Вы находитесь на странице: 1из 38

Tecnológico Nacional de México Instituto Tecnológico de Villahermosa

Instituto Tecnológico de Villahermosa


Alumno:

Equipo No. 01
No. Nombre Coevaluación
1 De La Cruz Sánchez Nancy Cristina
2 De La Rosa Cruz Francisco Javier

3 Hernández Montejo Jesús Eduardo

4 Hernández Pérez Juan Carlos

5 Meneses Palma Mario

6 Santiago Cruz Jesús Antonio

7 Ulloa Carrillo Jorge Pablo

Catedrático:
M.I. Evérica Janeth Félix Solís

Trabajo:
Propiedades mecánicas de la mampostería

Materia:

Estructuras de mampostería

Unidad:

Villahermosa, Tabasco a 27 de Febrero del 2019

1
Instituto Tecnológico de Villahermosa

Contenido
Introducción…………………………………………………………….
2.1 Mampuestos de origen natural.

2.1.1 Tensión (piezas solas).


2.1.2 Compresión (pieza sola y en conjunto).
2.1.3 Cortante (piezas en conjunto).
2.1.4 Intemperismo.
2.2 Mampuestos de manufactura.
2.2.1 Tensión (piezas solas).
2.2.2 Compresión (piezas solas y en conjunto).
2.2.3 Cortante (piezas en conjunto).
2.2.4 Intemperismo.
2.3 Morteros.
2.3.1 Tensión.
2.3.2 Compresión.
2.4 Acero de refuerzo.
2.4.1 Tensión

Conclusión
Referencias

2
2.1 Mampuestos de origen natural. Instituto Tecnológico de Villahermosa

La mampostería es un material de construcción ampliamente utilizado en


México; este material se emplea con fines estructurales, especialmente en
muros que deben soportar cargas verticales y horizontales (Articulo de
investigación; “Determinación de resistencia a compresión diagonal y el
módulo de cortante de la mampostería de bloques huecos de concreto”
Mérida, Yucatán (2009); Fernández Baqueiro,).

Al hablar de la piedra no se hace referencia a guijarros ni a pequeños trozos


de piedras sino a bloques más o menos grandes, los cuales se emplean para
construir diversos elementos estructurales como son los cimientos, las
paredes y los muros de contención.

Desde el punto de vista estructural lo que más interesa de las piedras es su


peso y dureza y en ocasiones su color; este último caso cuando se habla de
elementos que serán usados como decoración.

2.1.1 Tensión (piezas solas)

Se considerará que la resistencia de la mampostería a esfuerzos de tensión


perpendiculares a las juntas es nula. Cuando se requiera esta resistencia
deberá proporcionarse el acero de refuerzo necesario.

2.1.2 Compresión. (pieza sola y en conjunto)

Mampostería de piedras naturales

Los resultados experimentales acerca de la resistencia en compresión de


este material son escasos. En pruebas efectuadas en especímenes
aproximadamente cúbicos de 40 cm de lado, se han obtenido resistencias

3
del orden de 200 kg/cm² para la sillería y de 120 kg/cm² para Instituto
mampostería
Tecnológico de Villahermosa

ordinaria.

Se observa que estos valores son muy inferiores a la resistencia de la piedra


sola (tabla 3.1) y mayores que la resistencia del mortero.

El mecanismo de falla no está muy bien definido. La resistencia parece ser


muy sensible a la calidad del mortero, al tamaño de las piedras y al espesor
de las juntas. La variación de la resistencia en especímenes nominalmente
iguales es considerable. Los valores en los cubos son representativos de la
resistencia en carga axial de elementos cortos en los que no hay efectos de
esbeltez. Se considera que estos últimos son despreciables si la relación
altura a espesor del elemento no excede de cinco (Robles y otros, 1984).

En la tabla 3.8 se dan valores conservadores de la resistencia a compresión


de la mampostería de piedras naturales, clasificada como mampostería de
tercera.

Estos valores ya incluyen el factor de reducción FR.

Nota: Los esfuerzos de diseño anteriores incluyen un factor de reducción, FR,


que por lo tanto no deberá ser considerado nuevamente en las fórmulas de
predicción de resistencia.

Se establecen además los siguientes requisitos:

4
a) Su resistencia mínima a compresión en dirección normal a losTecnológico
Instituto planos de Villahermosa
de formación sea de 150 kg/cm²
b) Su resistencia mínima a compresión en dirección paralela a los planos
de formación sea de 100 kg/cm²
c) La absorción máxima sea de 4 por ciento
d) Su resistencia al intemperismo, medida como la máxima pérdida de
peso después de cinco ciclos en solución saturada de sulfato de
sodio, sea de 10 por ciento.

Las piedras no necesitarán ser labradas, pero se evitará, en lo posible, el


empleo de piedras de formas redondeadas y de cantos rodados. Por lo
menos, el 70 por ciento del volumen del elemento estará constituido por
piedras con un peso mínimo de 30 kg, cada una.

En cuanto a los morteros que se empleen para mampostería de piedras


naturales, las NTCM piden que sea al menos del tipo III, con al menos una
cantidad de cemento como la de la tabla 3.3. Cierto es que, históricamente,
se ha usado mampostería con mortero a base de cal (o de lodo como en
las estructuras de adobe), pero estas recomendaciones buscan garantizar
un nivel mínimo de calidad en las nuevas construcciones.

La propiedad mecánica más importante de las piezas componentes de la


mampostería es la resistencia a la compresión, la cual se obtiene dividiendo
la máxima fuerza que es capaz de resistir una probeta, cuya forma depende
del material a probar, entre el área en planta de la muestra para obtener
tal resistencia, expresada en unidades de esfuerzo (Kg/𝑐𝑚2 , MPa).

Esta propiedad mecánica puede establecerse sometiendo a compresión


núcleos de piedra natural extraídos mediante una broca cilíndrica con
borde diamantado.

5
Instituto Tecnológico de Villahermosa

2.1.3 Cortante (piezas en conjunto).

La cortadura (cizalladura o tensión cortante) es el esfuerzo que soporta una


pieza cuando sobre ella actúan fuerzas contenidas en la propia superficie
de actuación.

2.1.4 Intemperismo.

El intemperismo, también denominado meteorización, es un fenómeno


geológico denominado exógeno, pues tiene lugar en la superficie de la
tierra o en sus proximidades, y que afecta a las rocas en su estructura; forma
parte junto con los procesos gravitacionales y la erosión de los llamados
procesos externos que son un componente importante del ciclo de las rocas,
pues son los responsables de la transformación de la roca sólida en
sedimentos, que en una etapa del ciclo van a formar los suelos.

El intemperismo logra la fragmentación física de las rocas, también llamada


desintegración, que es el intemperismo mecánico, o bien la alteración
química denominada así mismo como descomposición, que es el
intemperismo químico. La influencia del clima es definitiva para que algún
tipo de intemperismo prevalezca, en los climas áridos el intemperismo
mecánico actuará mayormente que el químico; por el contrario, en los
climas húmedos y calurosos el intemperismo químico será de mayor

6
impacto. Sin embargo, un factor importante es la composición de Tecnológico
Instituto la roca, de Villahermosa
pues ella influirá de una manera notable en la resistencia que esta oponga
a los procesos destructivos del intemperismo.

Intemperismo físico o mecánico. Proceso mediante el cual las rocas sólidas se


rompen en fragmentos sin alterar su composición química. Se produce por la
acción mecánica de varios agentes modificadores del relieve como lo son:

•Congelamiento y deshielo. Cuando el agua que penetra en las grietas de


las rocas se congela, ésta se expande y por lo tanto aumenta su volumen
incrementando la presión sobre las paredes de las rocas.

• Erosión fluvial. Es el desgaste, acarreo y sedimentación de las rocas,


producido por el curso de las aguas de los ríos y arroyos. Este tipo de erosión
es muy importante porque desgasta y rebaja las partes altas del relieve,
arrastra los materiales sueltos y rellena las partes bajas, formando en algunas
zonas, llanuras aluviales que, por su alto contenido de minerales y nutrientes
favorecen a la agricultura.

• Erosión marina. Es el desgaste, transporte y la acumulación de materiales


que se presenta en zonas costeras por la acción de las olas, corrientes
marinas y mareas.
En los litorales acantilados, conformados por murallas de roca, el golpe
continuo de las olas fractura las rocas y forma oquedades o cuevas que se
agrandan constantemente hasta que se derrumban y caen al mar, con lo
que se forman plataformas de abrasión.

7
2.2 Mampuestos de manufactura. Instituto Tecnológico de Villahermosa

Los muros de mampostería de piezas artificiales están formados


básicamente por dos elementos, por un lado, piezas prismáticas que forman
los ladrillos o bloques, y por otro el mortero que se utiliza para unir dichas
piezas prismáticas.
En la producción de piezas artificiales existe una gran diversidad, tanto en
la calidad de la materia prima utilizada, en los procesos de manufactura y
en las formas geométricas que se comercializan.
En los morteros que se utilizan en la pega de piezas también existe una gran
variabilidad, dado que frecuentemente se utilizan proporcionamientos en
volumen de los ingredientes básicos (cemento hidráulico, cemento de
albañilería, cal, arena y agua) diferentes, los que varían de región a región.

Además, frecuentemente se utilizan distintos espesores de junta de mortero


para pegar a las piezas, que son función del tipo de pieza, de la modalidad
de la mampostería que se utiliza, así como del conocimiento y práctica
profesional de cada región.

Por lo tanto, se dificulta establecer una descripción general del


comportamiento mecánico de la mampostería, y en muchas ocasiones
hace poco confiable la extrapolación de resultados de un tipo de
mampostería a otro.

Se llama mampostería al sistema tradicional de construcción que consiste


en erigir muros y paramentos, para diversos fines, mediante la colocación
manual de los elementos o los materiales que los componen (denominados
mampuestos) que pueden ser, por ejemplo:

 ladrillos

8
 bloques de cemento prefabricados Instituto Tecnológico de Villahermosa

 piedras, talladas en formas regulares o no

Cuando el elemento que conforma el muro es un mampuesto, a la fábrica


se le denomina Mampostería en seco, en la que se colocan los mampuestos
sin mortero que los una, y a lo sumo se acuñan con ripios. Piedra sin labrar o
con labra tosca colocada a mano en una construcción

Y se entiende por manufactura como un producto industrial, es decir, es la


transformación de las materias primas en un producto totalmente terminado

2.2.1 Tensión (piezas solas).

En Resistencia de Materiales, tensión es la relación entre la fuerza aplicada


y el área sobre el que se aplica.

Es deseable que el comportamiento de las distintas modalidades de


mampostería se estudie principalmente a través de ensayes de
especímenes a escala natural para las solicitaciones más usuales.

Es necesario estudiar sus mecanismos de falla ante las solicitaciones básicas


y determinar sus propiedades mecánicas elementales; esto puede
efectuarse mediante ensayes simples en pequeños conjuntos de piezas y
mortero.

También se han realizado ensayes en los materiales que conforman la


mampostería, piezas y morteros, para obtener valores representativos de sus
propiedades y conocer la variabilidad de éstas, así como su influencia en el
comportamiento de la mampostería en que se usen.

9
Instituto Tecnológico de Villahermosa

Comportamiento mecánico de los elementos de mampostería a tensión


diagonal. El efecto de sismo es una de las razones por las que se presenta la
tensión diagonal en los muros de mampostería; sin embargo, otras fuentes
de este efecto son los hundimientos diferenciales y las cargas verticales con
distribuciones irregulares. La presencia de tensión diagonal es una de las
causas más comunes por las que falla la mampostería, de tal manera que
es necesario caracterizar su resistencia ante este efecto. Una metodología
bien definida para la obtención de la resistencia a tensión diagonal, consiste
en aplicar diagonalmente una carga de compresión a especímenes de
forma cuadrada, tal como se muestra en la Figura 2.10. Una carga que se
aplique conforme a lo ilustrado, resulta en un estado de esfuerzos de
compresión en la dirección de aplicación de la carga, y en esfuerzos de
tensión en dirección perpendicular a la primera.

Las fallas que presentan los muros por efectos de fuerzas cortantes se deben
por lo regular a grietas inclinadas inducidas por tensión diagonal, y son de
dos tipos: 1) la que ocurre en las juntas entre piezas y mortero, y 2) la debida
a una grieta que atraviesa de manera indistinta las piezas y el mortero.

En la Figura 2.11 se muestran curvas esfuerzo cortante-deformación


derivadas de pruebas hechas a muretes (Meli, 1979), en las que se observa
que las curvas carecen de tramos de linealidad bien definida, y que los

10
elementos pierden un porcentaje elevado de su rigidez inicial Instituto
antesTecnológico
de que de Villahermosa
alcancen su resistencia máxima.

También, puede observarse de la gráfica anterior que la resistencia a corte


de la mampostería depende significativamente del tipo de mortero
utilizado. En particular, la rigidez y resistencia de muretes con piezas del
mismo tipo dependen de manera importante de las características del
mortero utilizado. A partir de los resultados obtenidos en pruebas de tensión
diagonal, se ha establecido que la resistencia a cortante de la mampostería
es proporcional a la raíz cuadrada de su resistencia a compresión (Ecuación
2.4).

Donde:

fm = Resistencia a compresión de la mampostería.

2.2.2 Compresión (piezas solas y en conjunto).


Propiedades de la mampostería.

11
La mampostería es un material cuyas propiedades estructurales sonTecnológico
Instituto difíciles de Villahermosa
de caracterizar debido a la alta dispersión que exhiben sus características
mecánicas, y al poco control que se puede ejercer sobre los materiales con
que se fabrica, además del proceso de construcción que en general resulta
ser un procedimiento artesanal

En el diseño estructural de las edificaciones de acero y de concreto,


normalmente se especifican valores de resistencia que deben comprobarse
a través de pruebas en campo o en laboratorio.

Piezas.
El componente básico para la construcción de la mampostería es la unidad
o pieza, que puede ser de origen natural o artificial. En cuanto a las piezas
artificiales, hay una gran variedad en el mercado. Las diferencias que
presentan van desde el tipo de materia prima utilizada, hasta el tamaño de
las unidades y los procedimientos de fabricación empleados.
La tarea de identificar a simple vista los diferentes tipos de piezas de
mampostería resulta muy compleja, ya que cada pieza cuenta con
características muy particulares con respecto a las demás. Para auxiliar al
ingeniero, la NMX-C-404-ONNCCE2005 define cada tipo de pieza según sus
propiedades geométricas y el tipo de material con el que están constituidas
(Tabla 2.1).

12
Instituto Tecnológico de Villahermosa

Piezas macizas: Para fines de diseño (ntc-04), se consideran como piezas


macizas a aquellas que tienen en su sección transversal más desfavorable:

75% Ab menor igual An menor igual que 100% Ab

Text = 20mm

An = área neta
Ab = área bruta

Piezas huecas: Para fines de diseño (ntc-04), se consideran piezas huecas a


aquellas que tienen en su sección transversal más desfavorable

50% Ab menor igual An menor igual que 75% Ab

Text = 15mm

Para piezas huecas con dos hasta cuatro celdas

13
Text = 13mm Instituto Tecnológico de Villahermosa

Para piezas multiperforadas, con perforaciones de igual dimensión y


distribución uniforme:

Text = 7mm

Resistencia a compresión
La resistencia a compresión se determina para cada tipo de piezas de
acuerdo con el ensaye especificado en la norma NMX-C-036.

Para diseño, se emplea un valor de la resistencia, Fp*, medida sobre Ab, que
determina como el alcanzado por lo menos por el 98% de las piezas
producidas.

La resistencia de diseño se determina con base en la información estadística


existente sobre el producto o a partir de muestreo de la pieza, ya sea en
planta o en obra.

14
El método de muestreo consiste en ensayar al menos tres muestras, para de Villahermosa
Instituto Tecnológico

cada una de diez piezas, de lotes diferentes de la producción. Las treinta


piezas así obtenidas de ensayan en laboratorios acreditados por la entidad
de acreditación reconocida en los términos de la ley federal sobre
metrología normalización. La resistencia de diseño se calcula como:

𝑓𝑝
𝑓𝑝 ∗ =
1 + 2.5𝑐𝑝

Fp = media de la resistencia a compresión de las piezas, referida al área bruta.

𝑐𝑝 = Coeficiente de variación de la resistencia a compresión de las piezas


El valor de será como sigue:
𝑐𝑝 = ≥ 0.20; para piezas provenientes de plantas mecanizadas (NMX-C-404-
ONNCCE)
𝑐𝑝 = ≥ 0.30; para piezas de fabricación mecanizada, pero que no cuenten
con un sistema de control de calidad.
𝑐𝑝 = ≥ 0.35; para piezas de producción artesanal

Comportamiento mecánico de los elementos de mampostería a


compresión.
Como se ilustra en la Figura 2.8, la resistencia a compresión de la
mampostería suele obtenerse de pilas hechas de piezas unidas con mortero.
La altura de las pilas es igual a 4 veces su espesor.

15
Dado que los materiales que constituyen la mampostería tienen de Villahermosa
Instituto Tecnológico

características de esfuerzo y deformación distintas, el comportamiento de


la mampostería a compresión depende de la interacción entre las piezas y
el mortero que las une. Las piezas de mampostería restringen las
deformaciones transversales de la pila, de tal manera que dicha interacción
resulta en esfuerzos de tensión en el mortero. El modo de falla más común
en una pila inicia con la aparición de grietas verticales en sus costados, que
eventualmente cruzan todas las piezas y resultan en una falla debida a
deformaciones transversales.
Según el articulo “Determinación de la resistencia a la compresión diagonal
y el módulo de cortante de la mampostería de bloques huecos de
concreto” (Mérida, Yucatán (2009); Fernández Baqueiro); se determinó en
base a estudios (ensaye de murete) realizados en el Laboratorio de
Estructuras y Materiales de la Facultad de Ingeniería de la Universidad
Autónoma de Yucatán, que la resistencia a la compresión diagonal de la
mampostería oscila entre 1.83 a 3.43 kg/m2, dando como opinión un valor
conservador de diseño de 1.80 kg/m2. Cabe destacar que los ensayes se
realizaron en base a los materiales y procesos constructivos característicos
de esa región.
Con los resultados de los ensayes y de la tesis “Determinación de la
resistencia a compresión axial de la mampostería de bloques de concreto
usada en Yucatán”; González Torrez V. J (2006); se calculo que el valor
promedio de los módulos de elasticidad de las pilas de mampostería
construidas con bloque de resistencia a la compresión axial entre 50 y 70
kg/cm2 y con mortero 1:2:7; dicho valor es de 39430 kg/cm2.

16
2.2.3 Cortante (piezas en conjunto). Instituto Tecnológico de Villahermosa

En la mayoría de las ciudades o regiones del país no se siguen normas


técnicas propias para el diseño y construcción de estructuras de
mampostería, siendo de uso obligatorio las especificadas por las Normas
Técnicas Complementarias. Entre los principales inconvenientes que
conlleva el no acatar esta normativa, se encuentra el desconocimiento de
las propiedades mecánicas de los materiales empleados en cada región,
en particular de los morteros y unidades macizas o huecas utilizados en la
construcción. Teniendo en cuenta que para comprender el
comportamiento de cualquier sistema estructural se requiere, como punto
de partida, poseer conocimiento de los materiales que lo componen, este
estudio pretende aportar conocimiento respecto al comportamiento
mecánico de la mampostería (especialmente de la zona de estudio)
cuando se ve sometida a esfuerzos de corte.

La mampostería se define como un conjunto de piezas unidas entre sí,


mediante un material como el mortero de barro o de cemento; las unidades
pueden ser naturales (piedras) o artificiales (adobe, tabiques, bloques).

Muros estructurales: Son aquellos que además de soportar cargas verticales


(muertas y vivas), resisten las fuerzas horizontales causadas por sismo o
viento, correspondientes a la edificación. La capacidad de carga de un
muro viene determinada por la resistencia de los materiales utilizados, sus
proporciones, las condiciones de borde de los elementos estructurales y la
capacidad de éste para resistir las fuerzas internas que surgen.

La falla de un muro por efecto de fuerzas cortantes ocurre generalmente a


través de grietas inclinadas debidas a tensiones diagonales. Estas grietas se
forman generalmente a lo largo de las juntas, propiciadas por la debilidad
de la unión pieza-mortero; sin embargo, para piezas con baja resistencia y

17
buena adherencia con el mortero, las grietas atraviesan indistintamente
Instituto Tecnológico de Villahermosa

piezas y mortero.

Es importante estudiar el comportamiento de la mampostería ante


combinaciones de carga que introducen esfuerzos principales de tensión
con distintas inclinaciones con respecto a las juntas. Además, es de interés
el estudio de los mecanismos de falla por las juntas y el efecto de la calidad
del mortero y de su adherencia con las piezas en la resistencia.

En general su comportamiento se caracteriza por un primer tramo


aproximadamente lineal hasta que se produce el primer agrietamiento
diagonal. Puede verse que el tipo de pieza y el tipo de mortero no influyen
significativamente en la deformación a la cual se produce este primer
agrietamiento diagonal. El tipo de pieza tiene una pequeña influencia en el
esfuerzo cortante para el cual se produce este agrietamiento, y el tipo de
mortero en la rigidez de la mampostería después del agrietamiento.

En este tipo de curvas, la pendiente representa el módulo de rigidez a


cortante G, que es una medida de cuanta deformación a cortante sufre la
mampostería bajo un determinado nivel de esfuerzo cortante. La relación
del módulo de rigidez a cortante y el módulo de elasticidad, G/E, varía entre
0.1 y 0.3, lo cual es menor de lo que se calcula considerando un
comportamiento elástico en un material isotrópico, probablemente las
diferencias se deban a las deformaciones de cortante y compresión del
mortero, en el cual el efecto del confinamiento es distinto en los muretes en
la prueba de compresión diagonal al que ocurre en pilas en la prueba de
compresión. También hay que considerar que la aproximación con la que
se pueden fijar los valores del módulo de cortante es muy pobre, ya que en
el tramo lineal de la curva las deformaciones son muy pequeñas y pueden
ser fácilmente afectadas por errores de medición de estas deformaciones.

Comportamiento de la mampostería bajo cargas laterales.


18
Si bien el ensaye de compresión diagonal permite obtener índices como
Instituto son de Villahermosa
Tecnológico

el esfuerzo cortante resistente de la mampostería y el módulo de rigidez a


cortante, este tipo de prueba no es representativa del comportamiento de
un muro bajo cargas laterales, ya que en ella no existen deformaciones ni
esfuerzos por flexión, como las que ocurren en muros sometidos a cargas
laterales por ejemplo corno las que se producen en edificaciones de
mampostería sometidas a solicitaciones sísmicas.

La prueba de un muro ante cargas laterales consiste en probar al espécimen


en voladizo por lo que se introducen esfuerzos cortantes simultáneamente
con esfuerzos de flexión.

En el caso de muros de mampostería confinada, su comportamiento ante


cargas laterales es muy semejante al que se tiene en el ensaye de
compresión diagonal. Sin embargo, debido a la presencia de flexiones que
disminuyen los esfuerzos verticales en un extremo del muro y los incrementan
en el otro, la fuerza cortante que produce el agrietamiento es menor
cuando el ensaye se realiza en voladizo que cuando se c3fectúa en
compresión diagonal. Se ha observado que el esfuerzo cortante que
produce el agrietamiento diagonal en un muro sujeto a cargas laterales y
sin esfuerzos de compresión significativos puede estimarse como:

Va= 0.8 VaCD

Dónde:

Va: es el esfuerzo cortante que produce el primer agrietamiento en un muro


sujeto a cargas laterales.

VaCD: es el esfuerzo cortante que produce el agrietamiento diagonal en un


ensaye de compresión diagonal.

19
Para alcanzar la falla debida a un esfuerzo cortante es necesario que
Instituto no se de Villahermosa
Tecnológico

alcance la de flexión en primera instancia; es decir, solo se obtiene aquella


cuando existe carga vertical sobre el muro que contrarresta el efecto de la
flexión, o en muros de gran longitud, o se tiene suficiente refuerzo vertical. Se
identifican dos formas de falla en cortante: en una de ellas la grieta es
diagonal que corre solamente a través de las juntas de mortero (escalerilla),
a esta se le conoce como falla por cortante; mientras que, si la grieta es casi
recta rompiendo las piezas, se dice que la falla es por tensión diagonal.

En caso de falla, este último tipo implicaría la sustitución del material por uno
más resistente; mientras que, si la falla de la mampostería es por las juntas
del mortero, es posible incrementar sustancialmente su resistencia con
procedimientos muy simples, referencia 3.

Como gran parte de la República Mexicana está situada en una zona de


alta sismicidad, ha sido preocupación de investigadores nacionales
determinar el efecto de los sismos en estructuras de mampostería. Sabemos
que los sismos inducen fuerzas laterales, pero es conveniente recalcar que
para el diseño sísmico no sólo interesa la resistencia de la estructura ante
carga lateral, sino que también es necesario conocer otras propiedades
que solo se pueden determinar mediante ensayes de laboratorio.

El comportamiento de muros de mampostería ha sido estudiado en México


desde los años 60; el compendio más completo de la investigación
realizada, y que se tomó como base para la elaboración de las normas de
mampostería, se puede ver en la referencia 4, de donde se puede resumir
lo siguiente, Figura 3: antes de agrietarse el muro tiene un comportamiento
elástico lineal aún para cargas alternadas; después que se agrieta, su
comportamiento dependerá de la cantidad y disposición del acero de
refuerzo. Si el refuerzo es poco, los ciclos histeréticos (representación gráfica
del comportamiento de un elemento ante cargas alternadas) son delgados,

20
haciendo ver la poca capacidad de disipar energía, Instituto
por Tecnológico
lo que de Villahermosa
comúnmente se pierde resistencia drásticamente. Pero si tiene refuerzo
suficiente, los ciclos de histéresis son amplios y el muro es capaz de soportar
altos niveles de carga con wandes deformaciones; incluso puede llegar a
tener un comportamiento equivalente al elastoplástico.

Según el artículo “Determinación de la resistencia a la compresión diagonal


y el módulo de cortante de la mampostería de bloques huecos de
concreto”; se determinó en base a estudios (ensaye de murete) realizados
en el Laboratorio de Estructuras y Materiales de la Facultad de Ingeniería de
la Universidad Autónoma de Yucatán, que la resistencia a la compresión
diagonal de la mampostería oscila entre 1.83 a 3.43 kg/cm 2, dando como
opinión un valor conservador de diseño de 1.80 kg/cm2. Cabe destacar que
los ensayes se realizaron en base a los materiales y procesos constructivos
característicos de esa región

Según el artículo “Determinación de la resistencia a la compresión diagonal


y el módulo de cortante de la mampostería de bloques huecos de
concreto” (Mérida, Yucatán (2009); Fernández Baqueiro); se determinó en
base a estudios (ensaye de murete) realizados en el Laboratorio de
Estructuras y Materiales de la Facultad de Ingeniería de la Universidad
Autónoma de Yucatán, que se calculó el módulo de cortante a partir de los
esfuerzos cortantes al 40% y 20% de la carga máxima aplicada, as curvas de
esfuerzos deformación dieron resultados lineales y los valores del módulo de
cortante variaron entre 12609 a 18073 kg/cm2, con un valor promedio de
16713 kg/cm2. Cabe destacar que los ensayes se realizaron en base a los
materiales y procesos constructivos característicos de esa región.

2.2.4 Intemperismo.

21
El uso de la tierra cruda para hacer muros de mampostería esInstituto
muy Tecnológico
antiguo de Villahermosa
y durante mucho tiempo su uso fue él más difundido. Las técnicas más
empleadas han sido el sistema de bajareque, el sistema de tapial o de tierra
apisonada y el sistema de adobe. En el campo la construcción con adobes
tradicionales es y ha sido muy frecuente y bien hecha ha proporcionado
buenas casas, dignas y frescas, con confort ambiental. Estas casas son
bastante económicas, se construyen en buena medida por el propio usuario
y son fáciles de restaurar, también cuentan con rica tradición para su
construcción. Por otra parte, presentan varias desventajas:

 Con los cambios de humedad se generan cambios volumétricos lo


suficientemente fuertes como para desprender los recubrimientos y
producir agrietamientos.
 Se degrada relativamente con facilidad ante el intemperismo.
 Es propicia a servir de guarida de insectos.
 Presenta bajas resistencias, aunque no suelen ser críticas para la
capacidad estructural de las construcciones en zonas de baja
sismicidad.
 Requiere de ciertas técnicas que poco a poco se van perdiendo
conforme pasa el tiempo.

Un avance en la construcción de muros de mampostería se dio con la


invención del ladrillo, resultado de la cocción de piezas similares a los
adobes, que tiene mayores resistencias, poca deformación ante la
humedad, junto con menores degradaciones ante el intemperismo y que es
poco propicio para guarida de insectos. Tiene la desventaja de que por su
espesor normal y características en climas calurosos y fríos no proporcionan
el suficiente confort ambiental.

El nuevo sistema que se propone reúne en buena medida las ventajas de los
ladrillos recocidos de resistencias junto con un confort ambiental similar al

22
del adobe tradicional. Su resistencia a la compresión simpleInstituto
y al corte es de Villahermosa
Tecnológico

mejor que la del adobe tradicional y en algunos casos mejor que la de los
ladrillos recocidos. Por otra parte, existen por todo el mundo construcciones
hechas de adobes mejorados y también por el sistema de tapiales en los
que se han utilizado suelos tratados y compactados, que han dado muros
de excelentes propiedades estructurales y de confortabilidad. Estos tipos de
muros casas en el sur de los EUA son muy apreciados. Francia y otros países
europeos tienen una amplia experiencia al respecto y han construido con
éxito bastantes casas por este sistema; también, África, Asia y Latinoamérica
han trabajado bastante en ellos. Y obtenido buenos resultados. En
conclusión: las técnicas para el tratamiento de suelos que se aplican a
muros de mampostería están lo suficientemente desarrolladas y probadas.
También, existen bastantes modalidades constructivas de muros con suelos
tratados. Esperamos que la nueva que desarrollamos pueda proporcionar
casi las mismas cualidades que la de los adobes construidos con cimbras y
pensamos que la propuesta al no requerir cimbra para hacer los bloques
simplifica bastante el procedimiento de construcción y permite reducir los
costos. Cabe aclarar que la idea de utilizar arpillas como elemento
contenedor puede haberse utilizado antes, pero no se conocen ni se
encontraron antecedentes escritos. Lo único que se sabe es que IMCYC
realizo un trabajo de este tipo, pero del cual no quedó ninguna publicación.
Sin embargo, el desarrollo completo de la idea tal como se presenta aquí es
del autor de este trabajo.

En la Normas mexicanas para adobes se recomienda utilizar un coeficiente


de seguridad del orden de seis mínimos. Por otra parte, en este tipo de muros
para cálculo se utiliza 2 kg/cm2 a la compresión simple, para la resistencia
al cortante 0.3 kg/cm2 y cero para la tensión.

23
Resistencia al intemperismo: Los muros construidos a la intemperie han de Villahermosa
Instituto Tecnológico

resistido muy bien y sin ningún desperfecto tres temporadas de lluvias fuertes
en la ciudad de México (UAMazcapotzalco) y una en Colima.

Dosificación de la mezcla: La cantidad de cemento es la que influye más en


el costo por lo que se requiere minimizarla y para esto conviene hacer las
pruebas de laboratorio convenientes. En nuestro trabajo se utilizó una
mezcla rica en cemento que consistió en: 10 partes de suelo, una parte de
cemento y media parte de cal (en volumen).

La cantidad de cemento dependerá de la cantidad de finos del suelo, a


mayor cantidad de finos mayor contenido de cemento. El autor considera,
solo como guía, que la cantidad de cemento en peso conviene varíe entre
5 a 15 % y se procure que no pase del 15 %, por razones económicas. La
cantidad de cal también varíe dentro de estos límites.

La mampostería de los edificios antiguos está generalmente unida con


morteros de cal y arena, lo que les confiere ciertas propiedades particulares.
La cal adquiere resistencia por un proceso de carbonatación que se da por
el contacto con el aire. Este proceso ocurre lentamente y progresa de las
caras exteriores hacia el interior del elemento estructural. Esta situación
confiere a los elementos estructurales cierta capacidad de deformarse y
adaptarse a cambios de forma, como los debidos a hundimientos de su
cimentación.

Los morteros de cal y arena alcanzan típicamente resistencias en


compresión de entre 5 y 20 kg/cm2. Aunque mucho más durables que los
morteros de barro, son también afectados por el intemperismo, debido a
que su relativa porosidad permite la penetración de la humedad, con sales
que atacan el cementa,

24
2.3 Morteros. Instituto Tecnológico de Villahermosa

El mortero es una mezcla homogénea de un material cementante


(cemento), un material de relleno (agregado fino o arena), agua y en
algunas ocasiones aditivos, prácticamente es hormigón sin el agregado
grueso.

Con excepción de morteros extremadamente débiles, las propiedades


mecánicas del mortero que más influyen en el comportamiento estructural
de un elemento de mampostería, son su deformabilidad y su adherencia
con las piezas; de la primera propiedad dependen en gran medida las
deformaciones totales del elemento de mampostería y en parte su
resistencia a carga vertical; la adherencia entre el mortero y las piezas
define en muchos tipos de mampostería (sobre todo en aquellos en que las
piezas son muy resistentes) la resistencia por cortante del elemento.

Es importante también que el mortero tenga una manejabilidad adecuada


para que pueda ser colocado en capas uniformes sobre las que asienten
bien las piezas, evitándose concentraciones de esfuerzos y excentricidades
accidentales.

2.3.1 Tensión.

La resistencia a la tensión depende de las resistencias a tensión propias de


la pasta de cemento y los agregados, y de la adherencia que se genera
entre ambos, la influencia relativa de estos factores puede variar en función
de los procedimientos que se utilizan para determinar la resistencia del
concreto a tensión, que son básicamente tres y se presentan en
esquemáticamente.

a) Prueba a tensión directa: por medio del ensayo de especímenes


cilíndricos o prismáticos, sometidos a una fuerza de tensión axial

25
b) Prueba de tensión indirecta: mediante el ensayo de Instituto
especímenes
Tecnológico de Villahermosa

cilíndricos sujetos a una carga de compresión diametral.


c) Prueba de tensión por flexión en especímenes prismáticos (vigas): los
cuales pueden ser ensayados opcionalmente con una carga en el
centro del claro, o con dos cargas concentradas iguales aplicadas en
los dos tercios del claro.

La determinación de la resistencia a tensión del concreto puede conducir a


resultados diferentes, según el procedimiento que se utilice para medirla: en
condiciones comparables, la prueba de tensión directa produce el valor de
resistencia más bajo y la prueba por flexión el más alto, quedando en una
posición intermedia la resistencia a tensión determinada por compresión
diametral. No ocurre así cuando se trata de evaluar la resistencia a
compresión, para cuya determinación sola se dispone de un procedimiento
normalizado, de aceptación general. Resultados típicos de pruebas a
tensión para varias relaciones agua-cemento.

En el ensayo del concreto a tensión por flexión se produce un estado


combinado de esfuerzos en la que la resistencia no solo se concentra a la
pasta y a la adherencia pasta-agregados, sino que también ahora los
agregados mínimos pasan a desempeñar un papel importante, por esta
razón es recomendable el uso de agregados triturados de una roca de
buena calidad, ya que no solo garantizan una mejor adherencia con la
pasta, sino que además proporcionan una resistencia intrínseca uniforme
ante este tipo de solicitaciones.

Para el caso de una carga puntual aplicada en el centro de la luz sobre una
viga prismática de sección rectangular, la resistencia máxima a la tensión
por flexión, en kg/cm2.

La resistencia a la tensión por flexión suele arrojar mayores valores que se


obtienen por los métodos de tensión directa e indirecta. Las razones
26
principales se deben a que en la prueba indirecta ocurre una distribución
Instituto Tecnológico de Villahermosa

no uniforme de esfuerzos en la sección de falla que restringe la propagación


de las grietas y a que en dicha prueba se manejan una serie de
simplificaciones teóricas a la hora de calcular el esfuerzo máximo.

2.3.2 Compresión.

La resistencia mecánica del concreto frecuentemente se identifica con su


resistencia a compresión, debido a que por un lado es la propiedad
mecánica más sencilla y practica de determinar y por otro, esta representa
la condición de carga en la que el concreto exhibe mayor capacidad para
soportar esfuerzos, de modo que la mayoría de las veces los elementos
estructurales se diseñan con el fin de obtener el mayor provecho a esta
propiedad.

La resistencia a compresión del mortero no tiene, dentro de un intervalo


bastante amplio, una influencia preponderante en el comportamiento
estructural de la mampostería; sin embargo, el control de calidad del
mortero se basa en la determinación de esta propiedad a través del ensaye
de cubos de 5 cm de lado.

La razón de esta elección estriba en la facilidad de la prueba y en el hecho


de que muchas otras propiedades (como por ejemplo su adherencia, su
módulo de elasticidad y su resistencia a la tensión) pueden relacionarse en
forma indirecta con la resistencia a compresión.

La resistencia potencial a la compresión suele estimarse con muestras de


concreto tanto en estado fresco como en estado endurecido. Los
parámetros de realización de las pruebas se encuentran determinados en
las correspondientes normas con el ánimo de reducir al mínimo las
variaciones por efecto de forma, tamaño, preparación, curado, velocidad
de carga, etc. propias de cada muestra.

27
La falla bajo la acción de una compresión uniaxial resulta deInstituto
una falla por de Villahermosa
Tecnológico

tensión de los cristales de cemento o por adherencia en una dirección


perpendicular a la carga aplicada; o a un colapso causado por el desarrollo
de planos de cortante inclinados. Es posible que la deformación unitaria
última sea el criterio de falla, pero el nivel de deformación varia con la
resistencia del concreto, a medida que es mayor la resistencia, la
deformación unitaria última es menor.

Resistencia a compresión nominal Máxima deformación a la falla


(kg/cm2) (x103)
70 4.5
140 4
350 3
700 2

Los especímenes que se obtienen mediante muestreo del concreto recién


elaborado representan las cualidades potenciales del concreto como se
produce, y por ello deben ser fabricados y curados en condiciones
invariables para que sus resultados puedan ser cotejados con los requisitos
de resistencia especificados en la obra.

La norma ASTM C-192 específica que el llenado del molde debe hacerse en
capas de igual espesor, compactadas con varilla o por vibración según
revenimiento, el curado durante las primeras 24 horas deben hacerse en los
moldes protegidos de la evaporación a 23 oC, a continuación, se debe
hacer inmersión de los especímenes de agua saturada de cal y dejarlos en
estas condiciones hasta el día del ensayo.

En la preparación de los especímenes es de particular importancia el


acondicionamiento de las superficies de las cabezas, a través de las cuales

28
se transmiten las cargas de compresión, a fin de eliminar defectos que de Villahermosa
Instituto Tecnológico

puedan producir concentraciones de esfuerzos en el espécimen y hacerlo


fallar de manera irregular.

En este aspecto hay dos factores cuya influencia es decisiva y que por ello
se reglamentan con precisión: la planicidad de las superficies y su
perpendicularidad con el eje del cilindro. El método ASTM C-39 establece
que, para considerar las aceptables, estas superficies no deben manifestar
desviaciones mayores de 0.05mm en una distancia de 152mm (diámetro del
cilindro estándar) al ser confrontada con una regla perfectamente recta en
cualquier dirección; y su perpendicularidad con el eje del cilindro no debe
diferir más de 0.5* con respecto al ángulo de 90o, lo cual significa una
desviación máxima permisible de 3.2 mm en una distancia de 305mm que
es la altura del cilindro estándar.

El proceso de aplicación de carga debe efectuarse bajo condiciones


reglamentadas para evitar la influencia de los factores cuya variación
puede afectar los resultados. Entre dichos factores se destacan las
características de la máquina de ensaye, las condiciones de humedad del
espécimen y la velocidad con que se incrementa la carga; todos los cuales
se hallan convenientemente especificados en el método de prueba ASTM
C-39 dado la importancia de tales efectos.

2.4 Acero de refuerzo.

Para entender el comportamiento de las estructuras de acero es


absolutamente indispensable que el proyectista conozca las propiedades
del acero.

Propiedades mecánicas de los aceros: son determinadas por varios


factores, las más importantes son:

 Su composición química

29
 Tratamiento térmico y Instituto Tecnológico de Villahermosa

 Proceso de fabricación

Por ejemplo: el acero puede aumentar su resistencia considerablemente si


es rolado en frio, es decir, que sea dimensionado a temperatura ambiente.

La prueba para obtener la mayoría de las propiedades mecánicas de los


aceros ha sido realizada en muestras sometidas a tensión, por su facilidad
de ejecución y se supone que para todos los fines prácticos el
comportamiento a compresión es similar al comportamiento a tensión. Los
resultados de esta prueba se grafican, obteniendo la curva esfuerzo-
deformación.

Un diagrama típico de esfuerzo-deformación de un acero estructural al


carbono, se caracteriza por la existencia de tres zonas bien definidas. La
primera llamada zona de rango elástico, la segunda zona de rango plástico
y la tercera designada por zona de endurecimiento por deformación.

 Zona de rango elástico: Esta zona se caracteriza porque el acero


obedece a la ley de Hooke, es decir, los esfuerzos son proporcionales
a la deformación.
 Zona de rango plástico: Cuando los esfuerzos ya no son
proporcionales a las deformaciones, el material empieza a fluir y
presenta una gran deformación sin que haya un aumento
correspondiente de esfuerzo. Las deformaciones que ocurren en esta
zona son llamadas deformaciones plásticas y la máxima de todas ellas
es de 10 a 15 veces mayor que la deformación elástica total.
 Zona de endurecimiento por deformación: En esta se vuelve a
presentar un esfuerzo acompañado por una deformación, pero la
deformación ya no es lineal. En esta fase los esfuerzos llegan al
máximo (Fu) y después descenderán, antes de la ruptura se presenta

30
una aguda reducción en la sección transversal de la muestra,
Institutollamada
Tecnológico de Villahermosa

“estrangulamiento” o “cuello”, seguida del colapso.

Principales propiedades mecánicas de los aceros:

 Límite de proporcionalidad: Es el nivel de esfuerzo máximo para el cual


existe proporcionalidad entre los esfuerzos y las deformaciones, es
decir, es el mayor esfuerzo para el que todavía es válida la ley de
Hooke o punto más alto de la porción recta del diagrama esfuerzo-
deformación.
 Módulo de elasticidad (E): Es la pendiente de la porción lineal entre el
esfuerzo y la deformación, es decir, es la relación esfuerzo-
deformación en la región elástica de la curva. Aunque el E es casi
independiente del tipo de acero, se puede tomar como valor
practico E=2 100 000 kg/cm para la mayoría de ellos.
 Punto de fluencia: Se considera al esfuerzo donde el material presenta
un incremento en su deformación, sin que haya incrementado en el
esfuerzo. Se le conoce también como esfuerzo de fluencia (Fy) y es
para el proyectista la propiedad más importante del acero, ya que
muchos métodos de diseño se basan en este valor.
 Módulo de poisson (µ): A la relación entre deformación unitaria
transversal y la deformación unitaria longitudinal bajo una carga axial,
se le denomina módulo de poisson, variando su valor entre 0.25 y 0.33;
se puede tomar como valor aproximado 0.30 para cualquier tipo de
acero.
 Módulo de elasticidad al esfuerzo cortante (G): Es la relación del
esfuerzo cortante a la deformación unitaria por cortante dentro del
rango elástico; y se obtiene por la siguiente expresión: G=E/2(1+µ). En
donde G es en función de módulo de elasticidad y de la relación de
poisson. Esta expresión puede ser demostrada por medio de la teoría

31
de la elasticidad. Para aceros estructurales el valor Tecnológico
Instituto G es de Villahermosa
aproximadamente de 845 000 kg/cm².
 Resistencia a la tensión: Se define como el cociente de la carga axial
máxima dividida entre el área de la sección transversal original.
 Resistencia a la fatiga: Si un acero es sometido a cargas repetidas
tales como vibraciones, su resistencia se reduce notablemente
llegando a fallar a esfuerzos tan bajos como 0.40 Fy. Esta resistencia es
llamada resistencia a la fatiga y está en función del número de ciclos
y la duración de aplicación de la carga repetida. Se denomina
también como límite de aguante.
 Resistencia al impacto: Es una medida de la capacidad del material
de absorber energía bajo aplicaciones rápidas de carga.

2.4.1 Tensión

El acero para reforzar concreto se utiliza en distintas formas. La más común


es la barra o varilla que se fabrica tanto de acero laminado en caliente
como de acero trabajado en frío.

Todas las barras, con excepción del alambrón de l/4 de pulg, que
generalmente es liso, tienen corrugaciones en la superficie, para mejorar su
adherencia al concreto.

La tabla 2.1 proporciona datos sobre las características principales de barras


de refuerzo, así como la nomenclatura para identificarlas.

32
Instituto Tecnológico de Villahermosa

Una propiedad importante que debe tenerse en cuenta en refuerzos con


detalles soldados es la soldabilidad. La soldadura de aceros trabajados en
frío debe hacerse con cuidado. Otra propiedad importante es la facilidad
de doblado, que es una medida indirecta de ductilidad y un índice de su
trabajabilidad.

Se ha empezado a generalizar el uso de mallas como refuerzo de losas,


muros y algunos elementos prefabricados. Estas mallas están formadas por
alambres lisos unidos por puntos de soldadura en las intersecciones. El acero
es del tipo trabajado en frío, con esfuerzos de fluencia del orden de 5000
kg/cm2.

El espaciamiento de los alambres varía de 5 a 40 cm, y los diámetros de 2 a


7 mm, aproximadamente. En algunos países, en lugar de alambres lisos se
usan alambres con algún tipo de irregularidad superficial, para mejorar la
adherencia.

La resistencia útil tanto a tensión como a compresión de los aceros comunes,


es decir, la resistencia a la fluencia, es aproximadamente quince veces la
resistencia a la compresión del concreto estructural común y más de 100
33
veces su resistencia a la tensión. Por otro lado, el acero es un material mucho de Villahermosa
Instituto Tecnológico

más costoso que el concreto. De esto resulta que los dos materiales se
emplean mejor en combinación si el concreto se utiliza para resistir los
esfuerzos de compresión y el acero los esfuerzos de tensión. De esta manera,
en vigas de concreto reforzado, el concreto resiste la fuerza de compresión,
barras de acero de refuerzo longitudinal colocadas cerca a la cara de
tensión resisten las fuerzas de tensión y barras de acero adicionales resisten
los esfuerzos de tensión inclinados causados por las fuerzas cortantes en las
vigas. A pesar de esto, el refuerzo también se utiliza para resistir fuerzas de
compresión, especialmente cuando se desea reducir la sección transversal
de elementos a compresión, como es el caso de las columnas de los
primeros pisos de edificios altos. Aún si esta necesidad no existiera, una
mínima cantidad de refuerzo se coloca en todos los elementos a
compresión para asegurarlos contra el efecto de pequeños momentos
flectores accidentales que pueden agrietar y aún producir la falla de un
elemento no reforzado.

La varilla debe cumplir con los requisitos especificados en la tabla 4.

Además de los requisitos de tensiones especificadas, la relación entre la


resistencia a la tensión (Esfuerzo máximo) y el esfuerzo de fluencia
determinados no debe ser menor de 1.25

La prueba de tensión se lleva a cabo mediante el ensaye de una probeta


de 25 cm de longitud sometida a una carga de tensión hasta la ruptura de
la varilla (el diámetro puede ser cualquiera de los conocidos).

De esta prueba se obtienen lo gráfica esfuerzo-deformación, en donde es


posible encontrar los elementos que se necesitan conocer de este material.

34
En relación con su límite de fluencia, éste suele definirse trazando una de Villahermosa
Instituto Tecnológico

paralela a la parte recta de la curva esfuerzo-deformación desde un valor


de deformación unitaria de 0.002, como se observa en la figura 2.11

Las propiedades más importantes que se deben conocer del acero de


refuerzo son:

1. Módulo de Young o módulo de elasticidad E. (Pendiente de la recta


del gráfico).
2. Esfuerzo de fluencia
3. Tamaño o diámetro de la varilla.

Recuperado de: NMX-B-506-CANACERO-2011

35
Instituto Tecnológico de Villahermosa

Conclusión.
La mampostería es uno de los métodos de construcción más utilizados por
el hombre, principalmente por la fácil adquisición de los materiales utilizados
para ello.
Durante los años el hombre ha realizado cambios en sus estructuras en
mampostería, desde el cambio de materiales por otros de mayor resistencia,
hasta en la elaboración de ellos realizando estructuras reforzadas para
disminuir el impacto de sismos.
En este trabajo se investigó las Propiedades mecánicas de la mampostería,
el saber construir un trabajo de mampostería es esencial ya que dé el parten
muchos tipos de construcciones como casas, muros de carga, o hasta
edificios teniendo sus cimientos en mampostería.

36
Referencias. Instituto Tecnológico de Villahermosa
 Departamento del Distrito Federal (DDF, 1995), “Normas técnicas
complementarias para diseño y construcción de estructuras de
mampostería”,
 Gaceta Oficial del Departamento del Distrito Federal, México, D.F.,
27 de febrero, 16 pp.
 Díaz R. y Vázquez del Mercado R.R. (1995), "Comportamiento de
muros de mampostería confinada reforzados horizontalmente", Tesis
profesional, Facultad de Ingeniería, UNAM, México, 215 pp.
 Gallegos H. (1989), “Albañilería estructural”, Pontificia Universidad
Católica del Perú; Lima Perú, agosto.
 Gobierno del Distrito Federal (GDF, 2002a), “Normas técnicas
complementarias pará el diseño y construcción de estructuras de
mampostería”, Anteproyecto del Comité de Normas, México, D.F., 47
pp.
 Gobierno del Distrito Federal (GDF, 2002b), “Normas técnicas
complementarias para diseño por sismo”, Anteproyecto del Comité
de Normas, México, D.F., 22 pp.
 Hernández O. y Meli R. (1976), “Modalidades de refuerzo para
mejorar el comportamiento sísmico de muros de mampostería”,
Informe No. 382, Instituto de Ingeniería, UNAM, México, 35 pp.
 Instituto de Ingeniería (1991), “Comentarios, ayudas de diseño y
ejemplos de las normas técnicas complementarias para diseño y
construcción de estructuras de concreto, DDF”, Series del Instituto de
Ingeniería Nº ES-2, UNAM, México D.F., noviembre, 341 pp.
 NMX-B-072 (1986), “Alambre corrugado de acero, laminado en frío
para refuerzo de concreto”, Secretaría de Comercio y Fomento
Industrial, México, 11 pp.
 NMX-B-253 (1988), “Alambre liso de acero, estirado en frío para
refuerzo de concreto”, Secretaría de Comercio y Fomento Industrial,
México, 9 pp.
 NMX-B-290 (1988), “Malla soldada de alambre liso de acero para
refuerzo de concreto”, Secretaría de Comercio y Fomento Industrial,
México, 9 pp.
 NMX-C-006 (1976), “Ladrillos, bloques cerámicos de barro, arcilla y/o
similares”, Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, México, 11
pp.
 NMX-C-010 (1986), “Industria de la construcción. Concreto. Bloques,
ladrillos o tabiques y tabicones”, Organismo Nacional de
Normalización y Certificación de la Construcción y Edificación,
México, 9 pp.
 NMX-C-061-ONNCCE (2001), “Determinación de la resistencia a la
compresión de cementantes hidráulicos”, Organismo Nacional de

37
Normalización y Certificación de la Construcción y Edificación,
Instituto Tecnológico de Villahermosa
México.
 NMX-C-404-ONNCCE (1997), “Industria de la construcción. Bloques,
tabiques o ladrillos y tabicones para uso estructural. Especificaciones
y métodos de prueba”,

 Organismo Nacional de Normalización y Certificación de la


Construcción y Edificación, México, 11 pp.
 NMX-C-407-ONNCCE (2001), “Industria de la construcción. Varilla
corrugada deacero proveniente de lingote y palanquilla para
refuerzo de concreto. Especificaciones y métodos de prueba”,
Organismo Nacional de Normalización y Certificación de la
Construcción y Edificación, México, 14 pp.
 ONNCCE (2002a), “Anteproyecto de Norma Mexicana para la
determinación de la resistencia a compresión y del módulo de
elasticidad de pilas de mampostería de barro y de concreto”,
Organismo Nacional de Normalización y Certificación de la
Construcción y Edificación, México, 8 pp.
 ONNCCE (2002b), “Anteproyecto de Norma Mexicana para la
determinación de la resistencia a compresión diagonal y de la
rigidez a cortante de muretes de mampostería de barro y de
concreto”, Organismo Nacional de Normalización y Certificación de
la Construcción y Edificación, México, 9 pp.
 Robles F., González O. y Meli R. (1984), “Apuntes de mecánica de
materiales, Primer curso”, Facultad de Ingeniería, UNAM, México D.F.
San Bartolomé A. (1994), “Construcciones de albañilería.
Comportamiento sísmico y diseño estructural”, Fondo editorial de la
Pontificia Universidad Católica del Perú, primera edición, octubre,
228 pp.

38