Вы находитесь на странице: 1из 44

REVISTA

DE

MASAJE,

TÉCNICAS

MANUALES

Y

TERAPIAS

REVISTA DE MASAJE, TÉCNICAS MANUALES Y TERAPIAS 600 ptas verano 1996 1 NATURALES Terapia Terapia Craneo-sacral
REVISTA DE MASAJE, TÉCNICAS MANUALES Y TERAPIAS 600 ptas verano 1996 1 NATURALES Terapia Terapia Craneo-sacral
600 ptas
600
ptas
verano 1996 1
verano 1996
1
TÉCNICAS MANUALES Y TERAPIAS 600 ptas verano 1996 1 NATURALES Terapia Terapia Craneo-sacral Craneo-sacral
TÉCNICAS MANUALES Y TERAPIAS 600 ptas verano 1996 1 NATURALES Terapia Terapia Craneo-sacral Craneo-sacral

NATURALES

MANUALES Y TERAPIAS 600 ptas verano 1996 1 NATURALES Terapia Terapia Craneo-sacral Craneo-sacral Reiki Drenaje

Terapia Terapia Craneo-sacral Craneo-sacral

1 NATURALES Terapia Terapia Craneo-sacral Craneo-sacral Reiki Drenaje Drenaje Linfático Linfático Terapia

Reiki

Drenaje Drenaje Linfático Linfático

Terapia Terapia Refleja Refleja zonal zonal

Masaje Masaje en en el el bebé bebé

Un sistema de sanación y curación, y algo más

No hay nada que me comunique mejor tu cariño

que un abrazo tierno.

Una caricia curativa cuando estoy deprimido, me asegura que me quieres,

y

me informa que no estoy solo.

Y

tu contacto pudiera ser el único que logre.

Sí, soy tu compañero sexual, Tócame. Podrías creer que basta la pasión,

Pero solo tus brazos rechazan mis temores. Necesito tu toque de ternura que me da fé,

y me recuerda que soy amado porque soy como soy.

Sí, soy tu hijo adulto, Tócame.

Aunque tenga mi propia familia para tocar, Aún necesito que me abracen mamá y papá cuando me siento triste. Como padre yo mismo,

mi visión ha cambiado

Y los valoro aún más.

Sí, soy tu padre anciano, Tócame. Como me acariciaban cuando era pequeño.

Coge mi mano, siéntate cerca de mí, dame tu fuerza.

Y calienta mi cuerpo cansado con tu proximidad.

Mi piel está arrugada,

pero goza cuando es acariciada.

No tengas temor, Sólo tócame.

PPoror favorfavor,,

ee

Tomado de “El poder del Tacto. El contacto físico en las relaciones humanas” de Phyllis K. Davis. Editorial Paidós Ibérica.

masaje

/

verano

1996

1

R   R R DIRECTOR: r e e a e o SUBDIRECTOR: r n on

R

 

R

R

DIRECTOR:

r e

e

a

e

o

SUBDIRECTOR:

r

n on

a

re

re

o

REDACTORA-JEFE:

 

ar en

ra

o

 

e

DIRECTOR EDITORIAL:

 

ernan o

a

a

CONSEJO EDITORIAL:

 

r

a e

are

a

ao

re

en e

 

o

e a

a or

re

or

e

ro e

a

 

ar e ona

 

ro

a

o

o

r

e

 

a

e

r

o

e a

a

n

n ver

a

o

en e

e

a r

a

a

e

e

na

r

o

er o

a

rana

re

ana e

 

e

e

erv

o

e

e a

a

n

o

a

a

n

a a

a r

ro

ernar o

ar n

e

e

erv

o

e

o

a

o

a

en ra

e

r a

 

r

er

n

avarr na

e

 

a

e

r

o

e

na o

a

a

a

e

e

na

an

a o

e

o

o

e a

r

r

ro

e

ar

a

 

e

e

erv

o

e

e a

a

n

o

a

n

ar

e

a

a

a

e

ran

anar a

r

an

o

ar

o

e erro

 

re

en e

e a

o

n

a

e

o

 

o a o

r an

on

e

rr

e

a

a en

e a

a

n

e

na

 

e or va

re

en e

e era

n

 

a o a

e

e

na

e e or va

a

ona

r an

e

e

ero

 

o era e

a

re a

o

r

o

o

e

a

e e

erv

o

e

e a

a

n

o

a

 

on e e o

on eve ra

ra

aro

o ana

a

e

 

o e or vo

o

r e

ro

ern

n

e

e

o

a

a

o era e

a

a r

r ar

a ere ro

a a

a

ar e ona

ra ora

ern

n

e

o

ene

 

e a

a en

n o o

a

r

on

a o

or a

 
 

o era e

a

ar e ona

 

na

o

r

e

e e o era

e

a

a r

PUBLICIDAD:

r r

e a

ernan o

ie

ee

1

a na a 9

a

a

no

91

9

91

6

IMPRIME:

e

a

a

r

a

a

re

1

DIRECCIÓN DE ARTE: o

2

masaje

/

r a a re 1 DIRECCIÓN DE ARTE: o 2 • masaje / “PRÓLOGO” P P
r a a re 1 DIRECCIÓN DE ARTE: o 2 • masaje / “PRÓLOGO” P P
r a a re 1 DIRECCIÓN DE ARTE: o 2 • masaje / “PRÓLOGO” P P
r a a re 1 DIRECCIÓN DE ARTE: o 2 • masaje / “PRÓLOGO” P P
r a a re 1 DIRECCIÓN DE ARTE: o 2 • masaje / “PRÓLOGO” P P

“PRÓLOGO”

PP rologar una revista en su comienzo y de estas características, es similar a

e información científica monográfica de forma periódica.

anunciar la apertura de una nueva ventana por la que va traspasar formación

Al menos cuatro consideraciones la hacen ser precisa y necesaria:

1) la existencia en lengua española de una publicación científica cualificada y espe- cializada en esta materia. 2) la difusión y aportación de estudios clínicos y experimentales que confirmen y validen la utilidad, tanto de técnicas tradicionales, como de nuevas técnicas, en el

ámbito de la salud y de la calidad de vida.

3) la discusión de las hipótesis sobre la explicación científica y su corroboración. 4) el desvelar la inoperancia de técnicas empíricas, aunque estén muy implantadas y

cuya continuidad obedezca sólo a una rutina en la actividad profesional, sin una validez

probada.

La creación de una nueva revista, del mismo modo, puede ser analizada bajo otros

aspectos:

1) ¿Cuál es fuerza que impulsa su creación?

2) ¿Existe convencimiento de su continuidad?

3) ¿Se mantendrá su calidad?.

No hay duda que en lo primero, el motor principal es el Dr. Jesús Vázquez

Gallego. Hoy es lo que hace medio siglo fue en España Vicente Lino Ferrándiz. Su

continuo trabajo en este campo, con cursos y conferencias, y su 4ª edición de su libro

“El Masaje Terapéutico y Deportivo” así lo acreditan.

La continuidad parece por el mismo hecho que tiene buena perspectiva, más no es

suficiente la existencia de un grupo que siga una misma doctrina, es necesario que

otros miembros de la sociedad lo reclamen.

En este aspecto el masaje, o mejor aún los masajes y las técnicas manuales tienen

cabida prioritaria en el equipo multidisciplinar de las ciencias de la rehabilitación.

La calidad dependerá de los originales que se envíen y de la capacidad que sobre

los mismos puede realizar el Consejo Editorial.

Tenemos una sólida esperanza en esta nueva revista, de forma que se cumplirá aquella máxima de Ortega y Gasset de que “una de las obras capitales de misericordia

en nuestro tiempo, es no escribir ni publicar libros inútiles”.

Luis Pablo Rodríguez Catedrático de Medicina Física, Rehabilitación e Hidrología Médica. Facultad de Medicina. Universidad Complutense de Madrid.

verano

1996

S

i

SUMARIO

i SUMARIO 4 Hablando de Masaje • Dr. J.Vázquez Gallego   9 Shiatsu • Jaume Bort

4

Hablando de Masaje • Dr. J.Vázquez Gallego

 

9

Shiatsu • Jaume Bort Anducas

 

11

Drenaje Linfático manual e a e re a e er ore Dra. Mara Alcoba

 

17

El Método Dicke • Donato Maniello

 

21

Terapia Refleja Zonal • Lina Rodríguez

 

PARA ENVIO DE TRABAJOS Y COLABORACIONES

 
 

e

en

e

re en ar e e

one

ra

a o

ara

a

23

Acropuntura • Dra. María Pérez

 

era

e

a

en e

en

a rev

a o

 
 

en

o

o ar

o

o

a

e

a

er

n

 

25

Las flores y más • Mercedes Gosalbo Sauch

 

va ora

a

or e

re on e o

or a

 

o

ra

a o

e

er

n

on

ar

e

n

n

 

o

e

o

o

n

o

e 1

e

r

o

a

26

Reiki n

e

a

e

ana

n

ra

n

a

o

Dorina y Nita Mocanu

 

o

e e

a

o

e a

n ar

a

e

e

a er a

 
 

r

o

e

e ee

r

o

e

e

a

o o

32

El Árbol del trabajo del cuerpo

 

a

an

o

o

va

ne ro

o

e e no env ar

e

re eren e

or ar e r

er

a a er a

o

o

a

en e en

ra

a

 

35

Terapia Craneo-Sacral • Por el Dr. John E. Upledger, D.O.F.A.A.O

 

e

a

n

e re erva e

ere

o a

n

or

orar o

 

a

o

on

era o

or

no

 

e

on e o

or a

e e

a e a

no

 

38

Masaje en el bebé • Dª Adriana Tribiño Martínez

 

e

o

ra

a o

e

e

er

ev

e

o a

a

or

 

n

n

o e

a

a

a

o en

a o

ara

e

rea

e

a

orre

one

o

or

na

e e o e

e

e

o

e

 

o

a

e

a

n

e

a e re

on a

e

 

env o

e

o

e e

are

e

a rev

a a

a

or

 

n

ero

on

e

a

a

o

n

o

ra

a o

o

ra

a o

e

en

er

r

o

n

an

 

ara

en e e

no

re

re

n

e

ono

 

e re

e a

ora a an a e an

e a

ev

e e a o a era e ro n

e

a

a a e a

1

ra e

n

a

 

a rev

a no

e

a

e re

on a

e

 

e

on en

o

o

n

n

e

o

ra

a o

HAN COLABORADO EN ESTE NUMERO:

 
   

r

e

e

a

e

o

er

e

e

o a

o

a

a

e

or

n

a

 

or

na

a

o

an

 
 
 

r

o

n

e

er

ra

ara

o

a

ona o

an e

o

na

o

r

e

45

ra

ar a

re

47

ie

i

r

n

on

a

re

re

o

   

r e

e

a

o

     

51

e

   

a or

ra

o

e

 
 

i

ar

en

ra

o

e

 

masaje

/

verano

 

1996

 

3

aa

anan

oo

a a an an o o e e 4 • ma

ee

MasajeMasaje

No es fácil definir el masaje, lo qué es y supone como tratamiento manual. Las definiciones son múltiples, algunas muy simples y otras tan complejas que inclu- so son de difícil interpretación. Lo que para unos es un concepto exclusivo y res- tringido a ciertas manipulaciones sobre la piel, para otras incluye cualquier tipo de maniobra manual. La palabra masaje, que textualmente significa “amasar” (se entiende que —con las manos—) fue utilizada por primera vez por un tal Sr. Albert en “Le Journal de París” el 6 de mayo de 1785, que ensalzaba los baños medicinales y admite que “L´usage du masser” consistía en amasar la carne con suavidad. Le Gentil habla del masaje por primera vez en la literatura médica en 1779, cuan- do afirma que los colonos franceses de la India usaban el verbo “masser” o “macer” para “amasar” la piel.

realmente?

?

S eleccionamos algunas definiciones de autores que estimo más cualificados en temas de masoterapia.

través de las mismas se observan las diversidad

de factores físicos, fisiológicos, mecánicos y psicológicos que los autores suelen implicarle al masaje:

A

F.P.CARRO (Profesor de Masaje. Suiza 1947)

El masaje es uno de los medios terapéuticos más

eficaces y de incalculable valor. No debe entenderse por tal método, las caprichosas friegas dadas por personal empírico, sino las manipulaciones médicas de los órga- nos y tejidos. RAWLINS, define el masaje como: “La acción de reparar mediante el movimiento la complicada máquina conocida como cuerpo humano”. SIDNEY LICHT, en el prefacio de su libro sobre “Masaje, manipulación y tracción”, se refiere al masaje de esta forma: “El masaje es algo más que apoyar las manos o tocar el cuerpo; se trata de un contacto perso- nal. Todos los masajistas emplean, además de las manos, la voz, el conocimiento del paciente que recibe tratamiento

(lo que, a veces, se denomina psicología) y un cierto cono-

cimiento de la medicina popular”. Más adelante se refiere al masaje como una técnica beneficiosa por las tres siguien- tes razones:

a) Produce sensación de bienestar, sobre todo si se apli-

ca con habilidad.

b) Resulta una forma de tratamiento más tangible que

el simple consejo médico.

c) Consigue un alivio positivo e inmediato de los sínto-

mas que es lo que interesa a muchos enfermos. KOHLRAUSH, refiriéndose a las técnicas del masaje reflejo, si bien nunca leí de él una definición, habla del mismo como: “ Un valor inestimable en los casos difí- ciles influenciables, crónicos y con recidivas, que tan fácil- mente conllevan el Odium de los desórdenes funcionales”. CABALLE-BELLOCH-ZARAGOZA (Valencia 1970) se refiere al masaje como “El conjunto de manipulaciones practicadas normalmente sin ayuda de instrumentos, sobre una parte o la totalidad del orga- nismo, con objeto de provocar en él modificaciones de orden directo o reflejo que se traducen en efectos tera- péuticos e higiénicos”

masaje

/

verano

1996

5

Hablando

de

Masaje

Hablando de Masaje 6 • masaje / verano 1996

6

masaje

/

verano

1996

Hablando

de

Masaje

(en la obra de Willian E.Prentice): “El masaje es un estímulo mecánico de los teji- dos mediante la aplicación de estiramientos y como presiones rítmicas” J. CYRIAX, se refiere al masaje profundo diciendo que “El masaje administrado de manera que no llegue a la lesión, es evidentemente inútil”. El hecho esencial en cuanto a la fricción profunda es que aplica un movimiento terapéutico sobre una región muy reducida, de tal forma que el movimiento al estar concentrado, es más efectivo. El masaje profundo en la lesión proporciona una analgesia temporaria y durante este período permite el tratamiento funcional que de otro modo y a causa del dolor no se podría haber efectuado. En el tratamiento por masaje de las lesiones profundas es necesaria una técnica de penetración. Administrada adecuadamente, la fricción profunda tiene un doble efecto que induce a la “hiperemia traumática y el movimiento”. DOUGLAS GRAHAN, médico americano, de Bos- ton, por los años 1884-1918 definía el masaje de esta forma:

“Es un término nuevo, ampliamente aceptado por médicos europeos y americanos para determinar un grupo de maniobras que son generalmente hechas con las manos; como fricción, amasamiento, manipulación, rodamiento y percusión, de los tejidos externos del organismo, de varios modos, con objeto tanto curativo como higiénico”. GERTRUDE BEAR, fisioterapeuta americana (según Wood y Becker) definió el masaje como “un término usado para designar ciertas manipulaciones de los tejidos blandos del cuer- po; estas manipulaciones eran más eficaces aplicadas con las manos y administradas con el propósito de provocar efectos sobre el Sistema Nervioso, Muscular, Respiratorio y Circulato- rio sanguíneo y Linfático local o sistémico”. VICENTE LINO FERRANDIZ (España) define el masaje como el “método de manipular sistemáticamente los órganos del cuerpo con el propósito de robustecerlos o de curar determinadas afecciones”. Dr. BENJAMIN LEE (Filadelfia.-EE.UU.). El masaje es la comunicación de movimiento a los tejidos del cuerpo humano vivo, mediante una fuerza externa, con fines terapéuticos. JARA Y LENIN (Finlandia), MEL CASH (Lon- dres). “Masaje Deportivo” se ocupa de las técnicas y rutinas básicas así como también de las lesiones específicas que guar- den relación con diversos deportes”. “El masaje puede ser utilizado para la relajación general del sistema músculo- esquelético, así como también ser orientado en áreas de pro- blemas locales”. YVES XARDHEZ (Francia), ratifica la definición de H. y E. Kamenetz: “Manipulación de los tejidos blandos con finalidad terapéutica, higiénica o deportiva”. El masaje es parte integrante e indispensable de la Kinesioterapia al preparar o completar una reeducación”.

Nosotros, J. VAZQUEZ GALLEGO (Lugo), J. JAUME ALBAREDA (Barcelona) y A. JAUREGI CRES- PO (Bilbao), consideramos el masaje como: “Un conjunto de manipulaciones y/o maniobras realizadas con las manos del terapeuta de una forma metódica, ordenada, razonada y dosifi- cada, aplicadas al cuerpo con unos objetivos (únicos o varios), preventivos, higiénicos, terapéuticos, rehabilitadores y psicoló- gicos”.

Nos podemos quedar con que , El MASAJE, hágase de él la definición que sea, es una técnica manual, como decía el

Dr. Ferrándiz -sin ayuda de aparatos-, en la que ni el mejor de

ellos (vibrador, chorros, ventosas, etc

mano que palpa y que ejecuta las maniobras. Es la mano experta (en conexión con el cerebro) el único instrumento válido para detectar una contractura, una miogelosis y otras alteraciones tisulares. Es también la única que las puede localizar y diferenciar, para luego aplicar la técni- ca, el tipo, la fuerza y el tiempo necesario para obtener los obje- tivos deseados. Pero, para poder conocer y captar las esencias de un buen masaje, aplicado por manos expertas, será necesario un diagnóstico médico previo, una experiencia, unos conocimien- tos teóricos y prácticos de anatomía y fisiología, y especialmen- te el conocimiento de sus efectos, el modo de acción y el resul- tado final ligado a unos objetivos: ¿Qué se busca y qué se espera del masaje?. Enfocado de esta forma, este contacto físico entre per- sonas, libre de cualquier connotación agresiva y sexual, como dice Clare Maxwell-Hudson, va a resultar un excelente medio que puede influir de una manera decisiva en la salud y en el bie- nestar de la persona que lo recibe. Seda o suprime el dolor, la contractura y el espasmo muscular, elimina tensiones provoca- das por la tensión de la vida cotidiana, proporciona además serenidad física y mental. A medida que conseguimos la relajación de músculos tensos y contractuados, estamos también estimulando la piel, favoreciendo las tres circulaciones (arterial, venosa y linfática), favoreciendo la renovación celular y el metabolismo de los teji- dos, además de la expulsión de las toxinas. De esta forma el masaje adecuado (repito con conocimientos, de forma ordena- da y tras el diagnóstico médico en casos necesarios) puede actuar sobre diversos sistemas de la economía: piel y tejido celu- lar subcutáneo, muscular y periférico de las articulaciones ade- más de forma indirecta y refleja sobre el Sistema Nervioso Cen- tral y diversas vísceras. Pero, hablando de masaje clásico -dejando a un lado los masajes reflexógenos- repasemos brevemente sus efectos más destacados sobre las diversas estructuras, teniendo en cuenta siempre el doble mecanismo del masaje:

), pueden sustituir a la

a.- Mecánico-directo (según Mennell “mecanismo mecánico”) b.- Reflejo-indirecto (“Efecto reflejo” de Mennell)

masaje

/

verano

1996

7

Hablando

de

Masaje

LA PIEL

Con el masaje se produce un incremento de la circula- ción sanguínea. Ello ayuda a la exfoliación de las células necro- sadas superficiales de la piel, tonifica a ésta y favorece el proce- so de regeneración y renovación. El masaje conserva las fibras de colágeno, que proporcionan a la piel elasticidad y tersura, en cierto modo rejuvenece la piel. A la vez, se regula la actividad de las glándulas sudoríparas y sebáceas, cuya misión es lubricar e hidratar la piel. El efecto mecánico del masaje aumenta la tem- peratura cutánea que se ve incrementada por la acción vasomo- tora indirecta. El masaje puede actuar eliminando mecánica- mente las cicatrices (fricción transversa) o ablandando adherencias y eliminando las mismas por dehiscencia del tejido fibroso.

LOS MUSCULOS

Al incrementarse el flujo sanguíneo, el oxígeno y los nutrientes que transporta la sangre arterial, circulan éstos con mayor eficiencia, con lo que mejora el tono muscular, restable- ce la elasticidad y asegura la eliminación de productos de dese- cho muscular después del ejercicio. Un masaje específico se uti- liza también para las pequeñas lesiones musculares, con objeto de conseguir una mayor celeridad en el proceso de curación. Otro tipo de masaje se utiliza para los calambres en las panto- rrillas y las agujetas. El masaje antes de una sesión de ejercicio ayudará a “ablandar” y calentar los músculos, y después del ejer- cicio aliviará los miembros doloridos, acelerando su recupera- ción. Nunca un buen masaje, del tipo que sea va a lograr aumentar la fuerza muscular ni la masa muscular. Con respecto al tono muscular -aumento o disminución- existen opiniones encontradas que serán objeto de otro trabajo.

LAS ESTRUCTURAS PERI-ARTICULARES

Al trabajar el músculo también las estructuras peri-articu- lares se ven elastificadas, haciéndose más funcionales y flexibles.

LAS CIRCULACIONES

Existe influencia directa al dilatar los vasos sanguíneos, el masaje estimula las tres circulaciones. Un buen funciona- miento del sistema circulatorio supone que billones de células individuales reciben una buena provisión de los componentes de la sangre, incluidos el oxígeno y los nutrientes. Este hecho supone una excelente medida para el funcinamiento de todo el cuerpo, desde los músculos a los órganos internos tales como hígados o los riñones. Al mismo tiempo, el incremento en la circulación sanguínea ayuda a acelerar las dos de retorno: veno- sa y linfática, de manera que el sistema linfático, trabaja en mejores condiciones para absorber y eliminar ciertas sustancias de desecho. A diferencia de la circulación sanguínea, que dispo- ne del corazón para bombear la sangre, el sistema linfático no posee una bomba propia, dependiente de la acción muscular y de las manos del terapeuta para su funcionamiento. El masaje es

8

masaje

/

verano

1996

un medio importante para acelerar el flujo linfático, favorecien- do un filtraje y eliminación más efectivos de las sustancias de desecho. Un sistema linfático eficiente facilita además al orga- nismo un sistema inmunológico capaz de luchar contra las infecciones.

EL SISTEMA NERVIOSO

El efecto depende en gran parte del tipo de maniobras que se emplean, presión, tiempo de actuación y estructura ana- tómica. El S.N.C, es una complicada red de transmite mensajes desde el cerebro al resto del cuerpo a la vez que éste recibe la información periférica. La parte del sistema nervioso que regu- la muchas de las principales funciones fisiológicas se inicia en el cerebro, desciende por la médula espinal y por los nervios espi- nales, se comunica con órganos internos y piel. Millones de ter- minaciones nerviosas recorren todo el cuerpo, controlando gran parte de su funcionamiento. Dependiendo de la profundidad, intensidad y ritmo de las maniobras de masaje utilizados, pue- den estimularse o sedarse las terminaciones nerviosas, transmi- tiendo estas órdenes a los músculos y otras estructuras. Los últimos trabajos de investigación, hablan en el sen- tido de que estas maniobras favorecen la secreción de endorfi- nas que, como todos sabemos, son sustancias endógenas que bloquean la transmisión del dolor, inhibiendo la sustancia P, facilitando la analgesia. Efectos directos y reflejos (más tardíos) se suman y complementan. El masaje no influye sobre el metabolismo general, por lo que no existen cambios del equilibrio ácido-base, si bien un masaje duradero provoca aumento del consumo de oxígeno y la consiguiente producción de dióxido de carbono. Sobre la sensación de dolor, el masaje actúa probable- mente, regulando e inhibiendo los neurotransmisores (inhibi- ción pre-sináptica), favoreciendo la liberación de endorfinas y favoreciendo la relajación y sedación por vías directa y refleja. A estos efectos se unen los psicológicos, de importancia capital en ciertos casos en que unas manos sabias y diestras hacen que el paciente se sienta asistido, comprendido y ayudado.

¡En fin! los mecanismos y efectos del masaje, como se puede observar son amplios, complejos y variados algunos toda- vía ignorados, podríamos sustancialmente calificarlo como “el len- guaje del tacto, o de las manos, en conexión con el cerebro” para

proporcionar relajación, estimulación y/o analgesia al que lo reci-

be y de acuerdo con sus necesidades específicas.

S

Dr. J.Vázquez Gallego Especialista en Traumatología, Cirugía Ortopédica y Rehabilitación. Jefe Servicio de Rehabilitación: Hospital Xeral do SERGAS. Lugo Presidente de la Asociación Gallega de Medicina del Deporte (AGAMEDE)

SHIATSU:

El

fluir

de

la

energía

ii ee ee aa enerener rr aa masaje entre familiares, que ha ido pasando de
ii
ee
ee aa enerener
rr
aa
masaje entre familiares, que ha ido pasando de generación en
generación. Con el tiempo, el Shiatsu ha adquirido la cate-
goría de arte terapéutico, al que también unieron influencias
occidentales, respecto principalmente a técnicas manipulati-
vas (quiropraxia y osteopatía).
De esta forma, el Shiatsu se fue desarrollando, de una
forma sistemática, creándose en Japón dos estilos y escuelas:
Zen Shiatsu, con el maestro Masunaga, y el estilo del maes-
tro Namikoshi.
Medicina Oriental/Occidental

Para entender como funciona el Shiatsu, y cuales son sus mecanismos de acción, es imprescindible entender e integrar la esencia de la Medicina Oriental, que como comentamos anterior- mente, tiene una base filosófica y religiosa. Por ello, no mantiene un estricto desarrollo basado en el método científico, bajo guías racionales y analíticas como en la Medicina Occidental. Esta premisa es fundamental para comprender el Shiatsu, junto con toda la Medicina Oriental tiene un gran componente de arte, y este arte es el que desarrolla el tera- peuta cuando contacta con el paciente, a través de diferentes métodos diagnósticos:

BO-SHIN: diagnóstico visual SETSU-SHIN: diagnóstico por el tacto MON-SHIN: preguntas y respuestas BU-SHIN: diagnóstico por escuchar Así con la imprescindible sensibilidad e intui-

E l Shiatsu es una terapia manual oriental basada en el contacto, usando principalmente la presión. El signi- ficado de la palabra Shiatsu, describe todo un feóme-

no, una dinámica:

SHI: pulgar, corazón, fuego, plasma, astral. A: infinito TSU: presión, ciclo de energía electromagnética. El Shiatsu trabaja con la energía, el Ki que circula por nuestro cuerpo por una serie de canales o meridianos, y con unos puntos que conectan a modo de intercambio entre el sis- tema energético interno y el medio ambiente externo. Estos

canales forman un perfecto sistema de irrigación y de nutrición hacia las diferentes partes del cuerpo, facilitando el man-

tenimiento de las funciones corporales.

\

masaje

/

ción del terapeuta, junto con toda esta infor-

mación obtenida, podemos llegar a la

conclusión sobre qué alteraciones sufre el paciente. En Medicina Oriental, se presta gran importancia a lo que se denominan “síntomas meno- res”, que nos ayudan a com- prender en forma preventiva, qué desequilibrios existen en el sistema energético. Hay que entender, que la energía es anterior a la estructura, por ello, pode-

Los orígenes del Shiatsu se remon-

tan aproximadamente a los inicios de la Medicina Oriental, es decir hace unos 5.000 años, donde se mezcla- ron factores religiosos, geográfi- cos y filosóficos. Tales factores facilitaron la aparición de toda una serie de terapias: masaje (amma), moxibustión, acu- punturas y fitoterapia. El Shiatsu se incorpo- ra a la tradición popular japonesa, como forma de

verano

1996

9

fluir de la energía
fluir
de
la
energía

SHIATSU:

El

\ güedad se conoce la acción de ciertos puntos en el manteni- miento de la vitalidad general y en prevenir enfermedades. 4) SISTEMA EMO- CIONAL: según la Medicina Oriental, los órganos y por lo tanto los meridianos se asocian

mos diagnosticar una altera- ción energética sin que necesariamente tenga que tener un reflejo en una ana- lítica o prueba diagnóstica occidental.

La Experiencia

Energética

El Shiatsu ofrece una expe- riencia inolvidable tanto para quien

a emociones: cólera, miedo, pre-

,

con lo que el tra-

ocupación, etc

bajo energético potencia la estabili-

lo practica como para quien lo recibe.

dad emocional.

Entrar en la dinámica del contacto terapeu-

5) ALTERACIONES PSICOSO-

ta-paciente es una meditación en movimiento,

MÁTICAS: cefaleas, vértigo, etc.

que permite al terapeuta notar en todo momento el efec- to obtenido en el tratamiento. Por ello, y sin lugar a dudas podemos afirmar que el terapeuta disfruta de esta experiencia energética, tanto o más que el paciente.

Método de Tratamiento

La base del tratamiento son las presiones, usando dife- rentes partes del cuerpo para hacerlas: mano, codo, rodilla y pie. También se usan otras técnicas como balanceos y estiramientos. La energía, conectando con la función de los órganos internos tiene manifestaciones e influencias a diferentes niveles:

físico, fisiológico, emocional, mental, espiritural y Kármico. En el tratamiento, el terapeuta, siente el cuerpo del paciente, sus zonas, meridianos y puntos, pudiendo encontrar puntos vacíos de energía (Kyo), donde aplicamos técnicas de tonificación, mientras también podemos encontrar puntos lle- nos de energía (jitsu), donde aplicamos sedación.

Efectos Terapéuticos del Shiatsu

6) APLICACIONES EN:

* Embarazo: como método no agresivo que permi-

te soportar los cambios metabólicos durante el embarazo. El Shiatsu facilita también la regulación estructural y emocional en el post-parto.

* Tercera edad: facilita mantener la vitalidad y potenciar el sistema inmunológico, y mantener el sistema músculo-esquelético.

* Niños: el Shiatsu representa como forma de con-

tacto un gran medio para la maduración del sistema nervio- so, potenciar el desarrollo psicomotor y conformar el esque- ma corporal en el niño.

Formación del Terapeuta de Shiatsu

Un profesional de Shiatsu, estudia en profundidad la Medicina Oriental, la aplicación teórica y práctica del Shiatsu, y anatomía y fisiología, por lo que requiere un mínimo de 3 años de formación, y no sólo para practicar e integrar esta información sino también para desarrollarse personalmente como terapeuta.

1) SISTEMA NERVIOSO: este sistema controla fun- ciones corporales a través del sistema autónomo y central. Por ello, el Shiatsu tiene un importante efecto en el reequiliblrio del estrés, potenciando el estado de relajación e integración en lugar de desgaste y tensión. 2) ALTERACIONES ESTRUCTURALES: al tratar meridianos y puntos, junto con estiramientos y ejercicios espe- cíficos, en el Shiatsu conseguimos la correción de problemas estructurales, tanto en fase aguda por su efecto antiálgico, como correctivo en fases crónicas. 3) DESEQUILIBRIOS EN ORGANOS INTER- NOS Y SENSORIALES: el Shiatsu participa en el manteni- miento interno:

a) Piel: mantiene el trofismo tisular, y la capacidad de

intercambio y de eliminación.

b) Sistema circulatorio, linfático e inmunológico:

ayuda a la circulación y el mantenimiento de vasos sanguíneos y linfáticos, regulando también glándulas endocrinas y exocri- nas gracias a su conexión con centros energéticos. Desde la anti-

Conclusiones

El Shiatsu es una terapia basada en la interacción entre personas, lo que permite elevarla a la categoría de arte curativa, en la cual el terapeuta no es más que un medio para desencadenar los mecanismos de autorregulación del paciente. Por consiguiente, el Shiatsu es ideal para todos aquellos profesionales de la salud, que se dedican al trabajo corporal, y quieran ampliar su visión tera- péutica hacia un conocimiento de la Medicina Energética. S

Jaume Bort Anducas Fisioterapeuta, Terapeuta Shiatsu y Naturópata DIRECTOR INSTITUTO INTERNACIONAL DE SHIATSU

10

masaje

/

verano

1996

Drenaje

Linfático

manual

renarena ee anan

nn

aa

oo

INTRODUCCION

Denominamos drenaje a la salida del líquido de una zona donde se ha ido acumulando, hacia un lugar de desagüe a través de un sistema de conducción. El Sistema Linfático (S.L.) actúa como una vía de retor- no unidireccional y valvulada que permite recuperar el exceso de líquido y proteínas que se escapan de la circulación sanguínea, a nivel del intercambio capilar, y devolverlo a la circulación. A esta fracción de líquido y proteínas que extrasvasan, se le da el nombre de “CARGA LINFATICA”, la cual deberá ser vehiculizada a través del S.L. a su zona de desagüe. Por otra parte la “CAPACIDAD LINFATICA” es la que tiene, en condiciones normales, el S.L para transportar a las “proteínas más agua” que se acumulan en el intersticio (que depende de la capacidad de motricidad de los linfangiones). La cantidad de líquido que puede arrastrar tiene un límite máximo, más allá del cual, nuevos incrementos de la carga linfática no pueden ser conducidos y quedan acumulados entre la piel y las fascias musculares. Definimos el LINFEDEMA, como un edema rico en proteínas de alto peso molecular ocasionado por la incapaci- dad de drenaje de un S.L. dañado o insuficiente y el fallo de los mecanismos de compensación fisiológica. Hay que dife- renciarlo del resto de los edemas generalizados, por lo gene- ral iónicos, debidos a fallos renales, cardíacos o de otros sis- temas o aparatos. El DRENAJE LINFATICO MANUAL (D.L.M.), es una técnica para “ayudar” manualmente a drenar ese linfedema, a un S.L. que “se ha vuelto incompetente”.

Aunque el D.L.M. es una forma especial de MASAJE TERAPEUTICO, existen grandes diferencias entre ellos, tanto en lo referente al fin al que están destinados, como a la práctica de sus manipulaciones, como queda reflejado en los cuadros I y II.

OBJETIVOS DEL DRENAJE LINFATICO MANUAL

1º.- Mejorar el equilibrio entre la carga y la capacidad del S.L. 2º.- Reducir el volumen de los miembros o tronco. 2º.- Prevenir el desarrollo de complicaciones

INDICACIONES Y CONTRAINDICACIONES

El Drenaje Linfático Manual (D.L.M.) se puede realizar

de manera “profiláctica” para favorecer la eliminación de toxi- nas. También como complemento de Cirugía estética (liposuc- ciones, prótesis mamarias, etc.). Pero como nuestra experiencia se limita a la práctica médica hospitalaria, las indicaciones y contraindicaciones las exponemos en los cuadros III y IV. En cuanto a quien debe indicarlas, si nos atenemos a lo anterior, debe ser prescrito por un médico, o un equipo médi-

) que disponga de

co (rehabilitadores, cirujanos vasculares, etc

un LABORATORIO DE PRUEBAS FUNCIONALES VAS- CULARES, y realizado por fisioterapeutas/linfoterapeutas que conozcan la técnica, partiendo de un PROTOCOLO y de medidas de control (Cirtometría, volumetria, etc). No es tema de este artículo exponer el tratamiento médico, médico-quirúrgico, ni el tratamiento coadyuvante, como las medidas higiénico-dietéticas, fármacos, cinesiterapia,

masaje

/

verano

1996

11

Drenaje

Linfático

manual

CUADROI
CUADROI

DIFERENCIAS ENTRE EL D.L.M y OTROS MASAJES TERAPEUTICOS

A.- MECANISMOS DE ACCION. OBJETIVOS

D.L.M.

M.T

Va dirigido, fundamentalmente

Va dirigido fundamentalmente a

favorecer la CIRCULACIÓN LINFÁTICA especialmente a la SUPERFICIAL

a

los músculos, tendones, ligamentos y otras estructuras del TEJIDO CONJUN- TIVO

Secundariamente también actúa sobre la musculatura estriada pero sobre todo en la LISA (involuntaria), mejoran- do su automatismo (principalmente sobre el linfangión y las válvulas linfáticas)

Regula la elasticidad y el tono sobre todo de la musculatura ESTRIADA (voluntaria) aumentando su capacidad contráctil

Al realizarse mediante manipulacio- nes lentas, suaves, repetidas y monóto- nas, producen un efecto RELAJANTE, al activar el sistema nervioso vegetativo (Acción vagotónica)

Al predominar las manipulaciones rápidas, profundas, relativamente “violentas”, menos repetitivas, produ- cen un efecto, sobre todo ESTIMULANTE (aunque después le siga un efecto re- lajante reflejo)

No aumenta la FILTRACIÓN en los

Activa la FILTRACIÓN en los CAPILARES, aunque no importa en las

capilares sanguíneos (paso del líquido

a

los tejidos)

personas que no retienen líquidos

RESPUESTA DEFENSIVO-INMUNITARIA LOCAL. Aunque no está científicamente demostrado, basándonos en resultados clínicos y deductivos, al vaciar el encharcamiento de residuos, se produce una respuesta de los elementos protec- tores INMUNITARIOS o INMUNOLOGICOS, tanto celulares (linfocitos y macrófagos) como humorales (anticuerpos)

RESPUESTA ANTIALGICA REFLEJA. Mediante impulsos que parten de los tendones y los músculos a los nervios periféricos y de éstos a la médula y el encéfalo se produce de una forma refleja la secreción de ENDORFINAS. No se produce reacción inmunitaria, tan clara

DIFERENCIAS ENTRE EL D.L.M y OTROS MASAJES TERAPEUTICOS

CUADRO II
CUADRO II

B.- ASPECTOS PRACTICOS

D.L.M.

 

M.T

Tiene una técnica distinta.

TECNICAS DISTINTAS y MAS VARIADAS:

2

maniobras: de llamada y reabsorción.

Clásico, Reflejo, Mecánico, Percutorio,

manipulaciones: Círculos Fijos (C.F.), Bombeos (B), Dadores (D), Giros (G), Combinaciones (C)

5

NUNCA puede producir un enrojeci- miento de la piel, evitando cualquier presión o fricción intensa que produzca filtración de líquido a los tejidos

Vibratorio, etc. con múltiples variantes

Casi siempre produce ENROJECI- MIENTO, con sus presiones y fricciones estimulando la irrigación sanguínea

La presión es mayor (hasta 70 Torr.)

y

de mayor profundidad, excesivas para

Las presiones de empuje son suaves (de 30-40 Torr.) y se hacen tangenciales sobre la superficie cutánea

No debe producir DOLOR, porque por vía refleja, altera el funcionamiento de los vasos linfáticos

el

sistema vascular linfático, dificultan-

do su automatismo impulsor

Puede producir cierto DOLOR y su acción refleja es beneficiosa en las indicaciones musculares y ligamentosas

El RITMO es lento, respetando las contracciones fisiológicas de los vasos (de 10-15 veces) por minuto. El número de veces que se repiten las manipulacio- nes es mucho mayor

Las manos del linfoterapeuta deben estar fláccidas, las muñecas sueltas y los dedos pasivos

El RITMO es mucho más rápido, y las manipulaciones se repiten menos veces, según cada vaso concreto

Las manos del TERAPEUTA están más tensas, las muñecas rígidas y los dedos activos

Se pueden usar LUBRIFICANTES

(aceites, cremas, talco

)

NO se emplea ningún tipo de LUBRIFI- CANTE. Si no hay una buena adherencia no puede estirarse bien la piel.

12

masaje

/

verano

1996

presoterapia neumática intermitente o hidroterapia. También se da por supuesto que después de cada sesión de D.L.M., se realizarán vendajes almohadillados multi-

capas con goma-espuma y pequeñas órtesis de silicona, en las zonas fibrosadas, hasta que el linfedema se reduzca en lo posible,

y por último contenerlo con mallas de 40

mmHg. de presión. Aunque el tema se centre sólo en el D.L.M, queremos hacer hincapié en los peli- gros y la responsabilidad que tiene el linfote- rapeuta que trate a este tipo de pacientes.

MODALIDADES DE EJECUCION DE LAS MANIOBRAS DE D.L.M.

Según A. Leduc, las maniobras pueden ser:

a) DE LLAMADA

b) DE REABSORCION

Y, en su aplicación se realizan 4-5 manipulaciones.

a) Maniobra de llamada o de evacua-

ción. Se efectúa en un primer tiempo, a dis- tancia del edema. Se dirige a los ganglios que se encuentran inmediatamente debajo de los colectores linfáticos que se desean estimular. Son maniobras de presiones circu- lares dirigidas en sentido de los colectores eferentes, comenzando por la zona más pro- ximal. La mano está en contacto con la piel, por el borde radial del dedo índice (el borde

cubital de la mano queda despejado). Con el índice y el anular se estira, produciendo un efecto de presión de empuje larga y lenta (lo que permite la elasticidad de la piel), des-

pués le sigue otra fase de relajación (dejando de presionar la piel vuelve sola a su posición original) que produce un efecto de aspira- ción al nivel de los colectores. En resumen,

es una maniobra estática en tres fases: apoyo

de la mano, presión de empuje y de relaja-

ción ( o evacuación por aspiración).

b) Maniobra de reabsorción o capta-

ción.

Se realiza en un segundo tiempo sobre el edema para facilitar la reabsorción de macromoléculas proteicas por los capila- res y linfáticos iniciales. También son manio- bras estáticas, en “tampón secante” (figura 1). La mano del terapeuta está en contacto

Drenaje

Linfático

manual

INDICACIONES DEL D.L.M. en MMSSLINFEDEMAS SECUNDARIOS (Bloqueo extrínseco de drenaje) 1.1.- SECUNDARIO A CIRUGÍA y/o RADIOTERAPIA ONCOLOGÍA 1.1.1.-

LINFEDEMAS SECUNDARIOS (Bloqueo extrínseco de drenaje)

1.1.- SECUNDARIO A CIRUGÍA y/o RADIOTERAPIA ONCOLOGÍA 1.1.1.- Cáncer de mama 1.1.2.- Cáncer de cuello 1.1.3.- Cáncer de tronco 1.1.4.- Cáncer linfático 1.2.- SECUNDARIOS A TRAUMATISMOS 1.2.1.- Traumatismo directo (Destrucción redes linfáticas) 1.2.2.-Inmovilizaciones prolongadas tras traumatismos 1.2.3.-“Síndrome reflejo postraumático (Alteración microcirculación) 1.3.- SECUNDARIO A PROCESOS INFLAMATORIOS (Linfangitis, Linfadenitis) 1.3.1.- Bacteriana

1.3.2.-Viral

1.3.3.-Parasitaria (excepcional, en nuestro país) LINFEDEMAS PRIMARIOS (Idiopáticos, bloqueos intrínsecos) 2.1.- Congénitos 2.2.- Cromosomopatías (Turner) 2.3.- Primarios precoces 2.4.- Primarios tardíos LINFEDEMAS MIXTOS

CONTRAINDICACIONESprecoces 2.4.- Primarios tardíos LINFEDEMAS MIXTOS INFECCIONES AGUDAS 1.1.- Flebitis. Trombosis. Tromboflebitis

INFECCIONES AGUDAS

1.1.- Flebitis. Trombosis. Tromboflebitis

1.2.- Linfangitis 1.3.- Erisipelas LESIONES DE LA PIEL LINFEDEMAS MALIGNOS 3.1.- Metástasis 3.2.- Linfangiosarcoma (Stewart-Treves) 3.3.- Hemangiosarcoma

NO INDICACION

EDEMAS NO LINFATICOS (tienen otro tratamiento) LIPODISTROFIAS (tienen otro tratamiento)

Fig. 1 • MANIOBRA DE REABSORCION (Tomado de Dossiers de Kinesitherapie)
Fig. 1 • MANIOBRA DE REABSORCION (Tomado de Dossiers de Kinesitherapie)

masaje

con la piel por el borde cubital del 5º dedo. Los dedos imprimen sucesivamente una pre- sión producida por un suave movimiento circular de la muñeca. La palma de la mano participa igualmente en el aumento de la presión tisular que lleva la linfa en dirección del drenaje fisiológico. El hombro ejecuta un movimiento de abducción y aducción del codo y antebrazo. La presión se instala durante la abducción.

TECNICA DEL DRENAJE LINFATICO MANUAL

A.- GENERALIDADES 1.- Para una práctica correcta del D.L.M. es imprescindible conocer la situa- ción de las diversas “divisorias linfáticas”, que limitan los CUADRANTES LINFATI- COS del cuerpo, así como la situación de

los ganglios y vasos regionales superficiales, por donde pasa la linfa a vías más profundas de desagüe (ver figura 2)

2.- Se debe comenzar y terminar la

sesión con un “EFFLEURAGE”

3.- Con las MANIPULACIONES,

sólo influimos directamente en la circulación

linfática superficial, pero existen numerosas anastomosis y comunicaciones que permiten el paso de un cuadrante a otro, y por efecto del empuje de la linfa por las manipulacio- nes, se puede influir en la circulación pro- funda de forma indirecta. Por esto es impor- tante comenzar el D.L.M. por las zonas no afectadas (ZONAS DE TRATAMIENTO PREVIO, “Z.P.T”) y después ante impedi- mentos al drenaje natural (extirpación y radioterapia) derivamos hacia cuadrantes vecinos que drenen sin obstáculos hasta desembocar en “TERMINUS”(debajo de las fosas supraclaviculares) (“T”). 4.- En cada CUADRANTE está indicada, un tipo de manipulación (aunque pueden hacerse combinaciones de ellas)

MANIPULACIONES

Están descritas 4 principales, algu- na de las cuales pueden combinarse o alter- narse, según el lugar del cuerpo en que se apliquen:

1.- CIRCULOS FIJOS (C.F.) Con ellos empujamos la piel y tejidos subyacentes con nuestras

/

verano

1996

13

Drenaje

Linfático

manual

BIBLIOGRAFIA

ALCOBA, M: “Tratamiento conserva- dor del linfedema”. En: “Progresos de Linfología II, Ed. EGRAF. S.A. San Sebastián. España. l989. pág. 119. ALCOBA, M; GARCIA, I; SAN MARTIN, J: “Synergie entre le trai- tement thermal, pharmacologique et rehabilitater aux limphoedemes pri- maries”. Bouletin dex XII Journées mondiales du Termoulisme. Hammamet.Tunisie.Nº 24. Avril 1993, pág 21. ALCOBA,M; FAJARDO,L.: “Pauta del tratamiento físico en el linfedema de extremidad inferior”. FLEBO- LINFOLOGIA nº 6, 1995, pág 57. FÖLDI, E.; FÖLDI, M.:

“Fhysiotherapie Complexe Descongestive”. Ed. FRISON ROCHE. París. France. 1993. pág. 6. JIMÉNEZ COSSIO, J.A.; INSUA, E.M.: “Tratamiento médico-quirúr- gico del linfedema”. LINFEDEMA, Tomo IV. 1995. LEDUC, A.: “Le crainege limphati- que. Theorie et practique”. Ed. MASSON. París. France. 1991. pág. 46. SERRA, M; FERRER, M; MORANT, P y Col.: “Protocolo diagnóstico y terapéutico del linfede- ma”. REHAB. FIS. 3(II) 1992. SERRA, M.; MORANT, P.: “Medidas rehabilitadoras en el linfedema post- mastectomía”. FLEBOLINFOLO- GIA, nº 4. 1994, pág. 8. SERRA, M.: “LINFEDEMA:

Métodos de tratamiento aplicados al edema del M.S. post-mastectomía” 2ª Ed. FAES. 1995. VÁZQUEZ GALLEGO, J; EXPÓSITO, M.: “El masaje drenaje linfático” en “El Masaje Terapéutico y Deportivo” 4ª Ed. MANDALA. Madrid. España. 1993. pág. 211.

Fig. 3 MANIPULACIONES
Fig. 3
MANIPULACIONES

14

masaje

/

verano

1996

Drenaje

Linfático

manual

Fig. 4 M.D.L. DEL MIEMBRO SUPERIOR masaje / verano 1996 • 15
Fig. 4
M.D.L. DEL MIEMBRO SUPERIOR
masaje
/
verano
1996
15

Drenaje

Linfático

manual

Fig. 4 • ESQUEMA DE UN DRENAJE LINFATICO DE UNA EXTREMIDAD SUPERIOR A PREPARACION 1.
Fig. 4 • ESQUEMA DE UN DRENAJE LINFATICO DE UNA EXTREMIDAD SUPERIOR
A PREPARACION
1. - Relajación
2. - Respiración diafragmática abdominal lenta y profunda
3. - “Effleurage” de profundo a Terminus (“T”)
B ZONA DE TRATAMIENTO PREVIO (“Z.T.P.”) (Zonas que hay que vaciar)
1. - Cuello (a Terminus) (C.F.)
2. - Espalda (G.)
3. - Pecho (G.). (Cuadrante centrolateral si es mastectomía + Radioterapia)
C LIMITES
1. - ”Línea divisoria interclavicular”
2. - “Línea divisoria espino-escapular”
3. - “Tórax”
4. - “Espalda”
D MANIPULACIONES M.S.
1. - Cuello a Terminus (“T”). (C.F.)
2. - Axila contralateral (C.F.)
3. - Cuadrante derecho a cuadrante izquierdo (G.)
4. - Zona deltoidea (B.)
5. - Brazo (B)
6. - Antebrazo (1º Epitrocleares. C.F.) después DADOR (D.)
7. - Dorso de la mano (C.F.)
8. - Dedos (C.F., “Ordeñar”)
E EFFLEURAGE FINAL
F VENDAJES DE CONTENCION

16

A B C D
A
B
C
D
A: Circulos fijos C: Dadores B: Bombeos D: Giros Fig. 2 • MANIPULACIONES (Posición de
A: Circulos fijos
C: Dadores
B: Bombeos
D: Giros
Fig. 2 • MANIPULACIONES (Posición de las manos)
masaje
/
verano
1996

manos, haciendo movimientos,

más elípticos que circulares. Decimos que son fijos porque

las manos no avanzan, ni se des-

lizan, sino que permanecen pasivas, siendo las muñecas la parte realmente móvil. Su lugar de aplicación es un cabeza, cara, cuello, nuca, zonas

superficiales de axila y flexo del codo. Variantes:

a) mano sobre mano

b) mano y base de los dedos

c) pulgares (superficies pe- queñas) 2.- BOMBEOS (B) Se aplican en partes largas y

curvas de los brazos y “flancos” del tronco. Adaptamos bien nuestras manos rodeando la parte curva a tratar, fundamen- talmente entre los dedos índice

y pulgar, (fase de apoyo).

Durante el bombeo, la mano realiza una doble abducción:

radial (giro hacia delante con el que se empuja la piel, fase de presión-empuje) y otra cubital (giro hacia atrás, en la que se avanza con la mano relajada) 3.- M. DADOR (D) Variante de los bombeos, se aplica en los antebrazos. Se diferencia de la manipula- ción anterior (“B”) en que tienen un cuarto movi- miento lateral de los dedos hacia fuera, cuyo centro de giro es la articulación inicial metacarpofalángica del dedo índice. El desplazamiento de manos y dedos es en espiral. 4.- GIROS (G) Para espalda y tórax: Se apoya la mano con el pulgar separado. El dedo índice nos marca la dirección del empuje. El movimiento termina con un desplazamiento hacia dentro del pulgar hasta el índice. S

Dra. Mara Alcoba Médico Rehabilitador “Hospital Ramón y Cajal”. MADRID

El

Método

Dicke

oo

oo

ee

El Método Dicke o o o o e e Este método de masaje reflejo, inventado por
El Método Dicke o o o o e e Este método de masaje reflejo, inventado por

Este método de masaje reflejo, inventado por la fisioterapeuta alemana ELISABETH DICKE (1884-1952), no tiene mucho que ver con la fisioterapia clásica. Visto de lejos, parece una sucesión de caricias ligeras realizadas con la pulpa de los dedos juntos (el corazón y el anu- lar) en la superficie de la piel.

CARICIAS EN ACCION

Pero, ¿cómo pueden una serie de caricias, por muy esmeradas y expertas que sean, hacer levantar y caminar a una persona paralítica?. Es difícil hablar de sugestión o de efecto placebo cuando los exámenes médicos han confirmado osifica- ción de las articulaciones y retracciones musculares. Entonces, se debe observar detenidamente estas caricias y estudiar la acción del masaje reflejo porque ésta no se toca de una manera gratuita. La piel no es un simple y gran envoltorio encargado de contener nuestra materia vital, sino que mantiene relaciones estrechas con el sistema neurovegetativo. Dicho sis- tema puede compararse a un director de orquesta que dirige todo el organismo, equilibrando sus funciones viscerales y orgá- nicas. Esta maravilla de la naturaleza, situada en el hipotálamo (en la base del cerebro), controla todas las funciones neurove- getativas del cuerpo, es decir las que no están bajo el control de la voluntad y que funcionan automáticamente: temperatura, respiración, actividad de los órganos (corazón, pulmones, estó- mago, vesícula, órganos sexuales, intestinos ) El sistema neurovegetativo está en relación con las otras partes del cerebro, así como el sistema endocrino. Esto le per- mite, por ejemplo, si recibe la información de un descenso de oxígeno debido a un ejercicio físico, dar las instrucciones para

aumentar el ritmo cardíaco, de manera que se suministra más sangre oxigenada. ¡Y todo eso sin hacer nada! He aquí un ejemplo para comprenderlo bien. Este siste- ma está formado por el parasimpático y el ortosimpático. El movimiento de los intestinos se acelera por el parasimpático y se detiene por el ortosimpático. Si trabajan en equilibrio, el fun- cionamiento de los intestinos es normal. Si hay uno que predo- mina respecto al otro se crea lo que se llama un disfunciona- miento vegetativo y se observará respectivamente, diarrea o estreñimiento. Por tanto, el trabajo consistirá en reequilibrar la acción de cada uno de ellos, ¿Cómo? Actuando sobre la piel por su relación íntima con el sistema neurovegetativo. Éste dispone de nervios que, partiendo de la médula espinal, llegan a todos los tejidos y órganos para desembocar, finalmente, en la piel. Simplificando, se puede decir que al acariciar la piel se tocan igualmente los nervios y, de esta manera, se puede obte- ner una acción benéfica.

EFECTOS A DISTANCIA

El masaje reflejo utiliza gestos específicos o trazos para

provocar un influjo nervioso, pero no sirve cualquier roce de la piel. Es una técnica de una gran complejidad que se apoya sobre una cartografía nerviosa del cuerpo. Pero el modo de actuar es “a distancia” del terreno enfermo. Para comprender esto es necesario asimilar una noción fundamental, la de metámera (territorio). El cuerpo del hom- bro se divide en varias metámeras que corresponden a la zona de influencia de un nervio, desde su salida de la columna verte- bral hasta la más pequeña parcela de tejido que inerva. Cada metámera está inervada por un único y mismo nervio raquídeo y comprende todos los constituyentes del cuerpo humano: ten- dón, ligamento, músculo, vaso sanguíneo y linfático, hueso,

nervio, víscera, piel

A cada metámera corresponde por tanto

un nervio, un músculo, un órgano, una zona de piel (llamada dermatoma). Esta organización deja entrever cómo el masaje reflejo puede actuar a distancia: realizando una línea en la espalda se puede alcanzar el estómago, el bazo o la rodilla. Cualquier acción, buena o mala, y toda alteración o acto terapéutico en un

masaje

/

verano

1996

17

El

Método

Dicke

Trastornos psicosomáticos

Tratamiento de trastornos neuróticos y psicosomáticos de:

• Insomnios

• Distonías neurovegetativas

• Neurosis obsesionales

• Neurosis de angustia y fobias

• Estado depresivo reaccional

Relajación general

• De toda distrofia neurovegetativa

• Tensión nerviosa y psíquica

• Inducción a la relajación, sofrología, Schultz

• Trastornos psicosomáticos

• Insomnios

• Inicio del tratamiento de todos los trastornos funcionales orgánicos y viscerales: agudos y crónicos.

Sedación del dolor

Se realiza por la liberación de neurohormonas apaciguadoras durante los masajes ligeros: encefalinas, endorfinas.

• Todos los trastornos acompañados de dolores, pero no infecciosos

• Neuralgias

• Neuritis, mialgias, algias vertebrales

• Padecimientos discales

Hipertermia

Mejora la circulación local y general

• Trastornos de la vasomotricidad general y de la motricidad vegetativa de las vísceras

• Trastornos circulatorios arteriales: arteriopatías en general, enfermedad de Buerger, Raynaud, esclerodermia, úlceras arteriales.

• Trastornos circulatorios venosos: varices, úlceras varicosas, posflebitis o trombosis, hemorroides

• Espasmos vasculares, edemas

• Adherencias postinflamatorias y postoperatorias

• Cefaleas

punto X de una metámera repercute sobre la metámera com- pleta, lo que significa que acariciando una dermatoma determi- nada, se actúa a distancia por la acción del influjo nervioso que se estimula, sobre todo la metámera. Antes de emprender el tratamiento propiamente dicho, el facultativo establece su diagnóstico. Para ello, traza una línea que parte de la base del sacro y sube hasta el final de la colum- na vertebral, evaluando las reacciones de la piel con la pulpa de sus dedos. Un tejido sano se desplaza fácilmente, en oleada, mientras que un tejido anormal se desplaza por pequeños plie- gues, por láminas. Estas manipulaciones exigen un gran tacto

18

masaje

/

verano

1996

Reequilibrio funcional

• De trastornos reumáticos

• Trastornos vasculares arteriales y venosos

• Trastornos ginecológicos: amenorrea, dismenorrea, parto difícil, lactancia insuficiente, inexistente o interrumpida, menopausia, adherencias postinflamatorias, post-operatorios

• Trastornos viscerales

• Respiratorios: asma agudo o crónico, bronquitis crónica, enfisema

• Cardíacos: cardiopatías, coronarias

• Digestivos: estómago, duodeno, páncreas, vías y vesícula biliar, intestinos

• Trastornos del sistema nervioso: parálisis postraumáticas, hemiplejías, poliomielitis, miastenia, distrofias musculares, esclerosis múltiple, Parkinson, cefaleas, migrañas

• Enfermedades infantiles

Distensión local de tejidos

• De manera segmentaria para todos los trastornos orgánicos y viscerales

• Cualquier rehabilitación

• Todos los casos ortopédicos y postraumáticos

• Reumatismos: articulares, artritis, periartritis, musculares

• Artrosis, discartrosis

• Lumbago

• Contracturas musculares, anquilosis

Renutrición de tejidos

Producto de una mejor irrigación. Casos postraumáticos de:

• Fracturas, calcificaciones excesivas o retrasadas (pseudo-artrosis)

• Síndromes de Südeck: prevención y tratamiento

• Algodistrofia refleja

• Discopatías

• Osteoporosis

• Artrosis

• Atonías y atrofias musculares

• Parálisis

del facultativo que puede deducir cuál es la zona perturbada (una zona es una suma de metámeras). Cada punto anormal remite a una metámera y al tocar determinados puntos dolorosos (llamados puntos máxima) remiten a órganos concretos. Este examen permite construir el tratamiento que se compone de una secuencia de trazos, llamados construcción de base. Cada trazo tiene un punto de partida y un punto de llegada determinado y se realiza en las regiones lumbar y sacra porque son ricas desde el punto de vista vegetativo. La construcción de base se aplica a todos los pacientes, cualquiera que sea su patología, y tiene por objeti-

El

Método

Dicke

vo equilibrar, de una manera global, el sistema neurovegeta- tivo, el parasimpático y el ortosimpático. Las construcciones difieren en función del diagnóstico realizado. El paciente se sienta dando la espalda al terapeuta en una sesión que dura unos veinte minutos. Los trazos son tan ligeros que son total- mente indoloros (contrariamente a determinados métodos) y provocan un influjo nervioso, desplazando la piel sobre su asiento, el tejido conjuntivo. De hecho, los profesionales pre- fieren hablar de estiramiento o influjo nervioso que es capaz de dirigirse a la metámera y de volver a alcanzar el centro vegetativo superior. El tejido conjuntivo es, por su naturaleza básica el medio vital del organismo donde ocurren todos los inter- cambios, los metabolismos, procesos bioquímicos y biofísi- cos. Es rico en arteriolas, capilares, vénulas, canales linfáticos, fibras nerviosas cerebro-espinales y vegetativas, receptores cutáneos y células neuro-humorales. Por supuesto, todos estos componentes se aprovechan de la estimulación ocasio- nada por el masaje reflejo. Localmente, esto produce una dis- tensión profunda de tejidos y un flujo de sangre causando una mejoría local y general de la circulación, una sedación del dolor y una renutrición.

EL BINDEGEWEBSMASSAGE

El Bindegewebsmassage del método Dicke es una tera-

pia manual que consiste en estiramientos progresivos en el tiempo y en el espacio, del tejido conjuntivo periférico. Los esti- ramientos se obtienen pegando los dedos anular y medio sobre

ramientos se obtienen pegando los dedos anular y medio sobre la piel, y desplazando a ésta

la

piel, y desplazando a ésta sobre su asiento. El tratamiento se efectúa en posición sentada, acostada

Según la posición de los dedos, planos o más o menos inclinados en relación a la superficie del cuerpo, resulta una

ACCIONES DEL MASAJE

o

en decúbito lateral.

acción superficial o más profunda de los tejidos tratados.

Los estiramientos son superficiales, la presión no supe- ra 40 mmHg. de esta manera, respetamos:

En un tejido patológico trabajaremos primero las capas superficiales. Luego podremos trabajar las capas profundas.

 

* Los receptores cutáneos (teoría del gate control)

La importancia fisiológica del tejido conjuntivo es más

* Las células dendríticas (transmisión sináptica)

grande de lo que generalmente se supone. Representa un 16%

* La sustancia fundamental ( lugar predilecto de todos

del peso del cuerpo. Participa en la regulación del equilibrio

los desarreglos bioquímicos, biofísicos, etc

del organismo)

ácido-base, en el metabolismo hidro-mineral, en el balance eléc-

 

El trabajo se hace “a distancia”. No se trabaja sobre una

trico y osmótico.

zona perturbada (desequilibrio neuro-vegetativo en todas las partes de la metámera). Si añadimos más estímulos, aunque sean superficiales, es peor. El método Dicke respeta igualmente las posibilidades de reacción de cada paciente. No podemos tratar a todos los pacientes de una sola manera. somos únicos y necesitamos un tratamiento apropiado. Con el BGM obtenemos un reequilibrado neurovegeta-

* Relajación general

El tejido conjuntivo está presente en todo el organismo, y en cada órgano. No solamente actúa como estructura de sos- tén, sino también como intermediario de los intercambio líqui- dos. Al mismo tiempo que recibe los productos del catabolis- mo, este tejido puede devolverlos.

DEL TEJIDO CONJUNTIVO

tivo de todas las disfunciones del organismo:

La hiperemia provocada por el Método Dicke ha sido controlada y se ha demostrado que es mucho más fuerte y dura-

 

* Relajación local de los tejidos

dera que la provocada por el masaje muscular.

* Alivio del dolor

Además de los experimentos de los doctores Vogel y

* Hiperemia

Rotoscky, en 1943 Schwarzkopf demostró que el calor es 12

* Renutrición de los tejidos

veces más elevado que con el masaje muscular.

masaje

/

verano

1996

19

El

Método

Dicke

Con el simple trabajo del tejido conjuntivo, se relajan las contracturas musculares, se actúa sobre la elasticidad de los músculos y sobre la miogelosis. Pero la acción más importante del BGM es su acción indirecta, lejana, por vía refleja. El tejido conjuntivo representa únicamente el punto de ataque. Se actúa por medio del Sistema Neurovegetativo, por vía refleja cutivisceral. El BGM actúa por vía aferente y eferente segmentaria sobre los órganos. Pero también, y esto es un punto muy impor-

tante, sobre los diversos centros reguladores, que se encuentran en el bulbo raquídeo, en el diencéfalo y en el córtex. Los estiramientos efectuados en la periferia del cuer- po constituyen una estimulación. Para que los estudios creen un impulso nervioso, para que este estímulo sea retransmiti- do al SNC y, a continuación, por sinapsis, desencadene una respuesta refleja a nivel de la víscera, de un músculo, y para que esta respuesta sea curativa, es necesario tomar en consi- deración:

1.- Leyes neurofisiológicas de la excitabilidad de la célula nerviosa y de la retransmisión sináptica. 2.- Síndromes reflejos y álgicos inherentes a todas las alteraciones orgá- nicas.

3.- Posibilidades de reacción del enfermo. Los síntomas reflejos y álgicos inherentes a las alteraciones viscerales son numerosos, pero su valor es únicamente decisivo desde el punto de vista diagnós- tico sumados unos a otros, constituyendo así un síndrome. Citemos para terminar las pala- bras pronunciadas por el Prof. Noegge- rath, pediatra, pronunciadas en uno de sus cursos en la Clínica Universitaria de Freiburg en 1950. “Entre las reacciones más eviden- tes del BGM, admitidas por los observa- dores más críticos, mencionaremos:

1.- Una circulación sanguínea y tisular fuertemente activada. 2.- Desaparición de las induracio- nes en las zonas de Head correspondien- tes al foco de la alteración. 3.- Influencia favorable sobre el foco de la alteración. S

3.- Influencia favorable sobre el foco de la alteración. S Donato Maniello (Secretario del Instituto Dicke)

Donato Maniello (Secretario del Instituto Dicke) Cedido por D. Javier Chafer Jove. Director Academia ACTA (942) 70.2L.05. Apartado 540 39500 SANTANDER

20

masaje

/

verano

1996

Terapia

Refleja

Zonal

Terapia Refleja Zonal era era a a e e ea ea ona ona será necesariamente un

eraera

aa

ee

eaea

onaona

será necesariamente un conocimiento de lo muerto, algo

rígido, estático, inflexible e inerte. Y la vida es energía en movimiento en constante proceso cambiante, con una tensión interior hacia el equilibrio y la armonía, y por lo tanto es vulnerable, fluída y flexible. En la antigua China no se permitía seccionar los cadáveres para su estudio, y esa es una entre otras muchas razones por las que su medicina se orientó más hacia el estudio de la energía en movimiento en la peri- feria del cuerpo, que relacionaron con la interioridad del hombre también en movimiento continuo.

A través de la observación de lo vivo en movimiento

descubrieron la interrelación sistémica entre el macrocosmos del universo y el microcosmos humano. Los ritmos, las pul- saciones que lo habitan son los mismos. La respiración, movi- miento de contracción y expansión, se corresponde con el gran movimiento de contracción y expansión del universo, que bien podríamos llamar la gran respiración cósmica. Goethe, que fue tan importante por sus estudios cien- tíficos como por su obra literaria, aunque ignorado en ese aspecto que le mantuvo desmarcado de su época, proponía otras claves de investigación científica hoy retomadas con

gran interés por investigadores inquietos y en las cuales avan- za con rigurosidad esmerada la medicina antroposófica. Su método de la “metamorfosis” estaba basado en la observación de lo vivo, una de cuyas posibilidades es la variación o movi- miento, la polaridad (cabeza-piernas, redondo-lineal, cónca- vo-convexo), la intensificación, la inversión (duro adentro- blando afuera) y la afinidad. Se puede pensar todo el organismo como uno. Ese es el fondo. O lo que llamamos hoy también la pers- pectiva holística, que viene del griego “holos” = todo en movimiento.

a terapias reflejas es enorme, y en la misma medida se han ido generalizando una
a
terapias reflejas es enorme, y en la misma medida se
han ido generalizando una serie de confusiones que
Al mismo tiempo, en las últimas décadas en Occiden-
Y así avanza a saltos gigantescos la tecnología médi-
te, se ha dado un fenómeno de renovado y creciente interés
por todo lo que es el mundo del masaje como manipulación
sistémico-científica de los tejidos blandos del cuerpo. Dife-
rentes corrientes psicológicas llamaron insistentemente la
atención sobre la importancia del tocar en los procesos cura-
tivos. Surgen numerosas técnicas y en la actualidad continúa
ese proceso creativo.
Todas estas coincidencias en el tiempo han permitido
encuentros y relaciones de técnicas diferentes que han enri-
quecido el mundo terapéutico, pero también han dado ori-
gen, por otro lado, a confusiones importantes que hacen
urgente una delimitación de campos.
El principio básico de la reflexología consiste en
no actuar nunca directamente sino en su reflejo a distan-
cia. Y toda la periferia del cuerpo es comprendida como
zona refleja.

L popularidad alcanzada en los últimos años por las

requieren de una delimitación más rigurosa de campos para definir lo que el Dr. Bossy llama los distintos microsistemas, con sus particularidades específicas tanto a nivel de explora- ción como de tratamiento. Mientras en Oriente esta perspectiva define las bases esenciales de la práctica médica que sigue un criterio funcio- nal, en Occidente la medicina siguió otros derroteros condi- cionada por la evolución del llamado método científico que llevó a una concepción del hombre físico-mecanista, fruto de

la necesidad de escindir para observar, generalizar y concluir.

ca, la cirugía, las especializaciones que remarcan cada vez más la escisión del hombre. La concepción de éste sigue estanca- da, en la práctica, en principios científicos trasnochados que no incorporan los modernos planteamientos de la microfísi- ca, la microbiología, etc., que aportan un criterio más vivo de energía en movimiento. Si escindimos y fraccionamos la realidad viva para observar minuciosamente sus partes el resultado

y fraccionamos la realidad viva para observar minuciosamente sus partes el resultado masaje / verano 1996

masaje

/

verano

1996

21

Terapia

Refleja

Zonal

Terapia Refleja Zonal 22 • masaje / verano 1996

22

masaje

/

verano

1996

Acropuntura

roro nn rara L a Acropuntura o Manopuntura de origen coreano es una técnica terapéutica
roro
nn
rara
L a Acropuntura o Manopuntura de origen coreano
es una técnica terapéutica tanto reflexoterapéuti-
ca como bioenergética. Para ello utiliza distintos
estímulos en determinados sitios o zonas de la piel
logrando con ello curar enfermedades y síntomas en
forma casi inmediata. Esta técnica fue descubierta por el
Dr. Tae Woo en 1975 y desde entonces ha ido evolucio-
nando haciéndose en el presente una terapia de indiscu-
tible valor utilizada en forma aislada o combinada con
otras terapias con las que es perfectamente compatible y
potenciando sus efectos.
La Acropuntura es de efectos muy rápidos (la ener-
gía que en el cuerpo tarda 24 horas en hacer su circuito, en
la mano tarda 24 minutos), esto permite por ejemplo, que
en caso de dolores en los miembros cuando estos están rígi-
dos e inmóviles al desaparecer el dolor en forma casi inme-
diata, hace posible su movilización activa y pasiva entran-
do a actuar el reflejo propioceptivo del mismo que hace
que al poder moverlo, aumente de por sí sus posibilidades
de continuar con ese movimiento acelerando su curación.
Cualquier persona puede utilizarla sin riesgos para
sí misma o para sus familiares evitando automedicaciones
hasta que acude al profesional.
Por otra parte, como todos los aprendizajes, esta
técnica es “completa y profunda” para el profesional que
desee completar y/o complementar sus estudios.
La Acupuntura y la Moxibustión ya son más o
menos conocidas, sobre todo para el tratamiento de dolo-
res en general pero debe saberse que también es posible tra-
tar afecciones más profundas pero para esto es necesario
estar familiarizado con conocimientos que solamente
puede adquirir el profesional adiestrado para ello.
El aprendizaje de la Acropuntura (Acupuntura
utilizando los Meridianos propios de la mano) es muy
simple y tiene los mismo alcances que la Acupuntura Tra-
dicional China.
Esta técnica utiliza fórmulas simples (puntos
mutuales o topográficos) ampliamente reconocidos por su
eficacia. Es de suma utilidad en urgencias ya que permite
una acción rápida y eficaz en caso de shock, convulsiones,
prevención del infarto de miocardio, hipertensión, hipo-
tensión, indigestión, cólicos, ebriedad, etc.
Las enfermedades en las que es útil esta terapéutica
son las siguientes:
1.-
Enfermedades con disminución de la energía
2.-
Enfermedades provocadas por un
determinado clima o estación
3.-
Para tratar síntomas y preparar al paciente
previo a una intervención quirúrgica
4.-
Para dolores causados por enfermedades
malignas (en estos casos no es curativa la
terapéutica acupuntural por lo que se
aconseja cirugía y tratamiento especializado)
pero mejora el estado energético y psíquico
antes y después de la cirugía
5.-
Enfermedades alérgicas en general, piel,
reumatismo, asma, etc.
6.-
Para ancianos con enfermedades propias de
la edad
7.-
Para trastornos digestivos
8.-
Enfermedades del aparato locomotor
9.-
Enfermedades del sistema circulatorio
10.- Enfermedades del sistema respiratorio
11.- Enfermedades del aparato genitourinario
12.- Desórdenes del metabolismo
13.- Enfermedades de la piel
14.- Enfermedades de ginecología
15.- Enfermedades infantiles
16.- Enfermedades de oftalmología
17.- Enfermedades de otorrinolaringología
18.- Enfermedades dentales
19.- Enfermedades del sistema nervioso
Como dije antes, la Acropuntura utiliza dos meca-
nismos de acción, uno es el reflexoterápico o puntos topo-
gráficos y el otro es el Bioenergético que utiliza puntos
“llave” propios de la mano que permiten hacer un reequili-
brio de la ENERGÍA total del enfermo “tonificando”,
“sedando” o “armonizando” según diagnóstico previo.
masaje
/
verano
1996
23

Acropuntura

Acropuntura A la pregunta de como es posible que, tocando un punto de la mano desaparezca

A la pregunta de como es posible que, tocando un punto de la mano desaparezca un dolor de rodilla, de espal- da, o una cefalea daré un ejemplo muy simple e ilustrativo. Cuando uno se quema la mano o se lastima en cualquier parte inmediatamente se tiene una acción refleja de defen- sa, por una parte retira rápidamente la mano (acción moto- ra) y por otra la parte agredida se pone roja, se inflama (se ponen en funcionamiento descargas hormonales y defensi- vas químicas) y en poco tiempo la piel que fue agredida “sana” volviéndose normal, o sea “se cura”. Esto sucede porque el cerebro ha recibido la “infor- mación” de que determinada zona del cuerpo ha sido lesio- nada e inmediatamente reacciona defendiéndola, pero sucede que cuando se “tocan” puntos descubiertos por los chinos (y que la experiencia y la investigación da como correctos) esa “reacción defensiva” se da no solamente para ese determinado punto sino también para el órgano y otras zonas del cuerpo que en el cerebro están localizadas en el mismo lugar que el “punto tocad”. Cada mano vale en su totalidad como representan- te del cuerpo entero, la zona palmar representa el frente y el dorso de la mano la parte posterior del cuerpo.

frente y el dorso de la mano la parte posterior del cuerpo. El dedo medio representa

El dedo medio representa la cabeza y vértebras cervicales, y en la unión metacar- pofalángica la séptima vértebra torácica, siguiendo esta línea hasta la muñeca tene- mos todo el resto de la columna vertebral terminando allí con la vértebra coxígea. Los dedos índice y anular represen- tan a los brazos y los dedos meñique y pul- gar a las piernas. Imagínese a usted mismo levantando los brazos con las palmas hacia el frente y las piernas también hacia arriba (como un con- torsionista de circo). De esta manera toda la superficie externa de las piernas quedan hacia el centro de la mano y la superficie internas (en postura correcta) queda en posi- ción hacia afuera. Siguiendo con esa imaginaria posición (ver ilustración) comprobará que la mano derecha tiene la siguiente representación:

Dedo pulgar: pierna izquierda Indice: brazo izquierdo Medio: cabeza y columna vertebral Anular: brazo derecho Indice: pierna derecha Palma y zona palmar de dedo medio:

se encuentran los órganos internos. Sobre estas zonas se puede estimular estos puntos en forma topográfica con presión, punción, calor, etc Siguiendo con esta disposición de miembros y órganos tenemos que la mano es recorrida por doce meri- dianos con sus respectivos puntos de comando que, siguiendo las leyes de la filosofía acupuntural, es posible

influenciar para corregir deficiencias o excesos de energía. En la lámina que acompaña mi libro de ACRO- PUNTURA los puntos de comando tienen forma geomé- trica para determinar el ELEMENTO al que corresponde

y color para determinar la FUNCIÓN que corresponde. Desde hace 7 años imparto en España cursos de ACROPUNTURA que incluyen la enseñanza de la ACU- PUNTURA TRADICIONAL CHINA con una didáctica

y semántica afín al pensamiento occidental, sin olvidar en ningún momento la filosofía y criterio orientales. El curso dura 9 meses y se otorga diploma. S

Dra. María Pérez ACROPUNTORA Gran vía 67, 6º 629. MADRID

9 meses y se otorga diploma. S Dra. María Pérez ACROPUNTORA Gran vía 67, 6º 629.

24

masaje

/

verano

1996

Las

Flores

y

más

aa oreore
aa
oreore

L a idea es que ese “más” del título, sea lo que cada uno de nosotros, desde su formación y experiencia incluirá con el tratamiento floral.

Sabemos que Edward Bach decía: “Sentarse a escuchar

al paciente y elegir el remedio de su actitud de ese momento”.

modo de poder conocer en todos aquellos que vengan a él aquellos elementos que estén provocando un conflicto entre el alma y la personalidad”. Después de todo lo anterior, pensaremos, que el inter- pretar tal vez no sea tan terrible, y se trate solamente de una cuestión de diferencia en la terminología. Viene a la consulta una mujer, de 40 años, para tratarse con flores. Es actriz desde hace 20 años y después de toda su experiencia de actuar en el escenario, ahora empezó a ponerse

nerviosa, se angustia, suda, tiene taquicardia, no quiere salir a escena. No lo puede relacionar con ningún hecho particular que le hubiera sucedido y es incapaz de aportar más datos que esto. Por lo demás, su vida se encuentra bien encaminada:

V

Siempre pensamos que esto significa que sólo debemos tener en

cuenta las emociones en desequilibrio presentes y conscientes.

Así es que solemos hablar de las capas de la cebolla, es decir, que

las flores actúan de afuera hacia adentro, cosa que por cierto es

correcta. Por lo tanto, interpretar, es una aberración.

Pero a lo largo de los años, junto con estas experiencias,

también fueron apareciendo otras en que las anteriores no se

confirmaban al 100% de los casos. De modo que, volviendo a

las fuentes y releyendo en profundidad los escritos de Bach, nos

encontramos con párrafos de los que he seleccionado cuatro

que dicen textualmente:

1) “Para el médico comprensivo, la enfermedad señala

por sí misma la naturaleza del conflicto” (Habla de conflicto,

por lo tanto hay que descubrir).

2) “Investigar en la mentalidad del paciente para descu-

brir la rigidez de su mente en vez de examinar la articulación

con artritis”.

3) “La formación del médico consistirá en un profundo

estudio de la naturaleza humana

fundidad)

” (Habla de conocer en pro-

4) “De modo que el médico del futuro tendrá dos gran-

des objetivos. El primero será ayudar al paciente a conocerse a

sí mismo, mostrándole los errores fundamentales que esté

cometiendo, las deficiencias de su carácter que debería remediar

y los defectos de su naturaleza que tiene que erradicar y reem-

plazar por las correspondientes virtudes.

Tal médico deber ser un gran estudioso de las leyes que

gobiernan la humanidad, y de la naturaleza humana misma, de

Presente y consciente: el miedo a salir al escensario nos

da la flor Mimulus. Imposible equivocarse. Pero no pasa nada.

Ni siquiera agregando Agrimony por la angustia pasa dema-

siado. Decido investigar más a fondo, olvidándome de lo que

está a la vista.

Le pregunto qué papel hace en la obra: es una doméstica,

que roba a sus dueños y es llevada a la cárcel. Le pregunto si algu-

na vez ha sufrido de claustrofobia. La paciente asiente con la cabe-

za, el gesto que ha hecho la ha dejado muda por unos minutos.

Sólo doy Aspen, Pine y Larch y junto con el “descu-

brimiento” o la interpretación se produjo el cambio.

El critero que usé en este caso es

“meterme en escena”

dado que comprendo que la paciente se identificó con el papel

que hacía en la obra de teatro. Entonces, el Aspen es para la

fobia, el Pine para culpa por ser una ladrona y el Larch porque

en vez de actriz se “instaló” en el papel de la doméstica.

Tengamos presente que en el síntoma hay un trabajo de

lectura que hace aparecer un nuevo sentido. Se hace historia y

se comienza a ligarla a la historia del sujeto. S

masaje

Mercedes Gosalbo Sauch

/

TERAPEUTA FLORAL

verano

Rosellón, 235 3º lª

08008-BARCELON

1996

25

26 • masaje / verano 1996
26 • masaje / verano 1996
26
masaje
/
verano
1996
Reiki ki Un sistema de sanación y curación, y algo más Mikao Usui que crea

Reikiki

Un sistema de sanación y curación, y algo más

Reiki ki Un sistema de sanación y curación, y algo más Mikao Usui que crea en

Mikao Usui

que crea en mí, hará él también las obras que yo hago, y hará mayores aún”. Ante esta situación, Mikao Usui decide

dejarlo todo y dedicarse totalmente a la búsqueda de la respuesta

a esta cuestión tan importante: ¿es posible hacer como Jesús Cris-

to, Boudha y los demás grandes Maestros de la historia?,¿es posi- ble curar a los demás solamente con imponerles las manos?¿es esto un privilegio sólo para “elegidos”, o todos lo pueden hacer? Lógicamente, empieza su búsqueda por las escrituras cris-

tianas. Pero, aparte de lo que él ya sabía, no encuentra nada. Viaja

a Estados Unidos, a Chicago, donde estudia en inglés, durante

E l hombre, desde que ha entendido que existe una energía omnipresente, omnipotente y omnisciente y que es gracias a esta energía, a

pesar de su intangibilidad e invisibilidad - que La Vida exis- te, ha intentado conquistarla. En alguna parte de su memoria ancestral existía la idea que eso es posible. Lo único que le fal- taba era encontrar la manera de hacerlo. Para ello se han desa- rrollado diferentes tipos de sistemas más o menos originales, que van desde las artes marciales, el Chí Kung, el Tai Chí, el Kundalini Yoga, etc. hasta las terapias naturales basadas sobre el principio de la Energía Vital. Por otra parte, existen los curan- deros, personas que tienen “el don” de sanar y curar utilizando esta misma energía. Pero en todos estos sistemas, a pesar de los resultados positivos, nunca nadie ha podido conquistar la Ener- gía. Todo esto os sitúa ante la siguiente cuestión: ¿si uno no nace con “el don” o no trabaja arduamente, no puede hacer nada hacia su propia salud ni hacia la salud de los demás?. Afor- tunadamente, esto no es cierto: tenemos el Reiki. La historia tradicional del Reiki cuenta que al final del siglo pasado en Japón, vivía un monje cristiano, decano de la uni- versidad cristiana de Doshiska, llamado Mikao Usui. Un día, tras una conversación con sus alumnos, Mikao Usui se da cuenta con asombro, que a pesar de su fe indiscutible, no puede repetir nin- guno de los actos de Jesús Cristo quien dijo: “Yo os aseguro, el

masaje

/

verano

1996

27

REIKI:

Un

sistema

de

sanación

y

curación,

y

algo

más

sistema de sanación y curación, y algo más Chujiro Hayashi varios años, toda la literatura cristiana

Chujiro Hayashi

varios años, toda la literatura cristiana disponible. Y no encuentra nada. Vuelve a Japón a Kyoto, la ciudad de los templos budistas, donde va de templo en templo pre- guntando y siempre reci- biendo la misma respues- ta: “nosotros estamos preocupados por el Alma de la gente, el cuerpo no nos interesa”. Hasta que llega a un templo Zen donde la respuesta es: “Sé que hace mucho tiempo los monjes Zen sabían curar con las manos. Hoy en día nos ocupa- mos del Alma más que del cuerpo. Pero si Ud. quiere, puede entrar y estudiar en nuestra biblioteca y meditar entre nosotros”. Así Mikao Usui empieza a estudiar la literatu- ra budista en japonés, después en chino y finalmente en sáns- crito. Y aquí, en las Sutras budistas en sánscrito, encuentra un pasaje donde se le aclaran las preguntas y recibe una fórmula,

sin, todavía, poder realizar nin- gún “milagro”. De vuelta a Japón, decide que la última esperanza es ir y meditar, ayunando, durante veintiún días, en un lugar sagrado: el monte Koriyama. Gracias a esta meditación y a la experiencia vivida el último día, después de más de diez años de búsqueda, Mikao Usui recibe todo lo necesario para poder sanar y curar por imposición de manos, y también para poder transmitir a los demás la capacidad de canalizar la Energía que él la va a denominar Reiki. La palabra Reiki está compuesta de dos palabras japo- nesas: “Rei”= universal, sabiduria y consciencia espiritual; “Ki”= Energía vital, es lo mismo que Chi en chino, Prana en sánscrito, Mana en hawaiano, llamada también Energía Bioplásmica, Orgón, Bioenergía, etc. Entonces, Reiki es la Energía Universal de la Vida, altamente espiritual, con cons- ciencia propia y que actúa guiada por su propia sabiduría. En este punto empieza, para Mikao Usui, una vida muy rica en acontecimientos y experiencias. Hasta el final de su vida dedica todo su tiempo al Reiki, a la práctica, a la enseñanza y al

perfeccionamiento de lo que ha llegado hasta nosotros como “El Sistema Usui de Sanación Natural”. En el transcurso de su actividad, Usui llega a la con- clusión de que para que una curación sea completa y duradera hace falta un compromiso, un deseo de involucrarse de la parte del enfermo. Durante una medita- ción, después de haber trabajado con el Reiki varios años, recibe los cinco ideales del Reiki. A pesar de las palabras un poco anti- cuadas, quizás, estos ideales son perfecta- mente válidos en el día de hoy, y su puesta en práctica representa un sis- tema de curación física, mental y emocional en sí misma. Afortunadamente, los ideales sólo son esto, IDEA- LES, y la fuerza y la eficacia de los tratamientos de Reiki no están condicionados por su puesta en práctica. Antes de morir Usui

deja a Chujiro Hayashi, uno de sus discípulos, como principal responsable de continuar su actividad en el Reiki. Hayashi es importante para nosotros por dos motivos: uno es que él ha abierto la primera clínica de Reiki, en Kyoto. Gracias a esta clínica, el Reiki, su funcionamiento y sus efectos han podido ser estudiados de una manera “académica” y muchas de estas informaciones han llegado hasta nosotros. El segundo moti- vo es que Hayashi ha estructurado la enseñanza del Reiki tal y como la conocemos hoy en día: de una enseñanza tradicio- nal donde el discípulo tenía que seguir al maestro aprendien- do poco a poco, con Hayashi todo se aprendía en su clínica en tres etapas o grados. A esta clínica de Reiki llega, en 1935, la Sra. Hawayo Takata, procedente de las islas Hawaii. Llega a Japón en una situación familiar difícil, viuda, pobre y muy enferma. Gra- cias a los tratamientos de Reiki recibidos en la clínica de Hayashi, al cabo de cuatro meses está perfectamente sana y las enfermedades que tenía (corazón débil, cálculos biliares, apendicitis y un tumor) no son más que recuerdos. Recibe el

28

masaje

/

verano

1996

REIKI:

Un

sistema

de

sanación

y

curación,

y

algo

más

 

A

 

e

e

 

e

e

i

ie

e

e

e

primer grado y, después de un tiempo de práctica en la clínica, el segundo. Vuelve a las islas Hawaii donde, en 1938, va Hayashi de visita y le da la ini- ciación al grado de Maestro. Poco tiem- po después, en su último día de vida, Hayashi da a Takata el título de Gran

e

e

e

ie

iee

i

 

A

e

i

ei

el contrario, lo consideran negativo. Por nuestra parte, pensamos que cuantas más personas practiquen Reiki en el mundo, mejor, a nivel personal y a nivel del planeta. Cuando se habla de Reiki siem- pre se utiliza una palabra: canaliza-

Maestro, de máximo responsable, para que, a pesar de los acontecimientos que iban a suceder,
Maestro, de máximo responsable, para
que, a pesar de los acontecimientos que
iban a suceder, el Reiki siga en el mundo. Hawayo Takata, a
su vez, dedica su vida entera al Reiki practicando y enseñan-
do ese sistema de curación en las islas Kawaii y sobre todo en
los Estados Unidos. Todo lo que sabemos en este momento
sobre el Reiki lo debemos a ella, puesto que después de la
Segunda Guerra Mundial no ha habido ningún otro maestro
iniciado por Hayashi que se haya manifestado ni el Japón ni
en el resto del mundo. Después de su muerte, en diciembre
de 1980, quedan 22 Maestros de Reiki iniciados por la Sra.
Takata, entre ellos su nieta, Phylis Lei Furumoto que, poco
después, ha sido elegida Gran Maestra.
Gracias a estos Maestros, el Reiki se estaba difundiendo
cada vez más y, puesto que es tan fácil de aprender y practicar,
cada vez más gente se estaba iniciando y lo estaba practicando.
Automáticamente, ha tenido lugar un proceso de diversificación
y adaptación del Reiki a la sociedad moderna, como respuesta
a las necesidades de la gente que la compone. Como conse-
cuencia existen ahora en el mundo varias ramas, o escuelas, de
ción. Esta es una noción importantísi-
ma que expresa la diferencia básica entre
el Reiki y las demás técnicas de curación (sean por imposi-
ción de manos o no). La persona practicando el Reiki, es tan
sólo un canal de pasaje de la energía. Es cierto que muchos
sanadores se consideran un canal y esto está muy bien porque
realmente ésta es la actitud a tener a la hora de sanar y curar.
En el Reiki, la noción de canal recibe una dimensión aún más
profunda en el sentido que el practicante no necesita ningu-
na forma de concentración, no necesita un estado mental o
emocional especial. Simplemente, tocando un cuerpo vivo