You are on page 1of 1

Ser universitario en un “Territorio Ajeno”.

Complicaciones para la salud mental

Hoy en día en Colombia es común que personas por lo general de las regiones costeras, se desplacen de
una ciudad a otra para comenzar sus estudios universitarios, el solo hecho de ese cambio ya puede
implicar un proceso de adaptación, y que sucede si a esto le sumamos algo que es muy habitual, el
hecho de que dicha mudanza se suele dar en solitario.

A nivel de nuestra salud mental ya tenemos dos factores que pueden influenciar y aumentar las
probabilidades de padecer de: depresión, ansiedad o tener una sensación de soledad, aunque aquí la
capacidad de sobreponerse va ligado con nuestra personalidad.

Inmediatamente el peso de responder por nuestros actos cae sobre nosotros, empezó el proceso de
“independización” donde el desarrollo del yo (Tanner, 2006), será importante. Con base a la teoría del
desarrollo psicosocial, el termino recentramiento seria idóneo para describir esta nueva etapa de
nuestra vida con exactitud la etapa 2 propuesta por Tanner.

El recentramiento es un proceso de tres etapas donde el poder, la responsabilidad y la


toma de decisiones pasa gradualmente de la familia de origen al adulto temprano
independiente… En la etapa 2, durante la adultez emergente, el individuo sigue vinculado
con su familia (y quizá depende de ella económicamente), pero ya no está inserto en
ella. (Tanner, 2006).

Cuando llega el momento de entrar a clases nos toparemos con nuevas vivencias, el entorno
universitario es diferente al colegial, nuestra capacidad de adaptación estará trabajando para lidiar con
el ajetreo que comienza y sobrevivir en soledad en este nuevo campo de batalla.

En la vida universitaria habrá días en que el estrés será mayor y fácilmente puede desestabilizarnos, por
ende es imperativo aprender a vivir con él. Se da con mucha frecuencia que nuestros ciclos de sueño o
nuestra alimentación se ven comprometidos.

En relación con la salud mental todos los universitarios estamos expuestos a padecer de depresión,
sensación de soledad, insomnio, que si no son controlado aumenta las probabilidades de desencadenar
otro tipo de afecciones en nuestra salud, es importante que todos los estudiantes organicen
debidamente el tiempo y dispongamos de un tiempo para realizar actividades tales como el deporte,
socialización para evitar que el estrés nos condicione.

Una recomendación por experiencia propia es que cuando por motivos académicos debamos
trasladarnos de ciudad no hacerlo sobre el tiempo de ingreso a clases, para así tener más tiempo para
adaptarnos a nuestro nuevo estilo de vida, librar nuestros duelos por separación y por la
responsabilidades ascendentes que se avecinan, las universidades deberían tener en cuenta este factor
que ya es una realidad y crear programas de asistencia para los “transeúntes universitarios”