You are on page 1of 4

Bienes y servicio

BIENES

Si tenemos en cuenta su grado de escasez podemos hablar de dos


tipos de bienes: bienes libres y bienes económicos.

Bienes libres: Son ilimitados, de ahí su nombre. Esto significa que su


acceso es libre y todo el mundo puede acceder a él. Un ejemplo de
bien libre es el oxígeno, el aire.

Bienes económicos: Son bienes a los que no todo el mundo


puede acceder, dadas sus características. Por ejemplo, el
petróleo.

Bienes según funcionalidad

Bienes de consumo: Hacen referencia a los bienes que utilizamos


día a día. Por ejemplo, una moto, ir a algún restaurante, una
casa…

Bienes de inversión: También conocidos como bienes de


capital, bienes de equipo o bienes de producción. Son aquellos
que sirven para obtener un beneficio posterior de ellos. Por
ejemplo, si nos compramos un ordenador porque es necesario
para nuestro trabajo, o unos fondos a plazo fijo en el banco,
etc.

Benes intermedios o materias primas: Son bienes que se utilizan para producir otro tipo de bienes.
Es decir, su vida no está acabada en el ciclo productivo. Por ejemplo, la harina, ya que después nos
servirá para producir pan.
Bienes finales: Si están ya preparados para ser consumidos. Por
ejemplo, el pan.

Bienes según su facilidad de acceso

También podemos distinguir los bienes según la facilidad para


acceder a ellos. Podemos diferenciar entre bienes públicos,
privados y de propiedad privada:

Bienes públicos: Son los más accesibles porque pertenecen a la


sociedad, en general. Por ejemplo, un colegio.

Bienes privados: Son los menos accesibles porque solo pueden


ser utilizados por sus dueños. Por ejemplo, una casa.

Bienes de propiedad privada: Son bienes de dueños particulares


pero destinados a ser utilizados por el público en general. Como,
por ejemplo, un hotel.

Bienes según la renta

Finalmente, una de las distinciones más importantes son los bienes


según la renta. Es decir, la demanda de bienes según la renta
disponible. Podemos diferenciar, en este apartado, entre bienes
normales y bienes inferiores.

Bienes normales: Su demanda aumenta porque aumenta la renta de


las personas. Se da en la mayoría de los bienes. Por ejemplo, unos
zapatos. Dentro de los bienes normales debemos distinguir otros dos
tipos:
LOS SERVICIOS

Los Servicios como los bienes buscan satisfacer las necesidades de los individuos. En general hacen
parte de la actividad económica del sector terciario de la economía en donde se brindan diferentes
servicios como: educación, banca, seguros, salud, comunicaciones, transporte, seguridad entre
otros.

Los servicios son considerados bienes intangibles, es decir, el equivalente no material de un bien.
También se consideran heterogéneos, así dos servicios nunca serán iguales.

Hoy en día el comercio de servicios representa la mayor parte de las actividades de una economía.
Además su desarrollo impulsa el crecimiento de muchas
economías en el mundo.

Tangibles

Son aquellos que de una forma u otra pueden ser percibidos


por el sentido del tacto.

Intangibles

Son aquellos que no pueden ser sentidos por nuestras manos, pero si por los otros sentidos como
por la audición o bien la vista.

Públicos

Son aquellos suministrados por las entidades


públicas y que se prestan para todo el bienestar de
toda la colectividad, de igual forma esta
corresponde en su nombre ya que el servicio público
por regla general corresponde a un recurso que
permite su extensión a un gran número de personas
por su propia composición.

Tal es el caso de los servicios públicos que devienen


de la luz o el agua.
Privados

Puede decirse que por contraposición no son ofrecidos por empresas del Estado, sino por
entidades de particulares conocidas como empresas, o bien por particulares, por regla general
estos se caracterizan por ofrecer un mayor nivel de calidad, lo cual de igual forma es traducible en
un costo monetario establecido como contraprestación para disfrutar del mismo.

Domicilio

A este respecto el domicilio no se producen en el interior


de la infraestructura de la propia empresa que te lo
suministra, sino que por el contrario, estos para lograr
satisfacer tu requerimiento, ameritan llegar hasta tu
hogar para poder llevar a cabo la actividad.

Tal es el caso de los servicios de plomería, que ameritan


trasladarse a tu casa y detectar la falla o bien escape del
vital líquido de tus propias tuberías.

Mantenimiento

Son aquellos que de un tiempo para acá han sabido granjearse la preferencia de las personas, ya
que consisten en la revisión y limpieza de un equipo para postergar con ello su vida útil, en sí,
estos permiten la extensión de los años de vida de un bien del cual te satisfaces.