Вы находитесь на странице: 1из 6

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA,


CIENCIA Y TECNOLOGÍA
UNIVERSIDAD VALLE DEL MOMBOY
FACULTAD DE INGENIERÍA

Prof. Ing. Melimar Álvarez

Higiene y Seguridad Industrial

Sección “K”

Veruzka Rondón V-26.877.598

Carvajal, Enero 2017


DESCRIPCIÓN DEL ACCIDENTE DE VUELO DEL EQUIPO DE FÚTBOL
“CHAPECOENSE”
En el mundo del fútbol cada día se manejan más cantidades exorbitantes de
dinero, representadas en transferencias de jugadores que rebasan los cien
millones de dólares, profesionales del balompié cuyos rostros valen más dinero de
lo que cualquier Médico especializado generará durante toda su vida, entre otras
cosas. En este mundo es de valiosa importancia la necesidad de salvaguardar el
“capital humano”, tomando las medidas de seguridad desde las más básicas hasta
más minuciosas para lograrlo; sin embargo, el error es parte fundamental del
humano, en este caso particularmente el de no tomar precauciones, y estos
errores algunas veces generan pérdidas mucho más importantes que de simple
infraestructura o dinero, generan pérdidas que nunca se podrán recuperar: vidas
humanas.
Este es el caso del lamentable accidente ocurrido el 28 de noviembre de 2016,
en Cerro Gordo, Antioquía (Colombia), el vuelo chárter 2933 de LaMia (LMI2933)
operado por una aeronave tipo AVRO-RJ85 con destino hacia el Aeropuerto
Internacional José María Córdova (Colombia), se estrellaba aproximadamente a
las 22:15 hora local (UTC -5:00). De acuerdo al informe preliminar colombiano, la
tripulación estaba compuesta por cuatro personas: “el comandante, un copiloto y
dos tripulantes de cabina”, además de un técnico, un despachador de la
compañía, y un piloto que ocupó el asiento del observador en la cabina de mando.
En el avión viajaba el equipo brasileño Chapecoense junto a su personal técnico,
familiares, y un grupo de periodistas deportivos (llegando a un numero de 68
pasajeros y 7 tripulantes), para lo que sería el partido de ida de la final de la Copa
Sudamericana, que disputarían contra el Atlético Nacional de Medellín. Una vez
listo el informe preliminar colombiano, indicó que el avión viajaba con un límite de
peso superior al normal requerido y con el combustible al límite de la duración del
vuelo. Sin tomar en cuenta estas grandes amenazas, el informe indica que los
pilotos decidieron no hacer escalas para repostar en los aeropuertos Alfredo
Vásquez Cobo de Leticia y El Dorado de Bogotá para el establecimiento de
combustible (lo cual generaría un gasto extra el cual fue negado a pagarse) y por
ende así no cumpliendo con el plan de vuelo.
ANALISIS CRÍTICO
Los manuales de procedimientos son instrumentos que consignan
metódicamente las acciones y operaciones que deben seguirse para llevar a cabo
las funciones generales de una empresa, fábrica o compañía; dichos manuales
son fundamentales para el correcto desarrollo de las actividades, y por más años
de experiencia que tenga el factor humano, deben ser tomados en cuenta en todo
momento. Traigo esto a colación porque una gran parte de la culpa (por no decir
que toda) del lamentable suceso, fue debido a que la tripulación no cumplió lo que
podría ser lo más básico: una guía de vuelo. Cada vez se vuelve más normal que
con la experiencia, los años piloteando y la cantidad de viajes, el personal
operativo obvie las normas o trate de sintetizar un viaje y hacerlo lo más
provechoso posible (en cuestiones monetarias, al reducir costos, como pasó con
este vuelo chárter). Esto es un completo error humano que conlleva a otros
errores, como en este caso las fallas técnicas o mecánicas, sucede que las
personas ignoran el hecho de que todos estos factores están conectados y
dependen uno del otro. El avión tenía el combustible, en teoría, necesario para
llegar a su destino, pero no contaba con las eventualidades que se pudiesen
presentar, como lo fue la pérdida de tiempo (dos horas para salir y los minutos
finales que se perdieron cuando la torre de control estaba aterrizando otro avión
en estado de alarma). Para prevenir este tipo de acciones el piloto y copiloto
debieron hacer la parada correspondiente en el Aeropuerto El Dorado de Bogotá
para restablecer combustible de tal manera que ninguna eventualidad que los
hiciera gastar de más, los dejase varados en el cielo.
Lógicamente al acabarse el combustible, los motores comenzaron a apagarse
uno por uno, lo que derivó en la falla eléctrica que desesperados, reportaron y
pidieron permiso para aterrizar a la torre de control de Plaza Medellín, cuya
respuesta fue lamentablemente demasiado tarde para evitar una tragedia. Todo
por no gastar aproximadamente 5.000 dólares en la hipotética parada en Bogotá.
Sí, por aproximadamente esa cantidad de dinero que se “ahorraron”, surgieron
demandas, clausuras de vuelos, clubes que más nunca volverán a volar con
LaMia, encarcelamientos, y lo más importante, un profundo dolor en las familias de
esas 71 personas que partieron con un sueño hacia Colombia.
MEDIDAS O PROTOCOLO DE SEGURIDAD
Para evitar futuras tragedias como la que ocurrió ese día, se deben tener en
cuenta una serie de medidas básicas para cada vuelo, principalmente el seguir el
manual de vuelo establecido, pero además, pienso que se deben implementar con
más afinque las medidas personalizadas de seguridad, que una persona no pierda
el control y sepa cómo actuar en estas emergencias, esto podría marcar una
diferencia entre la vida y la muerte.
ASPECTO TÉCNICO O GENERAL
1. Verificar el estado del avión, esto incluye principalmente: chequeo eléctrico,
de motores, turbinas en buen funcionamiento, y revisar si se posee la
cantidad de combustible necesario (y si se pudiese el caso, un extra),
suficiente para llegar al destino.
2. Seguir el plan de vuelo establecido al pie de la letra, realizar las escalas
que se hayan establecido anteriormente, recargar combustible en caso de ir
muy a la par entre la cantidad restante y la distancia por recorrer. No
escatimar en gastos, cualquier gasto generado por restablecer combustible
es nulo, comparado con la vida humana.
3. Ni siquiera acercarse al límite de peso establecido para la aeronave.
Siempre es recomendable dejar un margen bien definido, debido a que se
pueden considerar errores a la hora de cada pesada, que podría rebasar la
cantidad de peso máximo y generar problemas en el aire.
ASPECTO INTERNOS
1. Mejorar las charlas sobre qué hacer en caso de aterrizajes forzosos.
Explicarle a cada pasajero las medidas que se deben tomar en dicho
protocolo de seguridad, como mantener la calma, establecer posiciones del
cuerpo o con el equipaje de una manera de quedar en “posición fetal” (esta
medida, que podría considerarse pequeña o tonta, fue lo que le salvó la
vida a Erwin Tumiri, un piloto sobreviviente que cumplió con los protocolos
de seguridad)
2. Llevar un chequeo periódico de la aeronave que se va a utilizar, con todos
los datos, cambios o mantenimientos registrados en estricto orden.
3. Dar prioridad en la torre de control a las naves, según un historial y registro
a las más propensas a accidentes, y conocer precisamente cuales son las
condiciones en las que se encuentra una aeronave.
BIBLIOGRAFÍA
 Revelan la causa del accidente del avión del Chapecoense.
Disponible en: https://laopinion.com/2016/12/21/revelan-la-causa-del-
accidente-del-avion-del-chapecoense/
 Tres causas del accidente del club Chapecoense en Medellin.
Disponible en: http://www.eluniversal.com/noticias/internacional/tres-
causas-del-accidente-del-club-chapecoense-medellin_629356
 INFORME PRELIMINAR DEL ACCIDENTE
Disponible en: http://www.aerocivil.gov.co/autoridad-de-la-aviacion-
civil/investigacion/listado%20de%20accidentes%202016/COL%2016%2037
%20GIA%20ESP.pdf