You are on page 1of 7

Al comenzar la jornada el camarero/a recogerá de la recepción las

llaves de las habitaciones junto con su parte de trabajo, en el que irán


detalladas tanto las habitaciones a limpiar como el estado en el que se
hallan.

En el caso de estar los clientes en sus habitaciones, el camarero/a las


tiene señaladas en su parte de trabajo y procederá bien a la limpieza
de zonas comunes o bien a revisar las habitaciones que quedaron
libres el día anterior, con el fin de comprobar que estas se encuentran
en perfecto estado. Se puede dar el caso de que en algunas
habitaciones se hiciera la cobertura a la espera de un cliente que al
final no llegó, por lo que será necesario deshacer la cobertura.

Como norma general, nunca entrarán a limpiar la habitación estando


dentro el cliente, a no ser que éste se lo solicite. Si se está limpiando
la habitación y llega el cliente, deberá recoger todos los útiles y
productos de limpieza, dejar todo lo mejor ordenado y salir de la
habitación, para volver cuando el cliente no esté en ella.

Por ello, en los alojamientos rurales compartidos, es conveniente


disponer de unos carteles con dos tipos de mensajes:

 “No Molesten”. Cuando la camarera/o encuentre este cartel bajo


ningún concepto entrará en la habitación, únicamente será el
gestor del alojamiento rural quien puede dar autorización para
entrar en casos muy especiales.
 “Por favor, haga mi habitación”. Este cartel informa a la
camarera/o de la ausencia del cliente, por lo que puede hacer la
habitación. No obstante, aunque el cartel esté puesto en la
puerta, deberá llamar antes de entrar.

A la hora de organizarse el trabajo, el camarero/a establecerá un


orden para la limpieza de las habitaciones. Este orden no será
siempre el mismo, si no que vendrá determinado por una serie de
circunstancias:

1. En primer lugar, se harán las de los clientes que han solicitado


que se limpien durante un corto espacio de tiempo que van a
permanecer fuera.
2. Las habitaciones de salida que tienen prevista una ocupación
inmediata.
3. Las habitaciones ocupadas en las que el cliente no ha solicitado
preferencia para su limpieza.
4. Las habitaciones de salida que hayan sido reservadas para ser
ocupadas a lo largo del día, sin que el cliente haya notificado su
hora de llegada.
5. Las habitaciones de salida, que aunque a lo largo del día
puedan ser ocupadas, no tienen prevista su ocupación. En el
caso de los alojamientos rurales compartidos, es usual que
ciertas habitaciones tengan su encanto especial, bien sean sus
vistas, bien su decoración, su equipamiento o bien otro
elemento, por lo que es aconsejable tenerlas limpias en caso de
disponibilidad inmediata para ser ocupada.

Para realizar la limpieza de las habitaciones el gestor puede


establecer distintos sistemas de trabajo. Uno de los más utilizados
consiste en realizar las tareas en sentido circular, empezando por un
extremo de la habitación y terminando por el otro. De esta forma se
evitará que pueda quedar algo por limpiar al haberlo olvidado.
También es frecuente la implantación de un orden de tareas a realizar
en la habitación. De esta forma se evitan pasos innecesarios, se crea
un hábito de trabajo que redunda en un mayor rendimiento y calidad, y
evita los olvidos involuntarios en las tareas a realizar.

Pasos a seguir por los camareros en la habitación de salida:

1. Llamar a la puerta de la habitación para comprobar si el cliente


se encuentra en ella.
2. El carro de trabajo lo dejará en el pasillo al lado de la pared y
cerca de la puerta, de forma que en ningún momento dificulte el
paso de los clientes.
3. Dejar abierta la puerta de la habitación durante todo el proceso
de limpieza.
4. Abrir cortinas, ventanas y balcones para ventilar la habitación.
5. Comprobar el correcto funcionamiento de las luces, enchufes y
aparatos eléctricos.
6. Vaciar y limpiar papeleras, ceniceros y vasos.
7. Recoger la ropa sucia de la cama y colocarla en la bolsa que el
carro lleva para este cometido.
8. Hacer la cama con la ropa limpia que el carro lleva.
9. Limpiar el cuarto de baño.
10. Limpiar el polvo y fregar en caso necesario lámparas,
apliques, puertas, ventanas, armarios, escritorios, sillones, etc.
En el caso de los armarios la limpieza se hará tanto por dentro
como por fuera y en los escritorios y mesillas también se
limpiarán los cajones por dentro.
11. Aspirar moquetas, sillones, alfombras, cortinas, etc.
12. Recoger las dotaciones de la habitación, colocando cada
artículo en el lugar que le corresponde y cuidando que su
posición sea la adecuada.
13. Comprobar que todo está en perfecto estado y que no
queda nada por hacer en la misma.
14. Cerrar ventanas, balcones y cortinas.
15. Ambientar la habitación y cerrar la puerta de entrada al
salir.

Pasos a seguir en el cuarto de baño:

1. Comprobar el correcto funcionamiento de luces, enchufes y


aparatos eléctricos.
2. Retirar la ropa sucia del baño y dejarla en la bolsa que hay en el
carro para este cometido.
3. Comprobar el correcto funcionamiento de grifos y desagües del
cuarto de baño.
4. Limpiar cortinas de la bañera o la ducha, las paredes, vasos,
sanitarios, apliques de baño, espejos, lámparas, etc.
5. Desinfectar el inodoro.
6. Reponer la ropa limpia de baño.
7. Reponer las dotaciones del baño, jabón champú, crema de
dientes, etc. Colocando cada artículo en el lugar que le
corresponde y cuidando que su disposición sea la adecuada.
8. Cerrar la cortina de baño o ducha.
9. Comprobar que todo está en perfecto estado.
10. Fregar el suelo.
11. Pulverizar ambientador para evitar malos olores.
12. Cerrar la puerta del baño

Pasos a seguir por la camarera/o en la habitación ocupada:

1. Llamar a la puerta de la habitación para comprobar si el cliente


se encuentra en ella.
2. El carro de trabajo lo dejará en el pasillo al lado de la pared y
cerca de la puerta, de forma que en ningún momento dificulte el
paso de los clientes.
3. Dejar abierta la puerta de la habitación durante todo el proceso
de limpieza.
4. Abrir cortinas, ventanas y balcones para ventilar la habitación.
5. Comprobar el correcto funcionamiento de las luces, enchufes y
aparatos eléctricos.
6. Vaciar y limpiar papeleras, ceniceros y vasos.
7. Recoger la ropa sucia de la cama y colocarla en la bolsa que el
carro lleva para este cometido. Si corresponde con el cambio
requerido por las normas del alojamiento rural o bien así lo ha
dispuesto expresamente el cliente.
8. Comprobar si el cliente ha solicitado el servicio de ropa de
clientes y, sí es así, llevarla a lavandería, si el alojamiento rural
dispone de tal servicio.
9. Limpiar el polvo de enseres de la habitación.
10. Hacer la cama con la ropa limpia que el carro lleva, en
caso de cambio de ropa.
11. Colocar la ropa de dormir del cliente debajo de la
almohada.
12. Colocar lo mejor posible la ropa que el cliente pudiera
tener esparcida por la habitación. De no ser por indicación del
cliente, nunca se abrirá el armario para colocar la ropa dentro.
13. Limpiar el cuarto de baño. En la limpieza del cuarto de
baño, se seguirán las mismas indicaciones que en la habitación
de salida, procurando dejar los objetos personales del cliente en
el mismo sitio y en la misma posición que estaban.
14. Cerrar ventanas, balcones y cortinas.
15. Reponer las dotaciones consumidas por el cliente.
16. Aspirar moquetas, sillones, alfombras, cortinas, etc.
17. Conectar, en su caso, el aire acondicionado o la
calefacción, si el alojamiento rural dispone de tal equipamiento.
18. Comprobar que todo está en perfecto estado y que no
queda nada por hacer en la misma.
19. Ambientar la habitación y cerrar la puerta de entrada al
salir.

20. ¿Cómo hacer la limpieza


de una habitación de hotel?
21. Para conseguir una limpieza de una habitación de hotel a fondo, debemos tener en cuenta
que el próximo cliente que entre por la puerta, ha de tener la sensación de que el espacio
es totalmente nuevo, para optimizar el tiempo es recomendable realizar todas las tareas
siempre con un mismo orden, de esta forma nunca olvidaremos ningún rincón y todas las
tareas de limpieza quedaran hechas. En caso de contar con diferentes departamentos de
limpieza en el hotel, el trabajo estará mejor realizado cuanto mayor sea la conexión entre
estos departamentos, en estos departamentos o áreas podemos encontrar lavandería,
lencería y gestión.
22. Sabiendo esto es momento de comenzar a enumerar la lista de tareas de limpieza de
habitaciones en profundidad para alojamientos.
23. Antes de ello debemos recordar que para esta tarea el personal implicado serán, equipo de
limpieza, camareras de piso, gobernanta y equipo de mantenimiento.

Limpieza de una habitación de hotel Paso a


paso
 Lo primero que debemos hacer al realizar la limpieza de una habitación de hotel es tocar la
puerta, para evitar encontrarnos sorprender a los clientes, creando una situación incómoda. En
caso de que se conozca con certeza que el cliente ha realizado el check out, se ingresará a la
habitación sin llamar a la puerta. Aunque se tenga la sensación de que para conseguir trabajo de
camarera de piso, no es necesario saber idiomas, lo cierto es que en caso de que el cliente se
encuentre en la habitación y no conteste al llamar a la puerta, la situación será menos incomoda
si esta domina el idioma del cliente, y comenta que ha sido un malentendido.
 Dejar la puerta abierta, para que haya constancia de que esa habitación se está limpiando y así
no generar desconfianza en los demás huéspedes, que podrán ver en todo momento como los
empleados realizan sus labores de limpieza. Esto genera de cara al cliente sinceridad y
confianza.
 Colocar un aviso de limpieza en la puerta.
 Una vez dentro del espacio a limpiar, se abrirán todas las ventanas para realizar de forma
correcta la ventilación del lugar, así como una buena iluminación para comprobar la limpieza.
 Colocar ropa de los huéspedes. En numerosas ocasiones al intentar hacer la limpieza de una
habitación de hotel, encontramos ropa de los clientes en las zonas a limpiar, ante esta situación lo
primero que debemos hacer es colocarla tal y como esta en un lugar donde no impida nuestra tarea,
al final de la limpieza la volveremos a poner en el sitio donde estaba.

 Recoger cualquier deshecho de los clientes que estén a la vista, por ejemplo basura, en caso de
objetos olvidados tendremos que avisar a recepción para que avise al cliente y depositar la pieza en
objetos perdidos. Colocar una nueva bolsa de basura en los espacios que lo necesiten.

 Limpiar el polvo de toda la estancia.

 Comprobar los aparatos eléctricos, para ver si están en correcto funcionamiento, así como las
bombillas. En caso de algún fallo avisar al servicio de mantenimiento, o técnicos.

 ¿Cómo limpiar el baño de una habitación de hotel? Se recomienda empezar por la limpieza del
cuarto de baño, así damos tiempo a que la habitación se ventile completamente y también el
colchón. Primero limpiaremos los azulejos usando para ello un estropajo húmedo, para que no se
arañe la superficie. Después de esto aplicaremos un producto desinfectante para conseguir una
higiene profunda, especialmente en el inodoro, y así eliminar los gérmenes. Se limpiará la bañera,
mampara y lavabo, con productos especiales, recomendables aquellos antical. Limpiaremos
espejos, grifería y otros elementos metálicos. Finalmente antes de abandonar el espacio, debemos
colocar toallas, amenities y colocar las bolsas de basura, papel higiénico, jabón de manos en él
dispensador, etc.

 Hacer la cama. Para ello seguiremos este procedimiento paso a paso. Primero retiraremos
sábanas y fundas de almohadas. Tras esto cambiaremos las sábanas y moveremos el colchón
dándole la vuelta, si esta tarea te resulta difícil puedes pedir ayuda, ya que los colchones suelen
pesar por lo general. Colocaremos la lencería de cama es decir, sábanas, edredones y fundas de
almohada, recordad que siempre tiene que ser la lencería adecuada al tamaño de la cama, ni más
grande ni pequeña que quede tirante y se salga con el primer movimiento del cliente. Las almohadas
tienen que quedar bien estiradas y amoldadas. No olvidaos de que la ropa ha de estar limpia y
planchada. Dentro de los trabajos de limpieza de una habitación de hotel, la cama es muy importante,
ya que es prácticamente lo que más se ve.

 Limpia las mesitas de noche, si es de algún material cómo madera o hierro, recurre a productos
de limpieza específicos para estas superficies. Comprueba además que no hay objetos en los
cajones.

 Ventila el armario y si es necesario aspira el interior.

 Limpia cristales y ventanas, recuerda para ello usar un paño especial y secar al final para evitar un
mal acabado.

 Aspira el suelo, si es enmoquetado, recurre a productos específicos para limpieza de moquetas o


alfombras, si no ten en cuenta cómo se hace la limpieza de cada tipo de suelo.

 Fregar el suelo. Recuerda usar productos específicos para el material del suelo y cambiar el agua
al menos cada dos habitaciones, para evitar que el agua sucia genere malos olores. Friega de
dentro hacia afuera.
 Antes de terminar el fregado repasa puertas para evitar que queden manchas de huellas o
verificar que funcionan de forma correcta.

 Verifica la puerta de la entrada, para ver que su funcionamiento es correcto y no necesita de


mantenimiento.