Вы находитесь на странице: 1из 1
13 Tampoco sus actividades se veran entorpecidas por los vaivenes de la fortuna. Variaran, si, con las vicisi tudes de la fortuna; todas, empero, serén nobles, quizé tanto més nobles cuanto més criticas las circunstancias. Bien puede ser que, de entre las actividades consiguientes a las especulativas, sf se vean entorpecidas las concernientes a cosas particulares, como son las que realice tras deliberacién y examen, Pero siem- 5 pre tendré a la mano y consigo la «ensefianza suprema» ', y més si esté, y aunque esté, en el llamado «toro de Félaris» 18, que dicen que es «placentero», hablando gratuitamente, por mds que lo repitan una y mil veces 9, Porque, en la tearfa de ellos, el que exclama «pla centero» es el sujeto mismo que est inmerso en el 10 sufrimiento, mientras que, en la nuestra, el que sufre es distinto del otro, el cual, aun conviviendo con aquél mientras se vea forzado a convivir con él, no por eso se vera privado de la contemplacién del Bien universal. 14 Pero que el hombre, y sobre todo el virtuoso, no es el compuesto, también Io atestigua el alma con su separacién del cuerpo y su menosprecio de los supuestos bienes del cuerpo. Mas pretender que la felicidad 5 incluya al animal, es bien ridiculo: la felicidad consiste en una buena vida, y ésta se origina en el alma, como actividad que es del alma, y no de toda ella, pues no lo es por cierto de la vegetativa como para que aleance al cuerpo. No, esta felicidad no podia consistir en la esbeltez y el buen estado del cuerpo, ni 10 tampoco en tener buenas sensaciones. Es que las sensaciones excesivas, con su pesadumbre, amenazan con arrastrar al hombre hacia ellas. Pero, como hay una especie de contrapeso que lo eleva en direccién contraria hacia las realidades mas eximias, cabe amenguar y menoscabar las cosas corporales, a 15032 Se trata de las acciones morales, caracterizadas como (a) consiguientes a las actividades especulativas (cf. III 8, 5, 22-23), (b) concernientes a cosas particulares y (c) puestas tras deliberacién y examen (cf. supra, n. 22). 15733 Cita de RATON (Repiiblica 502 a 2). La «enseftanza suprema» es la Idea del Bien. 15534 EI (oro de bronce en que Félaris, tirano de Agrigento (570-554 a. C.), encerraba y achicharraba a sus victimas, 15935 Alude al. t6pico repetido por los estoicos v, sobre todo, por los epictireos de que el sabio sera feliz y estara a gusto aun en el toro de Falaris (Stoic. Vet. Fragm. Il, num. 586; USENER, Epicure, fr. 601). ) BRO... tto./Awwwlibrodotcom