Вы находитесь на странице: 1из 7

Infecciones de transmisión sexual

Datos y cifras

 Cada día, más de 1 millón de personas contraen una infección de


transmisión sexual (ITS).

 Se estima que, anualmente, unos 357 millones de personas contraen


alguna de las cuatro infecciones de transmisión sexual (ITS) siguientes:
clamidiasis, gonorrea, sífilis o tricomoniasis.

 Más de 500 millones de personas son portadoras del virus que provoca el
herpes genital tipo 2 (HSV2).

 En la mayoría de los casos, las ITS son asintomáticas o solo van


acompañadas de síntomas leves que no necesariamente permiten un
diagnostico certero.

 Algunas ITS, como el herpes genital (HSV de tipo 2) y la sífilis, pueden


incrementar el riesgo de contraer el VIH.

 Más de 900 000 mujeres embarazadas contrajeron sífilis en 2012, lo que


causó complicaciones en alrededor de 350 000 casos, incluidos casos de
muerte prenatal.

 La farmacorresistencia, especialmente en relación con la gonorrea, es un


obstáculo importante que dificulta la reducción de las ITS en todo el mundo.

¿Qué son las infecciones de transmisión sexual y cómo se contagian?

Entre los más de 30 virus, bacterias y parásitos que se sabe se transmiten por
contacto sexual, ocho se han vinculado a la máxima incidencia de enfermedades
de transmisión sexual. De esas ocho infecciones, cuatro son actualmente
curables, a saber, la sífilis, la gonorrea, la clamidiasis y la tricomoniasis. Las otras
cuatro –hepatitis B, virus del herpes simple (HSV o herpes), VIH y virus del
papiloma humano (VPH)– son infecciones virales incurables, aunque existen
tratamientos capaces de atenuar o modificar los síntomas o la enfermedad.

Entre los más de 30 virus, bacterias y parásitos que se sabe se transmiten por
contacto sexual, ocho se han vinculado a la máxima incidencia de enfermedades
de transmisión sexual. De esas ocho infecciones, cuatro son actualmente
curables, a saber, la sífilis, la gonorrea, la clamidiasis y la tricomoniasis. Las otras
cuatro –hepatitis B, virus del herpes simple (HSV o herpes), VIH y virus del
papiloma humano (VPH)– son infecciones virales incurables, aunque existen
tratamientos capaces de atenuar o modificar los síntomas o la enfermedad.

Magnitud del problema

Las ITS tienen efectos profundos en la salud sexual y reproductiva en todo el


mundo y figuran entre las cinco categorías principales por las que los adultos
buscan atención médica.

Cada día más de 1 millón de personas contraen una infección de transmisión


sexual. Se estima que, anualmente, unos 357 millones de personas contraen
alguna de las cuatro ITS siguientes: clamidiasis (131 millones), gonorrea (78
millones), sífilis (5,6 millones) o tricomoniasis (143 millones).

El número de personas con infección genital por el VHS (herpes) supera los 500
millones. En todo momento hay en el mundo más de 290 millones de mujeres
infectadas con el virus del papiloma humano (VPH), una de las ITS más comunes.

Más allá del efecto inmediato de la infección en sí misma, las ITS pueden tener
consecuencias graves.

 Algunas ITS, como el herpes y la sífilis, pueden multiplicar el riesgo de


contraer el VIH por tres o más.

 La transmisión de la madre al niño puede dar lugar a muerte prenatal,


muerte neonatal, insuficiencia ponderal al nacer y prematuridad, septicemia,
neumonía, conjuntivitis neonatal y deformidades congénitas. Más de 900
000 mujeres embarazadas contrajeron sífilis en 2012, lo que causó
complicaciones en alrededor de 350 000 casos, incluidos casos de muerte
prenatal.

 La transmisión de la madre al niño puede dar lugar a muerte prenatal,


muerte neonatal, insuficiencia ponderal al nacer y prematuridad, septicemia,
neumonía, conjuntivitis neonatal y deformidades congénitas. Más de 900
000 mujeres embarazadas contrajeron sífilis en 2012, lo que causó
complicaciones en alrededor de 350 000 casos, incluidos casos de muerte
prenatal.

 Anualmente, la infección del VPH provoca 528 000 casos de cáncer


cervicouterino y 266 000 defunciones.
 ITS tales como la gonorrea y la clamidiasis son causas principales de
enfermedad inflamatoria de la pelvis, desenlace adverso del embarazo e
infertilidad.

De acuerdo con “Infecciones de Transmisión Sexual”, investigación mexicana


realizada en 2010, al menos 30% de los mexicanos que tienen vida sexual activa
padecen o han padecido una infección de trasmisión sexual (ITS), al respecto la
Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD) precisa que la piel también
muestra alteraciones por ITS tanto en varones como en mujeres.
De acuerdo con “Infecciones de Transmisión Sexual”, investigación mexicana
realizada en 2010, al menos 30% de los mexicanos que tienen vida sexual activa
padecen o han padecido una infección de trasmisión sexual (ITS), al respecto la
Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD) precisa que la piel también
muestra alteraciones por ITS tanto en varones como en mujeres.

En este sentido, el dermatólogo José Manuel Díaz González, integrante de la FMD


precisa que son cuatro las ITS más comunes entre los mexicanos. “La sífilis y
gonorrea, pero también el virus del papiloma humano (VPH) y virus de
inmunodeficiencia humana (VIH) son prevalentes entre hombres y mujeres de
entre 18 y 30 años de edad, grupo que presenta el mayor número de contagios”.

De acuerdo con un reporte de vigilancia epidemiológica de la Secretaría de Salud,


la cifra preliminar al día 13 de noviembre de 2015 nos muestra que en nuestro
país la incidencia de casos nuevos de VIH notificados a nivel nacional fue de
3,867 durante ese año.

Según datos de la OMS, cada día se contagian un millón de personas de alguna


ITS y se estima que anualmente, unos 357 millones de personas contraen alguna
de las siguientes infecciones de transmisión sexual: sífilis (5.6 millones), gonorrea
(78 millones), entre otras. Además, a nivel global, más de 290 millones de mujeres
están infectadas con el virus del papiloma humano (VPH).
Según datos de la OMS, cada día se contagian un millón de personas de alguna
ITS y se estima que anualmente, unos 357 millones de personas contraen alguna
de las siguientes infecciones de transmisión sexual: sífilis (5.6 millones), gonorrea
(78 millones), entre otras. Además, a nivel global, más de 290 millones de mujeres
están infectadas con el virus del papiloma humano (VPH).

Según datos de la OMS, cada día se contagian un millón de personas de alguna


ITS y se estima que anualmente, unos 357 millones de personas contraen alguna
de las siguientes infecciones de transmisión sexual: sífilis (5.6 millones), gonorrea
(78 millones), entre otras. Además, a nivel global, más de 290 millones de mujeres
están infectadas con el virus del papiloma humano (VPH).

Enfermedades de transmisión sexual y embarazo


Riesgos

Las embarazadas pueden verse afectadas por enfermedades de


transmisión sexual, también conocidas como infecciones de
transmisión sexual. Si estás embarazada, esto es lo que necesitas
saber sobre las infecciones de transmisión sexual.

Una infección de transmisión sexual durante el embarazo puede


representar riesgos de salud graves para ti y tu bebé. Por lo tanto,
el análisis para la detección de las infecciones de transmisión
sexual, como el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), la
hepatitis B, la clamidiosis y la sífilis, generalmente, se les realiza a
todas las embarazadas en su primera consulta prenatal. Se
recomienda hacerles el análisis para la detección de gonorrea y
hepatitis C, al menos, una vez durante el embarazo a las mujeres
que tienen un riesgo alto de contraer estas infecciones.

Incluso si te realizaste un análisis para detectar una infección de


transmisión sexual en el pasado, es importante que te lo hagas de
nuevo durante el embarazo. Asegúrate de contarle a tu médico si
tienes síntomas o si participaste en actividades sexuales de alto
riesgo. Es posible tener una infección de transmisión sexual sin
síntomas.
¿Cómo una infección de transmisión sexual durante el embarazo puede
afectar a tu bebé?

Las infecciones de transmisión sexual durante el embarazo pueden


causar muchas complicaciones. Por ejemplo:

 VIH. Las mujeres embarazadas pueden transmitirles el VIH a


sus bebés durante el embarazo, el trabajo de parto, el parto
vaginal o la lactancia. No obstante, si el VIH se diagnostica
antes del embarazo o al comienzo de este, es posible adoptar
medidas para reducir el riesgo de transmisión.

 Hepatitis B. El mayor riesgo de transmisión ocurre cuando


una mujer embarazada contrae el virus cerca de la fecha de
parto. La transmisión puede prevenirse si a los bebés en
riesgo se los trata poco después de su nacimiento.

 Clamidia. La clamidia durante el embarazo se ha asociado a


partos prematuros, la rotura prematura de las membranas y
bebés con bajo peso al nacer. Las madres pueden transmitir
la clamidia a sus hijos durante el parto vaginal. Si la clamidia
se diagnostica durante el embarazo, se puede tratar
eficazmente con antibióticos.

 Sífilis. Se ha asociado la sífilis durante el embarazo con el


parto prematuro, la muerte fetal intraútero y, en algunos
casos, la muerte después del parto. Los bebés que no
reciben tratamiento tienen un riesgo alto de presentar
complicaciones que afectan varios órganos.

 Gonorrea. Si no se trata, la gonorrea durante el embarazo


puede provocar un parto prematuro, la rotura prematura de
las membranas y bajo peso de los bebés al nacer. Esta
infección puede transmitirse al bebé durante el parto vaginal.

 Hepatitis C. Algunas investigaciones indican que la


hepatitis C durante el embarazo aumenta el riesgo de tener
un parto prematuro, un bebé de tamaño pequeño para la edad
gestacional y bajo peso al nacer. Este tipo de infección
hepática puede transmitirse al bebé durante el embarazo.
Otros efectos de una infección de transmisión sexual en el bebé
pueden ser los siguientes:

 Infección ocular

 Neumonía

 Infección de la sangre

 Daño cerebral

 Pérdida de la visión

 Sordera

 Enfermedad hepática crónica


¿Cómo se tratan las infecciones de transmisión sexual durante el embarazo?

Las infecciones de transmisión sexual como la clamidia, la


gonorrea y la sífilis pueden tratarse y curarse con antibióticos
durante el embarazo. Las infecciones de transmisión sexual
causadas por virus, como la hepatitis B, la hepatitis C y el VIH, no
tienen cura.

En algunos casos, se pueden utilizar medicamentos antivirales


para ayudar a reducir el riesgo de transmitirle una infección viral
al bebé. Si tienes VIH, es posible que tu bebé deba nacer por
cesárea.