudiantes


22. Consejo de Padres de Familia

Capítulo 3
Gobierno escolar

1. El Gobierno escolar

El Gobierno Escolar es una forma de ejercicio de la convivencia democrática, por


medio de la participación de todos los estamentos de la comunidad educativa en la
organización y funcionamiento del Proyecto Educativo Institucional (PEI).

La Constitución de 1991 nos ha proporcionado unas herramientas para construir


una vida mejor, y, de hacerlo, nos ha planteado un reto. Los derechos que
consagran la Carta Magna y los mecanismos para hacer efectivos esos derechos
son herramientas primordiales para los niños, los ancianos, hombres y mujeres del
país. Estas herramientas permitirán la construcción de una nueva convivencia.

Convivencia es crear una actitud nueva, una ética del respeto del derecho ajeno.
Abre espacios donde el otro es importante para cada uno de nosotros: el otro cuyo
bienestar es la condición de nuestro propio bienestar. En la democracia se toma en
cuenta a la persona humana, al hombre en cuanto ser racional y libre. Permite a las
personas destacarse como líderes y verdaderos dirigentes. La democracia da lugar
a la participación.

2. Conformación del gobierno escolar

Ley 115 de 1994:

Artículo 142. Cada establecimiento educativo del Estado tendrá un gobierno escolar
conformado por el rector, el Consejo Directivo y el Consejo Académico.

Las instituciones educativas privadas establecerán en su reglamento un gobierno


escolar para la participación de la comunidad educativa a que hace referencia el
artículo 68 de la Constitución Política.

En el gobierno escolar serán consideradas las iniciativas de los estudiantes, de los


educadores, de los administradores y de los padres de familia en aspectos tales
como la adopción y verificación del reglamento escolar, la organización de las
actividades sociales, deportivas, culturales, artísticas y comunitarias, la
conformación de organizaciones juveniles y demás acciones que redunden en la
práctica de la participación democrática en la vida escolar.

Los voceros de los estamentos constitutivos de la comunidad educativa, podrán


presentar sugerencias para la toma de decisiones de carácter financiero,
administrativo y técnico-pedagógico. Tanto en las instituciones educativas públicas
como privadas, la comunidad educativa debe ser informada para permitir una
participación seria y responsable en la dirección de las mismas.
En la participación se deben tener en cuenta los valores, es decir: "todo aquello que
contribuye a la humanización, realización y superación del hombre", es "todo
aquello que da sentido a la vida, aquello por lo cual vale la pena vivir y actuar" (Mario
Mejía).

El gobierno escolar

"Es una estrategia curricular que promueve el desarrollo efectivo social y moral de
los estudiantes por medio de actividades vivenciales. Forma actitudes y valores
cívicos, democráticos y actividades positivas para la convivencia, la tolerancia, la
solidaridad, la cooperación y la ayuda mutua. Los capacita para la toma de
decisiones responsables. Los forma para el cumplimiento de sus deberes y el
ejercicio de sus derechos"

Gobierno escolar es el conjunto de organismos que orientan, dirigen y ad-ministran


la institución educativa en los aspectos pedagógicos, académicos, administrativos,
financieros, culturales y sociales. Su propósito es evitar que se desarrollen formas
autoritarias y verticales de dirección, buscando que el proceso de gestión educativa
en cada una de las etapas cuente con la mayor participación posible de la
comunidad educativa.

3. Consejo Directivo de los establecimientos educativos estatales

Ley 115 de 1994:

Artículo 143. Consejo Directivo de los establecimientos educativos estatales. En


cada establecimiento educativo del Estado existirá un Consejo Directivo integrado
por:
a) El rector del establecimiento educativo, quien lo convocará y presidirá;

b) Dos representantes de los docentes de la institución;

c) Dos representantes de los padres de familia;

d) Un representante de los estudiantes que debe estar cursando el último grado


de educación que ofrezca la institución;

e) Un representante de los exalumnos de la institución, y

f) Un representante de los sectores productivos del área de influencia del


sector productivo.

Para la elección de los representantes a que se refiere este artículo, el Gobierno


Nacional establecerá la reglamentación correspondiente que asegure la
participación de cada uno de los estamentos que lo integran y fije el período para el
cual se elegirán.

Parágrafo. Los establecimientos educativos con escaso número de docentes o de


alumnos y que se hayan acogido al régimen de asociación previsto en los artículos
138 y 140 de esta ley, contarán con un Consejo Directivo común elegido de manera
democrática.

Decreto 0400 de marzo 14 de 2001, por el cual se reglamenta el artículo 32 de la


Ley 590 de 2000:

Artículo 1 °. Las instituciones educativas públicas y privadas que ofrezcan


educación media establecerán, a través del gobierno escolar previsto en el artículo
142 de la Ley 115 de febrero 8 de 1994, los Comités Consultivos para el
Relacionamiento de la Educación Media con el Sector Empresarial, a que hace
referencia el artículo 32 de la Ley 590 de 2000.

Artículo 2°. Integración. Cada Consejo Consultivo estará integrado de la siguiente


manera:

a) El rector del establecimiento educativo;

b) Un representante de los docentes de la institución elegido por el cuerpo de


profesores;

c) Un representante de los estudiantes, que debe estar cursando el último


grado de educación media, seleccionado por los estudiantes de último año;

d) Dos representantes del sector productivo del municipio o de la región


geográfica donde se ubica el plantel.

Artículo 3°. Funciones del Consejo Consultivo para el Relacionamiento de la


Educación Media con el Sector Empresarial. Son funciones del Consejo Consultivo
para el Relacionamiento de la Educación Media con el Sector Empresarial:

a) Analizar el entorno económico, político y social, así como su impacto sobre


los establecimientos de educación media;

b) Proponer políticas, programas y proyectos para el fortalecimiento de la


educación y de sus relaciones con el sector empresarial dentro del marco
ofrecido por la Ley 590 de 2000.

c) Promover y fomentar dentro de las áreas académicas de la educación media,


particularmente en las ciencias económicas y políticas, el espíritu
empresarial y la creación de empresas;

d) Fomentar la interrelación entre gremios y unidades del sector productivo y las


instituciones de educación media, así como la pertinencia de la educación
impartida con respecto de las necesidades de capital humano del sector
empresarial;

e) Contribuir al desarrollo de políticas municipales, distritales, locales y


departa-mentales, para el acercamiento del sector productivo de la región y
la educación media;

f) Promover con las autoridades regionales o municipales de educación, planes


de apoyo a la educación por parte del sector productivo;

g) Estimular las relaciones entre el establecimiento educativo de enseñanza


media, el Sistema Nacional de Formación Profesional y el Servicio Nacional
de Aprendizaje, SENA.

Artículo 4°. Reuniones. Los Consejos Consultivos para el Relacionamiento de la


Educación Media con el Sector Empresarial se reunirán, al menos, una vez cada
semestre.

Artículo 5°. Vigencia. El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación.


Publíquese y cúmplase.

Dado en Bogotá, D. C., a 14 de marzo de 2001.

Andrés Pastrana Arango

El Ministro de Educación, Francisco José Lloreda Mera.

El Ministro de Desarrollo Económico, Augusto Ramírez Ocampo.

4. Participación

La participación: derecho a opinar, analizar, criticar, asumir puntos y acciones de


grupo, comunidad o sociedad.

La población ejerce este derecho a través de un proceso de aprendizaje iniciado en


la infancia y da lugar a una sociedad participativa y democrática.

Libertad de asociación y participación es el medio para expresar sus ideas, ser


agentes activos en la toma de decisiones, ejercer presión como grupo y proteger
sus intereses y derechos.

La comunidad educativa da las oportunidades y posibilidades de organización y


participación a estudiantes, padres de familia, docentes y directivos docentes en las
decisiones del gobierno escolar.

Tomar decisiones e influir en la marcha del establecimiento educativo es una forma


de participación, que posteriormente da la oportunidad de ser ciudadanos
preocupados por el rumbo que tome la administración del país.

La educación ha de proyectarse a la participación del estudiante como miembro


activo de su comunidad y ser capaz de reclamar cuando crea que sus derechos
están siendo lesionados.

La democracia se aprende mejor en el interior de un contexto democrático donde la


participación es estimulada, donde se pueden expresar y discutir las opiniones,
donde la libertad de expresión es garantizada y donde reina la equidad y la justicia.

La institución educativa promoverá la participación en actividades de padres de


familia, trabajar con organizaciones gubernamentales para la formación y
acompañamientos a la democracia, derechos y dignidad del hombre.

La participación necesita motivación constante para que el proceso se mantenga


vigente y mejorando en cada evento. Aprender a discernir y combatir las formas de
discriminación en la sociedad y ser alentados para afrontar y vencer los propios
prejuicios.

En la Constitución Política de Colombia de 1991 se dan las bases de la unidad


escuela-hogar, construyendo la figura jurídica de la "comunidad educativa": padres,
maestros y estudiantes, que participan en la dirección de las instituciones
educativas, tanto oficiales como privadas.

A la vez que constitucionalmente se establece el principio de la idoneidad ética y


pedagógica del maestro, los derechos de la familia en la educación, lo mismo que
los derechos de las minorías étnicas y culturales. Es una forma de cambiar desde
abajo, desde la base misma.

Nicolas Buenaventura, en su libro La Campana en la Escuela, dice: "La Constitución


de 1991, le confiere a la educación un doble carácter, primero: el derecho individual
o "derecho de la persona", lo cual abonó el camino a la Corte Constitucional para
incorporar la educación al régimen legal como derecho fundamental que merece el
recurso de tutela, y segundo: el servicio público como una función social, la de
formar al colombiano "humanamente", es decir, en la práctica del trabajo y de la
recreación y la de formarlo como ciudadano y como demócrata".

El gobierno escolar es una experiencia que debe ser entendida como uno de los
espacios a partir del cual se sensibilice, se motive, se debata y se formalice la utopía
de la democratización de la vida escolar, en la medida en que este conduzca a una
convivencia dialógica, interactuante, responsable y madura de todos los miembros
de la comunidad educativa.

La democracia en la escuela debe mirarse como construcción tanto de formas y


mecanismos de acción, organización, participación y decisión, como de una serie
de conceptos y teorías que constituyen el marco de referencia necesario para
sustentar cualquier tipo de acción.

Igualmente requiere e induce a la discusión y construcción de algunos conceptos


mínimos como identidad, autonomía, autoestima, democracia, autoridad, poder,
libertad, etc., de algunos procesos y elementos que generalmente se desconocen
como la emotividad, la lúdica, la familia y la responsabilidad, entre otros.

El gobierno escolar establecido por la Ley General de Educación exige la


participación decidida y comprometida de la comunidad educativa. La participación
debe ser entendida como una participación de compromisos, antes que
obligaciones.

En el gobierno escolar serán consideradas las iniciativas de los estudiantes, de los


educadores, de los administradores y de los padres de familia en aspectos como la
adopción y verificación del reglamento escolar, la organización de las actividades
sociales, deportivas, culturales, artísticas y comunitarias, la conformación de
organizaciones juveniles y demás acciones que redunden en la práctica de la
participación democrática y la vida escolar.

La participación debe motivarse desde proyectos que presenten cada uno de los
estamentos de la comunidad educativa. El gobierno escolar debe explorar nuevas
formas, tanto de organización como de deliberación.

El gobierno escolar debe ser entendido como una parte fundamental del Proyecto
Educativo Institucional, en coherencia con los principios éticos, científicos y
pedagógicos que este emplee. Esto implica que el gobierno escolar debe participar
en la toma de decisiones técnico-administrativa, involucrarse en todas las
actividades de la institucionalidad hacia la comunidad y afianzarse en el manejo y
dirección colegiada de la institución.

El gobierno escolar puede ayudar en los procesos de construcción autónoma y


racional de los principios éticos que se consideran como esenciales para la
formación de los estudiantes. En un espacio de formación personal y colectiva
donde la humanización de los comportamientos, de las actitudes, de las directivas,
de los docentes, son el inicio de un cambio real en la escuela.

Hoy la democracia representativa es la regla y no la excepción, el nuevo rol y


protagónico papel, contribuyendo a la promoción y defensa de los valores
democráticos.

Como objetivo, persigue la incorporación de valores y conceptos que hacen posible:


el diálogo, la convivencia, la tolerancia, los consejos, los diseños, el tratamiento de
los conflictos, la participación, el interés y respeto por los demás.

Formar jóvenes y niños para la convivencia pacífica, el libre ejercicio de la


democracia dentro de la institución escolar, y garantizar una sólida formación en
valores de respeto, tolerancia, justicia, solidaridad, participación y compromiso
ciudadano son los baluartes sobre los cuales se levantarán las nuevas juventudes.

Cuanto pretende la ley es lograr que la participación de la comunidad educativa deje


de ser una simple aspiración o un decir y se haga una realidad presente en la
dirección de las instituciones educativas. Es claro que la participación es de vital
importancia en la concientización y adopción de los principios y valores
democráticos que la Carta de 1991 establece como los mínimos éticos que deben
regular la convivencia escolar.

5. Vive la democracia en la escuela

La democracia en la escuela es un valor social que hay que promover


decididamente con todas sus consecuencias. Los centros deben desarrollar una
cultura democrática global que implique a todos sus miembros (estudiantes,
docentes, madres, padres y personal no docente) y abarque todos sus ámbitos
(pedagógico, organizativo, de gestión, etc.).

Al ser una institución compartida entre adultos y menores, es obligación de los


primeros garantizar el aprendizaje democrático de los segundos. La democracia se
aprende y se practica. Por ello la escuela debe promover actividades que estimulen
la participación de los diferentes colectivos en la toma de decisiones, el debate
constructivo, el ejercicio de libertades, el cumplimiento de normas, etc. El papel de
los equipos directivos es determinante.

Los estudiantes son personas portadoras de conocimientos, experiencias e


intereses. Una enseñanza democrática, por tanto, no puede ser concebida como
mero "adoctrinamiento" curricular sino como un proceso guiado de participación
responsable. El Estado debe mantener una relación democrática con los centros,
dotándolos de los medios necesarios para el desarrollo de su función y
entendiéndolos como instituciones que tienen el derecho y el deber de promover la
mejor formación de sus estudiantes.

El Estado ha de promover una formación de los docentes que les capacite para
decidir, aplicar y evaluar por sí mismos, de forma democrática y cooperativa, los
proyectos que favorezcan el mejor aprendizaje y para implicarse activa-mente en la
vida de los centros.

Es responsabilidad de los docentes generar un auténtico conocimiento profesional


que se base en el contraste democrático y riguroso de modelos y experiencias
pedagógicas. Las universidades deben garantizar la vivencia de una cultura
radicalmente democrática en las instituciones encargadas de la formación inicial de
los docentes.

Educar en y para la democracia significa crear en los centros y medios educativos


las condiciones que hacen posible la vivencia de la democracia. Su análisis resulta
necesario para tener una visión completa de mutuas relaciones entre la educación y
la democracia.

Las características fundamentales de la democracia social, son: participación,


pluralismo y libertad, respeto mutuo y justicia, todos ellos están lógicamente
encadenados."

La democracia constituye una forma de organización social contraria al monopolio


del poder a cargo de una persona o grupo, sean razones de orden, castas,
económicas, religiosas, de raza o por el ejercicio de la fuerza.

En la democracia el poder es compartido, en la medida en que todos los ciudadanos


pueden acceder a él y se ejerce por delegación de la ciudadanía. El ejercicio del
poder no puede ser vitalicio, se requiere la renovación de la confianza de quienes
tienen la soberanía, del mismo modo que puede ser revocado cuando se crea
conveniente.

El principio básico de la democracia social es la persona, un voto. La democracia


social supone capacidad de criterio para el ejercicio responsable de los derechos y
deberes, empezando por el acto mismo de votar. Las sociedades democráticas
potencian la educación universal.

Los valores de la democracia: la dignidad de la persona humana, la libertad, y la


igualdad.

La dignidad esencial de la persona humana es el reconocimiento de su ser corporal


integral, biológico, psíquico, racional, moral, y su valoración como ser único.

El ser biológico lo vemos reflejado en lo propiamente corporal. Lo psíquico se refiere


a la capacidad de tener emociones, sentimientos, recuerdos, entre otros. El ser
racional hace referencia a su capacidad de pensar, reflexionar, tomar decisiones,
dar cuenta de sus errores, aprender y comunicarse.

El ser moral se refiere a la tendencia y búsqueda del bien. La voluntad, reconocida


como característica del ser humano, es una capacidad que permite al hombre
ordenar el ejercicio de sus funciones psíquicas, racionales y morales. De esta forma
el ser humano opta por determinadas conductas y se fija metas a alcanzar.

Además del conocimiento de la dignidad humana, es necesario saber que todos los
seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como
están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los
otros. Así lo dispone el artículo 1. ° de la Declaración Universal de los Derechos del
Hombre.

6. Pluralismo

El pluralismo es un concepto que tiene aplicaciones en diversos ámbitos y que está


vinculado a la pluralidad y convivencia de cosas muy distintas entre sí. Un sistema
plural es aquel que acepta, reconoce y tolera la existencia de diferentes posiciones
o pensamientos.

La heterogeneidad social, cultural, ideológica, religiosa y étnica es protegida por el


pluralismo. Un gobierno pluralista, en este sentido, no ejerce la representación
monopólica de un solo sector social, sino que construye su poder a partir del diálogo
y el debate. Se trata, por lo tanto, de ampliar la base del poder.

En la filosofía, el pluralismo es una posición metafísica que considera que la


totalidad del mundo está compuesta por realidades independientes e
interrelacionadas. Esta posición se diferencia del monismo, que defiende que la
realidad es una sola.

El pluralismo se caracteriza por el reconocimiento de las diferencias entre las


personas (de creencias, de formas de vida, de intereses, de modos de
manifestarse, de cultura...) a las que, además, considera como valiosas. Significa
aceptar y defender la posición de que la comunidad se enriquece con los aportes
diferentes, y que lo que la define y caracteriza como una comunidad original, única e
irrepetible es la pluralidad de los aportes que en ella se conjugan. El pluralismo es,
por lo esto, la única vía que crea una condición de posibilidad para la verdadera
convivencia.

El pluralismo encuentra su justificación en las mismas concepciones relativistas de


la ciencia, el arte y el conjunto de la vida colectiva. Una democracia madura ha de
ser capaz de resistir la presencia de cualquier ideología, porque será la misma
sociedad la que rechace la inadecuada, la violencia, la discriminación o la
explotación opuestas a los valores democráticos pretendidos.

El pluralismo se sitúa en el extremo opuesto al dogmatismo. El pluralismo conlleva


la posibilidad efectiva de poder establecer las ideas respecto a la organización de la
vida personal y colectiva, además expresarlas y defenderlas. Esta posibilidad hace
factible la rotación en el poder de grupos diversos.

7. Libertad

Libertad es la facultad o capacidad del ser humano de actuar o no siguiendo según


su criterio y voluntad. Libertad es también el estado o la condición en que se
encuentra una persona que no se encuentra prisionera, coaccionada o sometida a
otra.

Se utiliza esta palabra para referirse a la facultad que tienen los ciudadanos de un
país de actuar o no actuar siguiendo su voluntad siempre que esté dentro de lo que
establece la ley.
Libertad. La libertad garantiza el respeto por la voluntad individual e implica que
cada individuo debe hacerse responsable de sus actos.

La libertad entraña la capacidad de autodeterminarnos y autogobernarnos; en el


ámbito social la libertad remite al derecho y a la consiguiente responsabilidad de
participar en las decisiones colectivas, como la formación de gobiernos, la discusión
de las leyes y la elaboración de las políticas públicas; solo participando de esta
manera puede decirse que al obedecer las leyes y a nuestras autoridades nos
estaremos obedeciendo a nosotros mismos.

El módulo Unicef va a la escuela para aprender a participar en pequeñas y grandes


comunidades democráticas, se refiere al niño como sujeto de derechos en las
pequeñas y grandes comunidades democráticas de las que forma parte y toma
parte: la familia, la escuela, la sociedad y el Estado. Imaginamos una red donde
todos los actores se comprometen para hacer efectivos los derechos de los niños,
niñas y adolescentes.

En esta red, todos los grupos de la sociedad deberían gozar de libertad. Cuando
esto no es así, cuando hay grupos que no son libres, la libertad se convierte en el
privilegio de algunos en lugar de ser un derecho de todos.

La situación de aula permite reflexionar acerca de los distintos matices que tiene el
concepto de libertad. La libertad es libertad de "hacer", pero también es libertad de
"querer": la libertad de "querer" es libertad interior, la libertad de "hacer" es libertad
exterior y consiste en ejercer o exteriorizar la libertad interior.

Cada vez que actuamos ponemos de manifiesto la libertad de "querer" porque


podemos elegir hacer o no hacer algo. El "querer" no se relaciona con el significado
de cariño, sino con el de voluntad y con el de racionalidad. La inteligencia y la
voluntad son condiciones necesarias para las acciones de elección y decisión.

La libertad es el principio del pluralismo. La libertad como posibilidad de expresión


da derecho a proclamar las ideas. La libertad como posibilidad de acción, como
poder materializar proyectos individuales y colectivos. La libertad se considera un
derecho del ser humano y también un valor. Aparece en diversos ámbitos como en
la filosofía, religión, ética y moral.

El tema de la libertad y 'ser libre' forma parte de la naturaleza humana, aunque no


existe una libertad absoluta, ya que las personas se ven condicionadas por sus
propias capacidades y el entorno. Se suele aceptar que la libertad individual se
debe ejercer con respeto y responsabilidad moral.

A pesar de que se trata de una de las características y derechos fundamentales del


ser humano, la libertad en muchos casos se ve condicionada por factores externos
que impiden la realización de la persona.

8. Respeto mutuo
El respeto mutuo es aquel que se basa en el sentimiento de la reciprocidad, donde
se respeta al otro y se recibe de vuelta el mismo respeto. El respeto es un
sentimiento positivo que se refiere a la acción de respetar; es equivalente a tener
veneración, aprecio y reconocimiento por una persona o cosa.

El respeto es uno de los valores morales más importantes del ser humano, es
fundamental para lograr una armoniosa interacción social. Una de las premisas más
importantes sobre el respeto es que para ser respetado es necesario saber o
aprender a respetar, a comprender al otro, a valorar sus intereses y necesidades.
En este sentido, el respeto debe ser mutuo, y nacer de un sentimiento de
reciprocidad.

Es el principio que hace posible la convivencia en la diversidad. Pertenece al ámbito


de los deberes sociales que equilibran los derechos individuales. Pertenece al
terreno de los valores morales, y luego hay que darle forma en la actuación
cotidiana.

9. Comunidad educativa

Es aquella conformada por estudiantes, educadores, padres de familia, egresados,


directivos docentes y administradores escolares. Todos ellos, según su
competencia, deben participar en el diseño, ejecución y evaluación del Proyecto
Educativo Institucional y en la buena marcha del respectivo establecimiento
educativo.

La comunidad educativa influye, desde distintas áreas, en el bienestar y desarrollo


psicosocial de los alumnos de una sociedad. No se trata solamente de impartir
conocimientos e instrucción, sino también de promover actividades dirigidas a
mejorar la calidad de la educación y, específicamente, tendientes a lograr la
educación integral.

El rol de la comunidad educativa, a través de actores determinados, trasciende los


aspectos estructurales y económicos de las instituciones educativas, alcanzando
mayor responsabilidad y complejidad al considerar otros aspectos.

Decreto 1860 de 1994:

Artículo 18. Comunidad educativa. Según lo dispuesto en el artículo 6° de la Ley 1


15 de 1994, la comunidad educativa está constituida por las personas que tienen
responsabilidades directas en la organización, desarrollo y evaluación del proyecto
educativo institucional que se ejecuta en un determinado establecimiento o
institución educativa.

Se compone de los siguientes estamentos:

Los estudiantes que se han matriculado.


Los padres y madres, acudientes o en su defecto, los responsables de la educación
de los alumnos matriculados.

Los docentes vinculados que laboren en la institución.

Los directivos docentes y administradores escolares que cumplen funciones


directivas en la prestación del servicio educativo.

Los egresados organizados para participar.

Todos los miembros de la comunidad educativa son competentes para participar en


la dirección de las instituciones de educación y lo harán por medio de sus
representantes en los órganos del gobierno escolar, usando los medios y
procedimientos establecidos en el presente decreto.

10. Familia

La familia es el conjunto de personas unidas por vínculos de matrimonio,


parentesco o adopción. Considerada como una comunidad natural y universal, con
base afectiva, de indiscutible formativa en el individuo y de importancia social. Se
dice que es universal ya que la historia de la familia es la historia de la humanidad.

En todos los grupos sociales y en todos los estadios de su civilización, siempre se


ha encontrado alguna forma de organización familiar. La familia se ha modificado
con el tiempo, pero siempre ha existido, por eso es un grupo social universal, el más
universal de todos.

Como base afectiva, la familia es un grupo social cuyo fundamento está constituido
por un conjunto de los más profundos y ocultos sentimientos humanos como el
amor, comprensión, cariño, ternura, dedicación, etc.

Como influencia formativa, se tiene que la familia es el primer ambiente social del
hombre, en ella aprende los primeros principios, los valores morales y las nociones
de la vida.

La familia es una comunidad natural, porque responde a una serie de instintos y


sentimientos de la naturaleza humana tales como la tendencia gregaria, la
satisfacción del instinto sexual, etc. La familia es fundamental para la procreación,
conservando así a la especie.

Con respecto a su importancia social, la familia es la célula original de la vida social,


donde el individuo se prepara para su vida en la sociedad.

De allí que, mientras mejor organizada esté la familia más robusta sea, más sólida y
favorable será la organización social.
La participación de los padres y madres en la educación es fundamento para los
aprendizajes, en la motivación de ejercicios, tareas y sobre todo en el desarrollo del
aspecto afectivo del aprendizaje, el fomento de las actitudes positivas hacia la
educación, para alcanzar los logros propuestos y valores específicos que busca
implementar.

En el hogar se debe apoyar la puesta en práctica o aplicación de procesos


cognoscitivos, de actitudes y valores planteados en la escuela.

La participación de los padres y madres en la educación es determinante del éxito


escolar; su iniciativa en la formación de los valores éticos afectivos, responsabilidad
natural de la familia, es de mucha importancia para el logro de los énfasis.
En el ambiente primario del amor se aprenden, internalizan y afianzan, mejor que en
ningún otro, normas de comportamiento y pautas reguladoras de las relaciones con
los demás, valores humanos y virtudes sociales como la amistad, la solidaridad, la
honestidad, el civismo, la justicia social.

Si en la formación de las áreas curriculares cognoscitivas padres y maestros son


coagentes educativos con complementariedad de funciones, pero con iniciativa del
docente, se da la misma relación, pero la iniciativa es de la familia.

En este ámbito ético-afectivo, la familia es maestra inigualable en lo que podría


denominarse "una pedagogía de la paz" para superar el difícil momento por el que
atraviesa el país.

En el calor del hogar, alimentado por el fuego del amor, la comprensión, el apoyo
afectivo a la autorrealización personal de los hijos, en la cual los padres calibran la
propia realización individual y social de su papel de padres, se da la valorización de
la vida y de la integridad personal, derecho fundamental derivado de la dignidad de
la persona humana como sujeto trascendente, racional, libre y ético.

Dimensión antropológica y que significa contar con las condiciones para el


desarrollo físico, sociológico, educativo, laboral, social, en niveles dignos.

Esta formación social básica desde el amor supone la educación de los padres para
que estos asuman con cierta seguridad la educación de la familia, su cohesión, su
espíritu de pertenencia, la búsqueda de objetivos comunes, el uso activo del tiempo
libre, entre otros propósitos de desarrollo humano.

Ley 115 de 1994:

Artículo 7. La familia. A la familia como núcleo fundamental de la sociedad y primer


responsable de la educación de los hijos, hasta la mayoría de edad o hasta cuando
ocurra cualquier otra clase o forma de emancipación, le corresponde:

Matricular a los hijos en instituciones educativas que respondan a sus expectativas,


para que reciban una educación conforme a los fines y objetivos establecidos en la
Constitución, la Ley y el Proyecto Educativo Institucional;

Participar en las asociaciones de padres de familia;

Informarse sobre el rendimiento académico y el comportamiento de sus hijos, y


sobre la marcha de la institución educativa, y en ambos casos participar en las
acciones de mejoramiento;

Buscar y recibir orientación sobre la educación de los hijos;

Participar en el Consejo Directivo, asociaciones, comités, para velar por la


adecuada prestación del servicio educativo;

Contribuir solidariamente con la institución educativa de sus hijos, y

Educar a sus hijos y proporcionarles en el hogar un ambiente adecuado para su


desarrollo integral.

Decreto 1860 de 1994:

Artículo 3: Obligaciones de la familia. En desarrollo del mandato constitucional que


impone a los padres de los menores el deber de sostenerlos y educarlos y en
cumplimiento de las obligaciones asignadas a la familia por el artículo 7° de la Ley
115 de 1994, la omisión o desatención al respecto se sancionará según lo dispuesto
por la ley.

Los jueces de menores y los funcionarios administrativos encargados del bienestar


familiar, conocerán de los casos que les desean presentados por las autoridades,
los familiares del menor o cualquier otro ciudadano interesado en el bienestar del
menor.

Los padres o tutores del menor solo podrán ser eximidos de esta responsabilidad,
por insuficiencia de cupos en el servicio público educativo en su localidad o por la
incapacidad insuperable física o mental del menor, para ser sujeto de educación.

11. Sociedad

Sociedad es un grupo de seres que viven de una manera organizada. El concepto


de sociedad supone la convivencia y la actividad conjunta del hombre
conscientemente organizado u ordenado e implica un cierto grado de comunicación
y cooperación.

Es el objetivo general del estudio de las antiguas ciencias del Estado, hoy llamadas
Ciencias Sociales.
Artículo 8°. La sociedad es responsable de la educación con la familia y el Estado.
Colaborará con este en la vigilancia de la prestación del servicio educativo y en el
cumplimiento de la función social.
La sociedad participará con el fin de:

Fomentar, proteger y defender la educación como patrimonio social y cultural de


toda la nación;

Exigir a las autoridades el cumplimiento de sus responsabilidades con la educación;

Verificar la buena marcha de la educación, especialmente con las autoridades e


instituciones responsables de su prestación;

Apoyar y contribuir al fortalecimiento de las instituciones educativas; Fomentar


instituciones de apoyo a la educación; y

Hacer efectivo el principio constitucional según el cual los derechos de los niños
prevalecen sobre los derechos de los demás.

12. Obligatoriedad y conformación del gobierno escolar

Ley 115 de 1994:

Artículo 142. Conformación del gobierno escolar. Cada establecimiento educativo


del Estado tendrá un gobierno escolar conformado por el rector, el Consejo
Directivo y el Consejo Académico.

Las instituciones educativas privadas establecerán en su reglamento, un gobierno


escolar para la participación de la comunidad educativa a que hace referencia el
artículo 68 de la Constitución Política.

En el gobierno escolar serán consideradas las iniciativas de los estudiantes, de los


educadores, de los administradores y de los padres de familia en aspectos tales
como la adopción y verificación del reglamento escolar, la organización de las
actividades sociales, deportivas, culturales, artísticas y comunitarias, la
conformación de organizaciones juveniles y demás acciones que redunden en la
práctica de la participación democrática en la vida escolar.

Los voceros de los estamentos constitutivos de la comunidad educativa podrán


presentar sugerencias para la toma de decisiones de carácter financiero,
administrativo y técnico-pedagógico.

Tanto en las instituciones educativas públicas como privadas, la comunidad


educativa debe ser informada para permitir una participación seria y responsable en
la dirección de las mismas.

Decreto 1860 de 1994:

Artículo 19. Obligatoriedad del gobierno escolar. Todos los establecimientos


educativos deberán organizar un gobierno para la participación democrática de
todos los estamentos de la comunidad educativa, según lo dispone el artículo 142
de la Ley 1 15 de 1994.

El gobierno escolar en las instituciones estatales se regirá por las normas


establecidas en la ley y en el presente decreto.

Las instituciones educativas privadas, comunitarias, cooperativas, solidarias o sin


ánimo de lucro establecerán en su reglamento, para dar cumplimiento a lo dispuesto
en el artículo 68 de la Constitución Política y en armonía con lo dispuesto para ellas
en los incisos 2° y 3° del artículo 142 de la Ley 115 de 1994, un gobierno escolar
integrado al menos por los órganos definidos en el presente decreto y con funciones
que podrán ser las aquí previstas, sin perjuicio de incluir otros que consideren
necesarios de acuerdo con su proyecto educativo institucional.

También, estas instituciones deberán acogerse a las fechas que para el efecto de la
organización del gobierno escolar, se establecen en este capítulo. En caso contra
129 rio, la licencia de funcionamiento quedará suspendida.

13. Órganos del Gobierno Escolar

Artículo 20. Integración del Consejo Directivo. El gobierno escolar en los


establecimientos educativos estatales estará constituido por los siguientes órganos:

El Consejo Directivo, como instancia directiva, de participación de la comunidad


educativa y de orientación académica y administrativa del establecimiento.

El Consejo Académico, como instancia superior para participar en la orientación


pedagógica del establecimiento.
El rector, como representante del establecimiento ante las autoridades educativas y
ejecutor de las decisiones del gobierno escolar.

Los representantes de los órganos colegiados serán elegidos para períodos


anuales, pero continuarán ejerciendo sus funciones hasta cuando sean
reemplazados. En caso de vacancia, se elegirá su reemplazo para el resto del
período.

Parágrafo. En los establecimientos educativos no estatales, quien ejerza su


representación legal será considerado como el director administrativo de la
institución y tendrá autonomía respecto al Consejo Directivo, en el desempeño de
sus funciones administrativas y financieras. En estos casos el director
administrativo podrá ser una persona natural distinta del rector.

14. Integración del Consejo Directivo

Artículo 21. Integración del Consejo Directivo. El Consejo Directivo de los


establecimientos educativos estatales estará integrado por:
El rector, quién lo presidirá y convocará ordinariamente una vez por mes y
extraordinariamente cuando lo considere conveniente.

Dos representantes del personal docente, elegidos por mayoría de los votantes en
una asamblea de docentes.

Dos representantes de los padres de familia elegidos por el Consejo de Padres de


Familia.

Un representante de los estudiantes elegidos por el Consejo de Estudiantes, entre


los alumnos que se encuentren cursando último grado de educación ofrecido por la
institución.

Un representante de los exalumnos elegido por el Consejo Directivo, de ternas


presentadas por las organizaciones que aglutinen la mayoría de ellos o en su
defecto, por quien haya ejercido en el año inmediatamente anterior el cargo de
representante de los estudiantes.

Un representante de los sectores productivos organizados en el ámbito local o


subsidiariamente de las entidades que auspicien o patrocinen el funcionamiento del
establecimiento educativo. El representante será escogido por el Consejo Directivo,
de candidatos propuestos por las respectivas organizaciones.

Parágrafo 1 °. Los administradores escolares podrán participar en las


deliberaciones del Consejo Directivo con voz pero sin voto, cuando este les formule
invitación, a solicitud de cualquiera de sus miembros.

Parágrafo 2°. Dentro de los primeros sesenta días calendario siguientes al de la


iniciación de clases de cada período lectivo anual, deberá quedar integrado el
Consejo Directivo y entrar en ejercicio de sus funciones.

Con tal fin el rector convocará con la debida anticipación, a los diferentes
estamentos para efectuar las elecciones correspondientes.

Artículo 22. Consejo Directivo Común. Los establecimientos educativos asociados


contarán con un Consejo Directivo Común, de acuerdo con lo establecido en el
parágrafo del artículo 143 de la Ley 115 de 1994.

En este caso la elección de los representantes que lo integran se hará en sendas


reuniones conjuntas de las juntas directivas de las asociaciones de padres de
familia, de los consejos de estudiantes, de las asambleas de los docentes de los
establecimientos y de las asambleas de los exalumnos.

El gobierno escolar es la expresión de la participación de todos los estamentos de la


comunidad educativa en la toma de decisiones escolares.
15. Funciones del Consejo Directivo

Artículo 23. Funciones del Consejo Directivo. Las funciones del Consejo Directivo
de los establecimientos educativos serán las siguientes:

Tomar las decisiones que afecten el funcionamiento de la institución, excepto las


que sean competencia de otra autoridad, tales como las reservadas a la dirección
administrativa, en el caso de los establecimientos privados;

Servir de instancia para resolver los conflictos que se presenten entre docentes y
administrativos con los alumnos del establecimiento educativo y después de haber
agotado los procedimientos previstos en el reglamento o manual de convivencia;

Adoptar el manual de convivencia y el reglamento de la institución;


Fijar los criterios para la asignación de los cupos disponibles para la admisión de
nuevos alumnos;

Asumir la defensa y garantía de los derechos de toda la comunidad educativa,


cuando alguno de sus miembros se sienta lesionado;

Aprobar el plan anual de actualización académica del personal docente presentado


por el rector;

Participar en la planeación y evaluación del proyecto educativo institucional, del


currículo y del plan de estudios y someterlos a la consideración de la Secretaría de
Educación respectiva o del organismo que haga sus veces, para que verifiquen el
cumplimiento de los requisitos establecidos en la ley y los reglamentos;

Estimular y controlar el buen funcionamiento de la institución educativa;

Establecer estímulos y sanciones para el buen desempeño académico y social del


alumno que han de incorporarse al reglamento o manual de convivencia. En ningún
caso pueden ser contrarios a la dignidad del estudiante;

Participar en la evaluación de los docentes, directivos docentes y personal


administrativo de la institución;

Recomendar criterios de participación de la institución en actividades humanitarias,


culturales, deportivas y recreativas;

Establecer el procedimiento para permitir el uso de las instalaciones en la


realización de actividades educativas, culturales, recreativas, deportivas y sociales
de la respectiva comunidad educativa;

Promover las relaciones de tipo académico, deportivo y cultural con otras


instituciones educativas y la conformación de organizaciones juveniles;
Fomentar la formación de asociaciones de padres de familia y de estudiantes;

Reglamentar los procesos electorales previstos en el presente decreto;

Aprobar el presupuesto de ingresos y gastos de los recursos propios y los


provenientes de pagos legalmente autorizados, efectuados por los padres y
responsables de la educación de los alumnos, tales como derechos académicos,
uso de libros de texto y similares, y

Darse su propio reglamento.

Parágrafo: En los establecimientos educativos no estatales el Consejo Directivo


podrá ejercer las mismas funciones y las demás que le sean asignadas, teniendo en
cuenta lo prescrito en el inciso tercero del artículo 142 de la Ley 115 de 1994.

En relación con las identificadas por los literales d, f, l y o podrán ser ejercidas por el
director Administrativo o a otra instancia.

Las funciones asignadas al Consejo Directivo evidencian el espíritu democratizador


de la Ley General de Educación pues está entregándole a la comunidad educativa
el poder de incidir de manera definitiva en las decisiones de su institución.

El Consejo Directivo "como instancia encargada de dirimir los conflictos que


resulten en la institución (literal b) y garante de los derechos de la comunidad
educativa (literal e) evita la posible arbitrariedad de parte de los directivos docentes
en las decisiones que afecten a estudiantes e incluso a los propios profesores
cuando se presenten problemas disciplinarios o laborales.

El Consejo Directivo, órgano del gobierno escolar, está concebido como la instancia
que facilita, lidera y contribuye a la construcción del Proyecto Educativo
Institucional.

El rector o director de una institución educativa oficial, si interpreta correctamente


este mandato legal, no puede tomar decisiones de trascendencia para la
convivencia de la institución sin consultar con el Consejo Directivo. Por su parte la
comunidad educativa tiene un espacio dónde demandar sus derechos cuando
considere que son violados.

Tradicionalmente las sanciones a los estudiantes han sido, en la generalidad de los


casos, decisiones tomadas arbitrariamente por el coordinador o el rector de la
institución educativa sin que aquellos tengan oportunidad de defenderse,
contrariando abiertamente el artículo 29 de la Constitución Nacional que consagra
el debido proceso.

De la misma manera a los padres de familia se les han cerrado los espacios, al
interior de las instituciones educativas, para expresar sus inconformidades o
simplemente inquietudes frente al proceso pedagógico. Pues bien, todos tienen
ahora, en el Consejo Directivo, un espacio dónde plantear la demanda de sus
derechos.
Uno de los pilares fundamentales de la democracia es la distribución del poder con
el fin de que se reduzca la posibilidad de su ejercicio arbitrario. La implementación
del Consejo Directivo busca que el poder no esté concentrado en manos de una
sola persona.

Al asignarle la responsabilidad de adoptar el reglamento de la institución (literal c) la


Ley General está respondiendo el criterio básico de que en una democracia se
obedecen las leyes en cuya elaboración se ha tenido la oportunidad de participar.

Por esta razón sería importante que en la construcción de la normatividad para


regular la convivencia haya la más amplia participación de toda la comunidad
educativa teniendo en cuenta una mayor legitimidad ya que siempre se está más
inclinado a cumplir aquellas normas que se han elaborado colectivamente.

De esta manera las normas de la institución consignadas en el reglamento, que ha


elaborado con la participación de todos los afectados, es un verdadero Manual de
Convivencia, responde al espíritu de diálogo y concertación que debe regir todas las
instituciones educativas.

Otra de las funciones importantes del Consejo es la aprobación del presupuesto de


ingresos y gastos (literal n) que implica la incidencia de toda la comunidad educativa
en la determinación de cómo invertir los recursos recaudados por la institución. Este
aspecto es determinante, pues quién más autorizado que estudiantes y profesores,
a diario enfrentados a las dificultades originadas por las limitaciones de recursos,
para definir cuáles son las necesidades más apremiantes.

Sin su participación las inversiones o los gastos realizados por muchos directivos no
responden a las necesidades escolares.

La participación de la comunidad en las decisiones de la institución permite el


desarrollo de una pedagogía para la democracia, por ejemplo la elección del
gobierno escolar, Consejo Directivo y Consejo Académico, del Consejo Estudiantil,
del personero de estudiantes y de la Asociación de Padres de Familia, es un
entrenamiento de la comunidad en los aspectos básicos de la dinámica electoral: la
campaña de los candidatos, la selección de los jurados, el sufragio, la realización de
los escrutinios, etc.

Todo ello tiene un efecto pedagógico que puede convertirse en un mecanismo que
propicie el aprendizaje y la adopción de actitudes y comportamientos
imprescindibles en una convivencia democrática como la tolerancia, el respeto por
el otro, la autoestima, etc. Además contribuyen al fortalecimiento del espíritu de
participación por parte de los padres de familia y profesores, ciudadanos en
ejercicio pleno de los derechos civiles y políticos, con los estudiantes ciudadanos
del futuro, aspecto importante en nuestro país.
Debemos tener en cuenta que la democracia en la escuela no puede reducirse a lo
meramente formal o a un acto electoral, como en ocasiones se ha concebido la
participación en los gobiernos escolares. Además de necesitar algunos
mecanismos de deliberación como las votaciones, los consejos directivos, los
consejos estudiantiles, etc.

Requieren de la discusión y reflexión sobre los valores más importantes


comprometidos en una convivencia democrática como: libertad, poder, autoridad,
disciplina, igualdad, autonomía, etc. conceptos frente a los cuales en su misma
comunidad educativa se tienen diferentes perspectivas.

El gobierno escolar no debe convertirse en un instrumento para simular la


democracia o para tender un velo sobre las prácticas autoritarias y excluyentes. Por
el contrario, debe convertirse en un paradigma de participación y de respeto por el
otro.

16. Consejo Académico

Artículo 24. Consejo Académico. El Consejo Académico está integrado por el rector,
quien lo preside, los directivos docentes y un docente por cada área definida en el
plan de estudios.

Cumplirá las siguientes funciones:

—Servir de órgano consultor del Consejo Directivo en la revisión de la propuesta del


proyecto educativo institucional;

—Estudiar el currículo y propiciar su continuo mejoramiento, introduciendo las


modificaciones y ajustes, de acuerdo con el procedimiento previsto en el presente
decreto;

—Organizar el plan de estudios y orientar su ejecución;

—Participar en la evaluación institucional anual;

—Integrar los consejos docentes para la evaluación periódica del rendimiento de los
educandos y para la promoción, asignarles sus funciones y supervisar el proceso
general de evaluación;
—Recibir y decidir los reclamos de los alumnos sobre la evaluación educativa, y

-Las demás funciones afines o complementarias con las anteriores que le atribuya
el proyecto educativo institucional.

El Consejo Académico asume el liderazgo en la investigación y diseño del currículo


que responda a los principios y fundamentos del PEI. Competencias del Consejo
Académico de las instituciones educativas. ¿Qué es el Consejo Académico?
El Consejo Académico es un órgano del gobierno escolar que se encarga de regular
y orientar el cumplimiento de las metas establecidas para llegar a las planteadas
según la visión de cada uno de los establecimientos educativos.

El Consejo Académico es el encargado de velar por el normal desarrollo de la


institución y además es un órgano consultor del Consejo Directivo, dicho consejo es
quien toma las decisiones competentes a evaluación y estrategias de mejoramiento
para superar los casos de mortalidad académica en cada uno de los grados y
niveles, es de anotar que estas dos temáticas enunciadas no son las únicas
funciones del consejo sino que forman parte de un grupo de responsabilidades que
posee dicho órgano, pero sí son los dos puntos críticos más notable en los
establecimientos educativos.

Teniendo en cuenta la filosofía institucional, el Consejo Académico, apoyado en los


parámetros de evaluación y promoción establecidos por el Ministerio de Educación
Nacional, regula y establece parámetros internos de evaluación y es de allí de
donde salen las estrategias y métodos de evaluación que cada establecimiento
educativo aplicará a sus educandos.

Para establecer dichos parámetros, el Consejo Académico debe tener en cuenta los
resultados internos y externos de las pruebas aplicadas a los estudiantes del plantel
ya que son esos resultados los que muestran el nivel de dificultad en que se
encuentra cada institución y sus educandos, además, es necesario tener en cuenta
que el sistema educativo colombiano tiene establecidas unas competencias y unos
estándares que deben ser acondicionados a cada uno de los contextos y es de allí
de donde cada Consejo Académico establece parámetros para la evaluación que
aplicará cada uno de los educadores del plantel.

17. Personero de los estudiantes

Ley 115 de 1994:

Artículo 94. Personero de los estudiantes. En todos los establecimientos de


educación básica y de educación media y en cada año lectivo, los estudiantes
elegirán a un alumno del último grado que ofrezca el establecimiento, para que
actúe como personero de los estudiantes y promotor de sus derechos y deberes.

El personero de los estudiantes tendrá las siguientes funciones:

Promover el cumplimiento de los derechos y deberes de los estudiantes como


miembros de la comunidad educativa, y presentar ante el rector del establecimiento
las solicitudes que considere necesarias para proteger los derechos de los
estudiantes y facilitar el cumplimiento de sus deberes.

Parágrafo: Las decisiones respecto a las solicitudes del personero de los


estudiantes serán resueltas en última instancia por el Consejo Directivo o el
organismo que haga las veces de suprema autoridad del establecimiento.
Decreto 1860 de 1994:

Artículo 28. Personero de los estudiantes. En todos los establecimientos educativos


el personero de los estudiantes será un alumno que curse el último grado que
ofrezca la institución, encargado de promover el ejercicio de los deberes y derechos
de los estudiantes consagrados en la Constitución Política, las leyes, los
reglamentos y el manual de convivencia.

El personero tendrá las siguientes funciones:

Promover el cumplimiento de los derechos y deberes de los estudiantes, para lo


cual podrá utilizar los medios de comunicación interna del establecimiento, pedir la
colaboración del Consejo de Estudiantes, organizar foros u otras formas de
deliberación.

Recibir y evaluar las quejas y reclamos que presenten los educandos sobre lesiones
a sus derechos y las que formule cualquier persona de la comunidad sobre el
incumplimiento de las obligaciones de los alumnos;

Presentar ante el rector o director administrativo, según sus competencias, las


solicitudes de oficio o a petición de parte que considere necesarias para proteger los
derechos de los estudiantes y facilitar el cumplimiento de sus deberes, y

Cuando lo considere necesario, apelar ante el Consejo Directivo o el organismo que


haga sus veces, las decisiones del rector respecto a las peticiones presentadas por
su intermedio. (Si no es escuchado él puede acudir ante las autoridades locales y
distritales o ante la Personería local, la Veeduría, la Defensoría, las Organizaciones
de Derechos Humanos, la Secretaría de Educación y hasta la Procuraduría General
de la Nación.

El personero de los estudiantes será elegido dentro de los treinta días calendario
siguiente al de la iniciación de clases de un período lectivo anual.

Para tal efecto el rector convocará a todos los estudiantes matriculados con el fin de
elegirlo por el sistema de mayoría simple y mediante el voto secreto.

El ejercicio del cargo de personero de estudiantes es incompatible con el de


representante de los estudiantes ante el Consejo Directivo.

18. Perfil del personero

El personero de estudiantes debe ser un líder de gran calidad humana


comprometido con el mejoramiento de la convivencia y calidad de vida de la
comunidad educativa.

Promover el cumplimiento de los deberes y derechos de los estudiantes.


Establecer excelente y respetuosa comunicación con todos los miembros de los
diferentes estamentos de la comunidad educativa.

Tener un alto sentido de pertenencia por su institución.

Asumir un liderazgo positivo en busca de mejorar la convivencia en la institución


educativa.

Tener y practicar un espíritu cívico.

Ser modelo de tolerancia, respeto, responsabilidad y cumplimiento del deber.

Representa a los estudiantes en la comunidad educativa, defiende los derechos de


los estudiantes, revisa el manual de convivencia, el cual debe estar en relación y
articulado con la población a la que está dirigida, porque allí se consignan las
obligaciones y derechos de los estudiantes.

Debe conocer el Proyecto Educativo Institucional (PEI), que debe ser construido
con los actores de la educación y hacer que esa iniciativa se conozca. Es un deber
de escuchar los problemas que tienen los estudiantes, para que sea el canal de
articulación con los docentes, con el rector y ese niño o joven se sienta protegido en
sus derechos.

Debe ser receptivo de las quejas de los estudiantes por violencia escolar. Tiene que
trabajar por la calidad educativa.

Debe velar porque se hable de derechos humanos, la educación sexual y


construcción de ciudadanía en nuestra institución, de la ocupación del tiempo libre y
de los proyectos educativos ambientales. El personero es la persona a quien los
estudiantes le cuentan sus problemas. Tiene voz en los consejos directivos y
académicos.

En cuanto a la formación previa en democracia se requiere que el desarrollo de las


personerías estudiantiles no sea una actividad más dentro del cronograma escolar,
sino que responda a la culminación de un proceso de formación que debe iniciarse
desde los primeros años escolares.

19. Proceso de elección del personero

Una vez definido el perfil del estudiante candidato para representar a la comunidad
como personero, el Comité de Participación Democrática llevará a cabo el siguiente
plan de acción:

El personero de los estudiantes es a su vez promotor, vocero y defensor de los


derechos y deberes de los estudiantes consagrados en la Constitución Política de
Colombia.
Candidatos.

Postulación e inscripción de los jóvenes interesados en ser el personero. Inscripción


de candidatos y programa de gobierno.

Sorteo para número y ubicación de tarjeta electoral.

Definición de número de mesas de votación.

Definición de número de sufragantes por mesa.

Designar a los testigos electorales.

Día de la elección.

Escrutinios por mesa.

Escrutinio general.

Declaratoria de elección.

Posesión del personero estudiantil.

Comunicación a la personería del correspondiente municipio o distrito.

¿Cómo se realiza la elección del personero estudiantil? (Proceso electoral)

Busca generar en la comunidad educativa un espíritu participativo que rompa


esquemas tradicionales y compaginen la participación con un ambiente de
capacitación intelectual, que permita dotar al estudiante de competencias para
enfrentar el mundo y ser una persona crítica, reflexiva, conocedora y actuante de su
entorno y que como ciudadano del mañana tengan desde ahora el conocimiento de
la mecánica electoral que ofrece la verdadera democracia.

Los personeros escolares no son funcionarios del colegio o escuela subordinados


del rector, jefes de disciplina, mensajeros de los profesores y directivas o
compinches de los alumnos.

No deben prometer acciones o actividades que no estén contempladas como partes


de sus funciones.

Promover el cumplimiento de los derechos y deberes de los estudiantes como


miembros de la comunidad educativa.

Presentar ante el rector del establecimiento las solicitudes que considere


necesarias para proteger los derechos de los estudiantes y facilitar el cumplimiento
de los deberes.

Promover y velar por que el estudiante actúe con libertad y respeto de conciencia.

Permanente defensa de los intereses de los estudiantes.

Estar atento al cumplimiento del Manual de Convivencia.

Asesorar con criterio serio al estudiante que sea sancionado, para que interponga
los recursos ante las autoridades del plantel educativo.

Instruir debidamente a los estudiantes que manifiesten la intención de formular


alguna petición o queja.

Promover ante las autoridades que conforman el gobierno escolar, lo que estime
conveniente para la mejora y prosperidad del plantel educativo.

Estar atento al correcto funcionamiento y desarrollo de las actividades que deben


cumplir las autoridades del gobierno escolar.

Velar y promover por el correcto funcionamiento de la participación de la comunidad


educativa, en las diferentes elecciones y actividades que se desarrollen en la
institución educativa.

Denunciar ante las autoridades competentes hechos que puedan ser constitutivos
de violación de la ley.

Invertir como conciliador entre directivos, profesores y estudiantes cuando se


presente algún conflicto, agotando siempre el conducto regular en procura de
concretar soluciones adecuadas.

Con compromiso, capacidad de gestión, imparcialidad, transparencia, solidaridad,


lealtad e independencia, el personero escolar gana muchos derechos.

20. Funciones de los personeros

-Promover el cumplimiento de los derechos y deberes de los estudiantes, organizar


foros u otras formas de deliberación
-Recibir y evaluar las quejas y reclamos que presenten los educandos sobre
lesiones a sus derechos y las que formule cualquier persona de la comunidad sobre
el incumplimiento de las obligaciones de los alumnos.

-Presentar ante el rector o el director administrativo, las solicitudes que considere


necesarias para proteger los derechos de los estudiantes y facilitar el cumplimiento
de sus deberes.

-Cuando lo consideren necesario, apelar ante el Consejo Directivo o el organismo


que haga veces, las decisiones del rector respecto a las peticiones presentadas por
su intermedio.

- Los personeros son los que representan a los estudiantes en la comunidad


educativa, defiende los derechos de los estudiantes, revisan el manual de
convivencia, el cual debe estar en derecho y articulado con la población a la que
está dirigida, porque allí se plasman las obligaciones y derechos de los estudiantes.

- Deben conocer el Proyecto Educativo Institucional (PEI) y hacer que esa iniciativa
se conozca.

- El personero debe escuchar los problemas que tienen los estudiantes, para que
sea el canal de comunicación con los docentes, con el rector y ese niño se sienta
protegido en sus derechos.

- Debe ser receptivo de las quejas de los estudiantes por violencia escolar. Tiene
que trabajar por la calidad educativa de su colegio.

- Debe velar por que se hable de derechos humanos, la educación sexual y


construcción de ciudadanía en su colegio, de la ocupación del tiempo libre y de los
proyectos educativos ambientales.

El personero estudiantil es la persona a quien los estudiantes le cuentan sus


problemas. Tiene voz en los consejos directivos y académico. Promover el
cumplimiento de los derechos y deberes de los estudiantes.

Recibir y evaluar las quejas y reclamos que le presenten sus compañeros cuando
consideren que se han lesionado sus derechos.

Así mismo, las formuladas por las personas de la comunidad que consideren que
los estudiantes están alterando la convivencia en la comunidad.

Acudir al Consejo Directivo cuando sea necesario para apelar las decisiones del
rector en relación con las peticiones presentadas.

Actuar para que se conozca y se cumpla el Manual de Convivencia.

Promover la participación en el estudio y elaboración del Proyecto Educativo


Institucional, P.E.I. y el Manual de Convivencia.

Actuar como conciliador entre directivos, administradores, profesores, estudiantes y


padres de familia cuando se presenten conflictos.

Promover espacios y dinámicas para la construcción de valores y propuestas de


convivencia. (33)

Nota. Es de resaltar que en la vida política y administrativa de los municipios


colombianos el personero municipal no es elegido por elección popular, sino
nombrado por el respectivo concejo, para un periodo de cuatro años.

20. Consejo de Estudiantes

Decreto 1860 de 1994:

Artículo 29. Consejo de Estudiantes. En todos los establecimientos educativos el


Consejo de Estudiantes es el máximo órgano colegiado que asegura y garantiza el
continuo ejercicio de la participación por parte de los educandos. Estará integrado
por un vocero de cada uno de los grados ofrecidos por el establecimiento o
establecimientos que comparten un mismo Consejo Directivo.

El Consejo Directivo deberá convocar en una fecha dentro de las cuatro (4)
primeras semanas del calendario académico, sendas asambleas integradas por los
alumnos que cursen cada grado, con el fin de que elijan de su seno, mediante
votación secreta, un vocero estudiantil para el año lectivo en curso.

Los alumnos del nivel preescolar y de los 3 primeros grados del ciclo de primaria,
serán convocados a una asamblea conjunta para elegir un vocero único entre los
estudiantes que cursan el tercer grado.

Corresponde al Consejo de Estudiantes:

Darse su propia organización interna;

Elegir el representante de los estudiantes ante el Consejo Directivo del


establecimiento y asesorarlo en el cumplimiento de su representación;

Invitar a sus deliberaciones aquellos estudiantes que presenten iniciativas sobre el


desarrollo de la vida estudiantil, y

Las demás actividades afines o complementarias con las anteriores que le atribuya
el Manual de Convivencia.

Este es un espacio importante para que los estudiantes desarrollen toda su


iniciativa y hagan de la participación un valor ejercitado en su cotidianidad.

21. Consejo de Padres de Familia

Decreto 1286 de 2005. Establece normas sobre la participación de los padres de


familia en el mejoramiento de los procesos educativos de los establecimientos
oficiales y privados, y se adoptan otras disposiciones.

Artículo 5. Consejo de Padres de Familia. El Consejo de Padres de Familia es un


órgano de participación de los padres de familia del establecimiento educativo
destinado a asegurar su continua participación en el proceso educativo y a elevar
los resultados de calidad del servicio.

Estará integrado por mínimo un (1) y máximo tres (3) padres de familia por cada uno
de los grados que ofrezca el establecimiento educativo, de conformidad con lo que
establezca el Proyecto Educativo Institucional - PEI.

Durante el transcurso del primer mes del año escolar, contado desde la fecha de
iniciación de las actividades académicas, el rector o director del establecimiento
educativo convocará a los padres de familia para que elijan a sus representantes en
el Consejo de Padres de Familia.

La elección de los representantes de los padres para el correspondiente año lectivo


se efectuará en reunión por grados, por mayoría, con la presencia de, al menos, el
cincuenta por ciento (50%) de los padres, o de los padres presentes después de
transcurrida la primera hora de iniciada la reunión. La conformación del Consejo de
Padres es obligatoria y así deberá registrarse en el manual de convivencia.

Del Consejo de Padres de Familia, sus principales funciones son: involucrarse en la


elaboración de los planes de mejoramiento; contribuir con el rector o director en el
análisis, difusión y uso de los resultados de las pruebas Saber y el examen de
Estado; presentar propuestas para actualizar el Manual de Convivencia; apoyar
actividades artísticas, científicas, técnicas y deportivas orientadas a mejorar las
competencias en distintas áreas.

La democracia en la escuela se construye justamente a partir del reconocimiento


pleno de los derechos de los individuos que son protagonistas de la dinámica
educativa, es decir: padres de familia, estudiantes, profesores y directivos docentes.

Para ello es necesaria toda una pedagogía de los derechos humanos y los
principios democráticos de tal manera que se conviertan en el paradigma ético de la
convivencia en la escuela.

Capítulo 4
Funciones del rector o director

1. Perfil del directivo docente

2. Cualidades del rector

3. Funciones del rector o director rural


4. Obligaciones de los Rectores.

5. Responsabilidad de los Rectores o director rural

6. Identificación de los perfiles

7. Directivos docentes

8. Funciones principales

9. Descripción de las funciones esenciales

10. Director rural

11. Funciones principales del director rural

12. Descripción de las funciones esenciales

13. Coordinador

14. Función del coordinador

15. Descripción de las funciones esenciales:

16. Número de coordinadores

17. Docentes de aula

18. Docentes de primaria y sus funciones

19. Docentes de áreas

20. Docentes líderes de apoyo

21. Docentes líderes de apoyo para el fortalecimiento de competencias

22. Docente líder de apoyo para el fortalecimiento de


competencias en educación física.

23. Docente líder de apoyo para el fortalecimiento de competencias


comunicativas en inglés como lengua extranjera.

24. Docente líder de apoyo para fortalecimiento de competencias en lenguaje y


biblioteca escolar

25. Docente orientador


26. Jornada escolar y laboral

27. Fondos de servicios educativos

28. Funciones del Consejo Directivo en relación con los fondos de servicios
educativos

29. Auxiliar administrativo con funciones financieras (Pagador)

30. Contratación

31. Contador

32. Procesos presupuestales que llevan a cabo los FSE

33. Sistema presupuestal

34. Principios de calidad aplicados a las funciones del rector

35. El Control como función administrativa

36. Reuniones y tipos de reuniones

37. Carácter de las reuniones

38. Estatuto de profesionalización

39. Jornada laboral de los docentes

40. Director de grupo

41. Secretario(a) académico(a)

42. Bibliotecario

Capítulo 4
Funciones del rector o director

1. Perfil del directivo docente

Se consideran directivos docentes de la institución escolar al rector y a los


coordinadores. Están llamados a ser verdaderos líderes y orientadores de las
comunidades educativas bajo su dirección para conducirlas al éxito.
El directivo docente, ante todo, debe ser un líder. Los líderes son personas que
aprenden continua y permanentemente. Se capacitan y actualizan y perfeccionan y
enriquecen estos niveles de aprendizaje con sus propias experiencias. Desarrollan
nuevas habilidades y buscan nuevos intereses.

Los líderes toman la vida como una misión por cumplir y siempre con actitudes de
compromiso y servicio. Están prestos a comprometerse aportando conocimientos, y
si no los tienen, están prestos a construirlos. El líder busca siempre formar parte de
la solución y no del problema.

Los líderes son personas de buen ánimo, positivas, optimistas, entusiastas, creen
los sueños y las esperanzas porque están seguros de que pueden realizarlos, no
temen al esfuerzo.

Los líderes creen mucho en las demás personas y las aceptan fácilmente, no se
centralizan.

Los líderes son muy activos, le sacan provecho a todo y se convierten en personas
divertidas y agradables. Son sencillos, poco ostentosos. Son francos, cordiales,
prudentes, justos y mesurados.

Los líderes piensan por lo general en términos de prioridades y jerarquías. Son


eficaces y efectivos. Los líderes disfrutan de todas las situaciones de la vida, tienen
autoestima, son seguros y creen en sí mismos.

Los líderes se interesan en las personas, tienen actitud de escucha, son amistosos,
amigables, aprenden de las personas y las valoran.

Los líderes son promotores de los cambios y catalizadores en la crisis, aportando


ideas creativas, trabajando y dando testimonio del desempeño y deseo de producir.

Los líderes trabajan en equipo, ellos proponen primero, se arriesgan a la crítica y se


esfuerzan por complementar sus debilidades con los puntos fuertes de los demás.

Los líderes delegan fácilmente porque creen en los demás y saben hacer lo que
delegan, lo que les permite evaluar y retroalimentar, corregir y perfeccionar.

Los líderes son conciliadores y negociadores en situaciones complejas


antagónicas. Forman parte del proceso creativo de encontrar soluciones a los
problemas. No tienen ninguna clase de preferencias.

Los líderes son equilibrados en su vida personal ejercitan las dimensiones de la


persona humana, mental, emocional y espiritual, participan en grupos académicos y
de reflexión, y sus ideas priman en el campo social y afectivo por su forma de ser y
relacionarse.
Los líderes en su desempeño profesional y laboral son éticos, idóneos, eficaces,
efectivos, eficientes, responsables, autogestionarios, protagónicos, laboriosos,
productivos, comprometidos, críticos constructivos, creativos e innova-dores, y
como personas son prudentes, discretos, pacientes, sencillos, firmes, constantes,
generosos, inteligentes, equilibrados, autocontrolados, serenos, ecuánimes,
disciplinados, colaboradores y serviciales.

2. Cualidades del rector

El rector debe ser una persona que analiza, mira con detenimiento los pro y los
contra, no toma decisiones apresuradas, no improvisa, consulta y determina lo más
conveniente de hacer. Hace seguimiento de los procesos, delega funciones, vive
enterado diariamente del funcionamiento de la institución educativa bajo su
responsabilidad. Trata a alumnos, docentes y comunidad en general por igual, sin
tomar partido, no tiene preferencias, a todos los escucha, con todos es amable,
cortés y elegante en sus modales. Contribuye a mantener un buen clima escolar. A
todo el personal le da el mismo tratamiento. No tiene preferencias, a todos escucha,
con todos es amable y cortés. El rector es una persona bien hablada, con un
vocabulario fluido, calmado, cerebral, que no se enoja, piensa en las situaciones
problemas.

3. Funciones del rector o director rural

Además de las funciones establecidas en las Ley 115 de 1994 en relación con el
gobierno escolar (Consejo Directivo y Consejo Académico), las funciones propias
del cargo del rector o director están contempladas en el Decreto 1860 de 1994, en la
Ley 715 de 2001, en el Decreto 1850 de 2002, en el Decreto 4791 de 2008 y en la
Resolución 15683 de 2015.

Decreto 1860 de 1994:

Artículo 25. Funciones del rector. Le corresponde al rector del establecimiento


educativo:

— Orientar la ejecución del Proyecto Educativo Institucional y aplicar las decisiones


del gobierno escolar.

—Velar por el cumplimiento de las funciones docentes y el oportuno


aprovisionamiento de los recursos necesarios para el efecto;

—Promover el proceso de mejoramiento de la calidad de la educación en el


establecimiento;

—Mantener activas las relaciones con las autoridades educativas, con los
patrocinadores o auspiciadores de la institución y con la comunidad local, para el
continuo progreso académico de la institución y el mejoramiento de la vida
comunitaria;
—Establecer canales de comunicación entre los diferentes estamentos de la
comunidad educativa;

—Orientar el proceso educativo con la asistencia del Consejo Académico;

—Ejercer las funciones disciplinarias que le atribuyan la ley, los reglamentos y el


manual de convivencia;

—Identificar las nuevas tendencias, aspiraciones e influencias para canalizarlas a


favor del mejoramiento del proyecto educativo institucional;

—Promover actividades de beneficio social que vinculen el establecimiento con la


comunidad educativa;

—Aplicar las disposiciones que se expidan por parte del Estado, atinentes a la
prestación del servicio público educativo, y

— Las demás funciones afines o complementarias con las anteriores que le atribuya
el Proyecto Educativo Institucional.

Ley 715 de 2001:

—Artículo 10. Funciones de rectores o directores. El rector o director de las


instituciones educativas públicas, que serán designados por concurso, además de
las funciones señaladas en otras normas tendrá las siguientes:

— Dirigir la preparación del Proyecto Educativo Institucional con la participación de


los distintos actores de la comunidad educativa.

— Presidir el Consejo Directivo y el Consejo Académico de la institución y coordinar


los distintos órganos del gobierno escolar.

—Representar el establecimiento ante las autoridades educativas y la comunidad


escolar.

—Formular planes anuales de acción y mejoramiento de la calidad, y dirigir su


ejecución.

— Dirigir el trabajo de los equipos docentes y establecer contactos


interinstitucionales para el logro de las metas educativas.

—Realizar el control sobre el cumplimiento de las funciones correspondientes al


personal docente y administrativo y reportar las novedades e irregularidades del
personal a la secretaría de educación distrital, municipal, departamental o quien
haga sus veces.
—Administrar el personal asignado a la institución en lo relacionado con las
novedades y permisos.

—Participar en la definición de perfiles para la selección de personal docente y su


elección definitiva.

—Distribuir las asignaciones académicas, y demás funciones de docentes,


directivos docentes y administrativos a su cargo, de conformidad con las formas
sobre la materia.

—Realizar la evaluación anual del desempeño de los docentes, directivos docentes


y administrativos a su cargo.

—Imponer sanciones disciplinarias propias del sistema de control interno de


conformidad con las normas vigentes.

— Proponer a los docentes que serán apoyados para recibir capacitación.

—Suministrar información oportuna al departamento, distrito o municipio, de


acuerdo con sus requerimientos.

—Responder por la calidad de la prestación del servicio en su institución.

—Rendir informe al Consejo Directivo de la institución educativa al menos cada seis


meses.

— Administrar el Fondo de Servicios Educativos y los recursos que por incentivos


se le asignen, en los términos de la presente Ley.

—Publicar una vez al semestre en lugares públicos y comunicar por escrito a los
padres de familia, los docentes a cargo de cada asignatura, los horarios y la carga
docente de cada uno de ellos.

—Los demás que le asignen el gobernador o el alcalde para la concreta prestación


del servicio educativo.

4. Obligaciones de los rectores

Decreto 1075 de 2015.

Artículo 2.3. 10.4.4. (Artículo adicionado por el artículo 1 del Decreto 1852 de 2015.)
El nuevo texto es el siguiente:

Los rectores de las instituciones educativas priorizadas del PAE deben:

1. Designar y gestionar espacios adecuados para la operación del programa en


cada etapa, de acuerdo con la modalidad que se esté suministrando.
2. Facilitar a los operadores del PAE el cumplimiento de las obligaciones del
contrato que tengan relación con la institución educativa, conforme a los
Lineamientos Técnicos-Administrativos.

3. Realizar la etapa a su cargo del proceso de focalización, de acuerdo con lo


establecido en los Lineamientos Técnicos-Administrativos del programa.

4. Verificar y suscribir el documento correspondiente que acredite el suministro


de cada uno de los complementos alimentarios, de manera que sean
entregados adecuada y oportunamente por los operadores a cada
beneficiario, y emitir mensualmente el certificado de complementos
alimentarios entregados por el operador.

5. Registrar en el Sistema Integrado de Matrícula (Simat) y/o en el sistema de


información que para tal efecto determine el Ministerio de Educación
Nacional, los niños, niñas, adolescentes y jóvenes focalizados de acuerdo
con lo establecido en los Lineamientos Técnicos-Administrativos del
programa.

6. Actualizar oportunamente en el Sistema Integrado de Matrícula (Simat) los


cambios en la matrícula de cada institución educativa.

7. Dar a conocer a la comunidad educativa el Programa de Alimentación


Escolar y las condiciones en que se prestará en la institución educativa.

8. Las demás que señale el Ministerio de Educación Nacional en los


Lineamientos Técnicos-Administrativos, estándares y condiciones de
operación del programa.

5. Responsabilidad de los rectores o directores rurales

Decreto 4791 de 2008. Reglamenta parcialmente los artículos 11, 12, 13 y 14 de la


Ley 715 de 2001 en relación con el Fondo de Servicios Educativos de los
establecimientos educativos estatales.

Artículo 6. Responsabilidades de los rectores o directores rurales.

En relación con el Fondo de Servicios Educativos los rectores o directores rurales


son responsables de:

1. Elaborar el proyecto anual de presupuesto del Fondo de Servicios


Educativos y presentarlo para aprobación al Consejo Directivo.

2. Elaborar el flujo de caja anual del Fondo de Servicios Educativos estimado


mes a mes, hacer los ajustes correspondientes y presentar los informes de
ejecución por lo menos trimestralmente al Consejo Directivo.

3. Elaborar con la justificación correspondiente los proyectos de adición


presupuestal y los de traslados presupuestales, para aprobación del Consejo
Directivo.

4. Celebrar los contratos, suscribir los actos administrativos y ordenar los


gastos con cargo a los recursos del Fondo de Servicios Educativos, de
acuerdo con el flujo de caja y el plan operativo de la respectiva vigencia
fiscal, previa disponibilidad presupuestal y de tesorería.

5. Presentar mensualmente el informe de ejecución de los recursos del Fondo


de Servicios Educativos.

6. Realizar los reportes de información financiera, económica, social y


ambiental, con los requisitos y en los plazos establecidos por los organismos
de control y la Contaduría General de la Nación, y efectuar la rendición de
cuentas con la periodicidad establecida en las normas.

7. Suscribir junto con el contador los estados contables y la información


financiera requerida y entregada en los formatos y fechas fijadas para tal fin.

8. Presentar al final de cada vigencia fiscal a las autoridades educativas de la


respectiva entidad territorial certificada, el informe de ejecución presupuestal
incluyendo el excedente de recursos no comprometidos si los hubiere, sin
perjuicio de que la entidad pueda solicitarlo en periodicidad diferente.

9. El rector o director rural de aquellos establecimientos educativos con sede en


los municipios no certificados, deberá presentar al alcalde respectivo, en la
periodicidad que este determine, un informe sobre la ejecución de los
recursos que hubiere recibido por parte de esta entidad territorial.

La Resolución No. 15683 de 2015 reglamenta el Manual de Funciones, requisitos y


competencias para directivos docentes y docentes regidos por el Decreto Ley 1278
de 2002 y el Decreto 490 de 2016.

6. Identificación de los perfiles

La identificación de perfiles de directivos docentes y docentes responde a la


siguiente estructura: (i) identificación del cargo; (ii) propósito principal del cargo; (iii)
funciones; (iv) conocimientos básicos o esenciales; (v) identificación de
competencias y (vi) requisitos de formación académica y experiencia.

Dependiendo del perfil, se ha habilitado un título profesional dentro de un programa


académico o títulos profesionales en algunos de los cincuenta y cinco (55) núcleos
del conocimiento en los que se encuentran divididas las ocho (8) áreas que el
Sistema Nacional de Información de la Educación Superior -SNIES- para organizar
la información de la educación superior en el país.

7. Directivos docentes

Empleo: directivo docente

Cargo: rector. Cargo del superior inmediato: Gobernador o alcalde de la entidad


territorial certificada o quien esta determine.

Propósito principal

Desempeñar "actividades de dirección, planeación, coordinación, administración,


orientación y programación en las instituciones educativas para liderar la
formulación y el desarrollo del Proyecto Educativo Institucional (PEI), así como velar
por la calidad y el mejoramiento continuo de los procesos pedagógicos socio
comunitarios de la institución educativa a su cargo.

8. Funciones principales

Además de las funciones consagradas en el artículo 10 de la Ley 715 de 2001 y


otras normas legales y reglamentarias, los rectores cumplirán las siguientes
funciones

Decreto 1075 de 2015, Artículo 2.3.3.1.5.8:

a) Orientar la ejecución del proyecto institucional y aplicar las decisiones del


gobierno escolar;

b) Velar por el cumplimiento de las funciones docentes y el oportuno


aprovisionamiento de los recursos necesarios para el efecto;

c) Promover el proceso continuo de mejoramiento de la calidad de la


educación en el establecimiento;

d) Mantener activas las relaciones con las autoridades educativas, con los
patrocinadores o auspiciadores de la institución y con la comunidad local,
para el continuo progreso académico de la institución y el mejoramiento
de la vida comunitaria;

e) Establecer canales de comunicación entre los diferentes estamentos de


la comunidad educativa;

f) Orientar el proceso educativo que se presta en la institución de


conformidad con las orientaciones y decisiones del Consejo Académico;

g) Ejercer las funciones disciplinarias que le atribuyan la ley, los


reglamentos y el manual de convivencia;

h) Identificar las nuevas tendencias, aspiraciones e influencias para


canalizarlas en favor del mejoramiento del proyecto educativo
institucional;

i) Promover actividades de beneficio social que vinculen al establecimiento


con la comunidad local;

j) Aplicar y hacer cumplir las disposiciones que se expidan por parte del
Estado sobre la organización y prestación del servicio público educativo,
y

k) Las demás funciones afines o complementarias con las anteriores que les
atribuya el proyecto educativo institucional.

9. Descripción de las funciones esenciales:

Áreas de Gestión. Competencias. Funciones. Directiva. Planeación y Organización.

—Dirige la formulación, revisión y actualización del Proyecto Educativo Institucional


(PEI), del Plan Operativo Anual (POA), del Plan de Mejoramiento Institucional (PMI)
y del Sistema Institucional de Evaluación (SIE).

—Establece canales de comunicación y promueve la articulación entre la


comunidad educativa para el desarrollo de la planeación y la dirección de la
institución.

—Establece mecanismos para la toma de decisiones en relación con los procesos


de planeación y dirección de la institución.

—Involucra la participación de la comunidad educativa en las acciones orientadas al


cumplimiento de los objetivos institucionales.

Cultura institucional

—Diseña una estrategia de comunicación en la institución para reconocer los logros


del establecimiento de las buenas prácticas en la comunidad educativa.

-Fortalece los espacios de trabajo en equipo entre docentes, estudiantes y padres


de familia.

-Promueve y organiza espacios o mecanismos enfocados a favorecer la educación


inclusiva y la atención a la diversidad.
Gestión estratégica

-Lidera el trabajo con el equipo del personal directivo, docente y administrativo para
articular y orientar los planes y proyectos de la institución hacia el cumplimiento del
propósito del PEI.

-Monitorea y evalúa las metas y objetivos del Plan Operativo Anual y del Plan de
Mejoramiento Institucional.

-Usa datos e información para tomar decisiones institucionales de manera


responsable.

Clima escolar

—Promueve un clima armónico en las relaciones entre los miembros de la


comunidad educativa.

—Socializa las normas de convivencia definidas para la institución y las hace


cumplir.

—Mantiene un clima de igualdad de oportunidades para todas las personas que se


encuentran bajo su dirección.

—Promueve actividades curriculares complementarias en la institución que motivan


a los estudiantes y fortalecen las relaciones en la comunidad educativa.

Relaciones con el entorno

— Establece relaciones con las diferentes instituciones orientadas a la atención


comunitaria y que promueven el desarrollo de actividades educativas.

—Considera las necesidades del entorno en la formulación del plan anual,


considerando la institución como parte integral del entorno.

Diseño pedagógico

—Orienta el enfoque pedagógico, didáctico y curricular definido en el Proyecto


Educativo Institucional.

—Conoce y propicia el conocimiento y la implementación de los referentes técnicos


de educación inicial, los estándares básicos de competencias, los derechos básicos
de aprendizaje, los lineamientos y las orientaciones curriculares para las diferentes
áreas y grados y demás referentes nacionales de calidad educativa establecidos
por el Ministerio de Educación Nacional. Promueve el desarrollo de estrategias
pedagógicas que articulen diferentes áreas, grados y niveles. Evalúa
periódicamente el plan de estudio y las estrategias pedagógicas para establecer
ajustes para mejorar, con la participación permanente del Consejo Académico.

Seguimiento académico

—Identifica y lidera la construcción de planes de mejoramiento académico, a partir


de los resultados de la autoevaluación institucional, de las pruebas Saber y del
ISCE.

Garantiza el seguimiento académico de los estudiantes, teniendo en cuenta la


pertinencia de la formación recibida, el proceso de evaluación del aprendiza-je, los
problemas de aprendizaje, la promoción y recuperación y la asistencia.

Usa los resultados del ISCE y de las pruebas Saber para crear estrategias de
fortalecimiento de los aprendizajes de los estudiantes y de las prácticas de aula,
académicas y las prácticas pedagógicas. Estimula mecanismos de innovación
pedagógica que permitan una mejora constante de los procesos académicos de la
institución, promoviendo la participación de la comunidad académica.

Gestión de aula

—Diseña una estrategia de apoyo a los docentes para el fortalecimiento de la


planeación de clases y evaluación en el aula, de acuerdo con las orientaciones del
Consejo Académico.

Administrativa y financiera

-Proyecta los grupos a ofertar en la matrícula de la institución y orienta el análisis y


los ajustes de apoyo a gestión académica a que haya lugar en el proceso de
matrícula, archivo académico y elaboración de informes pedagógicos o boletines de
desempeño escolar de los estudiantes.

Administración de la planta física y de los recursos

-Propende por mantener en buenas condiciones la infraestructura y dotación que


permita una adecuada prestación de los servicios.

-Monitorea, evalúa y controla el uso de los recursos.

-Focaliza el manejo de los recursos financieros en áreas que benefician


directamente la calidad académica de los estudiantes.

—Gestión del talento humano.

—Diseña una estrategia de inducción para nuevos docentes y personal


administrativo.

—Diseña una estrategia para fortalecer el desarrollo continuo de las competencias


docentes de los profesores y del personal administrativo. Define el proceso de
monitoreo, y retroalimentación del desempeño profesional de los docentes y del
personal administrativo.

—Diseña una estrategia de innovación para mejorar y fortalecer la labor docente y


administrativa.

Administración de servicios complementarios

—Diseña una estrategia de servicios administrativa para asegurar la prestación de


servicios complementarios que preste la institución bajo criterios de eficiencia y
eficacia.

Apoyo financiero y contable.

—Coordina la elaboración del presupuesto anual del Fondo de Servicios Educativos


y se responsabiliza de la ordenación del gasto.

Gestiona la oportuna elaboración de la contabilidad y ejercicio del control fiscal de


los recursos financieros que administra la institución.

Comunitaria. Participación y convivencia

—Establece mecanismos de convivencia y comunicación formal entre diferentes


miembros de institución.

—Diseña estrategias para conocer a los estudiantes y a sus familias.

— Garantiza el uso de los espacios creados en la institución para gestionar la


convivencia y la resolución pacífica de los conflictos.

Proyección a la comunidad

—Apoya la implementación en la comunidad del programa Escuela para padres y


madres, que propicie la activa participación.

—Diseña una oferta de servicios para fortalecer a toda la comunidad educativa y


ayudar a cumplir con el propósito del PEI.

Comunitaria. Prevención de riesgos

-Lidera el diseño de riesgos y la implementación de una estrategia para prevenir


posibles riesgos que afectarían el funcionamiento de la institución y el bienestar de
la comunidad educativa de acuerdo a las orientaciones impartidas por el Ministerio
de Educación Nacional.

—Lidera la construcción, actualización e implementación de la guía para la gestión


del riesgo en la institución y su articulación con el PEI.

Competencias comportamentales

Competencia. Definición. Liderazgo y motivación al logro.

Orienta e inspira permanentemente a los diferentes estamentos de la comunidad


educativa en la construcción, definición e implementación de los acuerdos
pedagógicos, académicos y de convivencia del establecimiento educativo.

Promueve en la comunidad educativa la apertura al aprendizaje continuo y la


búsqueda de unos objetivos comunes para todos.

Privilegia las relaciones humanas armoniosas y positivas en la escuela, como


elemento fundamental en el entorno que favorece el aprendizaje, la innovación y el
conocimiento.

Sensibilidad

Percibe y se motiva ante las necesidades de las personas con quienes interactúa y
procede acorde con dichas necesidades.

Comunicación asertiva

Escucha a los demás y expresa las ideas y opiniones de forma clara, usa el lenguaje
escrito y/o hablado de forma asertiva y logra respuestas oportunas y efectivas de
sus interlocutores para alcanzar los objetivos que beneficien a la comunidad
educativa en todas sus formas de composición y organización.

Trabajo en equipo

Participa en actividades de equipo y promueve acciones e iniciativas que estimulen


la cooperación efectiva y la participación productiva entre los integran-tes de la
comunidad educativa.

Negociación y mediación

Identifica los conflictos y promueve la resolución pacífica de estos, con el fin de


propiciar un clima de entendimiento reconocimiento de las diferencias.

10. Director rural

Identificación del cargo


Empleo: Directivo docente
Cargo: director rural
Superior inmediato: Gobernador o acalde de la entidad territorial certificada o quien
este delegue.
11. Funciones principales del director rural

Desempeñar "actividades de dirección, planeación, coordinación, administración,


orientación y programación en las instituciones educativas para liderar la
formulación y el desarrollo del Proyecto Educativo Institucional (PEI), así como velar
por la calidad y el mejoramiento continuo de los procesos pedagógicos socio
comunitarios de la institución educativa a su cargo.

Además de las funciones consagradas en el artículo 10 de la Ley 715 de 2001 y


otras normas legales y reglamentarias, los directores rurales cumplirán las
siguientes funciones (Decreto 1075 de 2015, Artículo 2.3.3.1.5.8):

a. Orientar la ejecución del proyecto institucional y aplicar las decisiones del


gobierno escolar

b. Velar por el cumplimiento de las funciones docentes y el oportuno


aprovisionamiento de los recursos necesarios para el efecto;

c. Promover el proceso continuo de mejoramiento de la calidad de la educación


en el establecimiento;

d. Mantener activas las relaciones con las autoridades educativas, con los
patrocinadores o auspiciadores de la institución y con la comunidad local,
para el continuo progreso académico de la institución y el mejoramiento de la
vida comunitaria;

e. Establecer canales de comunicación entre los diferentes estamentos de la


comunidad educativa;
f. Orientar el proceso educativo que se presta en el centro educativo, de
conformidad con las orientaciones y decisiones del Consejo Académico;

g. Ejercer las funciones disciplinarias que le atribuyan la Ley, los reglamentos y


el manual de convivencia;

h. Identificar las nuevas tendencias, aspiraciones e influencias para


canalizarlas en favor del mejoramiento del proyecto educativo institucional;

i. Promover actividades de beneficio social que vinculen al establecimiento con


la comunidad local;

j. Aplicar y hacer cumplir las disposiciones que expida el Estado sobre la


organización y prestación del servicio público educativo, y

k. Las demás funciones afines o complementarias con las anteriores que le


atribuya el proyecto educativo institucional".
12. Descripción de las funciones esenciales:

Áreas de gestión. Competencias. Funciones.

Directiva. Planeación. Organización

—Dirige la formulación, revisión y actualización del Proyecto Educativo Institucional


(PEI), del Plan Operativo Anual (POA), del Plan de Mejoramiento Institucional (PMI)
y del Sistema Institucional de Evaluación (SIE).

—Establece canales de comunicación entre la comunidad educativa para el


desarrollo de la planeación y dirección del centro educativo.

—Establece mecanismos para la toma de decisiones en relación con los procesos


de planeación y dirección de la institución.

—Involucra la participación de la comunidad educativa en las acciones orientadas al


cumplimiento de los objetivos institucionales.

Cultura institucional

—Diseña una estrategia de comunicación en el centro educativo para reconocer los


logros del establecimiento en las buenas prácticas de la comunidad educativa.

—Fortalece los espacios que favorecen el trabajo en equipo entre docentes,


estudiantes y padres de familia.

— Promueve y organiza espacios o mecanismos enfocados a favorecer la


educación inclusiva y la atención a la diversidad.
Gestión estratégica

-Lidera el trabajo con el equipo del personal directivo, docente y administrativo para
articular y orientar los planes y proyectos del centro educativo hacia el cumplimiento
del propósito del PEI.

-Monitorea y evalúa las metas y objetivos del Plan Operativo Anual y del Plan de
Mejoramiento Institucional.

—Usa datos e información para tomar decisiones institucionales de manera


responsable.

Clima escolar

—Promueve un clima armónico en las relaciones entre los miembros de la


comunidad educativa.

—Socializa las normas de convivencia definidas para el centro educativo y las hace
cumplir.

—Mantiene un clima de igualdad de oportunidades para todas las personas que se


encuentran bajo su dirección.

— Promueve actividades curriculares complementarias en el centro educativo que


motivan a los estudiantes y fortalecen las relaciones en la comunidad educativa.

Relaciones con el entorno

—Establece relaciones con los diferentes establecimientos orientados a la atención


comunitaria y que promueven el desarrollo de actividades educativas.

—Considera las necesidades del entorno en la formulación del plan anual,


considerando la institución como parte integral del entorno.

Diseño pedagógico

— Orienta el enfoque pedagógico, didáctico y curricular, definido en el Proyecto


Educativo Institucional.

—Conoce y propicia el conocimiento e implementación de los referentes técnicos de


educación inicial, los estándares básicos de competencias, los derechos básicos de
aprendizaje, los lineamientos y las orientaciones curriculares para las diferentes
áreas y grados y demás referentes nacionales de calidad educativa establecidos
por el Ministerio de Educación Nacional.

—Promueve el desarrollo de estrategias pedagógicas que articulen diferentes


áreas, grados y niveles.

—Evalúa periódicamente el plan de estudio y las estrategias pedagógicas a fin de


establecer ajustes para mejorar, con la participación del Consejo Académico.

Seguimiento académico

—Identifica y lidera la construcción de planes de mejoramiento académico a partir


de los resultados de la autoevaluación institucional, de las pruebas Saber y del
ISCE.

— Garantiza el seguimiento académico de los estudiantes y el seguimiento al


desarrollo en educación inicial, teniendo en cuenta la pertinencia de la formación
recibida, el proceso de evaluación del aprendizaje, los problemas de aprendizaje, la
promoción y recuperación, y la asistencia.

—Usa los resultados del ISCE y de las pruebas Saber para crear estrategias de
fortalecimiento de los aprendizajes de los estudiantes y de las prácticas de aula.
Prácticas pedagógicas

—Estimula mecanismos de innovación pedagógica que permitan una mejora


constante de los procesos académicos del centro educativo.

Gestión de aula

—Diseña una estrategia de apoyo a los docentes para el fortalecimiento de la


planeación de clases y evaluación en el aula de acuerdo con las orientaciones del
Consejo Académico.

Administrativa financiera

— Orienta el análisis y los ajustes a que haya lugar en el proceso de matrícula,


archivo académico y elaboración de boletines de desempeño escolar de los
estudiantes.

Administración de la planta física y de los recursos

—Propende por mantener en buenas condiciones la infraestructura y dotación que


permita una adecuada prestación de los servicios.

—Monitorea, evalúa y controla el uso de los recursos.

—Focaliza el manejo de los recursos financieros en áreas que benefician


directamente la calidad académica de los estudiantes.

Gestión del recurso humano

—Diseña una estrategia de inducción para nuevos docentes y personal


administrativo.

—Diseña una estrategia para fortalecer el desarrollo continuo de las competencias


docentes de los profesores y del personal administrativo.

—Define el proceso de monitoreo y retroalimentación del desempeño profesional de


los docentes y del personal administrativo.

—Diseña una estrategia de innovación para mejorar y fortalecer la labor docente y


administrativa.

Administración de servicios complementarios

—Diseña una estrategia administrativa para asegurar la prestación de servicios


complementarios que preste la institución bajo criterios de eficiencia y eficacia.
Apoyo financiero y contable

—Coordina la elaboración del presupuesto anual del Fondo de Servicios Educativos


y se responsabiliza de la ordenación del gasto.

—Coadyuva a la oportuna elaboración de la contabilidad y ejercicio del control fiscal


de los recursos financieros que administra la institución.

Comunitaria. Participación y convivencia

—Establece mecanismos de comunicación formal entre los diferentes miembros de


la institución.

—Diseña estrategias para conocer a los estudiantes y a sus familias.

—Garantiza el uso de los espacios creados en la institución para gestionar la


convivencia y la resolución pacífica de los conflictos.

Proyección a la comunidad

— Apoya la implementación de programas como Escuela para padres y madres que


propicie la activa participación.

—Diseña una oferta de servicios para fortalecer a la comunidad educativa y ayudar


a cumplir con los propósitos del PEI.

Comunitaria. Proyección de riesgos

—Lidera el diseño e implementación de una estrategia para prevenir posibles


riesgos que afectarían el funcionamiento de la institución y el bienestar de la
comunidad educativa, de acuerdo a las orientaciones impartidas por el Ministerio de
Educación Nacional.

-Lidera la construcción, actualización e implementación de la guía para la gestión


del riesgo en la institución y su articulación con el PEI.

Competencias comportamentales

Competencia. Definición. Liderazgo y motivación al logro.

Orienta e inspira permanentemente a los diferentes estamentos de la comunidad


educativa en la construcción, definición e implementación de los acuerdos
pedagógicos, académicos y de convivencia del establecimiento educativo.
Promueve en la comunidad educativa la apertura al aprendizaje continuo y la
búsqueda de unos objetivos comunes para todos.

Privilegia las relaciones humanas armoniosas y positivas en la escuela, como


elemento fundamental en el entorno que favorece el aprendizaje, la innovación y el
conocimiento.

Sensibilidad

Percibe y se motiva ante las necesidades de las personas con quienes interactúa y
procede acorde con dichas necesidades.

Comunicación asertiva

Escucha a los demás y expresa las ideas y opiniones de forma clara, usa el lenguaje
escrito y/o hablado de forma asertiva y logra respuestas oportunas y efectivas de
sus interlocutores para alcanzar los objetivos que beneficien a la comunidad
educativa en todas sus formas de composición y organización.

Trabajo en equipo

Participa en actividades de equipo y promueve acciones e iniciativas que estimulen


la cooperación efectiva y la participación productiva entre los integrantes de la
comunidad educativa.

Negociación y mediación

Identifica los conflictos y promueve la resolución pacífica de estos, con el fin de


propiciar un clima de entendimiento y reconocimiento de las diferencias.
13. Coordinador

Empleo: Directivo docente

Cargo: Coordinador

Cargo del Jefe Inmediato: rector o director rural

14. Función principal del cargo de coordinador

Apoyar la gestión directiva y liderar los diferentes proyectos y programas e


institucionales e interinstitucionales definidos en el Proyecto Educativo Institucional
con el fin de coordinar el trabajo de los profesores, facilitar y orientar los procesos
educativos que permitan el desarrollo académico y personal de los estudiantes y
establecer planes de mejoramiento continuo, en estrecha relación con la dirección
del plantel y las diferentes instancias colegiadas del gobierno escolar y de asesoría
institucional.
15. Descripción de las funciones del coordinador

Áreas de gestión. Competencias. Funciones.

Directiva. Planeación y organización

—Coordina, participa y acompaña la formulación, revisión y actualización del


Proyecto Educativo Institucional (PEI), del Plan Operativo Anual (POA), del Plan de
Mejoramiento Institucional (PMI), y del Sistema Institucional de Evaluación (SIE).

— Apoya el diseño e implementación de mecanismos para la toma de decisiones


involucrando la comunidad educativa en relación con los procesos de planeación y
dirección de la institución.

—Incentiva y pone en práctica estrategias de participación de la comunidad


educativa en las acciones orientadas al cumplimiento de los objetivos y metas
institucionales.

Cultura institucional

—Apoya el diseño y uso de mecanismos de comunicación entre la comunidad


educativa.
— Organiza jornadas pedagógicas con los docentes y la comunidad educativa para
actualizar, evaluar y hacer seguimiento a las buenas prácticas sociales y
académicas de la institución.

—Promueve y organiza espacios o mecanismos enfocados a favorecer la


educación inclusiva y la atención a la diversidad.

Gestión estratégica

— Lidera y asesora el trabajo con el equipo del personal docente y administrativo


para articular y orientar los planes y proyectos de inherentes al nivel, ciclo o área de
conocimiento de la institución que propicie el cumplimiento del PEI y de las rutas de
mejoramiento continuo.

—Impulsa y desarrolla estrategias de seguimiento, monitoreo y evaluación de las


metas y objetivos del Plan Operativo Anual y del Plan de Mejoramiento Institucional
y usa sus resultados para tomar decisiones institucionales.

Clima escolar

—Apoya el diseño e implementación de una estrategia para promover un clima


armónico en las relaciones entre los miembros de la comunidad educativa. Lidera la
socialización de las normas de convivencia escolar, implementación de cátedra de
paz y armonización de los procesos de conciliación de mediación escolar.
—Mantiene un clima de igualdad de oportunidades para todas las personas que se
encuentran bajo su dirección.

—Apoya el diseño y promoción de actividades curriculares en la institución que


motivan a los estudiantes y fortalecen las relaciones en la comunidad educativa.

Relaciones con el entorno

—Apoya el diseño e implementación de una estrategia para relacionar al


establecimiento con las diferentes instituciones orientadas a la atención comunitaria
y que promueven el desarrollo de actividades educativas.

—Coordina la estrategia de relacionamiento de la institución con padres de familia,


autoridades educativas, otras instituciones y el sector productivo.

Diseño pedagógico

—Orienta, implementa, impulsa ajustes y hace seguimiento al modelo o en-foque


pedagógico, didáctico y curricular definido en el Proyecto Educativo Institucional.

—Coordina la articulación y armonización del plan de estudios para la


implementación de los estándares básicos de competencias, los derechos básicos
de aprendizaje, las mallas, los lineamientos y las orientaciones curriculares para las
diferentes áreas y grados establecidos por el Ministerio de Educación Nacional.

—Promueve el desarrollo de estrategias pedagógicas que articulen diferentes


áreas, grados y niveles.

—Coordina y promueve la implementación y evaluación permanente del plan de


estudio y las estrategias pedagógicas que desarrollan las áreas obligatorias,
fundamentales u optativas a fin de establecer ajustes para mejorar.

— Coordina y promueve la realización de ajustes que requieren los procesos


pedagógicos de las niñas y los niños; así como la implementación de currículos y
didácticas flexibles.

Seguimiento académico

—Identifica fortalezas, debilidades y oportunidades de mejoramiento académico, a


partir de los resultados de la autoevaluación institucional.

— Diseña y pone en marcha mecanismos de innovación pedagógica que permitan


una mejora constante de los procesos académicos de la institución.

-Lidera las comisiones de promoción y evaluación del aprendizaje, hace


seguimiento del rendimiento y dificultades de los estudiantes, y convoca a padres
de familia para rendir informes individuales sobre el desempeño académico de sus
hijos.

— Diseña una estrategia de socialización de resultados del ISCE y de las pruebas


Saber para crear estrategias de fortalecimiento de los aprendizajes de los
estudiantes y de las prácticas de aula, y propone planes de mejoramiento a partir de
ellas.

Prácticas pedagógicas

—Diseña, socializa y evalúa el enfoque metodológico de acuerdo con el modelo


pedagógico institucional e implementa, a partir de sus resultados, estrategias de
innovación pedagógica y didáctica para favorecer el aprendizaje de los estudiantes
y el uso articulado de los recursos de la institución y del tiempo escolar.

-Presenta al Consejo Académico proyectos para su ejecución que sirvan como


política institucional para el aprendizaje significativo de los estudiantes.

Gestión de aula

—Diseña las matrices de planeación semanal y formato de evaluación con el


propósito de implementar estrategias de apoyos a los docentes para el
fortalecimiento de la planeación de clases y evaluación en el aula.

— Articula con la Personería Estudiantil y el Consejo Estudiantil su participación y


compromiso con un clima de aula democrático y participativo.

Administrativa y financiera

—Registra e informa a la rectoría sobre los estudiantes que dejan de asistir al


colegio por incapacidades mayores a una semana y los estudiantes que se
trasladan por cambios de domicilios o sencillamente no volvieron al colegio.

—Coordina el proceso de análisis y ajuste de la matrícula, el archivo académico y la


elaboración de boletines de desempeño escolar de los estudiantes.

—Apoya el diseño e implementación de estrategias orientadas al mejoramiento


continuo de la calidad académica.

Administración de la planta física y de los recursos

—Informa a la Rectoría sobre los problemas de administración y mantenimiento de


infraestructura y necesidades específicas de dotación de aulas y espacios
académicos y convivenciales.

—Solicita los recursos necesarios para realizar los proyectos, foros y jornadas
pedagógicas que tenga a su cargo y controla el uso de dichos recursos.

Talento humano

—Apoya la implementación de la estrategia de desarrollo del talento humano


orientada a fortalecer las competencias docentes de los profesores y del personal
administrativo.

—Realiza inducción a los docentes nuevos que llegan a la institución sobre el PEI,
el modelo pedagógico, sistemas de información, proyectos especiales y manuales
de convivencia.

—Coordina la implementación del proceso de monitoreo, seguimiento y


retroalimentación del desempeño profesional de los docentes y del personal
administrativo.

—Diseña e incentiva la formulación y desarrollo de proyectos pedagógicos,


capacitación docente, mecanismos de participación de los miembros de la
comunidad educativa para mejorar y fortalecer la labor docente y administrativa.

Administrativa y financiera. Administración de servicios complementarios

-Apoya el diseño y ejecución de la estrategia administrativa para asegurar la


prestación de servicios complementarios que preste la institución bajo criterios de
eficiencia y eficacia.

Participación y convivencia

—Garantiza el uso de los mecanismos de comunicación formal de la institución para


la relación entre los diferentes miembros de la institución.

-Asegura la implementación de la estrategia para conocer a los estudiantes y sus


familias.

-Participa en el Comité de Convivencia Escolar, orienta las mesas de conciliación de


estudiantes y de docentes para la solución pacífica de conflictos y lidera actividades
convivenciales donde se evidencien los derechos humanos, derechos
fundamentales y derechos sociales.

Proyección a la comunidad

-Diseña e implementa acciones para fortalecer el programa Escuela para padres y


madres.

—Coordina la oferta de servicios de la institución para apoyar el desarrollo de la


comunidad educativa y el cumplimiento del propósito del PEI.

—Presenta al Comité Escolar de Convivencia proyectos para su ejecución como


política institucional de la convivencia armónica.

—Convoca a los padres de familia a talleres para que aporten a las metas
institucionales y sean partícipes de la formación integral de sus hijos.

Prevención de riesgos

—Apoya el diseño e implementación de una estrategia para prevenir posibles


riesgos que afectarían el funcionamiento de la institución y el bienestar de la
comunidad educativa de acuerdo a las orientaciones impartidas por el Ministerio de
Educación Nacional.

— Apoya la construcción actualización e implementación de mapas de gestión del


riesgo en la institución y su articulación con el PEI.

-Lidera la planeación, organización y ejecución de los proyectos transversales


contemplados en la Ley 115/94 y su incidencia en la formación integral de los
estudiantes.

Competencias comportamentales

Competencia. Definición. Liderazgo y motivación al logro.

Orienta y lidera permanentemente a los diferentes estamentos de la comunidad


educativa en la construcción, definición e implementación de los acuerdos
pedagógicos, académicos y de convivencia del establecimiento educativo.
Promueve en la comunidad educativa la apertura al aprendizaje continuo y la
búsqueda de unos objetivos comunes para todos. Privilegia las relaciones humanas
armoniosas y positivas en la escuela, como elemento fundamental en el entorno
que favorece el aprendizaje, la innovación y el conocimiento.

Sensibilidad. Demuestra interés y se motiva ante las necesidades de las personas


con quienes interactúa y procede acorde con dichas necesidades.

Comunicación asertiva

Escucha a los demás y expresa las ideas y opiniones de forma clara, usa el lenguaje
escrito y/o hablado de forma asertiva y logra respuestas oportunas
y efectivas de sus interlocutores para alcanzar los objetivos que beneficien a la
comunidad educativa en todas sus formas de composición y organización.

Trabajo en equipo

Participa en actividades de equipo y promueve acciones e iniciativas que estimulen


la cooperación efectiva y la participación productiva entre los integrantes de la
comunidad educativa.

Negociación y mediación. Identifica los conflictos y promueve la resolución pacífica


de estos, con el fin de propiciar un clima de entendimiento y reconocimiento de las
diferencias.

16. Número de coordinadores

Decreto 3020 de 2002 (diciembre 10) por el cual se establecen los criterios y
procedimientos para organizar las plantas de personal docente y
administrativo del servicio educativo estatal que prestan las entidades
territoriales y se dictan otras disposiciones.

Artículo 10. Coordinadores. La entidad territorial designará coordinadores, sin


asignación académica, de acuerdo con el número de estudiantes de toda la
institución educativa:

Si atiende más de 500 estudiantes: un (1) coordinador


Si atiende más de 900 estudiantes: dos (2) coordinadores
Si atiende más de 1.400 estudiantes: tres (3) coordinadores
Si atiende más de 2.000 estudiantes: cuatro (4) coordinadores
Si atiende más de 2.700 estudiantes: cinco (5) coordinadores
Si atiende más de 3.500 estudiantes: seis (6) coordinadores
Si atiende más de 4.400 estudiantes: siete (7) coordinadores
Si atiende más de 5.400 estudiantes: ocho (8) coordinadores

Parágrafo. Previa disponibilidad presupuestal, cuando una institución educativa


ofrezca jornada nocturna podrá contar con un coordinador adicional para atender el
servicio educativo en esta jornada. También podrá contar con un coordinador
adicional la institución educativa que tenga más de cinco sedes o atienda más de
6.000 estudiantes
.
17. Docentes de aula

Cargo: Docente de preescolar.

Superior inmediato: rector o director rural

Propósito principal:

El docente de preescolar debe responder por los procesos de desarrollo,


enseñanza-aprendizaje de los niños y las niñas de primera infancia antes de iniciar
la educación básica, en los que debe considerar:

— La importancia que tienen el juego, el arte, la literatura y la exploración del medio,


en la promoción de bienestar y el desarrollo integral de los niños y las niñas.

—La promoción de experiencias que les permita a las niñas y los niños enfrentar las
situaciones que se presentan en la vida cotidiana al incentivar el cuidado de sí, del
otro, de su curiosidad, creatividad, participación, pensamiento crítico, búsqueda de
soluciones, así como desarrollar capacidades en relación con los procesos lector,
escritor, relación lógico-matemática, relación con la naturaleza, la cultura y los
grupos humanos, entre otros, con una incorporación paulatina.

—La importancia que tiene el garantizar la promoción de una transición armónica de


las niñas y los niños a la educación básica.

—El mantenimiento de canales de comunicación abiertos y continuos con la familia


de las niñas y los niños y comunidad educativa con el fin de hacer seguimiento a su
desarrollo y de retroalimentar los procesos educativos.

Descripción de las funciones esenciales:

Áreas de gestión. Competencias

Directiva. Direccionamiento estratégico y horizonte institucional. Funciones.

—Participa en los procesos de seguimiento y evaluación de la planeación


institucional y de los procesos que se derivan de ella.

—Participa en la construcción de las orientaciones y lineamientos académicos y


pedagógicos de la institución, de acuerdo con las características de desarrollo de
las niñas y los niños de primera infancia y conforme a los planteamientos del
Proyecto Educativo Institucional, el Plan Operativo Anual y los objetivos
institucionales.

Dominio conceptual

—Conoce y domina saberes referidos al desarrollo integral de las niñas y los niños
de primera infancia y la importancia de generar procesos pedagógicos oportunos y
pertinentes que respondan a las particularidades de las niñas y los niños como
aspectos fundamentales de la planeación pedagógica, para establecer relación con
los procesos de enseñanza y aprendizaje.

— Conoce y domina los referentes pedagógicos definidos por el Ministerio de


Educación para la educación inicial y el grado de transición.

—Participa en la reflexión y construcción y definición de currículos flexibles para la


educación inicial teniendo en cuenta la realidad contextual y la diversidad.

Planeación y organización académica


—Planea, implementa y hace seguimiento a las acciones pedagógicas y de cuidado
llevadas a cabo con las niñas y los niños, orientadas a la promoción del desarrollo
infantil en coherencia con su proyecto pedagógico y las orientaciones pedagógicas
nacionales y territoriales de educación inicial.

—Planifica actividades pedagógicas que promueven la participación activa y


significativa de las niñas y los niños y sus familias.

—Promueve interacciones significativas de las niñas y los niños con sus pares y
diversos miembros de la comunidad educativa.

—Caracteriza y reconoce la historia de vida de las niñas y los niños que conforman
el grupo con el fin de identificar sus gustos, intereses y necesidades.

Didáctica

—Elabora y adapta material pedagógico y didáctico pertinente para las niñas y los
niños y las experiencias pedagógicas que se promueven.

—Genera ambientes pedagógicos en los que las niñas y los niños sean felices,
jueguen, interactúen, compartan, expresen, creen, construyan, conozcan y exploren
el mundo que les rodea.

—Construye e implementa estrategias pedagógicas que promueven el desarrollo


integral de las niñas y los niños en concordancia con el proyecto pedagógico y
articulado con el PEI.

Seguimiento y evaluación del aprendizaje

—Realiza procesos de seguimiento al desarrollo teniendo en cuenta el seguimiento


y la evaluación con un enfoque integral, flexible y formativo.

—Toma como referencia para los procesos de seguimiento al desarrollo los


aprendizajes establecido en las orientaciones pedagógicas definidas para
educación inicial y el grado de transición.

—Elabora instrumentos de seguimiento al desarrollo de las niñas y los niños de


acuerdo con el sentido e intencionalidad de la educación inicial y el grado de
transición.

-Mantiene comunicación directa con los padres y madres o acudientes de las niñas
y los niños para informarles sobre el proceso pedagógico que se lleva a cabo y
brindarles recomendaciones para el hogar.

Administrativa y Financiera

—Participa en los procesos de matrícula y administración de las carpetas de las


niñas y los niños para asegurar el buen funcionamiento de la institución.

—Elabora informes pedagógicos para fortalecer el proceso de retroalimentación


con las familias y su involucramiento en el proceso educativo de las niñas y los
niños.

-Participa activamente en encuentros periódicos para la reflexión sobre el quehacer


pedagógico con otros actores claves de la comunidad educativa donde se
fortalecen su trabajo en relación con las niñas, los niños y sus familias o cuidadores.

Administración de la planta física y de los recursos

—Contribuye a que la institución reúna y preserve condiciones físicas e higiénicas


satisfactorias.

—Utiliza los recursos tecnológicos y de apoyo pedagógico de la institución para el


desarrollo de su práctica en el aula.

-Propone y justifica la integración de nuevos recursos a la institución que potencian


la práctica pedagógica en el aula.

—Contribuye con la evaluación de los recursos físicos y tecnológicos en función de


la articulación de estos con las prácticas educativas.

Participación y convivencia

— Promueve la participación de la familia en el proceso educativo de las niñas y los


niños, el fortalecimiento de la Escuela de padres y otros espacios y canales de
comunicación e interacción que permitan la articulación de acciones.

—Participa en la construcción de los acuerdos de convivencia al interior de la


institución.

—Construye estrategias favorables para la resolución de conflictos entre los niños y


niñas, teniendo como referente el manual de convivencia de la institución.

—Promueve la participación activa de las niñas y los niños en la construcción y


definición del manual de convivencia y las diferentes pautas que se establezcan en
el aula.

—Implementa acciones de cuidado con las niñas y los niños, que promueven el
bienestar, la seguridad y el buen trato.

Proyección a la comunidad
—Propone la realización de actividades complementarias o extracurriculares en la
institución que favorecen el desarrollo de la comunidad educativa y potencian el
desarrollo de las niñas y los niños.

-Vincula en el proceso de enseñanza-aprendizaje el conocimiento del entorno y


contexto en el que se desenvuelven las niñas y los niños.

—Propone y participa en proyectos educativos relacionados con la educación inicial


y específicamente con el grado de transición conjuntamente con las instituciones de
la comunidad.

Prevención de riesgos

-Participa en la identificación de riesgos físicos y psicosociales de los niños y las


niñas para incluirlos en el manual de gestión del riesgo de la institución.

-Propone acciones de seguridad para que se incluyan en el manual de gestión del


riesgo de la institución, que favorezcan la integridad de los niños y las niñas.

Competencias comportamentales

Liderazgo y motivación al logro.

Orienta e inspira permanentemente a los diferentes estamentos de la comunidad


educativa en el establecimiento, acción y seguimiento oportuno de metas y
objetivos del proyecto educativo institucional y en general con las actividades de la
institución, dando retroalimentación oportuna e integrando las opiniones de los otros
para asegurar efectividad en el largo plazo.

Sensibilidad

Percibe y se motiva ante las necesidades de las personas con quienes interactúa y
procede acorde con dichas necesidades.

Comunicación asertiva

Escucha a los demás y expresa las ideas y opiniones de forma clara, usa el lenguaje
escrito y/o hablado de forma asertiva y logra respuestas oportunas y efectivas de
sus interlocutores para alcanzar los objetivos que beneficien a la comunidad
educativa en todas sus formas de composición y organización.

Trabajo en equipo

Participa en actividades de equipo y promueve acciones e iniciativas que estimulen


la cooperación efectiva y la participación productiva entre los integrantes de la
comunidad educativa.
Negociación y mediación

Identifica los conflictos y promueve la resolución pacífica de estos, con el fin de


propiciar un clima de entendimiento y reconocimiento de las diferencias.

18. Docentes de primaria y sus funciones

Empleo: Docente de primaria

Cargo del superior inmediato: rector o director rural

Propósito principal:

—Formar niños y niñas integrales que articulen el ser, el saber, el saber hacer,
saber vivir y convivir, con el fin de dinamizar procesos educativos como puente de
transición entre el preescolar, la básica primaria y este con el ciclo de básica
secundaria.

—Desarrollar directamente los procesos de enseñanza-aprendizaje, que incluyen el


diagnóstico, la planificación, ejecución y evaluación permanente de estos procesos.

—Acompañar el desarrollo moral, intelectual, emocional, social y afectivo de los


estudiantes.

— Generar sentido de pertenencia y compromiso hacia la institución educativa por


parte de padres de familia y educandos.

Descripción de las funciones esenciales:

Áreas de gestión. Competencias. Funciones.

Directiva. Direccionamiento estratégico y horizonte institucional.

—Participa en los procesos de seguimiento y evaluación de la planeación


institucional y de los procesos que se derivan de ella.

Académica. Dominio conceptual

—Conoce, domina y actualiza saberes referidos a las áreas disciplinares que


aspira/desarrolla.

— Conoce los actuales procesos de enseñanza y aprendizaje en el campo de la


educación básica primaria y los incorpora en su práctica docente.

—Articula los contenidos a los niveles de desarrollo de los estudiantes de este nivel
educativo.
Planeación y organización académica

— Planifica los procesos de enseñanza-aprendizaje teniendo en cuenta la


formación por competencias, los referentes de calidad, estándares básicos de
competencias y demás lineamientos y orientaciones de calidad emitidos por el
Ministerio de Educación Nacional.

—Organiza los contenidos y actividades pedagógicas de manera que permiten la


participación activa de los estudiantes y el aprendizaje significativo.

—Promueve acciones para favorecer la transición armónica de las niñas y los niños
en la educación básica primaria.

Didáctica

—Elabora material pedagógico y didáctico pertinente para las actividades


académicas del nivel educativo.

—Construye ambientes de aprendizaje que fomenten el aprendizaje autónomo y


cooperativo en los estudiantes.

—Establece criterios pedagógicos y didácticos para articular las dimensiones del


sujeto con los contenidos del nivel y el desarrollo del aprendizaje significativo y
motivador de acuerdo con las directrices del Ministerio de Educación Nacional.
—Selecciona y aplica métodos, procedimientos y medios pedagógicos que
contribuyen al desarrollo cognitivo y social de los estudiantes, articulado con el PEI.

— Prepara actividades formativas que permitan relacionar los conceptos de las


áreas con las experiencias previas de los estudiantes.

Seguimiento y evaluación del aprendizaje

—Participa en el proceso de análisis y seguimiento del desempeño escolar de los


estudiantes que se desarrollan en los comités de evaluación y promoción.

— Evalúa teniendo en cuenta un enfoque integral, flexible y formativo.

—Elabora instrumentos de evaluación del aprendizaje según los objetivos del grado
y las competencias del ciclo.

-Retroalimenta a los estudiantes a partir de los procesos de seguimiento y


evaluación que realiza cada uno de ellos.

—Mantiene informados a los estudiantes y padres de familia o acudientes de la


situación personal y académica (registro escolar, disciplina, inasistencias,
constancias de desempeño, entre otras.
Administrativa y financiera. Apoyo a la gestión académica

—Participa en los procesos de matrícula y administración de las carpetas de los


estudiantes para asegurar el buen funcionamiento de la institución.

—Elabora boletines de desempeño escolar para fortalecer el proceso de


retroalimentación con los estudiantes y los padres; así como su involucramiento en
la formación de sus hijos.

Administración de la planta física y de los recursos

—Contribuye a que la institución reúna y preserve condiciones físicas e higiénicas


satisfactorias.

—Utiliza los recursos tecnológicos y de apoyo pedagógico de la institución para el


desarrollo de su práctica en el aula.

—Propone y justifica la integración de nuevos recursos a la institución que


potencian la práctica pedagógica en el aula.

—Aprovecha y explora continuamente el potencial didáctico de las TIC teniendo en


cuenta los objetivos y contenidos de la educación primaria.

— Contribuye con la evaluación de los recursos físicos y tecnológicos en función de


la articulación de estos con las prácticas educativas.

Participación y convivencia

—Promueve la participación de la familia en el proceso de formación de los


estudiantes y el fortalecimiento de la Escuela de padres

—Participa en la construcción de los acuerdos de convivencia al interior de la


institución.

—Construye estrategias para la resolución pacífica de conflictos entre los


estudiantes, teniendo como referente el manual de convivencia de la institución.

—Promueve entre los estudiantes la participación en el Consejo Estudiantil, el


gobierno escolar y la Personería Estudiantil.

Proyección a la comunidad

—Propone la realización de actividades extracurriculares en la institución que


favorecen el desarrollo de la comunidad educativa.

—Vincula en el proceso de enseñanza-aprendizaje el conocimiento del entorno que


rodea al estudiante.

— Apoya la implementación de la estrategia de la institución para relacionar-se con


las diferentes instituciones orientadas a la atención comunitaria y que promueven el
desarrollo de actividades educativas.

Prevención de riesgos

—Participa en la identificación de riesgos físicos y psicosociales de los estudiantes


de primaria para incluirlos en el manual de gestión del riesgo de la institución.

— Propone acciones de seguridad para que se incluyan en el manual de gestión del


riesgo de la institución, que favorezcan la integridad de los estudiantes.

19. Docentes de área

Empleo: Docente

Cargo: Docente de área

Cargo del superior inmediato: rector o director rural

Función principal:

—El docente debe responder por la formación integral y los procesos de


enseñanza-aprendizaje de los niños en las áreas de conocimiento de la educación
básica y media definidas en la Ley 115 de 1994, en los que debe considerar:

—La incorporación progresiva de los conocimientos disciplinares.

—La capacidad de aprendizaje autónomo y cooperativo.

—La formación ética y en valores.

—El desarrollo de las competencias sociales y de convivencia ciudadana.

Descripción de las funciones esenciales:

Áreas de gestión. Competencias. Funciones.

Directiva. Direccionamiento estratégico y horizonte institucional. Funciones

—Participa en los procesos de seguimiento y evaluación de la planeación


institucional y de los procesos que se derivan de ella.

Académica. Dominio conceptual


—Domina y actualiza los conceptos que fundamentan el área de conocimiento en la
que se desempeña.

—Estructura en forma pertinente los conceptos disciplinares en el marco del


proceso enseñanza-aprendizaje, de acuerdo con los referentes de calidad,
estándares básicos de competencias y demás lineamientos y orientaciones de
calidad emitidos por el Ministerio de Educación Nacional.

—Facilita la reflexión y aplicación práctica de los conceptos disciplinares en


situaciones de aula y escenarios vinculados a las experiencias cotidianas de los
estudiantes.

Planeación y organización académica

—Planifica los procesos de enseñanza-aprendizaje teniendo en cuenta los objetivos


de la educación básica secundaria y media, los estándares básicos de
competencias y demás lineamientos y orientaciones de calidad emitidos por el
Ministerio de Educación Nacional.

—Organiza la enseñanza de nociones disciplinares teniendo en cuenta el


aprendizaje conceptual y significativo.

—Conoce e informa sobre las instancias, procedimientos y mecanismos de


atención y resolución de reclamaciones de padres de familia y estudiantes sobre la
evaluación y promoción.

Didáctica

—Construye ambientes de aprendizaje que fomenten el aprendizaje autónomo y


cooperativo en los estudiantes.

—Diseña estrategias didácticas que apoyen el desarrollo de la reflexión, integración


y aplicación de conceptos disciplinares.

—Prepara actividades formativas que permitan relacionar los conceptos


disciplinares con las experiencias previas de los estudiantes,

Seguimiento y evaluación del aprendizaje

— Participa en el proceso de análisis y seguimiento del desempeño escolar de los


estudiantes que se desarrollan en los comités de evaluación y promoción.

—Evalúa teniendo en cuenta un enfoque integral flexible y formativo.

-Elabora instrumentos de evaluación del aprendizaje según los objetivos del grado y
las competencias del ciclo.
—Fomenta la autoevaluación en los estudiantes como mecanismo de seguimiento
de su aprendizaje.

—Diseña e implementa estrategias de apoyo necesarias para resolver situaciones


pedagógicas pendientes de los estudiantes (altos y bajos desempeños).

-Mantiene informados a los estudiantes y padres de familia o acudientes de la


situación personal y académica (registro escolar, disciplina, inasistencias,
constancias de desempeño, entre otras.

Administrativa y financiera. Apoyo a la gestión académica

—Participa en los procesos de matrícula y administración de las carpetas de los


estudiantes para asegurar el buen funcionamiento de la institución.

—Elabora boletines de desempeño escolar para fortalecer el proceso de


retroalimentación con los estudiantes y los padres; así como su involucramiento en
la formación de sus hijos.

Administración de la planta física y de los recursos

—Contribuye a que la institución reúna y preserve condiciones físicas e higiénicas


satisfactorias.
—Utiliza los recursos tecnológicos y de apoyo pedagógico de la institución para el
desarrollo de su práctica en el aula.

—Propone y justifica la integración de nuevos recursos a la institución que


potencian la práctica pedagógica en el aula.

—Aprovecha y explora continuamente el potencial didáctico de las TIC teniendo en


cuenta los objetivos y contenidos de la educación secundaria y media.

—Contribuye con la evaluación de los recursos físicos y tecnológicos en función de


la articulación de estos con las prácticas educativas.

Participación y convivencia

-Promueve la participación de la familia en el proceso de formación de los


estudiantes y el fortalecimiento de la Escuela de padres

—Construye estrategias para la resolución pacífica de conflictos entre los


estudiantes, teniendo como referente el manual de convivencia de la institución.

—Promueve entre los estudiantes la participación en el Consejo Estudiantil, el


gobierno escolar y la personería estudiantil.
Proyección a la comunidad

-Propone la realización de actividades extracurriculares en la institución que


favorecen el desarrollo de la comunidad educativa.

—Vincula en el proceso de enseñanza-aprendizaje el conocimiento del entorno que


rodea al estudiante.

-Apoya la implementación de la estrategia de la institución para relacionarse con las


diferentes instituciones orientadas a la atención comunitaria y que promueven el
desarrollo de actividades educativas.

Prevención de riesgos

—Participa en la identificación de riesgos físicos y psicosociales de los estudiantes


de secundaria para incluirlos en el manual de gestión del riesgo de la institución.

—Propone acciones de seguridad para que se incluyan en el manual de gestión del


riesgo de la institución, que favorezcan la integridad de los estudiantes.

Competencias comportamentales Liderazgo y motivación al logro.

Orienta e inspira permanentemente a los diferentes estamentos de la comunidad


educativa en el establecimiento, acción y seguimiento oportuno de metas y
objetivos del proyecto educativo institucional y en general con las actividades de la
institución, dando retroalimentación oportuna e integrando las opiniones de los otros
para asegurar efectividad a largo plazo.

Sensibilidad. Percibe y se motiva ante las necesidades de las personas con quienes
interactúa y procede acorde con dichas necesidades.

Comunicación asertiva

Escucha a los demás y expresa las ideas y opiniones de forma clara, usa el lenguaje
escrito y/o hablado de forma asertiva y logra respuestas oportunas y efectivas de
sus interlocutores para alcanzar los objetivos que beneficien a la comunidad
educativa en todas sus formas de composición y organización.

Trabajo en equipo

Participa en actividades de equipo y promueve acciones e iniciativas que estimulen


la cooperación efectiva y la participación productiva entre los integrantes de la
comunidad educativa.

Negociación y mediación

Identifica los conflictos y promueve la resolución pacífica de estos, con el fin de


propiciar un clima de entendimiento y reconocimiento de las diferencias.

20. Docentes líderes de apoyo

Función principal:

Desarrollar su actividad académica a través de proyectos pedagógicos y otras


actividades de apoyo para la formación integral de los estudiantes, relacionadas con
la orientación y convivencia escolar; el fortalecimiento de competencias
matemáticas, comunicativas y científicas; las áreas transversales de enseñanza
obligatoria; uso como espacio pedagógico del bibliobanco de textos, las bibliotecas
y el material educativo para desarrollar proyectos de oralidad, escritura y lectura; el
desarrollo de proyectos de mejoramiento de la calidad educativa; la aplicación de
modelos pedagógicos flexibles para la prestación del servicio educativo; y las
necesidades que surjan de la puesta en marcha de los planes de estudio y los
proyectos educativos institucionales.

Igualmente, son responsables de las demás actividades curriculares


complementarias que les sean asignadas por el rector o director rural en el marco
del Proyecto Educativo Institucional del establecimiento educativo.

21.Docente líder de apoyo para el fortalecimiento de competencias

Identificación del cargo: Docente líder de apoyo.


Cargo: Docente líder de apoyo para el fortalecimiento de competencias en
matemáticas, ciencias naturales, ciencias sociales, lengua castellana, idioma
extranjero inglés, educación física y educación artística.

Cargo del superior inmediato: rector o director rural.

Función principal:

Dinamizar los procesos pedagógicos y las reflexiones sobre la práctica pedagógica,


para apoyar la revisión del currículo y del plan de estudios de los establecimientos
educativos (EE); a partir de lo cual integre una estrategia que puede desarrollar
mediante proyectos pedagógicos, en la que articule la acción de los docentes del
EE, para así apoyar el desarrollo de las competencias básicas de los estudiantes en
matemáticas o lenguaje o ciencias naturales o inglés o artística o educación física,
según sea el área de desempeño del docente.

— Apoyar técnicamente al Consejo Académico y al Comité de Evaluación y


Promoción del EE, en los componentes pedagógico, didáctico y de evaluación de
los procesos de enseñanza y aprendizaje del área de desempeño del docente.

— Cumplir la asignación académica y el trabajo directo con estudiantes; así como


desarrollar actividades curriculares complementarias de la función educativa,
definidas en el Decreto Ley 1278 de 2002 o Estatuto de Profesionalización Docente
y el Decreto 1075 de 2015 o Decreto Único del Sector Educativo.

Funciones principales:

1. Acercarse y apropiarse de las características del contexto del


establecimiento de Jornada Única.

2. Apoyar a los directivos docentes y liderar la consolidación de los procesos


pedagógicos que debe desarrollar, en coherencia con los referentes,
lineamientos y orientaciones del MEN.

3. Apoyar a los directivos docentes y liderar la ruta de resignificación del


proyecto educativo del establecimiento de Jornada Única.

4. Dinamizar con los maestros del establecimiento de Jornada Única la


implementación del proceso de consolidación pedagógica y la ruta de
resignificación del PEI avaladas por los consejos Académico y Directivo.

5. Apoyar a los docentes en la adaptación e implementación del proceso de


consolidación pedagógica según sus áreas de desempeño.

6. Definir en trabajo conjunto con los coordinadores de los espacios de trabajo


con los docentes, sea por áreas o de manera individual para retroalimentar el
trabajo que están desarrollando.
7. Desarrollar con los estudiantes a su cargo el proyecto pedagógico definido
para su área de desempeño.

8. Asumir la asignación académica, según su área de desempeño y en


coherencia con las normas vigentes.

9. Profundizar y reforzar el conocimiento pedagógico disciplinar de las áreas de


matemáticas, lenguaje, ciencias (naturales y sociales) o inglés, en
articulación con los proyectos pedagógicos.

10. Articular el trabajo pedagógico con docentes pares de su área, docentes de


apoyo pedagógico o docentes en las demás áreas.

11. Promover y apoyar las revisiones y ajustes al plan de estudios del área a
cargo y asesorar el ajuste de las demás áreas del plan de estudios con el
mismo enfoque de proyectos.

12. Apoyar las reuniones de profesores o de dirección de grupo, cuando sea


necesario en el marco de los proyectos pedagógicos desarrollados.

13. Promover el uso de recursos y TIC en el EE que cualifique los desarrollos del
área (matemáticas, lenguaje, inglés, educación artística, educación física o
ciencias).
14. Proponer ante el Consejo Académico los ajustes que por efecto de sus
propuestas en el desarrollo de proyectos pedagógicos sea necesario
introducir.

15. Acompañar en el Comité de Evaluación y Promoción los procesos de


evaluación de los aprendizajes de los estudiantes según condiciones y
enfoques propuestos en el sistema institucional de evaluación.

16. Desarrollar actividades con organismos o instituciones del sector que incidan
directa o indirectamente en la educación de los estudiantes, en el desarrollo de los
proyectos pedagógicos y en el Comité Escolar de Convivencia Escolar.

17. Liderar los procesos de evaluación externa censal que establezca el Ministerio
de Educación en las áreas de matemáticas, lenguaje educación artística, educación
física, inglés o ciencias, y el análisis y uso potencial de los resultados.

18. Promover el uso pedagógico de los resultados de las evaluaciones externas


censales.

19. Realizar las actividades complementarias de la jornada única que sean


requeridas por el rector.

Descripción de las funciones esenciales: Áreas de gestión. Competencias.


Funciones:

Directiva. Direccionamiento estratégico y horizonte institucional

—Apoya la formulación, revisión y actualización del Proyecto Educativo Institucional


(PEI), del Plan Operativo Anual (POA), del Plan de Mejoramiento Institucional (PMI)
y del Sistema Institucional de Evaluación (SIE).

—Domina la conceptualización del mejoramiento institucional, como la ruta para el


mejoramiento institucional (Guía 34).

— Participa en planes de mejoramiento sustentados desde los estándares


básicos de competencias, las necesidades del contexto y la comunidad, los
objetivos descritos en el PEI de la institución y los proyectos pedagógicos de área y
transversales.

Académica. Dominio conceptual

—Domina y comprende a nivel conceptual, pedagógico y práctico los están-dares


básicos de competencias y los demás referentes de calidad.

—Plantea proyectos pedagógicos en los que puede articular varias áreas


fundamentales alrededor de temas de interés de los estudiantes a partir de las
competencias propias de su área.

—Plantea un proyecto pedagógico con todos sus componentes y fases, incluyendo


los aportes de los estudiantes.

—Responde de manera precisa y completa a las preguntas de los estudiantes


acerca de diferentes aspectos del proyecto.

Planeación organización académica

—Desarrolla, usa y aplica saberes, habilidades y destrezas y conoce herramientas


para planear el proceso educativo tanto en aula como en la institución educativa.

—Identifica con los docentes pares avances y necesidades de profundización y


refuerzo de los estudiantes para plantear actividades que respondan al análisis
realizado.

—Propone y desarrolla actividades de práctica y profundización en el aula para los


distintos niveles de enseñanza en articulación con los docentes pares del EE.

—En el marco de los proyectos pedagógicos identifica el interés de los estudiantes,


lo convierte en uno de interés común y luego se establece como "el problema por
solucionar" o el objeto de trabajo para el año académico.

—Planea su gestión basado en el desarrollo de proyectos dentro de su disciplina y


que pueden integrar otras áreas, de manera que se fortalezca la respuesta que el
proyecto pedagógico brinda a la solución del problema o del objeto de trabajo que lo
origina.

— Crea módulos de formación para los colegas menos experimentados y ejecuta


programas de desarrollo docente.

— Observa, retroalimenta, comparte y permite la observación por parte de los


colegas que están enseñando en diversos niveles.

—Genera escenarios que ofrecen la oportunidad de observación de clase entre


pares.

Didáctica

—Desarrolla prácticas, contenidos situaciones de aula y lenguaje acordes con el


nivel de desarrollo físico y cognitivo de los estudiantes y del ciclo educativo de
trabajo.

—Muestra capacidad para identificar los intereses de los estudiantes y convertirlos


en temáticas de proyectos pedagógicos.
—Comprende la dimensión del proyecto que construye con los estudiantes y
consolida con los docentes pares los apoyos conceptuales puntuales que requiere.

— Desarrolla las actividades que resulten más motivantes y retadoras para los
estudiantes, orientadas a solucionar el problema identificado en el proyecto
pedagógico.

—Crea diferentes escenarios que fomenten el aprendizaje colaborativo.

—Crea actividades, tareas y materiales para el uso en clase y genera espacios de


retroalimentación de los mismos.

—Define líneas de trabajo pertinentes para los estudiantes en el desarrollo del


proyecto pedagógico y asigna tareas por equipos que incentiven su capacidad de
logro.

Evaluación de los aprendizajes

-Conoce el uso, formas y tipos de evaluación para retroalimentar su trabajo,


el proceso de enseñanza-aprendizaje y a sus estudiantes.

—Implementa procesos de evaluación diagnóstica, formativa y sumativa que


garanticen el mejoramiento continuo de los procesos de enseñanza-aprendizaje.

— Evalúa de manera articulada con los docentes de las áreas involucradas en el


proyecto pedagógico el logro de los objetivos propuestos y las competencias de los
estudiantes para desarrollarlo.

-Retroalimenta los productos que elaboren los estudiantes en cada una de las fases
y líneas de trabajo del proyecto pedagógico.

—Hace seguimiento al desempeño individual de los estudiantes con el fin de


plantear acciones efectivas para cada uno de ellos en articulación con los docentes
de las áreas involucradas en los proyectos pedagógicos.

Prácticas pedagógicas

—Diseña una estrategia articulada al PEI para que los estudiantes reflexionen y
transformen estereotipos y prejuicios mediante la incorporación en los proyectos
pedagógicos de comportamientos y prácticas interculturales.

—Desarrolla espacios de aprendizaje en espacios naturales y fuera del aula para


propiciar nuevas experiencias, aprendizajes sociales y conocimientos del medio
ambiente que los rodea.

—Propone actividades que desarrollan la capacidad de los estudiantes para


analizar y discutir las similitudes y diferencias sociales y culturales.
Administrativa y financiera. Apoyo a la gestión académica.

— Define los requerimientos académicos del proyecto pedagógico para garantizar


su implementación durante todo el año académico y su articulación con los
desempeños de las demás áreas que involucra el proyecto.

— Elabora boletines de desempeño de los estudiantes en relación con su


participación en el proyecto pedagógico y coordina con los demás docentes su
evaluación.

Administración de la planta física y de los recursos

—Usa creativamente los recursos de la institución para articularlos en sus prácticas


de aula y generar actividades motivadoras en el desarrollo de los proyectos
pedagógicos.

—Propone y justifica la integración de nuevos recursos a la institución que


potencian la práctica pedagógica en el aula.

—Incorpora las TIC en el desarrollo de los proyectos pedagógicos y potencia el


desempeño de los estudiantes con las TIC a favor de las tareas del proyecto.

—Contribuye con la evaluación de los recursos físicos y tecnológicos en función de


la articulación de estos con las prácticas educativas.

Participación y convivencia

—Apoya la estrategia de resolución de conflictos de la institución y promueve la


aceptación y comprensión de las normas de convivencia en los estudiantes.

—Apoya el diseño e implementación de una estrategia para conocer a los


estudiantes y sus familias en convivencia.

Proyección a la comunidad

—Involucra a los miembros de la comunidad educativa y otras instituciones del


entorno en el proceso formativo de estudiantes y en particular en el desarrollo y
aplicación de los proyectos pedagógicos.

—Propone la realización de actividades extracurriculares en la institución que


favorecen el desarrollo de la comunidad educativa.

Competencias comportamentales

Liderazgo y motivación al logro.


—Orienta, inspira y mueve a la acción a los diferentes estamentos de la comunidad
educativa en el establecimiento, acción y seguimiento oportuno de metas y
objetivos del proyecto educativo institucional y el proyecto pedagógico que lidera, y
en general a las actividades de la institución.

— Retroalimenta oportuna y de manera positiva a cada estudiante para


asegurar efectividad en el logro de sus procesos de aprendizaje y en el resultado del
proyecto.

—Demuestra capacidad para involucrar y motivar a los estudiantes a desarrollar el


proyecto en todas sus etapas como una oportunidad de aprendizaje significativo.

—Demuestra capacidad para lograr resultados de los proyectos pedagógicos que


formula y lidera, de manera que motiva a los estudiantes a plantear modificaciones
en estrategias, procesos o herramientas para lograr los objetivos.

Sensibilidad

—Percibe y se motiva ante las necesidades de las personas con quienes interactúa
y procede acorde con dichas necesidades.

—Demuestra capacidad para identificar el nivel de compromiso e interés de los


estudiantes hacia el proyecto pedagógico y construye conjuntamente con los
estudiantes su participación en el mismo.
—Tiene habilidad para identificar las diversas capacidades de cada uno de los
estudiantes y considerarlas en la asignación de las tareas y líneas de trabajo del
proyecto pedagógico.

Comunicación asertiva

—Escucha a los demás y expresa las ideas y opiniones de forma clara, usa el
lenguaje escrito y/o hablado de forma asertiva y logra respuestas oportunas y
efectivas de sus interlocutores para alcanzar los objetivos que beneficien a la
comunidad educativa en todas sus formas de composición y organización.

—En el marco del proyecto pedagógico, demuestra capacidad para atender los
intereses y rechazos de los estudiantes hacia la propuesta del proyecto y para
argumentar las decisiones que se tomen frente al mismo.

— Es oportuno, directo y respetuoso para hacer los llamados de atención a los


estudiantes por su comportamiento en relación con los pactos de convivencia
acordados.

Trabajo en equipo

—Participa en actividades de equipo y promueve acciones e iniciativas que


estimulen la cooperación efectiva y la participación productiva entre los integrantes
de la comunidad educativa.

—Demuestra capacidad para establecer redes de apoyo que le permitan obtener de


docentes de otras áreas las respuestas a las inquietudes y preguntas que surjan en
el desarrollo del proyecto pedagógico.

—Posee capacidad para coliderar el proyecto pedagógico con grupos de


estudiantes.

Negociación y mediación.

— Identifica los conflictos y promueve la resolución pacífica de estos, con el fin


de propiciar un clima de entendimiento y reconocimiento de las diferencias.

— Demuestra capacidad para construir con los estudiantes las normas y acuerdos
de comportamiento que se requieren para desarrollar los proyectos.

—Posee capacidad para construir con los estudiantes acciones de reparación


cuando se afecten los derechos de alguno de ellos.

— Tiene capacidad para aclarar los alcances de las responsabilidades y


obligaciones de cada uno en las etapas del proyecto pedagógico.

22. Docente líder de apoyo para el fortalecimiento de competencias en


educación física

Funciones principales:

1. Además de las funciones principales asociadas al perfil de docente como


líder de apoyo para el fortalecimiento de competencias, este docente debe:

2. Liderar procesos pedagógicos que garanticen el adecuado desarrollo motriz


de los niños, niñas y adolescentes (NNA).

3. Fomentar el cuidado del cuerpo y la salud por medio de actividades


corporales.

4. Fortalecer el desarrollo de las capacidades físicas mediante actividades


recreo-deportivas.

5. Garantizar un adecuado diagnóstico para la detección de dificultades de tipo


motriz y físico en NNA.

6. Implementar planes de acción para mejorar patrones básicos de movimiento,


habilidades y físicas en NNA con necesidades especiales.
7. Facilitar espacios de interacción social y concertación dentro de los espacios
establecidos para el desarrollo de los proyectos deportivos o de educación
física.

8. Desarrollar proyectos recreo-deportivos para fomentar el aprovechamiento


del tiempo libre, el ocio y la recreación.

9. Promover el cultivo personal desde la realidad corporal del ser humano.

10. Crear estrategias de proyectos pedagógicos transversales para la promoción


de estilos de vida saludables.

Propósito principal:

—Dinamiza la definición de los proyectos pedagógicos en educación inicial a partir


de los gustos, características y particularidades de las niñas y los niños y los
contextos en los que se desenvuelven.

—Promueve la definición de estrategias articuladas de los docentes de educación


inicial y la básica primaria, especialmente de primero, con el fin de favorecer la
transición de las niñas y los niños desde el inicio de su proceso educativo.

—Genera espacios de planeación conjunta entre los maestros y maestras de


educación inicial y primero de primaria.
—Promueve espacios de reflexión y revisión del currículo propuesto para la
educación inicial de conformidad con los referentes técnicos emitidos para la
educación inicial y el grado de transición.

—Promueve, define y coordina los espacios de trabajo con las niñas y los niños de
manera complementaria con otros profesionales; maestros de educación artística
(danzas, artes escénicas y música y educación física).

—Apoya técnicamente al Consejo Académico y al Comité de Evaluación y


Promoción del EE, en los componentes pedagógico, didáctico y de evaluación de
los procesos de enseñanza y aprendizaje del área desempeño del docente.

—Cumplir la asignación académica y trabajo directo con las niñas y los niños; así
como desarrollar actividades curriculares complementarias enfocadas a promover
su desarrollo integral.

-Apoya la coordinación la implementación de la educación inicial en el marco de la


atención integral de las niñas y los niños en primera infancia en los establecimientos
educativos.

Otras funciones:

1. Acercarse y apropiarse de las características del contexto del EE de JU.


2. Apoyar a los directivos docentes y liderar la consolidación de los procesos
pedagógicos que debe desarrollar el EE de JU, en coherencia con los referentes,
lineamientos y orientaciones para la educación inicial y el grado de transición
emitidos por el MEN.

3. Apoyar a los directivos docentes y liderar la ruta de resignificación del proyecto


educativo en jornada única.

4. Apoyar y orientar la definición del proyecto pedagógico de educación inicial.

5. Dinamizar con los maestros de educación inicial la implementación de los


referentes técnicos emitidos por el Ministerio de Educación.

6. Visibilizar en el PEI la importancia de la educación inicial en el proceso educativo


de las niñas y los niños y de generar procesos que promuevan la transición
armónica de las niñas y los niños en el entorno educativo.

7. Definir en trabajo conjunto con los coordinadores del EE los espacios de trabajo
con los docentes, sea por áreas, grados, o de manera individual para retroalimentar
el trabajo que están desarrollando.

8. Desarrollar con las niñas y los niños los procesos pedagógicos que se definan
para su área de desempeño.
9. Asumir la asignación académica según su área de desempeño y en coherencia
con las normas vigentes.

10.Profundizar y reforzar el conocimiento pedagógico disciplinar en didácticas


flexibles, desarrollo infantil, áreas artísticas y del lenguaje y otros aspectos que se
consideren pertinentes para la atención de las niñas y los niños en primera infancia
en coherencia con las orientaciones emitidas por el Ministerio de Educación sobre
articulación con los proyectos pedagógicos.

1 1. Articular el trabajo pedagógico con docentes pares de su área, docentes de


apoyo pedagógico o docentes de las demás áreas.

12.Promover y apoyar las revisiones y ajustes al plan de estudios del área a cargo y
asesorar el ajuste de las demás áreas del plan de estudios.

13.Apoyar las reuniones de profesores o de dirección de grupo cuando sea


necesario, en el marco de los proyectos pedagógicos desarrollados.

14.Promover el uso de productos de apoyo que garanticen la inclusión de todas las


niñas y los niños.

15.Proponer ante el Consejo Académico los ajustes que por efecto de sus
propuestas en el desarrollo de proyectos pedagógicos sea necesario introducir.
16.Acompañar en el Comité de Evaluación y Promoción los procesos de evaluación
de los aprendizajes de las niñas y los niños según las orientaciones definidas por el
Ministerio, las características de las niñas y los niños y los contextos donde se
desenvuelven.

17.Promover la articulación de acciones con otras instituciones del orden territorial


enfocada a garantizar los derechos fundamentales de las niñas y los niños, actuar
de manera oportuna y pertinente en las situaciones que representen riesgo o
vulneración y brindar apoyos complementarios para su desarrollo integral.

18.Desarrollar actividades con organismos o instituciones del sector que incidan


directa o indirectamente en la educación de las niñas y los niños, en el desarrollo de
los proyectos pedagógicos y en el Comité Escolar de Convivencia Escolar.

19. Realizar las actividades complementarias de la jornada única que sean


requeridas por el rector.

Descripción de las funciones esenciales:

Áreas de gestión. Competencias. Funciones.

Directiva. Direccionamiento estratégico y horizonte institucional

— Participa en los procesos de seguimiento y evaluación de la planeación


institucional y de los procesos que se derivan de ella.

— Participa en la construcción de las orientaciones y lineamientos académicos


y pedagógicos de la institución, de acuerdo con las características de las niñas y los
niños de primera infancia y conforme a los planteamientos del Proyecto Educativo
Institucional, el Plan Operativo Anual, los objetivos institucionales.

Académica. Dominio conceptual

—Conoce y domina saberes referidos al desarrollo integral de las niñas y los niños
de primera infancia y la importancia de generar procesos pedagógicos oportunos y
pertinentes que respondan a las particularidades de las niñas y los niños como
aspectos fundamentales de la planeación pedagógica para establecer relación con
los procesos de enseñanza y aprendizaje.

-Conoce y domina los referentes pedagógicos definidos por el Ministerio de


Educación para la educación inicial y el grado de transición.

—Participa en la reflexión, construcción y definición de currículos flexibles para la


educación inicial teniendo en cuenta la realidad contextual y la diversidad.

Planeación y organización académica


-Planea, implementa y hace seguimiento a las acciones pedagógicas y de cuidado
llevadas a cabo con las niñas y los niños orientadas a la promoción del desarrollo
infantil, en coherencia con su proyecto pedagógico y las orientaciones pedagógicas
nacionales y territoriales de educación inicial.

—Planifica actividades pedagógicas que promueven la participación activa y


significativa de las niñas y los niños y sus familias.

-Promueve interacciones significativas de las niñas y los niños con sus pares y
diversos miembros de la comunidad educativa.

—Caracteriza y reconoce la historia de vida de las niñas y los niños que conforman
el grupo con el fin de identificar sus gustos, intereses y necesidades.

Didáctica

—Elabora y adapta material pedagógico y didáctico pertinente para las niñas y los
niños y las experiencias pedagógicas que se promueven. La generación de
ambientes pedagógicos en las niñas y los niños de primera infancia y la importancia
de generar procesos pedagógicos oportunos y pertinentes que respondan a las
particularidades de las niñas y los niños como aspectos fundamentales de la
planeación pedagógica para establecer relación con los procesos de enseñanza y
aprendizaje.
—Conoce y domina los referentes pedagógicos definidos por el Ministerio de
Educación para la educación inicial y el grado de transición.

—Participa en la reflexión, construcción y definición de currículos flexibles para la


educación inicial teniendo en cuenta la realidad contextual y la diversidad.

—Planea, implementa y hace seguimiento a las acciones pedagógicas y de cuidado


orientadas a la promoción del desarrollo infantil, en coherencia con el proyecto
pedagógico y las orientaciones pedagógicas nacionales y territoriales de educación
inicial.

— Planifica actividades pedagógicas que promueven la participación activa y


significativa de las niñas y los niños y sus familias.

— Promueve interacciones significativas de las niñas y los niños con sus pares y los
diversos miembros de la comunidad educativa.

—Caracteriza y reconoce la historia de vida de las niñas y los niños con el fin de
identificar sus gustos, intereses y necesidades.

Didáctica

— Elabora y adapta material pedagógico y didáctico pertinente para las niñas y los
niños y las experiencias pedagógicas que se promueven. La generación de
ambientes pedagógicos en los que sean felices, juegue, interactúen, compartan,
expresen, creen, construyan, conozcan y exploren el mundo que les rodea.

—Construye e implementa estrategias pedagógicas que promueven el desarrollo


integral de las niñas y los niños en concordancia con el proyecto pedagógico y
articulado con el PEI.

Seguimiento y evaluación del aprendizaje

—Realiza procesos de evaluación del seguimiento al desarrollo, aprendizaje


teniendo en cuenta el seguimiento y la evaluación con un enfoque integral, flexible y
formativo.

— Toma como referencia para los procesos de seguimiento al desarrollo los


aprendizajes establecidos en las orientaciones pedagógicas definidas para
educación inicial y el grado de transición.

—Elabora instrumentos de seguimiento al desarrollo de las niñas y los niños de


acuerdo con el sentido e intencionalidad de la educación inicial y el grado de
transición.

—Mantiene comunicación directa con los padres y madres o acudientes de las


niñas y los niños para informarles sobre el proceso pedagógico que se lleva a cabo
con las niñas y los niños y brindarles recomendaciones para el hogar.

Administrativa y financiera. Apoyo a la administración académica

— Participa en los procesos de administración financiera. Apoyo a la matrícula y


administración de las carpetas de las niñas y de la gestión académica de los niños
para asegurar el buen funcionamiento de la institución.

—Elabora informes pedagógicos para fortalecer el proceso de retroalimentación


con las familias y su involucramiento en el proceso educativo de las niñas y los
niños.

—Participa activamente en encuentros periódicos para la reflexión sobre el


quehacer pedagógico con otros actores claves de la comunidad educativa donde se
fortalece su trabajo en relación con las niñas, los niños y sus familias o cuidadores.

Administración de la planta física y de los recursos

—Contribuye a que la institución reúna y preserve condiciones físicas e higiénicas


satisfactorias.

—Utiliza los recursos tecnológicos y de apoyo pedagógico de la institución para el


desarrollo de su práctica en el aula.
—Propone y justifica la integración de nuevos recursos a la institución que
potencian la práctica pedagógica en el aula.

—Contribuye con la evaluación de los recursos físicos y tecnológicos en función de


la articulación de estos con las prácticas educativas.

Participación y convivencia

— Promueve la participación de la familia en el proceso educativo de las niñas y los


niños, el fortalecimiento de la escuela de padres y otros espacios y canales de
comunicación e interacción que permitan la articulación de acciones.

—Participa en la construcción de los acuerdos de convivencia en el interior de la


institución.

—Construye estrategias favorables para la resolución de conflictos entre los niños y


niñas, teniendo como referente el manual de convivencia de la institución.

— Promueve la participación activa de las niñas y los niños en la construcción y


definición del manual de convivencia y las diferentes pautas que se establezcan en
el aula.

—Implementa acciones de cuidado con las niñas y los niños, que promueven el
bienestar, la seguridad y el buen trato.

Proyección a la comunidad

— Propone la realización de actividades complementarias o extracurriculares en la


institución que favorecen el desarrollo de la comunidad educativa y potencian el
desarrollo de las niñas y los niños.

—Vincula en el proceso de enseñanza-aprendizaje el conocimiento del entorno y


contexto en el que se desenvuelven las niñas y los niños.

— Propone y participa en proyectos educativos relacionados con la educación


inicial y específicamente con el grado de transición conjuntamente con las
instituciones de la comunidad.

Prevención de riesgos

—Participa en la identificación de riesgos físicos y psicosociales de los niños y las


niñas para incluirlos en el manual de gestión del riesgo de la institución.

—Propone acciones de seguridad para que se incluyan en el manual de gestión del


riesgo de la institución, que favorezcan la integridad de los niños y las niñas.
23. Docente líder de apoyo para el fortalecimiento
de competencias comunicativas en inglés como lengua extranjera

Descripción de las funciones esenciales:

Directiva. Direccionamiento estratégico y horizonte institucional.

— Apoya la formulación, revisión y actualización del Proyecto Educativo


Institucional (PEI), del Plan Operativo Anual (POA), del Plan de Mejoramiento
Institucional (PMI), y del Sistema Institucional de Evaluación (SIE).

— Domina la conceptualización del mejoramiento institucional, como la ruta para el


mejoramiento institucional (Guía 34).

—Participa en planes de mejoramiento sustentados desde los estándares básicos


de competencias, las necesidades del contexto y la comunidad, los objetivos
descritos en el PEI de la institución y los proyectos pedagógicos de área y
transversales.

Académica. Dominio conceptual

— Domina y comprende a nivel conceptual, pedagógico y práctico los


estándares básicos de competencias y los demás referentes de calidad.
—Puede elaborar un proceso de aprendizaje a partir de estos referentes oficiales de
calidad para la enseñanza del inglés.

—Su dominio pedagógico y disciplinar le permite plantear proyectos pedagógicos


en los que puede articular varias áreas fundamentales alrededor de temas del
interés de los estudiantes a fin de generar un escenario pertinente para el
aprendizaje del inglés como segunda lengua.

— Puede plantear un proyecto pedagógico con todos sus componentes y fases,


incluyendo los aportes de los estudiantes para el aprendizaje del inglés.

-Puede dar correctos modelos de la forma del lenguaje y su uso, para todos los
niveles del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER)
excepto en C "Usuario competente" C2 "Maestría".

—Puede reconocer y comprender el problema del idioma que un estudiante


presenta.

—Puede dar respuestas a las preguntas sobre el idioma que sean apropiadas para
el nivel que se esté desarrollando, salvo en C2.

—Puede explicar las diferencias sutiles de la forma, significado y uso en las bandas
A "Usuario básico" (Al "Acceso" - A2 "Plataforma") y B "Usuario independiente" (B1
"Intermedio" -B2 "Intermedio alto") del MCER.
Planeación y organización académica

—Desarrolla, usa y aplica saberes, habilidades y destrezas, y conoce herramientas


para planear el proceso educativo tanto en aula como en la institución educativa.

—Diseña tareas que garanticen el aprovechamiento del potencial lingüístico y


comunicativo de los materiales.

—En el marco de los proyectos pedagógicos, identifica el interés de los estudiantes,


lo convierte en uno de interés común y luego se establece como el problema por
solucionar o el objeto de trabajo para el año académico.

—Planea su gestión con un modelo de integración basado en el desarrollo de


proyectos dentro de su disciplina y que puede integrar otras áreas para fortalecer la
respuesta que el proyecto pedagógico brinda a la solución del problema o del objeto
de trabajo que lo origina.

—Crea módulos de formación para los colegas menos experimentados y ejecuta


programas de desarrollo docente.

-Observa, retroalimenta, comparte y permite la observación por parte de los colegas


que están enseñando en diversos niveles.

-Genera espacios que ofrecen la oportunidad de observación de clase entre pares.

Didáctica

—Desarrolla prácticas con situaciones de aula y lenguaje acordes con el nivel de


desarrollo físico y cognitivo de los estudiantes y del ciclo educativo de trabajo.

—Muestra capacidad para identificar los intereses de los estudiantes y convertirlos


en temáticas de proyectos pedagógicos para el aprendizaje del inglés.

—Comprende la dimensión del proyecto que construye con los estudiantes y


consolida con los docentes pares los apoyos conceptuales puntuales que requiere.

—Desarrolla las actividades que resulten más motivantes y retadoras para los
estudiantes, orientadas a solucionar el problema identificado en el proyecto
pedagógico.

— Crea diferentes escenarios que fomenten el aprendizaje colaborativo.

— Crea actividades, tareas y materiales para el uso en clase y puede generar


espacios de retroalimentación de los mismos.
—Define líneas de trabajo pertinentes para los estudiantes en el desarrollo del
proyecto pedagógico y asigna tareas por equipos que incentiven su capacidad de
logro para el aprendizaje del inglés.

Evaluación del aprendizaje

—Conoce el uso, formas y tipos de los aprendizajes de evaluación con las que
cuenta para retroalimentar su trabajo, el proceso de enseñanza-aprendizaje y a sus
estudiantes.

—Implementa procesos de evaluación diagnóstica, formativa y sumativa que


garanticen el mejoramiento continuo de los procesos de enseñanza-aprendizaje.

—Evalúa de manera articulada con los docentes de las áreas involucradas en el


proyecto pedagógico el logro de los objetivos propuestos y las competencias de los
estudiantes para desarrollarlo.

—Retroalimenta los productos que elaboren los estudiantes en cada una de las
fases y líneas de trabajo del proyecto pedagógico.

—Hace seguimiento al desempeño individual de los estudiantes para plantear


acciones efectivas para cada uno de ellos en articulación con los docentes de las
áreas involucradas en los proyectos pedagógicos.

—Aplica criterios del Modelo Común Europeo de Referencia para las Lenguas
(MCER) con el fin de evaluar competencias y habilidades comunicativas de los
estudiantes y adicionalmente apoyar a sus colegas en este proceso.

— Crea pruebas formales para determinar si los estudiantes han alcanzado un nivel
MCER establecido como meta.

Prácticas pedagógicas

—Diseña una estrategia articulada al PEI para que los estudiantes reflexionen y
transformen estereotipos y prejuicios mediante la incorporación de
comportamientos y prácticas interculturales.

—Desarrolla espacios de aprendizaje en espacios naturales y fuera del aula para


propiciar nuevas experiencias, aprendizajes sociales y conocimientos del medio
ambiente.

—Propone actividades que desarrollan la capacidad de los estudiantes para


analizar y discutir las similitudes y diferencias sociales y culturales.

Administrativa y Financiera. Apoyo a la gestión académica

—Define los requerimientos académicos del proyecto pedagógico para garantizar


su implementación durante todo el año y su articulación con los desempeños de las
demás áreas que involucra el proyecto.

— Elabora boletines de desempeño de los estudiantes en relación con su


participación en el proyecto pedagógico y coordina con los demás docentes su
evaluación.

Administración de la planta física y de los recursos

—Usa creativamente los recursos de la institución para articularlos en sus prácticas


de aula y generar actividades motivadoras en el desarrollo de los proyectos
pedagógicos para el aprendizaje del inglés.

—Propone y justifica la integración de nuevos recursos a la institución que


potencian la práctica pedagógica del inglés en el aula.

—Incorpora las TIC en el desarrollo de los proyectos pedagógicos y potencia el


desempeño de los estudiantes con las TIC a favor de las tareas del proyecto.

— Contribuye con la evaluación de los recursos físicos y tecnológicos en función de


la articulación de estos con las prácticas educativas.

Participación y convivencia

—Apoya la estrategia de resolución de conflictos de la institución y promueve la


aceptación y comprensión de las normas de convivencia en los estudiantes.

-Apoya el diseño e implementación de una estrategia para conocer a los estudiantes


y sus familias.

Proyección a la comunidad

-Involucra a los miembros de la comunidad educativa y otras instituciones del


entorno en el proceso formativo de estudiantes y en particular en el desarrollo y
aplicación de los proyectos pedagógicos.

—Propone la realización de actividades extracurriculares en la institución que


favorecen el desarrollo de la comunidad educativa.

24. Docente líder de apoyo para el fortalecimiento de las competencias en


lenguaje y biblioteca escolar

Propósito principal: diseñar, implementar y coordinar las actividades pedagógicas


en lectura, escritura y oralidad, a partir de planes pluridisciplinares y con diversidad
discursiva, donde se formen competencias comunicativas y para el manejo de la
información y la producción, y se ofrezcan oportunidades de desarrollo grupal e
individual, con atención equitativa a todos los grados, áreas y estilos de aprendizaje.
Igualmente es responsable de actividades curriculares complementarias de la
función educativa, definidas en el Decreto Ley 1278 de 2002 o Estatuto de
Profesionalización Docente y el Decreto 1075 de 2015 o Decreto Único del Sector
Educativo.

Otras funciones:

Además de las funciones principales, el docente de lenguaje y biblioteca es-colar


deberá cumplir las siguientes funciones pedagógicas:

a. Actualizarse permanentemente: leer literatura infantil y juvenil, informarse con


textos sobre pedagogía y estrategias didácticas de lectura y escritura, textos sobre
aspectos técnicos de las bibliotecas escolares; información sobre cómo enseñar a
investigar.

b. Hacer planeación anual, mensual y semanal de sus programas, talleres y


proyectos pedagógicos de biblioteca, de manera que desarrolle una sesión con
cada curso, por lo menos una vez a la semana, atendiendo a los referentes de
calidad del MEN.

c. Diseñar, programar y desarrollar programas, talleres, proyectos de promoción,


animación y fortalecimiento de la lectura y la escritura.

d. Hacer uso de variedad de configuraciones didácticas para el desarrollo de su plan


de biblioteca y desarrollar actividades en tiempos extracurriculares.

e. Planear, en coordinación con los docentes, actividades y talleres relacionados


con el currículo de diferentes áreas.

f. Hacer el seguimiento y ajustes necesarios a los programas, desarrollados a través


de los talleres, proyectos y sesiones de biblioteca, de acuerdo con las necesidades
especiales de los usuarios.

g. Formar a los estudiantes en la autonomía y manejo crítico de la información:


enseñar habilidades y estrategias para buscar, seleccionar y usar recursos
bibliográficos, como libros, documentos, películas, mapas, periódicos o revistas.

h. Implementar programas y talleres para la enseñanza de programas, aplicaciones


y herramientas digitales que apoyan los procesos de lectura y producción escrita
con uso de diferentes medios y formatos.

i.fomentar la lectura en la comunidad educativa inmediata (padres y funcionarios del


plantel).

j. Organizar campañas de visibilización y posicionamiento de la biblioteca escolar


que involucre prácticas de lectura y escritura.
k. Proyectar, gestionar y ejecutar servicios de extensión que permitan la articulación
con bibliotecas públicas y centros culturales y con artistas, escritores, narradores
orales, entre otros.

L.Participar en las reuniones de comités académicas del colegio y proponer


proyectos, talleres y actividades, de acuerdo con los eventos de la vida escolar y
comunitaria,

m. Participar en el diseño, implementación y evaluación de actividades educativas.

n. Evaluarse en su actuar como profesional individual y en su trabajo en equipo y


recibir evaluación de la comunidad educativa.

o. Apoyar en coordinación con el rector las actividades de administración de la


biblioteca escolar.

Descripción de las funciones esenciales:

Áreas de gestión. Competencias. Académica. Funciones

Directiva. Direccionamiento estratégico y horizonte institucional

—Apoya la formulación, revisión y actualización del Proyecto Educativo Institucional


(PEI), del Plan Operativo Anual (POA), del Plan de Mejoramiento Institucional (PMI),
y del Sistema Institucional de Evaluación (SIE).

—Domina la conceptualización del mejoramiento institucional, como la ruta para el


mejoramiento institucional (Guía 34).

—Participa en planes de mejoramiento sustentados desde los estándares básicos


de competencias las necesidades del contexto y la comunidad los objetivos
descritos en el PEI de la institución y los proyectos pedagógicos de área y
transversales.

Académica. Dominio conceptual

—Reconoce y comprende los estándares básicos de competencias y otros


referentes de calidad que le permiten contextualizar sus propuestas pedagógicas en
los diferentes grados de la institución.

Cuenta con los siguientes conocimientos específicos:

—Conocimiento y comprensión de la diversidad cultural regional, que le permita


reconocer e incorporar la riqueza de las diferentes culturas de su comunidad y
entorno particular.
— Conocimientos sobre pedagogía y teoría educativa, en particular lo relacionado
con enfoques comunicativos y construcción del conocimiento.

— Conocimientos básicos para el proceso de enseñanza-aprendizaje propios de su


cargo.

—Conocimiento y uso de herramientas básicas de las tecnologías de la


información, bases para apropiarlas y usarlas en sus didácticas y asesoría a
usuarios de la biblioteca.

— Conocimiento de los materiales de los que está constituida la colección de la


biblioteca y de cómo acceder a ella.

— Conocimiento sobre cómo se conforma una colección de materiales


bibliográficos para la escuela, organización básica e importancia para el aprendizaje
y el fortalecimiento de la cultura escrita y el fomento lector.

—Conocimientos sobre literatura y cultura infantil y juvenil, y los medios y formatos


de difusión. Debe para ello reconocer materiales de calidad y apropiados para los
niños y jóvenes de diferentes géneros.

—Conocimientos y habilidades informativas y sobre uso de la información.


Reconoce cómo se accede, selecciona, analiza y usa la información en diferentes
fuentes, reconociendo y respetando derechos de autor.

—Conocimientos y habilidades para diseñar, organizar y ejecutar diferentes


metodologías y estrategias didácticas para promover y animar a leer, escribir y
desarrollar destrezas orales en los estudiantes.

Planeación organización académica

—Diseña, usa y aplica saberes, habilidades y destrezas, y conoce herramientas


para planear los procesos y programas propios de la biblioteca escolar a fin de
ponerlos al servicio de la institución educativa.

—Acuerda con los demás docentes del EE incluir en el plan curricular lo siguiente:

—Desarrolla por lo menos una vez a la semana un taller (diferente a la visita de


usuario regular para consulta de información) que complementa el plan curricular de
cada área y grado, para cursos completos.

—Una propuesta didáctica (taller, proyecto o actividades) con perspectiva


disciplinaria e interdisciplinaria, que contribuyan a relacionar saberes a través de las
prácticas integradas de lectura, escritura, investigación, con variados recursos,
fuentes y formatos.

—Estrategias de lectura, escritura y oralidad basadas en actividades programadas


para el desarrollo de habilidades en estas áreas.

— Talleres en función de la enseñanza de habilidades para el manejo de la


información, de acuerdo con las necesidades e intereses de los estudiantes.

—La planeación y organización de las propuestas pedagógicas anteriores, de


acuerdo con los siguientes ejes pedagógicos de la biblioteca escolar:

Eje 1. La biblioteca escolar en el fortalecimiento de la cultura escrita: propósito


central. Eje 2. La biblioteca escolar como apoyo del aprendizaje significativo
(articulación con el currículo-plan de estudios. Eje 3. Competencia para el manejo
de la información y la investigación. Eje 4. La biblioteca escolar en el fomento de
otras prácticas y manifestaciones del lenguaje. Eje 5. La biblioteca escolar y el
desarrollo de competencias ciudadanas, aporte para una cultura de paz y
participación social.

Didáctica

—Demuestra conocimientos y destrezas necesarias para desarrollar procesos


didácticos de acuerdo con los ejes pedagógicos que orientan el aporte de la
biblioteca escolar en el aprendizaje de los estudiantes.
—Eje 1. La Biblioteca escolar en el fortalecimiento de la cultura escrita: propósito
central. Los recursos y herramientas, donde la principal es el texto en diferentes
soportes y formatos, exigen de los docentes de lenguaje y biblioteca escolar
propuestas ricas y diversas que apoyen y fortalezcan habilidades de lectura,
escritura, habla y escucha.

—Para este propósito, los docentes de lenguaje y biblioteca escolar diseñan,


programan y desarrollan las actividades de fomento y fortalecimiento de la lectura,
por medio de diferentes estrategias didácticas. Para ello, deben acudir a todos los
géneros discursivos multimodales desde una perspectiva comunicativa, donde el
papel de la lectura y la escritura se accede en los soportes impresos y digitales.

—Eje 2. La biblioteca escolar como apoyo del aprendizaje significativo (articulación


con el currículo-plan de estudios). Con el fin de apoyar y enriquecer el currículo y el
trabajo del aula de clase el docente de lenguaje y biblioteca escolar debe conocer
los planes de estudio de las diferentes áreas y promover actividades que los
enriquezcan. Dentro de sus programaciones, los docentes de lenguaje y biblioteca
escolar deben incluir actividades relacionadas con temas acordados o definidos con
los docentes de diferentes áreas.

—Estas deben ser registradas en una planeación mensual de forma que se logren
alistar o diseñar materiales, identificar y preparar estrategias para las sesiones y
además dar la oportunidad de que en el cronograma se incluyan diferentes áreas
del conocimiento.

—Las didácticas que se elijan para apoyar el currículo se deben basar en el uso,
prácticas y apropiación del aprendizaje, hacer uso de recursos análogos y digitales
y procedimientos variados para el tratamiento de la información con dinámicas
atractivas y prácticas que induzcan a la formación de competencias.

—Eje 3. Competencia para el manejo de la información y la investigación. El


docente de lenguaje y biblioteca escolar proporciona recursos de información
necesarios para el uso, evaluación y adquisición de información (en impresos,
medios audiovisuales y electrónicos), enseña destrezas para la adquisición de la
competencia informativa y de investigación autónoma y crítica, habilidades base
también para producir nueva información. Con este fin debe favorecer los
escenarios y diseñar las estrategias que permitan el aprendizaje de dicha
competencia.

— Adicionalmente los docentes de lenguaje y biblioteca escolar brindan alternativas


no solo en cuanto a la investigación, sino también en cuanto a la producción de
nuevos textos o contenidos.

— Eje 4. La biblioteca escolar en el fomento de otras prácticas y


manifestaciones de expresión y comunicación. Fomentar otras expresiones del
lengua-je, aprender a interpretarlas y recrearlas, son parte integral del aprendizaje.
Desde este eje se contemplan prácticas que incluyan otras manifestaciones
comunicativas como el teatro, el cine, la fotografía, los saberes culturales y
tradiciones y la consideración de estrategias para relacionar escuela-espacios
culturales-ciudad.

—Los ejercicios que se propongan, integrados a las actividades de la biblioteca


(individual y colectiva) son fundamentales para el desarrollo de los estudiantes.

—Eje 5. La biblioteca escolar y el desarrollo de competencias ciudadanas aportan


para una cultura de paz y participación social. Las competencias ciudadanas no se
enseñan con discursos sino con prácticas reales y acciones en espacios de
participación social.

—El docente de lenguaje y biblioteca escolar debe generar un ámbito donde se


comparten espacios recursos, ideas, opiniones, experiencias informales,
organizadas en torno a talleres o al desarrollo de proyectos, donde se trabaja de
manera individual y también en equipo, donde se brindan posibilidades de trabajo
de acuerdo con habilidades, aptitudes, destrezas, y se generan nuevas.

Evaluación de los aprendizajes

—Define criterios de valoración de las actividades talleres, proyectos, usos de los


materiales, etc., que se observan a partir de las prácticas en el espacio de la
biblioteca, de manera que se identifiquen los avances, dificultades y oportunidades
de los estudiantes como aporte a los Proyectos Institucionales. Para tal fin el
docente de lenguaje y biblioteca escolar debe estar en capacidad de:
-Diseñar criterios relacionados con las habilidades, hábitos y competencias de
lectura, escritura y oralidad.

-Observar e identificar avances, fortalezas y dificultades de aprendizaje entorno a


los objetivos propuestos en sus programas pedagógicos.

—Valorar las actitudes y comportamientos de los estudiantes y estar en capacidad


para orientarlos en favor del adecuado desarrollo de competencias ciudadanas.

-Poseer la capacidad para retroalimentar los productos que elaboren los


estudiantes.

Prácticas pedagógicas

-Desarrolla espacios de aprendizaje dentro y fuera de la biblioteca, para propiciar


nuevas experiencias, aprendizajes sociales y conocimientos del entorno que los
rodea.

—Propone acciones de reflexión a los estudiantes para generar actitudes de


aceptación de las diferencias y superar prejuicios, en torno a acciones concretas.

Administrativa y financiera. Apoyo a la gestión académica.

Administración de la planta física y de los recursos.

—Define los requerimientos académicos del proyecto pedagógico para garantizar


su implementación durante todo el año académico y su articulación con los
desempeños de las demás áreas que involucra el proyecto.

—Elabora boletines de desempeño de los estudiantes y coordina con los demás


docentes su evaluación.

Administración de planta física y de los recursos

El espacio de la biblioteca escolar y todos los recursos deben estar a disposición de


las acciones pedagógicas que se desarrollan y para la atención de la comunidad
educativa. Por tal motivo, el docente de lenguaje y biblioteca escolar debe:

— Hacer uso adecuado de los recursos de la biblioteca en sus prácticas y desarrollo


de sus propuestas pedagógicas.

—Incorporar herramientas TIC y enseñar a hacer un uso adecuado en el desarrollo


de los proyectos pedagógicos. Cuidar el ambiente de trabajo y hacer de él un
espacio acogedor, pero también de fácil acceso y uso.
—Desarrollar y gestionar las colecciones de materiales bibliográficos y demás
recursos didácticos.
—Administrar los espacios en relación con préstamos y organización de grupos y
dinámicas en distintos ambientes generados en la biblioteca.

Participación y convivencia

— Posee capacidad para apoyar procesos de resolución de conflictos, aplicar


normas, hacerlas comprender y respetar por los estudiantes y ser modelo de
convivencia.

Proyección a la comunidad

—Posee actitud y habilidades para involucrar a los miembros de la comunidad y


demás instituciones en el proceso formativo de los estudiantes y en particular en el
desarrollo y aplicación de los proyectos y programas pedagógicos de biblioteca.

—Diseña y aplica servicios de extensión propios y articula el trabajo con las


bibliotecas públicas y otros espacios culturales.

25. Docente orientador

Empleo: Docente
Cargo: Docente orientador

Jefe inmediato: rector o director rural

Función principal:

Desarrollar una estrategia de orientación estudiantil en el marco del PEI del EE que
permita promover el mejoramiento continuo del ambiente escolar y que contribuya a
la formación de mejores seres humanos comprometidos con el respeto por el otro y
la convivencia dentro y fuera de la institución educativa.

Funciones del docente orientador:

Artículo 2.3.3.1.6.5 del Decreto 1075 de 2015: "En todos los establecimientos
educativos se prestará un servicio de orientación estudiantil que tendrá como
objetivo general el de contribuir al pleno desarrollo de la personalidad de los
educandos en particular en cuanto a:

Artículo 92 de la Ley 115 de 1994:

—La toma de decisiones personales;

— La identificación de aptitudes e intereses;

— La solución de conflictos y problemas individuales familiares y grupales;

—La participación en la vida académica social y comunitaria;


—El desarrollo de valores, y

— Las demás relativas a la formación personal de que trata el artículo 92 de la Ley


115 de 1994, Artículo 92 de la Ley 115 de 1994.

Formación del educando. La educación debe favorecer el pleno desarrollo de la


personalidad del educando, dar acceso a la cultura, al logro del conocimiento
científico y técnico y a la formación de valores éticos, estéticos morales, ciudadanos
y religiosos, que le faciliten la realización de una actividad útil para el desarrollo
socioeconómico del país.

Los establecimientos educativos incorporarán en el Proyecto Educativo Institucional


acciones pedagógicas para favorecer el desarrollo equilibrado y armónico de las
habilidades de los educandos, en especial las capacidades para la toma de
decisiones, la adquisición de criterios, el trabajo en equipo, la administración
eficiente del tiempo, la asunción de responsabilidades, la solución de conflictos y
problemas y las habilidades para la comunicación, la negociación y la participación.

Descripción de las funciones:

Áreas de gestión. Competencias. Funciones

Directiva. Planeación y organización

—Participa en la formulación, revisión y actualización del Proyecto Educativo


Institucional, del Plan Operativo Anual y del Plan de Mejoramiento Institucional para
incorporar una estrategia que promueva ambientes escolares adecuados.

—Contribuye en el proceso de evaluación de los resultados de la gestión y


definición de los planes de mejoramiento institucional continuo.

— Propone espacios y canales de participación de la comunidad educativa para el


cumplimiento de los objetivos institucionales en el mejoramiento del ambiente
escolar.

—Realiza reportes de análisis del ambiente escolar y lo utiliza para reformular la


estrategia de la institución a fin de generar un ambiente escolar sano y agradable.

Clima escolar

—Participa en la definición de una estrategia cuyo propósito es generar un ambiente


sano y agradable que favorezca el aprendizaje de los estudiantes y la convivencia
en la institución.

Académica. Diagnóstico y orientación


—Atiende la consulta personal sobre aspectos psicológicos y sociales demandados
por estudiantes y padres de familia.

—Evalúa y monitorea los aspectos psicopedagógicos de los estudiantes remitidos


por los docentes y determina el curso de acción.

—Identifica factores de riesgo psicosocial que afectan la vida escolar de los


estudiantes y propone una estrategia de intervención.

—Diseña en coordinación con el Consejo Académico e implementa una estrategia


de orientación vocacional y desarrollo de carrera para los estudiantes que les
permita a estos definir su proyecto de vida.

—Presenta informes para las instancias colegiadas de la institución en las que se


definen políticas académicas.

Participación y convivencia

-Lidera la implementación de la ruta de prevención, promoción, atención y


seguimiento para la convivencia escolar.

—Participa en el Comité Escolar de Convivencia de la institución y cumple las


funciones que se han determinado por ley.

—Promueve la convivencia y la resolución pacífica de los conflictos suscitados en la


vida escolar de los estudiantes.

—Promueve el buen trato y las relaciones armónicas entre los miembros de la


comunidad educativa.

— Apoya la implementación de la estrategia de la institución para relacionarse con


las diferentes instituciones e intercambiar experiencias y recibir apoyo en el campo
de la convivencia y la orientación escolar.

Proyección a la comunidad

—Diseña y pone en marcha la Escuela de padres para apoyar a las familias en la


orientación psicológica social y académica de los estudiantes.

—Promueve la vinculación de la institución en programas de convivencia y


construcción de ciudadanía que se desarrollen en el municipio y respondan a las
necesidades de la comunidad educativa.

Prevención de riesgos

—Participa en la identificación de riesgos físicos y psicosociales de los estudiantes


para incluirlos en el manual de gestión del riesgo de la institución.
—Propone acciones de seguridad para que se incluyan en el manual de gestión del
riesgo de la institución, que favorezcan la integralidad de los estudiantes.

Competencias comportamentales

Liderazgo y motivación al logro.

Orienta a los diferentes estamentos de la institución en programas de con-vivencia y


construcción de ciudadanía que se desarrollen en el municipio y respondan a las
necesidades de la comunidad educativa.

Sensibilidad

Percibe y se motiva ante las necesidades de las personas con quienes interactúa y
procede acorde con dichas necesidades.

Comunicación asertiva

Escucha a los demás y expresa las ideas y opiniones de forma clara, usa el lenguaje
escrito y/o hablado de forma asertiva y logra respuestas oportunas y efectivas de
sus interlocutores para alcanzar los objetivos que beneficien a la comunidad
educativa en todas sus formas de composición y organización.

Trabajo en equipo

Participa en actividades de equipo y promueve acciones e iniciativas que estimulen


la cooperación efectiva y la participación productiva entre los integrantes de la
comunidad educativa

Negociación y mediación

Identifica los conflictos y promueve la resolución pacífica de estos con el fin de


propiciar un clima de entendimiento y reconocimiento de las diferencias. (Ver
Ministerio de Educación Nacional. Texto completo de la Resolución 15683 de 2016)

26. Jornada escolar y laboral

Decreto 1850 de 2002, por el cual se reglamenta la organización de la jornada


escolar y la jornada laboral de directivos docentes y docentes de los
establecimientos educativos estatales de educación formal, administrados por los
departamentos, distritos y municipios certificados, y se dictan otras disposiciones.

Artículo 3: (...) Los períodos de clase serán definidos por el rector o director del
establecimiento educativo, al comienzo de cada año lectivo y pueden tener
duraciones diferentes, de acuerdo con el plan de estudios, siempre y cuando el total
semanal y anual, contabilizados en horas efectivas, sea igual a la intensidad mínima
definida en el artículo 2° del presente decreto.

Artículo 12. Organización. El rector o director es el superior inmediato del personal


directivo docente y docente destinado para la atención de las actividades propias
del servicio público de educación en cada establecimiento educativo.

Resolución 2560 de 1997, por la cual se determina la participación de los


estudiantes de 10 y 11 grado de educación media como jurados de votación.

Artículo 1: Autorizar a los Rectores de establecimientos educativos para que con


noventa (90) días calendario de antelación a la fecha de elecciones, envíe a los
registradores distritales y municipales, la lista de los estudiantes de los grados 10° y
11° mayores de dieciocho (18) años, la cual deberá contener el nombre del
estudiante, el número de la cédula de ciudadanía y el grado de educación, el cual no
podrá ser inferior al 10° grado.

Parágrafo. Los Rectores de los establecimientos educativos deberán suministrar a


los registradores distritales y municipales la lista de los estudiantes de 10 y 11
grados, mayores de dieciocho (18) años que desarrollarán actividades relacionadas
con la prestación del servicio de orientación e información acerca del proceso
electoral a toda la ciudadanía.

Artículo 2. A los estudiantes mayores de dieciocho (18) años que presten el servicio
como jurados de votación en las elecciones, se les reconocerá esta actividad como
parte del servicio social con una intensidad de cuarenta (40) horas.

27. Fondos de servicios educativos (FSE)

Decreto 4791 de 2008, por el cual se reglamentan parcialmente los artículos 11, 12,
13 y 14 de la Ley 715 de 2001 en relación con el Fondo de Servicios Educativos de
los establecimientos educativos estatales.

Artículo 1. Ámbito de aplicación. Las normas contenidas en el presente decreto son


aplicables a las entidades territoriales y a los establecimientos educativos estatales.

Artículo 2. Definición. Los fondos de servicios educativos son cuentas contables


creadas por la ley como un mecanismo de gestión presupuestal y de ejecución de
los recursos de los establecimientos educativos estatales para la adecuada
administración de sus ingresos y para atender sus gastos de funcionamiento e
inversión distintos a los de personal.

Parágrafo. Con sujeción a lo establecido en la normatividad vigente, la


administración y ejecución de estos recursos por parte de las autoridades del
establecimiento educativo, es autónoma. Los ingresos del Fondo de Servicios
Educativos son recursos propios de carácter público sometidos al control de las
autoridades administrativas y fiscales de los órdenes nacional y territorial.
Artículo 3. Administración del Fondo de Servicios Educativos. El rector o director
rural en coordinación con el Consejo Directivo del establecimiento educativo estatal
administra el Fondo de Servicios Educativos de acuerdo con las funciones
otorgadas por la Ley 715 de 2001 y el presente decreto.

Parágrafo. Se entiende por administrar el Fondo de Servicios Educativos las


acciones de presupuestación, recaudo, conservación, inversión, compromiso,
ejecución de sus recursos y rendición de cuentas, entre otras, con sujeción a la
reglamentación pertinente y a lo dispuesto por el Consejo Directivo.

Artículo 4. Ordenación del gasto. Los fondos de servicios educativos carecen de


personería jurídica. El rector o director rural es el ordenador del gasto del Fondo de
Servicios Educativos y su ejercicio no implica representación legal.

28. Funciones del Consejo Directivo en relación con los fondos de


servicios educativos

Artículo 5. Funciones del Consejo Directivo. En relación con el Fondo de Servicios


Educativos el Consejo Directivo cumple las siguientes funciones:

Antes del inicio de cada vigencia fiscal, analizar, introducir ajustes y aprobar
mediante acuerdo el presupuesto de ingresos y gastos del proyecto presentado por
el rector o director rural.

Adoptar el reglamento para el manejo de la tesorería, el cual por lo menos


determinará la forma de realización del recaudo s y de los pagos, según la
normatividad existente en la entidad territorial certificada, así como el seguimiento y
control permanente al flujo de caja y los responsables en la autorización de los
pagos.

Aprobar las adiciones al presupuesto vigente, así como los traslados


presupuestales que afecten el mismo.

Verificar la existencia y presentación de los estados contables por parte del rector o
director rural, elaborados de acuerdo con las normas contables vigentes expedidas
por el contador general de la Nación, con la periodicidad señalada por los
organismos de control.

Determinar los actos o contratos que requieran su autorización expresa.

Reglamentar mediante acuerdo los procedimientos, formalidades y garantías para


toda contratación que no supere los veinte (20) salarios mínimos legales mensuales
vigentes (s. m. 1. m. v.).

Aprobar la contratación de los servicios que requiera el establecimiento educativo y


que faciliten su funcionamiento de conformidad con la ley.
Autorizar al rector o director rural para la utilización por parte de terceros de los
bienes muebles o inmuebles dispuestos para el uso del establecimiento educativo,
bien sea gratuita u onerosamente, previa verificación del procedimiento establecido
por dicho órgano escolar de conformidad con lo dispuesto en el Decreto 1860 de
1994.

Aprobar la utilización de recursos del Fondo de Servicios Educativos para la


realización de eventos pedagógicos, científicos, culturales, deportivos, o la
participación de los educandos en representación del establecimiento educativo y
fijar la cuantía que se destine para el efecto.

Verificar el cumplimiento de la publicación en lugar visible y de fácil acceso del


informe de ejecución de los recursos del Fondo de Servicios Educativos.

Artículo 6. Responsabilidades de los rectores o directores rurales. En relación con el


Fondo de Servicios Educativos los rectores o directores rurales son responsables
de:

Elaborar el proyecto anual de presupuesto del Fondo de Servicios Educativos y


presentarlo para aprobación al Consejo Directivo.

Elaborar el flujo de caja anual del Fondo de Servicios Educativos estimado mes a
mes, hacer los ajustes correspondientes y presentar los informes de ejecución por
lo menos trimestralmente al Consejo Directivo
.
Elaborar con la justificación correspondiente los proyectos de adición presupuestal
y los de traslados presupuestales, para aprobación del Consejo Directivo.

Celebrar los contratos, suscribir los actos administrativos y ordenar los gastos con
cargo a los recursos del Fondo de Servicios Educativos, de acuerdo con el flujo de
caja y el plan operativo de la respectiva vigencia fiscal, previa disponibilidad
presupuestal y de tesorería.

Presentar mensualmente el informe de ejecución de los recursos del Fondo de


Servicios Educativos.

Realizar los reportes de información financiera, económica, social y ambiental, con


los requisitos y en los plazos establecidos por los organismos de control y la
Contaduría General de la Nación, y efectuar la rendición de cuentas con la
periodicidad establecida en las normas.

Suscribir junto con el contador los estados contables y la información financiera


requerida y entregada en los formatos y fechas fijadas para tal fin.

Presentar al final de cada vigencia fiscal a las autoridades educativas de la


respectiva entidad territorial certificada, el informe de ejecución presupuestal
incluyendo el excedente de recursos no comprometidos si los hubiere, sin perjuicio
de que la entidad pueda solicitarlo en periodicidad diferente.

El rector o director rural de aquellos establecimientos educativos con sede en los


municipios no certificados, deberá presentar al alcalde respectivo, en la periodicidad
que este determine, un informe sobre la ejecución de los recursos que hubiere
recibido por parte de esta entidad territorial.

Artículo 7. Presupuesto anual. Es el instrumento de planeación financiera mediante


el cual en cada vigencia fiscal se programa el presupuesto de ingresos y de gastos.
El de ingresos se desagrega a nivel de grupos e ítems de ingresos, y el de gastos se
desagrega en funcionamiento e inversión, el funcionamiento por rubros y la
inversión por proyectos.

Artículo 8. Presupuesto de ingresos. Contiene la totalidad de los ingresos que reciba


el establecimiento educativo a través del Fondo de Servicios Educativos sujetos o
no a destinación específica. Se clasificará en grupos con sus correspondientes
ítems de ingresos de la siguiente manera:

Ingresos operacionales. Son las rentas o recursos públicos o privados de que


dispone o puede disponer regularmente el Fondo de Servicios Educativos del
establecimiento, los cuales se obtienen por utilización de los recursos del
establecimiento en la prestación del servicio educativo, o por la explotación de
bienes y servicios. En aquellos casos en que los ingresos operacionales sean por la
explotación de bienes de manera permanente, debe sustentarse con estudio previo
que garantice la cobertura de costos y someterse a aprobación de la entidad
territorial. Cuando la explotación del bien sea eventual debe contar con la
autorización previa del Consejo Directivo y quien lo usa deberá restituirlo en las
mismas condiciones que le fue entregado.

Transferencias de recursos públicos. Son los recursos financieros que las entidades
públicas de cualquier orden y sin contraprestación alguna deciden girar
directamente al establecimiento educativo a través del Fondo de Servicios
Educativos.

Recursos de capital. Son aquellas rentas que se obtienen eventualmente por


concepto de recursos de balance, rendimientos financieros, entre otros.

Parágrafo 1 °. Los ingresos operacionales del Fondo de Servicios Educativos no


pueden presupuestar recursos por concepto de créditos o préstamos.

Parágrafo 2°. Los recursos financieros que se obtengan por el pago de derechos
académicos del ciclo complementario en las escuelas normales superiores deben
ser incorporados en el presupuesto del Fondo de Servicios Educativos como una
sección presupuestal independiente.

Artículo 9. Presupuesto de gastos o apropiaciones. Contiene la totalidad de los


gastos, las apropiaciones o erogaciones que requiere el establecimiento educativo
estatal para su normal funcionamiento y para las inversiones que el Proyecto
Educativo Institucional demande, diferentes de los gastos de personal. El
presupuesto de gastos debe guardar estricto equilibrio con el presupuesto de
ingresos y las partidas aprobadas deben entenderse como autorizaciones máximas
de gasto.

Artículo 10. Ejecución del presupuesto. La ejecución del presupuesto del Fondo de
Servicios Educativos debe realizarse con sujeción a lo determinado en la Ley 715
de 2001, el presente decreto y las disposiciones territoriales expedidas en materia
presupuestal. En todo caso, deben observarse las normas vigentes en materia de
austeridad del gasto y las que en adelante las modifiquen.

El rector o director rural no puede asumir compromisos, obligaciones o pagos por


encima del flujo de caja o sin contar con disponibilidad de recursos en tesorería, ni
puede contraer obligaciones imputables al presupuesto de gastos del Fondo de
Servicios Educativos sobre apropiaciones inexistentes o que excedan el saldo
disponible.

Parágrafo 1 °. Las transferencias o giros que las entidades territoriales efectúen al


Fondo de Servicios Educativos no pueden ser comprometidos por el rector o
director rural hasta tanto se reciban los recursos en las cuentas del respectivo
Fondo. La entidad territorial deberá informar a cada establecimiento educativo
estatal a más tardar en el primer trimestre de cada año, el valor y las fechas que por
concepto de dichas transferencias realice, y dar estricto cumplimiento a la
información suministrada.

Parágrafo 2°. Los ingresos obtenidos con destinación específica deben utilizarse
únicamente para lo que fueron aprobados por quien asignó el recurso.

Artículo 11. Utilización de los recursos. Los recursos sólo pueden utilizarse en los
siguientes conceptos, siempre que guarden estricta relación con el Proyecto
Educativo Institucional:

Dotaciones pedagógicas del establecimiento educativo tales como mobiliario,


textos, libros, materiales didácticos y audiovisuales, licencias de productos
informáticos y adquisición de derechos de propiedad intelectual.

Mantenimiento, conservación, reparación, mejoramiento y adecuación de los bienes


muebles e inmuebles del establecimiento educativo, y adquisición de repuestos y
accesorios. Las obras que impliquen modificación de la infraestructura del
establecimiento educativo estatal deben contar con estudio técnico y aprobación
previa de la entidad territorial certificada respectiva.

Adquisición de los bienes de consumo duradero que deban inventariarse y estén


destinados a la producción de otros bienes y servicios, como muebles, herramientas
y enseres, equipo de oficina, de labranza, cafetería, mecánico y automotor.
Adquisición de bienes de consumo final que no son objeto de devolución, como
papel y útiles de escritorio, elementos de aseo, cafetería, medicinas y materiales
desechables de laboratorio, gas, carbón, o cualquier otro combustible necesario
para el establecimiento educativo.

Arrendamiento de bienes muebles e inmuebles necesarios para el funcionamiento


del establecimiento educativo.

Adquisición de obras impresas y publicaciones.

Pago de servicios públicos domiciliarios, telefonía móvil e Internet, en las


condiciones fijadas por la entidad territorial.

Pago de primas por seguros que se adquieran para amparar los bienes del
establecimiento educativo cuando no estén amparadas por la entidad territorial
certificada respectiva, así como las primas por la expedición de las pólizas de
manejo que sean obligatorias.

Gastos de viaje de los educandos tales como transporte, hospedaje y manutención,


cuando sean aprobados por el Consejo Directivo de conformidad con el reglamento
interno de la institución. Los costos que deban asumirse por tal concepto podrán
incluir los gastos del docente acompañante, siempre y cuando la comisión otorgada
por la entidad territorial no haya generado el pago de viáticos.

Sufragar los costos destinados al sostenimiento de semovientes y proyectos


pedagógicos productivos.

Contratación de servicios técnicos y profesionales prestados para una gestión


específica y temporal en desarrollo de actividades diferentes a las educativas,
cuando no sean atendidas por personal de planta. Estos contratos requerirán la
autorización del Consejo Directivo del establecimiento educativo y se rigen por las
normas y principios de la contratación estatal. En ningún caso podrán celebrarse
contratos de trabajo, ni estipularse obligaciones propias de las relaciones laborales
tales como subordinación, cumplimiento de jornada laboral o pago de salarios. En
todo caso, los recursos del Fondo de Servicios Educativos no podrán destinarse al
pago de acreencias laborales de ningún orden.

Realización de actividades pedagógicas, científicas, deportivas y culturales para los


educandos, en las cuantías autorizadas por el Consejo Directivo.

Inscripción y participación de los educandos en competencias deportivas,


culturales, pedagógicas y científicas de orden local, regional, nacional o
internacional previa aprobación del Consejo Directivo.

Acciones de mejoramiento de las gestiones escolares y académicas enmarcadas


en los planes de mejoramiento institucional.
Parágrafo 1 °. Las adquisiciones a que hacen referencia los numerales 1, 3, 4 y 5 se
harán con sujeción al programa general de compras debidamente aprobado por el
Consejo Directivo y de conformidad con las normas que rigen la materia.

Parágrafo 2°. En las escuelas normales superiores, los gastos que ocasione el pago
de hora cátedra para docentes del ciclo complementario deben sufragarse única y
exclusivamente con los ingresos percibidos por derechos académicos del ciclo
complementario.

Artículo 12. Adiciones y traslados presupuestales. Todo nuevo ingreso que se


perciba y que no esté previsto en el presupuesto del Fondo de Servicios Educativos,
será objeto de una adición presupuestal mediante acuerdo del Consejo Directivo,
previa aprobación de la entidad territorial, de conformidad con el reglamento que
esta expida para tal efecto. En este acuerdo se deberá especificar el origen de los
recursos y la distribución del nuevo ingreso en el presupuesto de gastos o
apropiaciones.

Cuando se requiera efectuar algún gasto cuyo rubro no tenga apropiación


suficiente, de existir disponibilidad presupuestal se efectuarán los traslados
presupuestales a que haya lugar, previa autorización del Consejo Directivo, sin
afectar recursos de destinación específica.

Artículo 13. Prohibiciones en la ejecución del gasto. El ordenador del gasto del
Fondo de Servicios Educativos no puede:

Otorgar donaciones y subsidios con cargo a los recursos del Fondo de Servicios
Educativos.

Reconocer o financiar gastos inherentes a la administración de personal, tales como


viáticos, pasajes, gastos de viaje, desplazamiento y demás, independientemente de
la denominación que se le dé, sin perjuicio de lo dispuesto en el numeral 9° del
artículo 11 del presente decreto.

Contratar servicios de aseo y vigilancia del establecimiento educativo.

Artículo 14. Flujo de caja. Es el instrumento mediante el cual se definen mes a mes
los recaudos y los gastos que se pueden pagar, clasificados de acuerdo con el
presupuesto y con los requerimientos del plan operativo.

Artículo 15. Manejo de tesorería. Los recursos del Fondo de Servicios Educativos se
reciben y manejan en una cuenta especial a nombre del Fondo de Servicios
Educativos, establecida en una entidad del sistema financiero sujeta a la inspección
y vigilancia de la Superintendencia Financiera, registrada en la tesorería de la
entidad territorial certificada a la cual pertenezca el establecimiento educativo.

La entidad territorial certificada debe ajustar el manual de funciones respecto de


quien debe ejercer la función de tesorería o pagaduría del Fondo de Servicios
Educativos y el perfil profesional requerido para tal efecto. Así mismo, debe
establecer el proceso para el registro de la cuenta y determinar las condiciones de
apertura y manejo de la misma, al igual que señalar políticas de control en la
administración de dichos fondos.

La función de tesorería o pagaduría del Fondo no puede ser ejercida por el personal
docente o directivo docente, y debe estar amparada por una póliza de manejo
equivalente por lo menos al valor de lo presupuestado en el año inmediatamente
anterior. El retiro de recursos requerirá la concurrencia de al menos dos firmas, una
de las cuales deberá ser la del rector o director rural en su calidad de ordenador del
gasto.

Artículo 16. Contabilidad. Los fondos de servicios educativos estatales deben llevar
contabilidad de acuerdo con las normas vigentes expedidas por el Contador
General de la Nación. La entidad territorial certificada debe establecer las
condiciones en que realizará el proceso operativo de preparación y elaboración de
la contabilidad del establecimiento educativo estatal.

Parágrafo. Con el fin de optimizar el uso de los recursos, dos o más


establecimientos educativos podrán celebrar acuerdos entre sí con el fin de
contratar conjunta-mente los servicios contables requeridos.

Artículo 17. Régimen de contratación. La celebración de contratos a que haya lugar


con recursos del Fondo de Servicios Educativos, debe realizarse con estricta
sujeción a lo dispuesto en el estatuto contractual de la administración pública,
cuando supere la cuantía de veinte (20) salarios mínimos legales mensuales
vigentes.

Si la cuantía es inferior a los veinte (20) salarios mínimos legales mensuales


vigentes se deben seguir los procedimientos establecidos en el reglamento
expedido por el Consejo Directivo, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 13
de la Ley 715 de 2001, y en todo caso siguiendo los principios de transparencia,
economía, publicidad y responsabilidad, de conformidad con los postulados de la
función administrativa.

Parágrafo. Cuando un particular destine bienes o servicios para provecho directo de


la comunidad educativa, debe realizarse un contrato entre este y el rector o director
rural, previa autorización del Consejo Directivo, en el cual se señale la destinación
del bien y la transferencia o no de la propiedad. Este contrato se regirá por las
normas del Código Civil.

Si se adquieren obligaciones pecuniarias en virtud de tales contratos, estas deben


ser de tal clase que se puedan cumplir dentro de las reglas propias de los gastos del
Fondo.

Artículo 18. Control asesoría y apoyo. Respecto del Fondo de Servicios Educativos,
corresponde a las entidades territoriales certificadas en educación ejercer el control
interno, brindar asesoría y apoyo administrativo, contractual, financiero,
presupuestal y contable de acuerdo con las normas vigentes. La entidad territorial
certificada debe ejercer seguimiento en la administración y ejecución de los
recursos de los fondos de servicios educativos, para lo cual el establecimiento
educativo debe suministrar toda la información que le sea solicitada.

Artículo 19. Rendición de cuentas y publicidad. Con el fin de garantizar los principios
de moralidad, imparcialidad, publicidad y transparencia en el manejo de los
recursos del Fondo de Servicios Educativos el rector o director rural debe garantizar
el cumplimiento de lo siguiente:

Publicar en el sitio web del establecimiento educativo, así como en un lugar visible y
de fácil acceso del mismo, el informe de ejecución de los recursos y los estados
contables del Fondo de Servicios Educativos.

Al inicio de cada vigencia fiscal, enviar a la entidad territorial certificada copia del
acuerdo anual del presupuesto del Fondo, numerado, fechado y aprobado por el
Consejo Directivo.

Publicar mensualmente en lugar visible y de fácil acceso la relación de los contratos


y convenios celebrados durante el periodo transcurrido de la vigencia, en la que por
lo menos se indique el nombre del contratista, objeto, valor, plazo y estado de
ejecución del contrato.

A más tardar el último día de febrero de cada año y previa convocatoria a la


comunidad educativa, celebrar audiencia pública para presentar informe de la
gestión realizada con explicación de la información financiera correspondiente,
incluyendo los ingresos obtenidos por convenios con particulares, premios,
donaciones u otros, cuyo principal propósito sea el de beneficiar a la comunidad
educativa.

El rector o director rural de aquellos establecimientos educativos con sede en los


municipios no certificados, deberá presentar al alcalde respectivo, en la periodicidad
que este determine, un informe sobre la ejecución de los recursos que hubiere
recibido por parte de esta entidad territorial.

Artículo 20. Responsabilidad fiscal y disciplinaria. Siempre que el Estado sea


condenado con ocasión de obligaciones contraídas en contravención de lo
dispuesto en la ley y el presente decreto, la entidad territorial certificada procederá a
iniciar los proceso de responsabilidad disciplinaria y fiscal a que haya lugar, y a
ejercer la acción de repetición de conformidad con la ley contra los servidores
públicos que resultaren responsables de dicha contravención o contra los miembros
del Consejo Directivo, cuando estos últimos no fueren servidores públicos.

Artículo 21. Vigencia y derogación. Este decreto rige a partir de la fecha de su


publicación y deroga los decretos 1857 de 1994 y 992 de 2002, y todas las
disposiciones que le sean contrarias.

Álvaro Uribe Vélez

Oscar Iván Zuluaga Escobar, Ministro de Hacienda y Crédito Público

Cecilia María Vélez, Ministra de Educación Nacional.

Nota: Para obtener mayor información sobre el manejo de los Fondos de Servicios
Educativos se recomienda consultar en www.mineducacion.gov.co, el documento
denominado "Fondos de Servicios Educativos".

Los Fondos de Servicios Educativos son cuentas contables creadas por la ley como
un mecanismo de gestión presupuestal y de ejecución de los recursos de los
establecimientos educativos estatales para la adecuada administración de sus
ingresos y para atender sus gastos de funcionamiento e inversión distintos a los de
personal.

29. Auxiliar administrativo con funciones financieras (pagador)

Es el responsable de garantizar la correcta ejecución de ingresos y gastos. De


acuerdo con las funciones señaladas en el Manual de Funciones expedido por la
SED a través de la Resolución 3950 del 7 de octubre de 2008 y atendiendo lo
establecido en el artículo quince (15°) del Decreto 4791 de 2008, el auxiliar
administrativo que apoye la gestión financiera deberá realizar las siguientes
actividades:

Guía financiera de apoyo para la gestión de los Fondos de Servicios Educativos Son
funciones del pagador:

a) Asistir al ordenador de gasto en la preparación y presentación ante el


Consejo Directivo del presupuesto anual del colegio;

b) Apoyar al almacenista en la elaboración del plan de compras para visto


bueno del rector–ordenador del gasto;

c) Registrar y controlar el libro presupuestal;

d) Elaborar y certificar las disponibilidades, los registros presupuestales,


constituir las reservas presupuestales y las cuentas por pagar;

e) Preparar los traslados, adiciones y reducciones presupuestales;

f) Controlar el recaudo oportuno de los dineros que ingresan al FSE;

g) Elaborar y presentar al ordenador de gasto y organismos de control los


informes financieros;
h) Evaluar y hacer seguimiento al flujo de caja y al presupuesto;

i) Evaluar y presentar periódicamente informes de análisis sobre gestión


financiera adelantada en el colegio;

j) Registrar los compromisos con cargo al presupuesto del colegio. En


pagaduría:

a) Elaborar junto con el ordenador del gasto el flujo de caja

b) Manejar los libros de tesorería;

c) Liquidar y cancelar las obligaciones contraídas por el colegio, haciendo los


descuentos por impuestos respectivos;

d) Pagar oportunamente los impuestos recaudados;

e) Apoyar al ordenador de gasto en la coordinación con las entidades bancarias


para el manejo de los recursos depositados en la cuenta bancaria del FSE;

f) Asesorar al ordenador de gasto en el manejo del portafolio de inversiones y/o


manejo rentable de los recursos financieros del FSE;

g) Preparar los informes de Matriz Chip Presupuestal dispuesto por la


Secreta-ría de Educación Distrital (SED) y subirlos a la página web;

h) Elaborar conciliaciones bancarias y realizar cruce con las conciliaciones


elaboradas por el contador aclarando de manera inmediata las diferencias
presentadas.

30. Contratación

a) Elaborar contratos de servicios y suministros de acuerdo con el Estatuto


General de Contratación de la Administración Pública;

b) Incorporar los pliegos de condiciones a la página de contratación vigente;

c) Solicitar la documentación para la contratación;

d) Solicitar pólizas cuando el contrato lo amerite;

De acuerdo con las funciones señaladas en el Manual de Funciones expedido por la


SED a través de la Resolución 3950 del 7 de octubre de 2008 y como apoyo a la
gestión, el auxiliar administrativo que apoye el área de almacén deberá realizar las
siguientes actividades:
a) Elaborar el plan de compras, atendiendo los requerimientos y proyectos
presentados para el desarrollo de una educación con calidad.

b) Recibir a satisfacción los elementos de acuerdo con lo establecido en los


contratos suscritos por el ordenar del gasto.

c) Registrar el ingreso de los bienes al almacén y su respectiva anotación en


kárdex

d) Atender las necesidades de los elementos básicos para el normal de


desarrollo de las funciones de los docentes y administrativos, tanto de
elementos devolutivos, consumo controlado y consumo consumo.
e) Mantener actualizado el kárdex, registrando en los centros de costo los
elementos despachados.

f) Realizar la toma física de inventario de los elementos en servicio y los


ubicados en bodega del almacén, como mínimo una vez al año o todos los
que considere necesario, para su respectivo control y seguimiento,
atendiendo lo establecido en la Resolución 001/2001 de la Secretaría de
Hacienda del Distrito.

g) Velar por la seguridad de los elementos en bodega, los cuales deben estar
ubicados en estantería, cumpliendo con las normas de almacenaje.

h) Controlar los inventarios por dependencias, identificando los responsables


de su manejo.

i) Realizar el proceso de traslado de bienes entre dependencias según la


necesidad del colegio.

j) Mantener plaquetizado los bienes muebles y equipos del FSE. y exigir a la


SED la actualización de las mismos para identificar los bienes de acuerdo a
lo establecido en la Resolución 001/2001 de la Secretaría de Hacienda.

k) Preparar la documentación requerida para dar de baja a los bienes


inservibles e innecesarios para el colegio, para presentar al Consejo
Directivo con el fin de avalar el proceso de baja del inventario desde el punto
de vista físico y de los registros contables.

l) Realizar mensualmente cruce de bienes devolutivos, de consumo


controla-do y consumo versus los registros contables con el fin de que mes a
mes estas partidas se encuentren debidamente conciliadas.

m) Mantener actualizado y comunicar el resultado del levantamiento físico de los


inventarios de bienes pertenecientes a la SED.
n) Consultar los precios del mercado para el inicio del proceso de los estudios
previos del proceso de contratación.

o) Elaborar balance mensual de entradas y salidas de acuerdo con los


movimientos realizados y hacer entrega de la información al contador del
colegio para su respectivo registro contable.

p) Elaborar y presentar informes mensuales, semestrales y anuales o cuando le


sean requeridos, siendo de gran importancia al cierre de la vigencia fiscal.

q) Realizar las funciones de seguimiento al proceso de mantenimiento del


colegio.
r) Atender el aula de audiovisuales.

s) Desempeñar las demás funciones relacionadas con el cargo, que le asigne el


jefe inmediato.

31. Contador

Con el fin de apoyar los consejos directivos, ordenadores del gasto y auxiliares
administrativos con funciones financieras en el manejo y administración de los
recursos de los FSE, el profesional en contaduría pública que se contrate debe
contar con las capacidades preparación e idoneidad profesional en las normas
técnicas, catálogo de cuentas y procedimientos contables, en especial del régimen
contable público.

A continuación, se relacionan actividades que se recomiendan debe tener como


mínimo el contrato de prestación de servicios contables:

a) Elaborar comprobantes de diario por todo concepto de las operaciones


financieras y patrimoniales del colegio, particularmente de sus ingresos, de sus
egresos, de cuentas de almacén, de inventarios, de responsabilidades fiscales, de
impuestos, de cuentas de tesorería y de ajustes contables;

b) Imprimir libros auxiliares De Contabilidad Todos Los Meses (Libro Auxiliar Por
Cuenta, Libro De Comprobantes De Diario, Libro De Depreciación Elemento Por
Elemento)

c)Establecer procedimientos escritos de los procesos contables por todo concepto


de ingresos, de egresos, de almacén, de inventarios, de responsabilidades fiscales,
de impuestos, de cuentas de tesorería y de ajustes contables interrelacionados con
las diferentes áreas como pagaduría, almacén e inventarios;

d)Generar en medio impreso mensualmente los libros oficiales de contabilidad


diario y mayor, debidamente foliados, prenumerados, rubricados y respaldados con
acta de apertura suscrita por el ordenador del gasto;
e) Elaborar mensualmente la relación de cuentas por pagar del colegio y reportarlo
oportunamente en el formato oficial a la SED;

f) Elaborar y remitir oportunamente en los formatos oficiales a la SED de manera


mensual el balance general; el estado de actividad financiera económica y social; el
estado de cambios en el patrimonio, las cuentas recíprocas y semestralmente las
notas a los estados financieros; esto no exime que las notas a los estados
financieros deban elaborarse mensualmente, toda vez que estas hacen parte
integral de los mismos.

g) Certificar mensualmente los estados financieros y firmarlos anteponiendo el


número de matrícula profesional;
h) Aplicar mensualmente indicadores financieros que orienten la medición de la
gestión financiera del Fondo de Servicio Educativo, presentar los resultados
obtenidos al ordenador del gasto para su evaluación y toma de decisiones;

i)Presentar trimestralmente al Consejo Directivo los estados financieros para su


seguimiento;

j) Publicar mensualmente en un lugar del colegio, visible y público, los estados para
efectos del control social;

k) Preparar la cuenta contable semestral y anual para su presentación oportuna a la


Contraloría de Bogotá D. C., de acuerdo a las normas vigentes;

l)Liquidar y revisar oportunamente las retenciones de impuestos que deban ser


declaradas y canceladas mensualmente por el colegio, de acuerdo a la
normatividad tributaria vigente;

m)Velar por la adecuada existencia del control interno contable, realizando


mensualmente al ordenador del gasto las recomendaciones para su mejoramiento;

n) Asesorar al colegio en el cumplimiento de las normas tributarias y preparar para


su presentación oportuna, conjuntamente con las demás áreas competentes del
colegio, los medios magnéticos que exijan las autoridades tributarias;

o) Hacer las conciliaciones bancarias mensualmente de manera oportuna dentro de


los primeros ocho (8) días del mes siguiente, aclarando inmediatamente las partidas
conciliatorias con los registros y documentos soportes internos y/o con las
entidades bancarias, exigiendo a través del ordenador del gasto los reintegros a que
haya lugar;

p) Velar por que el colegio maneje sus recursos en las cuentas bancarias
autorizadas e incluidas en el ranking financiero determinado por el Comité de
Riesgos de la Dirección del Tesoro Distrital y tengan implementado las seguridades
físicas y amparos que cubran los riesgos potenciales de pérdidas de recursos;
q) Asegurarse de que todas las imputaciones contables obedezcan a operaciones
que estén respaldadas por las exigencias tributarias, contables, entre otras;

r) Efectuar semanalmente la contabilización de los comprobantes pendientes, con el


fin de efectuar el cruce de saldos con las áreas de presupuesto, tesorería e
inventarios.

s) Cumplir de acuerdo con los lineamientos dados por la SED con la actividad de
conciliar mensualmente los cierres financieros y los cierres de almacén y dejar
documentada mediante acta tal gestión.

t) Cumplimiento de las normas éticas, normas técnicas e inhabilidades e


incompatibilidades establecidas en la Ley y aplicar el Régimen Contable Público,
catálogo de cuentas vigente y reglamentos expedidos por el Contador General de la
Nación, Secretaría de Hacienda Distrital y Dirección de Impuestos y Aduanas
Nacionales– DIAN y organismos de control;

32. Procesos presupuestales que llevan a cabo los FSE

Los FSE realizan tres grandes grupos de actividades:

a) Proyección y recaudo de ingresos.

b) Proyección y ejecución de gastos.

c) Rendición de cuentas y control e informes sobre la gestión realizada.

Esto también implica la organización de registros presupuestales y contables. Y la


última, justifica mediante informes, la destinación de los recursos.

a) Proyección y recaudo de ingresos: consiste en la identificación y el recaudo de


los ingresos que sustentan el Fondo. Esto conlleva la estimación de los ingresos, la
elaboración del presupuesto de ingresos y el recaudo de estos que a su vez origina
la elaboración de registros contables.

b) Proyección y ejecución de gastos: para esto, es necesario captar los ingresos y


distribuirlos de acuerdo con las prioridades de gasto del colegio y su destinación
específica. La estimación de los gastos que efectuará el Fondo está en función de la
disponibilidad de ingresos y de las prioridades que el rector y el Consejo Directivo
asignen a las necesidades del colegio.

c) Rendición de cuentas e informes sobre la gestión realizada: los FSE reciben


recursos públicos. Por lo tanto, la proyección y ejecución de sus ingresos, así como
la proyección y ejecución de sus gastos deben realizarse y registrarse de acuerdo
con las normas legales vigentes y dentro de un conjunto de principios técnicos,
financieros y contables confiables. Esto implica ceñirse a las normas establecidas
en cuanto a presentación de informes y a los controles ejercidos por la Contraloría
Distrital, la Personería de Bogotá, entre otros, que así lo requieren e incluye la
presentación de informes a la SED.

33. Sistema presupuestal

Se define el sistema presupuestal como el conjunto de herramientas relacionadas


con el proceso presupuestal, las cuales transforman los elementos de entrada
(recursos disponibles), en resultados plasmados en el presupuesto del colegio.

El objetivo final de este sistema es la satisfacción de las necesidades de la


comunidad educativa, a través de una serie de bienes y servicios. Estos resultados
se obtienen mediante la coordinación de los recursos con que cuenta el colegio, y
su adecuada programación y ejecución, utilizando las herramientas financieras que
conforman el sistema.

Principios presupuestales

Los principios del Sistema Presupuestal son:

Unidad de Caja: con el recaudo de todas las rentas y recursos de capital se


atenderá el pago oportuno de las apropiaciones autorizadas en el presupuesto
anual del colegio, salvo las excepciones contempladas en la ley.

Nota. Para los FSE, el principio de Unidad de Caja será aplicable a los recursos
propios de libre destinación, diferentes a los recursos de transferencias y a los
recursos con destinación específica.

Universalidad: el presupuesto del FSE debe contener la totalidad de los ingresos y


gastos que el colegio espera realizar durante la vigencia fiscal. Por tanto, el
ordenador del gasto no podrá autorizar gastos que no figuren en el presupuesto
aprobado.

Anualidad: la realización y el efectivo control del programa financiero en el


presupuesto, requiere de un período determinado.

El año fiscal comienza el 1° de enero y termina el 31 de diciembre del mismo año.


Después del 31 de diciembre no se podrán asumir compromisos con cargo a las
apropiaciones del año fiscal que se cierra en esa fecha.

Inembargabilidad: protege los recursos del colegio. Los ingresos y recursos del
presupuesto general de los FSE. son inembargables. El rector(a) — Ordenador(a)
del gasto que reciba una orden de embargo de los recursos del FSE, está obligado a
solicitar constancia sobre la naturaleza y origen de dichos recursos a la Secretaría
Distrital de Hacienda — Dirección Distrital de Presupuesto, dentro de los tres (3)
días hábiles siguientes al recibo de la respectiva orden, para efectos de que la
Oficina Asesora Jurídica de la SED trámite ante la autoridad competente el
respectivo desembargo.

Planificación: garantiza que los recursos se orienten al cumplimiento de las metas


establecidas en el PEI y en el Plan de Desarrollo Educativo del Distrito.
Programación integral: posibilita la existencia de los recursos necesarios para la
realización de proyectos. Especialización: las apropiaciones que se establecen en
el presupuesto deben referirse a los objetivos del colegio.

Legalidad: en el presupuesto de cada vigencia fiscal no podrán incluirse ingresos,


contribuciones o impuestos que no figuren en el presupuesto de rentas, o gastos
que no estén autorizados previamente por la ley, resolución y/o acuerdo de Consejo
Directivo, ni podrán incluirse partidas que no correspondan a las propuestas por el
Consejo Directivo para atender el funcionamiento de la administración y la
inversión. (Guía Financiera de Apoyo para la Gestión de los ... - Educación Bogotá.
Ver www.educacionbogota.edu.co/.../guiafinanciera_de_apoyo_para_la_ge...)

34. Principios de calidad aplicados a las funciones del rector

Buscando concentrarse en las prioridades, el rector o director debe desarrollar una


acción a corto plazo, para asegurarse que situaciones concretas marchan por los
caminos previstos, como estrategia para asegurar que una reunión o serie de
reuniones se vayan encaminando hacia el logro de los objetivos. Todos los
participantes en la reunión deben implicarse en la acción que se está desarrollando
y el rector o director debe hacerles ver su responsabilidad con respecto al fin que se
persigue, incluyéndose él mismo cuando resulte apropiado.

El mejor uso que el rector o director puede hacer de su tiempo es asegurarse de que
el resto de las personas trabajan hacia el logro del resultado previsto. Esto incluye a
los reticentes, que no solo son una fuerza negativa, sino que también se pueden
constituir en una fuerza que desmoralice a los demás colegas.

Concentrar la mente y el esfuerzo de todos los componentes de una reunión es, por
tanto, una buena práctica para los primeros asuntos a tratar de la agenda.

Anotar los objetivos a largo plazo.

Anotar los objetivos inmediatos de la materia en cuestión y, posteriormente


asegurarse que toda discusión conduce a la consecución de esos objetivos.

Recuerde, los objetivos son metas específicas, alcanzables, definidas y


cuantificables que sirven de base para la planificación y hacia cuales deben dirigirse
las acciones. Los objetivos de calidad deben estar claramente definidos.

Trabajar sobre el sistema para mejorar la situación y poder lograr la meta. El


mejoramiento se consigue buscando mejor nivel de calidad en los servicios que
ofrece la institución. El establecimiento de objetivos puede darse de manera formal;
si la institución tiene establecido el programa de administración por objetivos,
fácilmente puede incluir los objetivos de calidad.

Lo importante es tenerlos claramente definidos, tanto los de mejoramiento como los


de control. Se requiere que todas las áreas participen activamente en el
establecimiento de los objetivos de calidad, contando con el compromiso de todo el
personal adscrito a la institución. Cada una de las áreas debe identificar,
seleccionar y proponer objetivos de calidad.

Una función del rector es la de coordinar e integrar este proceso de establecimiento


de objetivos de calidad a lo largo y ancho de la institución. Estos objetivos serán la
base necesaria para planear la acción de relación con la calidad.

Nótese el impacto en resultados cuando se obtiene un enfoque organizado hacia la


calidad en la cual está involucrada toda la organización. La continuidad en este
trabajo ha significado grandes satisfacciones para sus practicantes.

El programa de calidad se inicia con los objetivos de calidad. Estos se surten de


fuentes internas y externas de la institución. La programación de objetivos de
calidad garantiza dos resultados indispensables para su logro: legitimidad y
compromiso.

La dirección de la institución asume el liderazgo de la función de calidad.


Posteriormente será necesario preparar un plan de acción en el cual se fijarán las
actividades, los recursos disponibles y la programación por desarrollar para
alcanzar los objetivos y finalmente realizar revisiones periódicas de progreso con el
ánimo de conocer si viene ejecutando apropiadamente el plan anual de calidad.

La calidad es un principio universal y el control total de la calidad es un elemento


fundamental de la administración, presente en todas aquellas organizaciones
exitosas del mundo. Para lograr la calidad total no hay que seguir un manual de
recetas; sencillamente se deben tomar decisiones y esa es una responsabilidad
rectoral. La primera decisión es asumir la determinación de cambiar la cultura
organizacional hacia la calidad, comenzando un viaje que tiene principio, pero no
fin.

Calidad significa: clase, aptitud, excelencia, casta, nobleza, superioridad, entre


otras muchas acepciones o significados.

El concepto moderno de calidad implica conocer cuáles son las necesidades del
usuario del producto o del cliente del servicio, sus expectativas; conocidos estos,
compete a la institución satisfacerlos.

La calidad conlleva también el control, que se define como todas las actividades
necesarias para alcanzar los objetivos a largo plazo. El punto de partida del control
es la definición de unos objetivos previamente definidos; si no existen objetivos
previamente definidos no podrá haber control sobre nada. El control debe estar
siempre presente.
El control implica que el objetivo se alcance. Los objetivos se establecen por, y para,
beneficio de las personas. Los objetivos deben ser considerados legítimos por la
gente, sin embargo, se deben fijar de común acuerdo con las personas si desea
alcanzarlos.

El proceso de control implica seguir los siguientes pasos:

-Planear: en esta fase se definen los objetivos, se decide el factor de control


y el nivel de control (la meta) así como el establecimiento de los procedimientos.
— Ejecutar: la siguiente fase dentro del ciclo de control es ejecutar el plan. Una vez
se ha establecido el plan de acción es importante tratar de ejecutarlo según lo
planeado.

— Comprobar: se debe comprobar si el objetivo ha sido alcanzado o no,


examinando si lo ejecutado está de acuerdo con lo planeado, analizando las
variaciones existentes, y verificando si el mejoramiento de un factor de control ha
podido causar algún problema en otros elementos de control. Cuando se realiza la
comprobación se debe hablar apoyado en hechos concretos e información
fidedigna, basándose en evidencia. Una lista de chequeo es una hoja con valiosa
información.

— Actuar: cerrado el ciclo de control se deben tomar las decisiones necesarias para
alcanzar el objetivo, significa dar remedios inmediatos o realizar acciones
correctivas o preventivas para evitar incurrir en la misma falla. Después de tomar
medidas correctivas se deberá iniciar el análisis para encontrar las causas detrás
del síntoma y, una vez identificadas, eliminarlas; esto es acción una preventiva.

— Ciclo de control: o sea planear-ejecutar-comprobar-evaluar. Actuar es el proceso


sistemático que permite alcanzar el control en cualquier factor que se desee.

Para los programas de calidad es necesario el apoyo institucional. La calidad es una


filosofía de trabajo, no se trata de algo adicional a la labor, sino es una forma de
trabajo. El apoyo es comprometerse a fin de que el proceso tenga todos los medios
para su puesta en marcha. Una segunda tarea es el seguimiento periódico que haga
el proceso de implementación cada rector, de modo que se detecten los obstáculos
para alcanzar los objetivos de mejoramiento incluido el plan y se brinden los medios,
así como las acciones necesarias para mejorar, identificando las fallas en el
sistema.

El enfoque de trabajo en equipo es otra de las tareas importantes por resolver. Debe
buscar las respuestas en marcha de grupos de trabajo interdisciplinarios y en los
cuales estén representadas todas las funciones involucradas. La normalización es
otra de las tareas por cumplir; se refiere a la terminología y procedimientos de
investigación y práctica de control estadístico del proceso.

Para observar resultados, seleccione una serie de aspectos de su institución


educativa que considere fundamentales para aplicar los principios de calidad, como,
por ejemplo, rendimiento escolar en todas las áreas del conocimiento, aspectos
disciplinarios en general, como mejorarlos y otros muchos aspectos a los cuales
puede aplicarse el principio de calidad.

35. El control como función administrativa

Esta función es concebida como el conjunto de acciones encaminadas a asegurar el


progreso hacia el cumplimiento de los objetivos y metas de los programas y
proyectos.

Su ejercicio es de corte técnico, las acciones se dirigen hacia los desempeños, de


tal manera que los objetivos de control no son las personas como tales, es en
relación con lo planeado.

Actividades que integran el control

— Determinar estándares de actuación o rangos de rendimiento que permitan


observar las situaciones o condiciones que existirán una vez cumplidas las
actividades programadas.

—Fijar algunos sistemas de información o referentes que permitan controlar la


marcha de los proyectos y sus posibles desviaciones.

—Medir y valorar periódicamente los procesos y los resultados e identificar las


desviaciones a los objetivos y metas.

—Aplicar refuerzos adecuados y oportunos en forma objetiva y justa sin caer en el


fenómeno de la costumbre y evitando al máximo el fenómeno de la extinción.

—Aplicar medidas correctivas encaminadas a reajustar los proyectos, asesorar


para alcanzar las metas, hacer una nueva planeación, y si es necesario, repetir el
ciclo administrativo.

—Estrategias que permitan el acercamiento y el desarrollo personal, la confianza y


la seguridad en las propias acciones, el afán por la consecución del profesionalismo
y el acrecentamiento de la autoestima de las personas, como de la identificación de
las mismas con la institución.

El control consiste en la verificación de los resultados, comparándolos con los


lineamientos establecidos en la planeación y aplicar las medidas correctivas. No
tiene sentido el control y la evaluación sin una eficiente planeación, verificar si está
sucediendo lo que debía suceder.

El control debe extenderse como un ideal para forjar personalidades, para motivar y
asesorar al colaborador, para proporcionarle bases técnicas que le permitan
efectuar mejor su trabajo. El control tiene que ser una verdadera evaluación
formativa, ayuda, orientación y asesoría permanente con el propósito de supervisar
la ejecución de los planes, diagnosticar debilidades y programar como respuesta
administrativa acciones de capacitación y perfeccionamiento profesional.

36. Reuniones y tipos de reuniones

Las reuniones ocupan minutos y malgastan horas.

Reunión: asamblea en la que se reúnen personas, con algo que aportar, para
discutir un problema, reforzar sus intereses y tomar determinadas decisiones para
alcanzar los objetivos establecidos con anterioridad.

Toda reunión debe tener un objetivo y un propósito bien definido que obliga a
ceñirse a él. ¿Si la reunión no tiene objetivo, para qué se convoca?

Si los participantes acuden a la reunión sin conocer el objetivo o sin ningún objetivo,
no es de extrañar que se obtengan pocos resultados. Los resultados deben ser
decisiones.

¿Si no sé cuál es el objetivo, ¿cómo esperar su alcance?

Se puede establecer un objetivo general para una serie de reuniones. El objetivo de


cada reunión debe ser más específico. En ambos casos constituye una fuerza
directora de la reunión, presiona a los participantes para llegar a un determinado
final.

Antes de aceptar convocar una reunión, hay que cuestionar su necesidad y


considerar las alternativas, así como otras formas de obtener los mismos
resultados.

Antes de aceptar mantener una reunión, hay que preguntar: ¿es realmente
necesaria la reunión?, y hacerlo no solo para la primera, sino en adelante, de forma
continuada.

No realice reuniones innecesarias, o para tratar temas de poca importancia.


Muchas reuniones son esenciales y sin ellas no se podría llevar a cabo el trabajo
organizativo. Las reuniones que se convoquen se deben centrar únicamente en los
asuntos más importantes.

En ciertas ocasiones un objetivo bien definido es útil, incluso para ahorrar tiempo y
recursos alternativos. El proceso de toma de decisiones puede adoptar múltiples
formas, ya que se puede aceptar más de una solución. Es necesario que el
compromiso de evaluar objetivamente lleve a la mejor solución con probabilidad de
éxito. Existen varios tipos de reuniones. Aun cuando es importante evitar las
reuniones sin identidad, es igual de importante que si la reunión es necesaria, sea
adecuado su propósito.
La reunión es una actividad en la que un grupo de personas (o equipo de trabajo) se
comunican entre sí en un lugar concreto y un tiempo determinado con el fin de
discutir un problema, reforzar sus intereses, alcanzar soluciones conjuntas ante un
objetivo específico. La comunicación debe ser fluida y constante entre los
asistentes. Las decisiones se toman en consenso.

Objetivos. Diseñar un objetivo y un propósito bien definido que obligue a ceñirse a él


en el desarrollo de la reunión. Por ejemplo: transmitir conocimientos, resolver un
problema, exponer nuevas ideas, enfoques o procedimientos.

Analizar, valorar y planificar estrategias de actuación, metodologías de trabajo,


difundir información, recoger información, llegar a compromisos colectivos,
coordinar funciones de los miembros del grupo, establecer metas. Los resultados se
deben ver reflejados en decisiones.

Cada reunión debe tener un coordinador, quien hace la exposición general del
tema, determina los objetivos del tema a tratar, determina los puntos claves a
destacar en la reunión, prevé situaciones problemáticas que puede surgir de la
sesión. Alista el material a emplear y distribuir, los medios audiovisuales a emplear y
el equipo necesario para las demostraciones. Indica el procedimiento o metodología
a seguir en la reunión y los objetivos que desea alcanzar.

Dirige y controla la reunión. Estimula la participación. Utiliza adecuadamente las


preguntas. Mantiene la reunión dentro del asunto o tópico en desarrollo. Resume
con frecuencia. No permite que un participante monopolice el tema. Controla la
reunión sin provocar resentimientos. Hace una evaluación de las ideas, opiniones,
sugestiones y experiencias presentadas. Hace una clausura adecuada.

Cualidades del director de reuniones: inteligencia, energía, integridad moral,


equidad, capacidad técnica, cultura general, cordialidad, entusiasmo, auto
confianza, buen humor, conocimiento de la naturaleza humana, autodominio de
grupo, modestia, optimismo e iniciativa.

No realice reuniones demasiado largas. Sea puntual tanto en la hora de inicio como
en la finalización. Demuestre que sabe controlar el tiempo. Cualquier orden del día
debe seguir este esquema: introducción, desarrollo y conclusión. Que los acuerdos
adoptados queden claramente reflejados y todos los participantes conozcan con
exactitud qué se va a hacer. Levantar acta de cada reunión.

Los tipos de reuniones pueden ser:

— Reunión informal improvisada

Se propicia cuando un estamento de la institución educativa presenta la necesidad


para tratar un tema en especial y que requiere toma de decisiones urgentes.

-Ordinaria
Esta descripción cubre una amplia gama de reuniones que a menudo reciben otros
nombres, por ejemplo, reunión general de profesores, reunión del Consejo
Directivo, reunión del Consejo Académico, reunión de las comisiones de Evaluación
y Promoción, etc. Dichos términos tienden a crear un sentido de finalidad por sí
mismos y estar planificados por adelantado. Se puede considerar que son comités
permanentes que desarrollan una labor continua. En tales reuniones se suele
discutir los asuntos principales en relación con la marcha del establecimiento, aun
cuando se incluyen de forma esporádica temas puntuales.
— Reunión formal

En ellas se tratan temas rutinarios, no controvertidos y que pueden aportar la


aprobación final de una decisión anterior, tal vez ya discutida en otra reunión. A
veces implica un matiz de aprobación oficial casi mecánica. Esas normas aplicadas
estrictamente, restringen el derecho de intervención de cada miembro a una vez por
asunto. La formalidad de la reunión y de su marco puede actuar como un freno a la
locuacidad, como ocurre con la norma de intervenir una sola vez.

—Asambleas públicas

Son reuniones en las que el objetivo de quien las convoca es aprovechar la ocasión
para presentar puntos de vista o información.

El orador necesita prepararse adecuadamente, cosa que incluye conocer la


audiencia para que pueda prever por anticipado cuestiones comprometidas y
preparar respuestas satisfactorias. Conocer los argumentos de los delegados no
simpatizantes ayuda al orador a conseguir sus propios objetivos. La preparación
favorece al orador principal, así tenga que tratar tales comentarios con respeto, sin
importar lo mal que se presenten. La falta de experiencia a la hora de presentar
argumentos y utilizar ciertas tácticas puede significar perder la partida,
independiente del valor de los argumentos.

Los asistentes tienen derecho a intervenir.

Cuando se prepara una reunión, establecer la hora de conclusión, además de la


hora de inicio, puede ayudar a centrar la atención y hacer que los participantes sean
concisos en sus deliberaciones. Respetar ese límite o de lo contrario perderá y no
tendrá el efecto deseado.

Presentar la agenda a seguir en la reunión. El estudio de la agenda puede ayudar a


determinar la información necesaria como el nivel de detalle de la misma. La
creación de la agenda pone en manos de su autor un considerable poder. El orden
en que aparecen los distintos temas en la agenda suele ser indicativo del valor de
apoyo que se les concede; colocar un punto muy debajo de la lista, puede implicar
que no se considera importante y, por tanto, puede que no llegue a discutirse antes
del final de la reunión, si es que se aplica el límite de tiempo.

37. Carácter de las reuniones


Consultivo-deliberativas: La finalidad de este tipo de reuniones es estudiar o
analizar propuestas o soluciones a temas o problemas que tiene planteado un
equipo de trabajo o un departamento. En este tipo de reuniones no se toman
decisiones, bien porque no es responsabilidad de los miembros, o bien porque la
decisión será motivo de una reunión posterior, cuando las propuestas o soluciones
estén más claras y las decisiones más consensuadas y trabajadas.

Recepción de información. Las reuniones para recepción de información se


denominan algunas veces reuniones consultivas. El líder busca en ellas datos,
ideas, hechos y opiniones de las personas con el fin de tomar una decisión. El rector
o coordinador se basa en los conocimientos, experiencia y visión de todos los
participantes.

Las reuniones de recepción de información requieren sensibilidad especial por parte


del líder. La discusión personal abierta y honesta es esencial para el éxito de este
tipo de reuniones. El coordinador de la reunión debe animar la discusión y hacer
preguntas abiertas para poder extraer la información de los participantes y así
obtener su conocimiento y experiencia. Se deben hacer preguntas de tipo abierto
como aquellas que contienen las palabras quién, qué, cómo, dónde y por qué. ¿Qué
otros aspectos de esto se pueden considerar? ¿Cómo se podría hacer esto
entonces? ¿Qué resultados nos daría?

Decisorias: Las reuniones decisorias son aquellas que tienen como objetivo tomar
una decisión colegiada. La toma de decisiones siempre es complicada y compleja
por dos razones: la decisión debe ser de calidad y siempre se corre el riesgo de no
acertar.

El proceso de la toma de decisiones es complejo. Hay en los miembros del grupo


análisis distintos de la misma realidad, diferentes intereses, etc. Se debe ir con
propuestas, y la decisión debe venir consensuada por los equipos o las comisiones
a las que se ha encargado el estudio del problema o de la situación planteada.
Siempre es necesario y conveniente que: Los miembros de una reunión conozcan
los temas de las reuniones y la finalidad de las mismas.

El equipo directivo procura separar y no hacer coincidir en una misma reunión


diversos temas y finalidades. Es necesario que, si en el orden del día de una reunión
hay varios puntos a tratar, los integrantes de la misma separen las finalidades y los
temas. Y esto es responsabilidad del que dirige o conduce la reunión.

Informativas. El objetivo de la reunión es transmitir a los miembros de un consejo o


equipo de trabajo una información que es necesaria o conveniente. Este tipo de
reuniones tiene tres momentos: Comunicación de la información por parte del
director de la reunión o responsable de la información, rueda de presentación de
dudas y preguntas, contestación a las diferentes dudas o preguntas. Hay que
considerar que no siempre será la reunión el mejor modo para informar. En la
institución educativa tienen que existir otros cauces de comunicación y canales de
información: como la cartelera, el periódico mural, la emisora, las reuniones con la
comunidad, hojas informativas personales, los coordinadores de departamento, a
través de los jefes de sección, etc.

Formativas. La finalidad de estas reuniones es crear opinión y transmitir ideas.


También se aprovechan para formar a los miembros de un equipo trabajo sobre un
tema acerca del cual necesitan información y forjar un criterio. La finalidad es
informar en aspectos instructivos o contenidos conceptuales como modelar
actitudes, tomar posturas o incidir en contenidos procedimentales (dinámica de
grupos).

Solución de problemas. Las reuniones para la solución de problemas requieren las


mejores habilidades por parte del líder, quien debe intervenir junto con los
participantes para desarrollar un plan que resuelva un problema. El rector o
Coordinador debe proporcionar la información básica necesaria y los participantes
sugerir ideas y explorar posibilidades. El papel más importante del líder es hacer
que la reunión avance a la consecución de la meta. Debe hacer preguntas como:
"¿Será esta una solución factible?" "¿Qué relación tiene esto con la idea?" "Otra
institución lo hace de esa forma; ¿es posible en nuestro caso?" "¿Cuáles de estas
soluciones consideran ustedes que es la mejor?", para conseguir que la discusión
fluya y poder extraer de todos los participantes su conocimiento y opiniones.

Uno de los tantos órdenes probables para una reunión, podría ser:

Colegio: __________________________________________________________

Agenda para reunión formal___________________________________________

Fecha: Lugar: Hora: _________________________________________________

Tiempo de duración: _________________________________________________

Participantes _______________________________________________________

Objetivos: _________________________________________________________

Toma de asistencia o verificación del cuórum de la reunión anterior:


__________________________________________________________________

Puntos de discusión:

a) ___________________________________________________________

b) ___________________________________________________________

c) ___________________________________________________________
d) ___________________________________________________________

Varios: __________________________________________________________

Recomendaciones o conclusiones: ____________________________________

De las sesiones o reuniones que se realicen se levantarán las correspondientes


actas, que contendrán una relación sucinta de los temas discutidos, las personas
que han intervenido, los mensajes leídos, las proposiciones presentadas, las
comisiones designadas y las decisiones adoptadas.

Si el acta es la memoria de lo sucedido en una determinada asamblea o reunión,


debe contener el desarrollo del orden del día, ser reflejo de lo sucedido en las
intervenciones, recoger las diferentes apreciaciones en forma resumida, pero con
alto grado de objetividad y sin apasionamientos ni ambigüedades.

El acta se lee en la siguiente reunión y se firma por el rector(a) y secretario(a). El


rector es el líder y motivador de las reuniones. El secretario (a) hará la verificación
del cuórum.

Comprobar que lo necesario está preparado para la reunión, como: material escrito,
papel para apuntes, equipos de sonido, material audiovisual, refrescos, etc.

Comprobar que la reunión sigue los puntos de la agenda acordada.

Comprobar que los asistentes captan con claridad las decisiones que se han
tomado.

Anotar en el acta el sentido como se desarrolla la reunión. Guardar el acta y dejarla


a disposición de los miembros.

Comprobar que se llevan a cabo las actuaciones establecidas en la reunión y que se


informa de ellas a su debido tiempo.

Firma del rector (a) y secretario (a).

38. Estatuto de profesionalización

Decreto 1278 de 2002, por el cual se expide el Estatuto de Profesionalización


Docente.

Artículo 5. Docentes. Las personas que desarrollan labores académicas directa y


personalmente con los alumnos de los establecimientos educativos en su proceso
enseñanza-aprendizaje se denominan docentes. Estos también son responsables
de las actividades curriculares no lectivas complementarias de la función docente
de aula, entendidas como administración del proceso educativo, preparación de su
tarea académica, investigación de asuntos pedagógicos, evaluación, calificación,
planeación, disciplina y formación de los alumnos, reuniones de profesores,
dirección de grupo, actividades formativas, culturales y deportivas, atención a los
padres de familia y acudientes, servicio de orientación estudiantil y actividades
vinculadas con organismos o instituciones del sector que incidan directa o
indirectamente en la educación.
Artículo 6. Directivos docentes. Quienes desempeñan las actividades de dirección,
planeación, coordinación, administración, orientación y programación en las
instituciones educativas se denominan directivos docentes, y son responsables del
funcionamiento de la organización escolar.

Los cargos de directivos docentes estatales serán: director rural de preescolar y


básica primaria; rector de institución educativa en educación preescolar y básica
completa y/o educación media; y coordinador.

El rector y el director rural tienen la responsabilidad de dirigir técnica, pedagógica y


administrativamente la labor de un establecimiento educativo. Es una función de
carácter profesional que, sobre la base de una formación y experiencia específica,
se ocupa de lo atinente a la planeación, dirección, orientación, programación,
administración y supervisión de la educación dentro de una institución, de sus
relaciones con el entorno y los padres de familia, y que conlleva responsabilidad
directa sobre el personal docente, directivo docente a su cargo, administrativo y
respecto de los alumnos.

El coordinador auxilia y colabora con el rector en las labores propias de su cargo y


en las funciones de disciplina de los alumnos o en funciones académicas o
curriculares no lectivas.

39. Jornada laboral de los docentes

Decreto 1850 de 2002.

Artículo 9°. Jornada laboral de los docentes. Es el tiempo que dedican los docentes
al cumplimiento de la asignación académica; a la ejecución de actividades
curriculares complementarias tales como la administración del proceso educativo; la
preparación de su tarea académica; la evaluación, la calificación, planeación,
disciplina y formación de los alumnos; las reuniones de profesores generales o por
área; la dirección de grupo y servicio de orientación estudiantil; la atención de la
comunidad, en especial de los padres de familia; las actividades formativas,
culturales y deportivas contempladas en el proyecto educativo institucional; la
realización de otras actividades vinculadas con organismos o instituciones del
sector que incidan directa e indirectamente en la educación; actividades de
investigación y actualización pedagógica relacionadas con el proyecto educativo
institucional; y actividades de planeación y evaluación institucional.

40. Director de grupo


Entre sus funciones se pueden señalar:

—Participar en el planeamiento y programación de la administración de estudiantes,


teniendo en cuenta sus necesidades y expectativas.

—Ejecutar el programa de inducción de alumnos del grupo asignado a su dirección.

—Ejecutar acciones de carácter formativo y hacer seguimiento en sus efectos en los


estudiantes.

—Orientar a los alumnos en la toma de decisiones sobre su comportamiento y


aprovechamiento académico, en coordinación con el servicio de orientación
escolar.

— Participar en la solución de conflictos entre los estudiantes.

— Establecer comunicación permanente con los demás profesores y los


padres, madres y acudientes.

— Diligenciar los instrumentos de control y seguimiento de los estudiantes del


grupo a su cargo, en coordinación con el servicio de orientación.

— Rendir periódicamente informe de las actividades y programas realizados a los


coordinadores del plantel.

Participar en el Comité de Convivencia.

Artículo 6°. Servicio de orientación estudiantil. Todos los directivos docentes y


docentes deben brindar orientación a sus estudiantes, en forma grupa/ o individual,
con el propósito de contribuir a su formación integral sin que la dirección de grupo
implique para el docente de educación básica secundaria y educación media una
disminución de su asignación académica de veintidós (22) horas efectivas
semanales.

Artículo 11 °. Parágrafo 2. Los orientadores escolares cumplirán sus funciones de


apoyo al servicio de orientación estudiantil conforme al horario que le asigne el
rector, el cual será como mínimo de ocho (8) horas diarias en el establecimiento
educativo.

41, secretario académico

Ejerce las siguientes funciones:

—Responsabilizarse del diligenciamiento y custodia de los libros y documentos


reglamentarios del establecimiento educativo.

—Colaborar en la organización y ejecución del proceso de matrículas.


Elaborar las listas de los estudiantes matriculados para efectos docentes y
administrativos.

-Mantener ordenada y actualizada la documentación de estudiantes, personal


docente y administrativo.

—Colaborar con el rector en elaboración de los informes estadísticos.

—Organizar el mantenimiento del archivo general y elaborar las certificaciones que


le sean solicitadas.

- Refrendar con su firma las certificaciones expedidas por el (la) rector (a) del plantel
educativo.

-Atender al público (o usuarios) en el horario establecido.

—Responder por el uso adecuado, seguridad y mantenimiento de los equipos y


materiales confiados a su manejo.

—Cumplir la jornada laboral establecida.

—Cumplir las demás funciones que le sean asignadas, de acuerdo con la


naturaleza del cargo.

41. Bibliotecario

Funciones:

—Elaborar el plan anual de actividades y presentarlo al rector para su aprobación

—Elaborar el proyecto de reglamento interno de la biblioteca y presentarlo al rector


para su aprobación.

—Programar y desarrollar jornadas de trabajo con profesores y alumnos sobre la


adecuada utilización de la biblioteca.

-Clasificar, catalogar y ordenar el material bibliográfico.

—Establecer y mantener intercambio bibliográfico con entidades nacionales y


extranjeras.

—Suministrar el material bibliográfico y orientar a los usuarios sobre su utilización.

—Llevar el registro de utilización del servicio y el control de préstamos realizados.

—Evaluar periódicamente las actividades programadas y ejecutadas y rendir


informe oportuno al rector.
—Cumplir una jornada laboral de 8 horas diarias.

Responder por el uso adecuado, mantenimiento y seguridad del material


bibliográfico, muebles y enseres confiados a su manejo.

—Cumplir las demás funciones que le sean asignadas de acuerdo con la naturaleza
del cargo.
Capítulo 5
Reglamento o Manual de Convivencia

1. Manual de Convivencia

2. Sanción sujeta al debido proceso

3. Etapas del debido proceso

4. La convivencia escolar

5. Comité Escolar de Convivencia

6. Manual de Convivencia. Principales aspectos

7. Derechos de los estudiantes

8. Fundamentación legal de Código de Convivencia

9. Medios de comunicación

10. Reglamento de profesores

11. Derechos

12. Deberes

13. Quejas, conflictos y procedimientos

14. Prohibiciones

15. Actuaciones administrativas

16. Responsabilidad con los alumnos

17. Padres de familia

18. Resolución de conflictos

19. Papel del mediador

20. La conciliación
21. Acta de conciliación

22. Modelo de acta de conciliación

Capítulo 5
Reglamento o Manual de Convivencia
1. Manual de Convivencia

El Manual de Convivencia en la institución educativa es una herramienta normativa


que contribuye a la regulación de las relaciones de los estudiantes entre sí y con las
demás personas de la comunidad educativa.

La convivencia es un elemento central de la formación humana integral, es


conveniente comprender su naturaleza y su dinámica dentro de la institución
escolar.

Ley 115 de 1995:

Artículo 87. Reglamento o Manual de Convivencia. Los establecimientos educativos


tendrán un reglamento o manual de convivencia, en el cual se definirán los
derechos y obligaciones de los estudiantes. Los padres o tutores y los educandos al
firmar la matrícula correspondiente de sus hijos estarán aceptando el mismo.
Decreto 1860 de 1994:

Artículo 17. Reglamento o Manual de Convivencia. De acuerdo con lo dispuesto en


los artículos 73 y 87 de la Ley 1 15 de 1994, todos los establecimientos educativos
deben tener como parte integrante del proyecto educativo institucional, un
reglamento o manual de convivencia.

El reglamento o manual de convivencia debe contener una definición de los


derechos y deberes de los alumnos y de sus relaciones con los demás estamentos
de la comunidad educativa. En particular debe contemplar los siguientes aspectos:

1. Reglas de higiene personal y de salud pública que preserven el bienestar de la


comunidad educativa, la conservación individual de la salud y la prevención frente al
consumo de sustancias psicotrópicas.

2. Criterios de respeto, valoración y compromiso frente a la utilización y


conservación de los bienes personales y de uso colectivo, tales como equipos,
instalaciones e implementos.

3. Pautas de comportamiento en relación con el cuidado del medio ambiente


escolar.

4. Normas de conducta de alumnos y profesores que garanticen el mutuo respeto.


Deben incidir en la definición de claros procedimientos para formular las quejas o
reclamos al respecto.
5. Procedimientos para resolver con oportunidad y justicia los conflictos individuales
o colectivos que se presenten entre miembros de la comunidad. Deben incluir
instancias de diálogo y de conciliación.

6. Pautas de presentación personal que preserven a los alumnos de la


discriminación por razones de apariencia.

7. Definición de sanciones disciplinarias aplicables a los alumnos, incluyendo el


derecho a la defensa.

8. Reglas para la elección de representantes al Consejo Directivo y para la


escogencia de voceros en los demás consejos previstos en el presente decreto.
Debe incluir el proceso de lección del personero de los estudiantes.

9. Calidades y condiciones de los servicios de alimentación, transporte,


recreaciones dirigidas y demás conexas con el servicio de educación que ofrezca la
institución a los alumnos.

10. Funcionamiento y operación de los medios de comunicación interna del


establecimiento, tales como periódicos, revistas o emisiones radiales que sirvan de
instrumentos efectivos al libre pensamiento y a la libre expresión.

11. Encargos hechos al establecimiento para aprovisionar a los alumnos de material


didáctico de uso general, libros, uniformes, seguros de vida y de salud.

12. Reglas para uso del bibliobanco y la biblioteca escolar.

El reglamento o manual de convivencia debe tener entre otros temas las


regulaciones referentes a las normas de conducta de los alumnos y profesores, así
como los procedimientos para formular las quejas o reclamos al respecto, contener
los procedimientos para resolver conflictos que se presenten al interior del
establecimiento y las instancias de diálogo y conciliación.

Los acuerdos consignados en el manual de convivencia se pueden entender como


pactos que se construyen con la participación de todas las personas que conforman
la comunidad educativa. Entre sus principales objetivos:

— Promover, garantizar y defender los derechos humanos (DD. HH.) y los


derechos humanos sexuales y reproductivos (DHSR).

— Establecer normas paras las funciones, deberes, comportamientos y


actitudes pactadas por la comunidad educativa entre sí y con el entorno escolar, de
manera que se garantice el ejercicio de los derechos de todas las personas que la
conforman.

— Fortalecer procesos en torno a las medidas pedagógicas y alternativas de


solución para las situaciones que afectan la convivencia escolar. Teniendo en
cuenta lo anterior, es evidente cómo en el marco de la Ley 1620 de 2013 el manual
de convivencia se convierte en un elemento fundamental para garantizar el
mejoramiento de la convivencia y el ejercicio de los DD. HH. y DHSR.

El Manual de Convivencia se vuelve de carácter obligatorio siempre y cuando no


afecte derechos fundamentales y no vaya más allá de las normas legales.

Ley 1098 de 2006:

Código de la Infancia y la Adolescencia:


... el Estado debe garantizar el ejercicio de los derechos de los adolescentes así
como asegurar la protección y el efectivo restablecimiento de los derechos
vulnerados; establece que los directores y educadores de los centros públicos o
priva-dos de educación no pueden imponer sanciones que conlleven maltrato físico
o sicológico de los estudiantes a su cargo, o adoptar medidas que de alguna
manera afecten su dignidad, igualmente prohíbe su inclusión bajo cualquier
modalidad en los manuales de convivencia escolar.

El Manual de Convivencia o Reglamento Interno de la institución es de


conocimiento de los alumnos y de sus padres y a acudientes. Estos reglamentos
son adoptados por el Consejo Directivo del establecimiento educativo, del que
hacen parte los padres de familia.

Con relación a los derechos de que son titulares niños, niñas y adolescentes, el
artículo 44 de la Constitución Política dispone que son derechos fundamentales de
los niños el derecho a la educación y la cultura, la recreación y la libre expresión de
su opinión, entre otros. Señala que la familia, la sociedad y el Estado tienen
obligación de asistir y proteger al niño para garantizar su desarrollo armónico e
integral y el ejercicio pleno de sus derechos. Principios que han tenido un desarrollo
legal, entre ellos, en el Código de la Infancia y Adolescencia.

El artículo 43 del Código de Infancia y Adolescencia dispone la obligación ética


fundamental de los establecimientos educativos consistente en garantizar a
los niños, niñas y adolescentes el pleno respeto a su dignidad, vida, integridad física
y moral dentro de la convivencia escolar.

En ejercicio de la autonomía escolar, consagrada en el artículo 77 de la Ley 115 de


1994, los establecimientos educativos se encuentran facultados para adoptar sus
reglamentos internos, pero al establecer sanciones, siempre se deberá tener en
cuenta el respeto al debido proceso y derecho a la defensa, y de forma especial el
derecho fundamental a la educación y demás derechos de los niños, niñas y
adolescentes consagrados en la Constitución Política y el Código de Infancia y
Adolescencia.

La Corte Constitucional ha manifestado en diferentes fallos que:


"... de manera puntual se ha reconocido que el manual de convivencia de una
institución educativa se debe caracterizar por:

a) ser una manifestación del derecho a la participación;

b) obligar a todos los miembros de la comunidad educativa;

c) regular, para cada categoría de sus integrantes, funciones, derechos y deberes;

d) representar una obligación voluntariamente contraída con los alumnos, los


padres y acudientes, en el acto de la matrícula;

e) ser un contrato de adhesión y en esa medida, ser susceptible de modificación o


inaplicación por parte del juez de tutela.

Se recalca la adopción y modificación del manual de convivencia como expresión


de autonomía de las instituciones educativas, limitada por principios y derechos
superiores; y las colisiones que se presenten en este contexto deben ser resueltas
mediante un ejercicio ponderativo que determine la proporcionalidad de las medidas
restrictivas...

Se reitera la garantía constitucional del debido proceso que se aplica en los


procesos disciplinarios adelantados por los centros educativos públicos y privados.
La imposición de sanción debe hacerse mediante un procedimiento en el cual el
implicado pueda presentar su defensa y controvertir pruebas. Los manuales de
convivencia deben sujetarse a los parámetros constitucionales y tienen que
garantizar los elementos siguientes:

La potestad reguladora de los establecimientos educativos, encabezada por el


manual de convivencia, no es absoluta. Los derechos exigidos a los estudiantes no
pueden menoscabar la Constitución y la Ley, encontrando las autoridades de los
planteles educativos límites en el respeto hacia los derechos y garantías
fundamentales y de los fines constitucionales que persigue la educación como
derecho y como servicio público. (Art. 67 constitucional)

La Sentencia T-478 de 2015, indica:

La Corte ha sido clara en señalar que toda imposición de sanciones debe estar
precedida por una estricta observancia del artículo 29 de la Constitución...Se puede
afirmar que el derecho al debido proceso en todos los ámbitos, pero especialmente
en el educativo, es una manifestación del principio de legalidad que busca
garantizar la protección de la dignidad humana y el libre desarrollo de la
personalidad de los educandos...

Artículo 21 Ley 1620 de 2013:

En el marco del Sistema Nacional de Convivencia Escolar y Formación para los


Derechos Humanos, la Educación para la Sexualidad y la Prevención y Mitigación
de la Violencia Escolar, además de lo establecido en el artículo 87 de la Ley 1 15 de
1994, los manuales de convivencia deben identificar nuevas formas y alternativas
para incentivar y fortalecer la convivencia escolar y el ejercicio de los derechos
humanos, sexuales y reproductivos de los estudiantes...

En cuanto a la clasificación de circunstancias que afectan la convivencia de los


integrantes de la institución educativa, el artículo 2.3.5.4.2.6 del Decreto 1075 de
2015 dispone:

Artículo 2.3.5.4.2.6. Clasificación de las situaciones. Las situaciones que afectan la


convivencia escolar y el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y
reproductivos se clasifican en tres tipos:

1. Situaciones Tipo 1. Corresponden a este tipo los conflictos manejados


inadecuadamente y aquellas situaciones esporádicas que inciden negativamente
en el clima escolar, y que en ningún caso generan daños al cuerpo o a la salud.

2. Situaciones Tipo II. Corresponden a este tipo las situaciones de agresión escolar,
acoso escolar (bullying) y ciberacoso (Ciberbullying), que no revistan las
características de la comisión de un delito y que cumplan con cualquiera de las
siguientes características:

a) Que se presenten de manera repetida o sistemática; b) Que causen daños al


cuerpo o a la salud sin generar incapacidad alguna para cualquiera de los
involucrados.

3. Situaciones Tipo 111. Corresponden a este tipo las situaciones que agresión
escolar que sean constitutivas de presuntos delitos contra la libertad, integridad y
formación sexual, referidos en el Título IV del Libro II de la Ley 599 de 2000, o
cuando constituyen cualquier otro delito establecido en la ley penal colombiana
vigente.

En el artículo 2.3.5.4.2.7 del Decreto 1075 de 2015 se encuentran trazados los


contenidos de los protocolos que los establecimientos educativos deben disponer
para asistir a la comunidad académica en aquellas situaciones que afecten la
convivencia escolar, según la clasificación del artículo 2.3.5.4.2.6. Como mínimo,
dichos protocolos deben definir: i) forma en que se inició o radicó la queja o la
información; ii)mecanismos que garantizan el derecho a la intimidad y
confidencialidad de los implicados; iii) mecanismos que protejan a quien informe la
ocurrencia de hechos que afectan la convivencia escolar; iv) estrategias y
alternativas de solución; v) consecuencias aplicables, "las cuales deben obedecer al
principio de proporcionalidad entre la situación y las medidas adoptadas, y deben
estar en concordancia con la Constitución, los tratados internacionales, la ley y los
manuales de convivencia"; vi) fórmulas de seguimiento que permitan verificar la
efectividad de fórmulas de seguimiento que permitan verificar la efectividad del
procedimiento; vii) un directorio actualizado, que contenga los números telefónicos
de los acudientes y de todas las autoridades que pueden verse involucradas en la
solución de la situación tratada (Policía Nacional, Instituto Colombiano de Bienestar
Familiar, Cruz Roja, entre otros).

Es importante destacar que los protocolos definidos en los artículos 2.3.5.4.2.8 a


2.3.5.4.2.10 del Decreto 1075 de 2015, no contemplan ninguna forma o medida de
desescolarización del menor. (Ministerio de Educación Nacional. Decreto 1075 de
2015 ... que reglamenta el Sector de Educación.)

2. Sanción sujeta al debido proceso

Reglamento educativo-Sujeción a la Constitución.

La Corte reitera que los manuales de convivencia acordados en las instituciones


educativas no prevalecen sobre los principios, valores y normas de la Constitución
Política, ni pueden consagrar imposiciones o exigencias que desconozcan,
vulneren o amenacen los derechos fundamentales de los alumnos.

"Los manuales de convivencia de los colegios y demás instituciones educativas


constituyen complejos normativos internos, aceptados por padres de familia,
educadores y alumnos desde el momento mismo de la vinculación o matrícula, en
los cuales se dejan previamente establecidas las reglas de juego que presidirán las
relaciones entre unos y otros y que habrán de regir la vida académica y demás
actividades propias de la prestación del servicio público educativo, todo dentro de
las previsiones y limitan tes de la Constitución y la ley.

Para que esos documentos sean oponibles y exigibles a padres de familia y


estudiantes, se hace menester su expresa aceptación, libre y espontánea,
expresada en el momento de la matrícula, y, claro está, para que ella a la vez se
produzca, es necesario el previo y pleno conocimiento de su contenido. De lo
contrario, lo único que se tiene es una imposición unilateral del centro educativo,
que, en cuanto tal, no encajaría dentro del espíritu de la Carta Política y ni siquiera
sería compatible con la Ley General de Educación, cuyo artículo 87 exige la
aceptación de los interesados.

3. Etapas del debido proceso

El derecho al debido proceso contenido en el artículo 29 de la Carta Política es


aplicable a las decisiones que se tomen en el medio educativo; razón por la cual, es
válida la imposición de sanciones que se señalan en el manual de convivencia,
previo agotamiento del procedimiento que para el efecto se encuentra establecido
en el mismo ordenamiento del plantel.

El debido proceso deberá entenderse como ese derecho fundamental que persigue
proteger a la persona frente a las actuaciones de las autoridades judiciales o
administrativas, para que se observe la plenitud de las formas propias de cada
juicio, incluso llegando a que finalmente prevalezca el derecho sustancial sobre el
derecho puramente formal. Tenemos entonces que las actuaciones de las
autoridades no deben estar a su libre arbitrio o discrecionalidad, sino que estén
sujetas a los procedimientos previstos en la ley y los reglamentos.
El debido proceso se vulnera cuando no se cumplen en su totalidad los actos y
etapas en los diferentes procedimientos consagrados en la ley y los reglamentos.

Esta obligación no solo cobija a las autoridades públicas sino también a los
particulares, en forma tal que estos últimos también queden obligados por las reglas
o reglamentos que regulan el juicio o la actuación, sin que puedan, de conformidad
con su propio criterio, acatar y respetar aquellos términos o procedimientos que los
beneficien y desconocer o ignorar aquellos que les sean desfavorables.

El derecho fundamental al debido proceso se debe observar en todas las


actuaciones administrativas, incluidas las que se desarrollan en el interior de las
instituciones educativas. La comunidad educativa: docentes, docentes directivos,
administrativos, estudiantes y padres de familia, se deben apropiar de su contenido
constitucional y legal.

El derecho a ser oído dentro de un plazo razonable es aplicable en todos los


procesos legales, ser oído con las debidas garantías. Esto no solo se aplica en
materia penal, sino también en litigios relativos a derechos y obligaciones de
carácter civil.

"No se pueden dictar actos administrativos sancionatorios sin otorgar a los


sancionados las garantías del debido proceso (...) Las garantías mínimas deben
respetarse en el procedimiento administrativo y en cualquier otro procedimiento
cuya decisión pueda afectar los derechos de las personas". La definición de etapas
constituye el núcleo del debido proceso. En cada una de ellas se definen tiempos y
procedimientos específicos de actuación. Es necesario dejar actas u otro tipo de
evidencia documental en cada una de ellas.

Iniciación. Es la etapa previa o indagación preliminar, tiene por objeto establecer si


existen méritos para iniciar la investigación.

Antes de iniciada la investigación la institución educativa ha ejercido su papel de


formador mediante el trabajo pedagógico con el estudiante, debidamente
documentado a través de actas o registro derivados de las acciones realizadas por
el servicio de orientación escolar, el Comité de Convivencia, las comisiones de
Evaluación y Promoción y demás instancias institucionales que guarden relación
directa con el proceso formativo del estudiante.

Apertura del proceso. Cuando existe la conducta anómala y serios indicios que
comprometen al estudiante, la instancia competente le comunica por escrito
con los fundamentos del hecho y derecho, conductas violatorias al Manual de
Convivencia, pruebas consideradas pertinentes y plazos para presentar descargos.
Al estudiante se le notifica la apertura del proceso.
Etapa probatoria. En esta etapa, las instancias competentes analizan el caso
mediante el concurso de prueba. El estudiante implicado hace uso de la defensa,
acompañado por sus padres o representante legal, es oído en descargos y puede
solicitar Las pruebas que considere conveniente. Puede aceptar los cargos tal como
han sido formulados. Esta etapa puede durar una o más sesiones, dependiendo de
la complejidad del caso. De lo actuado se deja la correspondiente acta.

Fallo. Después de la etapa probatoria, la instancia competente y toma la decisión, la


que puede ser exoneración o sanción. Si se exonera se archiva el caso. Si se
ap0licación, esta debe estar tipificada en el Manual de convivencia, se le notifica al
estudiante indicándole los recursos a que tiene derecho. El fallo puede realizarse en
la misma sesión de la etapa probatoria o en sesión independiente, dependiendo de
la complejidad del caso. De lo actuado se deja el acta correspondiente.

Recursos. El estudiante tiene derecho a los recursos de ley: el de reposición ante la


instancia que le aplicó la sanción y el de apelación ante una instancia superior,
debidamente definida en el Manual de Convivencia. En la solución de los recursos,
la instancia competente pude exonerar, mantener la sanción al estudiante o
rebajarla, dependiendo de los argumentos presentados por el estudiante y del
análisis que de ellos se efectúe. De lo actuado se deja constancia en el acta.

Aplicación de la sanción. Solo después de resueltos los recursos se aplica la


sanción al estudiante, por la instancia competente definida en el Manual de
Convivencia. Como se trata de un proceso disciplinario, es importante hacer notar al
estudiante que la sanción también constituye una acción formativa de la institución
educativa." (Alcaldía Mayor de Bogotá. Secretaría de Educación. Oficina de
Inspección y Vigilancia.)

Sentencia T.196/11. Derecho a la educación tratamiento constitucional con doble


connotación como derecho y como servicio.

Los manuales de convivencia adoptados en los centros educativos deben sujetarse


a los parámetros constitucionales, los procedimientos en ellos establecidos tienen
que garantizar, como mínimo, los siguientes elementos que se desprenden del
artículo 29 Superior:

(1) la comunicación formal de la apertura del proceso disciplinario a la persona a


quién se inculpa las conductas posibles de sanción:

(2) la formulación de los cargos imputados, que puede ser verbal o escrita, siempre
y cuando en ella consten de manera clara y precisa las conductas, las faltas
disciplinarias a que esas conductas dan lugar (con la indicación de las normas
reglamentarias que consagran las faltas) y la calificación provisional de las
conductas como faltas disciplinarias;

(3) El traslado al imputado de todas y cada una de las pruebas que fundamentan los
cargos formulados;
(4) La indicación de un término durante el cual el acusado pueda formular los
descargos (de manera oral o escrita), controvertir las pruebas en su contra y allegar
las que considere necesarias para sustentar sus descargos;

(5) el pronunciamiento definitivo de las autoridades competentes mediante un acto


motivado y congruente;

(6) La imposición de una sanción proporcional a los hechos que la motivaron; y

(7) La posibilidad de que el encartado pueda controvertir, mediante los recursos


pertinentes, todas y cada una de Las decisiones de las autoridades competentes".
(T-196/11 - Corte Constitucional de Colombia
wwvv.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2011/T-1 96-11.htm)

"(i) que la institución cuente con un reglamento, vinculante a toda la comunidad


educativa y que este sea compatible con la Constitución y en especial, con la
protección de los derechos fundamentales:(ii) que dicho reglamento describa el
hecho o la conducta sancionable; (iii) que las sanciones no se apliquen de manera
retroactiva; (iv) que la persona cuente con garantías procesales adecuadas para su
defensa con anterioridad a la imposición de la sanción; (V) que la sanción
corresponda a la naturaleza de la falta cometida, de tal manera que no se sancione
disciplinariamente no que no se ha previsto con falta disciplinaria; y (vi) que la
sanción se proporcional a la gravedad de la falta. Ver Sentencia T.457 de 2005,
T-361-03.

"Adicionalmente el trámite sancionatorio se debe tener en cuenta: (i) la edad del


infractor, y por ende, su grado de madurez y psicológico; (ii) el contexto que rodeó la
comisión de la falta; (iii) las condiciones personales y familiares del alumno; (iv) la
existencia o no de medidas de carácter preventivo al interior del colegio; (v) los
efectos prácticos que la imposición de la sanción va a tráele al estudiante para su
futuro educativo y (vi) la obligación que tiene el Estado de garantizarle a los
adolescentes su permanencia en el sistema educativo". (T-457/05 - Corte
Constitucional de Colombia
www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2005/T-457-05.htm)

4. La convivencia escolar

La convivencia escolar entendida como la acción de vivir en compañía de otras


personas en el contexto escolar y de manera pacífica y armónica. Es el conjunto de
relaciones que ocurren entre las personas que hacen parte de la comunidad
educativa, debe enfocarse en el logro de los objetivos educativos y al desarrollo
integral de los estudiantes.

La convivencia escolar resume el ideal de la vida en común entre las personas que
forman parte de la comunidad educativa, partiendo del deseo de vivir juntos de
manera viable y deseable a pesar de la diversidad de orígenes. Esta se relaciona
con construir y acatar normas; contar con mecanismos de autorregulación social y
sistemas que velen por su cumplimiento; respetar las diferencias; aprender a
celebrar, cumplir y reparar acuerdos, y construir relaciones de confianza entre las
personas de la comunidad educativa.

Aprender a convivir es un proceso que se debe integrar y cultivar diariamente en


todos los escenarios de la escuela (Pérez-Juste, 2007). Se deben favorecer
ambientes de aprendizaje democráticos donde la participación y la construcción de
identidad desde la diferencia sean centrales.

El clima escolar positivo no se improvisa, se construye contando con la voz de


estudiantes, docentes, docentes con funciones de orientación, personal
administrativo, familias y directivas docentes.

Estos procesos de aprendizaje deben tener en cuenta que la convivencia no implica


ausencia de conflictos. En todo grupo social se presentan este tipo de situaciones
debido a la presencia de diversos puntos de vista y múltiples intereses; diferencias
que pueden convertirse en motores de trasformación y cambio.

Utilizar estos conflictos como oportunidades para que las personas que conforman
la comunidad educativa hagan uso del diálogo como opción para trasformar las
relaciones; el pensamiento crítico como un mecanismo para entender lo que ocurre;
la capacidad de ponerse en los zapatos de otra persona e incluso sentir lo que está
sintiendo (empatía) como una oportunidad para reconocerse, y la concertación
como herramienta para salvar las diferencias.

El problema no radica en el conflicto en sí, sino en su manejo inadecuado. En este


caso, es necesario que la escuela cuente con acciones concertadas para su
manejo, lo cual se convierte en un reto para que la comunidad educativa desarrolle
estrategias que le permitan resolver los conflictos de manera adecuada y construir
aprendizajes a partir de lo ocurrido.

La actualización del manual se convierte en un eje fundamental para la


implementación de las definiciones, principios y responsabilidades que se plantean
en la Ley de Convivencia Escolar. Decreto 1965 de 2013

La actualización forma parte de la revisión anual que debe realizar la comunidad


educativa en sus procesos de mejoramiento continuo. Los pactos que constituyen el
manual de convivencia, al ser construidos de manera colectiva, responden a la
manera cómo las personas que conforman la comunidad educativa se relacionan y
deben ser revisados y refrendados continuamente. Por ejemplo, hay situaciones
que afectan la convivencia escolar, como el ciberacoso, que hace algunos años no
ocurrían en los EE y por lo cual no se planteaba un protocolo específico para su
manejo en la escuela dentro del manual.

Actualmente, es necesario contar con este protocolo para responder de manera


adecuada frente a esta nueva situación que afecta a la comunidad educativa. En el
siguiente apartado se propone un conjunto de recomendaciones generales que se
espera aporten al proceso de actualización de los manuales de convivencia
partiendo de lo planteado en el Decreto 1965 de 2013.

La actualización del manual de convivencia es una oportunidad pedagógica para


fortalecer la convivencia escolar y las acciones de formación para el ejercicio de la
ciudadanía. Si este proceso se realiza de manera colectiva, utilizando el diálogo
como centro, teniendo en cuenta las ideas de las personas que conforman la
comunidad educativa, es un ejemplo para que estudiantes, familias y equipo de
docentes vivencien lo que significa participar y valorar los aportes de la comunidad
desde la convivencia, elementos base del ejercicio de la ciudadanía.

Para la actualización del manual de convivencia, tener en cuenta tres elementos


fundamentales:

1. Comité Escolar de Convivencia: que cuente con esta instancia para el proceso de
actualización del manual, parte de sus responsabilidades consiste en liderar las
acciones de promoción de la convivencia y de prevención de las situaciones que
puedan afectarla.

2. Lectura de lo que ocurre en los EE: que se realice una lectura de contexto, un
proceso donde se pueda identificar qué ocurre en el EE con relación a la
convivencia, el ejercicio de los DDHH y DHSR.

3. Lineamientos generales: en la actualización del manual, dirigido al mejoramiento


de la convivencia escolar, se deben desarrollar al menos los seis aspectos que se
definen en el artículo 29 del Decreto 1965 de 2013 y lo planteado en la Ley de
Convivencia Escolar.

La educación para la convivencia es fundamental. De acuerdo con lo dispuesto en


la Constitución Política y en los artículos 73 y 87 de la Ley 115 de 1994, para
favorecer la construcción de la democracia participativa todas las comunidades
educativas deben elaborar un manual de convivencia.

Este manual debe estar definido en términos de reciprocidad y de equidad en las


relaciones interpersonales, que han de ser solidarias, respetuosas y afectivas,
reconociendo y valorando las diferencias y la diversidad de formas de ser que se
presentan en el interior de la comunidad educativa, sin perder de vista la unidad de
objetivos y metas.

El Manual de Convivencia se construye en un espacio de máxima importancia para


el ejercicio de la participación democrática de los miembros de la comunidad
educativa.

5. Comité Escolar de convivencia

En todo proceso educativo es necesario que exista un grupo de personas que


lo lideren. Para el caso de la formación para el ejercicio de la ciudadanía, la
convivencia y el ejercicio de los DDHH y DHSR, se ha propuesto como líder al
Comité Escolar de Convivencia. Este liderazgo debe caracterizarse por permitir que
todas las personas que conforman la comunidad educativa aporten elementos para
fortalecer la convivencia escolar y compartir las responsabilidades que esto implica.

Dentro de las funciones que cumple el Comité Escolar de Convivencia se encuentra


el liderar los procesos de actualización del manual de convivencia; proceso que
puede entenderse como una de las primeras acciones que beneficia la convivencia
en los EE. Es necesario que se conforme el comité como primer paso para
actualizar el manual.

Es importante que el liderazgo y las acciones que desarrolle el Comité Escolar de


Convivencia se caractericen por el diálogo y el trabajo en equipo.

Diálogo: generar espacios de diálogo dentro y fuera del comité para construir lazos
de confianza, plantear propuestas de acción y resolver constructivamente los
desacuerdos. Para lograr lo anterior, generar un tipo de conversación o diálogo con
características particulares que lo diferencian del debate como se plantea.

Trabajo en equipo: que las personas que forman parte de la comunidad educativa
estén en un mismo lugar, que compartan una misma identidad y construyan lazos
de confianza. Elementos que sirven para lograr el objetivo de trabajar en conjunto
para alcanzar una meta común:

— Valorar las diferentes opiniones, experiencias, historias y formas de


comprender las situaciones.

- Cuando se identifica una dificultad, no centrarse en lo negativo, sino en buscar


soluciones.

- Escuchar activamente lo que otras personas tienen que decir, es decir, con
atención e interés.

- Intervenir para que las personas participantes tengan las mismas oportunidades
de hablar.

— Hablar por turnos y dejar que las personas participantes tengan las mismas
oportunidades de hablar.

— Identificar las emociones propias y de otras personas.

— Respetar la confidencialidad como eje central de la confianza.


Para lograr la participación de la comunidad educativa en el proceso de
actualización del manual de convivencia es pertinente desarrollar actividades de
trabajo en equipo. Por ejemplo, en una actividad de aula, invitar al grupo de
estudiantes a identificar qué situaciones afectan la convivencia escolar de manera
individual. Luego, organizar grupos para que identifiquen la situación que, más los
afecta. Finalmente, invitar a los grupos a realizar una lluvia de ideas sobre posibles
soluciones frente a la situación identificada.

Estos ejercicios pueden incluir como parte de las actividades disciplinares, en las
áreas del conocimiento; es una oportunidad para desarrollar competencias básicas
y ciudadanas. Recoger la información y analizarla: realizadas las estrategias antes
descritas, contar con un equipo de trabajo que se dedique a integrar la información y
analizarla. De esta manera, se dará respuesta a las preguntas planteadas, por
ejemplo, se podría identificar las situaciones que afectan la convivencia escolar y el
ejercicio de los DDHH y DHSR en el EE.

— Determinar roles específicos: no todas las personas deben hacer todo, pero
sí deben aportar a la construcción.

— Aprovechar las habilidades: para designar los roles es importante valorar las
habilidades y capacidades de cada quien.

— Generar espacios de diálogo y encuentro: al igual que en la lectura de


contexto, se pueden desarrollar estrategias en esta etapa para validar información,
apoyar la redacción, etc.

— Establecer reglas y acuerdos claros frente a la toma de decisiones: esto permite


que las decisiones que se tomen se presenten de manera legítima ante la
comunidad educativa.

La ruta como se plantea en el Capítulo II del Decreto 1965 de 2013 está constituida
por cuatro componentes (promoción, prevención, atención y seguimiento), los
cuales cuentan con una serie herramientas para fortalecer la convivencia escolar.
Estas herramientas incluyen estrategias, acciones pedagógicas y protocolos que
deben incluirse en el manual. Estás estrategias planteadas en la ruta permiten a la
comunidad educativa comprender:

— Roles y responsabilidades de las personas.

— Consecuencias para las personas involucradas en las situaciones que afectan la


convivencia escolar.

— Protocolos de atención.

— Revisión y definición de estrategias pedagógicas para la convivencia.

— Rutas intersectoriales para el manejo de ciertas situaciones que afectan la


convivencia escolar.

Consolidación del manual de convivencia y proceso de socialización: luego de


realizar el proceso de actualización del manual de convivencia es fundamental que
se diseñe una estrategia que permita divulgar y socializar los contenidos del
manual. Para este diseño es importante tener en cuenta la manera cómo se ha
realizado este proceso en el EE y evaluar si ha sido exitoso. Con el ánimo de
proponer estrategias innovadoras que logren movilizar a la comunidad educativa
frente al conocimiento y apropiación de los contenidos del manual.

Se aconseja que este proceso sea liderado por estudiantes, quienes pueden tener
ideas innovadoras al respecto.

— Campaña de expectativa en la radio comunitaria.

— Boletín especial en el periódico escolar.

— Expresiones artísticas y culturales que llamen a la movilización dentro de la


escuela.

— Construcción de un mural comunitario con los principales acuerdos que


contiene el manual; actividad que puede ser liderada por las familias.

— Construcción de un blog sobre el tema de interés.

— Dramatizaciones del grupo de estudiantes para sus familias en las que se


recreen los contenidos del manual.

— Las normas deben ser acordadas por todas las personas que conforman el
grupo.

— Deben prevenir la conducta en vez de reaccionar frente a ella.

— Empezar con pocas normas e irlas ajustando según sea necesario.

— Deben reflejar expectativas de comportamiento claras.

— Requieren participación activa, no sumisión.

— Uso de dibujos, fotos, símbolos y palabras.

— Consistencia en la aplicación de las normas.

— Ser claras y precisas. (Guía No. 49. Guías pedagógicas para la convivencia
escolar ... https://www.mineducacion.gov.co/1759/w3-article-339480.htm 1)

Acuerdo número 04 del 2000 Concejo de Bogotá D. C. "Por el cual se crean los
Comités de convivencia en los establecimientos educativos oficiales y privados del
distrito capital."

Artículo primero: Créanse los Comités de Convivencia en los establecimientos


educativos oficiales y privados del distrito capital.
Artículo segundo: composición: harán parte integral de los comités de convivencia:

1. los representantes del personal docente ante el Consejo Directivo u otro elegido
por los profesores.

2. el representante de los estudiantes ante el Consejo Directivo u otro elegido por


los estudiantes.

3. el representante del Consejo Estudiantil.

4. el personero de los estudiantes.

5. dos (2) representantes de los padres de familia y dos (2) representantes de otras
instituciones.

6. el coordinador de disciplina o de convivencia o quien haga sus vences, quien lo


presidirá.

7. un representante del personal administrativo y/o operativo del plantel, elegido por
estos mismos.

Artículo tercero: objetivos: las finalidades principales de los comités de convivencia


serán las siguientes:

a. llevar a cabo actividades que fomenten la convivencia entre la comunidad


educativa.

b. desarrollar actividades para la divulgación de los derechos fundamentales, los


derechos del niño y las garantías que amparan a la comunidad educativa.

c. desarrollar foros y talleres con la comunidad educativa con el objetivo de


promover la convivencia y los valores dentro de los ámbitos institucional, estudiantil
y familiar.

d. promover la vinculación de las entidades educativas a los programas de


convivencia y resolución pacífica de los conflictos que adelanten las diferentes
entidades distritales.

e. instalar mesas de conciliación cuando alguno o algunos de los actores de la


comunidad educativa lo solicite con el objetivo de resolver pacíficamente sus
conflictos. para tal efecto, el comité designará un conciliador cuando las partes en
conflicto lo estimen conveniente.

f. evaluar y mediar los conflictos que se presenten entre docentes, docentes y


estudiantes, y los que surjan entre este último.
g. llevar a cabo el seguimiento al cumplimiento de las disposiciones establecidas en
el manual de convivencia.

Artículo cuarto: funcionamiento: los comités de convivencia se instalarán dentro de


los primeros sesenta (60) días calendario escolar y se reunirán ordinariamente cada
dos (2) meses.

Además, lo podrán hacer extraordinariamente cuando los miembros del comité lo


estimen conveniente.

Artículo quinto: metodología: cada comité de convivencia, establecerá su propia


metodología de trabajo, teniendo en cuanta los objetivos definidos en el presente
acuerdo y las disposiciones que contemple el manual de convivencia de cada
institución educativa.

Artículo sexto: la secretaría de educación distrital, por lo menos dos (2) veces al año
o con la regularidad que sea necesaria, enviará a los colegios distritales toda la
información seleccionada sobre temas de convivencia ciudadana, para efectos de
mantener informados a los comités de convivencia.

Parágrafo: la secretaría de educación, resaltará anualmente a los planteles que


sobresalgan con éxito en los semilleros de convivencia.

Artículo séptimo: el presente acuerdo rige a partir de la fecha de su publicación.


Publíquese y cúmplase. Dado en Santa fe de Bogotá, D.C., a los veintitrés (23) días
del mes de febrero de dos mil (2000).

El alcalde mayor, Enrique Peñalosa Londoño el Presidente del Concejo de Santa fe


de Bogotá, BD.C., Leo Cesar Diago Casasbuenas. El secretario general del concejo
de santa fe de Bogotá, D.C., Oscar Darío Rodríguez Cepeda.

Ley No.1620 2013, Por medio de la cual se crea el sistema nacional de con-vivencia
escolar y formación para el ejercicio de los derechos humanos, la educación para la
sexualidad y la prevención y mitigación de la violencia escolar".
De los comités escolares de convivencia.

Artículo 3. Creación. Créase el sistema nacional de convivencia escolar y formación


para los derechos humanos, la educación para la sexualidad y la prevención y
mitigación de la violencia escolar, cuyos objetivos serán cumplidos a través de la
promoción, orientación y coordinación de estrategias, programas y actividades, en
el marco de la corresponsabilidad de los individuos, las instituciones educativas, la
familia, la sociedad y el Estado.

Este Sistema reconoce a los niños, niñas y adolescentes como sujetos de derechos,
y a la comunidad educativa en los niveles de preescolar, básica y media como la
responsable de formar para el ejercicio de los mismos, conforme a lo dispuesto en la
Constitución Política Nacional, las Leyes 115 de 1994 y 1098 de 2006, las
disposiciones del Consejo Nacional de Política Social y demás normas asociadas a
violencia escolar, que plantean demandas específicas al sistema escolar.

Artículo 12°. Conformación. El comité escolar de convivencia estará conformado


por:

a. El rector, quien lo preside.

b. El director del Bachillerato.

c. El personero estudiantil.

d. El psicólogo de la institución.

e. Un Coordinador (o el Coordinador de la división respectiva).

f. El presidente del Consejo de Padres de Familia.

g. El presidente del Consejo Estudiantil.

h. Un docente (que lidere procesos o estrategias de convivencia escolar).

Parágrafo. El comité podrá invitar con voz, pero sin voto a un miembro de la
comunidad educativa conocedor de los hechos, con el propósito de ampliar
información.

Artículo 13. Funciones del comité escolar de convivencia. Son funciones del comité:

1. Identificar, documentar, analizar y resolver los conflictos que se presenten entre


docentes y estudiantes, directivos y estudiantes, entre estudiantes y entre docentes.

2. Liderar en los establecimientos educativos acciones que fomenten la


convivencia, la construcción de ciudadanía, el ejercicio de los derechos humanos,
sexuales y reproductivos y la prevención y mitigación de la violencia escolar entre
los miembros de la comunidad educativa.

3. Promover la vinculación de los establecimientos educativos a estrategias,


programas y actividades de convivencia y construcción de ciudadanía que se
adelanten en la región y que respondan a las necesidades de su comunidad
educativa.

4. Convocar a un espacio de conciliación para la resolución de situaciones


conflictivas que afecten la convivencia escolar, por solicitud de cualquiera de los
miembros de la comunidad educativa o de oficio cuando se estime conveniente en
procura de evitar perjuicios irremediables a los miembros de la comunidad
educativa. El estudiante estará acompañado por el padre, madre de familia,
acudiente o un compañero del establecimiento educativo.
5. Activar la Ruta de Atención Integral para la Convivencia Escolar definida en el
artículo 29 de esta Ley, frente a situaciones específicas de conflicto, de acoso
escolar, frente a las conductas de alto riesgo de violencia escolar o de vulneración
de derechos sexuales y reproductivos que no pueden ser resueltos por este
comité de acuerdo con lo establecido en el manual de convivencia, porque
trascienden del ámbito escolar, y revistan las características de la comisión de una
conducta punible, razón por la cual deben ser atendidos por otras instancias o
autoridades que hacen parte de la estructura del Sistema y de la Ruta.

6. Liderar el desarrollo de estrategias e instrumentos destinados a promover y


evaluar la convivencia escolar, el ejercicio de los derechos humanos sexuales y
reproductivos.

7. Hacer seguimiento al cumplimiento de las disposiciones establecidas' en el


manual de convivencia, y presentar informes a la respectiva instancia que hace
parte de la estructura del Sistema Nacional De Convivencia Escolar y Formación
para los Derechos Humanos, la Educación para la Sexualidad y la Prevención y '
Mitigación de la Violencia Escolar, de los casos o situaciones que haya conocido el
comité.

8. Proponer, analizar y viabilizar estrategias pedagógicas que permitan la


flexibilización del modelo pedagógico y la articulación de diferentes áreas de estudio
que lean el contexto educativo y su pertinencia en la comunidad para determinar
más y mejores maneras de relacionarse en la construcción de la ciudadanía.

Parágrafo: Este comité debe darse su propio reglamento, el cual debe abarcar lo
correspondiente a sesiones, y demás aspectos procedimentales, como aquellos
relacionados con la elección y permanencia en el comité del docente que lidere
procesos o estrategias de convivencia escolar.

Artículo 17. Responsabilidades de los establecimientos educativos en el Sistema


Nacional de convivencia escolar y formación para los derechos humanos, la
educación para la sexualidad y la prevención y mitigación de la violencia escolar.
Además de las que establece la normatividad vigente y que le son propias, tendrá
las siguientes responsabilidades:

1) Garantizar a sus estudiantes, educadores, directivos docentes y demás personal


de los establecimientos escolares el respeto a la dignidad e integridad física y moral
en el marco de la convivencia escolar, los derechos humanos, sexuales y
reproductivos.

2) Implementar el comité de escolar de convivencia y garantizar el cumplimiento de


sus funciones acorde con lo estipulado en los artículos 11,12 Y 13 de la presente
Ley.

3) Desarrollar los componentes de prevención, promoción y protección a través del


manual de convivencia, y la aplicación de la Ruta de Atención Integral para la
Convivencia Escolar, con el fin de proteger a los estudiantes contra toda forma de
acoso, violencia escolar y vulneración de los derechos humanos sexuales y
reproductivos, por parte de los demás compañeros, profesores o directivos
docentes.

4) Revisar y ajustar el proyecto educativo institucional, el manual de convivencia, y


el sistema institucional de evaluación de estudiantes anualmente, en un proceso
participativo que involucre a los estudiantes y en general a la comunidad educativa,
a la luz de los enfoques de derechos, de competencias y diferencial, acorde con la
Ley General de Educación, la Ley 1098 de 2006 y las normas que las desarrollan.

5) Revisar anualmente las condiciones de convivencia escolar del establecimiento


educativo e identificar factores de riesgo y factores protectores que incidan en la
convivencia escolar, protección de derechos humanos, sexuales y reproductivos, en
los procesos de autoevaluación institucional o de certificación de calidad, con base
en la implementación de la Ruta de Atención Integral y en las decisiones que adopte
el comité escolar de convivencia.

6) Emprender acciones que involucren a toda la comunidad educativa en un


proceso de reflexión pedagógica sobre los factores asociados a la violencia y el
acoso escolar y la vulneración de los derechos sexuales y reproductivos y el
impacto de los mismos incorporando conocimiento pertinente acerca del cuidado
del propio cuerpo y de las relaciones con los demás, inculcando la tolerancia y el
respeto mutuo.

7) Desarrollar estrategias e instrumentos destinados a promover la convivencia


escolar a partir de evaluaciones y seguimiento de las formas de acoso y violencia
escolar más frecuentes.

8) Adoptar estrategias para estimular actitudes entre los miembros de la comunidad


educativa que promuevan y fortalezcan la convivencia escolar, la mediación y
reconciliación y la divulgación de estas experiencias exitosas.

9) Generar estrategias pedagógicas para articular procesos de formación entre las


distintas áreas de estudio.

Artículo 18. Responsabilidades del director o rector del establecimiento educativo


en el Sistema Nacional de convivencia escolar y formación para los derechos
humanos, la educación para la sexualidad y la prevención y mitigación de la
violencia escolar.
Además de las que establece la normatividad vigente y que le son propias, tendrá
las siguientes responsabilidades:

1) Liderar el comité, escolar de convivencia acorde con lo estipulado en los artículos


11,12 Y 13 de la presente Ley.
2) Incorporar en los procesos de planeación institucional el desarrollo de los
componentes de prevención y de promoción, y los protocolos o procedimientos
establecidos para la implementación de la ruta de atención integral para la
convivencia escolar.

3) Liderar la revisión y ajuste del proyecto educativo institucional, el manual de


convivencia, y el sistema institucional de evaluación anualmente, en un proceso
participativo que involucre a los estudiantes y en general a la comunidad educativa,
en el marco del Plan de Mejoramiento Institucional.

4) Reportar aquellos casos de acoso y violencia escolar y vulneración de derechos


sexuales y reproductivos de los niños, niñas y adolescentes del establecimiento
educativo, en su calidad de presidente del comité escolar de convivencia, acorde
con la normatividad vigente y los protocolos definidos en la Ruta de Atención
Integral y hacer seguimiento a dichos casos.

Artículo 19. Responsabilidades de los docentes en el Sistema Nacional de


convivencia escolar y formación para los derechos humanos, la educación para la
sexualidad y la prevención y mitigación de la violencia escolar Además de las que
establece la normatividad vigente y que le son propias, tendrán las siguientes
responsabilidades:

1. Identificar, reportar y realizar el seguimiento a los casos de acoso escolar,


violencia escolar y vulneración de derechos sexuales y reproductivos que afecten a
estudiantes del establecimiento educativo, acorde con los artículos 11 y 12 de la Ley
1 146 de 2007 y demás normatividad vigente, con el manual de convivencia y con
los protocolos definidos en la Ruta de Atención Integral para la Convivencia Escolar.
Si la situación de intimidación de la que tienen conocimiento se hace a través de
medios electrónicos igualmente deberá reportar al comité de convivencia para
activar el protocolo respectivo.

2. Transformar las prácticas pedagógicas para contribuir a la construcción de


ambientes de aprendizajes democráticos y tolerantes que potencien la
participación, la construcción colectiva de estrategias para la resolución de
conflictos, el respeto a la dignidad humana, a la vida, a la integridad física y moral de
los estudiantes.

3. Participar de los procesos de actualización y de formación docente y de


evaluación del clima escolar del establecimiento educativo.

4. Contribuir a la construcción y aplicación del manual de convivencia. (Ley 1620 de


2013 - Sistema Nacional de Convivencia escolar- Instituto Colombiano de Bienestar
Familiar https://www.icbf.gov.co/cargues/avance/docs/ley_l 620_2013.htm)

Decreto No. 1965 de 2013 por el cual se reglamenta la Ley 1620 de 2013, que crea
el Sistema Nacional de Convivencia Escolar y Formación para el Ejercicio de los
Derechos Humanos, la Educación para la Sexualidad y la Prevención y Mitigación
de la Violencia Escolar.

Artículo 22. Conformación de los Comités Escolares de Convivencia. Todas las


instituciones educativas y centros educativos oficiales y no oficiales del país
deberán conformar el comité escolar de convivencia, encargado de apoyar la labor
de promoción y seguimiento a la convivencia escolar, a la educación para el
ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos, así como del
desarrollo y aplicación del manual de convivencia y de la prevención y mitigación de
la violencia escolar.

El respectivo Consejo Directivo de las referidas instituciones y centros educativos


dispondrá de un plazo no mayor a seis (6) meses, contados a partir de la publicación
del presente decreto, para conformar el comité escolar de convivencia y elaborar su
reglamento, el cual deberá hacer parte integral del manual de convivencia.

Parágrafo 1. Para el caso de los centros educativos, el director será el presidente


del comité escolar de convivencia. En ausencia del director, presidirá el docente que
lidera procesos o estrategias de convivencia y que hace parte del respectivo comité.

Parágrafo 2. Para el caso de los centros educativos donde no se cuenta con los
integrantes para conformar el comité escolar de convivencia, este será integrado
como mínimo por el representante de los docentes, el presidente del Consejo de
Padres de Familia y el representante de los estudiantes. En este caso, el docente
será quien presida el comité.

Artículo 23. Sesiones. El comité escolar de convivencia sesionará como mínimo una
vez cada dos (2) meses. Las sesiones extraordinarias serán convocadas por el
presidente del comité escolar de convivencia, cuando las circunstancias lo exijan o
por solicitud de cualquiera de los integrantes del mismo.

Artículo 28. Incorporación en el Manual de Convivencia de las Definiciones,


Principios y Responsabilidades. En el manual de convivencia se incluirán las
definiciones, principios y responsabilidades que para todos los miembros de la
comunidad educativa establece la Ley 1620 de 2013, los cuales servirán de base
para que dentro del mismo manual se desarrollen los componentes de promoción,
prevención, atención y seguimiento de la Ruta de Atención Integral para la
Convivencia Escolar, de que trata el, Capítulo 11 del Título IV del presente decreto,
sin perjuicio de los demás aspectos que deben ser regulados en dichos manuales,
de acuerdo con lo establecido en la Ley 1 15 de 1994 y en el Decreto 1860 de 1994.

Artículo 39. Definiciones. Para efectos del presente decreto se entiende por:

1. Conflictos. Son situaciones que se caracterizan porque hay una incompatibilidad


real o percibida entre una o varias personas frente a sus intereses.

2. Conflictos manejados inadecuadamente. Son situaciones en las que los


conflictos no son resueltos de manera constructiva y dan lugar a hechos que afectan
la convivencia escolar, como altercados, enfrentamientos o riñas entre dos o más
miembros de la comunidad educativa de los cuales por lo menos uno es estudiante
y siempre y cuando no exista una afectación al cuerpo o a la salud de cualquiera de
los involucrados.

3. Agresión escolar. Es toda acción realizada por uno o varios integrantes de la


comunidad educativa que busca afectar negativamente a otros miembros de la
comunidad educativa, de los cuales por lo menos uno es estudiante.

La agresión escolar puede ser física, verbal, gestual, relaciona) y electrónica.

a. Agresión física. Es toda acción que tenga como finalidad causar daño al cuerpo o
a la salud de otra persona. Incluye puñetazos, patadas, empujones, cachetadas,
mordiscos, rasguños, pellizcos, jalón de pelo, entre otras.

b. Agresión verbal. Es toda acción que busque con las palabras degradar, humillar,
atemorizar, descalificar a otros. Incluye insultos, apodos ofensivos, burlas y
amenazas.

c. Agresión gestual. Es toda acción que busque con los gestos degradar, humillar,
atemorizar o descalificar a otros.

d. Agresión relaciona. Es toda acción que busque afectar negativamente las


relaciones que otros tienen. Incluye excluir de grupos, aislar deliberadamente y
difundir rumores o secretos buscando afectar negativamente el estatus o imagen
que tiene la persona frente a otros.

e. Agresión electrónica. Es toda acción que busque afectar negativamente a otros a


través de medios electrónicos. Incluye la divulgación de fotos o videos íntimos o
humillantes en Internet, realizar comentarios insultantes u ofensivos sobre otros a
través de redes sociales y enviar correos electrónicos o mensajes de texto
insultantes u ofensivos, tanto de manera anónima como cuando se revela la
identidad de quien los envía.

4. Acoso escolar (bullying). De acuerdo con el artículo 2 de la Ley 1620 de 2013, es


toda conducta negativa, intencional metódica y sistemática de agresión,
intimidación, humillación, ridiculización, difamación, coacción, aislamiento
deliberado, amenaza o incitación a la violencia o cualquier forma de maltrato
psicológico, verbal, físico o por medios electrónicos contra un niño, niña o
adolescente por parte de un estudiante o varios de sus pares con quienes mantiene
una relación de poder asimétrica, que se presenta de forma reiterada o a lo largo de
un tiempo determinado. También puede ocurrir por parte de docentes contra
estudiantes, o por parte de estudiantes contra docentes, ante la indiferencia o
complicidad de su entorno.

5. Ciberacoso escolar (Ciberbullying). De acuerdo con el artículo 2 de la Ley 1620


de 2013, es toda forma de intimidación con uso deliberado de tecnologías de
información (Internet, redes sociales virtuales, telefonía móvil y video juegos online)
para ejercer maltrato psicológico y continuado.

6. Violencia sexual. De acuerdo con lo establecido en el artículo 2 de la Ley 1 146 de


2007, "se entiende por violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes todo acto
o comportamiento de tipo sexual ejercido sobre un niño, niña o adolescente,
utilizando la fuerza o cualquier forma de coerción física, psicológica o emocional,
aprovechando las condiciones de indefensión, de desigualdad y las relaciones de
poder existentes entre víctima y agresor".

7. Vulneración de los derechos de los niños, niñas y adolescentes: Es toda situación


de daño, lesión o perjuicio que impide el ejercicio pleno de los derechos de los
niños, niñas y adolescentes

8. Restablecimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes: Es el


conjunto de actuaciones administrativas y de otra naturaleza, que se desarrollan
para la restauración de su dignidad e integridad como sujetos de derechos, y de su
capacidad para disfrutar efectivamente de los derechos que le han sido vulnerados.

Artículo 40. Clasificación de las situaciones. Las situaciones que afectan la


convivencia escolar y el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y
reproductivos, se clasifican en tres tipos:

1. Situaciones Tipo 1. Corresponden a este tipo los conflictos manejados


inadecuadamente y aquellas situaciones esporádicas que inciden negativamente
en el clima escolar, y que en ningún caso generan daños al cuerpo o a la salud.

2. Situaciones Tipo Il. Corresponden a este tipo las situaciones de agresión escolar,
acoso escolar (bullying) y cibera coso (Ciberbullying), que no revistan las
características de la comisión de un delito y que cumplan con cualquiera de las
siguientes características:

a. Que se presenten de manera repetida o sistemática.

b. Que causen daños al cuerpo o a la salud sin generar incapacidad alguna para
cualquiera de los involucrados.

3. Situaciones Tipo 111. Corresponden a este tipo las situaciones de agresión


escolar que sean constitutivas de presuntos delitos contra la libertad, integridad y
formación sexual, referidos en el Título IV del Libro 11 de la Ley 599 de 2000, o
cuando constituyen cualquier otro delito establecido en la ley penal colombiana
vigente.

Artículo 52. Orientación Escolar. La orientación escolar de que trata el artículo 32 de


la Ley 1620 de 2013 estará garantizada a través de los docentes orientadores
254 pertenecientes a las plantas globales de las entidades territoriales certificadas y
su incremento se efectuará conforme a lo establecido en los procedimientos para
realizar modificaciones en las plantas de cargos del personal docente directivo
docente y administrativo financiadas con cargo al Sistema General de
Participaciones consagrados en el Decreto 1494 de 2005 y demás normas
concordantes o modificatorias. (Decreto No. 1965 de septiembre 11 de 2013 -
Ministerio de Educación Nacional... reglamentario de la Ley 162" de 2013.
https://www.mineducacion.gov.co/1759/w3-article-336730.html)

6. Manual de Convivencia principales aspectos.

"Para que los manuales se conviertan en verdaderos instrumentos para la


convivencia, se sugiere desarrollar una serie de criterios o aspectos que garanticen
su integridad: los pedagógicos, que marcan la ruta para definir los criterios para la
formación y para la definición de las competencias educativas; las administrativas,
que tienen en cuenta la organización de las instituciones; los éticos, que definen las
normas y las conductas de las personas de acuerdo a sus derechos y
responsabilidades; lo morales, basados en la sana convivencia; los axiológicos, que
definen los comportamientos y acciones adecuadas en cualquier situación; y los
legales, que tienen en cuenta toda la legislación y jurisprudencia para su
construcción". (Orientaciones sobre manuales de convivencia - Educación
Bogotáwww.educacionbogota.edu.co/.../orientaciones%20sobre%20manuales%20
de%20con...)

a. Definición y caracterización del plantel, de su comunidad educativa y de sus


diferentes estamentos. Por ejemplo:

— Público, privado, comunitario, solidario, cooperativo, sin ánimo de lucro o


cualquier otro.

— Religioso, laico, militar.

— Femenino, masculino o mixto.

— Niveles de educación: preescolar, básica en los ciclos de primaria y


secundaria, media académica y/o técnica.

— Jornada: Diurna o Nocturna.

— Calendario: A, B o C.

b. Reglas de higiene personal y de salud que preserven el bienestar de la


comunidad educativa, la conservación individual de la salud y la prevención frente al
consumo de sustancias psicotrópicas.

Este aspecto debe contemplar todo lo relacionado con normas de salud pública,
normas para la conservación del medio ambiente, normas de higiene personal,
uniformes, alimentación, servicio de transporte, ambiente escolar, utilización del
tiempo libre, uso de la biblioteca, actividades deportivas, servicios de transporte, de
restaurante, cafeterías, etc.

Aquí se puede considerar el carné de salud como la certificación de vacunas (para


el caso de los niños del nivel preescolar), certificado médico de buena salud y
convivencia social, el carné como evidencia de pertenecer a una EPS.

Y en relación con el consumo de sustancias psicotrópicas, el Decreto 1108 de 1994,


establece:

Artículo 4: Todo menor tiene derecho a ser protegido contra el uso de sustancias
que produzcan dependencia, en consecuencia, ningún menor podrá portar o
con-sumir estupefacientes o sustancias psicotrópicas.

Artículo 5: El menor que posea o consuma estupefacientes o sustancias


psicotrópicas se remitirá al defensor de familia competente, con el objeto de que se
determine la aplicación de las siguientes medidas de protección según el caso:
Prevención o amonestación a los padres o a las personas de quienes dependa,
Atribución de su custodia o cuidado personal al pariente más cercano que se
encuentre en condiciones de ejercerlos,

Colocación familiar,

Atención integral en un centro de protección especial,

Iniciación de los trámites de adopción del menor declarado en situación de


abandono,

Cualquiera otra cuya finalidad sea la de asegurar su cuidado personal, proveer la


atención de sus necesidades básicas o poner fin a los peligros que amenacen su
salud o su formación moral,

Artículo 9: Se prohíbe en todos los establecimientos educativos del país, estatales y


privados, el porte y consumo de estupefacientes y sustancias psicotrópicas, por lo
cual será obligación de los directivos, docentes y administrativos que detecten
casos de tenencia o consumo de estupefacientes y sustancias psicotrópicas,
informar de ello a la autoridad del establecimiento, y tratándose de un menor deberá
comunicarse tal situación a los padres y al Defensor de Familia, y se procederá al
decomiso de tales productos.

Artículo 10: En los reglamentos estudiantiles o manuales de convivencia se deberá


incluir expresamente la prohibición y las sanciones que debe aplicarse a sus
infractores, con sujeción a los dispuesto en la Ley General de Educación; entre las
medidas sancionatorias se contemplarán la amonestación, la suspensión y la
exclusión del establecimiento, las cuales se aplicarán teniendo en cuenta la
gravedad de la infracción cometida y el procedimiento previsto en el mismo manual.
c. Criterios de respeto, valoración y compromiso frente a la utilización y
conservación de los bienes personales y de uso colectivo, tales como equipos,
instalaciones e implementos.

Se seguirán criterios de respeto, valoración y compromiso. Cada institución


establecerá sus propios criterios.

d. Pautas de comportamiento en relación con el cuidado del medio ambiente


escolar.

Para el desarrollo de este aspecto tener en cuenta lo indicado en los temas


transversales en relación con el medio ambiente y temas afines (ver Capítulo VI).

e. Normas de conducta de alumnos y profesores que garanticen el mutuo respeto.


Deben incluir la definición de claros procedimientos para formular las quejas o
reclamos al respecto.

Procedimiento para resolver con oportunidad y justicia los conflictos individuales o


colectivos que se presenten entre miembros de la comunidad. Deben incluir
instancias de diálogo y de conciliación.

f. Guía o modelo de régimen de convivencia de acuerdo con la normatividad


vigente. Procedimientos para resolver con oportunidad y justicia los conflictos
individuales o colectivos que se presenten entre miembros de la comunidad. Debe
incluir instancias de diálogo y de conciliación.

Para cuando se presenten conflictos con los estudiantes se deben fijar previa y
claramente los procedimientos a seguir para la solución de los mismos, acorde con
lo establecido en la Constitución y la ley. La atención de los reclamos se atenderá
en el siguiente orden: en primera instancia el profesor del área o asignatura, en
segunda instancia el director de grupo de cada curso, seguidamente uno de los
coordinadores, luego la Rectoría, y si el caso se relaciona con faltas muy graves
será estudiado por el Consejo Directivo, quién señalará los correctivos, las
sanciones y los procedimientos a seguir para cada caso; todo ello debidamente
institucionalizado a través del Manual de Convivencia.
g. Pautas de presentación personal que preserven a los alumnos de la
discriminación por razones de apariencia.

h. Derechos, deberes, estímulos y prohibiciones para los alumnos a manera de


marco general, de acuerdo a su filosofía y los fines que persigue la institución
educativa.

7. Derechos de los estudiantes

Las normas sobre los estudiantes están referidas a los deberes y derechos, las
reglas de higiene y pautas de presentación personal, los estímulos y sanciones y el
procedimiento para aplicarlos.
Se definen los derechos y deberes del estudiante consigo mismo, con los demás
miembros de la comunidad educativa y con el ambiente escolar, entorno natural,
infraestructura, materiales didácticos y otros. El objetivo es garantizar el mutuo
respecto entre los miembros de la comunidad educativa y con los elementos del
entorno.

Se establecen los estímulos a los estudiantes por razones de orden académico,


comportamental y todo aquello que promueva la formación. También se establecen
las sanciones por incumplimiento de los deberes o la comisión de faltas que
perturben la armonía institucional.

Derechos de los estudiantes: Constitución Nacional de Colombia

Artículo 16: Todas las personas tienen derecho al libre desarrollo de su


personalidad sin más limitaciones que las que imponen los derechos de los demás y
el orden jurídico.

Código de la infancia y adolescencia.

Artículo 37. Libertades fundamentales. Los niños, las niñas y los adolescentes
gozan de las libertades consagradas en la Constitución Política y en los tratados
internacionales de Derechos Humanos. Forman parte de estas libertades el libre
desarrollo de la personalidad y la autonomía personal; la libertad de conciencia y de
creencias; la libertad de cultos; la libertad de pensamiento; la libertad de
locomoción; y la libertad para escoger profesión u oficio.

Sentencia T- 688 de 2005. (Libre desarrollo de la personalidad)

"Los Manuales de Convivencia y, cualquier reglamento que tienda a regular las


relaciones entre los diferentes miembros de la comunidad educativa, deben
ajustarse a los principios y mandatos constitucionales, sin que sea posible que por
esa vía se lesionen o desconozcan los derechos fundamentales de los miembros de
la institución.

Sentencia T-345 de 2008 (Libre desarrollo de la personalidad)

"esta Corporación ha amparado el derecho fundamental al libre desarrollo de la


personalidad de los estudiantes que, dada la longitud de su cabello, con base en lo
dispuesto para el efecto en un manual de convivencia, fueron sujetos de sanción,
requerimiento o presión por parte de sus instituciones educativas.

Ley 1098 de 2008. Código de la infancia y adolescencia. Artículo 26. Derecho al


debido proceso. Los niños, las niñas y los adolescentes tienen derecho a que se les
apliquen las garantías del debido proceso en todas las actuaciones administrativas
y judiciales en que se encuentren involucrados.
En toda actuación administrativa, judicial o de cualquier otra naturaleza en que
estén involucrados, los niños, las niñas y los adolescentes, tendrán derecho a ser
escuchados y sus opiniones deberán ser tenidas en cuenta.

Sentencia T-928 de 2014. (Prohibición de discriminación)

"desde el punto de vista formal, comporta la obligación de tratar a todos los


individuos con la misma consideración y el reconocimiento. En ese sentido, el
estado y los particulares tienen el deber de abstenerse de concebir normas, diseñar,
promover o ejecutar políticas, programas o medidas, o adoptar decisiones e
interpretaciones del derecho, que conduzcan a agravar o perpetuar la situación de
exclusión, marginación o discriminación de grupos tradicionalmente desventajados
en la sociedad

Sentencia T-478 de 2015:

"Se ordena que en el plazo señalado se adopten las siguientes medidas, 1) Una
revisión extensiva e integral de todos los manuales de Convivencia en el país para
determinar que los mismos sean respetuosos de la orientación sexual y la identidad
de género de los estudiantes y para que incorporen nuevas formas y alternativas
para incentivar y fortalecer la convivencia escolar y el ejercicio de los derechos
humanos, sexuales y reproductivos de los estudiantes, que permitan aprender del
error, respetar la diversidad y dirimir los conflictos de manera pacífica, así como que
contribuyan a dar posibles soluciones a situaciones y conductas internas que
atenten contra el ejercicio de sus derechos 2) Ordenar y verificar que en todos los
establecimientos de educación preescolar, básica y media estén constituidos los
comités escolares de convivencia”.

1. No se les puede prohibir el ingreso a clases por mora en el pago de la pensión.


Está prohibido que retiren al estudiante durante el año lectivo, retengan la entrega
de certificados o el diploma de bachiller cuando sus padres o quien sea responsable
de la educación del menor no tengan los medios para hacer el pago de la deuda.
Existen otros medios para obtener el pago correspondiente; los acuerdos de pago
son uno de ellos.

2. Ser protegidos contra el matoneo y el cibermatoneo. Las instituciones educativas


tienen la obligación de desarrollar labores de prevención, protección y sanción
necesarias en contra del acoso escolar en todas sus formas. El acoso puede
provenir de la violencia física, verbal, simbólica y en particular emocional, que
atenta contra la dignidad del menor de edad, de forma directa o a través de medios
virtuales. La creación de grupos en redes sociales o la publicación de fotos
denigrantes son sancionables.

3. Disponer sobre su comportamiento sexual y su estado civil. La orientación sexual


o el estado civil de un estudiante (casarse o convivir con alguien) no pueden dar
lugar a sanción (expulsión) o al cambio de las condiciones de estudio de los
alumnos arbitrariamente. Cualquier norma de los manuales de convivencia que lo
contemple desconoce los derechos fundamentales y la Constitución.

4. No discriminación por su estado de embarazo. Someter a una estudiante a un


tratamiento educativo distinto al de sus compañeros por encontrarse embarazada,
limitando su asistencia a ciertos días y horas o excluyéndola del plantel, está
prohibido por ser una medida discriminatoria, porque interfiere de forma negativa en
el ámbito de autodeterminación individual.

5. Prohibición de recibir sanciones que atenten contra su dignidad. Siempre deben


preferirse mecanismos pedagógicos de tipo persuasivo, aunque den resultados
más lentamente. Así, sanciones que supongan escarnio público, maltrato físico o
psicológico no están permitidos en las instituciones educativas.

6. No se les puede intimidar con la amenaza de una sanción. No se puede


amena-zar a los estudiantes con sanciones para cesar una acción que no
necesariamente constituye una falta. Esto no contradice que se hagan advertencias
legítimas acerca de las consecuencias que sus actos pueden acarrear.

7. Debido proceso en actuaciones disciplinarias. Dentro de las instituciones


educativas debe existir un proceso disciplinario para la aplicación de sanciones a
los estudiantes. Ellas deben contemplar garantías para su defensa como la
comunicación formal de la apertura del procedimiento, el conocimiento de todas las
pruebas en su contra, la posibilidad de controvertirlas, etc.

8. Practicar su religión. Las instituciones educativas deben llegar a acuerdos con los
estudiantes que, por razón de sus convicciones religiosas, no pueden cumplir
regularmente el calendario académico u otras obligaciones estudiantiles, siempre y
cuando se solicite desde el primer momento y se demuestre su vinculación a una
iglesia reconocida por el Estado.

9. Decidir sobre su apariencia física. La apariencia física es una de las maneras en


que se reafirma la personalidad y la identidad de una persona. Por eso, llevar el pelo
largo o determinadas prendas, adornos o maquillaje no puede ser sancionado por
las entidades educativas.
10. En la educación rural se debe garantizar el transporte a su escuela por largos
desplazamientos. Deben establecerse condiciones de infraestructura mínimas para
asegurar la disponibilidad del servicio, el acceso, la permanencia, la calidad y la
continuidad en la prestación del mismo. Así, por ejemplo, cuando los menores
tengan que hacer largos desplazamientos para llegar a su colegio, el Gobierno local
debe facilitar medios para que el acceso a la educación no se vea disminuido.
(Derecho Justo @derechojusto)

De los deberes de los estudiantes

- Respetar a todos las personas que conforman la comunidad educativa.

— Acudir puntualmente, a las actividades académicas, complementarias de


refuerzo, recuperación y evaluaciones en el horario y fechas estipuladas, y a las
actividades planeadas fuera del plantel.

— Cumplir con tareas y trabajos que me sean asignados y poseer los útiles y
materiales de trabajo.

Formular cortésmente los reclamos a directivos y profesores y atender las


observaciones y llamadas de atención.

— Permanecer en el establecimiento durante la jornada académica y en las


aulas de clase para sesiones curriculares.

- Presentar ante la coordinación las excusas o incapacidades médicas debidamente


justificadas.

- Conocer y acatar el manual de convivencia del plantel.

- Asistir puntualmente a clase, según horario establecido, aseados y con el uniforme


completo.

— Ajustar mi conducta en el plantel o en cualquier otro lugar, a las reglas de


educación, urbanidad y sana convivencia.

- Evitar presentarme en estado de embriaguez o bajo influjo de narcóticos, de


drogas o sustancias psicoactivas.

- Contribuir con el orden, aseo y embellecimiento de la institución, cuida-dos de los


materiales, libros y enseres de la institución.

- Evitar gritos, silbidos, juegos bruscos y de azar durante mi permanencia en la


institución.

- Cumplir los horarios establecidos para entradas y salidas.

— Realizar oportunamente las actividades que se le asignan en clase y para la


casa las tareas, talleres, evaluaciones, ejercicios, consultas, entre otras.
Presentar debidamente preparado en las fechas indicadas para los refuerzos.

— Presentar oportunamente y por escrito, las justificaciones de sus ausencias


al establecimiento.

— Traer a clase los textos, e implementos necesarios para el desarrollo de las


actividades académicas.

- Conocer y acatar el Manual de Convivencia. Presentarse con el uniforme


correspondiente.
- Presentar por escrito excusa firmada por el acudiente en caso de ausencia y otra
eventualidad.

- Llevar oportuna la información que se envía al padre de familia.

- Cuidar el ambiente no arrojando basuras al piso, ni desperdiciar el agua. Cumplir


las obligaciones que me sean encomendadas.

- Abstenerse de cometer actos de discriminación racial, religioso o de otra índole.

— Asumir la responsabilidad de sus actos.

— Escuchar atentamente y con el debido respeto, las explicaciones,


inquietudes, participaciones, de los compañeros, profesores, y miembros de la
comunidad educativa.

8. Fundamentación legal del Código de Convivencia.

Ley 1620 de 2013: Esta ley crea el Sistema Nacional de Convivencia, en su artículo
21 incluye nuevos aspectos que debe tener en cuenta los manuales de convivencia
como son:

— Identificar nuevas formas y alternativas para incentivar y fortalecer la


con-vivencia escolar y los temas de la ley.

— Respetar la diversidad.

— Dirimir los conflictos de manera pacífica, así como de posibles situaciones y


conductas que atenten contra el ejercicio de sus derechos.

— Conceder al educador el rol de orientador y mediador en situaciones que


atenten contra los temas de la ley. Así como funciones en la detección temprana de
estas mismas situaciones.

— Otorgar un rol activo a los estudiantes para participar en la definición de


acciones para el manejo de estas situaciones, en el marco de la ruta de atención
integral.

— Los manuales deberán incluir la ruta de atención integral y los protocolos de


que trata la ley.

- Debe incorporar las definiciones, principios y responsabilidades que establece la


ley, sobre los cuales se desarrollarán los factores de promoción y prevención y
atención de la Ruta de Atención Integral para la Convivencia Escolar.

Ley 1098 de 2008. Código de la infancia y adolescencia.


Artículo 28. Derecho a la educación. Los niños, las niñas y los adolescentes tienen
derecho a una educación de calidad. Esta será obligatoria por parte del Estado en
un año de preescolar y nueve de educación básica. La educación será gratuita en
las instituciones estatales de acuerdo con los términos establecidos en la
Constitución Política. Incurrirá en multa hasta de 20 salarios mínimos quienes se
abstengan de recibir a un niño en los establecimientos públicos de educación.

Artículo 42. Obligaciones especiales de las instituciones educativas. Para cumplir


con su misión las instituciones educativas tendrán entre otras las siguientes
obligaciones:

1. Facilitar el acceso de los niños, niñas y adolescentes al sistema educativo y


garantizar su permanencia.

2. Brindar una educación pertinente y de calidad.

3. Respetar en toda circunstancia la dignidad de los miembros de la comunidad


educativa.

4. Facilitar la participación de los estudiantes en la gestión académica del centro


educativo.

5. Abrir espacios de comunicación con los padres de familia para el seguimiento del
proceso educativo y propiciar la democracia en las relaciones dentro de la
comunidad educativa.

6. Organizar programas de nivelación de los niños y niñas que presenten


dificultades de aprendizaje o estén retrasados en el ciclo escolar y establecer
programas de orientación psicopedagógica y psicológica.

7. Respetar, permitir y fomentar la expresión y el conocimiento de las diversas


culturas nacionales y extranjeras y organizar actividades culturales
extracurriculares con la comunidad educativa para tal fin.

8. Estimular las manifestaciones e inclinaciones culturales de los niños, niñas y


adolescentes, y promover su producción artística, científica y tecnológica.

9. Garantizar la utilización de los medios tecnológicos de acceso y difusión de la


cultura y dotar al establecimiento de una biblioteca adecuada.

10. Organizar actividades conducentes al conocimiento, respeto y conservación del


patrimonio ambiental, cultural, arquitectónico y arqueológico nacional.

11. Fomentar el estudio de idiomas nacionales y extranjeros y de lenguajes


especiales.

12. Evitar cualquier conducta discriminatoria por razones de sexo, etnia, credo,
condición socio-económica o cualquier otra que afecte el ejercicio de sus derechos.

Parágrafo 1o. (Parágrafo adicionado por el artículo 94 de la Ley 1453 de 2011.) El


nuevo texto es el siguiente: Considérese obligatorio que todas las instituciones
educativas públicas y privadas estructuren un módulo articulado al PEI —Proyecto
Educativo Institucional— para mejorar las capacidades de los padres de familia y/o
custodios en relación con las orientaciones para la crianza que contribuyan a
disminuir las causas de la violencia intrafamiliar y sus consecuencias como:
consumo de sustancias psicoactivas, embarazo en adolescentes, deserción
escolar, agresividad entre otros.

Parágrafo 2o. Las Secretarías de Educación Municipal y Departamental deberán


orientar y supervisar las estrategias y metas del sistema psicopedagógico y las
Instituciones deberán consignarlo dentro del Proyecto Educativo Institucional
—PEI—como de obligatorio cumplimiento. (Parágrafo adicionado por el artículo 94
de la Ley 1453 de 2011.)

Artículo 3°. Sujetos titulares de derechos. Para todos los efectos de esta ley son
sujetos titulares de derechos todas las personas menores de 18 años. Sin perjuicio
de lo establecido en el artículo 34 del Código Civil, se entiende por niño o niña las
personas entre los 0 y los 12 años, y por adolescente las personas entre 12 y 18
años de edad.

Toda actuación administrativa deberá ser el resultado de un proceso en el que la


persona tuvo la oportunidad de expresar sus opiniones, así como de presentar las
pruebas que demuestren su derecho, con plena observancia de las disposiciones
procesales que lo regulen.... Corte Constitucional. Sentencia No. T-521/92

Sentencia. T- 356 de 2013, (Debido proceso) "Así lo ha explicado la jurisprudencia


constitucional, al determinar que el proceso disciplinario en las instituciones
educativas debe cumplir con los contenidos mínimos del derecho al debido proceso.

Se ha reiterado por la Corte que "las instituciones educativas tienen un amplio


margen de autorregulación en materia disciplinaria, pero sujeto a límites básicos
como la previa determinación de las faltas y las sanciones respectivas, además del
previo establecimiento del procedimiento a seguir para la imposición de cualquier
sanción.

Dicho procedimiento ha de contemplar:

1) la comunicación formal de la apertura del proceso disciplinario a la persona a


quien se imputan las conductas pasibles de sanción. (Código Contencioso
Administrativo. Ley 1437 de 2011);

(2) la formulación de los cargos imputados, que puede ser verbal o escrita, siempre
y cuando en ella consten de manera clara y precisa las conductas, las faltas
disciplinarias a que esas conductas dan lugar (con la indicación de las normas
reglamentarias que consagran las faltas) y la calificación provisional de las
conductas como faltas disciplinarias;

(3) el traslado al imputado de todas y cada una de las pruebas que fundamentan los
cargos formulados;

(4) la indicación de un término durante el cual el acusado pueda formular sus


descargos (de manera oral o escrita), controvertir las pruebas en su contra y allegar
las que considere necesarias para sustentar sus descargos;

(5) el pronunciamiento definitivo de las autoridades competentes mediante un acto


motivado y congruente;

(6) la imposición de una sanción proporcional a los hechos que la motivaron; Y

(7) la posibilidad de que el encartado pueda controvertir, mediante los recursos


pertinentes, todas y cada una de las decisiones de las autoridades competentes.

Adicionalmente el trámite sancionatorio se debe tener en cuenta:

I) la edad del infractor, y, por ende, su grado de madurez psicológica;

ii) el contexto que rodeó la comisión de la falta;

iii) las condiciones personales y familiares del alumno;

iv) la existencia o no de medidas de carácter preventivo al interior del colegio;

v) los efectos prácticos que la imposición de la sanción va a traerle al estudiante


para su futuro educativo y

vi) la obligación que tiene el Estado de garantizarle a los adolescentes su


permanencia en el sistema educativo."

9. Medios de comunicación

Diseñar e implementar estrategias de comunicaciones claras y oportunas, con la


finalidad de posibilitar la aplicación por parte de la comunidad educativa. Nombrar
las comisiones integradas por estudiantes, profesores y padres de familia
encargados de dirigir, coordinar y responder por los medios de comunicación.

Es la oportunidad para que los estudiantes escriban sus artículos y ensayos


referidos a los valores y hechos de la institución educativa.

Emplear medios de comunicación social impresos tales como circulares, cartas


semanales, el periódico, la revista, el periódico mural, carteleras de expresión libre,
la radio escolar o local, la televisión y la internet. Se manifiesta que es de uso
informativo de los hechos propios de la institución y de la comunidad educativa.
Enseña, educa y comunica.

La comunicación es la herramienta fundamental dentro del proyecto, como


expresión humana es el mecanismo para la participación, la negociación y la toma
de decisiones centradas.

La dimensión comunicativa deberá manifestar la estrecha correspondencia entre el


pensar, el decir y el hacer por parte de todos y cada uno de los actores de la
comunidad educativa para que sea real y efectiva. (28).

Constitución Política

Artículo 1. Colombia es un Estado Social de derecho, organizado en forma de


República Unitaria, Descentralizada, con autonomía de sus entidades territoriales,
democrática, participativa y pluralista fundada en el respeto de la dignidad humana,
en el trabajo y la solidaridad de las personas que la integran y en la prevalencia del
interés general.

Los docentes deben ejercer su liderazgo y ser ejemplo de su defensa, observancia y


garantía, formando ciudadanos responsables, críticos, cumplidores de sus deberes,
haciendo primar el interés general sobre el interés particular, personas que ejercen
sus derechos sin desconocer el de los demás.

La Constitución Política en su artículo 123 establece:

Son servidores públicos los miembros de las corporaciones públicas, los empleados
y trabajadores del Estado y de sus entidades descentralizadas territorialmente y por
servicios. Los servidores públicos están al servicio del Estado y de la comunidad;
ejercerán sus funciones en la forma prevista por la Constitución, la ley y el
reglamento.

La ley determinará el régimen aplicable a los particulares que temporalmente


desempeñen funciones públicas y regulará su ejercicio,

Artículo 24. La ley determinará la responsabilidad de los servidores públicos y la


manera de hacerla efectiva.

El actuar del servidor público (docentes, docentes directivos y administrativos) debe


enmarcarse dentro de los principios constitucionales de la convivencia, el trabajo, la
justicia, la igualdad, el conocimiento, la libertad, la paz, la participación, la
democracia, el pluralismo, la solidaridad, la igualdad, la participación, la dignidad
humana y la prevalencia del interés general.

En todos los casos de indisciplina se presentarán soluciones de diálogos,


concertaciones, compromisos de mejoramiento y procesos de conciliación. Se
solicitará la ayuda del Psicólogo o del orientador escolar, lo mismo que de los
padres de familia o acudientes para un trabajo conjunto.

Cuando se proceda a la aplicación de una sanción enmarcada dentro de los


principios establecidos en el manual de convivencia es porque se han agotado
todas las demás instancias.

Decreto 1108 de 1994 por el cual se sistematizan, coordinan y reglamentan algunas


disposiciones en relación con el porte y consumo de estupefacientes y sustancias
psicotrópicas.

Capitulo Ill en relación con el código educativo. Artículo 9o. Para efectos de los fines
educativos, se prohíbe en todos los establecimientos educativos del país, esta-tales
y privados, el porte y consumo de estupefacientes o sustancias psicotrópicas.

Será obligación de los directivos, docentes y administrativos de los establecimientos


educativos que detecten casos de tenencia o consumo de estupefacientes y
sustancias psicotrópicas, informar de ello a la autoridad del establecimiento
educativo; tratándose de un menor deberá comunicarse tal situación a los padres y
al defensor de familia, y se procederá al decomiso de tales productos.

Parágrafo. Mientras se constituye el Consejo Directivo previsto en la Ley 115 de


1994, la autoridad u organismo que haga sus veces en los establecimientos
educativos deberá adoptar en un término no mayor de 30 días las medidas
dispuestas en el presente artículo, ajustando para ello el reglamento
correspondiente.

Es responsabilidad de las secretarías de educación de las entidades territoriales,


asesorar y vigilar el cumplimiento de lo dispuesto en este artículo.

Artículo 11. Los directores y docentes de los establecimientos educativos que


detecten entre sus educandos casos de tenencia, tráfico o consumo de sustancias
que produzcan dependencia, están obligados a informar a los padres y al defensor
de familia para que adopten las medidas de protección correspondientes. El
incumplimiento de esta obligación será sancionado en la forma prevista en el
Código Educativo y en el Estatuto Docente, según sea el caso.

Artículo 12. Todo establecimiento educativo, estatal o privado deberá incluir en su


proyecto educativo institucional procesos de prevención integral, de conformidad
con lo dispuesto en el artículo 44 del presente decreto.

Para tal efecto se desarrollarán en las instituciones educativas planes de formación


a través de seminarios, talleres, encuentros, eventos especiales, foros, pasantías,
que posibiliten la reflexión, movilización, participación y organización en torno al
fenómeno cultural de las drogas y el desarrollo de propuestas y proyectos escolares
y comunitarios como alternativas de prevención integral.
Artículo 13. En los niveles de educación básica (ciclos de primaria y secundaria) y
media y en los programas de educación superior y de educación no formal, se
adelantarán procesos de formación en prevención integral y se programará
información sobre los riesgos de la fármaco dependencia, de acuerdo con los
lineamientos que para tal efecto determine el Ministerio de Educación Nacional y el
ICFES en coordinación con la Dirección Nacional de Estupefacientes.

Como principal estrategia se promoverá el proceso de participación y organización


de la comunidad educativa.

Parágrafo. Las instituciones de educación superior desarrollarán además de los


mecanismos de formación y prevención mencionados en este artículo, círculos de
prevención para afrontar el riesgo del fármaco dependencia.

Artículo 14. El Ministerio de Educación Nacional fortalecerá, promoverá y orientará


en forma permanente y continua procesos de prevención integral a través del
sistema educativo y proveerá los recursos humanos físicos y financieros para ello.

Artículo 15. En ejercicio de la facultad de inspección y vigilancia y de conformidad


con lo dispuesto en el artículo 169 de la Ley General de Educación, los
gobernado-res y alcaldes en coordinación con el Ministerio de Educación Nacional,
verificarán el cumplimiento de lo dispuesto en el presente capítulo, e impondrán las
sanciones del caso de conformidad con las normas

10. Reglamento de profesores

El Reglamento del Profesores es el conjunto de principios y reglas básicas que


informan y rigen las relaciones entre la institución educativa y su cuerpo profesores;
que señalan las funciones de los profesores y las obligaciones y derechos
recíprocos de estos y de la institución y la comunidad educativa, con el entorno y la
naturaleza que definen la estructura y sus relaciones.

Los profesores juegan un papel vital y trascendental, son considerados como los
orientadores de un proceso de formación, enseñanza y aprendizaje de los
estudiantes acorde con las expectativas sociales, culturales, éticas y morales de la
familia y de la sociedad.

El manual de convivencia debe contener el reglamento del profesorado, en el cual


se contemple, su vinculación, su jornada, sus horarios de clases, su remuneración
salarial, sus responsabilidades, derechos, sus obligaciones, sus deberes y las
prohibiciones, según la normatividad vigente.

11. Derechos

— Ser considerados y respetados en su dignidad recibiendo un trato amable y


cordial por parte de todos los miembros de la comunidad educativa.
— Ser atendidos oportunamente por directivos y personal administrativo
guardando las normas de respeto y siguiendo el conducto regular.

— Recibir información oportuna sobre las actividades a realizar, ya sea


verbalmente, en cartelera o por escrito.

— Participar en la elaboración del PEI.

— Elegir y ser elegido miembro del Consejo Directivo y/o del Consejo
Académico.

— Ser informado oportunamente sobre su situación laboral.

— Ser escuchado para que pueda expresar sus ideas, sugerencias y descargos
cuando sea conveniente y redunde en beneficio de la comunidad.

— Participar en la conformación de comités y elaboración de proyectos especiales,


de acuerdo a su área, inquietudes e intereses.

— Recibir asignación académica según el área de su especialidad, teniendo en


cuenta en lo posible que haya continuidad en el trabajo desarrollado por los
docentes en cada año.

— Ser diligenciadas en forma oportuna y correcta las solicitudes de constancias y


certificados en la secretaría del colegio.

— Solicitar permisos y licencias teniendo en cuenta normas vigentes.

— Recibir horarios de clases con una adecuada distribución para mejor


aprovechamiento de las horas libres en el diseño, elaboración y preparación de
materiales didácticos y ayudas educativas

— Recibir asesoría individual para superar las dificultades y corregir los


desaciertos en el proceso pedagógico.

— Tener autonomía y ser respetados sus criterios de evaluación, siempre y


cuando se ajusten a las normas vigentes y estén de acuerdo con el Proyecto
Educativo Institucional.

— Ser evaluados con justicia y objetividad teniendo en cuenta las disposiciones


legales vigentes.

— Ser elegido para representar al colegio en seminarios, talleres, simposios,


etc.

— Igualdad de oportunidades en el acceso a los estímulos establecidos por las


entidades del Estado y los consagrados en los estatutos reglamentarios de la
profesión docente.

12. Deberes

Ley 734 de 2002, por la cual se expide el Código Disciplinario Único.

Artículo 34 Son deberes de todo servidor público:

1. Cumplir y hacer que se cumplan los deberes contenidos en la Constitución, los


tratados de Derecho Internacional Humanitario, los demás ratificados por el
Congreso, las leyes, los decretos, las ordenanzas, los acuerdos distritales y
municipales, los estatutos de la entidad, los reglamentos y los manuales de
funciones, las decisiones judiciales y disciplinarias, las convenciones colectivas, los
contratos de trabajo y las órdenes superiores emitidas por funcionario competente.

2. Cumplir con diligencia, eficiencia e imparcialidad el servicio que le sea


encomendado y abstenerse de cualquier acto u omisión que cause la suspensión o
perturbación injustificada de un servicio esencial, o que implique abuso indebido del
cargo o función. (38)

3. Formular, decidir oportunamente o ejecutar los planes de desarrollo y los


presupuestos, y cumplir las leyes y normas que regulan el manejo de los recursos
económicos públicos, o afectos al servicio público.

4. Utilizar los bienes y recursos asignados para el desempeño de su empleo, cargo


o función, las facultades que le sean atribuidas, o la información reservada a que
tenga acceso por razón de su función, en forma exclusiva para los fines a que están
afectos.

5. Custodiar y cuidar la documentación e información que por razón de su empleo,


cargo o función conserve bajo su cuidado o a la cual tenga acceso, e impedir o
evitar la sustracción, destrucción, ocultamiento o utilización indebidos.

6. Tratar con respeto, imparcialidad y rectitud a las personas con que tenga relación
por razón del servicio. (Expresiones subrayadas declaradas EXEQUIBLES por la
Corte Constitucional mediante Sentencia C-030 de 2012)

7. Cumplir las disposiciones que sus superiores jerárquicos adopten en ejercicio de


sus atribuciones, siempre que no sean contrarias a la Constitución Nacional y a las
leyes vigentes, y atender los requerimientos y citaciones de las autoridades
competentes.

8. Desempeñar el empleo, cargo o función sin obtener o pretender beneficios


adicionales a las contraprestaciones legales y convencionales cuando a ellas tenga
derecho.

9. Acreditar los requisitos exigidos por la ley para la posesión y el desempeño del
cargo.

10. Realizar personalmente las tareas que le sean confiadas, responder por el
ejercicio de la autoridad que se le delegue, así como por la ejecución de las órdenes
que imparta, sin que en las situaciones anteriores quede exento de la
responsabilidad que le incumbe por la correspondiente a sus subordinados.

11. Dedicar la totalidad del tiempo reglamentario de trabajo al desempeño de las


funciones encomendadas, salvo las excepciones legales.

12. Resolver los asuntos en el orden en que hayan ingresado al despacho, salvo
prelación legal o urgencia manifiesta.

13. Motivar las decisiones que lo requieran, de conformidad con la ley.

14. Registrar en la oficina de recursos humanos, o en la que haga sus veces, su


domicilio o dirección de residencia y teléfono, y dar aviso oportuno de cualquier
cambio.

15. Ejercer sus funciones consultando permanentemente los intereses del bien
común, y teniendo siempre presente que los servicios que presta constituyen el
reconocimiento y efectividad de un derecho y buscan la satisfacción de las
necesidades generales de todos los ciudadanos.

16. Permitir a los representantes del Ministerio Público, fiscales, jueces y demás
autoridades competentes el acceso inmediato a los lugares donde deban adelantar
sus actuaciones e investigaciones y el examen de los libros de registro, documentos
y diligencias correspondientes. Así mismo, prestarles la colaboración necesaria
para el desempeño de sus funciones.

17. Permanecer en el desempeño de sus labores mientras no se haya hecho cargo


de ellas quien deba reemplazarlo, salvo autorización legal, reglamentaria, o de
quien deba proveer el cargo.

18. Hacer los descuentos conforme a la ley o a las órdenes de autoridad judicial y
girar en el término que señale la ley o la autoridad judicial los dineros
correspondientes.

19. Dictar los reglamentos o manuales de funciones de la entidad, así como los
internos sobre el trámite del derecho de petición.

20. Calificar a los funcionarios o empleados en la oportunidad y condiciones


previstas por la ley o el reglamento.

21. Vigilar y salvaguardar los bienes y valores que le han sido encomendados y
cuidar que sean utilizados debida y racionalmente, de conformidad con los fines a
que han sido destinados. Ver Concepto de la Secretaría General 75 de 2003.
22. Responder por la conservación de los útiles, equipos, muebles y bienes
confiados a su guarda o administración y rendir cuenta oportuna de su utilización.

23. Explicar inmediata y satisfactoriamente al nominador, a la Procuraduría General


de la Nación o a la personería, cuando estos lo requieran, la procedencia del
incremento patrimonial obtenido durante el ejercicio del cargo, función o servicio.

24. Denunciar los delitos, contravenciones y faltas disciplinarias de los cuales


tuviere conocimiento, salvo las excepciones de ley.

25. Poner en conocimiento del superior los hechos que puedan perjudicar el
funcionamiento de la administración y proponer las iniciativas que estime útiles para
el mejoramiento del servicio.

26. Publicar en las dependencias de la respectiva entidad, en sitio visible, una vez
por mes, en lenguaje sencillo y accesible al ciudadano común, una lista de las
licitaciones declaradas desiertas y de los contratos adjudicados, que incluirá el
objeto y valor de los mismos y el nombre del adjudicatario.

27. Hacer las apropiaciones en los presupuestos y girar directamente a las


contralorías departamentales y municipales, como a la Contraloría General de la
República y las Personerías Municipales y Distritales dentro del término legal, las
partidas por concepto de la cuota de vigilancia fiscal, siempre y cuando lo permita el
flujo de caja.

28. Controlar el cumplimiento de las finalidades, objetivos, políticas y programas


que deban ser observados por los particulares cuando se les atribuyan funciones
públicas.
29. Ordenar, en su condición de jefe inmediato, adelantar el trámite de jurisdicción
coactiva en la respectiva entidad, para el cobro de la sanción de multa, cuando el
pago no se hubiere efectuado oportunamente.

30. Ejercer, dentro de los términos legales, la jurisdicción coactiva para el cobro de
las sanciones de multa.

31. Adoptar el Sistema de Control Interno y la función independiente de Auditoría


Interna que trata la Ley 87 de 1993 y demás normas que la modifiquen o
complementen.

32. Implementar el Control Interno Disciplinario al más alto nivel jerárquico del
organismo o entidad pública, asegurando su autonomía e independencia y el
principio de segunda instancia, de acuerdo con las recomendaciones que para el
efecto señale el Departamento Administrativo de la Función Pública, a más tardar
para la fecha en que entre en vigencia el presente código, siempre y cuando existan
los recursos presupuestales para el efecto. (10)
33. Adoptar el Sistema de Contabilidad Pública y el Sistema Integrado de
Información Financiera SIIF, así como los demás sistemas de información a que se
encuentre obligada la administración pública, siempre y cuando existan los recursos
presupuestales para el efecto.

34. Recibir, tramitar y resolver las quejas y denuncias que presenten los ciudadanos
en ejercicio de la vigilancia de la función administrativa del Estado.

35. Ofrecer garantías a los servidores públicos o a los particulares que denuncien
acciones u omisiones antijurídicas de los superiores, subalternos o particulares que
administren recursos públicos o ejerzan funciones públicas.

Parágrafo transitorio. El presidente de la República, dentro de los seis meses


siguientes a la vigencia de esta ley, reglamentará la materia.

Publicar mensualmente en las dependencias de la respectiva entidad, en lugar


visible y público, los informes de gestión, resultados, financieros y contables que se
determinen por autoridad competente, para efectos del control social de que trata la
Ley 489 de 1998 y demás normas vigentes.

— Crear y facilitar la operación de mecanismos de recepción y emisión


permanente de información a la ciudadanía, que faciliten a esta el conocimiento
periódico de la actuación administrativa, los informes de gestión y los más
importantes proyectos a desarrollar.

— Actuar con imparcialidad, asegurando y garantizando los derechos de todas


las personas, sin ningún género de discriminación, respetando el orden de
inscripción, ingreso de solicitudes y peticiones ciudadanas, acatando los términos
de ley.
10. Ley 734 de 2002 (Febrero 05) Por la cual se expide el Código Disciplinario Único

— Acatar y poner en práctica los mecanismos que se diseñen para facilitar la


participación de la comunidad en la planeación del desarrollo, la concertación y la
toma de decisiones en la gestión administrativa de acuerdo a lo preceptuado en la
ley.

— Capacitarse y actualizarse en el área donde desempeña su función

— Dar trato amable y cordial a todos los miembros de la comunidad y compartir


con espíritu de solidaridad y unidad de propósito.

— Observar una conducta pública acorde con el decoro de la dignidad del


cargo.

—Tratar con respeto, imparcialidad, rectitud y justicia a las personas con que se
tenga relación en el ejercicio del cargo.
— Abstenerse de solicitar préstamo en dinero a sus alumnos, la venta de
productos dentro de la institución o la obtención de cualquier otro beneficio
económico personal.

— Abstenerse de solicitar a los alumnos y al personal del plantel la presentación


de servicios personales.

— Informar veraz y oportunamente al directivo correspondiente la comisión de


hechos que 'puedan constituir causales de mala conducta y a las cuales tenga
conocimiento.

— Escuchar y permitir al alumno expresar sus ideas, sugerencias y descargos


cuando sea necesario teniendo en cuenta las normas de respeto.

— Utilizar los recursos que tenga asignados para el desempeño de su cargo, las
facultades que le sean atribuidas o la información reservada a que tenga acceso por
su función, exclusivamente para fines que le fueron destinados.

— Poner en conocimiento del superior los hechos que puedan perjudicar la


administración y las iniciativas que se estimen útiles para el mejoramiento del
servicio.

— Atender y tramitar y realizar las sugerencias que recibe de sus colegas, de


padres de familia o de alumnos (as), a cerca de sus relaciones interpersonales y de
la manera de orientar tanto las clases como los procesos curriculares.

Artículo 38. De las Faltas Disciplinarias de los docentes y directivos docentes


oficiales. En las instituciones educativas de carácter oficial, los docentes y directivos
docentes en el marco de las funciones asignadas a su respectivo cargo, serán
responsables por hacer efectiva la implementación del Sistema al interior de "las
mismas. La omisión o el incumplimiento de este deber constituyen una falta
disciplinaria y dará lugar a las sanciones previstas por la ley para estos servidores.
(Ley 1620 de 2013. Ley de convivencia escolar (48) El Tiempo. 20 de junio de 2014,
01:56 am. Recuperado septiembre 14 de 2017. Falta verificar.)

13. Quejas, conflictos y procedimientos

Ante situaciones de quejas o reclamos que puedan originar conflicto entre


profesores y alumnos, se establecen las siguientes instancias, competencias y
procedimientos.

Cuando un alumno o padre de familia observa alguna conducta de profesor (a) que
le merezca especial atención, queja o reclamo, se lo hará saber al mismo educador
(a). Si este (a) no le da solución, lo comunica al comité de convivencia, el cual
llamará al docente y buscará una concertación conveniente a todos los
involucrados.
Si el comité no logra o es un asunto de competencia exclusiva de del Consejo
Directivo, del director Administrativo o de otra autoridad deberá pasarle el caso a la
que corresponda y esta resolverá en última instancia, según la competencia".

A los docentes, directivos y administrativos, como servidores públicos les aplica lo


establecido en la Ley 734 de 2002 o Código Disciplinario Único, la cual establece en
su Título IV: Derechos, deberes, prohibiciones, incompatibilidades, impedimentos,
inhabilidades y conflicto de intereses del servidor público; Capítulo 1°. Derechos,
artículo 33. Derechos. Además de los contemplados en la Constitución, la ley y los
reglamentos, son derechos de todo servidor público.

Artículo 33. Derechos. Derechos, deberes, prohibiciones, incompatibilidades,


impedimentos, inhabilidades y conflicto de intereses del servidor público.

1. Percibir puntualmente la remuneración fijada o convenida para el respectivo


cargo o función.

2. Disfrutar de la seguridad social en la forma y condiciones previstas en la ley.

3. Recibir capacitación para el mejor desempeño de sus funciones.

4. Participar en todos los programas de bienestar social que para los servidores
públicos y sus familiares establezca el Estado, tales como los de vivienda,
educación, recreación, cultura, deporte y vacacionales.

5. Disfrutar de estímulos e incentivos conforme a las disposiciones legales o


convencionales vigentes.
6. Obtener permisos y licencias en los casos previstos en la ley.

7. Recibir tratamiento cortés con arreglo a los principios básicos de las relaciones
humanas.

8. Participar en concursos que le permitan obtener promociones dentro del servicio.

9. Obtener el reconocimiento y pago oportuno de las prestaciones consagradas en


los regímenes generales y especiales.

10. Los derechos consagrados en la Constitución, los tratados internacionales


ratificados por el Congreso, las leyes, las ordenanzas, los acuerdos municipales, los
reglamentos y manuales de funciones, las convenciones colectivas y los contratos
de trabajo.

14. Prohibiciones

Artículo 35. Prohibiciones.

A todo servidor público le está prohibido:


— Incumplir los deberes o abusar de los derechos o extralimitar las funciones
contenidas en la Constitución, los tratados internacionales ratificados por el
Congreso, las leyes, los decretos, las ordenanzas, los acuerdos distritales y
municipales, los estatutos de la entidad, los reglamentos y los manuales de
funciones, las decisiones judiciales y disciplinarias, las convenciones colectivas y
los contratos de trabajo.

— Imponer a otro servidor público trabajos ajenos a sus funciones o impedirle el


cumplimiento de sus deberes.

— Solicitar, directa o indirectamente, dádivas, agasajos, regalos, favores o


cualquier otra clase de beneficios.

— Aceptar, sin permiso de la autoridad correspondiente, cargos, honores o


recompensas provenientes de organismos internacionales o gobiernos extranjeros,
o celebrar contratos con estos, sin previa autorización del Gobierno.

- Ocupar o tomar indebidamente oficinas o edificios públicos.

- Ejecutar actos de violencia contra superior, subalterno o compañeros de trabajo,


demás servidores públicos o injuriarlos o calumniarlos.

— Omitir, negar, retardar o entrabar el despacho de los asuntos a su cargo o la


prestación del servicio a que está obligado.

— Omitir, retardar o no suministrar debida y oportuna respuesta a las peticiones


respetuosas de los particulares o a solicitudes de las autoridades, así como
retenerlas o enviarlas a destinatario diferente de aquel a quien corresponda su
conocimiento.

— Ejecutar en el lugar de trabajo actos que atenten contra la moral o las buenas
costumbres.

— Constituirse en acreedor o deudor de alguna persona interesada directa o


indirectamente en los asuntos a su cargo, de sus representantes o apoderados, de
sus parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad o
primero civil, o de su cónyuge o compañero o compañera permanente.

— Incumplir de manera reiterada e injustificada obligaciones civiles, laborales,


comerciales o de familia impuestas en decisiones judiciales o administrativas o
admitidas en diligencia de conciliación.

— Proporcionar dato inexacto o presentar documentos ideológicamente falsos


u omitir información que tenga incidencia en su vinculación o permanencia en el
cargo o en la carrera, o en las promociones o ascensos o para justificar una
situación administrativa.
— Ocasionar daño o dar lugar a la pérdida de bienes, elementos, expedientes o
documentos que hayan llegado a su poder por razón de sus funciones.

— Desempeñar simultáneamente más de un empleo público o recibir más de


una asignación que provenga del tesoro público, o de empresas o de instituciones
en las que tenga parte mayoritaria el Estado, salvo los casos expresamente
determinados por la ley. Entiéndase por tesoro público el de la Nación, las entidades
territoriales y las descentralizadas.

— Ordenar el pago o percibir remuneración oficial por servicios no prestados, o


por cuantía superior a la legal, o reconocer y cancelar pensiones irregularmente
reconocidas, o efectuar avances prohibidos por la ley o los reglamentos.

— Asumir obligaciones o compromisos de pago que superen la cuantía de los


montos aprobados en el Programa Anual Mensualizado de Caja (PAC).

— Ejercer cualquier clase de coacción sobre servidores públicos o sobre


particulares que ejerzan funciones públicas, a fin de conseguir provecho personal o
para terceros, o para que proceda en determinado sentido.

— Nombrar o elegir, para el desempeño de cargos públicos, personas que no


reúnan los requisitos constitucionales, legales o reglamentarios, o darles posesión a
sabiendas de tal situación.

— Reproducir actos administrativos suspendidos o anulados por la jurisdicción


contencioso-administrativa, o proceder contra resolución o providencia
ejecutoriadas del superior.

- Permitir, tolerar o facilitar el ejercicio ilegal de profesiones reguladas por la ley.

- Dar lugar al acceso o exhibir expedientes, documentos o archivos a personas no


autorizadas.

— Prestar, a título particular, servicios de asistencia, representación o asesoría


en asuntos relacionados con las funciones propias del cargo, hasta por un término
de un año después de la dejación del cargo o permitir que ello ocurra.

— Proferir en acto oficial o en público expresiones injuriosas o calumniosas


contra cualquier servidor público o las personas que intervienen en los mismos.

— Incumplir cualquier decisión judicial, fiscal, administrativa, o disciplinaria en


razón o con ocasión del cargo o funciones, u obstaculizar su ejecución.

— Gestionar directa o indirectamente, a título personal, o en representación de


terceros, en asuntos que estuvieron a su cargo.
— Distinguir, excluir, restringir o preferir, con base en motivos de raza, color,
linaje u origen nacional o étnico que tengan por objeto o por resultado anular o
menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los
derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas política, económica,
social, cultural o en cualquier otra de la vida pública (artículo 1°, Convención
Internacional sobre Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial,
aprobada en Colombia mediante la Ley 22 de 1981).

— Ejercer la docencia, dentro de la jornada laboral, por un número de horas


superior al legalmente permitido.

— Manifestar indebidamente en acto público o por los medios de comunicación,


opiniones o criterios dirigidos a influir para que la decisión contenida en sentencias
judiciales, fallos disciplinarios, administrativos o fiscales sean favorables a los
intereses de la entidad a la cual se encuentra vinculado, en su propio beneficio o de
un tercero.

— Prescindir del reparto cuando sea obligatorio hacerlo, o efectuarlo en forma


irregular.

— Infringir las disposiciones sobre honorarios o tarifas de los profesionales


liberales o auxiliares de la justicia y/o el arancel judicial, en cuantía injusta y
excesiva.

— Tener a su servicio, en forma estable para las labores propias de su


despacho, personas ajenas a la entidad.

— Propiciar, organizar o participar en huelgas, paros o suspensión de


actividades o disminución del ritmo de trabajo, cuando se trate de servicios públicos
esenciales definidos por el legislador.

— Adquirir, por sí o por interpuesta persona, bienes que se vendan por su


gestión o influir para que otros los adquieran, salvo las excepciones legales.

— Proporcionar noticias o informes sobre asuntos de la administración, cuando


no esté facultado para hacerlo.

— Las demás prohibiciones consagradas en la ley y reglamentos.

Igualmente aplica lo establecido en la Ley 1437 de 2011 y en el Decreto-ley 019 de


2012.

Ley 1437 de 2012, se expide el Código de Procedimiento Administrativo y de lo


Contencioso Administrativo.

Artículo 3. Principios. Todas las autoridades deberán interpretar y aplicar las


disposiciones que regulan las actuaciones y procedimientos administrativos a la luz
de los principios consagrados en la Constitución Política, en la Parte Primera de
este Código y en las leyes especiales.

Las actuaciones administrativas se desarrollarán, especialmente, con arreglo a los


principios del debido proceso, igualdad, imparcialidad, buena fe, moralidad,
participación, responsabilidad, transparencia, publicidad, coordinación, eficacia,
economía y celeridad.

1. En virtud del principio del debido proceso, las actuaciones administrativas se


adelantarán de conformidad con las normas de procedimiento y competencia
establecidas en la Constitución y la ley, con plena garantía de los derechos de
representación, defensa y contradicción.

4. En materia administrativa sancionatoria, se observarán adicionalmente los


principios de legalidad de las faltas y de las sanciones, de presunción de inocencia,
de no reformatio in pejus y non bis in ídem.

2. En virtud del principio de igualdad, las autoridades darán el mismo trato y


protección a las personas e instituciones que intervengan en las actuaciones bajo
su conocimiento. No obstante, serán objeto de trato y protección especial las
personas que por su condición económica, física o mental se encuentran en
circunstancias de debilidad manifiesta.

3. En virtud del principio de imparcialidad, las autoridades deberán actuar teniendo


en cuenta que la finalidad de los procedimientos consiste en asegurar y garantizar
los derechos de todas las personas sin discriminación alguna y sin tener en
consideración factores de afecto o de interés y, en general, cualquier clase de
motivación subjetiva.

4. En virtud del principio de buena fe, las autoridades y los particulares presumirán
el comportamiento leal y fiel de unos y otros en el ejercicio de sus competencias,
derechos y deberes.

5. En virtud del principio de moralidad, todas las personas y los servidores públicos
están obligados a actuar con rectitud, lealtad y honestidad en las actuaciones
administrativas.

6. En virtud del principio de participación, las autoridades promoverán y atenderán


las iniciativas de los ciudadanos, organizaciones y comunidades encaminadas a
intervenir en los procesos de deliberación, formulación, ejecución, control y
evaluación de la gestión pública.

7. En virtud del principio de responsabilidad, las autoridades y sus agentes


asumirán las consecuencias por sus decisiones, omisiones o extralimitación de
funciones, de acuerdo con la Constitución, las leyes y los reglamentos.
8. En virtud del principio de transparencia, la actividad administrativa es del dominio
público, por consiguiente, toda persona puede conocer las actuaciones de la
administración, salvo reserva legal.

9. En virtud del principio de publicidad, las autoridades darán a conocer al público y


a los interesados, en forma sistemática y permanente, sin que medie petición
alguna, sus actos, contratos y resoluciones, mediante las comunicaciones,
notificaciones y publicaciones que ordene la ley, incluyendo el empleo de
tecnologías que permitan difundir de manera masiva tal información de conformidad
con lo dispuesto en este Código. Cuando el interesado deba asumir el costo de la
publicación, esta no podrá exceder en ningún caso el valor de la misma.

10. En virtud del principio de coordinación, las autoridades concertarán sus


actividades con las de otras instancias estatales en el cumplimiento de sus
cometidos y en el reconocimiento de sus derechos a los particulares.

11. En virtud del principio de eficacia, las autoridades buscarán que los
procedimientos logren su finalidad y, para el efecto, removerán de oficio los
obstáculos puramente formales, evitarán decisiones inhibitorias, dilaciones o
retardos y sanearán, de acuerdo con este Código las irregularidades
procedimentales que se presenten, en procura de la efectividad del derecho
material objeto de la actuación administrativa.

12. En virtud del principio de economía, las autoridades deberán proceder con
austeridad y eficiencia, optimizar el uso del tiempo y de los demás recursos,
procurando el más alto nivel de calidad en sus actuaciones y la protección de los
derechos de las personas.

13. En virtud del principio de celeridad, las autoridades impulsarán oficiosamente


los procedimientos, e incentivarán el uso de las tecnologías de la información y las
comunicaciones, a efectos de que los procedimientos se adelanten con diligencia,
dentro de los términos legales y sin dilaciones injustificadas.

15. Actuaciones administrativas

Artículo 4. Formas de iniciar las actuaciones administrativas. Las actuaciones


administrativas podrán iniciarse:

1. Por quienes ejerciten el derecho de petición, en interés general.

2. Por quienes ejerciten el derecho de petición, en interés particular.

3. Por quienes obren en cumplimiento de una obligación o deber legal.

4. Por las autoridades, oficiosamente.

Artículo 5. Derechos de las personas ante las autoridades. En sus relaciones con
las autoridades toda persona tiene derecho a:

1. Presentar peticiones en cualquiera de sus modalidades, verbalmente, o por


escrito, o por cualquier otro medio idóneo y sin necesidad de apoderado, así como a
obtener información y orientación acerca de los requisitos que las disposiciones
vigentes exijan para tal efecto.

1. Las anteriores actuaciones podrán ser adelantadas o promovidas por cualquier


medio tecnológico o electrónico disponible en la entidad, aún por fuera de las horas
de atención al público.

2. Conocer, salvo expresa reserva legal, el estado de cualquier actuación o trámite y


obtener copias, a su costa, de los respectivos documentos.

3. Salvo reserva legal, obtener información que repose en los registros y archivos
públicos en los términos previstos por la Constitución y las leyes.

4. Obtener respuesta oportuna y eficaz a sus peticiones en los plazos establecidos


para el efecto.

5. Ser tratado con el respeto y la consideración debida a la dignidad de la persona


humana.

6. Recibir atención especial y preferente si se trata de personas en situación de


discapacidad, niños, niñas, adolescentes, mujeres gestantes o adultos mayores, y
en general de personas en estado de indefensión o de debilidad manifiesta de
conformidad con el artículo 13 de la Constitución Política.

7. Exigir el cumplimiento de las responsabilidades de los servidores públicos y de


los particulares que cumplan funciones administrativas.

8. A formular alegaciones y aportar documentos u otros elementos de prueba en


cualquier actuación administrativa en la cual tenga interés, a que dichos
documentos sean valorados y tenidos en cuenta por las autoridades al momento de
decidir y a que estas le informen al interviniente cuál ha sido el resultado de su
participación en el procedimiento correspondiente.

9. Cualquier otro que le reconozca la Constitución y las leyes.

Artículo 6. Deberes de las personas. Correlativamente con los derechos que les
asisten, las personas tienen, en las actuaciones ante las autoridades, los siguientes
deberes:

1. Acatar la Constitución y las leyes.

2. Obrar conforme al principio de buena fe, absteniéndose de emplear maniobras


dilatorias en las actuaciones, y de efectuar o aportar, a sabiendas, declaraciones o
documentos falsos o hacer afirmaciones temerarias, entre otras conductas.

3. Ejercer con responsabilidad sus derechos, y en consecuencia abstenerse de


reiterar solicitudes evidentemente improcedentes.

4. Observar un trato respetuoso con los servidores públicos.

Parágrafo. El incumplimiento de estos deberes no podrá ser invocado por la


administración como pretexto para desconocer el derecho reclamado por el
particular. Empero podrá dar lugar a las sanciones penales, disciplinarias o de
policía que sean del caso según la ley.

Artículo 7. Deberes de las autoridades en la atención al público. Las autoridades


tendrán, frente a las personas que ante ellas acudan y en relación con los asuntos
que tramiten, los siguientes deberes:

1. Dar trato respetuoso, considerado y diligente a todas las personas sin distinción.

2. Garantizar atención personal al público, como mínimo durante cuarenta (40)


horas a la semana, las cuales se distribuirán en horarios que satisfagan las
necesidades del servicio.

3. Atender a todas las personas que hubieran ingresado a sus oficinas dentro del
horario normal de atención.

4. Establecer un sistema de turnos acorde con las necesidades del servicio y las
nuevas tecnologías, para la ordenada atención de peticiones, quejas, denuncias o
reclamos, sin perjuicio de lo señalado en el numeral 6 del artículo 5o de este
Código.

5. Expedir, hacer visible y actualizar anualmente una carta de trato digno al usuario
donde la respectiva autoridad especifique todos los derechos de los usuarios y los
medios puestos a su disposición para garantizarlos efectivamente.

6. Tramitar las peticiones que lleguen vía fax o por medios electrónicos, de
conformidad con lo previsto en el numeral 1 del artículo 5o de este Código.

7. Atribuir a dependencias especializadas la función de atender quejas y reclamos, y


dar orientación al público.

8. Adoptar medios tecnológicos para el trámite y resolución de peticiones, y permitir


el uso de medios alternativos para quienes no dispongan de aquellos.

9. Habilitar espacios idóneos para la consulta de expedientes y documentos, así


como para la atención cómoda y ordenada del público.

10. Todos los demás que señalen la Constitución, la ley y los reglamentos.
Artículo 8. Deber de información al público. Las autoridades deberán mantener a
disposición de toda persona información completa y actualizada, en el sitio de
atención y en la página electrónica, y suministrarla a través de los medios impresos
y electrónicos de que disponga, y por medio telefónico o por correo, sobre los
siguientes aspectos:

1. Las normas básicas que determinan su competencia.

2. Las funciones de sus distintas dependencias y los servicios que prestan.

3. Las regulaciones, procedimientos, trámites y términos a que están sujetas las


actuaciones de los particulares frente al respectivo organismo o entidad.

4. Los actos administrativos de carácter general que expidan y los documentos de


interés público relativos a cada uno de ellos.

5. Los documentos que deben ser suministrados por las personas según la
actuación de que se trate.

6. Las dependencias responsables según la actuación, su localización, los horarios


de trabajo y demás indicaciones que sean necesarias para que toda persona pueda
cumplir sus obligaciones o ejercer sus derechos.

7. La dependencia, y el cargo o nombre del servidor a quien debe dirigirse en caso


de una queja o reclamo.

8. Los proyectos específicos de regulación y la información en que se fundamenten,


con el objeto de recibir opiniones, sugerencias o propuestas alternativas. Para el
efecto, deberán señalar el plazo dentro del cual se podrán presentar observaciones,
de las cuales se dejará registro público. En todo caso la autoridad adoptará
autónomamente la decisión que a su juicio sirva mejor el interés general.

Parágrafo. Para obtener estas informaciones en ningún caso se requerirá la


presencia del interesado.

Artículo 9. Prohibiciones. A las autoridades les queda especialmente prohibido:

1. Negarse a recibir las peticiones o a expedir constancias sobre las mismas.

2. Negarse a recibir los escritos, las declaraciones o liquidaciones privadas


necesarias para cumplir con una obligación legal, lo cual no obsta para prevenir al
peticionario sobre eventuales deficiencias de su actuación o del escrito que
presenta.

3. Exigir la presentación personal de peticiones, recursos o documentos cuando la


ley no lo exija.
4. Exigir constancias, certificaciones o documentos que reposen en la respectiva
entidad.

5. Exigir documentos no previstos por las normas legales aplicables a los


procedimientos de que trate la gestión o crear requisitos o formalidades adicionales
de conformidad con el artículo 84 de la Constitución Política.

6. Reproducir actos suspendidos o anulados por la Jurisdicción de lo Contencioso


Administrativo cuando no hayan desaparecido los fundamentos legales de la
anulación o suspensión.

7. Asignar la orientación y atención del ciudadano a personal no capacitado para


ello.

8. Negarse a recibir los escritos de interposición y sustentación de recursos.

9. No dar traslado de los documentos recibidos a quien deba decidir, dentro del
término legal.

10. Demorar en forma injustificada la producción del acto, su comunicación o


notificación.

11. Ejecutar un acto que no se encuentre en firme.


12. Dilatar o entrabar el cumplimiento de las decisiones en firme o de las
providencias judiciales.

13. No hacer lo que legalmente corresponda para que se incluyan dentro de los
presupuestos públicos apropiaciones suficientes para el cumplimiento de las
sentencias que condenen a la administración.

14. No practicar oportunamente las pruebas decretadas o denegar sin justa causa
las solicitadas.

15. Entrabar la notificación de los actos y providencias que requieran esa


formalidad.

16. Intimidar de alguna manera a quienes quieran acudir ante la Jurisdicción de lo


Contencioso Administrativo para el control de sus actos.

Decreto 1844 de 2007 del Ministerio de Educación Nacional. Por medio de cual se
ordena el no pago de días no laborados por los servidores públicos del sector
educativo y se deroga el Decreto 1838 de 25 de mayo de 2007.

Artículo 1. La no prestación oportuna del servicio para el cual están vinculados por
el Estado, o el cese de actividades laborales, realizado por servidores públicos, no
amparados en justa causa previamente definida en la ley, se entiende ilegal y
generará para quienes participen en él, la no causación de la remuneración
correspondiente en los términos previstos en el decreto 1647 de 1967.

Artículo 2. La remuneración no causada deberá ser deducida en la siguiente


nómina, en el evento de que por efecto de la liquidación de la misma se haya
producido el pago.

Artículo 3. Las entidades territoriales certificadas en educación dispondrán, de


plano, el no pago de aquellos servicios efectivamente no prestados por los
servidores y efectuarán el reporte correspondiente a los organismos de control, para
que dentro del ámbito de su competencia adelanten las acciones administrativas,
fiscales y disciplinarias a las que hay lugar.

Artículo 4. Los recursos del Sistema General de Participaciones cuyo uso deje de
aplicar la entidad territorial al pago de nómina, como efecto de lo dispuesto en este
decreto, deberá ser reprogramado en inversión para la calidad del servicio
educativo.

Sentencia T-774/10 Corte Constitucional sobre pago de días no trabajados.


Referencia: expediente T- 2685882.

Apartes.

Acción de Tutela y principio de subsidiariedad-Improcedencia por existencia de


instancias regulares, idóneas para debatir el presente asunto, referente al pago de
días no trabajados por educadores.

....no existe vulneración al mínimo vital de los docentes, a quienes no se les ha


cancelado 4 de los 30 días del mes de noviembre del año en curso, por cuanto la
Corte Constitucional, ha establecido que para que esta figura se constituya, deben
haber transcurrido dos meses de no pago, estableciéndose con ello en una
pretensión económica que no versa por esta vía judicial, sino por la ordinaria,
contando con otro mecanismo de defensa para lograr su acción.

Impugnación. Solicitud de confirmación, no existe vulneración al mínimo vital de los


docentes, a quienes no se les ha cancelado 4 de los 30 días del mes de noviembre
del año en curso, por cuanto la Corte Constitucional ha establecido que para que
esta figura se constituya, deben haber transcurrido dos meses de no pago,
estableciéndose con ello en una pretensión económica que no versa por esta vía
judicial, sino por la ordinaria, contando con otro mecanismo de defensa para lograr
su acción.

Tampoco se vislumbra vulneración por parte de la entidad accionada a los derechos


invocados, ya que ha dispuesto los mecanismos para concertar una mesa de
negociación, sin que el presidente de ASOINCA se siente a dialogar, solicitándose
la presencia de un funcionario de la Procuraduría, como de otros sujetos, que están
por fuera de las posibilidades de la accionada, hacer comparecer, cumpliendo
además con otros convenios, como el reconocimiento y pago del estímulo
económico de la bonificación del 15% a los educadores que laboran en zonas de
difícil acceso, existe licitación para el suministro de vestido y calzado de labor, el
cual no fue posible concluir, por no cumplirse con los parámetros de calidad
establecidos, aún no termina el mes de diciembre, tiempo en el que se acordó
cancelar prima de navidad y prima vacacional.

Entendiéndose con ello, que los docentes que participaron en la huelga y que no
cumplieron con sus funciones, dejando muchos niños, niñas y adolescentes sin
clases, viéndose a engorrosos días de recuperación, para dar por cumplido el
cronograma escolar, como fueron los días sábados y festivos, vulnerando también
sus derechos, sabían las circunstancias de sus actos, por cuanto no es la primera
oportunidad en que se presenta un cese de actividades de maestros, siendo su
plena responsabilidad el cumplimiento de las funciones y el no pago del salario por
faltar a ellas."

16. Responsabilidad con los alumnos (as)

Los colegios deben responder por accidentes de sus estudiantes. Así lo ordenó el
Consejo de Estado luego de la muerte de un niño de 6 años en un tobogán. Así lo
ordena un fallo de la sección tercera del Consejo de Estado, que al resolver una
demanda de los padres del menor dijo que la custodia de los establecimientos
educativos sobre los alumnos no puede limitarse a las aulas, sino 283 que debe
mantenerse cuando los estudiantes están en actividades recreativas.

El alto tribunal consideró un agravante que en el momento del accidente solo una
profesora estuviera a cargo de 36 niños. Recordó que el artículo 2347 del Código
Civil señala que los directores y escuelas responden por sus discípulos mientras
estén bajo su cuidado, a menos que demuestren que pese a que ejercieron la
autoridad y el cuidado necesarios fue imposible actuar para impedir el daño. (El
Tiempo 20 de junio de 2014, Recuperado en septiembre 14 de 2017)

Derecho Administrativo. La responsabilidad de los docentes en el aula. (La


responsabilidad de los docentes en el aula 1 La guía de Derecho
https://derecho.lagu ia2000.com/derecho-admi n istrativo/la-responsabi I
idad-de-los-doc...)

Los docentes como cualquier persona en ejercicio de una función en la que tiene
personas a cargo tienen responsabilidad, o sea, deben responder por sus acciones
u omisiones, cuando estas causen daños. La responsabilidad que surja puede ser
penal cuando esas acciones u omisiones tipifiquen (se correspondan efectivamente
con) un delito o una falta, y puede, además, o solamente si la conducta no
constituye una falta o delito, ser civil, cuando se genere un daño indemnizable. (La
responsabilidad de los docentes en el aula 1 La guía de Derecho
https://derecho.lagu ia2000.com/derecho-administrativo/la-responsabi I
idad-de-los-doc... Recuperado septiembre 14/2017)
Sentencia 1997-09838 de 29 de mayo de 2014. Consejo de Estado.

Contenido: responsabilidad estatal- cuidado y vigilancia de estudiantes. Los


establecimientos educativos tienen el deber de cuidado y vigilancia frente a los
estudiantes durante la jornada estudiantil, de esta manera el estado puede incurrir
en una falla del servicio cuando los docentes o autoridades de dirección al interior
del plantel autorizan que los alumnos abandonen las instalaciones educativas
durante la jornada escolar, sin avisar previamente a sus padres en el caso bajo
estudio, se determinó que a partir de las 12:40 pm, las funciones de protección y
guarda del personal académico cesaban, y eran los padres quienes asumían el
control y la vigilancia de las actividades de los menores no obstante, cuando los
alumnos son despachados de las aulas antes de esa hora, no existe control ni de
unos ni de los otros, siendo que aún las directivas del plantel deben mantener la
vigilancia sobre ellos, a ojos de sus padres y garantes por lo tanto, responden por
los daños que puedan generar a terceros o a sí mismos. (Sentencia 1997-09838 de
mayo 29 de 2014 -legal.legis.com.co/document?obra=jurc ol &document=j u rcol...)

17. Padres de familia

La Ley 1 15 de 1994, en su artículo 6, contempla la participación y competencia de


los padres de familia, tanto en el diseño, ejecución y evaluación del PEI como en la
buena marcha del establecimiento educativo.
El Decreto 1286 de 2005, establece las normas sobre la participación de los padres
de familia en el mejoramiento de los procesos educativos de los establecimientos
oficiales y privados y adoptan otras disposiciones.

Artículo 1. Ámbito de aplicación. El presente decreto tiene por objeto promover y


facilitar la participación efectiva de los padres de familia en los procesos de
mejoramiento educativo en los establecimientos de educación preescolar, básica y
media, oficiales y privados de acuerdo con los artículos 67 y 38 de la Constitución
Política y el artículo 7 de la Ley 115 de 1994.

Parágrafo. Para los fines previstos en la presente norma, la expresión "padres de


familia" comprende a los padres y madres de familia, así como a los tutores o
quienes ejercen la patria potestad o acudientes debidamente autorizados.

Artículo 2. Derechos de los padres de familia. Los principales derechos de los


padres de familia en relación con la educación de sus hijos, son los siguientes:

— Elegir el tipo de educación que, de acuerdo con sus convicciones, procure el


desarrollo integral de los hijos, de conformidad con la constitución y la ley.

— Recibir información del Estado sobre los establecimientos educativos que se


encuentran debidamente autorizados para prestar el servicio educativo.

— Conocer con anticipación o en el momento de la matrícula, las características


del establecimiento educativo, los principios que orientan el Proyecto Educativo
Institucional, el manual de convivencia, el plan de estudios, las estrategias
pedagógicas, el sistema de evaluación escolar y el plan de mejoramiento
institucional.

— Expresar de manera respetuosa y por conducto regular sus opiniones


respecto al proceso educativo de sus hijos, y sobre el grado de idoneidad del
personal docente y directivo de la institución educativa.

— Participar en el proyecto educativo que desarrolle el establecimiento en que


están matriculados sus hijos, y de manera especial, en la construcción, ejecución y
modificación del proyecto educativo institucional.

— Recibir respuesta suficiente y oportuna a sus requerimientos sobre la marcha


del establecimiento y sobre los asuntos que afecten particularmente el proceso
educativo de sus hijos.

— Recibir durante el año escolar y en forma periódica, información sobre el


rendimiento académico y el comportamiento de sus hijos.

— Conocer la información sobre resultados de las pruebas de evaluación de la


calidad del servicio educativo, y en particular, del establecimiento en que se
encuentran matriculados.
— Elegir y ser elegido para representar a los padres de familia en los órganos
del gobierno escolar y ante las autoridades públicas, en los términos previstos en la
ley General de Educación y en sus reglamentarios.

— Ejercer el derecho de asociación con el propósito de mejorar los procesos


educativos, la capacitación de los padres en los asuntos que atañen a la mejor
educación y desarrollo armónico de sus hijos.

Artículo 3. Deberes de los padres de familia. Con el fin de asegurar el cumplimiento


de los compromisos adquiridos con la educación de sus hijos, corresponden a los
padres de familia los siguientes deberes:

— Matricular a sus hijos en establecimientos educativos reconocidos por el


Estado y asegurar su permanencia durante su edad escolar obligatoria.

— Contribuir para que el servicio educativo sea armónico con el ejercicio del
derecho a la educación y en cumplimiento de sus fines sociales y legales.

— Cumplir con las obligaciones contraídas en el acto de matrícula y en el


manual de convivencia para facilitar el proceso educativo.

— Contribuir en la construcción de un clima de respeto, tolerancia y


responsabilidad mutua que favorezca la educación de los hijos y la mejor relación
entre los miembros de la comunidad educativa.
— Comunicar oportunamente, y en primer lugar a las autoridades del
establecimiento educativo, las irregularidades de que tengan conocimiento, entre
otras, en relación con el mal trato infantil, abusos, sexual, tráfico o consumo de
drogas ilícitas. En caso de no recibir pronta respuesta acudir a las autoridades
competentes.

— Apoyar al establecimiento en el desarrollo de las acciones que conduzcan al


mejoramiento del servicio educativo y que eleven la calidad de los aprendizajes,
especialmente en la formulación y desarrollo de los planes de mejoramiento
institucional.

— Acompañar el proceso educativo en cumplimiento de su responsabilidad


como primeros educadores de sus hijos, para mejorar la orientación personal y el
desarrollo de valores ciudadanos.

— Participar en el proceso de autoevaluación anual del establecimiento


educativo.

Artículo 4. Asamblea general de padres. La asamblea general de padr4es de familia


está conformada por la totalidad de los padres de familia, del establecimiento
educativo, quienes son los responsables del ejercicio de sus deberes y derechos en
relación con el proceso educativo de sus hijos. Debe reunirse obligatoriamente
mínimo dos veces al año por convocatoria del rector o director del establecimiento
educativo.

Artículo 5. Consejo de Padres de familia. El Consejo de Padres de Familia es un


órgano de participación de los padres de familia del establecimiento educativo
destinado a asegurar su continua participación en el proceso educativo y a elevar
los resultados de calidad del servicio. Estará integrado por mínimo (1) y máximo tres
(3) padres de familia por cada uno de los grados que ofrezca el establecimiento
educativo, de conformidad con lo que establezca el proyecto educativo institucional
PEI.

Durante el transcurso del primer mes del año escolar contando desde la fecha de
iniciación de las actividades académicas, el rector o director del establecimiento
educativo convocará a los padres de familia para que elijan a sus representantes en
el Consejo de Padres de Familia.

La elección de los representantes de los padres para el correspondiente año lectivo


se efectuará en reunión por grados, por mayoría, con la presencia de al menos, el
cincuenta por ciento (50%) de los padres, los padres presentes después de
transcurrida la primera hora de iniciada la reunión.

La conformación del Consejo de Padres es obligatoria y así deberá registrarse en el


manual de convivencia.
Artículo 6. Estructura y funcionamiento del Consejo de Padres de Familia. El
Consejo de Padres de Familia deberá conformarse en todos los establecimientos
educativos. Podrá organizar los comités de trabajo que guarden afinidad con el
proyecto educativo institucional y el plan de mejoramiento del establecimiento
educativo, de conformidad con los planes de trabajo que acuerden con el rector o
director. Los comités podrán contar con la participación de un directivo o docente
del establecimiento educativo designado por el rector o director para tal fin.

El Consejo de Padres es un órgano de participación educativa que no requiere


registro ante ninguna autoridad y para pertenecer a él no se podrán establecer
cuotas de afiliación o contribución económica de ninguna especie. Se reunirá como
mínimo tres veces al año por convocatoria del rector o director, o por derecho
propio. Las sesiones del Consejo de Padres serán presididas por un padre de
familia elegido por ellos mismos.

Las Secretarías de Educación apoyarán a los establecimientos educativos para que


se conformen los consejos de padres de familia y solicitarán informes periódicos
sobre su funcionamiento.

Artículo 7. Funciones del Consejo de Padres de Familia. Corresponde al Consejo de


Padres de Familia:

— Contribuir con el rector o director en el análisis, difusión y uso de los


resultados de las evaluaciones periódicas de competencias y de las pruebas de
Estado.

— Exigir que el establecimiento con todos sus estudiantes participe en las


pruebas de competencias de Estado realizadas por el Instituto Colombiano para el
Fomento de la Educación Superior ICFES.

— Apoyar las actividades artísticas, científicas, técnicas y deportivas que


organice el establecimiento educativo, orientadas a mejorar las competencias de los
estudiantes en las distintas áreas, incluida la ciudadana y la creación de la cultura
de la legalidad.

— Participar en la elaboración de planes de mejoramiento y en el logro de los


objetivos planteados.

— Promover actividades de formación de los padres de familia encaminados a


desarrollar estrategias de acompañamiento a los estudiantes para facilitar el
afianzamiento de los aprendizajes, fomentar la práctica de hábitos de estudio
extraescolares, mejorar la autoestima y el ambiente de convivencia y especialmente
aquellas destinadas a promover los derechos del niño.

— Propiciar un clima de confianza, entendimiento, integración, solidaridad y


concertación entre todos los estamentos de la comunidad educativa.
— Presentar propuesta de mejoramiento del manual de convivencia en el marco
de las Constitución y la Ley.

— Colaborar en las actividades destinadas a la promoción de la salud física y


mental de los educandos, la solución de las dificultades de aprendizaje, la detección
de problemas de integración escolar y el mejoramiento del medio ambiente.

— Elegir al padre de familia que participará en la comisión de evaluación y


promoción de acuerdo con el Decreto 230 de 2.002.

— Presentar las propuestas de modificación del proyecto educativo institucional


que surjan de los padres de familia de conformidad con lo previsto en los artículos
14, 15 y 16 del Decreto 1860 de 1994.

— Elegir los representantes de los padres de familia en el Consejo Directivo del


establecimiento educativo con la excepción establecida en el parágrafo 2 del
artículo 9 del presente decreto.

Parágrafo 1. El rector o director del establecimiento educativo proporcionará toda la


información necesaria para que el Consejo de Padres pueda cumplir sus funciones.

Parágrafo 2. El Consejo de Padres de cada establecimiento educativo ejercerá


estas funciones en directa coordinación con los rectores o directores y requerirá de
expresa autorización cuando asuma responsabilidades que comprometan al
establecimiento educativo ante otras instancias o autorices.

Artículo 8. Elección de los representantes de los padres de familia en el Consejo


Directivo. El Consejo de Padres de Familia, en una reunión convocada para tal fin
por el rector o director del establecimiento educativo, elegirá entre los primeros
treinta días del año lectivo a los dos representantes de los padres de familia en
Consejo Directivo del establecimiento educativo. Los representantes de los padres
de familia solo podrán ser reelegidos por un período adicional. En todo caso los
representantes de los padres ante el Consejo deben ser padres de alumnos del
establecimiento educativo.

Los docentes, directivos o administrativos del establecimiento educativo no podrán


ser representantes de los padres de familia en el consejo directo del mismo
establecimiento en que laboran.

Artículo 9. Asociaciones de padres de familia. Para todos los efectos legales la


asociación de padres de familia es una entidad jurídica de derecho privado, sin
ánimo de lucro, que se constituyen por la decisión libre y voluntaria de los padres de
familia de los estudiantes matriculados en el establecimiento educativo.

Parágrafo 1. La asamblea general de la asociación de padres es diferente de la


asamblea general de padres de familia, ya que esta última está constituida por
todos los padres de familia de los estudiantes del establecimiento educativo,
pertenecientes o no a la asociación.

Parágrafo 2. Cuando el número de afiliados a la asociación de padres alcance la


mitad más uno de los padres de familia de los estudiantes del establecimiento
educativo, la asamblea de la asociación elegirá uno de los representantes de los
padres ante el Consejo Directivo, caso en cual el Consejo de Padres elegirá
solamente un padre de familia como miembro del Consejo Directivo

Parágrafo 3. En el momento de la afiliación el padre de familia recibirá copia de los


estatutos de la asociación en los que conste que ha sido inscrita en la Cámara de
Comercio.

Articulo 10. Finalidades de la asociación de padres de familia. Las principales


finalidades de la asociación de padres de familia son las siguientes:

-Apoyar la ejecución del proyecto educativo institucional y el plan de mejoramiento


del establecimiento educativo.

-Promover la construcción de un clima de confianza, tolerancia y respeto entre


todos los miembros de la comunidad educativa.

-Promover los procesos de formación y actualización de los padres de familia.

-Apoyar a las familias y a los estudiantes en el desarrollo de las acciones necesarias


para mejorar sus resultados de aprendizaje.

-Promover entre los padres de familia una cultura de convivencia, solución pacífica
de los conflictos y compromiso con legalidad.

-Facilitar la solución de los problemas individuales y colectivos de los menores y


propiciar acciones tendientes al mejoramiento acciones tendientes al mejoramiento
de su forma integral de conformidad con lo establecido en el articulo 315 del decreto
2737 de 1989.

Articulo 11. Manejo de los recursos de la asociación de padres. El patrimonio de la


asociación de padres de familia y su gestión debe estar claramente separados de
los del establecimiento educativo. Será admitido únicamente por la junta directiva
de la asociación de acuerdo con los estatutos. Esta designará al responsable del
recaudo de los ingresos que por distintos conceptos reciba la asociación quien, en
ningún caso, podrá ser directivo, administrativo o docente del establecimiento
educativo. La junta directiva deberá entregar a sus afiliados al menos un informe
semestral sobre su gestión académica, administrativa y financiera.

La Junta Directiva designará al responsable al recaudo y uso de los ingresos que


por distintos conceptos reciba la asociación de acuerdo con la planeación financiera
establecida por la misma. El responsable de los aspectos financieros de la
asociación deberá tener póliza de manejo.

Los bienes de la asociación de padres de familia que favorezcan a la formación de


los educandos podrán ser puestos al servicio del establecimiento en los términos
del acuerdo que se establezca entre la asociación y la dirección del establecimiento,
en el cual se definan los mecanismos que permitan su uso, sostenimiento y
mantenimiento.

Parágrafo. Las cuotas extraordinarias serán de destinación específica y solo podrán


exigirse si son aprobadas por las tres cuartas (3/4) partes de los asistentes a la
asamblea general de asociados, convocada con la debida anticipación. En ningún
caso, la asociación podrá establecer cuotas que no estén sustentadas en un plan de
desarrollo y un plan anual de caja.

Artículo 12. Prohibiciones para las asociaciones de padres de familia. Les está
prohibido a las asociaciones de padres de familia:

-Solicitar a los asociados o aprobar a cargo de estos, con destino al establecimiento


educativo, contribuciones, donaciones, cuotas, formularios o cualquier forma de
aporte en dinero o en especie, o imponer la obligación de participar en actividades
destinadas a recaudar fondos o la adquisición de productos alimenticios con lo
establecido en la sentencia T-161 de 1994.

— Imponer a los asociados la obligación de participar en actividades sociales,


adquirir uniformes, útiles o implementos escolares en general, en negocios propios
de la asociación o miembros de esta, o en aquellos con los que establezcan
convenios.

— Asumir las competencias y funciones propias de las autoridades y demás


organismos colectivos de establecimiento educativo, o aquellas propias de los
organismos y entidades de fiscalización, evaluación, inspección y vigilancia del
sector educativo.
— Organizar, promover o patrocinar eventos en los cuales se consuma licor o
se practiquen juegos de azar.

Parágrafo. Los miembros de la junta directiva de la asociación de padres de familia


no podrán contratar con la respectiva asociación.

Tampoco podrán hacerlo sus padres cónyuges o compañeros permanentes o


parientes dentro del segundo grado de afinidad.

Artículo 14. Prohibiciones para los establecimientos educativos. Les queda


prohibido a los directivos, docentes, administradores y propietarios de los
establecimientos educativos:

— Exigir a los padres de familia o estudiantes constancias de filiación o paz y


salvo con la asociación de padres de familia.

— Imponer a los padres la obligación de afiliación a la asociación de padres de


familia como requisito para adelantar cualquier trámite ante el establecimiento
educativo.

— Recaudar dineros o especies con destino a la asociación de padres de


familia o cuyo cobro corresponda esta.

— Imponer a los padres o estudiantes la obligación de participar en eventos o


actividades propias de la asociación de padres de familia o actividades que no estén
permitidas en los estatutos.

— Limitar o impedir por cualquier medio y bajo ningún pretexto, el ejercicio del
derecho de asociación que tienen los padres de familia.

— Imponer costos diferentes de los legalmente establecidos por las respectivas


autoridades educativas o exigir algún pago a través de esta para el establecimiento.

— Solicitar a las asociaciones contribuciones financieras con destino al


establecimiento educativo o para sufragar gastos de viaje de directivos, docentes o
administrativos del establecimiento.

Artículo 15. Inspección y vigilancia. Las Secretarías de Educación de los


departamentos, distritos y municipios certificados ejercerán la inspección y
vigilancia sobre las asociaciones de padres de familia de su jurisdicción, con el fin
de que cumplan la Constitución, la Ley y sus propios estatutos, y con tal fin deberán
mantener actualizada la existencia de estas organizaciones.

La Cámara de Comercio deberá entregar a la secretaría de educación del


departamento, distrito o municipio certificado, copia del certificado de existencia y
representación legal de las asociaciones, ligas, federaciones o confederaciones de
padres de familia en cada oportunidad en las que se produzcan registros o
modificaciones.

Apartes de la Sentencia T- 035 del 6 de febrero de 1.995.

"Las directivas de los institutos educativos tienen la facultad de dictar y regirse por
sus propios estatutos, en los que se desarrollarán las pautas razonables y
proporcionales del comportamiento que deben seguir las partes educador -
educando en todos los aspectos, inclusive para alcanzar la excelencia.

Los reglamentos deben responder en el más alto grado al claro propósito de un


servicio -como la educación- con clara función social que busca el acceso al saber,
a la ciencia, a la técnica y a los demás elementos de la sociedad, para dignificar la
especie humana y acceder al progreso cultural, científico y tecnológico y para la
protección del medio ambiente, formando en el respeto a los derechos humanos, la
paz, la democracia y el trabajo.

Vale, pues, en defensa de los fines de la calidad de la educación, que también tutela
la carta de 1.991 que se proteja este esfuerzo plausible, sin que ello tampoco
implique que se vulnere el derecho a la educación del menor quién puede acceder
al curso superior en otro plantel que no tenga las exigencias de excelencia del
colegio, lo cual es reconocido expresamente como una alternativa por la sentencia
del Honorable Tribunal Superior del Distrito.

Si bien se deben tener presentes todos estos aspectos de dignificación y superación


personal, los reglamentos deben consignar también lo concerniente a los deberes
del plantel, del educando, las reglas de promoción y las pautas disciplinarias; por
ello, esta corporación ha precisado en la sentencia T-500 de 1.992, lo siguiente: "
Los reglamentos de las instituciones educativas no podrán contener elementos,
normas o principios que estén en contravía de la constitución vigente, como
tampoco que ofrezcan o permitan prácticas entre educadores y educandos que se
aparten de la consideración y el respeto debidos a la privilegiada condición de seres
humanos, tales como tratamientos que afecten el libre desarrollo de la personalidad
de los educandos, su dignidad de personas nacidas en un país que hace hoy de la
diversidad y el pluralismos étnico, cultura y social, principio de praxis general.

De todo lo dicho se concluye que la educación puede ser encausada y reglada


autónomamente, pero nunca negada en su núcleo esencial, debiendo el educando
y educador, responder a sus obligaciones, legales y reglamentos, también lo es su
gestión y creación deben cumplir con los requisitos que señala la ley y las
autoridades competentes.”

18. Resolución de conflictos

Los conflictos sociales son inherentes a la vida humana, porque las personas son
diferentes y poseen descripciones singulares de sus realidades y
consecuentemente, exponen puntos de vista distintos, a veces encontrados. La
manera de manejar tales conflictos aparece como una cuestión fundamental en el
momento de coordinar las relaciones cotidianas.

Conflicto: El conflicto es una forma de conducta competitiva entre personas o


grupos. Ocurre cuando dos o más personas compiten sobre objetivos o recursos
limitados percibidos como incompatibles o realmente incompatibles.

Lucha expresada entre, al menos, dos personas o grupos interdependientes, que


perciben objetivos incompatibles, recompensas escasas, e interferencias del otro
en realizar sus metas.

Oposición entre grupos e individuos por la posesión de bienes escasos o la


realización de valores mutuamente incompatibles.

Es posible tener una visión positiva del conflicto, en lugar de una visión negativa,
como algo amenazador o destructivo. Cuando el conflicto se entiende como una
posibilidad de crecimiento y cambio, se convierte en la base para generar
soluciones participativas, satisfactorias y creativas.

La visión positiva del conflicto contempla la posibilidad de dar un rumbo constructivo


a las diferencias y vislumbra una variedad de opciones en la forma de
administrarlos.

El construccionismo ofrece un modelo distinto para la comprensión de los conflictos,


al trazar una perspectiva transformadora de los mismos. Esto implica ocuparse
tanto del conflicto mismo como de la situación más amplia en la que este se
produce.

Una visión positiva del conflicto también permite focalizarse en resultados positivos;
las personas pueden elegir el método de resolución que mejor se adecue a ellas y el
conflicto puede ser visto como una señal para el cambio.

En la terapia construccionista, el terapeuta asume un nuevo espacio de


participación en la construcción de la conversación. Abandona el sitial de autoridad
y de distanciamiento para establecerse en un lugar donde es parte integrante ante
los procesos vivenciados y construidos en el sistema.

Es curioso y cuestionador, tiene interés por lo que puede aparecer de innovador.


Adopta como metas el surgimiento de nuevos sentidos y significados en las
historias narradas y en las relaciones vivenciadas y la generación de posibilidades
de cambio.

La mediación es un recurso alternativo de resolución de conflictos en el que las


partes reflexionan y dialogan con el objetivo de generar alternativas posibles para la
solución de sus conflictos. Es un proceso voluntario y confidencial donde las partes
asumen responsabilidades para la construcción de las resoluciones; las personas
son autoras de la solución de sus conflictos.

La mediación procura que las partes superen sus diferencias, ofreciéndoles la


oportunidad de encontrar soluciones viables que contemplen los intereses de todos.
El mediador por su carácter de tercero neutral- centraliza las discusiones y ayuda a
dar forma al lenguaje utilizado con el interés de llegar a una resolución mutuamente
aceptable; se concentra más allá de los problemas relacionales, focaliza las
cuestiones de contenido específico y alimenta a las personas a crear sus propias
soluciones.

En síntesis, el proceso de la mediación facilita el diálogo y crea un clima positivo


para la solución de conflictos, pero la responsabilidad por esa solución está en
manos de los protagonistas. Las partes interesadas identifican las áreas de acuerdo
y prueban las opciones con la posibilidad de un desenlace.

El proceso. La mediación es un proceso con temas, metas y tiempos limitados. Se


focaliza en el presente y el futuro, pero no en el pesado como algunas terapias.

En la mediación los temas son más objetivos y se trabajan de forma más acotada.

En algunos casos, la mediación debe lidiar con aspectos legales que pueden influir
en el proceso de toma de decisiones. Generalmente, la terapia aborda temas de
carácter más "subjetivo" relacionales y los trabaja de forma más amplia.

En el comienzo de los procesos de mediación y terapia, se realiza una sesión inicial


de contacto en la que propician la verbalización de las expectativas de todos los
involucrados — el mediador y las partes. El mediador informa la naturaleza del
proceso, habla de los resultados esperables, y de la confidencialidad.

La responsabilidad por la toma de decisiones y el nivel de participación de las partes


son discutidos, el concepto de imparcialidad es introducido. Si las par-tes se
deciden por la mediación, en ese momento pueden firmar un acuerdo para mediar
que incluye los puntos mencionados anteriormente.

Una vez las partes aceptan mediar, el mediador facilita la identificación y


clarificación de los temas, la comunicación, el desarrollo de datos y la toma de
decisiones.

19. Papel del mediador

El mediador es una parte neutral que no toma decisiones a nombre de las partes.
Alienta la cooperación y la justicia. Asiste a las partes para alcanzar un
entendimiento de los problemas, enumerando las posibles soluciones, evaluando
opciones y poniendo el plan por escrito.

Funciones del mediador

El profesional de la mediación es el encargado de ayudar a las partes implicadas a


buscar posibles alternativas al problema, es decir, se encarga de gestionar la
comunicación entre las partes. Uno de sus principales objetivos es generar un clima
lo suficientemente cordial, como para que las partes comiencen a proponer
alternativas de futuro y dejen de reprocharse situaciones pasadas.

La persona mediadora no debe proponer alternativas, sino que debe valerse de las
herramientas existentes para que sean los interesados quienes comiencen a
proponer alternativas, deben ser los implicados en el conflicto, con ayuda del
mediador, quienes planteen como podrían resolver la situación en el futuro.

El mediador es un tercero imparcial que pretende que los implicados tomen


conciencia de su papel, es decir, que asuman su responsabilidad a la hora de
alcanzar acuerdos. Para ello, es importante que el mediador sea capaz de reducir
las tensiones existentes entre los implicados, ya que si no se reduce mínimamente
el nivel de confrontación es muy posible que se produzca una escalada del conflicto
que obligue al mediador a dar por finalizada la sesión.

La escucha activa por parte del profesional de la mediación, ayudará tanto a la


persona que expone su experiencia, ya que se sentirá valorada, como al contrario,
ya que le permitirá reflexionar sobre su comportamiento y actitud ante el conflicto.
(www.mediacionsoluciona.com/index.php/que-es-la-mediacion/prueba)

El papel del mediador es activo. Construye, junto con las partes, las informaciones
necesarias; clarifica, redefine y organiza los datos, facilita una comunicación
colaborativa; durante las sesiones promueve aperturas para poder continuar con las
negociaciones; maneja el conflicto, recomienda y si es necesario, que las partes
busquen información o asesoramiento de un experto, ayuda a las partes en el
desarrollo de la propuesta a reflexionar sobre la importancia de las decisiones y en
la redacción del acuerdo, cuando es logrado.

Durante el desarrollo del proceso, el mediador permanece focalizado en los temas


que las partes acordaron tratar recordándoles los propósitos, procedimientos y
alcances de la mediación. El mediador no decide, pero facilita el proceso de la toma
de decisiones de las partes. La relación del mediador con las partes es imparcial y
balanceada, trabaja activamente durante el proceso con el objetivo de estimular una
transformación de las relaciones y generar la posibilidad de construcción de un
acuerdo.

"La conciliación es un mecanismo de resolución de conflictos a través del cual, dos


o más personas gestionan por si mismas la solución de sus diferencias, con ayuda
de un tercero neutral y calificado, denominado conciliador..." (Ley 446 de 1.998).
La conciliación podrá ser judicial o extrajudicial. La conciliación extrajudicial será
institucional cuando se realice ante autoridades en los Centros de Conciliación;
administrativa cuando se realice ante autoridades administrativas en cumplimiento
de sus funciones conciliatorias; y en equidad cuando se realice ante conciliadores
en equidad según lo previsto en la ley". (Ley 446 de 1998)

Es necesario crear nuevas normas de interacción social en la cultura de la escuela y


promover el concepto de que la pelea física y la violencia son métodos inaceptables
para resolver los conflictos.

20. La conciliación

— El conciliador debe mantener una actitud desprevenida y neutral en el


manejo del conflicto, buscando deponer la hostilidad de las partes.

— El conciliador debe propiciar la disposición de las partes a encontrar una


solución generando en ellas confianza y seguridad de poder alcanzarla y
manteniendo este objetivo siempre como horizonte de la negociación.

- El conciliador debe siempre invitar a las partes a reflexionar sobre el problema


como camino para la búsqueda de las soluciones.
— El conciliador debe buscar que las partes reconozcan la existencia del
conflicto, como un hecho propio de naturaleza social del hombre y debe propiciar el
abandono de cualquier forma física o verbal de negociación.

— El conciliador, luego de revisar el problema con cada parte, debe propiciar un


análisis de conjunto en el cual, cada una de las partes, acepte que los argumentos y
razones del otro frente al problema, son tan válidos como los suyos.

- En este momento deben expresarse y analizarse todas las alternativas de solución


aún las más descabelladas.

— Debe buscarse que tanto las partes como el tercero conozcan la situación,
realicen una descripción clara de los hechos y los intereses envueltos en el
conflicto.

— El conciliador debe invitar a las partes a explorar las diferentes posibilidades


de solución y la necesidad de ceder parte de los intereses en beneficio de la
solución concertada.
— Si existen varias soluciones equitativas, deben ponderarse tanto las razones
para escoger una u otra como sus consecuencias, ojalá usando ejemplos.

— El conciliador debe buscar el acuerdo mutuo sobre la base de la solución


escogida y velar por el cumplimiento de los acuerdos celebrado entre las partes.

— El conciliador debe hacer un acompañamiento a las partes en la ejecución de


las soluciones propuestas, hasta que considere superado satisfactoriamente el
conflicto.

21. Acta de conciliación

Es un documento en el que se consignan los datos de las partes, los hechos que
dieron lugar al conflicto, el acuerdo al que llegaron y la firma de los que intervinieron,
incluyendo la del conciliador.

El acta tiene dos efectos jurídicos: presta mérito ejecutivo, esto quiere decir que,
ante el incumplimiento del acuerdo por una de las partes, el acta se puede hacer
cumplir por la vía judicial. Para que el acuerdo tenga esta vocación se requiere que
quede en el acta consignado de manera clara, expresa y exigible.

Las actas de conciliación hacen mérito a cosa juzgada, esto quiere decir que los
acuerdos los que llegaron las partes no pueden ser modificados por una de las
partes unilateralmente y menos por terceras personas. Además, impide plantear el
mismo asunto ante una autoridad administrativa o judicial competente.

22. Modelo de acta de conciliación


Audiencia de conciliación extrajudicial institucional en derecho celebrada entre
_____________ y ___________ quien obra como parte convocante y el (la)
señor(a) ___________ y ____________ como parte convocada

En Neiva, _____ de _____ , siendo las , en la Carrera 10 N° 3 — 64, barrio Altico


de la ciudad de Neiva, día y hora señalada para llevar a cabo la audiencia de
conciliación, se hicieron presentes:

Prof. (a) ____________ identificado(a) con la Cédula de Ciudadanía


No. ________________expedida en _________, en su condición de
Conciliador(a) No. __________ Adscrita (o) al Centro de Conciliación de
la Universidad Sur colombiana.

Por la parte convocante asiste el (la) señor(a) _______________ identificado(a) con


la Cédula de Ciudadanía No. ____________ quien manifiesta que su estado civil es
__________ , edad ___________ años, ocupación _____, escolaridad ______,
estrato socioeconómico ___________ quien manifiesta que su estado
civil es __________, edad ________ años, ocupación ______ , escolaridad
______, estrato socioeconómico _____________

Por la parte convocada asiste el (la) señor(a) ___________, identificado(a) con la


Cédula de Ciudadanía No. ____________ de____________ , quien manifiesta que
su estado civil es ___________, edad _______ años, ocupación________ ,
escolaridad ______, estrato socioeconómico ; y _________ identificado(a) con la
Cédula de Ciudadanía No. _________de ________quien manifiesta que su estado
civil es ______, edad ________ años, ocupación ___________,
escolaridad_______ , estrato socioeconómico _________.

Fecha en la que inició el conflicto: _______ de ______De ______

Acto seguido el conciliador, insta a las partes para que logren un acuerdo
relacionado con _______________________________________

Se le concede la palabra a la parte convocante quien manifiesta:


__________________________________________________________________
__________________________________________________________________

Se le concede la palabra a la parte convocada quien manifiesta:


__________________________________________________________________
__________________________________________________________________

En este estado de la diligencia, el (la) conciliador(a) propone como fórmula de


arreglo:
__________________________________________________________________
__________________________________________________________________
Una vez escuchadas las partes convocadas se muestra que si existe animo
conciliatorio total (_________), parcial (_______) que permita solucionar el
conflicto.

El conciliador imparte su aprobación toda vez que se ajusta a Derecho. Con-forme a


lo dispuesto en el parágrafo 1 del Art.1 de la Ley 640 de 2001, se entregará copia
auténtica del Acta de conciliación al convocante y otra para el convocado con la
constancia de que se trata de primera copia que presta mérito ejecutivo en caso de
no cumplirse lo acordado y para los efectos pertinentes de protocolización y demás
efectos legales.

El (la) conciliador(a) solicita al director del Centro de Conciliación el registro de la


respectiva Acta de Conciliación, de conformidad con lo señalado en la Ley 640 de
2001, manifestando:

Que los antecedentes reposan en la secretaría del Centro de Conciliación y que


para tal efecto hace entrega de un original del Acta para el Centro y dos copias de la
misma para las partes, con constancia de prestar mérito ejecutivo. No siendo otro el
objeto de la presente diligencia, se termina y firma por quienes en ella intervinieron.
(Modelo Acta de Conciliación - Centro de Conciliación de la ...
conciliemosusco.blogspot.com/2017/03/modelo-acta-de-conciliacion.html.
Recuperado junio 17 de 2017)
Capítulo 6
Temas transversales

1. Transversalidad

2. Proyectos transversales

3. Obligatoriedad de los temas transversales

4. Estudio y práctica de la Constitución Política

5. Educación para la democracia

6. Educación ambiental

7. Educación sexual

8. Recreación, deportes y utilización del tiempo libre

9. Servicio social estudiantil obligatorio

10. Estudios afrocolombianos

11. Derechos humanos y pedagogía de la reconciliación.

12. Plan de Prevención de Emergencias y Desastres 299 13. Cátedra Bogotá

14. Control y tratamiento del Síndrome de Inmunodeficiencia Humana VIH y SIDA


15. Normas básicas de tránsito

16. Cultura del emprendimiento

17. Escuela para padres y madres de familia

18.Cátedra para la Paz

Capítulo 6
Temas transversales

1. Transversalidad

La transversalidad recorre e integra todo el currículo y debe estar presente en


acciones y situaciones concretas que surjan dentro del medio escolar. Es
conveniente que los distintos contenidos y áreas se aborden interrelacionadamente,
de manera que los temas transversales adquieran un mayor sentido para los
alumnos, facilitando su comprensión y asimilación.

Los temas transversales no pretenden desplazar las materias curriculares, aun


cuando sus contenidos deben ser revisados, si fueran nuevos contenidos
cumplirían la función de sobrecargar los programas.

El éxito escolar no siempre se corresponde con el éxito intelectual fuera de la


escuela, pues esta parece preferir lo más alejado y complejo, lo que debe interesar
al alumno y no lo que realmente le interesa. Los temas transversales serán
trabajados por cada institución educativa teniendo la responsabilidad de organizar
los aprendizajes de acuerdo con la realidad educativa, que viene en gran parte
marcada por el ambiente sociocultural que predomina en el alumnado.

"La transversalidad educativa enriquece la labor formativa de manera tal que


conecta y articula los saberes de los distintos sectores de aprendizaje y dota de
sentido a los aprendizajes disciplinares, estableciéndose conexiones entre lo
instructivo y lo formativo. La transversalidad busca mirar toda la experiencia escolar
como una oportunidad para que los aprendizajes integren sus dimensiones
cognitivas y formativas, por lo que impacta no solo en el curriculum establecido, sino
que también interpela a la cultura escolar y a todos los actores que forman parte de
ella.

La transversalidad educativa contribuye a los aprendizajes significativos de los


estudiantes desde la conexión de los conocimientos disciplinares con los temas y
contextos sociales, culturales y éticos presentes en su entorno. Por lo tanto, el
saber, el hacer y el ser en torno al medio ambiente, el autocuidado y la prevención,
la convivencia democrática, la afectividad y sexualidad, son aprendizajes integrales
que permiten el pleno desarrollo como personas individuales y sociales". (1 Ver
https://www.ayudamineduc.cl/ficha/que-es-la-transversal idad-educativa-5)

Los temas transversales son una referencia en las decisiones de los equipos
docentes en materia curricular, orientando la planificación de las situaciones para la
coherencia, entre lo que se dice y lo que se hace.

2. Proyectos transversales

Los proyectos transversales establecidos por la normatividad vigente son:


— Estudio y práctica de la Constitución Política

— Educación para la democracia

— Educación ambiental

— Educación sexual

— Recreación, deportes y utilización del tiempo libre

— Servicio social estudiantil obligatorio

— Cátedra de Derechos Humanos

— Prevención de emergencias y desastres

— Cátedra de estudios Afrocolombianos

— Comité de Convivencia

— Cátedra Bogotá

— Control y tratamiento del síndrome de inmunodeficiencia humana-VIH y del


sida.

— Normas de tránsito. Ley 1503 de 2011

— Cultura del emprendimiento


—Escuela para padres y madres de familia

-Educación para la paz y la convivencia.

Los temas transversales desempeñan un papel fundamental como contenidos


culturales necesarios para la vida y la convivencia, a través de una educación que
permita la sensibilización y posiciones ante los problemas o encrucijadas, poderlos
enjuiciar críticamente y actuar con un compromiso libremente asumido y en forma
responsable.

Son contenidos culturales que deben abordarse desde todas las áreas en torno a
ejes temáticos vertebrados, para que contribuyan a organizar el proceso de
aprendizaje. Su tratamiento es responsabilidad de todo el profesorado y de la
comunidad educativa en general, que tendrá que consensuar unas decisiones en
los distintos niveles de planeación y aplicación del currículo.

Son temas abiertos y flexibles, que permitirán incorporaciones de contenidos


relacionados con nuevos problemas que surjan en el futuro. Su tratamiento no debe
ser rígido y uniforme, estará en función de las decisiones que adopte cada
comunidad en relación con las necesidades de su propia realidad, estableciendo
prioridades en el tratamiento de los temas transversales.

Cada tema tiene un sentido propio, pero es conveniente destacar su naturaleza e


intención del currículo. Ejemplo: no es suficiente con estudiar en el aula las
bondades del sistema democrático y participativo si la estructura organizativa del
establecimiento educativo no facilita canales de expresión para sus miembros, ni
favorece la colaboración de todos los sectores de la comunidad educativa.

En la actualidad el avance de las ciencias y la tecnología puede generar una serie


de problemas y fenómenos sociales como: la degradación del medioambiente, la
violencia, la intolerancia, el derroche de algunos países frente a las minorías de
otros que afectan a la humanidad.

Todo ello alerta sobre el tipo de educación que debemos dar al ciudadano del siglo
XXI, para que pueda hacer frente a las situaciones nuevas.

Ya estamos apreciando fenómenos como los "agujeros" que afectan directamente


al ser humano y que si no se toman los correctivos necesarios se irán empeorando
en un futuro no lejano, lo mismo que el problema de la guerra, la situación ecológica,
el terrorismo, el hambre, el agotamiento del agua, el incremento de las basuras, la
falta de empleo, el maltrato a la niñez, el aumento de la delincuencia y otros muchos
problemas que comprometen el futuro del planeta.

En la solución de estos grandes retos varios gobiernos consideran que la solución


debe comenzar desde la familia y la escuela, mediante una educación más
integradora que desarrolle la dimensión ética de todas las personas.
Es necesario que los centros educativos analicen estos y otros problemas, y traten
de dar respuestas concretas a los mismos. La escuela debe insertarse en la
sociedad si deseamos alcanzar el objetivo de educar para la vida.

Lo anterior hace pensar en la necesidad de educar a los alumnos de nuestro país en


materias obligatorias, e incluir entre sus aprendizajes aspectos éticos que
garanticen el desarrollo integral como personas.

Formar a los alumnos para que conozcan y respeten las herencias culturales de
nuestros pueblos, valorando las diferencias con otras culturas, así como las
individualidades que se dan en el mismo grupo de pertenencia, con lo cual
desarrollar capacidades y recursos necesarios para enfrentar los cambios.

3. Obligatoriedad de los temas transversales

La Ley 1013 de 2006 modifica el artículo 14 de la Ley 115 de 1994:

Artículo 1 °. Modifíquese el literal a del artículo 14 de la Ley 1 15 de 1994, quedará


así:

a.” El estudio, la comprensión y la práctica de la Constitución y la instrucción cívica,


será materializada en la creación de una asignatura de Urbanidad y Cívica, la cual
deberá ser impartida en la educación preescolar, básica y media, de conformidad
con el artículo 41 de la Constitución Política".

Artículo 2°. Modifíquese el literal d del artículo 14 de la Ley 115 de 1994, el cual
quedará así:

"La educación para la justicia, la paz, la democracia, la solidaridad, la


confraternidad, la urbanidad, el cooperativismo y en general la formación de los
valores humanos, y

Artículo 3°. Urbanidad. Debe entenderse por urbanidad todas aquellas


orientaciones sencillas acerca del comportamiento humano que tienen como fin
mejorar la convivencia social.

Artículo 4°. El Gobierno nacional reglamentará lo pertinente para el cabal


cumplimiento de la presente ley en un término no mayor a 90 días.

La Ley 1029 de junio 12 de 2006 modifica el artículo 14 de la Ley 115/94, el cual


quedará así:

Artículo 14. Enseñanza obligatoria. En todos los establecimientos oficiales o


privados que ofrezcan educación formal es obligatorio en los niveles de educación
preescolar, básica y media cumplir con:
El estudio, la comprensión y la práctica de la Constitución y la instrucción cívica, de
conformidad con el artículo 41 de la Constitución Política;

Dentro de la capacitación a que se refiere este literal, deberán impartirse nociones


básicas sobre jurisdicción de paz, mecanismos alternativos de solución de
conflictos, derecho de familia, derecho laboral y contratos más usuales;

El aprovechamiento del tiempo libre, el fomento de las diversas culturas, la práctica


de la educación física, la recreación y el deporte formativo, para lo cual el Gobierno
promoverá y estimulará su difusión o desarrollo;

La enseñanza de la protección del ambiente, la ecología y la preservación de los


recursos naturales, de conformidad con lo establecido en el artículo 67 de la
Constitución Política;

La educación para la justicia, la paz, la democracia, la solidaridad, la confraternidad,


el cooperativismo y, en general, la formación de los valores humanos, y
La educación sexual, impartida en cada caso de acuerdo con las necesidades
psíquicas, físicas y afectivas de los educandos según la edad.

Parágrafo 1 °. El estudio de estos temas en tales valores, salvo los literales a) y b),
no exige asignatura específica. Esta información debe incorporarse al currículo y
desarrollarse a través de todo un plan de estudios.

Parágrafo. 2°. Los programas a que hace referencia el literal b) del presente artículo
serán presentados por los establecimientos estatales a la Secretaría de Educación
del respectivo municipio o ante el organismo que haga sus veces para su
financiación con cargo a la participación de los ingresos corrientes de la nación
destinados por la ley para tales áreas de inversión social.

4. Estudio y práctica de la Constitución Política

El artículo 41 de la Constitución Política de Colombia de 1991 ordena:

En todas las instituciones de educación, oficiales o privadas, serán obligatorios el


estudio de la Constitución y la instrucción cívica. Así mismo se fomentarán prácticas
democráticas para el aprendizaje de los municipios y valores de participación
ciudadana.

Ley 107 de 1994, reglamenta el artículo 41 de la Constitución Nacional:

Artículo 1°. Para poder obtener el título de bachiller en cualquiera de sus


modalidades, todo estudiante, deberá haber cursado cincuenta horas de Estudios
Constitucionales.

Parágrafo. Autorizase al Ministerio de Educación Nacional para que reglamente la


forma como la asignatura deba ser cursada.
Artículo 2°. Los rectores de los colegios públicos y privados tendrán la obligación de
realizar actividades que promuevan la participación democrática de los estudiantes.

Parágrafo. Los supervisores de educación, o quienes hagan sus veces, en sus


evaluaciones, velarán por el cumplimiento de lo anterior.

Artículo 3°. La Defensoría del Pueblo realizará encuentros regionales con los
personeros municipales con la finalidad de orientarlos e instruirlos en el fomento,
enseñanza y divulgación, de los derechos fundamentales y los valores de la
participación ciudadana. Los personeros municipales, a su vez ejecutarán en sus
respectivos municipios los lineamientos trazados por los encuentros regionales.
Para ello las entidades descentralizadas deberán prestar toda la colaboración que
se requiera.

Artículo 8°. Todos aquellos que ejerzan labores de alfabetización deberán incluir
como materia de estudio elemental, lo relativo a las instituciones democráticas.

5. Educación para la democracia

Resolución 1600 de 1994:

Artículo 1°. Obligatoriedad. A partir del año de 1994 y de acuerdo con los
lineamientos y directivas del Ministerio de Educación Nacional, todos los
establecimientos de educación formal del país, tanto oficiales como privados, en
sus distintos niveles de preescolar, básica y media, incluirán con carácter
obligatorio, dentro de sus proyectos educativos institucionales, el proyecto de
educación para la democracia.

Artículo 2°. Finalidad. A través del Proyecto de Educación para la Democracia, las
instituciones de educación formal deberán asegurar que a lo largo del proceso
educativo los educandos y la comunidad educativa en general alcancen los
siguientes objetivos:

El desarrollo de actitudes, habilidades y conocimientos necesarios para la


participación responsable como ciudadanos en una sociedad democrática;

La comprensión, valoración y práctica de la Constitución Política, de la estructura y


fines del Estado, de la función de la administración pública y de conceptos tales
como libertad, democracia, responsabilidad, ética, orden, autoridad, gobierno,
solidaridad, tolerancia, y respeto por la opinión ajena, los derechos humanos, las
técnicas y las culturas, de tal manera que se asuman conductas cívicas dentro de la
propia comunidad y en las demás esferas de la vida política y social;

El reconocimiento, aceptación y respeto de los derechos propios y de los demás


para el logro de una sociedad justa y pacífica.
La práctica y el conocimiento de los mecanismos de participación política y
ciudadana que formen a la persona para asumir un papel democrático en las
decisiones nacionales, regionales y locales que afecten su comunidad;

El manejo de los conflictos como algo inherente a las relaciones interpersonales e


intergrupales y su resolución sin acudir a la violencia, incorporando la equidad, la
negociación y la transacción en la solución de los mismos;

La adopción de formas de diálogo, deliberación, controversia, concertación,


consenso y compromiso frente a las relaciones interpersonales, sociales y políticas;

El desarrollo de la propia autonomía, de la conciencia personal y de las actitudes


críticas y creativas;

La formación en una ética del trabajo, de las actividades de tiempo libre y de las
relaciones con el medio físico natural y creado, y

El fortalecimiento de la autonomía escolar y el reconocimiento de la historia, la


identidad y las culturas nacional, regional y local.

Artículo 3°. Pautas de organización. Para estructurar el proyecto de educación para


la democracia, cada establecimiento educativo deberá tener en cuenta su propio
Proyecto Educativo /institucional, los lineamientos que establezca el Ministerio de
Educación Nacional y, en particular, los siguientes criterios y mecanismos
generales:

La intencionalidad de la acción educativa expresada a través del proyecto ético


-científico de cada establecimiento educativo;

La edad, el grado de madurez y capacidad de los educandos y las características


étnicas, intelectuales, culturales y sociales;

El contexto sociocultural y económico donde se ubica el establecimiento educativo;

Las nuevas formas de participación del educando dentro del ámbito de la institución
educativa, tales como, el representante de los estudiantes, el personero de
estudiantes y la participación en el gobierno escolar de la institución;

Los soportes técnico-pedagógicos ya probados en materia de educación para la


democracia, incluyendo el uso de materiales, medios masivos de comunicación y de
la informática;

La relación y correlación de las áreas y asignaturas que se impartan en el


establecimiento, las actividades dirigidas e impulsadas por el mismo y que giren
alrededor de la escolaridad, de los métodos didácticos y las acciones de orientación
escolar y comunitaria;
El servicio social estudiantil y, en general, todos los programas de acción social que
adelante la institución educativa;

Las organizaciones de padres de familia, de docentes y en general, las


organizaciones de la comunidad;

El manual de convivencia y el conjunto de normas de uso institucional, y

Las guías básicas de trabajo que establezcan la metodología, administración y


evaluación del proyecto.

Parágrafo. Las estratégicas metodológicas y materiales educativos para el


desarrollo del proyecto, incorporarán pedagogías apropiadas que permitan al
estudiante comprender la información teórica, desarrollar actitudes y valores y
asumir compromisos frente a sus derechos y deberes democráticos. Para tales
efectos deben emplearse estrategias y medios pedagógicos tales como los talleres,
los foros, los debates, las mesas redondas, el juego y las actividades de tiempo
libre, las simulaciones, el intercambio de roles, las dinámicas de grupo, la prensa
estudiantil, el cine, el arte y otras formas de comunicación y práctica social y política.

Artículo 4°. Responsabilidad de la comunidad educativa. Para la ejecución del


proyecto de educación para la democracia los establecimientos educativos
obligados por esta resolución deberán coordinar sus acciones y buscar asesoría y
apoyo en las instituciones de educación superior y con otros organismos públicos y
privados ubicados en el mismo municipio o que hagan parte del gobierno escolar del
establecimiento respectivo. Los padres de familia, los docentes y la comunidad
educativa en general tienen una responsabilidad compartida en el diseño y
desarrollo del proyecto.

Artículo 5°. Asesoría y apoyo institucional. Mediante directivas u otros actos


administrativos semejantes, el Ministerio de Educación Nacional, conjuntamente
con el Instituto para el Desarrollo de la Democracia "Luis Carlos Galán", definirá las
orientaciones y prestarán asesorías a las secretarías de educación
departamentales y distritales para que estas den el apoyo necesario a los
municipios en la coordinación y control de ejecución de los proyectos de educación
para la democracia en los establecimientos educativos de su jurisdicción y en la
organización de los equipos de trabajo para tales efectos. Para impulsar el proceso
inicial de los proyectos de educación para la democracia de los establecimientos
educativos, el Ministerio de Educación Nacional impartirá las directivas de base en
un período no mayor de seis (6) meses, contados a partir de la vigencia de la
presente resolución.

Artículo 7°. La evaluación permanente. La evaluación de los proyectos de


educación para la democracia se efectuará periódicamente, por lo menos una vez al
año, por los consejos directivos de los establecimientos educativos y por las
respectivas secretarías de educación, con la participación de la comunidad
educativa, según los criterios elaborados por el Ministerio de Educación Nacional a
través de directivas y mediante el Sistema Nacional de Evaluación.

La evaluación tendrá en cuenta el impacto de los programas y proyectos en la vida


individual, escolar, familiar y de comunidad con el fin de adecuarlos a las
necesidades y las metas previstas.

El artículo 40 de la Constitución Política de Colombia establece:

Todo ciudadano tiene derecho a participar en la conformación, ejercicio y control del


poder político.

Para hacer efectivo este derecho puede:

Elegir y ser elegido.

Tomar parte en las elecciones, plebiscitos, referendos, consultas populares y otras


formas de participación democrática.

Constituir partidos, movimientos y agrupaciones políticas sin limitación alguna;


formar parte de ellos libremente y definir sus ideas y programas.

Revocar el mandato de los elegidos en los casos y en la forma que establecen la


Constitución y la ley.

Tener iniciativa en las corporaciones públicas.

Interponer acciones públicas en defensa de la Constitución y de la ley.

Acceder al desempeño de funciones y cargos públicos, salvo los colombianos que


por nacimiento o por adopción tengan doble nacionalidad. La ley reglamentará esta
excepción y determinará los casos a los cuales ha de aplicarse.

Artículo 103 de la Constitución Política Nacional:

Son mecanismos de participación del pueblo en ejercicio de su soberanía el voto, el


plebiscito, el referendo, la consulta popular, el cabildo abierto, la iniciativa legislativa
y la revocatoria del mandato.

Ley 134 de 1994, reglamenta los mecanismos de participación ciudadana; los


define así:

El voto: Es un derecho y un deber ciudadano (artículo 258 de la CPN).

El plebiscito: Es pronunciamiento del pueblo, convocado por el presidente de la


república, mediante el cual apoya o rechaza una determinada decisión del ejecutivo.

El referendo: es la convocatoria que hace al pueblo para que apruebe o rechace un


proyecto de norma jurídica o derogue o no una norma ya vigente.

La consulta popular: es la institución mediante la cual, una pregunta de carácter


general o sobre un asunto de trascendencia nacional, departamental, municipal,
distrital o local, es sometida por el presidente de la república, el gobernador o el
alcalde, según el caso, a consideración del pueblo, para que este se pronuncie
formalmente al respecto. En todos los casos, la decisión del pueblo es obligatoria.

El cabildo abierto: Es la reunión pública de los concejos distritales, municipales o de


las juntas administradoras locales, en la cual los habitantes pueden participar
directamente con el fin de discutir asuntos de interés para la comunidad.

Iniciativa popular legislativa y normativa ante las corporaciones públicas: es el


derecho político de un grupo de ciudadanos, de presentar proyecto de actos
legislativo y de ley ante el Congreso de la República, de ordenanza ante las
asambleas departamentales, de acuerdo ante los concejos municipales o distritales
y de resolución ante las juntas administradoras locales, y demás resoluciones de las
corporaciones de las entidades territoriales de acuerdo con la leyes que las
reglamentan, según el caso, para que sean debatidos y posteriormente aprobados,
modificados o negados por la corporación pública correspondiente.

La revocatoria del mandato: Es un derecho político, por medio del cual los
ciudadanos dan por terminado el mandato que le han conferido a un gobernador o a
un alcalde.

El desarrollo de una cultura de paz, es decir, de una cultura de convivencia pacífica


basada en los principios de libertad, justicia, democracia, desarrollo económico
duradero, de equilibrio social, de tolerancia, de solidaridad y de respeto a los
derechos humanos, es hoy más urgente que nunca. Está basada en la capacidad
de resolver conflictos de una manera pacífica y equitativa y en la renovación de las
estrategias de acción.

La construcción de la democracia, la paz y la tolerancia es una cuestión de


símbolos, de valores, de cultura, y no solo el resultado de un acuerdo de
concentración económica o política.

La democracia se construye cada día, en cada uno de nosotros y en nuestro


entorno. La democracia implica la participación, y para participar, para contar y no
solo para ser contado, se necesita tener acceso al conocimiento y a la educación.
La educación es la piedra angular de la democracia, porque esta es un
comportamiento, es una forma de ser, de reflexión, de adelantos y de retroceso. Es
un comportamiento para la vida.

Estamos ante nuevos desafíos que generan oportunidades y exigencias y dan


oportunidad de definir fórmulas y estrategias novedosas.

La democracia es una acción para luchar contra la violencia. Es un medio para


consolidar la paz; es la educación con la formación de valores esenciales para la
tolerancia, el discernimiento, el respeto a la vida y a la naturaleza, la participación
democrática y la solidaridad con todos los pueblos, logrando una cultura de paz
basada en una mejor educación.

La libertad tiene varios aspectos:

—Las libertades personales o civiles: comprende aspectos como "seguridad",


protección contra arrestos y detenciones arbitrarias, la inviolabilidad del domicilio y
la correspondencia, la libertad de movimiento y las libertades familiares, como
contraer matrimonio, etc.
—Libertades de pensamiento y opinión: de pensar por sí mismo y de expresar su
opinión, respetando la opinión de los demás, de profesar o no un credo religioso, de
tener una posición ideológica, artística y literaria.

—Libertades políticas: comprende expresión, reunión y asociación, y el derecho al


voto, o sea la facultad de promover ideas, ideologías, organizaciones y partidos
políticos, todo ello en función de participar en el gobierno y en el manejo del Estado.

—Libertades económicas: consagra el derecho a la propiedad, al trabajo elegido


libremente, la libertad de empresa, etc.

6. Educación ambiental

Decreto 1743 de 1994. Artículo 1. °

Institucionalización. A partir del mes de enero de 1995, de acuerdo con los


lineamientos curriculares que defina el Ministerio de Educación Nacional y
atendiendo la política nacional de educación ambiental, todos los establecimientos
de educación formal del país, tanto oficiales como privados, en sus distintos niveles
de preescolar, básica y media incluirán dentro de sus proyectos educativos
institucionales proyectos ambientales escolares en el marco de diagnósticos
ambientales, locales, regionales y/o nacionales, con miras a coadyuvar a la solución
de problemas ambientales específicos.

En lo que tiene que ver con la educación ambiental de las comunidades étnicas,
esta deberá hacerse teniendo en cuenta el respeto por sus características
culturales, sociales y naturales y atendiendo a sus propias tradiciones.

Artículo 2°. Principios rectores. La educación ambiental deberá tener en cuenta los
principios de interculturalidad, formación en valores, regionalización, de
interdisciplina y de participación, formación para la democracia, la gestión y
resolución de problemas.

Debe estar presente en todos los componentes del currículo.


A partir de los proyectos ambientales escolares, las instituciones de educación
formal deberán asegurar que, a lo largo del proceso educativo, los estudiantes y la
comunidad educativa en general, alcancen los objetivos previstos en las leyes 99 de
1993 y 115 de 1994 y en el Proyecto Educativo Institucional.

Artículo 3°. Responsabilidad de la comunidad educativa. Los estudiantes, los


padres de familia, los docentes y la comunidad educativa en general, tienen una
responsabilidad compartida con el diseño y desarrollo del proyecto ambiental
escolar. Esta responsabilidad se ejercerá a través de los distintos órganos del
gobierno escolar.
Además, los establecimientos educativos coordinarán sus acciones y buscarán
asesoría y apoyo en las instituciones de educación superior y en otros organismos
públicos y privados ubicados en la localidad o región.

Artículo 4°. Asesoría y apoyo institucional. Mediante directivas o actos


administrativos semejantes, el Ministerio de Educación Nacional, conjuntamente
con el Ministerio del Medio Ambiente, definirán las orientaciones para que las
secretarías de educación de las entidades territoriales presten asesoría y den apoyo
necesario en la coordinación y control de ejecución de los proyectos ambientales
escolares en los establecimientos educativos de su jurisdicción y en la organización
de los equipos de trabajo para tales efectos.

Asimismo, los ministerios y secretarías mencionados recopilarán las diferentes


experiencias e investigaciones sobre educación ambiental que se vayan realizando
y difundirán los resultados de las más significativas. Para impulsar el proceso inicial
de los proyectos ambientales escolares de los establecimientos educativos, los
Ministerios de Educación Nacional y del Medio Ambiente impartirán las directivas de
base en un período no mayor de doce (12) meses, contados a partir de la vigencia
del presente decreto.

Artículo 6°. Evaluación permanente. La evaluación de los proyectos ambientales


escolares se efectuará periódicamente, por lo menos una vez al año, por los
consejos directivos de los establecimientos educativos y por las respectivas
secretarías

de educación, con la participación de la comunidad educativa y las organizaciones e


instituciones vinculadas al proyecto, según los criterios elaborados por los
Ministerios de Educación Nacional y del Medio Ambiente, a través de directivas y
mediante el Sistema Nacional de Evaluación.

La evaluación tendrá en cuenta, entre otros aspectos, el impacto del proyecto


ambiental escolar en la calidad de vida y en la solución de los problemas
relacionados con el diagnóstico ambiental de la localidad, con el fin de adecuarlo a
las necesidades y a las metas previstas.

Artículo 7°. Servicio social obligatorio. Los alumnos de educación media de los
establecimientos de educación formal, estatales y privados, podrán prestar el
servicio social obligatorio previsto en los artículos 66 y 97 de la Ley 115 de 1994, en
educación ambiental, participando directamente en los proyectos ambientales
escolares, apoyando la formación o consolidación de grupos ecológicos escolares
para la resolución de problemas ambientales específicos o participando en
actividades comunitarias de educación ecológica o ambiental.

Artículo 8°. Servicio militar obligatorio en educación ambiental. Según lo dispone el


artículo 102 de la Ley 99 de 1993, un 20% de los bachilleres seleccionados para
prestar el servicio militar obligatorio, deberán hacerlo en servicio ambiental.

De dicho porcentaje, un 30% como mínimo prestará su servicio en educación


ambiental. Los bachilleres restantes lo prestarán en las funciones de organización
comunitaria para la gestión ambiental y en la prevención, control y vigilancia sobre
el uso del medioambiente y los recursos naturales.

Para prestar el servicio militar obligatorio en la educación ambiental, los bachilleres


que así lo manifiesten deberán acreditar una de las siguientes condiciones:

Haber participado en un proyecto ambiental escolar.

Haber prestado el servicio social obligatorio en educación ambiental. Haber


integrado o participado en grupos ecológicos o ambientales, o

Haber obtenido el título de bachiller con énfasis en agropecuaria, ecología,


medioambiente, ciencias naturales o afines o acreditar estudios de igual naturaleza.

Para prestar el servicio militar obligatorio en servicio ambiental distinto al de


educación ambiental, los Ministerios de Educación Nacional y del Medio Ambiente,
conjuntamente con las secretarías de educación de la jurisdicción respectiva,
coordinarán con los distritos militares donde se realiza la selección, programas de
capa-citación en estrategia para la resolución de problemas ambientales, de
acuerdo con los lineamientos de la Política Nacional de Educación Ambiental.

7. Educación sexual

Resolución 3353 de 1993.

Artículo 1 °. Obligatoriedad de la educación sexual. A partir del inicio de los


calendarios académicos de 1994, de acuerdo con las políticas de las directivas del
Ministerio de Educación Nacional, todos los establecimientos educativos del país
que ofrecen y desarrollan programas de preescolar, básica primaria, básica
secundaria y media vocacional, realizarán con carácter obligatorio proyectos
institucionales de educación sexual, como componente esencial del servicio público
educativo.

Los programas institucionales de educación sexual no darán lugar a calificaciones


para efectos de la promoción de los estudiantes.
Artículo 2°. Finalidad de la educación sexual. Por ser la sexualidad parte
funda-mental de la personalidad de todos los seres humanos, que incide en las
relaciones interpersonales que se establecen en el ámbito familiar, social y
amoroso, la educación sexual, sólidamente fundamentada en los avances de la
ciencia y la pedagogía, debe propiciar y favorecer a todos los estudiantes una
formación rica en valores, sentimientos, conceptos y comportamientos para el
desarrollo de la personalidad y la autonomía, cuya base fundamental sea el afecto y
la igualdad entre las personas.

La educación sexual debe garantizar que el estudiante al término de su ciclo


educativo:

Comprenda el comportamiento sexual y el de los demás.;

Respete como iguales y reconozca los derechos y deberes sexuales de sí mismo y


de las demás personas;

Tome conciencia de que la educación sexual de una persona comienza con el


nacimiento y dura toda la vida;

Sea capaz de tomar decisiones responsables con respecto a su sexualidad y al


ejercicio de la misma;

Esté preparado para emprender y desarrollar una vida en pareja y eventualmente


constituir una familia;

Se refiera con naturalidad y tranquilidad a su sexualidad en todos los momentos de


la vida y en todas las relaciones interpersonales;

Asuma la responsabilidad de la procreación y acepte de manera natural el amor, el


placer y la comunicación con el otro;

Sea capaz de reconocer los inconvenientes de un embarazo indeseado a cualquier


edad, pero especialmente durante la adolescencia;

Sea crítico con respecto a los modelos sexuales que se le presentan desde otras
culturas y que llegan a través de los medios de comunicación;

Tenga un conocimiento básico sobre los aspectos biológicos de la sexualidad, tales


como anatomía y fisiología de los aparatos masculino y femenino, proceso
reproductivo, prevención de las enfermedades de transmisión sexual y sida:

Tenga la información necesaria y suficiente sobre los diversos medios de regulación


de la fertilidad humana;

Asuma una actitud crítica frente a los estereotipos culturales de comportamientos


tanto femeninos como masculinos;

Analice los mitos y tabúes que en su medio rodean el hecho sexual, con el fin de
discutir y aclarar conceptos acerca de la sexualidad, e

Inicie el cambio de actitud en relación con la conducta a una sexualidad de corte


humanista, desmitificada, sana, responsable, gratificante y enriquecedora de la
personalidad.
Artículo 3°. Desarrollo de la educación sexual. La educación sexual deberá
organizarse como un proyecto educativo institucional que tenga en cuenta las
características socioculturales de los estudiantes y su comunidad. Dicho proyecto
deberá orientarse según lo establecido en la resolución y en las directivas del
Ministerio de Educación Nacional al respecto.

La educación sexual en los planteles educativos debe impartirse por mecanismos


distintos a los utilizados para la clase convencional. Se desarrollará como una
actividad organizada y estructurarse en torno a:

Las necesidades del aprendizaje de los alumnos y sus niveles de desarrollo, de tal
manera que en los niños se haga énfasis en la construcción de sus valores, en su
identidad sexual y en el desarrollo del afecto como motor fundamental de las
relaciones interpersonales, y en los jóvenes contribuya a completar el desarrollo de
su autonomía y a desarrollar conocimientos objetivos sobre la biología de la
sexualidad y a reconocerla como aspecto integral del conjunto de las relaciones
sociales, can el fin de asumir y disfrutar responsablemente de su vida sexual.

El contexto sociocultural del establecimiento educativo, las características sociales


y culturales de la población y los problemas de sexualidad más comunes que se
presentan en el estudiantado y la comunidad a la que pertenece el plantel.
La articulación con contenidos curriculares relacionados con la sexualidad y otros
programas que se desarrollen en la institución, como los de servicio social del
estudiantado.

La disponibilidad de recursos humanos y físicos dentro y fuera del plantel.

El proyecto institucional de educación sexual podrá ejecutarse a través de


seminarios, talleres organizados en módulos o similares que contemplen los
aspectos biológicos, psicológicos y sociales de la sexualidad, estructurados de
acuerdo con las técnicas vivenciales y que tengan flexibilidad necesaria de acuerdo
con las características de la población.

Artículo 4°. Responsabilidad del Ministerio de Educación Nacional y las secretarías


de educación. El Ministerio de Educación Nacional asesorará a las secretarías de
educación departamentales y distritales en la elaboración del programa territorial de
educación sexual, y en la organización de los equipos de trabajo. estas a su vez
serán responsables de las asesorías a los municipios y a los establecimientos
educativos. todas las secretarías de educación de los departamentos y en los
distritos definirán en cada caso las instancias responsables de la orientación y
asesoría de la educación sexual en su territorio.

El Ministerio de Educación Nacional elaborará orientaciones y guías de trabajo que


ilustren el diseño, metodología, administración y evaluación de los proyectos
institucionales de educación sexual.

Para impulsar el proceso inicial de la educación sexual en los establecimientos


educativos a que se refiere el artículo primero de esta resolución, el Ministerio de
Educación Nacional dictará cuatro directivas que se comunicarán y publicarán
oportunamente.

Artículo 5°. Se refiere a la formación de docentes a cargo del Ministerio de


Educación Nacional.

Artículo 6°. Evaluación permanente. La evaluación de los programas territoriales de


educación sexual y de los proyectos educativos institucionales será efectuada de
manera periódica, de conformidad con el mecanismo establecido por el Ministerio
de Educación Nacional a través de directivas y será ordenada y efectuada por las
entidades territoriales.

De todas maneras, la evaluación tendrá en cuenta el impacto de los programas y


proyectos de la vida individual, familiar y de comunidad con el fin de adecuarlo a las
necesidades y metas previstas.

8. Recreación, deportes y utilización del tiempo libre

Ley 181 de 1995:

Artículo 1 °. Objetivos generales. Son objetivos de esta ley el patrocinio, el fomento,


la masificación, la divulgación, la planificación, la coordinación, la ejecución y el
asesoramiento de la práctica del deporte, la recreación y el aprovechamiento del
tiempo libre y la promoción de la educación extraescolar de la niñez y la juventud en
todos los niveles y estamentos sociales del país, en desarrollo del derecho de todas
las personas a ejercitar el libre acceso a una formación física y espiritual
adecuadas; así mismo la implantación y fomento de la educación física para
contribuir a la formación integral de la persona en todas sus edades y facilitarle el
cumplimiento eficaz de sus obligaciones como miembro de la sociedad.

Artículo 2°. Objetivo especial. Creación del Sistema Nacional del Deporte, la
recreación, el aprovechamiento del tiempo libre, la educación extraescolar y la
educación física.

Artículo 3°. Para garantizar el acceso del individuo y de la comunidad al


conocimiento y práctica del deporte, la recreación y el aprovechamiento del tiempo
libre, el Estado tendrá en cuenta, entre otros, los siguientes objetivos rectores:
Integrar la educación y las actividades físicas, deportivas y recreativas en el sistema
educativo general en todos sus niveles;

Formular y ejecutar programas especiales para la educación física, el deporte y la


recreación de las personas con discapacidades físicas, psíquicas, sensoriales, de la
tercera edad y de los sectores sociales más necesitados, creando más facilidades y
oportunidades para la práctica del deporte, la educación física y la recreación;

Contribuir al desarrollo de la educación familiar, escolar y extraescolar de la niñez y


de la juventud para que utilicen el tiempo libre, el deporte y la recreación como
elementos fundamentales en su proceso de formación integral tanto en lo personal
como en lo comunitario;

Favorecer las manifestaciones del deporte y la recreación en las expresiones


culturales folclóricas o tradicionales y en las fiestas típicas, arraigadas en el territorio
nacional, y en todos aquellos actos que creen conciencia del deporte y reafirmen la
identidad nacional;

Compilar, suministrar y difundir la información y documentación relativas a la


educación física, el deporte y la recreación, y en especial, las relacionadas con los
resultados de las investigaciones y lo