Вы находитесь на странице: 1из 1

“EL SENTIDO PRÁCTICO” de Pierre Bourdieu

CAPÍTULO 3: Estructuras, habitus, prácticas

Luego de haber escrito varios libros de índole sociológica y teórica, Bourdieu en “El sentido
práctico” busca más bien buscar aterrizar un poco la búsqueda intelectual que se estaba

generando desde la producción académica social. Como autor inserto en la posmodernidad


plantea sus conceptos desde otros cánones y aunque use términos ya usados y desgastados
por anteriores autores dentro de las Ciencias Sociales da un énfasis distinto e influenciado por
otras corrientes y disciplinas. El concepto de estructura para Bourdieu rompe con la idea de
estructura estática, subyacente, absolutamente abstracta y mental, coercitiva y que proponía
inherentemente a esto una falta de agencia, cálculo y estrategia de parte de los actores
sociales. La estructura para este autores parte de un circuito cíclico inherente a toda y cada
sociedad o grupo social, es por lo tanto variable dependiendo de la sociedad o grupo social al
que nos refiramos. Es lo que moldea las prácticas de los actores dentro de este grupo, pero a
su vez es lo que es moldeado por ellas mismas, y ambas, la práctica y la estructura están
relacionadas por un concepto que acuña: el habitus, y por la historia entendida colectivamente
e individualmente. Explicando mejor este entramado, el habitus es la forma por la cual la
estructura opera sobre la práctica de las personas, sobre su acción y no acción. Es el modo por
el cual la estructura se naturaliza. No es una estructura que impone obediencia, con el habitus
se genera una especie de diálogo entre las prácticas y la estructura. El habitus brinda la
plataforma sobre la cual descansan las infinitas posibilidades de acción de las personas dentro
de un grupo social, permiten el cálculo consciente estratégico de posibilidades y
probabilidades dentro de las acciones a optar en el presente para un futuro. Dichas decisiones
que se manifiestan en prácticas reafirman lo duradero y transferible del habitus, la estructura
que estructura, y la reproducción social. Bourdieu relaciona la probabilidad objetiva y la
esperanza subjetiva las personas. Entonces puedo atreverme a decir que relaciona lo dado,
con lo tomado y con lo optado; acá establecería una comparación con la propuesta de Hegel
para comprender los ciclos en la historia; donde se acciona siempre sobre un

pasado actuante (el “en sí” y el “para sí”). De una búsqueda de la comprensión de lo social no
desde lo externo sino desde una dialéctica entre éste y lo interno, entre la conciencia y
lomaterial, donde la Totalidad o el Espíritu universal, la Estructura, “es un proceso superador
que preserva lo que supera”, se autodespliegan y se manifiestan en el Espíritu de los pueblos y
en la realización de las libertades dentro de éste. Estas estructuras que generan un habitus que
moldean prácticas, en el sentido brevemente explicado arriba, se manifiestan también en este
circuito mediante instituciones y conocimientos. Estas brindan el sostén de la interpretación
de la sociedad, y de la realización de prácticas concretas mediante la constante negociación,
aceptación y legitimización de normas y formas en el espacio y tiempo