Вы находитесь на странице: 1из 2

3.1.3. DETERMINACIÓN Y TAMAÑO MÁXIMO DEL PROYECTO.

 TAMAÑO DEL PROYECTO


El tamaño se refiere a la capacidad de producción que el proyecto va a tener durante
cada uno de sus años de vida .
Esta capacidad se expresa en cantidad producida o atendida por unidad de tiempo.
Cada tamaño que el proyecto pueda adoptar, influye en las especificaciones, en las
cantidades de los recursos requeridos y en los costos de inversión y de operación
que se van a generar.
Es trabajo del proyectista seleccionar el mejor tamaño o el tamaño optimo
Produciendo o vendiendo la cantidad donde la utilidad se maximiza.
 TAMAÑO OPTIMO
Cuando el proyecto presenta la máxima utilidad.
Cuando el proyecto tiene el mínimo costo unitario de producción .
Todo proyecto siempre deberá producir y vender hasta la cantidad donde la utilidad se
maximiza, no mas porque a partir del tamaño optimo la función de utilidad empieza a
decrecer.
 FACTORES CONDICIONANTES DEL TAMAÑO
Mercado disponible.
Capital disponible.
Materias primas.
Mano de obra.
Tecnología.
Economías de escala.
Costos de inversión y de operación.
Localización del proyecto.
 EL MERCADO DISPONIBLE PARA EL PROYECTO
El tamaño que un proyecto puede alcanzar depende en gran parte del mercado
disponible para ese bien o para ese servicio que el proyecto pueda atender.
 EL CAPITAL DISPONIBLE PARA INVERTIR.
Los recursos propios (en dinero o en especie).
Los créditos que puede obtener el inversionista con las entidades financieras.
 ECONOMÍAS DE ESCALA
Es la reducción del costo unitario del proyecto a medida que su capacidad de
producción o el periodo de operación aumenta.
 LA TECNOLOGÍA
Constituye un factor determinante del tamaño del proyecto, principalmente cuando
sus proveedores producen soluciones aplicables a un costo razonable.
 DISPONIBILIDAD DE INSUMOS Y DE MANO DE OBRA.
El proyecto puede verse limitado por los insumos necesarios con los que se cuente
o la cantidad y calidad de la mano de obra.

 LOCALIZACIÓN
Muchos costos del proyecto pueden variar significativamente en función de su
localización.
 TAMAÑO
El tamaño real es la capacidad de producción que va a resultar viable a instalar.
 EL MERCADO DISPONIBLE PARA EL PROYECTO
El tamaño que un proyecto puede alcanzar depende en gran parte del mercado
disponible para ese bien o para ese servicio que el proyecto pueda atender.

3.2.2.ESTRUCTURA Y ELABORACIÓN DE UN ESTUDIO DE IMPACTO


AMBIENTAL
Estudio de Impacto Ambiental (EsIA4 ): El Artículo 20 establece que “El estudio de
impacto ambiental es el instrumento básico para la toma de decisiones sobre los
proyectos, obras o actividades que requieren licencia ambiental y se exigirá en todos
los casos en que se requiera licencia ambiental de acuerdo con la ley y este
reglamento. Este estudio deberá corresponder en su contenido y profundidad a las
características y entorno del proyecto, obra o actividad…..” Para el desarrollo de
estas evaluaciones las autoridades ambientales se encargan de expedir términos
de referencia, que son la guía para su desarrollo.

la evaluación de impacto ambiental de proyectos tiene un alcance limitado en la


consideración de impacto sinérgicos y acumulativos. Es decir, la ejecución de
proyectos en su conjunto, genera determinados impactos ambientales que
difícilmente pueden ser previstos en la evaluación de cada uno de los proyectos
individualmente. Menos aún es posible responsabilizar a un determinado proyecto
de las externalidades del conjunto. En consecuencia, la EAE procura velar porque
en las decisiones que afectan al conjunto se incluya las consideraciones
ambientales.

La caracterización del ambiente es el segundo elemento de las EIA y es


fundamental para el análisis de los impactos ambientales que resultan del proyecto,
al presentar en detalle las características y condiciones ambientales que mejor
representan dichas afectaciones. Para la caracterización del ambiente se deben
utilizar los resultados de la caracterización del proyecto realizada en la fase anterior
y se debe producir la información del ambiente necesaria para las fases siguientes
o sea la identificación y evaluación de los impactos y la formulación del plan de
manejo ambiental. Es por eso que debe ser un proceso juiciosamente planificado,
que debe dar respuesta a los siguientes interrogantes: ¿Cuál es la información
ambiental necesaria para la EIA?; ¿Dónde se debe recolectar dicha información?;
¿Cómo se recolectará?; ¿Durante cuanto tiempo?, etc. Sólo cuando se tenga la
respuesta a estos interrogantes, se pueden iniciar los levantamientos de campo y el
trabajo de oficina y laboratorio requerido para realizar una buena caracterización de
las condiciones ambientales que pueden ser afectadas por el proyecto, porque en
caso contrario los resultados pueden ser insuficientes o irrelevantes.