Вы находитесь на странице: 1из 9

CONGREGACION DEL MINISTERIO

¿AMIGA O ENEMIGA?
Para considerar a una congregación como amiga o enemiga debemos enfocarnos relaciones
entre Ministro - Congregación Ministro estas relaciones son muy esenciales ¿se debe
contemplar al ministro como un amigo que se preocupara por ellos ríe, llora comparte su vida
con ellos? y no como un enemigo que se debe cuestionar sus enseñanzas motivos

Esto va a depender como se ven ministros y congregación.

Dependerá de las habilidades, y la integridad personal del ministerio profesional y la habilidad


como congregación estas habilidades son muy importantes en el ministerio como en cualquier
otra profesión. Muchos problemas de la iglesia se van a decir, de acuerdo con el amor y la
confianza o no son miembros.

¿Como se desarrolla estas relaciones? Conocerse unos a otros personalmente y compartir


experiencias de la vida ayudan a edificar buenas relaciones entre el pastor y la gente; Puede ser
cuando los pastores entierran a sus muertos, visitar a los enfermos consuelan a las familias,
caminar con ellos en sus dificultades, etc.

Un ministro hace saber a su gente cuanto significan para el y todo ello descansa sobre la
integridad personal del ministro.

Ser un buen ministro, en un mundo que no es tan bueno tiene una relación definida con la
forma en que el ministro se relaciona con la congregación idealmente como amiga o como
enemiga.

SAMUEL SOUTHARD reconoció que un ministro debe ser autoritario en una variedad de
funciones como:

- Conservación de los valores

- Sensibilidad sentimientos personales

- Influencias sobre la vida de las personas para ellos y el mundo en que sirven pueden ser
cambiado hacia Dios.

El ministro no es llamado a señorear sobre ellos, pero el pastor es llamado a enviar una señal
clara en lo que el piensa que es importante en la vida y trabajo de la iglesia.

La autoridad del ministro debe ser usada y no abusada, porque el peligro real del maestro es el
autoritarismo “y la autoridad del ministro debe usarse para edificar la iglesia, para fortalecer y
enseñar a la gente para cumplir el ministerio que Dios le ha llamado. Esto defiende grandemente
en un entendimiento claro de la autoridad y viene de la afirmación de los deberes y derechos de
la personalidad, de la capacidad de la aprobación y preparación del encuentro personal con
Dios para la misión o llamamiento. Cada ministro debe trabajar estas cuatro dimensiones para
efectuar resultados substanciales en el servicio.

¿Cuánta autoridad es suficiente? Lo suficiente para ser respetado, aceptado, creído, confiado y
seguido. Es la respuesta a su pregunta de Félix Montgomery
LIDERAZGO MINISTERIAL: AUTORIDAD Y PODER

MODELOS PARA EL MINISTERIO

Todos los ministros tienen un modelo de liderazgo ministerial, ese modelo puede venir de un
pastor anterior o de un profesor respetado. Algunos ministros conforman su ministerio al
modelo de un jefe ejecutivo y aspiran a ser los jefes espirituales. El dirigente hace que las cosas
sucedan, no importan lo que cuesten este ministerio con frecuencia dirigirá el ministerio como
un director o dirigente ejecutivo.

El modelo del dictador político orto modelo del ministerio que han seguido algunos. Estos
modelos son figuras de autoridad que dan a conocer sus deseos a la congregación y expresan
sus deseos en términos de la voluntad de Dios.

Otros modelos que siguen otros ministros es el modelo del asalariado los ministros de este tipo
de modelo sencillamente hacen lo que se le dicen y van a donde se les indica.

El mejor modelo del ministerio es el modelo del siervo que dio Jesucristo quien incorporo este
tipo de ministerio “el hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en
rescate por muchos mateo: 20; 28).

Jesus dio ejemplo de este modelo, cuando se ciño la toalla y lavo los pies de sus discípulos,
cuando ninguno de los doce estaba dispuesto a asumir el papel de siervo. (Juan 13: 1; 17)

En relación con el modelo del siervo de Jesus para nosotros Leonard Griffith. El apareció en el
escenario de la historia en el papel de un siervo, el hombre para otros, quien no pidió nada para
si mismo: ni hogar, ni dinero, ni descanso, ni privacidad. El te4nia todo para dar y todo lo dio
libremente de los modelos del ministerio, de los ministros modernos pueden escoger el modelo
del siervo conlleva el elogio del Señor, asi como el ejemplo del maestro, Franklin M. Sengler
dice “Jesús hizo hincapié en el servicio como la cualidad fundamental del ministerio, señalo asi
mismo como el modelo y ejemplo “

AUTORIDAD EN EL MINISTERIO

Esta autoridad se encuentra dirigir al pueblo de Dios a hacer la voluntad y la obra de Dios, no a
gobernar sobre ellos. A l concluir el sermón del monte el evangelio indica que cuando Jesus
termino estas palabras las multitudes estaban maravillados de su enseñanza; porque les
hablaba como quien tiene autoridad (Mateo 7: 28; 29)

Charles Bugg , comento “la autoridad de Jesus no viene de fijar sus dedos entre los ojos de la
gente “ deben escuchar” . Mas bien, Jesús tenia una frescura en su mensaje hacia que la gente
digiera este hombre tiene la palabra de Dios.

USO DEL PODER

El poder ha sido definido como la medida del potencial de una persona para hacer que otros
haga lo que el o ello quiere que hagan.

Wayne Oates cree que la integridad de un líder cristiano es medida por su sentido y el uso del
poder en relación con otros.

El poder entra en juego con la forma en que nos vemos a nosotros mismos. Cuando nos
contemplamos como personas de poder, que tenemos poder de hacer y obtener lo que
queramos incluso si el poder se dirigen hacia las metas de la iglesia o fines espirituales lo hemos
usado mal.

El poder puede ser constructivo y creativo, el poder que crea da vida, gozo y paz, restaura
relaciones y da el don de integridad a todos.

El poder creativo restaura relaciones que usa el pastor para llevar la unidad a un compañerismo
dividido, sana las heridas entre dos amigos ayuda a la gente a trabajar junta es el poder de la
persuasión. Como ministro, Ud. Tiene poder como persona, como profesional y como pastor
usarla adecuadamente y es responsable de su uso.

LIDERAZGO

Un liderazgo es una forma única de arte que requiere tanta fuerza como grado extraordinario.
A la gente se le percibe por la razón, pero se le mueve por la emoción esas mismas características
son necesarias para el liderazgo ministerial, porque un líder funciona como líder en la iglesia y
entre la gente el liderazgo es aproximadamente partes iguales de visión e iniciativa.

La visión define la tarea y proporciona el contenido para el marco del liderazgo. La iniciativa
permite acercarse a los seguidores y diseña los procesos interpersonales para el grupo o la
organización. El liderazgo toma forma por medio del ejemplo de Timoteo 4:12.Nadie tenga en
poco tu juventud, pero se ejemplo para los creyentes, en palabra, en conducta en amor, en fe y
en pureza.

Los buenos lideres son equilibrados y flexibles ayuda a determinar si el ministerio y loa
congregación se ven uno al otro como amigos o enemigos.

DEBERES MINISTERIALES: FUNCIONES Y RESPONSABILIDADES

Las relaciones entre el pastor y la congregación se forman conforme los ministerios van
cumpliendo sencillamente las funciones y responsabilidades del ministerio.

• PREDICACION

Muchos ministros se identifican como el “predicador “y explican que sus compromisos son un
ministerio cristiano vocacional que es “un llamando a predicar “.

La predicación pastoral es la mas efectiva hecha dentro del contexto de una preocupación por
la palabra de Dios a la vida de las personas usa la predicación como medio de llevar a cabo del
cuidado pastoral, significa predicar en amor y, no usar pulpito para flagelar a los creyentes, debe
ser el momento que la verdad de Dios se entrega atreves de una personalidad humana.

Muchos de los predicadores son culpables de plagio todos los ministros lo condenan y todos se
defiende en forma diferente, sin embargo en ministro honesto sabrá cuando toma lo que es en
realidad el trabajo de otro.

Otras dos arias en que con frecuencia se practica la deshonestidad en la predicación son: La
predicación confesional y las ilustraciones de sermones. Usar este tipo de sermones y examinar
la ética en la predicación puede calificarse como falacias sermonarias Raimondi H. Bailey,
menciono cinco falacias.
• Una pobre preparación y una exegesis defectuosa

• Lenguaje cargado e insulto

• Generalidades resplandecientes

• Manipulación emocional

• Falsedad y verdad parciales

Los proclamadores de la verdad de Dios deben recordar siempre su propia humanidad ya que
están en constante tentación de auto engrandecimiento y uso de poder en el pulpito.

ENSEÑANZA

Como ética en el ministerio nos recuerda enérgicamente la necesidad de la liberalidad tanto en


nuestra proclamación como en nuestra enseñanza.

La verdad es la llave del ministerio se debe ser: Verdaderos y fieles, tenemos un mensaje que
proclamar que nos ha sido dado, no lo hacemos nosotros mismo y nosotros hemos de dar
testimonio de esa verdad fielmente y con integridad, tal como lo hizo Jesus predicando,
enseñando y sanando.

La credibilidad e integridad de los ministros se demuestran por la forma en que enseñan, la


palabra de Dios, debe manejarse con responsabilidad y respeto. Las personas a quienes se
enseñan deben ser tratadas con dignidad. Ni la dignidad ni la personalidad del individuo debe
ser pisoteada en el momento de enseñarles.

LA ADMINISTRACION

Es una parte de los deberes del ministro, muchos consideran la parte más desagradable de su
tarea por ser la parte que más tiempo le consume en su trabajo.

L a ética ministerial nos manda a ser lo más prudente sobre la forma en que ejercemos el
liderazgo, u problema ético en la administración de la n9iglesia es como se ve y se trata las
personas nunca se debe explotar o manipular.

La confianza debe ser la clave entre el ministerio y la congregación. Se puede distinguir tres
funciones de relaciones humanas: Administración, dirección y liderazgo. La administración tiene
que ver “ supervisión total “ ejercita el proceso de “ poner el ojo “ en la supervisión de una
organización a dirección se interesa en la dirección inmediata y control de grupo , liderazgo es
mucho más que administración o dirección es un proceso de influencia por lo cual las personas
, organización, comunidades son guiadas y hacen progresos a una meta, estos tres procesos
están presentes en la administración de una iglesia que están propiamente organizada y
funcionando.

La integridad debe ser nuestro distintivo, la congruencia define y medios. Levantar fondos debe
ser actividad recta y no desviada, abierta y no cerrada.

CONSEJERIA

Wagne Oates, dice que cualquiera sea su entrenamiento no gozan del privilegio de decidir si
aconsejan o no a las personas, su opción es aconsejar en una forma disciplinada y apropiada.

Cuando una persona le pide ayuda, esta Ud. en una situación de consejero. Una preocupación
ética inevitable es si Ud. está preparado o no. Para muchas de las situaciones de consejo, no se
requiere entrenamiento en particular, Ud. puede escuchar una pregunta, unan preocupación
cómo puede brindar seguridad y también puede dar estimulo. Oates llama “prevé dialogo
pastoral “.

Otro consejo en que Oates llamo, es el nivel de consejo pastoral y psicoterapia, este tipo de
consejo es lo que otros han llamado “consejo perspicaz “este tipo de consejo requiere de
múltiples sesiones. La coincidencia es un problema grande en la consejería es importante para
el ministro como para los psiquiatras y psicoterapitas.

Hay dos problemas envueltos en la confidencia de los ministro, des del punto de vista legal el
primero es el privilegio testimonial, el ministro puede ser obligado a testificar en un
procedimiento judicial. El segundo es la privacidad, el ministro tiene derecho legal a esperar a
que el asunto no esa revelado a otros. Los ministros deben ser capaces de guardas confidencias,
no deben tomar sus experiencias como ilustraciones para sus sermones; Esto viola la confianza
de la persona involucrada.

VISITACION

La visitación personal o cita pastoral ha sido considerada una responsabilidad primaria de un


miembro.

El propósito de la visitación entra dentro de varias categorías algunas visitas son para
alistamiento de miembros otros serán evangelística. Las visitas a los enfermos es un elemento
necesario del cuidado pastoral, otros pueden ser principalmente visitas sociales.

En la visita hospitalaria, el ministro es parte de un equipo de salud, nunca se debe tomar libertad
en los privilegios que le otorgan, no interferir en el tratamiento que se le esté dando al paciente,
no se meta el área donde se necesita permiso especial.

La visita a un hospital debe ser de cinco a diez minutos, hablar en voz alta debe ser contra
producente en algunos momentos la oración es apropiada pero es mejor preguntar antes de
hacer la oración.

La visita evangelística es con el propósito de presentar a Jesucristo y que el individuo haga una
decisión personal de aceptarlo como salvador personal. Nunca se debe forzar en ningún sentido
esa decisión, esta visita es para integrar a una persona nueva al a familia de Dios.

DEBERES BASICOS

Las bodas y los funerales son dos deberes ministeriales básicos que incluyen responsabilidades
éticas, en este proceso se forman relaciones solidas entre el ministro y la congregación.

L a iglesia debe empezar a preparar a las personas para el matrimonio, atreves de énfasis en la
familia cristiana, estudios especiales para la sexualidad humana, sermones sobre el hogar
cristiano y literatura apropiada la iglesia prepara a los cristianos para la vida en familia.

Un dilema ético para muchos ministros es que tiene que ver que ceremonias matrimoniales
van a celebrar: Uno celebran matrimonios que vienen a ellos con certificado del juzgado.

Otros celebran la ceremonia de los miembros de la iglesia que sirva como ministros. La opción
más colectiva es cuando se consideran si celebran la ceremonia de una persona divorciada que
va a ser el ministro con las parejas que están viviendo juntas, con una novia en cinta, con
matrimonios con diferentes creencias e incluso cuando uno no es cristiano. Cada ministro tiene
que tomar esas decisiones basada en su comprensión de la naturaleza del evangelio, la
naturaleza del cuidado pastoral y la responsabilidad de la iglesia hacia el ministro.

El funeral es otro de los deberes básicos del ministro. E ministerio que se brinda durante los
tiempos de su duelo y atreves del funeral es uno muy personal es su tiempo particularmente
significativo en la vida de una familia.

El ministro representa a la humanidad en sus esfuerzos por aliviar la amargura de esa hora, y al
mismo tiempo representa a una representación eclesiástica. Atreves del servicio funeral ay
varias funciones. La familia

• Enfrenta la realidad de la muerte

• Expresa su dolor en forma socialmente aceptable

• Da testimonio de su fe cristiana

• Participa en una ceremonia de despedida

Estas funciones guiaran a los ministros hacia la familia la ayuda a encontrar cabalidad y salud. El
ministro debe entender algo sobre los muertos, el dolor y sobre como ministrar en el dolor.

Atreves de todo el servicio debe asarse hincapié de la presencia fortalecedor, alentador y


ayudador de Dios por medio del Espiritu Santo.

TRANCISIONES MINISTERIALES PRINCIPIOS Y CONCLUSION

El comité en algunas iglesias busca llamar a sus propios ministros. Algunas denominaciones
asignan a los ministros a una iglesia, algunos grupos religiosos operan con una combinación de
los dos sistemas.

El deseo de la iglesia y la disposición del ministro se hacen un llamamiento y el otro ministro sale
hacia otro lugar cuando se da el caso, el ministro tratara con un comité de búsqueda de pastor.

El comité de búsqueda de pastor son comités que están compuestos por laicos que han ofrecido
voluntariamente sus servicios y donado su tiempo a la iglesia por cada labor.

Este comité obtiene nombres de personas a quienes consideran por el cargo ministerial, atreves
de recomendaciones de otros por consideración ética. ¿Qué tan honesto puede ser la
recomendación? Esperemos que sea veraz, ser suficiente y sencillamente la verdad. Muchas
iglesias han sido lastimadas porque quien dio la recomendación no fue completamente veraz.

El ministro y el comité deben

Tratarse uno al otro sobre la honestidad. El comité debe ser honesto, acerca de su iglesia. En
ministro debe ser honesto acerca de su experiencia personal y habilidad ninguna debe ser
sorprendida por la verdad mas adelante.

LAS CONDICIONES

Tanto para el comité como para el ministro debe haber cumplido la claridad en cuanto a las
condiciones de llamamiento. Los ministros podían lograr mucho para evitar terminación forzosa
si tanto el ministro, como la iglesia estuvieron de acuerdo en las expectativas expresadas y no
expresas antes del llamamiento.
Los arreglos financieros son condiciones de llamamiento

• ¿Cual es compensación base?

• ¿Incluye casa y servicio?

• ¿Quién paga los servicios? Si se proporciona casa dentro de la iglesia ( casa pastoral)

• ¿Incluye jubilación?

• ¿Seguro? ¿Cubre toda la familia?

• ¿Hay asignación para un automóvil?

• ¿Gastar para asistir convenciones y conferencias?

La condición tiene que ser con el tiempo y las fechas con el proceso de:

• ¿Cuando se presenta y elección?

• ¿Cuando va a anunciar el ministro de su trabajo actual?

• ¿Cuando empezar sus nuevas responsabilidades?

Si bien estas preguntas parecen mundanas debe ser contestada por la iglesia y por el ministro
para actuar éticamente.

EL LLAMAMIENTO

El comité ha tomado la decisión y se hay hecho el llamamiento, el ministro en perspectiva


enfrenta la decisión de aceptar o no el llamamiento. Hay factores que interviene en la decisión.
Los ministros deben examinar sus capacidades. Pueden manejar su posición ?.

Se debe considerar las metas del ministro. ¿Ayudara a este cargo a cumplir las metas de lo que
los líderes han interpretado como la voluntad de Dios? La autorrealización en el ministerio
también debe ser considerada, conformen las personas trabajan en dirección a lo que siente que
es la voluntad de Dios de acuerdo con su llamamiento, su trasfondo y experiencia, llegan a
interpretar la voluntad de Dios para sus vidas.

LA TERMINACION

Aceptar un llamamiento para un nuevo lugar, significa los ministros deben terminar su ministerio
en el lugar donde laboran. El futuro promete nuevos amigos, nuevos perspectiva, nuevos
acercamientos y nuevas experiencias.

En el presente significa dejar atrás viejos lugares, antiguos amigos, escenas familiares y lo
conocido, y lo desconocido puede ser traumático.

El pastor debe primero renunciar a su posición actual. Los estatus de la iglesia especifican cuanto
tiempo de anticipación se requiere, dos semanas es el mínimo el tiempo debe ser suficiente para
permitir una salida en orden y un mes como máximo. El pastor puede discutir el asunto con un
consejero en quien confía, con un líder de los diáconos o con toda la junta antes de anunciarlo
a toda la iglesia. E s bueno tener una entrevista sobre la salida del pastor los ministros que salen
pueden reflexionar sobre sus ministerio, la iglesia pueden evaluar su relación con sus ministros.
El ministro que sale empieza a desligarse tanto de la gente como de lugar y del cargo, deben
emplear los últimos días en hacer una salida de orden y aclarar el camino para ministerio
siguiente.

DESAFIO

Cuando los ministros van a otro lugar para aceptar nuevos desafíos en la obra del señor, no
llegan a las nuevas posiciones con todas las respuestas ni con un programa hecho. Él nuevo
pastor descubre una comunidad diferente y se adapta a un nuevo ministerio. Este nuevo
ministerio tendrá que familiarizarse con nuevas reglas nuevos procedimientos y las costumbres
con nuevo lugar. En las iglesias que tienen un solo ministerio, cada uno tendrá que descubrir
quienes son los que tienen el poder en la iglesia y aprender como relacionarse con ellos. Los
nuevos pastores mostraran integridad por la forma en que se van desempeñando en el cargo y
adaptándose.

ÉXITO MINISTERIAL

La medida del éxito

La orientación de los ministros es hacia el éxito, pero saber como medir el éxito es mas difícil
Richard Bondi escribió “El éxito del fracaso nos obliga a examinar las normas por las cuales los
medimos” bien podemos temer a descubrir que nuestras normas tienen mas que ver con la
historia del mundo, que con la historia de la iglesia. A menudo se usan tres métodos para medir
el éxito, es el éxito según los resultados, es estrictamente de número puede ser: números de
miembros, aumento de salario y número de personal.

Por medio de satisfacción

• ¿El ministerio le hace sentir realizado?

• ¿ Qué tan satisfecho han estado con Ud. Y con su ministro?

• ¿Han dado lo mejor a Dios y a su pueblo? Las respuestas que Ud. De a esas preguntas
le indicaran su satisfacción personal con el pueblo.

La tercera medida del éxito es un acordamiento espiritual que evalúa el compromiso y la


fidelidad ¿recuerda las respuestas de Isaías a la visión de Dios en el templo, cuando fue llamando
y comisionado? (Isaías 6; 11; 13)

El éxito no se mide en el resultado, si no en la fidelidad a Dios.

Kent y Bárbara Hughes, escribieron nosotros encontramos éxito en una iglesia pequeña que no
estaba creciendo; encontramos éxito en medio de lo que el mundo llama fracaso. Concluyeron
que no “no somos llamado al éxito “, como el mundo la imagina, si no a la fidelidad, el resultado
lo va a revelar Dios y la eternidad.

PLAN BASICO PARA EL ÉXITO BIBLICO

ESFORZARSE

• Hacer fieles obedientes a la palabra de Dios y al trabajo

• A servir a Dios y a otro

• Amar a Dios
• A creer lo que el es (creer lo que creemos )

• A orar

• A buscar la santidad

• A desarrollar una actitud positiva

EL ÉXITO ES UN BLANCO MOVIL

Nuestras mentes cambian por razones de la edad, circunstancias, crecimiento y experiencia.


Estos cuatros factores están presente en cualquier evaluación del éxito. Con el crecimiento y la
madurez, y las normas del éxito generalmente cambian.

LA META PARA LOS CRISTIANOS

La meta principal del pastor debe ser discipular a la de la iglesia a la semejanza Cristo.

El definió una semejanza de Cristo funcional en tres actividades que caracterizaron la vida de
Jesus.

“El oro, el asumió un testimonio fiel del amor de su padre y el pastoreo las ovejas de su Padre “
. Además desafío con su vida misma las injusticias sociales de su tiempo.

Jesus nos llamó a ser semejantes a Dios y discípulos maduros cuando dijo: “Sed pues vosotros
perfectos, como vuestro padre que está en los cielos, es perfecto (Mateo 5, 48).

Nuestro modelo es Cristo Jesus. Nuestro éxito lo determina la fidelidad y obediencia a él y


nuestro progreso hacia la semejanza de Cristo. Ser como Cristo es la meta para el ministro, como
lo es para todos los cristianos.

Ser un buen ministro en un mundo que no es tan bueno, significa ser un ministro ético que sirve
a la congregación con efectividad e integridad.

Conforme el ministro y la congregación progresan hacia esa meta pueden ser amigos o
enemigos.