Вы находитесь на странице: 1из 105

“Niveles de frecuencia bullying en

estudiantes de educación media de


la comuna de Lota”

Tesis para optar al grado de licenciado de Trabajo Social y título de


Trabajador Social.

Gerson Hermosilla Vega

Tesistas Erick Jara Matamala

German Salgado Coronado

Profesor Guía Sra. Miriam Vallejos Salazar

Concepción, Mayo de 2015.


ÍNDICE

Planteamiento del Problema 3

Marco Teórico 11

Marco Conceptual 20

Marco Empírico 26

Objetivos 37

Identificación y Definición de Variables 39

Diseño Metodológico 41

Diseño de Investigación 42

Población de Estudio 44

Fuentes, Técnicas e Instrumentos de Recolección de Datos 46

Resultados y Hallazgos 55

Resultados Cuestionario Bullying Simce 2010 56

Resultados Encuesta MIAP 69

Contrastación 85

Contrastación Teórica 86

Contrastación Empírica 93

Conclusión 99

Bibliografía 103
2
I. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

3
“Bullying” es un anglicismo1 que no posee traducción literal al español,

pero se puede entender como: “matonaje”, “acoso”, “maltrato”,

“violencia” o “abuso”. A pesar de las limitaciones lingüísticas entre ambos

idiomas, el Reglamento Interno de la Convivencia Escolar de la

Superintendencia de Educación Escolar, en el punto 26.1 define al bullying

como: “toda acción u omisión constitutiva de agresión u hostigamiento

reiterado, realizada fuera o dentro del establecimiento educacional por

estudiantes que, en forma individual o colectiva, atenten en contra de

otro estudiante, valiéndose para ello de una situación de superioridad o

de indefensión del estudiante afectado, que provoque en este último,

maltrato, humillación o fundado temor de verse expuesto a un mal de

carácter grave, ya sea por medios tecnológicos o cualquier otro medio,

tomando en cuenta su edad y condición”. Algunos autores de las ciencias

sociales lo definen como: “una forma de maltrato, habitualmente,

intencionado y perjudicial, de un estudiante hacia otro compañero (más

débil), al que convierte en su víctima perpetua o habitual, pudiendo durar

dicha situación persistente, semanas, meses o años” (Cerezo, 2002).

Desde hace ya varias décadas en Chile, se ha manifestado éste

fenómeno dentro de los establecimientos educacionales, ya sean

municipales, subvencionados o particulares. El bullying es una conducta


4

1
Según la RAE Anglicismo se define como: Empleo de vocablos o giros ingleses en distintos idiomas.
que se ha ido repitiendo en distintos establecimientos educacionales a lo

largo de todas las regiones del país, sin diferenciar nivel socio-económico,

tipo de sostenedor o nivel educacional del establecimiento, ya sea básico,

secundario o superior. Este fenómeno ha ido aumentando, llegando a

convertirse en un problema social grave, escapando a los intentos de las

escuelas y colegios por controlar dicha situación, teniendo que el Estado

crear políticas y estrategias públicas para salvaguardar la integridad tanto

física como psicológica de los estudiantes2.

Algunas de las políticas públicas3 implementadas en Chile para

combatir la problemática del bullying son:

 Gestión de la buena convivencia


 Ley de Violencia Escolar (LSVE)
 Conviviendo mejor en la escuela y en el liceo
 Política Nacional de Convivencia Escolar
 Prevención del Bullying en la comunidad educativa.

Dentro de las principales políticas públicas se puede destacar la Ley

sobre Violencia Escolar (Ley N°20.536, 2011), principal argumento legal que

enmarca las estrategias y mecanismos utilizados en la intervención de la

2
La información presentada en cuanto al aumento de los índices de bullying, se obtuvieron de las
investigaciones comparativas realizadas por el Ministerio del Interior el año 2007 llamado “Encuesta
nacional de violencia escolar” y a la investigación realizada por el Mineduc a través del Simce 2010.
3
Las políticas públicas incluidas en este trabajo investigativo se extrajeron desde la Biblioteca del
Congreso Nacional de Chile y desde el Ministerio de Educación, a través de sus respectivas páginas
5

virtuales.
problemática del bullying, siendo la principal directriz de los esfuerzos en

la lucha contra este fenómeno.

Las consecuencias en las víctimas del bullying pueden ser tanto físicas

como psicológicas y en muchos casos, pueden ser permanentes en el

tiempo. La “Encuesta nacional de violencia escolar” y la “Encuesta bullying

2010”, instrumentos comúnmente utilizados (tanto encuestas como

cuestionarios administrados) para conocer la magnitud y las formas del

bullying, incluyen tipos de violencia que van desde daño físico como

moretones, pérdidas en el patrimonio personal de los estudiantes, hasta

severas consecuencias en la salud mental a futuro, como depresiones

severas, trastornos de ansiedad y/o estrés post traumático, e incluso el

suicidio, como el emblemático caso de Pamela Pizarro4, la alumna de 8º

año de un liceo femenino de Iquique, quien tomó la decisión de suicidarse

a causa de los constantes hostigamientos de los que era víctima en su

establecimiento. Su historial contemplaba burlas, insultos y agresiones

tanto físicas como verbales.

Las investigaciones antes mencionadas muestran que el bullying es un

problema real y grave en las escuelas; independientemente de los países,

del tamaño de los establecimientos, de la diversidad cultural, del nivel


6

4
Los detalles del caso expuesto se obtuvieron a través de la página web del periódico “The Clinic”.
socio-económico de los estudiantes o de la dependencia educacional de

los colegios, siendo un problema transversal en la escuela de nuestros

tiempos5.

Cabe destacar que pueden existir factores tanto internos como externos

a los individuos que influyen en las manifestaciones del fenómeno, como

factores genéticos proporcionado por los ascendientes u cambios

hormonales propios de la edad de los estudiantes, como lo señala la

Teoría Genética de la Violencia (Adrián Raine, 1993), además de factores

proporcionados por el contexto como el desempleo o la pobreza que al no

permitir satisfacer necesidades pudiera generar frustración, que al ser mal

canalizada podría propiciar conductas violentas; así lo señala la Teoría de

la Frustración (Abram Amsel, 1992).

Por lo expuesto esta investigación busca dar a conocer la frecuencia y

el nivel de bullying, de manera específica en la comuna de Lota. Para esto

se utilizará la Encuesta bullying Simce 2010, instrumento que fue

aplicado por el MINEDUC en dicho año a todos los establecimientos

educacionales secundarios del país con el propósito de obtener la

información necesaria para que este estudio pueda ser utilizado en la

5
La información presentada se obtuvo desde el link virtual www.educarchile.cl, para así lograr
7

poseer una visión actual del contexto en el que se desarrolla esta investigación a través
de organizaciones gubernamentales.
generación de estrategias de acuerdo a las necesidades a nivel comunal

y a las diversas realidades de los establecimientos educacionales locales,

para prevenir el bullying y promover la buena convivencia escolar.

De acuerdo a entrevistas realizadas por el equipo de investigación a

directivos educacionales de los establecimientos comunales de Lota:

Colegio Padre Manuel D’Alzon, Colegio Adventista, Liceo Carlos Cousiño

Goyenechea A-45, Liceo Comercial Presidente Edo. Frei Montalva C-47 y

Liceo Politécnico Rosauro Santana Ríos A-46, se observó que no poseen

mayor información cuantitativa del fenómeno de bullying, es por esto que

se hace necesaria la obtención de datos específicos en relación a la

temática abordada. La importancia de este estudio se debe a que

permitirá generar estrategias focalizadas a la realidad de cada

establecimiento educacional.

Como segundo instrumento se utilizará la Cuestionario MIAP,

permitiendo conocer los tipos de actores del bullying, con el propósito de

tomar medidas focalizadas para erradicar la problemática. Lo

anteriormente señalado permitirá generar estrategias y políticas locales

focalizadas, a las necesidades existentes en cada establecimiento

educacional de la comuna de acuerdo al nivel de bullying y a las

características de sus actores, por lo que el estudio a realizar (encuesta


8

SIMCE y cuestionario MIAP) permitirá visualizar claramente el nivel de


bullying de cada establecimiento y a nivel comunal, ayudando a identificar

los aspectos más críticos del bullying como los tipos de manifestaciones

más habituales de la problemática. El estudio en cuestión, posee directa

relación con las políticas públicas6, debido a que esta investigación se

enmarca dentro de las estrategias implementadas en Chile para combatir

la problemática del bullying.

Cabe destacar que las estrategias implementadas por el Estado tienen

un sustento cuantitativo, el cual logra a través de investigaciones que

tienen como propósito medir los niveles de bullying para justificar la

creación de la estrategia misma. Las investigaciones realizadas por el

estado, no son una medida propiamente tal para controlar el bullying,

pero es una herramienta que permite obtener la información necesaria

para generar estrategias más eficaces y focalizadas. Las políticas que se

mencionan anteriormente tienen como finalidad erradicar la problemática

del bullying a través de la prevención de malas prácticas y la promoción

de la buena convivencia escolar. Así esta investigación sigue las

directrices planteadas por los objetivos de las estrategias nacionales,

haciendo de este trabajo un proyecto viable.


9

6
Las políticas públicas referidas se encuentran mencionadas en la página número 5.
En el ámbito de la factibilidad económica necesaria para la realización

de este estudio, se debe destacar el bajo costo de la implementación del

trabajo tanto en el ámbito práctico como teórico, además de la duración

en su ejecución permite realizar esta investigación en un tiempo adecuado

para la consecución de los objetivos planteados.

En cuanto a la duración del fenómeno se puede decir, si se basa en

investigaciones realizadas de la problemática del bullying, lejos de

disminuir ha ido variando según la realidad de la época, por lo tanto este

estudio será factible debido a su transversalidad y a las características

propias del fenómeno.

La investigación a realizar se ejecutará en los 2º años de los siguientes

establecimientos educacionales secundarios de la comuna de Lota:

 Colegio Padre Manuel D’Alzon


 Colegio Adventista
 Liceo Carlos Cousiño Goyenechea A-45
 Liceo Comercial Presidente Edo. Frei Montalva C-47
 Liceo Politécnico Rosauro Santana Ríos A-46
10
II. MARCO TEÓRICO

11
Para lograr explicar y/o comprender el fenómeno del bullying, se debe

tener en consideración el enfoque que poseen las diversas teorías que

abordan el tema, encontrando dos grandes ramas: las Teorías Activas y

las Teorías Reactivas (Cerezo, 2002).

 Teorías Activas: Las teorías activas, son todas aquellas teorías que

explican y/o comprenden el origen de las agresiones en los impulsos

internos del sujeto.

 Teorías Reactivas: Las teorías reactivas, son todas aquellas teorías

que explican y/o comprenden el origen de las agresiones en el

entorno en el que se encuentra inserto el individuo.

Para poder ahondar más en el origen de las agresiones, a continuación

se analizarán sólo extractos puntuales de teorías que se ajustan a los

objetivos propios de la investigación, seleccionando una teoría activa

(Teoría Genética de la violencia) y otra reactiva (Teoría de la Frustración),

con el propósito de comprender de mejor manera los factores que originan

el problema en el ámbito escolar, los que en definitiva generan las

manifestaciones de bullying.
12
Teoría Genética de la Violencia (Adrián Raine, 1993)

La teoría genética de la violencia surge desde un enfoque biológico,

que intenta explicar las causas de la violencia a través de la predisposición

genética, Adrián Raine, psicólogo británico señala: “Los genes codifican

proteínas y enzimas e influencian los procesos fisiológicos cerebrales que

podrían predisponer biológicamente para determinar conductas

criminales. No es posible concebir un solo gen codificando la proclividad

al crimen, como tampoco es imaginable que un solo gen pudiera regir

otras conductas humanas complejas. Es probable que exista múltiples

genes y esta idea debe presidir aquellas disciplinas biológicas tales como

la neurología, la psicobiología o la neuroquímica.”

El enfoque de la predisposición genética permite explicar el por qué

algunos adolescente realizan bullying y otros no. Al igual que en los casos

de las conductas violentas en criminales, los adolescentes que realizan

bullying poseen una influencia genética en sus procesos fisiológicos que

los hace ser más propensos a cometer actos de bullying. Estas

predisposiciones genéticas se manifiestan a través del carácter, el

temperamento, el autocontrol entre otros. Todos estos rasgos personales

permiten apreciar como la genética de la ascendencia de las personas

puede influir en el comportamiento del sujeto.


13
De acuerdo a lo anteriormente expuesto, cabe señalar que una

persona que posee ascendencia con comportamiento violento, posee más

probabilidades de desarrollar un comportamiento violento.

Adrián Raine resume en los siguientes puntos las consideraciones

que enturbian el análisis de la influencia de la genética de la conducta

Antisocial:

¿La influencia de la herencia entraña que todos los actos de

violencia son genéticamente determinados?

La conducta antisocial es el producto de los genes y del ambiente. No

se habla de efectos sumatorios; lo propio es hablar de efectos

multifactoriales, de interacción entre genética y entorno.

Por otro lado, los genetistas de la conducta no tienen una posición

radical; ellos no excluyen la importancia del ambiente, aunque

obviamente privilegian las bases biológicas de la violencia.

¿La investigación genética puede explicar por qué algunos

individuos específicos comenten actos de violencia?


14
Una heredabilidad del 50% para la conducta violenta no puede

extrapolarse para inferir la conducta antisocial de un individuo en

particular.

¿Si un acto de violencia es genéticamente determinado

entonces es irremediable?

Obviamente no hay un destino ineluctable. Se reconoce que se trata

de una predisposición constitucional influenciable por los parámetros

sociales.

¿Son los estudios genéticos más orientados hacia la herencia

que hacia el entorno?

En rigor los estudios en gemelos y en adopción, si bien están

presididos por la genética, informan al mismo tiempo, que esta no

explica todo. La heredabilidad de la conducta violenta en los gemelos

monozigotos es de un 50%. Habría que aceptar que el otro 50%

corresponde a influencias sociales.

¿Los factores genéticos que subyacen en la violencia no

pueden invocarse en un proceso legal?

No puede heredarse algo que es un constructo social y legal y cuya


15

definición está abierta a debate; sin embargo, esto valdría para


muchas enfermedades mentales. Además la importancia de los

factores genéticos se ven refrendada por la similitud de los resultados

de las investigaciones en diferentes países. Estos estudios revelan que

los factores predisponentes son los mismos.

¿La investigación genética es intrínsecamente perversa

porque es usada para justificar cruzamientos selectivos y

programas de esterilización?

Este temor es infundado a pesar que históricamente se ha

instrumentalizado para llevar a cabo programas Eugenéticos que han

conducido a atroces políticas de exterminio, por considerar que ciertas

razas son inferiores. Las proposiciones eugenéticas no son

sustentadas por las investigaciones genéticas.

Teoría de la Frustración (Abram Amsel, 1992)

La teoría de la frustración es contraria a la teoría genética debido a

que sitúa la problemática en el contexto y no en el individuo. Esta teoría

se basa en el sentimiento de frustración y posterior conflicto que se

genera en el individuo el no ser recompensado por el entorno en el que

se desenvuelve, en una situación en la que generalmente debiera ser


16

recompensado. El individuo anticipa una recompensa que el entorno por


medio de claves contextuales anuncia, pero que posteriormente la omite

de manera sorpresiva. Esta contradicción genera en el interior del sujeto

una respuesta innata aversiva que desemboca en diversas acciones que

pueden ser: inseguridad, temor, perseverancia y violencia. La violencia

es una respuesta al sentimiento de frustración producto de un estado de

privación.

En el ámbito escolar la frustración en los adolescentes puede ser

generada por diversos estímulos, por ejemplo: Un estudiante se prepara

estudiando para un examen. Al haberse preparado estudiando, lo lógico

es, que el estudiante crea que sus esfuerzos le hagan merecedor de una

buena calificación. A pesar de haberse preparado, la capacidad cognitiva

del estudiante no le permite asimilar los contenidos totalmente, por lo que

a pesar de sus esfuerzos el estudiante obtiene una mala calificación. Esta

situación generará en el individuo frustración, la cual puede transformar

en impulsos violentos como bullying hacia sus compañeros que sí lograron

una buena calificación. De esta manera el sentimiento de frustración

generado en algunos individuos, en el ámbito personal, familiar,

académico, etc. puede desencadenarse en bullying hacia sus

pares como un escape a la sensación de descontento producto de

la privación.
17
Ambos tipos de teorías acerca de la violencia, activa y reactiva son

ampliamente aceptadas y ninguna de las ramas prescinde totalmente de

la otra. En la actualidad las teorías activas y reactivas son

complementarias entre sí, ya que no se puede concebir que tanto los

factores internos como externos del individuo sean 100% determinantes

en el comportamiento humano.

Otro autor que se manifiesta en la teoría de la frustración, es Saul

Rosenzweig quien expresa en forma concreta un punto de vista

psicobiológico, que a su vez proporciona una reformulación de conceptos

psicoanalíticos teniendo en cuenta este concepto.

La defensa y respuesta psicobiológica del individuo se manifiesta

bajo 3 niveles.

1- A nivel celular o inmunológico

2- A nivel autónomo o de urgencia

3- A nivel cortical o de defensa del yo. (Defiende la

personalidad contra la agresión psicológica).

En lo que respecta a frustración las respuestas que los individuos

tienden a dar son clasificadas por Rosenzweig respecto a la importancia

que tiene en la defensa de la necesidad o incluso del yo. De este modo


18
tenemos las respuestas que se presentan según las necesidades que se

hayan frustrado.

Las respuestas de persistencia a la necesidad, en el que no se toman

en cuenta las complicaciones si no el destino de la necesidad frustrada;

es una respuesta constante después de toda frustración. Por otra parte

las respuestas de defensa del yo en las que está en juego algo mucho

más complejo como es la personalidad completa, se enfoca así en lo que

representa la frustración para la estructura del yo sin importar la

necesidad insatisfecha solo la sensación de insatisfacción, derivando en

ocasiones según el contexto en la violencia con otros individuos. Como se

puede apreciar, existe una evidente relación entre la frustración y la

conducta agresiva. Estos serían algunos de los puntos constatados por la

investigación psicológica de Rosenzweig:

 La frustración tiende a provocar una agresión directa contra

la fuente de esta frustración.

Se ha hecho una aplicación de esta cuestión a la propaganda: uno

de los medios más eficaces de propaganda consiste en hacer que

un grupo particular (nación, grupo social o étnico) sea visto como

la fuente de todas las frustraciones experimentadas. Lo hicieron los


19
Nazis con los judíos y se sigue haciendo en la actualidad con grupos

diferentes en los diferentes contextos.

 Existe también el recurso a la autoagresión.

La autoagresión aparece cuando la hetero-agresión es inhibida con

más fuerza que la agresión propia.

 Todo acto de agresión constituye, en algún grado, una

catarsis que reduce la incitación a nuevas agresiones.

Marco Conceptual

Bullying: es un anglicismo que no forma parte del diccionario de la Real

Academia Española (RAE), El término bullying fue acuñado por Dan

Olweus, investigador noruego que en la década del 70’, fue encargado por

el gobierno de su país para hacer frente a un aumento explosivo de casos

de violencia escolar (el trabajo de Olweus ha sido replicado en diversos

países con resultados dispares). Bullying viene del vocablo inglés “bull”

que significa toro. En este sentido, bullying es la actitud de actuar como

un toro en el sentido de pasar por sobre otro u otros sin contemplaciones

(Olweus, 1978). Las traducciones más comunes del bullying al español

son matonaje, acoso, hostigamiento.


20
Convivencia Escolar: La Ley sobre Violencia Escolar (Ley N°20.536 ,2011)

entiende la buena convivencia escolar como “la coexistencia pacífica de

los miembros de la comunidad educativa, que supone una interrelación

positiva entre ellos y permite el adecuado cumplimiento de los objetivos

educativos en un clima que propicia el desarrollo integral de los

estudiantes”.

Acoso Escolar: Según la Ley sobre Violencia Escolar (Ley N°20.536 ,2011)

se entenderá por acoso escolar toda acción u omisión constitutiva de

agresión u hostigamiento reiterado, realizada fuera o dentro del

establecimiento educacional por estudiantes que, en forma individual o

colectiva, atenten en contra de otro estudiante, valiéndose para ello de

una situación de superioridad o de indefensión del estudiante afectado,

que provoque en este último, maltrato, humillación o fundado temor de

verse expuesto a un mal de carácter grave, ya sea por medios

tecnológicos o cualquier otro medio, tomando en cuenta su edad y

condición.

Víctimas: Recibe la agresión de algún compañero/a o algunos compañeros

de forma repetida y durante bastante tiempo sin saber defenderse de esos

ataques (Avilés, 2003).


21
Agresor: Quien intimida y maltrata a sus compañeros/as o especialmente

a algún compañero de forma repetida con la intención de hacer daño y

sentirse superior (Avilés, 2003).

Violencia: Según la OMS es el uso el uso deliberado de fuerza física o el

poder, ya sea en grado de amenaza o efectivo, contra uno mismo, otra

persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas

probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos

del desarrollo o privaciones (Pifano y Tomedes, 2009).

Conflicto: Este concepto aparece generalmente asociado a una valoración

negativa, debido a que se confunde conflicto con violencia. Un conflicto

puede resolverse también de forma no-violenta. Mientras que la violencia

no es innata en los seres humanos sino que es un aprendizaje, el conflicto

sí es consustancial a la vida humana, algo natural y por tanto inevitable.

De esta manera, más que eliminar el conflicto, de lo que se trata es de

saber regularlo creativa y constructivamente de forma no violenta, ya que

es una energía y una oportunidad para el cambio (Pifano y Tomedes,

2009).

Agresividad: La agresión se caracteriza por el fin de lesionar a otro

organismo o al propio, pero es necesario añadir a lo anterior la intención


22

de producir daño, destruir, contrariar o humillar. Pero no podemos dejar


de hacer referencia a la diferencia entre agresividad y agresión, el término

agresión debería utilizarse para designar un acto en sí, un acto palpable

y efectivo. Agresividad es el término empleado para designar la tendencia

o disposición inicial que dio lugar a la posterior agresión (Pifano y

Tomedes, 2009).

Formas de Violencia

Violencia física:

Indirecto: esconder, robar o romper cosas a alguien.

Directo: pegar, amenazar, agredir con armas (Pifano y Tomedes, 2009)

Violencia verbal:

Indirecto: hablar mal de alguien, difundir rumores falsos.

Directo: insultar, utilizar apodos (Pifano y Tomedes, 2009).

Violencia Psicológica: Son acciones encaminadas a disminuir la

autoestima del individuo y fomentar su sensación de inseguridad y temor.

El componente psicológico está en todas las formas de maltrato.


23
Ley Sobre Violencia Escolar

A continuación se detallarán algunos puntos de los artículos más

relevantes de la Ley N° 20.5367 para la investigación, con el propósito de

encuadrar este estudio dentro de la principal política pública del Estado y

así entender el marco legal que regula los mecanismos de erradicación

del bullying.

 Artículo 15:

A) Promover la buena convivencia escolar y prevenir toda forma de

violencia física o psicológica, agresiones u hostigamientos.

B) Aquellos establecimientos que no se encuentren legalmente obligados

a constituir dicho organismo deberán crear un Comité de Buena

Convivencia Escolar u otra entidad de similares características, que

cumpla las funciones de promoción y prevención señaladas en el inciso

anterior. Todos los establecimientos educacionales deberán contar

con un encargado de convivencia escolar, que será responsable de la

implementación de las medidas que determinen el Consejo Escolar o

el Comité de Buena Convivencia Escolar, según corresponda, y que

deberán constar en un plan de gestión.

 Artículo 16:

7
Se debe aclarar que la información presentada en este documento es un extracto de la Ley 20.536,
24

en donde se decide presentar los artículos y respectivos puntos más relevantes para la elaboración
de esta investigación. La información se obtuvo desde la página web de la Biblioteca del Congreso
Nacional de Chile: http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=1030087
A) Se entenderá por buena convivencia escolar la coexistencia armónica

de los miembros de la comunidad educativa, que supone una interrelación

positiva entre ellos y permite el adecuado cumplimiento de los objetivos

educativos en un clima que propicia el desarrollo integral de los

estudiantes.

B) Se entenderá por acoso escolar toda acción u omisión constitutiva de

agresión u hostigamiento reiterado, realizada fuera o dentro del

establecimiento educacional por estudiantes que, en forma individual o

colectiva, atenten en contra de otro estudiante, valiéndose para ello de

una situación de superioridad o de indefensión del estudiante afectado,

que provoque en este último, maltrato, humillación o fundado temor de

verse expuesto a un mal de carácter grave, ya sea por medios

tecnológicos o cualquier otro medio, tomando en cuenta su edad y

condición.

C) Los alumnos, alumnas, padres, madres, apoderados, profesionales y

asistentes de la educación, así como los equipos docentes y directivos de

los establecimientos educacionales deberán propiciar un clima escolar que

promueva la buena convivencia de manera de prevenir todo tipo de acoso

escolar.

D) Revestirá especial gravedad cualquier tipo de violencia física o

psicológica, cometida por cualquier medio en contra de un estudiante

integrante de la comunidad educativa, realizada por quien detente una

posición de autoridad, sea director, profesor, asistente de la educación u


25
otro, así como también la ejercida por parte de un adulto de la comunidad

educativa en contra de un estudiante.

Los artículos y puntos presentados nos ayudan a entender en qué

dirección están orientados los esfuerzos, como por ejemplo la obligación

de crear comités encargados de velar por la buena convivencia escolar,

los cuales deben estar formados por estudiantes, apoderados, docentes y

directivos, con el propósito de generar un visión integral del fenómeno

para conseguir la premisa máxima, la que detallan en el artículo 16° punto

a. Además condena de manera tajante las manifestaciones de bullying,

sin importar el agente que genera dicha acción, tipificando algunas formas

en las cuales se pueda manifestar. El propósito de generar la Ley Sobre

Violencia Escolar es guiar, estandarizar y aunar esfuerzos para lograr

erradicar las malas prácticas que amenazan la buena convivencia escolar

otorgándole el sustento legal pertinente.

Marco Empírico

En un estudio realizado por el Ministerio del Interior en el año 2007

“Encuesta Nacional de Violencia Escolar” la cual tiene tres objetivos, 1.-

Dimensionar y caracterizarlos tipos de agresiones. 2.- Caracterizar la


26

agresión en términos de a) quienes son los agresores, b) quien son los


agredidos, c) tipo de agresión que se ejerce d) lugar físico en que se

produce. Y por último 3.- identificar la eventual relación entre la calidad

de la convivencia escolar y las agresiones, este estudio comparaba los

resultados con uno anterior (2005) con el propósito de medir las

variaciones en las cifras de bullying en los establecimientos educacionales

para generar mecanismos y estrategias de acción para la mitigación del

fenómeno, las agresiones psicológicas y físicas tuvieron un notable

descenso, mientras que la primera disminuyo de 35.3% a 24.9% la

segunda bajó de 22.8% a 19 un %. Mientras la violencia psicológica y

física disminuyeron, otras clases de bullying demostraron alzas en su

frecuencia, por ejemplo: la discriminación o rechazo subió de 8.4% a

14.6%, las amenazas u hostigamiento permanente aumento de 2.8%

a 7.8%, las agresiones con armas de 1.7% a 3.9%, los atentados a

la propiedad de 1.4% a 3.5% y las agresiones sexuales de 0.7% a

2.3% en un periodo de 2 años. Pese a que las principales y más visibles

formas de bullying disminuyeron, los tipos de agresiones menos visibles

y más sutiles aumentaron, complejizando el proceso de identificación de

los focos de bullying.

Al igual que los resultados que arrojó el instrumento aplicado en

conjunto con el SIMCE esta investigación trabajará con el indicador


27

construido mediante un análisis estadístico en el cual se seleccionaron los


ítems más indicativos de bullying, a saber: robos o hurtos, peleas

entre compañeros; insultos, burlas y descalificaciones entre

compañeros; y amenazas u hostigamiento.

De acuerdo a un estudio realizado en el 2010 por el Ministerio de

Educación y sus respectivas SEREMIS dentro del SIMCE realizado a los

alumnos de 2° medio de establecimientos educacionales de Chile, se logró

tener una cifra estimativa del bullying dentro de los liceos y colegios

secundarios. La encuesta fue realizada a 225.027 estudiantes, la cual

contaba con 26 preguntas que se respondían de manera anónima, la que

tuvo una tasa de respuesta del 99%. Entre las preguntas más destacadas

de la encuesta resaltan la frecuencia de robos o hurtos en su colegio,

donde el 31% declaró que nunca o casi nunca, 56% declaró que algunas

veces y un 13% que siempre o casi siempre. En cuanto a frecuencia de

peleas entre los compañeros en su escuela donde 29% declaró que

nunca o casi nunca, 58% algunas veces y 13% siempre o casi siempre.

En cuanto a la frecuencia de insultos, garabatos burlas y

descalificaciones entre compañeros, 14% respondió nunca o casi

nunca, 51% respondió algunas veces y 35% siempre o casi siempre. En

cuanto a la frecuencia de amenazas u hostigamiento entre

compañeros, 50% declaró nunca o casi nunca, 40% algunas veces y


28

10% siempre o casi siempre. En lo que a frecuencias de agresiones


con arma blanca, manoplas, etc. Entre compañeros se refiere, un

90% dijo nunca o casi nunca, 8% algunas veces y 2% siempre y casi

siempre. En las agresiones armas de fuego un 94% respondió nunca

o casi nunca, 5% algunas veces y 1% siempre o casi siempre. Cuando se

preguntó acerca de cuan frecuente es que compañeros destruyan o

dañen el establecimiento al que asisten, las respuestas fueron 40%

nunca o casi nunca, 47% algunas veces y 13% siempre o casi siempre.

De acuerdo a las respuestas dadas por los propios estudiantes de

2° medio del año 2010 a los que se le aplico la encuesta, un 69% ha visto

o sufrido robos o hurtos, 71% peleas, 86% insultos o burlas, 50%

amenazas u hostigamiento, 10% agresiones con armas blancas,

6% agresiones con armas de fuego y 60% compañeros que rompen

o dañan el colegio. Estos porcentajes, logran ilustrar la magnitud del

mal clima escolar dentro de los establecimientos educacionales en Chile,

en donde queda manifestado el gran porcentaje de alumnos que es

víctima, victimario o testigo de bullying. En cuanto a las agresiones con

armas blancas o de fuego, nos puede ilustrar acerca de la escalada de

violencia dentro de escuelas y colegios, donde 10 y 6% respectivamente

declara haber visto por lo menos una vez el uso de estos elementos entre

sus compañeros.
29
De acuerdo a los resultados del estudio realizado por el MINEDUC

durante el SIMCE 2010 a través de la encuesta nacional de estudiantes a

los segundos años medios, la proporción de los establecimientos con

bullying se concentran en los siguientes índices: Las regiones con altos

índices de bullying son Arica y Parinacota, Tarapacá, Atacama y R.M.

con una frecuencia entre el 29 y 31%. Las regiones con igual promedio

nacional y con índice medio son Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso,

O’Higgins y Los Lagos, con una frecuencia entre el 22 y 26%. Las

regiones con índice bajo de bullying son Maule, Biobío, Araucanía, Los

Ríos, Aysén y Magallanes, con un promedio entre el 16 y 21%. Lo

anterior, demuestra el creciente y grave problema que es el bullying para

los estudiantes de los distintos establecimientos dentro del país,

señalando primeramente que las agresiones físicas y psicológicas han

disminuido, debido a que estas agresiones son las más notorias y fáciles

de comprobar, mientras que las agresiones más sofisticadas y difíciles de

comprobar han ido en aumento. Se debe añadir que más de la mitad de

los alumnos de 2° año de los establecimientos secundarios han sido

víctimas, victimarios o testigos de robos, hurtos, peleas, burlas y

hostigamientos, en donde más de la mitad de los casos ocurre en

establecimientos municipales.
30
Un estudio de maltrato y bullying a nivel nacional, que realizo la

Superintendencia de Educación Escolar Chile reveló un aumento de

las denuncias por este tipo de actitudes en periodo del año 2013.

El objetivo de este estudio es realizar un seguimiento que permita

conocer, por comparación de los datos actuales con los anteriores, la

evolución del problema y la eficacia de las medidas tomadas.

Las denuncias de agresiones físicas incluyen golpes, patadas,

empujones, rasguños y mordidas y según el catastro durante los ocho

primeros meses del año alcanzaron 1.087 casos, un alza de 39 por

ciento. También se expuso que todos los tipos de maltrato subieron:

sicológico, físico, entre alumnos y de adultos a alumnos. Llama la

atención que uno de los mayores incrementos fue de la cifra de denuncias

de maltratos a profesores: de 65 aumentaron casos subieron a 117, lo

que implica un aumento del 80 por ciento. Los hombres superan a las

mujeres en los casos de maltratos con un 51 por ciento contra 46 por

ciento. Y las denuncias se concentran en párvulos, primero y quinto

básicos, además de primero medio.


31
Violencia escolar: El maltrato entre iguales en la educación

secundaria obligatoria, 1999-2006.

En este estudio se investiga la realidad española de una forma

transversal, en dos periodos de tiempo, a los cuales se contrasta en los

años 1999 y 2006 sus frecuencias y niveles, en el primer y segundo

estudio del Defensor del Pueblo-UNICEF, en el los cuales se realiza un

análisis comparativo de los resultados. Esto genera a la investigación un

precedente en el contraste entre un estudio realizado anteriormente y su

réplica en la actualidad.

En esta investigación española, busca interponer los resultados

obtenidos en el año 1999 con los del año 2006, interpretando las bajas y

los aumentos de las frecuencias obtenidas, graficándolas. Dentro de las

temáticas estudiadas “se analizan, en primer lugar, los datos de incidencia

del maltrato, así como las distintas variables que influyen en ella y, en

segundo lugar, los resultados correspondientes a lo que se ha llamado

más allá de la incidencia, esto es, las características de las y los escolares

implicados en el escenario de las agresiones y las reacciones que siguen

a éstas”.

El objetivo general del estudio empírico recogido en el presente

informe consiste en la determinación de las principales magnitudes del


32
fenómeno del maltrato entre iguales en el contexto de la Enseñanza

Secundaria Obligatoria en España, tal como se está produciendo en el

momento actual, en el año 2006, y en relación con la situación descrita

en el estudio empírico llevado a cabo hace siete años del que éste

constituye su réplica (IDP-UNICEF, 2000). Este objetivo general se va a

desglosar en una serie de objetivos específicos, que son los siguientes:

a) Determinar el grado de incidencia de las diferentes modalidades de

maltrato: físico, verbal y social.

b) Describir el problema desde los diferentes puntos de vista de la víctima,

el autor o autora y quienes son testigos.

c) Determinar los escenarios en los que se producen las acciones de

maltrato, en el contexto del centro educativo: patio, aulas, inmediaciones

del centro, etcétera.

d) Describir las estrategias de comunicación y resolución del conflicto que

utilizan quienes lo protagonizan, así como el papel del profesorado en la

detección y resolución del problema.

e) Estudiar la relevancia de variables que pudieran afectar al problema en

sus distintos aspectos (incidencia, modalidad del maltrato, escenario,

etc.), entre ellos la edad o nivel educativo, el género, el contexto rural o


33
urbano en que se sitúe el centro y la titularidad pública o privada del

mismo.

f) Comparar la información expresada por el alumnado de los centros de

Educación Secundaria Obligatoria estudiados con la expresada por las

jefas y jefes de estudios de esos mismos centros, como miembros del

equipo directivo que habitualmente reciben la información acerca de los

problemas cuando se conocen en un centro.

g) Comparar los resultados actuales y los encontrados sobre los mismos

aspectos en el estudio realizado en 1999.

En cuanto a la comparación de los resultados la relación entre este

estudio empírico y la investigación se da por la forma de analizar las

variables y los actores estudiados, esto permite generar un contexto en

el cual se basan los objetivos a alcanzar.

Como sustento en cuanto a los resultados se utilizaron los

obtenidos en la adaptación chilena del cuestionario MIAP (Lecannelier,

Varela, Rodríguez, Hoffman, Flores, Ascanio; 2011), aplicado en España

y mencionado anteriormente. En la adaptación chilena del MIAP, “se

observa que la muestra del estudio empírico fue elegida por

conveniencia. La población estuvo constituida por escolares


34

pertenecientes a la ciudad de Concepción que cursaban entre séptimo y


octavo básico y que estuvieron presentes el día de la aplicación del

instrumento. Todos los colegios invitados a participar lo hicieron. Así la

muestra final fue de 6 colegios subvencionados, 6 particulares y 5

municipalizados. El tamaño muestral fue de 2.341 escolares entre 11 y

17 años. La edad promedio fue 13 años y desviación estándar ± 0,8

años, con ambos géneros. 53,3% eran hombres, quienes tuvieron una

edad promedio de 13,1 años; las mujeres, por su parte, con 12,9 años.

La variabilidad fue también muy similar en ambos grupos, con 0,8 y 0,7

años respectivamente. En los resultados obtenidos en el proceso de

validación de contenidos de los tres jueces, no se realizó ningún cambio

de ítems respecto al instrumento original.

El proceso de validación género cuatro escalas que explican el

30,9% de la varianza. Se denominaron “Testigo Bullying” -1-, con 18

ítems, que explica el 11,4%, “Víctima Bullying” -2- con 12 ítems que

explican 7,5%, “Agresor y Víctima Bullying Grave” -3- de 10 ítems que

explican 6,4% y “Agresor Bullying” -4- con 9 ítems que explican 5,7%

de la varianza respectivamente, de tal manera, que cada escala quedó

conformado de la siguiente manera.

Se observa que los estudiantes en las escalas Testigo Bullying,

Víctima Bullying y Agresor y Víctima Bullying Grave tienen valores


35

menores a los posibles, en cambio la escala Agresor Bullying obtuvo


ambos valores teóricos extremos. Las escalas de Agresor y Víctima de

Bullying grave y Agresor Bullying tienen valores más homogéneos que

los otros dos constructos que tienen puntajes más variables. Como se

observa en la Tabla 4. Como parte de la validación de constructos se

realizó una estimación de confiabilidad. En los 49 ítems observados se

obtuvo un coeficiente de Alpha de Cronbach de 0,8892, clasificado como

bueno. Las escalas de Testigo Bullying la conforman 18 ítems, con una

confiabilidad de 0,8559 considerado buena. La escala denominada

Víctima Bullying la conforman 12 ítems, con un valor de Alpha de

Cronbach de 0,8029 considerado bueno. La escala Agresor y Víctima de

Bullying Grave contiene 10 ítems con una confiabilidad de 0,7451 y

finalmente, la escala Agresor Bullying la conforman 9 ítems con un valor

de Alpha de Cronbach 0,7219, que también puede ser considerada como

buena confiabilidad”.

Los datos antes descritos pertenecen al proceso de validación del

instrumento y no a su aplicación, es por esto que se utilizarán los

elementos centrales de la realización de este cuestionario con el fin de

responder los lineamientos a investigar, información de la cual el equipo

tesista adaptará para la consecución de los objetivos de investigación,

esto dará el fundamento empírico para realizar las clasificaciones

posteriores de la frecuencia de Bullying y sus respectivos niveles.


36
III. OBJETIVOS

37
Objetivo general

Conocer los niveles de la frecuencia de bullying de los estudiantes

de establecimientos de enseñanza media de la comuna de Lota.

Objetivos específicos

1.- Definir la frecuencia de las formas de bullying presentes de los 2° años

de los establecimientos educacionales medios, municipales y

subvencionados de la comuna de Lota.

2.- Clasificar la frecuencia de bullying presente de los establecimientos

educacionales medios subvencionados y municipales de la comuna de

Lota.

3.- Establecer la frecuencia de observación, victimización y agresión en

los estudiantes de 2º medios en los establecimientos educacionales de la

comuna de Lota.

4.- Clasificar la frecuencia de observación, victimización y agresión en los

estudiantes de 2º medios en los establecimientos educacionales

secundarios de la comuna de Lota.


38
IV. IDENTIFICACIÓN Y DEFINICIÓN DE

VARIABLES

39
Identificación de variables

Debido a la profundidad del estudio de cohorte Descriptivo, solo

se utilizará una variable: Bullying, la cual será abordada a través de dos

instrumentos a aplicar en esta investigación: Encuesta Bullying Simce

2010 y Cuestionario MIAP con su respectiva validación en Chile.

1.- Variable Dependiente:

 Bullying

La operacionalización completa de la variable bullying, sus

dimensiones e indicadores de los dos instrumentos previamente

mencionados, se encuentra en los anexos 1 y 2.

40
V. DISEÑO METODOLÓGICO

41
DISEÑO DE INVESTIGACIÓN

Diseño y tipo de estudio

La investigación posee un enfoque cuantitativo, ya que se

pretende abordar el fenómeno desde una perspectiva numérica a través

de la expresión estadística, basándose en la neutralidad valorativa. Se

debe añadir que es no experimental, debido a que el equipo tesista no

posee control sobre la variable, ya que el fenómeno tuvo lugar

anteriormente, por lo que el equipo se limitó a la observación de las

situaciones existentes.

El tipo de estudio es descriptivo, producto que el tema investigado

posee información e instrumentos para su medición, pero que de acuerdo

a su profundidad solo se limita a recolectar la información necesaria sin

modificar el entorno del cual se obtiene. Además de las características

señaladas, este estudio es de tipo transversal ya que solo se busca

conocer del fenómeno en un periodo puntual, evitando seguimientos a la

muestra seleccionada o la comparación de la misma con otro periodo de

tiempo.
42
La intervención del equipo de investigación se ve solo en la

aplicación del cuestionario auto-administrado bajo la observación y

supervisión de los investigadores, con el fin de disminuir la cantidad de

datos perdidos en el análisis final, ya que no se busca interpretar ni

cambiar la realidad existente, sino más bien, el objetivo es mostrar los

niveles actuales y reales de la comuna con relación al bullying.

Unidad de análisis

La investigación realizada se centra en el bullying, donde se intenta

medir y categorizar dicho fenómeno en las dimensiones de: observación

o testigo, víctima y agresor. Además de examinar dichas áreas del

bullying, se pretende establecer cuáles son los tipos más comunes en los

que se manifiesta.

Unidad de observación

La unidad de observación serán, para objeto de este estudio, los

estudiantes que cursen 2° año medio en instituciones de sostenedor

privado, subvencionado o municipal de la comuna de Lota, región del

Biobío.
43
Delimitación temporal y espacial

Todos los estudiantes de 2° año medio de los establecimientos

educacionales de sostenedor privado, subvencionado y municipal de la

comuna de Lota, región del Biobío, que se encuentren estudiando al año

2014.

POBLACIÓN DE ESTUDIO

Universo y elemento muestral

El universo de estudiantes de 2° año medio de los establecimientos

educacionales de sostenedor subvencionado y municipal de la comuna de

Lota (ya que no existen establecimientos educacionales de sostenedor

netamente privado), región del Biobío, que se encuentren estudiando al

año 2014 de acuerdo a los registros de los establecimientos a investigar,

el total de alumnos matriculados en 2° medio en los 5 establecimientos

son: Colegio Adventista de Chile (38 estudiantes), Colegio Padre Manuel

D’Alzon (131 estudiantes), Liceo Comercial Presidente Frei Montalva (98

estudiantes), Liceo Carlos Cousiño Goyenechea (320 estudiantes) y Liceo

Politécnico Rosauro Santana Ríos (113 estudiantes), suman un total de


44
700 alumnos, de acuerdo a los registros entregados por los directivos de

los establecimientos.

Debido a que el universo de la investigación contaba con un número

acotado, el equipo investigador decidió no realizar muestreo y aplicar los

instrumentos a toda la población, para garantizar una mayor

representatividad de los datos y resultados a obtener.

Al momento de aplicar los cuestionarios, solo participaron los

estudiantes que se encontraban presentes en el día escogido. La

asistencia del estudiantado se vio disminuida por factores externos al

estudio, como la finalización de paralización de las actividades académicas

a nivel país, y el término del año escolar. Esta situación influyó en no

poder aplicar los instrumento al 100% del universo, siendo forzados a

tomar una muestra no probabilística del 77.28% del universo.

FUENTES, TÉCNICAS E INSTRUMENTOS DE RECOLECCIÓN DE

DATOS

Fuentes de información

La información que se necesita obtener para la realización de la

investigación, se obtuvo de todos los alumnos que cursen segundo año


45
medio de los Establecimientos educacionales Municipalizados y

Subvencionados de la comuna de Lota, Región del Biobío y que asistieron

el día de la aplicación del instrumento. Se escogió este rango etario debido

a que es el mismo estadio utilizado el año 2010 por la agencia de la calidad

de educación, para la medición de la frecuencia de bullying en la aplicación

del SIMCE 2010.

Técnicas de recolección de datos

Para la obtención de la información, la técnica que se utilizó fue la

“Encuesta”. Los cuestionarios tenían por objetivo obtener información

estadística definida, a diferencia de los censos y registros demográficos

que son de mayor alcance y extensión. Este tipo de estadísticas pocas

veces otorga en forma clara y precisa la verdadera información que se

requiere, de ahí que sea necesario realizar encuestas, para obtener los

datos que se necesitan para un buen análisis.

Instrumentos de recolección de datos

El instrumento utilizado fue la Encuesta Bullying SIMCE 2010, que

consta de 7 preguntas sobre diversas situaciones que han ocurrido en el

establecimiento durante el último año. Lo primero que se realizó fue

gestionar la autorización de la Agencia de la Calidad de la Educación, del


46

Gobierno de Chile, quienes son los encargados de la aplicación y


distribución de los instrumentos SIMCE en el país. Después de la

confirmación por correo de la encargada de la macro zona, se envió una

solicitud al Departamento Municipal de Educación de la comuna de Lota,

con una carta dirigida al Director del DEM, solicitando la aplicación de un

cuestionario auto administrado, bajo observación y supervisado con al

menos uno de los alumnos tesistas en aula, el cual no tardó más de 20

minutos en su ejecución.

El otro instrumento utilizado fue el Cuestionario MIAP, el cual se

obtuvo en su versión validada para Chile, el cual se solicitó formalmente

al equipo de investigación en Bullying del Centro de Apego y Regulación

Emocional, CARE de la Facultad de Psicología, Universidad del Desarrollo,

Santiago. Se obtuvo la respuesta por medio de Felipe Lecannelier A.

Director Centro de Estudios Evolutivos e Intervención en el Niño (CEEIN),

quien solo solicitó a cambio la entrega de los resultados obtenidos y la

firma de un consentimiento informado para la confidencialidad de la

información obtenida.

El cuestionario MIAP consta de 55 preguntas de auto reporte

completado por los mismos estudiantes, el cual identifica los tipos de

observador, victimización y agresor en el fenómeno del bullying a través

de preguntas focalizadas a dichos actores.


47
Validez y confiabilidad de los instrumentos

La validación del instrumento Encuesta Bullying Simce 2010 fue

realizado por el MINEDUC, proceso que se detallará a continuación.

Mediante un análisis estadístico se seleccionaron los ítems más indicativos

de Bullying a saber: robos o hurtos; peleas entre compañeros; insultos,

garabatos, burlas y descalificaciones entre compañeros; amenazas u

hostigamiento entre compañeros; agresiones con armas blancas;

agresiones con armas de fuego; frecuencia de daños al establecimiento.

Luego se construyó un índice estadístico, a partir de las respuestas de

cada estudiante a las que se les asignaron los siguientes valores:

“Siempre o casi siempre” (3 puntos), “algunas veces” (2 puntos) y “nunca

o casi nunca” (1 punto). Finalmente, se calculó el total del puntaje

sumado por cada estudiante a nivel de establecimiento, para luego

clasificarlos en tres grupos de frecuencia: Baja, Media y Alta, según su

promedio. Para la obtención de la categorización de la frecuencia, se

estableció la siguiente fórmula:

X= Max. Puntaje – Min. Puntaje


3
48
El resultado de dicha ecuación permite establecer los rangos de

manera matemática, definiendo numéricamente los límites entre

categorías. Se debe tener en consideración que 7 es el puntaje mínimo

ideal y 21 el puntaje máximo, las cuales se dividen en tres niveles; Bajo,

Medio y Alto, quedando de la siguiente manera:

X= 21 – 7 = 4,68
3

De esta forma los rangos se distribuyen de la siguiente manera:

Nivel Bajo: 0 – 12

Nivel Medio: 13 – 17

Nivel Alto: 18 – 21

Una vez obtenida la clasificación del estudiantado por

establecimiento, se pasa a categorizar la frecuencia de bullying comunal

a través de la categorización de cada establecimiento en los niveles Bajo,

Medio o Alto. Para poder clasificar la frecuencia de los establecimientos,

el Mineduc determinó que cada establecimiento sería categorizado de

acuerdo al nivel más representativo de su estudiantado, por ejemplo: Si

el estudiantado del Colegio “X” se compone con un 35% de estudiantes

en nivel bajo, un 25% en nivel medio y 40% en nivel alto, el


49

8
Se debe señalar que debido a que se trabaja con números enteros, el equipo decidió aproximar el
resultado 4,6 a la cifra más cercana, en este caso al 5.
establecimiento se clasificaría como un establecimiento con Alto Nivel de

Bullying, debido a que un mayor porcentaje de estudiantes se clasifica en

este nivel.

El procedimiento de validación del instrumento MIAP realizado por

el equipo de investigación en Bullying del Centro de Apego y Regulación

Emocional, CARE de la Facultad de Psicología, Universidad del Desarrollo,

Santiago, consistió en trabajar con 3 jueces expertos, los cuales podían

sugerir, modificar, eliminar o agregar algún ítem. La eliminación de los

ítems se aplicó cuando al menos 2 de los jueces hacían algún reparo en

el mismo ítem, ya sea eliminar, agregar o modificar. El procedimiento de

recolección de datos se realizó sobre la base de contactos directos a

colegios representativos de la ciudad de Concepción (municipalizados,

subvencionados y particulares). Una vez realizado el contacto, un equipo

de psicólogos acudió a cada colegio, previa coordinación con el profesor

jefe del curso. Los psicólogos explicaron a los alumnos el cuestionario,

remarcando su carácter anónimo y la posibilidad de realizar preguntas.

Una vez obtenida la información se ingresaron los datos al programa

SPSS, versión 17, donde se realizó un análisis descriptivo resumiendo la

información en indicadores de tendencia central y de dispersión. Para la

estimación de la confiabilidad se aplicó el Alpha de Cronbach y en base a


50
los resultados, se realizó un análisis de validación a través del análisis

factorial con varianza máxima.

Para la obtención de la frecuencia de niveles de observación,

victimización y agresión de bullying, el instrumento aplicado poseía un

total de 55 preguntas que se dividían en tres áreas:

 El ítem de Observación de bullying contaba con un total de 13

preguntas para medir el nivel de su frecuencia. Aparte de las

preguntas mencionadas, esta área contaba con 5 preguntas

complementarias, las cuales sino contribuían a medir el nivel de su

frecuencia, permiten visualizar la observación del fenómeno en

situaciones cotidianas.

 El ítem de victimización contaba con 15 preguntas para lograr

medir el nivel de su frecuencia. Aparte de las preguntas

mencionadas, esta área contaba con 5 preguntas

complementarias, las cuales sino contribuían a medir el nivel de su

frecuencia, permiten visualizar la observación del fenómeno en

situaciones cotidianas.

 El ítem de agresión contaba 14 preguntas para lograr medir el nivel

de su frecuencia. Aparte de las preguntas mencionadas, esta área

contaba con 3 preguntas complementarias, las cuales sino


51
contribuían a medir el nivel de su frecuencia, permiten visualizar la

observación del fenómeno en situaciones cotidianas.

El equipo decidió utilizar la amplitud de rango para poder clasificar

en niveles “bajo”, “medio” o “alto” la frecuencia de las áreas en las que

se manifiesta el fenómeno, con el propósito de facilitar la comprensión de

los resultados y así obtener una medida comparativa estándar entre los

diferentes establecimientos a los que se aplicaron los instrumentos. Para

ello a cada respuesta se le asignó el siguiente puntaje; “Nunca”: 1, “A

veces”: 2, “A menudo”: 3 y “Siempre”: 4; en donde el mínimo ideal es el

número de preguntas multiplicado por 1 y el máximo es el número de

preguntas multiplicado por 4. Al igual que en la Encuesta Bullying Simce

2010, para la categorización de la frecuencia, se estableció la siguiente

fórmula:

X= Max. Puntaje – Min. Puntaje


3

El resultado de dicha ecuación permite establecer los rangos de

manera matemática, definiendo numéricamente los límites entre

categorías, que dando expresados de la siguiente manera:


52
Categorización Nivel de Observación:

X= 52 – 13 = 13
3

Nivel Bajo: 0 – 26
Nivel Medio: 27 – 39
Nivel Alto: 40 – 52

Categorización Nivel de Victimización:

X= 60 – 15 = 15
3

Nivel Bajo: 0 – 30
Nivel Medio: 31 – 45
Nivel Alto: 46 – 60

Categorización Nivel de Agresión:

X= 56 – 14 = 14
3

Nivel Bajo: 0 – 28
Nivel Medio: 29 – 42
Nivel Alto: 43 – 56

Las preguntas complementarias ilustraban posibles situaciones que

pudieran darse en el establecimiento y sus reacciones a dichas


53

situaciones. Cabe destacar, que estás preguntas no contribuyen en las


categorizaciones anteriores, pero ayudan a observar el fenómeno de

manera más integral del estudio realizado, graficando la realidad general

de los establecimientos educacionales de Lota.

54
VI. RESULTADOS Y HALLAZGOS

55
A continuación los resultados y hallazgos obtenidos de la

investigación, serán expuestos en razón a los objetivos que responde cada

uno, con el propósito de facilitar la comprensión y continuar con el orden

de los lineamientos de este estudio.

RESULTADOS ENCUESTA BULLYING SIMCE 2010

Tema 1: Definir la frecuencia de los tipos de bullying presentes en los 2°

años de los establecimientos educacionales secundarios, municipales y

subvencionados de la comuna de Lota.

Como anteriormente se señala, la Encuesta Bullying Simce 2010

cuenta con 7 preguntas las cuales están determinadas a medir diferentes

formas de bullying y la frecuencia con la que se presentan en los

establecimientos. A continuación se expondrán los resultados obtenidos

de la Encuesta bullying Simce implementada por el equipo tesista en los

2° medios de los establecimientos educacionales de la comuna de Lota

año 2014.
56
1.- ¿Con que frecuencia han ocurrido robos y hurtos en tu

establecimiento, durante el último año?

Gráfico 1. Frecuencia de Robos y Hurtos


Fuente: Concepción, “Niveles de frecuencia de observación, victimización, agresión y tipos de Bullying en los 2°
años de los establecimientos educacionales secundarios de la comuna de Lota, Región del Biobío”, Investigación
de Pregrado, Universidad de Concepción, Depto. Trabajo Social, G. Hermosilla, E. Jara, G. Salgado, 2014.

Siempre Algunas veces Nunca

23%
28%

49%

Los resultados obtenidos arrojan que el 23% de los estudiantes

encuestados nunca o casi nunca ha visto o sufrido robos, el 49% señala

haber visto dicho comportamiento algunas veces, y el 28% señala ver o

sufrir hurtos siempre o casi siempre. Lo que se puede entender, según las

respuestas de los alumnos, que de cada 10 estudiantes, 3 han sufrido

robo siempre o casi siempre en su establecimiento.


57
2.- ¿Con que frecuencia han ocurrido peleas entre compañeros

(empujones, combos, patadas, etc.) en tu establecimiento durante el

último año?

Gráfico 2. Frecuencia de Peleas


Fuente: Ídem gráfico 1.

Siempre Algunas veces Nunca

15%
24%

61%

Como muestra el gráfico, el 24% de los estudiantes declara que

nunca o casi nunca hay peleas entre compañeros, un 61% señala que

algunas veces y un 15% expone que ocurre siempre o casi siempre. Cabe

destacar que no es menor que el 61% de los alumnos declara haber

manifestado que algunas veces hay peleas entre compañeros, debido que

este tipo de acción pudiese afectar la convivencia escolar de un grupo

curso.
58
3.- ¿Con que frecuencia han ocurrido insultos, garabatos, burlas y

descalificaciones entre los compañeros en tu establecimiento, durante el

último año?

Gráfico 3. Frecuencia de Insultos, Garabatos, Burlas y Descalificaciones


Fuente: Ibídem.

Siempre Algunas veces Nunca

18%

39%

43%

De acuerdo a los resultados obtenidos cabe destacar que el 18% de

los estudiantes respondió que nunca o casi nunca hay insultos o

descalificaciones, un 43% señaló que algunas veces, mientras que un

39% reconoce que siempre o casi siempre ocurren. En esta pregunta los

resultados indican que de 10 alumnos, solo 4 señalaron que siempre o

casi siempre ocurre violencia verbal.


59
4.- ¿Con que frecuencia han ocurrido amenazas u hostigamiento entre
los compañeros en tu establecimiento durante el último año?

Gráfico 4. Frecuencia de Amenazas y Hostigamiento


Fuente: Concepción, “Niveles de frecuencia de observación, victimización, agresión y tipos de Bullying en los 2°
años de los establecimientos educacionales secundarios de la comuna de Lota, Región del Biobío”,
Investigación de Pregrado, Universidad de Concepción, Depto. Trabajo Social, G. Hermosilla, E. Jara, G.
Salgado, 2014.
Siempre Algunas veces Nunca

14%

49%

37%

El gráfico presentado nos ilustra que el 49% de los estudiantes

contesto que nunca o casi nunca ocurren amenazas u hostigamiento, el

37% apuntó que ocurre algunas veces, mientras que el 14% reconoció

que ocurren siempre o casi siempre. . Por lo cual se puede inferir que

según la información entregada por los estudiantes, existen amenazas y

hostigamiento entre los compañeros, de los establecimientos

encuestados.
60
5.- ¿Con que frecuencia han ocurrido agresiones con armas blancas,

manoplas, linchacos, etc. entre tus compañeros en tu establecimiento

durante el último año?

Gráfico 5. Frecuencia de Agresiones con Armas Blancas


Fuente: Ídem gráfico 4.

Siempre Algunas veces Nunca

11%

16%

73%

Los resultados de la interrogante expuesta arrojaron que el 73% de

los estudiantes nunca o casi nunca ha visto este tipo de agresiones, un

16% señalo que lo ha visto algunas veces, mientras que el 11% lo ve

siempre o casi siempre. Aunque un gran porcentaje informa que nunca o

casi nunca han visto agresiones con arma blanca, manoplas, linchacos,

etc. No se puede decir que no existen ya que un 11% respondió haber

visto siempre o casi siempre este tipo de agresión.


61
6.- ¿Con que frecuencia han ocurrido agresiones con armas de fuego entre

tus compañeros en tu establecimiento durante el último año?

Gráfico 6. Frecuencia de Agresiones con Armas de Fuego


Fuente: Ibídem.

Siempre Algunas veces Nunca

10%

10%

80%

De acuerdo a las respuestas entregadas por los estudiantes, un 80%

nunca o casi nunca ha visto agresiones con armas de fuego, un 10%

reconoció verlo algunas veces y el otro 10% restante lo puede ver siempre

o casi siempre. Estos datos demuestran que existen armas blancas que

son manipuladas por los alumnos, aunque la gran mayoría no ha visto

nunca o casi nunca, existe 1 de cada 10 estudiantes que ha observado tal

comportamiento.
62
7.- ¿Con que frecuencia tus compañeros rompen o dañan tu

establecimiento durante el último año?

Gráfico 7. Frecuencia de Daños al Establecimiento


Fuente: Concepción, “Niveles de frecuencia de observación, victimización, agresión y tipos de Bullying en los
2° años de los establecimientos educacionales secundarios de la comuna de Lota, Región del Biobío”,
Investigación de Pregrado, Universidad de Concepción, Depto. Trabajo Social, G. Hermosilla, E. Jara, G.
Salgado, 2014.

Siempre Algunas veces Nunca

25%
30%

45%

El grafico expuesto, señala que el 20% de los estudiantes declaró

que nunca o casi nunca vio este tipo de conducta, un 45% indicó que lo

ve algunas veces y el 25% reconoció ver este tipo de conducta siempre o

casi siempre compañeros rompen y dañan su establecimiento.


63
Niveles de Frecuencia

Tema 2: Clasificar la frecuencia de bullying presente de los

establecimientos secundarios subvencionados y municipales de la comuna

de Lota.

En el Simce del año 2010, una vez aplicada la encuesta, se

categorizó las frecuencias de bullying en niveles, los cuales se

construyeron con un índice estadístico que muestra un nivel alto, medio

o bajo según el puntaje obtenido por los alumnos encuestados, por lo cual

el ministerio de Educación estableció un puntaje para cada respuesta, 1

punto a la alternativa: nunca o casi nunca, 2 puntos para la respuesta:

algunas veces, y 3 puntos para: siempre o casi siempre. Posteriormente

se calculó un promedio regional con los establecimientos educacionales

que tenían un nivel de frecuencia alto, medio y bajo de bullying y fueron

clasificados entre estas categorías.

Realizando el mismo procedimiento utilizado por el Ministerio de

Educación el año 2010, en el cual asignó los porcentajes correspondientes

en cada región del país con sus respectivas categorías de frecuencias, el

equipo de investigación realizó de acuerdo a esta metodología, la misma


64

categorización por niveles pero focalizada en la comuna de Lota.


Los siguientes gráficos nos muestran los resultados obtenidos de los

establecimientos educacionales encuestados en la comuna de Lota, región

del Biobío:

Gráfico 8. Nivel de Frecuencia Colegio Adventista


Fuente: Ídem gráfico 7.

COLEGIO ADVENTISTA
Alto Medio Bajo

11%

29%
60%

En el colegio particular subvencionado “Adventista”, según los

resultados arrojados por el instrumento, muestra que existe un nivel

“bajo” con un 60%, siendo el establecimiento con un porcentaje de su

frecuencia más alto. Aunque también se puede observar que existen

conductas violentas pero con un porcentaje bajo.


65
Gráfico 9. Nivel de Frecuencia Liceo Presidente Frei Montalva C-47
Fuente: Ibídem.

LICEO PRESIDENTE FREI


Alto Medio Bajo

19%
30%

51%

El Liceo Municipal Presidente Frei, según datos entregados por los

estudiantes, ubica su establecimiento con un nivel “Medio” de bullying,

obteniendo una de las frecuencias más altas con un 51% en este nivel.

Gráfico 10. Nivel de Frecuencia Colegio Padre Manuel D’Alzon


Fuente: Concepción, “Niveles de frecuencia de observación, victimización, agresión y tipos de Bullying en los 2°
años de los establecimientos educacionales secundarios de la comuna de Lota, Región del Biobío”,
Investigación de Pregrado, Universidad de Concepción, Depto. Trabajo Social, G. Hermosilla, E. Jara, G.
Salgado, 2014.
COLEGIO D'ALZON
Alto Medio Bajo

9%

45%

46%
66
El Colegio Subvencionado Colegio Padre Manuel D’Alzon, según las

respuestas de sus alumnos, lo ubica como un colegio con un índice

“Medio” de Bullying, con una frecuencia de un 46%. Cabe destacar que

el nivel alto de bullying posee una frecuencia de 9% siendo la una de las

más bajas en comparación con los otros colegios.

Gráfico 11. Nivel de Frecuencia Liceo Carlos Cousiño Goyenechea A-45


Fuente: Ídem gráfico 10.

LICEO CARLOS COUSIÑO


Alto Medio Bajo

20%

43%

37%

El Liceo Municipal Carlos Cousiño, según resultados se ubica como

un establecimiento con un nivel “bajo” de bullying, con una frecuencia

de un 43%.
67
Gráfico 12. Nivel de Frecuencia Liceo Industrial Rosauro Santana Ríos A-46
Fuente: Ibídem.

LICEO INDUSTRIAL
Alto Medio Bajo

13%

51%

36%

El grafico 12, según datos entregados por los alumnos del Liceo

Municipal Industrial Rosauro Santana, se encuentra en un nivel “bajo”

de bullying, con un 51% en el resultado de sus respuestas.

Gráfico 13. Nivel de Frecuencia de Bullying de la Comuna de Lota


Fuente: Concepción, “Niveles de frecuencia de observación, victimización, agresión y tipos de Bullying en los 2°
años de los establecimientos educacionales secundarios de la comuna de Lota, Región del Biobío”,
Investigación de Pregrado, Universidad de Concepción, Depto. Trabajo Social, G. Hermosilla, E. Jara, G.
Salgado, 2014.
NIVEL DE FRECUENCIA COMUNAL
Alto Medio Bajo

0%

40%

60%
68
Los resultados comunales de los niveles obtenidos por los

establecimientos educaciones en Lota, según datos entregados por los

estudiantes, a través del instrumento aplicado para obtener el “nivel de

bullying”, indican que no existe alguno que se clasifique en el nivel ALTO

de bullying, esto no quiere decir que este fenómeno no se manifieste en

un nivel alto en los establecimientos encuestados, sino que en estos en

un mayor porcentaje se clasifica como un “Nivel Bajo de Bullying” con

una 60%(correspondiente a 3 establecimientos) y un “Nivel Medio de

Bullying” con un 40% (correspondiente a 2 establecimientos) debido a

que todos los colegios y liceos investigados poseen sus mayores

frecuencia en estos niveles, todos insertos en una misma realidad, con un

grupo de encuestado correspondientes en una mismo grupo etario.

RESULTADOS CUESTIONARIO MIAP

Tema 3 y 4: Establecer y clasificar la frecuencia de observación,

victimización y agresión en los estudiantes de 2° medios en los

establecimientos educacionales secundarios, municipales y

subvencionados de la comuna de Lota.


69
En la ciudad de Lota, Región del Biobío, existen 5 establecimientos

de educación secundaria, los cuales se dividen en municipales y

subvencionados. Entre los liceos con sostenedor Municipal encontramos:

Liceo Carlos Cousiño Goyenechea A-45, Liceo Comercial Presidente Frei

Montalva C-47 y Liceo Politécnico Rosauro Santana Ríos A-46. Dentro de

los establecimientos subvencionados están: Colegio Adventista de Chile y

Colegio Padre Manuel D’Alzon.

En los establecimientos mencionados se aplicaron 541 instrumentos

correctamente, lo que equivale al 77.28% del universo total de alumnos

matriculados en 2° años medios en la comuna de Lota.

Niveles de observación

Gráfico 14. Niveles de Observación de Bullying


Fuente: Ídem gráfico 13.

NIVELES DE OBSERVACIÓN DE BULLYING


Alto Medio Bajo

2%

29%

69%
70
En la gráfica se puede observar que los estudiantes de los

establecimientos educaciones secundarios de la comuna de Lota, que no

observan bullying hacia sus compañeros, es de con un 69,13% el cual

corresponde a un nivel bajo de observación según la categorización

señalada, siendo un grupo menor con un 1,85%, correspondiente a un

nivel alto de observación. Esto quiere decir que de cada 10 estudiantes,

solo 7 dicen no observar bullying en su establecimiento.

Preguntas complementarias

Gráfico 15. Niveles de Observación de Bullying


Fuente: Ibídem.

¿HAS VISTO QUE ALUMNOS MOLESTEN A


PROFESORES?
Siempre A menudo A veces Nunca

9%
21%

19%

51%

En esta grafica se puede observar que un porcentaje de 51,02%,

en el cual los alumnos expresan que observan que sus compañeros


71
molestan a sus profesores, a diferencia del 21,07% que nunca ha

observado ese comportamiento. Esto indica que pudieran existir

problemas para los docentes al momento de realizar sus clases, al no

existir una buena convivencia escolar.

Gráfico 16. Frecuencia en que un Profesor molesta a Alumnos


Fuente:Concepción, “Niveles de frecuencia de observación, victimización, agresión y tipos de Bullying en los 2°
años de los establecimientos educacionales secundarios de la comuna de Lota, Región del Biobío”,
Investigación de Pregrado, Universidad de Concepción, Depto. Trabajo Social, G. Hermosilla, E. Jara, G.
Salgado, 2014.
¿UN PROFESOR HA MOLESTADO A UN ALUMNO?
Siempre A menudo A veces Nunca

4%
7%

48%

41%

En el grafico 16 existe un porcentaje de 40,85% que dice que solo

a veces ha visto tal comportamiento a diferencia de un 47,87% que

manifiesta que nunca ha visto a un profesor molestar a algún alumno. No

deja de ser menor que cada 10 alumnos, 4 de estos molestan a algún

profesor, conducta que no se debería manifestar en una relación de

respeto hacia los docentes.


72
Gráfico 17. Frecuencia en que un grupo de Alumnos molesta a un Niño
Fuente:Ídem gráfico 16.

¿HAS VISTO QUE UN GRUPO MOLESTE A UN NIÑO?


Siempre A menudo A veces Nunca

5%
13%

38%

44%

En la pregunta de que si han visto a un grupo molestar a un niño el

43,44% dice que solo a veces ha observado ese comportamiento a

diferencia del 38,26% que afirma que nunca ha visto esta situación. Acá

se puede observar un bullying grupal hacia un solo alumno.

Gráfico 18. Frecuencia en que un grupo de Alumnos Molesta a otro Grupo de Alumnos
Fuente:Ibídem.

¿HAS VISTO QUE UN GRUPO MOLESTE A OTRO


GRUPO?
Siempre A menudo A veces Nunca

3%
13%

44%

40%
73
Respecto a lo observado por los alumnos si un grupo ha molestado

a otro grupo de alumno dentro del establecimiento, el 43,56% afirma que

nunca ha observado, a diferencia del 3,33% que afirma siempre se ha

observado tal comportamiento. Estas situaciones, en ocasiones, podrían

terminar en peleas de grupo de estudiantes de cursos distintos pero de

un mismo establecimiento.

Gráfico 19. Frecuencia en que un grupo Molesta a otro Grupo


Fuente: Concepción, “Niveles de frecuencia de observación, victimización, agresión y tipos de Bullying en los 2°
años de los establecimientos educacionales secundarios de la comuna de Lota, Región del Biobío”,
Investigación de Pregrado, Universidad de Concepción, Depto. Trabajo Social, G. Hermosilla, E. Jara, G.
Salgado, 2014.
¿HAS VISTO QUE UN GRUPO MOLESTE A OTRO?
Siempre A menudo A veces Nunca

4%
12%

41%

43%

En la gráfica 19, un 3,70% siempre observan como un grupo

molesta a otro grupo afuera del establecimiento, a diferencia del 41,04%

que nunca ha observado tal situación. Tal comportamiento en ocasiones

se convierte en peleas callejeras de dos establecimientos distintos.


74
Niveles de victimización

Gráfico 20. Niveles de Víctimización de Bullying


Fuente: Ídem gráfico 20.

NIVELES DE VICTIMIZACIÓN
Alto Medio Bajo

1% 6%

93%

Dentro del ítem que consulta el nivel de victimización, encontramos

las preguntas del cuestionario que van desde la N° 23 hasta la N°37. A

las respuestas de dichas preguntas se les asignó un puntaje, al cual

posteriormente se le categorizo en: ALTO, MEDIO Y BAJO. De acuerdo a

los resultados obtenidos un 92.79% se encuentra en el “nivel bajo de

victimización”, 6.28% se encuentra en el “nivel medio” y 0.92% está

en el “nivel alto”. Lo cual indica que los estudiantes de la comuna de

Lota, se sienten en un nivel bajo de victimas del bullying.


75
Preguntas complementarias

Dentro de las consultas aplicadas, se abarca el miedo sentido por

los estudiantes segundo medio de los establecimientos educacionales de

Lota en los cuales respondieron en las siguientes frecuencias:

Gráfico 21. Frecuencia de Sensación de Miedo


Fuente: Ibídem.

¿HAS SENTIDO MIEDO AL IR AL COLEGIO?

Siempre A menudo A veces Nunca


1%
2%

21%

76%

En este caso la mayor parte de la población entrevistada se inclinó

por la respuesta de “Nunca” haber sentido miedo al asistir al

establecimiento educacional llegando al 76,3% de los encuestados. Como

segunda opción se pudo observar que el 20,7% “Alguna vez” sintieron

miedo, lo cual son índices normales y las respuestas de “A menudo y

casi todos los días” obtuvieron un 1,7% Y un 1,3% respectivamente lo

cual demuestra casos excepcionales.


76
Gráfico 22. Principales Causas de Miedo
Fuente: Concepción, “Niveles de frecuencia de observación, victimización, agresión y tipos de Bullying en los 2° años
de los establecimientos educacionales secundarios de la comuna de Lota, Región del Biobío”, Investigación de
Pregrado, Universidad de Concepción, Depto. Trabajo Social, G. Hermosilla, E. Jara, G. Salgado, 2014.

¿CUÁL ES LA CAUSA DEL MIEDO?


Por otras causas Colegio nuevo El trabajo de clase
Uno o más compañeros Un profesor No siento miedo

3% 4%

13%

8%
2%

70%

Confirmando la respuesta anterior el 70,2% eligió la respuesta “No

siento miedo” para asistir al colegio. En contraste las causas de los

alumnos que tienen miedo de asistir al colegio son el trabajo en clase con

un 13%, se supone que esto puede ser al tipo de clases que exponga el

profesor, y cuan didáctica puedan ser la clase para los alumnos. Se

destaca que solo el 4% tiene miedo al ingresar a un nuevo colegio.


77
Gráfico 23. Sensación del Trato por Parte del Profesorado
Fuente: Ídem.

¿CÓMO ERES TRATADO POR TUS PROFESORES?


Muy bien Normal En general bien Mal Muy mal

1%
2%
16%
27%

54%

En este caso las respuestas de la población encuestada se

centraron mayoritariamente en que el trato de los profesores es NORMAL

con un 53,6% de elecciones. En el total de la gráfica un 97% de los

estudiantes de Lota tienen una percepción positiva del trato de los

profesores hacia los estudiantes. En contraste podemos informar un total

de 3%, manifiesta que es mal o muy mal, tratado por sus profesores.
78
Gráfico 24. Principales Razones de la Sensación del Trato por Parte del Profesorado
Fuente: Ibídem.
¿POR QUÉ TE SIENTES ASÍ CON TUS PROFESORES?
Me tratan bien Me tienen paciencia Me exigen mucho Me etiquetan
Me ridiculizan Me insultan Me agreden Otras causas

8%
1%
1%
3%
4%
6%
43%

34%

En esta categoría de respuestas se destacan las de “Me tratan

bien” con un 43,1% y “Me enseñan y me tienen paciencia” con

33,8%, continuando con la tendencia de la pregunta anterior de tener una

percepción positiva hacia los profesores, siendo en un menor porcentaje

las conductas de los docentes que pueden afectar a los alumnos.

79
Gráfico 25. Personas con las que Tratan sus Problemas
Fuente: Concepción, “Niveles de frecuencia de observación, victimización, agresión y tipos de Bullying en los 2°
años de los establecimientos educacionales secundarios de la comuna de Lota, Región del Biobío”,
Investigación de Pregrado, Universidad de Concepción, Depto. Trabajo Social, G. Hermosilla, E. Jara, G.
Salgado, 2014.
¿CON QUIÉN HABLAS CUANDO TIENES PROBLEMAS?
No me molestan Con mis amigos Con mi familia Con mis profesores Con nadie

12%
1%
9%

57%
21%

En conclusión de esta última pregunta podemos extraer que un

56,4% indicó que “no lo molestan”, por tanto quienes se han sentido

molestados conversan de estos temas por lo general con sus amigos en

un 21,3%, no lo hablan con gente en un 12%, con la familia en un 9,2%

y con los profesores solo un 1,1%. Según los resultados de esta

respuesta, se podría inferir que en la etapa que se encuentran los

adolescentes, los amigos pudiesen ser más importantes que la familia

cuando se trata de confiar algún problema.


80
Niveles de Agresión

Esta área hace referencia a la frecuencia con la que los estudiantes

de los establecimientos realizan agresiones o bullying. Como

anteriormente se menciona, dichas frecuencia se categorizarán en Bajo,

Medio o Alta.

Gráfico 26. Niveles de Agresión de Bullying


Fuente: Ídem gráfico 25.

NIVELES DE AGRESIÓN
Alto Medio Bajo

0%4%

96%

Al momento de analizar las respuestas los resultados arrojaron que

el 95.56% (517) de alumnos que se les aplico el instrumento posee un

“Nivel bajo” en la frecuencia en la que incurren en agresiones hacia sus

compañeros, 3.88% (21) posee un “Nivel medio” y 0.55% (3) posee un

“Nivel Alto”. Por lo cual se entiende que Lota es una comuna con un

nivel bajo de agresiones, según lo expuesto por los 541 alumnos


81

encuestados en los diversos establecimientos.


Preguntas complementarias

En cuanto a las 3 preguntas restantes referente a posibles

situaciones las respuestas fueron las siguientes:

Gráfico 27. Tipos de Respuestas de Compañeros al Bullying


Fuente: Ibídem.

¿QUÉ HACEN TUS COMPAÑEROS CUANDO


MOLESTAS?
No molesto Nada Me rechazan Me corrigen Me animan Tienen miedo

6% 0%
3%
4%

22%

65%

Como se aprecia en el gráfico, la mayoría de los estudiantes reconoce

no molestar a sus compañeros, aunque se debe destacar que un 22% de

los compañeros realiza ninguna acción cuando es testigo de bullying,

dejando que se desarrolle como una acción normal, la agresión a algún

compañero, y solo un 3% manifiesta que lo corrige en su

comportamiento.
82
Gráfico 28. Frecuencia a Unirse a Grupos para Molestar
Fuente: Concepción, “Niveles de frecuencia de observación, victimización, agresión y tipos de Bullying en los 2°
años de los establecimientos educacionales secundarios de la comuna de Lota, Región del Biobío”,
Investigación de Pregrado, Universidad de Concepción, Depto. Trabajo Social, G. Hermosilla, E. Jara, G.
Salgado, 2014.
¿TE HAS UNIDO A UN GRUPO PARA MOLESTAR?
No he molestado Una o dos veces Algunas veces Casi todos los días

5%
12%

24% 59%

De acuerdo al gráfico, se puede apreciar que el 58.41% no ha

molestado a sus compañeros, mientras que el 24.21% señala haber

molestado una o dos veces, 12.20% algunas veces y solo un 5.18% casi

todos los días.

83
Gráfico 29. Respuestas al Bullying
Fuente: Ídem gráfico 28.
¿QUÉ PIENSAS O HACES CUANDO MOLESTAN?
Corto la situación si es amigo Corto la situación aunque no sea amigo

Informo a un adulto Hago nada, aunque debería

Hago nada Molesto con el grupo


3%
15%

40%

16%

5%

21%

En este gráfico se puede apreciar que un 40% de los estudiantes

encuestados realiza algún tipo de acción para frenar las situaciones de

bullying si esta persona es su amigo, mientras que un 15% no realiza

ninguna acción o se une para molestar. Un 16% manifiesta que aun

sabiendo que debería hacer algo, no realiza ninguna acción, a diferencia

del 15% que dice que informa que aunque no sea su amigo, trata de

cortar la situación.
84
VII. CONTRASTACIÓN

85
CONTRASTACIÓN TEÓRICA

Para la contrastación teórica se utilizó la Teoría Genética de la

Violencia (Raine, 1993) y la Teoría de la Frustración (Amsel, 1992), las

cuales no fueron utilizadas por los instrumentos “Encuesta Bullying Simce

2010”, “Cuestionario MIAP” y los estudios e investigaciones utilizados

para la construcción del marco teórico de este estudio, por lo que las

teorías fueron seleccionadas por el equipo investigador.

Tema 1:“Los tipos de bullying que se presentan en los 2 años de los

establecimiento educacionales secundarios, municipales y

subvencionados de la comuna de Lota”.

Para que se pueda entender de mejor manera el fenómeno de

Bullying que se manifiesta hoy en día en los establecimientos

educacionales del país, el gobierno aplicó un instrumento el año 2010,

con preguntas que apelaban a los tipos de bullying que se pueden

observar en los colegios y liceos, este se puede manifestar no solo en

violencia física entre los estudiantes si no también con acciones tales

como: los robos, hurtos, insultos, amenazas, hostigamientos, entre otras

cosas que se consultaron en el instrumento. Para comprender el


86

comportamiento de algunos estudiantes, se ha seleccionado la “Teoría


Genética de la Violencia”, esta sostiene que las manifestaciones agresivas

son el resultado de síndromes patológicos orgánicos o de procesos

bioquímicos y hormonales que tienen lugar en el organismo del ser

humano (por ejemplo, altos niveles de testosterona y noradrenalina,

etc.). Es por esta teoría que se puede suponer que existen factores

genéticos que influyen en los estudiantes que presentan conductas

violentas con sus compañeros de manera habitual y esto sería parte de

su personalidad, es por eso que es importante generar políticas de

intervención con profesionales idóneos, en cada establecimiento

educacional, ya que según los supuestos de esta investigación, debido a

la inherencia de la violencia debe ser intervenida.

Respecto de otros tipos de manifestaciones de bullying se pueden

explicar a través de la teoría de la frustración. Una de sus principales

premisas expone que la problemática de la violencia se sitúa en el

contexto y no en el individuo, es por esto que debido a las condiciones

socioculturales de la comuna de Lota (desempleo y pobreza)9, podrían

existir factores que generen una sensación de frustración, la cual se puede

transformar en impulsos de bullying hacia sus pares como un escape a la

sensación de descontento, producto de la realidad carenciada.


87

9
La información entregada se basa en las últimas estadísticas arrojadas por el INE en el año 2014.
Tema 2:“Clasificar la frecuencia de bullying presente de los

establecimientos educacionales secundarios subvencionados y

municipales de la comuna de Lota”

Para la mejor comprensión del fenómeno Bullying, se utilizará la

Teoría de la Frustración para intentar explicar las manifestaciones de la

problemática estudiada. Esta teoría considera y señala que todo

comportamiento agresivo es consecuencia de una frustración previa

producto de la sensación de malestar, entendiéndose una relación de

causa directa entre la frustración provocada por el bloqueo de una meta

y la respuesta a esta en forma violenta. A partir de las premisas de la

teoría de la frustración, Saul Rosenzweig (2007) propuso una

reformulación de conceptos psicoanalíticos y dentro de los cuales se utilizó

“la defensa del yo” (defiende la personalidad contra la agresión

psicológica), considerando que el individuo pone en juego algo más

complejo como es la personalidad completa. Este se enfoca así en lo que

representa la frustración para la estructura del yo, sin importar la

necesidad insatisfecha, solo importando la sensación de insatisfacción,

derivando en ocasiones según el contexto en la violencia con otros

individuos. Uno de los puntos constatados por la investigación de

Rosenzweig, es que la frustración tiende a provocar una agresión directa


88

contra la fuente de esta.


De acuerdo a las teorías expuestas, la clasificación de la frecuencia

de bullying va a depender de la realidad que hubiesen vivido los

estudiantes. Con el supuesto de la sensación de frustración que han

tenido que sostener, además de la etapa de la vida que se encuentran,

viviendo cambios hormonales propios del período etario. Esto pudiese

derivar en un cambio en el comportamiento con sus pares, tomando en

ocasiones conductas violentas como una opción de escape para la solución

de sus problemas y a los cambios físicos experimentados.

Tema 3: “Establecer la frecuencia de observación, victimización y

agresión en los estudiantes de 2º medios en los establecimientos

educacionales secundarios de la comuna de Lota”

La problemática del Bullying, es un fenómeno amplio que se

manifiesta de diferentes maneras, por lo que el equipo investigador decide

dividir dicho fenómeno en tres grandes áreas, que son: Observación,

Victimización y Agresión.

De acuerdo a la Teoría Genética de la Violencia, existen factores

internos al individuo que lo llevan a comportarse de manera más agresiva,

como la genética, en el caso de poseer un ascendiente con conductas


89

violentas que hacen más probable al individuo a poseer patrones


similares, o los cambios hormonales y de enzimas que afectan los cambios

de humor y la personalidad del sujeto. De acuerdo a estos principios se

puede inferir que la frecuencia de agresión pudiera ser influenciada por

los factores antes mencionados, teniendo en cuenta que el grupo etario

escogido se encuentra en medio de procesos de cambios hormonales

propios de la adolescencia, que posiblemente pudieran hacerlos más

propensos a conductas violentas. Además de existir posibles agentes

externos que intervienen en la frecuencia de agresión de los estudiantes,

pudiera también haber factores externos.

La Teoría de la Frustración centra la conducta violenta en factores

externos al individuo, principalmente en su contexto. Esta teoría señala

que el comportamiento agresivo es una respuesta a la sensación de

frustración. El sentimiento de frustración se genera cuando el contexto

establece una recompensa al individuo por una acción determinada, pero

una vez concretada la acción por este, repentinamente la suprime. De

acuerdo a la Teoría de la Frustración, el bullying, podría ser generado por

el sentimiento de insatisfacción y frustración de los estudiantes

producidos por el contexto socio-económico de la comuna de Lota, que se

caracteriza por un alto porcentaje de desempleo y pobreza, que pudiera

no permitirles satisfacer necesidades. Se debe añadir que la frecuencia de


90

la violencia pudiera influir directamente en la frecuencia de victimización


y observación, debido a que los agresores de bullying buscan individuos

más débiles con quien realizar sus impulsos agresivos, lo que a mayor

cantidad de agresiones, mayores son las posibilidades que otros alumnos

puedan ser testigos de dichos comportamientos.

Tema 4: “Clasificar la frecuencia de observación, victimización y agresión

en los estudiantes de 2º medios en los establecimientos educacionales

secundarios de la comuna de Lota”.

La clasificación de las frecuencias antes descritas, se generan a

partir de los resultados obtenidos por el equipo investigador con el

Cuestionario MIAP.

De acuerdo a los supuestos propuestos por la Teoría de la

Frustración, en el ámbito escolar, el adolescente producto del posible

estado de privación al que pudiesen ser expuestos debido a la realidad

socioeconómica que vive la comuna, el individuo responde de manera

insegura, con temor y sobre todo con violencia, como respuesta

proporcional al contexto carenciado en el que posiblemente le ha tocado

vivir. Por lo cual como manifiesta la teoría de la frustración, el problema

no está en el individuo si no en el contexto de este, que ha suprimido


91

sorpresivamente recompensas al individuo. Además, se señala dentro de


la teoría, que a mayor sentimiento de frustración más violentas serán las

respuestas de los estudiantes, por lo que posiblemente si las

clasificaciones de los establecimientos educacionales de Lota son de “Nivel

Alto” se debería a un alto nivel de frustración e insatisfacción y viceversa.

Otros factores que pueden influir son los internos, como lo señala la Teoría

Genética de la Violencia, ya que producto de los cambios hormonales

propios de la edad, los estudiantes encuestados son más propensos a caer

en acciones violentas hacia sus compañeros, como una forma mal

canalizada de los cambios físicos que sufren.

Se deben clasificar frecuencias en torno a los agresores en el

fenómeno del bullying, ya que son estos los que generan las víctimas y

los observadores de los comportamientos agresivos que ellos mismos

(Agresores) poseen.

92
CONTRASTACIÓN EMPÍRICA

Tema 1: “Los tipos de bullying que se presentan en los 2 años de los

establecimiento educacionales secundarios, municipales y

subvencionados de la comuna de Lota”.

En relacion al marco empirico que se ha utilizado para contrastar

los resultados obtenidos en el instrumento aplicado, con los del año 2010

realizado por el gobierno de Chile a los alumnos de 2° año medio, se

puede destacar que se repiten los mismo tipos de bullying, siendo el con

mayor porcentaje el de los alumnos que observan como sus compañeros

dañan el establecimiento al que asisten, manifestando que un 45%

encuestado en el 2014 ha visto alguna vez a un compañero realizando

esta accion a comparancion del 47% en el año 2010. Tambien se debe

destacar el gran aumento de las agresiones con arma blanca, manoplas

o linchacos, ya que los alumnos manifestaron el año 2010 solo un 2%

habria observado esta situacion a diferencia del 11% que el 2014,

confirma haber visto estos tipos de agresion, siendo estos dos tipos de

agresiones las diferencias más sigificativas, ya que los demás

manifestaciones se encuentran en rangos similares.


93
Obteniendo estos resultados se puede decir que la situacion

vivenciadasen los establecimiento educacionales de la comuna de Lota,

no esta ajena a la realidad nacional, la cual demuestra que existe un mal

clima escolar, el cual afecta a la convivencia escolar de los adolescente

teniendo como consecuencias, hechos de violencia incontrolables por los

profesores, además de bajos rendimientos escolares por parte de los

estudiantes, a veces llegando al extremo de que los alumnos deserten

de sus estudios.

Tema 2:“Clasificar la frecuencia de bullying presente de los

establecimientos educacionales secundarios subvencionados y

municipales de la comuna de Lota”.

En relación al marco empírico se puede apreciar que la frecuencias

de bullying presente en los establecimientos educacionales de la comuna

de Lota se mantienen dentro del promedio de índice “nivel bajo de

bullying”, al cual pertenece la Región del Biobío, al igual que las regiones

de Maule y Araucanía de acuerdo a la categorización realizada por el

MINEDUC el año 2010, por lo cual podemos decir que aunque existe

bullying en los establecimientos educacionales de Lota, no sobrepasa los

niveles medio y alto de bullying, como las regiones del norte del país (XIV
94

y I) y RM, teniendo una frecuencia de un 29% a 30%, siendo esto


preocupante para el país y las políticas de acción que está llevando el

gobierno, con fines de prevención y disminución del bullying.

Cabe destacar que la comuna de Lota posee 0% de establecimientos

educacionales secundarios dentro del “nivel alto”, un 40% se clasifica

como “nivel medio” y un 60% se clasifica en “nivel bajo”.

Tema 3: “Establecer la frecuencia de observación, victimización y

agresión en los estudiantes de 2º medios en los establecimientos

educacionales secundarios de la comuna de Lota”.

La frecuencia de observación, victimización y agresión de bullying,

se basó en los objetivos propuestos por el estudio MIAP realizado en

España el año 1999-2006 dentro del contexto de la Enseñanza Secundaria

Obligatoria:

 Describir el problema desde los diferentes puntos de vista de la

víctima, del autor y quienes son testigos.

El trabajo desarrollado, al igual que el realizado en España, toma

los tres tipos de actores; observador, víctima y agresor, tratando de

incluir el máximo posible de personas que puedan ser parte del fenómeno
95

estudiado con el propósito de generar una visión más ampliada.


A pesar de incluir los mismos actores, el equipo investigador adaptó

el objetivo con respecto a los actores con el propósito de acomodarlo al

tipo de investigación que se pretendía realizar, ya que el estudio realizado

en España establece parámetros para guiar la característica descriptiva

de la investigación.

En el caso de los resultados en los cuales se basa la contrastación

son aquellos del cuestionario MIAP validado en Chile y que comparten los

objetivos con su versión española, estos muestran específicamente datos

tales como que el 63,6% de los escolares señaló que se había unido a un

grupo o a otro compañero para molestar a alguien en forma continua

desde que comenzó. Uno de cada tres escolares habló con su familia o

profesor sobre la situación de maltrato. En cuanto a la actitud de los

compañeros de curso cuando los estudiantes reportan molestar a otro

compañero (victimario), la mayoría no hacía nada (52,5%). Estos

resultados sirven como catalizador para el contraste del análisis del

cuestionario aplicado por el equipo de investigación y demostraría las

diferencias obtenidas con los resultados en la comuna de Lota, ya que es

de esta forma en la que se replicó el análisis cuantitativo.


96
Tema 4: “Clasificar la frecuencia de observación, victimización y agresión

en los estudiantes de 2º medios en los establecimientos educacionales

secundarios de la comuna de Lota”.

La clasificación de las variables estudiadas; observación,

victimización o agresión, se realizó anteriormente en el “Estudio del abuso

de poder entre iguales, realizado en España en los años 1999 y 2006, por

el Defensor del Pueblo-UNICEF”. En este estudio aparte de generar

contrastación entre las dos veces que se realizó el estudio analizado

empíricamente, se clasificaron los tipos de actores como variables

dependientes, al igual que en esta investigación, motivo por el cual se

generaron las distintas clasificaciones de niveles (”nivel alto, nivel medio

y nivel bajo”) y que guío finalmente en la propia generación de las

variables estudiadas en esta investigación, en la cual participaron los

alumnos de 2°medio de la comuna de Lota.

Dentro de estas comparaciones se encuentran la de ambos estudios en el

cuestionario MIAP España (1999-2006) que se replicó en esta

investigación en relación al SIMCE (2010-2014), sin embargo, no se

realizó contrastación con el cuestionario MIAP adaptado a la realidad

chilena, sino que sólo se establecieron las mismas clasificaciones según

las respuestas de los sujetos de estudio (estudiantes de 2° medio).


97
Para la clasificación de las variables estudiadas se utilizó como

modelo las de la validación del cuestionario MIAP para la realidad chilena,

es por esto que se replicaron los ítems y las variables consultadas, en

comparación queda demostrado que en Lota los índices de frecuencia de

Bullying son distintos a los obtenidos en la realización del cuestionario

realizado por el equipo de validación, ya que basándonos en el Ejemplo

de que el 63,6% de los escolares en Concepción señaló que se había unido

a un grupo o a otro compañero para molestar a alguien en forma continua

(validación chilena del MIAP) y comparativamente el 41% de los alumnos

de segundo medio en Lota lo había hecho, estos índices nos muestran

diferencias que fueron sustento para el análisis del estudio realizado.

98
VIII. CONCLUSIÓN

99
El objetivo general de esta investigación era conocer los niveles de

frecuencia de bullying de los estudiantes de la educación media de la

comuna de Lota.

Esta investigación manifiesta que existe un “nivel bajo” de bullying

en los 2° años medios de establecimientos educacionales de la comuna

de Lota, aunque esta situación era reconocida por los encargados de

convivencia escolar de los establecimientos encuestados, no existía un

respaldo estadístico y escrito de esta situación. Sin embargo la frecuencia

es menor en comparación con otras regiones de país, según el estudio

Simce aplicado el año 2010, no deja de ser una situación preocupante

tanto para los padres como los directivos de los liceos y colegios.

Por su parte la aplicación de instrumento Encuesta SIMCE, entregó

resultados parecidos al registrado en el año 2010 a nivel de Región, por

lo cual se puede informar que la situación hasta el año 2014, es que no

existió una diferencia significativa entre estas distintas generaciones de

estudiantes, obteniendo un “nivel bajo” de frecuencia de bullying, en

todos los establecimientos encuestados. Por lo cual se entiende que

aunque las políticas de estado que apelan a la disminución del fenómeno

bullying, con políticas de convivencia y buen clima escolar, no han


100

demostrado un cambio significativo, han logrado mantener su baja

frecuencia y por medio de estas mediciones, obtener nueva información


con el objetivo de mejorar la estrategia, esperando en un supuesto lograr

la mitigación de este fenómeno que afecta a los establecimiento

educacionales.

En los resultados obtenido por el MIAP, se pueden destacar los tres

tipos de actores que participan en este fenómeno de bullying, el

observador, víctima y agresor, según los resultados de los instrumentos

aplicados logramos obtener, según el puntaje designado a cada categoría,

un “nivel bajo” en los tres tipos de participante de bullying, cifras que

se repite tanto en establecimientos educacionales municipales y

particulares-subvencionados.

Debido a los resultados expuestos en la presente investigación

existe la necesidad del acto de “toma de conciencia” tanto de los

estudiantes, como lo de las personas encargadas de mantener un clima

agradable de convivencia escolar, ya que las situaciones abusivas no

deben tener lugar en el proceso formativo de los estudiantes.

Por tal motivo se debe propiciar la cultura del buen trato y

convivencia, moderación y de comportamientos como modelos de rol

positivos, con el objetivo de reestablecer una mejor comunicación entre

los estudiantes entre sí, y estos con los profesores, con el fin de erradicar
101

las conductas de violencia existente en los establecimientos, generando


un buen clima y agradable convivencia, para el periodo de formación de

estos adolescentes.

102
IX. BIBLIOGRAFÍA

103
1. Amsel A. (1992). Frustration theory: An analysis of dispositional
learning and memory. New York: Cambridge University Press.

2. Avilés J.M. (2003). UN MODELO INTEGRADO DE EVALUACIÓN DEL


MALTRATO ENTRE IGUALES (BULLYING). Valladolid,
España.http://www.deciencias.net/convivir/1.documentacion/D.m
altrato.acoso/Modelointegrado_bullying%28Aviles-2004%297p.pdf

3. Baquero A., Gutiérrez G. (2007). ABRAM AMSEL: TEORÍA DE LA


FRUSTRACIÓN Y APRENDIZAJE DISPOSICIONAL. Revista
Latinoamericana de Psicología, volumen 39, No 3, 663-667.

4. Biblioteca del Congreso Nacional de Chile (2011). MINEDUC: “Ley


Sobre Violencia Escolar”. Chile.
http://www.mineduc.cl/usuarios/convivencia_escolar/doc/201109
221119290.ley_violencia_escolar.pdf.
http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=1030087

5. Cerezo Ramírez, F, “Conductas agresivas en la edad escolar”


Ediciones Pirámide, Madrid, España, 2002.

6. Defensor del Pueblo (2007) Informes, Estudios y Documentos:


“Violencia Escolar: El Maltrato entre Iguales en la Educación
Secundaria Obligatoria 1999-2006”Madrid, España.
http://www.oei.es/oeivirt/Informeviolencia.pdf

7. Jara M., Ferre S. (2005). Genética de la Violencia. Revista Chilena


de Neuro-Psiquiatría, v.43 n3, Santiago.

8. Lecannelier F., Varela J., Rodríguez J., Hoffman M., Flores F.,
Ascanio L. (2011). Validación del Cuestionario de Maltrato entre
Iguales por Abuso de Poder (MIAP) entre Escolares, Rev. Med. 139:
474-479. Chile

9. Lopez F. (2011). The Clinic On Line: La Niña Odiada, Chile, The


Clinic. http://www.theclinic.cl/2011/07/24/la-tragedia-de-una-
nina-odiada/

10. Ministerio de Educación (2002). Políticas de convivencia escolar:


104

Hacia una educación de calidad para todos. www.mineduc.cl


11. Ministerio del Interior (2007) Ministerio de Educación: “Encuesta
Nacional de Violencia Escolar 2005”. Chile.
http://www.seguridadciudadana.gob.cl/filesapp/pres_ppt.pdf

12. Ministerio de Educación (2010) Bullying: Un enemigo oculto en


nuestras escuelas. Encuesta Nacional de Simce 2010. Chile
http://www.colegioantimanque.cl/assets/encuesta_bullying.pdf

13. Ministerio de Educación (2011). BCN: Ley sobre Violencia Escolar.


http://www.mineduc.cl/usuarios/convivencia_escolar/doc/2011092
21119290.ley_violencia_escolar.pdf

14. Ministerio de Educación (2012). Orientaciones Ley sobre Violencia


Escolar.http://www.mineduc.cl/usuarios/convivencia_escolar/doc/
201210111616040.Orientaciones_Ley_violencia_escolar.pdf

15. Ministerio de Educación (2012). Reglamento Interno de la


Convivencia Escolar de la Superintendencia de Educación Escolar.
http://www.mineduc.cl/usuarios/convivencia_escolar/doc/201203
262303500.PoliticadeConvivenciaEscolar.pdf

16. Olweus, D. (1998). Conductas de acoso y amenaza entre escolares.


Madrid: Editorial Morata.

17. Pifano V., Tomedes K. (2009) Tesis de Pregrado: SINDROME


BULLYING EN ESTUDIANTES DEL CICLO DIVERSIFICADO DEL
LICEO BOLIVARIANO “FERNANDO PEÑALVER”. CIUDAD BOLIVAR,
Venezuela, pág. 22.

18. Raine A. (1993). The Psychopathology of Crime. New York, USA:


Academy Press.

19. Real Academia Española (2014). Rae. Madrid, España. Real


Academia Española. http://www.rae.es/

20. Rosenzweig S. (2007). Outline Rosenzweig Picture-Frustration


Study. Violence Institute of New Jersey. Retrieved 20 November,
2010.
105

21. San Martín, J. (2007). "Violencia y acoso escolar". Mente y Cerebro,


26:12-19.