Вы находитесь на странице: 1из 1

ELEMENTOS DE LA SITUACIÓN DRAMÁTICA

1- Elementos del género dramático

Las obras dramáticas tienen elementos constitutivos fundamentales: Protagonista,


antagonista y conflicto.

Los dos primeros desarrollan verbalmente la acción, ya que no hay un narrador o


un hablante que entregue, mediante marcadores discursivos o indicadores, alguna
noción de los acontecimientos que suceden

a- Protagonista:
Es el personaje principal de una obra dramática. En torno a él se desarrollan los
acontecimientos. Presenta un conflicto, de carácter universal la mayoría de las
veces, que será desarrollado en su obra. Sufre una transformación por su relación
de tensión con el antagonista.

b- Antagonista:
Es el segundo personaje más importante de la obra, pues es quien se opone
directamente al protagonista para impedir que éste alcance su objetivo.
Representa los valores contrarios al protagonista y, por lo general, se le atribuyen
las características que son consideradas negativas en la sociedad en que se
genera la obra.

c- Conflicto:
Es el motivo principal que se desarrolla en una obra dramática. Pone en tensión,
en oposición, al protagonista y al antagonista. Es la parte fundamental de la trama,
que permitirá que se presenten y desarrollen otros acontecimientos de menor
importancia.

Su solución, superación o término corresponde al fin último de la obra. Es decir, su


presentación frente al público requiere una acción que lo enfrente. Tiene un valor
universal, por lo que afecta a todos los personajes de una u otra forma; por
ejemplo: la guerra, el amor, el papel de
la mujer en la sociedad, la injusticia, etc.

En gran cantidad de obras dramáticas


está representado por dos fuerzas
(protagonista y antagonista) que luchan
entre sí; sin embargo, en otras obras no
existen dos polos opuestos tan
claramente definidos.