Вы находитесь на странице: 1из 3

Construcción del pozo

La construcción correcta y el mantenimiento continuo del pozo son clave


para la seguridad de su suministro de agua. El agente estatal que provee
licencias a contratistas especializados en pozos de agua, el departamento
de salud local o un profesional local del sistema de agua pueden brindarle
información acerca de la construcción del pozo.
El pozo debe estar ubicado de manera tal que el agua de lluvia fluya lejos
de él. El agua de lluvia puede levantar bacterias y sustancias químicas
peligrosas de la superficie terrestre. Si esta agua se acumula cerca de su
pozo, puede infiltrarse y causar potencialmente problemas de salud.
Las perforadoras de pozos de agua y los instaladores de bombas de pozo
deben estar bien adheridos y asegurados. Asegúrese de que su contratista
de aguas subterráneas esté registrado o autorizado en su estado, de ser
necesario, y preferiblemente certificado.
Si su estado no cuenta con un programa de autorización o
inscripción, visite los recursos en inglés de la Asociación Nacional de Aguas
Subterráneas (National Ground Water Association) para propietarios de
pozos privados SALIDA Y DENEGACIÓN para encontrar contratistas de
pozos de agua certificados cerca de usted. La Asociación Nacional de
Aguas Subterráneas cuenta con un programa de certificación voluntario
para contratistas. Algunos estados utilizan los exámenes de la Asociación
como su evaluación para la autorización.
Mantenga su pozo seguro
Para mantener su pozo seguro, esté al tanto de la existencia de posibles
fuentes de contaminación cercanas. Consulte con su departamento de
salud local o programa ambiental por requerimientos de distancia.
Fuentes posibles de contaminación podrían incluir:

 Tanques sépticos
 Terrenos de ganado, silos, campos de lixiviación sépticos
 Tanques de petróleo, almacenamiento impermeable de estiércol, y
manipulación
y almacenamiento de fertilizantes
 Acumulación de estiércol

Consejos para mantener su pozo seguro:


 Lleve a cabo el mantenimiento del pozo, detecte los problemas temprano
y corríjalos para proteger el funcionamiento del pozo. Muchos
propietarios tienden a olvidar el valor del buen mantenimiento hasta que
los problemas alcanzan un nivel de crisis, lo cual puede resultar caro.
 Mantenga actualizados los registros de la instalación y de los arreglos del
pozo, así como los análisis de las tuberías y el agua. Esos registros
pueden ayudarlo a detectar cambios
y posibles problemas en su sistema de agua. Si tiene problemas, busque
a un experto local para verificar la construcción de su pozo y los registros
de mantenimiento.
 Proteja el área de su pozo. Sea cuidadoso con el almacenamiento y la
eliminación de los desperdicios y productos químicos domésticos y de
cuidado del césped. Los agricultores y jardineros que llevan a cabo una
práctica adecuada minimizan el uso de fertilizantes
y pesticidas.
 Tome medidas para reducir la erosión y evitar la escorrentía del agua en
la superficie.
 Verifique a menudo los tanques de almacenamiento subterráneo que
contienen petróleo para calefacción, gasoil o combustible.
 Asegúrese de que su pozo se encuentra protegido de los desperdicios de
ganado, mascotas y fauna.