Вы находитесь на странице: 1из 6

Beatriz

Del escribano a la biblioteca


La civilización escrita europea en la Alta Edad Moderna (siglos XV-XVII)

Las siguientes reflexiones sobre el documento Del escribano a la biblioteca del


profesor y escritor Fernando J. Bouza se articulan siguiendo los cuatro capítulos en
los que está dividido el libro.

Conciencia lingüística y escritura

El autor nos relata que el periodo que abarca del siglo XV al XVII destaco por la
pluralidad de lenguas. Por ello, la sociedad se dividió en sabios, aquellos que
dominaban varias lenguas, y rústicos, los que tan sólo hablaban una y mal. Ante esta
situación llegaron a la conclusión de que había que ordenarlas jerárquicamente y se
establecieron lenguas de mayor y menor dignidad. Latín, griego y hebreo serían las
lenguas de prestigio y el resto estarían condenadas al ámbito familiar.

Es de alguna manera, parecido a lo ocurrido en Cataluña durante la época franquista


en la que el General Francisco Franco prohibió que se hablara la lengua catalana en
universidades, colegios, administraciones y política, quedando reducida al contexto
doméstico. En la actualidad, este hecho se vive un poco al contrario, ahora se multa
aquellos comerciantes que rotulan sus tiendas sólo en castellano y en las escuelas se
imparte este idioma durante unas pocas horas a la semana. ¿Será una revancha por
la época de la dictadura?

Por otro lado, el autor pone de manifiesto que durante la Alta Edad Moderna se
dieron tres formas de comunicación; oral, icónico-visual y escrita. Dado que la mayor
parte de la población era analfabeta, estos tan sólo se comunicaban de manera oral
e icónico visual, siendo la minoría letrada la que lo hiciese de las tres maneras. Como
la única forma de dejar constancia de un hecho era por escrito, la población no
alfabetizada tenía que recurrir a la letrada cuando quería que un asunto fuese
conservado.

Hay que decir, a pesar de la creencia popular, que el saber escribir y leer no se
correspondía con la clase social. Había nobles y clérigos analfabetos y personas
populares que dominaban las dos destrezas, aunque pienso que no sería la normal, ya
que las personas sin posibles verían mucho más difícil el poder culturizarse.
Beatriz

En la actualidad, también hay personas no alfabetizadas, suelen ser personas


mayores, emigrantes y gitanos. Personas que en su momento no tuvieron la
oportunidad de poder estudiar por tener que trabajar desde pequeños para poder
ayudar a la economía familiar. Estas personas pertenecen a una clase social sin
recursos económicos, normalmente gente de campo cuya vida estaba circunscrita al
2
mundo de la tierra, del ganado. Muchas de ellas han continuado sus vidas ajenas al
universo de la cultura escrita y otras, cuando han tenido la ocasión de remediar su
analfabetismo, lo han hecho con gran alegría por su parte y se preguntan cómo han
podido vivir toda una vida apartados de la escritura y la lectura.

Usos distintos de escritura

Cuando la sociedad fue consciente de que por medio de la escritura podían dejar
constancia de las cosas, todos se lanzaron hacerlo, mercaderes en sus libros de
cuentas, los nobles plasmando sus crónicas, el rey con sus despachos… pero pronto
descubrieron que hacerlo, a veces, era también un arma de doble filo. De esta
manera, se destruyeron muchos registros escritos, para borrar pruebas.

Situación que no ha dejado de repetirse. Constantemente se resuelven casos


jurídicos por pruebas escritas halladas o relacionadas con los hechos, al igual, que
se afanan en borrar cualquier escrito que les pueda ocasionar problemas con la
justicia.

Diarios, agendas, memorias… todo lo que vamos inmortalizando en soporte papel, y


ahora también en soporte electrónico, son pruebas ineludibles de nuestros actos en
la vida social y familiar. ¿Cuántos problemas le han traído a Juan Antonio Roca sus
“famosas “agendas?

Volviendo al hilo del documento, vamos a situarnos en un momento clave de la historia


de la escritura y la lectura, el surgimiento de la imprenta. Una revolución sin
precedentes que permitió que hubiese más libros y más baratos. La imprenta facilito
que los libros llegasen a más gente, no sólo a letrados, sino también a personas
populares que no sabían leer, a las cuales se les leía en voz alta.

Asimismo, con la imprenta hace su aparición la publicidad. En principio, para dar a


conocer el nombre y dirección del librero que vendió un determinado libro, después,
aparecieron anuncios de venta de animales, de casas, de oficios…tal cual aparecen en
los diarios de hoy en día. También se utilizó la imprenta para imprimir panfletos, al
igual que sucede en la actualidad. La imprenta se convierte, por tanto, en una
herramienta de poder. La utilizaran los poderosos para someter a los débiles.
Beatriz

En la Alta Edad Moderna ya se relacionaba lo auténtico con lo manuscrito y lo


manipulable con lo impreso. Sabedores que en la imprenta se da a conocer lo que los
poderosos quieren, los documentos manuscritos no dejaron de existir, es más,
comenzaron a cobrar un halo de solemnidad.

Así ha ocurrido cuando los poderes han querido dejar a los ciudadanos alejados de 3

aquello que consideraban que les podía hacer daño y restar poder. En todos los
gobiernos totalitarios la única alternativa a la información oficial han sido las hojas
manuscritas. De esta manera, buena parte de la población soviética, de la población
alemana y de la población italiana durante la época totalitaria que les tocó vivir, han
sabido que sus gobiernos les estaban engañando.

Por otro lado, también se señala en el documento que la aparición de la imprenta no


ocasiono la desaparición de los documentos manuscritos.

En la actualidad vivimos un debate similar. ¿Acabara la era Gutenberg para dar paso
a la era Gutenet? ¿El soporte electrónico va a sustituir al papel? Muchos son los que
están a favor de la tecnología, los que supeditan todo al mundo tecnológico pero
también están los apocalípticos de la tecnología y los tecnorealistas, que nos explican
los pormenores de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

El documento también da a conocer las diferencias existentes entre niños y niñas


respecto a la educación recibida. Y cito así; “Solían creerse que hasta haber
cumplido siete años los niños no entraban “en el uso de la razón” y por lo general se
esperaba a esa edad para poder disponer la enseñanza de los niños varones” ¿Y las
niñas? ¿Cuándo comenzaban? Y cuando empezaban el autor nos dice: “Como se puede
suponer, por entonces, era mucho menor el número de maestras para niñas que,
además de leer y escribir, les enseñaban a labrar, coser y bordar”

Las mujeres siempre se han encontrado en desventaja en relación con los hombres
en el mundo de la cultura. Encontramos de esta manera, que aún en la actualidad, el
número de analfabetos es mayor en mujeres que en hombres. Así reza en el diario
“La vanguardia“del 9 de septiembre de 2010 “En España viven 868.000 personas
mayores de 15 años que son analfabetas y un 68% de ellos son mujeres (588.800),
según la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre del 2010” Este
dato es preocupante e invita a la reflexión ¿Por qué el número de mujeres no
alfabetizadas es muchísimo mayor que en los hombres? La oportunidad de las
mujeres de incorporase al mundo laboral y educativo es mucho menor que en lo
hombres. Si a esto se le suma que muchas de ellas “son casadas” muy temprano,
siendo aún niñas, la brecha que se abre es mucho mayor.
Beatriz

Además ahora, nos encontramos con un nuevo tipo de analfabetismo, el digital. Los
no iniciados en el manejo informático se están quedando muy atrás, se abre la brecha
digital que afecta sobre todo al tercer mundo. Un universo lleno de información está
dispuesto para una buena parte de la población mundial, pero otra no tiene acceso a
las autopistas de la información. La Unión Internacional de Telecomunicaciones
4
muestra que en el año 2006 en el mundo desarrollado tenían acceso a Internet el
58,6 % de la población mientras que en el mundo en vías de desarrollo tan sólo el
10,2 %. Son muchas las políticas que llevan a cabo los gobiernos para intentar paliar
las diferencias, pero aun así no es fácil, ya que cada vez las distancias son más
grandes. No sólo hay que proporcionar acceso a la World Wide Web sino que el
acceso tiene que ser de calidad, un acceso rápido y apropiado, sin censuras. Algo que
algunos gobiernos no facilitan, como es en el caso de China que el acceso a
determinada información está limitado.

El acceso a la información es primordial para el buen funcionamiento democrático,


es necesario tener ciudadanos preparados que puedan participar en la vida social,
que puedan tener los conocimientos necesarios para poder formar sus propias
opiniones. Esto incomoda a ciertos gobiernos, como ha ocurrido siempre.

Otro dato a destacar que menciona Bouza en el libro son los derechos de autor.
Después de obtener los permisos necesarios para poder imprimir un libro, el autor
obtendría una licencia con la que se aseguraba que nadie más podría editar su obra
sin su permiso durante 10 años.

Asunto peliagudo y que ha provocado numerosos debates. Además de los derechos


de autor en relación al soporte papel, ahora también se quiere establecer normas
que protejan los contenidos en formato electrónico. En la red, es fácil copiar
contenidos sin mencionar la procedencia.

Hay quienes defienden el derecho a utilizar la información en Internet de manera


libre. De esta manera, se ha creado el sistema de cesión libre de derechos en
Internet, Creative Commons. Consiste en diferentes principios que permiten que el
autor ceda su obra, que pueda ser reproducida y ofrecida de manera púbica.

Aun así, el copiar contenidos de la red y hacerlos propios es algo muy común. Por
eso, hay que tener cuidado cuando decidimos verter en la red nuestros trabajos
sino queremos que se aprovechen de todas las horas dedicadas a sacar adelante un
proyecto. Si por el contrario, lo que queremos es compartir el fruto de nuestro
esfuerzo, colgar nuestra labor en Internet es la mejor manera de que llegue a más
gente y pueda ser aprovechada.
Beatriz

La escritura y el poder del príncipe

Los poderosos de la Alta Edad Moderna ven el poder que puede tener la escritura
como vehículo para mantener su liderazgo, aumentarlo o lograrlo. De esta manera
hace su aparición la propaganda.
5
La propaganda ha tenido a lo largo de la historia un gran peso sobre los ciudadanos.
Todos los gobiernos la han utilizado, pero sobre todo los gobiernos totalitarios. De
nuevo, soviéticos, alemanes e italianos hicieron de la propaganda su herramienta
imprescindible para mantenerse en el poder y salvaguardar a la población de
“contaminaciones exteriores”

En toda dictadura el control de los medios es fundamental por varios motivos:

- Van a tratar de eliminar cualquier crítica hacia el gobierno.


- Van a utilizar la propaganda para exaltar la figura del líder.
- Asimismo, a través de ella, se va a ensalzar las condiciones de vida de sus
ciudadanos para hacerles creer que su régimen de vida es el mejor.

En la Unión Soviética, las autoridades intentan recorrer su vasto territorio


repartiendo propaganda que anunciaba el desastre de la época Zarista y las
maravillosas bondades del nuevo régimen. Asimismo, utilizaran la radio y el cine con
fines propagandísticos. Se presionó a periodistas e historiadores para que sus
puntos de vista fuesen interpretados bajo la óptica del marxismo y el leninismo.

Con alguno de los sucesivos gobernantes, Jruschov, Gorbachov, se intentó


revalorizar el poder de la prensa en el ámbito propagandístico, querían ganar la
confianza de los ciudadanos.

En la Alemania nazi, Goebbels, también utilizo la propaganda para idealizar la


ideología llevada a cabo en el país, llegando a crear el Ministerio de Ilustración
Popular y Propaganda. Algunos de sus principios se basan en la repetición de mensajes
hasta que calen en los ciudadanos, silenciamiento de todo aquello que fuese
perjudicial para el régimen y presentar la información con una falsa apariencia de
objetividad.

Mussolini en Italia también llevo a cabo un control de la información sobre los


ciudadanos. Se valió de la propaganda y la censura. Estableció normas que permitían
el secuestro de algunas publicaciones y utilizo el cine con objetivos propagandísticos.
Impulsaban películas en las que se exaltaban los valores militares.
Beatriz

También hay que destacar que durante los siglos XV al XVII, el libro se convierte
en un objeto de temor y de admiración. Así la inquisición quemo y destruyo aquellos
libros que revelaban información contraria a fijar la fe católica. Se dieron a conocer
índices con aquellos libros prohibidos, de nuevo, se impide que el conocimiento llegue
a la población. La obsesión fue tal, que comenzaron a ver la imprenta como un objeto
6
de herejía.

Lectura y bibliotecas

Es esta una época en la que conviven la lectura callada y la lectura en voz alta. De
esta manera se encuentra un curioso pasaje de Don Quijote “coge uno de estos libros
en la mano, y rodeámonos de él más de treinta, y estámosle escuchando con tanto
gusto, que nos quita mil caras”. Muchos son los ejemplos de obras que fueron escritas
con el pensamiento de que además de ser leídas de manera individual le fuesen
también de manera colectiva.

Una manera de reunión social y familiar que en la actualidad se ha perdido. Ahora se


hace notar la falta de comunicación entre las personas en el ámbito doméstico. Las
familias tienen poco tiempo para intercambiar impresiones, y dicen los estudiosos
que buena parte de la culpa la tiene la televisión.

Una buena iniciativa ha sido la creación de los Clubes de lectura. Estos clubes
consisten en la reunión de los miembros cada cierto tiempo para comentar la lectura
de un mismo libro. De esta manera, se enriquece el conocimiento sobre las obras.

Durante la Alta Edad Moderna, esta variante de lectura, hizo que se limase las
diferencias entre las personas que sabían leer y las que no en relación al acceso de
documentos escritos. Era tal la afición que comenzaron a circular los libros
prestados.