Вы находитесь на странице: 1из 16

MANUET MARiA DIEZ

4 i
C,on Ia colaboración <ie
TOI\IÁS HUTCIIINSON

PLUS ULTRA

MAI,IUAilE
DEREC
ADfvtlt.üIST
CONSEJO NACIONAL
DE LA JUDICATURA
DECAPACITACION
ESCUELA TOMO Tg
F)i:,:
ttlffiiilllilfllilililll -::-,
j,¡^fr
i-:
-':
i,Í gli''-'u''-"
" t a t í C i t ,.ill
\1,i,,. .. ¡r il!
!".-'.- 1ij;úJ,\:a,. :
'"c:;¡:;g¡';-": .-"
C..rpirv¡-r¡ I

Dtr LOS SERVICIOSPÚBLICOS

1. Consideraciones generales
La noólón clc scr.viciopúblico. (lu(. cs fur.rclanrental en derecho
cs
rrditii¡istr¿ttjr,(), ¡ua clr,las lr/rs clis-uti<lrLs. l)osilllcmente tlo existt: u¡ir
nocirili c¡ iclea ntás in.rpt'ecisa(luc la rt'latir';r rrl scl'viciopúbiico. Se trat¿
de unii nocióIt fugaz.-clificii cic ctltlclt:tal'('n rllrrl cleijniciónr. Por lstC
motivo señala un autoL clue las Dociotresclc' scl'r'iciopírbiico soil t¡n-
:.
tas corno autoles se hitrr oriupado de él
Se pueden -scirrilu'ii'csr'lil'eccjr)lrcs ctuttrttl li l¡, t-iociónci¡: s'-'l-
('11
vicio núblico:
otl L^ clue consiclcra colno servicio pitblico toda la aciividacl <iel
Estado debc scr asegur,ltlo,reglado ',' controiado
"uvo "rrr]]plimiento
'¡rcr los gobelrrantes.
"Lo
¿7) qn" consicler;rc()r].lostr.r,icio piiblico tod¿l la ¿rctividacide
j¿r aclministr¿lqirilpública,
c) La que aonsi<ierac:orlroserr'icic pír'blico una liarte dc la at:-
iividacl <ie ia ad¡rinistración lrírblica.

2" Concepto orgánico y funcio¡¡al de ios servicios públicos

De ¿icueiclo co¡r el criterio c¡ue consicier'¿tel servicio pútriico co-


¡no parte de la actividad adrnirrrsii'atiVa.colresponde consiclerar el
concepto orgánico )' el funcional,
Ei conópto oigánico atiende. para defini' al servici¡ púbiicc, a
ios órgiu.ros
- ri entes-clue integran i¿i acinliitistr¿rciónde un Estado. Se
noctrá ciecir, enion""i, q.," io¡ ics instituciotresrje inieré.: general
cok;caciasbujo Ia alta diiecció¡ cle los gobernilntesy destinaciasa sa-

1 ViC. \I/ALINE, Ni., Lu noció'u ríe setoicia ltí¿biico, en La i-ev, t' 75' páus'
495 .r'
'2 sig.; vid.. tLrmlrién V'/ALINE, lr'1., Drcit adníni,;t.ratif, op c'it.. páq,62{)
i j c l . A L E S S I , F , . . L e ' i ú ' e s i a r i o ü i a m ñ i n i s t r e t i a i ¡ ' e s ec í ' p r i u t i , M i l á n , 1 9 5 6 .
;rá;. ?.
-

10 ]tl¡^*unl Nl¿ní¿ Dtsz M¡¡cuAt DE I)ERECHo Ar¡l¡rxtsrn¡r¡vo 11

tisfaccr las nccesidades colectivas del público 3. En esta concepcióu I,a noción de se¡vicio púbiico comprende, como v€remos' cierta
orgánica, la expresión "servicir¡ público" es utilizada para dcsignar utr narte de la actividad de la administracién, dirigida a satisfacer €l in-
7. Se traslada en esta forma el conc€pto de servicio pú-
una ¿rctividad sino una orgrrnización, vale decir el aparato adminis- íerés púbiico
-d"ruttoliado
trativo del scrvicio y el orgar.risl¡ro(lue Io dirigc. Así sc dirii que un Lli"o en las ciencias económicas y financieras al campo
hospital constituye t¡n selvicit¡ público i. iu¡ídico.
'*--Cánui"oe,
La doclrina orgánicir ha sido criticacl:Lpor su dernasiar'lacxten- antes de llegar a la noción de servipio púü1ico, analizar
sión, ya quc el conjunto orghnico cle la administración pucde no pres- Dreüamente otros conceptos como los de funqiÓn pú$üca, servicio
tar ur selvicio público. iocial, servicio público virtual, etc', para poder llegar a una rnayor
En curutto al critelio funcional, se bas¡ cn l¿r actividatl que de- Dr€cisión. Eüdentemente, el Estado tiene que realizar ciertas fun-
s¿rrrolla l¿r adl¡rinistraciórr y llo en los ór'ganos que ia cornponen. El iioo"t esenciales que son inherentes a su caiidad de tal y que no se
clemento eserncial,entonces, es la ¿rctividncl y no la organizaciór.ro concibea sino ejercidas di¡ectamente por él mismo. Por eiemplo, Ia
lir enrplc'sirtltrc la realiza. defensa nacional, el poder impositivo. la seguridad en €l interior.
De las dos teorías, la orgánica y la funcional, ha prevalecido la Tales funciones del Elado deben estar siempre a cargo de éste. No
tcoría funcionir Jen el sentido de que para que exista un servicio público puede concebirse qu€ sean encomendadas a los ¡rarticulares,- ai sul¡
debe haber cierta actividad de la administración o, en algunos su- Ln carácter de concesionarios, pot ser indeclinables e indelegables,
puestos, de los particulales, quienes realizan trn servicio público bajo Naturalmente, el ejercicio de estas funci'ones, que son €se¡ciales para
la forrna dc una concesión. Así, por ejemplo, el de los transportest. el Estado, trae aparejada para la administración ia disposición de po-
deres iurldicos más intensa, pudiendo imponer a los particulares pres-
taciones personales: así el servicio mütar obligatorio, o pecuniarias
3. El servicio público como parte de la actividad
medi¡nte el estabiecimiento de impuestos o limitativas de la libertad
. de Ia administración índividual en ei ejercicio del poder de policía' Por lo dernás, la .po-
sición de ios particulares frente a ia administración, en el caso d€
La administración puede realizar distintos tipos <Je actividades.
que éste se balle elerciendo una función pública, es di*tinta de 'l'la de
Puede emplear su actividad en proporcionar una utilidad a los ad-
iquellos en el supuestc en que la administracién realiee un seri¡icio
ministrados, sea de orden jurídico, como por ejemplo el servicio de
púbhco. En este últi*o caso, los particuaires se encuentl?n en calidad
.inscripción en el Registro de Ia Propiedad, sea de orden económico-
le usuarios del sen icio, mientras que cuando la admi¡rlstración epr-
social con relación a las necesidades físicas, económicas e intelectuales
ce su función pública, ia situación es diferente' De ello eierivan im-
de los administrados, asegurando el servicio de transportes, el servi-
poriantes consecueücias en cuanto a la naturaleza iurldíe¿ del vfncu-
cio dc alumbrado público y el servicio de transmisión por radiodifu-
io entre la a<iministración y ei particular, el <ierecho al serl"ieio, ia
sión o por televisión, etc.o.
resnonsabili<iad
" de aauelia. etc.6.
3 Vid. ROLLAND, Dro¡'f adminis.tratif. grands seraices publits, pág. 16;
Podemos deci¡, en resumen, que en la actividad de la adminjs-
BUT'TGBNBACH, op. cit., pág. 57. iración €s posibie distinguir la iunción púbiica dei servicio pirblico'
4 Vid. LAUBADERE, Traité elémentaire de droit adntinisf,'r¡fif, op. cjr.. r. il'lient¡as en ia aciivi<iad del Estado la iegislación y la iusticia se c?.-
I, pág. 518; RIVERO, op. cit., pág. 369; SAYAGUES LASO, op. cit., t. 1, pi.q. 58;
racier-izar siempre por sei' el elercicio <ie una función publica. la ac-
LA\4ARQUE, J., op. cit., pág. 49. Este autor i¡greg;¡ el concepto form¡il del servi-
cio público que se refiere al régimen jurídico aplicable. tivrcad a<iministrativa comDrende. además dei eiercicio tie la función
6 Comp. LAUBADDRE, op. cit., t. l, págs. 518 y sig.
6 V¿ ALESSL, Diritto amminlstratioo, op. cit., t. l, pág. 23Sr GARRIDO en que la ac:uación económica empresarial es asignada a la a¡iminist¡ación, que
I¡ALLA (Tratado de de¡echo administrdioo. op. cit., t.2, pág.307), lr,rce rrru dis- aaúa moviria por ¡azones de i¡terés púbiico. Vié, MAiOIIANG, JOI1CE "La in-
tinción entre la administración jurídica o policía y h aclministraciórr local. Agreg:r tervencióq a ioi mercados mayoristas y el servicio prlblico", ec Ei Devrcho, t. 72,
que desde Ia mitad del siglo XIX hasta nuestros días se ha incrementado l¡ admi- pág. 835.
¡ristración social 1, que pueden distinguirse en este sentido tres etapas: a) le ad- ? GUARE.STI, J. J. (Los sensicio¡públicos, er La Ley, t, l'f pá.s" 8Cl8)
ministración como prestadora de servicios asistenciales: beneficencia, si¡nid¡d y ¡oa¡ifiesta que ia caiacierística funtiamental de! seryiclc nrlbligo es qrie c--stádes-
educación. b) La administ¡ación como titula¡ de servicios de carácter económico. ij¡ado a saiirf"""t necesidades e:<perimentalesde manera ¡rpjfg¡ns po.' ios inói-
En este supuesto el Estado se hace cargo de la explotación de estos servicios v parr viúuos. Lg satisfaccióq de necesidádes 'jt experimentación u¡ifcrme requiere un
sortear ia (lificultad teórica, qne durante lir vigencia del Estado ljberal habí¿ cle '¡inculc di¡ecto e¡tre ei operante y quien las demanrla. Por ello el Estaiio hebrá
representar tor-lo intento de atribución de este sevicio a ia administración públicLr, de asiablecer ies condicioDes en que se presiará el servicio y creai¿: un régimeii
se recr¡rrió a Ia fórmula de la concesión. En esta forma, Ia explotación del servicio de pclicía
- para 'rigiiar su cumpiimiento. -
está en manos de un particular pero el titula¡ del mismo es l¿r ¿rdmi¡ristrrtciírn. s Vic. SAYAÓUÉS LI'SC. ?'ratatio de d'eretho cd'minlsttÉiaa, op. cit., t. i,
c) La administración como gestora de ernpresas econémicirs. Sc trirtrr dtl supuesto pígs. 56 -r' sig.
L2 Me¡¡r-¡rl M¡nÍ¡ DIez lvf,rNu¡r, pe DEnEcno ApurNsrn¡l:rvcl l3

pública, el de los servicios públicos. Es necesario limitar el concept' telegramir, etc. En los servici<.rss<¡cialesla prestació¡r es distinta. A
de servicio público solamente a algunos aspectos de la actividad ad- u."á ," linlita a la entrega de uua sunra de dinero, por ejemplo en
ministrativa y contraponerle el concepto de fulrción pírblica conto for la iubilación <.¡en la pensión o de cosas materiales como de ropa o
ma superior de manifestación de la misma actividad. de comida. En otros casos consiste en el cuidado de las personas,
El servicio público representa, en cambio, una actividacl material asistencia méciica, asilo para ancianos o en el desarrollo de los co-
y técnica puesta a disposición de los particulares para ayudarlos ir la ¡locimientos,servicios dc cnseñerlza.Esta diferencia en la naturalcza
realización de sus finalidades e. <le la prestación comporta, se dice, un régimen jurídico distinto en
r n u c h o sc o n c e P t o s l r .
En nuestro concepto, los servicit¡s sociales son servicios púbiicos,
4. Servicios públicos y servicios soeiales ya (jue consisten cn prestaciones que hace la administración para sa-
iirf"""t una necesidad de interés general. Existe una actividad que
Se distínguen en la doetrina ll, los scrvicicls públicos de los ser- la administración ha de prestar directa o indirectamente en benefi-
vicios sociales. Estos servicios se realizan para impulsar el desarrollo cio de otro suieto determinable y en ürtud de una ¡elación itrrldica
de la cultura, la salud púdica y el desenvolvimiento de la previsión de naturaleza obligatoria. Podríamos decir que los servicios sociales
social. Para cumplir esos finés deben organizarse servicios adminis- son los servicios públicos asiste¡ciales, como la educación, la asisten-
trativos especiales. Existen servicios sociales muy . variados, como los cia hospitalari&, etc., que los particulares no pueden prestar por el
de enseñanza, asistencia médic¿, previsión social, bienestar ec.onómi- sistema de l,a concesión, procedimiento que se utiliza solamente para
co, etc. Estos servicios sociales se caracterizan por estar dirigidos a los servicios prlblicos de carácter econórnico. Esta diferencia, y otras
obtener, en forma inmediata, un mejoramiento en el nivel de vida que hemos señalado, no impiden que los servicios asistenciales sean
de Ios individuos, especialmente de aquellos que se . encuentran en verdaderos serviei,os públicos.
condiciones menos favorables. No persiguen fines lucrativos y son
generalmente deficitarios, Io que da origen a que se establezca un
régimen especial de financiación, ya qué sólo pueden desenvolverse 5. Servicios públicos propios -e impropios o virtuales
mediante el establecimiento de irnpuestos'o cóntribueiones especia-
les. Evidentemente, Ia realización de .estos servicios constituye una I-a doctrina ha dividido también los servicios públicos en pro-
actividad del Estado pero la intervención estatal no excluye la áctua- pios e impropios o virtuales 12, entendiendo por servicio público pro-
ción de los particulares, quienes pueden también mooers" en este pio aquel que presta el Estado directamente o por concesionarios y
campo dentro de los límites que les fijen las leyes. En esto la doctri- por serücio público impropio aquel que tiene de común con el pro-
na djferencia los servicios públicos de los servicios sociales, va que pio la satisfacción, más o nrenos co-ntinua, de necesidades. colectivas.
par-a explotar los segundos, los particulares actúan eierciendo r., áu- Dero no es el Estado quien lo presta ni lo concede sino que tan sólo
recho propio y dentro de los límites que fiian las leyes, mientras que lo reglamenta r3. Así sería servicio público impropio el servicio de
para efectuar un serücio públic'o los particulares requieren necesa- taxis de alquiler y el servicio de farmacia r{.
¡i'rmente r¡na coneesión o un permiso. se sostiene que los servicios La teoría actual del servicio público virtual entiende que cuar¡-
sociales también difieren de los servieios públicos án cuanto a ios
11 Vid. SAYAGUESLASO, Trof¿¡ lo de ilerechoailninistratíoo,
op. cit. t. tr,
principios que rigen p,ara la admisión al uso de los mismos, yÍr (lue
pág. 77 y sigs. 'Vjd. también BERNARD, en Reute d¿ D¡oit public et d.e la
en ciertas oportunidades su utilización está restringida a determina- Scíen¿e?Dlitiqu¿,t. 75, 1959, No l, pág. L22 y sig., que señala que en el
da. categoría de ¡rersonas, por eiemplo on los tup,táttor de asistencia crréúNaliato,del 22 de enerode 1955y en el utét Berry del 13 de enerode 1958,
médica hospitalaria, qne si preita iólo quienú carecen de medios el Tribr:¡al de Conflictosestablecióque los sen'icios socialesno €ran serücios
económicos. En los servicios públicos, la" piestación que se ofrece al públicos y qtre las relacionesde éstos con los usuariosestabanregidas por el
derecho privrrdo y daban lugar únicemente a un contencioso judicirrl.
usuario es de carácter material y está por la realización de 12 Los o¡ígenes de amb¡s expresiones son distintos; mientras la cltegrrría de
un servicio o el uso de un medio técnico."onsütnida
suminist¡o de energía eléc- servicios públieos impropios rest¡lta de las investigaciones de De Valies. l,r cle lt¡s
trica, de agua corriente. de utilización del teléfono, transmisió-nde un servícios públiccs virtuales recuoceh como origen la jurisprudencia del Conseio
de Estado francés y los comentarios que de Ia misma nos ofrecen los autores fr¿rn-
teses (vid. ENTRENA CUESTA. L,.,'El servicio de taxjs", en Reoist¿ cle adtti'
o
Yil, ZANOBINI, Diritto ammintst¡arioo, op. cir., t. l, pág. 14; ALESSI, ttístración ylblica, op. cit., Ne 27, póg. 32).
,
Le r'1 BIELSA, De¡echo administtatioo, t. l, pág. 459.
l)rest1zioniamminis-t¡atid,opr-"jt., pág. 4; comp.VITTA, op. cit., t. l, pág. b;
GIANNINI, op. cit., t. l, págs.-ll4 y iig. ti S,rlrr,' r'l réeimen de las farmacias en Espirñ'r vid. GONZALEZ PfinEZ,
10 Vid. SAYACUÉSLASO, op. cit., t, t, píe. 1.. ,\yteñuru y traslado de famtacias, il{edrid, 1966.
Tl.
T-
M¡uu¡r- DE DEnECfio Aor'rlx¡srn'rrrvr.r t5
14 lU.lNUnr N.l¡nÍ,1 Dlsz

r l r r ea t i c i l d t ' t ' l s < : r v i t ' i , t


do una actividad presenta un carácter suficientemente claro de init'- c s t á n e n c r i s i s : s o n l o s r e l a t i v c ¡ si r l a p e r s 0 n a
rés general y ella no ha sido erigida por ley en servicio público, cons- y'' al régimen
--E.r''a,,unto (lue lo regula'
tituye, sin embargo, un servicio público virtual. Permite a la admi- a la pc:rsona11u. presta el servicio, no es solllnent('
nistración imponer, en ciertas condiciones, al particular que la dirige, Io Porl eso hay rlur; decir ([Lrees_un ser'icir¡ Drest¿rcitr
"J-inirt.ación. En algunos casos los
las obligaciones de servicio público. álr"",u o indirectar¡ente por la administt*"ión.
Entendemos que no corresponde aceptar el criterio de servicio pueden prestár rrn servicio público, por cjc'rpl. lln c()n-
f"rti""tut"r personas iurídicrrs
público virtual, por cuanto, dé hacerlo, la administración podría, en cesionario, y en otro.s S.puestos puede irata'se de
cualquier momento, crigir en servicio público cualquier actividad pri- no e:jtatale; que pt'erstallciert<ls servicios públicos' -
jurídic<r
vada e imponerle la reglamentación que considerase apropiada, en lrero lir críticir r.Ilásgrave crir la quc se.refería al r:égirnen
perjuicio de los derechos del administrado. cl"l derecho piibli"o y ello. porque con la apariciórr de los
Cerecho pir-
Se dice también que cuando el particular se dedica a ciertas lla:m¿dos servicjos pí,Élicos ináustriales y comerciales, el
"rp""i,,t
;., fuc Ia ún^ica cliscipiina aplicable para regir-los. Ello es asi
aetividades que pueden interesar a la colectiüdad, corno en el caso ;li;;
sr,rvicios púbiicrx industlirllcs 1' c<lmercialt's se. rigen par-
de las farmacias o de los .mozos de cordel y muchas obas similaies, Dorqu(. los
el tlerecho pIt-
no está prestando en manera alguna un servicio público, aunque el ..iulrn""a" por r.l der',.tlru Públic'o v prrrcinlrrrcntcpor
cleI Estado (lue prcst¿ll scrvicrt-¡s
contrql que el Estado eterce en el servicio puede interesar al público, vaclo. Entr e nosotros. ias ei,i-rpr.cs:-ts
en mérito de que mediante esa ügilancia se evita la comisión de p,,líi"ot inclustriales)¡ -cotlle;iales se rigen parcialment<r 1¡or el de-
pdvado r7. I{altrá qtrc
abusos en las ventas. Podría el Estado reglamentar ese comercio y iec¡c, públi.o 1. 1r"rciolmc'tc por ci clerech.
aun fijar precios pero todo eso no le da¡á la característica de un conciuir, entorlccs, i¡ric lir ldca ile rógilrien cxorbitrrntc del derecho
(lrr('
servicio público ni aun impropiamente considerado. Los llamados público no es inhcrel}ir a ia dcf inición clc scl'vicio público. Vi1
pírblicos poI las elrpICSils clt'l F's-
servicios públicos impropios se ban denominado, en doctrina, acti- existen ciertos servtcios ilt'cstacitls
el clerccli<t públit'o sillo (rr1('
vidades indiüduales de interés público 1ó. tado, donde no se aplica exclusiv¿]m('tite
Para prestar los llamados servicios públicos impropioS o vir- lij"tr p"t"i.Lnt'ntc <ji dctechn pirblíco 1' el dcrec'hoprivtdo'
tuales se requiere una autorización, sujetándose el autorizado a las
medidas de policía que imponga la adminislración. La suieción que
7. El monopolio como elenlenlo de! servicio público
deben aceptar los autorizados no bagta para transformar su actividad
e_n servicio público. Se tratará simplemente
-iuridico de una acüvidad priva- se ha sosteniciorlur: el selvicio pírbiico sc car¿lcierizab¿r Dci'r'l
da de interds público. El rEgimen de los servicios pútlicos nro¡oociic, es decir 11¡c el ¡ro¡opolio crÍr uno de ios eiettrerttg:; ¡iuc
es distinto del de los servicios de interés público 10. ser.¡icit-. priblico r'e ,;.'¡1ii¡ ¡1¡'ct'-
había^ de inteilcnir en i, nocióJ cie
s]rio pa|a la ¡,icsirrcióu del sr-l'vicio.toda YCZ (1u('i-a librc coÍrlDer"t'tr- '
6. Crisis de la noción tradieional det servicio público ci¿ es ntatcri:Linrinic inr¡tositrl<'.Elio oCLil'l'{'teniendc¡('n cucnts iilrf
ei serl'icio debe utiiizar éi citiiilinio púbiiic' p'r'i rjoci.,t'fuucioi-t:Lr':1r'i
De la noción t¡'adicional de serücio público surgen tres eiemen- e.ienipic,lcs ferrocaruiies,ios se¡viciosde g¿rs.ie electricicllc,,tje a¿rrit:;
t o s : 1 9 ) e l f i n q u r . c l s t , r v i c i op ú b l i c o c u m p l e ; 2 9 ) l a p e r s o n aq u c l o c i : l . l i < 1 n r . :r: i.l . t l l é í o n o i . n e c ' c s j t a ni n s r l ' i i l l t ' j r ' l c s .c a ñ e r i a s .i i n e ¿ r : ro
atiende;30) el régirnen <1uelo regula, I)e estos t¡es elemeatoi, dot postes cn t:l d,cminro púlllico
E¡l t.l'¡licl¿¡.cl esi¿ tesis clt'i t]litrropoliop:irá car¡.rctcrizaiel st'rvit i't
15 Vid. SAYAGUESLASO, op. cit., t. l, páS. 86. Añadeestc autor que se púbiico no nos Darece aceptablr'. E-11-o es asi porqtre ett muchrls opor"
-loi
utiliT. e-staterminologiaporqrre la posición de particularesque ejercenestas
actividades es distinta de la que aquellos que expl&an servicios pírhiicos. Mien-
iunidades ,.' r"álir" el scilicio púb'lico ei.i foLln¿ colnpetiti'''a v ttr¡rl
tras.en el p-rimer caso eiercen un derecho individual aunque sujeio a reglamen-
ta¡ión, en el segundo no pueden actuar sino en mérito a ,rna'con""sión- de la 1? Er realidacl este problema teníe un;i inrpoltancia fun<iarnentirl en Frarr-
,ic¡t'-
administración. De allí la diferencia de resioenes. cia. nn orre después del aiét Blanco l¿r idea de sérvicio pírbiico crtnrpl':. er¡
16 En ios servicios públicos concedidos, la adninistración
fiiará l¡s tarifas cho aciminist¡at]vo francés, una función específica; ia clelimitación <iie cl:trpeiert-
pÍrblico peril ac!l-
y si se trata del de transportes, los horarios, el lugar de prestación del servicio, J,].ii,ii""lona1es. Se tomaba entonces como base ei servicic
habrá control del material rodante, sancionei por Taltas e-n el c,,,n¡llirniento <iei ",i.t c no a la iurisciiccióil contencios¿. Entre ¡osotros cl qr-oblema c¡.rece de ¡rrr-
,liL
p o * r ' , l " i n , " - u n q " " i o i . i " ^ á . t s e " ' i c ¡ o 1 - ' Í i l l l i c or l o s i r v r < 1 eh r s e p a r t d - i s t i r l g r r i r ' l l s
-seTvigio_'mientras que un servicio de interés público, el de taxis por ejernplo.
habrá fijación de tarifas pero no se establecerá- el lugar de prestaciÁn del servi- ;r;;i;;-i";'é" , r " " i e n d r á c o r r r p e t e n c i ¡ ,t , i t r i i r u n ¿ l < ' r r l o c o ¡ i e n c i o s o - ¿ i r - i ¡ n i r , i s i t i i i í r ' .
cio. Adernás no están obligados a realiz"rr todo el trinsporte- que sc les sr¡licitt,, c .^l t¡ibunai en 1o civii.
como debieran hacerlo si se tratara de ¡rn servicio pirbiico (alg. rrrt. 2f)1, có.1. 13 CORDII,l,tj, -E.r¡r¡djo.rt!¿ dtrecius arinti¡tisiratittc. Rtretros A^ires, 1g(tjl.
Comercio). r ) i i ¿ - - .4 i s i ' ¡ . : Z A l i { i i 3 I l ' J L o ; - - .t i t . ' i 3 . p r i t : r ' 3 ( i ? " ' s i e '
"'
t6 M¿¡.run¡.M¿nÍ¡ Dnz trl¡¡ruar. u¡ llgnricgo Aotntlstsrnatlvti 17

usando el dominio público. Así el sistema de auto-transporte de me-


diana y_Iarga distaicia. ros servicios que prestan esos auto-t¡anspor-
tes tendrán incluso tarifas distintas, de acuerdo con Ia bondad dcl
servicio proporcionado, lo rlue prueba rlue evidcntenlente nos encon-
tramos frente a un servicio en competencia.
Por otra parte, existen muchos servicios públicos qucr son pres-
-
tados por el Estado en concurreneia con la aótivldad de los particu-
lares para suplirla. Así el servicio público de la educación, de sani-
dad, etc.re.
Habrá,- pues, ciertos servicios públicos que se prestan di¡ect¿-
mente en forma de monopolio por el Estado, por ejemplo el de co-
rreos, o por los particulares y otros servicios pÍrblicos que ser prestan
en forma de concurencia por el Estado y loi particuláres o po, lo,
párticulares solamente20.

8. Noción del servicio público

Ya señalamos también que los servicios sociares eran verdade¡os


servicios públicos: los servicios públicos asistenciales. Hemos elimi-
nado los servicios públic,os impropios o virtuales por las razones que
-que
dimos oportunamente. También bemos señalado ,el régimen lu-
rídico especial de de¡echo público y el móno¡brio ,ro'""orrstituí"',
elementos del servicio público.
Hechas estas b¡eves . digresiones
¡rodemos entrar en la noción
conceptrr¡l de servicio. público dicienáo que ei la prestación que
efectúa la administ¡ación en forma directa o indi¡ecta p"r" oti*"-
cer una necesidad de interés general¿r. De esta definiciói¡ se deduce
<1ue los elementos de servicio público t son tres: a) prestación
de
re Vid. GARRIDO FALLA, op.
_
.ñata cit., t. 2, pág. 322, nota 29, pás. 390. Se-
esteautor que el monopoliono e¡ nota á;,r1'd;l#;i";húíi"?
biao una nec.esiá¡d*o"ó-i"a.- cliéóñ-v*üAiiñ,'ü.';i- .ino *e.
y sig. il"i,'"**.. zrs
I21 !gpp"o. RIVERO, óp. cit., pág. 3ZS.
CUARESTI {op.. cit.,.g1 I-' Lev, t, ZB, pág. gl2) enseñaque .las ca-
racterfsttca¡de lós seilci* óUbil"o, ;"il' jguieotes, -C"ñ¡i"vel'ü"
l) Sastifacenuna nece_
sidad sentida de manera,.uniiormepor to" ¡",¡""¡¿lo.l) :e ":,':'illa= il.ep€¡toirc d¡ D¡oit Pul¡lir e¡ .':í:rinisria:ii, cp. a:t.. i 2. ;.-':-¿.
i"1:.;;:,,
siüdad y no rT monopolio,porque-quicn-lo presta no puode restringü "r"lr,_
Ia oferta tj,ilbién DE VALLES, l'.., ! sentktí ttubl:\ic!, *. "?rr*c T:at:riú t'tt:-
a,:l:,.''l:.¿.-,
ni aum€r¡tarvoluntariamente. el preció.
-precio,3) El-Ffb¡; *í"bt"*-ñ;iidi"iooo ,,1,1¡,,,¡.lg I'iiitto li¡r¡rninistraiivo it¿rh.r¡u, a cu13, de '¡iüTCF. i,lr':1iü-.ill Ü¡.-
y h
de su prestación: á*"t.{.úr,*"jáL- a"t :,,:.lilG", iviiián, 1936, vol. Vi, parie l'r, pág. l:8';). riás diii;:l ..'" t¿ie!*¡;:iu-¡3r
:$.:lid"i:. f"tüJuo.i"
seryrclo, etc. t::::i¡: d"+ "púbiicos'", ye que p'¡ede referi¡se, sea de1 fin qut ¿' ¿:¡r4cie cul¡-
u La loctrción "servicioú públicos' pi.s, e*t d" iu p"trotrl iue-lc atiende, sea de i¿_manera como ,se ;:'r:r:q sea. del
. 6e crmpone do dos palabras: ..servicios,'
,v."públicos" v_los autor* se han dado a"l.-ilñ1.-ár"áí"ti'i" ambas pa- iégim"" q,re ió ¡eeula. (Vi¿. GARC1A OViEDG, C., ü-e¡ec'nac.i::ti:¿ia¡uiioo,
labras. I,a-palabra "servicios- designa ;a " ;ü;¡;d"';;ñ;ild"
nlos e ¡n_ i,üd.riC, 1b43, t. li pág.'99; LAUB,\DÉRE, Sertitces pvbiice ei ce¡''c¿ssian de
jl que Ies común. t"-uré";;;J; seri,ices publics, en DALLOZ, op. cit., t. 2, pág. 888.
:S._uJ .es una
pllaDfa rm organismo'. ""táá*'"üp."idido, ;6 GARRI'DO FALLA, óp.- cit.. t. 2. pág. 317, per eso dice_q*e el servlcio
:ra. empresa, uD cuiunto de ",,
medios teüie¡tes a un
crerro rln permanente Dor Ia puesta en funcionamiento de
estos medios. Ningu¡a públicc es una actividad Ce piestacó¡ dirigida a proporcional t4lqld a ios par-
dificultad real deriv¡ áe esa^dualid;¡.-ñ;;¡r"ente ambas nocrones-'coinu¿en, que üeae iapuesta ceba!0aentepor rasones do iloterÓspúbl¡cu'
Ecderes,-AiESSi,
consíderando otre el servigo-activiá"¡ otá ;*"rrdo por el servicieorganismo. ?.4 Dirifto c¡nrmlnistratioo, op. cit., i. 1' págs. 331 y sig'
(vid' LAUBADÉRE, ANDRE de, seruicii-prrbúii-á 2r vid" DUEE y DEBEI]RB, op. cit., pég' 535.
í"*ñoi'ü'ii"¡u, ou-
-_

19
]¡i NI¿INUEI-
r\f¡ni¡ Dlez. N{¿¡¡;¡¡- DE DEREcHo AoruNrsr¡¡nvo

en todas las
que realiza la prestación. si se hace en fornia indil cr.tiL.iu r)r(,stri. -{hor¡ bien' la idea dcl interés general se encuentra
elias o no scrvicios púbiicos' y en este
ción se lleva a cabo a través de ios administrados, v¿r s('.,1r,,: ést,,. ¿"tir;áaá", pirblicas, sean e11.interés general'
deben obrar siempre^
actúen en forma indiviciual o bajo ia form¿r de enrplcsrr.si sc trirt¿r seniido los agentes público' no.es mono-
c l e u u i r p r e s t a c i ó n d c c a r i i c t c r e c o ¡ r í ¡ n r j c os e u t i l i z i < . r r, , s t t , s c r i t i c l t , i,;;';ira.;"rt?, la sitisfacción de los interesesgeüerales
po. se ha dicho que Io que caracteriza al ser-
c'l sisternir clc la conccsión dc selvicios lrúblicosr". l,¿ rrrcstat,i(rr r *lio del Estado,
"ttopunto de vista Ls que la satisfacción de un¿r
dilect¿r.sc¡ realizll generalnrente a pérclida. Hd ilil a"r¿""}ü
c) EL seroicío público debc ,sas-tífacertrru ner:e.sidaddc interés ;:;rá;á"á; i"t*¿t ;;t;al constituv-e-ei ot¡eto-de. su creación' Lina
poderes públi-
g c n e r a J .H e n r o s d c s e ñ a l a r .c n p l i u r c l t é r l l l j n < , ,r,¡ r r c t l i n t t ' r t l sg c n e r a i actividad se conviertF";;^;;J;i; n"Ufi"9 cúando los
du' satiifacción
'"í" -i"t"tt""ció" a 'na necesidad de inte-
no es el interés de la administracirin. sc dic<: <lue cl intcrés general ;;; á;;td; o ínsufi-
"r,rmitl"-p"'u sería insatisfecha' mal
e s l a s u m a t o t a l d e l o s i n t e r e s c s i n d i v i d t r ¿ l t ' sc o i n cí c l , , n t c s .Ñ . h r ' rés general que =sátisf sin
irterés gc'cral si¡ro en el supuesto de que cada individuo pueda en- ;;;"i"-;;; e"h.'o'
que el servicio pú-
contrar e identificar en él su proporció-n concreta cle inter?s indivi- De lo que hemos señalado más arriba resulta .
para proveer a un interés general pero éste solamente
dual,.interés que debe ser personaf y directo2?. Así, por cjenrplo, hay blico se presta
de una serie de intereses
interés generai en que se presten los servicios cle tñrspri'tc,- de co- or"¿" ser cubiárto niediante la satisfacción
rre-os, de teléfonos, de agua, de gas, de electricidad, porque cada ilñ el interés público es la resultantesl.
;;;;"1"r";
'- """i", y queda en
individuo de Ia mayoría de los habitantes tiene un intárés personai
-etc. La apreciación del interés general es discrecional
y directo en viajar, en escribir, en comunicarse por teléfono, Es elIe_gislador quien va ¡r-deci' e' cada
,.,r'iJdi,Ñ;;;,iüfi"o.
el interés g".,"t"f hay c¡ue satisfacerlo por, el pro-
Dijimos que el interés general no es el interés de la administra- r""""r,o
ción y por eso se ha resuelto que el funcionamiento de un casino ",ráodoservicio públ"lco. De allí, entonces. que no..haya g!
no constituye un serviqio público. Tampoco lo es el funcionirmiento ""ár*i"ra"-dei
uniforme p*u dit"t-inar lo que son sen-ieios públicos; ello
de los lipó<iromos 28. EIIo es así po-rque la exploiación de ros casinos, "iii*io
áA;;á"tá á" h, iecesi<lades que en óada época se presentenEz'
de los hipódromos y de lá loteríá ¡edu'da en beneficio dc ia adnri- d)Tirularidnd'de|serobiop{b|ico,Todosenicio-públicotlene
nistración y no del interés público 2e, del Estado' Esta
l" car"ct"rística de hallarse su¡eio a la titularidad
lit.,larid"d es intransferiUte. Olbemos distinguir_ent¡e _la-titularidad
28 S_CHWART4B.
.
nos en-seña_ !L" _üoit ad.ministrAif aruericain,paris. 1952, pág. 28)
que en Estacios
-calidaddedueñooseñor_delaejecutabilidad_aptitudpafsfea-
unidos Ios servicios públicos .i" i-portán"i"" vita¡ ser'icio-. Er¡
son coiocadosen una categoríaespeciale,, sus rel^acio.r"r-"* r"--Iá"¡nistración. liza, en los hechos el conjunto de actós para.ejecutar el
lo; t;;;"s públicos sólá es delegable'la última'
{qrega que todas las actividadeseconómicasi.dispensablesp"* i" coiectiviiliá que cons-
deben ser sometidasel control de ia administración^paraque ?;¡; ñ"á; asesrrar Así. el servicio público se singulariza por-el hecho de
su {uncionamientoreg¡ri¿¡y sin ninguna intermpción.Ei,-;";;;^i-rri-}resteció, Ia c*re ei titular il Estado, 1' lo e-s de un
es rnorrecra.pero en algr¡noss.upuestos,como en el caso de los servicios postnles, tituye una actividacl' de 33. Una doble ra-
se realiza directamente por la administración, Las empresas q.e efect.an loi ;;á; t"r;rceptible de enaje-n,rción o nrodificación
se¡ücios púbiicos están sujetas a-una reglamentación esiatal, y,,i qu., ei públiio tt"r,u u fundamentb: a) la titularidacl dei Esiado es uÍ¡ me-
tiene.inte¡és en_que_los serviciosfuncione-nen condícione, q.i"'i" "ár, "it" (iuc protegc-a-ia comunidad
i"rnrit"n h."", áio .1" defensa dt'l interós getrelrrl' ya
uso libremente de
.eilos,debiéndoseasegura¡ ia continuidad á.1 s"rii"rn f el übre de usuarios contra la e*acJió' de cargas inacionales 31 y contra la
uso de aquelios que se encuentren en un pie ae i!""t,i".t. T,,.,,1í",, s"ri^
páriúi" ofresión eeonómica de los concésio'ariostt, y b) como medio
.todos
aceptabie que ios dj¡ecto¡esde las empresasque frestan sáwicios priblic?;sprrecian
imponer a los usuarios precios exorbiiantes. iroa tod"r estas razo.ris ,,n,.**.,n áá-p*-o'"i¿n ¿e intereses nacionale!, ya que la incorporación de una
un contraior especial que debe efectuar la administración. ", veces' al
2? En el mismo sentido CAETANO (op. cit., pág. ^"ti^.ri¿o¿ al campo del servicio público iesponde' muchas
rffi) sostier)eque t'l ser-
ücio-público está destinado a satisfacer ,rná ,r""érid"á colectiv,r i¡clir.,iÁr¿li¡tnr,, págs'
sentida. COnOnl,O, Esttñios d,e d.erecho administtatioo,Brtenos Aires, 1963,
28 vid. I'VALINE, * t jituru.
!p. cit., pág. 62s, que cita la jurisp.rtlencia clel conseio LAUBADñRE, Truité éIén¿ntaírerle droít admhtistratif.op. cit., t.
de Estado. El cambio el
.consejo de Estadó ha resuelto en e't arrl:Í Ghe,si, del l .' p á g s .
5 I 9 sig,
2Í de julio de 1.923,qu-e ios te:r-t¡osnrrcionales,ópera, óp"r" có*r",, u-'con,.ciia ' Y
I'iancesa...contribuyen al desarroilo de Lr curtrrra y a'esti títrrlo prestan u. ser- bt DE V¡[rS, op. cit.. ¡rág.360.
a" Eo épocas urrtig.i.r-t"'"lttíid"."ba servicio pírblico el herraje,de los ca-
vicio uirblico. para atrrvesar un. rto'
2$ s: sostiere r¡.e el i'terés público ballos v el servicio que prestaba tt¡ fuoie de remos
debia concebirse t¿¡n solo como una """"",i vi¿."óTii¡T.tÁ{is, píülicos",
t-onvenienci!rmrterial v ecolrómica, pero es qüe con el iDterés público se Lrata ¡Üi,lo, "Lr expropiaóión -v los scrvicioi
<lt' use'¿trrarro sol¿rménteios vaiotó .Lg"i;áJ y convenienciu si.o tumbién y ed. Perrot. Buenos Aires, 1957, pág' 52 y ss'
p'inrorrliirlnrerte el valor iLrsticia. p"r eilo el iiterés p¿t ii"" :r+ C.S.J.N', iurisprirciencia Ai'gentin:r, t' ii' pág' 1198
rr¡'f*rrir¡ al i¡rier'éspúblico jrrsticirry, p.r. lo ta.to ,tn fnirn- ;nt"rÁ
",,*,"ni"n",,., , " i . i . i . Ñ . . i " L " y , t . 1 2 , p á . g . 7 g 3 ," F a i i c s " ' t 1 3 r i 'p a g L B l '
p,iuiilr. vl¿.",
20 Nl¡xurl M¿ni¿ Dlnz Itl.rnu¡.t. pp Dnnnr;rto AnlrlxtsrR.{'(Iv() 2l

proprisito dc i¡rc'cnrentar los recursos, expandir l¿rs i¡rdustriirs


llrcntar las riquezas nacionales86. ), au- iitlacl innrt,diata la satisfacciÓnde
intt'reses individuales, de impor-
i^n.i, pul nledio de una certificació¡ ciel ¡nte público, por
"nl"..tiva,
.,i.,r"plu la r crific'rtción dc Pesas y medidas, inscripciones catastralcs
:). Clasificación de las prestaciones administrativas 'j si¡itii¿r.'s

Cgr-no ya dijimos oportunamente, las prestaciones de ta admi-


. _
nistración se dirigen a procurar l. saiisfa"cilón de las necesidadesir¡- 10. Caracteres jurídicos de los servicios púk¡licos
dividuales.de importancia colectiva de los administrados. Esra pres-
La doctrina señala cu¿riLocar¿cteres fulrdanlentales de los ser-
tación será, desde luego, de actividad pero puede haber también
una vicios públicos,,'. Se dice r1r-redeben reunir los siguientes: contittui-
prcstació-n que consistrr en el suministró de Li"r.,", ofrec.idos 3e. También algunos auto-
a los ¿rd_ clacl, régularidad, igualdad y generalidad
ministrados con objeto de interés público. Habrá, entonces,una pri_
res señrrlan como carácter juríciico la obligatoliedad cle prestar el ser-
mera clasificaci<in de las prestacion-esen clos gn¡pos: prestaciones dc {0.
vici<i público por quieu esté ¿r cargo
actividad y prestaciones de bienes. Es necesari-oin¿i"". que púbiico es la continuidad, 1'a
en algu- El caráctér esencial del servicio
nos supuestos' para que sea posible una prestación de actividad
.s <1ue hacc il su propia existencia v eilo cluiere decil que la presta-
indispensable
-el empleo de 6ienes, tales como vehícuros. edificios, un puede interiumpirse ¡i paralizerse,dado que se ha establecido
etc' Pero la función de los bienes es distinta en ras dos' "iór,beneficio de toda la colectividad.
crases de cn
irrestaciones. En efecto, en ,las prestaciones de actividad ros bienes Si cl servicio lo presta el Estado. Ios bjenes {orr¡.¡a¡rparte de su
materiales tienen Ia función de medio necesario para hacer posibk,
dol])it]io público I' son ineürbargables pero si lo prc'sta un conct'sio'
o facilitar el gumplimiento de un servicio público: Lá pi""t""io"
nario también los bienes resultitti inenrbargablestlrientras estén afet'-
este está constituida por un hacer s?] por lo eoritrario, en "n
prestación "'so de bienes, la tados a la prestación del servicio. Todo elio a los efectos de evit¿r'
éstos,' es decir los bienes, .r",n"r, il- función (lue se inteirurnpa la continuidad del mismo. EI Estado tienc el dt'-
de obieto d-e. la prestació_n, la que en este supuesto consiste
o en una obligación de dar.
en dar ber dc asegurar. la conti¡uidad dc los servicios públicos, sean corr-
cedidos o no. Naturalmente que la continuid¿rd dcbc se¡ cntendiclrr
En cuanto a la prestación de bienes es necesario distinguir
los en función de la ¡atu¡aleza do la necesidad colectiva cluc tiende a
iüpuestos.
:n. gye Ia- prestación signifique rma transfereneia de la satisfacer. A los efectos de ascgurar la contj¡ruidad, la administra-
propredad crer bien ar usuario del serücio, -pre.stación,
en cuyo caso la obligación ción puede resetvarse en el coutr¿rto de concesitirl la facultacl dt'
de dar, que constituye el objeto de. la se traduce en una aplicai sanciones al concesionario clue i¡terrtrnlpc la prestación del
transferencia de domini".
lr! por eieniplo, él á"- p.ouiriO' servicio: por ejempi<1,multas, ctducidacl. El Est¿rdolltrcdc. para its(--
de agua potable, de gas, ..l" iuz, a" los "r, ""ro
supuesto" tá, cuales gurar la continuación. llegar a lir ejecqción direct¿r de Ios servic:ios
la prestación constitrrye a favor del "t", usuario "r, un simpre
deil servicio públicos c'oncedicl'".
derecho del uso del b-ien, así, por ejemplo, el uso de ios ribrus
de una Los servicios públicos debc[ prestirrse cotr regulrrridad. Estc ca-
biblioteca' de los lechos .,,, hoipitar. En estos ,ú;;;¡;;
"., ra obri- rltcter es distinto del de la contintrid¿rd.Uli se¡r'icio t's continuo ctratr-
gación de dar sc'concreta sim¡rleménte a ra
transferencia-a" t^ po- do no ser inter¡trmpe. Es regular cuaudo 5tr presta t;n forma correctii
sesión del bien.
l , d c ¿ r c u td' 1. , . t r . l " r e g l a m e l t t a c i ó nv i g c n t c . A l o s c r f c c t o sd c q u c c i
Por lo qtre respecta a la prestación de actividad, ra .sr.rvicio se preste en condiciones razonables de bucn funcionarnicnto
doctrina dis-
tingue- ctundo se trata de unJ actividad jurídica, t's precis<i riue la administración pueda cn todo molltc:nto e,fectuar las
de'los t"p,t"rto, ¿"
actividad material; así, la prinrera ," ,"ii"r" ;i ;;;;"-;'úblico ,lrocli,fica<.io,t".,1.t" sean n('c(,salia. ctl stt orgatrizacitin. Esta facultacl
de
orden jurídico, mir:'trirs .,,r" I^ segunda se refiere at
serviáio"f,lirr*
comercial e industrial o asistencia"l, por ejemplo, de 3R CAETANO (op. cit., piigs. I02 y sig.) distinqtr(flos scrücios,públicos
tra*port"r, d"
comunicrciones. cle curacioners ,r.i hosprtel. en .u"nio-á-i" ir"r- de los servicios administrativos, definiendo el servicio público cor¡o el servicit¡
t a c i ó ¡ r d e a c t i v i d a d j u r í r l i c ' a ._ " "r, adminjstrativo cuyo objeto consiste en facilitar a quie¡es tle ellos _carezcan,los
r , r e f j e r e , r a q u e l l a , ¡ u . . ,i i " n . , - r ¡ o r f i n a _ medios jdóneos para la satisfrtcciónde una necesidad t'olx:tir';r inrliv.irlualtnt"rrtr
sentida.
3d C.S.J.N.,Lrr Le¡., t. 36, p¿ir.r. is Vid. VILLEGAS BASAVILBASO, op. cit., t. 3. píq. 56; SAYAGLTíIS
J7 wol¡-F,
703.
l¡¡Ns J t l t - t Ú S ' " I t u , t , l , i u ¡ e , r t r . ¡ sd e l D t ' ¡ ' e c l r . . { r l r ¡';;;,i',,r
li¡rist¡¡ttii,. rlt, LASO. op. cii., t. 1, pág. 70; SILVA ClhlN'lA, op. cit.. pág' 70: RIVERO, op
prest:rcio.cs",
e' "persuer.riv.s crerDert.rr' p,it,lic...r
glo XX",, t. V, Nq 156 .', i;-;;g,,;,,i.; ,r.,r,¡- ¡ n . v i d . ROLLAND, op. cit., pág. 18; VEDEL,,op. cit,--i{Sr 6J!-
tit., -pág.377;
s I L v A c I M N f A - ,o p . c i l . , t . 2 , p á g . 7 1 ; S A Y A G U É SL A S O . o p . c i t . '
t l, pág. 72: I{.\RIENI{OFF, Ttctado.... oF. cit., t. 2, pács 62 v sig.
ft4a^'u,ll- on Deiilcllo ApvrNlsrnarrvo 23
n N.I¡xu¡ir- Il¡ri¡ Dlez

de nrodifica' la organización de! servicit.r.a ios fin.s del l.¡uerrfur- t e ' y a q u e n ot t e xistü.iae]full<']linrentoraciona!vsocialquejustifique
'.
cionamiento del misnlo, es un derecho v al misnro tiemr¡t-runa obli- *,, í'igencia ,r !!-- ^ - ! ^ obligatori:dad
^r-l;-.+^,iaáq¡l el
gación de quienes dirigen e] servici<.¡. Otro carácter ctel servicio público es la 'es
de
sobrJ quien cletre prestárlo' La falta
_ La regularid¿d clel ser'icio
{r se vincula especialrre't. c.n l,s sentido de deber q"; Ñ
reglamentos de orden interno que constitu\¡en ;ormas adrrlinistrati- prestación debe ser sancionacia'
vas para su funcionamiento{'. Lá r'iolación áe estas nornlas tr¿reaDir-
rejrrda la üregularidad funcional. de los Eervicioe públieoe
11. Clasificación
otro carácter fundamental ciel servicio público es el pri'cipi' ciL,
clasificaciones iwi-
Ia._iguald_ad, Este principio es ia aplicación al doninio der servicio Los se¡vicios públicos sor.r srxceptibles de
p'iblico de uno más general: el dc: lá igualdad de todos los habitirntes criterios] Podemos señala¡ a este res-
dlc¿l-ater,,liendo á áiu""o'
del país ante la ley, El servicio debe prestarse en igualdacl tle con- pecto los siguientesr
diciones pero ello no irnpide (lue se diie'sas categorías
"rt*bl"rcn.a todos los tlue están
de usuarios manteniéndore en .itri.ta igualdad a) Por la titularidad del servicio'
en la misma situación{3. b) Po¡ la necesidad de su prestaciÓn'
Los autores denominan a este carácter uniformidad v se dice c) Por el carácter de su prestación'
cntonces que el servicio público es unjforme porque ias píestaciones d) Por la forma de su ejercicio'
deben ser iguales para todos acluellos habitanies qr,," cle.ri..r cle un¿
e) Porrazón de su utilización'
misma situación se encuentren en condiciones de solicitar srr beue-
ficio. El principio de igualdad, en cr¡anto concierne a los usuarios, se f) Por el carácter de la necesidad'
aplica tanto a las cargts del servicio como a sus beneficios. quiren es el zu'
il Tüulari.dnd. fuI seruiao. si se tiene en cuenta
El servicio tiene también car¿icter de general. Eso quiere decir se puede iracer 'na primera clasificación en-
que "puru ,"t" ili;;';i;;"j. y los sewicios
servicio públíco es para todos y tro determinldas perso- tre los servicios p";ñ; "-;"tág del
9l -Estadó-Nación.
nas.
-La prestación del _servicio er, coioo diiimos, una obligaci6n de o prestaciones a d" entldades locales' Tendríamos' entonces'
la administración, que debe efectuarse sin distinción de perionas. No "argo
los servicio, ,r""toriui""u, pto"i""i"fes y mtmicipales' La tthrlaridad
pueden negarse, entonces, las prestaciones a quienes las^solicitan, si t-erritorial' El servicitr
del servicio se refiere siempre a una entidad
están en condiciones reglamentarias. para que el usuario que se en- A-;üié" ;;drá ser;;"tddJ por particularescomo' nor e!emylo'-^191
cuentra en condiciones pueda utilizar el servicio to estos suprrestos' que seua
n"ó"rario, en concesioo-arios, siend^o de señalar que en
general, un acto del Estado, bastanclo simplemente "runa manüesta-
;ru;e;;;;ri;Jt, indirecta,el servicio-ng piefde su cafácter de
q"e prestació*
la
ción de voluntird del. usua.io, expresada en li forma determinada por servicio
"it""fr" público o, dicho sea en otras palabás,
el de¡echo objetivo 1r. no transforma el iervicio de público en pri-
p"" p".tl".rÍ^r",-
El ser_viciopúblico debe prestar.sc er,r la medida en (lue subsistan vado.
,
las necesidade.sdel jnterés gén.r'ar rr satjsfacer. si t,lias^cles*par"cer, se pueden clasificar
. dejan de serlo. el servicio público ha de suprirnirse automáticirnreu- b) err. r(non a Ia necesid'atld'e su Trestación'
obligatorios o facultati-
en necesatios o 'uol',ntarios; también se dice
;;;-;;g,1; q,re la J-i"itit""ión esté obligada,t-i:
{1 VILLEGAS BASAVILBASO(op. sea",j:fnableci-
inaplicable ¿l
cj}., t. 3, pá_q..61¿l
gularidad de la continuidad, dice quu ) disringrrir
lrr rc- miento. No se puede afirmar que esta distinción
-vincula írltima se relaciona con ra n' 'servicio
inrerrtrp-
ción, mientras que la-primera se "itu io ,"gul""i¿r, t¿-rriü á.1
Estado.
dt:lig"^t:-"il serviclo
nismo. Agregir <¡ue el servicio p-úblico p,rede
-un "o" ie, continuo y al nrismo tiempo c) por el caró¿ter ile la prestación permite
puede funcionar irrcgularnrente.
ejemplo áe . ert" á11"."""á l"tr"^"..g,'.Lrr¿i.,¿ púb'"o'en esenciai y ,""""alrio. Los ásenciales son aquellos cuya
y continuidad está dado por- el llamaáo
del Estado (na-
'rnuriicipio)''p"r? "J rnantenimiento
i."Uuiá a regtamento, rlue es rrrr medio
atioptado. por^l-gs_agelles del servicio
- Ja;- ;;;r". mejoras sociales. ñi"rtu"io" constituy-e'1"-t"or" respon-
{2 Vid. SrLVA crNtMA, op. cit.,i. !, pá;;. 70 eión, provincia v mientras
1j sig.; cjnói.l ovrEtxl. .qttt,Jot por
i"-"Td:-i::
el gra<Io de de-
Ltt teoría-d-el condicionadas
_seroiciopúbIico. op. cít.. paes. 4a', s,g.
43 Vid. SAYACUES-1,4!,O. den a necesiclacies'r,.,
71; VIL.LECT\SRASAVTT_B,{- sarrollo técnico t qu. ...r,* determinada com'niclaci politica
",tln"i"ies'
59,oo.. cit,_t 3_,¡áe.59; SILVA "p' C r"t,l1l-i,-o:,*.
, ü i r ¡ , ^ á p-COnnti,l_ó.'
i ct.. t. e, pág.Zt; tirVER0, op. ""1,"*f
379; \'EDEr-, op. cit., pág. 6t3r É],t,,,1i,,".
hay'ri alcrrnzado.
i.rr;: ll* . . op, cit..
# Vicl. tIiESUTTI, op. 45 Comp.SILVA CllvlMA, op' cit', t' 1', pág' ?!"
cit., t. J.. paig. 36g.
24 N4¡¡n¡eI-MenÍa Drrz M¿¡¡¡,lL DE DmEcHo Ao¡¡rNIsrn¡tryo 25

d) Por Ia forma. d.e su eiercicío, las prestaciones administrativas se pt'estara el servicio en esa forma' Vale deci¡'
el supuesto de ,que
pueden efectuarse en réginen de concu¡rencia con los particualres naturaleza reglamentada y no con-
.n,on""., tlue ia tarifa tendrá
o en régimen de monopolio. El servicio de correos está monopolizado a6'
tractual
en las
por el Estado que lo presta dentro de un régimen de monopolio de En cuanto a ra jurisdicción competente para ent-ender
derecho. El servicio de transporte por ferrocar¡il también lo presta po,. lu prestación del servlcio público industrial
el Estado en condición de monopolio de hecho. En cambio el ser- sea reali-zada pór la administración o por un concesio-
",r"riior"r-*otivadas
vicio de transporte automotor se presta en condiciones de competen- ""Iár"iti"f, que debi ser la contencioso-administrativaaT.
ir*,o,
cia entre empresas particulares y el servicio de cabotaje, en virtud "",.tidemos
de la aplicación del principio de la libre navegación de los ríos in-
públicos
teriores (art. ?Á de la Constitución Nacional) lo prestan conjunta- 13. Deterrninación de los servicios
mente los buques del Estado y los de los particulares.
Para determinar en cada caso particular si nos encontramos
e-) Por razón de su túilización: Esta clasificación se relaclona en que un órgano
directamente con los usuarios y comprende las categorías de utiliza- frente a un servicio público y fuera de los casos
necesario recrurir a determina-
ción necesaria y de utilización facultativa. Los servicios públicos de ^índices así lo ha establecido, es 18.
"".p1t""t" que nos permitan ubicarlo La determbación es ü-
utilización necesaria son los que el usuario debe forzosamente utili- áos
i?,te.nien"'infinidad de factores, por cuanto en algunos
zarr trrcr ejemplo el servicio de educación primaria, el de obras sani- fí"il porqrr"
que-
tarias cuando se halla establecido. En cuanto a los de utilización fa- o"ísei esfátr orga¡izados como servicios públicos los que en otros
actividad privada, en virtud del principio de la li-
cultativa, pueden o no ser uülizados por el público. Así, por ejemplo, á", iUi"¿o,
""1^ yi di¡i.nor, una misma actividad puede ser
los transportes de pasajeros, las telecomunicacioues, etc. ¡"rt*a de trabajo y, como
en un momento dado servicio públicn y en otro nq'
f) Por eI carác-ter de Ia necesid.ad: ésta puede ser permaneute
Si el servicio lo prestara un particular, el otorgamiento al mismo
o accidental. Puede ser también intermitente. De allí que tengamos
'servicios públicos permanentes, accidentales e intermitentes. de prerrogativas
-otr"r de áerecho público, como .la de expropiar e. impo-
,r"r limitaciones al dominio, la concesión de un'monopolio para
ia explotación del servicio, puede _ser rasgo earacterístico,del servi-
jurídico del servicio público También es de^considerar en este supuesto la facultad
.12. Régimen "lo-piiUfi"o,
á"" ii*" el particular qrre presta el servlcio de percibir una tarifa
Dijimos quo en general a los servicios públicos se aplica primor- á precio d" part" de los usúarios. Otra ci¡cunstancia por considerar,
dialmente un régimen de derecho público. El servicio público debe caso'partieular, sería la necesidad de usar en forrna especial
firnciona¡ de manera continua, como señalamos oportr¡namente. De los bienes dei dominio público. Además habrá que tqPg el cuenta
"rrirt"
atlf que, sea que Io preste la edminisbación di¡ecta o indi¡ectamente, iu- ai."""i¿n o, por lo m^enos,el contralor que ejerce el Estado sobre
i'hay obligatoriedad estos servicios concedidos'
de efectuarlo y todos los usuarios que estén en
Ias condiciones preüstas por Ia reglamentación ügente tienen dere- como vamos a ver oportunamente, la determinación de.si una
cho a utilizarlo. activiclad constituye o no ierücio público debe hacerse nor ley; ley
Los bienes afectados a ia prestación del servicio público serán a6 La Corte ha dicho que si se explota alguna concesión o privilegio o mono-
del dominio público si es la administración la que rea\ua el servicio polio concedicio por 'p"tt"el Esta¡o, el conclsionario se encuentra sometido & un con-
y si fueran de particulares son privados pero tienen el carácter de ;;i-"rp""i;i ¿L de ta áutoridad adminisbrativa, control que comprende lo
indisponibles mientras du¡e su afectación al mismo. A los fines de t"t tiuó al preciá o tarifa compensatoria del - servicio- que se pr€sta. Y ello se
pa_raeiercer. funciones
facilitar la gestión del servicio público, el prestatario, sea adminis- ilrüft"", tao'tá po, el hecho dá b autorización acoTlada_
qn" *'principüs al Estado o $ependen de,la concesión estatal.
tración o empresa particular, puede solicitar la expropiación de ios cuato porque importando' el privitcgio acordado-un monoplio_real.-o virtual, la
"orr"spondá
bienes que soan útiles para su gestión. También pueden establecerse hfurtad de contratai o dJ fiiar precios, sometería-al.públfco, .que .no
limitaeiones al dominio-, servidumbres o restricciones en razón del puede prescindi¡ de tales servicios, a la opresión económicade lcs conceslorlar¡os'
"¡uái"t'"
FERROCA-
sen¡icio que se presta. ?r"lfár-Cáttu Srrpr"-u, t. 166, pág. 207, ín re GÓMEZ, J' B', versus
- - -12-iia.
RRIL CENTRAL CÓRDOBA.
Sea que el servicio lo preste directamente la administ¡ación o vILLEcAs BASAVTLBASo, op. cit., t. 3, págs' 65,v 1ig';-coRDI-
Io preste un concesionario, tendrá facultades oara percibir las tasas LLO, op. p¿e.38; SAYAGUES LASO,-op. cit., t' l, pág' 84; SILVA CII4-
- ' - ' n op.
-MA. f "it.,t. 2, Pág' 86.
cit.,
o las tarifas fijadas en función del costo del servicio. Dchas tarifas
v i ¿ . S A Y Á ó U É SL A S o , o p . c í t . , t ' l , p á q . 6 5 ; L A U B A D t R E , T T i t é " "
ias establecerá Ia administración a propuesta del concesionario, en
op cji.. t l, pág.522: SILVA CI\'fIlA' op. cit', t' 9, pág' 71'
-_

26 lvl¡¡¡ur¡_ lv{erri¿ Drnz l,fauu.o.¡- ur, DF,neüro Aoror¡nlsr.q-trl¡vr-¡ 27

que pu9-d-edeir .expresamente que esa actividad constituye un ser- pú-


vicio público' si así no lo hiciere, es suficiente que estabiezca soiu- corrc.rrrLelitenrentecon ia adn:i¡ristracÍón cieteuninados seivicios
irli"nr, por ejernplo los asisienciales,ios educativos, por mediti de
cjones que implícitamente supongan clue la actividad en cuestion es
servicio pírblico 10. l-stitucióncs privadas. E¡i cuanto al fundamento de esia actividaci
Todos estos criterios objetivos no tienen valor absoluto. Sirven de ftrs particulares, residc: en ia libertad indiviciuai. E1 cjeiecho reco-
rrocid,-ra c¿id¿rindividutl lo frrculta ilara hacer lo que no esté prc-
solamente como índices revelaciores de la intención del leEislador. En
ocasiones convendrá utilizarlos simultáneamente para llegár a la so- hibido por lrr ley. Ello rcsulta dc l¿r circunstanciadr que i¿i adninis-
lución de si a dicha actividad corresponde acorda¡le el ca¡ácter de üaciórr ¡o tiene el monopolio dei bien público, no tiene vocació¡
exci¡siva para satisfacer ias ltecesidades de i¡terés gencral de la co-
servicio público. Si la intención del legislador es difícil de presumir,
lectiviciad, por lo c¡ue ios particulares pueden, paraleiamente a elia
conviene pensar que estamos frente a un servicio público si ha habido
v coll sr¡s propios medios perseguir ios mismos fines' Hay una yux-
intención de dar satisfacción a una necesidad de interés seneral,
iaposición coordinada de esfuerzos para satisfacer esa necesid¿rdcle
inierés general, Naturaimente que todos ios servicios se realizan
14. Colaboración de los particulares en la prestación brrjo el contralor del Estado.
del ¡ervísio prlblico
Los particulares pueden colaborar en la prestación de un servicio 15. De Ia creacién, organizaciÓn, modificación
público. La doctrina sostiene que esa colabóración se divide en es- y supresión de los servieios públicos
pontánea -tambtén llamada por ingerencia- i{ y organizada y la
c_olaboracióno_rganizadala diüde, a su vez, en colaboración poi vía L,a creación. clrgrrnización, modificación y supresión de los ser-
de descentraliZación y por vía <ie actividad paralela. vicit-rspirblicos ticnert obicto clistinto pero están íniimamentc vincu-
!n el caso de la colaboración por ingerlncia, ella derivaría de lados, lo (lue es evidentc por(ltle la organización, la modificación y
que hubiera una carencia momentánea en la p.esta"ión del servicio, la supresión son consecuenciirde la creación. La creación del servicío
Io que legitima la prestación hecha de buena-voluntad para regular es una manijestación dc voluntad tlel Estado, que esiablece (lue una
pr,ovisionalmente la continuidad de aquéI. En este caso habrá, natu- necesidad de interés general debe ser satisfecha por. rnedio del ser-
ralmente, una colaboración por ingerencia, porque un particular que vicio público.
no tiene vinculación con la administración asume por su cuenta Ia La supresión de un servicio pírblico es también una manifesia-
prestación de un servicio 61, ción de voluntad del Estado que declara que en Io sucesivo una ne-
En cuanto a la colaboración organizada, dijimos que se podría cesidad del interés general no se verá satisfecha por medio de un
hacer por descentralización o por vía de actividad paralela. La cola- servicio público. Los actos por los cuales se clea, se organizlL,se nro'
bo¡ación por d-escentralización,que también se llama por participa- difica o se suprime un scrvicio público son riisposicionesdt¡ car¿icter
ciónó2. es aquella en que los particulares que colaboran-con-ra adiri- general y obligatolio )', cn consecuencia,son leyes en sentido mate-
nistración no conservan su auionomía, va que están asociados al fun- rial rÉ. De alií, entonces qrre las únicas autoriciadescompetentespar¡-
cionamiento de un servicio público. El tipo clásico es er de las conce- crcar. organizar, rnodific'rrro suprimir un servicio pirblico soii aqttc-
siones de. servicios públicos. Se trataría, entonces,de particulares que Ilns rlue tienen poder dc fornrular i.)onnasde iierecho. es dt'r'il pocicr
c'olaborarían en la eiecucirin cle un servjcio público.- normatrvo.
En cuanto a la colaboración por vía de a"tiuid^d paralela, es la
rrue resulta de la posibilidad reconocida a todo particular de prestar
16. Creación de los servicios púbiicos
4s Vid. SAYACUÉS
{-{SO, op. cit., t. t, pág. 87. En geueral, podemos der-'ir<lue el iegisiador es ci {,rg,rn<lcon¡-
gE¡tI, 8,, La cohbo¡alott d,es particrilás atsec I'administration,paús,
1930,,póg. 72. petente para crear un scrvicio pírblico. Eiio asl. Porqut ('l) elgunas
ot Es frecuente que en.el caso
, de huelga en ros serücios púrblicos aére.s,
ra empresa estatal tran$iera los pasajeros a otras líneas para que el servicio se ¡,3 Vid. IÉZE, Les print:íltes !:en¿rgur. du dtoit administratif , o¡r. cit., t. 2,
-Habría,
preste, corriendo con los gas.tos necesarios para esa realiáción. entouces, prig. 94; LAUBADERE. Truité óléntentaire de droit administrutil, op. r'it.. t. 1,
rna i¡tervención del particnlar pero éste lá tendrla una vinculación con las ad-
p á g . 5 2 9 , e n s e ñ a < ¡ u e a n t t ' s t l e s ; r t r ti o l r t r s e l a C o n s t i t u c i < i n f r ' r n c e s , t t l e 1 9 5 E . i ¿
ministración. Lo mismo podría ocurrir en maier.ia de navegación marítima o
c¡eirción cle los selvicios pril-rlicos era considerada tradicionalmente como reser-
f h r v i al .
5:i Vicl. I{AURIOU, vatla a la ley, lo qr¡e se ir¡stificrr I)or'(lu{, lrtluellos, en cierta formrr, rtsrtrpatb¡ur l¡
op. cit., pítg. 42. c s f r r i ¡ c i e ¡ c c i ó n c l e J O s p i i l t t c u i . r , c s ) ' , r r l c o r r s e c u e r i c i r i ,l i r ¡ i i i a l ¡ l r n s r l s l j L r e r t l r d e s .
28 Xf¿tt'r'i¿i-pn D¡:n:¡c¡lo Aolvflxrsrne'ttvtr 29
}..{,c}trsr.I.l,rní¡ IJIrz
proveer Io
oportunidades el servicio público se reaiiza bajo la forma dc un mo- Que.rernosseñaiar t¿mbiéu t1uc al Ccingreso compete
a la prospcridad ciel país, dictando las lcyes que sean
de i-recho y, por consiguiente, ios pariicuiares están privados conducentc
lopolio para poner en ejercicio csta facultad cor¡o también pa-
de ejercer su propia actividad, como lo estabiecela constitución Na- convenientes
al
cional (art. 14). Por lo dernás, la realización cle u. srrrwiciopúblico ," toaor ios otros poderes concedidos por la presente Consiitución
Gobierno de la Nación Argentiua (art.67, incs. 16 y 2B)'
tr:re apirrejada. p¿rra cl rlue io presta, la posibiliclad dcr gozar. de cier-
tas prer'og-ativaspropias del Estado que ie permiten aplicar linita- Es posible en ciertos casos que la ley que crea el servieio públicct
ciones al dominio de los particulares, vale décir. expropiar, imponer tenqa el carácter potestativo y deje, en consecuerrcia,a ia administ¡a-
servidumbres. etc. La lirnitación a las libertades inciividuales, a la ciói Ia determinación de ia oportunidad y conveniencia de su fun-
propiedad -rivada, a la libertad de comercio e industria que implica cionamiento. También puede ocurrir que Ia iey creadorir esté conce-
ia creación de un servicio público, hace necesario que bida en términos generales como comprensiva dc varios s':rvieios pú-
u"tó d"
decidir que esa necesidad de interés general deba sei satisfecha "l blicos, en cuyo supuesto el poder administrador puede, de acuerdo
por
rnedio de un servicio público, sea de competencia del poder Legis- con su criterio, organizar y hacer funcionar uno. algunos o todos ltis
i'E.
lativo y no del Ejecutivo ñ{. servicios públicos a que se refiera la ley
Puede ocurrir que la ley no diga exprcsamente quc una cierta Al crc,¿run servicio público, la ley pucde segui[ dos procedinri(n-
actividad constituye servicjo pirblico, bastándo que consagre solucio- tos: a) permitir que subsista la iniciativ¿ piirticuiirr: b) reservar partr
el Estado la satisfacción de una determinada necesidad de interés ge-
lgf Ctte implícitamente supongan que esa actividad es un Jervicio pú- neral en forma exclusiva y por medio del procedimiento de servici<l
blico. Así, las leyes que facultan a la administración para otorsar con-
cesioues de tal o cual_servicio pirblico. Por lo denás-, es el lelgislador- oúblico.
-
quien_cleberá otorgar los créditos necesarios para que el servicio fun- En cuanto a la lurisdicción competente para crear un serücio
cione'r5._En algunos países el derecho positño estabreceque e.l ser- público será, en general, la local, correspondiéndole a la Nación en
vicio pirblico debe ser creado por ley i6. ios supuestot qrr"'Íu C,onstitución Nacional así lo establezca,por eiem-
Entre rosotros, en algunos .s.puestos, I¿ co*stit'ción Nacionai plo, el serücio de correos (art. 67, inc. I3).
est¿blece rixpresallrc't" ,¡..," el scrücio pirblico lo crea el iegislaclor.
Así, es facult:rcl d.l congreso ck' i¿ Nación establecu l*, 17. Organizacién de los serviclos púbii'bos
i,oto, v
rreos de la Nación. vale decir, c¡ue Ia creación del serviciá cle correos "o-
eonrpete al Poder Legisla_tivo (art. 67, inc. 13. constitució' Nacional). La organización
-las de los servicios públicos consiste en la determi-
Ademhs es fa.ultad del congres. crc la Nacir',ureglar cl *n.'"."in nación de reglas generaies y particulares a que habrá de ceñirse.
,no-
rítimo y terrestre con las naciones extranjerasy de"las provincias entre Estas reglas se réferitán, entre otras cosas, a la determinación de los
sí (art.67, inc. 12 de Ia Constitución Nácional). recursos de que dispondrá, a la naturaleza, atribución y deberes de
euiere decü, enton_
ces' que todo lo rerlativ. a transporte. ilrterra.ionirl o interestadual, su personai, a la detefminación del régimen a que deben suietarse,
sea rrrre.se ¡ea]icc por ferrocarril, i¡rrout,. iiut()nrotort¡ irvi<iu.
ilebe ser etcaera 5e.
c'Ieacll por el uo'g*rso de la- Nació'. En el misno se.r-rtido
Ia cons- Como es lógico suponer, toda norma de organización de un ser-
tit'cit'¡, Nacional facult¡r :rl congreso para promover la
construcción üeio pirblico que implica un gasto deberá emanar de la autoridad
<l<'fel'rr¡,'rrril.s . dt, <'rrnrl.s ,,,,.1,,gal-,1,i. poi medio de los cuales se que tióne podei presupuestario o, de lo contrario, obtener su aproba-
¡ r r r c < l a0 l i ' c ' t r r i r rt ' l t l u n s ¡ ' r o r l r , i r r t c r . < ' - - t i r < lrr.l i il n t e r . n ¿ c i r l ¡ ¿ l( a r t . 6 T . ción expreia o bajo la forma de otorgamiento de los créditos necesa--
i n c : .l 6 ) : ' 7 . rios par-a Ia aplicación de la norma 60. Por lo demás, toda disposición
que iignifiqná et, la organizaeión de servicios, una limitación a la li-
,i4
1 5 -VSi d, A. Y A C L T É,So'Sf O , t r p . r . i r . .t . J , ¡ r r i , . f i 7 . 6e*ad-indiüdual, a la propiedad privada o a la libertad de comercio
C A n R I L ) ( ) I T A L L A , o - p - _ c i t . . ' t . 2 . p á q . 3 g 1 . A g r e g , rc \ t . . ; r n r o r ( t u e
:llrn en los suprrestoscn (lue el legisl'rr<lor o indust¡ia, debe ser establecida por la ley Ú1.
tuy" .i".,i.tftn quc iii aá'rlirrir*r,r.,í¿,,1
creu-11 -serviciopÍrbl;'co, d,,lr" Si la organizaciín de un servicio público no implicara oira cosa
_no ptiede enten;rerseq,r" toi-r"r"i"ior' ni',tir¡n,u.,u.,,"
co'reso.ncl¡. ('o¡r rn der.echo <ie) particai.r .- -en" su estarrrecinrir,r¡ti que la eiecuiión de la iey de su creacién, evidentemente esta facultad
.i'- En Chile este princ-ip_io
- . esti consagrlcio"*gi.lcs a5 ir.". t .,' ++ inc. S
tle l¿r(}rnsrir¡rciónpolítica del rstacro.rjifilsiiv¡ ".tr. or). cii.. i. 2. 6s Vid. VILLEGAS BASAVILBASO,op. cit., t. 3, pás- 155.
5i Jl)zE, o¡r. cit.. t. cINfNfA, rrriq.89.
., 2,.pág. s5, .1r". qrr" nec.r,srrrir¡
i,r prricr.triririt'nt,r rr. 5e Vid. SILVA CIlvfMA, op. cit., t" 2, pÁg. 96.
gir:!ittiv'r pilr¿l ( rcirr el pírbiico puiqrr. ",
.servióio éste entrañr ,i"",,s,iri^.,.,"nt" el 6{) Vid. JE?FI Principes.. ., op. cit., t, 2, pág. 105.
clc'batepariamentarioy Ia prrbric;had,q,,"- riri-'l*, qar¿r'tí.srr¿isicrsrrr. r,rs iir.r,r- 61 Vid. VILLEGAS BASAVILBASO, op. cit., t. 3, pág. 159; SIL\''A CI\í-
1a^{g-s_jn{ivi5iuales, ind'isrr,eniabres en ioin ^.i,nt,-, cie-gr,rn i,"1ri.r,i.,,.i". Lri tler¡rt. I{4" op, cit., t. 2, pág. 96.
parii¡menfirio. a<Jertris. fr¡cjlita el cor¡trcl de ia opinióA pribiic,r.

,
----
Y
30 lt1.,rNupr-\.í¿ni.q.D nz j\lAr.rLI.-\r-
u. IjIiRl,r.ltrt Án],rt¡;tsrRATivo :li

r:rea-
corresponde al Poder Ejecutivo, que ejercería su potestad rcsian¡r'n- rl scr.,¡ir.ig. lrn 1c'to rle ia misiillr ll¡tturalcz¿rde atluel qut'lo-iiil
taria (art. 86, inc. 2, Constitución Nacional). j-a suprcsiór-idr'l st,rvicío supon(-'una manifestaciórlde volun-
rjr.},,,,.
En materia de educación primaria. ia Constitución Nacional es- ir¿ ¿"i Est.Nio q.t, dcclarir q.t,, eñ neccsidad de interés general ;i';
píiblico, pu
tablece expresamente que las piovinciu, ,i"b"t asegurarla, a ios efec-
'tos de que el Gobierno federal les garantice el goce y ejercicio de sus rrecesit,, scr satisiecha por ei ¡rroccdimicnto dei sr:'rvicio
li irt injci¿Lii'r pt'ivitda o rio hacer lugar a la pl,-
ciic.ti, r'utr-r.1irr.s.
instituciones (art. 5). Quiere decir que, entre nosotros. las legisiatu- pc; ser iirnecesaria d+. Comc la supresión di'
visión de esa necesiciacJ
emanado dcl
ras provinciales deberán Droceder a la creación y organizació:: de l¿ * ,"r-ui"io pirblico conclüce a la abrogacién de un acto
educación primaria impuesta por la Constitución. Como en nuestrc poclcr I-cgiilatir,o, cs evirjeirtc riui: st'rlt)és-tctit:nc coml;etencia uirt'it
país el régimen municipal es, en generai, autárquico, ics gobiernos c,r: la Cons-
.iio. ¡, cl! advertir que los servicios pirbiicos esta'olecidos
provinciales han delegado en ios municipios la creación cie ciertos Naciorlal ,rJ p,reden ser suprinridos por el legisiador' Asi'
titución
servicios públicos, entre otros el de transportes, por io que compete El Congr:eso es c¡uietl juzga tiiscrecion¿rl
uor eiertiltic,, el clu
al órgano legislativo, Concejo Deliberante, la creación y la orsaniza- "orlr"nr. sobre el mantcni-
i"nt", ,"gúr-, I"r circunstanciat e"otrómi"o-sociales,
ción de los mismos, de acuerdo con las leyes orgánieas. miento o supresién del servicio público'
En el supuesto de batarse de municipalidades autónor¡as, comc Con reipecto a los servicioi púbiicos municipales,- su supresion
res-
las que surgieron con motivo dei nacimiento de ias nuevas pro."'incias, corresponde'u lo, .o.rr"jos deliberativos, segírn io estabiecen las
sus facultades derivan de ia Constitución provincial. Así, por eiernpic, municipales r¡ ias constittrciones provinci¿llt's
nectjr^asicves orgánicas
ia Constitución de t,Iisiones atribuye a los municipios torio ic referen- uara ias entidades autárqujcas o las autónom¿rs,respectivarne-nte'
organr)
te a transportes v comunicaciones urbanas, crganizaciór-¡ cie ios ser- Si la ley creadora de un servicio pirblico clisponeque-eJ
licios públicos locaies, servicios fúnebres (art. 204, inc. a ), Puecie su funcionamiento c.lei misnrO.
aclministratií.o p.,ed" cleciclil. tanbjéll
adernás la comuna contratar servicios núbiico.s \¡ otorgar concesione:; r¡ucda al arbitrio cle éste srr olg:tnización y funcionamiento, lo <¡uctlt'
a particuiares con limite de tiempo y^ rescatabíes siri'indemnización il;li" i-fti";t"tttunte partr suprirnirlo. En este s.*resto, es potest,itl
por iucro cesante (art. 204, inc. f). Agrega esta Constitución que pirblictr
del órgano ejecutivo decidir dliscrecio'aimente si el se'vicicr
pa¡a la concesión de servicios públiccs por oiazcs mayores <i.: 10 años
debe ser mantenido o suPrimido.
s_erequiare iicitación pública, aprobación por <ios tercíos de votos dei
Concejo Deliberante ]* su posterior sometimiento a referéndum po-
pular iart.9CI7). 20. Sistemas de prestación de servicios públicos

!.8" }lÍodiíicación Oportunamente dijimos que el servicio público puedc ser prest:rritr
del servicio público prt-
directá^ o indirectamente por la administración. Er-r const'cuenciir,
decir que el serücio público puede eiectua¡se por gestión
i.a rnodificación consiste en alterar ias normas cie organiz¿rcion dríamos
Ade-
<iel servicio pirblico cuando el interés general así lo im¡;cne-. La idea directa de la administración o pbr gestió; indilecta de ia nrisma.
más. se po<iríaagregar un tercer tipo, que sería el de la gestiíii¡ mixt¿r'
ce modificacién trae apareiada ia rje'organizacior:. i'aic decir. un,
valiacióir <le ias ,ro.*"f sobre c,rva tase !l servicio fue estructur'¿do.
Si ir. crgar:ización de un servicio'resuita de una ie;-, pareccr.irLlógico La gestión directa por la administración puede realizarse'
ilue i¡, niodificación resultase de¡ivada también d,t- lef,, a) Por la administración centraiiza<la'
1,,i,ru..ést,,
aiecia no soiarnente a su aspecto regiamentario sino también ¿r .\r¡ es-
63 ViC. LAUBADDRE, Setoícesyrblics et conccsionsde s':rt'ict's¡rublic, t'rr
i¡uctura org.inica, régimen de bienes y personas62. sj la organizrrc':óri Repertoire..., op. cit., t. 2' pág' 869.
----G4
DALLOZ,
iel servicio fut, irecha por ia adminis&dción, a ésta le corrispo'cl,-'rá, Ür ililrüri;;; iu ir.r1i..riónde serviciospúblic's es el octt-
en generai, su modiíicación. rrido en Francia"i"-plo *iti"J'á"1 t-i-i.y dei I <ie diciemb¡e ae 190í sobrc
io-r"pol""i¿n d" ""r
l^ Isi;;;;; ""liá.
E;i;J", que la satisfi.criór de las ne-
.:"riááá"r ,"ligior"r pá¿it^ ser "rraúleció
asegirrada por las autoritladespribiic::s rti por
i:-pr"""ái**-"t" "i
d"i r"-*i"io público'ni por el orocedimie.to de:.!cier'¡tiro !rri-
19" Supresién de los servicios pribiicoe tltli:3 tl":l
ir.do L^ lei' <ie 1905 no soiament" st'pri'ne ei iervicio público clei
que prohíbe'el pago cle strbvenciones '¿ a'festaciones g¡atuitasa-todr)-servrci()()
-Fo:' aplicación dei paraleiismo de las fo¡mas y de ia competencia, JJu'r.L"i**ntn prii"¿n-q";-;;il;i"g^ ias necesidrrcles ieiigios.rs.\i.i .lEZE. L¿'s
i'r sai"'¡ disposiciones contrarias de la ley, es necásario, pare iuprir:rir zrincipes generatl' .'op'lcit', t' i' pag' 133' En este sentidoSIL\¡A CIh'l\iA
'1op.
cit.. i. s, p,ig' 71)' tlice'.,ue si ia necesidad pirblica tlesrti;:rrt'ct' t'-:it:."1."
l]-
e:Jstlrli! 1.¡¿l e( rtttr-
iil Virl. SILVA clebe ilton]/rticarrtcntt, snprirnirse, porqlle no
s¿¡jo" ej'servic'io
CIN{NlA, op. cit., l 2. p;igs. 97 1, sig.
i:'.niento r,rcional i' social <ic sr¡ e;:isteneia.
F
32 M¡NusL Manj¡ Dlez lr'l¿xu¿t. pr DEnecH<.rApt"tlxrstn¡rivt¡ 33

b) Por eutidades autárquicas. medios pueden ir de los más liberales,


c) Por empresas del Estado. dÍstíntos fines y medios. .L¡s
."*" l" comprá, a los más imperativos, como la erp'ropiación,pudién-
d) Por sociedades del Estado. y el despoio en- épocas de guerra. Los
á'or" tt"gut á la confiscación
La gestión indi¡ecta puede realizarse: i-"" ser variados: en un sistema colectivista Ia naeionaliza'
""""d"n
a) De acuerdo ccn el sistema propiciado t'"n¿r¿ como objeto Ia supresión de la propiedad privads; en uir
por la escuela liberal "iá" de bienestar, el desañoüo económiio; b-aJ-cui; régirnen <Íe
o individuaiista. ilri-¿, c-1.
b) Por medio de iocación cle servicios. ,,aciorr"lirmo estrecho, la fustigación del capital foráneo, etc.
c) Por medio de concesiorre, d" los Entre nosotros se aplica el procedimiento <ie l¿ nacÍonaliz,aci'¡¡
servicios públicos.
d.) Por medio de cooperativas. oor primera vez a los sárvicios públicos ferrovia¡luS rtacionalizándose
Ln pri*"t término el antiguo fer-rocarril Central Cordobe v Iuegc -el
En cuanio a ia gestión mixta entendemos
que debe considerarse Traiandino, Con posterioridad, en los años 1946 y 1947, se nacionali-
el supuesto de to reJrizado por i"r-lá"i"¿"a"' za¡on las restantÁ empresas ferroviarias de capital inglés y francés.
á"
";;;;-r"'mixta0B. un procedimiento simllar se aplicó a los servicis telefónicos que
27. La nacionaliáción or"rübu la Unión Telefónica, i los de aviación y a los de energía
de los servicios públicos ""1é"t¡"" y de gas. Disponiendo el Estado de varias de las distinta:

cogo dijimos, ia gestión di¡ecta <ie ios emDresasprestatarias de los servicios públicos, se vio obligado a or-
servicios públicos se reab- eÁít"t lai entidades encargadas de su prestación, acudiendo e'. un
za por ia administración ce¡traluada,
sea por los enies iurldico, me_
nores, eniidades autárquicas, empresas irio"ipio a.las sociedades de economja nrixta para los teléfonos y la
dei Ert"do;-;o:JJades der aviación, dando origen a las empresas E'M.T.Á.. y F'A'M'A' respecti-
Estado. En muciros sufuestos ei bstado
orgaüza <ii¡ectamente el ser- vamente, que hubieron de ser disueltas en algunos casos por razones
y lg presiao comq _por. ejemplo, Jl caso de ios-Áneos. oe
lt"-
ecu€rdo "o
coi: io que-a*tl.cede y er,. un sentido de orden linanciero. El Estado entonces organizó las empresas del
amplio, ," p""t"-áoi, Estado que son las que actualmente prestan los ser'¡icios ferroviarios.
nacronaiizaciorr, provincializ¿cién y municipáUzación
:,:1 .la
ar'úce":a la Ésuncion, respeclivamente, pcr
se aéreos, tllefónicos y de gas y una erntidad del Estado que funciona
cada uno de eitos entes te_ como sociedad anónima, cuyo único capitalista es el Estado, que
rritoilales, rie ia compeie¡rcia pa.a deipleg;-;;-""tt'i"á""i
*"t"rior_ erplota el servicio de electricidad en Buenos Aires, y en el Gran Bue-
jos partiJurñes.c"¡-*i"
o1e1ie .d"i1:n a.ia i¡riciaiivade
ia n.+'ci'*aalización, ro dicho, nos Aires. Se trata de la empresa SEGBA' La Nación y la Munici-
prozinciaiizació-r o mirnicipaiiaación"""
compcrta ia
iiansie¡e¡reie a h oropiedad públice, p*;-'*, palidad de Buenos Aires constituyeron una sociedad de economia
¡-;;;;;*-"i *."llio*"arr, ioixta, que se llamó la Corporación de Transportes de la Ciudad de
er'*¡.esa¡
;' própiidad",!o" ;;;;;*"rl;;;-;;;;,oiJ
51 *,, o,u_ Buenos Akes para la explotación de los urbanos, que también fracasó
que las expioiaban co¡rrc servicio pú.blico
:lt-¡j="riares. .ya
ei regrmen cie concesiones. 1 U"¡o en su funcionamiento y dio origen a su transtormación a Transportes
Así entre r¡osotros,por ejempio. los ferro-
carriies €6. de Buenos dires y luego a Subterráneos de Buenc Aires' encargada
Xri aigunos supuesios ia nacionaliz¿ ., en el momento actual de la erplotación de la red subterránea.
En cuanto al régimen jurídico aplicable, dependerá del ente que
:'j1il";,*.r_:ir¡*nar{
fic cr¿ ciesa¡¡ol.io
i * "*a. sei¡aia d ;;::, 1TJ"J;",,:
"",H:J"r,f
" gue los "capitaiesextranje_
ienido que scpcri-ar.
explote los servicios nacionalizados. si fuera una empresa del Estado
i'cs e::¡:ioi¡.ran aigunos de o una sociedad de economía mixta el régimen sería en parte de dere-
rrccai¡iies y ios ieiéfonos6?._sus ser.n-iJios
prtbii*; ;;'"¡"*nl" los fe. cho público y en parte de <ierecho privado. Si la exploiación estu-
]-¿r doct*na sostiene que si bien iodas ias nacionarizaciones viera a cargo de la administración central o de un¿r entidad autár-
iren ccmo denominail-orcomúa el traspasoA"_i:"u-"orfrru-áJ tie- quica, el régimen sería de dereeho pirblico Bs'
propi"-
ded privada, nacieaal o extrat:.er.a,'', il==_oo"d.t grl;So,'p:o"?"n t"o"l-
22, Servicios públicos en el sistema de la economía li"nerai
?t CARRIDO.
i: 9o*p.
lln F¡'a¡rciatambién.trALLp,, op. _cir.,t. 2, pág. S43.
se nacio-'nariea;"; q,r" eran expio. Er.r algunos paíse,sse dejó a la inic'ir'ttiv¿rpri":rdl. lrr satisf¿rccii¡li
taücJ-Fcr concesionarios,para constituir. la Fr';;;t;;rires,
S.N,U.¡.
G; {;ARRIDO rert_i (.p. ;ii., t. A ;;;:-rer332) enseña qtre cole'ctivasde carácter industrial y comtl'ciirl. limi-
dc las l-rccesidrrdes
zón rl':' ;¡¡erés rrúbric" faltando ia rn_
pírblt.'.' tr"r ra"ó.,", ¿" tipo
"nn'gliu]áá¿'pii,a? asumi{e. por ia adrninisiración
fr;;;r,;""Jl¡¡"i" o" asegurarui¡a fuente de in_ 08 Vid. CORDILLO, A. A.. "Empresas del Estado", ob. cit., pág. 58'
gresos supiementatia, oe Cornp. GORDILLO, "Empresas<lel Estado", ob. cit., pág- 60 y sig'
U Mexr¡sl ]vf¡nÍ¿ Drsz NIINu¡.I- nr Der{ECHo AuurN¡srn rrrvo 35

tándose el Estado a una función de noiicía. En los Estados unidos En


hre el privado. Por ello Ia corrcesión reviste un doble carácter'
se prestó el servicio ferroviario considerándolo como una mera acti- :;".;; iérnrino es un servicio público cuya gestión' como la de todos
"idad industrial, sin otro control que el de las industri¿s en general. f^.'."*i"lor de esta naturaleza, ha de hacerse buscando el predominio
AIgo similar ocu¡rió en Ingiaterra. La experie.cia demostió los gra-
iá mt".¿t general; y por el otro lado, una enpresa industrial que
ves inconvenientes de orden económico y social que derivaban dJ la
entraña una compensación económica _para el concesionario 11or las
circunstancia de librar a la iniciativa privada la satisfacción de las
orr"rotut cargas que la gestión impone 73'
necesidades colectivas. El Estado tuvo [ue intervenir, en ejercicio de En la cóncesión, el concesionario impone ias atribuciones que le
sr1 n-o{er de policía, dictando un con¡rinto de normas legislativas y pol_s_upropia cuent¿r
_ ha' siclo cotifiada, no en notlbre del Estado sino
administrativas con el objeto de asegurar la regularidad y seguridaá .".i"seo. El sistema de la concesión del servicio público es una for-
de las prestaciones y el control econémico de los servicios. iu ttánritotia de gestión, desde que la at¡ibución conferida al con-
implica, en cierto modo, una incapacidad de la adminis-
""rlo"urio
tración para el ejercicio de sus propias funciones'
23, Sistema de arrendamiento
b) Se puede decir que la concesión es un modo de la concesión
Por este sistema la adml¡nistración encarga a un particular la de un servicio, por medio del cual 'na persona pública, que es el
prestación de un servicio durante un cierto tiempo y mediante una concedente, .ttcárg", por contrato conciuido con él' a una persorp
remuneración establecida previamente 70. Se trata, entonces, de un orivada, el concesionario, la gestión de un servicio público a su costo
contrato de locación de servicio, en el cual el empresario se hace ca¡- i, riesgo, mediante el derecho de obtener una remune¡ación por Ine-
7r. El concesionario,alln
go del servicío ya organizado. Los usuarios del sérvicio a¡rendado no ¿io ¿é las tarifadas cobradas a ios usuarios
tienen ¡elación jurídica con el empresario sino con la administ¡ación cuancio esté investido, por parte de la administración. de una porciórr
a quien deben pagar el precio del servicio. En el arrendamiento no de ios poders y atribuios áe ésta, 'o se transforma por ello en f'n-
existe ninguna delegación del poder público, ya que el empresario no cionarié pírblico ni la ernpresa de concesión queda inc-orporada a la
está autorizado para el cobro de ias tarifas ni el ejercicio de ciertas administráción pública ?5. El concesionario, entonces, debe asegurar
?6 a su costa y riesgo, obtenien-
prerrogativas que corresponden a Ia adminisüación. Es un sistema el funcionamienio del servicio público
anacrónico que está en desuso, que implica una confesión de inca- do un provecho pecuniario de su gestión. No es, como ya diiimos, un
pacidad de ia administración pública ?r. ftmcionlario ni tJrrpoco debe ser confundido con un particular, que
es un simple colaborador que participa en la gestión del servicio
público 7?.
24. i.a concesión
La concesión de serv-iciospúblicos se rige por el derecho pú-
a) Consideraciones generaies. En este sistema la satisfacción de blico. Toda la teoría de la concesión de servicios pírblicos gira aire-
necesidades de interés general, sobre todo las de carácter industrial, <iedor de dos ideas en apariencia contradictorias y que ella trata de
se realizan por personas jurídicas privadas, los concesionarios, a quie- conciliar: la primera es que, a pesar de concedido, el servicio continúa
nes el Estado delega un poder jurídico para la realización del servicio siendo u.t servicio público; la segunda es que el gestor del servicio es
concedicio 72. un particuiar cuyos intereses son privados y que' en consecuencia, no
En la concesiór¡ de serr"icios públicos pueden señalarse dos as- ?3 CARCÍA OVIEDO, Ln concesíón de seroiciopúblxo, op. cit., pág' 10.
pectos: en primer iugar, como q,tJ l" ganaicia es el móvil que de- 74 Vid. LAUBADÉRE,Traité éIémentaire, op. cii., t. 3, pág. 539; RIVERO'
termina al particular a hacerse cargo del servicio, éste constituye pa- - cit., pág.389; VEDEL, op. cit., pág. 620'
op.
ra é1 r¡na empresa industrial; en segundo lugar, el carácter de serücio z¡ Vid. ZANOBINI, Diritl.oamministrotiao, op. cit., t. 3, págs 305 y sig.
Este autor distingue Ia concesión de la autolización, por cuanto ésta no crea pa¡a
público que hacc que el interés general sei decisivo v pre'aiezca so-
el particular ningú:r nuevo poder sino que hace lícito y posibie el ejercicro de
pode¡"s o derechos de los cuales éste era titular'
70 Vid. ROLLAND, op. cit,, pág. 28; RIVERO,ob. 7e La dcc,kina f¡ancesa Señala supueStos en que Ia concesión puede ser'
rr Cfr. VILLECAS BASAVILBÁSO, cii., pág. 390.
ob. cit., t.3, pág.06 ri'.ig. otOrgada a una SOciedad de eConomía mixta y así ocgrre también entre nosot¡os
zl Etimológicamente, concesiórr signiÍica acción y'e?ec"to cie'con"ceder y con- en Jl supuesto de la concesión a la Corporación <ie Transportes de la Ciudad <ie
-
cede¡ r:i c1ir, oiorgar, hace¡ me¡cecl
1'gracia de una cosa. Así se dice concedei Buenos Ái.es y la Empresa Nacional de Teléfonos algentin¿. Agrega la doctrina
u¡ra ccsi.i, :r-rncedei un derecho, concedei un priülegio. etc. El concepto eiimolé- irancesa que, aunque es paladojai, existen en F¡ancia concesiones otorgadiis tr
gicc-ri: i. c¡ncesión es un concepto amplio, q,ü.,o
=virl, iteju"ga en r-rada su naturaiezg establecimlenio, públicor, por ejemplo, los que exploürn ios servicit¡s dc ga..
iu¡l¿iic¡. cARCIA ovIEDo, La ionteión d¿ 'e¡'t¡cio nlibii;: s.u¡L. lsz+. electricidad. Vid.- LAUBADÉRF.', T¡aAé éIémentaíre..., op- cit-, t 3, pág 540'
prrr-..6 ?; Vid. ROLLAND, op. cit., pág. l2l.
t
E
F
B6 N,l¡¡¡upr_ Nf¡nia Dtnz F
r
i M,lNu¡l pe D.EREcHoAnMrN¡s.rn¿rrvo 37
acep-tará hacer funcionar er servicio
si en eilo no encuentra una ven-
taja i8. tienc que convendría que eD los casos en que una cooperaüva pres-
-El
precio de las prestaeiones
en el sistema de Ia concesión es tara un servicio público no lo hiciera en forma de monopolio, ya que
en función de dos elerientos: .l;r;;
de producción del servicio y el entonces los administrados no estarían obligados a hacerse socios de
81.
interés del capital- invertido
l;-;;p.esa, ia cooperativa para obtener sus servicios
erementos que intuye'
en la razonabiridad a" ur-Lrir"r.-tl"'"t.,"ción
";
der capital i'vertido,
así como Ia delimitación der I""r;,
del Estado no sean *.¡itr"ri"r-li
;; el objeto de que las relaciones 26. Gestión mixta
lr""orr"bles, por la complejidad
de los factores en ju-ego,
1i"-pre contradictórios o antagónicos, La gestión de los selvicios, como dijinos, puedc ser nrixta. En
revelan l_ospeligros- dJ esta ""rif";;-'á;
prestación ?e. i.ste caso puede ser presta<ia por una sociedad de economía mixta,
Puede existi¡ también i""o-fu*i"nto
parciar de las obligaciones en la cual el capital se forme por asociación del del Estado y el dc
por el concesiona¡io o transgresiones
más o menos encubiertas de es- los particulares y de cuvo réginic'n nos ocupamos oportunamente i'n
tas, obligaciones o exigencia"s i"¡"riitr.oa*
*pueda de ra administración, De el tomo primero.
allí que teóricamente
-de mejor sistema er de ra También se dice que habrá gestión mixta en ei caso de la gestión
administraiión directa ros ";;r;;;;-".mo
r;t;i"i;; públicos, ya que la rrirecció' interesada (régie interesée). Se trata¡ía en este supuesto en ur¡.r for-
*a".19:Trí1 siemprepo,
Buiarse. interéspúblico. ma de asociación entre la administración y un particular
-hace para la ges-
\'omparados los sistemas de prestación "i de los servicios púr_iricos tión de un servicio público. La asociacién se a trivés de-un
y por concesionarioi ambos presentan contrato que no da iugar al nacimiento de una nueva persona jurí-
ryt."1 .Estado ventajas t, incou-
venientes' En nuestro-sentir, si Ia
exproiación clcl servicio púbrico por dica y coloca al particular er1 una situación análoga a la del socio
e.l psp-do no se puede a".potitir*t'íi
." pu"ae mantener lir estabiri_ industrial. Lo característico de este sistema es que participan con-
dad del personal iuperior dá ra entida,r
q,r" pr"rt" er servicio, convie'r, juntamente la administración y el particular del área de la explota-
recu¡rir al sistema de-ra concesión - - - - ^ ' que,
: . . ! ' ¡
bien controrada,ha dc rcsult¿rr. ción y por eso estamos frente a una gestión nrixta.
ú t i l a l a c b l e c t i ü d a de .

25. Las cooperativas de servicios públicos


La prestación indirecta der servicio
público puecJe,realizarse por
medio de cooDerativas,que se caracterizan
porqlue no sorl sociedades
de especulaciSn v tiene; J;;;;iá'-""on¿nri.o
tribuye a vigorizárr* ui"""ror
"" 1, morar (ruc cor)-
á"^ .r.rr¿"¡á"i"r*t'^l."t l'óop".rr_
vas benefician a sr¡s socios <¡,e
ror, ,i io vez consumidores usuarios.
con ellas se tratir d" ,,,prir,.,i'r:
; il; int"r,r,".ir".ios. Es frect¡c¡rtt: en-
tre nosotros el'fu'ci<¡namie.to
de cooperatr.'aspara la prestacirin cle
s.rvicios eléctricos en cie¡tas
pobraciolrcs. Er servicio, cn c,stt,caso,
h:lllrá de prestarse a los socios^de
la cooperativa.En doctrina sc sos-

En el sigro XIX Ia,concesión de servicios


.r- r-tt
de la coDcesiónde ol¡ra pú'lica. n ti""r públicos se englobabarrentro
terrocarriles' Ios tranvíirs n Jirtri¡,,"iá. á"i'rigl" "go, XIX, con el desarrollo cle los
pareció que más fácirmenie v l"l r r" erectricidad, la concesión
p"ai"
explotación (serviciooúb^lico)'.,p"."i""i".'J ü'.,r"rin;";;¿;T'lJobra y s'
Jiü-", del siglo XX se -po,
comprendió
q.e -podía haber seÑicios pírblicos "'ortn"ioio,
,i., á"""iián¿-gr
en el caso de transportes.pór ó^mtribus.
vlá.'l,l'u¡¡oEaE,
-'^ sI= iúbri"".
.troit adminis-tratif, "¡"mpro,
Traíté éréntentaired,e
op. cit., t. S, pás. 3¿ó.'
?0 vid. RoDRIcuEz j; liáh"^n
olü1, -p¿li;;",,n"i^riu,
del precio de los servicios públi-
coe, en Anuario del Instituto_de
.Lrt?il;. MARIENHoTT'O"*"f,] iriiiii
lsSB, ,i1."áiZ.
ái"ü'""n" administratioo,
op. c¡t.,t. 2.
no*r.
l, pág. JB7