Вы находитесь на странице: 1из 1

-28-

OPINIÓN Jueves 15 de febrero del 2018

El Comercio abre sus páginas al intercambio de ideas y reflexiones. En este marco plural, el Diario no necesariamente coincide con las opiniones de los articulistas que las firman, aunque siempre las respeta.

CÓMO LOS CAMBIOS EN LAS CIUDADES AFECTAN NUESTRAS PRÁCTICAS SOCIALES

¿Puedo pasear desnudo en mi casa?


en las últimas décadas, se ha transformado mos nuevas configuraciones residenciales
RAÚL
Castro
para no dar marcha atrás. Las ciudades han dominantes. Los bloques de edificios son
detenido su crecimiento horizontal para dar una. Los condominios y los conjuntos habi-
paso a un irrefrenable crecimiento vertical, “El ejercicio de la tacionales con áreas comunes son otra. Con-
Director de la carrera
de Comunicación de la
cambiando absolutamente las caracterís- intimidad está exigiendo siguientemente, las reglas de convivencia
ticas de la vida en común. Es decir, no sola-
nuevas definiciones sobre están transformándose aceleradamente, y

U
Universidad Científica del Sur
mente cambia el ‘skyline’ o el paisaje. Vivi- ha surgido con mucha energía el campo de
mos hoy el apogeo de un proceso de cambio lo que es vivir el espacio los asuntos residenciales como una nueva
n residente neoyorquino es- en la ecología humana por el que afronta- familiar o íntimo”. dimensión para hacer política y discutir la
cribió hace poco a la sección vida en común.
inmobiliaria del “New York El estudio de los asuntos residenciales
Times” preguntando: ¿Qué como campo político se ha desatado en todo
es lo que la ley dice acerca de el mundo, y observa cómo, por ejemplo, los
mi derecho a estar desnudo en mi propia ca- parisinos ejercieron su derecho de protesta
sa? Explicaba en su comunicación que una de contra los criadores de perros porque estos
sus ventanas daba a un patio superior y que, no limpiaban la caca de sus mascotas. Este
desde ahí, un vecino lo había captado cami- episodio es ahora un estudio de caso ejem-
nando sin ropa muy temprano en la mañana, plar en la ciencia política, pues terminó con
tras lo cual presentó una queja a la adminis- un cambio de comportamiento radical al
tración del edificio. El residente completó imponerse, desde entonces y en todo el mun-
su consulta: “Soy varón en mis 70 y no soy do, la idea de que los vecinos deben recoger
exhibicionista. Mis ventanas tienen cortinas lo que dejan sus mascotas como una de
y no es fácil ver adentro por lo estrecho del es- sus obligaciones fundamentales. En
pacio. Este vecino debe haber hecho un gran Suecia se ha debatido acerca de tinas
esfuerzo para tener esa vista”. de uso comunal y en Malasia acerca
¿Qué dicen las normas sociales del mantenimiento del barrio. Un
sobre el derecho a pasear desnu- notable estudio de Sarah Pink
do dentro de mi casa? ¿Qué dice sobre el movimiento Slow City
sobre las prácticas de la intimi- en Inglaterra alerta sobre estas
dad en mis espacios privados? nuevas prácticas políticas que
Me sentí inquirido por las pre- en general promueven criterios
guntas, pues viví años atrás una de cuidados más ecológicos y
situación similar en un departa- de índole sostenible en las áreas
mento de Miraflores. Mi vecino locales.
me comentó que pasó con su hijo Pero el ejercicio de la intimidad es
frente a mi ventana muy tempra- una nueva arista en el fenómeno y es-
no por la mañana y que vieron a tá exigiendo hoy como nunca nuevas
un poco agraciado Adán de me- definiciones sobre lo que es vivir el
tro sesenta desplazarse sin trajes espacio privado, familiar o íntimo en
encima. Yo, ni cuenta. Simple- nuestras nuevas configuraciones eco-
mente había despertado (eran lógico-humanas. El “New York Times”
las 6:40 a.m.) y en modo zombi recomendaba, para empezar, aplicar
me dirigí por agua sin percatar- las leyes de decencia que ya existen
me de que podría estar hiriendo para el espacio público: ser cuidadoso
la susceptibilidad de ocasionales con lo que uno hace y viste, y en gene-
espectadores. ral no hacer algo que esté reñido con
Estos asuntos aparentemente las buenas costumbres. “Chequea las
menores están teniendo hoy gra- condiciones en los papeles que has
vitante importancia toda vez que firmado”, sugirió, como una forma de
el patrón de asentamiento y ocu- zanjar ante una eventual duda. La política
pación de las urbes en el mundo, ILUSTRACIÓN: GIOVANNI TAZZA
vecinal en su máximo esplendor.

EL COMPLEJO PROBLEMA DEL ACCESO A LA VIVIENDA EN LIMA

Ciudad ilegal
la “autoconstrucción”. Para el primero se La reciente captura del alcalde del distri- Estado está invirtiendo casi US$10 mil mi-
ALDO diseñó una política de construcción de uni- to limeño de Santa Rosa, presunto cabecilla llones solamente en grandes proyectos de
Facho Dede dades vecinales, cuyos estándares variaban de una de las más grandes mafias de trafi- movilidad (Metropolitano, línea 2, Lamsac,
según la ubicación y segmento social de los cantes de terrenos, es solo un caso entre mu- etc.), o el complejo militar de Las Palmas,
destinatarios. Y para el segundo se acordó chos otros, y pone en evidencia el alcance de cuya superficie es similar a la de Jesús Ma-
Fundador de la Red
permitir la ocupación de tierras, de cuyo estos grupos, que no dudan en tomar el po- ría, o el cuartel Hoyos Rubio, que equipara

S
Latinoamericana de Urbanistas
acceso a los servicios básicos se encargó el der formal de las ciudades para multiplicar en dimensiones a la residencial San Felipe.
Estado posteriormente. sus crímenes. Regenerando estos tres espacios podríamos
egún el censo del 2007, el último La capacidad del Estado de construir Más allá de la reflexión política, sobre la acercarnos a resolver el actual déficit de vi-
del que conocemos resultados, cer- viviendas quedó rápidamente desbordada necesidad de tener un control mucho más vienda de la ciudad.
ca del 50% de la población limeña por las fuertes olas migratorias, y el mo- estricto en la revisión de los candidatos y Este modelo de densificar en vez de ex-
vive en barrios urbano-marginales delo de “ciudad ilegal” (Calderón, 2005) los partidos, lo que debemos poner sobre la pandir la ciudad debiera llevarnos a repen-
(BUM); es decir, pueblos jóvenes. se convirtió en la forma como se desarro- mesa es el modelo de ciudad que deseamos sar la “ciudad ilegal”, diseñando políticas
Si bien el gran crecimiento de este tipo de ur- llaron nuestras ciudades, siendo el único construir como sociedad. Es evidente que que permitan relocalizar a las familias que
banización se dio entre 1985 y 1995, aún no freno a su expansión la propiedad privada seguir incentivando la urbanización del se encuentren en locaciones vulnerables,
hacesadolainvasióndetierrasdelEstado,sig- de la tierra. desierto, las laderas y los valles nos está lle- densificar las zonas aptas para el uso urbano
nificando, en su conjunto, uno de los principa- Si bien en un primer momento los grupos vando a construir ciudades costosas, desde y proteger las zonas no aptas. Existen solu-
les problemas urbanos y sociales a resolver en invasores estaban conformados por fami- el abastecimiento de los servicios básicos, ciones exitosas en Latinoamérica que pode-
nuestras ciudades. lias que emigraban a las principales ciuda- el transporte y los equipamientos; frágiles mos tomar como referentes.
Esto evidentemente no es fortuito, y sus des en busca de un mejor futuro, el soció- y vulnerables, por la ocupación de zonas de Estamos, una vez más, a puertas de la
orígenes se remontan a la mitad del siglo logo Julio Calderón Cockburn señala que, riesgo natural; e injustas y dispares, por la elección de nuestras autoridades, con la par-
pasado, cuando por primera vez se discutió a partir de los 90, y producto de la reforma discriminación entre los que tienen acceso ticularidad de que no podrán reelegirse las
el modelo de política destinada a resolver la neoliberal del Estado, hubo un importante a la ciudad legal y los que quedan margina- existentes. Esto debiera significar una opor-
creciente demanda de vivienda producto de cambio de perfil. Se conformaron impor- dos en la ilegal. tunidad para reflexionar como sociedad, y
las migraciones a los centros económicos del tantes mafias de traficantes de terrenos que, Necesitamos como sociedad discutir un exigir a los candidatos propuestas claras y
país. Este debate terminó por identificar dos amparados en la liberalización del uso del modelo de ciudad distinto, que se permita compromisos serios que orienten el desarro-
perfiles de ciudadano; uno con derecho a suelo y los mecanismos de titulación (Cofo- regenerar sectores que hoy están subuti- llo sostenible de nuestras ciudades. Está en
una vivienda producida por el Estado, y otro pri), avanzaron sobre los terrenos fiscales, lizados, como la antigua zona industrial nuestras manos, en nuestro voto, exigirlo y
que debía resolver su necesidad mediante coludidos con funcionarios y autoridades. de Lima y el Callao, donde, por ejemplo, el luego fiscalizar su cumplimiento.