You are on page 1of 3

Cuidado Pastoral

Objetivo

El seminario tiene el objetivo de ayudar al estudiante a aplicar los principios del cuidado
pastoral en el contexto del ministerio cristiano. El cuidado y la consejería pastoral
necesitan integrarse con las otras responsabilidades pastorales de la predicación,
enseñanzas, liderazgo, administración, y con otros aspectos mas de la tarea pastoral.

El cuidado pastoral

El cuidado pastoral es la rama de la teología cristiana que trata con el cuidado de las
personas por parte de los pastores y lideres cristianos. Es pastoral porque se relaciona con
los oficios, tareas y responsabilidades del pastor. Es cuidado porque esta encargado de, y
deliberadamente se preocupa por el crecimiento espiritual y el destino de las personas.

Tradicionalmente cuidado pastoral de acuerdo a Howard Clinebell se define como la


práctica que utiliza las ideas y principios de la espiritualidad, la religión, la teología y
ciencias del comportamiento moderno en el trabajo con individuos, parejas, familias,
grupos e instituciones hacia el logro del bienestar integral y la salud.

Que implica el cuidado?

El énfasis de esta definición se centra en la practica de la consejería aunque incorporando


elementos teológicos y religiosos a la misma. Sin embargo, Cuidado Pastoral es mucho
mas que aconsejar o acompañar, es ayudar a que el individuo identifique y explore lo que
es mas significativo en su vida y logre enfrentar, manejar y superar el dolor y el
sufrimiento haciendo uso de sus recursos personales desde su propia experiencia de fe.

Objetivos del cuidado pastoral

Estas son: sanar, apoyar, guiar, reconciliar, crecer. A estas cinco Clinebell agrega una sexta
función, y es la de nutrir. En su trabajo sobre el ministerio de cuidado pastoral, la Dra.
Rebeca Radillo sugiere dos más: la función liberadora y la función empoderar
(empowering).

Sanar.

La sanidad debe entenderse como una experiencia integral. Algunas características que
podemos identificar en el estilo sanador de Jesús que necesitamos integrar como
esenciales en la función sanadora del cuidado pastoral son:

 La habilidad de poder escuchar lo que la persona enferma nos dice (Jn 5:6-8)
 El tener la sensibilidad necesaria para identificarnos con sus sentimientos (Lc 7:13)
 Apoyarle con nuestra presencia (Lc 24:15)
 Y el abstenernos de hacer juicios morales respecto a las circunstancias de la
persona (Jn 8:10-11)

Sanar implica

Sanar implica el esfuerzo por ayudar a otros a superar las necesidades y las heridas con las
que los acontecimientos de la vida los agreden. Daños y heridas que se relacionan con
necesidades, materiales, físicas, emocionales, relacionales y espirituales entre otras.

http://www.icetpr.org/

Apoyar

Esta función como expresión del ministerio de cuidado pastoral es muy importante, pues
cuando una persona busca ayuda de un-a siervo-a de Dios, dicha persona espera recibir
apoyo, respaldo y comprensión. Para dar el apoyo que la persona necesita, la cualidad
primordial que debemos tener es la empatía, saber proteger la confidencialidad (siempre
que sea posible, pero no en casos de abusos a menores, de suicidio o de homicidios), y el
fomentar empatía para que la persona se sienta segura y protegida.

Guiar

Esta función se da en virtud de facilitar que la persona pueda identificar dentro de si


misma y en su entorno los recursos necesarios para superar su crisis o situación. Entre
estos recursos se encuentra la dimensión espiritual, su fe, su comunidad religiosa (Si
pertenece a alguna), la dimensión social, familia, amigos, profesionales, y otros. Así como
la dimensión material que incluye recursos económicos u otros.

Reconciliar

La expresión histórica de esta función, incorpora la confesión y el perdón. La


reconciliación conlleva un proceso de aprendizaje y discernimiento a través del cual la
persona puede entender la dinámica de su conducta, y cómo esta conducta le lleva a
tomar desiciones que afectan en forma negativa a otras personas, y producen conflictos.
El concepto de la confesión debe tomarse muy en serio. No es siempre necesario
confesarse directamente ante la persona a quien se ha ofendido. Hay ocasiones en las
cuales la confesión se hace con un pastor o consejero con experiencia. El asumir
responsabilidad por la conducta propia es el principio de la reconciliación.

Cuidar para el crecimiento


Cuidar significa también ayudar a que las personas desarrollen su propia proceso de
crecimiento y de maduración personal.

Nutrir

Consiste en la capacidad de las personas para que estas puedan desarrollar su potencial y
alcanzar la plenitud de sus vidas.

Liberar

Esta función consiste en facilitar que la persona tome sus propias desiciones al
encontrarse afectada por algún conflicto o en medio de una crisis
El cuidado pastoral produce un efecto liberador de las ataduras espirituales, emotivas,
sociales y psicológicas con las que muchas personas han vivido toda su vida.

Empoderar

Este es el efecto que transforma a quellas