Вы находитесь на странице: 1из 4

Volumen , nº

Hoja Informativa 25 de febrero de 2019


Página 2 Hoja Informativa

No solo las mujeres sufren climaterio


¿Pueden los hombres presentar cambios en el estado de ánimo, depresión, falta de concentración e incluso
constantes sudoraciones? Pues sí, y la mayoría de los caballeros apuestan a que estos síntomas son parte del
envejecimiento y no acuden al médico.
Según estudios clínicos, la andropausia se caracteriza por un descenso lento y gradual de la testosterona, lo que termina
afectando la calidad de vida de los pacientes y aumentando los factores de riesgo cardiovascular. Usualmente la sufren
hombres mayores de 60 años, pero en la juventud también se puede dar.
El climaterio viril, como además se le llama en términos médicos, presenta similitud con la menopausia en la mujer, aun-
que con diferencias significativas entre uno y otro sexo. En la actualidad existen varias opiniones acerca de si considerar-
lo o no como una enfermedad. Algunos prefieren nombrarlo como un período de tiempo semejante a lo que soportan
las mujeres durante el climaterio.
El doctor Ulises Silveira Páez, especialista de Segundo Grado en Urología, y profesor auxiliar de esa especialidad, destacó
en uno de sus análisis que el fenómeno está dado por varios factores. “Cuando los varones sobrepasan los 50 años se en-
cuentran a menudo en la cumbre de sus vidas con buen estado de salud aparente. Sin embargo, comienza un incremen-
to del riesgo de enfermedades cardiovasculares, sexológicas y endocrinológicas, a tal punto que el 52 % de ellos entre los
40 y 70 años padecen de algún grado de disfunción eréctil, por lo que la depresión psicológica está presente en un porcen-
taje muy alto”.
De acuerdo con la revista cubana de Endocrinología, a diferencia de la menopausia, la andropausia es un proceso de co-
mienzo insidioso de lenta progresión. Los hombres experimentan una gradual declinación de los niveles de testostero-
na, cuyo inicio exacto es muy difícil de determinar.
No es tan conocida como la menopausia; su término ha dejado de emplearse para ser sustituido por síndrome de déficit de
testosterona, en cuyo diagnóstico han de presentarse tanto indicios clínicos producidos por el descenso de la hormona
como una reducción en 5 los niveles de esta en los exámenes médicos.
Algunos factores que pueden contribuir a acelerar este padecimiento son: el estrés, consumir bebidas alcohólicas, cirugías,
medicamentos, la obesidad y las infecciones, pero sobre todo, la edad, por lo que se recomienda llevar un estilo de vida
saludable, con alimentación sana y activación física frecuente.
Los endocrinos advierten que dentro de unos años la población envejecida necesitará de programas dirigidos a enfrentar
este y otros padecimientos que no impacten de manera negativa con la calidad de vida y la salud mental de la persona de
la tercera edad.

Síntomas de la Andropausia que todo hombre debe conocer


 Dolor de cabeza.
 Sudoración.
 Problemas circulatorios.
 Sensación de sofocamiento en el rostro.
 Deterioro óseo.
 Reducción de fuerza y volumen de la eyaculación. “ ...Y cómo huir cuando no
 Nerviosismo. quedan islas para naufragar al
 Depresión. país donde los sabios se retiran
 Irritabilidad. del agravio de buscar labios
 Aumento de peso. que sacan de quicio, mentiras
 Menguamiento en la erección. que ganan juicios tan sumarios
 Falta de deseo sexual. que envilecen el cristal de los
 Pérdida de energía vital. acuarios de los peces de
 Fatiga. ciudad ...”
 Cambios en la actitud y el estado de ánimo. Peces de ciudad
Joaquín Sabina
Volumen , nº Página 3

Tratamiento de la andropausia y consejos para reducir sus


síntomas
Aunque la andropausia no se puede comparar con padecer
una enfermedad, a algunos hombres que pasan la barrera
de los 50 les afecta especialmente pudiendo alterar su vida.
Para evitar esta situación en la medida de lo posible, es
necesario cuidarse y adquirir ciertos hábitos con los que,
además de reducir los síntomas de la andropausia, se pre-
vengan otros problemas de salud asociados, como el desa-
rrollo de una enfermedad cardiovascular, la hipertensión o
la osteoporosis. Para conseguirlo, toma nota de estos conse-
jos para aliviar sus efectos:
Evita el estrés
Sabemos que en nuestra sociedad actual no es fácil, pero
hay que intentar adoptar hábitos que nos ayuden a relajarnos, como realizar ejercicio físico, tomarse media hora al día para
escuchar música, leer, meditar.
Lleva una alimentación equilibrada
Es importante evitar coger peso, así como el consumo de alimentos que favorezcan la subida del colesterol, la tensión y el azú-
car en la sangre, por lo que en tu dieta debe predominar la comida natural, como son las verduras, frutas, legumbres, carne,
huevos y pescado, frente a la procesada.
Cuida tu rutina y hábitos en la cocina
Otros consejos como son comer despacio y tranquilo, usar especias para dar sabor a las comidas y reducir el consumo de sal,
dedicar un tiempo a la cocina.
Descansa adecuadamente
Si puedes échate una pequeña siesta de 20 minutos, pero no durante más tiempo para que no altere el descanso nocturno. Por
la noche intenta dormir al menos ocho horas.
Reduce las sustancias tóxicas
Si fumas, es un buen momento para dejarlo, puedes pedir ayuda a tu
médico para conseguirlo. Además, debes evitar el consumo frecuente
de bebidas alcohólicas y, por supuesto, cualquier tipo de droga. En
este sentido, hay que indicar que no debes automedicarte, ya que
puedes obtener un efecto contrario al que buscas.
Disfruta de tu vida sexual
Aunque se haya reducido tu apetencia sexual debes intentar mante-
nerte activo, ya que resulta beneficioso para la producción de testos-
terona y la capacidad de erección, e intentar disfrutar plenamente de
tu vida sexual.

Atención médica oportuna


La próstata también envejece y se endurece, por lo que después de los 40 años se considera indispensable acudir a revisiones y
someterse a pruebas como el antígeno prostático, prueba sanguínea para descartar cáncer en esta glándula.

Las consecuencias más graves que pueden presentarse por la falta de atención médica son la disminución de la densidad mineral
ósea, así como de la masa y fuerza muscular, y dependiendo de la historia familiar, afecciones oculares.

Por otra parte, en el caso de los hombres andropáusicos, aún no existen pruebas concluyentes sobre los efectos de un tratamiento
hormonal, pero hay reportes donde se observa una mejoría en la libido y la función eréctil bajo el suministro de andrógenos bajo estricta
vigilancia médica.

No está de más recordar que la andropausia es parte de un proceso de envejecimiento natural, continuo e inevitable. Hay que
reconocerlo y aceptarlo para tomar las mejores medidas y prolongar una vida sexual saludable, con calidad, armonía y entendimiento
¿Qué vitaminas se puede utilizar por la
andropausia?

una dieta equilibrada enriquecida


con vitaminas C y D pueden dismi-
nuir los síntomas de la andropausia.
Otros tratamientos naturales para
la disfunción sexual masculina rela-
cionada con la edad incluyen mine-
rales, hierbas y suplementos de ami-
noácidos.
beneficios
alimentos de origen vegetal ricos en
fitoquímicos fortalecen el sistema
inmunológico y promover las funcio-
nes saludables del cuerpo.
suplementos clave
La vitamina C fortalece el sistema inmunológico, fitoquímicos en los alimentos vegetales de la próstata
y la salud urinaria en los hombres, y la vitamina D con calcio puede disminuir la osteoporosis, un sín-
toma de la andropausia.
Otros suplementos útiles
Los suplementos naturales que contienen L-arginina, la palma enana americana, la maca, zinc y niaci-
na también se han utilizado para tratar la disminución sexual experiencia de muchos hombres relacio-
nados con la edad gradual.
Información de expertos
Ray Sahel, un médico que se especializa en suplementos naturales, recomienda aumentar la ingesta de
calcio y vitamina D para los síntomas de la osteoporosis, hierbas sexuales como la maca para aumen-
tar la libido, y la creatina para combatir la disminución de la masa muscular.

Elaborado por:
Departamento de Información Científico-Técnica y
Bibliotecología
Filial Ciencias Médicas
Bayamo-Granma
Email: bibliotecafcmb@infomed.sld.cu