You are on page 1of 23

FICHA DE IDENTIFICACIÓN DE TRABAJO DE INVESTIGACIÓN

Título Mioma y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años


Nombres y Apellidos Código de estudiantes
Alejandra Balcázar 201302264
Aleyda Cruz Paca 201303892
Autor/es Kelly Fernández Condo 201307328
Noemi Ricalde Araníbar 201306866
Yasmy Taca Garnica 201207919
Cristian Vía Vázquez 201207660
Fecha 23/11/2018

Carrera Bioquímica y Farmacia


Asignatura Patología Clínica
Grupo A
Docente Dr. Ramiro Calle
Periodo Académico II/2018
Subsede Cochabamba
Copyright©(2018) por ( ALEJANDRA, ALEYDA, KELLY; NOEMI; YASMY, CRISTIAN) Todos los derechos reservados.
Título: Mioma y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; Ricalde; Taca, Vía

.
RESUMEN:

Los miomas uterinos, también llamados leiomiomas uterinos o miomas, son los tumores
benignos más frecuentes en las mujeres en edad reproductiva. Aunque generalmente son
benignos, los fibromas uterinos pueden tener un impacto importante en la salud y la calidad de
vida de las mujeres, ya que contribuyen a la presencia de hemorragia uterina anormal y causan
síntomas de presión pélvica (polaquiuria, dolor pélvico y estreñimiento). Entre los tratamientos
tradicionales para los fibromas sintomáticos se incluyen diversas técnicas quirúrgicas. Sin
embargo, debido a la elevada tasa de recurrencia, así como al posible dolor y esterilidad
causados por la formación de adherencias posoperatorias, es posible que este abordaje no sea
aconsejable. Hace mucho tiempo que se espera un tratamiento más seguro y efectivo. Los
estudios in vitro y los estudios clínicos han indicado que la administración de inhibidores de la
aromatasa (IA), una clase de antiestrógenos, podría inhibir el crecimiento de los fibromas y, por
lo tanto, eliminar la necesidad de cirugía.

Palabras clave: Mioma uterino, Histerectomia, Tumor, Mujeres

ABSTRACT:

Uterine fibroids, also called uterine leiomyomas or fibroids, are the most common benign
tumors in women of reproductive age. Although generally benign, uterine fibroids can have an
important impact on women's health and quality of life, as they contribute to the presence of
abnormal uterine bleeding and cause symptoms of pelvic pressure (frequency, pelvic pain and
constipation). Among the traditional treatments for symptomatic fibroids, various surgical
techniques are included. However, due to the high rate of recurrence, as well as the possible pain
and sterility caused by the formation of postoperative adhesions, it is possible that this approach
is not advisable. A safer and more effective treatment has been expected for a long time. In vitro
studies and clinical studies have indicated that the administration of aromatase inhibitors (AI), a
class of antiestrogens, could inhibit the growth of fibroids and, therefore, eliminate the need for
surgery.

Key words: Uterine myoma, Hysterectomy, tumor, women.

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia
Título: Mioma y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; Ricalde; Taca, Vía

Tabla De Contenidos

INTRODUCCIÓN
CAPITULO 1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA……………………………………..1
1.1. FORMULACION DEL PROBLEMA…………………………………………………….1
1.2. OBJETIVOS………………………….…………………………………………..1
1.2.1. OBJETIVOS GENERALES……………………………………………………..1
1.2.2. OBJETIVOS ESPECIFICOS……………………………………………………..1
1.3. JUSTIJICACION…………………………………………………………………1
1.4. Planteamiento de hipótesis ………………………………………………………………..2
1.5. Metodología……………………………………………………………………………….2
1.5.1. Tipo de investigación……………………………………………………………………2
1.5.2. técnicas de investigación………………………………………………………………...2
CAPITULO 2. Marco Teórico…………………………………………………………………3
2.1. Mioma uterino…….…………………………………………………………………..3
2.2. Etiopatogenia………………………………………………………………………………3
2.3. Causas……………………………………………………………………………………..4
2.4. Factores de riesgo………………………………………………………………………….5
2.5. Síntomas…………………………………………………………………………………...6
2.6. Anatomía patológica……………………………………………………………………....6
2.7. Clínica……………………………………………………………………………………..8
2.8. Diagnostico………………………………………………………………………………10
2.9. Tratamiento………………………………………………………………………………11
CAPITULO 3. CONCLUCIONES…………………………………………………………...15
BIBLIOGRAFIA
ANEXOS

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia
Título: Mioma y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; Ricalde; Taca, Vía

Introducción

El mioma, también llamado de leiomioma, es un tumor originado en el tejido muscular del


útero. Los miomas son tumores benignos del útero, es decir, una lesión que no es cáncer y no
tiene ningún riesgo de transformación maligna.

Los miomas son tumores benignos estrógeno-dependientes que se originan del músculo liso
uterino y contienen elementos conectivos fibrosos. La denominación correcta es la de leiomioma
aunque también se designan con los nombres de mioma, fibroma, fibro-mioma y fibroide.
Pueden presentar diferentes tamaños y ser únicos o, más frecuentemente, múltiples.

Es difícil establecer con exactitud la incidencia real del mioma, ya que con frecuencia es
sintomático. En la población general se encuentra en 1 de cada 4 mujeres en edad reproductiva
activa; en necropsias se ha detectado en el 50% de los úteros. Los miomas, son también una de
las causas más comunes de infertilidad en mujeres. El 40% de las histerectomías (extirpaciones
de la matriz) se efectúan como tratamiento de miomatosis uterina. La histerectomía es la cirugía
no relacionada con el embarazo más frecuente en la mujer.

En ocasiones no se le ofrecen alternativas a muchas mujeres con miomas que no sea la


histerectomía. Esto puede ser crítico si la mujer se encuentra en sus años reproductivos y desea
un embarazo. Para éste tipo de pacientes, en la mayoría de los casos, existe la opción de
practicársele miomectomía, que consiste en extirpar los miomas, respetando el útero, el cual con
frecuencia se tiene que reconstruir.

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: Bioquímico y Farmacia
Título: Mioma y su relación e infertilidad en mujeres embarazadas
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; Ricalde; Taca, Vía

Capítulo 1. Planteamiento del Problema

1.1. Formulación del Problema

¿Qué es mioma uterino, y como se propaga el tumor dentro el organismo?

1.2. Objetivos

1.2.1. Objetivo general

Determinar las causas fundamentales que produce el tumor de mioma uterino.

1.2.2. Objetivo especifico

 Explicar las causas favorables para la aparición y crecimiento del mioma.

 Definir el proceso del tumor.

 Describir el tratamiento farmacológico y quirúrgicos para reducir el tumor de mioma


uterino.

1.3. Justificación

En el trabajo que se presenta a continuación se trata un tema importante que debemos dar a
conocer todo lo relacionado al proceso del mioma uterino su propagación del tumor y su
desarrollo dentro del organismo el cual solo esta patología esta en mujeres generalmente a partir
de los 35 años de edad. Un mioma uterino es un tumor benigno y no canceroso que crece en
el tejido muscular del útero o miometrio en las mujeres.

El sangrado menstrual abundante genera un número importante de consulta tanto en atención


primaria como en especializada. Tiene influencias en la actividad y calidad de vida de la mujer
que la padece, tanto por la anemia como por la ansiedad derivada del problema higienico-
sanitario que comporta.
En la actualidad se dispone de diversas alternativas terapéuticas para su tratamiento,
ampliándose este artesanal recientemente. La falta de consenso sobre el abordaje y manejo de
esta patología justica la realización de este trabajo.

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: Bioquímico y Farmacia 1
Título: Miomas y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; ; Ricalde; Taca, Vía

Los miomas uterinos se asocian a sangrado menstrual abundante, dolor, compresión de vejiga
recto y en infertilidad de las mujeres en edad reproductiva

Con el trabajo a realizar aumentaremos nuestros conocimientos para un futuro próximo y así
poder aplicarlo en nuestra vida profesional.

1.4. Planteamiento de hipótesis

Dentro de las manifestaciones clínicas de los miomas uterinas tiene gran incidencia el dolor
pélvico y hipermenorrea en la menstruación

1.5. Metodología

1.5.1. Tipo de investigación

Este presente trabajo es de tipo descriptivo porque vamos recabar información referente a
miomas uterinos.

1.5.2. Técnicas de investigación

Procesamiento de la fase de datos recolectados, con los materiales que mencionaremos:

 Computadora

 Hojas

 Celular

 internet

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia 2
Título: Miomas y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; ; Ricalde; Taca, Vía

Capítulo 2: Marco Teórico

2.1. Mioma uterino

Los miomas uterinos son tumores benignos ricos en matriz extracelular y que derivan de
los miocitos, que se encuentran presentes en el miometrio. El mioma uterino, también
llamado leiomioma o fibroma, es la patología benigna más frecuente del útero y en
general la patología más frecuente de la mujer.

Estos miomas se originan a partir de las células de músculo liso que se encuentran en la
pared del útero. En la mayoría de los casos suelen ser múltiples, pero también pueden
presentarse de forma única.

Desde finales de los años 60 se ha aceptado la posibilidad de que tengan un origen clonal,
es decir, que procedan todos de un único miocito. Éste sufre una mutación que favorece
su proliferación, pero se desconoce si, únicamente por esta alteración, pueden generarse
los miomas. Los miomas o fibromas uterinos se encuentran en el cuerpo uterino, aunque
en algunos casos también se pueden presentar en el cuello del útero o cérvix.

El mioma es una entidad muy frecuente, aunque en muchos casos es también


asintomática.

2.2. Etiopatogenia

La causa exacta de la aparición de los miomas es, como en la mayoría de las neoplasias
desconocida. Probablemente se trate de cambios genéticos adquiridos por las células del
miometrio que posteriormente se ven influenciadas por promotores (hormonas) y efectores
(factores de crecimiento). Los miomas son neoplasias monoclonales y sólo en un 40% de
ellos hay algunas alteraciones genéticas en sus células. Estas alteraciones se suelen
relacionar con miomas más grandes, irregulares y con mayor celularidad.

La influencia hormonal en los miomas parece clara si tenemos en cuenta que la aparición y
desarrollo de los miomas está muy relacionada con la edad fértil de la mujer, en cambio
durante la menopausia se produce una regresión de éstos, aunque no lleguen a desaparecer.
Algunos autores han encontrado además un aumento de los niveles plasmáticos estrogénicos

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia 3
Título: Miomas y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; ; Ricalde; Taca, Vía

en las mujeres con miomas. Éstos han encontrado niveles estrogénicos similares en mujeres
con y sin miomas, en cambio encuentran una elevada concentración hormonal en el tejido
miomatoso en comparación con el tejido sano. Esta gran cantidad de estrógenos puede
deberse a producción de novo debida a la gran cantidad de aromatasa que encontramos en el
mioma. La influencia de la progesterona en el crecimiento del mioma no está tan clara,
aunque varios estudios han demostrado un aumento de los receptores AB de progesterona en
los miomas con respecto al tejido sano.

2.3. Causas

Los miomas uterinos son frecuentes en mujeres mayores de 35 años aumentando su


prevalencia con la edad, pero sus causas exactas aún son desconocidas para los especialistas.
No se conocen las causas por las que surgen los miomas, pero existen razones biológicas
que explican su aparición. Entre estas cabe destacar un aumento de los receptores del útero
los estrógenos, probablemente de origen genético, y algunos cambios hormonales durante la
menstruación.

Además, la aparición de miomatosis uterina está favorecida por algunos factores


predisponentes como:

 Edad: son más frecuentes en la cuarta década de la vida.

 Obesidad: existe evidencia que sugiere mayor riesgo tanto de padecer miomas, como
de un mayor tamaño de éstos, en mujeres con sobrepeso.

 Mujeres nulíparas (que nunca han dado a luz).

 Factores hereditarios: parece que puede haber algún tipo de influencia hereditaria,
porque es frecuente que se presenten en mujeres de la misma familia, sobre todo en
familiares de primer grado. Existe un riesgo hasta 2,5 veces superior.

 Factores hormonales. La menarquia precoz (primera regla) aumenta el riesgo de


aparición, y la cantidad de estrógenos o de sus receptores uterinos está aumentada en
las mujeres con miomas.

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia 4
Título: Miomas y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; ; Ricalde; Taca, Vía

Dentro del factor hormonal, existe una relación directa con la progesterona, como hormona
que ayuda al crecimiento de los miomas. Esto se produce porque el tejido miomatoso es
hipersensible a estas hormonas, por lo tanto, este tejido responde a la progesterona
sintetizando factores de crecimiento.

2.4. Factores de riesgo

Hoy sabemos que son el tumor benigno más frecuente en la mujer. Una de cada tres mujeres
padece miomas, y esta cifra es mayor si consideramos los miomas pequeños, que
frecuentemente pasan desapercibidos.

La mayoría de los casos no dan síntomas. Solo en el 25% de los casos de mujeres con
miomas podemos encontrar problemas, los más frecuentes de los cuáles son:

 sangrado menstrual excesivo

 esterilidad

 complicaciones en el embarazo

 dolor con menstruación

 Edad: La mayor incidencia de los miomas se sitúa a partir de los 35 años de edad.

 Factores hormonales: la menarquía temprana (antes de los 10 años) se ha establecido


como factor independiente de riesgo para la aparición de miomas. Asimismo la
menarquía tardía (después de los 16 años) es un factor protector.

 Antecedentes familiares: El riesgo de aparición de miomas es mayor en aquellas


mujeres que tengan familiares de primer grado afectas. En algunos trabajos se habla
también de aumento del riesgo en gemelas monocigotas con respecto a dicigotos,
aunque tendrían que realizarse más estudios para confirmar estos hallazgos.

 Peso: Las mujeres obesas son más propensas a padecer miomas. Esto puede deberse
al aumento de estrógenos circulantes en las mujeres ya que en el tejido graso se
produce la transformación de andrógenos a estrógenos gracias a la aromatasa,
además en estas mujeres hay una disminución de la proteína transportadora de

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia 5
Título: Miomas y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; ; Ricalde; Taca, Vía

hormonas sexuales por lo que aumentan los niveles de estrógeno libre.

2.5. Síntomas

Aproximadamente en la mitad de los casos, los miomas uterinos no presentan síntomas y, en


el resto de las pacientes, estos suelen ser muy variables, dependiendo de la localización, el
tamaño y la dirección de crecimiento del tumor. Los síntomas más importantes son:

Trastornos del sangrado menstrual

Aunque clásicamente se han asociado los miomas uterinos con las hemorragias uterinas
anormales, los datos no son concluyentes: en muchos de los casos, la edad donde son más
frecuentes los miomas suele coincidir con dichas hipermenorreas, por lo que no se puede
determinar si se trata de un hallazgo o una mera coincidencia.

Otros de los síntomas son el sangrado entre periodos, periodos de menstruación


abundante y, en ocasiones, con coágulos de sangre.

Dichos periodos pueden durar más de lo normal y producirse dolor durante los mismos, con
la característica añadida de un aumento en la necesidad de orinar y calambres pélvicos.

2.6. Anatomía patológica

Los miomas son masa de consistencia dura, habitualmente redondeados, de aspecto


fasciculado y bien delimitado del miometrio sano, aunque no están encapsulados. Los
miomas pueden ser únicos o múltiples, siendo esto último lo más frecuente. También su
tamaño puede ser muy variable encontrándose miomas de pocos centímetros hasta miomas
que llegan a alcanzar varios kilos de peso.

La localización más frecuente de los miomas es el cuerpo uterino. Se calcula que sólo un
10% aparecen en el cérvix, pudiendo confundirse con pólipos cervicales en la exploración
con espéculo, pero su dureza característica los diferencian de éstos.

Diferenciamos tres clases de miomas en función de su localización dentro del cuerpo


uterino:

Miomas subserosos: son aquellos que crecen bajo la serosa uterina produciendo un resalte

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia 6
Título: Miomas y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; ; Ricalde; Taca, Vía

en superficie de útero. Pueden alcanzar un gran tamaño permaneciendo asintomáticos o dar


síntomas de compresión de órganos vecinos. Pueden ser pediculados. En ocasiones crecen
hacia el ligamento ancho introduciéndose entre sus hojas (miomas intraligamentarios).
También se han descrito casos de miomas subserosos que se adhieren al epiplón o a
intestino y desarrollan una vascularización independiente del útero; estos son los llamados
miomas parasitarios. Los miomas subserosos no afectan en lo absoluto la fertilidad pues los
mismos crecen fuera del útero.

Miomas submucosos: Son menos frecuentes que los anteriores aunque suelen ser más
sintomáticos y por tanto más diagnosticados. Son miomas que crecen hacia la cavidad
uterina produciendo un resalte en el endometrio. Típicamente estos miomas se caracterizan
por producir sangrados abundantes. Además algunos autores defienden que en este tipo de
mioma la degeneración sarcomatosa es más frecuente. Los miomas submucosos corren el
riesgo de ser infértil debido a que una protuberancia dentro del útero puede bloquear las
trompas de Falopio, dificultar o impedir la implantación del óvulo, además de aumentar el
riesgo de abortos espontáneos una vez que se consigue el embarazo.

Miomas intramurales: son los más frecuentes, estimándose en un 50-55% del total de
miomas. Estos crecen en el espesor del miometrio, pudiendo aumentar considerablemente el
tamaño del útero y produciendo irregularidad en la pared. Microscópicamente, los miomas
están constituidos por haces miometriales dispuestos en forma de remolino y rodeados de
tejido conjuntivo, los más comunes, estos pueden llegar a bloquear el canal de parto y
conducir a una cesárea, y también pueden producir abortos y partos prematuros por ocupar
el útero y por dificultar el crecimiento del feto dentro de la matriz. Algunos especialistas
indican que, para convertirse en un riesgo, deben tener un tamaño superior a los 5
centímetros.

Los miomas pueden sufrir cambios degenerativos como resultado de alteraciones


circulatorias, infecciones o por cambios hormonales. Estas degeneraciones pueden ser:

 Edema, debido a estasis de la circulación venosa del tumor.

 Atrofia, que se produce principalmente tras la menopausia debido a la

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia 7
Título: Miomas y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; ; Ricalde; Taca, Vía

disminución estrogénica. También observamos este cambio degenerativo tras el


tratamiento con fármacos análogos de la Ngr.

 Degeneración hialina: se produce por la sustitución del tejido conjuntivo por


material hialino. Ocurre muy frecuentemente, especialmente e los miomas
subserosos.

 Degeneración quística: se produce por la licuación del material hialino. -


Degeneración infecciosa: ocurre exclusivamente en miomas submucosos y es
muy infrecuente

 Necrosis: Debida al fallo circulatorio en los vasos del tumor. Puede ser focal,
más frecuente en la parte central, o difusa. También existe la necrosis roja, que
se produce durante el embarazo, debida a una oclusión periférica de las venas del
mioma, que produce una extravasación sanguínea.

 Degeneración grasa: es muy rara, suele producirse tras una degeneración hialina
y debe diferenciarse de los leiolipomas.

 Calcificaciones: Aparecen principalmente tras la menopausia. Puede ser total o


parcial y el calcio puede depositarse en el interior o en la periferia del mioma.

 Degeneración sarcomatosa: es muy poco frecuente. Suele iniciarse en el centro


del tumor apareciendo frecuentes zonas de necrosis y hemorragias.
Microscópicamente veremos una gran celularidad, con atipias nucleares y más de
10 mitosis por campo.

2.7. Clínica

Los miomas son frecuentemente asintomáticos; en un 50% de mujeres serán un hallazgo


casual en la ecografía realizada por otra causa. En los casos sintomáticos, la clínica
dependerá del tamaño, localización y número de los miomas.

Sangrado: Es el signo más frecuente. Típicamente los miomas producen un aumento en la


cantidad y duración de la menstruación, es decir, menorragias. Es más raro que produzcan
sangrados intermenstruales irregulares.

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia 8
Título: Miomas y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; ; Ricalde; Taca, Vía

Este síntoma es más frecuente en los miomas submucosos, aunque los miomas intramurales
también pueden producir metrorragia debido a la distensión de la cavidad uterina y aumento
de la superficie sangrante.

Dolor: Puede aparecer en un 30% de las mujeres con miomas. El dolor puede ser crónico y
persistente, con sensación de pesadez, o agudo originado por la torsión de miomas
pediculados. También en los miomas submucosos puede aparecer dolor; en algunos casos, el
mioma resulta un cuerpo extraño para el útero, que intenta expulsarlo mediante
contracciones dolorosas para la mujer. Puede producirse dilatación cervical y profusión del
mioma hacia a vagina (parto del mioma). El dolor también puede deberse a cambios
degenerativos con necrosis, y en los casos de miomas subserosas puede producirse
compresión nerviosa.

Síntomas compresivos: El aumento del tamaño del útero puede producir compresión de
otros órganos, como vejiga, recto, uréteres e intestino. Los síntomas más frecuentes son los
urinarios con polaquiuria, nicturia y urgencia miccional, en algunos casos se produce
también incontinencia. La afectación de la fertilidad en las mujeres con miomas está muy
discutida. Típicamente se ha asociado la presencia de miomas submucosos con una
disminución de la fertilidad, incluso algunos estudios han demostrado un aumento de la
fertilidad a tasas normales para su edad en aquellas mujeres en las que se resecaba el tumor
Los mecanismos por los que los miomas producirían infertilidad son:

 Alteración del endometrio que produce dificultad para la implantación.

 Deformidad de la cavidad uterina que puede interferir con el transporte del


espermatozoide. - Alteración de la contractilidad uterina.

 Persistencia de sangrado o coágulos intracavitarios que alteran la implantación.

 Obstrucción del ostium tubárico.

En cambio estudios más recientes no encuentran diferencias en la fertilidad entre las mujeres
con miomas. Los Miomas subserosos e intramurales no tendrían, ninguna repercusión sobre
la fertilidad de la mujer.

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia 9
Título: Miomas y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; ; Ricalde; Taca, Vía

2.8. Diagnóstico

A veces, los médicos detectan los fibromas durante un examen ginecológico de rutina.
Durante este examen, el médico introduce dos dedos de una mano en la vagina y ejerce una
leve presión sobre el abdomen con la otra mano para verificar el tamaño del útero. Si tiene
fibromas, el útero puede sentirse más grande de lo normal o presentar una forma irregular.
Pero incluso los fibromas pequeños en el útero pueden provocar síntomas considerables y
períodos abundantes que causan anemia. Los fibromas más pequeños que no se pueden
detectar mediante un examen manual de rutina pueden detectarse con ultrasonido.

Si el médico cree que tiene fibromas, utilizará una o más tecnologías de imagenología
máquinas para obtener imágenes del interior del cuerpo para confirmar el diagnóstico.

Algunas tecnologías de imagenología comunes son:

 Ultrasonido, que utiliza ondas sonoras para obtener las imágenes.

 Ecografía con infusión salina, que utiliza una inyección de solución salina en el útero
para ayudar a crear la imagen por ultrasonido.

 Exploración por imágenes de resonancia magnética (MRI por sus siglas en inglés),
que utiliza imanes y ondas de radio para obtener las imágenes.

 Rayos X, que utilizan un tipo de radiación electromagnética para "ver" dentro del
cuerpo.

 ECOGRAFÍA VAGINAL. Es uno de los métodos más útiles para diagnosticar miomas y
consiste en un examen de imagen realizado con ultrasonidos que permite delimitar la
localización y el tamaño de los miomas.

 HISTEROSCOPIA. Es un examen visual del interior del útero que se hace


introduciendo una cámara a través de la vagina. Muy útil para valorar el tamaño y la
localización de los miomas.

No todas las mujeres diagnosticadas de mioma necesitan tratamiento: si el mioma no provoca


síntomas seguramente tan solo requerirá un examen periódico dentro de sus revisiones rutinarias.

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia 10
Título: Miomas y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; ; Ricalde; Taca, Vía

Resonancia Magnética: Es la técnica más precisa para el diagnóstico del mioma, pudiendo
determinar mediante esta técnica con gran exactitud su tamaño, número y localización.
Además es el mejor método para estudiar la penetración en el miometrio de los miomas
submucosos.

A pesar de estas ventajas, el uso de la resonancia para el diagnóstico del mioma no está
justificado debido al alto coste de la prueba. Habitualmente sólo con la ecografía, el
ginecólogo tendrá los datos necesarios para establecer una actitud terapéutica.

Histeroscopía: Es la técnica diagnóstica de elección en el caso de los miomas submucosos.


Mediante histeroscopia podremos diferenciar entre miomas, pólipos e hiperplasias. Además
mediante la histeroscopia también podemos valorar el grado de extensión del mioma en el
miometrio. Según esta extensión podemos clasificar los miomas en tipo 0, cuando no hay
extensión miometrial, tipo I cuando la extensión es inferior al 50% y tipo II cuando es
mayor al 50%.

2.9. Tratamiento

El tratamiento de los miomas depende de cuál es el “abordaje terapéutico” por el que opta el
especialista dependiendo de la evolución de los miomas uterinos.

Para tratar los síntomas, las opciones son varias:

 Anticonceptivos: que ayudan a controlar los periodos menstruales abundantes.

 Dispositivos uterinos que secretan hormonas denominadas progestágenos y que


contribuyen en algunos casos a reducir el sangrado abundante.

 Suplementos de hierro resultan importantes en el caso de que la paciente pueda


sufrir o ya padezca anemia por el sangrado excesivo.

 SPRMS (moduladores selectivos del receptor de la progesterona): es una forma


de tratamiento reciente que bloquea los receptores de la progesterona a nivel del
mioma. Reduce el volumen de los miomas y también el sangrado excesivo.
Recientemente se ha aprobado su uso repetido intermitente.

 Análogos de la GnRH: Actúan bloqueando la síntesis de hormonas femeninas

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia 11
Título: Miomas y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; ; Ricalde; Taca, Vía

(estradiol y progesterona). Controlan el sangrado y reducen el volumen del mioma,


aunque su uso esté limitado en el tiempo a causa de los efectos secundarios que
presentan.

 Progestágenos: Podemos usar tanto progesterona natural como derivados sintéticos


de la noertindrona y del levorgestrel. Estos fármacos actúan por dos mecanismos,
uno directo por efecto antiestrogénico sobre los receptores del propio mioma y otro
indirecto, inhibiendo la secreción de gonadotropinas a nivel de la hipófisis. Este
tratamiento está indicado en mujeres pre menopáusicas con miomas pequeños pero
sintomáticos.

 Esteroides androgénicos: la gestriona y el danazol son dos fármacos


antiestrogénicos que producen disminución del tamaño del tumor. Sus principales
efectos adversos son los de virilización. La utilización de esos fármacos está muy
limitada.

 Análogos de GnRH: Son fármacos que actúan suprimiendo el eje hipotálamo-


hipofisario, inhibe la secreción de LH y FSH y por tanto, la producción de
estrógenos ováricos. A nivel del mioma esto se traduce en una disminución del
volumen del tumor, de su vascularización y de la sintomatología.

Los efectos adversos de estos fármacos son la aparición de sintomatología climatérica que
incluye sofocos, depresión, nerviosismo y sequedad vaginal. Además en tratamientos
prolongados, de más de seis meses, se producirá una disminución de la masa ósea.

Todos estos síntomas son reversibles, desapareciendo pocos meses después de suspenderse
la medicación; también el mioma volverá a aumentar de tamaño con la retirada del fármaco.

Tratamientos quirúrgicos

Los tratamientos quirúrgicos pueden ser un procedimiento mayor o menor. El tipo de cirugía
depende del tamaño, la ubicación y la cantidad de fibromas presentes y de su deseo de tener
hijos en el futuro. A veces, hay diversas opciones quirúrgicas entre las cuales elegir.
Consulte a su médico sobre los diferentes tipos de tratamientos quirúrgicos y los posibles
riesgos, los efectos secundarios y el tiempo de recuperación de cada procedimiento y son los

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia 12
Título: Miomas y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; ; Ricalde; Taca, Vía

siguientes:

 Ablación endometrial

La ablación endometrial destruye el revestimiento del útero. Se utiliza para tratar los
miomas pequeños dentro del útero. Hay dos formas comunes de realizar la ablación: con un
globo caliente, y con una herramienta que utiliza energía de microondas para destruir la
mucosa uterina y los fibromas.

Es poco probable que una mujer pueda embarazarse luego de someterse a este
procedimiento, pero puede ocurrir. Las mujeres que se embarazan luego de una ablación
endometrial corren más riesgo de tener un aborto espontáneo y otros problemas.

 Miomectomía

Este procedimiento extirpa solamente los miomas y deja intactas las zonas sanas del útero.
Puede preservar su capacidad de embarazarse.

La miomectomía se puede realizar de tres maneras.

 Histeroscopia. Para este procedimiento, el cirujano inserta un telescopio largo y fino


con una luz a través de la vagina y el cuello uterino (la abertura del útero). Luego, el
médico utiliza electricidad o un dispositivo mecánico para cortar o destruir los
fibromas. El médico inyectará un líquido dentro del útero para ver con más facilidad
antes de intentar extirpar los fibromas.

 Laparotomía. El cirujano extirpa los fibromas a través de un corte en el abdomen

 Laparoscopía. El cirujano utiliza un telescopio largo y fino para ver dentro de la


zona pélvica y luego extrae los fibromas con otra herramienta. En general, este
procedimiento requiere realizar dos pequeños cortes en el abdomen.

Los estudios muestran que la miomectomía puede aliviar los síntomas relacionados con los
fmiomas en el 80% al 90% de las pacientes. Los fibromas originales no vuelven a crecer
después de la cirugía, pero podrían desarrollarse nuevos fibromas.

 Histerectomía

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia 13
Título: Miomas y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; ; Ricalde; Taca, Vía

La histerectomía es el único modo seguro de curar los fibromas uterinos por completo, si los
fibromas son grandes, tiene sangrado muy abundante, está por llegar o ya llegó a la
menopausia.

Durante una histerectomía, se extirpa todo o parte del útero. Los tipos de histerectomías
incluyen:

 Histerectomía subtotal o parcial. En este procedimiento solo se extirpa la parte

superior del útero.

 Histerectomía total. Se extirpa todo el útero y el cuello uterino. A veces, también se

extirpan los ovarios y las trompas de Falopio.

 Histerectomía radical. En este procedimiento se extirpa el útero, los tejidos de

ambos lados del cuello uterino y la parte superior de la vagina.

Histerectomía abdominal. El cirujano extirpa el útero a través de un corte en el abdomen.


Esta incisión puede ser similar a la que se realiza durante una cesárea. La recuperación total
de una histerectomía abdominal lleva de uno a dos meses. No es necesario extirpar los
ovarios para tratar los síntomas de los fibromas. Del mismo modo, algunas mujeres pueden
desear conservar el cuello uterino, si no tienen antecedentes de resultados anormales en las
pruebas de Papanicolaou.

Histerectomía vaginal. En vez de realizar un corte en el abdomen, el cirujano extrae el


útero a través de la vagina. Este método es menos invasivo que la histerectomía abdominal,
por lo que el tiempo de recuperación es más corto. La histerectomía vaginal puede no ser
una opción si los fibromas son muy grandes..

Los ovarios producen hormonas que ayudan a mantener la densidad ósea y la salud sexual
incluso si se extirpa el útero. Si su cuerpo puede continuar produciendo estas hormonas por
sí mismo, tal vez no necesite terapia de reemplazo hormonal luego de la histerectomía.

Otros datos

En aproximadamente la mitad de los casos, los miomas uterinos no requieren de


tratamiento ya que son asintomáticos.

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia 14
Título: Miomas y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; ; Ricalde; Taca, Vía

En el caso de que la paciente esté embarazada, es posible que estos miomas crezcan. Este
crecimiento está provocado por el aumento del flujo sanguíneo y de los niveles hormonales
aunque después del nacimiento del bebé suelen volver a su tamaño inicial.

Mifepristona: este fármaco es un antagonista de la progesterona que ha demostrado ser


eficaz en varios estudios con dosis que van desde los 10mg hasta 50mg del fármaco. El
mecanismo de acción de este fármaco no está del todo claro, la mifepristona produce una
disminución del número de receptores de progesterona tanto en el miometrio como en el
mioma. Además, produce una inhibición del crecimiento del mioma dependiente de los
estrógenos, la utilización de este fármaco induce amenorrea en todas las pacientes.

Prevención

Uno de los principales requisitos que se deben tener en cuenta para prevenir la aparición de
miomas es controlar o evitar el sobrepeso u obesidad.

No existen pautas claras a la hora de prevenir esta afección, aunque se ha detectado que son
menos frecuentes en mujeres que llevan una dieta saludable baja en grasas, como la dieta
mediterránea, o que realizan ejercicio con regularidad.

Dentro de esta dieta, se deben reducir al máximo las grasas saturadas y los azúcares, y, por
consiguiente, resulta beneficioso sustituir estos componentes por otros como la vitamina E y
la vitamina C.

También se recomienda a las pacientes que se realicen revisiones periódicas para detectar la
existencia de miomas de forma precoz u observar su desarrollo en el caso de que surjan.

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia 15
Título: Miomas y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; ; Ricalde; Taca, Vía

Capítulo 3: Conclusiones

A modo de conclusión es importante saber que el tumor, el mioma, también llamado leiomioma,
es tumor originado en el tejido muscular del útero. En la etiopatogenia del mioma uterino llama
la atención el poderoso efecto mitógeno de la progesterona, el músculo del leiomioma es el
resultado conjunto de la acción de los esteroides ováricos, insulina y factores del crecimiento, no
existe ningún tratamiento médico descrito que consiga la total y definitiva regresión del mioma.

La miomectomía durante el embarazo es una intervención peligrosa y se debe evitar siempre, la


mayoría de las gestaciones evolucionan normalmente en presencia de los miomas.

La ecografía ha evidenciado que la mayoría de los leiomiomas experimentan pocos cambios de


tamaño durante la gestación.

La histeroscopia aumenta su progresiva utilización en los casos de los miomas submucosos y


pediculados.

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia 16
Título: Mioma y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; Ricalde; Taca, Vía

REFERENCIA

https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/ginecologicas/miomas-uterinos.html. Recuperado el
20 de noviembre del 2018

https://www.efesalud.com/mioma-tumor-ginecologico-mas-frecuente-las-mujeres/ Recuperado el
20 de noviembre del 2018

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000914.htm Recuperado el 20 de noviembre del


2018

https://cuidateplus.marca.com/reproduccion/fertilidad/2015/11/18/cinco-cosas-deberias-mioma-
uterino-97259.html.. recuperado el 20 de noviembre del 2018

Patología tumoral benigna del cuerpo uterino: Mioma y Patología endometrial. Capítulo 32.
Pérez-Carbajo E, Martín-Arias, Kazlauskas S. Recuperado el 20 de noviembre del 2018

Miomatosis uterina y miomectomía transcervical. Reporte de diez casos Humberto Cano López,
Humberto Eugenio Cano Aguilar, Fabio Dorian Cano Aguilar.

https://es.wikipedia.org/wiki/Mioma_uterino Recuperadoel 20 de noviembre del 2018

Biosafety in Microbiological and Biomedical Laboratories. CDC/NIH. U.S. Department of


Health and Human Services, Public Health Service (5ª ed.). Washington, DC. 2007.

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: Bioquímico y Farmacia
Título: Mioma y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; Ricalde; Taca, Vía

ANEXOS

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia
Título: Mioma y su relación e infertilidad en mujeres de 35 años
Autor/es: Balcázar, Cruz, Fernández; Ricalde; Taca, Vía

El resultado de anatomía patológica concluye mioma uterino gigante en cara anterior de útero.

Asignatura: Patología Clínica


Carrera: bioquímica y Farmacia