Вы находитесь на странице: 1из 1
amenazas, pero con amenazas desapasionadas, como quien asusta a un nifio con la severidad de una mirada! Y, sin embargo, a fuer de sabio, no dejara de ser amable y benigno (no lo sera consigo mismo y en sus cosas), y asi, permitiendo a 25 sus amigos cuanto se permita a s{ mismo, sera, a la vez que inteligente, el mejor de los amigos. 16 Pero si alguien se niega a situar al hombre de bien en esta cima de la inteligencia y lo apea a la regién de los azares, andaré con miedo de que se vea envuelto en ellos y no se atendré al ideal de hombre de bien que nosotros exigimos, sino que, concibiéndolo como 5 un buen hombre con mezcla de bien y de mal, adjudicara a ese tal una vida entreverada de bien y de mal. Un hombre asi no es facil que exista; pero, si existiera, no mereceria el titulo de hombre feliz, no teniendo altura ni en grado de sabiduria ni en pureza de bondad. No cabe, pues, vivir felizmente en el compuesto. 10 Porque con toda raz6n estima Plat6n que, quien aspire a ser sabio y feliz, ha de tomar el bien de alla arriba, ha de poner su mirada en él, ha de asemejarse a él y ha de vivir en conformidad con él, Y esto debe bastarle para conseguir su fin; las de-15 mas cosas son como si cambiara de regién sin que perciba por ello nada que afiada a su felicidad, sino como quien, en medio de otras cosas que hay también difundidas a su alrededor, tantea si, por ejemplo, ha de establecerse aqui o all4, concediendo al hombre inferior cuanto éste necesita y él pueda, pero manteniéndose él mismo distinto del de aca. Nada le impide abandonar a éste, y lo abandonara a la hora sefialada por la naturaleza; pero es duefto de deliberar por si 20 mismo sobre ello '®, En conclusién, algunas de sus obras tenderan a la felicidad; otras, en cambio, no estaran motivadas por el fin ni seran, en absoluto, de él mismo, sino de quien forma pareja con él. Por él velara v con él se avendra, mientras pueda, como el miisico con su lira mientras pueda servirse de ella. Pero si no, la cambiar por otra o prescindiré de los servicios de la lira y se 25 abstendra de taner la lira, ocupandose de otra cosa sin la lira, que yaceré olvidada cerca de 160 36 En este pasaje se distingue claramente el temor vano 0 innoble del respetuoso 0 noble, confirmanda la interpretacién que hemos dado de 12,5, 15-16 (n. 15). 161 37 Banquete 212 a; Reptiblica 427 d; Teeteto 176 b. 16238 Cf, supra, n. 25, 7) BRO Ave... tto./Awwwlibrodotcom