Вы находитесь на странице: 1из 2

La realidad de la concesión del agua en Colombia

¿A qué colombiano no le toco dibujar el mapa de Colombia como tarea en la escuela?, era común escuchar a
nuestro profesor de ciencias sociales decirnos: “somos” el cuarto país con más agua del mundo, nuestro
mapa lo rodean dos hermosos mares y cantidad de venas azules que nos hace el país con más recursos
hídricos del mundo.
Pero desde la década de los 90 este panorama cambio, hemos caído 20 puestos en ese ranking, ahora
ocupamos el puesto 24 en esta lista. Todo debido a la gran deforestación, pegada a la minería y el cambio
climático, y a esto le sumamos el crecimiento desmedido de la población en ciertos lugares que ha generado
un estrés hídrico en los afluentes y convertido a nuestros ríos en grandes cicatrices áridas.
En Colombia, de acuerdo con la Constitución Nacional, se considera el agua como derecho fundamental para
la vida, cuando está destinada para el consumo humano, de conformidad con el artículo 30 del Decreto 1594
de 1984.
La ley nos da derecho al uso del agua superficial y subterránea, pero este uso se encuentra supeditado a
ciertos permisos, el uso del agua está regulado, porque su escasez obliga a ello, Para garantizar el correcto
reparto o aprovechamiento. El estado colombiano tiene un dominio eminente sobre el territorio nacional
puesto que los “bienes públicos que de él forman parte, pertenecen a la Nación”. (art. 102 de la Constitución
Política de Colombia (CP)). Por consiguiente el Estado es propietario del subsuelo y de los recursos naturales
no renovables y renovables, el estado debe controlar y regular la explotación de recursos hídricos, esta
regulación se hace mediante permisos de aprovechamiento y concesiones de agua que será de un tipo u otro
según sea el destino del recurso.

De acuerdo a la constitución política de 1991, en la ley 99 de 1993 y en los decretos 2811 de 1974 “Por el
cual se dicta el Código Nacional de Recursos Naturales Renovables y de Protección al Medio Ambiente” se
rige Autoridad Nacional de Licencias Ambientales para otorgar Permiso de Concesión de aguas
Superficiales, y toda concesión d e aguas estará sujeta a condiciones especiales previamente
determinadas para defender las aguas, lograr su conveniente utilización, la de los predios aledaños, y en
general, el cumplimiento de los fines de utilidad pública e interés social inherente a la utilización.
¿Qué es una concesión de aguas? Es la autorización que otorga la autoridad ambiental a una persona natural
o jurídica para la utilización del agua pública o sus cauces durante un periodo determinado generalmente por
diez (10) años según la actividad a realizar
En que consiste su trámite? consiste en obtener el derecho al aprovechamiento de las aguas superficiales
para los siguientes fines: Abastecimiento doméstico en los casos que requiera derivación; Riego y
silvicultura; Uso industrial; Explotación minera y tratamiento de minerales; Explotación petrolera; Inyección
para generación geotérmica entre otras .una concesión de aguas se debe solicitar antes de iniciar la etapa de
exploración cuando este pretenda utilizar las aguas públicas o cauces para alguna de las actividades
mencionadas anteriormente. El control de las concesiones de agua se encuentra a cargo de las corporaciones
autónomas como autoridades ambientales que ejercen su jurisdicción en el área donde se otorgó el permiso.
El decreto, que aplica para las autoridades ambientales y entes territoriales, establece que quienes tengan
una concesión deben presentar un programa de uso eficiente y ahorro de agua ante la autoridad ambiental, ,
el objetivo es que los usuarios del agua que tienen una concesión, hagan un diagnóstico y análisis del uso del
agua en su actividad y planteen proyectos para optimizar la demanda. Pese a todos estos controles para el
uso eficiente y optimización del agua en Colombia existen más de 120 megacentrales hidroeléctricas y
más de 800 microcentrales. Según la información, el 1.1% de los dueños de las concesiones de
agua en el país tienen el 62% del volumen del agua concesionada. Comunidades y organizaciones que
defienden el agua, la vida y el territorio, han denunciado que Colombia es uno de los países más desiguales
en términos de acceso a la tierra y, sobre todo, en relación con los derechos para el uso del agua.
De acuerdo con el informe “Progreso en Agua Potable, Saneamiento e Higiene: 2017”, lanzado por la
Organización Mundial de la Salud (OMS), solo el 86% de los campesinos colombianos tiene acceso a agua
potable. En el campo, todavía el 8% de las personas de nuestro país toma el agua con la que cocinan y
consumen a diario de fuentes de agua superficial, sin ningún control ni proceso de limpieza.
Pero el problema no es solo de las áreas rurales. Los datos más recientes demuestran que hay 318 municipios
que están en riesgo de desabastecimiento de agua. Y el panorama no puede ser aún más desalentador para el
2050 se pronostica que el 60% de nuestros paramos habrán desaparecido. Después de todo esto me pregunto,
¿estamos tomando las medidas necesarias para conservan nuestros recursos hídricos? ¿El agua como derecho
fundamental, realmente es equitativo y asequible para todos? ¿a quién beneficia realmente las licencias
ambientales y los permisos de concesión de aguas?

https://www.eluniversal.com.co/colombia/gobierno-reglamenta-el-uso-eficiente-y-el-ahorro-del-agua-en-
el-pais-283635-BUEU400133
http://portal.anla.gov.co/concesion-aguas-superficiales
http://www.orarbo.gov.co/es/con-la-comunidad/noticias/colombia-hace-parte-de-la-mitad-del-mundo-
amenazada-por-la-escasez-de-agua