You are on page 1of 7

 

TECNOLOGÍA Y CIENCIA EN 


LAS SOCIEDADES 
CONTEMPORÁNEAS 
 

Ensayo 1 - “La ciencia y la tecnología desde una 


  perspectiva interdisciplinaria.” 
Profesor: Eduard Aibar Puentes 
Alumno: María Gómez Yubero 
Segundo semestre, Curso 2018/2019
Vamos a conceptualizar con ejemplos, la opinión del autor según el texto de ​Wolpert
Lewis: ​"¿Es peligrosa la ciencia?"

1. Ciencia

Para empezar Wolpert entiende la ciencia como un saber que pretende descubrir cómo
funciona el mundo. Dando ideas y teorías universales sobre qué somos, cómo funcionamos,
cuáles són los procesos con los que se genera y perpetúa la vida, etc. ​“La ciencia nos dice
cómo es el mundo, [...] La distinción entre ambas (refiriéndose a la ciencia y tecnología),
entre conocimiento y comprensión [...] és fundamental”. (Wolpert, 2008 p.128) También
acoge la idea de que muchos de los grandes descubrimientos científicos fueron obtenidos por
accidente durante los experimentos.

2. Tecnología
Sin embargo, aboga que la tecnología es anterior a la ciencia, ha sido más tarde cuando han
empezado a cobrar sentido enunciados estables e impretéritos acerca del mundo. La
tecnología son todos los inventos y creaciones que han hecho durante siglos más facil la vida
del humano. ​“...Mientras que las ideas en el campo de la tecnología dan lugar a objetos
utilizables. La tecnología es más antigua que cualquier actividad que pueda ser considerada
como ciencia, […] dio lugar a las habilidades de los primeros seres humanos, como la
agricultura y el trabajo del metal”.​ (Wolpert, p.129)

Algunos avances habilitados por la tecnología han acarreado la formulación de cuestiones


éticas. El ser humano para salvar o cubrir sus necesidades, entre otros ha inventado las armas
de fuego, formas de extraer el petróleo, industrias de producción masiva... y són algunos de
estos aspectos que hay que sopesar, con mirada crítica y global, ya que producen impactos en
la salud humana y del planeta.

3. Relación entre ciencia y tecnología

En el texto recalca fundamental comprender que la ciencia y la tecnología actúan y son


reguladas de distinta forma. Los avances científicos pueden quedar en la sombra de la mera
teorización y demostración empírica, sin embargo es la tecnología quien lleva a cabo su
aplicación práctica. A los científicos ​“no les concierne tomar decisiones morales o éticas

2
sobre las nuevas tecnologías, ya que no tienen una formación específica para lidiar estas
cuestiones. Además los científicos rara vez tienen poder respecto a estas aplicaciones, ya que
tal poder reside en aquellos que gestionan el dinero: la industria y los gobiernos”. ​(ídem,
p.130)

De ellos surge la creación, que luego escapa de las manos del padre y queda expuesta a la
valorización político-gubernamental que según sistema de valores y creencias, los pactos con
las organizaciones globales y las métricas de contención; deciden llevar a cabo o censurar
esos avances. Pone como ejemplo las implicaciones morales sobre los nuevos avances
detenidos en genética.

4. Relación entre ciència, tecnología, societat i política

Respecto la opinión pública en contra de la clonación genética o la ​“autonomía de


procreación” (es decir, la elección de caracteres hereditarios por parte de los progenitores) lo
compara con la ​fecundación in vitro​. “​Resulta fácil ser reticente con la ciencia si ello nos
afecta a nuestras actividades,”(p.134) dice Wolpert. La clonación como terapia podria
solucionar, problemas congénitos que cree igual de importante que la reproducción de parejas
con problemas. Cree contraproducente o insólito que los avances en los campos científicos se
detengan por la falta de poder que carecen los científicos y sus investigaciones, frenados por
políticas de contención, como la bioética.

Por tanto Wolpert defiende que la responsabilidad no recae en los científicos directamente
sino en el pueblo y la representación de los políticos como órgano democrático que supone
representar los valores y cometidos de cada sociedad. Cita a Thomas Jefferson (1820) que
alega que en caso de que el pueblo no esté lo suficientemente ilustrado para ejercer un sano
criterio, “​el poder mismo es el que debe, no excluir sino orientarlo...”. (p.136)

3
Réplica del artículo:

1. Política, un freno para la ciencia

Para Wolpert: “​cuanto mayor sea la comprensión que tengamos del mundo, tanto mayor será
la probabilidad de conseguir una sociedad justa y mejorar las condiciones de vida...”. (p.
​ ebo decir que esta visión, a pesar de tener su valor, no es consciente de que los
136) D
avances que proliferan en el conocimiento de las potencias mundiales, apenas són avistados
en otras partes del planeta. De la misma forma, si estos avances fueran llevados a la práctica,
no estarán a la disposición de todos, sino solo de la élite, preservando la discriminación
étnica, racial o económica entre el mismo humano. Creo que hay motivos e investigaciones
que deberían ser calificadas con más relevancia: aquellas que afecten a las enfermedades que
siguen arrasando en los países del Tercer Mundo, las soluciones ecológicas para frenar la
contaminación, la alfabetización, la protección de las especies y las minorías étnicas…
aportando el conocimiento para solventar los problemas que más afectan al planeta.

Respecto a las políticas de contención, podría poner el ejemplo de Rusia y China, dos países
que están dando pasos agigantados respecto la clonación genética ya que no poseen políticas
tan restrictivas. Occidente y Estados Unidos están quedando atrás en este campo, ya que
nuestra ética no apoya estos avances.

2. La sociedad desconectada del progreso científico

Sobre el papel de los ciudadanos en la toma de decisiones para preservar la moral ética o
ascender en los campos de conocimiento propongo las palabras de Aibar en la página 53
(1999, “El estudio social de la ciència”): “​Una conclusión obvia és que quizás lo más urgente
y útil para los ciudadanos es ganar más conocimientos sobre la ciencia (por oposición a más
conocimientos de ciencia): conocimientos sobre las relaciones entre ciencia y política, entre
​ in una
ciencia y medios de comunicación, o sobre la ambigüedad de los experimentos.” S
base de ciencia y comprensión holística sobre sus repercusiones es difícil que el ciudadano
pueda obtener una opinión sólida y en base a su proceso crítico.

4
La mayoría de las veces, son los propios medios de comunicación quienes encauzan la
posición que se ha de adoptar frente a estos paradigmas científicos. Secundo la afirmación de
“En la ciencia pocas cosas son definitivas”. (Aibar, p.54) ​Cualquier material informativo
sobre un estudio de una universidad o laboratorio, suele ser tomado como verdadero. Cuando
en muchos casos, no se ha llegado al consenso científico, pudiendo ser cualquier enunciado
fácilmente debatido. Educando a las nuevas generaciones con un pensamiento crítico y una
mayor participación pública en estos ámbitos, podría afectar y conducir a la creación y
búsqueda científica en base a las motivaciones de las sociedades. la manifestación de los
valores éticos no es colindante a los avances científicos de nuestra época, sino más bien al
contrario son las empresas y los políticos-inversores los que controlan las investigaciones.

3. Generaciones venideras

Aquí apoyare el argumento de “¿És peligrosa la ciencia?” Sobre los intereses de los niños
-los que aún están por nacer-, afirmando que en ciertos casos podría ayudar el diagnóstico
prenatal, y frenar así la formación de niños discapacitados que difícilmente encuentran cabida
en la sociedad. Con poder de elección sobre tenerlo o no, que las familias fuesen conscientes
de lo que acarrea eso, y en caso de no cumplir unos estándares económicos y psicológicos
mínimos, que se negase seguir en el proceso del embarazo. Creo que se debería considerar los
derechos del niño a largo término y con sus posibles repercusiones futuras.

Todo lo que nos sucede en la infancia, es plenamente determinante, se podría hacer una
formación holística sobre lo que implica ser padre y como tratar a​ sus retoños. ​“La relación
de un padre con un hijo es infinitamente más deificada de lo que puedan descubrir los
científicos. Los padres tienen un enorme poder sobre los hijos, y no siempre lo ejercen en
​ s fundamental para el crecimiento personal de los
beneficio del niño” ( ídem p.132). É
individuos, el cómo educamos y cuidamos de los más pequeños.

5
4. El cuerpo científico:

Creo, igual que Wolpert, que los científicos están fuera del poder de decisión frente a los
actos y consecuencias que pueden conllevar sus experimentos. Hay una mayoría del bloque
social que está en contra de los alimentos transgénicos, los fármacos y su experimentación
con animales… y no es en el laboratorio donde se toman las decisiones. Sino en las empresas
y las políticas de metodología y legislación sobre como proceder. Además es en los
laboratorios privados donde se producen muchos de los descubrimientos de los cuales no
estaríamos de acuerdo en sus fines o usos.

5. Conclusiones:

Desde la Antropología nuestra mirada viene a posarse en el campo de la ciencia, entre ellos
cuáles són los factores determinantes (leyes, políticas, consensos…) y cuáles los que
conducen o condicionan la ciencia que poseemos en estos tiempos. Podríamos echar una
pasada a la historia para reconocer como muchos de los experimentos de hoy día, un siglo
atrás, eran narrados en libros o películas del género de ficción. Sin atreverme a mostrar una
posición concreta, a mi parecer se debería de tratar todo con pinzas, ya que hay muchos casos
en los que la ética y la moral influyen sobremanera para saber a qué atenernos. Creo que
requerimos de ciertas limitaciones, despojados de ellas, los descubrimientos científicos y
tecnológicos podrían cobrar un efecto indeseado o fuera de nuestro control. Igual que también
comenzar a modelar formas educativas para tratar con la tecnología, ya que algunos estan
dandole un uso demasiado temprano o excesivo. Sin embargo doy pie a que, mediante un
consenso -como podría ser mediante votación democrática, lleguemos a ver qué efectos
puede haber para los avances genéticos y cuál es la opinión crítica sobre cómo atribuiría salud
y bienestar a la humanidad.

6
BIBLIOGRAFÍA

AIBAR, E. (1999). "L'estudi social de la ciència". A: ​Ciencia, tecnología y


​ DIUOC: Barcelona.
sociedad. E
Wolpert , Lewis. "¿Es peligrosa la ciencia?" En: Ars medica. Revista de
humanidades, Vol. 7, Núm. 1. p. 128-136. www.dendramedica.es. ISSN
15798607.
Imagen de portada:
https://www.lainfertilidad.com/noticias/conoces-la-tecnica-de-fecundacion-vitro
-fiv-con-microinyeccion-espermatica